P. 1
La Causal Id Ad y La Nueva Teoria de La Imputacion Objetiva

La Causal Id Ad y La Nueva Teoria de La Imputacion Objetiva

|Views: 122|Likes:

More info:

Published by: Miguel Angel Mamani Caira on May 21, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/13/2013

pdf

text

original

LA CAUSALIDAD Y LA NUEVA TEORIA DE LA IMPUTACION OBJETIVA

Análisis y crítica.
Mario A. Houed. Con la colaboración de Hannia Soto Arroyo y Patricia Vargas González. (1) Introducción. Aunque el instituto de la imputación objetiva no es novedoso dentro de la ciencia jurídico -penal, pues efectivamente su contenido responde a uno de los temas que ha sido desde hace mucho tiempo punto básico de sus controversias, esto es, el modo en que se pretende discernir cuándo la lesión a un bien jurídico debe ser considerada producto del actuar humano (es decir, la "obra" de determinado sujeto) y cuándo dicha afectación es tan solo consecuencia del azar o de la simple casualidad (2), lo cierto es que en los últimos años la denominada moderna teoría de la imputación objetiva ha alcanzado un notable auge doctrinario y jurisprudencial en Europa (especialmente en Alemania y en España, donde tribunales de alta jerarquía la han acogido en recientes decisiones), no así en Latinoamérica, donde, además de escaso desarrollo, mas bien ha sido objeto de fuertes criticas (3). Tampoco significa lo anterior que exista consenso entre los tratadistas del viejo continente en aceptar su enunciación (4), o que los criterios entre quienes la sostienen sean unitarios y pacíficos. Al contrario, se aprecia entre estos últimos alguna confusión en sus planteamientos, que surge, en particular, cuando se le trata de relacionar -entre otros aspectos de variada índole- con el problema de la causalidad y sus implicaciones con la teoría del delito (especialmente con la teoría del tipo (5)), lo que unido a los no poco frecuentes cambios en los postulados que la sustentan (en procura de acomodar y resolver una serie de casos sumamente complejos que desde épocas anteriores ha inquietado a los estudiosos de esta disciplina) hacen que se dificulte la exposición armoniosa del tema que nos ocupa. (6) 1. Generalidades. Siendo que el objetivo medular del derecho penal radica, según se reconoce en individualizar la , responsabilidad por conductas lesivas de bienes jurídicos, es comprensible que los diversos modelos de imputación configuren a su vez sistematizaciones también diferentes. De ahí que si una imputación deriva de consideraciones estrictamente causales, ello llevará a una construcción denominada ³causalista´; mientras que si se desliga ese juicio de imputación del dogma causal y se centra en el análisis del contenido de la voluntad final ("intencionalidad") inherente a toda conducta huma ello llevará a la na, llamada corriente "finalista". Una y otra teoría (formuladas desde el punto de vista de la ³acción" o conducta humana que interesa examinar al derecho penal) establecen parámetros distintos para determinar lo que dentro de ese juicio de imputación puede ser considerado como "objetivo" y "subjetivo". Lo anterior demuestra, según el criterio de algunos investigadores (7), que ni la teoría de la imputación objetiva es nueva ni constituye un ³cajón vacío´ donde se procuran reunir todos aquellos problemas que carecen de una ubicación sistemática clara, (8) sino que pretende dar "una interpretación moderna al juicio de imputación propio del derecho penal, despojándolo de un contenido exclusivamente naturalístico ajeno a la ciencia jurídica, para en su lugar edificarlo sobre consideraciones de carácter social". (9). El cuestionamiento que puede plantearse en tal sentido es si efectivamente logra o no su propósito, a tal grado que supere los obstáculos de las concepciones que critica. II. Antecedentes sobre el problema de la causalidad. a. La equivalencia de condiciones y la conditio sine qua non. Suele señalarse la equivalencia de condiciones como la primera consideración sistemática de la causalidad empleada por el derecho penal, la que surgió a partir de los trabajos de John Stuart Mill quien en el año 1843 indicó que "sólo en forma excepcional puede afirmarse que una consecuencia es resultado de una única causa, pues por regla general es la reunión de diversos antecedentes lo que genera efectos". (10). Posteriormente Von Buri precisó -siguiendo iguales directrices- que no se trata tan solo que la suma de diversos elementos sea la causa de un fenómeno, sino que además cada una de esas fuerzas, considerada individualmente, es a su vez causa del resultado. De ahí entonces que se estimase que ninguno de los factores determinantes de un resultado tiene mayor importancia que los demás, sino que todos poseen valor igual o equivalente en el tanto y en cuanto fue sólo su conjunto lo que dio origen a aquél: "De esta manera, si se pretende explicar desde un punto de vista causal que un sujeto ha hurtado un reloj, son tan importantes las circunstancias de que el reloj haya sido fabricado, posteriormente vendido y empleado por quien a la postre fue víctima del ilícito, como el hecho de que un sujeto se lo haya arrebatado violentamente a su legítimo poseedor". (11)

Como lo anterior no significaba aporte alguno que no fuera ya admitido dentro de las características básicas de la relación de causalidad, casi de modo simultáneo se propuso la fórmula denominada de la condutio sine qua non, según la cual "un acontecimiento es causa de un resultado cuando puede ser suprimido mentalmente sin que el mencionado resultado desaparezca (12) ,es decir, se trata de una condición sin la cual no se hubiera producido el hecho; así por ejemplo, en el caso anteriormente mencionado, puede eliminarse hipotéticamente todo lo que atañe a la conducta desplegada por la víctima y otros aspectos, que lo único de importancia sería mantener que quien arrebató el objeto se constituye en el factor determinante o causa del delito. Sin embargo tampoco pareciera que la conditio sine qua non esté en capacidad de resolver el problema, pues el modo de selecccionar el factor que de ser suprimi o d haría desaparecer el resultado no siempre resulta del todo claro. Así, en la situación de un diagnóstico médico errado que conduce a la muerte de una persona que había sido solo levemente herida, al suprimir esa primera circunstancia (error médico) se eliminaría el resultado, pero del mismo modo podríamos afirmar que quien inicialmente hirió a la víctima fue el responsable de que ésta falleciera, pudiendo producirse cadenas causales de difícil pronóstico, o peor aún, de factores cuyo poder causal es absolutamente desconocido. En todo caso, mientras se respete la estructura óntica de la conducta humana y de los fenómenos que la acompañan, partiendo desde un punto de vista realista, esa sería la única concepción de la causalidad que cabría admitir (en especial en la teoría del tipo, porque la relevancia penal de la causalidad se hallaría limitada, dentro de dicha teoría, por el tipo subjetivo, es decir, por el querer del resultado). (13) b. Críticas y soluciones propuestas. Tanto la teoría de la equivalencia de condiciones como de la conditio sine qua non han sido criticadas por diferentes motivos; la primera en especial -entre otros aspectos- por cuanto si se le emplea sin correctivo alguno, amplía de modo exagerado el ámbito de la responsabilidad con ind ependencia de si se lo examina tanto hacia el pasado como hacia el futuro; y la segunda, porque normalmente no va a aportar nada diverso de la anterior, desde que admite que es causa todo aquel factor que no puede ser mentalmente suprimido sin que el resultado desaparezca. Tal circunstancia hace presuponer el conocimiento de una determinada causa como factor desencadenante del resultado, lo que en ciertos casos es muy difícil -e inclusive a veces imposible-. Es decir, el poder causal de determinados factores no siempre puede ser conocido. Ante los problemas anteriormente mencionados, se pretende aplicar correctivos que van desde teorías individualizadoras cuya misión sería limitar la extensión de la equivalencia de condiciones buscando en cada caso concreto el factor determinante en la producción del resultado, hasta criterios que, por el contrario, tienden a formular un principio general aplicable a cualquier caso, como ocurre con la teoría de la "causalidad adecuada" (14), siendo ésta la que logró imponerse durante mucho tiempo en la jurisprudencia y doctrina civil alemanas, y de modo más reciente (ya en el ámbito del derecho penal), propuesta dentro de la teoría de la imputación objetiva "como factor determinante de la realización de riesgos". (15). Igualmente se buscó una mayor precisión de la citada fórmula de la conditio sine qua non, para lo cual se acudió a diversas teorías, entre ellas la de la causalidad relevante, o se trabajó en soluciones subjetivas (v.g. las denominadas de "culpabilidad"), soluciones de antijuridicidad (v.g. tesis relativas al problema de los delitos culposos) u otras que pretendían mas bien sustituir el mecanismo de la conditio sine qua non para adoptar criterios que se creyeron mejor orientados en la definición real del problema de la causalidad (por ejemplo la fórmula de las condiciones legales propuesta por Engisch). (16) III. Fundamento de la imputación objetiva. Según se expuso, la teoría de la imputación no es otra cosa que el intento de delimitar los hechos propios de los acontecimientos accidentales: "Cuando en derecho se plantea: A envía a B al bosque con la esperanza de que le alcance un rayo, cosa que efectivamente sucede. La pregunta no es si A ha causado la muerte de B. Ello es evidente desde un punto de vista causal de las ciencias de la naturaleza. Pero la pregunta debería ser si a A se le puede imputar objetivamente el hecho como propio, o si, por el contrario, éste debe ser visto como una consecuencia accidental de una constelación de factores. La pregunta, por consiguiente, no es una pregunta causal sino una cuestión de imputación" (17). Como sólo la voluntad puede dirigir un proceso causal (de la manera en que se formula la teoría aquí examinada) "sólo la voluntad tiene la posibilidad de transformar las consecuencias en un hecho propio...por consiguiente, la imputación de un hecho es la relación del acontecimiento con la voluntad" (18). Desde luego, se considera la existencia de un hombre libre, pues esa libertad plasmada en sus actos es la que hará que se determine la imputación de ellos con sus respectivos resultados. Precisamente ese es el punto de partida del pensamiento desarrollado por Larenz y Honig, a quienes la doctrina acostumbra citar como precedentes inmediatos de la teoría de la imputación objetiva (19). Un primer elemento definitorio de lo que es la teoría objeto de nuestro estudio, nos lleva a presentar lo que se conoce como riesgo jurídicamente desaprobado, que a su vez parte de lo que debe entenderse como riesgo permitido: "Para que un riesgo pueda ser considerado como permitido no basta tan solo que

la actividad de la cual emana represente considerables beneficios sociales frente a un mínimo de peligrosidad, sino que es indispensable la absoluta indeterminación de las potenciales víctimas deese riesgo residual; por ello, en el hipotético evento de que anticipadamente pudieran ser individualizadas las víctimas de una actividad peligrosa ella debería ser prohibida porque su desarrollo no puede prevalecer frente a la inminente lesión de un individuo«(20). Así, tal como lo señala Reyes Alvarado, cuando una actividad se desarrolla dentro de un riesgo socialmente visto como permitido, ³no puede dar lugar a reproche jurídico, de ninguna naturaleza, aún en el evento de que se generen lesiones a particulares´ (21). Es importante aclarar que para la Imputación Objetiva todo elemento de subjetividad dentro de la acción queda excluida (quedando el dolo y la culpa dentro de la culpabilidad, sea, la imputación subjetiva). Por lo tanto, si una lesión o cualquier resultado con importancia para el Derecho Penal es consecuencia de una actividad desarrollada dentro del riesgo permitido, la intención o negligencia del sujeto pierden toda importancia. Por ejemplo, si un sobrino manda a su tío rico a un viaje en avión esperando que éste muera en un accidente y esto en efecto sucede, el accidente en sí siempre quedará dentro del riesgo permitido a pesar del ánimo de matar del sobrino. Una crítica válida ante soluciones como ésta que propone la teoría de la Imputación Objetiva, es la siguiente: no es necesaria la creación de toda una estructura jurídico penal para arribar a aquellas conclusiones, ya que la lógica común señala que todo medio de transporte implica un riesgo aceptado por la sociedad, el cual está dispuesto a asumir el usuario de él. Cabe entonces advertir que si para el común de la sociedad tales conductas (como en el caso anterior la del sobrino) son irrelevantes, con mayor razón ni siquiera deben ser objeto de análisis dentro del derecho penal. Para la teoría de la Imputación Objetiva, el criterio del riesgo permitido es y debe ser aplicable para todo delito culposo o doloso, siendo esto "importante consecuencia del reconocer que la calificación de una conducta como permitida o desaprobada no depende de la intención del autor". (22) El riesgo permitido, dentro de la Teoría del Delito, forma parte del injusto (no de la imputación subjetiva, culpabilidad) y es aplicable a todo tipo de delito y a las tentativas en si. a. La creación de un Riesgo Jurídicamente Desaprobado. Como apuntábamos antes, el Riesgo Desaprobado parte del Riesgo Permitido. Una vez expuesto éste, a grandes rasgos cabe decir que los Riesgos Desaprobados "son todos aquellos riesgos que provienen de conductas desarrollados por fuera de los límites del Riesgo Permitido". (23) Para la fijación de un riesgo como desaprobado la Teoría de la Imputación Objetiva toma como parámetro el consenso social dentro de límites especiales y temporales, puesto que es el grupo social el que debe fijar cuáles riesgos son soportados y cuáles no, en virtud de acciones socialmente necesarias, útiles o peligrosas. El problema de la aplicación del riesgo desaprobado según el criterio de la Imputación Objetiva, está en el cómo demostrar que una conducta está en lo correcto dentro del medio social "siendo aplicable el in dubio pro reo en todas aquellos casos en que no exista certeza sobre si determinada actividad es considerada en su medio social o profesional como la indicada para la situación concreta es que se haya desarrollado" (24). Soluciones extraordinarias se han dado a esta interrogante, siendo la más llamativa la creación de la figura del "hombre prudente" o el "hombre medio". La principal crítica a esta figura entre otras (25), es la imposibilidad de determinar cómo es, en una sociedad, una persona prudente. Dentro de las soluciones llamadas "normativas" está en primer término, el recurrir a las normas escritas, no escritas, etc., como indicadoras de si la actuación fue o no conforme a un deber. (26). Se propone, en segundo lugar, el análisis a profundidad de "la situación concreta en que el autor se encontraba al momento de producir el riesgo de cuyo análisis se trata" (27).

La valoración del riesgo según la situación concreta no aleja a éste del punto objetivo, ya que no se explora dentro de la subjetividad del autor del hecho para determinar el tipo de riesgo, sino que la Imputación Objetiva recurre a un análisis de la conducta que le era exigible a todos aquellos sujetos que dentro de las mismas circunstancias en que estará el autor, se hubiesen enfrentado a la situación dada. (28) Los criterios para la determinación de la conducta como creadora o no de un riesgo desaprobado son: la exigibilidad personal (sea, la exigible a cada persona según su rol social), la exigib ilidad temporal (qué era y qué no era exigible en ese momento; es decir, si socialmente una conducta era vista como aprobada o desaprobada) y la abstracción de riesgos residuales permitidos o niveles de riesgo que no se pueden eliminar del todo. Un supuesto importante, para la teoría estudiada -en la actuación de cada sujeto en una sociedad- es el llamado Principio de Confianza. Este principio enuncia, en forma general, que cada persona puede "organizar el propio comportamiento sobre el supuesto de que los demás actuarán reglamentariamente." Es aplicado, por ser parte del riesgo permitido, a todo tipo de delito (30), teniendo como limitación básica el que deja de ser aplicable cuando a una persona se le exige una actuación determinada, como cuando se prevé que un tercero actuará indebidamente. En su total desenvolvimiento o con sus limitaciones, el principio de confianza es siempre aplicable cuando hay una pluralidad de personas relacionándose en todo campo de la vida social. Para la determinación de riesgos, jurídicamente desaprobados, toman en cuenta los autores aquellas situaciones donde se dan variaciones internas de riesgos y cambio de riesgo (sea elevación del riesgo o aceleración del resultado). En ambos supuestos debe analizarse la situación para establecer si sigue persistiendo el mismo o en realidad se creó un nuevo riesgo jurídicamente desaprobado. La conformidad de la "víctima" es otro supuesto relevante para la determinación del riesgo desaprobado. Siendo ésta excluyente de la tipicidad y no regida por las reglas del consentimiento, "desde el punto de vista de la teoría de Imputación Objetiva quien desarrolla una conducta con la aquiescencia del titular del bien, no ha generado con su actuación el riesgo jurídicamente desaprobado (32). El siguiente supuesto, el consentimiento, sí necesita, a diferencia de la conformidad, la capacidad del titular del bien. Opera igual que la conformidad, siendo excluyente de la tipicidad (y siendo también a veces, causal de justificación, por excusar la antijuridicidad). Otro supuesto donde es relevante el trato del riesgo desaprobado, es en aquellas acciones denominadas "de propio peligro", es decir, aquéllas en que "el daño es producto de la imprudencia del titular del bien ... relevando de responsabilidad al causante de él " (34). En estas acciones, será responsable del daño quien tenía en sus manos el poder de evitarlo, siendo que, si el titular del bien era quien podía evitar el daño y no lo hizo, el autor de la acción es totalmente irresponsable del hecho. Por ejemplo, si un sujeto se lanza bajo las llantas traseras de un automóvil con la intención de suicidarse, evitando que el conductor observe su actuación, la muerte consecuencia de este acontecimiento no será reprochable al conductor. Una vez planteada, desde el punto de vista de la Imputación Objetiva, la creación de un riesgo desaprobado como criterio mismo de imputación, debe analizarse el segundo criterio: la realización de dicho riesgo en el resultado. b. Realización de Riesgos. En lo referente a la forma como debe ser denominada la relación que necesariamente debe existir entre el riesgo jurídicamente desaprobado y el resultado penalmente relevante, para poder afirmar que este último es objetivamente imputable a determinada persona, existe una enorme confusión terminológica; (35) empero, Reyes Alvarado considera que la denominación más acertada es la de "realización de riesgos" porque con ella se comprende inequívocamente, que lo que se pretende destacar es la necesidad de la existencia de un vínculo entre conducta y resultado, el cual solamente estará presente cuando el riesgo jurídicamente desaprobado haya sido el mismo que se realizó en el resultado penalmente relevante. (36).

Ahora bien, es necesario conocer cuándo un resultado lesivo puede estimarse como producto de la realización de un riesgo determinado. Para ello partimos del siguiente principio de análisis: Cuando sin la conducta generadora de un riesgo desaprobado es imposible explicar el resultado penalmente relevante, estaremos en presencia de un comportamiento que, habiendo producido un riesgo jurídicamente desaprobado, se realizó en el resultado. Y, por el contrario, cuando un resultado penalmente relevante pueda ser explicado sin la información que suministra una conducta (así ella haya generado un riesgo desaprobado), se tratará de un comportamiento que, pese a haber generado un riesgo jurídicamente desaprobado, no se realizó en el resultado penalmente relevante. Veamos la aplicación de este criterio en la resolución de un caso de la jurisprudencia alemana: Se trata del conductor de un camión que ejecuta una imprudente maniobra de sobrepaso, durante la cual un ciclista ebrio, a quien trataba de adelantar, cae debajo de las ruedas traseras de su vehículo y perece. En este caso vemos que el conductor del camión al adelantar a una distancia menor de la legalmente establecida crea un riesgo jurídicamente desaprobado, empero, también crea un riesgo desaprobado quien conduce una bicicleta en estado de ebriedad. Para determinar cuál de los dos riesgos se realizó en el resultado, tenemos que preguntarnos si la ebriedad del ciclista es condición o información indispensable para explicar su muerte. Si se demuestra que el ciclista se tambaleó y cayó bajo el camión porque su estado de ebriedad no le permitía mantener el equilibrio, concluiremos que la corta distancia de sobrepaso empleada por el chofer del automotor no es útil para explicar la muerte de la víctima, pues ella se explica exclusivamente por el estado de ebriedad. Si por el contrario se demuestra que el ciclista cayó bajo el camión debido al sobresalto que le produjo la estrecha maniobra de sobrepaso del camión, vemos que lo que explica la muerte es la maniobra de adelantamiento y no el estado de ebriedad. Y, finalmente, si en el proceso no se puede determinar la causa por la cual el ciclista tambaleó y cayó debajo del camión, debemos aplicar el indubio pro reo para absolver al conductor referido; ello por falta de demostración de un requisito importante de la Imputación Objetiva: el de la realización del riesgo jurídicamente desaprobado en el resultado penalmente relevante. (37). En síntesis: Para una parte de la doctrina la Imputación Objetiva tiene únicamente dos elementos, a saber, la creación de riesgos jurídicamente desaprobados y la realización de dichos riesgos en el resultado penalmente relevante. (38). Para este mismo sector, la teoría de la Imputación Objetiva es una teoría completa, que se basta a sí misma sin necesidad de correctivos; aplicable por igual a acciones u omisiones, delitos dolosos o culposos. Se afirma, que dentro del juicio de, Imputación Objetiva lo determinante es establecer si quien tenía la obligación de comportarse de determinada manera lo hizo o no, y de no hacerlo, si esa conducta desviada generadora de un riesgo jurídicamente desaprobado se puede considerar realizada en el resultado penalmente relevante. Si la defraudación de las expectativas de comportamiento generadoras de un riesgo desaprobado pueden calificarse de acciones o de omisiones carece de relevancia puesto que en el plano naturalístico ni en el jurídico existen las omisiones. (39). Es evidente que en la naturaleza no existen las omisiones, y en el campo jurídico en el fondo de todos los delitos de omisión existe una acción, sólo que ella es jurídicamente reprochable en cuanto no era la conducta que se esperaba del sujeto; por ejemplo, el salvavidas que se duerme en su trabajo no está dejando de ejecutar una acción, sino por el contrario realizó una acción que al no ser la que le es exigida le genera un reproche. Continuando con la misma exposición doctrinal, la teoría de la Imputación Objetiva procura ser aplicada tanto a delitos dolosos como culposos. Los fenómenos del dolo y la culpa no interesan a fin de imputar objetivamente un resultado lesivo a un individuo, sino que estos se considerarán en un análisis que es posterior al de la Imputación Objetiva, a saber, el que corresponde a un juicio de imputación subjetiva, en el cual se aborda el aspecto volitivo de la conducta. Tal idea ha sido objeto de fuertes críticas por parte del finalismo, ya que la Imputación Objetiva sigue la antigua y cuestionada línea de pensamiento (especialmente causalista) de ubicar el dolo y la culpa dentro de la culpabilidad, crítica que desarrollaremos más adelante. Para Reyes Alvarado la teoría de la Imputación Objetiva no es un conjunto de aislados intentos de 40 corrección del sistema finalista, sino que se trata de toda una elaboración de la concepción del delito. c. Otros criterios de imputación. Aparte de los que ya fueron expuestos, hay que aclarar que el contenido y número de estos varía entre los seguidores de la doctrina referida, y a los criterios de creación de un riesgo jurídicamente desaprobado y el de realización del riesgo, los autores suelen agregar uno más: la denominada esfera de protección de la norma.

Si bien civilmente es muy común la responsabilidad de los padres por los actos de sus hijos. Así. 1 La esfera de la protección de la norma como criterio de imputación. Por ejemplo: X. ej. Al ir el segundo ciclista sin luces incrementó el peligro de accidente para el primer ciclista. mientras que otros autores como Gorcoy Bidasolo y Silva Sánchez niegan esa posibilidad (de imputar a aquél las graves lesiones de la mujer) invocando igualmente el fin de protección de la norma (42). imputación objetiva -culpabilidad subjetiva. que incluso. sino también las lesiones de la atemorizada mujer. el profesor Luzón Peña y el Tribunal Supremo español admiten la imputación de ambos delitos invocando el fin de protección de la norma. Podemos agregar un criterio más: c. a saber. Para que a una acción que cause un resultado se le impute el mismo. siendo arrollada en su alocada carrera por un carro cuyo conductor nada pudo hacer para evitar el atropello. a. dos ciclistas marchan sin luz en la oscuridad. dado que ubica los problemas del dolo y la culpa dentro del elemento culpabilidad. señalando precisamente su inclinación hacia el causalismo. A este criterio se le critica la dificultad de determinar cuál es el punto de vista del hombre medio como ya anteriormente se señaló. es necesario que ésta sea "exante". teniéndose así completa una Imputación Objetiva. (44). si fuese menor de doce años. Frente a la interrogante de si al conductor que invadió la zona peatonal debería serle imputable no sólo la muerte de quien directamente arrolló. al no tomar en consideración la finalidad no se está tomando en consideración la conducta. Dos esquivan el vehículo y la otra es mortalmente golpeada. lo cual está garantizado de ese modo en la Constitución Política. Por ejemplo.) Esta afirmación es sumamente grave porque contradice la esencia del Derecho: lo típico y antijurídico no serán conductas sino procesos causales" (43). En sistemas penales como el costarricense.. Para Roxin el resultado no es imputable debido a que "la esfera de protección de la norma que impone el deber de alumbrado sólo se extiende a los riesgos de accidentes que procedan de la propia bicicleta" (41) Una crítica insalvable que se hace al criterio del fin de protección de la norma es su imprecisión. Una de las mujeres que logra evadir el automóvil. lo cual puede observarse con un caso de la jurisprudencia española: Un sujeto pierde el control del vehículo que guiaba e invade la zona destinada a los peatones. La estructura que plantea la Imputación Objetiva. menor de edad. uno detrás de otro. el único imputado en el ejemplo podría ser el niño X. .c. Para la teoría de la imputación el padre de X es penalmente responsable porque al romper la exigencia de velar por el buen comportamiento de su hijo. Principales críticas a la teoría de la Imputación Objetiva. atraviesa despavorida la calle en busca de la esposa del fallecido. Vemos así que.2. no respondería penalmente según lo establece la legislación vigente en esa materia. estaría creando un riesgo jurídicamente desaprobado. ya que pueden resultar imputados sujetos que no fueron los autores del hecho delictivo. IV. objetivamente previsible para quien va a producir ese resultado. Tal riesgo se realiza en el resultado muerte del peatón. A disparó contra B. y un tercer ciclista que viene de frente choca con el primero. con la autorización de su padre toma un auto y por su impericia atropella a un sujeto. en el sentido de no permitirle conducir sin el permiso adecuado.. El criterio de la adecuación o la previsibilidad. no es del todo conveniente porque "si la conducta siempre tiene una finalidad. ello desde el punto de vista del hombre medio. la responsabilidad penal es exclusivamente personal. embistiendo a tres personas (dos mujeres y un hombre). Es previsible para A que va a matar o lesionar a B.es personalísima. cabrá o no la Imputación Objetiva de un resultado. sino un proceso causal (. Una de las principales críticas a la Imputación Objetiva la efectúan los seguidores de la doctrina finalista. Ante ello. la aplicación de la teoría de la Imputación Objetiva podría implicar (de acuerdo con la interpretación extensiva que se comentó) la violación de uno de los principios básicos del Derecho Penal. b. en materia penal ello no es procedente ya que la responsabilidad -según se señaló. dependiendo de la forma amplia o estricta en que se interprete la norma.

Temis.A. Ver -entre otros. 488 y siguientes. 1994. y Zafaroni. Magistrado de la Sala Penal y Profesor de la Universidad de Costa Rica. Bustos Ramírez (Juan) y Larrauri (Elena). Argentina. 1988. Por eso consideramos que el principal problema de la teoría examinada es la amplitud de fórmulas que existe a nivel doctrinario sobre su esencia y fundamentos. la diversidad de sus contenidos. aún no logra la univocidad de opiniones necesaria para poder ser fielmente aplicada y sin contradicción. Imputación Objetiva. Edit. Editorial Temis S. Zaffaroni (Eugenio R. XIII. sobre este tema de Reyes Alvarado. Colombia. La existencia de una multiplicidad de criterios de imputación (45). Ediar. punto n° 391. cit. punto n° 324. Tratado de Derecho Penal. 1981. Tomo III. Colombia.Muñoz Conde. Así por ejemplo Armin Kaufmann critica el planteamiento de la imputación objetiva desde la perspectiva de la teoría de la acción final en su artículo "¿Atribución objetiva en el delito doloso?". Parte General. pág. págs. p. Ver al respecto ob. Juan y Larrauri. Colombia.c. Parte General. Otros autores se apresuran aún más y afirman que debe distinguirse nítidamente la imputación objetiva de la causalidad. Ediar.. 3. no se habrá respondido aún la pregunta acerca de si al autor se le puede imputar objetivamente este resultado (Rudolphi). "Antijuridicidad Material e Imputación Objetiva". p. y la gran cantidad de críticas esbozadas. Houed. en pág. 277. El presente trabajo forma parte de una investigación mas amplia realizada para efectos de licenciatura por las egresadas de la Facultad de Derecho Soto Arroyo y Vargas González.. Editorial Temis S. Edit. Reyes Alvarado (Yesid). II . Carrasquilla Fernández (Juan). Teoría General del Delito. Cfr. el prólogo de su obra Imputación objetiva. La Imputación Objetiva. Colombia. Revista del Colegio de Abogados de Bogotá y Cundinamarca El Penalista n° 7.. Temis. Argentina. Bogotá. Por ello se ha buscado distinguir entre causalidad e imputación objetiva del resultado. Temis. 1981. Se sostiene que con la afirmación de que una determinada conducta y el resultado típicamente sobrevenido se hallan en una dependencia adecuada a una ley causal.. 5. Buenos Aires. Argentina. Francisco. Bogotá. 27. Colombia. de Zafaroni. Elena. R. Colombia. nos revelan que la teoría de la Imputación Objetiva no es todavía pacíficamente aceptada (por lo menos aún) en el moderno tratamiento del Derecho Penal. Bogotá. 277 y siguientes. 2.. Buenos Ares. Temis. Tomo III. BIBLIOGRAFIA. 1995. Ediar S. Muñoz Conde (Francisco). Temis. Manual de Derecho Penal. 1992. donde señala que desde hace tiempo se viene observando el fenónemo de que con la afirmación de la causalidad no parece quedar cerrado el aspecto objetivo del tipo. A pesar de ser una teoría nacida hace muchos años. Parte General. Buenos Aires. Edit. Yesid. Raúl E. Teoría General del Delito.A. Edit. 3. dirigida y coordinada por el Prof. Colombia. Edit. Sexta Edición. Colombia. Segunda Edición. dependiendo del autor que los trate. llegando a .A. 1994. Bogotá. 4. y págs. Tratado de Derecho Penal. 1989. Vol. 1994. Notas: 1. Bogotá.).. Edic. Derecho Penal Fundamental. Bogotá. según cita que se hace al respecto en la obra "La imputación objetiva" de los profesores Bustos Ramírez. Librería del Profesional. 1989.

7 hasta la 48. 397 14. 8. 10. Todos estos temas se encuentran debidamente desarrollados y examinados en la ob. que así lo afirma en Derecho Penal Fundamental. quien sigue en tales lineamientos a Gimbernat Ordeig. cit. ps. 11. Cfr.sin encontrar un lugar sistemático concreto" (citado por Bustos Ramírez en su ob. el referido von Bar sostuvo la necesidad de distinguir entre ³causas´ y ³condiciones´ ³de tal manera que una condición adquiriría la categoría de causa solo cuando de acuerdo con la forma como regularmente se desarrollan los fenómenos conduzca a un resultado. Y.. ibídem. Reyes Alvarado. ps 92 al final y 93 al inicio. cit. Así Roxin. Y. Ob. pero siendo este planteamiento ilimitado. al respecto.67. 23. Y. 9. Ver al respecto ob cit. Yesid. 65 y siguientes. Reyes Alvarado. cit. Yesid. cuando de acuerdo con las reglas generales de la vida. cit. Y. cit. Cfr. Vol. a Juan Fernández Carrasquilla. Bustos y Larrauri. Bogotá. 13. afirma que cada vez gana más terreno la opinión que para el derecho penal es más importante que determinar cuándo y bajo qué presupuestos una co nducta humana puede ser calificada como acción. 12. de conformidad con la experiencia general.R. E. p. 6. cit. cuya formulación inicial para el ámbito jurídico la planteó von Bar. Parte General. Argentina. Ob. Edic. Edit. esa condición sea adecuada para la producción de determinado resultado´. 19. 1955. Cit. supra nota 2. p. Reyes Alvarado. de Reyes Alvarado. es decir. 153. Temis. Ob. Ediar. Según esta teoría. 20 21 Bustos y Larrauri. ob. es especial en p. 17. cit. Este último señala que lo que tal teoría hace "es reunir toda una serie de criterios normativos excluyentes de la tipicidad. de donde hemos tomado en esencia los datos referidos. p. 93. cit. cit. determinar cuándo y en qué medida. ver su Op. p. 18. 66. ob. supra nota 3. p. su Manual de Derecho Penal.. 7. notas de pie de página números 48 y 49. en i su ataque a la posición central y básica de la acción en la teoría del delito. cit. un resultado físico es imputable a una persona como fundamento de su responsabilidad". en particular a partir de la p. 8.39. 10. ps. Reyes Alvarado. Como Reyes Alvarado se lo atribuye en el prólogo de su ob.. ob. Reyes Alvarado. 16. Y. Reyes Alvarado. Buenos Aires. seg. p. Y. y. p. Sexta Edición. Bustos y Larrauri. que en gran medida y hasta ahora habían deambulado por aquélla -desde la causalidad hacia la acción. Reyes Alvarado. 22. p. p. ob. cit. 15. cit. debe reconocerse que un fenómeno es siempre producto de la confluencia de diversas circunstancias sin cuya conjunta operancia no podría ser explicado. Y. ob. Reyes Alvarado.8 y 9. de Alvarado Reyes. de Bustos y Larrauri (supra nota 3) en p.negar a la causalidad su carácter de base a la imputación objetva del resultado.II. . cit. en tal sentido ob. de Zaffaroni. 8). ob.

ROXIN citado por Bustos y Larrauri. Reyes Alvarado. 39. Por otra o parte. p. Ob. 36. 38. Y. 37. Ob. p. p. por Reyes Alvarado. Ob. 145. Y. Ob. 35. Y. 107. Reyes Alvarado. Ob. Ob. . p. Ob. Reyes Alvarado. p. Ob. no constituye el delito de hurto el tomar el juguete de un niño con su aquiescencia. Zaffaroni. p. Cit. Ob. 33. Cit. p. lbid. ya que el análisis siempre debe hacerse sobre la situación concreta (Reyes. para llegar a determinar un riesgo como aprobado o no. Ob. p. Cit. 167. Ob. 32. Cit. Cit. al prever que otro conductor NO respetará la señal de Alto que le corresponde hacer. cit. Cit. 29. 111-112. Y. 31. p. 28. 34. Ob.. p. 41. 119) 27. Se le critica a esta "solución´ el hecho de que. quien le permite al médico. Y. Cit. p. p. Sea delito doloso o culposo. Cit. p. Ob. no siempre es suficiente para su demostración. Ob. si bien las normas pueden ser pautas. Reyes Alvarado. Cit. Cit. Lenckmer. 30. Por ejemplo. Reyes Alvarado. Cit. Cit. Cit. 196. 95. Ob.297. 25. Reyes Alvarado. 40.p. p. Reyes Alvarado. Y. Y. 216. Y. Ob. 281-282. Y. Cit. Y. de acción u omisión. Y. Reyes Alvarado. 199. Cit. 42. cuando un conductor debe ceder en su prioridad de paso. 298. otorga su consentimiento y la acción del médico no constituye el delito de lesiones gravísimas. 166. Y. p. Y.22 23 24. Reyes Alvarado. Reyes Alvarado. 126. Cit. Reyes Alvarado. 43. 26. Reyes Alvarado. Cit. Ob. Reyes Alvarado. Y. 296 . p. 86. 74. 44. p. 129. Reyes Alvarado. p. siendo este un ejemplo de exclusión de la tipicidad por conf rmidad. Por ejemplo. 106. Así se extrae de los artículos 37 y siguientes de la Constitución Política. 352-353. en virtud de una grave enfermedad la amputación de una pierna.

63 y ss. Ob. en ocasiones. por diversos sectores doctrinales minoritarios desde otras premisas distintas de las aludidas en el texto. pág. Ver Reyes Alvarado. Valencia. http://www. quienes aún optan por tratar en el plano de la causalidad diversos supuestos que hoy suelen considerarse pertenecientes al ámbito de la imputación objetiva. distinguen entre ³relación de causación´ y ³relación de causalidad´. 18).. una respuesta concluyente por parte de los partidarios de la teoría de la imputación objetiva3. 17ª edición. 1996. por su parte . en este sentido.org/REVISTA%2012/houed12. Beatriz de la Gángara Vallejo. se suma al enriquecimiento subjetivo (para los delitos dolosos) definido por el finalismo con el tipo subjetivo. RODRÍGUEZ DEVESA/ SERRANO GÓMEZ. FRISCH. Estas críticas ± que. de que el poder de actuación encuentra sus fronteras en los principios generales de la experiencia.cienciaspenales. Carlos Pérez del Valle. no han recibido. Así. pág. 4ª edición. 378 y ss. Frente a la situación bajo un modelo causalista. en la necesidad imperante de introducir filtros objetivos. De Jesús María Silva Sánchez). Parte General.).. Contra esa denominación Reyes Alvarado alega que la teoría de la Imputación Objetiva es más que un simple agregado de criterios de imputación. por lo general. se puede afirmar que el elemento común más importante de todas las elaboraciones doctrinales rotuladas ³Imputación objetiva´ está. Madrid. Yesid Reyes Alvarado y Arturo Ventura Púschel).. 388 y ss.plantean una de las cuestiones esenciales en el plano metodológico de las aproximaciones formuladas bajo el nombre de ³imputación objetiva´: Precisar en qué consiste ±si es que existe-su carácter objetivo. concibiendo la primera como algo material y la segunda como relación ideal que concurrirá de existir ³procedibilidad´ 2 Así SILVA SÁNCHEZ. ROXIN afirma que . de tal manera que lo extraordinario cae por fuera del poder de actuación final. pág. 1 La validez de la teoría de la imputación objetiva también se ha puesto en duda. Tipo Penal e imputación Objetiva (traducción de Manuel Cancio Meliá. Cit. y por ende la revolución del contenido del tipo objetivo. Derecho Penal. Ya Roxin ha reprochado a los finalistas por no saber analizar correctamente el problema. para SILVA SÁNCHEZ. COBO DEL ROSAL/ VIVES ANTÓN. Y. Manuel Jaén Vallejo. El problema comienza ya con la idea. y que por ello tan sólo se reseñan a continuación de modo muy breve. de carácter objetivo-valorativo. El Sistema Moderno del Derecho Penal: Cuestiones Fundamentales (Trad.normativos en la teoría del tipo. la misma que no puede conceptuarse como una simple valoración neutral de su suceso físico-causal. Madrid. Convirtiéndose. pág. Para él la citada teoría es todo una nueva estructuración de la teoría del delito..72 y siguientes. sin lugar a dudas. 3 Con un análisis global de la crítica del finalismo contrario a la imputación objetiva. (³Introducción´ a: BERND SCHÚNEMAN (Ed. la imputación objetiva supone la normativización. pese a constituir una puesta en duda radical de las tesis mayoritarias2. rechazando la teoría de la imputación objetiva. En esta dirección se dirigen las críticas provenientes1 del finalismo a la teoría de la imputación objetiva. Parte General. Este enriquecimiento del tipo. con argumentaciones que para lo que aquí interesa no son de interés central.htm LA TEORÍA DE LA IMPUTACIÓN OBJETIVA COMO PARADIGMA DE LAS RECIENTES REFORMAS EN MATERIA DE JUSTICIA PENAL Sin lugar ha dudas que la teoría de la imputación objetiva ha modificado la teoría del delito. adecuada al Código Penal Español de 1995 Por María Isabel Valldecabres Ortiz. 385 y ss. ps. sin duda alguna en una de la cuestiones importantes en la discusión actual. 371 y ss. 19994. 1995. Luego. ya que si ni siquiera existe un riesgo jurídicamente relevante no surge en absoluto el problema del dolo. 1991. Madrid.45. Derecho Penal Español..

hacen excluir al dolo. pero no los ³no esenciales´.³si sólo los desvíos causales ³esenciales´. porque criterios como el riesgo general de vida. De acuerdo con este argumento. ya en el tipo objetivo y con total prescindencia del dolo. Enraizada en planteamientos hegelianos. Sería este último autor quien desde un sistema funcionalista-teleológico abierto a cuestiones político-criminales. pág. Honig la propone para el Derecho penal pretendiendo restringir de modo objetivo el concepto ilimitadamente objetivista del tipo penal. la pertenencia de un resultado típico a un autor como su obra.cit. Imputación Objetiva«op. Su misión es ²al menos en la versión de la hoy doctrina dominante.cit. se trata sin duda de la ya no tan moderna ´teoría de la imputación objetivaµ.103. en aquel momento imperante en la teoría causalista[ii].´ Es decir.com/doc/3089095/Sin-lugar-ha-dudas-que-la-teoria-de-la-imputacionobjetiva-ha-modificado-la-teoria-del-delito LA TEORÍA DE LA IMPUTACIÓN OBJETIVA DE LA DOCTRINA DOMINANTE EN LOS DELITOS COMISIVOS DOLOSOS DE RESULTADO Y SU RECEPCIÓN EN LA JURISPRUDENCIA PERUANA Carlos Ernesto Rodas Vera Gustavo Urquizo Videla (*) I. pág. esta teoría se nos presenta actualmente como el más sofisticado y casi infalible instrumento de atribución de un resultado típico a su autor. u reglas generales de experiencia no son más que criterios objetivos que poco o nada tienen que ver con el finalismo.determinar. 316 http://es. Posteriormente.scribd. Citado por FEIJOO SÁNCHEZ. La ´teoría de la imputación objetivaµ se ideó por Larenz para el Derecho Civil con la finalidad de excluir la responsabilidad por daños imprevisibles[i]. la falta de conducción final es sólo una argumentación aparente. 4 Véase ROXIN. ante las falencias de una desmedida causalidad frente al delito imprudente. MARTÍNEZ ESCAMILLA. irán surgiendo diversos criterios que en 1970 serán agrupados por Roxin concretizándolos en una conocida fórmula: ´la imputación al tipo objetivo presupone la realización de un peligro creado por el autor y no cubierto por un riesgo permitido dentro del alcance del tipo penalµ[iii]. En 1930. le daría una . Introducción Si existe un tema dogmático con bibliografía ya hoy inabarcable. en Imputación objetiva«op. que utiliza criterios objetiva-valorativos de forma camuflada. entonces es visible que la decisión sobre ³esencialidad´ es un juicio de valor objetivo y no la verificación de una estructura final ontológica dada4.

sin embargo. al nivel de imputación del comportamiento (contrario a la norma) y ahora el objeto de la imputación objetiva se referirá a la propia acción[iv]. a saber. esta doctrina entiende a la imputación objetiva como un ´esquema de interpretación social comunicativamente relevanteµ que determinará la atribución de un sentido a la conducta de un ser humano (un sentido también comunicativamente relevante. De esta manera. corrigiendo la causalidad). no queremos dejar de hacer presente la advertencia que nos hiciera Manuel Cancio en su reconocida tesis sobre la conducta de la víctima (Conducta de la víctima e imputación objetiva en Derecho pena)l: ´A pesar de que la teoría de la imputación objetiva aún está en desarrollo. que los jueces supremos y superiores hayan decidido utilizar el material metodológico y conceptual ofrecido por la teoría de la imputación objetiva para aplicarlos al análisis y resolución de casos penales. el énfasis que inicialmente estaba puesto en el resultado (del que se pretendía librar al autor. cabe constatar que con cierta frecuencia se ´importa´ la teoría de la imputación objetiva a los más variados problemas de la Parte General o de la Parte Especial sin llevar a cabo una mínima reflexión de fondo acerca de la teoría base que se invoca como panacea para resolver tal o . tanto a delitos imprudentes como a delitos dolosos. Sin embargo. y tanto a supuestos de consumación como también a supuestos de tentativa [v]. aplicable a todos los tipos de la parte especial. Experiencia que deberá ser profundizada y extendida a todos los ámbitos de la magistratura judicial. Quizá todo ello sea correcto. por sus evidentes efectos de optimización y excelencia en el argumento judicialµ [vii]. el penalista peruano Fidel Rojas culmina sus comentarios de las ejecutorias supremas que utilizan criterios de imputación objetiva de la siguiente manera: ´Es realmente gratificante para el Derecho Penal peruano. esto es.nueva perspectiva a esta teoría. Todo lo mencionado quizá no tenga mayor importancia. si nuestra jurisprudencia relegara a la imputación objetiva al espacio del debate teórico. actualmente existen otros planteamientos sobre la imputación objetiva. hoy también se explica que actualmente la ´teoría de la imputación objetivaµ se presente así misma como una reconstrucción general del juicio de tipicidad. Pese a ello. la negación de la vigencia de la norma). esta vez se trataría de una teoría global de la tipicidad aplicable ya no sólo a delitos imprudentes sino también a delitos dolosos. y. Más aún. a delitos de resultado como a delitos de mera actividad. aunque no siempre satisfactoriamente. existen significativas divergencias en cuanto a su ámbito y contenido. Así. como se ha dicho antes. En consonancia con ello. se ha trasladado hacia el primer nivel de imputación. actualmente se pueden encontrar ejecutorias supremas y superiores que utilizan los criterios de la llamada ´teoría de la imputación objetivaµ[vi]. construidos sobre la base de un normativismo puro que propugna la protección de la vigencia de la norma (como bien jurídico-penal) como misión del Derecho penal. a delitos de lesión como a delitos que encierran peligro.

el campo de acción de la teoría de la imputación objetiva y advertir de las graves contradicciones e injusticias en la práctica judicial a que nos llevaría una generalización en la aplicación de sus criterios más allá de su radio de dominio. la calificación por el resultado. partiendo desde el origen histórico de sus criterios (inicialmente correctivos de una desmesurada causalidad frente al delito imprudente) para analizar luego su traslado a los delitos comisivos dolosos de resultado. En un tercer acápite. etc. concluiremos con las consideraciones finales acerca del análisis hecho y recomendaciones para la aplicación práctica de la teoría en la jurisprudencia peruana. al menos momentáneamente. entendido como la causación de la muerte de un hombre por otro hombre. en derredor de este delito nació la teoría de la causalidad. a realizar en una segunda parte. la justificación por legítima defensa. favorecido por el desarrollo de la teoría del delito a partir del paradigma del delito de homicidio[xi]. radio de dominio constituido por instituciones donde se muestra un claro predominio del aspecto normativo sobre el ontológico. El problema de la causalidad Uno de los temas que más interés ha despertado en la dogmática penal ²en tal medida que en un determinado momento absorbió la problemática de la acción [x]. es sabido que la teoría del delito nació en torno a la explicación del delito de homicidio. nuestro trabajo está dividido en tres partes principales. haciendo una referencia final a la argumentación realizada por la corte suprema en sus ejecutorias referidas a la imputación objetiva. Estas explicaciones fueron trasladadas más tarde. Para tales efectos. con la finalidad de determinar las bondades o contradicciones y peligros que ésta encierra. Inspirados en dichos pensamientos. como en el caso de la imprudencia o de la omisión impropia (comisión por omisión)[ix].es el relacionado con la causalidad. Así. Esta primera parte será la base sobre la cual se levantará nuestra crítica. Con el presente artículo pretendemos sugerir. En efecto. realizaremos esa ´mínima reflexiónµ a través del un análisis de la actual ´teoría de la imputación objetivaµ. o nos lleva a soluciones totalmente insatisfactorias e injustas. En la primera haremos un análisis meramente expositivo-descriptivo de la teoría. de claro predominio de la intencionalidad (aspecto ontológico). II LOS ORÍGENES DE LA IMPUTACIÓN OBJETIVA Y LA ACTUAL TEORÍA EN LA DOCTRINA DOMINANTE Los orígenes de la actual teoría: causalidad y delitos imprudentes. Colocar a la teoría de la imputación objetiva en el centro de la argumentación en el caso de los delitos dolosos de resultado.cual problemaµ [viii]. o soluciona casos concretos renunciando a postulados básicos de esta teoría (pretendida objetividad de la teoría). del dolo y el error. configurando un sistema válido para todos los delitos cuya estructura básica fuera la . Ello.

. el que cause el resultado correspondiente. o una casa destruida por el fuego. entonces. no es responsable por la muerte de B. La previsibilidad objetiva de que una conducta ocasione un resultado típico. pero A no debería responder jurídico-penalmente por el mismo. Así. incendio. quienes acudirían en su auxilio. empero. el aporte de esta teoría rezaba así: "es válida como causa toda condición sin la cual no se habría producido el resultado"[xiii]. Ante semejantes supuestos. con la sola modificación de reemplazar el resultado de ´muerte de un hombreµ. realizará una acción típica de los delitos de resultado. para esta teoría. Según Johannes von Kries "sólo es causal una conducta que posee una tendencia general (teorías generalizadoras) a provocar el resultado típico. daño de una cosa ajena. La imprevisibilidad. autor de lesiones graves. von Buri propuso que se examinaran como correctivos aspectos subjetivos como el dolo y la previsibilidad (correctivos ubicados en la culpabilidad)[xiv] ..). A.). Entonces sólo serán causas las condiciones adecuadas para aumentar la posibilidad de producción de un resultado. A ciertamente habrá causado la muerte de B pues su invitación a pasear es una condición necesaria sin la cual no se habría producido el resultado. etc. sólo le quedará concentrarse en el problema de la causalidad. Pues bien. Además. etc. La teoría de la equivalencia de las condiciones y la fórmula de la conditio sine qua non. pues. por el resultado correspondiente (lesión de un hombre. Esta teoría correctora de la desmedida . Serían los cursos causales inadecuados e imprevisibles los que pondrán de manifiesto los problemas de la teoría de la equivalencia. 2. puesto que existirían supuestos en el que el autor dispara con dolo homicida pero la víctima muere en el trayecto hacia el hospital debido a un choque de la ambulancia. Sería la teoría de la adecuación y la previsibilidad objetiva. si A invita a B a dar un paseo d urante el cual éste muere atropellado por C. Esta teoría fue introducida en el Derecho penal para tratar casos de delitos cualificados por el resultado e imprudencia. se determinará mediante la llamada "prognosis objetivo-posterior": el juez debe colocarse posteriormente en el punto de vista de un observador objetivo (que dispone de los conocimientos de un hombre inteligente[xvii] del correspondiente sector de actividad y además del saber especial del autor) y juzgar el hecho desde el momento en que se tomó la decisión de actuar (ex ante)[xviii]. "si uno no tiene problemas para distinguir cuándo hay un hombre muerto de cuándo hay un hombre lesionado (o un vidrio roto. Por lo tanto. a pesar de que éste falleció desangrado a causa de las lesiones porque era hemofílico."[xii]. mientras que las condiciones que sólo por casualidad han desencadenado el resultado son jurídicamente irrelevantes" [xvi]. puso en serios aprietos a la teoría de la equivalencia de las condiciones. La pregunta rezará ahora así: ¿cuándo el comportamiento de alguien constituye la causa de un resultado típico? 1.causación de un resultado. La teoría de la adecuación y la previsibilidad objetiva[xv]. una condición es adecuada si es probable que la conducta dé lugar a un resultado así. Los problemas no terminarían. En el intento por individualizar una determinada acción como causa de un resultado típico.

Un cambio de enfoque en el trato que el finalismo le dio a la imprudencia. Sin embargo. algo más que la mera intuición nos indica que el médico que lleva a cabo una operación riesgosa con alta probabilidad de muerte del paciente. pues. pero fracasa en supuestos de resultados inevitables o altamente probables. En este ultimo supuesto. pese a haberla causado en su forma concreta. o supuestos en los cuales pese a haberse transgredido el deber de cuidado. o que sólo retrase su muerte segura con su intervención. Este fue el punto de partida de la teoría de la relevancia. cuyo defensor (Mezger) propuso determinar la adecuación de la causa en un plano estrictamente jurídico. con lo que habría que colegir que no hay tipicidad. pues aparecerían supuestos en los cuales tanto autor como víctima transgredirían el deber objetivo de cuidado. Los problemas de la causalidad en el delito imprudente desde el finalismo: el origen de los criterios. Era necesario. ciertamente no es responsable de la muerte del paciente. el ámbito operativo de esta teoría correctiva de la causalidad se limita en lo esencial a excluir la imputación en los cursos causales anómalos o inusuales. La primera está relacionada con la teoría de la equivalencia. Además. con el sentido del tipo [xxi]. En consonancia con esto.causalidad permitió excluir al menos a las condiciones que imprevisiblemente y sin culpa del autor habían provocado el resultado más grave. puesto que el médico la ´prolongó´µ [xxii] . En la historia de la génesis de los criterios que hoy se agrupan bajo el rótulo de ´teoría . no parecía correcto afirmar la responsabilidad del autor. Acción final. Sin embargo. tal como lo señala Feijoo Sánchez al criticar el que se haya considerado previsible para un conductor que conducía bajo la influencia de bebidas alcohólicas la causación de una muerte por hepatitis: "el topos de la "previsibilidad objetiva" es un criterio elástico en el que cabe todo"[xix][xx]. pero sí inevitables o altamente probables. años más tarde Armin Kaufmann resolvería el caso del médico señalando que ´una interpretación del tipo de homicidio permite definir la conducta ´matar´ como acortar la vida de alguien. recurrir a nuevos mecanismos correctivos de la causalidad aún insuficiente para afirmar la responsabilidad. Entonces. hizo posible que en casos como este se excluya la responsabilidad del médico siempre que este actúe respetando las normas de cuidado. los problemas que enfrentaría la teoría final de la acción frente a la imprudencia no se agotarían allí. sobre la base del análisis de los tipos penales . esta teoría tampoco sería suficiente frente a resultados esta vez ya no imprevisibles. no querido por el autor. 3. Teoría de la relevancia. mientras que la segunda. Todo ello irá condicionando el surgimiento de criterios que posteriormente se reunirán bajo el rubro ´imputación objetivaµ. haciendo frente a la imprevisibilidad de los resultados. el juicio de previsibilidad objetiva mostró serias deficiencias en la práctica. relación causal y delito imprudente. se pone de manifiesto que causalidad y responsabilidad son dos conceptos distintos. Así.

En el delito imprudente. Welzel afirmaría que: ´sólo con la comprensión (de) que el momento esencial del hecho culposo no reside en el resultado. constituyéndose la ´teoría de la imputación objetivaµ en una teoría global de la tipicidad. pero de ninguna manera fundamentadores de la responsabilidad. Es bastante conocida la problemática que enfrentaron los partidarios de la teoría de la acción final frente a los delitos imprudentes. sin embargo. surgieron originariamente para corregir la causalidad en supuestos de delitos imprudentes. No obstante. que tantas críticas le mereció al finalismo. estos criterios han sido trasladados en su aplicación a supuestos de delitos dolosos.[xxxi] . Se trata de una nueva concepción de la imputación objetiva como mecanismo de atribución (ya no de meros criterios de corrección de la causalidad) de un resultado a su autor como su obra. se trataba de criterios correctores de una desmedida causalidad en concretos supuestos de delitos imprudentes. lo que importaba era la infracción (intencional) del deber objetivo de cuidado. la práctica judicial alemana se encargaría pronto de demostrar que la lesión al deber objetivo de cuidado no era suficiente como correctivo de la relación causal para delimitar aquellos eventos en los que el derecho penal debe intervenir. Podemos apreciar entonces. Todo ello favorecido por el terreno de un . sino en la clase y modo de ejecución de la acción (esto es. empero. en donde la finalidad se mostraba ausente o por lo menos no dirigida al resultado típico. que el surgimiento de los diversos criterios que hoy se agrupan bajo la denominada ´teoría de la imputación objetivaµ. entonces. y se lo pretendió abarcar por la finalidad. el trato que le dio la acción final al delito imprudente ocupa un lugar importante. Se planteó así la llamada ´finalidad potencialµ en los delitos imprudentes. donde se hacía evidente la necesidad de excluir la responsabilidad del agente. y más recientemente casos que han originado una delimitación del ámbito de protección de la víctima[xxx] . en la contravención del cuidado). Posteriormente. el finalismo se hizo merecedor de esta crítica porque su tentativa de solución a la problemática del delito imprudente ´partió de la consideración de que el resultado era el aspecto jurídico penal esencial del hecho culposoµ[xxiv]. fue impulsada por el penalista alemán Claus Roxin y constituye actualmente lo que comúnmente se denomina ´doctrina dominanteµ. se abrió camino para una explicación conforme a la estructura de la acción culposaµ[xxv].de la imputación objetivaµ. el conocido caso juzgado por el tribunal supremo de Stuttgart en 1981[xxviii] (para supuestos como éste surgiría la ´teoría del fin de protección de la normaµ[xxix] ). Entre la diversa gama de casos prácticos destacan los referidos a comportamientos alternativos conforme a Derecho[xxvi] (cuyo tratamiento daría origen a la ´teoría del incremento del riesgoµ propuesta por Roxin [xxvii]). equiparándose a la voluntariedad del sistema causal y capitulando así ante el delito imprudente[xxiii]. Tal concepción. Hasta este momento. Inicialmente. se llevó a cabo la reformulación de la prohibición de regreso originariamente propuesta por Reinhart Frank). pues. Sin embargo. el supuesto del revólver en el abrigo (frente a este tipo de supuestos.

el injusto penal debe desprenderse de sus distintas formas fenomenológicas ónticas. encerrada por las viejas concepciones sistemáticas en su estructura conceptual. o a la inversa. sino que tienen que compaginarse en una síntesisµ[xxxiv] . De esta manera. y conduce a la dogmática. Un tipo así. podemos concebir a la acción típica como la realización de un riesgo no permitido. Roxin sustituye la teoría final de la acción por una teoría final del tipo[xxxviii] . hacia una apertura a la realidadµ[xxxvii]. sino por el contrario. Ahora se tendrá que indagar. en tal medida que ´se tiene que partir de que las concretas categorías del delito ²tipicidad.sistema teleológico funcional abierto a cuestiones de política criminal. Como respuesta a un pensamiento científico inspirado en la máxima de Liszt según la cual ´El Derecho penal es la infranqueable barrera de la política criminalµ. ´la compaginación entre sistema penal y política criminal no se puede realizar fundamentando al Derecho penal en categorías ónticas (como la causalidad o la finalidad). desarrollarse y contemplarse desde un principio bajo el prisma de su función políticocriminalµ[xxxv]. determina qué conducta es final en sentido jurídico. . cuando lo correcto es que ´la vinculación al Derecho y la utilidad político-criminal no pueden contradecirse. La teoría de la imputación objetiva de la doctrina dominante La imputación objetiva desde un sistema funcionalista teleológico-político criminal del Derecho penal. antijuridicidad y culpabilidad . Así. pues de lo contrario se daba la ´paradoja de que desde el punto de vista jurídico fuera cierto lo que desde el punto de vista político-criminal era falso. inmunizadas desde el principio contra objetivos sociales y político criminalesµ[xxxvi]. La finalidad del tipo será ahora una finalidad normativa (a diferencia de la finalidad ontológica del finalismo) que sólo se podrá descubrir mediante una interpretación de los tipos concretos. la idea de ´riesgo no permitidoµ ²que toca problemas fundamentales de la sociedad moderna y que se encuentra en el centro de la teoría de la imputación objetiva. y considerando que la tarea del Derecho penal consiste en evitar los riesgos socio-políticamente intolerables para el particular y la sociedad. por el fin de protección de la norma. para ser estructurado recurriendo a la función del Derecho penal (sistema funcional de Derecho penal).deben sistematizarse. libres de valores. pues. nacido de consideraciones valorativas jurídicas y orientado a los contenidos sociales de significado. Roxin propone ´dejar penetrar las decisiones valorativas político-criminales en el sistema del Derecho penalµ[xxxii]. los problemas político-criminales deberían configurar ya el contenido propio de la teoría general del delito. De esta manera. Si esto es así. A partir de ello (si queremos dejar cabida a valoraciones de índole político-criminal).´posibilita y exige la inclusión de planteamientos político-criminales y empíricos. incurriéndose así en una especie de averroísmo científicoµ[xxxiii].

y para ello también hay que dotar aquí al observador del eventual saber especial del autor concretoµ[xlii]. Roxin. sino que se examinan previamente y con total independencia de aquél. el énfasis que se colocaba en el segundo nivel de imputación (imputación del resultado) se traslada al primer nivel (imputación del comportamiento). y diversas constelaciones en torno a las llamadas ´desviaciones del curso causalµ. Aumento del riesgo permitido. . En consonancia con esto. el mismo que es disminuido por la intervención del autor (que por ejemplo desvía el macetero que caía sobre la cabeza de la víctima hacia una parte del cuerpo para la que es menos peligrosa). ya que en el tipo doloso. Este criterio trata de resolver el problema de si se debe imputar un resultado cuando mediante una conducta alternativa conforme a Derecho el mismo hubiera sido evitado. la imputación objetiva dejaría su papel originario correctivo de la causalidad en delitos imprudentes y sería válida también para los delitos dolosos. máximo representante de la hoy doctrina dominante de la imputación objetiva. donde el objeto del dolo no será la causalidad sino un riesgo desaprobado por una norma penal[xxxix].. ´La teoría de la imputación objetiva empezó a adquirir madurez como teoría global del tipoµ[xl]. La disminución del riesgo. Estos presupuestos son objetivos. rige también la prognosis objetivoposterior. porque no tienen que ver con la finalidad o con el dolo del autor. considera que para este tipo de delitos la imputación objetiva se realizará en dos etapas: el análisis del nexo causal (causalidad) y el análisis de los restantes presupuestos objetivos de imputación. A. En estos casos falta ya de entrada la creación de un riesgo y ha de excluirse la imputación del resultado. sino que mejoran el estado del bien jurídico protegido[xli] . se recurre a la teoría de la adecuación.. Creación de un riesgo jurídicamente relevante. porque sería absurdo prohibir acciones que no empeoran. sólo es correcto cuando se trate de casos de sustitución de un riesgo por otro. La imputación objetiva de Roxin en los delitos comisitos dolosos de resultado. Se parte de la existencia ya de un riesgo. Para determinar cuándo un autor ha creado un riesgo jurídicamente relevante. C. aunque no se impute el resultado. La disminución del riesgo es ya de entrada no típica. ´en cuanto al punto de vista desde el que se enjuicia la cuestión de la creación del peligro. B. Se incluye también aquí supuestos de irrelevancia del riesgo. Teniendo en cuenta que sería casi imposible reproducir la totalidad de las ideas. Por ello. críticas y defensas que de la teoría hace el autor en un artículo como éste.Según esto. nos limitaremos a señalar el marco general de criterios que el autor elabora para luego explicar los presupuestos y planteamientos fundamentales de su propuesta. se puede punir la conducta como tentativa. El recurso a la antijuridicidad para excluir la responsabilidad.

como cuando la víctima no muere a consecuencia del disparo. este criterio está destinado básicamente a abarcar casos de daños sobrevenidos posteriormente. la cual muere después por una sobredosis. Este criterio ayudaría a resolver supuestos como en el cual alguien proporciona droga a otra persona. precisamente. Según esto ² señala Paz Mercedes de la Cuesta Aguado. ese mismo resultado también se hubiese producido? En casos de ´seguridadµ se recurre a la ´teoría de la evitaciónµ (un resultado será imputable si con el comportamiento alternativo conforme a Derecho se hubiera evitado con seguridad la producción del resultado). que se enmarca en una visión funcionalista del Derecho penal y responde a unos parámetros que . Esfera de responsabilidad de la víctima. Para terminar con esta primera parte dedicada al análisis del surgimiento de los criterios de imputación. y. y AMPLIA. Mediante este criterio se solucionan casos en los cuales no se realiza el resultado.no con seguridad. casos en los que se produce un segundo daño. por lo tanto es posible que se encuentren nuevos criterios. supuestos de provocación de acciones de salvamento arriesgadas«[xlvi] . Una primera conclusión: corrientes restrictiva y amplia sobre la imputación objetiva. No obstante. F. D. sino por el accidente automovilístico cuando era llevado al hospital. debemos concluir lo siguiente: los criterios que hoy se agrupan en la ´teoría de la imputación objetivaµ son criterios originariamente restrictivos de una desmesurada causalidad natural y surgen para su aplicación en el ámbito de los delitos imprudentes. Por ejemplo: la madre de A muere de un infarto al corazón al enterarse que su hijo fue muerto por B [xlv]. sino sólo probable o posiblemente. Se reconoce que esta teoría es una teoría en elaboración. y a la descripción de la actual y dominante ´teoría de la imputación objetivaµ. que intenta sistematizar el conjunto de reglas ya existentes con criterios de carácter normativo complementarios y restrictivos de la causalidad. Martínez Escamilla planteó los supuestos de conductas alternativas conforme a Derecho así: ¿Qué relevancia posee para la imputación objetiva de un resultado el que con seguridad. el mismo no era uno que se quería evitar mediante la norma. una parte de la doctrina ha realizado el traspaso de estos criterios hacia los delitos dolosos. Tratado dentro del alcance del tipo. En suma. Otros criterios. Ámbito de aplicación de la norma. Roxin afirma la imputación con el mero hecho de que la trasgresión del deber de cuidado haya aumentado el riesgo para el bien jurídico [xliii]. según este criterio. Además de casos en los cuales pese a que el resultado es reflejo del riesgo producido. en casos de mera probabilidad se recurre a la ´teoría del incremento del riesgoµ[xliv].se pueden distinguir al menos dos corrientes sobre la imputación objetiva: RESTRICTIVA. un resultado grave no debe ser imputado a quien dio inicio al curso causal si el peligro de su producción fue libremente aceptado por la víctima[xlvii] . E. probabilidad o posiblemente.

sobre todo en sus versiones más extremas[xlviii]. como efectivamente la afirmó el Tribunal Correccional en los años 60 según el caso en el que X y Y persiguen a Z.trascienden el ámbito del tipo objetivo y se manifiestan en todas las categorías del delito. y nuestra jurisprudencia no puede sino acoger los criterios de imputación para ese tipo de supuestos (delitos imprudentes). Los satisfactorios resultados a que conducen los criterios de imputación para excluir la responsabilidad en supuestos de delitos imprudentes. la no acreditación de aumento del riesgo permitido. mientras que. y en parte porque son rechazados algunos de los resultados a los que conduce. En el Perú. nuestra jurisprudencia no había tomado noticia seria de los desarrollos conceptuales de la imputación objetiva. Sin embargo. III CRÍTICAS A LA TEORÍA DE LA IMPUTACIÓN OBJETIVA DE LA DOCTRINA DOMINANTE EN LOS DELITOS COMISIVOS DOLOSOS DE RESULTADO Importancia del tema: recepción de la teoría de la imputación objetiva en la jurisprudencia peruana. llama notablemente la atención que nuestros tribunales estén utilizando los criterios de imputación objetiva también para supuestos de delitos comisivos dolosos. en suma. G. y en su huida Z cae al río y perece (ejecutoria suprema del 2-04-1964)[xlix]. a ´un resultado no imputable objetivamenteµ[l]. La pregunta que ahora se nos plantea es la siguiente: ¿Es realmente satisfactorio generalizar una aplicación de los criterios de la imputación objetiva de tal manera que fundamenten la responsabilidad en los delitos dolosos? Podemos adelantar ya la respuesta: La teoría de la imputación objetiva llevada al ámbito de los delitos dolosos fracasa rotundamente en su principal pretensión: atribuirle a un autor un resultado . existen alrededor de ocho ejecutorias superiores que incluyen argumentos referidos a la actuación a propio riesgo. al principio de confianza. como en el caso del delito de estafa. Sin embargo. donde nuestra Corte Suprema excluye la responsabilidad afirmando una ´no creación de riesgo jurídicamente relevanteµ[li]. hoy la teoría de la imputación objetiva empieza a ser acogida por nuestros tribunales supremos en tal punto que hoy se pueden contar por lo menos siete ejecutorias supremas que contienen argumentos referidos a la no creación de un riesgo jurídicamente relevante o al actuar a propio riesgo. Los aportes que ha brindado la doctrina de la imputación objetiva en el ámbito del delito imprudente para corregir la causalidad y negar la responsabilidad son evidentes.. porque los presupuestos de los que parte no se comparten mayoritariamente. los criterios de imputación se hacían necesarios ya desde mucho para excluir la responsabilidad en supuestos en donde según la mera causalidad había que afirmarla. como efectivamente lo ha venido haciendo. quien había dado muerte a M. Además. entre otros. la corriente amplia tiene menos adeptos. han hecho que tanto la jurisprudencia alemana como la española los utilicen desde ya algunos años. La corriente restrictiva goza de gran aceptación en España. Hasta el año 90.

Una primera característica: la objetividad de la teoría. criticando sus presupuestos. Es en este sentido que Roxin dirige su crítica contra Welzel: ´esto es una cuestión de imputación objetiva y no un problema de doloµ[liii]. En este ámbito. .´como furibundamente objetivaµ[lii]. De esta manera. la teoría de la imputación objetiva vio un campo de acción acorde a su naturaleza: predominantemente normativa. naturaleza y postulados mínimos. pues.de las frecuentes críticas que contra los diferentes criterios de imputación se sostienen. el objetivo de este acápite reunir y enumerar descriptivamente las críticas que contra la teoría han reunido diversos autores. se puede afirmar el tipo subjetivo sin que se cumpla la imputación objetiva [lvii]. Se trataría de una teoría que se nos presenta -por tomar las palabras de Marcelo Sancinetti. Nos ocuparemos sí de cuestionar la teoría de la imputación objetiva como mecanismo de atribución y fundamentación de la responsabilidad en los delitos comisivos dolosos de resultado. Una consecuencia de esto es que se puede afirmar la realización del tipo objetivo pero no necesariamente la del tipo subjetivo. y al contrario. Una segunda característica: mecanismo casi infalible de atribución. sólo se discutirá a continuaciónµ[lvi]. Consideraciones críticas.típico como obra suya. para esta teoría existe una total independencia en el análisis del tipo objetivo respecto del tipo subjetivo [lv] : ´la cuestión de si luego una acción homicida también se puede imputar al tipo subjetivo y es por ello dolosa. La imputación objetiva condujo a resultados satisfactorios cuando se la trató como mecanismo correctivo de la causalidad para excluir la responsabilidad en supuestos de delitos imprudentes. Para fundamentar nuestra posición y analizar las terribles consecuencias prácticas a que conduciría la imputación objetiva en nuestra jurisprudencia al aplicarse a delitos comisivos dolosos. cuyo análisis se realizaría con total independencia del aspecto subjetivo (dolo). En el ámbito de los . No es. . pues ´es indiscutible que el autor subjetivamente quería exactamente aquello que ha producido objetivamenteµ [liv]. Una segunda nota característica de esta teoría está dada por su más notable y sugestiva pretensión: se pretende así misma como un mecanismo de atribución que determinará cuándo un resultado típico le pertenece a un autor. cuándo dicho resultado típico es su obra. de tal manera que se tratará de un cuestionamiento de la teoría como teoría global del juicio de tipicidad. Características de la teoría. se hace necesario un análisis crítico de la teoría. La exposición crítica que desarrollaremos a continuación no se ocupará ²o al menos no es el objetivo central.

se corrobora que también en el caso de los delitos dolosos la imputación objetiva presupone un resultado individualizado. si hacemos una abstracción de los elementos comunes en los supuestos ya antes mencionados que dieron origen a los criterios de imputación. no dice nada del resultado a imputar. Entonces la afirmación de que la imputación objetiva. la imputación objetiva vuelve a subordinarse al dolo: un círculo ante el cual Roxin se tranquiliza con sólo hablar de ´lo subjetivo en la imputación objetiva´. Imaginemos el siguiente supuesto: un autor dispara contra su víctima sin lograr alcanzarle. En efecto. pues para proporcionar los mismos resultados satisfactorios que proporcionó en el ámbito del delito imprudente tendría que entrar en combinación con un mínimo de ´ontologicismoµ. Esto mismo no es extraño y se corresponde con el origen histórico de esta teoría. Todo esto no tendría mayor importancia si no fuera por el hecho de que para individualizar un resultado es necesario recurrir al aspecto subjetivo. Pero ´lo subjetivo´ tiene que estar en la imputación subje tivaµ[lix]. la teoría de la imputación objetiva (entendida como un correctivo de la causalidad que pretendía liberar de un resultado cuando no parecía correcto afirmar la responsabilidad) no tenía mayores problemas pues era sólo un mecanismo de exclusión y se sobreentendía que. Aquí empezarían los problemas para la imputación objetiva. Sin embargo. ya la teoría de la imputación objetiva se ve confundida y perdida en sus pretensiones máximas. presuponía el resultado a excluir. no es para nada extraña y por el contrario se corresponde con su origen histórico en el campo del delito imprudente. los conocimientos especiales han pretendido ser más que un mero indicio de dependencia subjetiva de la imputación objetiva: ´En los riesgos inadecuados faltaría la imputación objetiva. por el mismo hecho de ser un mecanismo de atribución. por el contrario. Tanto el excluir como el atribuir presuponen aquello que hay que excluir y atribuir. fueron ellos los que cuestionaron la pretendida objetividad de la imputación objetiva en tal medida que ²a decir de Lampe. lesiones tentadas o habrá que negar la . En este ámbito (el de los delitos imprudentes). Si los conocimientos especiales han puesto en duda la ´objetividadµ de la imputación objetiva.delitos dolosos.´han comprometido el destino de la imputación objetiva como teoría de validez generalµ[lviii]. concluiremos por lo menos en dos aspectos comunes: a) que se partía de la existencia de un resultado perfectamente individualizado y delimitado (muerte de una persona por lo general). a saber. b) que se trataba de delitos imprudentes. la pertenencia de un resultado típico a un autor como su obra. y como es natural. Si esto es así. en el contrapeso ontologicismo-normativismo predomina el plano ontológico. representado por la finalidad. la imputación objetiva es un mecanismo de atribución y como de tal no prejuzga de ninguna manera el resultado a atribuir. Una primera manifestación de esto es el problema de los llamados ´conocimientos especialesµ. presupone la existencia de un resultado concreto y delimitado a imputar. como tal. Esto es correcto. Por el contrario. Esto conecta con la segunda de sus características: la imputación objetiva es un mecanismo de atribución. ¿qué se le imputará objetivamente. frente a la combinación ´dolo-ausencia de resultado individualizadoµ. homicidio tentado. pero si el autor sabe de la adecuación del riesgo en el caso concreto..

Claro está que para Roxin no desaparece. con frecuencia. De aquí que en el delito imprudente se hagan más necesarios criterios excluyentes del infortunio. ha realizado el tipo de homicidio tentado. No variaría mucho esto con el hecho de considerar al resultado como parte de la acción como hace Roxin[lxii] y considerar que una acción de homicidio tentado es diferente de una acción de homicidio consumado.imputación por mero caso fortuito?[lx] Acá la imputación objetiva no tiene más remedio que recurrir a la intención del autor.por el dolo del autor. de lesiones tentadas. Quizá esta no sea sino uno más de esos intentos que pretenden ir contra ´la naturaleza de las cosasµ[lxiii] : si el aspecto subjetivo es un presupuesto ya en la tentativa pues individualiza el tipo tentado. el infortunio tiene mayor campo de acción: ´no cabe duda de que resultará más sencillo« afirmar que quien padezca las consecuencias del comportamiento descuidado habrá sido víctima de un cierto grado de mala suerte .de todo aspecto subjetivo. En el delito doloso hay menos probabilidad de que el autor sea víctima del infortunio. pues la diferencia entre una acción de homicidio tentado y lesiones tentadas sólo se puede realizar atendiendo al dolo. sólo se puede juzgar si se tiene en cuenta a dónde iba dirigido el dolo del agenteµ[lxi]. cuando se trata de explicar y justificar la diferencia de sanciones entre los delitos dolosos y los imprudentes. ej. lo seguirá siendo también para la imputación objetiva de un delito consumado. Todo ello nos lleva a reconocer que ´la mayor pertenenciaµ de un hecho a un sujeto está notablemente influenciada ²si no se quiere decir ´determinadaµ. en tanto que obra a él imputable [lxv]. Relacionado a la diferencia doloimprudencia se halla la idea de ´mala suerteµ o ´infortunioµ. de los daños tentados. o ningún tipo en absoluto. la cuestión de si algui en que hace un disparo de revolver. Hacemos especial referencia a las siguientes reflexiones de Ramón Ragués: en el delito doloso la mala suerte en cuestión no tendrá mucha cabida: el resultado se atribuirá de un modo mucho más pleno a su autor. un infortunio que. pero no alcanza a nadie. en el delito imprudente. se hará también extensivo al propio causante del malµ[lxiv]. Las palabras del propio Roxin: ´Dado que el dolo en la fase de tentativa pertenece en todo caso al tipo y que todo delito pasa por esa fase. sea un presupuesto en la tentativa pero que la imputación de la consumación se realice prescindiendo -ya ahora sí. Quizá nos hubiéramos ahorrado todas estas reflexiones si se hubiera reparado en un previo análisis de las diferencias entre el delito doloso y el imprudente. Así las cosas. sino que se traslada como por arte de magia al tipo subjetivo a analizar posteriormente. es imposible que en el momento de la consumación sencillamente desaparezca del tipoµ. pues es claro que un delito consumado tiene que pasar por una fase de tentativa. uno de los recursos es afirmar que el delito doloso comporta una mayor . Así también lo debería reconocer Roxin cuando afirma que un presupuesto de la tentativa es el dolo: ´Así p. antes de realizar el traslado de la teoría a los delitos dolosos. Incluso el aspecto subjetivo (dolo) tiene relevancia para el juicio de peligro. resulta por lo menos ´curiosoµ que una teoría que pretende la atribución a una persona de un hecho como ´obra suyaµ desprecie en su juicio el aspecto subjetivo. en este caso el dolo. Así. le pertenecerá más. entonces no es posible que un aspecto subjetivo.

Hassemer). y sin embargo el juicio de imputación tendría que variar radicalmente (más o menos unos siete años de pena privativa de libertad tomando como referencia los mínimos establecidos en nuestro Código penal) si se comprueba posteriormente que entre B y C hubo un acuerdo previo (aspecto subjetivo) que revele el dolo de los autores de cometer un robo (agravado). un viejo enemigo. Si hacemos una interpretación a contrario tenemos que: si se infiere que la disposición patrimonial fue efectuada a causa de una inducción a error. por ende« dejan abierta la puerta para una ampliación del poder punitivoµ [lxviii] . Si esto es correcto (en contra Jakobs). Esto es correcto. Así lo demuestra la solución a un caso de estafa. Nadie negaría que la inducción sea un aspecto subjetivo que en este caso afecta al juicio sobre la creación de un riesgo .´quien arrojó una bomba sobre Hiroshima introdujo un riesgo. pues el hecho de que justamente pasara por allí un tercero que se aproveche de la situación obedece a la mera casualidad y no es de ninguna manera obra de B. Y ni qué decir de las injusticias que se cometerían si existiesen indicios que a nuestro operador judicial le hacen suponer un acuerdo entre B y C cuando en realidad no lo hubo: ¿sería ésta una práctica judicial generalizada que tanto esperamos? Acá se hacen necesarias las palabras del profesor Zaffaroni: ´La principal contradicción de estas teorías (sobre la imputación objetiva) finca en que. cuando en realidad causa una hecatombeµ[lxvii] . entonces el aspecto subjetivo jugaría un papel por lo menos referencial en los juicios sobre creación de un peligro jurídicamente relevante. lesiones consumadas o robo agravado por concurso de personas? Una primera respuesta rezaría así: lesiones consumadas. cosa que la imputación objetiva está muy lejos de reconocer [lxvi] . ´máxime cuando ambas partes estuvieron de acuerdo en los términos del contrato sin que se infiera de él que la disposición patrimonial efectuada por el referido agraviado haya sido a consecuencia de un error inducido por el citado encausadoµ[lxix]. legitiman el poder punitivo y. Todo esto ha llevado a los partidarios de la doctrina de la imputación objetiva al sinsentido jurídico de decir ² utilizando el ejemplo del profesor Zaffaroni. se puede reconocer que el aspecto subjetivo tiene cierta implicancia en el juicio de creación de un riesgo jurídicamente desaprobado. donde se argumenta que se excluye la imputación porque no se ha comprobado la creación de un riesgo jurídicamente relevante para el patrimonio del agraviado.habría un indicio de la creación de un riesgo jurídicamente desaprobado. De esta manera la imputación objetiva habrá fracasado rotundamente en su máxima pretensión. al fundarse en criterios preventivistas. se acerca C y se lleva el equipaje de Aµ. Tal vez todo lo dicho se entienda mejor desde un caso concreto que ²estamos seguroshabrá tenido más de una ves nuestra jurisprudencia: ´A regresa de viaje y en la puerta de su domicilio se encuentra con B. ¿Qué le imputamos objetivamente a B. con el cual se lía en trompadas. En el transcurso de la gresca. En la práctica judicial peruana.peligrosidad para los bienes jurídicos (así Mir Puig. por lo menos ²para ser benévolos.

III CONSIDERACIONES FINALES Uno de los méritos atribuibles al profesor Claus Roxin es el haber llamado la atención acerca de la utilidad práctica de las categorías jurídicas empleadas en el Derecho penal [lxxii]. y sin embargo sugiere la existencia del dolo impune en el caso de la tormenta. o nos conduce a soluciones totalmente insatisfactorias[lxxiii] . la teoría de la imputación objetiva se nos presenta como un mecanismo necesario en la práctica judicial peruana como correctivo de la causalidad para excluir la responsabilidad sobre todo en supuestos de delitos imprudentes. pese a que el autor actuaría dolosamente. Una aplicación generalizada en el ámbito del delito comisivo doloso de resultado. esto llevaría en sí una contradicción: si se excluye la imputación. Una precisión metodológica. Se debe decir además que para individualizar el resultado el no queda otro camino que recurrir a la intención del sujeto (el resto sería pura adivinanza jurídica) y en esa medida sería el dolo un presupuesto de la imputación objetiva. no existe relevancia penal. Ello no tiene nada de raro en un mecanismo de ´atribuciónµ. y si no existen circunstancias tampoco existe dolo puesto que las circunstancias que fundamentan la imputación objetiva tienen que ser objeto de conocimiento del dolo.jurídicamente desaprobado. Tendríamos que concluir esta parte de la siguiente manera: la imputación objetiva ´como mecanismo de atribución parte de un resultado individualizado. entonces no existen circunstancias que la fundamentan. Postular criterios de imputación con validez general quizá olvide que ´la cuestión . ´No se puede llamar dolo a una circunstancia que está excluida del tipo objetivoµ [lxx]. Pretender una teoría objetiva que prescinda de toda intención individualizadota del resultado sólo se puede explicar por una sobredimensión y desnaturalización de la teoría. En ese sentido. Esta contradicción la resume Gracia Martín así: Si la imputación objetiva se aplica a los delitos dolosos para excluir supuestos en los cuales. Este punto de partida parece olvidar que ´existen acciones cuyos aspectos exteriores e interiores no pueden separarse en la descripciónµ [lxxi] . Esto es así en tal medida que se podría afirmar independientemente uno del otro. es gracias a ello que es un mecanismo de imputación y no una teoría de averiguación del resultado a imputar. Esto trae lógicamente graves contradicciones. ya que al ser sólo eso es de lo más normal y lógico que se presuponga el resultado a imputar. o produce el abandono de los postulados básicos de la teoría en el momento de la argumentación judicial. Una segunda conclusión: la imputación objetiva no puede fundamentar la responsabilidad en delitos comisivos dolosos de resultado. Más aún. Metodológicamente los partidarios de la imputación objetiva tal y cual la concibe Roxin tienen un punto de partida erróneo: la total independencia entre tipo objetivo y tipo subjetivo. Éstas se pondrían en evidencia ya de entrada cuando Roxin afirme que el objeto del dolo ya no sería la causalidad sino un riesgo jurídicamente desaprobado.

5° edición. Editorial Temis. Bustos Ramírez. Bernardo José. Introducción al Derecho penal. Editorial Temis. Castillo Alva. Enrique. Buenos Aires 2003. Sobre el concepto de delito. Bacigalupo. Principios de Derecho penal. Lima 2002. no los objetivos político-criminales. ¿Lesión del bien jurídico o lesión de deber?. Editorial Gaceta Jurídica. sino si realmente esa persona era o no responsable. Feijóo Sánchez. Editorial Ad-Hoc. Editorial Hammurabi. Juan. Principios de Derecho penal. Reimpresión 1989. Bogotá. Parte general. no del futuroµ [lxxiv] . José Luis. Parte general. Cancio Meliá. Manuel. Publicación editada por el Centro de . 2da edición Bosch 2001 Barcelona. Parte general. Técnica de resolución de casos penales. Bogotá-Colombia 1986. La cuestión aquí es la responsabilidad. BIBLIOGRAFÍA Alcácer Guirao. Buenos Aires 2002. Manual de Derecho penal. Imputación objetiva en Derecho penal. Madrid (sin fecha). Rafael. 2° edición. Editorial Akal. La responsabilidad de una persona por las lesiones que ha producido es el fundamento y la medida de la imputación y no las posibilidades y riesgos de una actuación penal sobre la misma. se trata del pasado.fundamental a resolver por un concepto penal de imputación no es ¿qué podemos hacer racionalmente con una persona?. Conducta de la víctima e imputación objetiva en Derecho penal.

Concepto y método de la ciencia del Derecho penal.Investigaciones del Instituto Peruano de Ciencias Penales. 93-138. Editorial Ideosa. Reimpresión de la 2° edición. Gimbernat Ordeig.ugr. Enrique. Consideraciones críticas acerca de la teoría de la imputación objetiva desde la perspectiva del finalismo. Introducción. Luis. Manual de Derecho penal. Madrid 1999. Los delitos de comisión por omisión (una exposición crítica de la doctrina dominante). Universidad de Piura 2003. Lima 2002. El principio de confianza. En Revista de Derecho Penal y Criminología. Schünemann. Percy. 2° época N° extraordinario I°. García Cavero. Gimbernat. Antonio. como criterio normativo de imputación en el Derecho penal: fundamentos y consecuencias dogmáticas. Madrid 2000.es/recpc (consulta: Junio 2005). Parte general. Madrid 1994. Editorial Ideosa. 1° edición. . Derecho penal. Servicios de publicaciones de la facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid. Omisión e imputación objetiva en Derecho penal. Servicio de publicaciones de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid. Editorial Eddili. (2000) págs. Delitos cualificados por el resultado y causalidad. El actuar en lugar de otro en el Derecho penal peruano. Editorial Tecnos. Ara Editores. Lima-Perú 2004. En Revista Electrónica de Ciencia Penal y Criminología. García Pablos de Molina. En Estudios de Derecho penal. José. Madrid 1996. En Estudios de Derecho penal. El finalismo como método sintético real-normativo para la construcción de la teoría del delito. Gracia Martín. Enrique. Lima-Perú 2004. http://criminet. Hurtado Pozo. Editorial Reus. Editorial Grijley. Lima 1987. Bernd y Jürgen Wolter.

Tirant lo Blanch. Editorial Grijley. UAM Editores y Civitas. Bernardo Feijóo Sánchez. de Manuel Cancio Meliá. Introducción a la criminología y al Derecho penal. 1998. Reimpresión Lima 2001. Winfried. Parte general. Bases para una teoría de la imputación en Derecho penal. Estudios de Derecho penal. Hans-Heinrich y Weigend. Trad. Francisco. N° 3. Ediciones Jurídicas. 1998/A. Universidad Externado de Colombia y Centro de Investigaciones de Derecho penal y Filosofía del Derecho. 2° edición. Bases para una teoría funcional del Derecho penal. Trad. . Ziffer. Enrique Peñaranda Ramos y Carlos Suárez González. Valencia 1999. MadridEspaña. 1° edición 1997. Trad. 1994. Winfried y Muñoz Conde. 5° edición. Enrique Peñaranda Ramos. Tratado de Derecho penal. Jakobs. En Separata renueva Doctrina Penal.Hassemer. Günther. mundo y responsabilidad. Editorial Comares. Enero-junio. de Miguel Olmedo Cardenote. El concepto jurídico penal de acción. Derecho penal. Lima 2000. de Joaquín Cuello Contreras y José Serrano Gonzales de Murillo. Trad. Hirsch. Hans-Joachim. Marcelo A. Trad. Valencia 1989. de Manuel Cancio Meliá. Trad. Jescheck. Thomas. de Patricia S. Palestra Editores. En Revista Peruana de Ciencias Penales. de Francisco Muñoz Conde y María del Mar Díaz Pita. de Manuel Cancio Meliá. Tirant lo Blanch. Madrid 1997. Crítica al Derecho penal de hoy. Sancinetti y Carlos Suárez González. Granada 2002. Trad. La imputación objetiva en Derecho penal. Parte general. Persona. Fundamentos y teoría de la imputación. Marcial Pons. Hassemer. Acerca de la imputación objetiva.

Carlos y Cancio Meliá. Peñarando Ramos. Trad. Editorial Bosch. Parte general. Lima 1998. de la 7° edición alemana por Jorge Bofill Genzsch y Enrique Aimone Gibson. Peña Cabrera. Significado y alcance de la imputación objetiva en Derecho penal. Raúl. Muñoz Conde. Reinhart y Zipf. Santiago. Madrid 2001. Reimpresión de la 2° edición. . Barcelona 1982. Mir Puig. Introducción a las bases del Derecho penal. Un nuevo sistema del Derecho penal. La imputación del resultado en Derecho penal. Lima 1995. Editorial Bosch. Ragués i Vallés. Editorial Astrea. Consideraciones sobre la teoría de la imputación de Günther Jakobs. Francisco. Heinz.Maurach. Ingeborg. Lima-Perú 2003. Estudio programático de la parte general. Puppe. Trad. Ara Editores. Manuel. Ramón. Editorial Temis. Editorial Grijley. El dolo y su prueba en el proceso penal. 2° edición. de Percy García Cavero. 2° edición. Buenos Aires 1994. Teoría general del delito. Santa Fé de Bogotá-Colombia 1999. Derecho penal. Tratado de Derecho penal I. Barcelona 1976. 1° edición. En Modernas tendencias en la ciencia del Derecho penal y la Criminología. Editorial Bosch. Editorial Grijley. Barcelona 1999. Enrique. Función de la pena y teoría del delito en el Estado social y democrático de Derecho. Concepto y método. I: teoría general del Derecho penal y estructura del hecho punible. Suárez González.

Parte general. Tomo I. Claus. Año 5. Fidel. . Editorial Ad-Hoc Buenos Aires 1997. Imputación objetiva. Concepto y sistema. Bosch. Dogmática penal y política criminal. La expansión del Derecho penal. Subjetivismo e imputación objetiva en Derecho penal. de la 2° edición alemana por DiegoManuel Luzón Peña. Günter. Ideosa Lima 1998. Gaceta Jurídica. Editorial Temis. Editorial Civitas 1999. El hecho punible. de Francisco Muñoz Conde. 2° edición. Sancinetti. 1996-1998. Teoría del delito y desvalor de acción. Santa Fé de Bogotá-Colombia 1996. de la 2° edición alemana (1976) de Gladis Romero. Editorial FD. Gaceta Jurídica. Stratenwert. Lima-Perú. Jurisprudencia penal. Marcelo A. Trad. Silva Sánchez. 2° edición. Tomo I. análisis y crítica jurisprudencial. En Diálogo con la jurisprudencia: actualidad. Editorial Civitas. Parte general I. Aspectos de la política criminal en las sociedades postindustriales. Ejecutorias de la Corte Suprema. de Manuel Abanto Vásquez. Madrid. Trad. 2003. Buenos Aires 2001. Reimpresión 2001 de la 1° edición (1991). Editorial B de F Montevideo. El delito de omisión. Jesús-María. 1999. Euros Editores Buenos Aires. Julio 1999. N° 14. Roxin. Yesid. Política criminal y sistema del Derecho penal. Rojas Vargas. Trad. nov. Derecho penal. 1° edición. Derecho penal. La teoría de la imputación objetiva vista desde la perspectiva de la jurisprudencia peruana: una primera aproximación. Trad.Reyes Alvarado. Buenos Aires 1999. Reimpresión 2000. Barcelona 1972. Editorial Hammurabi.

Gunther. En Revista peruana de ciencias penales N. Tomos I y II. Trad. de Silvina Bacigalupo en Omisión e imputación objetiva. En Revista de Derecho y Ciencia Política de la facultad de Derecho y Ciencia Política de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Ediciones Jurídicas. Lima pp. Fundamentos de Derecho penal. 115-145. Madrid. 1998/A. La teoría de la imputación objetiva vista desde la perspectiva de la jurisprudencia peruana: una primera aproximación. análisis y crítica jurisprudencial. Claus. Actuar y omitir. Yesid. p. Eberhard. En Diálogo con la jurisprudencia: actualidad. Parte general. bajo este punto de vista. El concepto jurídico penal de acción. Hans. 83. Schünemann. Editorial Ediar. Buenos Aires-Argentina 2002. delitos de comisión y de omisión. Editorial Civitas. Derecho penal. Santiago de Chile 1970. pp. p. Santa Fé de BogotáColombia 1996. 2° edición. Tomo I. Parte general. Parte general. 1ra Edición. Editorial Tirant lo Blanch. Editorial Jurídica de Chile.Struensee. 404.14. 13. Derecho penal. En Modernas tendencias en la ciencia del Derecho penal y la Criminología. Fidel. [iii] Jakobs. Editorial Temis. ni siquiera está bien logrado´ en Sobre el estado actual de la dogmática de los delitos de omisión en Alemania. Santiago. José Miguel. 81. de Bustos Ramírez y Sergio Yáñez Pérez. Manual de Derecho penal. [i] Roxin. Crítico con este concepto de acción. 51. 364. El autor comenta tres [vi] . Nov. Imputación objetiva. Zaffaroni. Trad. 11° edición. Año 1994. 3 Enero-junio 1994. Acerca de la imputación objetiva. NOTAS: Mir Puig. Valencia 1993. [v] [iv] Rojas Vargas. En Separata renueva Doctrina Penal. Welzel. 82. Reimpresión 2000. Vol. Zugaldía Espinar. 14. Parte general. 1999 Lima Gaceta Jurídica. Significado y alcance de la imputación objetiva en Derecho penal. Parte general. Eugenio Raúl. Madrid 2001 p. 82. Hans-Joachim. 88. Derecho penal. Año 5 N. Derecho penal alemán. LimaPerú 1998. 2° edición. p. para quien ³el concepto de acción de Jakobs no es en realidad otra cosa que un concepto material del delito y. Reyes Alvarado. de la 2° edición alemana por Diego-Manuel Luzón Peña. Trad. [ii] Hirsch. pp.

N° 14. La teoría de la imputación objetiva vista desde la perspectiva de la jurisprudencia peruana: una primera aproximación. con base en los conocimientos exigibles a la generalidad de las personas (objetivo) pero incluyendo también los conocimientos especiales que entonces poseía el autor (subjetivo). sino que además fue expresamente criticada por él. 16. nov. Marcelo A. Lima 2002. Parte General I: teoría general del Derecho penal y estructura del hecho punible. [x] [ix] [viii] Silva Sánchez. el resultado típico de la acción. sino que la adecuación de la causalidad requería complementariamente la dominabilidad del hecho.ejecutorias supremas. Pp. [vii] Cancio Meliá. 359 Tratado Zaffaroni se refiere a este hombre normal. análisis y crítica jurisprudencial. p. señala al final de sus comentarios tres ejecutorias supremas más y ocho ejecutorias superiores. 1999. Yesid. Derecho penal. Manuel. 97. p. Abanto Vásquez. [xix] [xviii] Con todo. pp. en mayor o menor medida y carente d problemas en un gran porcentaje de casos. Sancinetti. Publicación editada por el Centro de Investigaciones del Instituto Peruano de Ciencias Penales. 26 Feijoo Sánchez Imputación objetiva en Derecho penal. con lo cual se generó una larga polémica sobre la forma en que debía llevarse a cabo el juicio de previsibilidad«´. Así Maurach: En la significación genérica y extensa que se le dio en la segunda mitad del siglo pasado. Buenos Aires 1994. Editorial Grijley. Fidel. Sin embargo añade que ³Pese al consenso que alcanzó esta propuesta ³es innegable que esta propuesta conduce a una confusa mezcla entre los aspectos objetivo y subjetivo y se aferra a un concepto que como el de previsibilidad es de dudosa utilidad. La idea de previsibilidad. la teoría de la adecuación no es ya una teoría causal. Gaceta Jurídica. 15. [xvii] Así también lo explica Reyes Alvarado: A la postre se arribó a una posición ecléctica que exigía un juicio de valor (pronóstico) emitido con posterioridad a los hechos (posterior). Imputación objetiva en Derecho penal. Subjetivismo e imputación objetiva. La expansión del Derecho penal. p. 464. P. 2da edición Bosch 2001 Barcelona. P. había desplazado a la acción en sí p. no sólo fue ajena a los primeros planteamientos de esta teoría por Ludwig von Bar. Nociones preliminares a manera de introducción. [xiii] y ss. sino una teoría de la imputación. ³lo que en realidad hace la mencionada teoría es admitir la existencia de [xx] . 88. esta teoría no desconoce que la condición de hemofílico sea una causa de la muerte en el caso concreto. En Diálogo con la jurisprudencia: actualidad. En op. Rojas Vargas. Yesid. [xvi] Citado a través de Roxin p. Trad. [xii] [xi] p. 26. Editorial Ediar. 2° edición. Lima -Perú. Imputaciòn objetiva p. Buenos Aires-Argentina 2002. la teoría de la relación causal prácticamente había absorbido a la teoría de la acción. 58. Jesús. [xiv] [xv] Críticas a esta teoría y su fórmula empleada en Reyes Alvarado. Conducta de la víctima e imputación objetiva en Derecho penal. Imputación objetiva. medio o inteligente de la siguiente manera: la causalidad adecuada apeló a la imagen del ser humano normal que. 304 Derecho penal. 72. 65. de la 7° edición alemana por Jorge Bofill Genzsch y Enrique Aimone Gibson. es un homúnculo o monstruo elaborado por alquimia jurídica. 11 Reyes Alvarado. Año 5. cit. Reyes Alvarado. Así. empero. 25. Manuel: ³La importancia de la imputación objetiva es incluso más evidente en los delitos de omisión impropia (o de comisión por omisión)´. Claus: La imputación objetiva en el Derecho penal. ³Esta variante de la teoría se origina probablemente en los trabajos elaborados por el médico fisiólogo von Kries quien no se limitó a aplicar el concepto de probabilidad propuesto quince años antes por von Bar. como es sabido. elemento causal. Editorial Civitas pp . En Roxin. Editorial Astrea. Nota 106. P. Yesid. Editorial Ad-Hoc Buenos Aires 1997. 74. 30. en el caso del hemofílico. Aspectos de la política criminal en las sociedades postindustriales. Imputación objetiva. 1° edición. Parte general.

En casos como éste. 51. durante cuya ingestión el paciente se atoró con un trozo de comida que finalmente se alojó en uno de sus pulmones. p. sino que también ambos habían infringido con su conducta el deber objetivo de cuidado. si en una operación arriesgada pero médicamente indicada el cirujano provoca la muerte del paciente por burdos errores técnicos. porque una conducción correcta habría salvado la vida del ciclista. Cit. Enrique Gimbernat. 360. Más aún: ³Abstractamente previsible y evitable lo es. Derecho penal Parte General. Welzel. Santiago de Chile 1970. Editorial Jurídica de Chile. En Política criminal y sistema del Derecho penal. Así también opina Roxin (Derecho penal Parte general pp. Pp. 14. Derecho penal alemán p. la llamada teoría de la imputación objetiva se ha desarrollado. El paciente. pero no la garantiza con absoluta seguridad. de Bustos Ramírez y Sergio Yáñez Pérez. según la cual si la conducta del autor incrementa la probabilidad de lesión con respecto a la hipotética permitida. Para este tipo de casos. cierto que no con seguridad. Jescheck/Weigend. Hans. Derecho penal« p. Derecho penal Parte General. formularon entonces ³la teoría del fin de protección de la norma´: las normas que regulan el límite de velocidad dentro del perímetro urbano no tienen como finalidad el evitar que las personas fallezcan atoradas con residuos de comida. por Romero Flores. en España. 24. Trad. Claus. sin que el procedimiento de lavado pulmonar al que fue sometido de manera inmediata consiguiera evitar su fallecimiento a consecuencia de una neumonía´. P. que inicialmente debió ser alimentado por medio de sonda. 186. Hirsch: ³la teoría de la elevación o incremento del riesgo con respecto a la relación de contrariedad al cuidado constituye una solución concebida para una problemática específica de la imprudencia´. 29. Entonces ±según Roxin. de Miguel Olmedo Cardenote. 16. según la opinión contraria tendría que quedar impune porque. Roxin. ³El conductor de un camión sobrepasa. y Klaus Roxin. la lesión del deber encaja en el tipo y. por tanto. Hirsch: ³también aquí se trata de un problema específico de la imprudencia. pero concederle interés jurídico sólo a alguna de ellas. p. El concepto de imputación objetiva. 379 y ss. 241. 95. 96. Hans. en Alemania. ³Una señora que conducía su vehículo a una velocidad superior de la permitida por el Código de Circulación. el ciclista perdió el equilibrio y pereció arrollado por las ruedas traseras del vehículo. [xxvii] Reyes Alvarado. la remisión al principio de la elevación del riesgo ya no resultaba útil. pues no sólo los dos involucrados en el suceso podían ser considerados como causa del fallecimiento de la víctima. 1. Practicada la necropsia se estableció por parte de los médicos legistas que. Yesid. Reyes Avarado. 361). casi todo´.todas las causas (equivalencia de las condiciones). a un ciclista a una distancia inferior a la permitida. 379. Beatriz en La imputación objetiva de delitos [xxix] [xxviii] . p. a saber. Roxin. Así también Corcoy Bidasolo: ³Si en líneas generales. el ciclista conducía su vehículo en avanzado estado de alicoramiento´ BGHSt 11. Claus.p. no cabe ninguna duda´. Así p. Roxin elaboró la ³teoría del incremento del riesgo´. en carretera. en efecto. Derecho penal alemán. aunque se hubiera llevado a cabo una operación lege artis. en el ámbito de la imprudencia. durante la imprudente maniobra de sobrepaso. Granada 2002. haciendo imposible que con el simple recurso a esta última figura pudiera brindarse una adecuada solución al caso.³es obligada la imputación. que el resultado posterior no representa una manifestación objetiva de la contrariedad al cuidado´ Acerca de la imputación objetiva«. donde una conducta alternativa conforme al deber objetivo de cuidado no garantiza con seguridad la noproducción del resultado típico. El concepto de imputación objetiva. Trad. por lo que una empleada de la clínica le suministró una sopa. Así Roxin p. CESID Imputación objetiva p. [xxv] [xxvi] Welzel. recibió después de algunos días la autorización médica para consumir alimentos por vía oral. Cfr. Parte general. Yesid. 11° edición. pero sí posiblemente´ y ³el legislador tiene que insistir también en el cumplimiento de la norma de cuidado precisamente allí donde su observancia ciertamente aumenta claramente la posibilidad de salvaguarda del bien jurídico. tendremos un tipo imprudente consumado. p. Y eso significaría renuncia a toda exigencia de cuidado precisamente en los supuestos en que se quiere un cuidado especialmente grande. En este caso. debido al impacto. en el momento de su muerte. P. Tratado de Derecho penal. el peatón sufrió unas heridas de consideración que hicieron necesarios una intervención quirúrgica y su internamiento en un centro hospitalario. p. nota 31. atropella a un hombre que intentaba cruzar la calle. la lesión al deber objetivo de cuidado no servía como correctivo a la simple relación de causalidad para determinar quién podía ser tenido como ³autor´ de la muerte del ciclista. Editorial Comares. Reyes Alvarado. especialmente. respecto al criterio del fin de protección de la norma. [xxii] [xxiii] [xxiv] [xxi] Citado por Reyes Alvarado en imputación objetiva. 307. ej. 5° edición.p 186. tampoco se podría excluir la posibilidad de un desenlace mortal.

para Feijoo Sánchez. Claus. 40. 22 y 23.actos de imperfecta realización (tentativas imprudentes acabadas) en delitos consumados. pues. no lleva a cabo una acción homicida aunque la muerte del paciente sea una muerte querida. Esta teoría convierte. Derecho penal Parte General p. Derecho penal Parte General. 86. Editorial Ideosa Lima 1998. Claus. 28. [xxxiii] [xxxii] [xxxi] [xxx] Muñoz Conde. es una ³manipulación dogmática´ para poder punir ciertas ³tentativas imprudentes´. p. En la introducción a Política criminal y sistema del Derecho penal p. Claus. Roxin. A las pocas horas de ocurrido el incidente. La imputación objetiva. La imputación objetiva. Roxin. ³supondría que se empezara por considerar la aminoración del riesgo como lesión del bien jurídico típica de un delito. Bosch. [xlii] [xliii] Roxin. Sin embargo. no deben serle atribuidos al autor de la conducta aquellos resultados que corresponden a la esfera de protección de la víctima: el resultado no debe serle imputado al primer autor cuando él pueda ser tenido como consecuencia del comportamiento equivocado de la víctima. Yesid. quien prefirió seguir tratándose la herida con remedios caseros. Dos semanas más tarde. Francisco. -afirma Feijoo Sánchez. Además no se responde a las preguntas ¿cómo se determina la probabilidad de lesión de la conducta hipotética adecuada a Derecho? ¿Cómo se mide la diferencia de probabilidades entre la conducta defectuosa efectivamente realizada y la conducta hipotética adecuada a derecho? Considera además que esta teoría supone una interpretación extensiva (violatoria del principio de legalidad) de los tipos penales que no respeta el tenor literal posible de los preceptos de la parte especial: el que crea un riesgo no permitido ³practica todos los actos que objetivamente deberían producir el resultado´. pero no mata o no causa una lesión. Política criminal y sistema del Derecho penal. nuestro cirujano que realiza una operación irreprochable de acuerdo con la lex artis en la que muere el paciente. según el autor español. Por lo menos. Universidad de Murcia N° 19 2001 p. cuando la víctima acudió a un centro clínico para que l fueran retirados los puntos de la sutura. La imputación objetiva. Claus. convierte la imputación del resultado en algo automático. El concepto de imputación objetiva. realiza una conducta que se puede calificar como tentativa acabada. Feijoo Sánchez. [xl] [xli] Feijoo Sánchez. p. Barcelona 1972. de Manuel Abanto Vásquez. la víctima insultó reiteradamente al acusado. 5. Como consecuencia de este golpe. Política criminal y sistema del Derecho penal. 345. 33. no se prueba que mate o cause una lesión. . Parte General. para el autor. La teoría del incremento del riesgo. Política criminal y sistema del Derecho penal. P. sí puede distinguirse una parte prohibida y una parte permitida. Conforme a este principio. la víctima sufrió una cortada en el arco superciliar derecho y además una perforación en el globo ocular con sangrado interno en la antecámara del ojo. esta es. [xxxiv] [xxxv] [xxxvi] Roxin. Revista Anales de Derecho. consejo que también fue desatendido por el herido. p. p. Todo su comportamiento es globalmente desvalorado. dentro del riesgo que sobre pasa la medida del riesgo permitido. p. 26. P. Reyes Alvarado. Presupone la idea versarista de que no es posible diferenciar en una conducta una parte permitida y otra prohibida. y por tanto el autor responde por todo lo que sea consecuencia de su comportamiento antijurídico: una vez que una persona se comporta de forma inadecuada ya no se puede limitar la parte típica de su comportamiento de la parte permitida. pp. p. [xxxvii] [xxxviii] [xxxix] Roxin. Claus. 269. Roxin.. la premisa del fin de . Solucionar estos casos acudiendo a la antijuridicidad. Feijoo reúne las críticas planteadas a esta teoría: En supuestos de infracciones leves en ámbitos muy reglados como el tráfico viario. Dogmática penal y política criminal. el ojo tuvo que serle quirúrgicamente retirado debido a lo avanzado del proceso infeccioso´. Claus. 83. 33. de Francisco Muñoz Conde.: ³en los delitos de resultado hay que decidir conforme a reglas generales si la lesión del objeto de la acción se le puede imputar como obra suya al inculpado´. 367.imprudentes. Roxín. Feijoo Sánchez. Derecho penal. p. Claus. Así. quien finalmente decidió agredirla lanzándole un vaso de vino contra la cara. Es decir. se le aconsejó que debía buscar un oculista para que le examinara la herida interna del ojo. Bernardo. y eso es precisamente lo que falta´. Roxin. ³Durante una acalorada discusión en una taberna. recomendación que fue rechazada por el herido. Bernardo. Dogmática penal y política criminal. 366. Trad. P. Trad. Bernardo. Cuatro meses después. en un centro de atención médica le fue suturada la herida y se le recomendó la práctica inmediata de una intervención quirúrgica para subsanar la herida interna del ojo. pero no se sabe si se ha consumado como homicidio o lesiones. 93.

análisis y crítica jurisprudencial. Jurisprudencia penal: procesos sumarios. 363. op. Claus. La imputación objetiva en el Derecho penal. y por lo tanto el aspecto subjetivo en el momento del enjuiciamiento del peligro juega también un papel. Observaciones« p. Fidel. Cfr. Nociones preliminares« p. ex ante una conducta dolosa sí importa una mayor peligrosidad. 97 y ss. 34. . La imputación objetiva« p. Martínez Escamilla. 53. En este sentido. 2618-98 del 14 de setiembre de 1998. Editorial Bosch. Fidel. Editorial Tecnos. Abanto Vásquez. 81. 82. pp. Gaceta Jurídica. [lxvii] [lxviii] [lxix] Así Zaffaroni. p. p. 325. Concepto y método de la ciencia del Derecho penal. Ragués i Valles. En Roxin la imputación objetiva. En Diálogo con la Jurisprudencia: actualidad.protección de la norma. 1999. 363. Claus. Roxin. En este sentido también Gracia Martín. Nota. Derecho penal parte general. cit. En Rojas Vargas. Sin embargo. Claus. [xlix] [l] Ver también Abanto Vásquez.. Sobre ³la naturaleza de las cosas´ como un posible nuevo criterio de interpretación véase Gimbernat Ordeig. a fin de cuentas. rechaza o por lo menos afirma que es discutible que el dolo importe mayor peligrosidad. de producir un resultado idéntico´. Servicios de publicaciones de la facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid. Abanto Vásquez. Diálogo con la jurisprudencia. p. Consideraciones críticas acerca de la teoría de la imputación objetiva desde la perspectiva del finalismo.pp. El dolo y su prueba en el proceso penal p. La imputación objetiva en Derecho penal. Wolter en Omisión e imputación objetiva en Derecho penal p. Claus. Ejecutoria Exp. sin cursivas en el original.. tb. 324. 363. Marcelo. pp. Derecho penal parte general. 81. En Estudios de Derecho penal. pp. Marcelo A. La imputación objetiva en Derecho penal. 103. Derecho penal parte general. El dolo y su prueba en el proceso penal..p. [lviii] [lix] [lx] Cito a través de Feijóo Sánchez. Editorial Ideosa. pp. Fidel. Manuel. 34. sostiene que ³tanto el autor doloso como el imprudente han sido capaces. en Observaciones a la teoría de la imputación objetiva p. 570. Manuel. Derecho penal. p. Lima. su argumentación se levanta sobre la base de un juicio de peligrosidad ex post: ³desde el punto de vista del saldo global de los bienes jurídicos´. Claus. 29 Paz Mercedes de la Cuesta Aguado. Tomo II. Lima-Perú 2004. Claus. 30. La teoría de la imputación objetiva vista desde la perspectiva de la jurisprudencia peruana. [li] Ver el fallo en Rojas Vargas. p. 64. En Omisión e imputación objetiva en Derecho penal. p. 308. la mayor peligrosidad que importa el dolo la mencionamos desde la perspectiva ex ante tal como lo requiere el juicio de la creación de un riesgo jurídicamente desaprobado. Manuel. Sancinetti. 38. Barcelona 1999. empero. Madrid 1999 pp. La teoría de la imputación objetiva« p. 40. 82. Ragués. 469. 570. La teoría de la imputación objetiva en la teoría del injusto en España. Ramon. Así. 194. Manuel. 469. (El dolo y su prueba en el proceso penal p. Parte general p. Madrid 1994. [lii] [liii] [liv] [lv] [lvi] [lvii] Sancinetti. 61.. 63. Imp a la victima pp. Roxin. 28. 61 y ss. ³Sólo porque una causación de muerte puramente casual no la enjuiciamos ya objetivamente como homicidio en sentido jurídico es por lo que un dolo tendente a ello no es un dolo homicida. Ramon. [lxv] [lxvi] [lxiv] [lxiii] Ragués i Valles. 44. sino dirigido a algo impune´. [lxi] [lxii] Roxin.) Nosotros. De la Cuesta Aguado.. Enrique. Eugenio Raúl. Margarita. Rojas Vargas. Derecho penal Parte General. pp. Derecho penal. Zaffaroni. Roxin. 62. Es además más que conocida la crítica que desde el in dubio pro reo se le formula a esta teoría. pp. Nociones preliminares En Roxin . 33. Parte general. 27 [xlvi] [xlvii] [xlviii] [xlv] [xliv] Cancio Meliá. En Roxin. por su parte. Paz Mercedes. Claus. Roxin. Derecho penal Parte General. Roxin.

p. Luis.. Derecho penal. («) Con razón no se cree ya en los resultados que se deducen de los conceptos sistemáticos superiores y análogamente se piensa poco en la utilidad práctica de tales categorías´. Entre una y otra decisión. Buenos Aires 1999 P. [lxxi] Stratenwerth. [lxx] ³En estas deprimentes dificultades se refleja una crisis en la que ha incurrido últimamente el pensamiento sistemático en general y la teoría jurídico penal del delito en particular.derechoycambiosocial. dice: gorditaç gordita gordita salta con un pie con un pie con un pie salta con un pie ja como estas amor MARIELA dice: JAJAJA GORTDO BIEN AMOR TU COMO ESTAS ME CORTE MI DEDO GORDO CRICRO AHORA REPASARE ALGUNAS COSAS . 23. En Revista Electrónica de Ciencia Penal y Criminología. Persona. Valencia 1999P. al solucionar un caso de estafa argumentando que se excluye la imputación porque no se ha comprobado la creación de un riesgo jurídicamente relevante para el patrimonio del agraviado. but the moonlight lingers on. Trad. Hassemer.es/recpc (consulta: Junio 2005) 07:15.htm MARIELA dice: HOLA AMOR?? The night seems to fade. nuestra Corte Suprema pareciera inclinarse por la primera. El finalismo como método El finalismo como método sintético real-normativo para la construcción de la teoría del delito. Política criminal y sistema del Derecho penal. 75. de la 2° edición alemana (1976) de Gladis Romero. Windfried. ³máxime cuando ambas partes estuvieron de acuerdo en los términos del contrato sin que se infiera de él que la disposición patrimonial efectuada por el referido agraviado haya sido a consecuencia de un error inducido por el citado encausado´. de Francisco Muñoz Conde y María del Mar Díaz Pita. http://criminet. El hecho punible.ugr. mundo y responsabilidad.. Editorial FD. Parte general I. Si hacemos una interpretación a contrario: si se infiere que la disposición patrimonial fue efectuada a causa de una inducción a error. [lxxiv] [lxxiii] [lxxii] (*) Alumnos de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos E-mail: rodaschepen@hotmail. Tirant lo Blanch. Bases para una teoría de la imputación en Derecho penal. por lo menos ±para ser benévolos.habría un indicio de la creación de un riesgo jurídicamente desaprobado.Gracia Martín. Trad.com/revista009/imputacion%20objetiva. 167. Nadie negaría que la inducción es un aspecto subjetivo que en este caso afecta al juicio sobre la creación de un riesgo jurídicamente desaprobado.com http://www.

but the moonlight lingers on.. dice: ya censaste amor? MARIELA dice: SI GOROD YA TU NO TRABASJASTE HOY The night seems to fade.... but the moonlight lingers on. dice: hummm dime ps MARIELA dice: SI EN LA MÑNA TENGO Q IR A LAS AGENCIAS Y SI ME OBRA TIEMPO BUSCAR PARAQ YAME AGAN MI CUARTO The night seems to fade. dice: mañana piensas hacer todo? MARIELA dice: SIIIIIIIIIIIIIII . but the moonlight lingers on. dice: a xispas MARIELA dice: SI `POR ESO TENGO Q APURARME PORQ TAMPOCO YA TENDRE TIEMPO DE MUDARME H0OJALA ME ALCANCE AMOR O PIDO MAS NO SE The night seems to fade.The night seems to fade.. dice: si fui en la mañana y le dijo perdon le dije al dr q mañana ire en la tarde MARIELA dice: JAJAJA LEP EISDSTE PERDON PORQ AMOR QUE AMOR YO QUIERO PERDERME EN LA TARDE CONTIGO JEJEJE BROMITA AMOR The night seems to fade. but the moonlight lingers on.. dice: gordita hummm puede ser amor MARIELA dice: HOJAL CRICRO PORQ DESPUES NO VOY ATERNE R TIEMPO YA SAQE MI CAMA ESTA EN LA SALA GRNADE Y HOY DORMIRE CON MI HERMAN EN SU CAMA EN LOS PIES MÑNA ELLA SE VA A LAS 5 DE LA MÑNA AMOQUEGUA The night seems to fade. dice: a q hora vamos MARIELA dice: ME DIO 250 SOLES PARA LO LARGO Y LA PUERTA MI MAMA CN MI PAPA CREES Q ME ALCANCE The night seems to fade...... but the moonlight lingers on.... but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on.

. dice: .. dice: tons nos encontrariamos MARIELA dice: Y ADEMAS AMOR EL SABADO QUIERO DEDICARME ASI FUERTER REPASAR ALGUNAS COSAS Q APRENDI The night seems to fade.. dice: hummm amor si mañana hacemos lo de las agencias y el sabado compramos en la mañana la puerta MARIELA dice: SI MI AMOR PERO SI ES POSIBLE MÑNA TODO CIELO PORQ LO DE LAS AGNCIAS SOLO ES DEJAR VERDAD The night seems to fade. dice: pero te acuerdas q te entrevistan y eso demora de todas maneras avanzamos todo lo q se pueda amor MARIELA dice: AI PUES PERO ESTA VEZ TIEN Q SER DIFERENTE AMOR DEBO CONFIAR EN MI The night seems to fade. but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on. dice: humm y esta bien tus garritas deben estar irritadas MARIELA dice: me corete el dedin gorsdito amor amor debo confiaer en mi verdad The night seems to fade. but the moonlight lingers on.... but the moonlight lingers on.. but the moonlight lingers on....... but the moonlight lingers on. dice: ya el cuarto todo amor? MARIELA dice: ME DIJO MI PAPA Q SI SINO ME MANDARIA A LA SALA DE ABAJO Y ABAJ MAC FRIO FEO Y ME DA MIEDO PORQ AI MURIO MI ABUELIOT The night seems to fade..The night seems to fade. dice: si MARIELA dice: Y MÑNA IRIA AVERIGUAR Q EL SEÑOR Q VAYA ACER VAYA A MI CASA The night seems to fade.. but the moonlight lingers on. dice: mas temprano MARIELA dice: NOSE SON TANTAS COSAS OK MI AMOR SABES ME DUELE POCO MI HERMAN DICE Q PUEDE SER FRIO PERO SI PERSISTE Q BAYA HOY DIA LAV TODA MI ROPA CON UN MANDIL The night seems to fade..

... but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on.. dice: pero nooo MARIELA dice: en la q dice mari te mamo rie en corazones amor esa le gusto The night seems to fade.. dice: . but the moonlight lingers on.. dice: tu sabes q soy un loco y siempre necesitare ese abracho q regala paz MARIELA dice: mi loco cricri The night seems to fade. but the moonlight lingers on.... but the moonlight lingers on.... dice: y hacen los instantes eternos MARIELA dice: sabes amor te cuento rapidito estuve trasladando mis cosas y encontre mi sobre de todas las cartas en mi cajoncito y mi herman las a leido todas The night seems to fade. dice: ya no la podre mirar a tu hermana MARIELA dice: pero lo leio dasi de esa manera jajaja amor si se puede The night seems to fade. but the moonlight lingers on.. dice: desconfiado amor? MARIELA dice: nooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo oo kelo un abrazo tuyo bb necesito un abacho fuerte crees q sea demasiado The night seems to fade..MARIELA dice: si se puede mi amor?? te amoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo gordo The night seems to fade. dice: xispas?? MARIELA dice: y la ultima q me diste te acuertdasç The night seems to fade.. dice: si tu eres fuerte te han pasado cosas y ahi estas xq nos caemos mariela si no es para levantarnos MARIELA dice: si mi amor mi gordo bello me siento como un gato cuando sale a la calle The night seems to fade..

q pensara me siento avergonzadito cuando me vea q me dira amor MARIELA dice: cricro te avetrguenza nuestro sentimientos ?? porq eso esta echo con amor criss ?? The night seems to fade.. but the moonlight lingers on.. dice: ay bbita te amoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo ooooooooooo amor seguro se estaba riendo cuando le leYo las cartitas q tu leiste mami "mari te mamo" no decia eso sino te amo amorr MARIELA dice: pues no para nada gordo solo q dijo q le gusto esa carta pero sic se reia cuando la leio The night seems to fade.. dice: si tu sabes q no amor sino como me cuentas q tu hermana es madura MARIELA dice: chrisitna chrisitna chrisitan no pues ella tmb tien su corazoncito jejeje The night seems to fade.. dice: ayyy mi vidaaa te amoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo oooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo oooooooo t e a m o b e b . but the moonlight lingers on.. but the moonlight lingers on..

but the moonlight lingers on...MARIELA dice: donde decia mari te mamo The night seems to fade... but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on.. dice: me regreso en taxi toy con mi ropa de dormir y mis pantuflas de garras MARIELA dice: de tigre o de gatitio amorcito lindo The night seems to fade. but the moonlight lingers on. dice: i t MARIELA dice: rie ajaja pèro taba como un m rebusqued e palabras jejej çjajajajjaja The night seems to fade. dice: amorcito lindo MARIELA dice: mi unico y verdadero amor eres tu cristian The night seems to fade. dice: te amo amor ahora mismo voy a tu casita ya MARIELA dice: siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii The night seems to fade....... dice: ya MARIELA dice: jjajja mi amor no porq si te paa algo The night seems to fade. but the moonlight lingers on.. but the moonlight lingers on.. dice: tu gordita eres el motivo de mis dias . dice: ya soy grande ya amor antes era gatito ahora soy un tigresito me esperas en 20 minutos? MARIELA dice: amor no mi vida te pasa a lfgo ya no hoy no cielito lindo aayy yayayayay canta y no llores porq cantando cielito lindo se alegra los corazones te quiero amor eres grande y tu lo sabes vales muxo grodo muxop gracias por darme fuerzas The night seems to fade..

dice: luego nos fuimos a un billar una hora maso menos luego el peluche se entro a toy top se compro ropa y cuando estabamos regresandonos alguien nos toca la espalda y era un chico MARIELA dice: yaç The night seems to fade. but the moonlight lingers on... but the moonlight lingers on.. but the moonlight lingers on.... but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on..tu amor y los marielitos q vendran amor bb ayer pase un gran susto MARIELA dice: porq mi amor q paso cuentame por el apagon cricro sentiste el temblor The night seems to fade... dice: q nos pregunto no se q cosas MARIELA dice: pero topdavia vaz al taco amor The night seems to fade. dice: y el peluche le dice y grita . dice: casi me asaltan gorda MARIELA dice: q paso amor cricro no me contaste en la mñna q paso MARIELA te ha enviado un zumbido. dice: no te keria preocupar xq estabas con la pancita ayer despues q te llame volvio la luz en el centro me encontre con el peluche le acompañe a comprarse ropa de dormir x san camilo MARIELA dice: hay cricro eso ya era tard gordo despues q me llamaste The night seems to fade. The night seems to fade..

. but the moonlight lingers on. dice: pelucheitor no amor MARIELA dice: jJjjaja The night seems to fade. dice: si amor tienes razon MARIELA dice: cricro porq te consco yo se q no darias tu lapto pero tu vidad amor?? The night seems to fade. dice: es q tabamos MARIELA dice: pero gordo corrieron The night seems to fade.. but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on.. dice: con el peluche MARIELA dice: hay amor y el peluche no es eltermineitor o algo q se le paresca es el peluche jeje amor!!!!! The night seems to fade. dice: pero estabamos los dos gorda MARIELA dice: me aces decir cosa cricro The night seems to fade......... but the moonlight lingers on. dice: MARIELA dice: porfavor no te recojas tarde si no ya sabes The night seems to fade.. but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on..q pasa q pasaaa y en eso me kerian kitar mi billetera o mi laptop no se cual de los dos y se fueorn no me llegaron a sacar nada y nos fuimos caminando eso fue por donde doblamos para ir a santo domingo MARIELA dice: christian!!!!!!!!!!!!!!!!! imaginate te pasa algo cris me voy a molestar contigo amor porq te recoges tan tarde si te pasa algo The night seems to fade. but the moonlight lingers on. dice: pasando por la zona roja MARIELA dice: ?? . but the moonlight lingers on. dice: pero nos estabamos acompañando MARIELA dice: mi amor gracias q no te paso nada a ti The night seems to fade....

but the moonlight lingers on. dice: no amor nos fuimos caminando hasta casi victor lira para tomar la combi pero mirando siempre atras y no te keria avisare xq estabas mal con la pancita y tu espalda no te keria hacer preocupar MARIELA dice: cricro !! The night seems to fade.. dice: mi amor tbm me preocupa tu pancita MARIELA dice: mi amor toy rvisando el material q me dio el señor chavez y te cuento q esta interesante amor mi pancita ta bien solo tengi pocas molestias The night seems to fade.. but the moonlight lingers on.. dice: pero todo bien amor gracias a dios y a ti amor q siempre desean q no me pase nada MARIELA dice: christian eso es lo mas importante amor q tes bien porq io klelo ami gordo The night seems to fade.The night seems to fade. but the moonlight lingers on. dice: tu pancita amor si se supone q Yo tbm te tengo q cuidar bbita MARIELA dice: ... dice: mari ayer si me asuste pero toy enterito MARIELA dice: lo se mi amor imaginate gracias a dios tas bien The night seems to fade.. but the moonlight lingers on.. but the moonlight lingers on.. but the moonlight lingers on.... dice: eso tbm me preocupa MARIELA dice: q gtordito The night seems to fade..

.. but the moonlight lingers on. dice: sabes q estamos mirando MARIELA dice: y6a se fiue que gordo The night seems to fade. dice: siento nostalgia mari sabes se me vino una imagen del futuro MARIELA dice: que cuenmtame gordin The night seems to fade.... but the moonlight lingers on... but the moonlight lingers on. dice: television MARIELA dice: aaaaaaaaaaaaaaaaaa!! q susto The night seems to fade. but the moonlight lingers on.. dice: estamos abrasaditos en la cama y te acurrucas en mi pechito MARIELA dice: que!! The night seems to fade. dice: mariiii MARIELA dice: crisassssss mi herman leio amorrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh cuando dijiste tamos abrazaditos en la cama The night seems to fade.. dice: los simpson pero se q no te gusta MARIELA dice: ya y q paso The night seems to fade... dice: solo miramos la tv xq esta entretenido MARIELA dice: . dice: ya me imagino MARIELA dice: noooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo oooooooooo si The night seems to fade. but the moonlight lingers on.si cricro pero tare bien no te preocupes ya gordito todo estara bien The night seems to fade. but the moonlight lingers on.. dice: y tamos mirando MARIELA dice: oie q barbarida The night seems to fade. but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on...... but the moonlight lingers on..

but the moonlight lingers on... but the moonlight lingers on. dice: si supieras amor ....solo eso amor The night seems to fade. dice: xq me motiva ud MARIELA dice: no señor usted tien mucha fuerza y gans The night seems to fade.... but the moonlight lingers on.... but the moonlight lingers on... but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on.. dice: x tu foto amor xq estas con un bb pienso q seria mi familia imagino escenas de familia MARIELA dice: amor como por ejemplo cuemtame una The night seems to fade. dice: si amor gordita estas revisando las diapositivas verdad? MARIELA dice: si mi gordo hermoso mi gorod bello te amo chrisitan no se como lo acs pero te amo much o The night seems to fade. dice: ayyy mariii MARIELA dice: cricro dijiste nostalgico no hay muros en la costa asi q dime dime amor dime dime dime dime dime dime dime The night seems to fade. dice: se me vino a la mente asi nomas esa escena en la q estamos abracitos mirando tv ya para dormir MARIELA dice: ya gordo solo eso gordito The night seems to fade. dice: si gordita MARIELA dice: ris dime porq dijiste q era nostalgico es q acaso ai me muero?? The night seems to fade. but the moonlight lingers on.

dice: .. but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on. dice: poco a poco amor nos generamos confianza de nuestros errores aprendemos y miramos MARIELA dice: es cierto The night seems to fade... dice: una persona es grande cuando su entorno es amor tiene confianza gordita si tu eres alegre y tu alegria da confianza MARIELA dice: cricro te kelo un monton y lo sabes The night seems to fade.. but the moonlight lingers on.. but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on. dice: lo ayuda comportandose de manera madura ayudando a superar la inmadurez del cricri en el momento preciso ayudas a mi superar mis afliciones MARIELA dice: cricro para mi eres grande y tu lo sabes amor The night seems to fade. dice: cuando el cri se siente mal mariela MARIELA dice: porfavor pero honestamente The night seems to fade.. dice: mari eres un bonita persona sabes MARIELA dice: gordo The night seems to fade.. but the moonlight lingers on.. but the moonlight lingers on. dice: poco a poco nos formamos MARIELA dice: tu eres un maravilloso ser humano The night seems to fade......como se siente el cri cuando sabe q se va a encontrar con una gordita empanadita ambos amor nos ayudamos MARIELA dice: a ver dime en q lo e ayudado cuenteme The night seems to fade..

. but the moonlight lingers on.... dice: sopa aunque no tengamos carne en cada situacion solo ver una oportunidad para salir adelante MARIELA dice: si mi amorp ero mi hwrman dice tmb eso de q las medias horas no deb ser las 4 horas le da la impresinon de q la señora es viva The night seems to fade.. dice: mañana vemos amor MARIELA dice: y me quedo con ella si mi amor pero cricro seguro q no te causo mlestias . but the moonlight lingers on. fideos y verduras MARIELA dice: amor pero si no me llaman las The night seems to fade.hacia el futuro MARIELA dice: tu ya pasaste por lo q yo recien estoy pasando The night seems to fade.. dice: con la frente en alto MARIELA dice: de veras q si The night seems to fade.... but the moonlight lingers on. sal. dice: es viva amor ella kiere q trabajes para ella MARIELA dice: no se pues si nadie me lla q ago tendre q ir donde ella a lo mejor es asi The night seems to fade. dice: hay q hacer una rica MARIELA dice: agencias a la s q vaya The night seems to fade... dice: amor si sabes cuando nos designaron las practicas Yo keria el ministerio publico pero llegue a la corte al poder judicial no era un escenario q Yo keria pero kise ver el lado positivo de esa situacion y no frustarme en las condiciones adversas hay q responder no im porta pero con lo que tenemos si solo nos dan agua. but the moonlight lingers on.. but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on.

. but the moonlight lingers on. dice: siempre estando juntos MARIELA dice: cricro amor vivamos cada momento in adelantarnos porq tengo miedo tmb The night seems to fade.. dice: poquito a poquito se hacen realidad MARIELA dice: si se puede aser realidad The night seems to fade.The night seems to fade. dice: un deseo amor no es adelantarnos MARIELA dice: como un deso The night seems to fade. but the moonlight lingers on. dice: y vivir los mejores momentos de mi vida MARIELA dice: COMO elie The night seems to fade. dice: despues de lo que pase mañana toma una decision molestia va a ser estar al lado de la persona de la cual estoy enamorado MARIELA dice: si mi MOR PERO TMB NECESITO DE USTEDES MI MAM TU MI HERMAN The night seems to fade.... dice: y los sueños MARIELA dice: un sueño The night seems to fade... but the moonlight lingers on.... dice: si con diferencias q tendremos bebes MARIELA dice: cricro !! The night seems to fade. but the moonlight lingers on.. but the moonlight lingers on.. dice: es mi sueño MARIELA dice: deseo amor The night seems to fade. but the moonlight lingers on.. but the moonlight lingers on.. dice: y con la cual deseo envejecer a su lado MARIELA dice: ASI The night seems to fade. but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on.. dice: esa pelicula es mi sueño pero ese sueño a mi realidad que se hace realidad poquito a poquito esa pelicula representa creo un amor sincero sencillo MARIELA dice: . but the moonlight lingers on......

... but the moonlight lingers on.. but the moonlight lingers on.. dice: si amor te diste cuenta q era timido MARIELA dice: amor si sabes gordito entro mirian me comento de las oras i dice q son de 240 a 350 horas The night seems to fade.. but the moonlight lingers on.. but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on.. but the moonlight lingers on.250 creo q son 250 horas The night seems to fade.. but the moonlight lingers on. dice: deben estar programadas amor para todo el semestre MARIELA dice: no ahora dice son 240 .. dice: igual amor las practicas de ahi te tienes q proyectar vida pero seguro deben ser para el semestre MARIELA dice: ya solo son 25o horas amor!! osea mas omenos 2 meses imedo pero!!! si son sabdos y domingos gordo me incluyen esas horas mas ??? osea para practicas ya despues trabajaria pero remunerado jejeje The night seems to fade.. dice: tu eres mi ellie y te lo prometo con el corazon MARIELA dice: y tu eres carl como es?? The night seems to fade. dice: y espontaneo si mi amor MARIELA dice: si me gusta elkie elie The night seems to fade.gordo los sueños si se pueden acerc realidad verdad?? The night seems to fade... dice: carl es reservadito no habla mucho MARIELA dice: coko cuando te conoci como cuando te conoci The night seems to fade.. dice: humm eso dependeria amor .

. but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on..de la agencia MARIELA dice: que entonces solo ago mis pracirtcas y q me den mi constancia y me largo uh!! The night seems to fade. dice: siempre con cuidado agarraras confianza en el trabajo y te haras indispensablee y no kerran q te vayas y practicamente la agencia va a ser tuya MARIELA dice: jjajaja ya quisiera jajajaja no amor mi herman va usar la maquina media hora se la voy a dar me voy mientras arepasar lo del ingles un poco ya gordito y mañna que hora nos vemos a las 8 de la mñnq The night seems to fade.. dice: si sabes todo el teje y maneje te vas a hacer indispensabel y no van a permitir asi nomas q te vayas sino q te kedess MARIELA dice: amor pero si yo no se como trabajar en una agencia The night seems to fade. dice: eso vas a aprender amor ahora poco a poco y lo vas a hacer MARIELA dice: si esta bien amor The night seems to fade. dice: no mari sino q tienes q proyectarte en saber el teje y maneje de toda la agencia MARIELA dice: si pero tu me dices eso dependev de la agencia pue y no es asi ç The night seems to fade... dice: ya esta bien gorda en onde amor? MARIELA dice: EN LA PLAZA ESPAÑA ..... but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on..

dice: Estudia amor MARIELA dice: YA GORDO The night seems to fade. dice: y Descanzas luego MARIELA dice: HSTA MÑNA The night seems to fade.. but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on.. dice: buena noces amor .. but the moonlight lingers on. but the moonlight lingers on..... but the moonlight lingers on. dice: buenas noxes MARIELA dice: DESCANZA SI Y Q SUEÑO BONITO The night seems to fade...The night seems to fade.. dice: ok xvr MARIELA dice: YA GORDITO ENTONCES The night seems to fade. dice: MARIELA dice: ABACH NGRACIAS CHAU GORDO The night seems to fade.. but the moonlight lingers on.... but the moonlight lingers on. dice: voy a dormir temprano MARIELA dice: OK The night seems to fade.. dice: pa despertarme temprano MARIELA dice: ESTA BIEN The night seems to fade. but the moonlight lingers on..

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->