P. 1
Farmacología Veterinaria Tercera Edición Sumano Ocampo

Farmacología Veterinaria Tercera Edición Sumano Ocampo

4.5

|Views: 52.986|Likes:

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Joel Jorge Garcia Rocha on May 21, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/28/2016

pdf

text

original

Sections

Este capítulo comprende:

• Introducción

Bromuro de vecuronio

Clasificación de los relajantes

Clorhidrato de mivacurio

musculares

Cloruro de alcuronio

Farmacodinámica

Dantroleno sódico

Indicaciones y dosis

Metocarbamol

Administración de

• Antagonistas de los relajantes

los bloqueadores

musculares ( anticolinesterásicos)

neuromusculares

Indicaciones y dosis

Interacciones

Efectos adversos

• Fármacos despolarizantes

Tratamiento de los efectos

Clorhidrato de suxametonio

adversos

(succinilcolina)

Edofronio

• Fármacos no despolarizantes

Neostigmina

Calamina

Piridostigmina

Bromuro de pancuronio

• Relajantes de músculo liso

Besilato de atracurio

Fumarato de aminopropazina

735

736 • Parte VIII -Fórmacos que actúan sobre el sistema nervioso central

% Introducción

Además del conocimiento de los nativos sudamericanos
sobre las propiedades del curare, la primera adminis-
tración de esta sustancia a animales en condiciones de
laboratorio la hizo Sir Benjamín Brody en 1811; poste-
riormente Brody demostró que la respiración artificial
mantenía vivo al animal. Después, en 1814, se aplicó
curare a un burro, al que se mantuvo vivo por 4 h con
respiración asistida por vía traqueal. El animal sobrevivió.
En 1851, el fisiólogo Claude Bernard demostró que el
efecto del curare ocurría a nivel de la placa neuromuscu-
lar. En 1942 y 1943 se utilizó curare en dos cirugías en el
ser humano, con resultados aceptables. En 1951, Pickett
empleó un preparado de curare en perros con respira-
ción espontánea. Los resultados no fueron muy alen-
tadores, pues no se sabía de la liberación de histamina
que inducía este preparado en perros. En 1952, Hall
utilizó suxametonio (succinilcolina) junto con respira-
ción asistida, y más tarde se introdujo la galamina como
parte del protocolo necesario para efectuar la anestesia
balanceada. Para entonces ya se había logrado enten-
der que los relajantes musculares no son analgésicos,
ni pueden inducir narcosis. El resultado es que siempre
se deben utilizar en el animal inconsciente (y no para
inmovilizar) y junto con un sistema de analgesia eficaz.
Además, nunca deben administrarse si no se dispone
del equipo adecuado para ventilación asistida. El uso de
los relajantes musculares sin observar estas reglas es una
muestra de barbarie.

Clasificación de los relajantes musculares

Despolarizantes

Producen fasciculación muscular; su efecto se inicia
súbita y rápidamente. Su acción no se invierte con anti-
colinesterasas, y los músculos tratados no reaccionan a
otros estímulos.

No despolarizantes o competitivos

Los agentes no despolarizantes son derivados de la estruc-
tura del curare y son en extremo hidrófilos. No producen
fasciculaciones musculares y su efecto se inicia con len-
titud. Para que se logre ver el efecto clínico deben estar
ocupados 80% de los receptores de acetilcolina en una
masa muscular. El músculo relajado puede reaccionar a
otros estímulos. Quizá ocurra facilitación postetánica,
seguida de fatiga y depresión de la fasciculación muscu-
lar. Sus efectos son potenciados por anestésicos inhalados
y iones Mg2+. Su acción es reversible con anticolinestera-
sas. Si el músculo se estimula a nivel tetánico en repetidas
ocasiones, la liberación de acetilcolina termina por des-
plazar al agente no despolarizan te y se perderá su efecto.
La acidosis aumenta la duración de éste.

Farmacodinámica

Los relajantes musculares reciben también el nombre de
bloqueadores mioneurales. Estos fármacos interfieren en
la transmisión en la unión neuromuscular, provocando
relajación.

Indicaciones y dosis

Los relajantes despolarizantes y no despolarizan tes no
deben administrarse juntos, debido a que sus efectos
se antagonizan. En veterinaria pueden utilizarse para
facilitar la intubación endotraqueal durante la anes-
tesia, en la endoscopia y en cirugías ortopédicas de
fracturas óseas; facilitan la respiración y en el caso
de los equinos disminuyen el movimiento durante la
inducción. Permiten utilizar dosis más bajas de anesté-
sicos. Sin embarg~, sólo deben usarse cuando se tienen
condiciones de quirófano adecuadas, y sólo en animales
anestesiados.

Administración de los bloqueadores
neuromusculares

Además de conocer las características farmacológicas
de los relajantes musculares, para utilizarlos es nece-
sario:

l. Disponer de equipo esencial: ventilador mecánico,
equipo de monitoreo de constantes fisiológicas,
estimulador eléctrico muscular (en tandas de 4-50
Hz para evitar entrar en un bloqueo de fase 11; esta
prueba sólo se hará baj Se ensaya con el nervio facial, por debajo del arco
cigomático o en el nervio peroneo, palpable en su
cruce en la cresta lateral de la cabeza de la tibia. Se
observa el movimiento del casco.
2. Contar con equipo de anestesia inhalada.
3. Nunca utilizar el bloqueador neuromuscular solo, ni
antes que el tranquilizante o anestésico.
4. De preferencia, no administrar atropina como pre-
medicación, pues acentúa la taquicardia.

Así mismo debe evaluarse al paciente con énfasis en
los siguientes puntos:

• Funciones renal y hepática
• Edad (los animales jóvenes son más resistentes a atta-
curio y ve curo ni o)
• Temperatura del paciente (debe mantenerse cons-
tante. La hipotermia provoca un retraso en el inicio
de la relajación)

Interacciones

Los antibióticos, como los aminoglucósidos y polimixi-
nas, pueden aumentar peligrosamente la relajac.ión. El
metronidazol altera la biotransformación de los rela-
jantes musculares. Los organofosforados y otros antico-
linesterásicos disminuyen o modifican el efecto de los
relajantes. Hay diuréticos que inducen hipopotasemia,
aumentando el efecto de los relajantes; hiperpotasemia
e hipernatremia incrementan la acción. Medios con aci-
dosis aumentan el efecto, y la alcalosis lo reduce.

% Fármacos despolarizantes

Los relajantes musculares despolarizantes tienen peque-
ñas moléculas flexibles (lPptocurares) que se acoplan a
los receptores de la placa motora y, como la acetilco-
lina, inducen despolarización de la célula muscular. A
diferencia de la acetilcolina, el efecto no termina allí,
y el receptor se mantiene ocupado y el músculo despo-
larizado. El fármaco se desplaza del receptor cuando
los valores sanguíneos bajan (al ser biotransformado y
excretado) y pasa a la sangre, donde es biotransformado
mediante hidrólisis por las colinesterasas plasmáticas. La
despolarización inicial causa espasmo muscular transito-
rio, que puede ser doloroso y es seguido de parálisis, la
cual es rápida; la recuperación es espontánea.

Clorhidrato de suxametonio (succinilcolina)

Es un bloqueador neuromuscular despolarizan te que se
encuentra en forma de polvo cristalino inodoro, con pH
aproximado de 4 y que es soluble en agua y alcohoL El
éster dicolinico del ácido succínico es hidrolizado por la
colinesterasa en colina y ácido succínico. Debido a que
la colinesterasa se sintetiza en el hígado, los animales
con daño hepático, caquéxicos o debilitados tendrán
una sobrerreacción.

Farmacodinámica

Es un relajante muscular de duración ultracorta que se
une a los receptores colinérgicos produciendo parálisis
flácida.

Farmacocinética

Al administrarlo por vía IV comienza su efecto relajante
en 0.5-1 min. Su rápido efecto se debe a que se difunde
con prontitud y a que es hidrolizado de inmediato por
las seudocolinesterasas en el sitio de acción. Con la inyec-
ción IM, el efecto comienza en 2-3 min y dura 10-30
min. El producto de la hidrólisis es succinilmonocolina
y colina, las cuales se eliminan en la orina junto con la

Capítulo 4l Relajantes musculares • 737

succinilcolina sin metabolizar. La succinilmonocolina es
20 veces menos activa que la succinilcolina.

Indicaciones y dosis

La succinilcolina está indicada para producir relajación
muscular en procedimientos diagnósticos de corta dura-
ción, para facilitar la intubación endotraqueal y para
reducir la intensidad de contracciones musculares.

PERROS: la dosis es de 0.2 mg/kg vía IV, para una
duración de 25-30 min. Si se incrementa la dosis o
se usa en forma continua o se aplican tres o cuatro
dosis, se tendrá el peligro de un bloqueo de fase II o
doble, con consecuencias fatales y difíciles de revertir.
Curiosamente, en estos casos (y en particular en el
bloqueo de fase Il) sí funcionan los anticolinesterá-
sicos como la neostigmina. Sólo con la succinilcolina
se presenta este fenómeno típico de los agentes no

despolari~an tes.

GATos: la dosis es de 0.06 mg/kg por vía intrave-

nosa.

CABALLOS: la dosis es de 0.088 mg/kg por vía IV e IM.
Se recomienda no dar alimento 4-6 h antes de adminis-
trarla.

Efectos adversos

Los a gen tes despolarizan tes causan fasciculaciones
musculares, que pueden llegar a ser dolorosas (por
referencia a la experiencia en seres humanos) con
daño muscular que se manifiesta como incremento
de K+ sérico y alteraciones consecuentes de la función
cardiaca. Sin embargo, en perros el uso prolongado
de succinilcolina induce disminución del K+ sérico. La
succinilcolina aumenta la presión sistémica y altera el
pulso, produciendo alteraciones de la función cardiaca
de consecuencias poco relevantes para la homeostasis
del animal. La succinilcolina tiene muchas desventajas
en el caballo. La hipertensión que induce puede originar
la rotura de aneurismas mesentéricos y lesiones a nivel
cerebral, así como arritmias cardiacas por la liberación
de K+ muscular, y si no se ha sedado o utilizado anestesia,
se presenta estrés relacionado con mayor liberación de
adrenalina y una disposición más clara a las arritmias. La
succinilcolina produce una inducción violenta. Con el
equivalente a 3 ml se puede ver una contracción masiva
del animal y su colapso, y se presentan fasciculaciones
que en seres humanos se han interpretado como dolo-
rosas y que pueden llegar a producir mioglobinemia. A
menudo ocurren lesiones en el colapso.
Administrarlo solo, para movilización en procedi-
mientos quirúrgicos (p. ej., castración), es inhumano y
carente de ética, ya que el animal está sintiendo todo y
no puede moverse. A menudo hay depresión respiratoria

738 • Parte VIII -Fórmocos que actúan sobre el sistema nervioso central

con acidosis, que aunada al estrés y en ocasiones a cho-
que neurógeno, induce la muerte. Se ha informado de
reacciones parecidas a la hipertermia maligna en caba-
llos que recibieron succinilcolina. Existen muchas alter-
nativas en la farmacología moderna como para cometer
un acto criminal con el uso exclusivo de succinilcolina
en procedimientos dolorosos.
No tiene efectos analgésicos. Está contraindicada en
pacientes con insuficiencia hepática grave, anemias cró-
nicas, glaucoma, predisposición a hipertermia maligna,
enfermedades pulmonares, renales, cardiovasculares y
alteraciones metabólicas.
La succinilcolina exacerba los efectos de la hiper-
potasemia y su administración debe ser cuidadosa en
pacientes que estén recibiendo digitálicos o que pre-
senten desbalances electrolíticos, debido al riesgo de
arritmias. Atraviesa la placenta. Produce dolor muscular,
liberación de histamina, hipertermia maligna, salivación
excesiva, exantema, mioglobinemia/mioglobinuria y
apnea. En suma, es preferible utilizar otro tipo de fár-
macos menos agresivos.

Interacciones

El uso de succinilcolina con halotano se ha relacionado
con algunos casos de hipertermia maligna en el caballo,
un síndrome letal que afecta tejidos contráctiles. Puede
inducir bloqueos de fase 11, con características de blo-
queo por agentes no despolarizan tes y que se prolonga
más allá de la anestesia, haciendo dificil la convalecencia
del animal. En este caso, no siempre puede revertirse el
bl?queo con fármacos anticolinesterásicos. La neostig-
mma aumenta el efecto de la succinilcolina. Los efectos
de agentes como la succinilcolina son potenciados por
algunos anestésicos halogenados inhalables como el
isofluorano y en condiciones de alcalosis respiratoria,
hipotermia y por la presencia de iones Mg2+ (el sulfato
de Mg2

+ es relajante por sí solo). Sin embargo, el halo-
tarro, la acidosis y los relajantes no despolarizantes anta-
gonizan su efecto.

No debe administrarse si antes se aplicaron orga-
nofosforados, antihelmínticos, inhibidores de la coli-
nesterasa o procaína. Es compatible con la mayoría de
las soluciones que se administran por vía IV. Furose-
mida, fenotiazinas, oxitocina, quinidina, bloqueado-
res adrenérgicos beta (propranolol), lidocaína, sales
de magnesio e isofluorano potencian los efectos de la
succinilcolina. El diazepam reduce la duración de su
efecto.

La procaína compite por las seudocolinesterasas,
y la ciclofosfamida disminuye la seudocolinesterasa
plasmática, por lo que se prolongan los efectos de la
succinilcolina. Al administrarse junto con anestésicos
inhalados como ciclopropano, óxido nitroso y dietil-
éter incrementa el riesgo de arritmias cardiacas, apnea
y paro sinusal.

% Fármacos no despolarizantes

El curare es el compuesto progenitor derivado del árbol
Chondrodendron tomentosum, y aunque todavía se le puede
usar en el ser humano, en el perro induce la liberación
de histamina y causa cambios graves en la presión arte-
rial durante la anestesia; lo mismo ocurre con la o-tubo-
curarina ( dimetiltubocurarina).
Los agentes no despolarizantes o paquicurares tie-
nen una molécula muy grande y rígida. Son cuaternarios
de amonio, y de ellos sólo la galamina puede cruzar la
barrera hematoencefálica. A diferencia de los leptocura-
res, no producen despolarización, y al ocupar el receptor
no permiten la acción de la acetilcolina; actúan también
a nivel presináptico, produciendo un bloqueo de fase
II y ocupando algunos receptores en el nervio. Ésta es
una característica típica de los relajantes no despolari-
zantes, que consiste en la incapacidad del músculo de
mantener la fuerz;i generada por un estímulo tetánico o
tetanizante. El metronidazol altera la biotransformación
de este tipo de relajantes musculares.
Existen otros fármacos como atracurio, mivacurio y
doxacurio que si bien aún liberan histamina en el perro
y el caballo, tienen efectos cardiovasculares apenas detec-
tables.

Un subgrupo de los agentes no despolarizantes es
el de los relajantes musculares de molécula esteroidea
(pero sin efecto esteroideo), como el bromuro de pan-
curo ni o y el bromuro de vecuronio.

Calamina

Se le encuentra como triyoduro de galamina y es un
relajante muscular cuya duración del efecto varía entre
especies.

Farmacodinámica

Fue el primer relajante muscular sintético y tiene efecto
atropínico a nivel posganglionar; induce taquicardia y
quizá también tenga un efecto de bloqueo sobre recep-
tores muscarínicos.

Farmacocinética

La acción de la galamina termina en la redistribución
de los sitios de bloqueo en la placa neuromuscular a
otros sitios receptores inespecíficos; así, la dosis repe-
tida induce acumulación peligrosa y de dificil control,
pues el compuesto se elimina por vía renal y muy len-
tamente.

Indicaciones y dosis

No debe administrarse en caso de insuficiencia renal.

PERROS: no induce liberación de histamina, y por
tanto se le ha usado en esta especie. La dosis es de 1
mg/kg, con la cual produce relajación por 30 min. No
se recomienda repetir la dosis. La galamina induce un
efecto vagolítico prolongado de larga acción que, al
igual que en el caso de los primeros agentes competiti-
vos (no despolarizan tes), es causado por la prolongada
vida media del fármaco.

CABALLOS: la dosis inicial es de 1 mg/kg, la cual tiene
un efecto de 20-25 minutos.

CAros: la dosis inicial es de 1 mg/kg, con un efecto
de 15-20 min; puede incrementarse en 0.2 mg/kilo-
gramo.

OviNOS: la dosis es de 0.4 mg/kg, para una duración

inicial de 2 horas.

CERDOS: la dosis es de 0.4 mg/kg, la cual tiene una
duración inicial de 20 min; puede incrementarse en 0.2
mg/kilogramo.

Efectos adversos

La acción neta es un incremento de la presión arte-
rial, que combinado con la taquicardia, induce notable
aumento del sangrado. En caballos, los cambios cardiovas-
culares son muy graves y se prefieren otros fármacos.

Interacciones

En perros, al combinar la administración de galamina
con halotano se compensa el efecto bradicárdico del
anestésico con el taquicárdico de la galamina.

Bromuro de pancuronio

Es un esteroide bicuaternario sin actividad hormonal.
Se considera un bloqueador neuromuscular sintético no
despolarizan te, que se encuentra en forma de polvo, es
de color blanco, no tiene olor, tiene un sabor amargo y
es muy soluble en alcohol.

Farmacodinámica

Se une a los receptores colinérgicos e inhibe los efectos
de la acetilcolina. Es más potente que la tubocurarina.
Tiene efecto mínimo en el sistema cardiovascular, e
incrementa la frecuencia cardiaca; puede provocar la
liberación de histamina.

Farmacocinética

El35% se metaboliza y se excreta por la orina y el resto
se elimina por la bilis. Aun sus metabolitos tienen efecto
relajante. En pacientes con deficiencia hepática o renal
la vida media se duplica.

Capítulo 41 Relajantes musculares • 739

Indicaciones y dosis

Aunque no causa liberación de histamina o cambios
significativos en la presión sanguínea, puede producir
taquicardia, en especial en perros y gatos como resul-
tado de sus propiedades vagolíticas. Al administrarse por
vía IV produce relajación muscular suficiente para la
intubación endotraqueal, y este efecto dura 30-45 min
(duración media).

PERROS: su efecto es muy rápido; en 2-3 min se pre-
senta la relajación después de una dosis de 0.06 mg/
kg por vía IV y su acción dura aproximadamente 30
minutos.

GATOS: la dosis recomendada es de 0.044-0.11 mg/kg
por vía IV; la dosis más alta se aplica al principio y las
dosis bajas en caso de que se requiera repetir.

CABALLOS: tiene efectos similares a los descritos ante-
riormente para el perro, con la diferencia de que es
mucho menos potente en esta especie. Se requieren
dosis de 0.12-0.18 mg/kg de pancuronio para producir
20 min de relajación. Con estas dosis, el procedimiento
se hace costoso.

CERDos: la dosis es de 0.11 mg/kg por vía intrave-

nosa.

Efectos adversos

Induce liberación moderada de histamina, de pocas
consecuencias clínicas. Debe utilizarse con precau-
ción en pacientes con daño renal y hepático. Su efecto
sobre el sistema cardiovascular es de tipo vagolítico,
con incremento de la presión y el pulso, aunque menos
que la galamina. No debe administrarse a animales
obesos.

Los relajantes musculares deben administrarse con
precaución en pacientes con miastenia grave. Produce
hipersalivación, debilidad muscular y depresión respi-
ratoria.

Interacciones

No debe mezclarse en la misma jeringa con barbitúricos,
debido a que se forman precipitados. Los siguientes fár-
macos aumentan la actividad de los bloqueadores neuro-
musculares: aminoglucósidos, lincomicina, clindamicina,
bacitracina, sulfato de Mg2

+, polimixina B, enflurano,

isofluorano y halotano.
La succinilcolina acelera el inicio de acción del pan-
curo ni o. La teofilina inhibe o revierte los efectos del
pancuronio. La azatioprina los revierte.
En perros, al administrarlo solo la dosis es de 0.1
mg/kg vía IV; cuando se administra con metoxifluorano
la dosis es de 0.03 mg/kg vía IV, y de 0.06 mg/kg si se
usa halotano.

740 • Parte VIII -Fórmacos que actúan sobre el sistema nervioso central

Besilato de atracurio

Es un bloqueador neuromuscular no despolarizante,
similar en estructura a metocurina y tubocurarina. Se
encuentra en forma de polvo de color blanco-amarillo
claro; es soluble en agua, alcohol y solución salina. Tiene
pH de 3.2-3.6. Temperaturas mayores de 4°C favorecen
su degradación.

Farmacodinámica

Se une competitivamente a receptores colinérgicos, inhi-
biendo el efecto de la acetilcolina. Es menos potente que
el pancuronio. En caballos, el atracurio actúa con más
potencia. Tiene efectos vagolíticos o simpaticolíticos.

Farmacocinética

Al administrarse por vía IV el bloqueo muscular se pro-
duce en 3-5 min. Su efecto depende de la dosis. Un
estado de alcalosis disminuye el grado y duración del
bloqueo, y ocurre lo contrario con la acidosis. Junto con
una anestesia balanceada produce un efecto de hasta 20-
35 min. Es un producto muy inestable que se destruye en
el plasma, independientemente de la función hepática
o renal (efecto Hoffmann). Por tanto, es el fármaco de
elección para pacientes con insuficiencia renal, hepática
o ambas.

Indicaciones y dosis

Tiene efectos cardiovasculares mínimos. Aunque esti-
mula la liberación de histamina, se considera que lo hace
en menor grado que tubocurarina o metocurina.
El atracurio está indicado para administrarse junto
con un anestésico general para producir relajación mus-
cular, lo cual facilita algunos procedimientos quirúrgi-
cos, así como la ventilación y la intubación endotraqueal.
Puede usarse en pacientes con insuficiencia hepática o
renal, y al repetir la dosis su efecto no es acumulativo.

CABALLos: una dosis de 0.05-0.1 mg/kg por vía IV
induce relajación completa a los 5-9 min, con dura-
ción de 15-30 min; si se duplica la dosis a 0.2 mg/kg, se
reduce el tiempo de inicio de la relajación a 2-3 min y la
duración aumenta a 60 min. También se le ha aplicado
por infusión continua, ya que no se acumula. La dosis
se establece a efecto con el paciente ya anestesiado y
utilizando obligadamentc una bomba de infusión con-
tinua. Por este método la dosis es de 0.18 mg/kg/h. En
contraste, la recuperación no depende de la dosis, dado
el efecto Hoffman de autodegradación, de manera que
al suspender la infusión o al final del efecto de relajación
especificado, independientemente de las dosis adiciona-
les, los pacientes se recuperan con rapidez. Por ejemplo,
en el caballo en 15-20 min se logra el tono muscular
completo.

PERROS Y GATOS: la dosis es de 0.22 mg/kg vía IV; ini-
cialmente se administra 1/10 o 1/6 de la dosis y 5 min
después se da el resto junto con un sedante o hipnó-
tico.

Efectos adversos

Induce liberación de histamina, tanto en el perro como
en el caballo, pero su efecto cardiovascular es mínimo;
sin embargo, debe tenerse precaución en perros inmu-
norreactivos-hiperreactivos o en caso de asma. No tiene
efectos analgésicos, sedantes o anestésicos. Otros efectos
son hipotensión, vasodilatación, bradicardia, taquicar-
dia, disnea, broncoespasmo y laringoespasmo, urticaria
y dolor en el sitio de inyección.

Interacciones

Los siguientes fármacos potencian el efecto del atracu-
rio: aminoglucós~dos, lincomicina, clindamicina, baci-
tracina, polimixina B, sulfato de magnesio, enfluorano,
isofluorano y halotano. La furosemida puede incremen-
tar o disminuir los efectos de los bloqueadores neuro-
musculares. La succinilcolina acelera el inicio del efecto
del atracurio. Teofilina o fenitoína pueden inhibir este
efecto. Es compatible con la mayoría de las soluciones
que se administran por vía IV. No debe combinarse en
la misma jeringa con fármacos alcalinos como los barbi-
túricos, debido a que se produce precipitación.
Al administrarse con algún anestésico inhalado, típi-
camente halotano, se obtienen relajaciones musculares
completas de hasta 40-45 minutos.

Bromuro de vecuronio

Es un derivado químico del pancuronio, pero su acción
farmacológica difiere. Es inestable, y una vez hecha la
dilución debe utilizarse toda.

Farmacocinética

Casi no se biotransforma, y se elimina por vía biliar. Se
puede dar a animales con insuficiencia renal.

Indicaciones y dosis

No se acumula; es más específico de la placa neuromus-
cular y su duración es más breve. N o altera la estabilidad
cardiovascular, incluso en dosis altas, y al parecer no
libera histamina. Una dosis de 0.1 mg/kg tienen dura-
ción aproximada de 20 min; con halotano ésta es de 25
minutos.

PERROS: se ha infundido en una dosis inicial de 0.1
mg/kg, y posteriormente se administra una dosis de
mantenimiento de 0.01 mg/kg/hora.

CABALLOS: se ha usado de manera experimental, pero
aún no se ha incorporado a la clínica.

OvrNos: la dosis inicial es de 0.4 mg/kg, y puede irse
incrementando en 0.1 mg/kilogramo.

Clorhidrato de mivacurio

Tiene vida media muy corta y por ende un efecto clí-
nico de relajación muscular muy breve. A pesar de su
corta duración, se ha logrado antagonizarlo con fárma-
cos anticolinesterásicos. Es levemente más potente que
el atracurio, no se acumula y puede administrarse por
infusión.

PERROS Y GATOS: 0.3 mg/kg por vía IV lenta.

Cloruro de alcuronio

Es un relajante muscular sintético derivado del alcaloide
toxiferina del curare. Se excreta por el riñón, por lo
que en pacientes insuficientes resulta muy peligroso su
uso.

Indicaciones y dosis

PERROS: su acción es muy prolongada y no libera his-
tamina. Tiene poco efecto cardiovascular.
Una sola dosis de 0.1 mg/kg induce relajación por
70 min sin otro agente anestésico, o bien por 112 min si
se le combina con halotano. Aún son escasos los infor-
mes de su uso.

Dantroleno sódico

Es un ácido débil con pKa de 7.5 y se encuentra en forma
de polvo; no tiene olor ni sabor y es poco soluble en
agua. Se hidroliza rápidamente en solución y es foto-
sensible.

Farmacodinámica

Su efecto es directo sobre el músculo y se cree que
interfiere en la liberación de Ca2

+ del retículo sarco-

plásmico.

Farmacocinética

La biodisponibilidad en el caballo es de 39% cuando se
administra por vía intragástrica; se absorbe rápidamente
y alcanza su concentración máxima en llh h. Se une en
gran proporción a proteínas plasmáticas (principalmente
albúmina). En el caballo tiene T

112 de 2 h. Se metaboliza
en el hígado, y los productos resultantes se eJiminan en
la orina. Sólo 1% de la dosis no se metaboliza y se eli-
mina como el producto original en bilis y orina.

Capítulo 41 Relajantes musculares • 741

Indicaciones y dosis

Se utiliza para la prevención y el tratamiento de la hiper-
termia maligna, para el u-atamiento de la obstrucción
uretral en perros y gatos, para la prevención y el tra-
tamiento de la miositis equina posanestésica y para el
tratamiento del estrés porcino.

PERROS: para el tratamiento de la obstrucción uretral
la dosis es de 1-5 mg/kg cada 8 h por vía oral.

CATOS: para el tratamiento de la obstrucción uretral
la dosis es de 0.5-2 mg/kg cada 8 h por vía oral.

CABALLOS: para el tratamiento de la rabdomiólisis
aguda la dosis es de 15-25 mg/kg por vía IV lenta, y como
preventivo la dosis es de 2 mg/kg/día por VO. Para la
prevención de la miositis posanestésica la dosis es de 1 O
mg/kg por VO administrada 1lh h antes de la anestesia.
Con esta dosis se logran concentraciones terapéuticas
durante la cirugía y hasta 2 h después.

CERDOS: para la prevención de la hipertermia maligna
la dosis es de 3.5 mg/kg por vía intravenosa.

Efectos adversos

Es hepatotóxico y debe usarse con cuidado en pacientes
con insuficiencia hepática, cardiaca o pulmonar. No se
ha establecido su seguridad durante la gestación. Pro-
duce sedación, dolor de cabeza, náuseas, vómito, hipo-
tensión y aumento de la frecuencia de micción.

Interacciones

La warfarina desplaza al dantroleno de sus sitios de
unión en las proteínas plasmáticas.

Metocarbamol

Es un relajante muscular que se encuentra en forma de
polvo, es soluble en agua y tiene pH de 4-5.

Farmacodinámica

Su mecanismo de acción no se conoce con exactitud,
pero se cree que actúa a nivel central produciendo
depresión y sedación. No actúa directamente en mús-
culo estriado o fibras nerviosas.

Farmacocinética

En caballos la depuración plasmática está relacionada
con la dosis administrada por vía IV; p. ej., con dosis altas
la depuración es baja. La vida media en el caballo es de
60-70 min. La guaifenesina es un meta bolito menor del
metocarbamol, pero debido a su baja concentración,
probablemente no tenga efecto.

742 • Parte VIII -Fórmocos que octúon sobre el sistema nervioso central

Indicaciones y dosis

PERRos: está indicada para el tratamiento de inflama-
ciones agudas y traumatismos en el músculo esquelético;
reduce los espasmos musculares; la dosis es de 44 mg/kg
vía IV; para controlar los efectos de estricnina y tétanos
la dosis es de 55-220 mg/kg vía IV. Por VO la dosis es
de 132 mg/kg/día dividida en tres tomas. Para la relaja-
ción muscular en problemas de discos intervertebrales
la dosis es de 15-20 mg/kg por vía oral.

GATOS: está indicada para el tratamiento de inflama-
ciones agudas y traumatismos en el músculo esquelético;
reduce los espasmos musculares; la dosis es de 44 mg/kg
vía IV; para controlar los efectos de estricnina y tétanos
la dosis es de 55-220 mg/kg vía IV. Por VO la dosis inicial
es de 132 mg/kg/ día dividida en dos o tres tomas.

BOVINOS: para el tratamiento de la hiperactividad la
dosis es de 110 mg/kg por vía intravenosa.

CABALLOS: está indicada para el tratamiento de infla-
maciones agudas y traumatismos en el músculo esque-
lético; reduce los espasmos musculares; la dosis es de 22
mg/kg por vía intravenosa.

Efectos adversos

Se desconocen los efectos de su uso durante la gestación.
No debe administrarse por vía SC y no debe extravasarse.
Puede producir sedación, salivación, emesis, letargo,
debilidad y ataxia en perros y gatos. No se recomienda
adminisu·arlo en animales de trabajo. En caso de sobre-
dosis se recomienda vaciar el estómago.

Interacciones

No debe administrarse con depresores del SNC. debido
a que el efecto se potencia.

% Antagonistas de los relajantes
musculares (anticolinesterásicos)

Los anticolinesterásicos inhiben la hidrólisis de la ace-
tilcolina por las colinesterasas con lo que la acetilcolina
se acumula, haciéndola más biodisponible para com-
petir por los receptores en la placa neuromuscular y
permitiendo que tenga un efecto prolongado. Los anti-
colinesterásicos revierten los efectos de los relajantes
musculares no despolarizan tes. Este tipo de fármacos se
utiliza para antagonizar el bloqueo neuromuscular de los
relajantes musculares y se recomiendan sólo cuando se
está recobrando la actividad muscular determinada por
la estimulación nerviosa. Signos clínicos como los movi-
mientos diafragmáticos pueden usarse como indicativos
del retorno de la actividad muscular.

Indicaciones y dosis

Los fármacos de este grupo se utilizan principalmente
para el diagnóstico confirmativo de la miastenia grave, la
cual es una enfermedad congénita o adquirida. En la pri-
mera se debe a una deficiencia de la cantidad de recep-
tores para acetilcolina en la membrana postsináptica. La
forma adquirida se debe a un trastorno inmunitario de
anticuerpos que actúan contra receptores nicotínicos en
el músculo esquelético. Dicha enfermedad se caracteriza
por una debilidad muscular que se exacerba con el ejer-
cicio y disminuye con el descanso. En estos animales es
común observar megaesófago.

Efectos adversos

Pueden provocar salivación excesiva, bradicardia, vómito
y diarrea.

Tratamiento de los efectos adversos

Para el tratamiento de estos efectos en cualquier especie
se administra glucopirronio, en dosis de 10 llg/kg, o
atropina, en dosis de 44 llg/kilogra.mo.

Edrofonio

Se clasifica como antimiasténico y es un inhibidor de la
colincsterasa de corta duración.

farmacodinámica

Causa efectos colinérgicos al inhibir el metabolismo de
la acetilcolina.

Indicaciones y dosis

Generalmente se utiliza sólo con fines diagnósticos (p.
ej., en casos de miastenia grave) debido a que su efecto se
inicia con rapidez y es en extremo breve, aunque puede
ser útil para revertir el efecto de agentes bloqueadores
musculares no despolarizantes (p. ej., pancuronio) y
para tratar el envenenamiento con curare.
No se debe dejar sin vigilancia y seguimiento estre-
cho la recuperación de los animales de un procedi-
miento anestésico, sobre todo si se usaron relajantes
musculares.

CABALLOS: se prefiere sobre la neostigmina, dado
que sus efectos muscarínicos son menores que los de
ésta (que incluyen bradicardia, hipotensión, salivación,
flatulencia, diarrea) y tiene una acción más rápida. La
dosis es de 0.5-1 mg/kg por vía IV lenta aplicado en no
menos de 1 min. Si es necesario, se pueden dar dosis
adicionales de 0.25 mg/kilogramo.

BOVINOS, OVINOS Y CERDOS: 0.5-1 mg/kg VÍa IV lenta y
repetir a los 5 min si es necesario.

PERRos: la dosis de edrofonio es de 0.1 a 0.2 mg/kg.
Es claro que el uso de este fármaco es secundario al
mantenimiento de una ventilación adecuada y un trata-
miento de sostén completo.

GATOS: se mencionan dosis de 0.5 hasta 2.5 mg por

vía IV lenta.

Efectos adversos

Debido a su acción breve, los efectos son mínimos; sólo
pueden llegar a ser adversos con sobredosis y en tal
caso podrían consistir en reacciones colinérgicas como
bradicardia, constricción pupilar, laringoespasmo, cons-
tricción bronquial, náuseas, vómito, dialTea y debilidad
muscular.

Interacciones

En caso de sobredosis se administra atropina. Las
propiedades an ticolinérgicas de procainamida y
quinidina antagonizan los efectos colinérgicos del
edofronio.

Neostigmina

Es un bloqueador neuromuscular no despolarizan te uti-
lizado para el tratamiento de la miastenia grave.

Farmacocinética

Después de administrarse por vía IV su efecto se observa
en 2 min y dura al menos 30 minutos.

Indicaciones y dosis

PERROS: se puede utilizar a razón de 0.01-0.1 mg/kg.
Sin embargo, la respuesta varía entre pacientes y aun
en un mismo animal entre procedimientos quirúrgicos.
Para el tratamiento de la miastenia grave se administran
0.5 mg/kg cada 8 h y se reduce la dosis conforme a la
evolución del paciente.

GATOS: la dosis es de 0.1 mg/kg y se repite a los 5
min si es necesario.

CABALLOS: no debe utilizarse atropina para revertir
los efectos de la neostigmina.

ÜRDOS Y OVINOS: 0.05 mg/kg por vía IV y repetir a
los 5 min si es necesario.

Capítulo 41 Relajantes musculares • 743

Interacciones

Se administra con un agente antimuscarínico como atro-
pina (0.04 mg/kg) o glucopirrolato (0.01 mg/kg).

Piridostigmina

PERRos: para el tratamiento de la miastenia grave se
administran 2 mg/kg cada 8 h y se reduce la dosis con-
forme a la evolución del paciente.

% Relajantes de músculo liso

Fumarato de aminopropazina

Es un derivado de la fenotiazina que se encuentra en forma
de polvo. Es soluble en agua, fotosensible y termolábil.

Farmacodinámica

Provoca relajación de músculo liso y reduce las contrac-
ciones en el tubo GI y en los tejidos respiratorios.

Indicaciones y dosis

Está indicado para reducir las contracciones de músculo
liso, como las que se producen por problemas de uroli-
tiasis. Se recomienda que los animales estén en ayuno.

PERROS Y GATOS: la dosis es de 2.2-4.4 mg/kg por vía

IM o intravenosa.

CABALLOS: la dosis es de 0.55 mg/kg por la vía IM o

intravenosa.

Efectos adversos

No se recomienda la vía IV en animales con antecedentes
de enfermedades cardiacas, renales o hepáticas. Es muy
irritante y debe administrarse por la vía IM profunda y
nunca por vía subcutánea.

Interacciones

No debe administrarse junto con organofosforados. Los
fármacos depresores del SNC, como los barbitúricos,
producen un efecto aditivo y profundizan la sedación.
Los antiácidos y antidiarreicos, como caolín/pectina,
disminuyen su absorción por vía oral.
Si se administra adrenalina provoca vasodilatación
e incremento de la frecuencia cardiaca. La procaína
potencia el efecto de las fenotiazinas y es muy probable
que también el de la aminopropazina.

Este capítulo comprende:

• Conceptos generales

Efectos adversos

Clasificación química

Interacciones

Características deseables de

Tiempo de retiro

un anestésico local

• Bupivacaína

Farmacodinámica

Farmacocinética

Farmacocinética

Indicaciones y dosis

Indicaciones y dosis

Efectos adversos

Vías de administración de

Interacciones

los principales fármacos

• Lidocaína

utilizados para producir

Farmacocinética

anestesia local

Indicaciones

Efectos adversos

Efectos adversos

1 n teracciones

Interacciones

Características individuales

Tiempo de retiro

de los anestésicos

• Mepivacaína

locales

Farmacocinética

• Procaína

Indicaciones y dosis

Farmacocinética

Tiempo de retiro

Indicaciones y dosis

• Tetracaína

745

746 • Parte VIII -Fármacos que actúan sobre el sistema nervioso central

% Conceptos generales

Los anestésicos locales son sustancias que actúan de
manera directa sobre los nervios sensoriales y motores
para producir pérdida de la sensibilidad localizada y
temporal, así como de la capacidad motora. Aunque
semánticamente es posible asignar otros significados a
estas expresiones, en este texto se usará la expresión
"anestesia local" para describir la pérdida localizada de la
sensibilidad, sin acción en el sistema nervioso central.
La anestesia local se empleó por primera vez a prin-
cipios del siglo XJX, época en que se inició el uso de la
cocaína para fines científicos de analgesia. La cocaína es
un alcaloide obtenido de Erythmxylon coca (un arbusto
sudamericano). Fue sustituida posteriormente por la
procaína, que Eiuhorn sintetizó en 1905. A la procaína
se sumó posteriormente la lidocaína o xilocaína, aislada
en 1943 por Lófgren.
Se considera que la analgesia local no constituye la
elección ideal para los procedimientos quirúrgicos ruti-
narios, en parte porque los pacientes no cooperan en el
procedimiento y porque las técnicas de analgesia local
no están muy difundidas. Por añadidura, el mal uso de
estos anestésicos puede 01;ginar toxicosis al absorberse
rápidamente o al ingresar rle modo ;:¡c:cidental al torrente
circulatorio, o si se inyectan por vía intravenosa.
Generalmente, la anestesia local se logra con el blo-
queo de fibras sensoriales y motoras; sin embargo, en
las anestesias paravertebrales y epidural, se comprueba
que también se han bloqueado las fibras del SNA de
la región. Este bloqueo puede ocasionar hipotensión
intensa, así como bradicardia, sobre todo en los casos
de sobredosificación.
El bloqueo que producen los anestésicos locales es
reversible. La pérdida del efecto anestésico depende
del tiempo requerido por el organismo para retirar el
fármaco del sitio, lo que incluye el tiempo que se nece-
sita para metabolizarlos in situ y retirarlos por difusión
a vasos sanguíneos y linfáticos.

Clasificación química

Existen dos grupos de anestésicos locales:

• Derivados éster: procaína, tetracaína, clorprocaína
• Derivados amida: lidocaína, bupivacaína, mepivacaína

La mayoría de los anestésicos locales tienen estre-
chas relaciones químicas de grupo, pero en ambos casos
comparten el hecho de que tienen una porción lipó-
fila y otra hidrófila, unidas por una cadena de carbo-
hidrato. Algunos anestésicos locales son por completo
liposolubles y carecen de la porción hidrófila, como la
benzocaína. Se ha observado que la separación entre las

porciones lipófila e hidrófila, que se estima fluctúa entre
6 y 9', tiene un cometido importante en la producción
de la anestesia. Incluso algunos antihistamínicos, anti-
colinérgicos y otros fármacos que tienen grupos funcio-
nales con la mencionada distancia interatómica poseen
un efecto analgésico local débil. De cualquier manera,
se requiere la porción hidrófila para la dilución del fár-
maco y la porción lipófila para el efecto en la membrana
fosfolipídica de los axones.
Además de los problemas inherentes de acceso al
sitio de acción por barreras como pus, tejido fibroso y
otros, los anestésicos locales tienen dificultad para actuar
en tejidos infectados, debido al pH ácido que se genera
en éstos. La mayoría de los anestésicos requieren un pH
alcalino para lograr su efecto analgésico local máximo.
Esto puede inferirse de la necesidad del grupo lipófilo
de evitar la ionización y continuar liposoluble para tener
efecto. En un pH ácido, la alta concentración de hidroge-
niones ioniza más fácilmente la amina terciaria al aceptar
H+ en su molécula y originar así una menor liposolu-
bilidad. Lo contrario, es decir, poca concentración de
hidrogeniones (pH alcalino), disminuirá la proporción
de moléculas ionizadas, de modo que el compuesto será
más liposoluble y podrá llegar más fácilmente a las mem-
branas de los axones o a los nodos de Ranvier.

Características deseables
de un anestésico local

El anestésico local ideal deberá presentar las siguientes
propiedades:

l. Baja toxicidad
2. Afinidad por el tejido nervioso local
3. Ausencia de efecto irritante
4. Efectos reversibles
5. Periodo de latencia breve (5-10 min)
6. Efecto analgésico prolongado ( 45-90 min)
7. Compatibilidad con vasoconstrictores (adrenalina)
8. Solubilidad en agua y estabilidad a la luz, el calor y aun
en presencia de metales pesados, etcétera

Farmacodinámica

Los anestésicos locales se inyectan en el tejido que se
desea insensibilizar o en el área donde hay un tronco
nervioso, con lo que se logra la analgesia de una región
mayor. No se inyecta dentro del nervio, pues esto sería
en extremo doloroso y difícil de lograr. El analgésico
local debe difundirse a través de grasa, tejidos conectivo
y fibroso, grandes vasos sanguíneos, cicatrices, edema,
hemorragia, etc., para llegar al tronco nervioso. Esta
difusión es la causa del periodo de latencia entre la
inyección y la presentación de la analgesia. Las fibras

nerviosas amielínicas delgadas tipo e (no recubiertas
de células de Schwann) tendrán toda la superficie del
axón para permitir la acción del analgésico local, mien-
tras que las fibras mielínicas grandes tipo A requerirán
mayor tiempo para bloquearse, pues el analgésico local
sólo actúa en los nodos de Ranvier.
Al igual que la mayoría de los anestésicos, los locales
guardan un riguroso orden de potencia respecto a su
liposolubilidad, y esto se debe a que su efecto se produce
en los axones nerviosos, que son estructuras con alto
porcentaje de lípidos.
Además, se sabe que interfieren en el potencial de
acción, evitando la despolarización axónica a consecuen-
cia de un bloqueo de la permeabilidad de la membrana
del axón al Na+ extracelular. Por lo general, la inhibi-
ción del potencial de acción es más selectiva en ciertos
nervios, y afecta las siguientes funciones autonómicas:
dolor, frío, calor, tacto, presión, propiocepción (sentido
de movimiento y posición corporal), tono y actividad del
músculo esquelético.

Farmacocinética

Los compuestos derivados éster (procaína, clorprocaína,
propoxicaína, teu·acina, benzocaína y cocaína) son bio-
transformados por las seudocolinesterasas plasmáticas,
que hidrolizan estos compuestos en el enlace éster. En
el caso de los compuestos derivados amina (lidocaína,
etidocaína, mepivacaína, prilocaína, bupivacaína), la
biotransformación es hepática. La biotransformación
es compleja y da lugar a una gran variedad de metabo-
litos, no todos identificados. La ruta más importante es
la hidroxilación del núcleo aromático. Los metabolitos
son aparentemente inocuos en animales sanos; empero,
en las cardiopatías y las insuficiencias hepáticas o renales
puede observarse un efecto antiarrítmico, así como la
formación de metahemoglobina. Se eliminan por vía
renal y se excreta la mayor parte en su forma biotrans-
formada, excepto en el caso de la cocaína.

Indicaciones y dosis

Además de los procedimientos menores, en los que
resulta obvia la utilidad de los anestésicos locales, estas
sustancias se utilizan para procedimientos quirúrgicos en
animales viejos y en pacientes que ofrecen graves riesgos
quirúrgicos, debido a deficiencias en el funcionamiento
hepático, renal, respiratorio o cardiovascular. En estos
casos, es común inducir un estado de anestesia basal no
apto para cirugía y posteriormente se aplican anestési-
cos locales para mejorar la pérdida de la sensibilidad y
aumentar la relajación muscular.
En algunas ocasiones es aconsejable la administra-
ción conjunta de adrenalina o algún otro vasoconstrictor,
como la noradrenalina, a fin de evitar que el anestésico

Capítulo 42 Anestesia local • 747

se absorba con excesiva rapidez y se pierda la anestesia
y se genere toxicosis. Con esta técnica se consigue que
el efecto se prolongue y disminuyan las posibilidades
de intoxicación. Es recomendable que al utilizar adre-
nalina no se sobrepasen concentraciones de 1:100 000
y 1:200 000. No se deben aplicar vasoconstrictores en
la médula espinal, porque se puede generar isquemia
local y daño neurológico a menudo permanente; esto
aplica también para tejidos isquémicos en general.

Vías de administración de los principales
fármacos utilizados para producir
anestesia local

La aplicación de los agentes anestésicos locales en sitios
estratégicos permite obtener analgesia en diversas regio-
nes del organismo. A continuación se detallan algunas
de las técnicas de analgesia local más comunes.

Superficial o tópica

La forma más común de analgesia superficial es la que
se induce con cloruro de etilo, que por tener un punto
de evaporación apenas superior a 17°C se evapora del
sitio donde se aplica para disipar calor y enfriar el área.
El frío reduce la sensibilidad de la piel. Este procedi-
miento es útil para cortes superficiales, para desbridar
abscesos, etc. El cloruro de etilo puede inducir necrosis,
en especial si se aplica a mucosas. Al calentarse la zona,
puede haber dolor por lo que algunos preparados con-
tienen benzocaína o butacaína, que evitan que el animal
se lesione más al morder o lamer la herida.
Algunas mucosas pueden tratarse con anestésicos
para reducir prurito, ardor, dolor u otra sensación de
este tipo.

Para analgesia de la córnea es posible utilizar clor-
hidrato de proximetacaína, la cual se utiliza al 0.5%;
bastan una o dos gotas para lograr magnífica analgesia
de la córnea.

Infiltración

Es conveniente puntualizar que esta técnica es una de
las más usuales y que puede ayudar al clínico en opera-
ciones en que el sujeto tiene un alto riesgo quirúrgico.
Así, se le utiliza en suturas superficiales, extirpación de
defectos de la piel, biopsias cutáneas, cortes de cola, y
combinada con neurolépticos o con neuroleptoanalgesia
puede utilizarse en cesáreas, cistotomías, enterotomías,
etc. De esta manera es posible evitar el uso de anestesia
general en pacientes muy débiles o con toxemia. El área
de infiltración debe estar bien delimitada para evitar el
riesgo de dolor durante la cirugía.
La infiltración se aplica por vía SC. Se calcula que
se debe administrar 1 ml/1 cm de incisión. Se utilizan
agujas de 10 cm de largo y de calibre delgado (22-25).

748 • Parte VIII -Fármacos que actúan sobre el sistema nervioso central

La aguja se introduce casi paralela a la piel y el efecto
se establece 5-10 min después. Si se desea lograr mejor
analgesia puede utilizarse adrenalina (1: 100 000). En
términos generales, se prefiere que se exagere un poco
la cantidad infiltrada y se recomiendan soluciones más
diluidas, pues las concentradas se absorben rápida-
mente (ley de Fick), y por ende, son más tóxicas. Para
la infiltración puede utilizarse clorprocaína al 0.5-3%; se
hace en forma de abanico, insertando una aguja larga
y haciéndola girar sobre el punto de inserción. De esta
manera se empapa el área con el anestésico y se puede
ir profundizando en la misma forma. Con esta técnica
se concentra el anestésico en el área de incisión, y si se
usa adrenalina se logra una magnífica isquemia, ideal
para la cirugía.

La infiltración también puede hacerse alrededor
de una de las extremidades, y en la pierna se obtienen
excelentes resultados anestésicos, sobre todo si se aplica
un torniquete cranealmente a la infiltración. En este
caso no debe administrarse adrenalina o cualquier otro
vasoconstrictor, pues induciría necrosis por isquemia
excesiva.

La analgesia regional se logra al aplicar el analgé-
sico local alrededor de la médula espinal o dentro de
un plexo nervioso de importancia. En perros y gatos se
logra inyectando el analgésico en el espacio epidural,
entre la última vértebra lumbar y el hueso sacro. Este
tipo de analgesia recibe el nombre de analgesia epidural,
bloqueo espinal o anestesia extradural. Se utiliza cuando se
considera muy peligrosa la anestesia general o cuando
se requiere manipulación del abdomen posterior ( ure-
tra, recto, vulva, etc.). Obviamente, es útil en cesáreas,
sola o combinada con anestesia basal. Debe utilizarse
el analgésico en completa esterilidad, evitando, por la
inclinación del animal, que escurra hacia el cerebro,
pues esto ocasionaría paro respiratorio por bloqueo
de los nervios frénicos. Además, el bloqueo simpático
causa bradicardia, disminución del gasto cardiaco e
hipotensión sanguínea. Es aconsejable tener disponibles
los recursos adecuados para proporcionar respiración
artificial. En general, se requieren pequeñas dosis para
lograr analgesia regional, y dados los peligros relacio-
nados con esta técnica, es recomendable introducir un
catéter para facilitar la administración del anestésico.
Las concentraciones y los volúmenes necesarios para un
bloqueo inicial se muestran en el cuadro 42-1.

Intravenosa

Se utiliza para analgesia de las extremidades, la cual se
obtiene 5-10 min después de la administración IV. La
técnica consiste en aplicar un torniquete craneal al sitio·
intravenoso de inyección por catéter del anestésico. La
analgesia dura tanto como el torniquete se mantenga en
ese sitio (no más de 90 min), pero se aconseja que no
sea más de 20-30 min, pues esto inducirá toxicidad por
exceso de analgésico local en sangre. Esta técnica no es

Cuadro 42-1. Concentraciones y volúmenes
necesarios para un bloqueo inicial

Agentes

Concentración(%)

Volumen (mi)

Xilocaína

0.5 a 2

3a6

Clorprocaína

1 a 2

2a5

Bupivacaína

0.25 a 0.75

2a3

Etidocaína

0.25 a 1.5

2a3

Tetracaína

0.1 a 0.5

1 a 3

Procaína

2a4

3a6

Mepivacafna

0.5a1.5

2a4

muy usual en medicina veterinaria. Entre sus ventajas se
cuenta que el campo operatorio tiene sangrado mínimo
y que la intervención se puede llevar a cabo en animales
que tienen el estómago lleno.

Del plexo braquial

Otro tipo de analgesia regional se logra por inyección
sobre el plexo braquial en el perro. Está indicada en
luxaciones, fracturas y en lesiones semejantes localiza-
das por debajo de la articulación del codo. La anestesia
tarda más de 15 min en establecerse y se manifiesta por
parálisis con duración aproximada de 1-2 horas.

lntrasinovial

Se administra también para aliviar el dolor producido
por trastornos patológicos de las articulaciones y vainas
tendinosas. Si la cavidad sinovial está distendida por
la sinovia, primero se drena ésta y luego se inyecta el
anestésico. La analgesia se produce 5-10 min después
de la inyección y dura aproximadamente una hora. La
inyección insensibiliza toda la cápsula sinovial, pero se
desconoce si las terminaciones nerviosas de las capas
cercanas a las cápsulas se bloquean.

Por conducción

Este tipo de analgesia se usa poco en pequeñas especies,
pues existen muchos problemas inherentes a la sujeción
del animal.

Epidural (extradural)

La anestesia epidural se refiere a la aplicación de un
anestésico local en el espacio epidural, donde no se
penetra a las meninges y se procura dejar el anestésico
sobre la duramadre. Si se llega a penetrar las meninges,
la anestesia recibe el nombre de intratecal; esto es, la
inyección del anestésico se lleva a cabo a nivel subarac-
noideo. Por lo lesivo del procedimiento, esta última anes-
tesia no se recomienda en la mayor parte de los casos.
Se supone que la anestesia local lograda por inyección

epidural bloquea los ganglios de la raíz dorsal, bloquea
directamente los nervios de la membrana dural y por
difusión los nervios distales de la membrana dural.
La anestesia epidural se presenta de manera rápida
en rumiantes y más lentamente en perro, gato y caba-
llo. La parálisis de los nervios motores es secundaria a
la desensibilización que, dependiendo del preparado,
dura de 1-2 horas.

En bovinos, la anestesia epidural puede ser ante-
rior o posterior, dependiendo de si la administración
se hace en un espacio entre la última vértebra lumbar
y el sacro, o si se inyecta el anestésico entre el sacro y
la primera vértebra coccígea o entre ésta y la segunda,
respectivamente. Sin embargo, también se considera
anestesia epidural anterior o posterior, dependiendo
del volumen administrado. En general se prefiere que
no se combine el anestésico con adrenalina (1:100 000),
pues en tal caso el bloqueo dura demasiado y se causa
postración del animal por bloqueo de las fibras motoras,
lo que entorpece el procedimiento planeado.
Es común relacionar la anestesia epidural con la
tranquilidad del animal. Debe procurarse una dosifi-
cación adecuada para evitar que el animal caiga; ade-
más, no se recomienda administrar junto con derivados
fenotiazínicos (CDP, acepromazina) pues inducen hipo-
tensión. Es necesario recordar que la sobredosis con
anestésicos locales puede inducir excitación y graves
alteraciones cardiovasculares, además de que pueden
llegar a bloquearse los nervios espinales torácicos, con
la consecuente dificultad respiratoria o incluso paro.
Debe evitarse que el animal tenga la parte posterior de
su cuerpo más elevada que la anterior si se planea utilizar
grandes volúmenes de anestésico, en especial si está al
5% y complementado con adrenalina.
La aguja se dirige en un ángulo de 45° con respecto
al plano horizontal y de manera caudal. Si se inyectan
volúmenes superiores a los indicados, el caballo sentirá
parálisis motora de los músculos abductores y se excitará,
lo cual no sólo arruina el procedimiento quirúrgico sino
que puede llegar a ser peligroso tanto para el paciente
como para el médico.
En medicina humana, se ha recomendado la admi-
nistración de meperidina (100 mg) o fentanilo (25
mg) inyectados epiduralmente para lograr analgesia en
procedimientos obstétricos difíciles. No ocurre paráli-
sis motora ni cambios cardiovasculares apreciables. Es
posible que se utilice algo similar en medicina veterina-
ria para facilitar el parto y la manipulación obstétrica en
yeguas y vacas primerizas.

Para vertebral

Se refiere a la aplicación de anestésico local a nivel pro-
fundo en áreas contiguas a la eminencia de los pares
espinales en la región lumbar (primera y segunda vér-
tebras) y la primera torácica. La analgesia que se logra

Capítulo 42 Anestesio local • 749

a nivel del flanco resulta ideal para la cirugía de dicha
región. Aunque en el ganado de leche es fácil localizar
los sitios de inyección, en el ganado de carne puede
resultar difícil. Aunque puede utilizarse un sedante,
debe considerarse el peligro para la cirugía si el animal
se postra.

Efectos adversos

Los efectos tóxicos de los anestésicos locales se deben
por lo general a la inyección por vía IV accidental del
fármaco; casi nunca se deben a dosis excesivas aplicadas
en el tejido. Sus efectos se manifiestan en diferentes sis-
temas, y a continuación se describen algunos.

Sistema nervioso central

Como anestésicos que son, estos fármacos inducen blo-
queo neuronal en un área específica del SNC. Dicha área
parece ser la formación reticular en la base del encéfalo,
y las neuronas afectadas son las inhibitorias. Por ello,
el efecto neto será excitación, convulsión o ambas, por
dominancia del sistema activador reticular ascendente.
Los efectos excitatorios han sido utilizados ilegalmente
en caballos y perros de carreras. Es posible que el efecto
excitatorio dependa también de la liberación de cate-
calaminas y del bloqueo de su reingreso a la terminal
nerviosa, tal como se ha sugerido en el caso del consumo
humano de cocaína.
El límite entre la dosis estimulante y la tóxica es muy
estrecho e incierto, por lo que la estimulación en anima-
les de carreras es en extremo peligrosa. Sin embargo, se
sabe que la toxicosis está directamente relacionada con
la potencia analgésica. Paradójicamente, los anestésicos
locales han sido utilizados con éxito y con frecuencia en
casos de epilepsia, aunque aún no se le encuentra base
racional a este procedimiento.
El efecto convulsivo es más común en cachorros, y
se sugiere que el mejor tratamiento es diazepam por vía
IV o pentotal sódico. Es imprescindible recordar que
los analépticos no deben utilizarse, pues su principio es
estimulante y el SNC ya está sobreestimulado. Además, es
evidente que debe oxigenarse al paciente y administrarle
respiración artificial si es necesario.

Sistema cardiovascular

Los anestésicos locales inducen decremento de la con-
ducción del impulso contráctil en el miocardio con
bradicardia, y este efecto es dependiente de la dosis.
Si la concentración sanguínea es muy alta, habrá paro
cardiaco. Este efecto puede deberse en parte a aumento
del flujo de iones K+ hacia el miocardio y bloqueo de la
movilización de Na+ en el interior de la célula cardiaca.
El resultado final será decremento del gasto cardiaco por
inou·opismo y cronotropismo aminorados. Estos efectos,

750 • Parte VIII -Fármacos que actúan sobre el sistema nervioso central

aunados a la vasodilatación que producen las dosis altas,
pueden originar colapso cardiovascular y choque al esta-
blecerse la hipoperfusión e hipoxia. Sin embargo, los
anestésicos locales en concentraciones bajas producen
vasoconstricción, aunque la cocaína es el único analgé-
sico local que induce vasoconstricción en dosis clínicas.
El colapso cardiovascular es favorecido por los efectos
de bloqueo simpático y vasomotor central.

Aparato respiratorio

El aparato respiratorio sufre inicialmente una depresión
refleja poco o nada notable, pues se induce un efecto
de relajación de la musculatura bronquial. Si las concen-
traciones sanguíneas siguen elevándose y se producen
espasmos musculares habrá paro respiratorio, por inhi-
bición de la contracción de los músculos intercostales.

Otros

Las dosis excesivas de anestésicos locales producen citó-
lisis, en especial en el músculo. Se ha informado que
en casos aislados se presentan alergias sobre todo a los
derivados éste1~ y metahemoglobinemia por prilocaína
y benzocaína y sólo excepcionalmente a la lidocaína. Es
importante que el clínico distinga entre los signos que
genera una sobredosis anestésica y los que provienen
de una reacción alérgica. Por lo general es la sobredo-
sis la que se manifiesta en la mayoría de los casos, y sin
embargo se le diagnostica más a menudo como una
reacción alérgica.

Interacciones

La presencia de insecticidas organofosforados incre-
menta la toxicidad de los ésteres por su capacidad inhibí-

toria de seudocolinesterasas irreversible. Un metabolito
de la procaína es el ácido para-aminobenzoico, por lo
que puede interferir en el mecanismo de acción de las
sulfas de manera antagónica competitiva.
Por su uso indiscriminado y cotidiano, resulta impor-
tante conocer algunas de las interacciones farmacológi-
cas más comunes. En el cuadro 42-2 se presentan algunas
de ellas.

Características individuales
de los anestésicos locales

En términos generales, puede aplicarse directamente a
cada anestésico local lo dicho para todos como grupo.
Es imprescindible que el clínico evalúe el uso de cada
uno de estos fármacos en su práctica clínica, ya que la
anestesia local depende de la destreza de él, con base
en la información presentada en este capítulo y el cono-
cimiento del clínico de anatomía y técnicas de infiltra-
ción.

* Procaína

La procaína es un anestésico local con enlace éster. Fue
el primer anestésico local sintetizado, y debido a esto
los anestésicos locales que se desarrollaron después se
comparan con ella en cuanto a su potencia y toxicidad.
Es menos potente que lidocaína, mepivacaína y bupi-
vacaína. Su nombre químico es clorhidrato de ácido
benzoico, 4-amino-2-( dietilamino )-etil éster monoclor-
hidrato (fig. 42-1); tiene peso molecular de 272.8 Da y
su fórmula condensada es C

13H

20N

20

2·HCI. Es un polvo
fino, blanco, cristalino y sin olor. Es soluble en agua y

Cuadro 42-2. Algunas de las interacciones farmacológicas más comunes de los anestésicos locales

Anestésico local

Todos

Tipo derivado éter

Tipo derivado
amida

Procaína

Fármaco

Adrenalina

lproniazida, isoniazida, cloranfenicol,
prometazina, meperidina,
anfetaminas, doxopram

Barbitúricos

Relajantes musculares en general

Succinilcolina, organofosforados,
neostigmina, fisostigmina, edrofonio

Fenobarbital

Sulfas

Efecto

Efecto local, absorción del analgésico

Duración de· los efectos convulsivos

Efectos tóxicos en el SNC
Efectos cardiovasculares

Potenciación mutua

Efectos del analgésico en el sistema
Biotransformación por seudocolinesterasas

Efectos sistémicos por decremento de su
biotransformación hepática microsómica

El metabolismo del ácido paraaminobenzoico de la
procaína antagoniza competitivarriente el efecto
antibacteriano de las sulfas

O

~CH;

O~N~CH3

Fig. 42-1. Fórmula estructural de la procaína.

alcohol, menos soluble en cloroformo e insoluble en
éter. No debe usarse si se cristaliza, enturbia o cambia de
color. Tiene pKa de 8.9. Puede utilizarse para producir
bloqueos nerviosos periféricos, pero los nuevos anesté-
sicos con enlaces amida, como lidocaína y mepivacaína,
se consideran clínicamente superiores debido a que su
potencia y duración son mayores y los efectos tóxicos
son menores, excepto en el caballo.

Farmacocinética

La liposolubilidad y absorción a través de las membranas
mucosas son relativamente bajas. En el caballo, el Vd en
el compartimiento central es de 2.1 L/kg. En esta misma
especie la unión a proteínas es de 6%. Los anestésicos
con enlaces éster como la procaína son metabolizados
rápidamente por las esterasas plasmáticas y hepáticas,
que los convierten en PABA y dietilaminoetanol. Las
esterasas hepáticas son más rápidas y eficientes que otras
para metabolizar la procaína, pero las plasmáticas tie-
nen un cometido importante en la tolerancia al fármaco
durante su fase de absorción. Con la administración IM
tiene una vida media de 2 h, y como penicilina procaí-
nica, de 10 h. La vida media con la administración SC es
de 65 min. Al realizar un bloqueo nervioso periférico en
el equino el término de efecto es a los 10 min. En estos
animales, cuando se administra por vía in traarticular el
efecto tiene duración de -1 h. El bloqueo nervioso peri-
férico tiene una duración de 90 min cuando se maneja
una dosis de 100 mg. Se elimina por orina.

Indicaciones y dosis

Debido a su baja liposolubilidad, no se recomienda
administrarla por vía intraarticular y es relativamente
ineficaz como anestésico tópico. Sirve para realizar infil-
tración local, bloqueo de nervios periféricos y bloqueos
subaracnoideos.

CABALLOS: se menciona que el clorhidrato de pro-
caína inyectable es útil para producir bloqueos nerviosos
periféricos en equinos manejando una dosis de 5-10 ml
de una solución al 2 por ciento.

Capítulo 42 Anestesia local • 751

PERROS v GATos: en el gato, la dosis letal es de 45 mg/
kg por vía IV y de 450 mg/kg por vía subcutánea. La
dosis letal en el perro es de 100 mg/kg por vía IV y de
250 mg/kg por vía subcutánea.

Efectos adversos

Los equinos son unas 20 veces más sensibles que los seres
humanos porque son menos capaces de metabolizar la
procaína a nivel sanguíneo por ser una especie defi-
ciente en seudocolinesterasas (generalmente fijadas a
eritrocitos). La dosis recomendada de penicilina procaí-
nica vía IM alcanza concentraciones plasmáticas tóxicas
en algunos caballos, y es obvio que una dosis superior
aumenta el peligro de toxicosis. De hecho, muchas de
las supuestas alergias a las penicilinas son en realidad
reacciones tóxicas a la procaína de las penicilinas, sobre
todo si no se les ha almacenado en un lugar fresco, lo
que favorece la liberación del radical procaína. En el
equino la administración rápida de 2.5 mg/kg provoca
toxicosis en el SNC. Tanto esta última como la que a
menudo se observa por la administración de una sobre-
dosis de penicilina G procaínica (la cual se caracteriza
por temblores musculares, nerviosismo y en ocasiones
convulsiones) se deben tratar con diazepam. En periqui-
tos australianos puede ser letal.

1 nteracciones

La procaína es convertida a PABA y disminuye los efectos
antimicrobianos de las sulfonamidas. En medicina veteri-
naria no se administra sola, y generalmente se encuentra
en combinación con penicilina.

Tiempo de retiro

Los residuos producidos se eliminan principalmente
por vía renal. En el caballo la administración de pro-
caína produce concentraciones urinarias altas por un
tiempo prolongado, las cuales pueden detectarse hasta
48 h después de ser infilu·ada. Cuando se administra en
forma de penicilina procaín.ica o en combinación con
dihidroestreptomicina, clorfeniramina y dexametasona
se detecta durante seis días, y hasta por 18 días cuando se
administra durante cinco días consecutivos en combina-
ción con penicilina G o dihidroestreptomicina.

% Bupivacaína

De todos los anestésicos locales es el más poten te y
con efecto más prolongado. Pertenece al grupo de los
anestésicos con enlace amida, y su nombre químico es

752 • Parte VIII -Fármacos que actúan sobre el sistema nervioso central

clorhidrato-2-piperidinacarboxamida, 1-bu til-N-(2,6-
dimetilfenil)-monoclorhidrato, mono hidrato (fig. 42-2);
tiene peso molecular de 342.9 Da y su fórmula conden-
sada es C

18H

28N

2 O·HCl·H

20. Es un polvo blanco, cris-
talino y sin olor. Es soluble en agua y alcohol, y menos
soluble en cloroformo y acetona.

Farmacocinética

La bupivacaína se absorbe a través de las membranas
mucosas. El VdAUC en perros es de 0.26 L/kg. La unión
a proteínas plasmáticas en el caballo es de 95%. Se meta-
baliza en el hígado. En el equino el metabolito más
abundante es bupivacaína parahidroxilada. En el perro
la vida media de eliminación después de la administra-
ción epidural es de 3 h con adrenalina y de 2 h 48 min
sin adrenalina. Con la administración IV la '~da media de
distribución es de 2-10 min y la de eliminación de 34-39
min. Cuando a un perro se le administra por vía epidu-
ral, el efecto termina a los 7 min de haber logrado su
efecto máximo, y combinada con adrenalina a razón de
1:200 000 finaliza a los 15 min. En el equino, cuando se
realiza un bloqueo nervioso periférico el efecto termina
a los 15 min. En el perro, al administrar 3 mi/animal de
una solución al 75% se logra una concentración sérica
de 0.84-1.4 ¡.Ig/ml. La duración del efecto depende sobre
todo del sitio de inyección, vía de administración, con-
centración del producto, volumen administrado y téc-
nicas de infiltración. Cuando la unión a proteínas es
alta, se incrementa la duración del efecto mientras que
la vasodilatación promueve la eliminación del agente y
disminuye la duración del etecto; por lo tanto, el uso
de vasoconstrictores está indicado cuando se necesita
un efecto prolongado. En el perro se logra una aneste-
sia quirúrgica a las 41

12-6 h de la administración por vía
epidural de 1.65 mg/kg. Los residuos producidos por el
metabolismo hepático se eliminan principalmente por
vía renal. La depuración total en el perro después de la
administración IV de bupivacaína procaínica es de 20-32
ml/min/kg; con la administración epidural sin adre-
nalina es de 35.3 ml/min/kg, y con la administración
epidural con adrenalina es de 24.6 ml/min/kg. Menos
de 5% del compuesto original se detecta en orina.

Fig. 42-2. Fórmula estructural de la bupivacaína.

Indicaciones y dosis

Debe recordarse que para anestesia epidural no se reco-
miendan los preparados con adrenalina.

PERROS: para procedimientos ortopédicos de pelvis y
miembros en perros, se administra 1 ml de una solución
al 10% por vía epidural. El paciente debe quedar en
recumbencia lateral por 20-30 min después de la admi-
nistración con el fin de lograr una anestesia óptima.
La adminisll ación intrapleural de bupivacaina se
utiliza para producir analgesia pos toracotomía. Esta
técnica en perros conscientes provoca un dolor intenso
que se resuelve en 15-30 s. Esta reacción tal vez se deba
a la naturaleza ácida del preparado comercial. Pueden
disminuirse los efectos adversos regulando el pH de la
solución con bicarbonato de sodio antes de adminis-
trarla. También se pueden utilizar infusiones lentas para
minimizar el malestar. Para producir analgesia posqui-
rúrgica después· de una toracotomía se recomienda la
administración intrapleural de 1.5 mg/kg de una solu-
ción al 0.5% y repetirla si es necesario cada 4 h después
de la intervención.

CAPRINos: para producir anestesia en caprinos por
vía epidural se recomienda administrar 1.8 mg/kg de
una solución al O. 75%, con lo que se logra un estado de
anestesia durante varias horas. Algunos clínicos prefie-
ren el uso de anestésicos libres de conservadores para
la anestesia epidural con el objeto de evitar reacciones
de hipersensibilidad, las cuales se presentan en seres
humanos y no han sido documentadas en veterinaria.

CABALLOS: por vía tópica y 1 o inyectable está indicada
para producir anestesia local en la mucosa laríngea.

Efectos adversos

Es más cardiotóxica que mepivacaína y lidocaína. Con
sobredosis, los animales muestran signos de alteración
del SNC seguidos de paro respiratorio, antes de sufrir un
colapso cardiovascular y muerte. La bupivacaína difiere
de otros anestésicos locales en que cuando se administra
una dosis superior a la indicada o de una manera inapro-
piada, se registran anormalidades electrocardiográficas.
La cardiotoxicosis se agrava por la hipoxia y la acidosis.
En gatos se producen cambios electrocardiográficos aun
con dosis bajas de bupivacaína; una dosis de 3.5 a 5.3
mg/kg administrada por vía IV provoca convulsiones.
Con dosis de 20.4 mg/kg por vía IV ocurre la muerte en
perros anestesiados con pentotal. En perros se informa
fiebre transitoria después de la administración por vía
intraperitoneal. Se menciona que los huesos no son afec-
tados por la inyección intraartic.ular de hupivacaína.
La administración de líquidos es especialmente
importante cuando se administra por vía epidural (con

Fig. 42-3. Fórmula estructural de la lidocafna.

o sin adrenalina), debido a que ayuda a mantener la
presión arterial.

1 nteracciones

En perros, la administración de bupivacaina con adrena-
lina inyectable tiene los mismos usos y recomendaciones
que el clorhidrato de bupivacaina, pero en este caso se
deben tomar precauciones debido a las interacciones
con otros fármacos, así como las reacciones clínicas que
se desarrollan con la adrenalina.
La adición de adrenalina no produce diferencias
en cuanto al tiempo de inicio del efecto en perros. La
solución estéril de clorhidrato de bupivacaína con adre-
nalina o bitartrato de adrenalina puede encontrarse
combinada con agua inyectable; y no debe exceder al
0.001% (1 en 100 000).

% Lidocaína

La lidocaína es un anestésico con enlace amida. Comer-
cialmente se le conoce como xilocaína. Su nombre
químico es clorhidrato-acetamida, 2-( dietilamino) -N-
(2,6-dimetilfenil)-monoclorhidrato, monohidrato (fig.
42-3); tiene peso molecular de 288.8 Da y su fórmula
condensada es C

14H

22N

20· HCl· H

20. Es un polvo blanco,
cristalino y sin olor. Cuando se encuentra a 25°C su pKa
es de 7.9. Es muy soluble en agua y alcohol, soluble en
cloroformo e insoluble en éter. Es termoestable y puede
introducirse al autoclave, pero cuando se encuentra en
combinación con adrenalina no debe ser esterilizada
por este método.

Cuadro 42-3. Volumen de distribución

Capítulo 42 Anestesio local • 753

Farmacocinética

La lidocaína se absorbe bien a través de las membranas
mucosas. En el cuadro 42-3 se presenta su volumen de
distribución en especies domésticas.
La unión a proteínas plasmáticas en el perro es
de 44-71% y en el caballo de 65%. Se metaboliza en
el hígado. En el perro los metabolitos son monoetil-
glicinexilida y glicinexilida. En caballos el metabolito
principal parece ser la monoetilclicinexilidina. Aunque
con menor potencia, los metabolitos de la lidocaína
tienen efectos farmacológicos y tóxicos y pueden ser
letales si existen daños renales y llegan a acumularse.
Con administración IV, la vida media de eliminación
en el perro es de 53 min, mientras que en el equino
con la administración IV la vida media de distribución
es de 6.46 min y la de eliminación de 3.96 min. Con la
administración se la vida media de distribución es de 9
min y la de eliminación es de 48 min. En el cerdo, por
vía IV la vida media de distribución es de 4 min y la de
eliminación de 67 min. Al administrarla por vía epidural
caudal en lechones, la vida media de eliminación es de
82 min. En ovinos a los que se les administra lidocaina
por vía IV la vida media de eliminación es de 31-38 min.
En general, cuando se combina un anestésico local con
adrenalina y se administra por vía epidural, se provoca
un decremento de la concentración sanguínea de este
anestésico.

Cuando se necesita producir anestesia regional en
miembros posteriores, puede lograrse administrando
10 rol/animal de lidocaína al 2% (cuadro 42-4). En el
perro, después ele la administración de 160 mg de lido-
caína con adrenalina (1:200 000) por vía retrobulbar y
por infiltrac:ión t>n t>l pá•"p;;~do y en el nervio facial, se
logra una concentración sérica de 1.49 pg/ml. En los
becerros, a los 3 min de la liberación del torniquete en
anestesia intravenosa de una región de los miembros
se logra una concentración de 0.26-1.5 pg/ml. A los 25
min de haber administrado 2.9 mg/kg de lidocaína para
producir un bloqueo del ganglio cervicotorácico en el
equino se logra una concentración de 0.86 pg/ml. Al
realizar un bloqueo en línea con 5 mg/kg, a los 15 min
se logra una concentración de 1.1 pg/ ml, y con 1 O mg/kg
a los 15 min se alcanza una de 3.2 pg/rnl. Cuando se rea-
liza el bloqueo del nervio palmar, a los 20 min de haber

Especie

Área

Compartimiento central

Compartimientos periféricos

Gato

1.44 u kg

Perro

1.44 u kg

Equino

2.858 Ukg

Cerdo

0.608 u kg

1.646 Ukg

754 • Parte VIII -Fármacos que actúan sobre el sistema nervioso central

Cuadro 42-4. Bloqueos más comunes en pequeñas especies con lidocafna al2%

Nervio
bloqueado

lnfraorbitario

Mandibular

Palpebral (rama
facial)

Plexo braquial

Safeno,

peroneal,
tibia! y
ciático

Sitio de bloqueo

Por arriba del tercer premolar, en la
encía está el agujero infraorbitario

Agujero mandibular. En la depresión
anterior al ángulo de la mandíbula
o en el agujero medio por debajo
de la raíz anterior del segundo
premolar inferior

1 cm por arriba del arco cigomático, en
su parte más pronunciada

Se introduce una aguja de 1 O cm en la
depresión formada por la pared del
tórax y el músculo supraespinoso,
paralelo al tórax, hasta llegar a la
altura de la espina escapular

Sobre el nervio

administrado una dosis de 240 mg/animal (aproximada-
mente 0.6 mg/kg) se logra una concentración de 0.232
}lg/ml. A la hora de haber administrado una dosis de
140 mg/animal (cerca de 0.3 mg/kg) para realizar un
bloqueo del nervio plantar, se tiene una concentración
de 0.2 rg/ml. Inmediatamente después de la adminis-
tración IV de 4.8-5.4 mg/kg de lidocaína en el cerdo, se
logra una concentración de 6.4rg/ml. En lechones, a los
23 min de haber administrado por vía epidural 5 mg/kg
de una solución de lidocaína al 1% se logra una concen-
tración de 1.83 rg/ml. En equinos, con el bloqueo del
nervio palmar el efecto anestésico tiene una duración de
60 min cuando se administran 240 mg/animal; después
de la administración por vía epidural caudal el efecto
anestésico dura 87 min cuando se administran 0.22 mg/
kg. Los residuos producidos por el metabolismo hepá-
tico se eliminan principalmente por vía renal. Con la
administración IV en el cerdo, la depuración es de 24.2
ml/min/kg; en el lechón, cuando se usa la vía epidural
ésta es de 17.3 ml/min/kg, y en el ovino después de la
administración IV es de 44.1 ml/min/kg. Menos de 5%
del compuesto original se detecta en orina.

Indicaciones

La lidocaína se usa en casos de problemas dolorosos de
amígdalas, nariz, hocico, etc. En heridas dolorosas no
infectadas, se ha utilizado procaína al 4% en compresas

Área con anestesia

Arcada dentaria superior
ipsolateral, parte
correspondiente a la
cabeza

Mandíbula inferior y
arcada dentaria
correspondiente

Todos los músculos
palpebrales, excepto el
elevador del párpado

Casi todo el miembro
anterior

La correspondiente a la
porción distal a partir
del sitio de infiltración

Uso

Limpieza de sarro,
desbridamiento de
abscesos, extirpación
de dientes

Igual, pero en la mandíbula
inferior

Corrección de laceraciones,
verrugas, extirpación de
glándulas de Meckel, etc.

Curación de heridas.
Corrección de
subluxaciones.
Procedimientos dolorosos
en general

Tendinitis, diagnósticos de
cojeras, tratamiento
de heridas, etc.

adosadas a la piel. La vía IV con torniquete se utiliza para
analgesia de las extremidades. General m en te puede uti-
lizarse para anestesia tópica, infiltración local, bloqueo
de nervios periféricos, bloqueo intravenoso, blo-
queo epidural y bloqueos subaracnoideos.

PERRos: la lidocaína está indicada para anestesia
epidural y local por infiltración. Otro tipo de analge-
sia regional se logra por inyección de lidocaína al 2%
sobre el plexo braquial. Se considera anestesia epidural
anterior o posterior, dependiendo del volumen adminis-
trado. La dosis tóxica es de 11 mg/kg por vía IV. Se ha
usado en dosis de 1-4 mg/kg por vía IV lenta en casos de
cardioaceleración (más de dos veces la frecuencia basal)
durante la anestesia. La aplicación no debe hacerse en
menos de 15-20 minutos.

GATOs: la lidocaína está indicada para anestesia epi-
dura! y local por infiltración. Aplicada tópicamente en
la laringe de los gatos produce anestesia local en la
mucosa; sin embargo existe controversia debido a que
puede producir laringoespasmos antes de que el fár-
maco ejerza su efecto clínico. El aerosol de lidocaína
al 2-0% evita el laringoespasmo de gatos intubados e
inducidos con anestesia inhalada. La dosis tóxica es
de 11.7-22 mg/kg vía IV. Una dosis promedio de 47.3
mg/kg provoca paro cardiorrespiratorio en gatos anes-
tesiados con halotano.

BoviNos: deben tomarse las precauciones corres-
pondientes por el uso de vasoconstrictores. Se utiliza
para producir anestesia regional (con torniquete) en
bovinos. Cuando se emplea este método, la concentra-
ción local de lidocaína en los vasos distales incrementa
la duración del efecto y se cree que ello se debe al
secuestro del fármaco en los tejidos y a que disminuye
la salida del fármaco hacia la circulación. Aunque el
1iesgo de toxicosis con esta técnica es bajo, hay procedi-
mientos breves en que la acumulación de lidocaína en
los vasos distales pueden resultar adversos. Si se libera
el torniquete a los 20 min o menos después de la inyec-
ción de lidocaína, se recomienda dejar pasar 10-15 s
y después volver a colocarlo 2-3 min adicionales para
reducir los efectos sistémicos tóxicos. Los torniquetes
no deben ser colocados por más de 2 horas.
Tanto en becerros como en bovinos adultos está indi-
cada para anestesia epidural, y solamente en bovinos está
indicada para anestesia local por infiltración, bloqueos
nerviosos paravertebrales, bloqueos nerviosos periféricos
y anestesia regional de miembros en su parte distal. En
bovinos, cuando se quiere producir anestesia epidural
caudal se recomiendan 5-15 ml de una solución al 2%;
para bloqueo nervioso paravertebral se administran 7 ml;
en el caso del bloqueo nervioso periférico se necesitan 5-
20 ml, y para anestesia regional con torniquete, 10-30 rol.
La lidocaína con adrenalina no debe utilizarse para anes-
tesia regional. Para desensibilización laríngea se aplican
por vía tópica 2 mg/kg. Para anestesia epidurallumbar
se introducen 10-15 ml de lidocaína al2%, y resulta útil
para anestesia del flanco en casos de rumenotomías. Se
ha informado que la respuesta es variable, y no es posible
en el ganado de carne lograr una buena analgesia.

OviNOS v CAPRINos: es eficaz y segura para producir
anestesia local antes de una laparotomía. En borregos
se necesitan 3--10 mi (máximo 15 mi) de una solución al
2% para producir anestesia epidural caudal. Cuando se
quiere producir anestesia local por infiltración se reco-
mienda una dosis máxima de 1 O mg/kg de una solución
de lidocaína al1 %. En cabras se necesitan 4 mg/kg de
una solución al 2% para producir anestesia epidural cau-
dal. En borregos y cabras se utiliza para amputación de
cola y para manipulaciones obstétricas, y se introducen
3-5 mi de lidocaína al 2-3%. En el borrego, una dosis
de 36.7 mg/kg administrada por vía IV provoca paro
cardiopulmonar en animales conscientes.

CERDOS: produce anestesia local por infiltración en
cerdos, al menos en teoría. En lechones puede ser eficaz
para anestesia local, y es segura para disminuir el dolor
durante la castración. Los lechones menores de ocho
días de edad que necesitan ser castrados requieren una
dosis de 1.5 ml de una solución al 1% vía intraescrotal,
y los lechones de esa edad o mayores necesitan 2 mi de
una solución al1 por ciento.

Capítulo 42 Anestesio local • 755

EQUINOS: puede utilizarse para producir analgesia
por vía intraarticular, como anestésico local por infiltra-
ción y para bloqueos nerviosos periféricos. Se inyecta
en el interior de la cavidad sinovial y se dispersa en ella
mediante su manipulación. En caballos se adminisu,an
6-1 O ml de lidocaína al 2% entre la primera y la segun da
vértebras coccígeas para anestesia epidural baja. La dosis
tóxica en equinos es de 7 ml/kg por vía intravenosa.
Para ponies se recomienda no pasar de una dosis
de 0.35 mg/kg para producir anestesia local durante
35 minutos.

Efectos adversos

Los anestésicos locales reducen la conducción del impulso
contráctil en el miocardio, con bradicardia, y este efecto
es dependiente de la dosis. Si la concentración sanguí-
nea es muy alta, habrá paro cardiaco. Este efecto puede
deberse en parte al aumento del flujo de iones K+ hacia
el miocardio, inducido por la lidocaína, y al bloqueo de
la movilización de Na+ en el interior de la célula.
Con la sobredosis se producen efectos cardiovas-
culares (arritmias cardiacas, depresión cardiovascular,
colapso cardiaco) y neurológicos (cambios de compor-
tamiento, excitación del SNC, convulsiones) y paro res-
piratorio. Al parecer los anestésicos locales son capaces
de atravesar la placenta por difusión pasiva y la cantidad
depende de la unión a proteínas, el grado de ioniza-
ción y la liposolubilidad del agente. El engrosamiento
de venas durante la gestación puede provocar una mayor
difusión del anestésico. Las ovejas gestantes exhiben rigi-
dez muscular transitoria, incremento de la frecuencia
cardiaca y aumento de la presión arterial después de
la administración de lidocaína por vía IV. No se reco-
mienda administrarla a animales con función hepática
deficiente ya que en ellos disminuye el metabolismo de
la lidocaína.

1 nteracciones

En el caballo se informa que la administración intraar-
ticular de penicilina en combinación con lidocaína y
adrenalina produce artritis crónica irreversible y artrosis
osifican te.

Tiempo de retiro

Aunque la lidocaína con epinefrina inyectable de uso
veterinario no se encuentra disponible comercialmente,
los médicos veterinarios tienen acceso a los productos
de uso humano o bien pueden añadir adrenalina a la
lidocaína antes de administrarla. Un tiempo de retiro de
rastro de seis días es apropiado; cuando se aplica a ani-
males productores de leche se recomiendan 96 horas.

756 • Parte VIII -Fármacos que actúan sobre el sistema nervioso central

Fig. 42-4. Fórmula estructural de la mepivacalna.

* Mepivacaína

Su nombre químico es clorhidrato-2-piperidinacarboxa-
mida,N-(2, 6-dimetilfenil) -1-metil-monoclorhidrato (fig.
42-4), tiene un peso molecular de 282.8 Da y su fórmula
condensada es C

15H

22N

20·HC1. Es un sólido blanco,
cristalino y sin olor; es soluble en agua y metanol, menos
soluble en cloroformo y prácticamente insoluble en
éter. Se sugiere la adición de adrenalina a razón de
1: 100 000 para lograr efectos vasoconstrictores, propi-
ciando una absorción sistémica baja y prolongando sus
efectos anestésicos.

Farmacocinética

La mepivacaína se absorbe a través de las membranas
mucosas. Comparada con la lidocaína es menos eficaz
como anestésico tópico. En el caballo, la unión a pro-
teínas es de 75%. A los 5 min de haber administrado
60-100 mg/kg por vía epidural o 20-30 mg/kg por vía
subaracnoidea se logra una concentración de 0.05 pg/
ml. Se metaboliza en el hígado. En equinos los metabo-
litos principales son 1-metil-6-oxopipecolo-2,6-xilidida
y mepivacaína hidoxilada. Los residuos producidos por
el metabolismo hepático se eliminan principalmente
por vía renal, y menos de 5% del compuesto original se
detecta en la orina. En caballos se detectan los metabo-
litos en la orina hasta 12 h después de administrar una
dosis de 200 mg por vía subcutánea.

Indicaciones y dosis

Se absorbe a través de las membranas mucosas, y como
anestésico tópico es menos eficaz que la lidocaina. Algu-
nos clínicos prefieren utilizar anestésicos locales libres de
adrenalina por las reacciones anafilácticas que se infor-
man en seres humanos, pero hasta el momento éstas no
se han observado en animales. Es útil para infiltración
local, bloqueo de nervios periféricos y bloqueo epidu-
ral.

PERROS: para producir anestesia epidural caudal en
perros se necesitan 0.5 ml de una solución al 1 o 2%
de clorhidrato de mepivacaína inyectable administrada
cada 30 s hasta que desaparezcan los reflejos en los dígi-
tos. Esta dosis provee un efecto anestésico de 21

h-3 h en
animales que serán intervenidos para procedimientos
abdominales, ortopédicos o cirugía perineal. Para rea-
lizar un bloqueo nervioso periférico se administran 2-10
ml de una solución al 2 por ciento.

CABALLOS: para la anestesia epidural caudal en equi-
nos se necesitan 5-20 ml de una solución al2%. Cuando
se quiere producir analgesia intraarticular se recomien-
dan 10-15 mi de una solución al 2%. Se utiliza para la
desensibilízación laríngea aplicando 20-50 ml como dosis
total y por vía tópica en aerosol 20-40 mi totales. Para
lograr una anestesia adecuada de la mucosa laríngea, la
mepivacaína debe administrarse tópicamente, por infil-
tración, o combinando ambas técnicas.

Tiempo de retiro

En el cuadro 42-5 se presenta el tiempo de retiro de la
mepivacaína para bovinos y ovinos.

% Tetracaína

La tetracaína al 0.2-1% se utiliza para analgesia de córnea
y conjuntiva, así como reducir la sensación de irritación
en casos de uretritis, vaginitis, etc., junto con carboxi-
metilcelulosa.

La tetracaína es la más tóxica de estos compuestos.
Debido a esta toxicidad, no se recomienda su uso para
anestesia epidural.

Cuadro 42-5. Tiempo de retiro de la mepivacaína para carne y leche de bovinos y ovinos

Especie

Días de retiro para carne

Horas de retiro para leche

Bovinos y ovinos

5

96

Urgeneias aunante
la anestesia

.éSte capítulo comprende:

• Introducción
• Problemas respiratorios
Ventilación artificial
Ventilación adecuada
Fin de la ventilación artificial

• Analépticos
Doxapram
Pentilenoteu·azol
Picrotoxina
Niketamida
Bemegrida
• Problemas circulatorios
Choque cardiovascular
Conceptos básicos

Importancia clínica
Ciclo básico
Alteraciones celulares y
liberación de enzimas
intracelulares
Péptidos pancreáticos
liberados
Consideraciones terapéuticas
Resumen
• Problemas ventilatorios
y cardiovasculares en el periodo
transquirúrgico
Urgencias ventilatorias
Urgencias cardiovasculares

757

758 • Parte VIII -Fármacos que actúan sobre el sistema nervioso central

% Introducción

Los principales problemas inherentes al uso de la anes-
tesia pueden clasificarse en dos grupos:

• Respiratorios: implican hipoventilación o paro respi-
ratorio.
• Circulatorios: incluyen problemas de choque cardio-
vascular originado por hemorragia, traumatismo exce-
sivo, etc., o por un problema cardiaco primario.

Por lo anterior, este capítulo aborda los problemas
de ventilación del paciente y del funcionamiento ade-
cuado de su sistema cardiovascular.

% Problemas respiratorios

Ventilación artificial

La capacidad del individuo de respirar de manera auto-
mática se pierde cuando el bulbo raquídeo recibe anes-
tesia más allá de cierto nivel, pues es en esa estructura
donde se aloja el centro de la respiración (apnéustico,
neumotáxico e integrador). A partir de cierto grado de
saturación anestésica, el bulbo raquídeo deja de reaccio-
nar a los valores elevados de co2 y a las estimulaciones
procedentes de los senos carotídeo y aórtico. Durante
un paro respiratorio, las células del centro respiratorio
son estimuladas al máximo por la hipercapnia y en la
mayoría de los casos es innecesario estimular aún más
las células de las porciones apnéusticas y neumotáxicas
del centro respiratorio, por lo que difícilmente resulta
eficaz el efecto de los analépticos respiratorios.
Para los fines de este texto, el término ventilación
artificial describe la asistencia en el proceso respiratorio
mediante la aplicación de una presión positiva inter-
mitente determinada al final de la inspiración, aunque
no siempre es fácil este procedimiento, en especial si
la respiración es irregular. Este procedimiento implica
cierto grado de riesgo si no se observan algunas normas;
aún así, este método es muy utilizado y el anestesista
recurre a él cuando el paciente presenta las siguientes
características:

l. Ha sido sobredosificado con anestésicos, tranquili-
zantes o relajantes musculares
2. Sufre tetania de músculos intercostales por la acción
de insecticidas organofosforados, toxinas, etcétera
3. Se somete a cirugía de tórax abierto o por otras causas
tiene pérdida de la presión negativa por herida en el
tórax; presenta enfisema o atelectasia, por ejemplo en
casos en donde hay volumen abdominal excesivo
4. Está en coma o manifiesta debilidad general
5. Se encuentra en paro cardiaco

Cuando la cirugía es muy prolongada es útil admi-
nistrar un "respiro" al paciente dándole 60% más del
volumen corriente. Esto se logra con facilidad compri-
miendo la bolsa de ventilación al final de la inspiración
del animal, aunque existen ventiladores artificiales com-
putarizados ajustables a la talla del paciente. Además,
estas máquinas especiales tienen sistemas de detección
de valores de co2 arterial, venoso y espiratorio y contro-
lan la profundidad del proceso por medio de la relación
que se presenta unos párrafos más adelante.
Estas máquinas controlan tanto la frecuencia como
el volumen. No siempre está indicado su uso, pues la
ventilación varía incluso con la raza o entre individuos
del mismo peso y especie y dichas situaciones pueden
alterar la calidad de la ventilación. Existen tablas espe-
cializadas (p. ej., la de Radford) que permiten calcular
aproximadamente la frecuencia y el volumen corriente
en animales de 2 a 40 kg. Estas tablas no son estricta-
mente confiables, pero pueden ser útiles. En términos
generales, el valor del volumen corriente es igual al
peso del individuo multiplicado por 20 ml (en animales
magros) o por 15 mi (en animales obesos). El volumen
minuto se obtiene al multiplicar este último valor por la
frecuencia respiratoria.

Ventilación adecuada

Éste es un objetivo difícil de establecer en forma precisa,
ya que depende de la asimilación de 0

2 y de la elimina-

ción de C0

2 de cada paciente. Este último gas es, desde
el punto de vista metabólico y respiratorio, más impor-
tante para calcular la idoneidad de la ventilación. En
general, se puede simplificar diciendo que el co2 de la
sangre arterial (AC0

2) depende directamente del C0

2

metabólico (VC0

2) y de manera inversamente propor-

cional de la ventilación alveolar (VA):

vco2

AC0

2=---

VA

De este modo, al aumentar la ventilación alveolar
disminuye el co2 de la sangre arterial, con lo cual se
mantendrá la sangre a un pH fisiológico. Este meca-
nismo es automático en el animal despierto, pero en el
anestesiado se pierde (parcial o totalmente) y da lugar a
hipercapnia. Aunque el VC0

2 disminuye, la ventilación
alveolar es el parámetro que el anestesista debe contro-
lar para mantener el co2 de la sangre arterial a nivel
fisiológico. La medición de este último (AC0

2) puede
efectuarse mediante electrodos especiales conectados a
un gasómetro. Por desgracia, no es común que se dis-
ponga de éstos en la práctica veterinaria. Por ello, lo que
se requiere es una evaluación clínica para determinar el
grado de asistencia en la ventilación.

En general, se ha establecido que debe administrarse
no menos de 30% de 0

2 del aire inspirado para asegu-
rar una ventilación adecuada, o 50% si hay deficiencias
pulmonares. Hay que tomar en cuenta que durante la
anestesia, el decremento de la perfusión pulmonar y los
esfuerzos respiratorios más débiles hacen que se reduzca
la eficacia en el intercambio gaseoso. Por ejemplo, si
se inspiran 2 500 ml/min de aire, 750 ml constituyen
espacio muerto, es decir, 0

2 que no entra en contacto
con la sangre, y 1 750 ml/min representan el volumen
corriente en contacto con la sangre. Durante la aneste-
sia en un animal intubado, los mismos 2 500 ml/min
dan sólo 1 250 ml/min de volumen corriente en con-
tacto con la sangre. Por tanto, debe incrementarse 20%
la ventilación. Este aumento, ya sumado al volumen
corriente normal, arroja un valor de 15-20 ml/kg de
volumen corriente en el caso de los animales aneste-
siados con ventilación controlada y tomando en cuenta
una frecuencia respiratoria de 8-12/min. Esto se admi-
nistra aproximadamente a una presión positiva de 20 cm
de H

20 para inflar de manera adecuada los pulmones.
Así, se requieren los siguientes pasos para la ventilación
pulmonar adecuada en un paciente con depresión res-
piratoria o paro respiratorio:

l. Intubación endotraqueal para reducir el espacio
muerto y lograr fácil acceso al lecho alveolar.
2. Uso de una bolsa de ventilación para inducir presión
positiva con aire si el animal no está conectado a una
máquina anestésica y mientras se conecta a ésta.
3. Aplicación de 0

2 puro, cerrando la entrada de anes-
tésicos. Para esto se calcula el volumen corriente del
animal, lo cual puede lograrse multiplicando el peso
del animal por 10-15 ml; para calcular el volumen
minuto de un perro de 20 kg se multiplica por la
frecuencia y se tendrá el siguiente cálculo:

20 kg x 15 ml = 300 ml de volumen corriente x
frecuencia de 12 = 3.61/min a una presión positiva
de 20 cm de agua

4. Si se quiere un control estricto de la ventilación se
sugiere administrar ese volumen en 12-16 respiracio-
nes, lo cual evita la respiración espontánea, sobre
todo en los casos que así se desee; por ejemplo, en
las operaciones de tórax abierto.
5. Se sugiere la adaptación de un manómetro en cen-
tímetros de H

20; tanto en gatos como en perros los

valores varían de 15 a 20 cmH

20.

6. Los tiempos de inspiración deben durar 1-2 s y los
de espiración 2-4 s (lo cual equivale a 8-12 ventila-
ciones/min).
7. La presión debe llegar a O cmH

20 al final de la ins-
piración; de lo contrario, hay demasiada presión en
el circuito o hay obstrucción.

Capítulo 43 Urgencias durante la anestesia • 759

Fin de la ventilación artificial

Al concluir el procedimiento quirúrgico o cuando se
considera que la sobredosis de un anestésico o rela-
jante muscular ya no constituye un peligro; se inicia
un proceso de acidosis progresiva para estimular el
centro respiratorio, lo que se logra al disminuir la ven-
tilación. Si las inspiraciones son débiles debe ayudarse
al paciente con la bolsa de ventilación, de tal manera
que se logre una inspiración profunda. Por lo general,
se recomienda una asistencia equivalente a 30-60% del
volumen corriente del animal. Si no hay respiración
espontánea al disminuir la ventilación artificial, se debe
continuar haciendo respirar al paciente e intentarlo más
tarde. En virtud de que en ocasiones ocurre nuevamente
la apnea en pacientes sobredosificados con depresores
del sistema nervioso, se recomienda dejar al animal intu-
bado el mayor tiempo posible.

% Analépticos

El término analéptico se refiere a los distintos fármacos
que ejercen acción estimulante sobre los centros respi-
ratorio y cardiovascular deprimidos, para aumentar la
ventilación y el tono cardiovascular. Se menciona que
en esencia mejoran la respiración y ayudan a restablecer
las condiciones fisiológicas de los sistemas respiratorio
y cardiovascular, en ocasiones con recuperación de la
conciencia cuando ésta se ha perdido. Por lo general,
estos fármacos se emplean en el tratamiento de asfixia
neonatal, somnolencia por sobresedación no anestésica
de agentes depresores del SNC y colapso respiratorio
durante la anestesia.
La mayoría de los analépticos tiene utilidad cuestio-
nable durante el desarrollo de una parálisis respiratoria
intensa, ocasionada por sobredosis de un anestésico fijo
(p. ej., los barbitúricos). Por lo tanto, lo más recomenda-
ble es la ventilación artificial con 0

2. Una vez estabilizado
el paciente pueden ser útiles como tratamiento adjunto
para acortar la depresión respiratoria. Las características
ideales de un buen analéptico son:

l. Alta especificidad para estimular el centro respirato-
rio; esto es, eficacia a dosis mucho menores que las
que ocasionan convulsiones.
2. Buen efecto presor, para vencer una posible hipoten-
sión asociada a la depresión del SNC.
3. Larga duración.

En la práctica veterinaria aún no se cuenta con un
medicamento que reúna tales características, por lo cual
se acude a la combinación de varios fármacos. Los prin-
cipales analépticos respiratorios son doxapram, pentile-
notetrazol, picrotoxina, niketamida y bemegrida.

760 • Parte VIII -Fármacos que actúan sobre el sistema nervioso central

Doxapram

Es un polvo cristalino, sin olor, estable al aire y a la luz,
soluble en agua.

Farmacodinámica

El doxapram es un potente estimulante respiratorio que
ejerce su efecto a través de los quimiorreceptores caro-
tídeos, más que en los centros medulares. Es capaz de
aumentar la ventilación a dosis mucho más bajas que las
necesarias para producir respuestas corticales. El doxa-
pram aumenta la presión arterial debido a que estimula
el centro vasomotor localizado en el bulbo raquídeo. En
la actualidad, se sabe que el doxapram estimula selec-
tivamente el centro respiratorio y todos los niveles del
eje cerebrospinal.

El efecto del doxapram es muy breve (cerca de 10
min), posiblemente porque se redistribuye.

Farmacocinética

Se distribuye ampliamente y en el perro se metaboliza
con rapidez; se elimina por completo en la orina a las
24-48 h de su administración.

Indicaciones y dosis

En medicina veterinaria tiene los siguientes usos:

• Estimula la respiración durante la anestesia general y
después de ella acelera la recuperación de los reflejos,
además de que estimula la respiración en neonatos.
• Se usa en la terapéutica adjunta de apoyo en caso
de depresión respiratoria relacionada con sustancias
que induzcan estado de coma; sin embargo, no debe
emplearse para establecer la conciencia.
• Aumenta la presión parcial de 0

2 en pacientes anóxi-
cos con hipoventilación derivada de enfermedades
pulmonares crónicas o daño cerebrovascular.
• Se ha utilizado para tratar paros re~piratorios en pacien-
tes electrocutados, en pacientes con acumulación de
monóxido de carbono o envenenamiento por éste, en
casos de parálisis por curare, en choque y cuando hay
elevación de la presión intracraneal y se manifiesta una
respiración tipo Cheyne-Stokes o Kussmaul.

Si se administra por vía IV en dosis bajas, estimula
la respiración incrementando el volumen coniente por
activación de los quimiorreceptores carotídeos, pero si se
aplica en dosis altas también estimula las neuronas respi-
ratorias (neumotóxicas) y no respiratorias (apnéusticas)
del bulbo raquídeo y el resultado clínico es inferior.

PERROS Y GATOS: la dosis es de 5-10 mg/kg por vía
IV en caso de depresión por barbitúricos, y 0.5 mg/kg
por la misma vía si se trata de depresión por anestési-

cos inhalados. La dosis se puede repetir 15 a 20 min
después, aunque con menores resultados. En caso de
depresión por barbitúricos la dosis es de 5 mg/kg por
vía intravenosa.

GATos: en gatos anestesiados con altesín (anesté-
sico esteroide) y con tiopental, el doxapram aumenta
la frecuencia y profundidad respiratorias, así como la
frecuencia cardiaca en dosis de 7.5 mg/kg. La dosis es
de 5-10 mg/kg por vía intravenosa.

OTRos: experimentalmente se han obtenido las

siguientes dosis:

CONEJOS: 2-5 mg/kg por vía se o intravenosa.

RoEDOREs: 2-5 mg/kg por vía subcutánea.

BOVINOS Y CERDOS: 5-10 mg/kg por vía intravenosa.

CABALLOs: 0.?-1 mg/kg por vía intravenosa.

Efectos adversos

Produce hipertensión, taquicardia, arritmias y rigidez
muscular. La principal desventaja del doxapram es que
puede causar convulsiones; sin embargo, su margen con-
vulsivo-terapéutico es superior al de otros analépticos.
Otros de sus efectos tóxicos son tos, vómito, sudación e
hiperpirexia. Está contraindicado en pacientes epilép-
ticos y en otros estados convulsivos, neumotórax, hiper-
tensión y casos similares.

Interacciones

Puede usarse en combinación con efedrina, normeta-
simpatol y niketamida. Con esta mezcla se ha observado
una notable mejoría en la respiración y se afecta más la
amplitud que la frecuencia respiratoria.
Junto con simpaticomiméticos aumenta su efecto
presor. Al administrarse junto con rel~antes muscula-
res hace que los efectos de éstos sean poco evidentes.
Favorece la eliminación de adrenalina. No debe mez-
clarse con sustancias alcalinas como las soluciones de
bicarbonato de sodio o la aminofilina; es compatible
con solución salina.

Pentilenotetrazol

Es un analéptico orgánico sintético muy soluble en agua.
Su nombre químico es 6,7,8,9-tetrahidro-5H-tetrazol [1,
5-a]-azepina; tiene peso molecular de 138.1 Da y su fór-
mula condensada es C

6H

10N

4.

Farmacodinámica

Estimula la corteza cerebral y la médula espinal. Actúa
directamente en el centro respiratorio, aunque también
se han observado efectos en el centro vasomotor. Ejerce

una acción más marcada sobre los centros respiratorios
de la médula, aumentando la profundidad y la frecuen-
cia respiratorias. Sensibiliza el miocardio al efecto de
las catecolaminas.

Farmacocinética

Se absorbe con rapidez y se metaboliza principalmente
en el hígado.

Indicaciones y dosis

Se emplea principalmente como estimulante respirato-
rio para combatir la depresión causada por barbitúricos,
morfina, hidrato de cloral, etcétera.

PERROS: la dosis es de 6-1 o mg/kg por vía se o IM;
puede repetirse a los 15 minutos.

CABALLOS Y BOVINOS: la dosis es de 6-10 mg/kg por

vía intravenosa.

Efectos adversos

La sobredosis provoca convulsiones.

Picrotoxina

La picrotoxina se obtiene a partir de las semillas de Ana-
mirla cocculus, arbusto del este de la India. Originalmente
se utilizaba en la pesca, pues paraliza a los peces. Su
nombre químico es [1aR-(1aa,2f3,3B,6B,6a(3,8aS* ,8bj3,
9R*)] -hexahidro-2a-hidroxi-8b-metilo-9-( 1-metiletinil) -3,
6-metano-SH-1,5, 7-trioxaciclopenta-[il] ciclopropano [a]
azuleno-4,8(3H)-diona; tiene peso molecular de 292.3
Da y su fórmula condensada es C

15H

160

6.

Farmacodinámica

Es un poderoso estimulante del SNC y sobre todo del
bulbo raquídeo. La picrotoxina ejerce su efecto estimu-
lante al bloquear los impulsos inhibitorios transmitidos
por el ácido gamma-aminobutírico (GABA).

Indicaciones y dosis

Se usa como estimulante de la respiración en los pacien-
tes deprimidos por anestesia, en especial si ésta se admi-
nistró con barbitúricos. Su efecto es muy breve, ya que se
destruye muy rápidamente en el cuerpo (15-20 min).

PERROS: la dosis es de 1-3 mg por vía IV; puede volver
a aplicarse la mitad de la dosis a los 15 min, aunque no
es recomendable utilizarla para acelerar la recuperación
de la anestesia, pues puede ocasionar convulsiones.

Efectos adversos

Tiende a inducir convulsiones y el inicio de su efecto
es muy lento.

Capítulo 43 Urgencias durante la anestesia • 761

Niketamida

Es un derivado sintético de la piridina. Su nombre
químico es N,N-dietil-3-piridinacarboxamida; N,N-die-
tilnicotinamida; tiene peso molecular de 178.2 Da y su
fórmula condensada es C

10H

14N

20.

Farmacodinámica

Estimula el centro respiratorio debido a que aumenta
la respuesta de los quimiorreceptores medulares a la

PC0

2 y al pH; también estimula los quimiorreceptores
carotídeos de manera no específica. Sin embargo, se ha
postulado que estimular los quimiorreceptores no pro-
duce beneficio alguno para la estimulación respiratoria
en condiciones en que los factores medulares y nerviosos
son insuficientes, ya que en tales casos los quimiorre-
ceptores se encuentran al máximo de su estimulación
posible, debido a la anoxia.

Indicaciones y dosis

La niketamida es poco eficaz para combatir la depresión
respiratoria inducida por morfina, que es ocasionada por
decremento en la sensibilidad a la PC0

2.

Este fármaco casi nunca es eficaz para controlar
la depresión respiratoria posterior a la aplicación de
depresores del S~C. Si los centros medulares ya han
sido deprimidos lo suficiente no hay respuesta.
En la actualidad, el uso de la niketamida al igual que
el de otros analépticos se ha reducido debido principal-
mente a sus respuestas poco predecibles, lo breve de su
efecto y la tolerancia tan rápida que se desarrolla. Ade-
más, las dosis excesivas de niketamida estimulan la corteza
cerebral y la médula espinal, ocasionando convulsiones,
aunque posteriormente se genera un efecto depresor.

PERROS: la dosis es de 20-40 mg/kg por VO, SC, IM
o IV; la dosis puede repetirse si el caso lo requiere y lo
permite.

Interacciones

Precipita con soluciones de bicarbonato de sodio.

Bemegrida

Estructuralmente es muy similar a los barbitúricos y a la
glutetimida, aunque su efecto es estimulante y no depre-
sor. Su nombre químico es 4-etil-4-met.ilo-2,6-piperidina-
diona; 3-etilo-3-metilglutarimida; tiene peso molecular
de 155.2 Da y su fórmula condensada es C

8H

13N0

2. Es

soluble en agua y acetona.

Indicaciones y dosis

Su principal uso es como analéptico respiratorio. Es con-
siderado antagonista de los barbitúricos; sin embargo,

762 • Parte VIII -Fármacos que actúan sobre el sistema nervioso central

esto no se ha demostrado con precisión. Posee cierto
efecto de restablecimiento de la presión arterial durante
el choque.

PERROS Y GATOS: la dosis recomendada es de 15-20
mg/kg por vía intravenosa.

Efectos adversos

En dosis altas ocasiona convulsiones, con más facilidad
en el gato que en el perro.

* Problemas circulatorios

Choque cardiovascular

Los problemas que cursan con hemorragia, rotura de
vísceras y otros accidentes de índole quirúrgica (per
se)
no se consideran en este capítulo. Sin embargo, la
administración de anestésicos, los aspectos clínicos no
mecánicos de la hemorragia, el traumatismo excesivo,
las alergias y la anafilaxia, entre otros factores, tiene
un punto en común, el choque, situación que indu-
dablemente pued!e considerarse como una urgencia y
punto de concurrencia de problemas asociados con el
mal uso de los anestésicos.

Conceptos básicos

Se dice que el choque es un estado patológico de pro-
gresión constante, generalmente refractario y que se
clasifica en choque simple, inminente e irreversible. A
su vez, se describen tres fases:

Progresiva: caracterizada por avance continuo en la
gravedad del estado de choque, aun cuando la causa
inicial no se torne más intensa.
Refractaria: el periodo en que una terapéutica ade-
cuada puede detener el avance sin restablecer el daño
que se haya generado.
Irreversible: en la que no es posible lograr recuperación
alguna ni detener el curso total del choque.

Debe puntualizarse que la hipotensión por sí sola no
constituye un peligro vital, y es la perfusión disminuida
del lecho capilar la que da lugar al choque. Con esto
debe entenderse que se desarrolla una reducción drás-
tica del volumen sanguíneo por unidad de superficie
por tiempo (ml/cm/s). Sin embargo, es preciso conocer
a fondo la manera en que avanza la hipotensión para
originar una perfusión disminuida y las consecuencias
de esta última para el desarrollo del choque, si se desea
llegar a establecer un tratamiento racional.

Aunque los investigadores tienden a culpar a ciertos
órganos o tejidos individuales como causantes de la libe-
ración de sustancias endógenas y metabolitos de efectos
nocivos para el equilibrio cardiovascular, es muy probable
que los signos de choque no se deban a un efecto indi-
vidual, sino a una suma de todos ellos. Por otro lado, no
todos los tipos de choque avanzan de la misma manera,
aunque entre ellos se observen notables semejanzas; por
ello puede tomarse como modelo de choque al de tipo
hemorrágico. En la figura 43-1 se enumeran las diversas
causas del estado de choque y el mecanismo mediante
el cual éstas ocasionan la disminución del gasto cardiaco
(volumen de sangre expulsada por los ventrículos por
minuto) con hipoperfusión tisular.

Importancia clínica

Es importante destacar que no existe un tratamiento
específico para evitar o detener el avance de esta reac-
ción en cadena, que tiene consecuencias fatales en la
mayoría de los casos, con hipotensión arterial final. Por
ello, el conocimiento detallado y profundo de los meca-
nismos fisiopatológicos que conducen a la hipotensión
puede proporcionar una guía racional para instituir y
adecuar un tratamiento preciso (fig. 43-2).
A continuación se describen los detalles clave del
síndrome del choque hemorrágico y la importancia de
modificaciones fisiopatológicas como la liberación de los
factores pancreáticos, que de manera paradójica deterio-
ran el funcionamiento homeostático del sistema cardio-
vascular. Asimismo, se enumeran las causas del choque
y se establece su relación con la consecuencia común a
todos ellos, la hipotensión-hipoperfusión.

Ciclo básico

El punto de confluencia general en los casos de choque
es la disminución del retorno venoso y con ello la caída
del gasto cardiaco. Se inicia entonces un ciclo autopro-
pagante del choque a una velocidad proporcional a la
intensidad de la causa (fig. 43-3).

l. El decremento del gasto cardiaco ocasiona hipoten-
sión; esto estimula el reflejo cardioexcitador vía baro-
receptores capilares-sistema nervioso simpático.
2. Una consecuencia es la liberación de catecolaminas,
lo que constituye un estímulo cronotrópico positivo
e inotrópico positivo en cierta medida. Hay también
vasoconstricción periférica.
3. Si el avance del choque es lo suficientemente lento,
el organismo intenta la retención de líquidos con la
liberación de hormona antidiurética (ADH).
4. Aunque la vasoconstricción no es suficiente para ele-
var la presión sanguínea, se mantiene. Dicho fenómeno

Capítulo 43 Urgencias durante la anestesia • 763

Hipoxia

-~ Aumenta el tripsinógeno

l

1

GL-

~

GL

Lisosoma

1

Aumentan

_1 Fosfolipasa "A" J

1

Tripsina

J

catepsinas,

Calitreína

peptidasas,
etcétera

Aumenta la

1 Proteólisis

J

liberación
de catepsinas

ByC

,._1Fragmentación 1

~

de proteínas 1

Formación de factores
depresores del miocardio
y otros péptidos

GL =acción inhibitoria del proceso por los glucocorticoides

Fig. 43-1. Mecanismos básicos para la formación de los factores depresores del miocardio
en las células pancreáticas durante el choque.

ocurre en el perro a una presión diastólica de 30 mmHg.
El organismo aumenta la frecuencia cardiaca para inten-
tar compensar la hipotensión, pero se va originando una
constricción permanente de las arteriolas, los esfínteres
precapilares y las vénulas, que da lugar a isquemia con
hipoxia tisular.
5. La falta de 0

2 causa la acumulación de hidrogeniones

(H+), C0

2 y ácido láctico, que abate al sistema del

citocromo.
6. Esta reacción bloquea parcialmente el ciclo del
ácido cítrico, por lo que el metabolismo de la glu-
cosa termina en ácido pirúvico con formación de
ácido láctico, lo cual resta 94% de eficacia a la pro-
ducción de energía a partir de glucosa, aparte de la
acumulación de ácido láctico que agrava la acido-
sis; a ésta también contribuyen la acumulación de
ácidos orgánicos del metabolismo de aminoácidos
y grasa.
7. La acidosis tisular se transforma en sistémica y pro-
voca aumento reflejo en las frecuencias cardiaca y
respiratolia. En el animal en choque y con acidosis
hay evidente taquicardia con pulso débil e hiperpnea
en un intento del organismo de compensar la acidosis
metabólica.

En la figura 43-4 se presenta de manera esquemática
la secuencia de fenómenos que se desencadena durante
el choque.

Alteraciones celulares y liberación
de enzimas intracelulares

Las consecuencias del decremento súbito en la gene-
ración de energía afecta todos los sistemas metabólicos
celulares, incluyendo la bomba de Na+ /K+, con la con-
secuente alteración de la permeabilidad de las células
y sus organelos. Destaca la pérdida de la integridad
lisosómica y la liberación de sus enzimas hidrolíticas,
que causan lisis celular autopropagante, la cual se acen-
túa por la pérdida de hipoxantina celular (compuesto
base para la regeneración de ATP) a consecuencia de
la degradación de ATP en AMP.
En este punto, la lesión metabólica se torna progre-
siva y f'n rierta me.rlirla irrf'vf'rsihlf', ron muf'rte c.f'lnlar.
Sin embargo, el organismo aún conserva la integridad
de muchos otros sistemas celulares que podrían per-
mitirle salir del choque si se instituyeran tratam.ientos
específicos y oportunos encaminados a frenar el carácter
autopropagante del choque. En ausencia de una inter-
vención médica atinada, una de las consecuencias finales
es la liberación de algunos péptidos a partir de páncreas
hipóxico, lo que induce el detelioro rápido y directo de
la actividad cardiaca (los denominados factores inhibí-
dores o depresores del miocardio). Es posible que al
impedir el efecto de estos péptidos sobre el miocardio
se logre frenar, en gran medida, la tendencia fatal del
choque.

764 • Parte VIII -Fórmacos que actúan sobre el sistema nervioso central

Evaluación del paciente
1. Ventilación
2. Reflejos pupilares
3. Llenado capilar
4. Pulso cardiaco
5. Pulso arterial

1. Intubar y dar ventilación
2. Terapia de líquidos
3. Soluciones de bicarbonato de sodio

1. Masaje cardiaco
2. Ventilación con
oxígeno
3. Líquidos intravenosos

1. Intubar y dar ventilación
2. Masaje cardiaco
3. Terapia de líquidos
4. Soluciones de bicarbonato de sodio (A)

Evaluación de frecuencia y

~

Electrocardiograma

~

ritmo cardiacos ECG (B) ------t~l------

disponible

-------~

Taquicardia
1. Propranolol
(en gatos)
2. Lidocalna
(en perros)

1

Frecuencia normal
1. Continuar con la
ven ti !ación
2. Revaluar al
paciente

Pulso fuerte (G) y
buena perfusión

1. Continuar la ventilación
hasta recuperar la
conciencia
2. Tratamiento para choque
3. Tratamiento
de complicaciones:
a) Manito!
b) Corticosteroides

.1

Frecuencia normal
1. Continuar con la
ventilación
2. Revaluar al
paciente

Aslstole

1. Adrenalina
2. lsoproterenol
3. Soluciones de

CaCI
y catecolaminas
4. Dopamina

4. Tratamiento de apoyo

1. Infusión de dopamina

5. Dopamina

2. CaCI

Evaluar el ritmo
cardiaco (O)

Flúter ventricular o
fibrilación

1. Desfibrilación
eléctrica
2. CaCI o adrenalina;
repetir la
desfibrilación
3. CaCI, adrenalina

Si tiene éxito, proceder a (B)

Disociación
mecánico-eléctrica

1. CaCI

2. lsoproterenol
3. Adrenalina
4. Dopamina

Si no tiene éxito. evaluar la necesidad
de dar masaje y proceder a (F) o (B)

Fig. 43-2. Prevención y tratamiento del paro cardiopulmonar (PCP). ECG: electrocardiograma.

1. Adrenalina, no
reacciona

2. CaCI
3. Desfibrilar
4. Pulso cardiaco

Proceder a (B)

Función del miocardio
transtorácica a tórax
abierto

Proceder a (D)

CAUSAS

Hemorragias

Endotoxemia

Hipofu nción cardiaca

Quemaduras

Traumatismos

Capítulo 43 Urgencias durante la anestesia • 765

MECANISMOS DESENCADENADOS
t Volumen sanguíneo

1 Derivación sanguínea
~ Volumen sanguíneo

Pérdida de líquido

t

Hipovolemia

Trastornos microcirculatorios

Derivación sanguínea

CONSECUENCIAS

t Gasto cardiaco
t Retorno venoso

1

Inicio del choque

Fig. 43-3. Vfas probables de deterioro cardiovascular en el sfndrome de choque.

~ Frecuencia y fuerza

de contracción cardiacas

ft Frecuencia respiratoria

1

ft Acidemia

1

Acidosis intracelular

ft Producción de energía

~ Retorno venoso

1

ft Concentraciones de ácido láctico

ft Metabolismo de glucosa

Gasto cardiaco

r

Centro venoso

1

Adividad simpaticolumbar

1

Vasoconstricción

Isquemia

1

1----------Hipoxia

1

Metabolismo aerobio

~Ciclo de Krebs

~ft Concentraciones

de iones hidrógeno

Fig. 43-4. Secuencia de procesos fisiológicos que se desencadena durante el choque.

766 • Parte VIII -Fórmacos que actúan sobre el sistema nervioso central

Cuando este ciclo alcanza un nivel de destrucción
tisular significativo sobreviene la muerte, independien-
temente del tratamiento instituido.

Péptidos pancreáticos liberados

Usando el modelo de la cascada fisiológica en perros,
en el decenio de 1960 se demostró que la sangre de
animales en choque contenía factores capaces de indu-
cir un estado hipotensivo en perros sanos anestesiados.
Posteriormente se detectó el carácter peptídico de estos
agentes y se les denominó de manera genérica "factores
depresores del miocardio" (FDM), con peso molecular
entre 800 y 1000 daltons.
A partir de estas observaciones, se han lle~ado a
cabo muchos estudios para dilucidar el cometido de
los FDM en la patogenia del choque, así como para ais-
larlos, caracterizarlos y determinar su sitio de síntesis.
Se ha propuesto que la isquemia y la hipoxia inician
la producción de los FDM, a partir de la rotura lisosó-
mica y la liberación de proteasas cimógenas. Los FDM
se generan principalmente en el páncreas y tienen un
definido efecto hipotensor inotrópico negativo, tanto
in vitro como in vivo. Existen otros sitios de producción
de los factores depresores del miocardio, ya que la pan-
createctomía no evita por completo su presencia en la
sangre. Sin embargo, las cantidades de FDM produci~as
en el perro pancreatectomizado carecen de efectos sig-
nificativos sobre la homeostasis cardiovascular.
Existen datos contradictorios acerca del cometido
de las proteasas plasmáticas y lisosómicas en la genera-
ción de factores depresores del miocardio, de donde
posiblemente se originen las opiniones divididas sobre el
uso de glucocorticoides (sales succinato y de aplicación
IV) durante el choque, tomando en cuenta que éstos
estabilizan la membrana lisosómica.
Los FDM viajan por el conducto linfático torácico
hasta encontrarse con la circulación sistémica; tal es la
razón por la que una pancreatitis hemorrágica induce
fácilmente choque. En el cuadro 43-1 se presentan las
características generales de los factores depresores del
miocardio conocidos hasta la fecha.
En algunos ensayos se ha postulado que los FDM
inician su aparición en sangre cuando la presión sistólica
llega a los 60 mmHg. En estudios recientes se encontró
que las fracciones 1-lisina y 1-isoleucina del plasma de
animales en choque son componentes clave en el meca-
nismo depresor del miocardio.

Consideraciones terapéuticas

La base del empleo de agentes farmacológicos para res-
taurar la homeostasis hemodinámica durante el choque
estriba en la modificación de la respuesta cardiovascular
al estímulo autonómico. El razonamiento usado para el

uso de fármacos simpaticomiméticos durante el choque
es el objetivo de incrementar el flujo sanguíneo cere-
bral y cardiaco, aumentando además la presión arterial
media y el gasto cardiaco. Sin embargo, en la hipovole-
mia aguda se genera la máxima vasoconstricción cuando
la presión sistólica es menor de 40 mmHg, momento
en el cual el sistema no se contraerá más ante agentes
adrenérgicos, aunque aún puede aumentar la frecuencia
cardiaca.

El incremento total de la resistencia periférica y el
descenso de la perfusión tisular han sido factores base
para justificar el uso de agentes bloqueadores adrenér-
gicos que permitan una vasodilatación mod~rada a fin
de mejorar la perfusión tisular; por ello se ha mformado
que la noradrenalina disminuye considerablemente el
porcentaje de mortalidad en varios tipos de choque.
El isoproterenol dilata los vasos esplénicos; no obs-
tante, esta propiedad se ve intensamente disminuida
después de un lapso de 2-3 h de iniciado el choque
hemorrágico. Aun así, resulta útil al iniciarse éste. Se ha
demostrado que la dopamina puede dilatar de manera
selectiva los lechos vasculares renal y esplénico, además
de que tiene un efecto cardiotónico; empero, la dopa-
mina es eficaz solamente en el choque hemorrágico y
no en otros choques. Los glucocorticoides estabilizan el
lecho capilar y con ello mejoran la perfusión vascular.
Además, previenen la agregación plaquetaria y la vaso-
constricción mediada por enzimas lisosómicas. Asimismo
evitan las acciones citotóxicas de las hidrolasas sobre el
endotelio capilar.

Se sabe que las endorfinas pueden deprimir profun-
damente la presión sanguínea y la frecuencia cardiaca;
puesto que dichos péptidos endógenos son liberados
como respuesta a una agresión, es factible sospechar
que su liberación durante el choque contribuya a redu-
cir la presión sanguínea. En este sentido, la naloxona
(antagonista opiáceo; véase la descripción completa en
el capítulo sobre antagonistas) puede bloquear los efec-
tos de las endorfinas, y dado que éstas tienen acciones
hipotensoras en el choque endotóxico, sería interesante
evaluar su utilidad como tratamiento en otros choques
en pacientes veterinarios. Por ejemplo, algunos gatos en
choque hemorrágico tratados con este antagonista man-
tuvieron su presión arterial en un nivel mucho más alto
que los testigos. La naloxona también inhibió part_e _d_e
la actividad de las hidrolasas lisosómicas, la proteollSls
plasmática total y la concentración de los factores depre-
sores del miocardio en el plasma; por añadidura, se ha
postulado que este fármaco ejerce un efecto inotrópico
positivo.

Además de los factores ya mencionados, se ha demos-
trado que las prvstaglandinasformadas durante el choque
circulatorio pueden tener efectos benéficos para el man-
tenimiento de la homeostasis circulatoria. Por ejemplo,
el MK-447 (metabolito del ácido araquidónico) prolonga
la supervivencia en el choque traumático, abate la a parí-

Capítulo 43 Urgencias durante lo anestesio • 767

Cuadro 43-1. Características de los factores depresores del miocardio producidos durante el choque

Forma de

Factor

Especie

choque

Lefer-Gienn (FDM)

Gato, perro,

Hemorrágico,

cobayo, ser

endotóxico,

humano

cardiógeno,
isquemia
esplénica y
pancreatitis

Nagler-McConn

Rata, ser

Hemorrágico y

humano

cardiógeno

Blattberg-Levy

Perro, gato

Hemorrágico
e isquemia
esplénica

Goldfarb-Weber

Perro

Isquemia
esplénica

Haglund-Landgren

Perro

Isquemia
esplénica

Okuda-Hosono

Perro

Cardiógeno

Okuda-Kosugui

Perro

Hemorrágico
Endotóxico

Rogei-David

Perro

Hemorrágico

McArdle Ledingham Perro

Hemorrágico

ción de los factores depresores del miocardio en las ratas
en choque y restablece parcialmente el comportamiento
contráctil cardiaco, aun en condiciones isquémicas, si
se le combina con un inhibidor de las ciclooxigenasas
como meclofenamato o ílunixina meglubina. En el
cuadro 43-2 se presenta una síntesis de los tratamientos
disponibles, así como los efectos benéficos y colaterales
de cada uno.

Resulta obvio que si el objetivo de esta variedad de
tratamientos tiene como último fin incrementar la pre-
sión sanguínea arterial y el gasto cardiaco, los expansores
plasmáticos (dextranos) son ideales por VO; no obs-
tante, el médico veterinario debe recordar que el volu-
men máximo que se puede administrar a un paciente
en choque hemorrágico es de 25 ml/kg de peso. Un
volumen mayor induce una hemodilución que acentúa
la isquemia tisular. Si se administra solución salina fisio-
lógica o de Hartmann, sólo una cuarta parte de lo que
se aplique se quedará en el plasma y el resto se difundirá
a intersticio y compartimiento celular. Por lo tanto, se

Propiedades
químicas

Origen

Actividad biológica

Péptido o

Páncreas

lnotrópico negativo

glucopéptido,

Vasoconstrictor

PM 800 a 1 000

esplénico

Péptido PM 1 000

Eritrocitos

lnotrópico negativo
Depresor

Glucopéptido PM

Región

Impide la fagocitosis,

700

esplénica

inotrópico negativo

Péptidos PM

Páncreas

lnotrópico negativo

250 a 1 000

Desconocidas

Intestino

lnotrópico negativo

Región

esplénica

Péptido PM

Páncreas

lnotrópico negativo

1 000

Péptido PM

Páncreas

lnotrópico negativo

700 a 1 ooo

Depresor

reticuloendotelial

Desconocidas

Región

lnotrópico negativo

esplénica

PM 500 a 700

Desconocido lnotrópico negativo

debe aplicar un volumen considerablemente mayor de
solución salina para lograr la expansión plasmática. La
idea al administrar líquidos es elevar la presión arterial
y la presión del pulso. Se ha recomendado el uso de glu-
cosa al5% para incrementar estos parámetros en cierta
medida, pero sobre todo como una fuente inmediata
de energía.

Resumen

Acerca del choque durante la anestesia puede decirse
que la terapéutica debe aplicarse al inicio de éste, y para
ello es necesario cotejar constantemente la presión arte-
rial del individuo, su integridad cardiaca y el retorno
capilar. La hipotensión progresiva, con aumento de la
frecuencia cardiaca y decremento de la perfusión tisular,
son indicios inequívocos de choque y en ese momento
debe iniciarse la terapéutica y corregirse la causa (p. ej.,
detener la hemorragia).

768 • Parte VIII -Fórmacos que actúan sobre el sistema nervioso central

Cuadro 43-2. Agentes terapéuticos utilizados durante el choque

Fármaco

Efectos benéficos

Efectos colaterales

Glucocorticoides

Estabilizan las membranas lisosómicas y
previenen la formación de los factores
depresores del miocardio

Ninguno en forma aguda

Aprotinina

Antagoniza las proteasas cimógenas y
previene la formación de los factores
depresores del miocardio

Ninguno en forma aguda

Prostaglandina E

Estabiliza los lisosomas y causa
vasodilatación esplénica

Hipotensión pasajera

5014225

Previene la conversión de la angiotensina 11
y estabiliza los lisosomas

Acentúa el efecto de las bradicininas

Anestésicos
locales

Previenen parcialmente la isquemia
esplénica y la formación de los factores
depresores del miocardio

Sus efectos son breves

Ácido

araquidónico

SBTI, PCMB

Glucósidos
digitales

Glucagon

lsoproterenol

Forma prostaglandinas benéficas
(PGE

2, PGI

2)

Antagonizan las proteasas cimógenas

Efecto inotrópico positivo

Efecto inotrópico positivo

Efecto inotrópico positivo

Fuerte efecto inotrópico positivo

Forma otras prostaglandinas como la TXA

2

Es tóxico por vfa sistémica

Vasoconstricción esplácnica y arritmias
cardiacas

Lesiona las membranas lisosómicas

Ejerce una fuerte vasodilatación sistémica y
diffcilmente se mantiene la presión arterial

Constricción de vasos sangufneos

Dopamina

Efecto inotrópico positivo y vasodilatación
esplénica

No previene la formación de los factores
depresores del miocardio

% Problemas ventilatorios
y cardiovasculares
en el periodo transquirúrgico

Urgencias ventilatorias

Cuando a pesar de las precauciones el paciente sufre
insuficiencia respiratoria o incluso paro respiratorio, se
recomienda la intubación en do traqueal inmediata si aún
no se ha realizado. Todo paciente sometido a anestesia
profunda debe ser intubado; no es prudente "esperar"
hasta que se presente una situación de urgencia. Es claro
que habrá que suspender todo aporte de anestésico y
aplicar 0

2 puro. El consenso general en estos casos es
que el enfermo no requiere un aporte de co2 para man-
tener estimulado el centro respiratorio. Los valores de
co2 ya son excesivos en el momento en que se detecta
una insuficiencia respiratoria-ventilatoria. Por esta misma
razón, se cuestiona el uso de los llamados analépticos
respiratorios ( orciprenalina, doxapram, niketamida y
otros) para resolver un paro o insuficiencia respiratoria.
En otras palabras, se considera poco afortunada la idea

de estimular el centro respiratorio con agentes inespe-
cíficos, cuando se supone que el co2 en exceso ya lo
está estimulando de manera específica. Después de un
minuto de ventilar al paciente, éste debe recibir en una
inspiración tres veces el volumen corriente para evitar
atelectasia y obtener intercambio en espacios muertos.
La forma de ventilar a un animal con problemas puede
ser tan simple como usar un ventilador con presión posi-
tiva al final de la inspiración si aún hay movimientos
voluntarios, o completamente inducida con una presión
inspiratoria promedio de 20 cmH

20.

Urgencias cardiovasculares

Los problemas cardiovasculares requieren reconoci-
miento inmediato y acciones rápidas e incluyen bradicar-
dia sinusal, taquicardia sinusal e hipotensión. A menudo
los signos incluyen retardo en el llenado capilar, palidez,
cianosis, arritmias y paro cardiaco.

Bradicardia sinusal

La bradicardia sinusal puede o no coexistir con con-
tracciones ventriculares ectópicas. En perros se consi-

dera que la bradicardia es peligrosa o ha dejado de ser
fisiológica cuando se acerca a la mitad del valor basal
de la frecuencia cardiaca. Las causas más comunes son:
sobredosis de anestésico, premedicación que haya gene-
rado un efecto vagotónico, hipotermia o manipulación
quirúrgica del vago. Para resolver este problema se acon-
sejan los siguientes puntos:

• Aplicación de sulfato de atropina en dosis de 0.04 mg/
kg por vía IV o SC o glucopirrolato, en dosis de 0.01
mg/kg por vía IV o SC, dependiendo de la gravedad
del problema. Con esto se conseguirá un bloqueo vagal
eficaz y un notable aumento de la frecuencia cardiaca.
Cuando se usa la vía IV se recomienda administrar 25%
de la dosis calculada inicialmente en bolo y posterior-
mente el resto a efecto.
• La corrección de una bradicardia debe ser suave y
progresiva.
• Si la bradicardia se debe a hipotermia, los anticolinér-
gicos no resultan útiles y debe aumentarse la tempera-
tura del paciente con una manta térmica.

Taquicardia sinusal

Es posible que se trate de una taquicardia sinusal cuando
se detecta el doble de la frecuencia basal normal. Sin
embargo, sólo un electrocardiograma tomado en el
momento puede indicar si existen datos de peligro adi-
cional, como arritmias ventriculares o datos de asocia-
ción electromecánica. La taquicardia sinusal puede ser
el resultado de dolor, elevación no específica de cate-
colaminas circulantes, choque, sobredosis de atropina
y uso de ketamina. Si la taquicardia es congruente con
un aumento del gasto y la presión, entonces no se debe
intervenir pues se considera una respuesta fisiológica
compensatoria. Empero, en pacientes con taquicardia
de base, será necesario intervenir para evitar que se desa-
rrolle insuficiencia cardiaca aguda y se recomiendan los
siguientes puntos:

• En primera instancia puede darse un masaje de los
globos oculares (sobre los párpados) para estimular el
reflejo vagal cardiaco. El masaje no debe lesionar los
ojos y la respuesta puede requerir 5 min de masaje.
• De no surtir efecto, se ha usado con éxito la lidocaína
a razón de 1-4 mg/kg por vía IV lenta y aplicada a
efecto, no administrando nunca más de 10 mg/kg en
20 minutos.
• No conviene intentar que la frecuencia regrese rápi-
damente a valores basales normales; es preferible pro-
piciar cambios graduales.

Hipotensión

La hipotensión se hace evidente por retardo en el lle-
nado capilar, palidez y cianosis, y puede ser el resultado

Capítulo 43 Urgencias durante lo anestesio • 769

de depresión del miocardio, vasodilatación periférica o
ambas, provocadas a su vez por la administración de fár-
macos, arritmias (principalmente ventriculares) y esta-
dos de choque. Deben aplicarse las medidas de apoyo
lógicas, como la expansión del volumen plasmático y el
decremento de la anestesia aplicada, y en algunos casos
será necesario administrar vasopresores. No es recomen-
dable usar adrenalina si se ha medicado con fenotiazí-
nicos o si la anestesia es con agentes halogenados, pues
se agrava la hipotensión en el primer caso o se inducen
arritmias graves en el segundo. Se prefieren otros ago-
nistas, como la dobutamina.

Arritmias

Las arritmias sólo se pueden determinar con claridad
mediante el electrocardiograma y a menudo son provo-
cadas por sensibilización del miocardio a las catecola-
minas (p. ej., halotano), acidosis, hipercapnia, isquemia
cardiaca, alteraciones electrolíticas, reflejos vagales o
simpáticos. Evidentemente son más comunes y graves
si existe una predisposición de base por bloqueo car-
diaco, bloqueo de rama, extrasístole ventricular, etc. En
el cuadro 43-3 se enumeran los fármacos de urgencia
más usados, así como sus indicaciones y las complicacio-
nes relacionadas con su uso.
La complicación consecuente a una arritmia no aten-
dida o refractaria al tratamiento es el paro cardiaco, que
ocurre aun con un registro eléctrico activo. Se debe insti-
tuir ventilación asistida y aplicar un esquema de reanima-
ción cardiopulmonar completo. Parte del procedimiento
incluye masaje cardiaco a razón de 60 compresiones por
minuto; no debe suspenderse el procedimiento por más
de 20-30 s. Si se cuenta con ayuda, puede intentarse la
estimulación del acupunto GV26, que se localiza en el
filtro nasal en la línea media, a la altura de la base de los
ollares. Se realiza mediante la inserción y el movimiento
semirrotatorio de una aguja que, en casos de urgencia,
puede ser una hipodérmica, la más fina posible. Si des-
pués de 3-5 min no se ha restablecido la función cardiaca
y pulmonar, se recomienda un método de desfibrilación
como el que se muestra en el cuadro 43-4.
El tratamiento de una asístole debe incluir la admi-
nistración de bicarbonato de sodio para contrarrestar la
acidosis, y de un agente inotrópico, como adrenalina, iso-
proterenol o dobutamina. También puede utilizarse cloruro
de calcio para promover la conducción y la contracción car-
diacas. Es evidente que la aplicación de estos fármacos debe
ser IV, y en su defecto intraventricular izquierda, aunque
esto presupone que se faltó a la preocupación básica de
tener una vía intravenosa lista siempre que se anestesie a
un paciente. Recuérdese que la inyección intracardiaca se
realiza entre el cuarto y el quinto espacios intercostales, en
la unión condroesternal. A menudo será necesario repetir
este procedimiento cuando el paciente vuelva a presentar
fibrilación ventricular, asístole o taquicardia ventricular.

770 • Porte VIII -Fármacos que actúan sobre el sistema nervioso central

Cuadro 43-3. Indicaciones y complicaciones del uso y dosificación de fármacos en urgencias anestésicas en perros,
gatos y equinos

Fármaco

Indicaciones

Atropina, sulfato

Cronotrópico positivo
anticolinérgico. En bradicardia
sinusal

CaCI

2 al10%

lnotrópico, cronotrópico (+)

Dexametasona

Choque

Dobutamina

lnotrópico (+)útil en FCC, bradicardia
que no se debe a atrofia

Dopamina

Aumenta el gasto cardiaco.
Disminuye la resistencia esplénica

Doxapram

Analéptica

Adrenalina

lnotrópico, cronotrópico (+), útil en
asístole

Glucopirrolato

Anticolinérgico similar a la atropina

Lidocafna,

Arritmias ventriculares

clorhidrato,
sin adrenalina

Prednisolona,

Choque

fosfato

Prednisolona,

Choque

succinato

Propranolol

Taquicardia ventricular

Procainamida

Taquicardia ventricular

Quinidina al 8%

Fibrilación auricular

Naloxona

Narcótico antagonista

NaHC0

3

Acidosis metabólica

Cuadro 43-4. Métodos para desfibrilar en perros
y gatos

Desfibrilación

Intensidad
{W/s/kg)

Paciente de talla pequeña

100 a 1SO

Paciente de talla media a grande
< 7 kg
8 a 40 kg
> 40 kg

Desfibrilación farmacológica

400

2

S

S a 10

KCI (1 meqlkg) seguido de 0.2 mllkg de CaCI

2 al 10%

Complicaciones

Dosis

Taquicardia, estimulación

0.2 mglkg

gastrointestinal, vómito,
convulsiones

Arritmias

1 a S mi IV

Paro cardiaco

Mínimas si se usa a corto plazo

4 a 8 mg/kg IV

Taquicardia, vasoconstricción

5 a 1 O ¡.¡g/kg

periférica

Igual que dobutamina

5 a 1 O ¡.¡g/kg

Convulsiones, taquipnea y

1 mg/kg IV

taquicardia

Arritmias y vasoconstricción grave

De 1:10 000
0.2S a 2 mi IV o
1.1 a efecto

Taquicardia sinusal

0.01 mg/kg IV

Estimulador del SNC,

1 a 4 mglkg IV. no

convulsiones

más de 10 mg/
kg cada 20 m in

Mínimas si se usa a corto plazo.

2 a 10 mglkg IV

No se use en gatos

Mínimas si se usa a corto plazo.

10 a 20 mglkg IV

No se use en gatos

No se utilice en insuficiencia

40 a 1 00 ¡.¡g/kg

cardiaca congestiva

lentamente

Arritmias con sobredosis

1 O a 40 ¡.¡g/kg/min

Bradicardia

1 a 20 mg/kg
lentamente

Ninguna

0.1 a 0.4 mg

Alcalosis yatrógena

1 a 4 meqlkg IV

Muchas urgencias anestésicas se resuelven con mayor
tino y eficacia si se realiza un seguimiento minucioso del
procedimiento anestésico. Por ello, se recomienda cotejar
los signos vitales cada 3-5 min. Empero, esta recomenda-
ción no se limita a las frecuencias respiratoria y cardiaca,
sino que además deben evaluarse el llenado capilar, el
color de las mucosas y el ritmo cardiaco. El veterinario
actual debe realizar todo esfuerzo posible por adquirir el
equipo de registro de variables de gran importancia, como
presión parcial de 02 y co2 arteriales, temperatura cor-
poral, presión venosa central, valor sistólico, diastólico y
medio de las presiones arteriales en forma constante y un
registro electrocardiográfico claro. Por añadidura, el costo
de un monitor transanestésico para medir los gases res-
piratorios y variables en gcnt:nu se justifica ampliamente
cuando se perciben los beneficios que aporta. La mayoría
de los métodos actuales de registros no son invasivos y el
equipo se encuentra disponible en México.

Este capítulo comprende:

• Introducción

Fisiología del dolor
Antecedentes del desarrollo de los analgésicos
Analgésicos no narcóticos
• Salicilatos. Ácido acetilsalicilico o aspirina
Farmacodinámica
Farmacocinética
Indicaciones y dosis
Efectos adversos
Tratamiento de la intoxicación
Interacciones
Tiempo de retiro
• Derivados del ácido propiónico
Naproxeno
Ibuprofeno
Ketoprofeno
Carprofeno
• Ácidos antranilicos. Ácido meclofenámico
F armacodinámica
Farmacocinética
Indicaciones y dosis
Efectos adversos
Interacciones
• Indoles. lndometacina
Farmacodinámica
Farmacocinética
Indicaciones y dosis
Efectos adversos
Interacciones
• Derivados del ácido acético. Etodolaco
Farmacodinámica
Farmacocinética

Indicaciones y dosis
Efectos adversos
Interacciones
• Derivados del ácido aminonicotinico.
Meglumina de flunixina
Farmacodinámica
Farmacocinética
Indicaciones y dosis
Efectos adversos
Interacciones
Tiempo de retiro

• Pirazolonas

Fenilbutazona
Oxifenbutazona
Dipirona
• Oxicanos. Piroxicam
Farmacodinámica
Farmacocinética
Indicaciones y dosis
Efectos adversos
Interacciones
• Paraaminofenoles o derivados del ácido
fenilacético.AceGunrnnofeno
Farmacodinámica
Farmacocinética
Indicaciones y dosis
Efectos adversos
Interacciones
• Antileucotrienos
Farmacodinámica
Indicaciones y dosis
Zafirlukast

771

772 • Parte VIII -Fórmacos que actúan sobre el sistema nervioso central

% Introducción

Se entiende por analgesia el estado de inhibición o
supresión del dolor sin pérdida de la capacidad senso-
rial, y en el que la conciencia se encuenu·a inalterada.
El objetivo de lograr analgesia ha constituido la meta
suprema de muchos que dedican su vida profesional
al arte de curar y mantener la salud. El veterinario no
debe ignorar el dolor de sus pacientes; de hecho, debe
esforzarse por reconocer el dolor y su intensidad. Existen
dos clasificaciones para reconocer y evaluar el dolor en
pequeñas especies. Sin embargo, el hecho indiscutible
de que el dolor ha sido considerado por muchas cultu-
ras un elemento necesario para la expresión plena de
algunas facetas de la vida provoca importantes cuestiones
éticas en el quehacer médico y que se encuentran en la
base misma de la filosofia médica occidental. En otras
palabras, a menudo el veterinario recurre al antropo-
morfismo para clasificar el dolor que sufre el animal. No
existe una forma objetiva de cuantificar el dolor, pero
esto no debe convertirse en un argumento para no evitar

el sufrimiento de los animales. No obstante, el veterina-
rio deberá utilizar su criterio clínico para no suprimir
por completo el dolor que se genera en casos como lesio-
nes de la columna vertebral o el derivado de una cirugía
delicada, a fin de fomentar la movilidad del área y permi-
tir la reparación del sitio lesionado. La supresión ciega
del dolor puede evitar que se valore adecuadamente la
progresión o regresión de un problema. Así, aunque
es obligación del médico remediar el dolor, ante todo
debe utilizar su criterio para ejercer una acción médica
equilibrada (cuadro 44-1).

Fisiología del dolor

Se sabe que no todos los dolores son iguales; la clasifica-
ción misma de los dolores es subjetiva. A pesar de esto,
los dolores que pueden aliviar los fármacos considerados
analgésicos se clasifican como sigue:

a) Lentos: conducidos del lugar de origen a la médula
espinal y de allí a la corteza sensorial o posrolándica

Cuadro 44-1. Modificaciones del comportamiento observadas en el perro y el gato con diferentes grados de dolor

Postura y actitud general

Locomoción

Vocalizaciones anormales

Aspecto

Apetito

Comportamiento interactivo

Expresión facial

Manipulación (palpación/presión)

Protección de las zonas dolorosas
Cifosis antálgica (lumbalgia. dolores abdominales)
Posición de rezolodosis
Cabeza baja si sufre cervicalgias
Alteraciones de la actividad: letárgico o hiperactivo
Sentado o acostado en una postura anormal
Gato sentado al fondo de su jaula o acostado en decúbito esternal

Rigidez
Rehusa el movimiento de las zonas dolorosas
Cojera
No se desplaza
Raros en el gato; escupe al aproximarse el personal

Sin motivo o al aproximarse el personal (llama la atención)
Aullidos; gemidos (intermitentes, constantes, con la palpación)
Suelen calmarse con caricias en el perro
Raros en el gato; escupe al aproximarse el personal

Disminuye el aseo: pelo pegado en el gato
Pelo sucio (heces y orina en el perro)

Disminuido, sobre todo en el gato

Alteración del comportamiento normal
Indiferencia (gato)
Ocasionalmente agresivo
No mueve la cola si se le llama (perro)

Estupor
Mirada al vado, pupilas dilatadas
Gato: ojos semicerrados-gestos faciales

Retira el miembro antes de solicitarlo
Llora o muestra agresividad
Hiperalgia-alodinia
Lamido-mordedura-mutilación de las zonas dolorosas

por fibras de tipo e, que por ser amielínicas condu-
cen el estímulo doloroso a una velocidad aproximada
de 2-4m/ segundo.
b) Rápidos: conducidos por fibras de tipo A, que por ser
mielinizadas llegan a transmitir el impulso a veloci-
dades hasta de 80 m/s. Los analgésicos no narcóticos
no bloquean con eficacia este tipo de dolores. Hay
excepciones, como en el caso de la combinación de
un analgésico narcótico con un tranquilizante o neu-
roléptico (neuroleptoanalgesia), pero en estos casos
se pierde la conciencia y el proceso puede clasificarse
como anestesia.

Entre los dolores lentos se consideran los viscera-
les (cólicos por torsión, distensiones viscerales, cálculos
renales, etc.) y pueden ser intensos, intermedios o leves,
como los de cabeza, articulaciones, musculares, tendino-
sos, etc. Los dolores intensos sólo suelen ser aliviados por
analgésicos del tipo de los narcóticos, o sea, fármacos
que se deriven de la morfina o que ocupen sus recepto-
res (excepto el cólico por cálculos biliares, que se puede
agravar mucho por contracción vesicular). Los dolores
leves e intermedios suelen aliviarse con analgésicos no
narcóticos, también llamados antipiréticos o antiinfla-
matorios no esteroideos (AINE).
El estímulo sensorial iniciado en la periferia llega
a la médula espinal por los nervios tipo A o tipo e y
mediante conducción antidrómica hasta el campo neu-
ronal en el denominado ganglio de la raíz dorsal, antes
de ingresar en la médula espinal. Una vez aquí, los ner-
vios hacen conexión con las neuronas internunciales
de las astas de la sustancia gelatinosa (porción gris de
la médula espinal), principalmente en los segmentos
IV, V y VI. Las neuronas internunciales seleccionan el
estímulo discriminando otras señales y permiten que el
impulso pase a los haces espinotalámicos que, como su
nombre lo indica, conducen al estímulo de la médula al
tálamo. También hay conexión con neuronas motoras
en ciertos casos, lo que genera una respuesta muscular
inicial que después puede acompañarse de otros estímu-
los provenientes del cerebro. Existen otras conexiones
de estas neuronas, por ejemplo a la denominada zona
de Lissauer, que disipa la señal a varios segmentos espi-
nales. Esto a menudo hace que una señal dolorosa no se
identifique con un sitio de origen preciso. Si el estimulo
es activado, llega al tálamo y realiza importantes sinapsis
en este lugar, del cual emanan radiaciones talámicas que
llevan a la corteza posrolándica (en torno a la cisura de
Rolando) el estímulo sensorial. Se ha postulado que en
el tálamo los estímulos de dolor se dividen en dos com-
ponentes: el emotivo y el dolor por sí solo, de tal manera
que el individuo que sufre un dolor no sólo percibirá el
dolor por sí mismo, sino que además se sentirá depri-
mido. Este último componente puede ser tan importante
como el dolor por sí solo y su supresión puede aliviar

Capítulo 44 Analgésicos no narcóticos • 773

el sufrimiento del individuo, aunque literalmente aún
persista el dolor. En el cuadro 44-2 se presentan algunas
escalas de evaluación del dolor en perros.
La manera en que el estímulo nociceptivo llega del
sitio en donde se origina a la corteza se esquematiza en
la figura 44-1 y puede resumirse como sigue:

l. El estímulo nociceptivo es captado por los receptores
del dolor (Golgi, Mazzoni, Puccini, etc.), que actúan
como transductores convirtiendo la presión y los estí-
mulos químicos, eléctricos y otros en despolarización.
Si el estímulo es del tipo de una cortadura, un golpe o
una quemadura, al principio se conducirá el impulso
por fibras tipo A (dolor rápido). Posteriormente la
lesión causada origina inflamación, la síntesis de pros-
taglandinas y leucotrienos y la liberación de histamina
y cininas, entre las que destaca la bradicinina (nona-
péptido vaso activo) como generador de impulsos
dolorosos. Todo ello y la hipoxia derivada del proceso
inflamatorio (acumulación de e02) ,junto con la sus-
tancia P, generan impulsos dolorosos, en esta ocasión
conducidos por fibras tipo e (dolor lento).
2. Los cuerpos neuronales de las fibras A o e se encuen-
tran en el ganglio dorsal (ganglio de la raíz dorsal).
3. Los nervios llegan a la médula espinal y en la sus-
tancia gelatinosa hacen sinapsis con neuronas inter-
nunciales o de Renshaw. Aquí se desarrolla una
verdadera competencia entre las fibras A y e para
hacer sinapsis con la neurona internuncial. De esta
manera, la estimulación continua de fibras A puede
evitar la captación de los impulsos por las fibras tipo
e, en un efecto conocido como compuerta y que es
la base de la analgesia lograda con acupuntura, prin-
cipalmente electroacupuntura. Esto también se debe
a la liberación local y distante de endorfinas y a la
estimulación del denominado núcleo, que asimismo
libera endorfinas desde el cerebro hasta el tálamo y la
formación reticular por vías neuronales denominadas
descendentes. La incapacidad de percibir todos los
impulsos conducidos por fibras A y e se debe a la vez
al número limitado de haces espinotalárnicos y neu-
ronas de Renshaw. Por otro lado, se ha postulado que
la liberación de endorfinas en este nivel es la forma
en que un estímulo sensorial del tipo de la acupun-
tura puede inducir analgesia residual; o sea, una vez
retirado el estímulo sensorial persiste la analgesia.
Las endorfinas son péptidos endógenos que se unen
a los mismos receptores de la morfina inhibiendo el
dolor; eno·e éstos destaca la beta-endorfina, que es un
péptido de 31 aminoácidos con alta capacidad analgé-
sica. En uno de los extremos, los cinco aminoácidos
terminales constituyen el radical activo en analgesia
llamado encefalina.
4. La neurona internunciallleva el estímulo de dolor a
los haces espinotalámicos fuera de la sustancia gelati-

774 • Parte VIII -Fármacos c¡ue actúan sobre el sistema nervioso central

Cuadro 44-2. Escalas de evaluación del dolor en perros

Escala

o

1

2

3

o

1

2

3

o

1
2
3

o

1

2

3

o

1
2

3

o

1

2

3

o

1

2

3

Escala

o

1

2
3

o

2

3

Expresión en función de la intensidad del dolor

Normal
Cambios ligeros (párpados semicerrados, orejas bajas)
Cambios moderados (mirada vaga)
Cambios importantes (midriasis, muecas)

Posición normal y confortable (duerme)
Ligera agitación, cambia a veces de posición
Muy agitado, postura anormal, no duerme (temblores,
mastica la zona sensible, dificultad para adoptar una
posición)
Postración, hiperestesia, temblores o movimientos
violentos, mutilación de la zona dolorosa

Desplazamientos y actividades normales
Ligera desviación de las actitudes normales (ligera cojera)
Desplazamientos diffciles (cojera clara). actividad reducida
No realiza ninguna ocupación habitual (orina y defeca en el
sitio, postración o reacciones agresivas y violentas)

Llama la atención en las interacciones sociales
Gemidos espontáneos, estrés evidente
Vocaliza, gemidos de tonalidad y duración anormales,
gruñidos o silencio anormal
Vocaliza y gruñe a menudo, tono de voz ansioso

Come normalmente
Come si lo necesita
Come muy poco, toma algún bocado
Rehúsa totalmente la comida

Aumento de FC 11 al 30% de aumento
31 al 50% aumento
Aumento >50%

Normal, O al 15% de aumento
Aumentada, incremento de 16-29%
Aumentada, respiración abdominal, aumento de 16-29%
Aumentada, respiración abdominal, aumento >30%

Otros

Expresión

Interacción normal (llama la atención, responde a las caricias)
Parece anormalmente timido

Marcas

El dolor y el estrés pueden alterar la
importante actividad de aseo en los gatos

El sueño es un buen indicador del bienestar
del animal. El perro puede continuar
moviendo la cola aunque sufra un dolor
intenso. Observar las posiciones antálgicas
(abdomen de galgo, protección del
miembro, etc.)

Debe prestarse atención especial al cambio
en las actitudes normales del animal.
Aunque el joven tiende a mostrar su
dolor, el gato y el perro de edad avanzada
. tienden a interiorizarlo

Un gato puede ronronear aunque sufra dolor
extremo, incluso hasta el momento de
su muerte. En perros, las razas enanas y
los husky suelen exteriorizar claramente
el dolor, al contrario de los terriers; estas
diferencias deben tenerse en cuenta para
no subestimar su grado de expresión

La hospitalización puede provocar anorexia
en los gatos debido al estrés y al dolor

Perro: 60-120 latidos/minuto
Razas enanas: 70-180 latidos/minuto
Gato: 11 0-200 latidos/minuto

Perro: 1 0-40 movimientos respiratorios/
minuto
Gato: 15-35 movimientos respiratorios/
minuto

No reacciona demasiado, ignora al manipulador, puede volverse agresivo
No interactúa aunque se insista, se queda quieto sin moverse, puede volverse muy violento

No reacciona a la palpación
Escasa reacción a la palpación
Resiste la palpación (intenta proteger la zona dolorosa)
Dificultad para tocar al animal, reacciona violentamente, puede estar muy agitado o agresivo

Capítulo 44 Analgésicos no narcóticos • 775

D

E

Trayeáos
espinotalámicos

I'JH----A

Receptor a 1 dolor
(nociceptor)

Fig. 44-1. Esquema de la vía de conducción del dolor.

nosa, pero aún en la médula espinal. Entre los haces
más importantes destacan el lateral, el dorsal y el de
Gall y Burdach. Es obvio que la destrucción quirúr-
gica de estos haces en sitios estratégicos podrá inducir
la pérdida total o parcial de la capacidad sensorial,
incluyendo la del dolor.
5. Los haces espinotalámicos llevan el estímulo hasta
el tálamo; sin embargo, las sinapsis colaterales que
hacen en la formación reticular constituyen una etapa
muy importante en su trayecto, pues dicha formación
activa los impulsos haciéndolos más evidentes, a la vez
que tiene la capacidad de bloquear otros impulsos.
De tal suerte que si un perro tiene un dolor lento y
de intensidad fuerte en una pata, tendrá dificultad
para percibir un dolor lento de intensidad leve en el
mismo miembro o incluso en otro miembro. Esto es,
un dolor enmascara a otro. La interacción de neuro-
nas activadoras e inhibitorias mantiene en el animal
un equilibrio sensorial delicado. Éste se puede alterar
restringiendo las neuronas inhibitorias, como en el
caso de la estricnina, que aparentemente evita los
estímulos inhibitorios en la neurona de Renshaw y en
la formación reticular al interferir con la glicina, apa-
rente neurotransmisor inhibitorio. O bien, se puede
causar un dolor más intenso con dosis muy bajas de
pentobarbital, que por actuar principalmente en la
formación reticular restringirá la acción de las neu-

ronas inhibitorias en este nivel. Al aumentar la dosis
se inhibirán los sistemas activado res y el dolor desapa-
recerá, casi junto con la conciencia (véase Anestesia
con barbitúricos).
6. En el tálamo se lleva a cabo la sinapsis entre los haces
espinotalámicos y ramas que proceden de la forma-
ción reticular y las neuronas que llevan el dolor a la
corteza cerebral, a los lados de la cisura de Rolando,
y a las áreas de integración de la corteza para iden-
tificar el dolor, sus características, su procedencia y
su tipo. Se ha postulado que puede haber inhibición
endógena del dolor en el tálamo, a partir de la libe-
ración de endorfinas por el núcleo rafe magno prin-
cipalmente y de manera descendente; esto es, con
participación de la voluntad.
7. La corteza percibe el estímulo doloroso y envía la
respuesta de dicho dolor, asociando la corteza sen-
sorial con la motora y la de asociación en general,
incluyendo un estímulo reiterativo al sistema límbico
de malestar.

Los signos clásicos de la inflamación son rubor,
tumefacción, calor, dolor y pérdida de la función, y se
deben a la liberación de sustancias vasoactivas como his-
tamina, prostaglandinas (PG) y bradicinina; la inhibición
de la síntesis y liberación de estas sustancias, así como la
moderación de la respuesta celular, dan como resultado

776 • Parte VIII -Fórmocos que actúan sobre el sistema nervioso central

una acción antiinflamatoria. En consecuencia, el dolor
se abatirá, amén de que haya una menor acumulación de
co2, menor respuesta autonómica con liberación de sus-
tancia P y menor acumulación de mediadores del dolor,
incluyendo los mencionados compuestos vasoactivos,
que también tienen capacidad estimuladora del dolor.
En el cuadro 44-3 se resumen los mediadores químicos
de la inflamación.

Antecedentes del desarrollo
de los analgésicos

Aunque desde hace mucho tiempo se conocen los efec-
tos generales antipiréticos y medicinales de la corteza del
sauce, puede considerarse que el inicio de la analgesia
con fármacos no narcóticos surge con Leroux (1827),
quien informó que el glucósido amargo de la corteza del
sauce blanco (Salix alba) tenía propiedades analgésicas y
antipiréticas; al principio activo se le denominó salicina.
Posteriormente, Piria (1838) obtuvo el ácido salicílico
a partir del extracto, y Kolbe y Lauteman (1860) lo pro-
dujeron sintéticamente. En 1996, Nencki introdujo el
fenilsalicilato, y finalmente el ácido acetilsalicílico es
dado a conocer en 1899 por Dreser. A pesar de que en
la actualidad se consumen más de 30 ton/año de ácido
acetilsalicílico tan sólo en Estados Unidos, aún no se
conocen todos Jos mecanismos exactos por los que este
compuesto logra analgesia, además de que se le descu-
bren constantemente nuevas acciones, como la 1.lt:: pro-
motor del crecimiento en cerdos a 200 ppm.

Cuadro 44-3. Mediadores químicos de la inflamación

Mediador

Acción

Analgésicos no narcóticos

Los analgésicos no narcóticos reciben también el nom-
bre de antiintlamatorios no esteroideos, NSAID (non
steroidal antiinjlamatory drugs) o AINE (antiinflamatorios
no esteroideos). Entre los dolores que alivian se cuentan
cefalalgias y dolores articulares, tendinosos y musculares,
el malestar en infecciones virales y en general dolores
moderados o intermedios de origen cutáneo, muscular
u óseo y ciertos dolores viscerales. Actualmente se han
desarrollado nuevos AINE, para dolores más o menos
fuertes. Tal es el caso de meglumina de flunixina, dipi-
rona y diclofenaco. El AINE típico continúa siendo el
ácido acetilsalicílico, punto de comparación de todos
los AINE en general.

Farmacodinámica

Los analgésicos no narcoucos o antiinflamatorios
salicilatos actqan más o menos del mismo modo al
inhibir la síntesis de prostaglandinas (PG) y trom-
boxanos mediante inhibición o bloqueo de las enzi-
mas ciclooxigenasas (anticox-1 y anticox-2). Estas enzimas
convierten el ácido araquidónico (proveniente de los
fosfolípidos de las membranas celulares) en PG y leu-
couienos.

Fenilbutazona, ácido meclofenámico, ácido acetilsa-
licílico y otros AINE se unen de manera irreversible con
esta enzima, mientras que la oxifenbutazona lo hace de
manera reversible. A pesar de que este bloqueo explica
los efectos antipiréticos, analgésicos y moderadores de

Enzimas lisosómicas lisosima,
fosfatasa ácida

Aumenta la permeabilidad venosa

Histamina

Serotonina

Complemento

Fibrinopéptidos

Radicales 0

2

Factor activador plaquetario

Bradicinina

lnterleucinas y otras citocinas

Prostaglandinas

Degradación de membranas, fibrina, cartflago, etcétera

Vasodilatación, aumento de la permeabilidad de vénulas poscapilares, dolor, prurito

Vasodilatación, vasoconstricción y aumento de la permeabilidad capilar

Vasodilatación, lisis celular (leucocitos y mastocitos), secreción de histamina, secreción
de enzimas lisosómicas, aumento de la permeabilidad vascular y quimiotaxis

Aumento de la permeabilidad vascular y quimiotaxis

Degradación de constituyentes celulares (en especial los lípidos de la membrana

celular)

Agregación de plaquetas y neutrófilos, producción de radicales 0

2,

broncoconstricción, vasodilatación, aumento de la permeabilidad capilar y
quimiotaxis

Vasodilatación, aumento de la permeabilidad vascular y dolor

Quimiotaxis, propiedades mitogénicas y piréticas, estimulan la síntesis de PGE

2 y

colagenasa

Dilatación prolongada de pequeñas arteriolas, potencian el aumento de la
permeabilidad vascular y del dolor

la vasodilatación y del edema, sólo grandes dosis son
capaces de bloquear el proceso inflamatorio por otras
vías no mediadas por PG y que incluyen la alteración
de la actividad de diversas enzimas (p. ej., hidrolasas),
del flujo de iones, de la liberación de sustancia P, de la
producción de cininas, etcétera.
Algunos AINE novedosos como el ketoprofeno, en
parte el carprofeno, el ácido dihidroguaiarético y princi-
palmente el zafirlukast, son capaces de inhibir la síntesis
de leucotrienos y, por tanto, reducir la migración de
leucocitos al sitio problema. Esto es, tienen un doble
mecanismo de acción: vascular y celular. En la figura 44-2
se presentan los sitios en los que actúan los AINE.

Clasificación y descripción de los AINE anticox-1

Se ha sintetizado una gran cantidad de analgésicos no
narcóticos (AINE) para uso humano; este desarrollo es
menos importante en medicina veterinaria, quizá por la
falta de comunicación con los pacientes y por las pecu-
liaridades de cada una de las especies que hay que tratar.
En el cuadro 44-4 se resume la clasificación de los anal-
gésicos no narcóticos.

Efectos adversos

Aparato digestivo

Las reacciones más frecuentemente relacionadas con
estos fármacos son de tipo GI y van desde dolor epigás-
trico hasta hemorragia gastroduodenal y perforación
gástrica, duodenal o ambas con peritonitis y muerte. En
múltiples casos, el veterinario o el dueño no relacionan
la medicación con la hiporexia del animal o su malestar
y continúan medicándolo, causando a menudo hemo-

Capítulo 44 Analgésicos no narcóticos • 777

rragias graves y hasta la muerte por complicaciones rela-
cionadas con edema por alteración de la función renal y
por hipoproteinemia, anemia, insuficiencia renal aguda
o peritonitis.

El mecanismo de inducción del efecto irritativo GI
de los antiinflamatorios no esteroideos es aún materia de
investigación, pero se cree que el efecto es mediado por
la inhibición de la producción de PG. Normalmente
las PGE

2 y la PGI

2 disminuyen la acidez y el contenido
de pepsina gástrica. Las PG estimulan la secreción de
bicarbonato por las células epiteliales y la producción
del moco, con lo que son responsables de mantener una
zona amortiguadora entre las células secretoras de ácido
clorhídrico y el microambiente generado por este ácido y
otras secreciones intestinales. Sin embargo, no existe una
correlación directa entre la capacidad inhibitoria de PG
y la capacidad ulcerógena, por lo que esta explicación
es sólo parcial y no refleja otros mecanismos implica-
dos en la irritación GI. Por ejemplo, la inhibición de
la ciclooxigenasa por antiinflamatorios no esteroideos
puede desviar el metabolismo del ácido araquidónico
y dar lugar a una producción mayor de leucotrienos,
ácidos hidroperoxi-eicosatetraenoicos y radicales libres
de oxígeno que se sabe afectan aún más gravemente la
mucosa intestinal y gástrica.

Riñones

Se sabe que los antiinflamatorios no esteroideos indu-
cen una variedad de efectos tóxicos a nivel renal. El
riñón sintetiza PG, sobre todo a nivel medular. Las
prostaglandinas permiten mantener un buen grado de
vascularización y perfusión renal. Las PGE

2 y PGI

2 se
liberan como respuesta contraria a una vasoconstricción

Lesión

"T"T

"T

Fosfolipidos de la membrana celular

..:;.:~ .. ~ ---

Ciclooxigenasa •

Lipooxigenasa •

/

~

~

Prostaglandinas

Tromboxanos

Leucotrienos

(PGF

2, PGE

2, PGI

2)

(TXA

2)

LTB, LTC. LTD (SRS-A)

~

~

~

Inflamación, fiebre y dolor

Coagulación

Alergia e inflamación

Fig. 44-2. Sitios de acción (*) de los antiinflamatorios no esteroideos
en el proceso de inflamación.

778 • Parte VIII -Fórmocos que actúan sobre el sistema nervioso central

Cuadro 44-4. Clasificación de los analgésicos no narcóticos

Familia

Fármaco

Ácidos salicflicos

Ácido acetilsalicílico, salicilato sódico, metilsalicilato, diflunisal, benorilato

Ácidos fenilacéticos o
paraaminofenoles

Acetaminofeno o paracetamol

Derivados del ácido propiónico

lbuprofeno, fenoprofeno, flurbiprofeno, naproxeno, ketoprofeno, carprofeno

Ácidos antranilicos

Ácido meclofenámico, ácido mefenámico, ácido flufenámico, ácido tolfenámico

Quinolinas

Cinchofeno

lndoles

lndometacina

Derivados del ácido acético

Etodolaco, sulindaco, tolmetina, eltanaco, diclofenaco

Ácidos aminonicotrnicos

Meglumina de flunixina, clonixina

Pirazolonas

Fenilbutazona, oxifenbutazona, suxibusona, dipirona, isopirina, azapropasona

Oxicanos

Piroxicam, meloxicam, tenoxicam, sudoxicam

(usualmente inducida por noradrenalina, angiotensina

11 y hormona antidiurética), aumentando el riego renal
y manteniendo un nivel adecuado de perfusión renal,
oxigenación y filtración glomerular; además, regulan
la liberación de renina y modifican la transferencia de
electrólitos. Estos efectos son poco notorios en el indi-
\'Íduo con función renal íntegra y normovolémico, pero
en casos de hipovolemia, hipertensión, enfermedades
autoinmunitarias (lupus, pénfigo, etc.), insuficiencia
renal o alteración de la perfusión (deshidratación, cho-
que, endotoxemia, uso de diuréticos, cirrosis, glomeru-
lonefritis, síndrome nefrótico) resulta vital la función
de las PG para mantener el flujo renal adecuado. El
uso de analgésicos sin considerar este aspecto puede
inducir daños graYes a la función renal. Los efectos
más comunes son insuficiencia renal aguda, nefritis
intersticial aguda con o sin proteinuria e insuficiencia
renal crónica y necrosis papilar. Estos estados pueden
manifestarse inicialmente con oliguria e hiperazoe-
mia. Si se detectan a tiempo, estas acciones suelen ser
reversibles a excepción del desarrollo de un posible
síndrome nefrótico, que se puede iniciar unas 12-18
semanas después de un tratamiento analgésico agresivo.
En este último caso se presenta proteinuria y orina con
sedimento, hematuria y piuria. Además de este daño, se
ha relacionado el uso de antiinflamatorios no salicilatos
con alteraciones en el equilibrio de electrólitos, con
hiperpotasemia y retenciones de sodio y agua y desa-
rrollo súbito de enema, a menudo generalizado.

Coagulación

Los anticox-1 disminuyen la síntesis de tromboxano
y, por tanto, llegan a inducir diátesis hemorrágicas de
poca intensidad, aunque en el animal con impedimen-
tos coagulatorios o con úlcera sangrante activa el efecto
puede ser grave. Dado el potencial tóxico de los AINE,

sin excepción se recomienda no instituir esquemas de
dosificación fijos y sin seguimiento. El veterinario debe
tener el ingenio suficiente para intentar corregir la
causa de fondo del dolor, y luego instituir un esquema
de dosificación ajustado a las necesidades del paciente y
cuidando la susceptibilidad individual. Se aconseja que
se utilicen esquemas de dosificación discontinuos. Por
ejemplo, se administra el AINE de lunes a jueves, se deja
descansar para lograr una depuración del organismo por
2-3 días y se reinicia la medicación. Adicionalmente se
puede intentar minimizar el daño GI con ranitidina (2
mg/kg sido bid) o famotidina (0.5-1 mg/kg sido bid)
o incluso con omeprazol (0.2-0.4 mg/kg bid o tid) y
permitiendo que la comida se reparta en varias inges-
tas al día. Se puede recurrir también a los antiácidos
(geles de aluminio). Los periodos de depuración del
fármaco analgésico permiten extender el beneficio de
la analgesia, situación vital en pacientes con necesidades
analgésicas de largo plazo.

% Salicilatos. Ácido
acetilsalicílico o aspirina

Este fármaco fue el analgésico de uso más difundido
en el mundo. Por su importancia clínica e histórica,
encabeza siempre las monografías sobre AINE. Quími-
camente es el éster acílico del ácido salicílico (fig. 44-3).
El compuesto original provenía del sauce (Salix alba},
pero en la actualidad se sintetiza fácilmente a partir del
fenol. En un polvo blanco cristalino. Tiene pKa de 3.5. Es
soluble en agua y alcohol. Las tabletas deben mantenerse
secas. No se recomienda utilizar el producto si adquiere
un olor a vinagre, el cual generalmente aparece cuando
ha caducado. Es estable al contacto con el aire, pero
rápidamente se hidroliza a acetato y salicilato cuando

COOH

Fig. 44-3. Fórmula estructural del ácido acetilsalicllico.

entra en contacto con agua o con un ambiente húmedo
y si la temperatura es alta.

Farmacodinámica

Como ya se dijo, el efecto anti-cox-1 del ácido acetilsali-
cílico es de larga duración y perdura aun cuando no se
detecte en plasma. A pesar de que el ácido acetilsalicílico
tiene efectos analgésicos, antipiréticos y antiinflamato-
rios en el organismo, aún no queda claro el mecanismo
preciso por medio del cual logra estos efectos y otros
más. Los principales efectos del ácido acetilsalicílico
son:

l. En vasos sanguíneos: promueve la desfosforilación
oxidativa en la mitocondria y en los sistemas oxida-
tivos celulares, con lo que la generación de cininas
disminuye drásticamente y en consecuencia hay
cambios en la permeabilidad de los vasos sanguíneos
durante la inflamación. Tiene la capacidad de estabi-
lizar la permeabilidad capilar al modificar los efectos
de la histamina y la serotonina. Bloquea la enzima
cox-1 encargada de la generación de PG a partir del
ácido araquidónico. Entre las PG que se bloquean
se encuentra la E

1, importante en la inhibición de
la secreción de jugo gástrico. Como se comentÓ, al
inhibir esta prostaglandina podrá inferirse el posible
mecanismo de acción del ácido acetilsalicílico para
inducir gastritis y úlceras gastroduodenales. 'Al blo-
quear la generación de PGF

2a, impide la implanta-
ción embrionaria y la corrección del flujo renal, la
agregación plaquetatia y otros procesos fisiológicos,
dado el carácter constitutivo de la cox-1 en virtual-
mente todo el organismo.
2. Como antipirético: este efecto se debe aparentemente
a una acción normalizadora de las neuronas hipota-
lámicas del centro termorregulador. Sólo se observa
reducción de la temperatura corporal en animales
con fiebre y nunca en los sanos. Se ha considerado
la posibilidad de que los pirógenos liberados por
leucocitos promuevan la generación de PG y éstas
actúen sobre las neuronas termorreguladoras en el
hipotálamo. El ácido acetilsalicílico elimina la fiebre
posiblemente al bloquear la síntesis de PG. No obs-

Capítulo 44 Analgésicos no narcóticos • 779

tante, se ha detectado que el ácido acetilsalicílico
puede brindar cierto grado de protección a las aves
(pollo y otras aves comerciales) contra el estrés caló-
rico. Adicionalmente se recomienda complementar
con vitamina C.
3. Efecto uricosú1ico: se menciona como curiosidad
farmacológica la capacidad del ácido acetilsalicílico
para promover la micción de ácido úrico al afectar la
resorción tubular de dicho ácido. Esto sólo sucede
con grandes dosis para llegar a una Cpmáx mínima de
20 pg/ml. En el perro dálmata, esta concentración
puede lograrse con 2-2.5 g/ animal adulto/día; dosis
menores causan un efecto contrario y aumentan la
concentración sérica de ácido úrico, además de que
tales dosis seguramente provocan gastritis ulcerosa
con rapidez. Debido a la existencia de otros fármacos
uricosúricos más eficaces (fenilbutazona, probenecid
y alopurinol), este fármaco rara vez se utiliza para tal
propósito.
4. Inhibición de la agregación plaquetaria: durante la
coagulación sanguínea, las plaquetas se agregan para
permitir el depósito de fibrina y el proceso de coagu-
lación en general. Dicha agregación depende de una
prostaglandina (al menos en parte) llamada trom-
boxano. El ácido acetilsalicílico interfiere selectiva-
mente en la actividad de la sintetasa de tromboxano,
permitiendo la dominación de la prostaglandina
antiagregante de plaquetas, la prostaciclina, a su vez
sintetizada por las células endoteliales. Este efecto se
logra a bajas dosis. A dosis elevadas se inhiben tanto
el tromboxano como la prostaciclina y se reduce el
efecto antitrombótico neto. Además, existen informes
de que induce hipoprotrombinemia después de la
administración prolongada.

Farmacocinética

Es obvio que en perros y gatos el ácido acetilsalicílico
se absorbe bien y rápidamente a partir del estómago,
ya que se encuentra poco ionizado a un pH de 3. La
absorción se acelera si se ingieren muchos líquidos. Sin
embargo, dada la superficie de absorción del intestino,
es aquí donde se lleva a cabo la mayor parte de ésta
aunque a menor velocidad. En condiciones normales
y en un estómago vacío, una dosis terapéutica de ácido
acetilsalicílico alcanza valores sanguíneos terapéuticos a
los 15-20 min. Una vez que se absorbe tiende a ionizarse
en el plasma y tiene una distribución limitada.
Se biotransforma en ácido salicílico; además, en la
sangre existen esterasas que realizan esta conversión en
menos de 90 min. El ácido salicílico sufre otro cambio
al conjugarse con glucurónidos y se convierte en salicilu-
rato. Se metaboliza cinco veces más despacio en algunos
individuos dentro de la misma especie, por lo que el
efecto de la misma dosis terapéutica varía de un paciente

780 • Parte VIII -Fármacos que actúan sobre el sistema nervioso central

a otro. La biotransformación (microsómica-hepática)
es saturable. El ácido acetilsalicílico tiene cinética de
orden cero; esto significa, entre otras cosas, que pro-
porcionalmente se requiere más tiempo para eliminar
el doble de una dosis dada (no solamente el doble de
tiempo). En caballos y bovinos, la eliminación es muy
acelerada debido al pii elevado de la orina. Aquí, el
ácido salicílico y el acetilsalicílico se ionizan en su mayor
parte, con lo cual se evita la reabsorción; por ello, en
esas especies sólo resulta útil el uso de este analgésico si
se administra cada 4-6 h. Al parecer el pH elevado de la
orina determina la velocidad de excreción e incluso el
grado de biotransformación en perros. Así, en una orina
alcalina, el ácido acetilsalicílico se elimina más rápida-
mente (hasta el85% como ácido salicílico), mientras
que en una orina ácida habrá mucha reabsorción y, en
consecuencia, tiempo para biotransformación. Los gatos
son deficientes en ácido glucurónico y esto, aunado al
pH ácido de su orina, les dificulta biotransformar y eli-
minar el ácido acetilsalicílico, que se acumula fácilmente
e induce cuadros tóxicos. La vida media de este fármaco
en los gatos es de 24-36 h y su biotransformación se pre-
senta en la figura 44-4.

Indicaciones y dosis

El ácido acetilsalicílico mitiga con eficacia dolores como
la cefalalgia, los musculares y diversos trastornos inflama-
torios de piel y articulaciones. Se sabe que el ácido acetil-
salicílico es incluso superior a los analgésicos narcóticos
para Jos dolores del tipo de la artritis (óseo-muscular).
Los dolores viscerales son refractarios a la analgesia con
este fármaco. En el cuadro 44-5 se presentan las dosis
recomendadas en diferentes especies.

Efectos adversos

Se sabe que la administración continua de ácido acetil-
salicílico a perros, y sobre todo a gatos, induce irritación
intensa y úlceras gástricas y duodenales. Este efecto se
debe a que inhibe la generación de PGEI' encargada
de reducir las secreciones gástricas, que obviamente se

OH

COOH

Fenol

Ácido acetilsalicílico

verán aumentadas en los casos de medicación con dicho
fármaco. Vale la pena recalcar que la úlcera gástrica y en
general los efectos gástricos se presentan también con
la administración parenteral del ácido acetilsalicílico.
La intoxicación por éste es más común en gatos que en
perros, quizá debido al núcleo fenólico del ácido ace-
tilsalicílico, cuyo efecto tóxico en gatos es ampliamente
conocido y en los cuales produce depresión, anorexia,
necrosis hepática y en dosis altas posiblemente la muerte.
En una sobredosis se observa hiperventilación (a con-
secuencia de la intensa acidosis), irritabilidad, psicosis,
fiebre (paradójicamente), coma y colapso cardiovascu-
lar, complicado con úlceras gástricas y decremento de
la agregación plaquetaria. La acidosis se produce por
aumento de consumo de 0

2 y producción aumentada de

C0

2. Para que esto suceda en perros y se induzca hiper-
ventilación, se requieren aproximadamente 35 pg/100
ml de sangre, es decir, una dosis aproximada de 3 g/
perro adulto. Con dosis altas también aparecen signos
auditivos que inCluyen pérdida de la capacidad auditiva
y tinnitus. El veterinario debe intentar la identificación
de estos signos. Es obvio que la dosificación máxima se
instituye en pacientes artríticos con dolores refractarios
y en los que no es posible otro tratamiento. El ácido
acetilsalicílico está contraindicado en pacientes con
antecedentes de hipersensibilidad, úlceras, trastornos
vasculares, asma o insuficiencia renal. Debido a que el
fármaco se une a proteínas plasmáticas, los pacientes con
hipoalbuminemia pueden requerir dosis menores para
prevenir la toxicosis. Existen informes de reacciones de
tipo anafilactoide en pequeñas especies. Se ha relacio-
nado la administración de ácido acetilsalicílico con el
cierre prematuro del conducto arterioso en seres huma-
nos, lo cual genera hipertensión pulmonar grave en el
neonato. No se han realizado investigaciones similares
en veterinaria pero el médico debe estar alerta y decidir
si el beneficio de la dosificación justifica el riesgo.

Tratamiento de la intoxicación

El envenenamiento por salicilatos requiere lavado gás-
trico, alcalinización de la orina y promoción de la diu-
resis por hidratación del paciente.

COOH

OH

Ácido salicflico

Fig. 44-4. B1otransformación del ácido acetilsalicílico.

Capítulo 44 Analgésicos no narcóticos • 781

Cuadro 44-5. Dosis recomendadas de ácido acetilsalicilico en diferentes especies

Perros

Indicaciones

Como analgésico (alivio de dolores musculares), en casos leves

de lupus discoide o eritematoso sistémico

Como antiartrítico, antiinflamatorio, antirreumático

Como antipirético

Para disminuir los problemas vasculares después de la muerte de

filarías

Para disminuir la agregación plaquetaria, como antitrombocítico

Gatos*

Como analgésico

Como antiartrítico, antiinflamatorio, antirreumático

Como antipirético

Como antitrombocítico y como tratamiento adjunto en casos de
cardiomiopatía hipertrófica felina

Bovinos**

Se ha recomendado en el tratamiento de la mastitis por E. co!i

Como analgésico, antipirético (en este caso proporcionar la
presentación granulada y administrar en el agua de bebida)

Caballos

Como analgésico (en este caso proporcionar la presentación
granulada y administrar en el agua de bebida)

Cerdos

Como analgésico

Aves***

Como analgésico

*Gatos con función renal íntegra.

Dosis por VO

10-20 mglkg cada 12 h

25-35 mg/kg/8 h

1 O mg/kg cada 12 h

5-1 O mg/kg/día

0.5 mg/kg cada 12 h

1 O mglkg cada 48 h

25 mg/kg/día

1 O mg/kg/48 h

10-25 mg/kg/48 h

2 0-30 g/vaca/8-1 2 h

50-1 00 mg/kg/12 h

1 0-20 mg/kg bid, sid

1 O mg/kg/4-6 h

5 g/250 mi de agua

**En la vaca se requieren grandes dosis para mantener un nivel adecuado del fármaco en la sangre.

***Debido a que es un fármaco que se hidroliza rápidamente, el agua de bebida debe prepararse conforme se
vaya utilizando, tomando en cuenta que mantiene sus propiedades por 12 h a temperatura ambiente.

Bid, dos veces al día. Sid, una vez al día.

1 nteracciones

El ácido acetilsalicílico es capaz de unirse a una gran
proporción (80% o más) a los eritrocitos y a la albúmina,
por lo que tiene el potencial de desplazar a otros fárma-
cos, como las penicilinas y los derivados de la warfarina.
Por lo tanto, la administración de ácido acelilsalicílico
en un paciente inoxicado con warfarina o derivados de
este anticoagulantc puede ser letal.
Los fármacos que alcalinizan la orina (p. ej., bicarbo-
nato de sodio) aceleran la excreción del ácido acctilsa-
licílico, y en conu·aste, los que la acidifican (metionina,
ácido ascórbico, etc.) disminuyen esa excreción. La furo-

semida compite con el ácido acetilsalicílico cuando se va
a excretar. El fenobarbital incrementa el metabolismo
del ácido acetilsalicílico debido a que induce las enzi-
mas hepáticas. Los corticosteroides pueden aumentar
la depuración. El ácido acetilsalicílico puede inhibir la
actividad diurética de la espironolactona.

Tiempo de retiro

Se recomienda que el tiempo de retiro en bovinos de
carne o vacas sea de un día, y de dos días en aves y cer-
dos.

782 • Parte VIII -Fármacos 9ue actúan sobre el sistema nervioso central

% Derivados del ácido propiónico

Naproxeno

El naproxeno es un derivado del ácido propiónico con
características farmacológicas similares a las de ibupro-
feno y ketoprofeno. Es un polvo blanco cristalino con
pKa de 4.1. Es prácticamente insoluble en agua y solu-
ble en alcohol. Se encuentra en forma de sal sódica. Es
fotosensible. En la figura 44-5 se presenta su fórmula
estructural.

Farmacodinámica

Actúa como analgésico, antiinflamatorio y antipirético.
Inhibe la ciclooxigenasa COX-1 y con esto la síntesis de
prostaglandinas.

Farmacocinética

Cuando se administra a caballos por VO tiene biodispo-
nibilidad de 50%. Al parecer su absorción no se altera
por la presencia de alimento. Cuando se administra por
VO a perros que han comido, se observa que la biodis-
ponibilidad es de 68-100%. Se une en alto porcentaje a
proteínas plasmáticas. Se metaboliza en hígado y puede
detectarse hasta 48 h después de la última administra-
ción.

Indicaciones y dosis

CABALLOS: se le administra en dosis de 5 mg/kg/12
h por vía IV o 10 mg/kg cada 24 h por VO para dolores
articulares y rniositis; al parecer su efecto es ligeramente
superior al de la fenilbutazona. Este esquema puede
usarse por varios días hasta que se resuelva la miositis.
La primera dosis puede administrarse por vía IV y las
siguientes por vía oral.

PERROS v GATOS: no se recomienda su administración
en estas especies, pues es extremadamente agresiva para
la mucosa gástrica.

Efectos adversos

Está contraindicado en perros; bastan una o dos dosis
de naproxeno para inducir intensas hemorragias GI. Si

COOH

Fig. 44-5. Fórmula estructural del naproxeno.

persiste la dosificación, el paciente puede morir por cho-
que hemorrágico y lesión renal. En el caso del gato, la
reacción es ligeramente menos grave, pero aún tóxica y
no se recomienda. Al parecer los efectos colaterales men-
cionados en perros y gatos no se repiten con la misma
intensidad en el caballo, e incluso ha sido utilizado en
yeguas gestantes sin efectos colaterales aparentes.

Interacciones

Debido a que el naproxeno se une en un gran porcentaje
a proteínas plasmáticas, puede desplazar a otros fárma-
cos que tengan la misma afinidad. Aumenta la duración
del efecto de fenitoína, ácido valproico, anticoagulan-
tes de uso oral, analgésicos, salicilatos y sulfonamidas.
Cuando se administra con ácido acetilsalicílico dismi-
nuye su concentración plasmática y aumenta el riesgo
de sufiir los efectos adversos (úlceras principalmente).
Los geles de aluminio y óxido de magnesio reducen su
absorción. El probenicid puede aumentar tanto su con-
centración sérica como su vida media del naproxeno.
El naproxeno puede reducir los efectos diuréticos de la
furosemida. Debe utilizarse con precaución en pacientes
con problemas cardiacos.

Tiempo de retiro

Para caballos de carreras el tiempo de retiro es de 96
h cuando se administra una sola dosis y de 120 h con
dosis repetidas.

lbuprofeno

Su nombre químico es a-metil-4-(2-metilpropil)-ácido
bencenoacético; ácido p.isobutil-hidratrópico (fig. 44-6);
tiene peso molecular de 206.3 Da y su fórmula conden-
sada es C

13H

180

2. Es un sólido estable, cristalino, rela-
tivamente insoluble en agua y soluble en la mayoría de
los solventes orgánicos.

Indicaciones y dosis

Es un antiinflamatorio no esteroideo con propiedades
analgésicas y antipiréticas que lo hacen útil en el trata-
miento de casos de dolor debido a artritis degenerativas.
No está bien definido su uso en medicina veterinaria.

COOH

Fig. 44-6. Fórmula estructural del ibuprofeno.

Una dosis de 50-125 mg/kg es tóxica en el perro
tanto para el tubo GI como para el riñón. La DL

50 en
ratones y ratas es de 495 mg/kg por vía IP y de 1 255
mg/kg por vía oral.

Efectos adversos

Está contraindicado en perros y gatos. Se ha relacionado
su uso con necrosis papilar del riñón en pacientes sanos
y con el desarrollo de problemas graves en el tubo diges-
tivo (irritación y ulceración), por lo que deben buscarse
otras alternativas.

1 nteracciones

El ibuprofeno inhibe la agregación plaquetaria, por lo
que si se administra junto con anticoagulantes aumenta
el riesgo de sangrado.

Ketoprofeno

Es un analgésico antiinflamatorio no esteroideo y anti-
pirético. Su nombre químico es ácido 3-benzoil-a-metil-
(±)-bencenoacético (fig. 44-7); tiene peso molecular de
254.3 Da y su fórmula condensada es C

16H

140

3; tiene

pKa de 5.02. Es sensible a la luz del sol.

Farmacodinámica

A parecer, el ketoprofeno es un inhibidor no selectivo
de las ciclooxigenasas cox-1 y cox-2.

Farmacocinética

Las tabletas se absorben completamente y pueden admi-
nistrarse con o sin alimento a perros y gatos. Se metaboli-
zan en hígado y se excretan por la orina. Una vez que se
administran por VO el efecto en perros y gatos comienza
en 1 h; en caballos empieza a las 2 h de administrarla por
vía IM o IV. En caballos sanos la concentración sinovial
máxima es de 0.39 pg/ml a la hora de administrarlo
por vía IV y en caballos con sinovitis es de 2.5 pg/ml; las
concentraciones en el líquido sinovial tienden a ser más
altas que las plasmáticas, lo que hace superior al ácido
acetilsalicílico en este sentido. No existe un método
estandarizado para medir la duración de su efecto.

COOH

Fig. 44-7. F'órmula estructural del ketoprofeno.

Capítulo 44 Analgésicos no narcóticos • 783

Indicaciones y dosis

PERROS: se recomienda como an liinflamatorio y
como analgésico en caso de dolor de músculo esque-
lético, como antipirético y para disminuir las molestias
posquirúrgicas. La dosis inicial es de 2 mg/kg por vía
IM, IV o SC y puede continuarse hasta por cuatro días
más con 1 mg/kg por vía oral.

GATOS: es útil para el tratamiento de la inflamación,
contra el dolor del músculo esquelético, y para dismi-
nuir la fiebre y las molestias posquirúrgicas. La dosis
inicial es de 2 mg/kg por vía IM, IV o SC junto con la
administración VO de una dosis de 1 mg/kg/ día (hasta
por cuatro días).

CABALLos: se recomienda el ketoprofeno inyectable
a razón de 2.2 mg/kg/ día para el tratamiento de infla-
mación y dolor de músculo esquelético. Sus efectos se
inician en 2 h y duran 12-24 h. Con dosis de 6.6 mg/kg/
día/ 12 días se 'produce erosión o ulceración gastrointes-
tinal y oral; con 33 mg/kg/ día/ 5 días ocurre laminitis;
con 55 mg/kg/ día/5 días se presentan depresión, ina-
petencia e ictericia.

BoviNOS: es útil la administración de 3 mg/kg/ día
por vía IM o IV para el tratamiento de inflamación y
dolor de músculo esquelético, como antipirético y para
combatir el dolor en casos de mastitis en vacas. Con una
dosis de 9 mg/kg/día/6 días pueden provocarse erosio-
nes abomasales en becerros.

Efectos adversos

Debe tenerse especial cuidado de asegurar que la apli-
cación no sea intraarterial en caballos, pues las con-
secuencias pueden ser muy graves. Se recomienda la
atención médica si el animal manifiesta sed exagerada.
En la mayoría de las especies no se ha evaluado el efecto
del ketoprofeno en fertilidad, gestación o salud fetal.
Excepto bajo ciertas circunstancias especiales, no se reco-
mienda su uso cuando existan los siguientes problemas:
hipersensibilidad al ketoprofeno, úlceras GI, enferme-
dades hepáticas y renales y trastornos de la coagulación.
Los animales con afecciones hemodinámicas se vuelven
más vulnerables a la isquemia y al daño renal agudo por
la inhibición de las PG. Los animales con terapias pro-
longadas son más susceptibles a padecer necrosis papilar
renal. Provoca vasodilatación en los riñones.
Puede provocar vómito, diarrea y anorexia en gatos
y perros. Con una dosis >20 mg/kg/ día/90 días se pro-
duce anorexia, diarrea, melena y pérdida de peso en
perros. Con dosis de 36 mg/kg/ día ocurre toxicosis GI,
hepática y renal.

En caballos puede presentarse erosión y ulceración
de la mucosa glandular. No se ha evaluado en potros o
ponies, los cuales son susceptibles a desarrollar úlceras
gástricas con antiinflamatorios no esteroideos. Encaba-

784 • Parte VIII -Fármacos que actúan sobre el sistema nervioso central

llos, los datos post mortem incluyen gastritis, hepatitis y
nefritis.

Se distribuye hacia leche en cantidades pequeñas. La
concentración en leche es <25 ng/ml después de 8-24 h
de administrar vía IV 2.2 mg/kilogramo.

Tratamiento de la intoxicación

Para disminuir la absorción se recomienda un lavado gás-
trico. Es conveniente administrar líquidos. Si aparecen
signos GI (inapetencia, diarrea, etc.), debe suspenderse
la administración de ketoprofeno. Si los signos son leves
puede reiniciarse el tratamiento.

Interacciones

El uso de ketoprofeno con otros antiinflamatorios no
esteroideos puede incrementar el riesgo de que se pro-
duzcan úlceras GI y necrosis papilar renal. La admi-
nistración de ketoprofeno con corticosteroides puede
exacerbar los daños al tubo digestivo.

Tiempo de retiro

En Estados U nidos no puede usarse en animales de
abasto. Su administración debe hacerse sólo bajo pres-
cripción médica. Existen evidencias que demuestran que
si el ketoprofeno se administra a razón de 3.3 mg/kg/
día por más de tres días en cabras, ovinos y bovinos, se
requieren al menos siete días de retiro para los animales
destinados a la producción de carne y de 24 h para los
productores de leche.

Carprofeno

El carprofeno es un derivado del ácido propiónico que
se encuentra en forma de polvo cristalino; es práctica-
mente insoluble en agua. En la figura 44-8 se presenta
su fórmula estructural.

Farmacodinámica

Tiene propiedades analgésicas, antiinflamatorias y anti-
piréticas; tales efectos se deben a la inhibición de las
ciclooxigenasas 1 y 2 en el proceso de síntesis de pros-
taglandinas.

Cl

Fig. 44-8. Fórmula estructural del carprofeno.

Farmacocinética

Cuando se administra por VO en perros tiene 90% de
biodisponibilidad. La Cp . se alcanza en 1-3 h posdo-

ma.x

sificación. El 90% de la dosis se une a proteínas plas-
máticas y tiene Vd de 0.12-0.22 L/kg. Se metaboliza en
hígado, principalmente por glucuronación y oxidación.
Alrededor de 70-80% de la dosis se elimina en heces y
10-20% en orina. La vida media de eliminación es de
8-12 horas.

Indicaciones y dosis

PERRos: como antiinflamatorio y analgésico la dosis
es de 2.2 mg/kg cada 12 h VO; para dolores crónicos
y posquirúrgicos la dosis es de 4 mg/kg vía IV. Aunque
se propone una toxicidad GI muy baja, se requiere de
dosificación discontinua ajustada a la susceptibilidad de
cada paciente.

GATOS: como antiinflamatorio y analgésico la dosis
es de 2.2 mg/kg cada 12 h por vía oral.

Efectos adversos

Está contraindicado en animales con trastornos hema-
tológicos, como anemia hemolítica. Debe usarse con
precaución en animales geriátricos o con insuficiencia
hepática o renal. Sus efectos van desde irritación GI hasta
daño hepático, renal o hematológico. Dosis mayores a las
indicadas producen hipoalbuminemia y melena.

Interacciones

Debe evitarse la administración de carprofeno con otros
fármacos que irriten el tubo GI. Se une en gran porcen-
taje a proteínas plasmáticas y puede desplazar a otros
fármacos. No se recomienda administrarlo con ácido
acetilsalicílico. El probenecid incrementa la concentra-
ción sérica y la vida media del carprofeno. Reduce el
efecto diurético de la furosernida.

% Ácidos antranílicos.
Ácido meclofenámico

El ácido meclofenámico es un derivado del fenamato. Su
nombre químico es ácido N-(2,6 dicloro-m-tolil) antra-
nílico (fig. 44-9). Es un cristal blanco, casi insoluble en
agua. Su sal sódica es soluble en agua. Es un magnífico
antiinflamatorio y además tiene propiedades analgésicas
y antipiréticas.

Farmacodinámica

No se relaciona con otros antiinflamatorios no esteroi-
deos ni salicilatos, indometacina o pirazolonas (fenilbu-

COOH

H

N

Cl

Cl

Fig. 44-9. Fórmula estructural del ácido meclofenámico.

tazona, dipirona). Aún no se conoce su mecanismo de
acción, pero se ha postulado que tiene dos efectos: uno
periférico de inhibir la migración leucocitaria al sitio de
la inflamación con bloqueo de la síntesis de PG, y otro
efecto central no definido con elevación del umbral del
dolor a nivel corticotalámico.

Farmacocinética

Se absorbe bien cuando se administra por VOy la Cpmáx
se alcanza en 1-4 h. En estudios realizados en monos se
detectaron las concentraciones más altas de ácido meclo-
fenámico en plasma, hígado y riñón. Las concentraciones
más bajas se detectaron en músculo esquelético, grasa,
bazo, corazón y cerebro. El 99.8% del fármaco se une a
proteínas plasmáticas. Atraviesa rápidamente la placenta
pero aún se desconoce si se distribuye hacia la leche.
Se informa que en el caballo tiene Tv., plasmática de
1.8-2 h. Al parecer la eficacia de este fármaco no se
relaciona con su concentración plasmática, ya que al
inhibir la cox-1, en mayor medida la cox-2 y marginal-
mente la lipooxigenasa de manera más permanente, su
efecto continúa aunque ya no se detecta en plasma. Se
metaboliza en mayor grado por oxidación en el hígado y
se convierte en un metabolito activo (hidroximetilo), el
cual posteriormente se oxida y da lugar a un metabolito
inactivo ( carboxilo). En los caballos, el ácido meclofená-
mico puede detectarse en orina hasta 96 h después de
la última aplicación.

1 ndicaciones y dosis

En el cuadro 44-6 se resumen dosis, vía de administra-
ción, frecuencia y formulación del ácido meclofenámico
para caballos y perros.

Capítulo 44 Analgésicos no narcóticos • 785

PERRos: la dosis como analgésico es de 1.1-2.2 mg/
kg/día VO. No deben administrarse más de 100 mg/
perro.

Los tratamientos antiinflamatorios surten efecto a las
72-96 h y por lo general continúan durante cinco a siete
días. La analgesia se logra 30-50 min después de su admi-
nistración; en caso de tratamientos prolongados, debe
reducirse la dosis hasta encontrar el nivel mínimo efi-
caz. Los autores han experimentado su uso en perros,
con efectos similares a los de la dipirona; es necesario
recordar que debe mantenerse una actitud alerta a los
problemas GI. Los autores han utilizado dosis de 1-3
mg/kg/24-36 horas.

CABALLOS: se ha usado para diversos procesos infla-
matorios en caballos, sobre todo los relacionados con la
locomoción. La dosis ha sido de 2.2-4 mg/kg cada 12 h/
5-7 días por VO, con una T v., variable que fluctúa de 2 h
36 min a 8 h. Por vía IV, dosis de 24 mg/kg brindan una
T de aproximadamente 2 h. Son tóxicas dosis de 12-6

'h

mg/kg por 45 días y los efectos consisten en úlceras, gas-
troduodenitis y hemorragias Gl. Sin embargo, al parecer
en dosis terapéuticas el fármaco es poco tóxico y puede
administrarse diariamente por varias semanas.

Efectos adversos

Los efectos tóxicos son similares a los producidos por
otros antiinflamatorios. Se le administra sólo por VO y
con alimento; aunque la presentación de efectos cola-
terales es rara, debe suspenderse la terapéutica cuando
se presenten cólicos, diarrea, disminución del apetito o
cambios en la consistencia de la excreta. En ocasiones, se
ha observado melena y disminución del hematóClito.
El ácido meclofenámico está contraindicado en
pacientes hipersensibles con enfermedades GI, rena-
les o hepáticas. Está relativamente contraindicado en
pacientes con antecedentes de trastornos hematológicos
o enfermedades asmatiformes. Los pacientes con hipo-
proteinemia pueden requerir de dosis más bajas para
prevenir los signos de toxicosis.
Se ha demostrado que el ácido meclofenámico
puede retrasar el parto en algunas especies, y por lo
tanto debe evitarse durante la última etapa de la gesta-
ción. En roedores causa efectos teratógenos menores
(anormalidades esqueléticas menores o retardo de la
osificación con el uso crónico durante toda la gestación).

cuadro 44-6. Dosis, vía de administración, frecuencia y formulación del ácido meclofenámico para caballos Y perros

Especie

Dosis y vía

Caballos

2.2 mg/kg VO
5-7 días, un día sr y otro no

Perros

1.3 mg/kg VO

Sid, una vez al día. Bid, dos veces al día.

Frecuencia

Sid, bid
Sid, bid

24-36 h

Formulación

Gránulos

Comprimido

786 • Parte VIII -Fármacos que actúan sobre el sistema nervioso central

Sin embargo, algunos estudios preliminares muestran
que no tiene efectos en potros nacidos de yeguas que
recibieron ácido meclofenámico durante la gestación. De
cualquier manera, no se recomienda utilizarlo durante
la gestación. En perros puede presentarse vómito, decre-
mento de la hemoglobina, leucocitosis y pequeñas úlce-
ras intestinales.

Interacciones

Debido a que el ácido meclofenámico se une en gran
porcentaje a proteínas plasmáticas, puede desplazar a
otros fármacos, incrementando su concentración sérica y
la duración de su efecto. Entre estos fármacos se encuen-
tran fenitoína, ácido valproico, anticoagulantes de uso
oral, otros agentes antiinflamatorios, salicilatos, sulfo-
namidas y agentes diabetógenos. Cuando se administra
junto con ácido acetilsalicílico, disminuye la concentra-
ción plasmática del primero y se incrementan los efectos
GI adversos.

~ lndoles. lndometacina

La indometacina fue sintetizada en 1983 y es uno de
los AINE con mayor especificidad para cox-1. Dados sus
efectos colaterales se recomienda usarla en casos graves,
como en artritis refractarias a otros analgésicos antiin-
flamatorios.

Tiene algunas aplicaciones en procesos osteoartríti-
cos. Debido a que se ha utilizado casi exclusivamente en
el ser humano, sus efectos farmacológicos aquí descritos
se basan en la evidencia disponible para esta especie.

Farmacodinámica

La indometacina es al menos 10 veces más potente que
el ácido acetilsalicílico como analgésico. Aún se desco-
noce si su efecto antiinflamatorio es la principal forma
en que causa analgesia o si existe otro mecanismo. La
indometacina tiene también efectos antipiréticos. Es
probable que su mecanismo de acción se deba en gran
parte a la fuerte inhibición de la síntesis de PG. Además,
disminuye la morbilidad de leucocitos y promueve la
fosforilación oxidativa.

Farmacocinética

Se absorbe bien en las vías G1; se une a las proteínas plas-
máticas en 90% y su Vd es bueno, en parte por su fijación
a proteínas tisulares. Alrededor de 50% se biotransforma
por oxidación, 10% por conjugación glucurónica y 20%
no se transforma. Se elimina tanto por heces como por
orina.

Indicaciones y dosis

PERROS: la indometacina es un antiinflamatorio no
esteroideo recomendado en casos de dolor debido a
artritis degenerativa; sin embrago, el uso de este fármaco
se asocia con hepatotoxicosis en perros y gatos y con
hemorragias GI, por lo que algunos clínicos reservan
su uso, pero algunos autores mencionan que pueden
utilizarse 5-10 mg/perro/2 h y esta dosis debe reducirse
en cuanto se detecta una buena respuesta analgésica. De
hecho, se recomienda sólo usarlo por dos o tres días y
junto con inhibidores de la secreción ácida y protectores
de la mucosa.

Efectos adversos

Hasta 50% de los individuos que son medicados con
indometacina sufren efectos colaterales que incluyen
diversas manifestaciones de malestar gastrointestinal,
entre las que se encuentran úlceras perforantes y pan-
creatitis. En ciertos pacientes el fármaco induce fuerte
dolor de cabeza, mareo y confusión mental intensa.
Puede producir neutropenia, trombocitopenia e incluso
anemia aplásica.

1 nteracciones

La indometacina no debe administrarse junto con ácido
acetilsalicílico, pues la inhibición de la cox-1 y los efectos
adversos se presentan casi inmediatamente.

% Derivados del ácido acético.
Etodolaco

El etodolaco es un indol derivado del ácido acético
que actúa como antiinflamatorio no esteroideo y que
se encuentra en forma de polvo cristalino insoluble en
agua pero soluble en alcohol y dimetilsulfóxido. En la
figura 44-10 se presenta su fórmula estructural.

COOH

Fig. 44-10. Fórmula del etodolaco.

Farmacodinámica

Tiene propiedades analgésicas, antiinflamatorias y anti-
piréticas. Al parecer es más selectivo hacia la cox-2 que
para la cox-1, lo cual significa que su actividad inhibitoria
sobre las prostaglandinas inducidas durante el proceso
inflamatorio es elevada. Sin embargo, inhibe la actividad
de macrófagos, por lo que deberá evaluarse su eficacia
en infecciones.

Farmacocinética

Se absorbe bien por vía oral en perros sanos. Su absor-
ción es rápida y completa, aunque la presencia de ali-
mento altera la velocidad de este proceso. La Cpmáx se
alcanza a las 2 h posdosificación. Se une en gran por-
centaje a las proteínas plasmáticas. Se metaboliza por
conjugación glucurónica. Se elimina vía biliar en las
heces.

Indicaciones y dosis

PERRos: el etodolaco se utiliza en perros mayores de
un año para el tratamiento del dolor e inflamación aso-
ciados a osteoartritis, y la dosis es de 10-15 mg/kg/día
por vía oral.

Efectos adversos

Está contraindicado en perros con problemas hepá-
ticos, GI o hematológicos. No se ha establecido su
seguridad en perras gestantes, en lactación o pies de
cría. Provoca en ocasiones vómito, regurgitación, dia-
rrea, letargo, hipoproteinemia, urticaria, cambios de
comportamiento e inapetencia. En casos más graves
se producen úlceras gastrointestinales.

1 nteracciones

No debe administrarse junto con otros fármacos que
se unan en gran porcentaje a proteínas plasmáticas o
con otros analgésicos no esteroideos, debido a su poten-
cial ulcerógeno. El ácido acetilsalicílico disminuye la
concentración plasmática del etodolaco e incrementa
la probabilidad de que se produzcan úlceras gástricas.
El probenecid incrementa la concentración sérica de
etodolaco. Éste reduce el efecto diurético de la furo-
semida e incrementa la concentración plasmática de
digoxina.

Capítulo 44 Analgésicos no narcóticos • 787

% Derivados del ácido
aminonicotínico.
Meglumina de flunixina

La flunixina es una anilina halogenada que se deriva
del ácido nicotínico. Su principal sal es la meglumina.
Su nombre químico es ácido 2-[ [2-metil-3-( trifluorome-
til)-fenil]amino]-3-piridincarboxílico. Desde el punto
de vista de la capacidad analgésica, se dice que es muy
superior o al menos comparable a pentazocina, fenil-
butazona y am1 a meperidina y codeína. Sin embargo,
su notable efecto antiinflamatorio puede considerarse
uno de los más altos entre los AINE, incluso comparable
al de Jos esteroides (fig. 44-11).

Farmacodinámica

En particular, la flunixina inhibe la producción de PG
y leucot:rienos liberados por los efectos citotóxicos de
toxinas bacterianas y endotoxinas. Se ha especulado que
además de actuar sobre la ciclooxigenasa puede tener
efectos notables a nivel central. El efecto no es inme-
diato; alcanza su máximo a las 2 h y puede durar 12-36
h. Al compararse sus efectos analgésicos con los de la
xilacina, se ha mencionado que esta última es superior
a la flunixina en el tratamiento del cólico en equinos,
pero su administración conjunta puede considerarse
adecuada y complementaria.

Farmacocinética

En el caballo se absorbe rápidamente cuando se admi-
nistra VO, tiene biodisponibilidad de 80% y alcanza con-
centraciones máximas en 1.5-2 h, cuando se manifiesta
su efecto máximo y dura aproximadamente 36 h, aun
cuando no se detectan ya concentraciones plasmáticas,
lo que se debe a que la unión a la cox, principalmente
cox-1, perdura por más tiempo. No se conoce aún el
porcentaje de flunixina que se une a proteínas o cómo
se distribuye en el organismo. La T ~o<,

de eliminación en
el perro es de 3 h 40 min; en el caballo es de 1 h 48
mina 2 h; en la vaca es de 33\12 h. En el caballo, 14% se

Fig. 44-11. Fórmula estructural de la meglumina de flunixina.

788 • Parte VIII -Fórmacos que actúan sobre el sistema nervioso central

elimina por vía renal y el resto se elimina por hígado y
secreciones intestinales. La flunixina se detecta en orina
de equino hasta por 48 horas.

Indicaciones y dosis

Este compuesto es un analgésico de uso oral o paren-
teral de alta potencia analgésica, comparable con agen-
tes narcóticos como la meperidina, con la ventaja de
que no induce dependencia física, además de que se
consigue sin las restricciones de los narcóticos. Tiene
efectos antiinflamatorios bien definidos y muy intensos
y también es antipirético. Se le considera útil en casos de
choque séptico en dosis de 2.2 mg/kg. Se ha postulado
que aumenta la supervivencia de pacientes con este pro-
blema. Por supuesto, entre sus usos clínicos están los de
reducir la inflamación y todo tipo de dolores musculares
y articulares (incluyendo la espondilitis) (cuadro 44-7).
Diferentes autores han recomendado la meglumina de
flunixina en diferentes dosis y para distintas especies,
como se resume en el cuadro 44-8.
Uno de sus usos más comunes es en todo tipo
de mastitis. De hecho, se ha comprobado que sólo la
meglumina de flunixina, el ácido acetilsalicílico y pro-
bablemente el piroxicam y el ketoprofeno mejoran la
actividad de macrófagos mamarios, o no interfieren en
ella. Se sabe que el uso de AINE en la mastitis con o
sin antibióticos reduce drásticamente la destrucción de
tejido glandular y la tasa de reincidencias. En especial,
se le recomienda como ptimera alternativa en cualquier
inflamación de la ubre, en la mastitis por E. coli y como
tratamiento adjunto en la metritis. Su efecto es abatir el
malestar. Aumenta la penetración de antimicrobianos.
Se le ha usado con éxito en la terapéutica del cho-
que tóxico. En tales casos disminuye la acidosis láctica,
tiende a restablecer la presión sanguínea y atenúa el
daño a los endotelios capilares. También disminuye la
presión portohepática en sus etapas iniciales. Por ello,
se le ha incluido como fármaco de elección en casos
de choque séptico en dosis de 2.2 mg/kg por vía IV. El
tratamiento con flunixina funciona mejor si se sospecha
la posible ocurrencia de choque y se administra cuanto
antes. Una vez establecido el choque, los efectos son
menos notorios.

Efectos adversos

Está contraindicado en pacientes con antecedentes de
hipersensibilidad a la fórmula, úlceras gástricas o enfer-
medades renales, hepáticas o hematológicas. Cuando se
utiliza para el tratamiento de cólico puede enmascarar
los signos cardiopulmonares y de comportamiento asó-
ciados con endotoxemia o daño intestinal. No se reco-
mienda en bovinos utilizados como pie de cría y vacas
gestantes, debido a que se desconocen los efectos que
pueda tener.

Puede producir inflamación local, entumecimiento
y sudación. No debe administrarse por vía intraarterial,
ya que provoca estimulación intensa del SNC, ataxia,
hiperventilación y rigidez muscular. Los signos son tran-
sitorios y por lo general no requieren tratamiento. Al
parecer su uso resulta seguro en caballos, pero existe
el riesgo de intolerancia GI, hipoproteinemia y anor-
malidades hematológicas. En caballos y bovinos no es
frecuente la aparición de anafilaxia relacionada con la
inyección IV rápida de flunixina.
En los perros, los efectos adversos más comunes son
vómito, diarrea y ulceración GI, que se presentan a partir
de la tercera dosis.

Interacciones

No se recomienda mezclar la flunixina inyectable con
otros fármacos, ya que no se sabe con cuál es incompa-
tible. Aún no se han realizado estudios de interacciones
con ou·os fármacos, pero se sugiere que se tengan las
mismas precauciones que con otros antiinflamatorios
no esteroideos. Se recomienda tener precaución cuando
se administre junto con otros fármacos con gran afini-
dad por proteínas plasmáticas como fenitoína, ácido
valproico, anticoagulantes de uso oral, salicilatos, sulfo-
namidas y agentes antidiabéticos.
Además, debe utilizarse con precaución cuando
se administre con warfarina, metotrexato u otros
agentes ulcerógenos. Teóricamente se dice que la
flunixina reduce los efectos diuréticos de la furose-
mida, pero el impacto clínico de esta interacción no
está definido.

Cuadro 44-7. Indicaciones para meglumina de flunixina en caballos y perros

Especie

Caballos

Perros

Dosis y vía

1 .1 mg/kg IV, IM, VO
(<5 días)
2.2 mg/kg (dosis
antiendotóxica)

0.5-1 mg/kg IM, IV

Frecuencia

S id

24 h, 3 dosis máximo

Formulación

Inyectable, gránulos
o pasta

Inyectable

Capítulo 44 Analgésicos no narcóticos • 789

Cuadro 44-8. Dosis en diferentes especies de meglumina de flunixina

Perros

Indicaciones

Como antiinflamatorio y analgésico

Como antiinflamatorio es ideal en cirugía de
ojo (disminuye la inflamación y las molestias
relacionadas con ésta)
Puede administrarse 30 min antes de la cirugía
diluyendo la flunixina en solución salina hasta
una concentración 1 :9

Dilatación gástrica

Obstrucción Gl

Como antipirético

Analgesia posquirúrgica

Gatos

Como antiinflamatorio y analgésico en casos de
dolor por cirugía y como antipirético (sólo en
caso de no tener disponible otro analgésico
menos agresivo)

Bovinos

Como antiinflamatorio y analgésico

Para el tratamiento de dolor por daño del nervio
radial

Caballos

Cólico

Tratamiento de dolor moderado a intenso
IV o IM: 1.1 mg/kg/12 h

Aves

Puede administrarse en casos de dolor, choque
o traumatismos
/M: 1-10 mg/kg

Cerdos

Analgésico

IV, /M, se: 1.1 mg/kg cada 8-12 h

Otros

Como antiinflamatorio y analgésico en conejos

Como antiinflamatorio y analgésico en roedores

Dosis

/M o IV: 1 mg/kg/día/no más de 3 días

IV: 0.25 mg/kg/día/1-2 días

IV:1 mg/kg

IV: 0.5 mg/kg/1-2 veces al día/3 días

IV IM o se: 0.25 mg/kg/12-24 h

IV, /M o SC: 1 mg/kg

SC: 0.25 mg/kg /12-24 h si es necesario

IV o /M: 1.1-2.2 mg/kg cada 12-24 h

IV o /M: 250-500 mg (si es necesario, repetir
la dosis dejando pasar 2-3 días)

IV o /M: 1.1-2.2 mg/kg/día/5 días

VO (pasta o gránulos): 1 .1 mg/kg/día/no más
de 5 dfas

se o IM: 1.1 mg/kg/12 h

SC o /M: 2.5 mg/kg/12 h

790 • Porte VIII -Fármacos que actúan sobre el sistema nervioso central

Tiempo de retiro

Se recomienda un tiempo de retiro de rastro de siete
días y de tan sólo 24 h para ordeña.

% Pirazolonas

Las pirazolonas más conocidas son fenilbutazona, oxi-
fenbutazona y dipirona. Estos fármacos ya no se usan en
virtud de su toxicidad. Entre los efectos adversos los más
graves y incluso letales son agranulocitosis y epidermo-
diosis necrosante (síndrome de Jyell).

Fe ni lbutazona

La fenilbutazona se utilizó desde 1949 y tiene propie-
dades antiinflamatorias, antipiréticas, analgésicas y
uricosúricas. Es un AINE que se empleó en medicina
humana para el tratamiento de problemas artríticos,
pero su uso se descontinuó debido al gran número de
efectos adversos que producía, incluyendo agranuloci-
tosis. La bibliografía revela un patrón de uso y abuso de
este fármaco por quienes trabajan con animales. Desde
que apareció en el mercado veterinario, en el decenio
de 1950, se convirtió en el AINE más utilizado en la
práctica equina. Durante los últimos 20 años se le utilizó
con éxito en el tratamiento de problemas musculoesque-
léticos en el caballo. Su acción antiinflamatoria es similar
a la de los corticosteroides y es por eso que puede ser útil
en trastornos de artritis, bursitis, artrosis crónica, parálisis
posterior y dolores crónicos asociados con alteraciones
musculoesqueléticas.
La fenilbutazona es un derivado de la antipirina y
la aminopirina; tiene como núcleo básico la fenilpira-
zolona (fig. 44-12).

Farmacodinámica

A la fecha se desconoce su mecanismo de acción, aunque
se sabe que los fármacos colinomiméticos acentúan su

o

1

j)~

N""'-

~

N

o

Fig. 44-12. Fórmula estructural de la fenilbutazona.

efecto analgésico. Aparte de su efecto inhibidor de cox-1 y
lipooxigenasas, presumiblemente estabiliza los lisosomas
y evita con esto la liberación encadenada de autacoides
vasoactivos. El efecto final será decremento de la vasodi-
latación capilar. Se ha estimado que tiene apenas 1 O% de
la potencia de los salicilatos para la inhibición de cox-1;
empero, su efecto antiinflamatorio puede ser superior.

Farmacocinética

La fenilbutazona es un ácido débil que se absorbe bien
por las vías GI y alcanza valores sanguíneos terapéuticos a
los 30 min; se prefiere esta vía a la IM, pues la absorción
es incompleta. Se metaboliza lentamente por hidroxi-
lación aromática dando lugar a la oxifenbutazona (que
también tiene efectos analgésicos, antipiréticos y sobre
todo antiinflamatorios) y a la hidroxifenilbutazona, que
tiene actividad farmacológica comparable y se elimina
con más lentitud. La fenilbutazona tiene cinética de
orden cero y tiende a acumularse, por lo cual los trata-
mientos deben durar más de cinco días en el caballo o
se debe utilizar un esquema discontinuo. La vida media
en el caballo es de 3.Y2-7 h; de 6-12 h en el perro; en la
vaca de 40 h o más y en el cerdo de 2-6 h. En el caballo,
99% de la dosis se une a proteínas plasmáticas y puede
desplazar a otros fármacos, como sulfonamidas y penici-
lina. Se excreta por orina y ejerce un efecto uricosúrico
de gran utilidad en el tratamiento de la gota. Se excreta
más rápidamente en orina alcalina.

Indicaciones y dosis

Se prefiere la administración VO para evitar el riesgo de
la extravasación, debido a que es en extremo irritante. Si
se aplica por vía IV, se recomienda el uso de un catéter
largo. No se debe aplicar vía IM por el riesgo de inducir
necrosis y formación de abscesos estériles. En el cuadro
44-9 se resumen las indicaciones de la fenilbutazona.

CABALLOS: entre las entidades clínicas que respon-
den al tratamiento con fenilbutazona están osteítis
pedal, bursitis del tendón cuneano, luxaciones meno-
res, enfermedad navicular, laminitis, sobrehuesos,
torceduras y enfermedades osteoartríticas. La fenilbu-
tazona se caracteriza por tener un índice terapéutico
estrecho en caballos. La concentración terapéutica
en plasma recomendada es de 5-20 llg/ml. Cuando
se utiliza para la laminitis en caballos, se administran
inicialmente 4.4 mg/kg cada 12 h; si se utiliza fenilbu-
tazona por más de dos días se recomienda reducir la
dosis paulatinamente y estar alerta a la presentación
de signos de toxicosis.

Efectos adversos

Dado que la fenilbutazona y sus análogos tienen cinética
de orden cero, con tendencia a acumularse, los trata-
mientos no deben ser prolongados ni con dosis excesi-

Capítulo 44 Analgésicos no narcóticos • 791

Cuadro 44-9. Indicaciones para la fenilbutazona

Especie

Dosis y vía

Frecuencia

Formulación

Caballos

4.4 mg/kg
2.2 mg/kg
2.2 mg/kg

Bid el 1 er. día
Bid por 4 dras
Sid por 2 días

Tableta, polvo y pasta

Se aconseja un periodo de descanso de 2-3 dras

sí se continúa con la medicación

Perros

10-25 mg/kg VO
10-20 mg/kg por vía IV lenta
y con catéter largo

Cada 8-12 h
Cada 48 h

No existe; se adapta la de caballos

Gatos

4-5 mg/kg VO

36-48 h

Bovinos

No se recomienda por su larga
eliminación, pero en un caso
necesario se utilizan dosis

Cada 72-96 h

No existe; se adapta la de caballos

de 2-3 g/vaca

vas, en particular en pacientes debilitados, deshidratados
o con deficiencia hepática o renal.
La toxicidad de la fenilbutazona en animales es
menor que la observada en el ser humano; sin embargo,
debe tomarse en cuenta que, dado que tiende a acu-
mularse, la fenilbutazona favorece hemorragias inten-
sas, estasis biliar y degeneración renal. Nuevamente, el
gato es más susceptible al efecto tóxico. Por esta razón
y a pesar de su reducida toxicidad en animales, se reco-
mienda su uso sólo en casos refractarios a otros antiin-
flamatorios analgésicos. Además, induce trastornos GI
como náusea, vómito e incluso úlceras. Es muy irritante
si se aplica de manera extravascular, ya que causa necro-
sis de los tejidos.

Con la sobredosis o con la administración prolon-
gada de dosis terapéuticas en caballos (2-4 g/ caballo/
día) se presenta anorexia, depresión, cólico, hipopro-
teinemia, diarrea, melena, pérdida de peso, edema ven-
tral, petequias en mucosas, malestar GI, necrosis papilar
renal, coma y muerte.
Se ha postulado que la formulación, la vía de admi-
nistración, la raza y la edad son factores que influyen
para que se presenten reacciones adversas por fenilbu-
tazona.

Otros efectos son hemorragias, hepatopatías, nefro-
patías, fiebre, edema abdominal y facial, inapetencia,
depresión, diarrea, pérdida de peso y a veces cólico; pos-
teriormente pueden observarse signos clásicos de choque
hipovolémico por hemorragia GI. La toxicosis puede
ocurrir incluso semanas después de haber suspendido el
tratamiento. Puede haber flebitis necrosante en venas por-
tales después de la administración oral y en venas yugu-
lares por vía IV. No se recomienda para el tratamiento
de cólico. La administración VO de fenilbutazona con
el estómago vacío induce lesiones a éste y al intestino
delgado.

El forraje puede adsorber parte del fármaco y poste-
riormente liberarlo en el colon y el ciego, ocasionando
un segundo pico de concentración plasmática, además

de ocasionar ulceración de estos órganos. En compara-
ción con los caballos, los ponies son más susceptibles a
la toxicosis por este fármaco. Las lesiones que predomi-
nan en el tracto GI van desde pequeñas erosiones hasta
ulceraciones masivas en colon y ciego. Se ha informado
que grandes dosis por vía IV u oral ocasionan leucopenia
con leucofilia subsecuente. En forma crónica se observa
edema en la pared ventral de tórax y abdomen, hipopro-
teinemia e hipoalbuminemia de larga duración.
Debido a que la fenilbutazona incrementa la reab-
sorción tubular de Na+ y Cl, este fármaco está contrain-
dicado en pacientes con disfunción cardiaca, hepática o
renal. En pacientes deshidratados puede causar necrosis
de la cresta medular renal.
Hay estudios que sugieren que grandes cantidades
de fenilbutazona atraviesan la barrera placentaria y pene-
tran a la circulación fetal, con la posibilidad de causar
intoxicación del feto. Cuando se administra a yeguas en
lactación, la concentración de fenilbutazona en leche
no excede de 2% de la concentración plasmática y en
los potros lactantes no se detectan concentraciones del
fármaco o de oxifenbutazona en plasma.

Interacciones

Fenobarbital, pentobarbital y difenhidramina aceleran su
biotransformación por estimulación del sistema microsó-
mico hepático. El probenecid aumenta la concentración
de fenilbutazona. La administración de ranitidina sólo
brinda protección parcial contra los efectos en la mucosa
gastrointestinal.

Tiempo de retiro

Puede detectarse en orina hasta por unos siete días, aun-
que se ha calculado que la eliminación completa tarda
aún más (hasta unos 60 días). El periodo de retiro de
ordeña puede ser hasta de 15 días.
Es un fármaco de uso restringido en caballos de
carreras y otros deportes ecuestres, por lo que deben

792 • Parte VIII -Fármacos que actúan sobre el sistema nervioso central

seguirse los lineamientos de cada competencia. Los
métodos para cuantificar las concentraciones de este
fármaco y sus metabolitos son muy variados, de manera
que su sensibilidad, exactitud y reproducibilidad depen-
den de la técnica utilizada. Actualmente se utiliza lacro-
matografía de gases.

Oxifenbutazona

La oxifenbutazona (fig. 44-13) y la sulfinipirazona son en
gran parte similares a la fenilbutazona, tanto en su efecto
como en su toxicidad. La oxifenbutazona es el metabo-
lito principal de la fenilbutazona, el cual se produce por
hidroxilación aromática. También tiene efectos analgési-
cos, antipiréticos y sobre todo anúinflamatorios.

Dipirona

En 1938 se prohibió en Estados Unidos la venta de
aminopirina, el precursor de este grupo. Más tarde se
encontró el derivado fenil-dimetil-pirazolona-amino-
metanosulfonato sódico de aminopirina que, aunque
es más soluble y puede administrarse por vía parenteral
(IM, SC o IV), tiene efectos tóxicos similares, aunque
menos pronunciados que los de la aminopirina, en
especial el de agranulocitosis. Sin embargo y como a
menudo sucede, cuando se extrapolan datos farmaco-
lógicos entre especies, se cometen errores. En animales
no se ha demostrado dicho efecto de agranulocitosis.
En la figura 44-14 se presenta la fórmula estructural de
la dipirona.

Farmacodinámica

La dipirona tiene un fuerte efecto analgésico, que en el
caso de dolores viscerales llega a ser comparable con
el de algunos narcóticos. Tiene un efecto antiespasmó-
dico bien definido generado por relajación del músculo
liso y además es antiinflamatorio y magnífico antipiré-
tico y reduce los niveles de síntesis de protrombina. Al

Fig. 44-13. Fórmula estructural de la oxifenbutazona.

Fig. 44-14. Fórmula estructural de la dipirona.

parecer, también inhibe la agregación plaquetaria por
bloqueo de las endoperoxidasas; es decir, bloquea la
síntesis de tromboxanos aunque en dosis terapéutica
también se inhibe la síntesis de prostaciclina.

Farmacocinética

En virtud de su notable efecto analgésico, se infiere que
además de su acción periférica tiene un claro efecto a
nivel central; por ello se cree que alcanza valores ade-
cuados en el SNC y su efecto se establece entre 5-15
min después de la inyección IM y entre 20-30 min de su
administración VO. La vida media de la dipirona en el
perro es de 5-10 h, y 80-90% se elimina vía renal. Tiene
cinética de orden cero o acumulativa, por lo que es muy
importante manejar un esquema de dosificación discon-
tinuo o en días alternos para minimizar la presentación
ele reacciones adversas.

Indicaciones y dosis

Es un agente antiinflamatorio, antipirético, antiespas-
módico y analgésico. Se usa en clínica para abatir el
dolor, reducir la fiebre y relajar el músculo liso (cuadro
44-10).

En Estados Unidos y Europa está prohibido el uso de
dipirona en especies productoras de alimento, a causa
del peligro potencial que pueden representar los resi-
duos en productos de origen animal. Sin embargo, vale
la pena señalar que no se ha documentado un efecto
adverso en el ser humano que se pueda atribuir a los
residuos de dipirona o a cantidades equivalentes admi-
nistradas a modelos animales.

Efectos adversos

En la experiencia de los autores, la administración a largo
plazo (un mes) de dipirona a caballos y perros no produjo
daños en el sistema hematopoyético, aunque sí indujo
un daño hepático moderado. Es claro que las condiciones
de dosificación fueron extremas, pero en condiciones de
uso clínico normal el efecto tóxico a este nivel es nulo.

Capítulo 44 Analgésicos no narcóticos • 793

Cuadro 44-10. Indicaciones y dosis de dipirona

Especie

Dosis y vía

Frecuencia

Formulación

Caballos

5-22 mg/kg IM o IV

Bid, tid; en casos graves qid

Inyectable

15 g/caballo
11.1 mg/kg

qid

Perros

25-28 mg/kg IM

12-24 h (dosis discontinuas)

Oral, inyectable,
supositorio

Gatos

10-25 mg/kg IM

24 h (dosis discontinuas)

Bovinos

50 mg/kg IM, IV

Bid, tid

Inyectable

El problema de la dipirona en animales productores de
alimento se agrava si se considera la escasa o nula infor-
mación que hay sobre la farmacocinética del producto en
estas especies. Puede producir un estado parecido al de la
sedición en dosis mayores a las recomendadas. Debido a
que es muy irritante, no se recomienda la vía SC. Produce
vómito, náuseas, dolor en el sitio de inyección, anemia
hemolítica, hemorragias GI y aumento del tiempo de
sangrado. No parece prudente su uso en animales con
problemas hematológicos. Puede teñir la orina de rojo.
Una sobredosis puede causar convulsiones.

Indicaciones

A pesar de que en seres humanos se contraindica el uso
de dipirona junto con un fenotiazínico porque induce
hipotermia intensa, en los animales se ha combinado
en procedimientos posquirúrgicos, como revisión de
suturas, limpieza de heridas, etc. No obstante, es nece-
sario confirmar la conveniencia de esta combinación.
La dipirona no debe utilizarse en animales que estén
recibiendo algún tratamiento con fenilbutazona o bar-
bitúricos, debido a que se altera el sistema microsómico
hepático. Puede interferir o enmascarar la presencia de
fármacos prohibidos en animales de carreras.

Tiempo de retiro

Cuando se administra una sola dosis de dipirona a
caballos de carrera el tratamiento debe interrumpirse

OH

Á)

N

N

o

H

Fig. 44-15. Fórmula estructural del piroxicam.

36 h antes de que el animal sea sometido al examen
de dopaje, y hasta siete días antes cuando se siguió un
tratamiento de cinco días.
Cuando se administre a bovinos de engorda se reco-
mienda un tiempo de retiro de 35 días, y para vacas
productoras de leche, de siete días. No existen estudios
que determinen que este tiempo es excesivo o dema-
siado corto.

% Oxicanos. Piroxicam

El piroxicam es un miembro de la familia de los analgé-
sicos no esteroideos denominada oxicanos y su nombre
químico es [ 4-hidroxi-1 ,2-benzotiazina-3-carboxamida]
(fig. 44-15). Es un sólido cristalino soluble en agua.
Eso·ucturalmente no se relaciona con ningún otro anti-
inflamatorio no esteroideo.

Farmacodinámica

Como otros agentes antiinflamatorios no esteroideos, su
actividad se debe a la inhibición de la síntesis de pros-
taglandinas, pero se mencionan otros mecanismos que
pueden ser importantes como la inhibición de la forma-
ción de peróxidos. Al igual que otros AlNE, inhibe la
cox-1 de manera específica. Inhibe la agregación plaque-
taria y bloquea el proceso de inflamación. Su inhibición
de la cox-2 es muy baja (fig. 44-16).

Farmacocinética

La presencia de alimentos altera su absorción por VO.
Se une en gran porcentaje a proteínas plasmáticas. Se
metaboliza en hígado y se excreta por la orina.

Indicaciones y dosis

Se utiliza para abatir la inflamación en diversas formas
de artritis, miositis y espondilitis, como antipirético y

794 • Parte VIII -Fórmacos 9ue actúan sobre el sistema nervioso central

1.4

100

1.2

80

1.0

60

E 0.8

o,

.3-

~

o

e:
•O

0.6

·e;

:g

e:

QJ

V

e:

e:
•O
40 ·e;
:.e
:.e

-=

o

0.4

V

e

Concentración de piroxicam

20

0.2

--o--Inhibición de tromboxano

0.0

o

4

8

12

24

36

48

72

Tiempo (horas)

Fig. 44-16. Concentraciones medias de piroxicam en sangre e inhibición media del tromboxano en perros después de una dosis
de 0.3 mglkg.

aun como fármaco posoperatorio, para favorecer una
recuperación de la cirugía menos molesta. Se le ha pos-
tulado como un buen analgésico antiinflamatorio para
problemas musculares y osteoartríticos en perros, y la
dosis que se ha utilizado es de 0.3 mg/kg VO, aunque
con esquema discontinuo; es decir, cuatro o cinco días sí,
dos o tres días no, durante cuatro semanas, dejando una
semana sin fármaco para reiniciar otra vez el esquema
hasta que el clínico lo juzgue necesario; la dosis puede
incrementarse hasta 0.6 mg/kg en esquemas de corto
plazo y en pacientes que lo toleren (cuadro 44-11). Se
le ha utilizado como tratamiento adjunto en casos de
carcinomas transicionales.

GATOS: se ha llegado a utilizar en casos de carcinoma
de células transicionales en dosis VO de 0.3 mg/kg/24-
48 horas.

CABALLOS: su uso será más notorio en casos de dolo-
res musculares y articulares, así como para reducir la
fiebre y no tanto para el control del dolor en pacientes
con cólico.

Aunque se le ha usado en el caballo, no se ha estable-
cido con exactitud la dosis. Se ha propuesto inicialmente
la dosis de 0.3 mg/kg por VO (sonda nasogástrica) y
quizá 0.1 mg/kg por vía paren teral. Por VO se obtienen
picos de 5-6 jlg/ml en 1-6 h y eliminación completa en
24 h, con una rápida fase de eliminación inicial.

Efectos adversos

Los autores han encontrado que hay pocos problemas
con la administración de piroxicam en dosis aisladas y
que su efecto ulcerógeno, nefrotóxico y hepatotóxico no

Cuadro 44-11. Indicaciones y dosis del piroxicam

Especie

Dosis y vía

Frecuencia

Formulación

Perros

0.3 mglkg

24 h (esquema discontinuo)

Gotas, comprimidos,

0.6 mglkg

24 h (por periodos cortos)

supositorios

Equinos

0.3-0.6 mglkg

Sid, bid

Inyectable (no más

IV lenta o IM

de 3 aplicaciones)

Bovinos

2-4 mg/kg IV

Sid, bid

Inyectable (no más

lenta o IM

de 3 aplicaciones)

fue mayor al de la dipirona cuando se le aplicó a perros
por VO en dosis de 0.3 mg/kg durante una semana. En
algunos estudios se ha visto una tolerancia marcada del
perro a este fármaco en dosis de hasta 700 mg/kg, pero
otros estudios indican toxicidad a bajas dosis, incluso de
0.28 mg/kg, con las que se ha encontrado que puede
inducir hemorragia Gl. Se ha informado de necrosis papi-
lar renal en dosis de 1 mg/kg diario por lo que el veteri-
nario no debe usar preparados destinados para medicina
humana que tienen presentaciones de 20 mg. Está contra-
indicado en pacientes que hayan mostrado sensibilidad
al ácido acetilsalicílico o a cualquier otro agente similar.
Es responsabilidad del médico utilizarlo en pacientes con
antecedentes de úlceras GI o trastornos de sangrado. Se
ha observado que en ciertos individuos puede producir
edema periférico, por lo que debe utilizarse con cautela
en pacientes con función cardiaca deficiente. No se ha
informado que tenga algún efecto teratógeno.
Existen otros efectos adversos que son comunes en
seres humanos y que posiblemente se presenten tam-
bién en perros, como son cefalea, tinnitus, alteración
de resultados en pruebas de funcionamiento hepático,
prurito y urticaria. Se encuentra en pequeñas cantidades
en leche en las dos primeras ordeñas, y se recomienda
un retiro de ordeña de 48 h (cuatro ordeñas al menos)
y 15 días para rastro.

1 nteracciones

Debido a que se une a proteínas plasmáticas, puede
desplazar otros fármacos que tengan la misma afinidad,
como warfarina, fenilbutazona, etc. Debe recordarse que
inhibe la agregación plaquetaria, por Jo que puede pro-
vocar ulceración GI cuando se administra con warfarina,
heparina, etc. y causar erosión GI cuando se combina
con ácido acetilsalicílico, flunixina, fenilbutazona, cor-
ticosteroides, etcétera.

% Paraaminofenoles o derivados
del ácido fenilacético.
Acetaminofeno

El acetaminofeno (fig. 44-17) es un polvo blanco, cris-
talino, inodoro y amargo, soluble en agua y alcohol,

Fig. 44-17. Fórmula estructural del acetaminofeno.

Capítulo 44 Analgésicos no narcóticos • 795

de reacción alcalina. Se conoce desde 1893, pero su
utilización comercial se inició en 1949, cuando se le
reconoció como el metabolito activo de la fenacetina
(fig. 44-18) y la acetofenetidina. El compuesto inicial de
este grupo, la acetofenetidina, ya se retiró del mercado
debido a sus efectos colaterales (también es muy tóxica
para perros y gatos). El acetaminofeno es un analgésico
no opiáceo también conocido como paracetamol. Es
un polvo blanco cristalino con ligero sabor amargo. Es
soluble en alcohol.

Farmacodinámica

Actúa de forma similar a los salicilatos. Es mejor anti-
pirético que el ácido acetilsalicílico, pero tiene efectos
analgésicos más débiles y carece de capacidad antiin-
flamatoria. No posee valor como antirreumático y no
inhibe las endoperoxidasas que sintetizan prostaglan-
dinas.

Para su acción analgésica se ha postulado un efecto
central en el tálamo y sus radiaciones a la corteza cere-
bral, así como una acción tisular o periférica del tipo
de los AINE. Su efecto antipirético se debe a su acción
inhibidora de cox-2 en gran parte y a una acción vaso-
dilatadora a nivel hipotalámico.

Farmacocinética

No existe mucha información veterinaria disponible
dado que es muy tóxico en gatos y tóxico en perros. En
los perros el metabolismo parece ser dependiente de la
dosis, es decir, saturable. Se absorbe fácilmente por la vía
GI y alcanza valores sanguíneos adecuados en 15-30 min,
con duración variable de 3-5 h, dependiendo de la veloci-
dad de excreción renal. Se absorbe mejor en el intestino
que en el estómago. Se biotransforma de manera rápida
y se conjuga con sulfato y principalmente con glucuró-
nido (95%). Los metabolitos tienden a dar a la orina
un color rojo pardo. Sólo 3% de la dosis se elimina sin
biotransformar.

Indicaciones y dosis

PERROS: aunque ocasionalmente se utiliza en esta
especie en dosis de 10-15 mg/kg cada 8 h por VO o 10
mg/kg cada 12 h por VO, es hepatotóxico y no se le
recomienda.

EQUINOS Y BOVINOS: 20 a 25 g/ animal por vía oral.

AvEs v CERDOS: se le ha utilizado en preparados anti-
bacterianos para tratamientos de enfermedades respi-
ratorias.

796 • Parte VIII -f-ármacos que actúan sobre el sistema nervioso central

Fenacetina

HO

Reducción

Fig. 44-18. Biotransformación básica de la fenacetina a acetaminofeno.

CONEJOS v ROEDORES: la dosis como analgésico es de
1-2 mg/ml en el agua de bebida.

Efectos adversos

Este analgésico tiene pocos efectos sobre el estómago y
en equinos es una alterativa en pacientes sensibles a los
salicilatos, además de que no altera la coagulación. Se
recomienda en casos de fiebre y en dolores posopera-
torios no muy graves y después de partos prolongados
o difíciles. A pesar de ser menos potente que el ácido
acetilsalicílico, su ventaja estriba en la nula inciden-
cia de gastropatías. Aunque ya se ha mencionado, es
importante puntualizar que el acetaminofeno no se reco-
mienda para gatos ni perros pues induce hepatotoxicosis
y cianosis por metahemoglobinemia, coma y muerte. En
perros se requieren dosis mayores para inducir toxicosis,
pero el efecto tóxico es similar y aunque se le puede lle-
gar a usar, en realidad no hay justificación para hacerlo.
Los perros no metabolizan el acetaminofeno tan eficien-
temente como los seres humanos y no se recomienda
utilizarlo durante la fase posoperatoria (24 h) debido al
riesgo de desarrollar hepatotoxicosis. No se ha evaluado
su efecto en los parámetros reproductivos en veterinaria.
Aun con dosis terapéuticas en perros, puede provocar
daño renal, hepático, gastrointestinal y hematológico. En
casos de sobredosis se recomienda el vaciado gástrico y
tratamiento con acetilcisteína.
Está contraindicado en gatos, debido a que éstos son
incapaces de metabolizarlo por glucuronación, lo que da
por resultado la formación de metabolitos hepatotóxi-
cos. Puede observarse metahemoglobinemia, hematuria
e ictericia. Su uso se restringe a caballos, vacas, cerdos
y aves. En animales jóvenes y con insuficiencia hepática
tiende a acumularse induciendo toxicidad aguda, que
se manifiesta como hepatotoxicosis, incluso en algunos
animales sanos. La necrosis hepática puede ser letal,
sobre todo en casos en que también se observa necrosis
tubular renal con anUJia. En forma aguda, una sobredo-

Acetaminofeno

sis induce debilidad, anorexia, mareo y entumecimiento
de las extremidades. En gatos y perros hay cianosis, pos-
tración, convulsiones, coma y muerte.
Un probable antídoto para el acetaminofeno en
gatos y perros intoxicados es la acetilcisteína en dosis
de 70 mg/kg/6 h/1-2 días o el doble de la dosis en tres
tomas a intervalos de 8 h. También puede utiUzarse sul-
fato sódico por vía IV en dosis de 4.5 mg/kg al 1.6% a
intervalos de 6-8 horas.

Interacciones

Es importante recordar que la acetofenetidina se usa en
seres humanos como analgésico de vías urinarias y se le
incluye en algunos preparados a base de ácido nalidíxico
y ácido pipemídico; provoca toxicosis si se usa inadverti-
damente en perros y gatos.
En dosis eleYadas potencia el efecto de anticoagu-
lantes como la coumarina o la inandiona. Está contra-
indicado en animales anestesiados con halotano. La
administración crónica de acetaminofeno junto con otro
analgésico potencia el efecto renal tóxico.

% Anti leucotrienos

Es dificil aun formarse una opinión concreta acerca
del uso clínico de los antiinflamatorios antileucotrie-
nos (leucotrín, ácido dihidroguaiarético, zafirlukast) en
medicina veterinaria.

Farmacodinámica

Teóricamente, actúan inhibiendo la generación de
leucotrienos, autocoides que fomentan la migración
de leucocitos al sitio de la inflamación. Su efecto no es
analgésico como tal, y se piensa que tienden a disminuir

la inflamación y resultan especialmente atractivos para
procesos inflamatorios crónicos como artritis, espondi-
litis, artrosis y seudoartrosis, etcétera.

Indicaciones y dosis

Aún no se les ha aprobado para su uso en pequeii.as espe-
cies en muchas partes del mundo, aunque en México ya
se dispone de algunos preparados. Se requieren dosis
continuas y por varias semanas para poder evaluar si su
efecto es o no benéfico en cada caso.
Dado que actúan sobre los leucotrienos, sus efectos
colaterales a nivel del tubo GI son mucho menores de
lo que se observa con otros analgésicos.

Zafirlukast

El zafirlukast es un compuesto sintético que actúa selec-
tivamente en receptores peptídicos para leucotrienos.
Su nombre químico es 4-(5-ciclopentiloxi-carboni-
lamino-1-metil-indol-3-ilmetil)-3-metoxi-N-o-tolilsulfonil-
benzamida. Tiene peso molecular de 575.7 daltons y su
fórmula condensada es C

31H

33N

30

6S. Físicamente es un
polvo amorfo de color amarillo pálido; es insoluble en
agua, poco soluble en metanol y soluble en tetrahidrofu-
rano, dimetilsulfóxido y acetona. Se le conoce también
como acolato y fue aprobado por la FDA desde 1996.

Farmacodinámica

Actúa bloqueando la acción de los leucotrienos, metabo-
litos del ácido araquidónico que actúan como mediado-
res químicos de la inflamación; Jos leucotrienos C4, D4
y E4 son derivados de una molécula precursora llamada
A4. Se sintetizan en tejidos dañados y están relacionados
con la respuesta inflamatoria; son potentes vasocons-
trictores.

Capítulo 44 Analgésicos no narcóticos • 797

Farmacocinética

El zafirlukast se absorbe rápidamente después de la
administración oral; la Cp . se alcanza a las 3 h. El ali-

max

mento disminuye su biodisponibilidad hasta en 40%. Se
une a proteínas plasmáticas (99%). Su V

5/F es de -70 L
y se distribuye moderadamente en los tejidos. Atraviesa
la barrera hematoencefálica en una proporción muy
baja. Se metaboliza de manera extensa; los metabolitos
hidroxilados se eliminan por las heces. La depuración
es de 20 L/hora.

Indicaciones y dosis

Se administra 1-2 h antes del alimento. No debe darse
una dosis doble en caso de haber olvidado una toma.

GATOs: la dosis es de 1/4 a l/2 tableta de 20 mg cada

12 h por vía oral.

PERRos: la dosis es de 1-2 mg/kg cada 12 horas.

Efectos adversos

Puede producir vómito, diarrea y dolor muscular o arti-
cular. No se ha establecido si es seguro administrarlo
durante la gestación, y debido a que se elimina por la
leche, no debe proporcionarse a hembras que estén en
lactación.

Los ratones toleran dosis de hasta 2 g/kg, que corres-
ponde a 210 veces la dosis recomendada.

1 nteracciones

Inhibe la actividad de citocromos responsables del meta-
bolismo de varios fármacos como diclofenaco, ibupro-
feno, astemizol, eritromicina, verapamil, amitriptilina.
Debe tenerse cautela cuando se administra con
warfarina, debido a que aumenta el tiempo de coagu-
lación.

Analgé.__~

Este capítulo comprende:

Conceptos generales

Tratamiento de la toxicosis

Clasificación

Interacciones

Características de la analgesia

Etorfina (M-99)

con narcóticos

Indicaciones y dosis

Efectos adversos

Efectos adversos

Morfina

Metadona

Farmacodinámica

Indicaciones y dosis

Farmacocinética

Propoxifeno

Indicaciones y dosis

Farmacodinámica

Tratamiento de la sobredosis

Farmacocinética

Efectos adversos

Indicaciones y dosis

Interacciones

Efectos adversos

Clorhidrato de apomorfina

Interacciones

Farmacodinárrllca

Pentazocina

Farmacocinética

Farmacocinética

Indicaciones y dosis

Indicaciones y dosis

Efectos adversos

Efectos adversos

Interacciones

Interacciones

Fentanilo

Butorfanol

Indicaciones y dosis

Farmacodinámica

Meperidina

Farmacocinética

Farmacocinética

Indicaciones y dosis

Indicaciones y dosis

Efectos adversos

Efectos adversos

Tratamiento de los efectos adversos
Interacciones

799

800 • Porte VIII -Fórmocos que actúan sobre el sistema nervioso central

~ Conceptos generales

El opio, extraído de la resina de la amapola (Papaver som-
niferum), es el sustrato que contiene a la morfina y consti-
tuye la sustancia prototipo de este grupo. Aunque existen
limitaciones legales para conseguir y usar estos fármacos,
en ocasiones se llegan a emplear, en especial en proce-
dimientos de neuroleptoanalgesia y en el tratamiento
de dolores intensos, como el cólico en equinos. Parcial-
mente purificada, la morfina se encontraba contenida en
la tintura de opio o láudano, sustancia descrita por Para-
celso. Sertuner la aisló y trabajó con ella en 1803. Debido
a sus efectos eufóricos y de adicción, ya conocidos por los
egipcios desde hace más de 4 000 años y trágicamente
experimentados en la China del siglo XIX, la morfina y
sus derivados son sustancias controladas estrictamente
por las autoridades sanitarias de todos los países desde el
segundo decenio del siglo XIX. Los mayores productores
de morfina (Afganistán y Turquía) la expenden como sal
sulfato estandarizada al lO%. Aunque no todos los fárma-
cos narcóticos se extraen de la morfina, los receptores que
ocupa este principio activo son materia de investigación
constante, ya que definen la preferencia de análogos sin-
téticos y semisintéticos por ciertos receptores. Además,
estos receptores son ocupados por péptidos endógenos
llamados endorfinas, que entre otras funciones poseen la
capacidad de bloquear el dolor.

Clasificación

Químicamente, existen dos tipos de derivados del
opio:

a) Alcaloides derivados de la hPmoisoqninolina, que no
tienen efecto analgésico

b) Derivados del fenantreno, que tienen calidad anal-
gésica variable

Se ha sintetizado además una considerable cantidad
de comput::,LUs cun au.:iúu sobre los receptores de la
morfina. Estos compuestos se clasifican en fenilheptala-
minas, fenilpiperidinas, morfinanos, benzomorfanos y
antagonistas de la morfina. Sólo algunos destacan por
su efecto clínico; en el cuadro 45-1 se muestra una lista
de los analgésicos narcóticos más importantes. Otra
forma de clasificarlos es con respecto a su efecto sobre
receptores específicos. En el cuadro 45-2 se presenta una
clasificación con respecto a su potencia analgésica y su
capacidad para unirse a receptores m u (}1) o kappa (K).
Para efectos prácticos, en medicina veterinaria sólo se
utilizan algunas de las sustancias mencionadas.

Características de la analgesia con narcóticos

Los analgésicos del tipo narcótico actúan sobre varios
tipos de receptores opioides, entre los que se incluyen
los receptores mu (}1), kappa (K), sigma (cr) y delta (O).
Al parecer, los fármacos con afinidad por receptores
mu actúan a ni\'el de la sustancia periacueductal, de la
manera en que lo hacen las encefalinas (opioides endó-
genos). También activan la liberación de serotonina en
el SNC, induciendo analgesia y un sentimiento de pla-
cer o bienestar, según se describe en medicina humana.
Los receptores kappa están relacionados con analgesia a
nivel espinal, con disminución de la actividad motora y
con el comportamiento. La interacción de opiáceos con
ellos causa sedación.
Cabe recordar que el dolor se puede dividir en com-
ponentes sensorial y emocional. Es importante compren-
der que los analgésicos opioides o narcóticos tienden

Cuadro 45-1. Clasificación de los analgésicos narcoticos mis importantes

Morfinomiméticos
naturales derivados
del fenantreno

Morfina
Oximorfona (Numorfan)
Hidromorfona (Dilantid)
Metildihidromorfina
(Metopan)
Codefna (Metilmorfina)
Dihidrocodefna
(Paracodin)
Hidrocodona (Hycodan)
Oxicodona (Percodan)
Herofna

(diacetilmorfina)

Tebaína

Fenilheptilaminas

Metadona

Propox1feno

Fenilpiperidinas

Meperidina
Fentanilo
Alfaprodina

An1leridina

Difenoxilato

Morfina nos

Levorfanol
Metorfán
Levalorfán

Benzomorfano

Fenazocina
Pentazocina

Antagonistas

Nalorfina
Naloxona

Levalorfán

Capítulo 45 Analgésicos narcóticos • 801

Cuadro 45-2. Opiordes con efectos mu o kappa y su potencia y dosis en equinos

Opioide (mu)

Etorfina
Fentanilo
H1dromorfona
Ox1morfona
Levorfanol
Morfina
Metadona
Meperidina
Coderna
Propoxifeno
Buprenorfina

Potencia
relativa

10 000
100
10
10

5

1

0.1 a 0.5
0.1
0.05
0.05

a suprimir principalmente el componente emocional
del dolor. Así, el efecto de estos agentes en el dolor del
ser humano ha sido descrito por los mismos pacientes
humanos como "aún me duele pero ya no me importa".
De tal manera el veterinario muchas veces tendrá que
determinar si el paciente está semiconsciente pero sin
dolor completo, ya que el componente emocional ha
sido cancelado. Por otro lado, el veterinario no debe
subestimar este componente, ya que la analgesia lograda
con opioides es, en dosis adecuadas, suficiente para reali-
zar incluso procedimientos quirúrgicos. Dichos fármacos
también tienen efectos de anestésico local cuando se
inyectan epiduralmcnte. Esto se logra por inhibición de
la transmisión de impulsos.
Los opioides inducen efectos autonómicos que
incluyen aumento de los movimientos de segmenü'lción
peristálticos, aumento del tono intestinal y disminución
del peristaltismo propulsivo que hace avanzar el bolo
fecal en dirección distal. El resultado es una defeca-
ción inmediata del contenido en recto y estrei'limiento
intenso posterior. "Se secan las heces", es el comentario
de los clínicos que usan este tipo de productos. Es en
este efecto en el que los derivados narcóticos loperamida
y difenoxilato basan su acción antidiarreica, amén de su
acción antihipersecretora intestinal.

Efectos adversos

A dosis b~as los narcóticos inducen efectos como suda-
ción, hipertermia, taquicardia y taquipnea, pero con
dosis altas inducen bradicardia y depresión respiratoria
además de que inhiben la liberación de hormona anti-
diurética y la de hormonas gonadotrópicas, lo que puede
afectar la fertilidad de yeguas. En particular en el caballo
y el gato los narcóticos (excepto butorfanol) inducen
estimulación del SNC, con movimientos de masticación,
pataleo organizado y repetitivo, movimientos de lado a
lado, vocalización, elevación de la cola y midriasis (en

Opioides (kappa)

Butorfanol
Nalbufina
Nalorfina
Pentazoona
Etilketazocina

U-50, 488H

Potencia
relativa

5

1
1

0.2 a 0.5

20

4a5

el perro y el ser humano se observa miosis). A dosis
altas hay ataxia, temblores musculares, recumbencia y
depresión del sistema nervioso central.
En el perro estos efectos son menos marcados, aun-
que también hay depresión respiratoria por decremento
de la capacidad del centro respiratorio de reaccionar a
valores elevados de C0

2. Hay liberación de histamina
e hipotensión; los efectos a nivel intestinal son simila-
res, pero se presenta una verdadera sedación, mejor
conocida como narcosis. En los gatos también ocurre
excitación del SNC con los opioides, y en general no
se les recomienda en esta especie. Se han encontrado
diferencias en la capacidad de los opioides de bloquear
diversos dolores. Por ejemplo, el fentanilo parece tener
buen efecto para la analgesia superficial, pero igual-
mente menor para el dolor visceral, y de hecho produce
una respuesta visual y auditiva exagerada. Dados estos
efectos excitatorios en el caballo, su uso debe realizarse
con la administración previa de un fenotiazínico o de
un agonista adrenérgico alfa como xilacina o detomi-
dina.

ra Morfina

El sulfato de morfina es un polvo blanco cristalino sin
olor; es soluble en agua y alcohol, pero insoluble en clo-
roformo o éter. El sulfato de morfina inyectable tiene pH
de 2.5-6. Cuando se expone a la luz tiende a oscurecerse
gradualmente. En la figura 45-1 se presenta la fórmula
estructural de la morfina.

Farmacodinámica

Los efectos de la morfina pueden clasificarse como una
mezcla de excitación y depresión en el SNC; ejerce efec-
tos simpaticomiméticos, parasimpaticomiméticos y de
liberación de histamina.

802 • Porte VIII -Fármacos que actúan sobre el sistema nervioso central

Fig. 45-1. Fórmula estructural de la morfina

La morfina induce en el SNC un curioso efecto de
sedación acompañado de cierto grado de bienestar,
sobre todo si exisúa dolor en el momento de aplicarla.
Este fenómeno puede explicarse, probablemente, en
términos de la inhibición de las vías talámicas de trans-
misión del componente emotivo del dolor. Sin embargo,
en un individuo sin dolor la sensación producida por la
morfina se ha descrito como desagradable.
El efecto analgésico puede presentarse incluso en
ausencia de sedación. La morfina resulta excelente
analgésico para la mayoría de los dolores, excepto los
osteoartríticos, para los cuales es preferible el suminis-
tro de agentes no narcóticos. Aunque se han realizado
muchos estudios para determinar la forma en que actúa
la morfina, aún no se ha determinado con certeza si la
inhibición del componente emotivo o la inhibición del
dolor en sí tienen mayor importancia en el efecto final,
que es el incremento del umbral para el dolor.

Farmacocinética

La morfina y los alcaloides en general se absorben con
facilidad de las vías GI, la mucosa nasal y los pulmones.
El efecto es más marcado cuando se administra por vía
IM y menos duradero cuando se suministra por vía GI.
Alcanza niveles máximos de acción en un lapso de 30-45
min después de administrarla. La morfina se distribuye
fácilmente en el organismo y cruza la barrera placentaria.
Se acumula en hígado, riñones, pulmones y bazo. Curio-
samente, la morfina en particular pasa en escasas cantida-
des la barrera hematoencefálica, a pesar de ser ese su sitio
de acción. La morfina se biotransforma por conjugación
convirtiéndose en morfina-3-monoglucurónido. Es claro
que la especie deficiente en ácido glucurónico para dicha
conjugación es el gato, por lo que aparte de ser tóxica
por sí sola, la morfina tiende a acumularse, aunque su
T 'h es de sólo 3 h. Sin embargo, tiene una segunda vida
media en todas las especies, que es mucho más larga. La
excreción es renal y representa el 90%; se elimina casi
por completo en el transcurso de las primeras 24 h que

siguen a su administración, aunque es posible encontrar
trazas de la sustancia durante varios días. Entre 7 y lO%
de la dosis se excreta por vía biliar en las heces. Debido
a la rápida excreción y biotransformación de la morfina,
su efecto analgésico no dura más de 2 h, pero puede
detectarse en la orina de perros y caballos de carreras
hasta seis días después de su administración.

Indicaciones y dosis

Otros derivados opioides se administran únicamente a
perros, especie que al igual que el ser humano presenta
miosis (pupila de cabeza de alfiler) tras el suministro del
fármaco, en lugar de la notoria midriasis de las demás
especies, que se asocia con liberación de adrenalina.
Los chinos utilizaron la morfina como antidiarreico,
pues causa estreñimiento. La loperamida y el difenoxi-
lato son derivados opioides con uso veterinario como
antidiarreicos. En particular, la loperamida se usa en
dosis de 1 mg/lechón, 0.4 mg/becerro y 0.2-0.4 mg/
perro. La codeína y el dexu·ometorfano son dos alca-
loides derivados de la morfina útiles como antitusivos.
Finalmente, la morfina resulta útil en la terapéutica del
edema pulmonar agudo, aunque no se conocen las bases
racionales de este uso.

PERROS: aparte de ser útil en la inhibición de dolores
muy graves, la morfina puede usarse en perros como neun:r
léptico para neuroleptoanalgesia y como preancstésico.
En perros se administran 2 mg/kg para analgesia y
la mitad de esa cantidad para preanestesia. Es preciso
administrar antes atropina (0.04 mg/kg) para reducir
las secreciones bronquiales. En el cuadro 45-3 se enu-
meran algunos usos y dosis de la morfina en perros.
Debe tenerse precaución, ya que puede haber depresión
respiratoria, emesis y aumento de las presiones intracra-
neal y ocular.

Los efectos cardiovasculares son mínimos. La
sobredosis de morfina provoca paro respiratorio, por
incapacidad del centro correspondiente de reaccionar
a los valores de C02. Con dosis excesivas se presentan
convulsiones. Es posible que ocurra defecación inme-
diatamente después de la administración, y en hembras
gestantes puede prolongarse el trabajo de parto, por lo
que no debe utilizarse en obstetricia. La broncoconstric-
ción se presenta aunada al paro respiratorio. Una dosis
mayor de 100 mg/kg es letal en el perro.

Tratamiento de la sobredosis

Cuando se presenten problemas respiratorios por sobre-
dosis puede administrarse naloxona, iniciando el antago-
nismo competitivo con la mitad de la dosis de morfina.
Se menciona que en caso de excitación excesiva del
SNC en gatos puede administrarse pentobarbital, pero

Capímlo 45 Analgésicos narcóticos • 803

Cuadro 45-3. Indicaciones y dosis de morfina en las diferentes especies

Perros

Indicaciones

Vía y dosis

Analgésico posoperatorio

IM o IV: 0.25-1 mglkg
se: 0.25 mg/kg/1-2 h

Analgésico

se o IM o.s-1 mglkg

Preanestésíco

se: 0.1-2 mglkg

Tratamiento adjunto de
edema card16geno

IV: 0.1 mg/kg/2-3 mina efecto de reducir la
dosis si se presentan disnea y/o ans•edad
se: 0.25 mg/kg

Diarrea por hípermotilidad

0.25 mg/kg

Ant1tusivo

se: 0.1 mg/kg/6-12 h

Gatos

Analgésico

se o IM 0.05-0.1 mg/kg/4-6 h*

Caballos

Analgésico

IM o IV lenta: 0.2 mglkg*

Cerdos

Preanestés1co

IM: 0.2-0.9 mg/kg

Analgésico

IM: 0.2 mglkg

Caprinos y ovinos

Analgésico

IM: 1 O mg dosis total

•se recomienda premedtcar con xtlactna (0 3-0.5 mglkg IV) o acepromazma (0.02-0 04 mglkg IV)
para reduor la excrtación

debe tenerse precaución extrema debido a que ambos
tienen un efecto depresor cie la respiración.

Efectos adversos

No todas las especies reaccionan de igual manera al
suministro de morfina. En el gato y el caballo, las dosis
terapéuticas de morfina inducen delirio, desorientación,
excitación y agresión. En vacas, cerdos y OYejas la reac-
ción es impredecible y poco evidente debido a que por
su pH y pKa, los narcóticos tienden a quedar secues-
trados en el rumen, aun cuando se apliquen por vía
parenteral.

Todos los opioides deben utilizarse con precaución
en pacientes con insuficiencia renal grave, insuficiencia
adrenocortical (síndrome de Addison) y en pacientes
geriátricos o débiles. Lo mismo es válido en pacien-
tes con hipertensión intracraneal y problemas abdomina-
les agudos (p. ej., cólico), debido a que dichos fármacos
pueden dificultar el diagnóstico de estos padecimientos.
Por sus efectos sobre la vasopresina (ADH), los opioides
deben emplearse con cautela en pacientes con uremia.
La morfina está contraindicada en pacientes sensibles
a analgésicos narcóticos y en pacientes que estén reci-

hiendo algún fármaco inhibidor de la MAO (monoami-
nooxidasa). También está contraindicada en pacientes
que presenten diarrea provocada por toxinas, las cuales
deben ser eliminadas del organismo.
La morfina y sus derivados inducen depresión respi-
ratoria variable, por insensibilización del centro respirato-
rio a los valores sanguíneos de C02. Cuando se presenta
un aumento de presión intracraneal, este efecto es más
grave. Debido a que la morfina induce depresión respira-
toria en los cachorros, no debe aplicarse en cesáreas. Dis-
minuve el reflejo tusígeno y produce broncoconstricción
(posiblemente secundaria a la liberación de histamina).
El fármaco induce vómito y prurito por liberación de
histamina, lo que contribuye además a la hipotensión
con vasodilat.ación, características de la aplicación de
morfina.

En el aparato digestivo aumenta las contracciones,
con peristaltismo desordenado y propulsión casi nula. El
efecto neto es estreñimiento con contracción de esfín-
teres (nunca se debe aplicar en animales con cistitis) y
pérdida del reflejo de defecación. La morfina contrae el
esfínter de Oddi, aunque se le ha llegado a utilizar en
el cólico iliohepático. Provoca náuseas y vómito. Gene-
ralmente los perros defecan después de que se les admi-
nistró morfina. Los caballos muestran signos de cólico

804 • Parte VIII -Fórmocos que actúan sobre el sistema nervioso central

moderado. Hay cambios de comportamiento y, con dosis
altas, convulsiones. Puede entorpecer el desempeño de
perros de trabajo.

Los bovinos, caprinos, caballos y gatos pueden pre-
sentar hipertermia, mientras que conejos y perros sufren
hipotermia. Los animales neonatos, geriátricos o débiles
son más susceptibles a los efectos tóxicos de la morfina,
y por lo tanto pueden requerir dosis menores a las indi-
cadas. En pacientes con enfermedades hepáticas graves
puede prolongarse la duración de su efecto. En virtud de
los efectos adictivos de la morfina y sus derivados en seres
humanos, la venta de la sustancia está sometida a restric-
ciones en todo el mundo. Los analgésicos opioides están
contraindicados en pacientes que hayan sido atacados por
algunas especies de escorpiones, como Centru'I"Oides sculptu-
ratus,
debido a que potencia los efectos de su veneno.

Interacciones

En gatos se puede administrar hasta 1 mg/kg en combi-
nación con atropina y un tranquilizante fenotiazínico.
Esta última combinación reduce en grado considerable
los efectos indeseables de la morfina.
Debido a sus efectos excitatorios espinales no debe
usarse en el control de crisis convulsivas debidas a estric-
nina y tétanos, pues agrava el problema. Fenotiazinas,
antihistamínicos, fentanilo y sulfato de magnesio poten-
cian el efecto depresor de la morfina.
Se ha demostrado que el sulfato de morfina puede
ser compatible con las siguientes soluciones: dextrosa al
2.5, 5 y 10%, solución de Ringer con lactato y solución
salina al 0.45 y 0.9 por ciento.
Los siguientes fármacos son incompatibles con la
morfina: aminofilina, clorotiazida sódica, heparina
sódica, meperidina, pentobarbital sódico, fenobar-
bital sódico, fenitoína sódica, bicarbonato de Na+ y
tiopental sódico.

El sulfato de morfina es incompatible con sulfato
de atropina, clorhidrato de benzquinamida, tartrato de
butorfanol, clorhidrato de clorpromacina, clorhidrato
de difenhidramina, clorhidrato de dobutamina, drope-
ridol, fentanilo, citrato, glucopirrolato, clorhidrato de
hidroxizina, metoclopramida, lactato de pentazocina,
clorhidrato de promacina, escopolamina y cloruro de
succinilcolina.

Se menciona que interactúa con otros depresores
del SNC (p. ej., agentes anestésicos, antihistamínicos,
fenotiazinas, barbitúricos, tranquilizantes, alcohol, etc.)
y deprime la respiración.

% Clorhidrato de apomorfina

Su nombre quimico es (R)-5,6,6a, 7-tetrahidro-6-metil-
4H-dibenzo [ d,g] quinolin-1 O, 11-diol ( fig. 45-2); tiene

peso molecular de 267.33 Da y su fórmula condensada
es cl7 HI7 N02. Es soluble en alcohol, acetona y cloro-
formo y menos soluble en agua, benceno y éter. Es foto-
sensible, y si se expone al aire adquiere una tonalidad
oscura. Es un emético que actúa a nivel central.

Farmacodinámica

Actúa sobre los receptores dopaminérgicos induciendo
vómito. Tiene efectos estimulantes y depresores, de los
cuales los primeros son los más fuertes.

Farmacocinética

Cuando se administra por YO se absorbe lentamente y
su eficacia es impredecible, por lo que se prefiere la vía
parenteral. Cuando se administra por vía IV en perros se
produce emesis rápidamente; ésta tarda en presentarse
unos 5 min en el caso de la vía IM. Se metaboliza en el
hígado por conjugación y se elimina por la orina.

Indicaciones y dosis

PERROS Y GATOS: la dosis como emético es de 0.04 mg/
kg por vía IV o 0.08 mg/kg por vía intramuscular.

Efectos adversos

Puede causar depresión respiratoria, excitación o depre-
sión del SNC e inducir bradicardia. Los eméticos son
fármacos útiles en casos de intoxicaciones pero son de
empleo delicado sobre todo en roedores, que tienen las
paredes estomacales muy frágiles. Este fármaco está con-
traindicado en pacientes hipóxkos, disneicos o comato-
sos. Su empleo en gatos es delicado y el médico deberá
evaluar si los beneficios son mayores que las desventajas.
Es importante hacer énfasis en que no es conveniente
provocar vómito cuando el perro ha ingerido de manera
accidental sustancias con potencial corrosivo pues se
generan lesiones laríngeas, faríngeas y del árbol respi-
ratorio de mayor gravedad que el problema original.

HO

Fig. 45-2. Fórmula estructural del clorhidrato de apomorfina.

Capítulo 45 Anolgés¡cos racóticos • 805

CUadro 45-4. Indicaciones y dosis de fentanilo en perros y gatos

- - - - ~ - - ~ ~ - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - ~ ~ ~ ~

Dosis en el perro

0.04·0.08 mglkg IM,

SC,IV

1 nteracciones

Dosis en el
gato

No se usa

Duración
del efecto

2 h

Se presentan efectos aditivos con opiáceos o depresores
del SNC. La naloxona revierte el efecto depresor del apa-
rato respiratorio que produce la apomorfina. Cuando
ocurre bradicardia por el uso de apomorfina se puede
utilizar atropina.

% Fentanilo

Las características de este analgésico se presentan en
el capítulo de neuroleptoanalgesia. Se le considera un
potente analgésico narcótico, con rápido inicio de acción
(5-15 min) y de corta duración (1-2 h). Es 100-150 veces
más potente que la morfina. Debido a sus excelentes
efectos analgésicos se le ha combinado con un tranqui-
lizante (droperidol) para lograr la neuroleptoanalgesia
quirúrgica.

Indicaciones y dosis

Para analgesia contra dolores fuertes la dosis es de 0.1
mg/kg previa administración de atropina. Véase el cua-
dro 45-4.

% Meperidina

La meperidina o petidina destaca por ser espasmolítico,
además de analgésico y sedante. Se expende como un
polvo incoloro, neutro y amargo; la sal clorhidrato es
soluble en agua y suficientemente estable en solución.
Su pKa es de 7.7-8.1 y su pH de 3.5-6. La meperidina es
el compuesto prototipo de un grupo que incluye alfa-
prodina, inaleridina y difenoxilato. En la figura 45-3 se
presenta su fórmula estructural.

Farmacocinética

Se administra lentamente y de preferencia por vías IM e
IV. Aunque en general se absorbe bien cuando se admi-
nistra VO, el efecto de primer paso limita su eficacia. La
meperidina se biotransforma por desmetilación y por
hidrólisis, para convertirse en normeperidina, ácido

Comentarios

Hiperacus1a, depresión respiratoria, bradicardia,
d1sm1nuoón del gasto cardiaco

meperidínico y otros metabolitos sin actividad. Su vida
media en gatos es de 42 min. Se excreta por vía renal,
pero 40% de la dosis desaparece en el metabolismo del
organismo. Alrededor de 5% del fármaco se elimina sin
cambios por la orina.

Indicaciones y dosis

Tiene efectos muy similares a los de la morfina pero
como analgésico es menos potente que ésta; su efecto se
inicia rápido y dura 1-2 h. Además es antiespasmódico,
sedante y preanestésico. Puede utilizarse en combina-
ción con barbitúricos o con agentes inhalados. Véase
el cuadro 45-5.

PERROS: a continuación se indican las dosis necesarias
para obtener algunos efectos en esta especie.
Como preanestésico: 2.5-6.5 mg/kg por vía intra-

luuscular.

Como analgésico: 5-10 mg/kg IM o IV; se administra
cada 2-3 h o como se requiera.
Como analgésico en casos de quemaduras: 3-5 mg/
kg por vía intramuscular.
Como sedante: 5-10 mg/kg por vía intramuscular.
El efecto analgésico dura -45 min-I h. Puede admi-
nistrarse por vía IV lenta.

GATOS: las dosis necesarias para obtener algunos
efectos en esta especie son:
Como preanestésico: 2 mg/kg por vía intramuscular.
Como analgésico: 1-2 mg/kg por vía intramuscular.
Como sedante: 1-4 mg/kg por vía intramuscular.

Fig. 45-3. Fórmula estructural de la meperid1na.

806 • Parte VIII -Fórmacos que actúan sobre el sistema nerviosa central

Cuadro 45-5. Indicaciones y dosis de rneperidina en perros y gatos

~ - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - ~

Dosis en el perro

2-1 O mglkg vla IM

Dosis en el
gato

2-4 mglkg vía IM

BoviNOS: como analgésico la dosis es de 3-4 mg/kg
se o intramuscular.

CABALLOS: como analgésico la dosis es de 2-4 mg/kg
IM. Puede causar excitación o hipotensión cuando se
utiliza por vía IV. Algunos clínicos recomiendan admi-
nistrar previamente acepromazina (0.02-0.04 mg/kg IV)
o xilacina (0.3-0.5 mg/kg IV) para reducir los cambios
de comportamiento no deseados.

CERDOS: como analgésico la dosis es de 2 mg/kg/4
h por vía intramuscular.

CAPRINOS Y OVINos: como analgésico la dosis es de 200
mg IM (dosis total).
A diferencia del fentanilo, no deprime la respiración
en el feto, por lo que suele usarse en partos dificiles.

CONEJOS Y ROEDORES: como analgésico la dosis es de
0.2 mg/ml de agua de bebida.

Efectos adversos

Aunque inicialmente ( 1939) se proclamaba un mínimo
de efectos colaterales de la meperidina, en la actualidad
se sabe que los de depresión respiratoria, aumento del
tono vagal y dependencia son tan peligrosos como los de
la morfina. Favorece la liberación de histamina. La mepe-
ridina induce hipotensión ortostática. Se ha informado
de la presencia de depresión respiratoria, hipotensión
con descenso de la frecuencia cardiaca, broncocons-
tricción y aumento de la temperatura en un máximo
de l-2°e. Puede ser muy irritante cuando se adminis-
tra por vía se, y de ser necesaria la vía IV debe admi-
nistrarse lentamente porque puede causar hipoten-
sión grave. Los efectos Gl incluyen náusea, vómito y
disminución de los movimientos peristálticos. En los
perros provoca midriasis. Si se administra VO en gatos
puede irritar la mucosa oral y provocar salivación. Los
fármacos opioides deben administrarse con cautela a
pacientes con hipoparatiroidismo, insuficiencia renal
grave, insuficiencia adrenocortical y en pacientes geriá-
tricos o muy debilitados. Debe tenerse especial cuidado
cuando se utilice en pacientes con presión intracraneal
aumentada o con problemas abdominales agudos (p.
ej., cólico) debido a que puede dificultar su diagnós-
tico. Debe tenerse precaución extrema cuando se use

Duración
del efecto

2 h

Comentarios

Hipotensión con la administración IV,
inyección dolorosa

en pacientes que sufren de enfermedades respiratorias
graves (p. ej., edema pulmonar secundario a inhalación
de humo). Está contraindicada en pacientes sensibles a
analgésicos narcóticos, en aquellos que estén recibiendo
inhibidores de la MAO (monoaminooxidasa), en anima-
les con diarrea y en aquellos que hayan sido atacados
por escorpiones Centruroides sculpturatus, debido a que
potencia el efecto de su veneno.
Las dosis excesivas ( 4-6 mg/kg) inducen convulsio-
nes en el gato; sin embargo, la administración crónica
no provoca alteraciones significativas, excepto la depen-
dencia psicosomática del paciente.

Tratamiento de la toxicosis

La naloxona es un fármaco que ayuda a con trarrest.ar los
efectos de la sobredosis de meperidina, y si es necesario
puede administrarse en repetidas ocasiones.
La meperidina tiene un efecto especial en el gato,
en el que provoca excitación excesiva; en estos casos
puede administrarse pentobarbital, pero debe tenerse
en cuenta que ambos fármacos (meperidina y pentobar-
bital) tienen efectos depresores sobre la respiración.

1 nteracciones

Recientemente se observó que si los animales estaban
medicados con propranolol (que en ocasiones se reco-
mienda para evitar arritmias cardiacas), la administra-
ción de meperidina o de fentanilo podría inducir paro
respiratorio letal con reducción drástica de la presión
sanguínea.

Los autores encontraron que el suministro de
meperidina en el paciente medicado con propranolol
(bloqueador de receptores adrenérgicos) induce una
drástica caída de la presión arterial, con paro respira-
torio letal. Este efecto tan grave se puede bloquear o
invertir con naloxona.

% Etorfina (M-99)

La etorfina se sin tctizó en Gran Bretaña en 1963. Pro-
duce sedación profunda y analgesia con catatonia, de
ahí que se utilice para inmovilizar animales silvestres.

Este fármaco es un derivado alcaloide de la tebaína y
tiene potencia impresionante. Su nombre químico es
clorhidrato de 6-7-8-14-tetrahidro-metil-propil-6,14-endo-
etonooriparina-metanol (fig. 45-4).

Indicaciones y dosis

La experimentación clínica con la neuroleptoanalgesia
inducida por etorfina y fenoúazínicos en perros y gatos
tiene buenas perspectivas, en especial por su amplio
margen de seguridad, eficacia, potencia y posibilidad
de terminar de inmediato con sus efectos al adminis-
trar un antagonista específico como la diprenorfina. La
existencia de esta última permite el uso seguro de un
fármaco de tanta potencia.
Aunque no se han establecido dosis específicas para
perros y gatos, es factible utilizar dosis extrapoladas de
especies silvestres en las que se ha probado metódica-
mente y en las que se usa para la captura (cuadro 45-6).
La sedación e inmovilización que se logra no es total,
pues el animal puede reaccionar a estímulos intensos,
en especial a los ruidos.
Se requieren 500 Jlg/kg para las grandes especies sil-
vestres, de tal suerte que 5 mg inmovilizan a un elefante
y 1 mg será suficiente para un rinoceronte; 0.5. a 1 mg
para osos adultos, etcétera.

Efectos adversos

Como la morfina, este fármaco causa depresión respi-
ratoria, inhibición de los movimientos GI y tiene efecto
antidiurético. En los perros, se ha afirmado que como
efecto colateral a la neuroleptoanalgesia con etorfina-
acepromazina se produce hipotensión, bradicardia y
depresión respiratoria poco relevantes. En los caballos,
se ha observado que produce efectos más graves, entre

1

1

H3C~CH3

HO

Fig. 45-4. Fórmula estructural de la etorfina.

Capítulo 45 Analgésicos nc:rcótícos • 807

los que se encuentran un efecto nicotínico intenso con
temblor muscular, midriasis, sudación, hipertensión y
taquicardia. Quizá el efecto colateral más desagrada-
ble sea la parálisis intestinal prolongada por anorexia.
Debido a esto es necesario que el anestesista cuente con
fármacos de acción autonómica (noradrenalina, adre-
nalina, carbacol, pilocarpina, prometazina y proprano-
lol) para contrarrestar dichos efectos colaterales. Es de
notarse que sólo en el caso de la etorfina se recomienda
la premedicación con propranolol. Con otros agentes
narcóticos tal secuencia farmacológica provoca paro
respiratorio y colapso cardiovascular.

~ Metadona

Puede encontrarse como sal clorhidrato, que es un polvo
incoloro soluble en agua, alcohol y cloroformo. Fue
sintetizada en el decenio de 1940 como respuesta a la
necesidad creciente de analgésicos no activos y potentes
durante la Segunda Guerra Mundial. Su efecto analgé-
sico es igual al de la morfina y la dependencia física es
similar. En la figura 45-5 se ilustra la fórmula estructural
del clorhidrato de metadona.

Indicaciones y dosis

Se utiliza poco en la actualidad, tanto en medicina
humana como en veterinaria. En perros y gatos aún no
se ha determinado si es factible hacer un ajuste de la
dosis con base en el peso.

CABALLOS: la dosis es de 0.05-0.2 mg/kg por vía IM

o intravenosa.

~ Propoxifeno

El propoxifeno o dextropropoxifeno es un analgésico
químicamente relacionado con la metadona que no

• HCI

Fig. 45-5. Fórmula estructural del clorhidrato de metadona.

808 • Parte VIII -Fórmacos c¡ue actúan sobre el sistema nervioso central

Cuadro 45-6. Dosis óptima para la captura y el manejo de mainfferos sRvestres. con basé en las datos
propordonados por a.versos investigadores

Especie

Bovidae
Antílope addax (Addax naso maculatus)
Borrego cimarrón (Ovis canadensis)
Ganado doméstico (Bos taurus)

Cervidae
Venado (Dama dama)
Alce (Alces alces)
Tule wapiti (Cervus)

Elefantidae
Elefante africano (Loxodonta africana)
Elefante asiático (Eiephas maximus)

Equidae
Caballo (Equus caballus)
Caballo mongol (Equus przewalski)
Cebra (Equus grevyi)

Fe/ida e
Guepardo (Acinonyx juba tus)
León (Felis leo)

Canidae
Lobo (Canis lupus)
Perro doméstico

Ursidae
Oso negro (Evarctos americanus)
Oso grizzly (Ursus horribilis)
Oso polar (rhalarotos maritimus)

Su ida e
Jabalí (Sus scrofa)
Cerdo doméstico (Sus scrofa)

Cynopithecidae (monos rhesus)

Camelidae
Camello dromedano (Camelus dromedarius)

Giraffida
Jirafa (Giraffa camelopardalis)

Macropodídae
Canguro (Potarus tridactylus)

Hipotamidae

Hipopótamo (Choeropsis liberiensis)

Rinocerontidae
Rinoceronte (Rhinoceros unicornis)
Rinoceronte negro (Diceros bicornis)
Rinoceronte blanco (Diceros simus)

Tapiridae

Tapir (rapirus terrestris)
Malay (rapirus inducus)

Etorfina
(mg/45 kg) (vía IM)

1.09

1.77

0.42

0.98
0.98
0.98

9.0 ng (dosis total adulto)
9.0 ng

0.44
0.44
0.44

0.25
0.25

3.2
3.2

0.5

0.5

0.5

1.1

1.12

0.4

0.31

031

0.35

6 (dosis total adulto)

0.29
0.29

Diprenorfina
(mg/45 kg) (vía IV)

2.18

3.54
0.84

1.96
1.96

1.96

18
18

0.88
0.88
0.88

0.50
0.50

3a8
3a8

2.2

2.2

0.8

0.62

0.62

0.62

12

2

2

2

0.58
0.58

induce adicción; fue sintetizado en 1953 (fig. 45-6).
Su efecto analgésico es débil y es comparable al de la
codeína. Se le encuentra como un polvo blanco amargo,
poco soluble en agua y soluble en alcohol; se expande
como sal clorhidrato y sal napsilato.

Farmacodinámica

El principal efecto analgésico se debe a una acción no
medida por receptores de la morfina.

Farmacocinética

Se metaboliza rápidamente a norpropoxifeno, con vida
media tres veces más prolongada que el propoxifeno.
Es posible que el norpropoxifeno también tenga efectos
analgésicos, aunque sólo representan la cuadragésima
parte de los efectos del compuesto inicial. Este fármaco
se elimina sobre todo por riñón; sin embargo, su vida
media, depuración y Vd dependen de la dosis, por lo
que se cree que tiene cinética de orden cero.

Indicaciones y dosis

Este compuesto puede ejercer analgesia local potente
cuando se administra por vía SC. Se utiliza en dolores
moderados de índole visceral o muscular, cefalalgias,
etcétera.

PERROS: por extrapolación de los datos en seres huma-
nos se puede administrar propoxifeno a gatos y perros
en dosis de 3-7 mg/kg por VO o IM. En los perros, las
dosis terapéuticas de propoxifeno inducen analgesia,
sedación y ataxia.

CABALLOS: las dosis son de 0.5-2.2 mg/kg por vía IM;
pueden presentarse hipertensión, taquicardia, excitación
del SNC, temblores y otros signos similares típicos de la

Fig. 45-6. Fórmula estructural del propoxifeno.

Capítulo 45 Analgésicos narcóticos • 809

administración de opioides a caballos. En estos últimos,
se le ha utilizado como analgésico y estimulante del SNC
y es común encontrar caballos de carreras excitados con
propoxifeno.

Efectos adversos

A pesar de no inducir efectos adictivos, parece ser que
el propoxifeno actúa en parte sobre los receptores de
la morfina, pues la naloxona bloquea algunos de sus
efectos analgésicos. De hecho, se ha postulado que
sus acciones colaterales tampoco están mediadas por
dichos receptores.
Los efectos colaterales por sobredosis en perros
incluyen depresión respiratoria intensa, coma, convul-
siones (quizá por su acción similar a la de los anestésicos
locales), hipotensión, taquicardia y arritmias cardiacas.

1 nteracciones

Por lo general se le combina con otros analgésicos como
ácido acetilsalicílico, acetaminofeno y cafeína, con los
que se acentúa su efecto.

% Pentazocina

Disponible desde 1966, este fármaco es un polvo de color
blanquecino, casi insoluble en agua y soluble en solven-
tes orgánicos. Se expende como sal lactato y clorhidrato.
La pentazocina es una base débil con pKde 9. Es menos
potente que la morfina y similar a la meperidina (fig.
45-7). Es un agonista narcótico utilizado para controlar
el dolor moderado a intenso.

Farmacocinética

Tiene buena absorción por las vía IM, SC u oral. Debido
a que sufre el efecto de primer paso, sólo 1/5 de la dosis
llega a la circulación sistémica en pacientes con función
hepática normal. Después de absorberse se distribuye

HO

Fig. 45-7. Fórmula estructural de la pentazocina.

810 • Parte VIII -Fórmacos que actúan sobre el sistema nervioso central

ampliamente en los tejidos. En el caballo, 80% de la
dosis se une a proteínas plasmáticas. Su efecto se inicia
15-30 min después de la administración, con duración de
los efectos de 2-3 h. Atraviesa la placenta y se han llegado
a medir concentraciones importantes en el suero fetal.
Aún no se especifica la cantidad que pueda llegar a la
leche. Se metaboliza principalmente en el hígado por
oxidación y conjugación glucurónica; se excreta por vía
renal. En el caballo, -30% de la dosis se elimina como
glucurónido. La pentazocina y sus metabolitos se han lle-
gado a medir hasta cinco días después de la última apli-
cación. Se informan las siguientes vidas medias: perros
22 min, gatos 84 min, cerdos 49 minutos.

Indicaciones y dosis

A pesar de que no se le usa regularmente, se le puede
calificar como un excelente analgésico en perros y gatos.
En caballos también se le ha utilizado para tratar cólicos
y dolores posoperatorios, con magníficos resultados. No
produce efectos adictivos. Provoca sedación en perros y
primates además del incremento del umbral al dolor.

PERROS: como analgésico la dosis es de 1.5-3 mg/kg
cada 4 h por vía IM o IV. El efecto dura -3 h. En caso
de que se repita la administración, debe utilizarse un
sitio diferente.

GATos: se recomienda utilizar otro tipo de fármacos,
pero en caso de ser necesario la dosis de pentazocina es
de 2.2-3.3 mg/kg por vía SC, IM o intravenosa.

CABALLOS: la dosis es de 0.33 mg/kg IV lenta en la
vena yugular. En casos de dolor intenso puede adminis-
trarse una segunda dosis 15 min después por vía intra-
muscular.

CERDOS: la dosis es de 2 mg/kg/4 h por vía intra-

muscular.

Efectos adversos

Causa poca dependencia física; en dosis altas la depresión
respiratoria es menor que con otros morfinomiméticos.
En perros puede provocar salivación excesiva, temblo-
res, emesis e inflamación en el sitio de aplicación. Con
dosis de 6 mg/kg los perros muestran ataxia, temblores
y convulsiones. Los caballos presentan ataxia transitoria.
El uso de la pentazocina en gatos es controversia! debido
a que provoca reacciones eufóricas.
Como otros morfinomiméticos, la pentazocina
aumenta la motilidad no progresiva de las vías GI y llega
a inducir defecación. No se utiliza como preanestésico.
Se ha demostrado que en perros provoca decremento
de la presión, pero tal efecto es transitorio.

Todos los opioides deben utilizarse con precaución
cuando se traten animales con hipoparatiroidismo-,
insuficiencia renal grave, insuficiencia adrenocortical y
pacientes geriátricos o débiles. Como otros opioides, la
pentazocina debe utilizarse con extrema cautela en caso
de hipertensión intracraneal o problemas en el SNC. No
se ha demostrado que sea teratógena.

Interacciones

Los siguientes fármacos son incompatibles cuando se
mezclan con pentazocina: sulfato de atropina, clorhi-
drato de benzquinamida, tartrato de butorfanol, clor-
hidrato de clorpromazina, dimenhidrinato, clorhidrato
de difenhidramina, droperidol, citrato de fentanilo,
hidromorfona, clorhidrato de hidroxizina, clorhidrato
de meperidina, metoclopramida, sulfato de morfina,
perfenazina, proclorperazina, clorhidrato de promacina,
clorhidrato de prometazina, escopolamina, aminofilina,
amobarbital sódico, meglumina de flunixina, glucopirro-
lato, pentobarbital sódico, fenobarbital sódico, secobar-
bital sódico y bicarbonato de sodio.
No se recomienda utilizarla con agentes anestésicos,
antihistamínicos, fenotiazinas, barbitúricos, tranquili-
zantes y alcohol.

% Butorfanol

Es un agonista opiode estructuralmente relacionado con
la morfina (fig. 45-8) que tiene efectos similares a los
de otros opioides como pentazocina o nalbufina. Es un
excelente analgésico para dolores moderados y graves,
con escasos efectos colaterales. No obstante, aún no se
dispone del producto en muchos países. Es un polvo
blanco cristalino soluble en agua e insoluble en alcohol.
Tiene sabor suave y pK de 8.6.

Farmacodinámica

Este fármaco es tres a cinco veces más potente que la
morfina y actúa en receptores mu y kappa.

HO

Fig. 45-8. Fórmula estructural del butorfanol.

Farmacocinética

Cuando se administra por VO o IM se absorbe por com-
pleto. Debido a que sufre del efecto de primer paso,
sólo 1/6 de la dosis administrada alcanza la circulación
sistémica. Se distribuye ampliamente y alcanza con-
centraciones altas en hígado, riñones e intestino. Las
concentraciones en pulmones, bazo, corazón y tejido
adiposo son iguales a las medidas en plasma. Alrededor
de 80% del fármaco se une a proteínas plasmáticas. Atra-
viesa la placenta y el valor de butorfanol en el suero fetal
es igual al materno. Se distribuye hacia la leche.
Se metaboliza en el hígado, principalmente por
hidroxilación, pero puede utilizar otras vías como la
conjugación. Tiene vida media de 3-4 h en el perro.
La analgesia se establece en 1 O m in tras la aplicación
IM, con efectos máximos en 30-60 mio. Los metabolitos
del butorfanol no tienen actividad analgésica. Tanto el
butorfanol como sus metabolitos se eliminan por orina
y por heces (11-14% de la dosis).

Indicaciones y dosis

El butorfanol se usa casi exclusivamente en caballos y
perros; cuando no existe otra alternativa puede utilizarse
en el gato. Además de sus propiedades analgésicas es
antitusivo. Su costo y las manipulaciones que el veterina-
rio realiza en otras especies le impiden su uso rutinario
en cerdos, vacas, etcétera.

CABALLOS: se administra 0.02-0.1 mg/kg vía IV o IM;
puede combinarse con acepromazina o xilacina.
Como preanestésico o para restricción química la
dosis es de 0.01-0.04 mg/kg IV con 0.1-0.5 mg/kg de
xilacina IV. Como antitusivo la dosis es de 0.02 mg/kg
IM. El butorfanol tiene la ventaja de generar efectos
mínimos a nivel del tubo GI y no altera el tránsito fecal;
por ello puede ser útil en el tratamiento del cólico.

PERROS: se hace evidente el efecto antitusivo y anti-

emético.

Como antitusivo la dosis es de 0.55 mg/kg cada &-12

h por vía oral.

Como analgésico la dosis es de 0.4 mg/kg cada 2-4
h por vía IV, IM o subcutánea.
Como preanestésico la dosis es de 0.2-0.4 mg/kg IM
y puede administrarse con 0.02-0.04 mg/kg de acepro-
macina intramuscular.

GATOS: se recomienda la aplicación de butorfanol
junto con un tranquilizante en dosis de 0.4-0.8 mg/kg

Capftulo 45 Analgésicos narcóticos • 811

por vía IV o SC, con duración de la analgesia de 3-6
horas.

BovtNos: como analgésico en casos de cirugía en
animales adultos la dosis es de 0.1 mg/kg por vía IV
(yugular); previamente pueden administrarse 10 mg de
xilacina.

AvEs: se administran 3-4 mg/kg IM. En las aves se
desconocen los efectos analgésicos, pero puede obser-
varse que no actúa sobre la función respiratoria.

CONEJOS: como analgésico posquirúrgico la dosis es
de 0.4 mg/kg/4-6 h vía SC. Puede combinarse con xila-
cina o ketamina.

Efectos adversos

En caballos puede presentarse excitación del SNC, gol-
peteo del piso, sacudidas de cabeza, estremecimiento y
ataxia. Dichos efectos se han adscrito a la interacción
del butorfanol con receptores sigma. Hay aumento
de la frecuencia cardiaca y de la presión arterial. Se
presenta cierta depresión respiratoria comparable a
la que produce la morfina. El riesgo de dependencia
física parece ser mínimo. Todos los opioides deben
utilizarse con precaución en pacientes con hipopa-
ratiroidismo, insuficiencia renal grave, insuficiencia
adrenocortical, en animales geriátricos o muy débiles,
con hipertensión intracraneal y alteraciones de SNC.
No debe utilizarse en perros con antecedentes de dis-
funciones hepáticas o problemas cardiacos. Al parecer
no es teratógeno.

Los efectos adversos más comunes en perros son
sedación (ocasional), anorexia y diarrea. Al parecer no
aumenta la liberación de histamina. La LD

50 en perros
es de 50 mg/kg. En caballos puede presentarse ataxia
transitoria y sedación.

Tratamiento de los efectos adversos

Cuando los animales muestran signos de toxicosis puede
administrarse naloxona por vía IV con terapia de líqui-
dos, agentes vasopresores y ventilación mecánica.

Interacciones

No debe combinarse con depresores del SNC, p. ej.,
anestésicos, antihistamínicos, fenotiazinas, barbitúricos,
tranquilizantes, alcohol, etcétera.

Fisiología y farmacología
de la reproducción

Pr ~~gl

d1'fias:

efectos fisiológic y cometido
en la reproducción

Este capítulo comprende:

• Antecedentes
Biosíntesis
Farmacodinámica
Farmacocinética
Acciones fisiológicas
Efecto de los prostanoides
• Tromboxano y prostaciclina
Tromboxano
Prostaciclina (PGI

2)

• Prostaglandina E

2 (PGE

2)

• Prostaglandina
F2a (PGF2a)
Farmacodinámica
Farmacocinética
Indicaciones y dosis
Efectos adversos
Interacciones
Tiempo de retiro

• Antagonistas
de las prostaglandinas

813

814 • Parte IX -Fisiología y formocologia de lo reproducción

% Antecedentes

En 1930, Kurzrok y Lieb observaron que el semen
humano era capaz de inducir contracciones y relaja-
ciones en el útero aislado. Más tarde, Goldblat y von
Euler descubrieron en 1933 y 1934, respectivamente,
que dichas contracciones eran inducidas también por
un ácido graso proveniente de la próstata de carneros,
por lo que le dieron el nombre de prostaglandina. Su
importancia biológica permaneció incierta durante
varios decenios, hasta que en 1962 se aislaron en forma
cristalina las prostaglandinas de las series E y F (PGE y
PGF). En el decenio de 1970 se reconocieron los diver-
sos procesos en que participan las prostaglandinas, y en
1973 Samuelsson y Hamberg descubrieron las series G y
H. En 1975, los estudios deVane sugirieron la existen-
cia de un sistema de prostaglandinas que controlan la
agregación plaquetaria. Así, Hamber y colaboradores
descubrieron en 1975 el tromboxano (T~) y su meta-
bolito (TXB

2), sustancia proagregante de las plaque-
tas. Moneada y colaboradores en 1976, descubrieron
la prostaciclina (PGI

2), sustancia antiagregante de las

plaquetas.

Biosíntesis

Las prostaglandinas son ácidos grasos derivados del
ciclopentano, que se sintetizan a partir de un precur-
sor común, el ácido araquidónico prostanoico. Éste se
deriva, a su vez, de diversos fosfolípidos, como los de
la membrana celular, o bien se obtienen directamente
de la dieta o indirectamente por acción de una enzima
acilhidrolasa.

Las prostaglandinas en sí se originan de diversos
estímulos fisicos, químicos, hormonales y neurohumora-
les. Dichos estímulos transforman el ácido en dos líneas
principales de prostaglandinas:

l. Los derivados de las lipooxigenasas, como el ácido
12-hidroperoxiaraquidónico (HPETE) y su derivado,
el ácido 12-hidroxiaraquidónico (HETE), cuyas
acciones son de orden inmunitario y de activación
de macrófagos.
2. Los derivados de las ciclooxigenasas, que dan lugar
a las prostaglandinas de las series E, F, G y H, además
del T~ de la PGI

2, por acción del tromboxano y
la sintetasa de prostaciclina, respectivamente. Dicha
secuencia se esquematiza en la figura 46-1.

Farmacodinámica

Al igual que todas las hormonas peptídicas y las catecola-
minas, las prostaglandinas transmiten su mensaje hormo-
nal utilizando el modelo de receptor móvil dentro de la

Ácidos grasos

¡ Fosfolipasa A

2

Ácido araquidónico

¡ Ciclooxigenasa

Prostaglandina G

2

Peroxidasa

¡

~~

~~

+--

_.

lsomerasa de PGE
2

lsomerasa de PGD
2

9-Cetorreduáasa

!t

Sintetasa de prostaciclina

¡

Prostaciclina

(PGF

1)

Sintetasa
de tromboxano

Tromboxano
(TXAz)

Fig. 46-1. Biosfntesis de las prostaglandinas.

membrana. Se postula que la prostaglandina se acopla a
su receptor en la membrana celular, y que induce en éste
un cambio electromagnético que le permite desplazarse
entre las dos capas fosfolipídicas de la membrana, hasta
acoplarse con la enzima adenilciclasa que se encuentra
normalmente incluida en la membrana. El complejo
prostaglandina-receptor-adenilciclasa induce la activa-
ción de AMPc, en un proceso que exige gasto de energía.
El AMPc actúa como segundo mensajero dentro de la
célula, de modo que activa los sistemas enzimáticos de
las proteincinasas; esto da lugar a la respuesta fisiológica
de la célula. Dicha respuesta puede incluir la síntesis de
esteroides u hormonas polipeptídicas, alteraciones en la
permeabilidad y aumento de la actividad linfocítica. El
efecto del AMPc está limitado por procesos de biotrans-
formación llevados a cabo por la enzima fosfodiesterasa
en presencia de iones magnesio. Antes de ser metaboli-
zado, el AMPc promueve la liberación de prostaglandina,
con lo cual se establece una retroalimentación positiva a
nivel celular, conforme al esquema de la figura 46-2.

Hormona

! Liberación

)

de prostaglandinas

Adenilciclasa

Fosfodiesterasa

! !

ATP

A M Pe

AMP

~

Fig. 46-2. Retroalimentación positiva de las prostaglandinas.

Capítulo 46 Prostoglondinas: efectos fisiológicos y cometido en lo reproducción • 815

Farmacocinética

Las prostaglandinas se generan virtualmente en todo
el organismo y su vida media biológica es corta. Por
ejemplo, una dosis terapéutica de PGF

2a se elimina por
completo en 6 h; la biotransformación del tromboxano
y la prostaciclina es casi inmediata a nivel cardiovascu-
lar, y la vida media del T~ es de unos 30 s, y de 3 min
la de la PGI

2. Las prostaglandinas se biotransforman en
gran medida por oxidación del C15, sobre todo a nivel
de pulmón, bazo y riñón. En dicho carbono también
se llevan a cabo procesos de reducción y de saturación.
Además se biotransforman por oxidación del radical
COOH y por oxidación de la cadena. Muchos de los
metabolitos de las prostaglandinas se utilizan para la
determinación de los valores plasmáticos de prostaglan-
dinas por radioinmunoanálisis, por ser más estables.
Así, para determinar las concentraciones plasmáticas
de PGF

2 se utiliza el radioinmunoanálisis de la 13-14-

dihidro-15-ceto-PGF

2.

Acciones fisiológicas

Los sitios donde se sintetizan las prostaglandinas son
variados y más aún lo son sus acciones fisiológicas, de las
cuales sólo se mencionan las más importantes.

Efecto de los prostanoides

Los prostanoides afectan la mayoría de los tejidos ejer-
ciendo una amplia variedad de efectos. Se usan en gine-
cología y obstetricia. Ayudan a terminar la preñez, en la
inducción del parto y para el tratamiento de la hemo-
rragia posparto. En el aparato GI previenen la úlcera
péptica. En pacientes con problemas cardiovasculares
mantienen la apertura de duetos arteriosos hasta que
se corrija quirúrgicamente el defecto. Inhiben la agre-
gación plaquetaria durante la hemodiálisis.

% Tromboxano y prostaciclina

En 1975, Vane descubrió que los esquimales tenían un
tiempo de coagulación anormalmente prolongado, a
pesar de que su consumo de grasas era elevado y de
que incluso las historias clínicas indicaban que las trom-
bosis y las enfermedades similares eran casi nulas en
dichos individuos. Estudios posteriores han demostrado
la existencia de dos prostaglandinas con acciones fisioló-
gicas opuestas: el tromboxano (T~) y la prostaciclina
(PGI

2). El T~ se aisló por primera vez de los trombo-
citos de equino y de ser humano. Posee vida media de
30 s y se degrada a tromboxano B

2•

Tromboxano

El~ promueve la agregación plaquetaria y tiene accio-

nes constrictoras en la musculatura vascular. Se produce
en los microsomas renales, en los pulmones, en bazo
durante el choque cardiovascular y principalmente en
las plaquetas, de tal manera que el contacto de estas últi-
mas con la colágena induce sobreproducción de T~ y
agregación de plaquetas para promover la coagulación.

Prostaciclina (PGI

2)

El nombre químico de la prostaciclina es ácido
(5Z,9a,11a,l3E,15S)-6,9-epoxi-11,15-dihidroxiprosta-5,13-
dien-1-oico; su fórmula condensada es C

20H

320

5 y tiene
peso molecular de 352.47 Da. Es inestable químicamente
en soluciones acuosas. Existe la sal sódica y farmacológica-
mente es un inhibidor de la agregación plaquetaria.

Farmacodinámica

La PGI

2 se produce sobre todo en las células endoteliales
y mantiene el equilibrio entre la agregación y la inhibi-
ción de las plaquetas. Sus principales efectos son inhibición
de la agregación plaquetaria, vasodilatación y decre-
mento de la secreción gástrica. Al parecer participa en
la liberación de renina. La generación del PGI

2 a partir
de la grasa de los peces explica el tiempo de coagulación
prolongado y la baja presentación de trombosis en los
esquimales.

Farmacocinética

Su vida media es muy corta, de entre 2 y 3 min, y se
convierte a 6-ceto-PGF

1a.

% Prostaglandina E

2 (PGE

2)

Su nombre químico es ácido (5Z,lla,13E,l5S)-ll,l5-dihi-
droxi-9-oxoprosta-5 ,13-dien-1-oico; ácido 7-[3-hidroxi-2-
( 3-hidroxi-1-octenil )-5-oxociclopen til] -5-heptenoico; su
fórmula condensada es C

20H

320

5 y tiene peso molecular
de 352.47 Da. Aunque se produce en muchas partes del
organismo, los principales sitios de síntesis parecen ser
las células intersticiales de la médula de la corteza renal,
la arteria pulmonar fetal, el útero y las vesículas semina-
les. Sus principales efectos son:

• Estimula la motilidad uterina en mujeres (más que

la PGF

2) y además participa en gran cantidad de pro-
cesos fisiológicos, entre los que se incluyen diversos
efectos de activación del sistema inmunitario.
• Produce vasodilatación y broncodilatación, promueve
la natriuresis, aumenta la motilidad y la secreción gas-

816 • Parte IX -Fisiología y farmacología de lo reproducción

trointestinal, y participa en la lipólisis y en la contrac-
ción del músculo liso de las vesículas seminales, de
modo que contribuye a la contracción de los conduc-
tos genitales durante la eyaculación. Se cree que ayuda
a regular la liberación de renina.

% Prostaglandina F

2a (PGF

2a)

Su nombre químico es ácido (5Z,9a,lla,l3E,l5S)-
9,ll,l5-trihidroxiprosta-5,13-dien-l-oico; ácido 7-[3,
5-dihidroxi-2-( 3-hidroxi-1-octenil) ciclopen til] -5-hepte-
noico; su fórmula condensada es C

20H

340

5 y tiene peso
molecular de 354.49 Da. Es soluble en metano! y clo-
roformo; menos soluble en agua. Puede permanecer
estable hasta por dos años en recipientes que la protejan
de la luz. Desde el punto de vista reproductivo ésta es la
prostaglandina más importante. Se sintetiza en casi todos
los tejidos del organismo, pues en la mayor parte de ellos
se encuentra la enzima 9-ceto-reductasa.

Farmacodinámica

Inicialmente se especulaba sobre la existencia de un fac-
tor uterino que determinaba la vida del cuerpo amarillo
(o cuerpo lúteo, CL) y finalmente se encontró que la
PGF

20 es la causa de la luteólisis en la mayoña de las espe-
cies estudiadas hasta ahora. Se ha sugerido la manera en
que la PGF

20 llega al cuerpo amarillo: si la PGF

20 pasara
del endometrio a la circulación sistémica, se inactiva-
ña al transitar por los pulmones, el bazo y el hígado, y
por tanto llegaría en cantidades insuficientes al ovario.
Esta dificultad se evitaría con el mecanismo de contra-
corriente, en donde la PGF

20 pasa del endometrio a la
vena uterina y de ésta a la arteria uteroovárica que corre
paralela a la vena en una sección, por medio de gradien-
tes de concentración. Esta secuencia está esquematizada
en la figura 46-3.

Arteria ovárica

Ovario

Fig. 46-3. Representación esquemc!ltica del paso de las
prostaglandinas de la vena uteroovárica a la arteria ovárica por el
mecanismo descrito como contracorriente.

Se ha sugerido que el mecanismo de regresión del
cuerpo amarillo por efecto de la PGF

20 se debe a que dis-
minuye el riego de dicho cuerpo, lo que interfiere en el
aporte hormonal a éste; además, la PGF

2a parece tener
efecto lítico directo sobre las células luteínicas. En el apa-
rato reproductor femenino estimula la actividad del rnio-
metrio e induce relajación del cuello uterino (cervix).
Se ha propuesto además que la PGF

20 puede aumen-
tar la cantidad de espermatozoides por eyaculación.
Estudios recientes indican que la motilidad de los esper-
matozoides, y por ello su transporte en el aparato genital
femenino, está ligada a la concentración de prostaglan-
dinas en el semen. Además, otros estudios sugieren que
en los toros, la liberación de hormona estimulante de las
células intersticiales (ICSH) y testosterona es mediada por
la concentración de PGF

20 en el plasma. Otras acciones

de la PGF

20 son vasoconstricción y broncoconstricción.

Farmacocinética

No se mencionan datos específicos y sólo se sabe que su
vida media es de minutos.

Indicaciones y dosis

VACAS: puede ser útil para la superovulación contro-
lada en la inducción de nacimientos múltiples, en virtud
de su capacidad de sincronizar los calores de los anima-
les. Por esta misma razón, se utiliza en el trasplante de
embriones en vacas, pues permite sincronizar a las recep-
toras con respecto a la donadora. Debido a su efecto
luteolítico se utiliza para sincronizar vacas con estro
silencioso; la dosis es de 25 mg por vía intramuscular.
Se utiliza en la terapéutica de diversas disfunciones
del aparato reproductor como son quistes foliculares
luteinizados, quistes luteínicos, piometras y endometritis,
conjuntamente con antibióticos, momificación y mace-
ración fetal, regresión de cuerpos amarillos múltiples
generados por la superovulación y finalización de la pre-
ñez, incluyendo inducción del parto. Para esta última
indicación se administran 25-30 mg vía IM en los días
5-150 de la gestación. Después del día 150 de gestación
se administra junto con 25 mg de dexametasona.
En todos estos casos se ha observado que el trata-
miento con prostaglandinas es bastante satisfactorio y a
la fecha no se tienen noticias de algún efecto colateral.
En casos de piometra se administran 2!1 mg por vía

intramuscular.

CERDAS: sus principales usos son sincronización de
partos y tratamiento del síndrome de metritis-mastitis-
agalactia (MMA), y en general en las condiciones en que
sea precisa la regresión del cuerpo amarillo, como en la
momificación de los fetos. Se les utiliza en el síndrome
de lactación deficiente y como inductor del parto; la
dosis para este fin es de 10 mg por vía intramuscular.

Capítulo 46 Prostoglondinos: efectos fisiológicos y cometido en lo reproducción • 817

YEGUAS: la PGF

2a y sus análogos químicos se utilizan
en esta especie animal como inductores de la regresión
del cuerpo amarillo; por ello, entre sus usos se pueden
mencionar los siguientes: diestro persistente, termina-
ción de seudopreñez, terminación de anestro lactacional
si hay cuerpo amarillo, iniciación de los ciclos estruales en
algunas yeguas con problema, inducción de luteólisis
en metritis e inducción de aborto antes del desarrollo de
las capas endometriales.
Es un agente luteolítico que ayuda a controlar el
tiempo del estro y a inducirlo.
Para la sincronización del estro la dosis es de 5
mg/45 kg por vía intramuscular.

PERRAS Y GATAS: causa contracción del miometrio y
relajación del cuello ueterino. En casos de piómetra la
reducción del tamaño del útero no se hace evidente sino
hasta después de 48 h de comenzado el tratamiento.

PERRAS: existen los siguientes protocolos:

Tratamiento de piómetra
a) 0.25 mg/kg/día/5 días vía se. Pueden adminis-
trarse antibióticos (sulfa-trimetoptim, ampicilina).
b) 0.025-0.25 mg/kg cada 12 ha efecto. Se comienza
con la dosis más baja para observar los efectos.
Para perras y gatas pequeñas se diluyen 5 mg de
PGF

2a en 25 mi de agua inyectable estéril y se
administra por vía intramuscular.
La terapia adjunta incluye la administración de anti-
bióticos y duchas vaginales con yodopovidona.
Para el tratamiento de hiperplasia endometrial se administran
0.1-0.25 mg/kg/día por no más de cinco días. Puede
repetirse el tratamiento dejando un intervalo de des-
canso de dos semanas, pero la dosis será de 0.25-0.5
mg/kg. No se recomienda una tercera aplicación.
Qmw inductM del aborto: se ha utilizado para inducir abor-
tos hasta 15 días después de la concepción, utilizando
una sexta parte de la dosis de cloprostenol administrada
en vacas. Esta observación sugiere la necesidad de un
fundamento experimental más detallado.

En el primer tercio de la gestación se administran
250 pg/kg cada 12 h/4 días vía SC. Es un tratamiento
delicado que requiere monitoreo de la paciente.

Hasta la mitad de la gestación se administra!). 250
pg/kg por vía intramuscular.
Si la gestación se encuentra entre Jos días 30 y 43
se administra 0.1 mg/kg cada 8 h/2 días junto con 1-3
pg/kg de misoprostol intravaginal.

GATAS: se han propuesto las siguientes dosis para
algunas indicaciones:
Para el tratamiento de la piómetra comenzar con 0.1
mg/kg vía se e incrementar la dosis paulatinamente hasta
llegar a 0.25 mg/kg vía se en un lapso de cinco días.
Para inducir el aborto después del día 40 administrar
0.5-1.0 mg/kg vía Se. La expulsión del producto se lleva
a cabo en 8-24 h. Es una práctica delicada que se deja a
criterio del clínico.

OVEJAS: la PGF

2a se utiliza también para sincronizar
estros en esta especie, aunque el uso de esponjas intra-
vaginales de medroxiprogesterona, además de la gona-
dotropina plasmática de la yegua preñada (PMSG), dan
al parecer mejores índices de concepción. En general,
la utilización en ovinos es como en las otras especies
mencionadas.

En el cuadro 46-1 se registran los análogos de las
prostaglandinas más utilizados y su dosificación por vía
intramuscular en las diferentes especies.

Efectos adversos

No debe administrarse en hembras gestantes en las que
no se quiera inducir el aborto, ni en animales que pre-
senten enfermedades bronquiales. No debe aplicarse
por vía IV. La gravedad de los efectos es dependiente
de la dosis. Las reacciones aparecen en 5 min-6 h des-
pués de la administración y pueden persistir hasta por
30 minutos.

PERRAS Y GATAS: es de empleo delicado en animales
mayores de ocho años de edad o con enfermedades car-
diopulmonares, hepáticas o renales. Algunos clínicos
mencionan que puede inducir pió metra de cuello uterino
cerrado. Puede producir dolor abdominal, defecación
(aun con dosis bajas), emesis, dilatación pupilar, taqui-
cardia, ansiedad, hipersalivación y disnea (entre otros
efectos). Los gatos exhiben aumento de vocalización. Los

Cuadro 46-1. Dosificación de análogos de las prostaglandinas en diferentes especies

Análogos

Dosificación (mg/animal)

de PGF

2n

Vaca

Yegua

Cerda

Oveja

Cloprostenal

0.5 mg

0.25 mg

0.125 mg

Dinoprost

25 mg

S mg

Prostianlol

15 mg

7.50 mg

7.5 mg

Tiaprost

1.75 mg

0.45 mg

0.6mg

0.225 mg

Fenprostaleno

100 mg

818 • Parte IX -Fisiología y fonnocologro de lo reproducción

Cuadro 46-2. Antagonistas más conocidos de las ptostaglandinas

Antagonista

Efecto sobre las prostaglandinas

Ácido acetilsalicílico y derivados

Acetilación de la ciclooxigenasa

lndometacina

lnactivación de la ciclooxigenasa por otra forma

Naproxeno

Desconocido

Factor uterino en la implantación
del blastocisto

Desconocido

Ácido 5,8, 11, 14-eicosatetraenoico

Sustrato análogo que compite con el ácido
araquidónico por la ciclooxigenasa

perros y gatos muy susceptibles pueden morir. Aparente-
mente los perros son la especie más susceptible. La DL

50

en la perra es de 5.1 mg/kg por vía subcutánea.

VACAS: con dosis 10-15 veces mayores a las terapéu-
ticas, aumenta la temperatura corporal y produce sali-
vación.

YEGUAS: está contraindicada en caballos con trastor-
nos vasculares o enfermedades GI, respiratorias o del
aparato reproductor. En yeguas puede disminuir la tem-
peratura corporal y producir debilidad; aunque es poco
frecuente aumenta la frecuencia respiratoria y cardiaca.
Puede producir ataxia y dolor abdominal.

CERDAS: se ha observado que produce eritema, pru-
rito, defecación, ataxia, hiperpnea, disnea, espasmos
musculares abdominales, además de que aumenta la
vocalización y la salivación. Con dosis 10 veces mayores
a la terapéutica produce vómito.

Interacciones

Los agentes oxitócicos potencian sus efectos.

Tiempo de retiro

No requiere de tiempo de retiro y hasta la fecha no se
han establecido límites máximos tolerables.

% Antagonistas de las prostaglandinas

En medicina veterinaria los antagonistas de las prosta-
glandinas son poco utilizados, aunque sus efectos en
diversos procesos biológicos están bien definidos (cuadro
46-2). Por ejemplo, la administración de indometacina
previene la implantación del embrión en roedores. Se ha
postulado que en seres humanos el ácido acetilsalicílico y
la indometacina pueden resultar útiles para la prevención
de la trombosis, en virtud de que inhiben la sintetasa de
tromboxano.

Además, se consideran antagonistas de las prosta-
glandinas los ácidos grasos saturados, antioxidantes (ere-
soles y xilenoles) y los corticosteroides.
En el cuadro 46-3 se presenta la clasificación de algu-
nos receptores eicosanoides y sus vías de transducción
de señales en músculo liso vascular y plaquetas.

Cuadro 46-3. Clasificación de alguOOS receptoJes eicosanoides y sus vfas de transducdón
de setlales en mOsculo liso vascular y p uetas

~ - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Tipo de
receptor

DP

EP

1

FP

IP

TP

Agonista
endógeno

PGD

2

PGE:PGF

2a

PGE:PGE

1

PGF

2a

PGI:PGE

TXA:PGH

2

Mecanismo de

Agregación

transducción

Efecto vascular

plaquetaria

AMPc

Inhibición

IP

3-Ca2

+

Vasoconstrictor

AMPc

Vasodilatador

Inhibición

IP -Ca2

+

3

Vasoconstrictor

AMPc

Vasodilatador

Inhibición

IP -Ca2
+

3

Vasoconstrictor

Aumento

PG: prostaglandina; AMPc: adenosin monofosfato cfclico; IP

3: fosfolipasa CIP

3-diacilglicerol vla

proteincinasa-Ca2

+.

Tratamies10. de la mastitis

Este capítulo comprende:

• Bases farmacológicas
del tratamiento de la mastitis
bovina
• Pruebas de sensibilidad
bacteriana
Terminología
Pruebas de sensibilidad

in vivo

Pruebas de sensibilidad
en caldo de cultivo
Pruebas de sensibilidad
por difusión en agar
• Extrapolación de datos
de la situación in vivo
• Vías de administración
de los antimicrobianos
Vía intramamaria
Otras vías
• 'fratamiento de la mastitis
subclínica
• Residuos en leche

• Fallas más comunes
en el tratamiento de la mastitis
• Evaluación de la eficacia
de los antim.icrobianos
• Aotimicrobiaoos específicos
para mastitis
Betalactámicos
Tetraciclinas
Fenicoles
Macrólidos
Polipéptidos
Aminoglucósidos
Aminociclitoles
Sulfonarnidas
Fluoroquinolonas
• Aotiioflamatorios
Meglumina de flunixina
Fenilbutazona
Dimetilsulfóxido
• Otros fármacos y recursos
• Conclusión

819

820 • Parte IX -Fisiología y farmacología de la reproducción

% Bases farmacológicas
del tratamiento de la mastitis bovina

La mastitis es una de las enfermedades que más afecta
al ganado bovino lechero. Se presenta con mayor fre-
cuencia durante el periodo de lactación, pero también
se desarrolla durante el periodo seco, antes del parto
o inmediatamente después de éste. La mastitis puede
ser de origen infeccioso, mecánico o fisico. Los signos
clínicos que indican la presencia de la enfermedad son
inflamación, dolor y rubor en la glándula mamaria, fie-
bre, y decremento o cese de la producción láctea; en
ocasiones la enfermedad se torna sistémica para dar
lugar a septicemia e incluso a la muerte.
Los microorganismos que suelen infectar la glán-
dula mamaria son de diversos tipos: bacterias, hongos
y levaduras. Desde una perspectiva histórica, se puede
decir que la incidencia de mastitis no ha variado sus-
tancialmente con el uso de antimicrobianos, no obs-
tante que cada vez son más potentes y poseen un mayor
espectro. Es posible que esto obedezca a la selección de
poblaciones bacterianas en un nicho ecológico dado.
En los decenios de"l960 y 1970, el tratamiento de las
mastitis se hacía con el uso de preparados intramama-
rios contra bacterias grampositivas. La eficacia global
superaba el 75% de los casos al primer tratamiento; sin
embargo, si se consideran las pruebas bacteriológicas
y los residuos, la eficacia es mucho menor, sobre todo
porque a menudo no se aplican antimicrobianos en la
dosis y durante el tiempo necesarios para lograr una
eficacia máxima contra microorganismos que generan
más resistencias y son más invasivos (como Streptococcus
-uberis y Staphylococcu:. u·u1eu:.), en virtud de la exigencia
del mercado de que las vacas afectadas vuelvan lo más
pronto posible a la línea de ordeña.
La importancia económica de la mastitis se reco-
noce mundialmente, por lo que se han utilizado muchos
fármacos para su tratamiento; sin embargo, como siem-
pre ocurre en las enfermedades multifactoriales, éstos
cambian con el tiempo y se deben revisar periódica-
mente. La mastitis sigue siendo la primera causa del uso
de antibacterianos en veterinaria, y la producción de
leche con residuos es uno de los principales problemas
de inocuidad en los alimentos. Cuando se va a tratar un
caso de mastitis se deben tener en cuenta tres aspectos
fundamentales:

l. Eficacia
2. Razón costo-beneficio
3. Presencia de residuos de fármacos en la leche

Hasta ahora se han utilizado diversos fármacos de
origen semisintético o sintético para el tratamiento de la
mastitis, entre los que destacan antimicrobianos, antiin-

flamatorios, enzimas y antihistamínicos. Pero indudable-
mente, la herramienta más utilizada desde hace varios
decenios son los antimicrobianos, con una amplia varie-
dad de opciones terapéuticas que permiten afrontar el
problema. Gracias a la diversidad de los antimicrobianos
y de sus vías de administración, espectro antibacteriano
y propiedades farmacológicas, se puede contar con tra-
tamientos específicos para un tipo de agente infectante
o para atacar una gran diversidad de agentes de manera
empírica.

Sin embargo, es precisamente en esta fortaleza de
Jos antibacterianos donde está su debilidad, ya que su uso
indiscriminado ha generado la aparición de un número
creciente de resistencias bacterianas. Es común que los
antimicrobianos (~lactámicos, aminoglucósidos, tetraci-
clinas, macrólidos, sulfonamidas, fluoroquinolonas, etc.)
demuestren eficacia elevada o aceptable al momento de
su introducción comercial a las granjas, pero debido a la
presión selectiva que ejercen sobre los microorganismos,
inducen con mayor o menor rapidez la aparición de
cepas resistentes, lo que provoca el desuso del antimi-
crobiano recién introducido y obliga a la utilización de
nuevas opciones o combinaciones.
Para instituir tratamientos con antimicrobianos es
básico conocer su espectro y potencia, por lo que es
necesario que el médico veterinario tenga conocimien-
tos sólidos de farmacología. Por ejemplo, una vaca con
mastitis puede tratarse con doxiciclina, pero los largos
periodos de retiro hacen de este fármaco una opción
poco práctica en la mayoría de los casos.
El clínico debe conocer la capacidad de difusión
de los antimicrobianos. Si éstos son ácidos débiles, van
a alcanzar concentraciones menores o iguales a las plas-
máticas. Si son bases débiles (excepLU aminuglucúsidus
y espectinomicina), alcanzan mayores caneen traciones
en leche que las encontradas en el plasma.
La buena distribución de un fármaco en tejidos es
un claro reflejo de su liposolubilidad, de su constante de
disociación (pKa), su pH y su unión a proteínas plasmá-
ticas. Normalmente, la perfusión mamaria no constituye
problema alguno, ya que en vacas sanas es hasta de 10 L
de sangre/min. El fármaco ideal en la terapéutica de la
mastitis debe presentar las siguientes características:

• Tener un espectro apropiado
• Alcanzar concentraciones antimicrobianas sin afectar
otros sistemas
• Ser altamente liposoluble
• Unirse poco a proteínas plasmáticas

Como referencia a estas consideraciones, en el cua-
dro 47-1 se muestra la distribución potencial de los fár-
macos de uso parenteral e intramamario.
En un tratamiento ideal, el antimicrobiano debe
alcanzar concentraciones adecuadas con respecto al

Capítulo 47 Tratamiento de lo mastitis • 821

Cuadro 47-1. Clasificación de antimicrobianos por su potencial de distribución a la g l ~ n d u l a mamaria
después
de su aplicación intramamaria y parenteral

L - - - - - - - ~ - - ~ - - - - - - -

Vía parenteral

Buena

Limitada

Baja

Sulfanilamida

Otras sulfas

Estreptomicina

Eritromicina

Penicilina G

Neomicina

Oleandomicina

Cloxacilina

Kanamicina

Ti losina

Ampicilina

Aminosidina

Espiramicina

Amoxicilina

Espectinomicina

Lincomicina

Cefalosporinas

Gentamicina

Clindamicina

Tetraciclinas

Polimixinas

Cloranfenicol

Novobiocina

Vancomicina

Trimetoprim

Rifampicina

Tianfenicol

Ácido fusfdico

Florfenicol
Enrofloxacina
Norfloxacina
Tiamulina

patógeno específico. Un aspecto de enorme importancia
es que el fármaco aplicado se debe eliminar rápidamente
del organismo, sin dejar residuos ni infecciones subcli-
nicas. Se estima que la producción láctea se ve reducida
en 9-45%, y se ha demostrado que para el tratamiento de
las mastitis el uso de un antibacteriano es tan importante
como el de un antiinflamatorio no esteroideo. En lo rela-
tivo al tratamiento de las mastitis, el médico veterinario
debe tener presentes los siguientes puntos:

• No hay conocimientos absolutos, y debe estar prepa-
rado para el cambio que inducen los nuevos descu-
brimientos.
• El uso indiscriminado de antimicrobianos puede ser la
causa de que la explotación pierda su rentabilidad.
• Un buen manejo reduce drásticamente el uso de anti-
microbianos.
• La percepción empírica de eficacia debe ser compro-
bada experimentalmente con el método científico.

Un plan de control de mastitis debe contener por
lo menos los siguientes aspectos:

• Selladores de pezones con antisépticos
• Secado de la vaca
• Tratamiento oportuno de la mastitis clínica
• Uso adecuado de equipo de ordeña
• Desecho de vacas con infección crónica
• Selección de vacas genéticamente resistentes a las mas-
titis más comunes

Buena

Fluoroquinolonas
Sultanilamida
Otras sulfas
Dapsona
Nitrofuranos
Eritromicina
Oleandomicina
Ti losina
Espiramicina
Lincomicina
Clindamicina
Ampicilina
Amoxicilina
Hetacilina
Cefalexina
e loranfenicol
Trimetoprim
Novobiocina
Rifampicina

Via intramamaria

Limitada

Penicilina G
Cloxacilina
Cefoxazol
Cefalonium
Cefapirina
Cefacetrilo
Tetraciclina

Baja

Bacitracina
Tirotricina
Estreptomicina
Neomicina
Kanamicina
Aminosidina
Gentamicina
Polimixinas

• Buenas prácticas de higiene y control de vectores, par-
ticularmente moscas (verano)
• Buen control de la nutrición (p. ej., la fagocitosis
aumenta con dietas suplementadas con vitamina E y
selenio)
• Reducción de estrés

Sólo en dos de los puntos antes mencionados se
incluye a los antimicrobianos. Por ello, la información
aquí contenida se debe ver como parte de un esfuerzo
integral por reducir las mastitis. Más aún, el valor del
tratamiento antibiótico en el control de la mastitis se ha
sobrestimado. El uso de antimicrobianos puede aparen-
tar éxito, pero se debe evaluar dentro de una perspectiva
más amplia. Se ha encontrado que el efecto directo de la
terapéutica intramamaria para lograr una curación total
(clínica y bacteriológica) es de sólo 29%. Las causas de
estos límites tan bajos pueden ser numerosas, pero la
falta de un buen diagnóstico bacteriológico y de conoci-
miento de las propiedades farmacológicas de los antimi-
crobianos tiene una participación muy importante.
Al comparar y juzgar la eficacia de un antimicro-
biano dado para el tratamiento de la mastitis, el clínico
debe tener presente que:

• Existe un cierto porcentaje de curaciones espontáneas,
especialmente en mastitis coliformes.
• El rango de curaciones varía según el estado de lac-
tancia; p. ej., se considera bueno cuando al secado el

822 • Parte IX -Fisiología y fonnocologio de lo reproducción

promedio de curaciones es de 73-90%, de 60-70% en
mastitis subclínicas y de 62-70% en mastitis clínicas
durante la lactancia.

CMA (concentración mínima antibacteriana): efecto
antibacteriano apenas perceptible.

• Pueden existir grandes diferencias terapéuticas entre
hatos y aun dentro de un mismo hato.

Pruebas de sensibilidad in vivo

• Además se debe considerar la influencia del trata-
miento en infecciones posteriores y con otras variables
farmacológicas, como formulación del producto, dosis
y duración del tratamiento, si se realizó el tratamiento
de tm solo cuarto o de los cuatro al mismo tiempo (blitz
therapy), número de ordeños al día y los tratamientos
auxiliares.

A pesar de que no existe una buena correlación entre
la sensibilidad antibacteriana in vitro e in vivo, para
tomar decisiones terapéuticas suelen utilizarse las CMI.
Normalmente no se considera que la inflamación de
la glándula mamaria signifique infección, y por ello se
debe iniciar de inmediato un tratamiento empírico,
basado en la historia clínica del hato. No obstante, la
identificación y el aislamiento del microorganismo, así
como su sensibilidad in vitro, pueden ser de utilidad para
la selección del tratamiento antimicrobiano. Para faci-
litar la decisión sobre un tratamiento antibacteriano,
especialmente cuando se sospeche de E. coli así como
cuando haya signos de enfermedad sistémica, aun sin
aislamiento de la bacteria, se debe poner especial aten-
ción en la terapéutica de apoyo (p. ej., glucocorticoides,
solución de calcio por vía IV, antiinflamatorios no salici-
latos y sales minerales por VO). Las explotaciones más
modernas y mejor manejadas evitan a toda costa el uso
de antimicrobianos. También, se debe tener presente un
patrón de susceptibilidades bacterianas (cuadro 47-2).

% Pruebas de sensibilidad bacteriana

Terminología

CBO (concentración bactericida óptima): máxima tasa
de mortalidad bacteriana.
CMB (concentración mínima bactericida): inicio de la
destrucción bacteriana.
CMI (concentración mínima inhibitaria): caneen tración
necesaria para bloquear el desarrollo bacteriano.

Cuadro 47-2. Fármacos de elección en la terapéutica intramamaria y sistémica de la mastitis bovina

Microorganismo

B. cereus,
e perfringens

E. coli,
Klebsiella sp.

F. necroforum

Hongos, levaduras

Nocardia sp.

Mycoplasma sp.

P aeruginosa

S. aureus

Streptococcus sp.

Vía

Parenteral

Parenteral

lntramamaria

lntramamaria

lntramamaria

lntramamaria

lntramamaria

tntramamaria
Parenteral

Parenteral

lntramamaria

Parenteral
lntramamaria

Antibacteriano y dosis (mg/kg)

Penicilina G benzatfnica y sódica (1 0/6 h, vía IV)

Gentamicina (5/12 h, IM), polimixina B o florfenicol (20/12 h,
IM). cloranfenicol o tianfenicol (50/12 h, IV), trimetoprim-
sulfametoxazol
(50/12 h, IV}, tetraciclinas (20/12 h, IV), kanamicina (1 0/8 h. IM),
enrofloxacina (5-1 0/12 h, IM, IV), norfloxacina (1 0/12 h, IM-IV)

Cefalosporinas de 2a y 3a generaciones; neomicina, kanamicina,
gentamicina, ampicilina-cloxacilina o cefalosporinas, polimixina
B, enrofloxacina y norfloxacina

Procafna; penicilina G; cloranfenicol; eritromicina; tetraciclinas

Clotrimazol, natamicina, anfotericina B, ketoconazol, nistatina

Trimetoprim-sulfametoxazol, minociclina, amikacina (poco éxito)

Macrólidos, aminoglucósidos (poco éxito)

Gentamicina, polimixina B, carbenicilina, otras penicilinas
contra Pseudomonas sp.

Eritromicina (1 0/12 h, IM), tilosina (20/12 h, IM), cloxacilina
(25/6 h, IM), tetraciclina (1 0/12 h, IV), cefalotina (1218 h, IM),
penicilina G procafnica (25 000 UVkg/12-24 h, IM).
Cefalosporinas, cloxacilina, penicilina-kanamicina, eritromicina,
tetraciclinas, rifampicina

Penicilina G procaínica (25 000 UVkg 12-24 h, IM)
Macrólidos, tetraciclinas, penicilinas + neomicina o estreptomicina,
cefalosporina, cloxacilina

Pruebas de sensibilidad en caldo de cultivo

La metodología de sensibilidad bacteriana en caldo de
cultivo requiere la inoculación de un número cono-
cido de microorganismos en tubos que contienen un
medio de cultivo con concentraciones específicas de
un antimicrobiano dado. Estos tubos inoculados se
incuban en condiciones estandarizadas. La mínima
concentración del fármaco capaz de bloquear el creci-
miento bacteriano visible en el tubo, se define como la
concentración mínima inhibitoria del fármaco (CMI)
para dicho microorganismo. La concentración mínima
de fármaco capaz de prevenir el crecimiento bacteriano,
cuando se trasladan muestras de un cultivo a otro medio
sin antibiótico (subcultivo), es la concentración mínima
bactericida (CMB). La CMI es, por tanto, una medida de
la concentración bacteriostática del fármaco y la CMB
es una medida de su concentración bactericida. Los fár-
macos que suelen clasificarse como bactericidas tienen
CMB equivalente al doble de la concentración mínima
inhibitoria. Así, a menudo los adjetivos "bacteriostático"
y ''bactericida" se pueden usar para describir la concen-
tración del fármaco, más que para clasificarlo.

Pruebas de sensibilidad por difusión en agar

En la prueba de sensibilidad en placa, un disco de papel
impregnado con uno o varios antimicrobianos se coloca
sobre placas de agar previamente inoculadas con bacte-
rias. El antimicrobiano se difunde fuera del disco y de
manera decreciente, formando un gradiente de con-
cenu·ación a su alrededor. Si el fármaco es activo contra
el microorganismo, generará una zona de inhibición
del crecimiento rodeando al disco. En algunas ocasio-
nes, el tamaño de la zona de inhibición está relacionado
con la CMI, determinada por ensayos de dilución. Sin
embargo, no se puede comparar directamente el tamaño
de la zona de inhibición de un fármaco con el de otro,
debido a múltiples factores que afectan la difusión de
los antimicrobianos en el medio.
El método de microdilución ofi·ece información más
relevante desde el punto de vista clínico. El punto final
de sensibilidad es cualitativo y puede relacionarse con
la concentración del fármaco en los líquidos corporales
y tejidos. Como resultado, es posible elegir con más pre-
cisión a un compuesto con base en su eficacia, que con
Jos métodos anteriormente descritos.
Los datos de sensibilidad obtenidos de un laborato-
rio ofrecen únicamente una parte de la información que
se necesita para formular regímenes antimicrobianos
apropiados. La interpretación de dichos datos y su apli-
cación al caso clínico sigue siendo responsabilidad del
médico veterimuio. Es claro que no hay una correlación
estrecha de la sensibilidad in vitro en medios artificia-
les y la actividad in vivo en presencia de leche o pus.

Capítulo 47 Tratamiento de la mastitis • 823

Si se logran reproducir in vitro las mismas condiciones,
el resultado clínico será más predecible. El éxito de
una terapéutica determinada depende del veterinario,
que debe tomar en cuenta factores como temperatura,
humedad, presiones parciales de 0

2 y C0

2, pH, presión
osmótica, presencia de sustancias inactivantes o de pus
proveniente de tejido dañado y sustratos nutricios en
el sitio de infección, ya que todo esto puede afectar la
actividad del antimicrobiano. A pesar de las limitaciones
de las pruebas de sensibilidad y las dificultades en la
interpretación y aplicación de los resultados, los benefi-
cios obtenidos en términos de la historia clínica del hato
justifican dichos análisis.
No siempre las mastitis infecciosas se resolverán uti-
lizando antimicrobianos. Por ejemplo, el pronóstico de
los tratamientos para las mastitis por E. coli es equívoco,
dado que el microorganismo tiene sensibilidad variable
a los antimicrobianos y las toxinas liberadas hacen más
importante el tratamiento de los signos sistémicos que
la propia destrucción del microorganismo. En el cua-
dro 4 7-3 se presenta una guía de sensibilidad bacteriana
obtertida de varias fuentes y de más de 2 000 aislamientos
de bacterias gramnegativas causantes de mastitis.

* Extrapolación de datos
de la situación in vivo

Muchas infecciones son polimicrobianas, por lo que
las complejas interacciones microorganismos-huésped-
antimicrobianos influyen en la actividad antimicro-
biana en el sitio de infección. Estas condiciones no se
repiten en las pruebas de sensibilidad in vitm
El efecto de casi todos los antimicrobianos es mejor
cuando el microorganismo patógeno se encuentra en
crecimiento y dividiéndose, momento en el que es más
sensible. Cuando la infección madura, las tasas de creci-
miento bacteriano se reducen y la densidad bacteriana
aumenta, haciendo dificil la acción del antimicrobiano.
Las infecciones maduras causadas por cocos grampo-
sitivos reaccionan muy poco a la terapéutica tardía.
Debido a las concentraciones subterapéuticas de los
fármacos, a los efectos antimicrobianos, y a las comple-
jas interacciones entre bacterias, defensas del huésped
y microambiente en el momento de la infección. Se
debe evitar hacer aseveraciones dogmáticas acerca del
requerimiento de antimicrobianos. La forma activa
del fármaco elegido en la terapéutica debe alcanzar
el tejido mamario a una concentración adecuada en su
forma activa, durante el tiempo necesario para que
su efecto tóxico selectivo pueda ejercerse en el agente
infeccioso específico.
Muchas infecciones son polimícrobianas, por lo que
las complejas interacciones entre microorganismos, hués--
ped y antimicrobianos influyen sobre la actividad antimi-

824 • Porte IX -Fisiologla y farmacologia de la reproducción

cuadro 47-J. Susceptibilidad a varios antimicrobianos de bacterias gramnegatiVas aisladas de casos de mastitis bovina

Número de aislamientos de los microorganismos probados

214

30

14

64

31

gram-

1 190C

128

Kleb-Entero-gram-

22

Kleb-70

Antimicrobiano" negativos E.coli

sos e E. co/i sie/la bacter negativos E. coli siella coliformes

Porcentaje de aislamientos considerados susceptibles

Gentamicina

96

99

99

91

87

100

98

100 100

96

Cefalotina

53

60

77

78

90

64

83

77

94

79

Polimixina B

93

ND

ND

64

77

43

ND

100 100

94

Oxitetraciclina

30

68

63

26

27

o

43

64d

58d

61

Ampicilina

NDb

64

12

55

3

36

61

ND

ND

73

Neomicina

48

85

91

62

73

57

48

73

42

83

Estreptomicina

69

67

47

35

27

36

30

45

39

59

Penicilina G

o

6

ND

ND

ND

o

o

o

•· Todos estos agentes est~n aprobados para su uso en vacas productoras de leche.

0
: NO = no determinado.

': Datos de cmco ar'los

d: El medicamento probado fue oxitetraoclina, no tetradclina

crobiana en el sitio de infección. Estas condiciones no se
repiten en las pruebas de susceptibilidad in vitro.
Una aplicación empírica debe basarse en un juicio
clínico y en el conocimiento de la fisiopatología y la
farmacología clínica, considerando cinco componentes
de la dosificación:

l. Formulación del fármaco que se va a utilizar
2. Dosis
3. Vía de administración
4. Intervalo de dosificación
5. Duración del tratamiento

No todas las terapéuticas indicadas por el fabricante son
adecuadas, por lo que se debe calcular un tratamiento
alternativo.

Cuando un fármaco ha sido seleccionado adecuada-
mente, se pueden utilizar sus valores farmacocinéticos
para determinar su dosis, la vía de administración y el
intervalo de dositicación.
La elección del antimicrobiano debe considerar:

• Biodisponibilidad del fármaco
• Distribución al tejido mamario
• Duración de las concentraciones terapéuticas en el
sitio de la infección
• Tiempo de eliminación
• Factores fármaco-huésped
• Solubilidad del fármaco y su formulación en agua y

grasas

• Caractedsticas químicas del fármaco
• Formación de un gradiente de concentración
• Riego en el sitio de absorción y en glándula mamaria
• Ionización del fármaco
• Unión del fármaco a proteínas plasmáticas y biotrans-
formación
• Presencia de inflamación
• Microambiente del cuarto afectado, que debe ser com-
patible con el fármaco elegido

El sobrenadan te de un absceso es ácido, hiperos-
móúco e hiperiónico, con concentración relativamente
baja de sodio y cloro y alta de potasio y fosfato. En un
absceso, las concentraciones de Ca2

+ son menores, las

de Mg2

• son superiores y las de albúmina y proteína son
inferiores a sus respectivas concentraciones en suero.
Los fármacos, cuyo sitio de acción es intracelular, tienen
que vencer algunos obstáculos, pues sólo la porción "no
ionizada", que no se encuentra unida a proteínas plasmá-
ticas u otros constituyentes y que escapa a la inactivación
por enzimas o compuestos competitivos puede cruzar
la membrana celular de la bacteria y alcanzar el sitio de
acción, para ser terapéuticamente activa.
Por lo regular, se ha considerado que el paso de
un fármaco de la sangre a la leche refleja la concentra-
ción del fármaco en el tejido mamario, pero no siempre
es así. Algunas veces una distribución modesta del fár-
maco a la leche reneja una mejor concentración en el
tejido mamario; por ello, muchos estudios adicionales
deben confirmar este detalle de la distribución. Efecto

bactericida, CMI reducidas y baja toxicidad pueden
considerarse factores ventajosos para un determinado
antibacteriano.

~ Vías de administración
de los antimicrobianos

Aunque el tratamiento para la mastitis se puede aplicar
por vía intramuscular, subcutánea, intravenosa u oral, la
forma más utilizada desde hace algunos años es la intra-
mamaria. Las limitantes de esta vía son evidentes, si se
considera que la difusión del antimicrobiano a secciones
profundas del tejido mamario es muy limitada o nula y
que su presencia induce la persistencia de residuos poten-
cialmente peligrosos para la salud del consumidor.

Vía intramamaria

Es la más utilizada en la terapéutica de la mastitis, con
preparados de acción prolongada para vacas secas, o en
forma de infusión para vacas en lactancia. La mayoría
de los fármacos aplicados por esta vía alcanzan concen-
traciones desiguales y muchas veces no detectables en
el tejido mamario, donde se encuentra la infección. A
pesar de esto, las concentraciones en leche pueden ser
superiores a los valores de CMI. Se ha encontrado que la
relación costo-beneficio no recomienda el uso de la vía
intramamaria durante la lactación. Además, algunos estu-
dios comparativos indican que existe una escasa relación
entre la sensibilidad in vitroy la respuesta in vivo con Jos
preparados correspondientes cuando se utilizan por vía
intramamaria. A pesar de esto, el tratamiento intramama-
rio es muy eficaz contra Streptococcus agalactiae debido a
la naturaleza de la infección y a las altas concentraciones
del antimicrobiano en leche, fuente necesaria de nutri-
mentos para esta bacteria. En contraste, si la infección es
debida a Staphylococcus aureus, los limites de éxito serán
mayores si el o los ant.imicrobianos se administran por
vías intramamaria y parenteral (IM o IV). En México,
se deben revisar las dosis y las formulaciones para vía
intramamaria de las presentaciones comerciales usadas
para la terapéutica. Por ejemplo, cuando se introdujo la
penicilina G, los preparados sólo contenían 10 000 UI, y
hoy los tubos intramamarios contienen lOO 000-l 000 000
UI. Las jeringas de uso intramamario contienen 50-500
mg de alguna penicilina sintética y se desconoce cómo
se correlacionan estos niveles con los de 5-15 g que se
recomiendan para usos parenterales.

Otras vías

Debido a la alta vascularización de la glándula mamaria,
los antimicrobianos que se administran por vía IV alean-

Capítulo 47 Tratamiento de la mastitis • 825

zan este sitio fácilmente y de manera más uniforme que
por vía intramamaria. A pesar de la creencia popular,
los tiempos de retiro de la leche para la mayoría de los
antimicrobianos, después de una administración paren-
teral, son generalmente más cortos que después de la
terapéutica por vía intramamaria. La vía recomendada
es la IV, debido a los altos gradientes que se pueden
obtener, lo que conduce a mejores patrones de difusión
y a una eliminación más rápida. Para obtener la CMI de
oxitetraciclina, cloranfenicol, tianfenicol y florfenicol
contra E. coli en tejido mamario, se debe utilizar la vía
IV. La biodisponibilidad después de la administración IM
puede ser escasa, y se requiere ajustar la dosis.

~ Tratamiento de la mastitis
subclínica

Siempre ha existido desacuerdo en cuanto al tratamiento
de la mastitis subclínica. Algunos autores sugieren que
esta última debe tratarse con base en los patrones de
diseminación de algunos agentes etiológicos de la mas-
titis dentro del hato. Empero, el costo combinado por
concepto de diagnóstico, tratamiento y tiempos de retiro
por vaca es superior al costo de La terapéutica de una
mastiús clínica. En la mastitis subclínica se requiere un
diagnóstico de laboratorio, la identificación bacterio-
lógica del agente y la determinación de su sensibilidad
a los antimicrobianos. Se ha confirmado que el trata-
miento de la mastitis subclínica no debe llevarse a cabo
si no existen pruebas de laboratorio disponibles. El diag-
nóstico de mastitis subclinica se basa en la concentración
de células somáticas (CS/ml) encontradas en la leche.
El valor varía con el criterio del médico veterinario. Un
punto de equilibrio en la Comunidad Europea es que
valores superiores de 100 000 CS/ml indican una forma
de mastitis subclínica, y valores de 400 000 CS/ml en el
tanque de recolección indican una leche que no se debe
comercializar. Estos valores se consideran muy exigentes
en otros países; p. ej., en México no es raro encontrar
establos con recuentos de 500 000 CS/ml en vacas con-
sideradas sanas, y se establece mastitis clínica cuando las
células somáticas/mi rebasan el millón. Existen numero-
sos estudios que cuantifican el valor de conocer y hacer
un seguimiento de los recuentos de células somáticas.
El veterinario no debe olvidar que dichos recuentos son
una expresión de la capacidad de respuesta del sistema
inmunitario del animal y por ende, un indicador de
alguna forma de agresión tisular. Para que la relación
costo-beneficio sea favorable a un tratamiento determi-
nado, la tasa de curación debe ser mayor de 75%. Este
valor sólo se obtiene cuando el agente etiológico es Strep-
tococcus agalactiae o S. uberis, que intervienen apenas en
8-12% de todos los casos de mastitis clínicas.
Si el agente causal de la mastitis subclínica es Sta-
phylococcus aureus, los límites de curación casi siempre

826 • Parte IX -Fisiologro y farmacología de lo reproducción

son inferiores al 60-75% y esto limita el valor de latera-
péutica para la mastitis subclínica durante la lactancia.
Comparativamente, el porcentaje de vacas que reaccio-
nana un tratamiento durante el secado llega a ser supe-
rior al 80 por ciento.
Si una vaca ha sido tratada sin éxito en tres ocasio-
nes, la tasa de éxito para tratamientos posteriores será
mucho menor (tanto en la lactancia como en el periodo
de secado). En muchos países se recomienda desechar
a estos animales. Para otros microorganismos como
Corynebacterium ulcerans, Nocardia sp. y Mycoplasma sp., el
pronóstico es tan desfavorable que suele recomendarse
el desecho sin tratamiento. Se ha demostrado -y es evi-
dente-que un cuidadoso manejo de la higiene del hato,
de la nutrición y de la ordeña mejoran notablemente la
producción y el control de las mastitis subclínicas y clíni-
cas. El secado eficaz utilizando un antibacteriano es una
medida de manejo que incide de manera importante en
la reducción de la tasa de mastitis subclínica.

% Residuos en leche

La tarea de evitar residuos de antimicrobianos y otros
fármacos en la leche se debe enfrentar desde varias
perspectivas; en México, el asunto no ha dependido
sólo de las autoridades, ya que los grandes consorcios
comercializadores de leche de manera sistemática hacen
pruebas para constatar que no haya en ésta residuos de
antibacterianos. El médico veterinario debe considerar
los periodos de retiro que dictan los principios farma-
cológicos (tiempo de retiro = aproximadamente 20 vidas
medias del fármaco en cuestión); por otro lado, la misma
industria farmacéutica procura establecer sus tiempos
de retiro, para facilitar el buen uso de los medicamentos
que expende. Todo esto tiene importantes repercusiones
económicas.

Es evidente que los antimicrobianos no son la única
solución para el tratamiento de la mastitis, y en el mundo
hay una tendencia clara a buscar alternativas para susti-
tuir estos fármacos. Los residuos de antimkrobianos en la
leche pueden afectar la salud del consumidor, así como al
proceso de manufactura de productos lácteos. Además, el
calentamiento de la leche o su pasteurización no afectan
la presencia de antibióticos; en todo caso sólo se modifica
su actividad antirnicrobiana. Hay numerosos factores que
modifican la duración del residuo, como son:

• Tipo de preparado farmacéutico y dosis
• Intervalo de dosificación entre un tratamiento y la
primera ordeña
• Cambios fisiopatológicos durante la mastitis
• Tiempos de retiro
• Producción láctea
• Factores individuales

Cuadro 47-4. Concentraciones de residuos de algunos
antimicrobianos aceptadas por la FAO/OMS

Antimicrobiano

Estreptomicina

Penicilina
Tetraciclina

e lortetraciclina
Oxitetraciclina
e loranfenicol

Concentración (~g/g)

0.2
0.006
0.1
0.02
0.01

o

En muchos países existe un tiempo establecido de
retiro para preparados intramamarios. Este tiempo debe
calcularse con base en las pruebas analíticas que detec-
tan la presencia de metabolitos activos e inactivos, con
valores considerados seguros para el consumo humano.
A pesar de esto, muchas instancias se basan en el resul-
tado negativo de la prueba de un inhibitorio, que sólo
detecta la fracción activa del antimicrobiano.
Las concentraciones de residuos aceptadas por
la FAO/OMS se presentan en el cuadro 47-4. La FDA
(Food and Drug Administration) de Estados Unidos
ha incluido las concentraciones que se enumeran en
el cuadro 47-5.

Se deben seguir ciertas referencias para los tiempos
de retiro de los diversos preparados comerciales que exis-
ten, ya que los vehículos y la manufactura son distintos y
pueden causar diferencias farmacocinéticas en la elimi-
nación de residuos. A pesar de esto, existe un mínimo
(en horas) que se ha propuesto para los antimicrobianos
usados en la mayoría de las agencias de Estados Unidos,
Alemania y Canadá (cuadro 47-6).
Con base en la bibliografía disponible, se pueden
agregar las reglas generales que se muestran en el cua-
dro 4 7-7 respecto a los tiempos de retiro mínimos para
otros antimicrobianos. Estos tiempos a veces incluyen
márgenes de seguridad de una o dos ordeñas adiciona-
les después del momento final de eliminación, y sólo se
aplican a vacas en lactación. Los tiempos de retiro en
vacas secas son de -30-40 días, aunque se ha demostrado
que la terapéutica 35 días antes del parto en la vaca seca
puede hacer que se detecten residuos hasta cinco días
después del parto.

Cuadro 47-5. Concentraciones de residuos acep~ por
la Food and Drug Administration (EUA)

Antimicrobiano

Eritromicina

Ti losina
Otras penicilinas
Neomicina
Sulfonamidas
Novobiocina

Concentración (¡Jg/g)

o

0.05
0.01-0.02
0.1 ~g/ml
10
0.1

Cuadro 47-6. Tiempos de retiro de algunos
antimicrobianos

Antimicrobiano

Tiempo de retiro (h)

Beta-lactámicos
Aminoglucósidos
Tetraciclinas
Macrólidos
Sulfonamidas

60-144
48-288
60-240
36-72
60-120

En condiciones prácticas, la detección de los llama-
dos inhibidores de leche (residuos de antimicrobianos)
se efectúa con los siguientes métodos:

Métodos de rastreo:
• Prueba inhibitoria con Bacillus stearotermophilus
• Prueba inhibitoria con Streptococcus termophilus
• Prueba inhibitoria con Bacill'IJ.S subtilis
• Prueba inhibitoria con Sarcina tutea
• Prueba de inhibición del yogur

Pruebas para confirmar e identificar:

• Prueba enzimática para ~-lactámicos
• Inmunoensayo por aglutinación (spot test)
• Prueba de las tres placas
• Prueba de las seis placas
• Electroforesis de alto voltaje

Capítulo 47 Tratamiento de lo mostitis • 827

cuadro 47·7. Tiempos de retiro mfnimos
para otros antimicrobianos

Antimicrobiano

Cefalexina
Cefacetrilo
Cefapirina
Gentamicina
Kanamicina
Metanosulfonato de colistina
Polimixina B
Espiramicina

Tiempo de retiro (h)

<96
<96
<120
96-108
36-48
48
108
48-168

• Detección e identificación de antibióticos con prueba
de receptores microbianos (charm test)

El beneficio logrado con programas de vigilancia
es innegable, pero en paises con recursos económicos
limitados, a la fecha es utópica la vigilancia constante
(cuadros 47-8 y 47-9). La manera rápida de calcular
los tiempos de retiro de un antimicrobiano consiste en
multiplicar por 10 su vida media de eliminación, donde
99.90% de su concentración plasmática será eliminada.
Este concepto puede ser extrapolado a la leche con la
siguiente fórmula general:

Conc T = (Conc

1) e-<0

·693

/t'lz)T

Cuadro 47-8. Concentradones de residuos detectables de varios antimicrobianos. Sensibilidad de la prueba en ~glml
(casi siempre debajo de limites permitidos en el mundo)

Prueba del Método

Prueba de

Prueba de

Prueba de

Prueba

Anti microbiano

yogur

enzimático

la mancha8

13 placas

6 placas

de Charmb

Penicilina Na/K (UI/ml)

0.002

0.005

0.005

0.02

0.00

Bencilpenicilina (UVml)

0.005

0.005

0.005

0.006

0.00

Ampicilina

0.003

NDC

0.005

0.005

0.00

Cloxacil1na

0.5

0.04

0.020

0.03

0.035

0.03

Nafcilina

0.004

ND

O.ü10

0.011

0.01

Tetraciclina

0.3

ND

ND

0.4

0.45

0.50

Cloranfenicol

2.0

ND

ND

15

15

0.03

Estreptomicina

1.0

ND

ND

3

0.10

Neomicina

10.0

ND

ND

20

22

0.10

Bacitracina (UI/ml)

0.04

ND

ND

0.14

0.10

Eritromicina

0.1

ND

ND

0.6

2.25

0.01

Novobiocina

ND

ND

0.02

Sulfonamidasd

ND

ND

100

1-1.2

0.01

a Spot test.

b Charm test.

e No detectable con este método.

d Se añade trimetoprim para algunas pruebas

828 • Parte IX -Fisiologla y farmacología de lo reproducción

Concentraciones de residuos detectables de varios antimicrobianos.
Sensibilidad de la prueba en ~g/ml (casi siempre debajo de limites permitidos en el mundo)

Prueba en placa BRT• Prueba

Acidifi-

Bioluminis-

Microprueba Sarcina

Antibiótico

difusión en tubo

en placa Acusfera cación

cencia (60 min) de Aria

lútea

Penicilina Na/K

0.0025

0.008 b

0.01

0.006

0.01

(UVml)

Bencilpenicilina

0.006

e

0.005

0.003

(UVml)

Ampicilina

0.005

0.04

0.005

0.003

Cloxacilina

0.035

0.2

0.2

0.1

Nafcilina

0.011

0.2

0.1

Tetraciclinas

0.45

1.0

0.4

0.04

0.10

Cloranfenicol

15

2.0

1.2

0.5

0.60

Estreptomicina

5.0

e

3.0

Neomicina

0.300

10.0

2.5

Bacitracina

0.14

0.05

(UVml)

Eritromicina

2.25

0.1

0.06

0.02

0.60

Sulfonamidasd

0.1-10

20-200

0.1-1

3-30

1.0

a Prueba de reducción de negro brillante (brilliant black reduction) (Bacillus stearothermophilus).

b 0.008 UVml =zona de inhibición 17-20 mm.

e Puede ser detectable pero no hay informaoón d1spomble.

d Se añade tnmetoprim para algunas pruebas.

e No detectable con este método.

donde:

Conc T = concentración

Conc1

= concentración inicial
e = base de los logaritmos naturales
tlh = vida media de eliminación de la leche

Este fácil método para estimar el tiempo de retiro
de la leche no debe emplearse si se dispone de informa-
ción analítica, porque la retención del antimicrobiano
en un tejido puede generar una tercera fase de larga
duración, como el caso de los aminoglucósidos ('flhf) =
1-2 h, contra Tlh = ±30 h).
Como se debe procurar un margen en animales
enfermos, el valor de la vida media se multiplica por 20.
Este concepto tiene sus debilidades, por ejemplo en el
caso de los aminoglucósidos, en los que la vida media de
eliminación plasmática es de un par de horas, mientras
que la vida media de eliminación en una tercera fase
por fijación a riñones es de aproximadamente 30 h. Esto
daría un periodo de eliminación muy prolongado, lo cual
no es estrictamente cierto, si se considera su poca difu-
sión hacia la glándula mamaria. El resultado práctico es
que la eliminación de estos fármacos es muy incierta.
Las vacas que han sido tratadas se deben ordeñar al
final, para reducir el riesgo de contaminación del reci-

piente colector de leche. Se puede adaptar una forma
de ordeñar de manera separada a estas vacas, en una
trampa únicamente para vacas tratadas. Después de un
tiempo apropiado de retiro y de confirmar que su leche
está libre de residuos, la vaca tratada puede regresar a
la línea de ordeña comercial. De lo contrario, el equipo
de ordeña se debe limpiar muy bien entre la ordeña de
'-acas tratadas y vacas sin terapéutica previa, aunque esto
represente un costo considerable.

* Fallas más comunes
en el tratamiento
de la mastitis

Para los microorganismos grampositivos, las fallas más
comunes en el tratamiento de la mastitis se pueden resu-
mir así:

• Concentración inadecuada del fármaco en el sitio de
infección durante el tiempo que se requiere, debido a
dosis deficientes, incorrecto intervalo de dosificación,
duración inapropiada del tratamiento o vía de admi-
nistración incorrecta.

• Inmunodeficiencia local o variaciones en la respuesta
individual y sobrcpoblación bacteriana que interfieren
en los mecanismos de defensa del organismo. Las bac-
terias son menos sensibles si están en fase inactiva.
R c : : ~ i ~ t c : : m : i a uatUt al o adquirida de los microorgan is-
mos. Por ejemplo, Nocardia sp. y Mycoplasma sp. por
lo general son resistentes a muchos fármacos, y las
formas "L" de Staphylococcus aureus son resistentes a
los fármacos que interfieren en la síntesis de la pared
celular bacteriana, así como a los antimicrobianos que
no llegan al compartimiento intracelular.
• Condiciones anatomopatológicas que favorecen la
reinfección: abscesos, lesiones o deformidades en el
canal del pezón, o enfermedades metabólicas.
• Grado de avance de la mastitis.

En las mastitis causadas por gramnegativos las causas
de la falla terapéutica no están bien definidas:

• Debido principalmente a que es muy dificil asegurar
hasta qué punto fue eficaz el tratamiento, pues las
curaciones espontáneas llegan a ser hasta del 70%.
• Además, se ha dicho que el ordeño cada 4 h es tan efi-
caz o más que muchos tratamientos antimicrobianos.
• Posiblemente, el mayor reto en las mastitis causadas
por E. coli es tener un adecuado tratamiento de apoyo,
ya que se reconoce que las toxinas liberadas por E. coli
son potencialmente letales.

En el cuadro 47-10 se muestran los principales fár-
macos recomendados para la terapéutica de apoyo. En el
cuadro 47-11 se presentan algunas opciones para tratar
las mastitis agudas, considerando sobre todo microor-
ganismos gramnegativos como causa, pero cubriendo
también grampositivos.

Capítulo 4 7 T rotomiento de lo mostitis • 829

La mastitis causada por Mycopiasma sp., Serratia sp.,
Pseudorrumas sp., Actinomyces sp., Prototheca sp., Mycobacte-
rium sp. e incluso Nocardia sp., así como las producidas
por levaduras, hongos y otros microorganismos pató-
genos poco comunes, son refractarias a todos los trata-
mientos que se conocen. Éste también es el caso de la
mastitis recurrente causada por Staphylococcus aureus (por
lo general de forma "L ").

% Evaluación de la eficacia
de los antimicrobianos

Para evaluar la eficacia de un antimicrobiano hay que
considerar muchos factores, como:

• No es lo mismo tratar una vaca con mastitis recurrente
que una de primera vez
• No es comparable un agente etiológico con otro
• Cuán tos cuartos están infectados
• Cuál es la posición de la infección, pues influye en el
pronóstico
• A menudo no son comparables los datos de una granja
a otra, etcétera

Existen muchos detalles que se deben considerar
para poder obtener resultados significativos en un estu-
dio clínico. Es más, el National Mastitis Council de Esta-
dos Unidos concluye que "la intensidad de un caso clínico
afecta sin lugar a dudas las tasas de curación". Es imposi-
ble medir confiablemente la intensidad, y por tanto, la
comparación de un fármaco con otro puede conducir
a conclusiones erróneas.
Dentro de una misma causa, la metodología que
puede brindar resultados clínicos con mejores perspectivas

Cuadro 47-10. Tratamiento de apoyo en vacas afectadas con mastitis por E. coli

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - ~

Fármaco

Solución salina
isotóntea

Oxitocrna

Borogluconato de
calcio al 20%

Glucosa al 40%

Camsilato de
etanfílina

Corticosteroides
(dexametasona)

Dosis

5-10 L
25 L

20-30 Ul

400-800 mi

2-5 L

1 400 mg

30 g

1-3 mglkg

Vía

IV

Oral

IV

IV

IV

IVoiM
Oral

IVoiM

Frecuencia

(h)

4-8
24

12

12

8
8

Comentarios

Esencral para restablecer el volumen y evttar el choque
htpovolémtco

Facrhta el ordeño completo

Admintstrar dilUido y lentamente junto con lfquidos

Antagoniza la hipoglucemia

Ayuda a mantener el gasto cardiaco
Reduce dolor e inflamación y restablece el apetito

Pueden ser costosos. No afectan mecanismos de defensa
si se aplican una sola vez durante el tratamiento del
choque. Efecto más notorio si se administran muy
temprano al detectar el choque

830 • Parte IX -Fisiología y farmacología de la reproducción

CUadro 47-11. Dosis y selección de antimicrobianos para el tratamiento de la mastitis produdda por E. coli y organismos
gramnegativos

Antimicrobiano

Dosis y vía

Sulfadiazina/trimetoprim* o sulfadoxina/
trimetoprim y

25 mg/kg/24 h/2-4 días, IV o IM
100 mg (8 000 IU) o

Sulfato de polimixina 8 o
sulfato de colistina

100 mg (620 000 IU) + 15 mi de agua/2-3 días, vía intramamaria

Gentamicina sulfato

S mg/kg/24 h/3-5 días, IV o IM
100-150 mg/24 h/2-3 días, via intramamaria

Ampicilina sódica y
Ampicilina trihidratada y
Cefapirina sódica

20 mglkg dosis de carga,
1 O mg/kg/12 h/2-3 dias, IM
200 mg/después del ordeño/3 veces, vfa intramamaria

Sulfato de polimixina 8 o sulfato de colistina y
Cefapirina sódica

5 mglkg IM dos veces al día por dos días y
200 mg/ después de ordeño/3 veces, vfa intramamaria

Florfenicol o tiamfenicol

20 mg/kg/12 h, IV o IM o + polimixina 8, vía intramamaria

Enrofloxaci na

S mg/kg/12 h/1-2 veces, IV o IM

Norfloxacina

10 mg/kg/12-24 h, IV o IM

Clorhidrato de oxitetraciclina (sin procaína)* *

5-1 O mglkg, IV (lenta)

* Es mejor elegir combinaciones de sulfonamida-aditoprim o sulfonamida-baiquilotrim, dada la vida media tan corta del trimetoprim en vacas
(aproximadamente de 1-1 .5 h).

**Sólo se logran las CMI de 2.5 ¡;g/ml en leche con la administración por vía IV.

de comparación es la asignación de tratamientos en forma
aleatoria, pero con criterios de inclusión que clasifiquen
la mastitis dentro de varios grupos como se sugiere:

• Ml: mastitis leve, de primera vez, sin tratamiento previo
• M2: mastitis moderadamente grave, de segunda vez, con
un tratamiento previo
• M3: mastitis grave, de tercera vez o más, con dos o más
tratamientos previos

Con esta clasificación se pretende evitar compara-
ciones injustas para un tratamiento y apreciaciones sub-
jetivas; p. ej., una mastitis crónica multitratada tendrá
mucho menos posibilidades de ser curada con cualquier
tratamiento que una mastitis aguda en una vaca que no
ha sido tratada, independientemente de la causa. Con un
producto a prueba, esta última mastitis debe resolverse
con una tasa superior al85%, mientras que para mastitis
crónica, sería una gran noticia que Jos porcentajes de
curación fueran superiores al 30-40 por ciento.

~ Antimicrobianos específicos
para mastitis

Betalactámicos

Las penicilinas y las cefalosporinas inhiben la síntesis de
la pared celular de la bacteria, pero la muerte de la bac-

teria ocurre cuando ésta se rompe, como resultado de su
relativa hiperosmolaridad interior. Si el microambiente
es isosmolar con respecto al interior del organismo,
puede formarse la variante de protoplasto o esferoplasto
y continuar con vida. Los antimicrobianos ~lactámicos
nunca exceden una concentración en leche por arriba
del 20% de la concentración plasmática correspon-
diente, y debido a su rápida eliminación (vida media
corta), su concentración residual es baja. Sin embargo,
y quizá porque sólo llegan a nivel tisular, estos agentes
son tradicionalmente considerados muy eficaces en la
terapéutica de la mastitis.

Penicilinas

La introducción de penicilinas en la terapéutica de la
mastitis bovina dio resultados impresionantes contra S.
agalactiae; sin embargo, la reducción de la incidencia
de mastitis por este agente trajo como consecuencia
el desarrollo de mastitis causadas por otros microor-
ganismos resistentes a la penicilina. Se menciona que
Staphylococcus sp. ha desarrollado resistencia contra las
penicilinas (sólo hay 15-20% de cepas sensibles), mien-
tras que más de 82% de las cepas de Streptococcus sp. son
aún sensibles, con excepción de Streptococcus agalactiae,
que tienen sensibilidad aún mayor. Las mastitis por E.
coliy S. aureusconstituyen casi 70% de los casos clínicos,
mientras que las causadas por S. agalactiaesólo represen-
tan 5 por ciento.

Las penicilinas se distribuyen en el tejido mama-
rio de manera uniforme, pero a baja concentración; se

encuentran mayores concentraciones en glándulas afec-
tadas (excepto en áreas necróticas). A pesar de las CMB
que se obtienen después de la administración parenteral,
su eficacia es sorprendentemente alta. Las penicilinas
(como grupo) tienen acción bactericida, CMI bajas y
toxicidad reducida. A pesar de sus volúmenes de distri-
bución aparentemente bajos, son eficaces en el trata-
miento de la mastitis.
Debido a la alta sensibilidad de los clostridios, la
mastitis causada por C. perfringms tipo A es mejor tra-
tada usando la acción sinérgica de penicilina-estrepto-
micina, por ambas vías, parenteral e intramamaria. Se
ha utilizado penicilina con novobiocina en infusión, con
excelentes resultados.

Penicilina G. Indicaciones y dosis. Para las vacas con
Streptococcus agalactiae o S. uberis, la penicilina G es la
elección por vía intramamaria o combinada con la vía
IM. Si la sal es sódica la dosis es como sigue:

VACAS: 300 000 Ul/ cuarto, o por vía IM cada seis

horas.

Penicilina G procaínica. Indicaciones y dosis. VACAS

SECAS: administrar 100 000 UI/cuarto por vía intrama-
maria al secado.

VACAS EN LACTACIÓN: 100 000 UI/cuarto/12 h (máximo
tres dosis), por vía intramamaria.
Las dosis parenterales, IM o SC deben ser en prome-
dio de 20 000 Ul/kg de peso/12-24 horas.
Tiempo de retiro. Para leche es de 72 h por vía intra-

m:~maria y de siete días como mínimo por vía parente-

ral.

Amoxicilina y hetacilina. Indicaciones y dosis.

VACAS: para mastitis por Streptocorrus agalactiae 62.5 mg/
cuarto/12 h/3 veces.
Tiempo de retiro. El tiempo de retiro para leche es

de 60-80 horas.

Cloxacilina. La resistencia a las penicilinas puede
incluir en ocasiones a derivados resistentes a las penici-
linasas como la cloxacilina. Sin embargo, es común el
uso de cloxacilina sola o con amoxicilina o ampicilina
por vía intramamaria. La cloxacilina benzatínica se usa
para el secado en dosis de 250..500 m g/ cuarto.
Indicaciones y dosis. VACAS: para tratamiento y pro-
filaxis de mast:itis. La cloxacilina sódica se usa para el
tratamiento de mastitis clínica y la cloxacilina benzatí-
nica para el secado, en dosis de 200..500 mg/cuarto/48
h por vía in tramamaria de la sal sódica, o la misma dosis
en una o dos aplicaciones para el secado.
Interacciones. El efecto combinado de 200 mg de
cloxacilina + 75 mg de ampicilina, vía intramamaria,
parece ser aditivo, por lo que esta combinación es una
elección común en el tratamiento de las mastitis.

Capítulo 47 T rotomiento de lo mostitis • 831

Tiempo de retiro. Para leche se establece un tiempo
de retiro de 48 h con la cloxacilina sódica.

Ampicilina. Indicaciones y dosis. VACAS: 10..20 mg/
kg por vía IM o IV. La infusión intramamaria de 60-65
mg/cuarto/12 h/3-5 días incrementa su concentración
y eficacia. Tiene amplia distribución dentro del tejido
mamario.

Interacciones. Se puede combinar con bencilpeni-
cilina por vía IM, y se ha estimado que así tiene eficacia
de 50% contra Staphylococcus sp. v Streplococcus sp., de 80%
contra E. coli y de sólo 40% contra Actinomyu..s pyogmes.

Cefalosporinas

El precio de las cefalosporinas había limitado su adminis-
tración en la medicina veterinaria, pero recientemente
han sido introducidas con éxito para el tratamiento de la
mastitis. Poseen excelente actividad para el tratamiento
y la prevención de la mastitis bovina. Son atóxicas y no
irritantes, y aunque aún es materia de debate, persisten
en la glándula mamaria en concentraciones útiles por
-24 h después de su administración intramamaria; su
comportamiento cinético después de aplicarla por esta
vía se ha descrito como una ventaja en la terapéutica de
mastitis, ya que se requiere una sola dosis. Algunos micro-
organismos como Haemophilus somnus son resistentes.

Cefoperazona. Indicaciones y dosis. VACAs: se usa
con éxito en el tratamiento de la mastitis debido a su
amplio espectro, ya que es un producto no irritante v
mantiene valores significativos en el cuarto tratado, aun
después del tercero o el cuarto ordeño. La dosis es de
250 mg/cuarto (con SO% de eficacia contra los patóge-
nos más comunes y poca resistencia) o 5-10 mg/kg/12-
24 h, vía intramuscular.
Tiempo de retiro. Su retiro del ordeño no es más
prolongado que el de otras cefalosporinas y puede esta-
blecerse en más o menos cuatro ordeños.

Cefalexina. Indicaciones y dosis. VACAS: es notable su
eficacia en el tratamiento de la mastitis por grampositi-
vos. La dosis de cefalexina monohidratada y benzaúnica
es de 200 mg/cuarto. También se aplica por vía IM en
dosis de 1 O mg/kg/24 horas.
Tiempo de retiro. No se ha encontrado cefalexina en
la leche después de su adminisu-ación por vía IV o IM, pero
se recomienda por seguridad un retiro de 24-48 horas.

Cefotaxima y ceftriaxona. Indicaciones y dosis. Estas
cefalosporinas de tercera generación han resultado útiles
en el tratamiento de las mastitis por gramnegativos y
grampositivos y tienen mejor eficacia contra Staphyloroc-
cus sp. que otros f}-lactámicos.

VACAS: 2-5 mg/kg/24 h. En estudios controlados se
les pondera para el tratamiento de mastitis hiperaguda
en dosis de 100 mg/cuarto por vía intramamaria.

832 • Parte IX -Fisiología y farmacología de lo reproducción

Tiempo de retiro. Éste fluctúa entre 24 y 48 horas.

Cefapirina. Indicaciones y dosis. Después de la admi-
nistración IV o IM en vacas, la cefapirina solamente se
encontró por cortos periodos en concentraciones de 0.1
mg/ml. No obstante, su eficacia es notable en el trata-
miento de la mastitis.

VACAS: la cefapirina sódica se usa para el tratamiento
de la mastitis y la cefapirina benzatinica para el secado,
ambas en dosis de 200-300 mg/cuarto/12 h por vía
intramamaria, aplicando masaje y sin ordeñar entre los
tratamientos.

Ceftiofur. El ceftiofur es la cefalosporina más utili-
zada en veterinaria. Aunque algunos articulas indican
poca difusión a leche, al parecer tiene variables farma-
cocinéticas que son adecuadas para el tratamiento de
la mastitis causada por bacterias grampositivas y gram-
negativas.

Indicaciones y dosis. VACAS: la dosis usual es de 1-3
mg/kg/24 h por vía IM o intravenosa.
Tiempo de retiro. Se ha encontrado ceftiofur en la
leche después de su administración IV o IM, pero dado
que tiene un MRL (nivel máximo de residuos) permi-
tido, se ha dado un tiempo de retiro de O días.

Cefazolina. Indicaciones y dosis. VAcAs, ovEJAS v

CABRAS: es útil en e] tratamiento de la mastitis en dosis
de 15-20 mg/kg/8-12 horas.

T etraciclinas

Debido a que estos fármacos han sido utilizados en la
terapéutica y prevención de la mastitis y en varias otras
enfermedades, la generación de resistencias bacterianas
ha reducido su eficacia contra muchos microorganismos
patógenos. Las tetraciclinas alcanzan buenas concentra-
ciones en tejido mamario después de su administración
parenteral, de preferencia por vía IV. Se debe tener pre-
sente que las tetraciclinas son irritantes para el tejido
mamario cuando se aplican de manera directa, y ade-
más el retiro de la ordeña debe ser muy prolongado.
A pesar de que las tetraciclinas tienen alguna actividad
in vitro contra Mycoplasma sp., su eficacia clínica en el
tratamiento de las mastitis inducidas por este agente cau-
sal es nula. De hecho, dado que no existe tratamiento
eficaz, se deben Uevar a cabo medidas de desecho para
erradicar la infección del hato. En la actualidad, se está
investigando el desarrollo de una vacuna para las mastitis
por Mycoplasma bovis.

Oxitetraciclina

Indicaciones y dosis. Se ha utilizado en el trata-
miento común de las mastitis causadas por Pasteurella
haemolytica y Aerobacter aerogenes en dosis de 20 mg/kg/ día

por vía IM. Alcanza concentraciones bactericidas ópti-
mas (CMI = 1 mg/ml) durante 72 h. No se alcanzan
cifras óptimas (mayores a 5 mg/ml) contra la mayoría
de los anaerobios.

VACAS: para el tratamiento de la mastitis coliforme.
La distribución de la oxitetraciclina en la glándula
mamaria obliga a su administración por vía IV en dosis
de 11-20 mg/kg, con lo que se logran concentraciones
en glándula mamaria de 2.5 llg/ml, que corresponden
a la CMI promedio para E. coli. Si es posible, se debe
ordeñar a la vaca más seguido para evitar que la leche
sirva de sustrato para la proliferación de E. coli.

Tiempo de retiro. El tiempo de retiro es de aproxi-
madamente siete días.

Doxiciclina

Indicaciones y dosis. El uso parenteral de doxici-
clina (que es una tetraciclina altamente liposoluble) con
el efecto combinado de una tetraciclina amortiguada
en infusión intramamaria permite cifras bactericidas
óptimas contra anaerobios. Se ha sugerido que por su
elevada penetración a tejidos mamarios, la doxiciclina
parenteral puede ser útil en el tratamiento de casos raros
de mastitis, como los producidos por Nocardia asteroides
o Chlamydia sp. Se tiene como norma no tratar los casos
de mastitis por Staphylococcus aureus tipo L y Mycoplasma
sp. Además se ha postulado que la doxiciclina inhibe la
acción de los macrófagos mamarios. Se estima que tiene
eficacia de 4~0% contra Staphylococcus aureus.

VACAS: 5-10 mg/kg/24 h por vía IM profunda.

Fenicoles

Cloranfenicol

Es una obligación de todo médico veterinario el cuidar
que no se utilice cloranfenicol y que no se tolere su uso
para animales destinados al consumo humano.
El cloranfenicol es muy eficaz contra varias cepas de
estafilococos y estreptococos y contra otros microorga-
nismos poco frecuentes en las mastitis, como Pasteurella
sp., Haemophilus sp. y Salmonella sp.

Se ha establecido la concentración mínima inhibito-
ria de 5pg/ml para la mayoría de los microorganismos
patógenos. El cloranfenicol alcanza concentraciones
adecuadas en tejido mamario después de administrar
50 mg/kg/8-12 h por vía intravenosa.

Indicaciones y dosis. VACAs: después de la infusión
intramamaria con dosis de 0.5-1 g/ cuarto se obtiene una
concentración aceptable, que puede ser aún mayor si
se utiliza dimetilsulfóxido como vehículo. Tiene poca
eficacia contra Mycoplasma sp., pero puede tener algún
uso contra Bacteroides .fragilis.

Tiempo de retiro. Se ha demostrado que el cloran-
fenicol es capaz de inducir anemia aplásica irreversible,
una condición letal no dependiente de la dosis. Por ello,
su uso se ha prohibido en muchos países, incluyendo
México, y la tolerancia para residuos es de cero.
Aunque los residuos de cloranfenicol en leche pue-
den aumentar la aparición de resistencia bacteriana en
las personas, por ejemplo a especies de Salmontlla, el
retiro de este antimicrobiano de la línea veterinaria se
ha debido a su capacidad de inducir anemia aplásica en
una proporción de 1 ppm en individuos sensibles. Por
tanto, su presencia en leche es potencialmente letal para
los consumidores. Si se llega a utilinr, debe tenerse una
justificación congruente y se requerirán largos periodos
de retiro de por lo menos 30 días.

Tianfenicol

Para reemplazar al cloranfenicol se ha realizado un
esfuerzo considerable. El tianfenicol, un sustituto metil-
sulfonilo del clásico grupo p.nitro del cloranfenicol,
tiene biodisponibilidad de 85% después de su inyección
IM y parece ser que se distribuye uniformemente en casi
todos los tejidos (Vdárea de 0.1 L/kg). Aparece en leche
en 15 min con una relación leche:plasma mayor de 1 a
las 4-12 h; esto es, se logran concentraciones en leche
de 1-6 mg/mililitro.

Indicaciones y dosis. Debido a su vida media relati-
vamente corta después de su administración parenteral
(l. 75 h), su aparente buena penetración al tejido mama-
rio y su falta de efectos tóxicos en la médula espinal en
seres humanos, el tianfenicol puede ser una alternativa
en la terapéutica de mastitis producidas por E. coliy por
otros gramnegativos sensibles.

VACAS: con una dosis única de 25 mg/kg por vía
intramamaria, el tianfenicol genera concentraciones
terapéuticas por 4 h en toda la glándula y por 24 h en
el cuarto tratado.

Florfenicol

El análogo fluorado del tianfenicol es el florfenicol, fár-
maco que ha demostrado mayor potencia que cloran-
fenicol y tianfenicol. Además, es activo contra algunas
bacterias que han desarrollado resistencia al cloranfe-
nicol, como Salmonella typhi, E. coli y Klebsíella sp. Es más
biodisponible después de su administración IM, ya que
sufre poca unión a proteínas plasmáticas ( 13%) y posee
un volumen de distribución similar al tianfenicol, con
vida media mayor (2.65 h).

Indicaciones. Su paso al tejido mamario y a la leche
se ha descrito como adecuado, por lo que puede tener
cabida en el tratamiento de la mastitis. En cabras, se
han hecho ensayos que demuestran una distribución
adecuada del florfenicol a glándula mamaria.

Capítulo 47 T rotomiento de lo mastitis • 833

En ambos casos (tianfenicol y florfenicol), se debe
recordar que antes de usar estos fármacos en la clinica
práctica se necesita establecer el tiempo de retiro de la
ordeña. Una característica importante de estos fármacos
es que no alteran la función fagocítica y por tanto su
efecto sobre la respuesta inmunitaria local es mínima,
rasgo vital para tener éxito clínico.
Se ha utilizado por vía parenteral y por vía in trama-
maria para el tratamiento de la mastitis, pero según lo
observado en diversos ensayos, no ofrece efectos clínicos
muy superiores a las terapias convencionales y además
tiene la desventaja de que no se han determinado los
tiempos de retiro del ordeño. No obstante, la aplicación
por vía intramamaria del preparado para uso por vía 1M
del florfenicol, brinda valores de Cpmáx superiores a los
obtenidos por la propia vía IM, lo que en algunos casos
puede tener utilidad práctica.

Macrólidos

La eritromicina y la tilosina se han utilizado en la tera-
péutica de la mastitis con éxito considerable debido a
su alta difusión a tejido mamario y leche.
Como es común en la quimioterapia de enferme-
dades bacterianas, su uso excesivo genera rápidamente
resistencias bacterianas. A pesar de que la lincomicina y
la espiramicina pertenecen a otros grupos, por su com-
portamiento cinético se incluyen en este grupo.
No se deben administrar de manera conjunta dos
macrólidos o lincomicina y macrólidos, debido a que
compiten por el mismo sitio de acción y sus efectos serán
menores en lugar de aditivos. Se han publicado pocos
informes sobre la eficacia de la espiramicina, pero son
comparables a los obtenidos con la cloxacilina para mas-
titis por grampositivos.
Los macrólidos alcanzan en la glándula mamaria
una concentración bactericida óptima equivalente a tres
a cinco veces la concentración plasmática. Por tanto, son
fármacos ideales en el tratamiento de la mayoría de las
mastitis producidas por grampositivos, algunos anaero-
bios, e incluso por Nocardia asteroides, pero ninguna otra
Nocardia.

Eritromicina

La eritromicina puede aplicarse por vía parenteral o
intramamaria. Debido a que la mastitis suele aumentar
el pH del tejido mamario y esto reduce la concentra-
ción o la proporción de eritromicina en tejido mamario:
plasma, se recomienda la administración intramamaria y
parenteral conjuntamente. Además, se ha visto resisten-
cia cruzada entre eritromicina y lincomicina. Esta última
se concentra en tejido mamario, pero puede producir
graves efectos colaterales en el ganado, por lo que no
se le recomienda.

834 • Parte IX -Fisiologla y farmacologla de lo reproducción

Tilosina

La lilosina es eficaz contra especies de micoplasmas in
vitro; empero, en la terapéutica de la mastitis inducida
por Mycoplasma sp. no ha tenido éxito, aun cuando se
aplica con tetraciclinas. La explicación que se ha dado
a este fenómeno es que el antibiótico se ioniza y es inca-
paz de actuar contra los micoplasmas intracelulares. Esta
misma combinación de oxitetraciclina-tilosina resultó
útil en casos de mastitis inducida por Past.eurelln. sp. resis-
tentes a tilosina únicamente. Los valores de CMI de la
tilosina contra estreptococo ~hemolítico, Staphywcoccus
aureusy Corynebacteri.um pyogenesson relativamente bajos
(1 J.lg/ml).

Pirilamicina

Es una lincosamida aprobada por la FDA para el trata-
miento de la mastitis bovina producida por Staphywcoccus
aureus. Se le considera más activa que la clindamicina
contra esta bacteria. La pirilamicina es una lincosamida
con actividad primaria contra microorganismos grampo-
sitivos, incluyendo Staphywcoccus sp. y Streptococcus sp. No
es activa contra bacterias gramnegativas como E. coli.

Indicaciones y dosis. Se recomienda en casos de
mastitis clínica y subclínica producida por Staphywwccus
aureus, Streptococcus agaln.ctiae, S. dysgalactiaey S. uberis. Se
menciona que los microorganismos con CMI :s;2 JJg/ml
son susceptibles, y aquellos con CMI >4 pg/ml son resis-
tentes. En casos de mastitis crónica por Staphywcoccus
aureus, la administración de pirilamicina por vía intra-
mamaria es suficiente para controlarla, pero no para
eliminar al patógeno; en estos casos se recomienda la
administración de otro tipo de fármacos, incluyendo
antibióticos sistémicos y terapia de sostén.

VACAS EN lACTACióN: se administran 300 mg/cuarto
afectado/12 h/3 tratamientos. Antes se debe vaciar la
ubre completamente, evitando que la suciedad se intro-
duzca al pezón; se seca el área y se limpia cada pezón
con algodón impregnado con antiséptico, como alcohol
al 70 por ciento.

La punta de lajeringa se debe introducir lo más
posible en el pezón y el contenido se inyecta sujetando
firmemente éste. Una vez inyectado debe darse un ligero
masaje para que el fármaco se difunda hacia la cisterna
glandular. Después de la administración se recomienda
lavar una vez más todas las tetas.

Polipéptidos

Po/imixina

Indicaciones y dosis. Los derivados solubles del
metanosulfonato de polimixina B y colistina pueden
ser útiles en casos raros de mastitis inducida por gram-

negativos como E. coli, Pseudomonas sp., Enterobacter sp.,
Haemophilus sp., PasteureUa sp. y Prot.eus sp.; las especies
de &rratia son resistentes.
Debido a su actividad contra E. coli, cuyas endotoxi-
nas neutralizan, se ha considerado que las polimixinas
son una buena opción para disminuir los efectos sistémi-
cos de este tipo de mastitis, efecto que por sí solo puede
ser más importante que el efecto bactericida.

VACAS: en casos de mastitis se usan dosis de 5 mg/kg
por vía IM, con la cual se logra una concentración en
leche superior a los 2 J.lg/ml hasta por 4 h, capaz de
eliminar la mayoría de los microorganismos problema.
Se ha usado por vía intramamaria en la terapéutica de
la mastitis por microorganismos coliformes en dosis de
100 mg/cuarto, a menudo combinada con un amino-
glucósido que no sea neomicina, pues a esta última se
le ha implicado en la aparición de mastitis por Nocardia
sp., una condición que amerita el desecho del ganado.
No se recomienda la aplicación por más de tres a cuatro
días, debido al efeclO grave a nivel renal en todas las
especies.

Bacitracina

La bacitracina es eficaz in vitro contra la mayoría de las
bacterias causantes de mastitis. Actualmente existen
algunos preparados mezclados con neomicina y/o poli-
mixina, que se recomiendan en particular en Francia.
Su aplicación parenteral está contraindicada por inducir
nefrotoxicosis grave con una sola dosis.

Indicaciones y dosis. Puede ser útil para el secado, ya
que la tasa de resistencias de los estafilococos es baja.

VACAS: se recomiendan concenn-aciones de 100-250
mg/cuarto o 500 Ul/cuarto.

Tiempo de retiro. Éste depende de los vehículos; si
se añade neomicina pueden requerirse 14-21 días.

Aminoglucósidos

Estreptomicina, dihidroestreptomicina, neomicina y
gentamicina han sido utilizadas solas o combinadas con
otros grupos de antimicrobianos en el tratamiento de
la mastitis. Se ha sugerido que su eficacia se hace más
evidente después de un par de inyecciones. Cuando no
se obtiene mejoría clara, es necesario realizar un cam-
bio rápido de antimicrobianos. Ningún aminoglucósido
alcanza la CBO después de su administración parente-
ral, y a menudo tampoco la CMI. En consecuencia, se
administran por vía intramamaria, combinados con anti-
bióticos ~lactámicos. La leche reduce su actividad ano-
bacteriana. Su distribución en la glándula es uniforme.
A pesar de las desventajas de utilizar aminoglucósidos
en la terapéutica de la mastitis, se siguen empleando

en preparados comerciales. Quizá se pueda justificar su
uso en mastitis por E. coli, pues sus efectos en estos casos
parecen ser útiles cuando se aplica por vía intramamaria.
Ni siquiera la gentamicina es eficaz contra Streplococcus
sp. Los aminoglucósidos se utilizan empíricamente en
el tratamiento de las mastitis por E. coli, pero su eficacia
se debe corroborar de manera cuidadosa, porque en
muchos casos se presenta una curación espontánea.
Se ha dicho que el grado de ionización de la mayoría
de los aminoglucósidos limita su penetración en el tejido
mamario. Sería de interés investigar si el proceso infla-
matorio favorece la distribución de los aminoglucósidos
al tejido mamario, tal como ocurre en la meningitis.

Neomicina

La eficacia de la neomicina se reduce notablemente
(100-200%) en presencia de leche, mientras que la de
la enrofloxacina sólo se reduce 50%. Se ha utilizado
la neomicina en el tratamiento de la vaca seca, sola o
combinada con otros antimicrobianos (nitrofurazona,
lincomicina). Sin embargo, es importante señalar que
se ha encontrado que el uso regular de la neomicina
aumenta notablemente las probabilidades de mastitis
por Nocardia sp., infección considerada una condición
irreversible, por lo que se ha retirado este fármaco del
mercado en Canadá; este efecto no se ha demostrado en
México, Estados Unidos y otros países.

Estreptomicina

Se ha estimado que la estreptomicina, después de su
administración parenteral, sólo alcanza concentraciones
de 0:5 plasma:tejido mamario.

Gentamicina

Parece ser que todavía existe algún soporte empírico que
apoya el uso de gentamicina por vía parenteral como el
antibiótico de elección contra la mastitis por E. coli. Es
más, hay informes de resultados exitosos en la terapéu-
tica de mastitis por Pseudomonas sp. en yeguas.
En casos de meningitis aumenta la difusión de la
gentamicina al líquido cefalorraquídeo y sería conve-
niente estudiar si ocurre lo mismo en el caso de la infla-
mación que se produce en la mastitis y evaluar el efecto
del aumento del pH en el tejido mamario sobre la acción
de la gentamicina, ya que ésta tiene mayor acción anti-
microbiana a pH alto.
La gentamicina es eficaz cuando se administra por
vía intramamaria, y posiblemente si se incluyera en lipo-
somas podría aumentar la destrucción de formas "L" de

Staphylococcus aureus.

Indicaciones y dosis. VAcAs: se absorbe bien en dosis
de 1.1 mg/kg por vía in tramamaria, y alcanza concentra-
ciones séricas de 1.09 ± 0.15vg/ml, que son suficientes

Capítulo 47 Tratamiento de la mastít1s • 835

para producir residuos tisulares. Se ha utilizado sola o
con polimixina B bajo supervisión médica y con el cono-
cimiento de los efectos ad,•ersos que pudiera producir,
de los cuales destaca la producción de residuos. Por vía
parenteral no alcanza concentraciones terapéuticas en
glándula mamaria, y cuando se le usa para el trataffijento
de mastitis por E. coli, la percepción de éxito terapéu-
tico se debe a la remisión espontánea de esta patología,
propiciada por un ordeño frecuente. Los autores consi-
deran que la gentamicina sólo deberá usarse por vía IV
cuando se sospecha de un cuadro séptico-septicémico.
Otros autores en el mundo han demostrado que la recu-
peración de animales con mastitis por E. coh se logra más
fácilmente y con mejor relación costo-beneficio úrnca-
mente con terapias de sostén y ordeños frecuentes. En
vacas con mastitis inducida de manera experimental la
administración intramamaria de gentamicina da por
resultado una absorción sistémica del88%, permitiendo
una persistencia del fármaco que produce residuos en
tejido renal.

Tiempo de retiro. En vacas con mastitis por E.coli, el
tiempo de retiro \'aria entre cuatro y 13 ordeños, y en
casos de mastitis por microorganismos no especificados
es de 28 días.

Kanamicina

Indicaciones y dosis. VACAS: la kanamicina es eficaz
después de 48 h de uso intramamado, y se dice que junto
con espiramicina es eficaz contra cocos grampositivos
(kanamicina 50 mg + espiramicina 400 m g/ cuarto). Se
debe tener presente que la leche puede contener resi-
duos después de la administración intrauterina de estos
antibióticos. Se menciona que la combinación de kana-
micina y penicilina ha resultado útil en el tratamiento de
mastitis subclínicas producidas por Staphylorocrns aureus,
con la única desventaja de que se requieren largos perio-
dos de retiro. Se utiliza tópicamente con éxito en el tra-
tamiento de algunas mastitis por cocos gramnegativos y
grampositivos,junto con espiramicina; también es eficat.
en vacas para el tratamiento de infecciones causadas por

Cory·nebacterium paratuberculosis.

Dihidroestreptomicina

Indicaciones y dosis. VACAS CON MASTITIS COLIFORME: 2-
4 ml/100 kg/día por vía IM (pero no se han publicado
pruebas de que este tratamiento sea eficaz, ya que se
distribuye poco en la leche).

Tobramicina

Se considera muy activa contra los patógenos más comu-
nes en la mastitis bovina. Para Staphylococcus aureus se
detectó una eficacia superior al 60%, con CMI de 0.6
pg/ mililitro.

836 • Parte IX -Fisiología y farmacología de lo reproducción

Indicaciones y dosis. VACAS: Se utiliza poco debido
a su alto precio, pero en algunos países se recomienda
en dosis de 80-125 mg/cuarto. Las dosis parenterales no
llegan a la glándula mamaria.

Aminociclitoles

Apramicina

Durante un estado de mastitis aguda en vacas, la aprami-
cina se distribuye hacia la leche en los cuartos afectados
en mayor concentración que en los cuartos sanos, pero
no se sabe si puede tener efectos tóxicos o si produce
residuos.

Sulfonamidas

No se les considera la primera opción en la terapéu-
tica de la mastitis. Quizá tengan utilidad en la mastitis
causada por E. coli. No obstante, tienen buen espectro
de actividad contra la mayoría de los microorganismos
patógenos que producen mastitis. La combinación de
sulfonamidas + tdmetoprim tiene notable actividad in
vitro contra vadas especies de estafilococos, estreptoco-
cos y Corynebacterium pyogenes. Aún no existe suficiente
información acerca del uso de estos fármacos en el tra-
tamiento de la mastitis bovina. Es importante destacar
que el trimetoprim tiene vida muy corta en vacas, de
poco más de 1 h (en comparación con 10 h en el ser
humano). Por tanto, su rápida eliminación limita su
efecto sinérgico in vivo con las sulfonamidas, a pesar de
que el trimetoprim tiene buena difusión hacia el tejido
mamario. En un futuro cercano se contará con otros
derivados aminopirimidínicos (compuestos relacionados
con trimetoprim) con vida media más prolongada, como
aditoprim y baiquilotrim. Los desechos de tejido pueden
proveer un sustrato adecuado a la bacteria para enmasca-
rar los efectos del trimetoprim y de las sulfonamidas.

Fluoroquinolonas

No se ha trabajado lo suficiente para evaluar la efica-
cia de las fluoroquinolonas. Para evitar el desarrollo de
resistencias en el grupo de antimicrobianos más poten-
tes hasta hoy descubierto, se deberían emplear como
antimicrobianos de reserva. Sin embargo, ya se les ha
incorporado de lleno a la clínica y se ha sugerido su
uso para tratar la mastitis bovina. También se ha pro-
puesto para la terapéutica de vacas en el secado, debido
a que las fluoroquinolonas pueden difundirse bien a la
leche y permanecer por un tiempo prolongado si no se
ordeña a la vaca. Los autores han evaluado la eficacia
clínica de varias fluoroquinolonas en grandes grupos, y
encontraron poca diferencia de eficacia entre ellas. Sin

embargo, se puede sugerir que la enrofloxacina tiene
una ligera ventaja clínica.

Enrofloxacina

Indicaciones y dosis. La administración por vía intra-
mamaria de un preparado para vía oral de enrofloxacina
diluida en solución salina (250 mg/cuarto en 10 ml}
tiene un espectro de curación de 83.3% en la mastitis
subclínica por Staphywcoccus sp. y Corynebacterium sp., así
como de 89% en casos de mastitis de origen bacteriano
no determinado. Por desgracia, los estudios referidos no
son comparables, pues no se proporcionan datos sobre la
edad de los animales, el número de cuartos infectados,
el número de infecciones previas y la localización de la
infección en la ubre.

Tiempo de retiro. Debido a que en muchos países
no ha sido aprobada la enrofloxacina para usarse en el
ganado lechero, aún no se determinan en detalle los
tiempos de retiro. En un estudio llevado a cabo por
los autores, no se detectó enrofloxacina en leche des-
pués de 96-120 h de su administración parenteral, pero
después de una sola inyección parenteral de 5 mg/kg,
la enrofloxacina permanece en leche tres veces más
tiempo que en el plasma y se alcanzaron concentracio-
nes bacteriostáticas en leche por más de 36 horas.

Norfloxacina

Las concentraciones in vitro de la norfloxacina en leche
son mejores (CMI de 0.1 pg/ml) que las de otras fluoro-
quinolonas (0.06 pg/ml de enrofloxacina para E. col:);
sin embargo, su eficacia a nivel de campo es compara-
ble.

Se han realizado ensayos utilizando quinolonas;
por ejemplo, se sabe que el nicotinato de norfloxacina
administrado al principio del periodo de secado por vía
se puede alcanzar mejores porcentajes de curación y
aminorar la tasa de infección por Staphylococcus aureus,
comparado con la cefapirina benzatínica. La norfloxa-
cina puede ser potencialmente benéfica contra C o r y n ~ ­
bacterium pseudotubercuwsis y es activa contra la mayoría
de los microorganismos gramnegativos que afectan la
glándula mamaria.

% Antiinflamatorios

Regularmente no se publican los efectos de los antibióti-
cos sobre la recuperación de la producción láctea; los cri-
terios de curación se limitan a informar de la cura clínica
o bacteriológica, o ambas. Esto se debe a que a menudo
el clínico olvida que los antibacterianos sólo actúan a ese
nivel, sin capacidad de desinflamar, de cambiar el pH del
medio o de eliminar el pus y los detritos celulares de un
sitio. Los antiinflamatorios no esteroideos contribuyen a

elevar la eficacia de recuperación en la mastitis clínica y
mejoran el porcentaje de recuperación de la producción
láctea. Este porcentaje es un indicador importante de la
eficacia de un tratamiento, porque contempla el grado
de rehabilitación de la productividad del tejido glandular
y por tanto repercute más en la relación costo/beneficio
de cualquier tratamiento. Los antiinflamatorios no este-
roideos, como meglumina de flunixina, piroxicam, el
mismo ácido acetilsalicílico, ketoprofeno, etc., bloquean
la liberación de aminas vasoactivas (como serotonina,
histamina, cininas etc.) y seguramente también tienen
efecto sobre lipooxigenasa y ciclooxigenasa, con lo que
evitan la producción de prostaglandinas y leucotrienos
implicados en la inflamación. Como consecuencia de
esto, también inhiben el dolor.
Las tendencias modernas de las terapias contra la
mastitis deben incluir una visión integral. Es claro que se
deberá atacar al agente causal y sus efectos inflamatorios
sobre el organismo; también se deberá contemplar el
bienestar del animal en casos de mastitis por entero-
bacterias, y por ello es cada vez más común añadir trata-
mientos hidroelectrolíticos y oxitócicos para mejorar el
vaciado de la glándula y algunas veces antihistamínicos
bloqueadores de receptores H

1• Más aún, se han imen-
tado los tratamientos con interferón, con interleucinas
y con diversos remedios herbolarios.
Todavía es incierto el verdadero valor de muchos
fármacos en el tratamiemo de la mastitis; por ejemplo,
el uso de glucocorticoides en ocasiones ha sido aceptado
y en otras, rechazado. Es claro que los antiinflamatorios
son necesarios, ya que siempre existe un proceso infla-
matorio, en ocasiones grave. Se ha demostrado que una
glándula tratada con antiinflamatorios no esteroideos
presenta menos reincidencias y se cura más pronto. Es
importante recordar que por desgracia se incorporan
muchos antiinflamatorios no esteroideos a la clínica
bovina sin determinar antes su farmacocinética y distri-
bución a la glándula mamaria.

Meglumina de flunixina

La meglumina de flunixina se considera una buena alter-
nativa dado que además de su capacidad antiinflamato-
ria, se ha demostrado que es capaz de reducir los signos
clínicos relacionados con la endotoxemia de la mastitis
producida por E. coli.

Fenilbutazona

No se recomienda, pues aunque es muy eficaz, su periodo
de retiro es prolongado y los residuos pueden inducir
en el ser humano reacciones alérgicas graves e incluso
letales (síndrome de Lyell con epidermólisis necrosante
generalizada, síndrome de Stevens-Johnson, etc.).

Capítulo 47 Tratamiento de lo mostitis • 837

Dimetilsulfóxido

El dimetilsulfóxido puede ser útil como antiinflamatorio
tópico. En algunos casos se le ha utilizado como vehículo
de compuestos y antimicrobianos liposolubles, y dado
que en sí es altamente liposoluble, en teoría aumenta la
penetración del antimicrobiano en el tejido mamario.
No obstante, deben llevarse a cabo más estudios clínicos
y farmacológicos para apoyar esta teoría. Por otro lado,
debe tomarse en cuenta que muchos antimicrobianos
liposolubles, diluidos o no en dimetilsulfóxido, pue-
den absorberse de la glándula mamaria y redistribuirse,
aumentando la presencia del fármaco a otros niveles;
por ejemplo, el florfenicol se absorbe de la glándula
mamaria y alcanza cifras plasmáticas comparables con
las encontradas en sangre después de la administración
IV, una situación ideal en el caso de mastitis causada
por E. coli.

% Otros fármacos y recursos

Si bien es cierto que no se puede dejar de recurrir a la
terapia de Jos casos clínicos, el enfoque primario rlel
veterinario deberá ser la prevención. Para ello:

• Están en desarrollo vacunas, particularmente útiles
hasta ahora, conu-a la mastitis por E. coli.
• Se evalúa el uso de campos electromagnéticos. Últi-
mamente, su empleo para la prevención y curación de
la mastitis bovina ha alcanzado gran éxito en China y
Rusia. Es más, se ha observado incremento en la pro-
ducción láctea cuando se aplican estos campos con un
dispositivo incluido dentro de la máquina de ordeño.
Existen algunas propuestas acerca del mecanismo de
acción de esta técnica, las cuales incluyen la electro-
poración, la activación leucocítica y el incremento del
aporte sanguíneo en la glándula mamaria.
• Se diseñan nuevas prácticas de higiene.
• Se analiza la influencia que tiene el estrés.
• Se pondera el uso de inmunoestimuladores inespe-
cíficos.
• No queda clara la intervención de las enzimas en las
infecciones producidas por Corynebacterium fryogerus, ni
los efectos benéficos del uso de las vitaminas A, D y E.
• Se han hecho algunos acercamientos naturales a trata-
mientos con compuestos no ortodoxos, pero se les ha
dado poco reconocimiento. Algunas técnicas requie-
ren validación internacional; por ejemplo, se dice que
la infusión intramamaria de 250 ml de una solución
saturada de glucosa puede ser muy eficaz en el trata-
miento de la mastitis por Pseudomonas sp.
• Se estudia el uso de mediadores de la inflamación para
favorecer la entrada de antibacterianos a las células
afectadas.

838 • Parte IX -Fisiología y farmacología de lo reproducción

• Se ha propuesto el empleo de factor recombinante alfa
de necrosis tumoral + antibacterianos para mejorar o
impulsar los mecanismos de defensa.
• Se han usado otras citocinas más agentes antimicro-
bianos e interferón bovino.

Algunos de los procedimientos anteriores podrían
en un futuro cercano hacerse de uso rutinario para tra-
tar las mastitis subclínicas y reducir en grado sustancial
el porcentaje de animales afectados clínicamente.

% Conclusión

Se ha demostrado y resulta congruente, que las vacas
sometidas a alguna forma de estrés, o con problemas
nutricionales o metabólicos, presenten más casos de mas-
titis. El uso o suplementación de antioxidantes mejora
la función neutrofilica y las defensas de las vacas. Para
cualquier infección en cualquier especie, existe la pre-
misa de que a mayor capacidad inmunitaria (celular y

humoral) mayores posibilidades de éxito terapéutico.
Empero, aún resta mucho trabajo para entender el con-
cepto de interacción que hace a una vaca resistente y
otra susceptible a la mastitis. La investigación moderna
debe dejar atrás los antibacterianos y tratar de desci-
frar los mecanismos naturales de defensa para lograr
su manipulación y dar un salto real en el tratamiento
y prevención de esta patología. En cierta medida, ya se
ha intentado con éxito mejorar la calidad inmunológica
de las glándulas mamarias hacia el final de la lactación
y durante el secado. En otras palabras, no se requiere
un veterinario para diagnosticar una mastitis clínica. De
hecho, tampoco se precisa de una preparación univer-
sitaria para diagnosticar una mastitis subclínica, pero
en cambio sí es necesario un médico veterinario para
detectar cambios sutiles en el comportamiento de la
vaca, la modificación del número de células somáticas
y bajas moderadas en la producción, que sugieren un
foco patológico en puerta. Es entonces cuando antes de
la manifestación clínica se debe actuar y proponer los
cambios que beneficien al animal, sin necesidad de usar
antimicrobianos en toda ocasión.

Farmacología fh~ la reproducción.
Esteroides exuales

Este capítulo comprende:

• Conceptos generales
• Estrógenos

Mecanismo de secreción
Efectos
Indicaciones y dosis
Efectos adversos
Estradiol
Cipionato de estradiol
Dietilestilbestrol (DES)
Estrógenos conjugados

• Andrógenos

Efectos de la testosterona en el
organismo
Danazol
Mibolerona
Decanoato de nandrolona
• Auntiandrógenos
Finasterida
Acetato de clormadinona

• Progestágenos

Efectos en el organismo
Farmacocinética
Altrenogest

Acetato de

medroxiprogesterona (MPA)
Acetato de megestrol
• Esteroides anabólicos
• Métodos de sincronización
del ciclo est:rual en la vaca
Principios de sincronización de
estros
Control de los crecimientos
foliculares (jollicular wave)
Involución del cuerpo amarillo
(CA) en vacas
Manifestación patente del celo y
la ovulación
Sincronización de celos y
primera inseminación
Sincronización e lA en vacas no
gestantes después del primer
celo sincronizado
Métodos para sincronización de
vacas repetidoras o que no
quedaron gestantes después
de la primera sincronización

839

840 • Parte IX -Fisiología y farmacología de lo reproducción

% Conceptos generales

El conocimiento de los mecanismos fisiológicos que par-
ticipan en la reproducción de los animales domésticos es
de importancia fundamental para utilizar prácticas ade-
cuadas de manejo e instituir un tratamiento hormonal
racional que permita incrementar la eficacia reproduc-
tiva. Por tanto, este capítulo se orienta a la descripción
de los procedimientos farmacológicos hormonales que
controlan los fenómenos reproductivos, como edad a
la pubertad, sincronización del estro, control de la ovu-
lación y del pano, inducción de la superovulación, y
reducción del periodo abierto posparto y del anestro
estacional. Es importante que se tenga en cuenta que la
terapéutica hormonal puede llegar a generar más pér-
didas que beneficios, por lo que deben usarse siempre
de manera precisa los fármacos hormonales, tanto en lo
relativo al momento de la dosificación como a la canti-
dad específica. Se ha dicho que las yatrogenias de origen
hormonal son a menudo irreversibles, en especial si se
trata del delicado equilibrio hormonal de la reproduc-
ción. Por ello, resulta necesario hacer hincapié en que
el tratamiento hormonal debe ser consecuencia de un
diagnóstico cenero y del conocimiento detallado del
estado endocrino del individuo. Sólo así se derivan bene-
ficios evidentes. También se ponderan los efectos cola-
terales, que en múltiples ocasiones se presentan y que
son el producto del aún incipiente conocimiento que se
tiene de las interacciones entre el sistema endocrino y
los demás componentes de la homeostasis o mejor dicho
homeocinesis, incluyendo al llamado sistema endocrino
difuso.

A los esteroides sexuales se les divide en:

• Fnneninos: estrógenos y progestágenos. Los principales
cstrógenos son l7~stradiol, estrona y estriol. De la
P

1 se tienen sales como acetoxiprogesterona y preg-

nanediol.
• Masculinos: se le da el nombre genérico de andróge-
nos, de los cuales el más importante es la testosterona
y otros menos importantes son androstenediona, pro-
pionato de testosterona y etiltestosterona.

% Estrógenos

Los principales estrógenos en los mamíferos son 171)-
estradiol, estrona y estriol. Se producen en el folículo ová-
rico y en la placenta. En la actualidad existen estrógenos
sintéticos que han sustituido en parte a los naturales;
ejemplos de ellos son dietilestilbestrol (DES), etiniles-
tradiol, bencestrol y hexestrol; en algunas especies se
considera estrogénico al clomifeno. El tamoxifén es un
antagonista estrogénico.

Mecanismo de secreción

La mayoría de los estrógenos naturales se produce en
el folículo ovárico bajo la estimulación de las hormonas
foliculostimulante (FSH) y luteinizante (LH). Por retro-
alimentación (realimentación o retroacción) negativa,
los valores sanguíneos de estrógenos inhiben la secreción
de las hormonas FSH de la hipófisis y GnRH del hipotá-
lamo. Parece ser que el carácter cíclico de la secreción
de FSH y LH se debe a un control neurohumoral ejer-
cido, en parte, por el llamado sistema endocrino difuso
influido por variables como horas de luz, nutrición,
genética, estímulos olfatorios (feromonas), etcétera.

Efectos

Los efectos de los diferentes compuestos sólo difieren en
potencia y duración según el siguiente criterio:

• BencestroL Ligeramente menos activo que el 17~stra­
diol y 21h veces más potente que la estrona
• Dietilestilbestrol. Igual eficacia que el 17~stradiol
• Hexestrol. De potencia parecida a la del dietilestil-
bestrol
• Etinilestradiol. Unas 25 veces más potente que el die-
tilestilbestrol
• Clomifeno. Se considera antiestrogénico, pero posee
efectos estrogénicos iniciales

Los estrógenos son las hormonas que promueven
la maduración y diferenciación de los órganos sexuales
primarios y secundarios (oviductos, vagina, glándulas
accesorias, etc.), así como la expresión de los caracteres
sexuales secundarios, incluyendo el comportamiento
sexual. También aumentan la vascularización de los órga-
nos sexuales primarios y accesorios; estimulan el creci-
miento endometrial y epitelial en general e inducen el
crecimiento tubular en la glándula mamaria. Asimismo
tienen efecto anabólico y favorecen la osificación de las
epífisis de los huesos largos. Son en general epiteliotro-
pos, especialmente a nivel genital, porque promueven
la mitosis y la cornificación. Una dominancia se rela-
ciona con un aparato reproductor inmunocompetente.
Por eso a menudo la luteólisis con prostaglandina F

20

es suficiente para erradicar un proceso aparentemente
infeccioso, pero se ha demostrado que la estimulación
excesh'a con estrógenos causa problemas de infecundi-
dad en varias especies, como es el caso de la intoxicación
crónica con fitoestrógenos en ovejas. Dichas sustancias
(genisteína, miroestrol) intervienen en la migración del
embrión por el oviducto y en la implantación del blas-
tocisto en el endometrio, causando muerte embrionaria
o falta de implantación endometrial. Los fitoestrógenos
inhiben la liberación de gonadotropinas por retroali-
mentación negativa e inhiben la ovulación.

Capírulo 48 Farmocologio de lo reproducción. Esteroides sexuales • 841

Indicaciones y dosis

Se han utilizado en el tratamiento de la vaginitis en ani-
males seniles y en la inducción del estro a través de la
estimulación de FSH y LH. Su eficacia en este caso es
variable, y se prefiere el empleo de gonadotropinas y
gonadoliberinas (GnRH). La mayoría de las veces el estro
logrado es sólo conductual. Se han utilizado estrógenos
en casos de retención placentaria y endometritis sencilla,
aunque actualmente se sugiere la terapéutica con PGF

2a

o análogos, y en casos de endometritis de segundo o
tercer grados se pueden usar antibacterianos.

Efectos adversos

Dosis altas causan hemorragias internas y en las vacas
inducen mastitis y disminuyen la secreción láctea. En
algunos casos producen piometra. Aún más, se ha con-
traindicado el uso de estrógenos en la endometrilis,
pues retardan el regreso al estro y se ha sugerido que
la aplicación de 50-100 mi de suero del mismo animal
por vía uterina proporciona opsoninas esenciales para
el proceso infeccioso causado más que por una bacteria
patógena, por una deficiencia de la respuesta inmunita-
ria local. Se ha sugerido la administración de levamisol
durante cinco semanas antes del parto para aumentar
las defensas y disminuir las infecciones posparto. Se ha
planteado que la mejor manera de tratar las endometri-
tis en vacas y yeguas es realizando lavados intrauterinos
con 200-250 mi de solución salina hasta que se hayan
retirado todos los loquios y pus. No se aconseja el uso
de antibióticos. En decenios pasados se usaba oxitetraci-
clina diluida, pero los efectos irritantes de esta práctica

y el daño al endometrio abren demasiado el intervalo
parto-concepción, generando notables pérdidas econó-
micas. Si se requiere administrar algo más que solución
salina, se aconseja el uso de remedios que cambien el
pH y las características fisicoquímicas del nicho, p. ej.,
bolos de urea.

Los estrógenos que pueden encontrarse en el mer-
cado aparecen en el cuadro 48-1. Estrógenos como el
dietilestilbestrol y el clomifeno se utilizan poco en vete-
rinaria. En el cuadro 48-1 se registran sólo los más utili-
zados. Por sus efectos carcinogénicos se prohíbe el uso
de dietilestilbestrol en especies domésticas destinadas a
la producción de alimento.

Estradiol

Su nombre químico es (17¡3)-estra-1,3,5(10)-trieno-3,17-
diol; f3-estradiol (fig. 48-1); su fórmula condensada es
C

18H

240

2 y tiene peso molecular de 272.39 Da. Existen
diferentes sales, como 3-benzoato, 17¡3-ciclopentanopro-
panoato, dipropionato, hemisuccinato, 17-heptanoato,
17-undecanoato y 17-valerato. Para uso en medicina
veterinaria se encuentran aprobados benzoato, valerato,
cipionato y 17f3-estradiol.

Cipionato de estradiol

Es un estrógeno namral que se produce por esterifica-
ción del estradiol con ácido ciclopentanopropiónico y
se encuentra en forma de polvo cristalino-blanco; puede
tener un olor ligero o ser inodoro, y es soluble en aceites
vegetales.

eu.dro 41-1. Estr6genos que quizá se encuentren en el comercio y sus dosis

Compuesto

Vaca y yegua

Oveja

Cerda

Perra

Dietilestilbestrol (solución

1 0-25 mg/día por vía 1-3 mg/dfa por 3-1 O mg/dfa por vfa

0.2-5 mg/dfa

oleosa)

IM ose

vra 1M o se

IM ose

Dietilestilbestrol en

50-100 mg cada 2

5-10 mg cada

5-1 O mg cada 2

0.5-1 mg cada 2

cristales

semanas por vía

2 semanas

semanas por vfa

semanas por vra IM

IM o Se*

IM o Se*

IM o SC*

o se

Dietilestilbestrol en

1 g/3 meses

implante

C1trato de clomifeno

50 mg/dla/5 días

Estrógenos conjugados

20-50 mg/dfa

(estrona y aquilina)

l:stradiol, benzoato

1 5-20 mg por vía IM

Estradiol, cipionato

3-10 mg por vía IM

0.1-0. 5 mg, máximo 2
mg por vra IM

Estradiol, fenilpropionato

5-15 mg por vía IM

7.5 mg por vra IM

*Uso prohibido por su potencial caronógeno

842 • Parte IX -Fisiología y farmacología de lo reproducción

OH

HO

Fig. 48-1. Fórmula estructural del estradiol.

Farmacodinámica

Es el más activo de los estrógenos endógenos y pro-
duce los mismos efectos que los descritos anterior-
mente. Causa además aumento o fijación de Ca2

+ en

los huesos.

Farmacocinética

Si se encuentra en un vehículo oleoso su absorción
puede tardar días; se acumula en tejido adiposo, se meta-
baliza por vía hepática y se elimina principalmente por
vía urinaria y de manera secundaria por bilis.

Indicaciones y dosis

PERRAS: para evitar la gestación se administran 0.02-
0.04 mg/kg vía IM 72 h antes del coito, lo cual lo hace
impráctico en la mayoría de los casos.

GATAS: para evitar la gestación se administran O .125-
0.25 mg/kg vía IM 40 h antes del coito.

VACAS: para dar término a la gestación por regresión
del cuerpo amarillo se administran 4-8 mg vía IM. En
caso de anestro la dosis es de 3-5 mg. Para piómetra y
retención placentaria es de 10 mg IM, y para persisten-
cia del cuerpo amarillo se usan 4 mg administrados por
vía IM. Se le ha usado con éxito para mejorar la repro-
ducción en vacas sincronizadas con prostaglandinas F

2a,

administrando 1 mg/vaca después de la última inyección
de prostaglandina F

2a o análogos. Este procedimiento
parece mejorar la ovulación y las manifestaciones de
celo.

YEGUAS: para inducción del estro fuera de época se
administran 10 mg; se espera la presentación del estro en
dos o tres días después del tratamiento; para inducción
del estro en yeguas con "calor silencioso", la dosis es de
1 mg; para aumentar las defensas uterinas se adminis-
tran durante tres a cinco días 1-2 mg de estradiol. Para
sincronización del estro se usan inyecciones diarias por
10 días de 150 mg de progesterona con 10 mg de estra-
diol, seguidos de prostaglandina con la última dosis de
esteroides. Alrededor de 50% de las yeguas ovularán a

los 8-10 días. Esta misma combinación de esteroides se
usa para el mantenimiento de la preñez por 10-15 días.

Efectos adversos

Está contraindicado durante la gestación, ya que se ha
demostrado que causa malformaciones fetales además
de inducir depresión de la médula ósea fetal. En vacas
produce estro prolongado, irritación genital y quistes
y disminuye La producción láctea. Puede aumentar el
sangrado en perras sometidas a cirugía del aparato
reproductor.

Interacciones

La rifampicina disminuye la actividad estrogénica pro-
bablemente debido a la inducción del sistema microsó-
mico enzimático; aunque existen otros inductores de
este sistema como el fenobarbital y la fenilbutazona, su
efecto aún se desconoce. El efecto de los esteroides se
potencia si se administra junto con corticosteroides, y se
postula que los primeros inhiben la unión a proteínas
de los segundos y/o que disminuyen su metabolismo.
La actividad de los anticoagulantes orales disminuye si
se administran estrógenos, por lo que será necesario
ajustar la dosis.

Dietilestilbestrol (DES)

Es un agente estrogénico sintético no esteroideo que se
encuentra en forma de polvo blanco cristalino, sin olor.
Es prácticamente insoluble en agua, pero soluble en
alcohol y aceites vegetales. Se le conoce también como
DES o estiJbestrol.

Farmacodinámica

Además de los efectos mencionados de los estrógenos,
incrementa las secreciones en las mucosas vaginales y
endometriales y aumenta el tono uterino. El DES tam-
bién posee actividad antineoplásica en algunos adenomas
de glándulas perianales e hiperplasia prostática, pero en
general se le considera un carcinógeno potencial impor-
tante en el ser humano, y por lo tanto está prohibido
su uso en animales productores de alimentos. Mecta el
RNAm y la síntesis proteínica en el núcleo celular.

Farmacocinética

El DES se absorbe bien en el TGI de los animales mono-
gástricos. Se metaboliza con lentitud en el hígado, en
mayor medida por glucuronización, y se elimina princi-
palmente por orina y menos por heces.

Indicaciones y dosis

Aumenta la ganancia proteínica y la retención de agua a
todos los niveles, especialmente en los genitales. Se ha uti-

Capítulo 48 Farmacología de la reproducción. Esteroides sexuales • 843

lizado dietilestilbestrol para la prevención de la preñez en
perras en dosis de 2-3 mg/kg, pero sólo es eficaz dos a tres
días después del coito. Sin embargo, este procedimiento
induce la presentación de quistes foliculares y es frecuente
el desarrollo de piómetra, por lo que se prefiere utilizar
PGF

2a o sus análogos semísintéticos como cloprostenol o
bien cabergolina, un antagonista de dopamína que actúa
como factor inhibidor de pro lactina y promotor de la est~
roidogénesis. Se le ha usado bajo los siguientes esquemas
para terminar la preñez en perras y gatas:

GATAS: 15 pg/kg/ día VO, más 10 pg/kg de alfapros-
tol vía se durante 10-15 días alternando un día cada
fármaco. Funciona mejor e.n etapas tempranas de la
gestación.

PERRAS: mismo esquema, pero el resultado es mucho
más confiable pues la eficacia llega casi al 100% para
este propósito. Otro esquema incluye la administración
de cabergolina en dosis de 5 pg/kg/día por 10 días VO,
más 30 11g/kg/tid de bromocriptina por VO. Se informa
90% de eficacia.

Se ha usado para controlar la incontinencia urina-
ria y en el tratamiento de dermatitis causadas por ova-
riohisterectomía, así como en el tratamiento de ciertas
neoplasias dependientes de estrógenos.
Para evitar la gestación la dosis es de 0.1-1 mg/5 días
VO cuando el animal se presenta antes de 48 h después
del coito; la dosis aumenta a 1-2 mg/5 días VO si se
presenta hasta las 72 horas.
Para el tratamiento de adenomas glandulares peri-
anales e hiperplasia prostática, la dosis es de 0.1-1 mg
cada 24-48 h por vía oral.

Efectos adversos

Provoca anemias a menudo letales e inactividad ovárica
con formación de quistes. En algunos animales de labo-
ratorio, el dietilestilbestrol ha resultado oncógeno, por
lo que su venta está restringida. Está contraindicado
durante la gestación, ya que se ha demostrado que causa
malformaciones fetales del sistema genitourinario. No
debe usarse en animales productores de alimentos. En
perros y gatos es tóxico para la médula ósea y puede
provocar alteraciones hemáticas, en especial en animales
viejos y en dosis elevadas. La toxicosis crónica se carac-
teriza por anemia normocítica normocrómica, trombo-
citopenia y neutropenia.
La adruinisu·ación diaria de DES en gatos produce
daño pancreático, hepático y cardiaco. Los estrógenos
pueden provocar hiperplasia endometrial y piometra. Si
se administra crónicamente en machos puede producir
feminización.

La administración experimental de dosis de 60-495
mg durante un mes a cuatro años en perritas menores
de ocho meses de edad han provocado adenocarcinomas
ováricos malignos.

Interacciones

Igual que el cipionato de estradiol.

Estrógenos conjugados

Son sales sódicas de sulfato de estrógenos derivados de
orina de yeguas preñadas. A menudo la forma de obte-
ner estos estrógenos se considera no humanitaria o con
trato poco adecuado para las yeguas y sus productos, y
por ello muchos veterinarios prefieren no utilizarlos.

Farmacocinética

Se considera que siguen la misma vía metabólica que el
estradiol; esto es, oxidación y conjugación con elimina-
ción principalmente urinaria y de manera secundaria
por vía biliar. Sin embargo, en perros se ha descubierto
que los estrógenos conjugados son asimilados por el bazo
y que se forma a este nivel glucosiduronato de estrona y
glucosiduronato de 17¡3-estradiol.

Indicaciones y dosis

Se le utiliza más en seres humanos como terapia de
reemplazo, pero en veterinaria puede tener algunos
usos similares a los descritos para el estradiol. Además
se les ha utilizado en caballos de carreras para evitar
el sangrado pulmonar. Se ha cuestionado el valor de
esta práctica, y puede considerarse que aún está en fase
experimental.

* Andrógenos

De este grupo, el principal compuesto es la testosterona.
Los andrógenos son producidos por las células inters-
ticiales o de Leydig, las cuales son estimuladas por la
hormona hipofisaria estimulante de las células intersti-
ciales (ICSH) o LH bajo la señal de la GnRH. También
se producen cantidades mínimas de andrógenos en la
corteza suprarrenal, el ovario y la placenta. La secreción
testicular de andrógenos es regulada por sus propios
valores en sangre, y ejercen retroalimentación negativa
a nivel del hipotálamo (control de la secreción del factor
liberador de las gonadotropinas, GnRH) y de la hipófisis
(FSH y ICSH).

Efectos de la testosterona en el organismo

En virtud de los efectos anabólicos y androgénicos de
la testosterona y sus análogos, los usos terapéuticos se
clasifican del mismo modo que sus efectos fisiológicos;
empero, se debe tener presente que la testosterona
puede ocasionar degeneración testicular, necrosis o daño
hepático y promueve la aparición de cáncer o hipertrofia

844 • Parte IX -Fisiología y formacolagfa de la reproducción

prostática en perros. Diversos autores consideran que la
mejor opción cuando un semental no está produciendo
suficientes espermatozoides, es permitirle descansar y
proporcionarle una dieta balanceada. En general, la
testosterona posee dos tipos de acciones: androgénicas
y anabólicas.

Efectos androgénicos

Éstos incluyen maduración y diferenciación de los órga-
nos sexuales primarios y accesorios, como el epi didimo,
todo el sistema de conductos y la próstata. Además, la
testosterona estimula la espermatogénesis Uunto con
FSH y ICSH) y es el origen de la diferenciación de las
características sexuales secundarias (pelo, desarrollo de
masa muscular, voz, comportamiento sexual, etc.).
Entre los usos androgénicos de la testosterona se
incluye el tratamiento de azoospermia, oligospermia,
hipogonadismo y disminución de la libido en semen-
tales. A veces su efecto es solamente temporal o nulo.
En este caso, se emplea la combinación de testosterona
más gonadotropina o GnRH más ácido glutámico (2-10
mg/toro) y metionina (5-30 mg/toro/día por vía IM).
La terapéutica de la oligospermia en toros semen-
tales "cansados" puede resultar benéfico si los valores
de testosterona no inhiben el eje hipotálamo-hipofisa-
rio. Pueden usarse como sustituto de los andrógenos
en casos de castración no planeada (accidental); para
estos casos se usan sales de testosterona como se indica
en el cuadro 48-2.

Existen otros fármacos de acción androgénica, como
la mesterolona, cuyo uso no ha sido evaluado en los ani-
males domésticos, pero los fabricantes mencionan que
no inhibe la secreción de FSH y ICSH hipofisarias ni la
liberación de GnRH hipotalámica. Sus dosis en el ser
humano son de 2-3 mg/adulto/día de fluoximesterona
y 50-100 mg/adulto/día de mesterolona, ambas por VO.
Sería interesante evaluar su eficacia en algunos proble-
mas reproductivos de los sementales, como la oligos-
permia.

Se han utilizado testosterona, metiltestosterona,
mibolerona, boldenona y mesterolona en perras grey-

Cuadro 48-2. Sales de testosterona y dosis utilizadas

Compuesto

Caballo

Toro

Propionato de

100-300 mg/total 1 00-300 mg/total

testosterona

cada 3 días se

cada 3 días se

eiclopentil

hound a fin de evitar el celo en dosis de 1 mg/kg VO.
Este procedimiento está prohibido y genera además un
fuerte efecto anabólico.

Efectos anabólicos

Entre éstos se incluye incremento de la retención de
nitrógeno, y por ello hay un equilibrio nitrogenado
positivo. Esto resulta muy útil en animales en engorda
(véase el capítulo de promotores del crecimiento) o en
la terapéutica de la debilidad senil. Además, promueven
la retención de potasio y fósforo, lo que puede llegar a
causar ligero edema. Asimismo fomenta la maduración
y mineralización óseas y el crecimiento del cartílago epi-
fisario con dosis terapéuticas, y tiene el efecto contrario
con dosis excesivas.
Los andrógenos anabólicos se utilizan para corregir
el equilibrio negativo nitrogenado y de Ca2

+ en anima-
les seniles, en infecciones o enfermedades crónicas o
graves (como moquillo y parasitosis) o en condiciones
como la desnutrición o la sobredosis de glucocorticoides
(aumentan el catabolismo proteínico), en el periodo
posoperatorio o después de un traumatismo. Por ser eri-
tropoyéticos, los andrógenos anabólicos se emplean en
la anemia aplásica adquirida (cuadro 48-3).

Danazol

El danazol es un derivado sintético de la etiniltestoste-
rona y se encuentra en forma de polvo de color amarillo
cristalino; prácticamente es insoluble en agua pero solu-
ble en alcohol. En la figura 48-2 se presenta su fórmula
estructural.

Farmacodinámica

Es un andrógeno sintético con efecto débil; suprime
el eje ovárico-hipofisario. Es probable que el danazol
inhiba directamente la síntesis de esteroides sexuales
y que se una a los receptores tisulares de éstos, donde
puede expresar su efecto anabólico, androgénico débil
y antiestrogénico.

Ovinos

Perro

Gato

25 mg/total cada

5-20 mgltotal

5-8 mg/total cada

3 días

cada 3 días se

3 días se

propionato de Igual que el propionato de testosterona, pero cada 7 a 14 días
testosterona

Testosterona

0.5-1 g/total cada 0.5-1 g/totalcada 100-250 mg total

20-50 mg/total

10-25 mg/total

60 a 90 días

60 días en

cada 60 a 90

cada 60 a

cada 60 a

en implante

implante

días en implante

90 días en

90 días en

implante

implante

Capítulo 48 Farmocologio de lo reproducción. Esteroides sexuales • 845

Cuadro 48-3. Dosis de andrógenos anabólicos (en mg/animal o según se espeCifique)

------------------------------------~

Compuesto

Metandienona

Undecilinato de
boldenona

Estanozolol

Farmacocinética

Toros-vacas

1S-2S cada 8
días IM o se

200-300
cada 2-4
semanas IV

Caballo

10-20 cada 8
días se

200-2SO cada
2-4 semanas
IM

Al administrarse por VO se absorbe en el TGI; al incre-
mentar su dosis no se eleven las concentraciones plasmá-
ticas. Se metaboliza por vía hepática y al parecer atraviesa
la placenta.

Indicaciones y dosis

PERRos: para el tratamiento adjunto de anemia hemo-
litica inmunomediada o trombocitopenia la dosis es de
10 mg/kg/día por VO durante las dos ptimeras semanas
y en combinación con corticosteroides. Cabe recordar
que la dosis de corticosteroides debe ir disminuyendo
paulatinamente.

GATos: para el tratamiento adjunto de anemia hemo-
lítica inmunomediada la dosis es de 10 mg/kg/día por
vía oral.

Efectos adversos

El efecto adverso más importante en perros es la hepato-
toxicosis. Ocasionalmente provoca virilización en hem-
bras. Otros efectos son ganancia de peso, edema, atrofia
testicular, alopecia o pelo hirsuto. Es de empleo delicado

Fig. 48-2. Fórmula estructural del danazol.

OH ~CH
,'~

Ovejas
y cabras

Perras

Gatas

8-12 cada S

l.S-2 cada S a 8

O.S-1 cada S a 8

a 8 dlas

días se

días se

S0-100 cada

S mglkg cada 3-4

1-2 mglkg cada 3-

S semanas

semanas IM

4 semanas IM

IM

O.S-4 mg 2 veces

0.5-2 mg 2 veces

al día

al día

Perros: 1 O-SO mg

Gatos: 1 0-2S mg

cada 7 días IM

cada 7 días IM

en animales con daño hepático, renal o cardiaco. Tiene
efectos teratógenos.

Interacciones

En medicina veterinaria está indicado para el tratamiento

adjunto (con corticosteroides) de trombocitopenia
inmunomediada canina y anemia hemolítica autoin-
munitaria .. >\1 parecer existe un sinergismo del danazol
con los corticosteroides (p. ej., prednisona). Potencia
el efecto de los anticoagulantes debido a que el danazol
reduce la síntesis de factores de la coagulación. Aumenta
el metabolismo de carbohidratos y los requerimientos de
insulina. Disminuye la tiroxina sérica total.

Mibolerona

Es un andrógeno no progestacional que se encuentra en
forma de sólido de color blanco cristalino. Se le conoce
también como dimetilnortestosterona.

Farmacodinámica

Actúa bloqueando la liberación de LH (hormona lutei-
nizante} del lóbulo anterior de la hipófisis vía retroali
mentación negativa. Los folículos maduran hasta cierto
punto, pero no llegan a hacerlo completamente y por
lo tanto no hay ovulación ni desarrollo del cuerpo ama-
rillo. El resultado total es la supresión del ciclo estrual
si el fármaco se administra antes del inicio del proestro
(30 días antes).

Después de que se suspende la administración del
fármaco el próximo estro se presentará en 7-200 días
(promedio 70 días).

Indicaciones y dosis

Está indicada para la prevención del estro (calor) en
perras. Se ha demostrado una eficacia de hasta 90%
en ensayos clínicos. En el gato tiene un estrecho mar-
gen terapéutico.

846 • Parte IX -Fisiología y farmacología de la reproducción

Farmacocinética

Al administrarse por VO se absorbe en el intestino y se
metaboliza con rapidez por vía hepática, lo que produce
aproximadamente 10 metabolitos. Se elimina por orina
y heces.

Efectos adversos

Está contraindicada en perras con adenoma y adeno-
carcinoma perianal u otras neoplasias dependientes de
andrógeno. También está contraindicada en animales
con insuficiencia hepática o renal y durante la gestación.
Puede producirse masculinización fetal. Otras alteracio-
nes incluyen acumulación de líquidos en vagina y útero,
y cambios en vagina y clítoris. Puede inhibir la lactación.
No debe administrarse por más de dos años ni en hem-
bras que presenten su primer celo. Las hembras jóvenes
son más propensas a desarrollar los efectos negativos que
pudiera producir este fármaco.

Indicaciones y dosis

PERRAS: para la supresión del estro el tratamiento
debe comenzar 30 días antes del proestro y las dosis
dependen de talla y peso; por ejemplo:

0.5-11 kg de PV: 30 pg/día por vía oral.
12-22 kg de PV: 60 pg/día por vía oral.
23-45 kg de PV: 120 pg/día por vía oral.
>45 kg de PV: 180 pg/día por vía oral.

En el tratamiento de la seudociesis (falsa preñez) se
utiliza el siguiente protocolo:

a) Administrar durante cinco días 10 veces la dosis uti-
lizada para la supresión del estro.
b) Administrar 16 }lg/kg/5 días por vía oral.
e) Administrar 10 p.g/kg/10 días por vía oral.

Para el tratamiento de galactorrea grave se adminis-
tran 8-18 pg/kg/5 días por vía oral.

GATAS: debido a su estrecho margen de seguridad no
se recomienda administrarla en esta especie.

Oecanoato de nandrolona

Esta sal sólo existe en presentación inyectable y fisica-
mente es un polvo de color blanco cremoso. Tiene olor
ligero o es inodoro. Es soluble en alcohol y aceites vege-
tales, e insoluble en agua. Es fotosensible. En la figura
48-3 se presenta su fórmula estructural.

Farmacodinámica

En esencia la farmacodinámica de esta sustancia es igual
a la de otros anabólicos, aunque se menciona que es clí-

OH

Fig. 48-3. Fórmula estructural de la nandrolona.

nicamente superior. Estimula la eritropoyesis; aumenta
el recuento de glóbulos rojos al estimular directamente
los precursores de eritrocitos en la médula ósea y la pro-
ducción de eritropoyetina en el riñón.

Indicaciones y dosis

PERROS: para el tratamiento de pacientes con insufi-

ciencia renal:

a) 1-1.5 mg/kg una vez a la semana vía IM; pueden
requerirse dos a tres meses para lograr el efecto
deseado.
b) 5 mg/kg cada dos a tres semanas vía 1M (máximo
200 mg/semana).

Para el tratamiento de anemias metabólicas yendo-
crinas la dosis es de 5 mg/kg una vez a la semana vía IM
(máximo 200 mg).
Para el tratamiento de la anemia aplásica la dosis
es de 1-3 mg/kg una vez a la semana por vía IM. Como
estimulante del apetito se administran 5 mg/kg una vez
a la semana por vía IM (máximo 200 mg/ semana).

GATOS: para el tratamiento de la anemia felina o
como estimulante de la médula ósea la dosis es de 10-
20 mg por vía IM una vez a la semana.
Para el tratamiento de la anemia crónica secundaria
a cardiomiopatías la dosis es de 50 mg por vía IM una
vez a la semana.

Efectos adversos

Su administración se realiza bajo responsabilidad del

médico y está contraindicada durante la gestación
debido a la posible masculinización fetal. En perros y
gatos produce retención de Na+, Ca2

+, K+, agua, cloruros
y fosfatos, hepatotoxicosis, cambios de comportamiento
y anormalidades reproductivas ( oligospermia y supre-
sión del estro).

Puede disminuir la concentración de glucosa san-
guínea, lo que hará necesario administrar insulina.

Capítulo 48 Fonnocol09ío de lo reproducción. Esteroides sexuales • 847

Puede producir edema, suprimir los factores U, V, VII
y X de la coagulación y afectar los resultados de pruebas
de función hepática.

Interacciones

Los agentes anabólicos pueden potenciar el efecto de
los anticoagulantes.

% Antiandrógenos

Finasterida

Su nombre químico es ( 5 a , l 7 ~ ) - N - ( l , l - d i m e t i l e t i l ) - 3 -
oxo-4-azaandrost-l-en-17-carboxamida; 1 7 ~ ( N - t e r - b u t i l
carbamoil)-4-aza-5a-androst-l-en-3-ona (fig. 48-4). Es un
polvo blanco cristalino, soluble en metano!, cloroformo,
DMSO, etanol, nrpropanol y ligeramente soluble en pro-
pilenglicol y polietilenglicol.

Farmacodinámica

La finasterida interfiere en la actividad de las hormonas
andrógenas y en la influencia de éstas en la próstata.
En perros, seres humanos y primates (las únicas espe-
cies que padecen de hipertrofia prostática) disminuye o
detiene el crecimiento de la próstata. Esto llega a aliviar
las molestias para orinar causados por la hipertrofia pros-
tática y otras formas de prostatitis y síntomas de pelvis
crónica por esta causa. Tal efecto se debe a inhibición
de la 5a-reductasa e inhibición de la concentración de
dihidrotestosterona en la próstata. No inhibe la concen-
tración de testosterona como la clormadinona.

Farmacocinética

La finasterida se biotransforma casi por completo en
perros, principalmente por hidroxilación de la cadena
lateral terbutilo y luego se oxida a otros metabolitos que

Fig. 48-4. Fórmula estructural de la finastenda.

son excretados por vía biliofecal. La T ~ de la fase de, eli-
minación es de 3.4 h y su depuración de 4.8 ml/min/kg,
con Vd de 1.1 L/kg. Se absorbe de manera eficiente y
rápida por vía oral, y alcanza valores máximos en 1-2 h.
Su biodisponibilidad se calcula en >90 por ciento.

Indicaciones y dosis

En perros se aconseja una dosis de l a 2 mg/kg, y los
efectos pueden tardar dos a cuatro semanas en mani-
festarse, pero si el perro mejora, se le deberá tratar por
periodos de tres a seis meses a criterio del médico.

Efectos adversos

En 5% de los casos en seres humanos disminuye el ape-
tito sexual. En perros no hay datos pero se reduce el
volumen eyaculado, aunque definitivamente la finaste-
rida tiene menos efectos colaterales que los estrógenos
aplicados al perro.

Acetato de clormadinona

Este fármaco es similar a la finasterida en acción, pero es
un antiandrógeno selectivo que inhibe la concentración
de testosterona y dihidrotestosterona en la próstata. Se
encuentra aún en evaluación en perros. Se ha utilizado
en dosis de 0.3 mg/kg e induce un mayor grado de apop-
tosis en las células prostáticas que la finasterida

% Progestágenos

Los progestágenos son secretados por el cuerpo amarillo
ovárico, la placenta, la corteza suprarrenal y los testículos
en menor cantidad. Los más importantes son la proges-
terona y el pregnanediol. Los derivados sintéticos más
utilizados son la 6a-metil-17a acetoxiprogesterona y el
acetato de medroxiprogesterona.

Efectos en el organismo

Casi siempre la progesterona tiene efectos comple-
mentarios de los estrógenos. Por ejemplo, después
de la fase proliferativa del ciclo estrual ( estrogénica)
sigue la fase secretora (progestágena). En valores ade-
cuados, la progesterona suspende la secreción de FSH
y LH hipofisarias. Al disminuir sus concentraciones, se
liberan nuevamente para iniciar el ciclo estrual. La pro-
gesterona prepara al útero para la gestación al bloquear
la capacidad contráctil del miometrio y la implantación.
Además, aumenta la eficacia metabólica del individuo
durante la preñez, fomenta el apetito y disminuye la
actividad motriz, con la consecuente ganancia de peso.
Otros de sus efectos influyen en el desarrollo del sistema

848 • Parte IX -Fisiología y farmacologia de la reproducción

o

Fig. 48-5. B1otransformac16n de la progesterona.

lobuloalveolar de la glándula mamaria y en la retención
de cierta cantidad de sodio en el organismo, lo que
induce un aumento en la retención de agua. Uno de
sus efectos más importantes es que retarda la ovulación,
principalmente al inhibir la secreción de FSH y LH, lo
que se ha utilizado para sincronizar estros.

Farmacocinética

La progesterona tiene una vida media curiosamente
corta de 22 a 36 min; en el ser humano el valor es de tan
sólo 5-10 min. Esto hace que sea inútil su administración
oral en la mayoría de las especies. Su biotransformación
se presenta en la figura 48-5.
Los derivados sintéticos de la progesterona tienen
un poco de actividad, como se muestra en el cuadro 48-4.
Casi sin excepción, los estrógenos se unen a las proteínas
plasmáticas en un porcentaje alto (65 a 78%), principal-
mente a la albúmina. Parte de la progesterona se une a
la transcortina (proteína transportadora de corticoste-
roides), y los est.rógenos, a una globulina específica de
los esteroides sexuales. Los esteroides libres se oxidan

Cuadro 48-4. Relación de actividad oral de algunos
derivados sintéticos de progesterona

Fármaco

Progesterona

17f3-Hidroxiprogesterona,
caproato

Medroxiprogesterona, acetato

Etisterona

Noretindrona

Dimetisterona

Actividad
oral relativa

o

2-10

12-25

5-10

12

OH

HO

OH

en el sistema microsómico hepático y se conjugan des-
pués, sobre todo con ácido glucurónico. Los esteroides
naturales o Jos sintéticos se excretan principalmente por
vía renal, aunque se pueden encontrar trazas en heces
y leche.

Altrenogest

Es un agente progestacional sintético cuyo nombre quí-
mico es 17a-alil-17lrhidroxiestra-4,9,ll-trien-3-uno (fig.
48-6). Se le conoce también como alil-trembolona.

Farmacodinámica

Tiene un efecto inhibitorio dependiente de la dosis en la
secreción de gonadotropinas hipofisarias y cierto efecto
estrogénico, anabólico y androgénico.

Indicaciones y dosis

YEGUAS: es de uso común para suprimir el estro en

yeguas.

Para sincronización del estro existen varios esque-
mas de dosificación:

a) Administrar 0.044 mg/kg/día/15 días por vía oral.
b) Administrar 0.044 mg/kg/8-12 días por vía oral.

o

Fig. 48-6. Fórmula estructural del altrenogest.

Capítulo 48 Farmacología de lo reproducción. Esteroides sexuales • 849

En ambos casos el celo se presenta en los dos a cinco
días posteriores al fin del tratamiento y la ovulación ocu-
rre casi siempre ocho a 15 días después de terminado
el tratamiento.

Para el mantenimiento de la gestación en yeguas con
valores deficientes de progesterona la dosis es de 22-44
mg/ día VO (según el criterio médico).
Para supresión del estro en yeguas con follculos de
20 mm o más, la dosis es de 44 ¡.tg/kg/día VO. Se le
usa también para mitigar el comportamiento sexual-
mente agresivo de garañones en hipódromos y eventos
de exhibición, aunque esto disminuye notablemente la
espermatogénesis y el tamaño testicular. La dosis es de
0.044-0.088 mg/kg/día por VOy se debe suspender lo
más pronto posible.

Efectos adversos

No debe usarse en animales destinados al consumo
humano. Ocasionalmente se observan cambios hema-
tológicos mínimos o casi imperceptibles.
No debe usarse en yeguas con infecciones uteti.nas,
debido a que puede potenciar el proceso infeccioso. En
ratas, el uso de altrenogest se ha asodado con teratogé-
nesis, pero esto no se ha visto en otras especies.
La absorción cutánea del altrenogest puede poten-
ciarse si se cubre el área de aplicación; si entra en con-
tacto con los ojos deben lavarse con abundante agua y en
caso de ingestión no debe inducirse el vómito. La DL

50

en ratas es de 175-177 mg/kilogramo.

Interacciones

La rifampicina puede disminuir su actividad progestá-
gena si se administran juntos, probablemente debido a
la inducción del sistema microsómico enzimático, que
aumenta el metabolismo del altrenogest.

Acetato de medroxiprogesterona (MPA)

Es un progestágeno sintético que se encuentra en forma
de polvo, es de color blanco cristalino y no tiene olor.
En insoluble en agua y soluble en alcohol. Se le conoce
también como MPA, acetoximetilprogesterona o metil-
acetoxiprogesterona. En la figura 48-7 se presenta su
fórmula estructural.

Farmacodinámica

Los progestágenos se producen principalmente en el
cuerpo amarillo, pero en bovinos, ovinos y yeguas, la
placenta sustituye en importancia al cuerpo amarillo
para la producción de progestágenos durante 2/3 de
la gestación. Estas hormonas transforman el endome-
trio proliferativo en secretorio, favorecen la hipertrofia
del rniometrio e inhiben la contracción uterina espon-

Fig. 48-7. Fórmula estructural del acetato de medrox1progesterona.

tánea. Tienen un efecto inhibitorio dependiente de la
dosis en la secreción de gonadotropinas y pueden tener
un efecto antiinsulina. La medroxiprogesterona tiene un
efecto adrenocorticoide pronunciado y puede llegar a
suprimir la liberación de cortisol y ACfH. Su principal
efecto es antiestrogénico y puede disminuir la concentra-
ción plasmática de testosterona en perros. Se menciona
que tiene actividad antineoplásica en casos de carcinoma
endometrial, carcinoma prostático y carcinoma renal; se
desconoce el mecanismo de acción.

Farmacocinética

Una vez inyectado su efecto puede durar hasta 30 días
en gatas, dado que su vehículo es oleoso.

Indicaciones y dosis

PERROS: para el tratamiento de dermatitis la dosis es
de 20 mg/kg vía IM; puede repetirse en tres a seis meses
si es necesario, aunque esto puede inducir trastornos ute-
rinos por hiperplasia endometrial, pi o metra o ambas. El
MPA se ha usado junto con quimioterapia, pues aumen-
tan la inducción de apoptosis en ciertos tipos de cáncer
como linfomas. Se ha detectado que la administración
de MPA a perras lactantes aumenta en grado notable la
producción de hormonas del crecimiento, induciendo
incluso acromegalia. Aunque no es aconsejable por la
inducción de quistes endometriales, se ha usado MPA
para suprimir el estro en perras. Se aplican cinco a ocho
tratamientos de 10 mg/kg porvía se a intervalos de tres
semanas. En machos, dosis de 20 mg/kg/ día de MPA por
más de una semana reducen d recueuLU espermático.
Para un efecto más marcado de infertilidad se agrega a
lo anterior 5 mg/kg de ésteres de testosterona. El tra-
tamiento no debe prolongarse, pues se puede inducir
intolerancia a la glucosa o diabetes además de pequeños
tumores mamarios.

GATos: para el tratamiento de trastornos del compor-
tamiento en gatos machos se administran inicialmente

850 • Parte IX -Fisiología y farmacología de la reproducción

lOO mg vía IM y luego se reduce la dosis a 1/3-1/2 cada
30 días; en hembras la dosis es de 50 mg por vía intra-
muscular.

Para el tratamiento de alopecia psicógena y der-
matitis la dosis es de 75-150 mg por la vía IM o subcu-
tánea.

En casos de abortos recurrentes debidos a deficien-
cias de progestágenos la dosis es de l-2 mg/kg una vez a
la semana por vía IM; se interrumpe el tratamiento 7-10
días antes del parto.
Para "aliviar" los signos del estro la dosis es de 5
mg/día/5 días por vía oral.
Al administrarla por vía paren teral en dosis de 25-
100 mg puede inhibir el estro por dos a cuatro meses.
Es posible que induzca tumores mamarios e incluso dia-
betes.

AvES: como antiprurítico y como supresor de la ovu-
lación la dosis es de 0.025-1 ml una vez cada cuatro a seis
semanas, equivalentes a 3 mg/100 g de peso.

OviNOS: para sincronización del estro se usan espon-
jas vaginales de 60-80 mg/14 días, seguidas de prosta-
glandina F

2a. En ovejas en anestro se puede inducir la
ovulación con GnRH (250 mg cada 2 h/24 h) seguida
de una inyección de 125 11g de esta misma pero por
vía IV. Este último procedimiento es eficaz pero sólo de
índole experimental, por el costo y el manejo. En ovejas
en anestro el tratamiento con medroxiprogesterona en
esponja (80-100 mg por 14 días) da por resultado una
tasa de celo de -80 por ciento.

BoVINos: es útil para la sincronización del estro con
esponja de 250 mg de acetato de medroxiprogesterona,
que se deja por siete días y tras lo cual se aplica PGF

2a o
análogos. En vacas con estrés calórico o nutricional se apli-
can 500 U1 de gonadotropina coriónica equina (PMSG) el
día seis para estimular la formación de folículos ováricos.
Algunos autores recomiendan además la administración
de estrógenos (1-2 mg de benzoato de estradiol) un día
antes de retirar las esponjas.

CAPRINOS: se le ha usado en esponjas vaginales para
sincronización de celo, seguido de la aplicación de PGF

2a

o análogos. Para tal fin se usan dosis de 60-80 mg, que
perduran por 13-15 días.

Efectos adversos

Si se administra por vía SC es probable que se produzca
alopecia local, atrofia y despigmentación, por lo que se
recomienda aplicarla en el área inguinal para que no
sean tan evidentes estas lesiones. En perros y gatos oca-
sionalmente aumenta el apetito, además de que puede
provocar depresión, cambios de comportamiento, depre-
sión adrenocortical, cambios en la glándula mamaria (de
producción láctea y neoplasias productoras de hormona
del crecimiento), diabetes, piómetra e inhibición tem-

poral de la espermatogénesis. En aves puede producir
obesidad, hígado graso, polidipsia/poliuria y letargo.

Interacciones

La rifampicina puede disminuir su actividad progestá-
gena si se administran juntos, probablemente debido a
la inducción del sistema microsómico enzimático, que
aumenta su metabolismo.

Acetato de megestrol

El acetato de megestrol o MGA es un progestágeno sinté-
tico que se encuentra fisicamente en forma de polvo de
color blanco cremoso, sin olor ni sabor; es insoluble en
agua y su solubilidad es variable en alcohol y aceites. Su
fórmula estructural es relativan1ente similar a la propia
de la progesterona. Pueden notarse diferencias biológicas
cuando estos fármacos se administran oralmente a los
rumiantes. Estas diferencias serán que la progesterona
es esencialmente inactiva y el MGA, además de ser muy
activo, es sumamente eficaz en la supresión del estro en
vacas y vaquillas. La formula del MGA es 17-acetoxi-6-
metil-16-metilenpregna-4,6-dieno-3,20-diona (fig. 48-8)
y su peso molecular es de 396 Da. Su potencia por vía
oral es varios cientos de veces mayor que la del acetato de
medroxiprogesterona. El acetato de megestrol se formula
como premezcla para incorporar al alimento del ganado
joven a fin de mejorar la eficiencia alimenticia. incremen-
tar la ganancia de peso y lograr la supresión de estro.

Farmacodinámica

Tiene un importante efecto antiestrogénico y glucocor-
ticoide que puede provocar supresión adrenal. No pro-
duce efectos anabólicos ni masculinización fetal.

Farmacocinética

El MGA se absorbe bien del tubo gastrointestinal y se
encuentra en la circulación unido a proteínas plasmá-

Fig. 48·8. Fórmula estructural del acetato de megestrol.

Capítulo 48

ricas y a transcortina. En la dosis aprobada, el MGA se
acumula en la grasa corporal y varios órganos y dura
dos días en depurarse casi por completo. Se absorbe
bien en el tubo GI y al parecer se metaboliza comple-
tamente en el hígado convirtiéndose en conjugados y
esteroides libres. En el perro tiene vida media de ocho
días. Aproximadamente 86% se elimina en las heces,
y las concentraciones de residuos son más altas en el
hígado, seguido de grasa, riñón y músculo. En tan sólo
12 h, 83% del ganado examinado reduce una dosis
habitual de MGA en grasa a concentraciones inferiores
a 10 ng/gramo.

Indicaciones y dosis

PERRAS: para interrumpir el ciclo estrual en proes-
tro la dosis es de 2.2 mg/kg/día/8 días comenzando
en los primeros tres días del proestro. El inicio del
próximo ciclo es variable, y puede prolongarse con
2.2 mg/kg/día/4 días y posteriormente 0.55 mg/kg/
día/16-20 días.

Existe una probabilidad alta de que se desarrolle
piometra si se usan juntos progestágenos y estrógenos.
Para el tratamiento de la seudopreñez la dosis es de
0.5 mg/kg/ día/8 días VO. Para evitar la hiperplasia vagi-
nalla dosis es de 2.2 mg/kg/7 días VO administrándola
durante el proestro.
Es útil en el tratamiento de galactorrea grave en dosis
de 0.55 mg/kg/día/7 días VO. En el caso de rechazo al
macho pueden administrarse 1.1-2.2 mg/kg/día/2 sema-
nas VOy después 0.5-1.1 mg/kg/día/2 semanas.

GATAS: se utiliza para supresión del estro en dosis
de 5 mg/día/3 días VO en cuanto aparecen los signos
de estro; el próximo ciclo puede presentarse en unas
cuatro semanas.

Para el tratamiento de dermatitis idiopática felina
la dosis es de 2.5-5 mg/día cada tercer día, y sólo debe
administrarse en casos graves. En el tratamiento de enfer-
medades cutáneas inmunomediadas la dosis es de 2.5-5.0
mg/ día/ 1 O días VO y posteriormente cada tercer día.
En el tratamiento adjunto de granulomas eosinofilicos la
dosis es de 0.5 mg/kg/ día/2 semanas por vía oral.
En casos de úlceras eosinofílicas la dosis es de 5-10
mg cada tercer día/10-14 días, sola o en combinación
con acetato de metilprednisolona.
Para el tratamiento de queratitis eosinofilica (proli-
ferativa) la dosis es de 0.5 mg/kg/ día VO hasta que sea
evidente una mejora, y luego 2.5 mg una o dos veces al
día por vía oral.

VACAS Y TOROS: se le indica como promotor del cre-
cimiento en dosis de 0.1 m g/ vaca o torete/ día. Las
ganancias de peso y otras variables productivas pueden
mejorar, aunque el resultado ha sido variable.
Para sincronización de celos en dosis de 0.5 mg/
bovino por día por siete a 14 días.

Farmacologfo de lo reproducción. Esteroides sexuales • 851

Se han usado dosis elevadas de MGA ( 4.0 mg/vaca/
día/7 días) para inducir la ovulación y eliminar los ciclos
estruales cortos en un hato.

YEGUAS: se ha usado la misma dosis en equinos (0.5
mg/yegua) durante el anestro por 20 días para inducir
al retiro de la suplementación con MGA un estro más
temprano en el año en yeguas pura sangre.

OVEJAS: en ovejas la dosis es de 0.25 mg/ oveja/ día
por ocho días y un máximo de 14 días, seguidos de estra-
diol para inducir celos fértiles. Al parecer, a los ocho días
se tienen mejores efectos y tasa de fertilidad.

Efectos adversos

Está contraindicado en hembras gestantes o con enfer-
medades uterinas, diabetes mellitus o neoplasias mama-
rias. Se recomienda no utilizarlo en hembras que vayan
a presentar su primer estro. No deben administrarse dos
tratamientos consecutivos. En algunos gatos produce
supresión adrenocortical, atrofia adrenal y síndrome de
Addison yatrógeno aun en dosis estándares de 2.5-5 mg
cada tercer día; debe tenerse en cuenta que una vez ter-
minada la terapia, los niveles de cortisol deben regresar
a la normalidad. Los gatos pueden presentar cambios
de comportamiento, polidipsia, poliuria, aumento de
peso, endometritis, hiperplasia endometrial, hipertro-
fia mamaria y neoplasias. En perros puede producir
aumento del apetito, ganancia de peso, letargo, cambio
de comportamiento y del color del pelo, endometritis,
cistitis, hiperplasia endometrial, neoplasias y supresión
adrenocortical o de la lactación.

Interacciones

La rifampicina disminuye la actividad de los progestáge-
nos, probablemente debido a aumento en la actividad
del sistema microsómico enzimático. Su administración
junto con corticosteroides exacerba la supresión adre-
nocortical y la diabetes mellitus.

Tiempo de retiro

En bovinos el tiempo de retiro es de dos a tres días.

% Esteroides anabólicos

Es importante señalar que en el mercado existen esteroi-
des anabólicos para bovinos productores de carne que
aumentan su rendimiento en canal, y también se llegaron
a usar en especies como los equinos para aumentar su
fuerza muscular. En el capítulo de promotores del creci-
miento se explican sus efectos. Los productores de estos
fármacos indican que se debe suspender la medicación
60 días antes del sacrificio para evitar que los residuos lle-

852 • Parte IX -Fisiología y farmacología de la reproducción

guen al organismo del ser humano, y se debe desechar el
sitio de implantación, normalmente una oreja. Aunque
los esteroides pueden resistir la cocción, se estima que la
fracción que pudiera llegarse a ingerir en residuos cárni-
cos es muchas veces inferior (2 000 o más) a los niveles
hormonales que pudiera tener una vaca en celo. Por lo
tanto es cuestionable su peligrosidad con el periodo de
retiro estipulado, si bien no se han hecho suficientes
estudios en cuanto a su permanencia en los tejidos ani-
males, por lo cual su uso ha sido restringido en algunos
países, por lo menos hasta que exista un conocimiento
más amplio de su farmacocinética. Algunos ejemplos de
medicamentos anabólicos son frropionalo de testosterona,
benzoato de estradiol y pogesterona.

% Métodos de sincronización
del ciclo estrual en la vaca

No es raro que las vacas tiendan a un patrón estacional
en sus hábitos reproductivos, aunque esto sucede más
cuando los animales se encuentran en pastoreo que
cuando se les estabula. De cualquier manera, el ideal en
la reproducción es disminuir lo más posible el número
de días abiertos (de parto a concepción). Normalmente
se les insemina al primer celo posterior al parto, y los
animales que no hayan entrado en celo se asignan a un
programa de tratamiento farmacológico para lograrlo.
En hatos con manejo intensivo se programan los celos
e inseminaciones mediante manipulación hormonal
para lograr fertilidad al primer servicio y, en el caso de
vacas en anestro, provocarles la inducción del celo fértil
de manera sincronizada. Una primera inseminación se
refiere al primer intento de inseminar artificialmente
(lA) durante el estro a vacas sincronizadas. Una segunda
lA se refiere a vacas que no gestaron en el primer intento
y que se resincronizan y se vuelven a inseminar artifi-
cialmente.

Principios de sincronización de estros

Las hormonas que se usan para sincronizar el estro son
idénticas a las hormonas reproductivas encontradas en
hipotálamo (GnRH), ovario (estradiol y progesterona),
y útero (PGF

2a) de los bovinos o análogos de ellas. El
primer método de sincronización se desarrolló en el
decenio de 1960 utilizando progestágenos para bloquear
la ovulación. Se logró sincronía pero baja tasa de con-
cepción. En el decenio de 1970 se inició el uso de PGF

2a

para lograr una sincronización más eficiente; más tarde
se combinaron ambos métodos para lograr un mayor
porcentaje de animales en sincronía y mejor tasa de
concepción. Sin embargo, un periodo muy prolongado
de acción progestágena deprime la tasa de concepción.
Posteriormente se encontró, al estudiar la dinámica

folicular, que el denominado folículo dominante (FD)
persisten te era la causa de esta baja fertilidad. Entonces
se desarrollaron programas de control folicular, a fin de
controlar la fase de cuerpo amarillo ("fase lútea") y el
tiempo de ovulación. Este desarrollo histórico dio lugar
a la sincronización moderna de los celos en vacas, y en
la actualidad la mayoría de los métodos de sincroniza-
ción utilizan: 1) control de los crecimientos foliculares
(foUicular wave); 2) prevención de la ovulación prematura
en vacas que ya ovulan y promoción de la ovulación de
vacas en anestro (lo que se logra mediante la suplemen-
tación de progestágenos); 3) inducción de la involución
del cuerpo amaril1o (CA) en vacas que se encuentran en
el ciclo, y 4) sincronización del celo per se, la ovulación al
final del tratamiento o ambos.

Control de los crecimientos foliculares
(follicular wave)

El crecimiento folicular en vacas ocurre en oleadas y se
pueden dividir en las fases de reclutamiento, selección,
dominancia y atresia. El reclutamiento folicular ocurre
cada 8-1 O días, y de los folículos reclutados sólo uno es
seleccionado para convertirse en el folículo dominante
(FD), más grande. El FD crece hasta 14-20 mm de diá-
metro y mantiene su tamaño por un periodo de cinco a
siete días. La atresia del FD perlJlite un incremento en
]a FSH sanguínea por la pérdida de la retroalimentación
negativa. Esto genera una nueva "ola" de folículos en una
segunda fase de reclutamiento. Las vacas tienen de dos
a tres "olas" o ciclos de éstas por cada ciclo estrual. La
involución del cuerpo amarillo es seguida por una rápida
maduración folicular y la síntesis de estradiol por el FD.
Esto genera la liberación de LH que a su vez provoca la
dehiscencia o rotura del folículo dominante.
Se sabe que si se manipulan las "oleadas" folicula-
res se mejora la fertilidad, ya que se hacen más unifor-
mes el tamaño y la madurez de los FD de un hato. Para
ello se usan dos métodos básicos. Uno de ellos consiste
en inyectar una dosis ovulatoria de GnRH que induce
la liberación de LH, que a su vez provoca ovulación y
luteinización de los FD. La desventaja de este método es
que debe haber FD maduros, pues los folículos en fase
de reclutamiento no responden a la GnRH por falta de
receptores de LH en dichos folículos. Además, la dosis
de GnRH debe ser precisa para lograr una respuesta
uniforme; se sugiere de 50 a 100 pg por vaca.
Para sincronizar las ondas foliculares también se han
usado benzoato o cipionato de estradiol. Si hay dominan-
cia progestacional (ya sea con progestágenos endógenos
o exógenos), el estradiol reduce la secreción de LH e
induce atresia del FD y una nueva oleada folicular. Si
por el contrario hay pocos progestágenos, el estradiol
induce la liberación de GnRH, que a su vez causará la
síntesis de LH, de lo que resultan ovulación y luteiniza-

Capítulo 48 Farmacología de lo reproducción. Esteroides sexuales • 853

20

18

[JI]

1

Progesterona

[JLJ

1

~ 16

E
..§. 14

)ij

] 12

::§ 10

e

E 8
...,

l5

6

4

2

o 2

4

6

8

10

12 14

16 18 20 22 24

Dfas del ciclo estrual

Fig. 48-9. Sucesos durante el ciclo estrual de vacas con dos oleadas foliculares.

ción del FD. De esta manera, el estradiol trabajarla como
la GnRH, aunque con menos eficacia para sincronizar la
oleada de crecimiento folicular. No obstante, es mucho
menos costoso que la GnRH y el resultado brinda una
mejor relación costo:beneficio. Además, el estradiol
actúa directamente sobre el FD para inducir atresia y
al mismo tiempo inhibir la síntesis y liberación de FSH.
También induce la regresión del cuerpo amarillo si se
le aplica al inicio del ciclo estrual. En las figuras 48-9
y 48-10 se presentan los perfiles hormonales y sucesos
reproductivos en vacas con dos y tres desarrollos folicu-
lares, respectivamente.

Involución del cuerpo amarillo (CA) en vacas

Se sabe que la inyección de una dosis de PGF

2a es sufi-
cientemente eficaz para inducir la involución del CA a

20

OIJ

18

1

~ 16

E

..§. 14

(ij
] 12

::§ 10

~

8

E

"<:2

o

6

4

2

o

2

4

6

8

10

partir del día 5 a 7 del ciclo. Sin embargo, la presenta-
ción del celo varía con el momento en que se inyecta
la prostaglandina o análogo. Por lo general el intervalo
entre inyección y celo es corto si se inyecta PGF

2a al
inicio del ciclo (días 7-9) o en etapa tardía (días 14-16),
que corresponde al tiempo en que se presenta la primera
o segunda oleada de crecimiento folicular. Si se aplica la
PGF

2a entre los días 10 y 12, la presentación del celo se
reparte entre los tres y los 10 días posteriores debido a
que la primera oleada folicular se encuentra en proceso
de atresia y aún está muy inmadura la segunda, y aún
no se llega a un estado preovulatorio. Se logra una sin-
cronía de celos muy eficiente si se administran dos dosis
de PGF

2a con 11-14 días de diferencia o si se establece
una sincronía folicular siete días antes de la inyección
de PGF

2a. En estos casos la mayoría de los celos ocurren
en las primeras 72-96 horas.

OD

1

12 14

16 18 20 22 24

Días del ciclo estrual

Fig. 48-10. Sucesos durante el Ciclo estrual de vacas con tres oleadas foliculares.

854 • Porte IX -Fisiología y farmacología de la reproducción

Manifestación patente del celo y la ovulación

Se reconoce que a más estrógenos ( exógenos o endó-
genos), más evidente será el celo en las vacas. Puede
haber manifestación de celo sin ovulación, y una vaca
con ovulación puede tener una fase lútea corta si se
le aplicaron estrógenos únicamente. Si se combina la
aplicación de éstos con una sincronización folicular a
base de progesterona se mejora la tasa de concepción.
Por ello, en muchos hatos es recomendable añadir estró-
genos al programa de sincronización, particularmente
en vacas en anestro o anovulatorias al inicio del proce-
dimiento. La inseminación artificial (lA) a tiempos fijos
(p. ej., 48 y 72 h después de la segunda inyección de
prostaglandina) a menudo genera tasas de concepción
aceptables, pues muchas vacas ovulan sin manifestar
celo. Pero se pueden mejorar los índices de fertilidad
aplicando una dosis ovulatoria de GnRH 48 h después
de la segunda dosis de PGF

2a e inseminando en dos

ocasiones en tiempos fijos.

Sincronización de celos
y primera inseminación

Hay muchos programas para la sincronización de celos,
si bien en una proporción similar de hatos se prefiere
una baja intervención hormonal y sólo se insemina al
detectar un celo. Aquí se tratará únicamente el primer
caso dada la naturaleza de este texto, aunque quizá en la
mayoría de las explotaciones sólo se traten a los animales
en anestro o las llamadas vacas repetidoras (que presen-
tan celo, quizá ovulación y que no conciben).
El lector debe tener presente que aquí se abordan
exclusivamente manipulaciones hormonales, pero es
claro que muchos otros factores inciden en la fertilidad,
como nutrición, genética, manejo, etc. Por ejemplo, las
vacas cebuínas lactantes reaccionan menos a los trata-
mientos hormonales para sincronizar e inseminar que las
vacas Holstein. La condición corporal y la tasa de celos
que naturalmente se presenta en un hato son expre-
siones de la salud reproductivo de ese hato. Las vacas
obesas pueden distribuir (secuestrar) el progestágeno
en el tejido adiposo y reducir la eficacia de un sistema de
sincronización de celos. La ingestión de mucha materia
seca en la dieta se vincula con un metabolismo esteroi-

deo más acentuado y esto puede dar lugar a variaciones
en la respuesta pulsátil de LH en vacas tratadas con pro-
gesterona. Así, el veterinario debe considerar una gran
cantidad de factores antes de calificar un método de
sincronización en un hato determinado. En el cuadro
48-5 se presentan algunos métodos para sincronizar el
ciclo estrual mediante progesterona y estrógenos.

Métodos sin prostaglandina

El primer y más antiguo método de sincronización con-
siste en suprimir la actividad ovárica utilizando proges-
terona, dado que ésta inhibe la secreción de hormona
liberadora de gonadotropina (GnRH) y por ende de las
hormonas foliculostimulante (FSH) y luteinizante (LH).
Al suspender la administración de progesterona (P

4), se
reanuda el ciclo y el animal entra en estro en un tiempo
que va de tres a siete días. Se ha utilizado la inyección de
dosis bajas de estrógenos al final de la administración
de progesterona para activar el eje hipotálamo-hipofi-
sario y reducir el tiempo en que se presenta el estrés
después de la terapéutica. En el cuadro 48-6 se muestran
algunos métodos de sincronización con progésterona y
estrógenos.

Progestágenos. La sincronización utilizando proges-
tágenos tiene tres ventajas destacables con respecto a
no utilizarlos.

l. Se suprime el pico de LH si se logra tener una concen-
tración plasmática de 1 ng/ml de progesterona. Por
lo tanto, si los animales ya han tenido una involución
del CA, la regresión resulta muy eficiente. Si se man-
tiene la suplemen tación por 14 o 21 días, se tendrá un
alto nivel de respuesta en celos dentro de los siguien-
tes tres días, aunque la tasa de concepción es 10-15%
inferior a la de una sincronización con siete días de
progestágenos, caso en el cual la tasa de animales
sincronizados se reduce. Los dispositivos intravagina-
les comerciales de 14-21 días logran concentraciones
plasmáticas de progesterona inferiores a las normales
observadas en una fase lútea, y elevan los pulsos de
LH y la concentración periférica de estradiol. El FD
sigue recibiendo estímulo gonadotrópico más allá de
su momento de ovulación natural, y se cree que el
óvulo resultante es menos apto para concepción e
implantación.

Cuadro 48-5. Algunos métodos para sinaonizat cid() estrual mediante progesteronay estrógenos

Cipionato de estradiol: 2 mg/animal al final del tratamiento con progesterona

Progesterona: 25 mg/animal!día durante seis días, o bien 3 mg/animal en un implante durante cinco dfas

Tiempo de presentación de calor después de la inyección del estradiol: de tres a cinco días

Porcentaje de concepción al primer servicio: 44.4% o menos

Capítulo 48 Farmacología de lo reproducción. Esteroides sexuales • 855

Cuadro 48-6. Productos y dosis para sincronización del estro en vacas

Producto

Vía de administración

Dosis

CIDR-B
(progesterona)

PRID
(progesterona)

Crestar inyectable
(norgestomet + estradiol)

Crestar inyectable
(norgestomet)

Syncromate
(norgestomet)

Synovex
(progesterona + estradiol)

Esponjas de poliuretano
(acetato de flugestona)

Esponjas de poliuretano
(acetato de
medroxiprogesterona)

Tiaprost
(prostaglandina F

2a)

Cloprostenol
(prostaglandina F

2..)

Fenprostaleno
(prostaglandina F

2.,)

Cipionato de estradiol

GnRH
(factor liberador de
gonadotropinas)

HCG
(gonadotropina coriónica
humana)

PMSG
(gonadotropina de suero
de yegua preñada)

lntravaginal

lntravaginal

se oiM

se auricular

se auricular

se auricular

lntravaginales

lntravaginales

IM

IM

se

IM

IMoiV

IM o IV lenta

IM ose

2. En los protocolos de tratamiento con progesterona de
siete a nueve días, se recomienda que se coloquen las
esponjas vaginales luego de una palpación y se elijan
vacas durante el inicio de una nueva oleada folicular
con un FD presente.
3. Un buen tratamiento para las vacas en anestro (vacas
que después de 45-60 días no han ovulado y que
representan entre 10 y 30% del hato) es la suplemen-
tación de progesterona, de tal suerte que una ventaja
adicional durante la sincronización es el tratamiento
conjunto de vacas en anestro. En estos animales dis-
minuye inicialmente la LH pero luego aumenta su
secreción pulsátil, lo que genera un desarrollo de FD.
Los progestágenos predisponen a la presentación de
un celo aparente y un máximo en la secreción de LH.

1.90 g

1.55

3+ S mg

3 mg

6 mg

100 + 10 mg

200 mg

65 mg

25 mg

1 mg

1-4 mg

50-100 J-19

3 000-5 000 Ul

500-1 000 Ul para anestro y
sincronización
1 500-3 000 Ul para superovulación

Posteriormente se presenta la ovulación y una fase
lútea normal en la mayoría de los animales.
4. Cuando existen ovarios quísticos ocurre una secre-
ción pulsátil anormalmente alta de LH y ausencia
de un máximo secretor de LH. La suplementación
con progesterona disminuye esta secreción pulsátil y
promueve el desarrollo de un nuevo FD. con lo que
involucionan los folículos quísticos. El animal tiende
a regresar a las oleadas foliculares normales y se pre-
serlta la ovulación al concluir el tratamiento.

Progesterona. La P

4 se utiliza en dispositivos vaginales
impregnados con 3 g de esta misma o 0.150 g de SC-
9880 ( cronolona). Dependiendo de la duración del tra-
tamiento (10 o 20 días) se procede de distinto modo.

856 • Parte IX -Fisiologfa y farmacologra de la reproducción

cuadro 48-7. Métodos de sincronización del estro con prostaglandina

--------------~------------------------------------

Métodos 1 y 11: se utilizan dos inyecciones IM de PGF

20 con ocho y 12 dfas de intervalo, respectivamente, y se realiza la
inseminación artificial (lA) al estro, en tiempo predeterminado después de la segunda aplicación.
Métodos 111y IV: se incorpora el uso de detección de calor e lA durante los primeros cinco dfas de la temporada de
cruzamiento. Las vacas abiertas restantes reciben una inyección de PGF

20 por la mañana del sexto dfa; las vacas son

inseminadas artificialmente al estro detectado o a tiempo determinado.
Método V: se combina el uso de un implante de progesterona en la oreja durante siete dfas y una inyección de PGF

20

administrada inmediatamente después de quitar el implante. Los animales son inseminados una vez detectado el estro o
a un tiempo predeterminado después del tratamiento con progesterona.

• En la terapéutica de 10 días, se administran 5 mg/
animal de estradiol al finaJ del tratamiento. La sincro-
nización es menos eficaz del segundo al quinto días, y
menos de 80% de los animales se sincronizan. La con-
cepción al primer servicio es de 40% y al segundo de
88% (250 mg de P

4 pueden resultar más eficaces).
• En el tratamiento de 20 días, hay buena sincroniza-
ción en más de 85% de las vacas y el estro se presenta
en el segundo al cuarto días después de terminada la
terapéutica. La concepción al primer servicio es de
51.4%, y al segundo servicio, de 82.9% (se expulsaron
los dispositivos en 30% de los casos).

A. Método l. Palpación de cuerpo amarillo

Inyección rúm. 1,

Existen otros métodos de sincronización con P

4,

pero son pocos prácticos, y han caído en desuso a partir
de la introducción de las prostaglandinas.
En el cuadro 48-7 se resumen los principales méto-
dos de sincronización del estro con prostaglandina, y se
ilustran en la figura 48-11 A-E.

Métodos con prostaglandina

Prostaglandina (PGF

2a). El segundo método para
sincronizar el estro se basa en inducir la regresión pre-
matura del cuerpo amarillo con la consecuente presen-

25· 30 mg de PGF la

Inyección núm. 2,
25-30 mg de PGF la

1 mi

~~'~·:· ::--L 1 .1 m j 1

E~~':'~

¡, ~ Lm~ m 1 mi

2

3

4

5

B. Método 11. Sin palpación de cuerpo amarillo

Inyección núm. 1,
25-30 mg de PGF

10

1

1

2

3

4

S

Fig. 48·11. Véase leyenda en la página siguiente.

6

6

7

8

9

7

8

9

10

10

11

12

13

14

15

Inyección núm. 2,
25-30 mg de PGF

2a

1 l, '"" 1

lA ___.

1

1

11

12

13

14

15

16

. Olas de tratamiento

Capftulo 48 Farmacología de la reproducción. Esteroides sexuales • 857

tación temprana del estro. Esta inducción se logra en
la actualidad administrando análogos de la PGF

2a. En
virtud de que 95% de esta prostaglandina se oxida casi
de inmediato en los pulmones, y debido a que posee
efectos broncoconstrictores muy intensos, surgió la
necesidad de buscar análogos de esta prostaglandina
natural. La ardua investigación desarrollada con ese fin
en el decenio de 1970 logró la síntesis de análogos de
PGF

2a, con los que se incrementa el poder luteolítico y
disminuyen los efectos colaterales.
De esos análogos, los que se encuentran actualmente
en el mercado mexicano son cloprostenol, dinoprost,
tiaprost, prostianol y fenprostaleno.
Indicaciones y dosis. Este esquema de sincronización
combina el uso de un implante de progestágeno en la

C. Método 111. Sin inyección

2

3

4

Inyección núm. 1,
25·30 mg de PGF

20

S

6

D. Método IV. Con retiro del implante (día 21)

Estro
sin lA

7

8

oreja durante siete días y una inyección de PGF

2a admi-
nistrada inmediatamente después de quitar el implante.
Los animales son inseminados una vez detectado el estro
o en un tiempo predeterminado después del tratamiento
con progesterona.
Es claro que para que la sincronización con PGF

2a

funcione, debe existir tejido lúteo funcional. En el
cuadro 48-8 se resume la sincronización del estro en
vacas.

Como se mencionó, la inyección de dos dosis de

PGF

2a con 11-14 días de separación puede sincronizar
80% o más de un hato. Sin embargo, la presentación
de celo y ovulación después de la segunda inyección de
PGF

2a puede ser muy variable para sustentar un pro-
grama de lA a tiempos predeterminados. Así que se reco-

Estro-+

lA

9

10

11

12

13

lnyecctón núm. 1,
2S·30 mg de PGF

20

~

14

1S

16

lA a estro

___.

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

1

.....................................................................................................................................................................................................................

2

3

4

S

E. Método V. Sin palpación

~

1

Implante
Progesterona

1

1

6

7

8

Inyección núm. 1.
30 mg de PGF

20

9

10

11

Estro

lA----+

12

13

14

Repetir lA
(19-23 días)

15

16

....................................................................................................................................................................................................

2

3

4

S

6

7

8

9

10

11

12

13

14

1S

16

17

Fig. 48-11. A. Método 1 de sincronización del estro con prostaglandina. Se emplean dos inyewones de prostaglandina y palpación de cuerpo
amarillo. B. Método 11de sincronización del estro con prostaglandina. Se emplean dos inyecciones de prostaglandina pero no palpación de
cuerpo amarillo. C. Método 111de sincronización del estro con prostaglandina. Se emplea detección de calor e lA pero no inyección. D. Método
IV de sincronización del estro con prostaglandina. Se emplea detecetón de calor, lA y retiro del implante (dfa 21 ). E. Método V de sincronización
del estro con prostaglandina. Se emplea implante pero no palpación de cuerpo amarillo. Véanse los detalles en el cuadro 48-11.

858 • Parte IX -Fisiología y farmacología de la reproducción

Tipo y número

Estro (E)

Preñez (P)

de animales

Tratamientos

Ovulación (O)

Concepción (C)

Raza lechera
(n = 112)

PGF con CA palpable ...... oxitocina (8 h)

60% (E)

(n = 112)

PGF con CA palpable ..... PGF (8 h)

70% (E)

(n = 111)

PGF con CA palpable una sola inyección

55% (E)

Raza de carne
(n = 133)

PGF. .................... PGF (12-14 días)

42% (E)

34-56% (P)

Vaca en lactación

Control

11% (E)

11-48% (P)

(n=671)
(n = 531)

PGF ...................... PGF (12-14 dfas)

47% (E)

34-55% (P)

(n = 642)

PGF. ..... PGF (12-14 dfas) .... IA hora fija (80 h)

35-49% (P)

Vaquillas de carne

Control

13% (E)

9-53% (P)

(n = 683)
(n = 462)

PGF ...................... PGF (12-14 dfas)

66% (E)

38-56% (P)

(n = 469)

PGF ...... PGF (12-14 dfas) .... IA hora fija (80 h)

36-51% (P)

Raza de carne

Control

14-56% (P)

(n = 1 600)

PGF una sola inyección

30-60% (P)

Vaquillas de carne
(n = 700)

Control

12-49% (P)

(n = 2 700)

PGF una sola inyección

45-55% (P)

Vaquillas de carne
(n = 5)

PGF una sola inyección

0%(0)

(n = 5)

GnRH una sola inyección (dfa 11-13 del ciclo estrual)

40-80% (O)

(n = 5)

GnRH ........... PGF (24 h)

20% (O)

Vacas lecheras en
lactación
(n = 20)

GnRH .... PGF (7 días) .... GnRH (48 h) .... IA hora fija (24 h)

100% (O)

Vaquillas Holstein
(n = 24)

GnRH .... PGF (7 dfas) ..... GnRH (48 h) .... IA hora fija (24 h)

75% (O)

(n = 22)

GnRH .... PGF (7 dfas) ..... GnRH (48 h) .... IA hora fija (24 h)

55% (C)

(n = 22)

GnRH .... PGF (7 dfas) ..... GnRH (48 h) .... IA hora fija (24 h)

46% (C)

(n = 22)

GnRH .... PGF (7 dfas) ..... GnRH (O h) .... IA hora fija (24 h)

11% (C)

Ganado Frisian
(n = 6)

PGF .... GnRH (9 dfas) ... PGF (7 dfas) ...... GnRH (48 h)

83% (O)

(n = 6)

PGF .... GnRH (9 días) ... PGF (7 dfas)

100% (O)

(n = 6)

PGF .... GnRH (9 dfas) ... PGF (7 dfas) ... GnRH (60 h)

83% (O)

Vaquillas (n = 189)

GnRH ...... PGF (8 días)

88% (E)

61%

(n = 175)

GnRH ...... PGF (7 dfas)

89% (E)

56%

Vacas y vaquillas

Holstein (n = 1 06) PGF ..... GnRH (7 días) .... PGF (14 dfas)

74% (E)

35.8% (P)

(n = 11 O)

PGF ...... PGF (14 dfas)

67% (E)

42% (P)
63% (C)

(n = 85)

GnRH .... PGF (7 días) ... GnRH (30 h) ... IA hora fija (18-19 h)

3.5% (E)

35.3% (P)
35.3% (C)

(n = 151)

PGF una sola inyección

56.3% (E)

26.5% (P)
47.1 (C)

Vaquillas de carne y

vacas

(n = 179)

PGF ............... PGF (14 dfas)

48% (P)

(n = 173)

PGF/NORG/GnRH

60.1% (P)

Capítulo 48 Farmacología de lo reproducción. Esteroides sexuales • 859

Cuadro 48-8. Sincronización det estro en vacas (continuación)

Tipo y número
de animales

Vaquillas de carne
(n = 80)

Tratamientos

GnRH .... PGF (7 días) ..... GnRH (24 h)

Estro (E}

Ovulación (O}

85% (E)

Preñez (P}
Concepción (C}

(n = 89)

GnRH .... PGF (7 días) ... GnRH (24 h) .... IA hora fija (16 h)

48% (P)
57% (C)
25% (P)
25% (C)
48% (P)
61% (C)
45% (P)
45% (C)
56% (P)
72% (C)
53% (P)
53% (C)

(n = 1 77)

GnRH ... PGF (7 días) ... GnRH (48 h)

78% (E)

(n = 187)

GnRH .... PGF (7 días) ... GnRH (48 h) .... IA hora fija (16 h)

(n = 98)

GnRH .... PGF (7 días) ... HCG (48 h)

77% (E)

(n = 102)

GnRH .... PGF (7 días) ... GnRH (48 h) .... IA hora fija (16 h)

Vaquillas Holstein
(n = 5)
(n = 5)

Ganado de carne
(n = 48)
(n =52)

Ganado de carne
(n =54)
(n =54)

Vaquillas Holstein
(n = 7)

HCG al dla 5 del ciclo estrual
GnRH al día 5 del ciclo estrual

GnRH ..... PGF (6 días)

PGF una sola tnyección

GnRH ...... GnRH (3 días) .... PGF (72 h)

GnRH ....... PGF (6 días)

PGF (día 12 del ciclo estrual)

100% (O)
100% (O)

83.3% (E)

70.8% (P}
85% (C)

50% (E)

46% (P)
92 o/o (C}

92% (E)

68% (P}
74% (C)

85% (E)

57% (P)
67.4% (C)

71% (O)
100% (E}

(n = 8)

GnRH (día 12 del ciclo estrual) .... PGF (7 días)

90% (0)

micnda un programa de detección de celos después de
esta manipulación hormonal y la IA correspondiente.
Sin embargo, si el hato está en un estado nutricional
de baja energía, habrá dificultades en la detección del
celo y también se reducirá la eficiencia reproductiva en
vacas altas productoras con fases de cuerpo amarillo
prolongadas.

Progesterona y PGF

20. Se administra progesterona
exógena durante 14 a 21 días para sincronización de
vacas sin distinguir en qué etapa del celo están las vacas
en el hato. Sin embargo, la exposición prolongada a
progesterona reduce la fertilidad. Por ello se utiliza
PGF

2a a fin de inducir la luteólisis. Por ejemplo, se usan
periodos de suplementación de progesterona de siete
a nueve días y una dosis luteolítica de PGF

2a de cero a
dos días antes del retiro de la esponja de progestágeno.
El momento en que se aplica la PGF

2a antes del fin del
tratamiento con progesterona determina la tasa de fer-
tilidad que se logrará. Por ejemplo, si se aplica la PGF

2a
al momento en que se retira la progesterona, se induce
un porcentaje menos sincrónico de vacas que entran
en celo, pero si se inyecta la PGF

2a uno o dos días antes

87% (E)

de retirar la progesterona, se genera luteólisis antes de
que se haya retirado la progesterona y la baja cantidad
de ésta estimula el desarrollo de FD y se mejora la sin-
cronización de los celos. Por desgracia esto puede dar
por resultado una tasa de fertilidad inferior por daño
al óvulo.

GnRH y PGF

2a. Se puede lograr la sincronización
de una oleada folicular y un celo posterior si se aplica
GnRH y, siete días después, PGF

2a. La inyección de
GnRH sincroniza la oleada folicular, y posteriormente la
inyección de PGF

2a o análogo induce luteólisis. Así, dos
o tres días después de la inyección de PGF

2a se presenta
celo y la ovulación de nuevos FD. Usualmente un 10% de
las vacas entran en celo antes de la aplicación de PGF

2a

dado que no responden a la GnRH, y la PGF

2a endógena
induce regresión del CA en vacas que se encontraban
en etapas tardías del ciclo al inicio del tratamiento. Un
protocolo aceptado es:

• Aplicar GnRH
• Esperar siete días

860 • Parte IX -Fisiología y farmacología de la reproducción

• Aplicar PGF

20

• Esperar dos días
• Inyectar nuevamente GnRH o cipionato de estradiol
(esperando un solo día) para sincronización de la
ovulación
• Inseminar a los animales al momento de esta última
inyección de GnRH o 16-20 h después

En este procedimiento se utiliza IA en tiempos pre-
establecidos en el lOO% de las vacas, con ahorros en
tiempo que a muchos veterinados les resultan conve-
nientes, a pesar de que la tasa de concepción puede
ser inferior a la que se obtiene con la inseminación al
observar el celo. Sin embargo, la tasa de concepción es
ligeramente mayor a la lograda con dos inyecciones de
prostaglandilna.

La baja tasa de concepciones de este sistema de sin-
cronización se debe a que los FD no maduran de manera
coordinada al momento de la segunda inyección de
GnRH. La inducción de la ovulación de folículos aún
pequeños genera una fase lútea breve y ciclos más cortos,
amén de pérdidas embrionarias por un CA demasiado
pequeño e insuficiente.
Este sistema funciona mucho mejor si sólo se utilizan
vacas que están entre los días 5 y 12 del ciclo, de tal suerte
que se ha recurrido a una inyección de PGF

20 previa a

este protocolo, o bien dos inyecciones de PGF

20 con dife-
rencia de 12-14 días. Las vacas entrarán al ciclo en tres a
cinco días y estarán en el día 7 a 11 del ciclo cuando se
aplique la GnRH. Esta presincronización mejora la tasa
de concepciones. Por supuesto, se tendrán que aplicar
cinco inyecciones en un plazo de más o menos 45 días,
y se obtiene una tasa de concepción de alrededor de
40%. A pesar de esta baja tasa, en algunos hatos de gran
tamaño resulta más factible que tener un programa de
detección de celos.

Progesterona, estradiol (o GnRH) y PGF

20• Es evi-
dente que las vacas que no estaban ciclando al inicio
de cualquier programa de sincronización tienen menos
posibilidades de lograr un celo productivo. Aunque
en algunas explotaciones se toma el hato en conjunto,
muchos veterinarios prefieren enfocarse en las vacas en
anestro con otros tratamientos.
Uno de los métodos más socorridos es la colocación
de una esponja vaginal de progesterona por seis a ocho
días con o sin inyección de benzoato de estradiol (1-2
mg) al momento de la inserción de la esponja y un día
después de que se retira ésta. Aproximadamente 70-85%
de los animales así tratados entran en celo durante los
siguientes siete días, y la tasa de concepción llega al40%
como máximo.

Se puede utilizar también el programa de sincro-
nización señalado en el inciso anterior, pero se aplica
una esponja de progesterona entre la primera inyección
de GnRH y la inyección de PGF

2ct· Esto mejora tanto la

tasa de celos como la de concepción en animales que
están en el ciclo y en animales en anestro o con quistes
foliculares. Un programa adecuado sería:

• Inyectar GnRH
• Insertar la esponja con progesterona
• Esperar siete días
• Retirar la esponja y aplicar PGF

20

• Esperar dos días
• Aplicar GnRH
• Inseminar en tiempos preestablecidos
• Aplicar GnRH e IA en tiempos preestablecidos

Este método es muy eficaz para tener una buena
tasa de concepción tanto en animales dentro del ciclo
como en vacas en anestro o repetidoras. No obstante, el
veterinario debe estar consciente de que el rendimiento
reproductivo de un hato está sujeto a muchas variables
y estos métodos de sincronización no necesariamente
mejoran este rendimiento, aunque sin duda facilitan el
manejo reproductivo del hato.

Sincronización e lA en vacas no gestantes
después del primer celo sincronizado

Normalmente estos animales tienden a terminar el ciclo
en sincronía e iniciar uno nuevo de manera coordinada,
aunque con una ligera variación debida a variaciones
biológicas normales y a que pudo haber resorción o
muerte embrionaria temprana. A estos animales se les
sumarán las vacas que no se sincronizaron desde la pri-
mera manipulación. Las causas de retorno al celo (vacas
repetidoras) son:

1) Estro sin ovulación
2) Estro y ovulación y regreso al anestro
3) Ovulación entre los días 14 y 28 pero incapacidad
para manifestar celo
4) Intervalo interestros extremadamente largo (mayor
a 24 días)
5) Pérdida embrionaria temprana

Estos factores son más comunes en vacas con con-
diciones corporales extremas, de primera paridad, con
historial de baja fertilidad.

Métodos para sincronización de vacas
repetidoras o que no quedaron gestantes
después de la primera sincronización

Lo primero sería reagrupar a todas las vacas en un solo
grupo con progesterona. Si se usa PGF

20 se deberá estar

Capítulo 48 Farmacología de lo reproducción. Esteroides sexuales • 861

st:gw o dt: que no hay preñez. La progcsterona bloqueará
el retorno al estro permitiendo su sincronización al reti-
rar la suplementación después de seis a ocho días. Se
prefiere iniciar este tratamiento los días 12-14 del ciclo
estrual, y se puede o no emplear benzoato de estradiol
al aplicar la esponja de progesterona (para estimular la
oleada folicular) y un día antes de retirarla para magni-
ficar la manifestación de celo. La tasa de concepciones
siempre es menor a lo logrado con la primera sincro-
nización, y se recomienda verificar el celo de manera
acuciosa.

Si no se puede tener un programa de detección
de celo, se deberá inseminar artificialmente en tiem-

pos predeterminados utilizando el método de GnRH-
PGF2a-GnRH, como ya se explicó. Esto puede hacerse a
la brevedad después de la primera sincronización, con
detección transrectal de preñez por ultrasonido 25-30
días después de la primera inseminación, de tal suerte
que se estaría aplicando a todas las vacas GnRH a los
seis o siete días y más tarde aplicando el programa des--
crito.

Un método que utili¿a el estatus hormonal en que
quedaron las vacas después de su primera sincronización
incluye la aplicación de PGF

2a para lograr la luteólisis en
un CA reactivo y 48 h después la aplicación de GnRH
para los casos en que se requiera inducir ovulación.

Go

1nas

y trastorno

roductivos

Este ca.pítulo comprentú:

• Conceptos generales
• Gonadotropina coriónica humana (HCG)
Farmacodinárnica
Indicaciones y dosis
Efectos adversos
Interacciones
Tiempo de retiro
• Gonadotropina coriónica equina (ECG)
Farmacodinámica
Indicaciones y dosis
• Hormona liberadora de gonadotropina (GnRH)
Farmacodinámica
Farmacocinética
Indicaciones y dosis
Efectos adversos
Tiempo de retiro
• Antagonistas de la GnRH
Cetrorelix

863

864 • Parte IX .Fisiologlo y farmacología de la reproducción

% Conceptos generales

Las principales gonadotropinas no hipofisarias son la
gonadotropina coriónica humana (HCG) y la gonadotro-
pina coriónica equina (ECG). Estas hormonas polipeptí-
dicas tienen efectos foliculoestimulantes y luteinizantes
sobre las gónadas.

% Gonadotropina coriónica humana
(HCG)

La gonadotropina coriónica humana (HCG) se obte-
nía al principio de la orina de mujeres preñadas, pero
en la actualidad se consigue sobre todo de la orina de
hembras primates preñadas y, en ocasiones, de muje-
res menopáusicas, en quienes las concentraciones son
mucho mayores. Asimismo, se puede obtener hormona
luteinizante preparada (LH-P) de adenohipófisis obte-
nidas al sacrificio.

La industria farmacéutica la expende en forma
de polvo liofilizado de color blanco, soluble en agua
e insoluble en alcohol. Una UI de HCG es igual a una
unidad USP; cada mg contiene 1 500 unidades USP. Es
fotosensible. Tiene varios sinónimos, como HCG, CG,
gonadotropina coriónica y PU.

Farmacodinámica

Ejerce un primer efecto luteinizante, aunque también
tiene acción foliculoestimulante. Estimula la producción
de progesterona por el cuerpo amarillo e induce la ovu-
lación. En perras induce la secreción de estrógenos. En
machos estimula la diferenciación sexual y la producción
de andrógenos por las células intersticiales, y favorece el
descenso testicular cuando existe alguna anormalidad.

Indicaciones y dosis

VACAS: para el tratamiento de quistes foliculares se
han utilizado dosis de 5 000 UI de HCG por vía IV o
10 000 UI de HCG por vía IM, y gran parte de los ani-
males desarrollan tejido lúteo, formado a partir de los
folículos. Aproximadamente 50% de los animales tra-
tados entran en estro a los 30 días, y el resto lo hacen
poco a poco. Existen informes de la incidencia de quis-
tes luteínicos después del tratamiento con HCG, y por
esta razón algunos clínicos prefieren utilizar GnRH en
la terapéutica de quistes foliculares, además de que es
menos antigénica que la 1 ICG. Otra manera de utilizarla
es en combinación con progestágenos a razón de l 500
a 3 000 UI por vía IV, y P

4 a razón de 125-250 mg tam-
bién por vía IV. Este tratamiento se conjunta con el pro-

cedimiento de romper manualmente los folículos; sin
embargo, esta práctica es peligrosa, requiere de mucha
experiencia y casi nunca se recomienda. Se ha visto que
el tratamiento con HCG resulta inútil en la mayor parte
de los casos si el animal no responde a la terapéutica con
hormona liberadora de gonadotropina (GnRH).

ToROS y CABALtos: es útil para el hipogonadismo
en machos. En caso de toros "cansados"' por utiliza-
ción reproductiva irracional o porque literalmente el
ambiente donde son explotados no los "motiva" (situa-
ción común en los centros de procesamiento de semen
para inseminación artificial), o en el caso de garañones
con problemas de oligospermia por sobreexplotación
(aunque esto es tema de debate), puede inducirse el
aumento de la actividad testicular con gonadotropina.
Su uso estimula la espermatogénesis y en múltiples

ocasiones restablece la eficacia reproductiva. Las dosis
utilizadas en ambas especies varía entre 500 a 750 UI de
HCG por vía SC o IM. El tratamiento puede ir acompa-
ñado de medidas colaterales, como reposo y adminis-
tración de vitaminas, y se ha indicado la administración
IV de metionina. Se contraindica esta última medida si
existe un proceso infeccioso o septicémico en el animal.
Los resultados de estos procedimientos son muy varia-
bles y es posible que en muchos casos no se obtengan
beneficios.

PERROS y GATOS: en casos de criptorquidia la dosis es
de 500 UI dos veces a la semana durante cuatro a seis
semanas.

Para la luteinización de un quiste folicular persis-
tente la dosis es de 500 UI por vía IM y se repite a las
48 h. Se utiliza en pruebas de inducción con HCG en
la que se determina si queda tejido testicular u ovárico
en machos castrados o hembras histerectomizadas, así
como en trastornos de diferenciación. Es útil en perras
infértiles que ciclan normalmente pero presentan con-
centraciones de progesterona bajas.

Efectos adversos

Es muy probable que se observen reacciones de hiper-
sensibilidad. Si se administra en yeguas antes del día
35 de gestación, tal vez se produzca aborto debido al
incremento en los valores de estrógenos.

1 nteracciones

No se han informado interacciones con la HCG.

Tiempo de retiro

No se requiere para bovinos productores de carne.

% Gonadotropina coriónica equina
(ECG)

En la actualidad, la ECG se obtiene del suero de yegua
preñada durante la primera mitad de la gestación. Si hay
necesidad de un efecto foliculoestimulante exclusivo, se
puede conseguir hormona foliculoestimulante preparada
(FSH-P) a partir de adenohipófisis de animales de rastro.
Esta última forma sólo se usa experimentalmente.

Farmacodinámica

Tiene principalmente un efecto foliculoestimulante y
acciones luteinizantes menos marcadas.

Indicaciones y dosis

En virtud de los efectos descritos, pueden utilizarse
farmacológicamente en diversos procesos patológicos
reproductivos, así como en el control de la reproducción.
Una de sus aplicaciones es la superovulación de vacas
donadoras en la técnica de trasplante de embriones.
Por lo general se utiliza ECG para lograr un creci-
miento folicular múltiple. La dosis varia entre 1 500 y
2 500 UI de ECG por vía IM en un volumen no mayor
de 5 mi. Se debe aplicar la inyección entre el día 9 y el
11 después de que ocurra el estro (día 0). La ovulación
se induce con un análogo de prostaglandina (cloproste-
nol). El estro en estas condiciones se presenta a las 24,
48 o 72 h de las inyecciones del cloprostenol.
Aunque el procedimiento mencionado es bueno, a
los animales se les puede sincronizar con implantes intra-
vaginales de acetato de medroxiprogesterona (esponjas
con 2 a 3 g de principio activo), y aplicando la ECG en el
día 16 después del estro. En estos casos, el estro ocurre
en un periodo de tres a ocho días después de retirar
el implante de prugeslerona, a los 17 días ulteriores al
estro.

El número de ovulaciones que se obtiene de esta
manera varia entre tres y 20. Como se puede observar,
el efecto de la ECG es variable. Más de 20 óvulos redu-
cen el porcentaje de fecundidad y provocan un estado
endocrino demasiado alterado. Parece ser que uno de
los principales factores que modifican la respuesta ovula-
tona se debe a la variación en las presentaciones de ECG.
Existe también cierta evidencia que señala la tendencia
a la producción de anticuerpos específicos contra ECG
yHCG.

PERRAS: la inducción al estro puede efectuarse con
procedimientos experimentales o por las exigencias del
dueño. Para ello se utilizan ECG y HCG vía SC el mismo
día, con un intervalo de 2 h. La dosificación es como
sigue:

Capítulo 49 Gonodotropnas y trastornos reproduct;vos • 865

En cuatro a cinco días habrá una descarga hemo-
rrágica. Si no se ha presentado el proestro para el sép-
timo día se puede repetir la terapéutica. En ocasiones el
proestro es más corto de lo normal. Se aconseja que este
procedimiento sólo se utilice después de cuatro meses
del último estro o parto, pues un tratamiento previo
a este tiempo da lugar en muchas ocasiones a quistes
foliculares o a bajos índices de fecundidad.
Se sabe de reacciones anafilácticas cuando se repite
el tratamiento o se continúa durante más de dos sema-
nas; por esta razón, y porque en ocasiones la terapéutica
reduce la fecundidad de la perra en ciclos posteriores, se
debe tener especial cuidado de seleccionar a las hembras
que han de ser tratadas. En el cuadro 49-1 se resumen
las dosis de ECG y HCG para perras.

CERDAS: por razones zootécnicas, los cerdos de una
camada son destetados a las tres semanas posparto. En
estos casos, la hembra tarda más tiempo en volver a entrar
en celo que si hubiera destetado a las crias a las seis sema-
nas o más. Para reducir el intervalo entre destete y celo
en cerdas que destetan a las tres semanas y lograr mayor
eficacia reproductiva, se puede utilizar la siguiente com-
binación: 1 000 UI de ECG por vía SC al destete para
iniciar el crecimiento folicular; a las 72-96 h de haber
administrado la ECG, se aplican 500 U1 de HCG por vía
IM. Se insemina artificialmente a las cerdas o se utiliza
monta natural a las 24 y 36 h después de la inyección de
HCG. De esta manera la ECG evita que las camadas sean
pequeñas por Jos efecto foliculoestimulantes.

% Hormona liberadora
de gonadotropina (GnRH)

Esta hormona fue descubierta al mismo tiempo por
Schall y Guillermin de modo independiente; por tal
logro dichos im'estigadores recibieron el premio Nobel
en 1977. La GnRH tiene varios sinónimos, entre los que
se encuentran gonadorelina, LH/FSHRH, LHRH, LH/
FSHRF, UIRF, gonadoliberina y luliberina. Es un deca-
péptido con peso molecular de 1 183 Da. Físicamente
es un polvo blanco a amarillo pálido. Es una hormona
que el hipotálamo produce de manera natural pero que
tambien puede ser totalmente sintética; 50 pg de acetato
de gonadorelina equivalen a 31 Ul.

cu.dro 41-1. Dosis de ECG y HCG

Hormona

Peso de la perra (kg)

5 a 10

10 a 25

Más de 25

ECG

200 a 300 Ul 300 a 500 Ul

600 Ul

HCG

100 a 150 Ul 150 a 250 Ul

300 Ul

866 • Parte IX -Fisiología y farmacología de lo reproducción

Farmacodinámica

Esta hormona controla la Hberación adenohipofisaria
de FSH y sobre todo de LH. Estas dos pasan a la circula-
ción mediante la secreción tónica pulsátil en el macho
y la hembra; durante el ciclo estrual es de tipo cíclico
en la hembra. La liberación tónica de GnRH y FSHLH
es controlada por un mecanismo de retroalimentación
negativa que ejercen FSH y LH sobre el hipotálamo y la
hipófisis. Sin embargo, en la mayoría de las especies hay
un máximo preovulatorio de LH y FSH que permite el
desarrollo total de uno o más folículos y su dehiscencia.
Al inicio del ciclo estrual, los estrógenos ováricos
inducen una respuesta positiva por medio de retroac-
ción a nivel hipofisario e hipotalámico, debido a que su
concentración sanguínea está disminuida. St> h;;¡ obser-
vado que la estimulación estrogénica directa en las áreas
preóptica y supraquiasmática del hipotálamo induce un
aumento en la liberación de hormona liberadora de
GnRH; además se ha sugerido que los estrógenos tam-
bién aumentan la sensibiHdad del gonadotropo (células
de las adenotropinas hipofisarias) a la acción de la hor-
mona liberadora de gonadotropina. Por esto se sugiere
que es a ese nivel al que los estrógenos inducen un efecto
de retroacción positiva sobre los valores de GnRH, FSH
y hormona luteinizante.
Por otro lado, el núcleo arqueado y el ventromedial,
así como la eminencia media, constituyen el origen de la
secreción tónica de hormona Hberadora de gonadotro-
pina, a través de un mecanismo de retroacción negativa
dada por los estrógenos. Por ello, estos últimos pueden
inducir una retroacción positiva o negativa de la secre-
ción de hormona liberadora de gonadotropina. Por otro
lado, la P

4 inhibe la secreción de esta hormona en pro-
porción a su concentración plasmática.
Además de sus efectos en la hipófisis, se ha estu-
diado la actividad de la GnRH en otros fenómenos bio-
lógicos, y se ha descubierto que es posible que dicha
hormona tenga una participación clave,junto con los
estrógenos, la progesterona o la testosterona, en el
comportamiento sexual. Asimismo, se ha observado
que el efecto de la GnRH a nivel gonadal es inhibitorio;
esto es, que la acción directa de esta hormona sobre los
ovarios o los tesúculos induce bloqueo de la esteroido-
génesis. Se sabe también que las dosis altas de GnRH
inducen un efecto refractario del gonadotropo (down
regulation). El efecto inhibitorio de la GnRH a nivel
hipofisario y gonadal está siendo utilizado como posible
medida anticonceptiva en el ser humano, en el cual se
ha demostrado que bloquea la espermatogénesis.

Farmacocinética

En cerdos, después de la administración IV de GnRH
ésta se distribuye rápidamente al líquido extracelular

con vida media de distribución de 2 min. La vida media
de eliminación en la misma especie es de unos 13 min.
Su vida media es de -7 min, pero si se administra por
infusión lenta y continua, su vida media calculada a par-
tir del momento de suspender la administración es de
-3 h. El máximo en las concentraciones plasmáticas de
la FSH y LH tiene una duración que varía entre seis y
28 horas.

Indicaciones y dosis

VACAS: uno de los usos más comunes es la terapéutica
de los quistes foliculares en vacas. Para ello se utilizan
100 a 250 ¡.tg/vaca de GnRH, lo que induce una marcada
elevación de LH y. por ende, la dehiscencia de los folí-
culos quísticos o su luteinización.
En algunos estudios se ha logrado reducir el inter-
valo entre el parto y el primer celo. Por ejemplo, en vacas
con 20 días posparto, la infusión continua de 15 ¡.¡g/h
de GnRH durante 12 h acelera de manera significativa
la presentación del celo. Los estros inducidos de esta
manera son cortos, y los cuerpos amarillos, pequeños.
Si se deja de administrar GnRH, los estros vuelven a ser
normales después de dos o tres periodos.
Para el tratamiento de quistes foliculares la dosis es
de 100 JJg/vaca por vía IM o intravenosa.

OvEJAS: existen datos de que la administración de
GnRH a ovejas en anestro puede inducir la presentación
del celo. Sin embargo, el índice de fecundidad logrado
es muy bajo.

Teóricamente debería ser posible lograr la superovu-
lación de todas las especies con hormona liberadora de
gonadotropina; no obstante, la respuesta en esta especie
ha sido errática. Esto se debe quizá al estado refractario
y de inhibición gonadal que induce sobredosis de hor-
mona liberadora de gonadotropina.

OVEJAS Y CABRAS: para inducir la ovulación cuando no
es época de apareamiento la dosis es de 100 JJg/ día/ 4-5
días.

GATAS: para estimular la ovulación la dosis es de 25
JJg por vía intramuscular.

Efectos adversos

No se han informado efectos adversos con dosis tera-
péuticas.

Tiempo de retiro

A las dosis recomendadas no se requiere de tiempo de
retiro.

% Antagonistas de la GnRH

Se han desarrollado varios compuestos con capacidad
antagonista de los efectos de la GnRH. Se pueden sinte-
tizar median te modificaciones a la estructura molecular
de la GnRH nativa en las posiciones 1, 2, 3, 8 y 10. Los
primeros antagonistas eran lipófilos, por lo que eran
capaces de inducir reacciones anafilactoides debido a la
liberación de histamina. La inclusión de nuevas sustitu-
ciones en los aminoácidos de la molécula de GnRH ha
conducido a la mejora de los antagonistas; tales modifi-
caciones evitan la liberación de histamina. En la actua-
lidad, los más utilizados son los de tercera generación,
cuyos exponentes más representativos son cetrort:lix y
ganirelix.

Cetrorelix

El cetrorelix es el resultado de una modificación a la
secuencia nativa de GnRH mediante la inclusión de
cinco aminoácidos en las posiciones 1, 2, 3, 6 y 10. Los
grupos terminales amino y acetilo le dan estabilidad y
son necesarios para completar la actividad antagonista.

Farmacodinámica

Los antagonistas de GnRH, producen la inhibición inme-
diata de gonadotropinas, al unirse competitivamente a
los receptores de GnRH y bloquear su acción estimula-
dora endógena sobre las células hipofisarias. La GnRH
es desplazada por el bloqueo de los receptores de alta y
baja afinidad. El cetrorelix, por ejemplo, tiene afinidad
constante cinco veces mayor para el receptor de baja
afinidad y 1.4 veces para el de alta afinidad. El efecto
neto es inhibir de manera rápida y eficaz la secreción
de LH por las células gonadotróficas de la hipófisis y,
como consecuencia, reducir la secreción de esteroides
gonadales.

Farmacocinética

En seres humanos, el cetrorelix tiene vida media ter-
minal de cinco a 1 O h después de la inyección única
subcutánea. Con la administración de dosis mayores se
alcanzan concentraciones sanguíneas detectables por
periodos más prolongados. Con inyecciones múltiples la
vida media calculada es mayor (20-80 h). En los estudios
con gentarelix se demostró una vida media de elimina-
ción de 13.7 a 16.2 h luego del tratamiento subcutáneo
por siete días con 125 mg y 0.25 mg, respectivamente.

Capítulo 49 Gonadotropinos y trastornos reproductivos • 867

Las características farmacocinéticas del cetrorelix
han sido investigadas en ratas y perros después de su
administración IV y SC; asimismo se midieron las con-
centraciones plasmáticas de testosterona. La biodispo-
nibilidad para el cetrorelix fue de 100% en ratas y 97%
en perros. En ratas, la farmacocinética se explicó por un
modelo de dos compartimientos y con absorción satu-
rable, mientras que en el perro se utilizó un modelo
de tres compartimientos. En ambas especies se produjo
la supresión total de testosterona. La duración de esta
supresión fue mayor con dosis altas. Después de la inyec-
ción IV, la vida media fue de 3 h en ratas y de 9.3 h en
perros. En ambas especies, la concentración plasmática
necesaria para inhibir la producción de testosterona fue
de 1.2 ng/mililitros.

Indicaciones y dosis

Los antagonistas de GnRH se encuentran en experimen-
tación en animales. Sin embargo, su utilidad potencial
hace que se contemplen para terapéuticas futuras. En
seres humanos se les ha reconocido como fármacos
potenciales para el manejo de patologías dependientes
de esteroides sexuales como el cáncer de próstata y la
endometriosis, ya que tienen ventajas sobre los fármacos
superantagonistas utilizados en estos padecimientos.
Como la LH es una luteotrofina necesaria para la
secreción lútea de progesterona durante la gestación,
su supresión por antagonistas de GnRH interrumpe la
gestación en perras. Se ha descrito que los antagonistas
potentes de la GnRH son capaces de interrumpir la ges-
tación en perras cuando se administran una semana antes
de la implantación, cerca del final del estro o más tarde en
la gestación. Suprimir la producción de gonadotropinas
puede ser útil en los casos de inducción de la ovulación
y en técnicas de reproducción asistida. Otras de las indi-
caciones potenciales serían los casos en que se requiere
una supresión de la producción endógena de esteroides
sexuales, como en la hiperplasia benigna de próstata, el
cáncer de próstata y el cáncer de ovario, en los cuales los
antagonistas de GnRH son promisorios.
Es muy probable que la supresión de gonadotropi-
nas y esteroides sexuales tenga aplicación práctica como
modulador de la conducta en animales agresivos o con
vicios sexuales. Se han hecho estudios con antrarelix
administrado a equinos; después de 48 h de administra-
ción, las concentraciones de testosterona disminuyeron,
se redujo la libido y se presentó degeneración testicular.
En monos Rhesus este tipo de fármacos también rerlucen
la conducta sexual de manera significativa, y pueden
hasta cesarla, aunque este efecto es reversible.

Tratamie to hormonal
del aparato re(3roductor
en condiciones específicas

Este capítulo comprende:

• Introducción
• Problemas reproductivos en
bovinos

Retención placentaria
Pió metra
Anestro
Quistes foliculares
Quistes luteínicos
Vaca repetidora
Aborto
Inducción del parto
Superovulación
Criptorquidia y monorquidia
Reducción de la libido
• Problemas reproductivos en
caballos
Aborto
Inducción del parto
Anestro
Ovulación inducida
Ovulación tardía
Inducción del crecimiento
folicular
Sincronización del ciclo estrual

Tratamiento posparto
Diagnóstico de criptorquidia
• Problemas reproductivos en ovejas
Anestro
Superovulación
Parto o posparto
Inducción del parto
• Problemas reproductivos en cabras
Metritis
Hidrómetra
Quistes foliculares
• Problemas reproductivos en cerdos
Infertilidad estacional
Sincronización de partos
• Problemas reproductivos en perros
Hiperplasia vaginal
Vaginitis no infecciosas
Descarga posparto prolongada
Mastitis
Anticoncepción
Interrupción de la gestación
Inducción del estro
Agalactia
Criptorquidia

869

870 • Parte IX -Fisiologro y formocologro de lo reproducción

% Introducción

Se dispone de preparados hormonales comerciales que
se obtienen de órganos o líquidos corporales o por méto-
dos sintéticos. Casi todos estos productos hormonales se
han utilizado para modificar algunos fenómenos fisioló-
gicos en que intervienen en forma natural, o bien para
corregir posibles alteraciones del sistema endocrino
mediante terapia sustitutiva. Sin embargo, el uso de hor-
monas no ha sido optimizado en la práctica veterinaria y
no siempre se predicen adecuadamente los efectos de las
hormonas en los sistemas endocrinos. Así, es imprescin-
dible tener un conocimiento básico mínimo para poder
intervenir en el funcionamiento normal y anormal de las
glándulas endocrinas y con esto regular los factores de
control, con el fin de realizar un tratamiento hormonal
adecuado y obtener resultados benéficos.
En la actualidad se dispone de técnicas para cuan-
tificar los valores de hormonas, tanto esteroides como
proteínicas, en diferentes condiciones normales y pato-
lógicas. Estas determinaciones son de gran utilidad como
guía en el diagnóstico y tratamiento o con fines experi-
mentales, aunadas a una evaluación de la historia clínica
de los animales. No obstante, debido a las limitaciones
técnicas y económicas, los métodos clínicos siguen siendo
la forma más común de diagnóstico. Existe al respecto
gran cantidad de bibliografía, pero en cuanto al trata-
miento de los trastornos reproductivos puramente endo-
crinos, o su control y modificación, el lector se pierde
en un mar de información, que en muchas ocasiones
resulta de poca utilidad para el veterinario de campo.
El objetivo de la presente revisión es presentar en forma
resumida los tratamientos hormonales más comunes por
especie, considerando la terapéutica colateral con anti-
bióticos, sueros, etc., que, sin embargo, deben tenerse
presentes en determinadas condiciones.

% Problemas reproductivos en bovinos

Retención placentaria

Se considera que hay retención de placenta cuando las
membranas no han sido desalojadas en un lapso de 12-20
h luego del parto. Después de este tiempo puede inten-
tarse su eliminación manual, pero si no se desprenden
fácilmente, debe instituirse un tratamiento intrauterino
para evitar infecciones.
La tendencia actual del tratamiento de la retención
placentaria es administrar de manera sistemática antibió-
ticos y aplicar 500 mg de cloprostenol IM o una tercera
parte en la comisura inferior de la vulva, por dentro de
la mucosa y con técnica aséptica. Esto evita la biotrans-
formación pulmonar, pues la prostaglandina llega vía
arteria uteroovárica. Se han indicado una gran canti-

dad de antimicrobianos para el tratamiento de infec-
ciones uterinas. Su eficacia es cuestionable en muchas
instancias; p. ej., la oxitetraciclina es muy irritante e
induce necrosis focal del endometrio; los j>.lactámicos
y aminoglucósidos se inhiben en presencia de pus (un
medio hiperosmolar), y así se pueden citar numerosos
ejemplos. En la actualidad se reconoce que es más útil
un lavado uterino con abundante solución salina, para
desalojar loquios y pus. Muchos autores proponen que el
problema de base es un estado inmunodeficiente de este
órgano en el posparto, y por lo tanto la progesterona y el
aumento de cstrógenos reducen por sí solos estos casos
de endometritis, evitando de esta manera la aplicación
intrauterina de fármacos y la constante contaminación
del aparato genital, además de que se ha demostrado
que hay una mejor distribución de antibióticos, como
la oxitetraciclina, si se aplican por vía IM. Se ha suge-
rido el uso de suero del mismo paciente (50-100 mi de
suero en 200 mi de solución salina) por vía intraute-
rina, al final del lavarlo, p:tr:t suministrar anticuerpos y
o.psoninas. Aunque sólo se recomienda en casos excep-
Cionales, cuando se utilizan antiinflamatorios como pred-
nisolona se debe infundir una solución intrauterina de
antibióticos. Anteriormente se recomendaba administrar
estradiol (cipionato y benzoato} en los días 7 y 8 para
mantener abierto el cuello uterino y además promover
un buen riego del útero y aumentar las defensas, que
como consecuencia originarían una rápida involución
Ulerina. En la actualidad, se prefiere evitar el uso de
estrógenos.

Se ha utilizado ergonovina en dosis de 1-5 mg por
su efecto oxitócico; resulta más benéfica que la propia
oxitocina en casos de atonía del miometrio.

Piómetra

Estrógenos

La piómetra se ha tratado con mucho éxito utilizando
cipionato de estradiol en dosis de 10 mg por vía 1M en
inyecciones repetidas para inducir el estro y desalojar el
material purulento. Cuando el útero alcanza su tamaño y
tono adecuados (10 a 14 días}, algunos clínicos recurren
a la infusión de antibióticos. También está indicada la
combinación de estrógenos (cipionato de estradiol) con
oxitocina, 5 a 15 mg/UI de oxitocina (100 a 200 mg)
por vía intramuscular.

Prostaglandinas

La terapia más usada es el empleo de PGF

2a o sus aná-
logos por sus efectos luteolíticos, además de que contri-
buyen a incrementar el tono uterino y la relajación del
cuello uterino. La dosis de PGF

2a va de 12.5 hasta 35
mg, pero se ha observado un efecto constante con 25
mg/animal por vía IM; el cloprostenol (análogo de la

Capftulo 50 Tratamiento hormonal del aparato reproductor en condiciones especificas • 871

PGF

2c:.) ~e administra a razón de 500 }lg por animal por
vía IM. Ultimamente se ha logrado disminuir esta dosis
aplicando por vía intrauterina 5 mg de PGF

2o. y 100 mg
de cloprostenol, lo cual conlleva un menor costo por
vaca tratada. Algunas vacas pueden requerir varios tra-
tamientos a intervalos de 12 a 14 días. Con terapéutica a
base de PGF

2o. se ha informado de evacuaciones mayores
al 90% cuando existió cuerpo amarillo funcional. Tam-
bién se reduce la dosis con La inyección en la comisura
inferior de la vulva. Obviamente en casos graves se recu-
rre a ambas terapias: prostaglandinas y estrógenos.

Anestro

Debe buscarse La causa para proporcionar la terapéutica
adecuada. No existe tratamiento para condiciones como
el Jree-martinismo, la hipoplasia ovárica bilateral y la enfer-
medad de las terneras blancas que recibe el nombre de
aplasia segmentaría. En casos en que el trastorno subya-
cente es piometra se trata esta afección. Habrá que consi-
derar que a menudo el anestro se debe a deficiencias de
proteína, energía o ambas, deficiencias minerales (sobre
todo fósforo y otros oligoelementos) y al periodo de lac-
tación, principalmente durante el máximo de produc-
ción. En todos estos casos, la terapéutica hormonal no da
ningún resultado. Al corregir las deficiencias nutridas,
las vacas empiezan a presentar ciclos al cabo de dos a
tres semanas. Una buena detección de calores disminuye
mucho la incidencia del anestro; de aquí la necesidad
de incrementar el tiempo de observación del ganado, e
incluso conviene designar a una persona exclusivamente
para tal fin. Por ello el anestro funcional se trata como
calor silencioso.

El tratamiento del calor silencioso o silente da bue-
nos resultados cuando se trata con estrógenos e induce
signos evidentes de estro, siempre y cuando se apliquen
durante el proestro. Sin embargo, no induce ovulación
y predispone a la presentación de quistes. Se pueden
utilizar 600 a 1 000 UI de PMSG, o bien 50 mg de FSH
purificada, para promover el crecimiento folicular.
Se han administrado 0.12-0.30 mg de hormona tiroi-
dea diariamente por VO, con lo que se obtiene 61.7%
de vacas en calor en 23 días con un índice de concep-
ción de 45.3% al primer servicio. También se ha utili-
zado la enucleación del cuerpo amarillo, pero se deben
tomar en cuenta las consecuencias, como hemorragias y
adherencias; la terapéutica con P

4, utilizando el mismo
régimen que para sincronización de estros desde los
nueve hasta Jos 18 días del ciclo y aplicando estrógenos,
se puede obtener éxito en el tratamiento del anestro.
El uso de PGF

2o. (25-35 mg) es el mejor método para
inducir regresión del cuerpo amarillo a partir del día 4
hasta el día 17 del ciclo. Infundir soluciones irritantes
intrauterinas, como las yodadas o ellugol, causa la libe-
ración de PGF

2o. uterina, con lo que se presenta calor

cuatro a seis días después, aunque no se aconseja tal
práctica pues a menudo no hay implantación embrio-
naria. En vacas cebuínas y otras razas productoras de
carne a menudo se recurre aJ destete radical o parcial
para permitir que el tratamiento hormonal dé resultado.
Es claro que la prolactina inhibe la esteroidogénesis. El
tratamiento más común es el uso de progesterona más
estradiol.

Quistes foliculares

Se utiliza hormona luteinizante purificada en dosis de
25 mg por vía IV, que se repite después de una a cua-
tro semanas en caso necesario, con resultados altamente
satisfactorios. También se usa HCG en dosis de 1 000-
10 000 U por vía IM; asimismo 2 500-5 000 UI por vía IV
dan buenos resultados. La GnRH puede administrarse por
vía IM en dosis de 100-200 pg, aunque se han utilizado
dosis tan altas como 1-1.5 mg. La liberación de LH des-
pués de administrar GnRH es de corta duración (2-4 h).
Las vacas con quistes foliculares tratados con GnRH desa-
rrollan cuerpos amarillos activos en más de 90 a 95% de
los casos. Debe tomarse en cuenta que 100 }lg de GnRH
equivalen terapéuticamente a 10 000 UI de gonadotro-
pina coriónica humana por vía intramuscular. También
se acostumbra la rotura manual del quiste folicular, pero
no se considera una práctica adecuada.

Quistes luteínicos

Clínicamente, los quistes foliculares y luteínicos son
difíciles de diferenciar entre sí, ya que ambos producen
signos de ninfomanía o anestro, por lo que son tratados
en forma similar. En quistes luteínicos, se puede usar
PGF

2a en dosis de 30 mg por vía IM o 500 mg de clo-
prostenol. La enucleación manual se utiliza con reserva
debido a las hemorragias y adherencias consecuentes.
Es preferible no usarla.

Vaca repetidora

En esta circunstancia, están incluidos varios factores
que afectan la fecundación, por ejemplo la detección
deficiente de calores (sobre todo la hora de inicio del
calor), lo que ocasiona que la vaca sea servida fuera de
tiempo, con envejecimiento de uno de los gametos; otro
factor es el retardo en la ovulación por un problema
endocrino. Este trastorno se puede controlar aplicando
1 000 a 2 500 UI de HCG por vía IV o una dosis equiva-
lente de LH o de GnRH. La información más reciente
parece indicar que la utilización de GnRJ 1 no produce
muy buenos resultados en vacas repetidoras.
Otras condiciones que afectan la fecundidad y cau-
san la presentación de vacas repetidoras son inflama-

872 • Parte IX -Fisiología y formocologio de lo reproducción

ciones de oviductos, hidrosálpinx, salpingitis, bursitis
ovárica, trastornos uterinos y necrosis del endometrio
por oxitetraciclina, por lo que se debe hacer un diagnós-
tico correcto para instituir el tratamiento adecuado.

Aborto

Existen muchas causas de aborto, en las cuales partici-
pan factores infecciosos (bacterias, hongos, protozoarios,
virus, clamidias), genéticos, nutridos, tóxicos, factores
desconocidos y estados febriles; por tanto, estos casos
sólo se pueden tratar atacando las causas específicas.

Prevención

Cuando se trata de deficiencia hormonal, el aborto
puede prevenirse aplicando P

4 de larga duración en
aceite inyectable en dosis de 500 mg/vaca/ día, o en
forma de depósito para liberación lenta a razón de 500
mg cada 1 O días.

Inducción

El aborto o terminación de la preñez con la subsi-
guiente expulsión del feto y sus membranas se puede
lograr rompiendo manualmente la vesícula amniótica
o decapitando al feto. En terneras, el aborto es factible
administrando dietilestilbestrol de depósito en dosis de
100, 125 y 150 mg por vía IM durante los meses 5, 6 y 7
de preñez, respectivamente, y el aborto ocurre entre los
meses 5 y 1 O en 90% de los casos. Sin embargo, no se

CUIIdro 50--1.

Hormona

Dosis y vía

recomienda el uso de estrógenos para estos fines pues
se ha sugerido que inducen infertilidad temporal y, en
ocasiones, permanente.
Otra forma es la regresión del cuerpo amarillo con

PGF

2a en cualquier etapa de la gestación, así como el
empleo de corticosteroides como flumetasona o dexame-
tasona (cuadro 50-1). El tiempo en el que se aplican los
tratamientos es vital para el éxito de la intervención.

Inducción del parto

Durante las últimas tres semanas de gestación puede
inducirse el parto aplicando 20 a 30 mg de trimetilace-
tato de dexametasona por vía IM; el parto ocurre sin
complicaciones 48 a 72 h después de la inyección. Sin
embargo, se ha informado de la retención de membra-
nas placentarias en la inducción del parto con glucocpr-
ticoides, y es quizá mejor usar análogos de PGF

2a.

Superovulación

Se logra inducir la superovulación aplicando 1 600 a
2 400 Ul de PMSG en 5 ml de SSF por vía IM, ya sea que
se apliquen el día 16 para coincidir con la autoluteólisis,
o bien entre los días 9 y 12, y se administran 25 a 30 mg
de cloprostenol 40 a 48 h después. Para inducir la ovu-
lación, se administran 25 mg de hormona luteinizante
en forma pura, o bien de 1 000 a 10 000 Ul de HGG,
ambos por vía intramuscular.

Tiempo de eficiencia durante
la gestación (días)

Oxitocina

1 00-200 Ul, IM

360-390

Prostaglandina F

29 (PGF

211)

Tiaprost

Cloprostenol

Fenprostaleno

Dexametasona

Dexametasona + PGF

Tiaprost + dexametasona

Cloprostenol + dexametasona

D1etilestilbestrol

Valerato, benzoato o cipionato
de estradiol

IM= Intramuscular, SC= subcutc\nea
Adaptado de Thomas, 1997

0.15 mg,IM

25 mg,IM

500 mg,IM

1 mg, se

25 mg,IM

25 mg + 25 mg, IM

375 mg + 10 mg, IM
500 mg + 25 mg, IM

40-80 mg,IM
150 mg,IM

4-8 mg,IM
10-20 mg,IM

5-150

5-150

5-150

5-150

275-285

370-390

370-390
370-390

5-150
5-150

5-150
5-150

Capítulo 50 Tratamiento hormonal del aparato reproductor en condiciones especificas • 873

Criptorquidia y monorquidia

Se pueden administrar hormonas gonadotrópicas
durante la etapa previa a la pubertad, y algunas veces
esta terapéutica provoca el descenso de los tesúculos.
Los animales con criptorquidia deben ser castrados ya
que se trata de un defecto congénito, e igualmente,
aquéllos con monorquidia no deben ser utilizados en
los programas de reproducción pues esta característica
es altamente heredable. Sin embargo, no se ha demos-
trado cuál es el mecanismo hormonal implicado, pero
se sabe que la anormalidad es de origen androgénico. Se
corre el riesgo de alterar el correcto desarrollo hormo-
nal del animal, especialmente si se considera que estos
tratamientos se administran antes de la pubertad.

Reducción de la libido

Aunque no existe un tratamiento confiable, se logra
aumentar el apetito sexual en los sementales cansados
administrando 250 mg de testosterona en forma farma-
céutica sostenida. Sin embargo, al producir una retro-
acción excesiva del hipotálamo, la testosterona causa el
efecto de "regulación descendente" (down-regulation), lo
que reduce la liberación de GnRI 1 e inhibe la salida de
LH y FSH, anulando así el estimulo a las células de Leydig
y Sertoli, respectivamente. Esto bloquea la producción de
testosterona endógena y, por tanto, provoca la posterior
supresión del proceso de espermatogénesis testicular.
Empíricamente se ha utilizado ácido glutámico, aunque
no se ha evaluado el resultado de modo experimental, y
es preferible prescribir descanso y buena alimentación.
Es mejor proporcionar HCG que testosterona. El uso

de estos productos androgénicos se ha relacionado con
necrosis hepática y algunos tipos de cáncer.

~ Problemas reproductivos
en caballos

En el cuadro 50-2 se presentan las hormonas más utili-
zadas por el veterinario en el tratamiento de trastornos
endocrinos en equinos.

Aborto

En la yegua, el aborto se considera una de las causas
de infertilidad más importantes. Puede ocurrir como
muerte embrionaria temprana o como a lo largo de
toda la gestación. Cuando el aborto no se debe a causas
infecciosas, traumáticas o de gestación gemelar, puede
suponerse que existe un desequilibrio hormonal e ins-
tituirse el tratamiento específico.

l. La terapéutica usual es la aplicación de 250 a 500 mg

de P

4 de eliminación lenta con intervalos de 10, 14
o 30 días, lo cual complementa la P

4 proveniente del

cuerpo amarillo.
2. Se ha informado también de la aplicación de 500 mg

de P

4 en aceite por día.

Ambos tratamientos pueden iniciarse a partir del
día 45 de gestación y prolongarse hasta el día 120, o
incluso hasta término. Estos tratamientos permiten man-
tener un valor sanguíneo de P

4 de 6 a 8 mg/ml hasta que

cu.dro 50-2. Hormonas ~s utilizadas por el vetennario en el tratamiento de trastornos endocrinos en equinos

Hormona

Estradiol

PMSG

HCG

GnRH

Oxitocina

Dosis* y vía de administración

Vaca: 6 ¡.Jg/kg IM
Perra: 1 O 1J9 cada 3 dfas por vfa IM (4 aplicaciones)

1 000 a 1 O 000 UVanimal IM según el efecto

1 000 a 1 O 000 UVanimaiiM, según el efecto deseado

500 mg
5 l-l9 IM
7.5 IJ9 IV
0.450 ¡.Jg

40 a 100 IJ9 IM

40 a 60 Ul, IM e IV por venoclisis

*El intervalo de dosificación depender~ del tratamiento y se describe en el texto.

Vía media plasmática aproximada
de la hormona natural

22 a 36 min

40 a 60 min

26 h

8 a 12 h

20 m1n. Se elim1na por completo en 6-8 h

Unos cuantos minutos

20 a 40 min

PMSG = gonadotropina plasm~tica de la yegua preñada; HCG = gonadotropma canónica humana; GnRH = hormona liberadora de
gonadotropina; IV = vla intravenosa; IM = vfa Intramuscular.

874 • Parte IX -Fisiologra y fonnocologio de lo reproduCCión

la placenta inicie su producción de progesterona. Sin
embargo, en la mayor parte de los casos es dificil esta-
blecer si el tratamiento dio resultado o si la preñez no
representaba un problema, a menos que se disponga de
radioinmunoensayo para cotejar los valores plasmáticos
de progesterona.

En otros casos, lo que se requiere es provocar el
aborto. Son muchas las posibles causas por las que se
desea que la yegua no lleve su gestación a término. En
estos casos, la administración de PGF

2a en dosis de 2.5 a
5 mg/yegua de 500 kg o una dosis equivalente de alguno
de sus análogos (fenprostaleno o cloprostenol) en dosis
única o repetida a las 12 h causa el aborto en 38 a 39 h
después de la primera inyección. Cuando se administra
PGF

2a entre los días 80 y 300 de gestación, se requerirán
tres a cuatro inyecciones. Cuando hay errores del aparea-
miento o en yeguas servidas 12-72 h antes de la consulta,
se prevendrá la gestación administrando nuevamente
prostaglandinas.

Por otro lado, existen otros métodos no hormonales
utilizados durante los primeros tres meses de gestación.
Éstos incluyen dilatación manual del cuello uterino e
infusión de 100 a 500 mi de solución salina estéril, o
bien una solución diluida de lugol o aceite yodado. Estos
procedimientos causan el aborto entre tres y 10 días des-
pués de la terapéutica.

Inducción del parto

Se recomienda inducir el parlo en gestaciones prolon-
gadas de más de 365 días, inercia uterina, prevención
de daños durante el parto mediante una supervisión
veterinaria planeada y para evitar roturas del tendón pre-
púbico, así como en casos de hidroalantoides o edema
ventral intenso. La inducción del parto no debe reali-
zarse sino hasta que el feto esté completamente maduro
(320 a 330 días) y se pueda asegurar su supervivencia,
verificando que exista relajación cervical y perineal ade-
cuada, además de producción de calostro. Existen dife-
rentes procedimientos, entre Jos que se encuentran:

a) Unas 12 h antes de la inducción, se verifica que el
cuello uterino esté dilatado aproximadamente 3 cm
(dos dedos); de no ser así, se aplican 15 mg de die-
tilestilbestrol por vía IM y el parto se inicia en menos
de 1 h. Puede administrarse oxitocina a razón de 20
UI primero, seguidas de 1 O UI 1 h después, si no ha
ocurrido el parto. Algtmos autores sostienen que no
se requiere de estrógenos para inducir el parto y que
sólo se logra con oxitocina.
b) También se han obtenido resultados favorables con la
administración de 500 g de fenprostaJeno por vía IM,
más 250 mg por vía intracervical media hora después
de la primera aplicación. Se ha usado PGF

2a (2-2.5
mg/yegua) intracervicalmente para ayudar a la dila-

tación cervical. El parto se inicia unas 4 h después de
la primera inyección. Es importante que el médico
veterinario supervise al animal durante la hora que
sigue a la administración del análogo de PGF

2a, pues
en ocasiones se presenta disnea por broncoconstric-
ción, hipotensión grave y dolor abdominal agudo. En
estos casos, se recomienda administrar aminofilina
en aerosol y adrenalina a razón de 4-8 mg/animal.
Es común observar sudación intensa; el dolor abdo-
minal es pasajero.
e) Otra forma de inducir el parto consiste en aplicar 10
a 100 mg de dexametasona por vía IM durante tres
a cuatro días a partir del día 320 de gestación. En
estas condiciones, el parto ocurre tres a cuatro días
después, aunque los resultados no son muy satisfacto-
rios. Algtmas complicaciones debidas a la inducción
del parto con glucocorticoides incluyen separación
prematura de la placenta antes del parto, distocia,
retención placentaria, nacimiento de productos débi-
les, inmunosupresión del potrilla y supresión de la
lactación en la madre.

Anestro

Se logra diagnosticar gestación mediante ultrasonido
a los 18-21 días del servicio y por palpación rectal a los
45 a 60 días. Si no existen signos positivos de gestación
al examen rectal, se utiliza algún agente luteolítico con
buenos resultados para iniciar la ciclicidad, excepto en
yeguas pura sangre.

Anestro verdadero

Este término se refiere al anestro estacional o profundo
de invierno por el que atraviesa la yegua en forma fisio-
lógica, debido a su característica reproductiva estacional.
Se han ideado muchos métodos para hacer ciclar a las
yeguas durante el inicio del año, pero los resultados han
sido poco satisfactorios.
Se ha informado que las yeguas en anestro profundo
de invierno reaccionan al tratamiento con 10 mg de
estradiol y muestran un calor anovulatorio a las 3-6 h
de la aplicación del estrógeno.
Otro tratamiento se basa en el uso combinado de
GnRH y progesterona administrando la GnRH los días 1,
2, 11, 12, 21, 22 y 23 (día 1 = inicio del tratamiento) y la
progesterona del día 5 al 16. Al utilizar este tratamiento
se corre el riesgo de originar ovulaciones múltiples en
25% de los casos, que dan lugar al o 2% de gestaciones
gemelares, que por lo general no son viables, ya que los
productos son abortados o mueren poco después del
parto.

Para la inducción del estro se han combinado
tratamientos con PMSG y manipulación de factores
ambientales, como el incremento de las horas-luz al día
mediante iluminación artificial al final del invierno y

Capítulo 50 Tratamiento honnonol del aporoto reproductor en condiciones especificas • 875

al inicio de la primavera. Por lo general, el ciclo de luz
debe ser de 15 o más horas al día; se recomienda que el
incremento en las horas-luz sea súbito. A la fecha, este
último método es el que ha resultado más eficaz, sobre
todo cuando se combinan con pastoreo y administración
de GnRH y PMSG. No se ha determinado con exactitud
si son los tratamientos o el ambiente, o ambos, los que
transmiten los impulsos adecuados para que las yeguas
ciclen.

En algunas yeguas, el cuerpo amarillo sigue siendo
funcional sin razón aparente; en otras, el diestro se pro-
longa después de la fecundación y se presenta la muerte
embrionaria temprana (antes de 36 días). En el primer
caso se recomienda el tratamiento con PGF

2a, o bien
se infunde en el útero solución salina estéril con o sin
antibiótico. Estos tratamientos inducen la presentación
del estro en tres a cuatro días y la ovulación en siete a
10 días después de la terapéutica. También se sabe que
son útiles dosis múltiples de 10 mg de PGF

2a diariamente
durante tres días, y se informa que las yeguas entran en
celo a los seis días de iniciado el tratamiento.

Anestro por estro silencioso

En este caso no se recomienda la terapéutica hormonal,
ya que es característico de yeguas muy obesas, con inhi-
biciones psicógenas, o que estén atravesando por la fase
transicional de una temporada a otra. En estas yeguas,
se manifiestan todos los cambios fisiológicos en los
órganos genitales característicos del estro, incluyendo
el crecimiento folicular y la ovulación (excepto en las
que se encuentran en la fase transicional), la hiperemia
genital activa y la secreción del moco cervical y vaginal.
Sin embargo, no muestran comportamiento externo de
estro. Estos animales pueden ser controlados por pal-
pación rectal, siguiendo el crecimiento folicular para
predecir la ovulación, aunque se pueden intensificar
los signos externos de estro administrando 1 mg de
estradiol o combinando estradiol más FSH durante el
proestro.

En los casos en que hubo muerte embrionaria des-
pués del día 30-40, cuando las capas endometriales ya
son capaces de producir PMSG, las yeguas no regresan
al estro sino hasta aproximadamente el día 120 después
de la fecundación. Estas hembras no reaccionan a nin-
gún tratamiento hormonal durante ese lapso. Ningún
tratamiento luteolítico es eficaz durante los primeros
cinco días posteriores a la ovulación.

Ovulación inducida

Debido a que en la yegua no se puede establecer el tiempo
de la ovulación de manera precisa a causa de la variación
en la duración del estro y en virtud de que la ovulación
ocurre erráticamente un día antes del final del celo, el
empleo de hormonas para inducir la ovulación es una

práctica útil que por fortuna ha dado resultados exce-
lentes que permiten predecir el tiempo óptimo de la
monta.

La aplicación de HCG en dosis de 2 000 UI/animal
por vía IM provoca la ovulación en 90% de los casos en
48 h, y si se administran 3 000 UI la ovulación se rea-
liza en 24 h. Otros autores informan que en 75% de los
casos se presenta la ovulación en un lapso de 48 h. Otro
enfoque es el uso de 2 000 a 3 000 UI de HCG por vía IV
o IM en el tercer día del estro; en tal caso, la ovulación
ocurre en un lapso de 24 a 72 h después de la aplicación
por vía IM o se de 2 500 a 1 O 000 UI durante el estro.
Estos tratamientos son eficaces siempre y cuando exista
un folículo maduro.

Ovulación tardía

Este trastorno posiblemente se deba a efectos estacio-
nales o alteraciones fisiológicas; para superarlo puede
ser de gran ayuda el control por palpación rectal o la
administración de 2 000 UI de gonadotropina coriónica
humana por vía IM para generar la ovulación en 24 a 48
h, con buenos índices de fertilidad.

Inducción del crecimiento folicular

Se ha intentado inducir el crecimiento de folículos en
las yeguas utilizando FSH o PMSG, pero los resultados
son muy dudosos y la mayoría de las yeguas tratadas no
regresan al estro sino hasta después de un periodo pro-
longado, que puede durar 10 a 120 días o más.
Otro tratamiento para hacer crecer folículos con-
siste en adminisu·ar GnRH y PMSG. La aplicación de
esta técnica se limita a la transferencia de blastocistos,
lo que aún no constituye una práctica común en esta
especie. Se ha intentado inducir el crecimiento folicular
con gonadotropina coriónica y PMSG, con resultados
muy variables.

Sincronización del ciclo estrual

El incremento de las horas-luz del día es la señal prin-
cipal para iniciar la actividad reproductiva; por tanto,
se pueden llevar a cabo variaciones en la duración del
fotoperiodo para sincronizar a las yeguas dentro de la
temporada de cruzas. Sin embargo, el manejo y las ins-
talaciones requeridas para esta práctica la hacen dificil
de aplicar, además de que los resultados son variables.
No hay duda de que en las yeguas cíclicas la señal para
iniciar el crecimiento folicular por liberación de GnRH
es la terminación de la secreción de P

4 por el cuerpo

amarillo. Por tanto, la PGF

2a origina el cese de la pro-

ducción de P

4 cuando se administra por vía IV, IM, o
se después del día 6 de ocurrida la ovulación, lo que

876 • Parte IX -Fisiología y formocologio de lo reproducción

origina que las yeguas entren en celo tres a cuatro días
después del tratamiento.
Para sincronizar a las yeguas que atraviesan por la
fase transicional y muestran calores largos o no presen-
tan calor, se ha recomendado la administración de P 4 en
dosis de 1-5 mg/kg/5 días por vía IM. Ese tratamiento
bloquea la liberación de GnRH; al terminar la terapéu-
tica con P

4, concluye dicho bloqueo, se incrementa la
liberación de GnRH y gonadotropinas hipofisarias y, por
tanto, hay un celo más manifiesto y ovulatorio.

Tratamiento posparto

Durante el periodo posparto pueden presentarse dife-
rentes estados que requieran de ayuda hormonal, como
retención de placenta, prolapso uterino o traumatismo
uterino posparto, o para fomentar la eliminación de
loquios y la involución uterina. Todas estas condiciones
pueden ser tratadas con la administración de 40 a 60 UI
de oxitocina por vía IM, y será necesario incrementar la
dosis a medida que avanza el periodo posparto.
Para aumentar el tono uterino, se recomienda tam-
bién la administración de borogluconato de calcio por
venoclisis. Este procedimiento se utiliza también para
promover la involución uterina y facilitar la eliminación
de loquios, acompañando al borogluconato de calcio
con otro ecbólico, por ejemplo ergonovina a razón de
10-20 mg/animal. De cualquier forma se debe valorar
la integridad del cuello uterino y la reacción uterina a
fin de evitar el prolapso de este órgano.

Diagnóstico de criptorquidia

La prueba para diagnosticar si existe tejido testicular
dentro de la cavidad abdominal cuando hay una anam-
nesis incompleta del animal se basa en la administración
de HCG y la cuantificación de los valores de testosterona
después de administrar dicha gonadotropina.
El tratamiento consiste en 1 O 000 a 12 000 UI de
HCG por vía IV; posteriormente se toman muestras san-
guineas a intervalos de 15 min; previamente, por cuatro
a cinco veces se habrán tomado una o dos muestras de
sangre para comparar. El incremento del valor de testos-
terona plasmática indica que existe tejido testicular en
el paciente. Otra forma de diagnóstico es la medición
del total de estrógenos; los valores mayores de 10 pg/ml
indican la presencia de tejido testicular. No se aconseja la
terapéutica hormonal de este trastorno, pues tiene alta
heredabilidad, aunque en casos especiales se pueden
administrar dos dosis de 2 000 UI de PMSG a intervalos
de tres a cuatro días, y tres días después, 250 mg de
testosterona de acción rápida. Este tratamiento puede
causar descenso de los testículos, siempre y cuando se
trate de potros hasta de ocho meses de edad.

~ Problemas reproductivos en ovejas

Anestro

El anestro se considera una etapa normal del ciclo estrual
en las ovejas, debido a su carácter cíclico estacional; lo
que se pretende al tratar el anestro es iniciar la actividad
ovárica fuera de temporada de empadre.
Se han obtenido resultados favorables con la admi-
nistración de 40 mg de acetato de flurogestona durante
12-16 días, seguidos de la administración de 400 a 800
UI de PMSG 24 h después de la última aplicación del
progestágeno. La progesterona también puede admi-
nistrarse por VO, en implante o en esponja vaginal. La
mayoría de las ovejas tratadas entran en celo dentro de
las 36 h siguientes a la aplicación de progesterona. Se
ha demostrado que disminuye el porcentaje de estros si
no se administra la PMSG.
Otra técnica es la administración de PG. Si se
emplean 15 mg en el día 9 del ciclo, se tendrá 86% de
calores dos o tres días después. Utilizando una doble
inyección de 125 mg de cloprostenol en los días 10 y
15, respectivamente, se practica la inseminación 64 a
70 h después de la última inyección. Este tratamiento
funciona cuando hay cuerpo amarillo presente.

Superovulación

Se deben proporcionar 500 a 2 000 UI de PMSG. Otra
posibilidad es la administración de extracto de lóbulo
anterior de la hipófisis de caballo durante tres días a
partir del día 12 del ciclo aplicando:

• 1er día 60 mg
• 2do día 90 mg
• 3er día 135 mg

Se menciona que con esta dosificación se producen
cuatro a 11 ovulaciones.

Parto o posparto

La oxitocina es de gran valor durante un parto lento en
dosis de 5 a 10 UI por vía IM. También lo es durante el
posparto para promover la involución uterina y expul-
sión de loquios.

Inducción del parto

A partir del día 144 de la gestación, el parto se puede
inducir con glucocorticoides; p. ej., S-20 mg de dexame-
tasona por oveja o las dosis correspondientes de algún

Capítulo 50 Tratamiento hormonal del aparato reproductor en condiciones específicas • 877

otro corticosteroide desencadenan el parto después de
42 horas.

~ Problemas reproductivos en cabras

Metritis

Puede ser benéfico el uso de 0.5 a 1 mg de cipionato de
estradiol por vía IM, por su influencia sobre el riego del
endometrio y la abertura del cuello uterino.

Hidrómetra

Normalmente se relaciona con seudogestación. El pro-
pósito del tratamiento es ayudar a involucionar el útero,
aplicando de 0.5 a 1 mg de PGF

2a cada 12 horas.

Quistes foliculares

Los quistes foliculares en cabras reaccionan bien a la
administración de HCG en dosis de 250 a 1 000 UI por
vía IV o IM, así como con tratamientos de 10 mg/día/12
a 18 días de progesterona por vía IM o en implantes
subcutáneos. No se han demostrado los beneficios de la
LH o de la GnRH respecto de este problema.

% Problemas reproductivos en cerdos

Infertilidad estacional

Aunque es un fenómeno poco conocido, se ha obser-
vado que en ocasiones las cerdas entran en una etapa
infértil desde agosto a octubre; se ha intentado latera-
péutica con buenos resultados. La administración de 500
UI de PMSG sola o combinada con 250 UI de IICG el
día del destete o un día después induce 90% de calores
sincronizados fértiles.

Sincronización de partos

La inyección por vía 1M de 10-20 mg de PGF

2a el día 112-
114 de gestación induce al parto en más o menos 28 h.
Esto es de particular importancia para lograr una mejor
supervisión de los partos y para dar una mejor atención
a la camada, concentrando la atención del personal en
el momento esperado del parto.
Se puede lograr la inducción de partos prematuros
con la aplicación de dexametasona, y éstos se presentan
en un promedio de 109 días, aunque el empleo de este
fármaco, oxitocina y estrógenos es de poco valor en el
cerdo.

Se han usado 3 ml de carbamilcolina por vía SC
para disminuir el tiempo requerido de parto después
del primer lechón expulsado.

% Problemas reproductivos en perros

Hiperplasia vaginal

Esta alteración puede prevenirse administrando P

4 para
suprimir la influencia estrogénica; la aplicación tópica de
algún corticosteroide con antibióticos es de mucha ayuda
en el tratamiento, pero se observa recurrencia en los
estros siguientes. La hiperplasia quística vaginal es oca-
sionada por P

4• Una teoría es que el útero va sufriendo
hiperplasia en cada estro no gestante y que el efecto
prolongado de la progesterona favorece la aparición de
piometra. Sin embargo, es posible que intervengan otros
factores no determinados. Se calcula que 4-5% de las
perras desarrollarán piometra en su vida. No existe tra-
tamiento hormonal exitoso, aunque se han administrado
PGF

2a o análogos. Los efectos colaterales son diversos e
incluyen midriasis, vómito, defecación, micción, intran-
quilidad y vocalización; la eficacia es muy baja. La dosis
de cloprostenol es de 1-2vg/kg cada 24 horas.

Vaginitis no infecciosas

En hembras prepúberes, la vaginitis no bacteriana se
trata aplicando 0.5-1 mg/kg de estilbestrol en forma de
depósito por vía IM sin exceder la dosis total de 25 mg,
pues estos esteroides son muy tóxicos para las perras.
Si hay infecciones concomitantes, habrán de utilizarse
an timicrobianos.

La vaginitis prepuberal no infecciosa desaparecerá
al presentarse el primer estro. La administración de
cualquier hormona en un animal prepúber, que aún
no ha desarrollado su mecanismo honnonal normal,
producirá trastornos en la presentación de la pubertad
y tendrá consecuencias en su vida reproductiva luego de
presentar estros irregulares.

Descarga posparto prolongada

La terapéutica médica de esta condición se basa en el uso
de oxitocina (5-1 O UI cada 20-40 min por vía IV o IM)
o ergonovina (0.1 mg/perra), minimizando la descarga
del aparato genital.

Mastitis

Lo importante es suprimir la producción de leche y
administrar la terapéutica antibacteriana adecuada, así

878 • Parte IX -Fisiología y farmacología de la reproducción

como suministrar diuréticos o reducir el consumo de
agua. Se ha logrado suprimir la producción de prolac-
tina administrando pequeñas dosis de estrógenos, p. ej.,
0.5 mg/kg de dietilestilbestrol, sin exceder de 25 mg en
total/1-2 días por vía 1M junto con metiltestosterona (5
a 30 mg/día/4 días) o un implante de fenilpropionato
de testosterona con 50 mg para 60 a 70 días. Otro tra-
tamiento eficaz y con menos efectos colaterales se basa
en la administración de bromocriptina (inhibidor de la
secreción de prolactina) en dosis de 0.2-0.3 mg/perra/
día, teniendo cuidado de las reacciones Gl.

Anticoncepción

Los métodos utilizados para prevenir la gestación han
contemplado tanto a las hembras como a los machos.
Una forma anticonceptiva ideal sería aquella que fuera
reversible en un momento dado. En las hembras, se
logra retardar el estro durante 12 a 36 meses adminis-
trando acetato de delmadinona. Cuando se proporciona
acetato de megestrol durante el anestro en dosis de 0.5
mg/kg diariamente por 32 días, o durante el proestro
en dosis de 2 mg/kg/ día/8 días, se logra interrumpir el
ciclo estrual. Sin embargo, ninguno de los tratamientos
hormonales existentes en el mercado es 100% seguro
contra el riesgo de desarrollar piómetra.
En perros, se induce la supresión inmunitaria rever-
sible de la espermatogénesis administrando 33 mg de
LH de bovino en 12 aplicaciones durante un periodo
de 90 a 100 días.

Interrupción de la gestación

Si las perras han sido fecundadas por machos de dife-
rente raza y no se desea que la hembra lleve a cabo la
gestación, se puede impedir la implantación embriona-
ria. Como ésta no ocurre sino hasta los 18 a 21 días, se
puede aplicar antes de este lapso 2 mg/kg de dietiles-
tilbestrol en una sola inyección (no debe sobrepasarse
la dosis total de 25 mg), o bien cipionato de estradiol
en dosis de 1.0 mg/10 kg. Es raro que se requiera de
una segunda inyección. Otros esquemas más recientes
se detallan enseguida:

• Cabergolina; administrar 5-15llg/kg/día/10 días por VO
al inicio de la gestación o antes del día 40. Esta terapia
se alterna con alfaprostol (o se adiciona con éste) en
dosis de 10 llg/kg/5 días por vía intramuscular.
• Cloprostenol: administrar 2.5 rg/kg/1-2 días por vía
IM, seguidos de S}lg/kg/día/10 días de cabergolina.
Se puede proporcionar bromooiptina a razón de 30
llg/kg/tid por VO. Si las perras se trataron entre los
días 22 y 28 de gestación, el éxito del procedimiento
es de 90 por ciento.

• Dexametasona: puede administrarse a los 28-51 días de
gestación en dosis de 0.2 mg/kg/5 días; posterior-
mente se disminuye la dosis a 0.16 mg/kg/3 días y
0.02 mg/kg por 3 días adicionales. Se presentan los
efectos colaterales clásicos de los esteroides, pero son
reversibles. Se ha informado del100% de reabsorcio-
nes o abortos.
• Dexametasona: otro protocolo es administrar este este-
roide dos veces al día por 7-8 días, incrementando la
dosis 0.1-0.2 mg/kg los primeros dos días, luego 0.2
mg/kg del día 3 al 5 y finalmente dosis decrecientes
adicionales de 0.16 a 0.02 mg/kg. La eficacia es de
100 por ciento.

Inducción del estro

a) Las gonadotropinas placentarias son más deseables
por su vida media biológica más larga. Se aplican
200-600 UI de PMSG y 100-300 UI de HCG, depen-
diendo de la talla del animal, en inyecciones sepa-
radas por vía SC el mismo día. La inflamación de
la vulva y la descarga hemorrágica aparecen cuatro
a cinco días después del tratamiento. En caso de
que la perra no entre en proestro, se puede repetir
la terapéutica cinco a siete días después del primer
tratamiento.
b) La inducción del estro con PMSG en dosis de 50-200
UI con uno a cuatro días de intervalo resulta en un
proestro más corto de lo que normalmente presenta
esa perra en particular. Debe cruzarse en cuanto sea
receptiva, y se le administra HCG al momento de la
cruza.

Sin embargo, todos estos tratamientos siguen en
etapa experimental y sus resultados no han sido repeti-
bles ni son recomendables.

Agalactia

No hay tratamiento eficaz para la agalactia, pero se men-
cionan los siguientes tratamientos:

a) Cuando la hembra ha desarrollado la glándula mama-
ria pero no hay secreción de leche después del parto,
puede administrarse oxitocina para originar la con-
tracción de las células mioepiteliales y forzar la leche
hacia los conductos galactóforos.
b) Si la glándula mamaria no ha tenido un desarrollo
adecuado a lo largo de la gestación, se puede pro-
mover el desarrollo de los conductos mediante estró-
genos y el de los alvéolos mamarios utilizando 0.2
mg/kg de P 4' aunque los resultados no han sido tan
favorables.

Capítulo 50 T rotomiento hormonal del aparato reproductor en condiciones específicos • 879

Criptorquidia

Se han informado algunos resultados aplicando cua-
tro inyecciones de 24 a 100 UI de HCG divididas en
un periodo de dos semanas antes de los ocho meses
de edad. Los tratamientos más prolongados han fallado
debido a la formación de anticuerpos contra la HCG y

su efecto neutralizan te ulterior. La alta heredabilidad de
la criptorquidia hace necesario sugerir al dueño que no
se trate al animal y que evite la reproducción, incluso
recurriendo a la castración. No se conoce con certeza
qué factores intervienen en el descenso de los testículos,
y administrar hormonas a un animal prepúber le pro-
duce más problemas.

Fármacos que influyen
en el equilibrio
de líquidos y electrólitos

Terapia e hquidos

y ctr~litos

Este capítulo comprende:

• Conceptos generales
• Dinámica de los líquidos corporales
Ingreso de líquidos
Egreso de líquidos
Pérdidas patológicas
• Principios básicos de la terapia
de líquidos

Solución salina fisiológica
Soluciones poliiónicas
Soluciones con bicarbonato
Reemplazo de potasio
Expansores del volumen plasmático
• Tipos de soluciones
Soluciones cristaloides
Soluciones hipotónicas
• Soluciones cristaloides
Solución salina fisiológica al 0.89-
0.9% (suero fisiológico)
Soluciones de Ringer con lactato y
de Hartmann
Solución salina hipertónica (NaCl al
7.2%, 2 400 mosm)
• Soluciones con comportamiento similar
al del agua

Solución glucosada al 5%
Soluciones glucosadas al lO, 20
y40%
Soluciones glucosalinas isotónicas
Soluciones alcalinizantes
• Soluciones coloidales
Soluciones coloidales naturales.
Albúmina
Soluciones coloidales artificiales
• Manejo de líquidos
Velocidad y volumen
de administración de líquidos
Temperatura de los líquidos
Vías de administración
Indicaciones
Mantenimiento
• Circunstancias que ameritan terapia
de líquidos

Choque hipovolémico y hemorrágico
Diarrea grave
Vómito grave
Insuficiencia renal
Cetoacidosis diabética
Pancreatitis y peritonitis

881

882 • Parte X -Fármacos que influyen en el equilibrio de líquidos y electrólitos

% Conceptos generales

En los animales los líquidos corporales pueden estu-
diarse suponiéndolos separados en dos compartimien-
tos: el intracelular, que representa 48-50% del peso del
individuo, y el extracelular, que constituye 20 a 30% del
peso corporal y a su vez se divide en los espacios plas-
,mático (4-6% del peso corporal) e intersticial (4-16%
del peso corporal). En el cuadro 51-1 se presenta la dis-
tribución aproximada de los líquidos en los principales
compartimientos corporales.
Para poder llevar a cabo una terapia de líquidos y
electrólitos adecuada, es necesario conocer algunos tér-
minos que se utilizan comúnmente en esta área y de los
cuales se hace una breve descripción:
Electrólitos: partículas cargadas que actúan como con-
ductores eléctdcos y que se encuentran en solución.
Mol: un mol de una sustancia es su peso molecular
expresado en gramos, y su milésima parte es un milimol;
p. ej.:

Peso molecular de la glucosa= 180 g; por lo tanto 1
mol de glucosa= 180 g, y 1 milimol = 180 mg.
Miliequivalente (meq): Es un concepto que en términos
prácticos puede definirse como el peso molecular de una
sustancia ionizada dividido entre su valencia, la cual es
determinada por los elementos que intervienen en su
composición.

Ósmosis: se refiere al movimiento de solvente (por lo
general agua) a través de una membrana selectiva y que
se da de un compartimiento de mayor concentración a
uno de menor.

Presión osmótica: es la fuerza que lleva el agua a través
de una membrana selectiva desde el compartimiento con
mayor concentración hacia otro en que ésta es menor.
La fuerza de la presión osmótica es determinada por
la cantidad de partículas del lado en que existe mayor
concentración de éstas.
Presión oncótica: es la presión que ejercen las proteí-
nas sobre la pared de los vasos sanguíneos al retener el

agua que se encuentra cercana a ellas (se opone a la
extracción de agua).
Presión hidrostática: es la fuerza que ejerce el líquido
intraplasmático sobre las paredes vasculares en su intento
de salir de los vasos sanguíneos.
FfeeúJ de Gibbs-Donnan: este efecto se ejemplifica así:
supongamos que en un compartimiento tenemos líquido
en el que se encuentran iones (p. ej., CI-y Na+) junto
con grandes solutos que no se difunden, como las pro-
teínas, las cuales se encuentran cargadas negativamente;
estas proteínas no atraviesan la membrana y tienden a
atraer iones cargados positivamente como el Na+ y repe-
len los que tienen carga negativa, como el CJ-.
Osmolaridad: se refiere al número total de partícu-
las con actividad osmótica disueltas en una solución;
se expresa por unidad de volumen total de la solución
(moles/L de suero).
Los electrólitos del líquido extracelular y del líquido
intracelular difieren en tipo y cantidad; p. ej., en el pri-
mero, el principal catión es Na+ y los principales aniones
son a-y HC03-, mientras que en el segundo, los prin-
cipales cationes son K+ y Mg2

+, y los aniones son fosfatos
orgánicos y proteínas (cuadro 51-2). Esta disuibución
tiende a mantenerse inalterada mediante sistemas de
transporte activo que mantiene el Na+ extracelular y el
K+ intracelular.

% Dinámica de los líquidos corporales

Para mantener un equilibrio osmótico, el agua se des-
plaza del espacio celular al extracelular. El plasma cir-
cula rápidamente por los vasos sanguíneos, separado del
líquido intersticial por el endotelio vascular. El líquido
intersticial baña las membranas celulares; al aumento
anormal del volumen de dicho líquido se le conoce
como edema.

Con base en los conceptos anteriores, el endotelio
vascular proporciona una barrera selectiva permeable

Cuadro 51-1. Distribudón aproximada de los liquidas en los prindpales compartimientos corporales expresados en
porcentaje (%) del peso corporal y como media de valores absolutos en un perro adulto de 20 kg

Agua total corporal

Agua intracelular

Agua extracelular

.-.

'l:Jo

(ll N

'l:J::t:

(30-40% del peso corporal)

(20% del peso corporal)

16%

1-3%

4%

·¡: t7l

300

(ll,:,¿

o e

E 111

200

111o
o E

._,

6-8 L

Intersticial

0.8

3.2 L

plasma

100

o

Capítulo 51 T eropio de líquidos y electrólitos • 883

Cuadro 51-2. Concentración (mosm/1..) de cationes y aniones en lrquidos corporales

Cationes

Intracelular

Na+

10

K+

141

Mg2+

31

Ca2+

o

Aniones

Plasmática

el-

107

HC0

3-

27

HPO/-

2

SO/-

0.5

Proteínas

1.2

Lactato

1.2

entre el espacio plasmáúco y el líquido intersúcial. La
membrana basal capilar es altamente permeable al agua
y a los peqúeños sol u tos, aunque impermeable a las pro-
teínas plasmáticas. La retención intravascular de proteí-
nas da por resultado un mayor incremento de la presión
osmótica en el espacio plasmático que en el intersticial,
debido al efecto de Gibbs-Donnan. A esta pequeña diferen-
cia en osmolaridad se le conoce como presión oncótica
plasmáúca, y las fuerzas implicadas en el movimiento de
líquidos entre el espacio plasmático y el intersticial a tra-
vés de la pared capilar se denominan fuerzas de Starling.
La dinámica del agua en el animal depende del ingreso
y egreso de ésta en el organismo.

Ingreso de líquidos

El agua ingresa al organismo por vía oral (bebidas y
alimentos) y otra parte proviene del metabolismo; en
general 13 ml/ 100 calorías de energía metabolizable o
5 ml/kg/día. En el cuadro 51-3 se presenta una relación
entre el peso de un animal, su superficie corporal y el
requerimiento mínimo de agua en mililitros. En términos
generales se puede decir que se requieren 80 ml/kg/ día
de ingresos de agua en adultos y hasta 120 ml/kg/día en
animales jóvenes.

Egreso de líquidos

El agua se elimina principalmente por la orina de manera
proporcional con lo ingerido; en condiciones normales
el volumen de orina varía entre especies en un rango de
2-25 ml/kg de peso. La segunda vía de eliminación son
las heces. Conúenen 55-80% de agua, de modo que la
cantidad que se eliminaría por esta vía sería de 500-800
ml/kg/ día. Existen además las pérdidas insensibles, las
cuales se dan por la respiración y la sudación. Por estas

Plasmática

Intersticial

144

137

S

4.7

1.5

1.4

2.5

2.4

Intersticial

Intracelular

113

4

28

10

2

11

0.5

1.0

0.2

4

1.2

1.5

vías se pierden 15-30 ml/kg de peso diariamente, de
modo que como se puede apreciar constituyen mecanis-
mos muy importantes en la pérdida de líquidos.

Pérdidas patológicas

Las pérdidas anormales se presentan en casos de diabe-
tes insípida, diabetes sacarina, exposición prolongada
al sol, vómito, diarrea, secuestro por torsión, vólvulo,
quemaduras, hemorragias y ejercicio extenuante.
Una pérdida de líquido de más de 5% de peso cor-
poral se puede compensar con el simple ingreso de agua
por VO. Indudablemente, la sola ingestión de agua puede
corregir un problema de deshidratación, sobre todo si no
es grave y se ha eliminado la causa. Sin embargo, es evi-
dente que existe un delicado equilibrio entre los ingresos
y los egresos, por lo que una situación patológica indu-
cirá un rápido desequilibrio hídrico y electrolítico, no
siempre fácil de corregir. Por ejemplo, se puede perder

Cuadro 51-3. Requerimientos de agua en función
de superficie corporal y peso

Peso
(kg)

1
2
3
6

10
20
30
50
100
400
500

Área

Agua de mantenimiento

(m2

)

(mi/día)

0.10
0.16
0.2

0.3

0.5
0.8
1.0
1.5

2.2

5.5
6.4

160
250
320
500
700
1 300
1 700

2 400

3 500

8 800

10 000

884 • Parte X -Fórmacos que influyen en el equilibrio de líquidos y electrólitos

agua de uno de los compartimientos de manera aguda;
taJ es el caso de la diarrea, en la que el tubo gastrointesti-
nal pierde grandes cantidades de líquido que provienen
del espacio extracelular. En el cuadro 51-4 se presen-
tan las pérdidas de líquidos y electrólitos por algunas
causas comunes y se hacen indicaciones prácticas para
el tratamiento con líquidos y electrólitos. En el cuadro
51-5 se enumeran las manifestaciones clínicas de la des-
hidratación en el hemograma y la química sanguínea. La
correlación clínica entre el porcentaje de deshidratación
y los signos clínicos se resume en el cuadro 51-6.

* Principios básicos de la terapia
de líquidos

El fin que se persigue con la terapéutica de líquidos es
restablecer el volumen y la composición de los líquidos

corporales a la normalidad, y una vez que se logra, man-
tener el balance del líquido externo y de electrólitos,
para que el ingreso de líquidos durante la terapéutica
sea equivalente a las pérdidas.
Se requiere una evaluación cuidadosa del paciente
para establecer con precisión la naturaleza y el grado
de desequilibrio de líquidos antes del tratamiento, lo
cual incluye:

• Examen fisico.
• Historia clínica, que provee información útil acerca
del consumo de alimento y agua, pérdidas gastroin tes-
tinales por vómito y diarrea, volumen de orina, ejerci-
cio, exposición al calor, traumatismos, hemorragias,
sudación, fiebre, etcétera.
• Pruebas de laboratorio, que pueden establecer o definir
la naturaleza y grado de desequüibrio, para el segui-
miento y la corroboración de la eficacia de la terapéu-
tica. Las pruebas más usuales son volumen del paquete

CUadro 51-4. Algunas causas de deshidratación, sus valores electroliticos y su tratamiento en perros
de aproximadamente 20 kg de peso

Déficit

Alteraciones

aproximado Na•

K+

hematológicas

Causas

de agua (l) (m mol) (m mol)

y electrolíticas líquido requerido

Diarrea leve

0.8-1.2

60

32

HtL Kt

0.4-0.6 L
Solución de Hartmann, solución de Ringer
con lactato cada 3 g de KCI vfa IV

Diarrea grave

2-2.25

200

80

Ht.,PPT.

0.8-1.0 L

Na•. q

Solución de Hartmann y Normosol R + 0.2

HC0

3l

L solución salina fisiológica+ 3 g KCI +
0.2 L plasma o expansores plasmáticos +
0.10 L NaHC0

3 al 5% por vfa IV

Falta de agua

0.2-0.8*

8-40*

12-32 *

PPTf, Naf,

0.1-0.3 L agua por VO con 0.5 g NaCI

por un dfa

Cll, HC0

3l

y 0.7 g KCI

Falta de agua

0.6-2*

30-160* 24-80*

PPTf, Naf,

0.2-0.5 L

por tres dfas

Cll. HC0

3l

Solución de Hartmann, solución de Ringer,
Normosol + 0.3 L dextrosa al S% por vfa
IV y 0.5 L agua por VO con 4 g KCI
y 3 g NaCI

Secuestro de

0.2-2

8-60

12-34

Htf, PPTf

0.5-1.6 L

lfquidos por

HC0

3l

Solución de Hartmann o Normosol o

obstrucción

solución de Ringer + 0.1 a 0.2 NaHC0

3

intestinal

al S% por vía IV+ 0.3 L agua oral con
1.5 de KCI. Plasma o expansores, sólo si
es necesario

Ejercicio intenso 0.08-0.4*

8-40*

4-20*

Htf, PPTf

0.1 a 0.5 L agua por VO + 0.5 g KCI

y rápido

Nat, Kt
HC0

3l

Ejercicio intenso

0.8-2 *

80-200* 40-100* Htt, PPTt

0.5-1.0 L

y prolongado

Kl, Cll

Solución de Hartmann, solución de Ringer.
etc., por vía IV o 0.8 a 2 L agua por VO
cada 10 g NaCI y 8 g KCI

* Valores en climas extremadamente cálidos; t =aumenta; Ht = hematócrito; ~ = disminuye; PPT = protelna plasmática total.

Capítulo 51 Terapia de liquidas y electrólitos • 885

CUadro 51-5. Manifestaciones dfnicas de deshidratación en el hemograma y la qufmica sangufnea

Parámetro

Hematócrito
(valor normal 45%)

Protefnas plasmáticas totales
(valor normal 65-70 giL)

Aumento

Deshidratación extracelular
Esplenocontracción

Deshidratación extracelular
Mieloma

Disminución

Hiperhidratación extracelular
Anemia

Hiperhidratación extracelular
Caquexia, enteropatra, insuficiencia hepática, etc.

Urea plasmática
(valor normal 5-7 mmoi!L)

Deshidratación extracelular, IRA, IRC,
catabolismo protefnico, etc.

Hiperhidratación extracelular, insuficiencia
hepática, etc.

Natremia

(valor normal 140 meq/L)

Caliemia

(valor normal 1 00 meq!L)

Cloremia

(valor normal 25 meq/L)

Reserva alcalina
(valor normal 25 meq/L)

Hipernatremia
Deshidratación intracelular

Hipercaliemia
(± acidosis metabólica)

Hipercloremia
(acidosis metabólica)

Alcalosis metabólica
(o acidosis respiratoria)

celular, proteínas plasmáticas totales, densidad especí-
fica de la orina, nitrógeno ureico sanguíneo, glucosa
sanguínea, electrocardiograma y química sanguínea. La
concentración plasmática de Na+ y K+ en el animal se
determina fácilmente mediante este tipo de análisis.

Los principales líquidos de administración paren-
teral se dividen en soluciones coloidales, electrolíticas
(cristaloides) y dextrosa al5% en agua. En el cuadro 51-7
se presenta una relación de las soluciones IV de líquidos
y electrólitos más usadas en clínica. La administración de
las soluciones listadas debe basarse en un conocimiento
de sus efectos en determinadas situaciones. Por ejemplo,
si se administra una solución isotónica (NaCI 0.89%) por
vía IV se tiende a creer que se está hidratando correc-
tamente al animal, y sin embargo, sólo se expandirá el
compartimiento extracelular con un mínimo de flujo
al espacio celular. Esto genera falla de hidratación celu-
lar y rápida excreción del volumen excesivo ubicado en
plasma e intersticio. Algo menos acentuado sucede si se
administra solución de Hartmann, dado su contenido
de K+, que al ingresar a la célula fomenta la entrada de

Hiponatremia
Hiperhidratación extracelular

Hipocaliemia
(± alcalosis metabólica)

Hipocloremia
(alcalosis metabólica)

Acidosis metabólica
(o alcalosis respiratoria)

agua al espacio. Por esto, es imprescindible revisar el
concepto de equilibrio electrolítico y no sólo el hídrico.
En el cuadro 51-8 se enumeran las soluciones especiales
para suplementar electrólitos parenterales. En seguida
se presentan observaciones pertinentes sobre algunas
de las soluciones.

Solución salina fisiológica

Puede producir hipocaliemia (hipopotasemia) e hiper-
cloremia. Tiende a ocasionar acidosis metabólica por
dilución de sistemas amortiguadores. Se prefiere com-
binarla con: acetato, gluconato o directamente bicarbo-
nato de sodio.

Soluciones poliiónicas

Son útiles si hay pérdida electrolítica. En general se
busca que su composición electrolítica sea similar a la
del plasma. Sólo son eficaces en caso de desequilibrio
electrolítico; si no hay desequilibrio, se prefiere agua
con 5% de dextrosa.

Cuadro 51-fi. Signos clfnicos relacionados con la pérdida de peso-agua(%)

Porcentaje de pérdida de peso
corporal por deshidratación

5

7a8%

10 a 12

15 a 18

Síntomas

Deshidratación mlnima, perceptible por el clfnico al detectar la
disminución de la elasticidad cutánea

Boca seca, piel reseca e inelástica, enrojecimiento de membranas

Signos aumentados (los mismos). Posible choque

Choque y muerte

886 . Parte X -Fórmocos que influyen en el equilibrio de lfquidos y electrólitos

CUIIdro 51-7. Soluciones hidroelectrollticas más utilizadas (mmol)

Solución

Na•

K• Ca2

• Mg2+ el-Glucosa HC0

3 lactato Acetato Gluconato Propionato

Salina, 0.9

154

154

Dextrosa al 5%

Hartmann

131

S

2

112

Ringer con lactato

130 4

3

109

Normosol R

140

S

1.5

98

Normosol M

40

13

3

40

Electrolftica

137

S

3

3

95

Contra acidosis

137

20

97

Bicarbonato de Na•, 600
59

Dilusol R

140

S

1.5

98

Soluciones con bicarbonato

Las soluciones de Ringer y de Hartmann sólo corrigen
acidosis leves (en el cuadro 51-9 se ilustra el modo de cal-
cular la acidosis mediante un ejemplo en becerros). Para
una acidosis franca se debe aplicar bicarbonato de sodio

(NaHC0

3). Las soluciones de éste son útiles en choque,
cólico, choque diabético y otras condiciones que impli-
quen acidosis metabólica (cuadro 51-10). Si se determina
la concentración de bicarbonato en el paciente (lo que
se denomina "exceso de base") se obtiene el dato de sus
requerimientos; por ejemplo:

Requerimiento de NaHC0

3 =

F x peso en kg x déficit (meq/L)

donde F = 0.6 para adultos y 0.3 para cachorros, bece-
rros, potros, etcétera.
El mínimo de bicarbonato (exceso de base) acepta-
ble en plasma es de 22 meq/L. Por ejemplo, si un perro
de 15 kg tiene valores de 12 meq/L, entonces su déficit
es 22 meq/L-12 meq/L = 10 meq/L. De este modo:

Cuadro 51-8. Soluciones especiales para suplementar
llquidos parenterales

Electrólitos

Concentración (mi)

2 meq K+

Gluconato de calcio al 1 O%

0.465 meq Ca2

CaCI

2 al10%

1.36 meq Ca2

NaHC0

3 al S%

NaHC0

3 al8.4%

278

278

28

28

27

23

16

27

60

600

27

23

Requerimiento de NaHC0

3 =

0.6 x 15 kg x 10 meq/L = 90 meq/L

23

Por tanto, el perro de 15 kg con acidosis equivalente
a 12 meq/L de HC0

3-en sangre requiere 90 ml de una

solución de NaHC0

3 con 1 meq/L para compensar dicha
acidosis. Si no se tienen las instalaciones de laboratorio, 1
meq/L será suficiente para iniciar la terapéutica. La gran
mayoría de las presentaciones comerciales de bicarbonato
contienen 10 meq de NaHC0

3/10 ml. En este caso se
utiüzarían 90 ml de soluciones comerciales con dicha con-
centración, pero el veterinario debe leer cuidadosamente
las instrucciones de cada proveedor de NaHC0

3.

El tratamiento se debe administrar lentamente pues
puede inducir hipernatremia, con el potencial de derivar
en paro cardiaco. Por ello, se recomienda utilizar KC1

2

si la descompensación es intensa, p. ej., en un becerro
diarreico y con estrés calórico en el que se ha presen-
tado una notable hipocaliemia y pérdida general de K+.
Si se administra NaHC0

3 durante la anestesia se puede
generar un exceso de co2 con el subsecuente aumento
de la acidosis si hay hipoventilación. En becerros, potros
y aun perros, es conveniente administrar pequeñas dosis
de leche a lo largo del día. Esto compensa una posible
alcalosis por sobredosis de bicarbonato y brinda energía
al animal. No se recomienda leche +bicarbonato, pues
el medio es hiperosmolar y fomenta la diarrea.

Reemplazo de potasio

Es dificil repone1· potasio por vía IV, pues no llega del
espacio extracelular al celular con la rapidez requerida.
Se recomienda la administración de KQ

2 por VO a razón
de 1.5 g/3 veces al día en casos leves de diarrea o estrés
calórico. La pérdida de K+ es común en diarreas crónicas
o en caso de mal uso de algunos diuréticos ( tiazidas,

Capítulo 51 T eropio de líquidos y electrólitos • 887

Cuadro 51-9. Cómo calcular la acidosis dlnicamente (ejemplo en becerros)

--------' ' '

Signo

Calificación

Interpretación

Succión

Evitación de golpe

Sensibilidad a pellizco
lumbar

Capacidad para levantarse a
un pinchazo

Temperatura bucal

Temperatura de patas

o

1
2

3

o

1

2

o

1

2

o

2

o

1

2

o

1

2

Fuerte
Débil/coordinada
Desordenada/débil
Ausente

Instantánea
Lenta
Ausente

Espasmo cutáneo y se vuelve
Sólo espasmo
Ausente

Posible

Incapaz

Normal

Fresca
Fria

Normal

Fresca
Fria

Calificación = 2-5 = 15-20 mmoi/L de DfB; 6-8 = 20-25 mmoi/L de DfB; «9 = 25-30 mmoi/L de DfB.

furosemida) y en particular en becerros expuestos a
calor y humedad.

Expansores del volumen plasmático

Son útiles en choque hemorrágico, deshidrataciones
agudas, hipoproteinemia, etcétera. Dextrano (Macro-
dex), polivinilpirrolidona (PVP, povidona) y ficol al 5 a
10% mejoran el tono cardiovascular de manera inme-

diata, aunque su administración repetida puede origi-
nar sensibilización inmunitaria. También se puede usar
plasma (congelado a -20oC) previa descongelación.

% Tipos de soluciones

En el mercado existe una gran variedad de soluciones
para utilizarse en fluidoterapias para la reposición de

Cuadro 51-10. Causas de acidosis metabólica y respiratoria

Causas de acidosis metabólica

Comunes:
-Cetosis
-Toxemia de la preñez
-Choque hipovolémico
-Diarrea aguda
-Cólico con estrangulación intestinal
-Peritonitis
-Uroperitoneo (rotura de la vejiga)
-Ejercicio demandante que requiere de la
ruta anaerobia de la respiración celular

Poco comunes:
-Falla renal
-Acidosis tubular renal
-Toxicosis por salicilatos
-Toxicosis por metano!
-Toxicosis por paraldehídos
-Toxicosis por etilenglicol

Causas de acidosis respiratoria

Comunes:

-Enfermedad pulmonar primaria (obstrucción de vías
respiratorias altas, edema maligno, neumonla por
aspiración, neumonfa, pleuroneumonla, neumotórax)
-Depresión del centro respiratorio en el SNC
-Anestesia general con ventilación incorrecta o con
fármacos (opiáceos, anestésicos, tranquilizantes)
-Enfermedades del SNA

Poco comunes:
-Disminución del gasto cardiaco
-Debilidad o disfunción muscular (tétanos, botulismo,
miastenia e hipocaliemia grave)
-Slndrome de disfunción respiratoria neonatal

888 • Parte X -Fármacos que influyen en el equilibrio de líquidos y electrólitos

Líquidos y electrólitos. En el cuadro 51-11 se presenta la
composición de algunas soluciones de uso común. En
función de su distribución, las soluciones utilizadas en
fluido terapia pueden clasificarse en 1) cristaloides y 2)
coloidales.

Soluciones cristaloides

Son aquellas soluciones que contienen electrólitos o
azúcares (o ambos) disueltos en agua en diferentes pro-
porciones y que pueden ser hipotónicas, hipertónicas o
isotónicas respecto al plasma. Su capacidad de expander
el volumen se relaciona con la concentración de Na+
de cada solución, y es este Na+ el que provoca un gra-
diente osmótico entre los compartimientos extravascular
e intravascular.

Soluciones hipotónicas

Consisten fundamentalmente en agua isotónica con glu-
cosa para evitar fenómenos de lisis hemática. Sólo 8%
del volumen perfundido permanece en la circulación,
ya que la glucosa entra a formar parte del metabolismo
general, que genera C0

2 y H

20. Su actividad osmótica
en el espacio extracelular dura escaso tiempo. Debido a
la mínima o incluso nula presencia de Na+ en estas solu-
ciones, su administración queda prácticamente limitada
a tratamientos de alteraciones electrolíticas (hiperna-
tremia), otros estados de deshidratación hipertónica y
cuando se sospecha la presencia de hipoglucemia. Sin
embargo, en pacientes ya hidratados (como los bece-
rros durante un proceso diarreico o después de éste) se
puede administrar glucosa al 5% para proveer algo de
energía. Se considera que un becerro requiere al día por
lo menos 2 500 kcal. Esto sólo se logra con la aplicación
de glucosa al 50% en un paciente bien hidratado (1 g de
glucosa= 4 kcal) y algunos litros de glucosa al 5% para
que se provea de energía y agua a nivel intracelular.

Cuadro 51-11. Composición de algunas soluciones

* Soluciones cristaloides

Dentro de este grupo las que se emplean habitualmente
son las soluciones salina fisiológica (NaCl al 0.9%), de
Ringer con lactato y de Hartrnann, que contienen elec-
trólitos en concentración similar al suero sanguíneo y
lactato como buffer.

Solución salina fisiológica al 0.89-0.9%
(suero fisiológico)

Ésta es la sustancia cristaloide estándar. Es levemente
hipertónica respecto al liquido extracelular y tiene pH
ácido. La relación de concentración de sodio [Na+] y
de cloro [Cl-], que es 1/1 en el suero fisiológico, es
favorable para el Na+ respecto al CI-( 3/2) en el líquido
extracelular (Na+> Cl-). Contiene 9 g de NaCl o 154 meq
de CI-y 154 meq de Na+ en 1 L de H

20, con osmolaridad

de 308 mosm/litro.

Indicaciones

La normalización del déficit de la volemia es posible con
la solución salina normal, aceptando la necesidad de
grandes cantidades, debido a la libre difusión entre el
espacio vascular e intersticial de esta solución. Después
de la infusión de 1 L de suero salino, sólo 20-30% del
líquido infundido permanecerá en el espacio vascular
después de 2 h; el resto se difundirá principalmente
al espacio inlersticial y un mínimo o nada al espacio
celular. Como norma general se acepta que se necesita
administrar entre tres y cuatro veces el volumen perdido
en plasma para lograr la reposición de los parámetros
hemodinámicos deseados.
Estas soluciones cristaloides no producen una dilu-
ción excesiva de factores de coagulación, plaquetas y
proteínas, pero en deficiencias graves se puede producir
hipoalbuminemia, con el consecuente descenso de la

Composición (meq/L)

Tonicidad

Osmolaridad

Solución

Na•

(1-

K+

Ca2

Mg2+

Lactato

pH

con plasma

(mosm/L)

Glucosada 5%

o

o o o

o

o

5.0

Isotónica

253

Salina 0.9%

154

154

o o

o

o

5.7

Isotónica

308

Normosol

140

98

5

o

3

o

7.4

Isotónica

295

Ringer con

130

109

4

3

o

28

6.7

Isotónica

273

lactato

Salina 3%

513

513

o

o

o

o

5.8

Hipertónica

1 026

Salina 7.5%

1 283

1 283

o o

o

o

5.7

Hipertónica

2 567

Hartmann

130

109

4

6.5

28

3

Isotónica

272

presión coloidosmótica capilar y la posibilidad de inducir
edema. Si se perfunden cantidades excesivas de solución
de NaCI, el excedente de CJ-del líquido extracelular
desplaza los bicarbonatos, con el resultado de acidosis
hiperclorémica. Por ello, esta solución está indicada en
la alcalosis hipoclorémica y en hipocloremias en gene-
ral, como las causadas por choque y quemaduras exten-
sas. También se administra para corregir los volúmenes
extracelulares, y provoca la retención de sal y agua en
el líquido extracelular.

Soluciones de Ringer con lactato
y de Hartmann

La mayoría de las soluciones cristaloides son acidóti-
cas, y por tanto pueden empeorar la acidosis tisular
que se presenta durante la hipoperfusión de los teji-
dos ante cualquier agresión. Sin embargo, la solución
de Ringer con lactato y la de Hartmann contienen
45-50 meq/L de CI-menos que el suero fisiológico,
por lo que causan sólo hipercloremia transitoria y
menos a menudo acidosis. Son de elección en los
casos en que se deben administrar cantidades masivas
de soluciones cristaloides. Podría decirse que son
soluciones electrolíticas "balanceadas", en las que
parte del Na+ de la solución salina isotónica es reem-
plazada por Ca2

+ y K+.
La solución de Ringer con lactato y la solución de
Hartmann contienen por litro proporciones iónicas muy
parecidas a las del plasma; no obstante no deben uti-
lizarse para diluir paquetes globulares pues se genera
hemólisis intensa. Las proporciones de electrólitos en
estas soluciones suponen una osmolaridad de 273-315
mosm/L, que si se combinan con glucosa al 5% asciende
a 525-530 meq/L. El efecto de volumen que se consi-
gue es muy similar al de la solución fisiológica normal.
Las soluciones de Hartmann y de Ringer con lactato
contienen una mezcla de D-lactato y L-lactato. La forma
L-lactato es la más fisiológica, y es metabolizada por la
lactodeshidrogenasa, mientras que la formaD-lactato Jo
es por la D-a-deshidrogenasa.

Cinética

Un daño hepatocelular o una menor perfusión hepá-
tica, en combinación con un componente hipóxico, dis-
minuirían la depuración de lactato y por consiguiente
generarían un riesgo remoto pero real de daño cerebral.
Las infusiones de Ringer con lactato y de Hartmann con-
tienen 28-30 meq de buffer por litro de solución, que
es transformado primero en piruvato y posteriormente
en bicarbonato durante su metabolismo. La vida media
del lactato plasmático es de más o menos 20 min, pero
puede incrementarse a 4 o 6 h en pacientes en choque
(hipo perfusión tisular).

Capítulo 51 Terapia de líquidos y electrólitos • 889

Solución salina hipertónica
(NaCI al7.2%, 2 400 mosm)

Las soluciones hipertónicas e hiperosmolares han
comenzado a ser más utilizadas como agentes expan-
sores de volumen en la reanimación y rehidratación de
vacas con mastitis coliforme, metritis tóxica, colibacilosis,
septicemia neonatal, neumonías y hemorragias. Ciertos
trabajos demuestran que el NaCJ es superior al acetato o
al bicarbonato de Na+ en estas situaciones. Por otro lado,
el volumen requerido para conseguir efectos similares es
menor con solución salina hipertónica que si se utiliza
solución fisiológica normal, isotónica.

Dinámica

Entre los efe<:tos beneficiosos de la solución salina hiper-
tónica, además del aumento de la presión arterial, están
decremento de las resistencias vasculares sistémicas y
aumento del índice cardiaco y del flujo esplénico.
El mecanismo de acción se debe principal y funda-
mentalmente a incremento de la concentración de Na+
y aumento de la osmolaridad al infundir el suero hiper-
tónico en el espacio extracelular (compartimiento vascu-
lar). Así, el primer efecto de las soluciones hipertónicas
sería el relleno vascular. Habría un movimiento de agua
del espacio intersticial y/o el intracelular hacia el com-
partimiento intravascular. Por cada mi que se administra
ingresan al espacio vascular 3 mi. Recientemente se ha
demostrado que el paso de agua sería en realidad desde
los glóbulos rojos y células endoteliales hacia el plasma,
lo que mejoraría la perfusión tisular por decremento de
las resistencias capilares. Una vez infundida la solución
hipertónica, el equilibrio hidrosalino entre los distintos
compartimientos se produce de manera progresiva y el
efecto osmótico también va desapareciendo de manera
gradual.

Otros efectos de la solución hipertónica son la produc-
ción de hipernatremia (155-160 mmol/L) y de hiperosmola-
ridad (310-325 mosm/L). Experimentalmente, en estudios
realizados en bovinos en que se compararon la solución de
Ringer con lactato y la salina hipertónica, se encontró que
no hay ninguna diferencia entre ambas en cuanto a circu-
lación venosa pulmonar y agua intrapulmonar.
La solución hipertónica al 7.2% se ha usado con
éxito en bovinos y caballos, pero deben observarse las
siguientes precauciones:

• Usar catéteres largos (si hay extravasación se genera
necrosis)
• Administrar 1 L en no menos de 5 min ni más de
10 min
• Se puede repetir a los 30 min
• Se debe contar con agua de bebida inmediatamente
después de la administración, pues el animal tomará
grandes volúmenes, del orden de 35 L/ vaca

890 • Parte X -Fármacos gue influyen en el eguilibrio de Ir guidos y electrólitos

Cuadro 51-12. Solución hipertónica de White (1996) con akallnizante

Sal

Concentración (g/L)

NaCI

42.7

NaHC0

3

23.7

KCI

2.3

• Si no hay reflejo de beber, se deben aplicar 20-25 L
por sonda, cuando mucho en 5 minutos

Una solución hipertónica no corrige la acidosis,
incluso la incrementa, por Lo que debe atenderse este
rubro con HC0

3-o con solución de White con alcali-
nizante (cuadro 51-12) o con la de Duppe y col. (1993)
(cuadro 51-13).

Para corregir aún más el comparúmiento plasmá-
úco se ha sugerido el uso de la siguiente solución: 2 400
mosm de NaCI + dextrano al 6% a razón de 5 ml/kg de
peso. No deben administrarse soluciones hipertónicas
en pacientes con rupernatremia, hipercallemia o cuando
no se ha corregido la hemorragia.

% Soluciones con comportamiento
similar al del agua

Estas soluciones se clasifican en glucídlcas isotónicas o
glucosalinas isotónicas.

Solución glucosada al 5%

Es una solución isotónica (275-300 mosmoi/L) de glu-
cosa, cuyas dos indicaciones pl;ncipales son rehidrata-
ción en las deshidratadones hipertónicas (por sudación
o por falta de ingesúón de líquidos) y como agente apar-
tador de energía.

Cinética

La glucosa se metaboliza en el organismo, permiúendo
que el agua se distribuya a través de todos los compar-

CUadro 51·13.

Concentración (mosm/L)

730
282

30.9

timientos del organismo, diluyendo los electrólitos y
disminuyendo la presión osmóúca del comparúmiento
extracelular. Además, el desequilibrio entre las presiones
osmóticas de los comparúrnlentos extracelular e intra-
celular se compensa por el paso de agua a la célula. En
condiciones normales, los osmorreceptores sensibles al
descenso de la presión osmótica inhiben la secreción
de hormona antidiuréúca, y la sobrecarga de líquido se
compensa por un aumento de la diuresis.

Indicaciones

El suero glucosado al5% proporciona además un aporte
calórico nada despreciable. Cada litro de solución gluco-
sada al 5% aporta 50 g de glucosa, que equivalen a 200
kcal. Este aporte calórico reduce el catabolismo proteí-
nico y actúa por otra parte como protector hepático y
como material de combustible de los tejidos del orga-
nismo más necesitados (SNC y miocardio).
Las indicaciones principales de las soluciones iso-
tónicas de glucosa al 5% son la nutrición parenteral en
enfermos con imposibilidad de aporte oral y estados
de deshidratación intracelular y extracelular como los
que se producen en casos de vómito, diarrea, fistulas
intesúnales, biliares y pancreáticas, estenosis pilórica,
hemorragias, choque, sudación profusa, hiperventila-
ción, poliurias, diabetes insípida y con alteraciones del
metabolismo de carbohidratos que requieren de la admi-
nistración de agua y glucosa.
Entre las contraindicaciones principales tenemos
aquellas situaciones que puedan conducir a un cuadro
grave de intoxicación acuosa por una sobrecarga des-
mesurada de solución glucosada. En caso de deshidra-
tación crónica, la gran concentración de estos solutos
en los eritrocitos y células gliales puede generar una

Sal

Concentración (g/L)

Concentración (mosm/L)

NaCI

10

250

NaHCO

21

172

KCI

13.4

Dextrosa anhidra

132

733

Citrato trisódico

3.4

12

entrada desmesurada de agua al compartimiento celular
del SNC y provocan edema con signos nerviosos que
en ocasiones causan la muerte. Esto también se puede
observar en enfermos de síndrome de Addison, en los
cuales se puede provocar una crisis por edema celular e
intoxicación acuosa.

Soluciones glucosadas al 1 O, 20 y 40%

Las soluciones de glucosa al lO, 20 y 40% son hipertóni-
cas, y al igual que la solución de glucosa isotónica, una
vez metabolizadas generan energía y se transforman en
agua. A su vez, y debido a que moviliza Na+ desde la
célula al espacio extracelular y K+ en sentido opuesto,
se puede considerar a la glucosa un proveedor indirecto
de K+ a la célula.

Indicaciones

La indicación más importante de las soluciones de glu-
cosa hipertónica es el tratamiento del colapso circula-
torio y de los edemas cerebral y pulmonar, porque la
glucosa produciría una deshidratación celular al atraer
agua hacia el espacio vascular; algo similar sucede a nivel
pulmonar.

Otro efecto seria una acción protectora de la célula
hepática, ya que ofrece una reserva de glucógeno al
hígado y una acción tónico-cardiaca, por su efecto
sobre la nutrición de la fibra miocárdica. Su principal
indicación es como aporte energético, ya que pueden
reducir La cetosis y el catabolismo proteínico en aque-
llos pacientes con imposibilidad de recibir alimentación
oral. Las contraindicaciones principales serian el coma
addisoniano y la diabetes.

Soluciones glucosalinas isotónicas

Las soluciones glucosalinas (314 mosm/L) son eficaces
como hidratan tes y para cubrir la demanda de agua y
electrólitos. Cada litro de infusión de suero glucosalino
aporta 35 g de glucosa (140 kcal), 60 meq de Na+ y 60
meq de cloro.

Soluciones alcalinizantes

Estas soluciones se utilizan en aquellas circunstancias
en que exista o se produzca una acidosis metabólica.
El bicarbonato sódico fue el primer compuesto que se
utilizó como tampón y ya se ha detallado su uso. Las
soluciones de uso más habitual para casos hiperagudos
son las de HC0

3 1M (1M, "uno molar"= 8.4%) y HC0

3

1/6 M (1.4%); esta última, con osmolaridad semejante a
la del plasma, es la más empleada en general y su poso-
logía se realiza en función del déficit de bases y del peso
del paciente.

Capítulo 5 L Terapia de lrquidos y electrólitos • 891

% Soluciones coloidales

Contienen parúculas en suspensión de alto peso molecu-
lar que no atraviesan las membranas capilares, de modo
que son capaces de aumentar la presión osmótica plas-
mática y retener agua en el espacio intravascular. Así, las
soluciones coloidales incrementan la presión oncótica
y la eficacia del movimiento de líquidos desde el com-
partimiento intersticial al compartimiento plasmático
deficiente. Se les conoce como agentes expansores plas-
máticos. Producen efectos hemodinámicos más rápidos y
sostenidos que las soluciones cristaloides, al tiempo que
precisan menos volumen, aunque su costo es mayor. Las
características que debe poseer una solución coloidal
son:

1. Capacidad de mantener la presión osmótica coloidal
durante algunas horas
2. Ausencia de otras acciones farmacológicas
3. Ausencia de efectos antigénicos, alergénicos o piro-
génicos
4. Ausencia de interferencias con la tipificación o com-
patibilización de la sangre
5. Estabilidad durante periodos prolongados de almace-
namiento y bajo amplias variaciones de temperatura
ambiente
6. Facilidad de esterilización
7. Características de viscosidad adecuadas para la infu-

sión

Las soluciones coloidales se clasifican en naturales

y artificiales.

Soluciones coloidales naturales.
Albúmina

La albúmina se produce en el hígado y es responsable de
alrededor de 70-80% de la presión oncótica del plasma,
por lo que constituye un coloide eficaz. Su peso mole-
cular oscila entre 66 300 y 66 900 Da. Su síntesis es esti-
mulada por cortisol y hormonas tiroideas, mientras que
su producción disminuye cuando aumenta la presión
oncótica del plasma. La concentración sérica normal
en suero se correlaciona con el estado nutricional del
sujeto. Si ctisminuyera la concentración de albúmina en
el espacio intravascular, la albúmina del intersticio pasa-
ría al espacio vascular a través de los canales linfáticos o
bien por reflujo transcapilar.
La capacidad de retener agua que tiene la albúmina
es determinada tanto por su cantidad como por la pér-
dida de volumen plasmático que se haya producido. Un
gramo de albúmina incrementa el volumen plasmático
aproximadamente en 18 mi; y 100 mi de albúmina al

892 • Parte X -Fórmocos que influyen en el equilibrio de líquidos y electrólitos

25% elevan el volumen plasmático alrededor de 465 ±
47 ml, comparado con los 194 ± 18 ml que aumenta
tras la administración de 1 L de solución de Ringer con
lactato.

La albúmina disponible comercialmente se
encuentra al5 y 25% en soluciones de suero salino con
acetiltrifosfanato de sodio y caprilato de sodio como esta-
bilizadores, con pH de 6.9 y presiones oncóticas coloida-
les de 20 y 70 mmHg respectivamente. Los contenidos y
propiedades fisiológicas de la albúmina y otras solucio-
nes coloidales se encuentran en el cuadro 51-14.
La albúmina se obtiene de plasma de la especie
que se requiera, y en algunos países se utiliza la pla-
centa humana. Las soluciones de albúmina se esterilizan
mediante pasteurización a 60°C durante 10 h, lo cual es
eficaz para destruir los virus de la inmunodeficiencia
humana y de la hepatitis B. Sin embargo, pueden ser
portadoras de pirógenos e infecciones bacterianas por
contaminación de las soluciones.

Cinética

La albúmina administrada se distribuye completamente
dentro del espacio intravascular en 2 min y tiene vida
media aproximada de 4-16 h. El 90% de la albúmina
administrada permanece en el plasma 2 h tras la admi-
nistración, para posteriormente equilibrarse entre los
espacios intravascular y extravascular durante 7-10 días.
Un 75% de la albúmina comienza a desaparecer del
plasma en dos días. Su catabolismo ocurre en tubo diges-
tivo, riñones y sistema fagocítico.

Indicaciones

Entre los posibles beneficios que puede aportar la albú-
mina está su capacidad de hacer disminuir los edemas,
mejorando la presión oncótica vascular. Estudios recien-
tes han demostrado que la albúmina también es capaz

de disminuir los radicales libres que circulan por el
plasma.

Efectos adversos

Las soluciones de albúmina contienen citrato, por lo que
pueden unirse al calcio sérico y causar con ello disfun-
ción ventricular izquierda e incremento del riesgo de
insuficiencia renal. Pueden provocar sangrado secun-
dario al decremento de la agregación plaquetaria y a
una mayor dilución tanto de plaquetas como de los fac-
tores de la coagulación. Sin embargo, la albúmina causa
menos cambios en los tiempos de protrombina, parcial
de tromboplastina y de coagulación.
Enu·e las condiciones clínicas que pueden asociarse
con decremento de la producción de albúmina en san-
gre están malnutrición, cirrosis, cirugía, traumatismo,
hipotiroidismo y septicemias. La pasteurización de la
solución, puede polimerizar la albúmina y crear una
macromolécula con capacidad antigénica.

Soluciones coloidales artificiales

Dextranos

Los dextranos son polisacáridos de origen bacteriano
producidos por Leuconostoc mesenteroides. Tienen presión
oncótica adecuada pero no son capaces de transportar
oxígeno. Mediante hidrólisis parcial y fraccionamiento
de las largas moléculas nativas, el dextrano puede con-
vertirse en polisacáridos de cualquier peso molecular
(cuadro 51-15).

En la actualidad se dispone de dos formas de dex-
trano que difieren en su peso molecular medio: uno con
un peso molecular de 40 000 Da (dextrano 40) y otro de
70 000 Da (dextrano 70).

cuadro 51·14. Composición y propiedades de las soluciones coloidales

Composición (meq/l)

Solución

Volumen (mi)

Na•

c1-

Ca2

+

pH

Tonicidad respecto al plasma

Albúmina S%

250, 500

145

145

o

6.9

Isotónica

Albúmina 25%

20, 50, 100

145

145

o

6.9

Hipertónica

Hetastarch 6%

500

154

154

o

5.5

Isotónica

Pentastarch 1 0%

500

154

154

o

5.0

Isotónica

Dextrano 40 10%

500

0/154

0/154

o

4.5

Isotónica

Dextrano 70 6%

500

0/154

0/154

o

4.5

Isotónica

Dextrano 75 6%

500

0/154

0/154

o

4.5

Isotónica

Gelatinas

500

154

125

o

7.4

Isotónica

Poligelatinas

500

145

145

12

7.3

Isotónica

Oxipoligelatinas

250, 500

154

130

7.0

Isotónica

Capítulo 51 Terapia de fquidos y electrólitos • 893

Cuadro 51-15. Caracterlsticas de los dextranos

Dextrano 40

Dextrano 70

Peso molecular

40 000 Da

70 000 Da

Usos

Choque cardiógeno
Choque hemorrágico
Choque séptico
lA M
Flebitis posoperatoria
Insuficiencia vascular

Presentación

En solución de NaCI al 0.9% o de glucosa al 5% (500 mi)

Cinética. La eliminación de los dextranos se realiza
vía renal. La filtración glomerular de dextrano es depen-
diente del tamaño molecular. De este modo, podemos
estimar que a las 6 h de la administración del dextrano
40, alrededor de 60% se ha eliminado por vía renal,
frente a un 30% de excreción del dextrano 70. A las 24
h se habrá eliminado 70% del dextrano 40 y 40% del
dextrano 70. Otra vía de eliminación es la digestiva por
medio de las secreciones intestinales y pancreáticas (10-
20% de los dextranos). Por último, una mínima parte
se almacena en hígado, bazo y 1iñones para ser degra-
dada completamente a C0

2 y H

20 bajo la acción de una
enzima específica, la 1,6-glucosidasa de dextrano.

Indicaciones. Las soluciones de dextrano son hiper-
oncóticas y promueven una expansión de volumen del
espacio intravascular por medio de la afluencia del
liquido intersticial al vascular. Puesto que el volumen
intravascular aumenta en mayor proporción que lo que
corresponde a la cantidad de líquido infundido, los dex-
tranos pueden considerarse expansores plasmáticos.
Los dextranos también poseen actividad antitrom-
bótica por su acción sobre la hemostasia primaria ( dis-
minuyen la agregación plaquetaria) y sobre los factores
de la coagulación (facilitan la lisis del trombo). Para
evitar un fenómeno de hipoperfusión-isquemia, se reco-
mienda que no se apliquen más de 25 ml/kg de peso de
estos expansores plasmáticos. En caso contrario puede
generarse choque cardiovascular con liberación de los
factores inhibidores del miocardio.

Efectos adversos. Las infusiones concentradas de
dextrano de bajo peso molecular atraviesan rápida-
mente el filtrado glomerular, y pueden incrementar la
viscosidad de la orina y producir insuficiencia renal por
obstrucción del túbulo; los daños producidos al riñón
son reversibles si se re hidrata al sujeto. Otro de Jos posi-
bles efectos indeseables de los dexu·anos son reacciones
anafilácticas debidas a las IgG e IgM que pueden tener
los dextranos. Algunos autores recomiendan la preven-
ción de estas reacciones con una inyección previa de
-15 ml de dextrano de muy bajo peso molecular, que

saturaría los sitios de fijación de las Ig sin desencadenar
una reacción inmunitaria. No obstante, la incidencia de
reacciones de hipersensibilidad ha disminuido, en parte
porque las técnicas de preparación de las soluciones han
sido mejoradas. Los dextranos también pueden alterar
la función del sistema reticuloendotelial y disminuir su
respuesta inmunitaria.
Cuando un paciente sea tratado con dextranos se
debe tener en cuenta que éstos alteran el resultado de
la glucemia medida y pueden alterar el grupo de sangre,
ya que su unión a los hematíes modifica sus propiedades
dando falsas agregaciones en la determinación del grupo
sanguíneo.

Derivados de la gelatina

Las soluciones de gelatina se emplearon originalmente
en la Primera Guerra Mundial, debido a su elevada
viscosidad y bajo punto de congelación; se han ido
transformando hasta llegar a las gelatinas actuales. Son
polipéptidos obtenidos por desintegración del colágeno
y podemos distinguir tres grupos: l) ox.ipoligelatinas, 2)
gelatinas fluidas modificadas y 3) gelatinas modificadas
con puentes de urea. Las dos últimas se obtienen de
colágeno bovino. Estos polipéptidos están formados por
18 aminoácidos que suponen un aporte de nitrógeno de
6.3 g/L de la solución al 3.5%. Poseen un alto contenido
de Ca2

+ (6 mmol/L) y K+ (5 mmol!L), y son ligeramente

hiperoncóticas.

Cinética. Su eliminación es esencialmente renal. A
las 4 h de la administración los valores sé ricos de gelatina
modificada son un poco superiores al 40% de la canti-
dad infundida. Después de 12 h, la cantidad que perma-
nece aún en el espacio vascular es de 27% y a las 48 h se
ha eliminado prácticamente toda. Esta alta capacidad de
eliminación es lo que permite emplear elevadas cantida-
des de este coloide. Su capacidad de retener agua es de
14 y 39 rnl/g. A fin de obtener una reposición adecuada
del volumen intravascular deben administrarse cantida-
des superiores al déficit plasmático en un 30%. Así, las
características principales de este tipo de coloide son
eliminación rápida, pero de efecto leve y corto.

894 • Parte X -Fórmocos que influyen en el equilibrio de líquidos y electrólitos

Efectos adversos. El efecto tóxico más significan te
de las gelatinas modificadas es su capacidad de producir
reacción anafiláctica (superior a la de los dextranos).
Los preparados de gelatina estimulan la liberación de
mediadores de reacciones alérgicas como histamina,
SRLA y prostaglandinas. El grado de hipotensión que
puede acompañar a este tipo de reacciones se debe a la
hist.amina principalmente. La incidencia de reacciones
alérgicas con las gelatinas fluidas modificadas es menor
que con las que poseen puentes de urea. Los productos
de gelatina nunca se han asociado con daños renales, no
interfieren en las determinaciones del grupo sanguíneo
y no producen alteraciones de la hemostasia.

% Manejo de líquidos

Velocidad y volumen de administración
de los líquidos

El concepto actual de capacidad de manejo de volúme-
nes por el sistema cardiovascular íntegro de un perro
permite administrar grandes volúmenes en corto tiempo,
incluso hasta 360 ml/kg/h en 1 h sin efectos colaterales,
lo cual representa 7 200 ml en 1 ha un perro de 20 kg.
En bovinos esto no es posible y se acepta una infusión
máxima de 8-10 ml/kg/hora.
La velocidad alta está indicada en choque hipovolé-
mico, pero en otras condiciones la rápida administración
da lugar a rápida excreción, sin dar oportunidad a una
distribución en el espacio celular, por lo que se prefiere
una velocidad más baja. Si se administran más de 500
ml/h de una solución de dextrosa al 5% en perros, se
induce diuresis osmótica, pues no se alcanza a utilizar
metabólicamente la glucosa.

Temperatura de los líquidos

Si se quiere evitar el gasto de energía que implica lle-
var la solución administrada de 25 a 37°C, se aconseja
inyectar el líquido electrolítico a la temperatura corpo-
ral. Independientemente de la vía o del tipo de líquido
que se usen, éste debe administrarse a la temperatura
del cuerpo. La incidencia de paros cardiacos en seres
humanos que reciben transfusiones sanguíneas masivas
se reduce de 58 a 7% al calentar la sangre a la tempe-
ratura corporal antes de suministrarla. La solución de
Ringer con lactato a 10°C aplicada por vía IV a cinco
perros con c~oque hemorrágico provocó la muerte de
tres de ellos, mientras que a otros cinco les fue extraída
la misma cantidad de sangre y se les administró el equi-
valente de líquidos, pero calentados a la temperatura
corporal antes de usarlos, sin que muriera ningún perro.
Los líquidos fríos por vía IV causan disminución de la
frecuencia cardiaca, del gasto cardiaco, de la presión

arterial y del flujo arterial coronario. El decremento de la
temperatura reduce la frecuencia cardiaca por un efecto
directo en el nodo sinoauricular. Conforme la tempera-
tura se acerca a un nivel crítico, los marca pasos latentes
se liberan y se presentan latidos ectópicos que ocasionan
arritmias. En general, se sabe que los líquidos fríos admi-
nistrados por todas las rutas se absorben mucho más
lentamente que cuando se les calienta antes.

Vías de administración

Con base en los lineamientos generales de la terapéutica
de líquidos, se prefiere la administración por vía IV, en
particular cuando se requiere una expansión rápida del
volumen. También se pueden utilizar las vías intraperi-
toneal y se, aunque esta última es demasiado lenta en
casos de deshidratación grave. El tratamiento VO es útil,
siempre y cuando las vías gastrointestinales se encuen-
tren en buenas condiciones de funcionamiento. A con-
tinuación se presentan algunas ventajas y desventajas de
utilizar cada una de las vías mencionadas.

Vía oral

Entre las ventajas de esta vía se encuentran:

• Se pueden administrar grandes volúmenes rápida-
mente: más de 80 ml/kg en perros, gatos y cerdos; 1 O
a 12 ml en el caballo adulto y el doble en los bovinos
adultos una sola vez
• Proporciona una entrada de líquido constante, con-
forme éste se va absorbiendo
• Es la forma más económica de proporcionar líquidos,
ya que no se requiere su esterilización
• Es la ruta más segura

Aun ante un posible decremento en la absorción
intestinal, los líquidos orales son extremadamente
benéficos. Es claro que laVO está contraindicada en
los casos de vómito, obstrucción de las vías gastroin-
testinales altas o desplazamiento de éstas y estados tan
agudos o graves que la absorción intestinal no llega
a ser lo suficientemente rápida para salvar al animal.
En el cuadro 51-16 se presentan dos soluciones para
hidratación oral en becerros. Destaca en una de ellas la
presencia de glutamina, componente que acelera
la recuperación del epitelio GI lesionado y mejora la
absorción de glucosa. Las soluciones pueden ser lige-
ramente hiperosmóticas, pero si se sobrepasa la dosis
provocan diarrea.

Vía subcutánea

Es una excelente vía en determinadas condiciones, y los
siguientes puntos pueden tomarse como ventajas o des-

Cuadro 51·11. Soluciones con y sin glutamina

Sol. oral sin

Sol. oral con

Tipo de

glutamina

glutamina

solución

g/l

mmol/l g/l

mmolll

Glucosa

68.1

378

68.1

378

NaCI

2.34

40

3.04 52

Na

3Cit

4.9

16.7

4.9

16.7

Na A e

2.72

20

1.09 8

NaProp

0.96

10

0.96 10

CaCI

2

1.32 9

MgAc

1.29 6

ventajas dependiendo de la situación; puede ser utilizada
sola o en conjunto con laVO o con la vía intravenosa.

• Se usan solamente líquidos electrolíticos estériles
calentados a la temperatura corporal. La glucosa no
es un electrólito; sin embargo, las soluciones que con-
tienen 2.5% de glucosa (50% de isotonicidad) pueden
administrarse por esta vía.
• Se pueden administrar 80 ml/kg de peso aplicados
a razón de un máximo de 1 O a 20 ml/kg en un solo
lugar.

• La absorción se lleva a cabo en 6-8 h. Si existe vaso-
constricción periférica, se disminuye la absorción.

Vfa intraperitonea/

Es muy útil para practicar diálisis en pacientes con insu-
ficiencia renal. No es recomendable en la terapéutica de
líquidos; puede causar peritonitis, adhesiones y lesiones
de órganos internos.

Vfa intravenosa

Se emplea cuando es imposible utilizar otras vías. En
situaciones graves es la única ruta en la cual los líquidos
y electrólitos llegan al cuerpo con la suficiente rapidez
para evitar la muerte, por ejemplo en los siguientes
casos:

• Cualquier animal moribundo o muy deshidratado
• Condiciones de pérdida excesiva de líquidos, de tal
manera que los líquidos administrados por otras vías
se pueden absorber muy lentamente

• Choque
• Animales con signos clínicos de valores electrolíticos
plasmáticos alterados: hipoglucemias, hipercaJcemia
o hipocalcemia, hipomagnesemia

Capítulo 51 Terapia de líqu1dos y electrólitos • 895

• Se pueden administrar soluciones hipenónicas y no
electrolíticas, como en los casos de edema e hiper-
alimentación

Indicaciones

La corrección del déficit de líquidos depende de las cir-
cunstancias individuales de cada paciente. Como regla
general, en caso de no existir choque se debe adminis-
trar aproximadamente 50% del déficit durante las pri-
meras ~9 h, y el déficit total debe compensarse a las 48
h (cuadro 51-17).

Las principales condiciones que hacen necesaria· la
terapéutica de líquidos y electrólitos son las siguientes:

• Mantenimiento debido a consumo inadecuado de
agua y pérdida ligera de electrólitos
• Pérdidas excesivas insensibles
• Pérdida por vías gastrointestinales altas, por ejemplo
vómito y secuestro
• Pérdida por vías gastrointestinales bajas, por ejemplo
diarrea
• Choque

Mantenimiento

El mantenimiento se refiere sólo a las necesidades de
líquidos y electrólitos del paciente cuando las pérdidas
son normales, pero existe un inadecuado consumo de
aquéllos. Normalmente, para mantenimiento se requie-
ren 1 700 mi H

20/m2

de superficie corporal/día.
Soluciones coloidales, plasma y dextranos sólo se
administran por vía IV. Producen un aumento inmediato

cuadro 51·17. Requerimientos calóricos e hfdricos
diarios en el perro

Peso corporal Kcal totales/dla
(kg)

o agua (mlldla) (mllkg) (mllh)

2

214.4

107

9

4

348.4

87

15

6

462.7

77

19

8

565.9

71

24

10

661.6

66

28

12

751.6

63

31

14

837.3

60

35

16

919.3

57

38

18

998.3

55

42

20

1 074.7

54

45

24

1 221.0

51

51

30

1 427.4

48

59

35

1 590.1

45

66

40

1 745.9

44

73

50

2 041.0

41

85

896 • Parte X -Fórmacos que influyen en el equilibrio de líquidos y electrólitos

y sostenido del volumen plasmático, dado que su volu-
men de distribución es muy limitado y se metabolizan
muy lentamente.

Las soluciones electrolíticas se dividen en soluciones
para mantenimiento y de reemplazo. Estas últimas pro-
porcionan en promedio 130 a 14 7 meq/L de Na+; las de
mantenimiento proveen de 44 a 77 meq/L de Na+. Las
soluciones de dextrosa al 5% no contienen sodio.
El anestesista y el cirujano a menudo se preguntan
lo siguiente ante un caso de deshidratación:

a} ¿Cuánto volumen ha de administrarse? Éste se deter-
mina mediante las siguientes igualdades:

Fórmula 1: ingreso de líquidos = pérdidas por proceso
patológico + pérdidas fisiológicas + litros para
corregir la deshidratación

Las pérdidas por proceso patológico se determi-

nan así:

A. Vómito constante: añadir 4% de su peso
B. Diarrea grave: añadir 4% de su peso

C. Ejercicio excesivo: se aumentan los valores de pérdi-
das insensibles. Las pérdidas fisiológicas se pueden
calcular por aproximación

Para conocer el valor en litros que se administran
en función del porcentaje de deshidratación, se recurre
a la siguiente fórmula:

Fórmula 2: Litros por administrar=

% de deshidratación x peso del animal

100

De tal suerte que si un perro de 20 kg tiene diarrea
grave de 10 h y deshidratación de 8%, con base en la
fórmula 2:

8 X 20

Litros por administrar=

= 1.6 L

100

y al integrar este valor en la fórmula 1:

Ingreso de líquidos= 0.8 + 1.31 + 1.6 = 3. 71 L

El valor de 3. 71 L de ingreso de líquidos debe
revisarse si el animal sigue con diarrea. Además, se
recomienda dividir el tratamiento en dos o tres admi-
nistraciones durante 24 horas.

b} ¿Qué tonicidad debe tener el líquido?
Se puede utilizar la siguiente fórmula, tomando en
cuenta que desde el punto de vista práctico sólo se pue-
den considerar los iones Cl-, HC0

3-y Na+:

Fórmula 3: meq/L Na+= meq /La-+ meq/L HCo!l-+K

K es una constante con valor de 17 en los perros y que
se dedujo a los siguientes valores en sangre:

Fórmula 4: K= (meq/L K++ meq/L Ca2

+ + meq/L Mg2

+)

-(P043-+ S042

-+proteínas ácidas)

El valor aproximado de meq/L de Na+ en los ani-
males domésticos y el ser humano es de 144. Por tanto,
si la fórmula 3 genera valores superiores, se considera
hipertónico al paciente y debe utilizarse una solución
isotónica o hipotónica; por el contrario, se utiliza una
solución hipertónica en un suero hipotónico de menos
de 144 meq/L de Na+. Es evidente que los valores de
CJ-y HC03 se obtienen con análisis en el laboratorio. Si
éste entrega los resultados en mg/100 ml, se convierten
a meq/L de la siguiente manera:

mg/100 rnl x valencia del ion
Fórmula 5: meq/L = -----------
peso atómico del ion

Para fines prácticos, las soluciones de líquidos con
valores de 290 a 310 mosm/L se consideran isotónicas

e) ¿Qué pH debe tener la solución?
El pH del líquido dependerá en buena medida de
la historia clínica del paciente.

l. Si hubo diarrea, se pierden iones alcalinos (HC0

3-,

K+, Mg2+, Ca2

+}, y la terapéutica elecu·olítica debe
contemplar sobre todo electrólitos alcalinos como
bicarbonatos, lactatos y gluconatos.
2. Si, por el contrario, hubo vómito con pérdida de
hidrogeniones y iones cloro, se recomienda la tera-
péutica de líquidos con soluciones que contengan
iones ácidos, como los cloruros.
3. En pérdidas mixtas (ácidos y bases) se determina el
pH de la sangre, y el análisis detallado de los iones en
plasma permitirá aplicar una terapéutica racional.

En casos de extrema urgencia, se puede usar la solu-
ción Harunann como base para la hidratación dada su
similitud con el líquido extracelular. La composición
del plasma en lo que se refiere a las sustancias osmóti-
camente activa es, en promedio, como se indica en el
cuadro 51-18.

Dada la gran incidencia de diarrea en becerros,
es importante llevar a cabo un análisis de los principa-
les aspectos relacionados con la deshidratación con-
secuente y la terapéutica electrolítica adecuada. En el
cuadro 51-19 se enumeran las diferencias de agua y
electrólitos que presentan los becerros sanos y los dia-

Cuadro 51-18. Composición del plasma

Concentración

Sustancias

(mosmol/l de plasma)

Na+

144

K+

S

Ca .¡.

2.5

Mg .¡.

1.5

el-

107

HC0

3-

27

H

2P0

4-

4

SO/-

0.5

Glucosa

5.6

Proteínas

1.2

Urea

4

Otras sustanc1as

3.4

orgánicas

Total

303.7

rreicos. Asimismo, en el cuadro 51-20 se exponen dos
formulaciones que se pueden utilizar para la rehidra-
tación oral. Los signos clínicos de la deshidratación en
bovinos se presentan en el cuadro 51-21. En estas crías
se pueden administrar líquidos y electrólitos cuando la
diarrea ha provocado una deshidratación de 5%, pero
se deben administrar por voy se si la deshidratación
es de 7.8%, e IV cuando rebasa estos porcentajes.
El cuadro 51-22 muestra las composiciones de los
preparados hidroelectrolíticos más utilizados por vía
parenteral.

Independientemente del tipo y cantidad de los
líquidos por administrar, éstos deben proporcionarse
siempre a la temperatura r:orporal. ya que los líquidos
fríos pueden ocasionar vasoconstricción } reducir así la
tasa de absorción, además de la posibilidad de inducir
arritmias y aun paro cardiaco.

Capítulo 51 Terapia de líquidos y electrólitos • 897

Cuadro 51-20. Composición (% peso/peso} de
tres formulaciones para hidratación
oral en becerros con diarrea

Fórmulas

Elemento

1

2

Dextrosa

67.6

55.7

Bicarbonato de sodio
Glicina

10.3

21.2

Cloruro de sodio

14.3

11.6

Sulfato de magnesio

0.6

Aodo cítnco

0.8

Citrato de potasio

0.2

Cloruro de potas1o
Fosfato de potasio

6.8

8.7

Fosfato ácido de calcio
Gluconato de calcio

2.2

% Circunstancias que ameritan
terapia de líquidos

3

24.3
16.3
4G.5
3.6
1.0

4.6

1.7

En los siguientes párrafos se exponen algunos casos en
que se requiere terapia de líquidos.

Choque hipovolémico y hemorrágico

La solución electrolítica isotónica se administra a anima-
les en choque moderado. La sangre completa o paquete
de células están indicados si el volumen del paquete celu-
lar se reduce rápidamente a menos de 25 por ciento.
El plasma y los dextranos están indicados si los sóli-
dos totales disminuyen a menos de 4 g/dl. Asimismo,
se indica la solución libre de K+ en caso de hiper-
azoemia, en particular en oliguria, o si no se puede
medir la concentración sérica de K+. También es útil la
solución hipertónica salina (7.5% NaCl), sobre todo si
se requieren grandes volúmenes, como en el choque
grave.

cu.dro 51-19. Equilibrio de lfquidos • y electrólitos • • en becerros normales y con diarrea

Agua total
Pérdida insensible
Na•

K•

c-

c2•

M2+

% del peso corporal que cambia/día

Becerros normales

+ 22.3 ± 5.6
-16.8 ± 0.7
+ 8.4 ± 2.5
+ 28.8 ± 9.6
+ 20.4 ± 11.8
+ 121.6 ± 30.6

+7.4:3.0

+ 0.9 ± 0.4

* En gramos por kilogramo de peso corporaVdla (media + DE).
* * En miligramos por kilogramo de peso corporaVdla (media + DE).

Becerros diarreicos

-72.3 ± 8.8
-16.8±0.7
-235.2 ± 45.8
-65.5 ± 15.0
-280.4 ± 65.8

+22.1±7.9

-5.7 ± 0.4
-7.9 ± 1.8

898 • Parte X -Fórmocos que influyen en el equilibrio de líquidos y electr6l1tos

CUIICin» 51·21. Signos dlnicos de deshidratación en bovinos

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - ~

Becerros

Signos clfnicos

Deshidratación(%)

Poca diarrea y antecedentes

S-6

Ligera enoftalmfa, retorno de pliegue cutáneo en 3-5 s, párpado supenor

6-8

Franca enoftalmfa, retorno de pliegue cutáneo en > 1 O s, mucosas secas y pegajosas,

depresión

8-10

Enoftalmfa intensa, retorno del pliegue cutáneo persistente, debilidad extrema,
m1embros fríos, depresión y coma

10-14

Adultos

Signos clinicos

Deshidratación(%)

Ligera enoftalmfa, reflejo de pliegue en 3-5 s. Mucosas aún un poco húmedas

6-7

Enoftalmfa franca con pliegue cutáneo en 6-10 s, mucosas adherentes y depresión

8-9

Mucosas secas, pliegue cutáneo indefinido, OJOS hundidos, depresión evidente

10-12

Diarrea grave

Se puede proporcionar una solución electrolítica isotó-
nica balanceada. También es posible suplementar con
KCI, después que ocurra la diuresis. Están indicados
plasma y dextranos si hay hipoproteinemia.

Vómito grave

Se administra una solución salina normal y se suple-
menta con KCI una vez que se inicie la diuresis, hasta un
máximo de 40 meq adicionados a cada litro de líquidos
de mantenimiento.

Insuficiencia renal

Están indicadas las soluciones salinas normales (0.9%),
o de dextrosa y salina (0.45% de NaCl con 2.5% de dex-
trosa), como líquidos iniciales, hasta que se alcance la
concentración sérica de K+ o cuando ocurra la diuresis.

Para evitar la hipercaJiemia yatrógena no se deben
administrar soluciones con K+. Por lo general, los anima-
les con insuficiencia renal crónica tienen bajos valores
de K•, y por tanto requieren de suplementación.

Cetoacidosis diabética

En este caso debe proporcionarse solución salina nor-
mal (0.9%) o una solución electrolítica balanceada. Se
adiciona KCI cuando se inicie la diuresis. Se requerirán
grandes cantidades de K• adicional en estos pacientes,
debido a que la insulina disminuye las concentraciones
séricas de potasio.

Pancreatitis y peritonitis

Se da una solución electrolítica balanceada, y se suple-
menta con K+. Está indicado el plasma o dextranos
cuando los sólidos totales se reducen a menos de 4 g/
decilitro.

Cuadra 51-22. Composición electmlftica de los lrquidos para uso parenteral en becerros con diarrea

Solución

Na•

K+

C ~ 2 +

Mg2+ cr Lactato Acetato HCo

3-

Vía

Ringer con lactato

130

4

3

o 109

28

IV o se

Ringer con lactato

160

14

3

o 119

28

30

IV o se

+ NaHeO y Kel

Ringer con bicarbonato

180

34

3

o 129

so

IV + glucosa al 50%

+ NaHeO y Kel

(110 mi)

Solución de Butler

139

10.2 1.4 1.5

97

55

IV oSe

lona lite

139

10

1.4 1.5

97

55

IV o se

lsotonax 37

139.8 10

1.4 3

102.8 55

IV o se

P041

56.8 25

S

6

so

25

IV oSe

Diuréticos en especies

éJeméstieas

Este capítulo wmprmde:

• Conceptos generales
Farmacodinámica
Indicaciones y dosis
Interacciones
• Diuréticos osmóticos
Manito!
Cloruro de sodio
• Inhibidores de la anhidrasa
carbónica

Acetazolamida
Diclorofenamida
• Derivados de las tiazidas
(benzotiadiazidas)
Farmacodinámica
Farmacocinética
Indicaciones y dosis
Efectos adversos
Interacciones
Clorotiazida
Hidroclorotiazida

• Diuréticos que actúan en el asa
de Henle

Furosemida
Ácido etacrinico
Bumetamida
• Diuréticos que disminuyen
la excreción de potasio
EspironolaCLona
Triamtereno
Amilorida

• Xantinas

Farmacodinámica
Indicaciones y dosis
Efectos adversos
Arninofilina
Teofilina
• Organomercuriales
Mercuridín
Cloruro de mercurio

• Conclusión

899

900 • Parte X -F órmacos que influyen en el equilibrio de líquidos y electrólitos

~ Conceptos generales

Se clasifica como diurético (inductor de diuresis) a toda
aquella sustancia que aumente la cantidad de orina,
aunque en realidad diuresis sólo significa micción y no
hace referencia al volumen. Una diuresis eficaz requiere
suficiente filtrado glomerular y una cantidad adecuada
del diurético en su sitio de acción. Los diuréticos no
fuerzan a un riñón con deficiente funcionamiento, sino
que hacen óptimos los mecanismos que permiten la
recolección de agua en la luz tubular. Si no hay filtrado
glomerular, no funcionan los diuréticos. La mayoría de
los diuréticos actúan intraluminalmente, y la interacción
con otro fármaco que inhiba su paso a la luz reduce el
efecto; por ejemplo, la acción diurética de las benzotia-
diazidas se retarda si hay probenccid en la circulación.
A los diuréticos se les clasifica por su estructura y
por su sitio de acción en la nefrona. En la figura 52-1 se
presenta un resumen de las estructuras de la nefrona y
de los sitios de acción de los diuréticos.

Farmacodinámica

Los diuréticos pueden actuar en diferentes sitios, que se
enumeran a continuación.

T úbulo proximal

Es la parte más larga de la nefrona y tiene, por ende,
una gran superficie de reabsorción. A lo largo de esta
estructura se distinguen los siguientes tramos:

a) Segmento proximal al glomérulo, que es el sitio de
mayor reabsorción de Na+ y agua; su epitelio es rico
en anhidrasa carbónica, enzima que cataliza la reac-
ción reversible de H

2C03 a C02 + H

20, lo cual resulta
esencial para la secreción y reabsorción de bicarbo-
nato. A este nivel también se encuentran proteínas
acarreadoras, que contribuyen al transporte activo
total de glucosa, algunos aminoácidos, fosfatos, lac-
tato y sodio.
b) Parte media del túbulo proximal, donde se lleva a
cabo la secreción de ácidos orgánicos hacia la por-
ción intratubular o luz. La mayoría de los diuréti-
cos derivados de las tiazidas inducen hipocalciuria
por aumento de reabsorción de Ca2

+ a este nivel,
y por ello se han utilizado en el tratamiento de los
cálculos renales.

Asa de Henle

Esta porción puede dividirse en descendente y ascen-
dente. La primera se caracteriza por ser permeable al
agua e impermeable a cloruros, Na+ y urea, de tal suerte
que a medida que la orina desciende se concentra. En

la porción ascendente sucede lo contrario; la estructura
es impermeable al agua y permeable a cloruros, Na+ y
en menor proporción a urea, por lo que el efecto neto
es que vuelve a diluirse la orina a medida que asciende
por esta e~u uctura.

Túbulo distal

Al inicio de este tramo, se transporta hacia fuera de la
luz CI-(transporte activo) y Na+ (transporte pasivo). Esto
provoca la dilución del líquido tubular. Al parecer, los
diuréticos que actúan en el asa de Henle también lo
hacen a este nivel, impidiendo el transporte de CJ-y Na+
con aumento lógico de la osmolaridad tubular y, por
ende, impedimento de la salida de agua de la luz.

T úbu/os colectores

Al inicio de los túbulos colectores se lleva cabo una
absorción activa de Na+ y pasiva de K-, e¡-y bicarbonato;
hay poca secreción de hidrógeno. A este nivel, el líquido
tubular es hiposmolar pues el soluto se ha reabsorbido.
En los túbulos puede hacerse evidente el efecto de las
siguientes hormonas:

• Antidiurética: favorece la reabsorción de agua
• Aldosterona: favorece la reabsorción de Na• (en forma

activa)

Cuando los tú bulos se unen y entran en la porción
medular del riñón, el liquido ya es isosmótico o ligera-
mente hiposmótico. Se reabsorben en forma activa Na+,
e¡-y bicarbonato, mientras que K+ e hidrógeno se secre-
tan a la luz tubular. Aunque hay anhidrasa carbónica a
este nivel, se sabe que los inhibidores de esta enzima no
actúan aquí.

Por último, en la porción final de los tú bulos colec-
tores la osmolaridad de la orina varía enormemente por
la acción de la hormona antidiurética. Se reabsorben la
urea y el Na+ por la influencia de la aldosterona, y sus
valores descienden casi a cero en orina.

Indicaciones y dosis

l. Debido a la sensibilidad variable, se aconseja iniciar
siempre con las dosis terapéuticas menores, las cuales
pueden incrementarse según la respuesta y sólo si es
necesario.
2. Se aconseja reducir, pero no suprimir, la ingestión
de sodio.
3. Por su efecto, es de esperar que los diuréticos aumen-
ten el hematócrito y las concentraciones séricas de
creatinina. Esto último no debe preocupar al clí-
nico, pues es un efecto pasajero en la mayoría de
los casos.

902 • Parte X -F órmacos que tnfluyen en el equilibrio de líquidos y electrólitos

4. Los diuréticos usados en exceso pueden inducir insu-
ficiencia renal por reducción súbita del volumen plas-
mático. Obviamente en estos casos se suspende su
administración.

1 nteracciones

Debe evitarse la interacción (nefrotóxica) de furosemida
con aminoglucósidos, o de triamtereno con indometa-
cina. A continuación se describen los datos clínicos y
farmacológicos más importantes de los diversos diuréti-
cos utilizados en vetednaria.

% Diuréticos osmóticos

Manitol

El manito! es un alcohol polihídrico utilizado clínica-
mente como diurético osmótico. Es un polvo cristalino
inodoro soluble en agua con pKa ele 3.4 y pH de 4.5-7.
Tiende a cristalizarse cuando se encuentra en concentra-
ción al15% o más y se expone a bajas temperaturas.

Farmacodinámica

Luego de su aplicación por vía IV, el líquido que hay
a todo lo largo del túbulo contorneado proximal se
torna isotónico respecto al plasma. El manito! presente
en la luz tubular limita la difusión del agua hacia el
plasma y aumenta el flujo de orina. El volumen de
orina será más o menos proporcional a la velocidad de
excreción del manito!, y se ha observado que la diuresis
osmótica puede mantener un buen flujo urinario, aun
cuando la velocidad de filtración glomerular esté muy
reducida. Además, se ha comprobado que durante la
diuresis por manitol se inhibe la reabsorción tubular de
Na• a nivel del túbulo proximal y del asa de Henle, con
lo que aumenta la presión osmótica intratubular y por
tanto la diuresis.

Farmacocinética

Después de administrarlo por vía IV se distribuye hacia el
compartimiento cxtracelular; no llega a ojo y no atraviesa
la barrera hematocncefálica. La vida media en bovinos y
ovinos es de 40-60 min. Sólo 10% del manito! adminis-
trado se metaboliza; el resto se elimina sin cambios en
la orina. Se filtra con facilidad a través del glomérulo y
su reabsorción tubular es mínima.

Indicaciones y dosis

Su efecto diurético es rápido y potente. El manito) debe
administrarse por via IV en solución al 10 y 25%. La
excreción de Na que produce no es suficiente para

considerarse de importancia clínica, por lo cual no se
recomienda en la terapéutica del edema. Se ha utilizado
en los siguientes casos:

• Profilaxia de la insuficiencia renal aguda, como la que
se presenta después de la isquemia que causa la cirugía
del corazón, en traumatismos graves o en hemólisis
intravascular. En estas condiciones, el manitol puede
mantener el flujo urinario.
• En el choque debido a hipotensión; además favorece
la hidratación y la expansión plasmática, e incrementa
el flujo renal de tal manera que se protege al riñón
de una isquemia.
• Para regular la presión osmótica del plasma.
• Ejerce un efecto nefroprotector al evitar la acumula-
ción de toxinas en el liquido tubular.
• Incrementa el riego sanguíneo en el riñón, incrementa
la filtración glomerular, produce vasodilatación arte-
riolar, y disminuye la resistencia vascular y la viscosidad
sanguínea.
• Aunque no llega a ojo o a SNC, disminuye la presión
en estos sitios.
• Es útil en tratamiento de la hiponatremia; reducción
del edema en el SNC; insuficiencia renal aguda y trau-
matismos graves.

El cuadro 52-1 proporciona información que puede
servir de guia para la dosificación del maniLOI, conside-
rando que 1 g de este diurético equivale a 5.5 milios-
moles.

PERROS v GATOS: en caso de que el animal presente
desbalances electrolíticos, éstos deben corregirse antes
de administrar manito!.
Para el tratamiento de la insuficiencia renal con oli-
guria, el manitol es una alternativa al tratamiento con
furosemida más dopamina, y se administran 0.25-0.5 g/
kg vía IV de manito! al 20-25%. Si se presenta la diuresis
puede repetirse la dosis.
Para el tratamiento de glaucoma agudo la dosis es
de 1-2 g/kg por via intravenosa.
Para disminuir la presión intracranealla dosis es de
1.5 g/kg por vía intravenosa.

Cuadro 52.1. Información (ltil para dasificar manltiol

Solución (%)

5

10

15

20

25

Concentración (mosm/l)

275

550

825

1 100

1 375

Para medir la tasa de filtración glomerular se adminis-
tran l.l-2.2 g/kg por vía IV lenta (durante 15-30 min).

BOVINOS, CERDOS, CABRAS Y OVINOS: para el tratamiento
adjunto en casos de edema cerebral la dosis es de 1-
3 g/kg por vía IV (generalmente se administra con
DMSO).

Como diurético en casos de insuficiencia renal oli-
gúrica la dosis es de 1-2 g/kg por vía intravenosa.

CABALLOS: la dosis de manito! al 20% es de 0.25-2.0
g/kg por vía IV lenta.

Efectos adversos

El principal riesgo del uso del manito! está relacionado
con el incremento del volumen plasmático, lo que pro-
voca descompensación cardiaca por congestión.
No debe administrarse a pacientes con insuficiencia
cardiaca congestiva, porque antes del filtrado, el riñón
aumenta el volumen plasmático. Puede producir edema
pulmonar por aumento de volumen en insuficiencia
cardiaca congestiva. Aumenta el K+ sérico y causa hipo-
natremia, déficit de agua y sal. Está contraindicado en
pacientes con anuria secundaria a enfermedades rena-
les, deshidratación grave, sangrado intracraneal, conges-
tión pulmonar aguda y edema pulmonar. La terapia con
manitol debe suspenderse si se presentan insuficiencia
cardiaca, congestión pulmonar o insuficiencia renal.
Antes de administrarlo a pacientes deshidratados, éstos
deben recibir una terapia de líquidos adecuada. El efecto
negativo más común es el desbalance electrolítico. Otros
efectos son náuseas, vómito, edema cardiovascular, taqui-
cardia, cefalea, etc. Una sobredosis provoca excreción
excesiva de Na+, K+ y CI-. Para eliminar el manito! puede
realizarse una hemodiálisis. En caso de intoxicación se
infunden soluciones de NaCI al 0.2 a 0.45 por ciento.

Interacciones

Se le ha combinado con glucocorticoides para disminuir
el edema cerebral en el paciente traumatizado pero con
función cardiaca íntegra, aunque el cometido de estos
últimos está poco claro y requiere de más evaluación.
Los fármacos compatibles con el manito! son
sulfato de amikacina, cefamandol, cefoxitina sódica,
clorhidrato de cimetidina, clorhidrato de dopamina,
sulfato de gentamicina, clorhidrato de metoclopra-
mida, sulfato de netilmicina, sulfato de tobramicina y
clorhidrato de verapamilo. Las soluciones de Na+ y K•
pueden provocar precipitación del manitol. Es incom-
patible con soluciones muy ácidas o alcalinas.

Cloruro de sodio

El cloruro de sodio es un buen diurético y se usa en
ovejas, terneras y gatos, con el fin de evitar problemas

Capítulo 52 DilrétiCos en especies domésticas • 903

de litiasis uretral. Cuando se administran sales en bloque
o en complementos, se recomienda que los animales
tengan suficiente agua para que el flujo de orina sea
continuo.

Otros diuréticos osmóticos son urea, soluciones
hipertónicas, glicerina e isosorbida.

* lnhibidores de la anhidrasa
carbónica

Acetazolamida

Desde hace algún tiempo se sabe que varias de las sul-
fonamidas aromáticas con un grupo sulfamilo libre
(-S02NH

2) pueden ser inhibidoras específicas de la
anhidrasa carbónica; de ellas, la acetazolamida es la que
se considera más importante desde el punto de vista clí-
nico. Se encuentra en forma de polvo amarillo-blanco
inodoro, con pK de 7.4. Es muy soluble en agua y en
agua caliente. La acetazolamida reconstituida con agua
inyectable estéril tiene pH de 9.2.

Farmacodinámica

La anhidrasa carbónica canaliza la hidratación del co2
para formar ácido carbónico, primer paso en la produc-
ción de bicarbonatos y de iones hidrógeno. Esto puede
ejemplificarse de la siguiente manera:

Anhic!ra.<;a carbónica

C0

2 + H

20

> H

2C0

3 + H+ + HC0

3-

La acetazolamida actúa inhibiendo de modo no
competitivo y reversible la anhidrasa carbónica. La hidra-
tación de C0

2 es lenta en ausencia de la enzima. Esto
causa falta de hidrogeniones (H+), los cuales normal-
mente pasan hacia el líquido tubular a cambio del Na+
reabsorbido. La inhibición del intercambio de hidroge-
niones por Na+ a nivel del tú bulo renal provoca aumento
en la excreción urinaria del Na+ junto con iones bicar-
bonato. La excreción de bicarbonato también aumenta
porque el efecto del fármaco de inhibir la anhidrasa
carbónica suprime también la reabsorción del co2 pre-
sente en el líquido tubular.
Como respuesta a la administración de acetazola-
mida, se obtiene orina con cantidades mayores de Na+,
K+ y HC0

3-. Estos cambios inducen alcalinización de la
orina, y los valores de bicarbonato disminuyen hasta un
punLU t:Il que d paciente desarrolla acidosis metabólica.
Cuando éste es ya un hecho, habrá mayor cantidad de H+
y podrán intercambiarse por el Na+ y el K+, momento en
el cual la acetazolamida será menos eficaz para reducir
la reabsorción de Na+ y por ello su efecto diurético se

904 • Parte X --Fármacos que 1nf1uyen en el equilibrio de líquidos y electrólitos

ve drásticamente disminuido. También actúa de manera
secundaria en el túbulo colector, donde la anhidrasa
carbónica interviene en la secreción de protones a la luz
tubular mediante la bomba de hidrógeno.

Farmacocinética

Puede administrarse por VO porque se absorbe rápi-
damente en el intestino, de tal manera que se alcanzan
valores plasmáticos óptimos en término de 2 h. Se acu-
mula en los tejidos que contienen mayor concentración
de anhidrasa carbónica, como la sangre (eritrocitos) y
las células de la corteza suprarrenal. Llega a leche de
perras y atraviesa la placenta. Cerca del 90% de la dosis
se elimina sin cambios en orina por secreción tubular y
reabsorción pasiva.

Indicaciones y dosis

La rapidez de su efecto diurético y su intensidad son
moderadas. Su principal uso es en la terapéutica de
glaucoma en el perro porque inhibe también la for-
mación del humor acuoso, al tiempo que disminuye la
presión ocular. La acetazolamida es un diurético ideal
para disminuir la cantidad de líquido cefalorraquídeo
cu individuos con defectos de drenaje e hipertensión
intracraneal (edema de papila, anisocoria, rigidez de
cuello y alteraciones motrices). Para reconstituir 500
mg de acetazolamida se necesitan 5 mi de agua estéril
inyectable.

PERROS: para el tratamiento de la alcalosis metabólica
la dosis es de 10 mg/kg cada 6 h VO. En el tratamiento
adjunto del glaucoma la dosis es de +8 mg/kg cada 8-12
h por vía oral.

GATOS: en el tratamiento adjunto del glaucoma la
dosis es de 50 mg/kg por vía oral.

RUMIANTES: la dosis es de 6-8 mg/kg vía VO en el

alimento.

CERoos: puede administrarse una dosis de 6-8 mg/kg
por vía intravenosa.

Efectos adversos

Ocasionalmente produce mareos, parestesia, dolor de
cabeza y fatiga. Al igual que las sulfonamidas, puede
originar fiebre e inducir discrasias sanguíneas que se
manifiestan en forma de leucopenia, agranulocitosis,
trombocitopenia, anemia aplásica y alergias cutáneas.
En las vías urinarias se han encontrado cálculos que pro-
ducen cólicos ureterales por la disminución de citratos
urinarios y la presencia de Ca2

+ urinario normal. Puede
producir sedación, depresión y excitación. Está contra-
indicada en animales con insuficiencia hepática, renal o
adrenocortical, hiponatremia, hipocaliemia, hiperclore-

mia, desbalances electrolíticos y obstrucción pulmonar
grave. La terapia prolongada con inhibidores de la anhi-
drasa carbónica está contraindicada en casos de glaucoma
de ángulo cerrado. La acetazolamida está contraindicada
en animales con acidosis o anormalidades hematológicas.
Puede presentarse sensibilidad cruzada con las sulfona-
midas.

Está contraindicada en hembras gestantes, ya que en
dosis elevadas tiene efecto teratógeno; induce hepato-
patías, dado el decremento en la captación urinaria de
amoniaco en forma de amonio; y en animales diabéticos
eleva la glucemia por su probable interferencia en la
respuesta a la insulina.
Cuando se presentan efectos adversos, puede darse
un tratamiento a base de NaHC0

3 y soluciones de pota-
sio. En pruebas de laboratorio disminuye el potasio;
aumentan el ácido úrico plasmático, urobilinógeno uri-
nario, proteínas urinarias y bilirrubina sérica.

Interacciones

Disminuye los efectos de cloruro de amonio, barbitúri-
cos, carbonato de litio, ácido mandélico, mefenamida y
primidona; aumenta los efectos tóxicos de salicilatos y
guanidina y la retención de K+.
Si se administra con fenitoína causa osteomalacia
grave. Debido a que alcaliniLa la orina altera la excre-
ción de otros fármacos como el pentobarbital.Junto con
corticosteroides y anfotericina aumenta la eliminación
de K+. Mecta la solubilidad en la orina de algunos fár-
macos como la ciprofloxacina, con lo que se favorece la
formación de cristales.

Diclorofenamida

Es un inhibidor de la anhidrasa carbónica que se encuen-
tra en forma de polvo cristalino. Tiene pKa de 7.4 y es
muy soluble en agua y alcohol.

Indicaciones y dosis

Se utiliza para el tratamiento del glaucoma.

PERRos: la dosis es de 2-4 mg/kg cada 8-12 h por vía

oral.

GATOS: la dosis es de 1 mg/kg cada 8-12 h por vía oral.

% Derivados de las tiazidas
(benzotiadiazidas)

Son muy útiles desde el punto de vista práctico por su
potencia. U no de los primeros diuréticos de este grupo
fue la clorotiazida, a la que siguieron hidroclorotiazida,
flumetiazida, hidroflumetiazida y bendrofluazida. Den-

tro de este grupo se incluyen clortalidona, quinerazona
y metolazona, que a pesar de ser diuréticos sulfamídi-
cos poseen actividad farmacológica similar a la de las
tiazidas.

Farmacodinámica

Los diuréticos derivados de las tiazidas aumentan la excre-
ción renal de Na+ y CJ-acompañados de disolvente, lo cual
se debe a la inhibición de los mecanismos tubulares encar-
gados de la reabsorción de electrólitos. Se fijan de manera
selectiva al cotransportador de Na+ y Ct-de la membrana
!u minal de la célula epitelial en la porción distal del túbulo
colector distal. Este efecto es del todo independiente de
las alteraciones del equilibrio acidobásico. Las tiazidas
también promueven la excreción de K+. En resumen,
estos fármacos inhiben la reabsorción de Na+ y e¡-en el
segmento distal de la unidad funcional del riñón. Debido
a que inhiben la reabsorción de Na+, la concentración de
este ion en el líquido tubular distal es más alta.

Farmacocinética

Los derivados de las tiazidas se absorben por las vías GI,
por lo que son eficaces después de la administración VO;
al administrarse por esta vía, su acción inicia en 30 min,
con persistencia de 23 h o más. La vida media varia con
el compuesto usado, pero casi todas se eliminan en 3-6
h. La vía de excreción primaria de las tiazidas es a nivel
tubular (túbulo contorneado proximal) por mecanis-
mos similares al de las penicilinas. Las tiazidas pierden
potencia al disminuir la cantidad de filtrado glomerular
y es necesario aumentar la dosis. La excreción lenta de
bendrofluazida, politiazida y clortalidona les permite
mayor duración.

Indicaciones y dosis

Son útiles en el tratamiento del edema por insuficiencia
cardiaca congestiva y en enfermedades crónicas hepáti-
cas o renales, edema por terapéutica con glucocorticoi-
des, hipertensión, nefrolitiasis por Ca2

+ e intoxicaciones

por bromo, flúor o yodo.
En pequeñas especies, se administra una dosis de
50-100 mg/día. Paradójicamente, resultan útiles en la
terapéutica de la diabetes insípida por un menmismo
no identificado aún.

Efectos adversos

La toxicosis es rara pero pueden presentarse problemas
de hipersensibilidad que se expresan como púrpura, der-
matitis, discrasias sanguíneas y en ocasiones vasculitis

Capítulo 52 D1urét1cos en espec,es domésticas • 90S

necrosante. En pacientes con asma bronquial pueden
precipitarse crisis. Cuando las tiazidas se utilizan por
periodos prolongados, pueden originar hiperglucemia
leve porque suprimen la liberación de insulina pancreá-
tica. Disminuyen además la excreción de ácido úrico a
nivel tubular renal, lo que puede causar crisis gotosas.
Para evitar la hipocalicmia, deben administrarse com-
plementos que contengan K o combinar con amilorida,
triamtereno o espironolactona.

1 nteracciones

Debido a que inducen hipocaliemia pueden incrementar
la toxicidad de los digitálicos. La duración de la tubocu-
rarina y otros bloqueadores neuromusculares aumenta
cuando se administra alguna tiazida. Las sulfonamidas
pOLencian los efectos de estos diuréticos. Puede presen-
tarse hipercalcemia cuando se administran tiazidas con
vitamina D o sales de Ca2

+. Las tiazidas pueden alterar
los requerimiemos de insulina en pacientes diabéticos.
El probenecid disminuye la respuesta diurética a las tia-
zidas. La hipomagnesemia puede predisponer a toxicosis
por digitálicos y anfotericina B. Los AINE pueden con-
trarrestar los efectos natriuréticos y antihipertensivos.

Clorotiazida

Este fármaco se absorbe lentamente por el intestino y
se excreta con rapidez por los riñones, lo que obliga a
emplear dosis altas cuando se administra por VO. La
clorotiazida promueve la natriuresis, pero a diferencia
de otros diuréticos, no promueve la diuresis de Ca2

+, e
incluso la disminuye. Es un diurético del grupo de las
tiazidas relacionado con las sulfonamidas. Se encuentra
eu furma de polvo inodoro de sabor amargo con pKa
de 6. 7; es soluble en alcohol. La clorotiazida sódica es
soluble en agua.

Farmacodinámica

Interfiere en el transporte de Na+ a través del epitelio
tubular, aumenta la excreción de K+, Mg2

+, fosfatos, yodo

y HC0

3-, y su efecto final es un aumento en la excreción

de Na+, CI-y agua.

Indicaciones y dosis

PERROs: la furosemida ha sustituido a las tiazidas.
Sin embargo, la clorotiazida es útil en el tratamiento de
hipertensión sistémica y diabetes insípida y para preve-
nir la formación de urolitos de Ca2

+; la dosis es de 20-40

mg/kg cada 12 h por vía oral.

BoviNos: en vacas las tiazidas son útiles para u·atar el
edema de ubre posparto y se administran 2 g cada 12-24
h/3-4 días por vía oral.

906 • Parte X -Fármacos que influyen en el equilibrio de liquidas y electrólitos

Efectos adversos

Está contraindicada en pacientes sensibles a las sulfona-
midas, con anuria, y gestantes. En seres humanos recién
nacidos provoca trombocitopenia. Debe usarse con pre-
caución en animales con insuficiencia renal, desequilibrios
electrolíticos y disfunción hepática. El efecto adverso más
común es hipocaliemia; también es probable la aparición
de alcalosis, en especial si hay otras causas de pérdida de
potasio y cloro (p. ej., diarrea). Otros posibles efectos son
vómito, diarrea, reacciones dermatológicas. Una sobredo-
sis produce desequilibrios electrolíticos y de hidratación,
letargo, coma e hipermotilidad. El tratamiento consiste
en el vaciamiento GI. Debe evitarse el uso de catárticos
que aumenten el desequilibrio electrolítico.

Interacciones

Es compatible con solución salina, de dextrosa, de Rin-
ger, de fructosa al10% y de dextrano al 6%, así como
con clorhidrato de cimetidina, clorhidrato de lidocaína,
nafcilina sódica y bicarbonato de sodio.
La clorotiazida sódica es incompatible con sulfato de
amikacina, clorhidrato de clorpromazina, insulina, sulfato
de morfina, bitartrato de noradrenalina, sulfato de poli-
mixina B, clorhidrato de procaína, clorhidrato de proma-
zina, sulfato de estreptomicina, clorhidrato de tetraciclina
y clorhidrato de vancomicina.

H idroclorotiazida

Es un polvo con olor casi imperceptible, de color blanco
cristalino, con pKa de 7.9-9.2; es soluble en alcohol y
menos en agua.

Farmacodinámica

Impide la reabsorción de e¡-y Na+ en el asa de Henle.
Favorece el intercambio de Na+ y K+ en el túbulo distal.

Farmacocinética

Aún no se han realizado estudios muy detallados de esta
tiazida en medicina veterinaria, pero sí en seres huma-
nos. Cuando se administra VO se absorbe 65-75%. La
hidroclorotiazida y sus derivados se absorben rápida-
mente en el intestino. El inicio de su actividad diurética
se aprecia 2 h después de su administración. La vida
media sérica es de 5 h 36 min-14 h 48 min. Al parecer no
se metaboliza y se elimina sin cambios por la orina.

Indicaciones y dosis

Está indicada en casos de enema, síndrome hepático,
ICC e hipercalciuria. Su efecto diurético es moderado.

PERROS: como diurético y en casos de hipertensión
se administra VO una dosis de 2-4 mg/kg/12-24 h con
dieta restringida en sal.

Para el tratamiento de urolitiasis (cristales de oxa-
lato de calcio) con hipercalciuria renal se administra VO
una dosis de 2 mg/kg/l21wras.

VACAS: para edema de ubre se administra una dosis
vía IV o IM de 125-250 mg/12-24 h. El tratamiento puede
repetirse si es necesario.

Efectos adversos

Como otras tiazidas, puede provocar hipotensión, alca-
losis, hipernatremia, uremia e hipercaliemia, hipomag-
nesemia, trombocitopenia, fotosensibilidad, alteraciones
de la piel y reducción del filtrado glomerular. Dismi-
nuye el K+. En diabéticos, aumenta la hiperglucemia y la
glucosuria; disminuye el cortisol urinario. Aumenta las
concentraciones séricas de amilasa, colesterol, glucosa,
ácido úrico y nitrógeno ureico. En casos de intoxicación
deben administrarse Na+, K+ y Mg2

+ por vía oral.

Interacciones

Disminuye el efecto de simpaticomiméticos (adrenalina),
colestipol, colestirarnina, anticoagulantes orales e indo-
metacina. Con gentamicina aumenta los efectos ototóxi-
cos; con cefalosporinas aumenta los efectos nefrotóxicos;
eleva la toxicidad de los digitálicos. Con fenotiazinas,
barbitúricos e inhibidores de las monoaminooxidasas
(IMAO) hay hipotensión ortostática.

Tiempo de retiro

En bovinos el tiempo de retiro es de tres a cuatro días.

% Diuréticos que actúan
en el asa de Henle

Este tipo de diuréticos disminuyen la cantidad de Na+
que puede reabsorberse y concentran la orina para que
después actúe como fuerza osmótica para atraer líqui-
dos en porciones tubulares posteriores. Los efectos se
logran en la porción gruesa (cortical y medular) del
segmento ascendente del asa de Henle.
Pueden originar arritmias cardiacas y problemas de
audición por sus efectos sobre membranas celulares. Sin
embargo, son especialmente útiles para el tratamiento
de la insuficiencia renal crónica si se mantiene la hidra-
tación del paciente.

Furosemida

Es un derivado del ácido monosulfamilantranílico, per-
tenece al grupo de diuréticos de asa o de techo alto y
se encuenu-a en forma de polvo inodoro cristalino. Su
pKa es de 3.9 y es prácticamente insoluble en agua, pero

soluble en alcohol. El producto comercial con hidróxido
de Na• tiene pH de 8-9.3. La solución inyectable puede
formar precipitados cuando se refrigera, pero éstos se
deshacen y no se altera su potencia. Es muy inestable
en medios ácidos.

Farmacodinámica

Su potencia diurética la coloca muy por encima de los
demás diuréticos. Es más potente que las tiazidas y pro-
duce mayor aumento en la excreción renal de Cl. Su
mecanismo de acción se basa en la unión cotranspor-
tador-2Cl-, Na+ y K+ ubicado en la membrana luminar
del segmento grueso de la rama ascendente del asa de
Henle, con lo que interfiere en el sitio en que se une al
Cl-. Promueve la excreción del CJ-y K+. El efecto diu-
rético de la furosemida es independiente del estado de
equilibrio acidobásico del paciente; además, no inhibe
la anhidrasa carbónica. Aumenta la perfusión renal.

Farmacocinética

Cuando se proporciona por VO su efecto comienza en 30
min, y por vía IV, en 5 min. Sus efectos máximos se obser-
van en 1-2 h y duran 6-8 h. En perros la biodisponibilidad
es de 77% cuando se administra por VO. Aproximada-
mente 95% del fármaco se une a proteínas plasmáticas.
Poca cantidad de furosemida se metaboliza en el hígado
por rotura de la cadena lateral. Su excreción es por vía
renal por filtración glomerular y secreción tubular proxi-
mal; una parte se excreta en heces. La furosemida excreta
ocho a 10 veces más Na+ que las tiazidas. Sus efectos se
caracterizan por rápido inicio, corta duración y efecto
diurético intenso.

Indicaciones y dosis

La furosemida es eficaz por sus efectos hemodinámicos
(que reducen la presión en el hemicardio derecho) y en
la presión capilar media, disminuyendo la incidencia y
gravedad de la hemorragia pulmonar inducida por el
ejercicio. En pacientes con edema grave produce diur~
sis intensa, y es de gran utilidad por vía IV, aunque en
caballos reduce en grado considerable la presión arterial
y la frecuencia cardiaca. Este efecto es mediado por pros-
taglandinas y no es consecuencia de la diuresis. Puede
usarse en casos de edema pulmonar y de la ubre, como
profiláctico de hemorragias nasales en el caballo y en
exposiciones ganaderas para marcar músculos.
En algunas especies ayuda a tratar los casos de
edema relacionado con cirrosis hepática. En bovinos
se ha usado para eliminar el exceso de agua tisular en
los animales de exposición con el propósito de que se
marquen los músculos superficiales. Produce, al igual
que el ácido etacrínico, dilatación esplénica venosa y
una consecuente reducción del llenado cardiaco; este
efecto es de gran utilidad en la terapéutica de edema
pulmonar (cuadro 52-2).

Capítulo 52 Dilréticos en especies doméstiCOs • 907

Efectos adversos

En general hay tres mecanismos que intervienen para
que se den los efectos hemodinámicos de la furosemida,
los cuales son:

• Reducción del volumen plasmático
• Acción directa sobre el tono venoso mediada por
prostaglandinas vasodilatadoras en el músculo liso
vascular
• Acción vasodilatadora indirecta mediada por el riñón y
relacionada con el sistema angiotensina-renina y pros-
taglandinas

Debido a su propio efecto diurético, puede causar
problemas de hipotensión e hipovolemia. La hipoca-
liemia puede tratarse administrando complementos
de K+. Sin embargo, es difícil lograr una sustitución
electrolítica adecuada. Es posible observar dermatitis,
trombocitopenia, neutropenia y trastornos Gl. Entre sus
efectos colaterales más marcados están alcalosis por pér-
dida excesiva de CI-e H•, problemas auditivos (sordera
de diferente intensidad debido a que daña la porción
acústica del nervio auditivo, sobre todo al administrar
dosis muy elevadas por vía IV en pacientes que sufren de
insuficiencia renal) y arritmias cardiacas. Otros efectos
son reducción de iones Ca2

+ en la sangre y lesión de los

túbulos renales.

Se ha detectado que durante el tratamiento con
furosemida puede presentarse un aumento en la con-
centración sanguínea de colesterol y de triglicéridos. La
furosemida está contraindicada en pacientes con anuria
o hipersensibles al fármaco. El tratamiento debe inte-
rrumpirse en pacientes con hiperazoerrlia u oliguria.
Debe utilizarse con precaución en pacientes con des-
equilibrios electrolíticos, función hepática alterada o
diabéticos.

Produce hipotensión, colapso cardiovascular, cho-
que, descompensación cardiaca, hiponatremia, hipoca-
tiemia, alcalosis, hlpercloremia, uremia y retención de
litio, nefritis alérgicas esporádicas, sordera temporal o
permanente, diarrea y hemorragias. Aumenta glucosa,
fosfatasa alcalina, nitrógeno ureico y ácido úrico; dis-
minuye el K+ sérico. Puede causar pancreatitis con un
aumento de amilasa sérica. Hay hipoglucemia e hiper-
glucemia.

En caso de intoxicación el tratamiento consiste en
reemplazo de líquidos y electrólitos; la dosis debe titu-
larse.

Interacciones

Aumenta los efectos de salicilatos, anticoagulantes orales
y diazóxidos, aumenta la toxicidad del carbonato de litio
y los digitálicos, disminuye el efecto diurético de dif~
nilhidantoína y colestiramina y aumenta la nefrotoxicosis
de la cefaloridina.

908 • Parte X -Fórmacos que influyen en el equilibrio de líquidos y electrólitos

Cuadro 52-2. Dosis de furosemida

Especie

Perro

Gato

Bovino

Caballo*

Cerdo

Indicaciones

Como diurético

Para casos de edema cardiógeno o
pulmonar

Para insuficiencia renal/uremia

Para promover la diuresis en estados
de hipercaliemia

Como diurético en el tratamiento de
ascitis

Hipertensión

Para casos de edema cardiógeno o
pulmonar

Como diurético, para el tratamiento
de insuficiencia renaVuremia, para
promover la diuresis en estados de
hipercaliemia, en casos de ascitis,
como antihipertensivo

Como diurético
Para reducir el edema

Como diurético

Como diurético

Dosis

VO, IV o IM: 2-4 mglkg cada 8-12 h

VO: 2-4 mg/kg

IV: en casos agudos pueden administrarse 5-1 O mg/kg/6-8 h

Después de reponer el déficit de lfquidos administrar vfa IV
una dosis de 2 mglkg. Si no se presenta la diuresis en 1 h,
administrar una dosis de 4 mglkg vla IV. Puede administrarse
una 3" dosis de 6 mglkg vfa IV

IV: 2 mglkg

VO, SC: 1-2 mglkg/dfa

VO: 1-2 mglkg

IV, IM: 0.5-1 mg/kg

Igual que en el perro

5-1 O mi cada 12 h
500 mg/dfa

IV: 1-3 mglkg (máximo 6 mglkg)

0.5-1 mg/kg cada 12 h por vfa IV o IM

*Con esta dosis se reduce el peso corporal 2.5% en 4 h después de aplicar la furosemida.

Debido a que puede producir ototoxicosis, no debe
administrarse junto con fármacos de potencial tóxico
similar, como los aminoglucósidos. Es compatible con
sulfato de amikacina, clorhidrato de cimetidina, sulfato
de kanamicina, sulfato de tobramicina y verapamilo. Se
informa que es incompatible con ácido ascórbico, clorhi-
drato de dobutamina, adrenalina, sulfato de gentamicina,
sulfato de netilmicina y tetraciclinas. No debe mezclarse
con antihistamínicos, anestésicos locales, alcaloides, hip-
nóticos u opiáceos.

Tiempo de retiro

Para leche y carne de bovino el tiempo de retiro es de
dos días.

Ácido etacrínico

Es un polvo cristalino, casi sin olor, muy soluble en agua
y alcohol. Tiene propiedades farmacológicas similares
a las de la furosemida. Es el único djurético que actúa
en el asa de Henle no vinculado químicamente con las
sulfonamidas.

farmacodinámica

Se sabe que inhibe la absorción de Na+ en la porción
ascendente del asa de Henle. Actúa también en el túbulo
distal y se distingue por ser uricosúrico. Reduce la absor-
ción de electrólitos en la porción ascendente del asa de
Henle; al igual que las tiazidas, disminuye La absorción de
Na+ y Cl-e incrementa la excreción de K+. No tiene efecto
sobre la anhidrasa carbónica. El efecto final es la elimina-
ción de agua, Na+, K+ Cl-, Ca2

+, Mg2+, H+ y HC0

3-.

farmacocinética

Al administrarse por VO, se absorbe rápidamente y casi
por completo. La administración VO genera diuresis den-
tro de un término de 2 h después de su administración.
Cuando se aplica por vía IV, su vida media se extiende
alrededor de 30-70 min. No entra en el SNC y se acumula
en el hígado, en donde se metaboliza. Aproximadamente
2/3 de la dosis administrada se excreta por los riñones.

Indicaciones y dosis

Es útil en el tratamiento de cardiomiopatía congestiva,
edema pulmonar, uremia, hipercaliemia y menos en
casos de hipertensión.

PERROS Y GATOS: la dosis es de 0.2-0.4 mg/kg cada 4-12
h por vía IM o intravenosa.

Efectos adversos

Sus efectos colaterales son similares a los de la furo-
semida. Está contraindicado en pacientes con anuria,
diabetes mellitus, anuria, insuficiencia hepática, pan-
creatitis, desbalances electrolíticos, insuficiencia hepá-
tica, vómito o diarrea. Se ha demostrado que en perros
no es teratógeno. Las dosis altas por vía IV en gatos pro-
ducen ototoxicosis, trastornos GI, efectos hematológicos
(anemia) y debilidad. La DL

50 en perros es >1 g/kg por
VO, y por vía IV es >300 mg/kg. La administración cró-
nica de 10 mg/kg produce calcificación del parénquima
renal. Los signos de sobredosis aguda producen letargo
y colapso cardiovascular. En estos casos se recomienda
vaciar el estómago.

Interacciones

Los efectos tóxicos en riñón y oído aumentan cuando se
administran aminoglucósidos y ácido etacrínico. Debido
a su efecto sobre el potasio no se recomienda adminis-
trarlo junto con digitálicos. junto con corticosteroides
produce hemorragias GI. Compite con el ácido acetil-
salicílico por los receptores en el riñón. Incrementa los
efectos de la succinilcolina. Inhibe los efectos uricosúri-
cos del probenecid.

Bumetamida

Es el ácido 3-N-butilamino-4 fenoxi-5-sulfamoil-benzoico,
un derivado de la metanilamida. Desde el punto de vista
farmacológico y químico, se parece a la furosemida pero
es mucho más potente (60:1).

Indicaciones y dosis

CABALLOS: se ha utilizado para tomar muestras de
orina rápida y eficazmente. Se usan dosis que varían
entre 10 y 20 mg/kilogramo.

% Diuréticos que disminuyen
la excreción de potasio

En este grupo, también llamado de diuréticos ahorra-
dores de potasio, se encuentran espironolactona, triam-
tereno y amilorida.

Espironolactona

La espironolactona es un esteroide sintético antagonista
competitivo de la aldosterona. Se encuentra en forma
de polvo poco soluble en agua y alcohol.

Capítulo 52 Diuréticos en especies domésticas • 909

Farmacodinámica

Se piensa que antagoniza competitivamente a la aldos-
terona a nivel del túbulo renal. Debido a su similitud
química, es probable que su efecto se realice en los
receptores. Se une a su receptor citoplásmico de la
superfamilia de receptores para las hormonas esteroi-
deas impidiendo la transposición al núcleo y por ende
la síntesis de proteínas. La espironolactona causa la
excreción de Na+, CI-y agua, con retención de K+, a
la vez que disminuye la acidez e incrementa el pH. No
altera el flujo renal sanguíneo ni la velocidad de filtra-
ción glomerular. No afecta la anhidrasa carbónica ni los
mecanismos de transporte.

Farmacocinética

El alimento favorece la absorción de espironolactona.

Indicaciones y dosis

Produce una diuresis lenta, y la intensidad de su efecto
es menos débil cuando se administra con una tiazida.
Sólo se administra por VO en dosis que varían entre
0.5 y 1.5 mg/kg, pero es necesaria la combinación con
otros diuréticos porque es ineficaz cuando se suminis-
tra sola. Es útil en el tratamiento del edema refractario
a otros tratamientos, y sobre todo en cirrosis hepática
con ascitis.

PERRos: para el tratamiento de ascitis la dosis es de
1-2 mg/kg cada 12 h VO; si no se observa una respuesta
adecuada la dosis puede incrementarse al doble y admi-
nistrarse por cuatro a cinco días más.

GATOS: como diurético la dosis es de 1 mg/kg cada

12 h por vía oral.

Efectos adversos

Está contraindicada en la hipercaliemia porque tiende
a incrementar todavía más los valores de K en pacientes
con insuficiencia renal o hepática. Este aumento puede
ser letal, además de que origina diarrea, trastornos GI,
letargo, mareos, ataxia, cefalea, confusión y muerte.
Entre los efectos androgénicos que produce la espiro-
nolactona se puede mencionar hirsutismo y trastornos
en el ciclo estrual. Por exceso de K+ puede producir
paro cardiaco, arritmias y bloqueos de la conducción.
Aumenta K+ y Cl-en sangre, y causa acidosis. Hay más
hipercaliemia en casos de insuficiencia renal o hepática
y de diabetes. Si ocurre intoxicación debe eliminarse el
K+ de la dieta y agregarse ácido fólico.
Aumenta las concentraciones séricas del nitrógeno
ureico, el cortisol plasmático y los neutrófilos. La orina
puede verse azul osa ( triamtereno).
Se menciona que inhibe la síntesis de testosterona
e incrementa la conversión de testosterona a estradiol.
En ratas produce tumores.

910 • Porte X -Fórmacos que influyen en el equilibrio de líquidos y electrólitos

Interacciones

Disminuye la acción de digitálicos, hipoglucemiantes
orales, anticoagulantes y antipirina. Los salicilatos redu-
cen el efecto diurético de la espironolactona. En aneste-
sia general causa hipotensión.
Cuando se administra espironolactona con indome-
tacina o enalapril se incrementa la probabilidad de pro-
ducir hipercaliemia. La espironolactona aumenta la vida
media de la digoxina. El ácido acetilsalicílico disminuye
el efecto diurético de la espironolactona. Los AINE que
inhiben la ECA suprimen la respuesta diurética de la
espironolactona.

Triamtereno

Es un derivado de la pteridina, y su estructura pteridí-
nica lo relaciona con el ácido fólico desde el punto de
vista químico estructural.

Farmacodinámica

Tiene la propiedad de inhibir la reabsorción de Na+ y
promover la de K+ a nivel del túbulo distal. La acción
del triamtereno se produce exclusivamente a nivel
renal y se caracteriza por aumento de la excreción
de Na+ y Cl-, que alcalinizan ligeramente la orina e
inhiben la excreción de K+. De hecho, puede obser-
varse un decremento pronunciado en la excreción de
K+ cuando se administra triamtereno junto con otros
diuréticos que promueven la excreción de K+, o en
aquellos casos en que exista exceso de mineralocorti-
coides circulantes. La acción que el triamtereno parece
ejercer de modo directo sobre el túbulo renal, e inde-
pendientemente del efecto de la aldosterona, puede
bloquear también la excreción de K• en la porción
distal de la nefrona.

Farmacocinética

Se absorbe con rapidez en el tubo digestivo y se
excreta por la orina. El 66% se une a las proteínas
plasmáticas.

Efectos adversos

En ocasiones es posible que se presenten náusea, vómito,
calambres y mareos.

Amilorida

Esta base orgánica que deriva de la piracina tiene un
radical guanídico. Se absorbe poco por VO y se excreta
por orina. Su mecanismo de acción y sus usos son simi-
lares a los del triamtereno. Aún no se emplea con regu-
laridad en veterinaria.

% Xantinas

La aminofilina y la teofilina se consideran relajantes mus-
culares respiratorios aunque tienen otros efectos farma-
cológicos. La aminofilina difiere estructuralmente de
la teofilina debido a la presencia de una etilendiamina
y puede tener una cantidad variable de moléculas de
agua; p. ej., 100 mg de aminofilina hidratada contienen
alrededor de 79 mg de teofilina anhidra, y 100 mg de
aminofilina anhidra contienen unos 86 mg de teofilina
anhidra.

Farmacodinámica

Inhiben competitivamente la fosfodiesterasa e incre-
mentan el AMP cíclico, el cual a su vez eleva la concen-
tración endógena de adrenalina. Al incrementarse el
AMPc también se inhibe la liberación de histamina y se
retarda el efecto anafiláctico. Los efectos miocárdicos y
neuromusculares que producen las xantinas provocan
la transposición de Ca2

+ intracelular.
Relajan directamente el músculo liso bronquial y
vascular, inducen diuresis, incrementan la secreción
gástrica ácida e inhiben las contracciones uterinas. Así
mismo poseen un débil efecto inotrópico y cronotrópico,
y estimulan el SNC y la respiración (mediada central-
mente).

Indicaciones y dosis

Son útiles por sus efectos broncodilatadores en pacien-
tes con insuficiencia miocárdica y/o edema pulmonar.
Tienen un bajo índice terapéutico, lo que requiere una
dosifieación cuidadosa.

Efectos adversos

Están contraindicadas en pacientes hipersensibles a las
xantinas, incluyendo teobromina y cafeína, así como a
la etilendiamina. Deben administrarse con precaución
en pacientes con enfermedades cardiacas graves, úlceras
gástricas, hipertiroidismo, insuficiencia renal o hepática,
hipoxia grave e hipertensión intensa. Producen estimu-
lación del SNC e irritación GI por cualquier ruta. En
perros y gatos pueden producir náuseas, vómito, insom-
nio, incremento del ácido gástrico, diarrea, polifagia,
polidipsia y poliuria. Los efectos adversos en caballos son
dependientes de la dosis e incluyen nerviosismo, exci-
tabilidad auditiva, táctil y visual, temblores, diaforesis,
taquicardia y ataxia. En caso de intoxicaciones graves se
producen alteraciones nerviosas y disritmias cardiacas.
Las taquicardias y los efectos en SNC se considef3Jl los
aspectos de toxicidad más graves que ponen en riesgo
la vida del paciente.

Aminofilina

Puede encontrarse en forma de polvo o gránulos. Es de
color blanco a amarillo, tiene sabor amargo, olor amo-
niacal y pKa de 5. La aminofilina es soluble en agua. AJ
exponerse al aire libre tiene la capacidad de absorber

C0

2, pierde la etilendiamina y libera la teofilina, la cual
precipita en solución.

Farmacodinámica

Causa la reabsorción extrarrenal de Na+ y CI-. Su efecto
diurético es rápido pero débil.

Indicaciones y dosis

La aminofilina provoca dolor local cuando se administra
por vía IM, y sólo ocasionalmente se recomienda admi-
nistrarla por esta vía.

PEQUEÑAS ESPECIES! la dosis es de 25-100 mg cl-8 h/ día
por VO; por vía IM la dosis de 1.8-7.5 mg/kg.

PERROS: la dosis es de 10 mg/kg c8 h por VO, IM, o
IV y hasta 20 mg/kg cuando se utilice la presentación
de liberación sostenida.

GATOS: la dosis es de 5 mg/kg c8-12 h por vía oral.

CABALLOS: debe diluirse en al menos 100 ml de solu-
ción salina y administrarse lentamente (no más de 25
mg/min); la dosis es de 4-7 mg/kg c8 h por vía oral.

Efectos adversos

Por VO puede producir irritación gástrica e hiperexci-
tabilidad, y por vía IV, arritmias cardiacas.

Interacciones

La aminofilina inyectable es compatible con soluciones
que se administran por vía IV. Físicamente es compatible
con amobarbital sódico, toilato de bretilio, gluconato
cálcico, succinato sódico de cloranfenicol, fosfato sódico
de dexametasona, clorhidrato de dopamina, lactobio-
nato de eritromicina, heparina sódica, hidrocortisona
sódica, clorhidrato de lidocaína, sulfato de mefenter-
mina, meticilina sódica, metronidazol con bicarbonato
sódico, pentobarbital sódico, fenobarbital sódico, KCI,
secobarbital sódico, bicarbonato de Na+, sodio yodado,
sulfato de terbutalina, tiopental sódico y clorhidrato de
verapamilo.

Se informa que es compatible con sulfato de amikacina,
ácido ascórbico, sulfato de bleomicina, cefulotina sódica, cefa-
pirina sódica, fosfato de clindamicina, fosfato de codeína,
corticotropina, dimenhidrato, clorhidrato de dobutamina,
clorhidrato de doxorrubicina, clorhidrato de adrenalina,
gluceptato de eritromicina, clorhidrato de hidralazina, clor-
hidrato de hidroxizina, insulina, clorhidrato de isoprote-

Capítulo 52 Diuréticos en especies domésticos • 911

renol, bitartrato de levorfanol, clorhidrato de meperidiria,
clorhidrato de metadona, metilprednisolona sódica, sulfato
de morfina, nafcilina sódica, bitartrato de noradrenalina,
oxitetraciclina, penicilina G potásica, lactato de pentazo-
cina, clorhidrato de procaína, edisilato de proclorperazina,
clorhidrato de promazina, clorhidrato de prometazina, sul-
fisoxazol, clorhidrato de tetraciclina, clorhidrato de vanco-
micina y complejo de vitamina B.

Teofilina

La teofilina es un polvo blanco cristalino, inodoro y de
sabor amargo. Es muy soluble en alcohol y soluble en
agua a pH de 7, pero la solubilidad se incrementa con
el pH.

Farmacocinética

AJ administrarse por VO la tasa de absorción es limi-
tada principalmente por su disolución. En estudios rea-
lizados en gatos, perros y caballos, la biodisponibilidad
después de la administración oral es cercana al 100%
cuando no se usan productos de liberación sostenida.
Se distribuye a liquido extracelular y líquidos tisulares,
atraviesa la placenta y se distribuye hacia la leche. En
dosis terapéuticas en perros la unión a proteínas es de
7-14%. El Vd en perros es de 0.82 L/kg, en gatos de 0.46
L/kg y en caballos de 0.85-1.02 L/kg. En seres huma-
nos se metaboliza en ellúgado, donde se convierte en
3-metilxantina, la cual tiene un efecto broncodilatador
débil. La depuración renal sólo contribuye con 10% de
la depuración plasmática. La vida media de eliminación
es de 5.7 h en perros, 7.8 h en gatos, 11 h en cerdos y
11.9-17 h en caballos.

Efectos adversos

Puede provocar arritmias cardiacas o empeorarlas. El
tratamiento de la intoxicación por teofilina consiste en
vaciamiento gástrico y administración de carbón acti-
vado y catárticos; Jos pacientes con alteraciones nerviosas
pueden recibir diazepam y ventilación artificial. Si se
produce hipertermia puede tratarse con fenotiazinas,
y la taquicardia con propranolol. Al parecer la teofilina
aumenta el ácido úrico sérico.

Interacciones

El fenobarbital y la fenitoína pueden disminuir el efecto
de la teofilina. Cimetidina, eritromicina, alopurinol,
tiabendazol, clindamicina y lincomicina Jo incremen-
tan. Pueden producirse sinergismos tóxicos cuando la
teofilina se usa junto con simpaticomiméticos (en espe-
cial efedrina) o posiblemente isoproterenol. Junto con
balotan o, aumenta la incidencia de disritmias cardiacas.
La teofilina con ketamina aumenta la incidencia de pro-
blemas nerviosos.

912 • Parte X -Fórmacos que influyen en el equilibrio de líquidos y electrólitos

Indicaciones y dosis

PERROs: la dosis es de 5-7 mg/kg c8 h por VO, IM, o
IV y hasta 20 mg/kg cuando se utilice la presentación
de liberación sostenida.

GATos: la dosis es de 4.25 mg/kg c8-12 h por vía

oral.

CABALLos: debe diluirse en al menos 100 mi de
solución salina y administrarse lentamente (no más
de 25 mg/min); la dosis es de 10-15 mg/kg cl2 h por
vía oral.

~ Organomercuriales

Mercuridín

Farmacodinámica

Inhibe el transporte de cloro en la porción gruesa ascen-
dente del asa de Henle. Su efecto diurético es rápido e
intenso.

Indicaciones y dosis

Antiguamente se usaba en la terapéutica del edema.
Puede administrarse por vía SC, IM o intravenosa.

EQUINOS: se administran 100 a 200 mg/kilogramo.

PEQUEÑAS ESPECIES: la dosis es de 2 mg/kg una vez al

día.

Efectos adversos

Puede producir fibrilación ventricular, hipocaliemia y
alcalosis, agranulocitosis, nefrotoxicosis, alergia aguda,
náusea, vómito y fiebre.

Cloruro de mercurio

El cloruro de mercurio fue uno de los diuréticos más
utilizados en el siglo XVI, pero su toxicidad obligó a reem-
plazarlo por los mercuriales orgánicos, como el mer-
salilo. Éste se administraba por vía IM y se le combinaba
con teofilina.

Otros diuréticos mercuriales importantes desde el
punto de vista clínico fueron los mercuriopropanoles y
los mercuriopropilos (derivados de ácidos orgánicos).
Constituyeron uno de los adelantos iniciales en el tra-
tamiento del edema. Sin embargo, tenían muchas des-
ventajas, entre ellas su escasa absorción por VOy su muy
alta toxicidad, con reacciones secundarias diversas y que
incluyen muerte repentina por fibrilación ventricular,
alergia aguda, náusea, vómito, fiebre, urticaria y trastor-
nos hematológicos graves, incluyendo agranulocitosis.

Es más fácil que suceda envenenamiento sistémico con
mercuriales si la función renal está afectada. Estos fár-
macos han sido retirados del mercado y por tanto del
uso clínico.

~ Conclusión

En resumen, para los diuréticos mencionados pueden
considerarse los siguientes aspectos importantes.

• Las xantinas (teofilina, teobromina, aminofilina y
cafeína) son muy débiles como diuréticos, por lo que
se prefieren en otras circunstancias, como en el bron-
cospasmo y el asma cardiaca.
• Los mercuriales orgánicos son potentes, pero dema-
siado tóxicos y ya no se usan en medicina veterinaria.
• Las tiazidas son cuatro a cinco veces menos poten-
tes que los mercuriales, pero se recomiendan por su
efecto moderado en situaciones crónicas o de grave-
dad menor. Es importante recordar que las tiazidas no
tienen efecto cuando la función renal está deprimida
o bloqueada.
• Los diuréticos osmóticos (manitol) se recomiendan en
casos de edema traumático y en el glaucoma.
• Los inhibidores de la anhidrasa carbónica tienen
efecto débil y algunos efectos colaterales indeseables.
Se contraindican en acidosis aguda e insuficiencia
renal o hepática.
• Los diuréticos que disminuyen la excreción de K+ son
débiles, pero útiles en la hipocaliemia. Son convenien-
tes cuando se combinan con otros diuréticos, y se reco-
miendan cuando hay cirrosis hepática y nefrosis. Son
eficaces también en la insuficiencia cardiaca congestiva
que no reacciona a otros diuréticos. La furosemida y el
ácido etacrínico son los diuréticos más potentes. Son
útiles en casos de oliguria e insuficiencia renal aguda
que no han respondido a otros diuréticos utilizando
dosis altas de furosemida.

Aparte del efecto terapéutico de los diuréticos en
problemas edematosos, se les ha utilizando en el trata-
miento de:

a) Hipercalcemia en perros, mioglobinemia, envenena-
miento (polietilenglicol), edema cerebral y edema
pulmonar de origen tóxico o alérgico.
b) Insuficiencia cardiaca congestiva. Los estudios más
recientes sobre la terapéutica de este padecimiento
indican que el empleo de diuréticos, por lo general
combinados con un agente ahorrador de potasio o
bien complementando éste, es la primera elección
para resolver el problema. En segundo lugar, se han
recomendado vasodilatadores y más específicamente
inhibidores de la enzima convertidora de angioten-

sin a (ECA) . La tercera opción una vez habiéndose
asegurado el efecto de estos fármacos es el uso de
estimulantes cardiacos directos. Aunque no se tiene
mucha experiencia en medicina veterinaria con otros
agentes aparte de los digitálicos, éstos son mucho más
tóxicos en perros y gatos; por ello se recomiendan
los inhibidores de la fosfodiesterasa como amrinona
y amilrinona, o un agente novedoso como la forseo-
lina, que exigen menos esfuerzo al miocardio.

Los diuréticos inhibidores de la enzima convertidora
de angiotensina mejoran la perfusión renal, disminu-

Capftulo 52 Diuréticos en espec;es domésticos • 913

yendo la producción de renina-angiotensina-aldosterona
por el aparato yuxtaglomerular; esto reduce la reten-
ción de Na• y agua y, por tanto, La volemia. Además de
disminuir la angiotensina, hay decremento de la resis-
tencia periférica, lo que permite una perfusión más ade--
cuada con el gasto del venuiculo izquierdo. La precarga
tiende a disminuir y la poscarga a aumentar, con lo que
se rompe el ciclo autopropagante de la insuficiencia car-
diaca congestiva, muchas veces sin utilizar digitálicos. El
uso de digitálicos como primera elección terapéutica en
la insuficiencia cardiaca congestiva es un procedimiento
que conduce a yatrogenias.

Corticosteroides suprarrenales,
diinetilsulfóxido (DMSO)
y antihistalllÍnicos

Corticosteroides suJJ>rarrenales

sintéticos y CJimetilsulfóxido

(DMSO)

Este capítulo comprende:

• Generalidades de los
corticosteroides suprarrenales
sintéticos

Esteroidogénesis

Secreción de glucocorticoides
Farmacodinámica
Farmacocinética
Indicaciones y dosis
Efectos adversos
• Betametasona
Farmacodinámica
Farmacocinética
Indicaciones y dosis
Efectos adversos
Tratamiento de la
intoxicación
Interacciones
• Dexametasona
Farmacodinámica
Farmacocinética
Indicaciones y dosis
Otros usos
Efectos adversos

Interacciones
Tiempo de retiro

• F1umetasona

Farmacocinética
Indicaciones y dosis
Efectos adversos

Interacciones
Tiempo de retiro
• llidrocortisona
Farmacodinámica
Farmacocinética
Indicaciones y dosis
Efectos adversos
• Isofluopredona
Indicaciones y dosis
Efectos adversos

Interacciones
Tiempo de retiro
• Metilprednisolona
Farmacocinética
• Terapia de días alternos
• Dimetilsulfóxido (DMSO)
Farmacodinámica
Farmacocinética
Indicaciones y dosis
Efectos adversos

Interacciones

915

916 • Parte XI -Corticosteroides suprarrenales, dimetilsulfóxido CDMSO) y antihistaminicos

% Generalidades
de los corticosteroides
suprarrenales sintéticos

Las glándulas suprarrenales se encuentran situadas en
Jos polos anteriores de los dos riñones, y cada una de
ellas está constituida por dos partes: la médula supra-
renal y la corteza suprarrenal. La corteza y la médula
son dos porciones con origen embrionario distinto: la
corteza se desarrolla a partir del mesodermo y secreta
hormonas esteroides semejantes al colesterol, mientras
que la médula se origina del ectodermo y secreta adrena-
lina y noradrenalina, ambas catecolaminas (semejantes a
la tirosina). Contrariamente a lo que mencionan muchos
autores, existen pruebas de una estrecha relación entre
las dos porciones.

La médula está constituida por tejido cromafinico,
que posee gran afinidad por tinturas o colorantes, y tam-
bién se sabe que las catecolaminas influyen en el flujo
sanguíneo a través de la corteza.
La corteza consiste en tres capas o zonas que produ-
cen diferentes esteroides:

l. Glomerular: mineraloconicoides, corticostcrona

(escasa) y desoxicorticosterona
2. Fascicular: glucocorticoides, cortisol (hidrocortisona o
complejo F), cortisona y corticosterona (muy escasa),
denominadas de manera genérica corticoides
3. Reticular: esteroides sexuales, andrógenos, estrógenos
y progesterona

La farmacología de los esteroides nace con los des-
cubrimientos de Bearden en 1897 y de Edar Allen en
1923, que permitieron identificar y comprender los
procesos reproductivos. En la actualidad, aún se utili-
zan los esteroides sexuales como anabólicos (solos o
combinados con otros) y para el tratamiento de algunas
enfermedades del aparato reproductor. Por otro lado,
los corticoides o glucocorticoides a diario son utilizados
ampliamente en la clínica veterinaria. Ello hace nece-
sario que cuando se empleen ambos grupos de csteroi-
des se lleve a cabo un tratamiento racional, para lograr
una terapéutica adecuada y evitar a la vez los efectos
colaterales indeseables; es conveniente entonces con-

sidera~· en esta breve revisión el margen metabólico de

los esteroides naturales, sus efectos en el organismo, su
farmacocinética, su empleo clínico y las formas y vías de
administración en los animales domésticos.
Se denomina esteroide a toda aquella sustancia que
tiene como núcleo común el ciclopentano perhidrofe-
nantreno, como son esteroles, ácidos biliares, hormo-
nas sexuales (femeninas y masculinas), corticosteroides
suprarrenales, vitamina D, saponinas y glucósidos car-
diacos.

Esteroidogénesis

Este término implica por definición la biosíntesis de
compuestos esteroides a partir de moléculas precurso-
ras simples como son glucosa, colesterol y acetato. Cabe
aclarar aquí que existen muchos esteroides importantes
no hormonales como ergosterol, colesterol, ácidos bilia-
res, etcétera.

Todas las hormonas esteroides poseen una estruc-
tura común formada por cuatro anillos designados A,
B, C y D y un núcleo llamado ciclopentano perhidrofe-
nantreno, con átomos de carbono numerados del 1 al
19. Se ha sugerido que los 17 carbonos básicos (menos
los grupos metilo) sean llamados gonano, que un grupo
metilo angular agregado, que representa al CIS' se deno-
mine estrano (estructura original de los estrógenos) y
que la adición de grupos metilo e hidrógeno en el C

5 se
denomine androstano (estructura original de los andró-
genos). Esta última estructura representa la adición de
dos carbonos o más en la posición 17, que dan origen
al pregnano (precursor de las progestinas y corticoides
suprarrenales); de lo anterior se deducen importantes
generalidades:

l. Los estcroides C

18 son estrógcnos.
2. Los compuestos c21 son corticoides suprarrenales o
progestinas.
3. Se puede mencionar otro aspecto importante sobre La
esu·uctura y actividad de los corticosteroides: puede
haber o no un grupo oxigenado en C

11' ya sea en

forma de 0

2, OH o cetona, y si están presentes influ-
yen en el metabolismo electrolítico; la aldosterona es
la única excepción.

Cuando se descubrieron las hormonas esteroides
existía la creencia general de que cada órgano endocrino
(corteza suprarrenal, tesúculos, ovarios) elaboraba sus
propios esteroides característicos a través de un sistema
biosintético particular. Hoy se conocen tres procesos
básicos que ocurren durante la biosíntesis; los dos pri-
meros pasos quizá son iguales en los diversos órganos,
y las últimas reacciones ya son las específicas para cada
glándula.

• El primer paso es la biosíntesis de colesterol a partir
de acetato.
• El segundo incluye la producción de compuestos que
sin·en como precursores intermediarios de las hor-
monas.
• La tercera y última fase comprende cambios muy leves,
p. ej., procesos de hidroxilación, adición de una cetona,
etc., que dan por resultado el producto final.

La modificación de la estructura base de los este-
roides ha permitido generar compuestos con actividad

Capítulo 53 Corticosteroides suprarrenales sintéticos y dimetilsulfóxido C DMSO) • 917

más específica; por ejemplo, la halogenación aumenta la
actividad antünflamatoria y mejora la actividad mineralo-
corticoide; el aumento de enlaces dobles, como el caso
de prednisona a prednisolona, también incrementa la
capacidad antiinflamatoria sin modificar la acción mine-
ralocorticoide; igualmente se logra un efecto mayor con
la adición de dobles enlaces de grupos halogenados y
mediante la sustitución de metilos, como en el caso de
triamcinolona y dexametasona, que es su análogo 16-
metilo.

Secreción de glucocorticoides

Existen tres procesos fundamentales en la liberación de
glucocorticoides:

l. El hipotálamo libera el factor liberador de corticotro-
pina (CRF) que actúa sobre el lóbulo anterior de la
hipófisis para estimular la producción de ACTH.
2. La ACTH interactúa con los receptores situados en
la superficie de las células de la corteza suprarrenal
para estimular e incrementar el nivel de secreción
de cortisol.
3. El cortisol se libera desde la zona reticular de la cor-
teza suprarrenal bajo influencia de la hormona adre-
nocorticotrópica (ACTH).

El SNC es capaz de controlar y regular el nivel de
producción de cortisol y variar esta cantidad en función
de diferentes condiciones como temperatura, estrés,
traumatismos, etc. Existe un ritmo natural de secreción
de cortisol; por ejemplo, en los perros el nivel máximo

Secreción de CRH desde el hipotálamo.
La CRH atraviesa el sistema porta hipofisario

de secreción se presenta por la mañana, y en Jos gatos
se observa durante la tarde.
Existe un importante efecto de retroalimentación
inhibitoria del cortisol, el cual, una vez liberado de la
corteza suprarrenal, inhibe la producción de ACTH por
el lóbulo anterior de la hipófisis y por el hipotálamo. Este
mecanismo inhibitorio puede ser activado también por
los glucocorticoides sintéticos durante el tratamiento, ya
que éstos suprimen la producción natural de cortisol, y si
el tratamiento fuese prolongado podría provocar insufi-
ciencia corticosuprarrenal secundaria (fig. 53-1).
En el cuadro 53-1 se presentan las potencias relativas
de mineralocorticoides y glucocorticoides de los princi-
pales compuestos de este grupo. Es importante hacer
notar la capacidad inductora del parto que poseen los
compuestos que tienen la sustitución 16-metilo. Los glu-
cocorticoides más estables son dexametasona y acetato
de metilprednisolona, que a temperaturas de 15-30oC
tienen vida de almacenamiento promedio de seis meses;
ya reconstituidos tiene mayor estabilidad, pero su biodis--
ponibilidad es menor. Los ésteres de glucocorticoides,
como el acetato de dexametasona, requieren solventes
complejos como el propilenglicol, y aun con él se llega
a sedimentar el principio activo.

Farmacodinámica

La mayoría de los efectos de las hormonas esteroideas
son mediados por la interacción con receptores especí-
ficos en las células blanco. Los receptores hormonales
esteroideos son específicos para las distintas clases de
esteroides (p. ej .• glucocorticoides, mineralocorticoides,
andrógenos, estrógenos).

El cortisol endógeno estimula o inhibe
(dependiendo de la concentración plasmática)

Inhibición del cortisol endógeno

Liberación de ACTH de las células basófilas de la adenohipófisis

Liberación de cortisol desde la zona suprarrenal fasciculada

1
1

1

Faáores endógenos (traumas, calor. estrés, cirugías, incremento de noradrenalina

1

1

Administración exógena de corticosteroides

1

Fig. 53-1. Producción de glucocorticoídes.

918 • Parte XI -Coriicosteroides suprarrenales, dimetilsulfóxido CDMSO) y antlhlstaminicos

Cuadro 53-1. Caracterfsticas antiinflamatonas y fannacológicas
de los principales glucocorticoides

L------------------

Potencia

Potencia

antiinflamatoria

mineralocorticoide

Compuesto

relativa

Cort1sona

0.8

Hidrocortisona

Prednisona

3.5

Prednisolona

4

Meti 1 predn isolona

5

Triamcinolona

5

Dexametasona

30

Betametasona

250

Flumetasona

250

El mecanismo de acción de los esteroides tiene la
siguiente secuencia:

l. Movimiento (paso) del esteroide a través de la mem-
brana y ulterior unión a receptores en el citosol. Es
probable que estas proteínas (receptores) se originen
en el núcleo y entonces migren al citosol al estar pre-
sente el glucocorticoide.
2. Durante la unión se libera una proteína conocida
como "proteína de choque térmico" (hsp 90), la que
puede desarrollar alguna función en los efectos del
esteroide.
3. El complejo esteroide-receptor se transporta al
núcleo, en donde se une a los elementos de respuesta
a los glucocorticoides en diferentes genes, alterando
su expresión. El esteroide facilita que el receptor se
una al DNA. La mayoría de las acciones se regulan
en el núcleo.

Es probable que los efectos rápidos de los esteroides
en el flujo de iones y la permeabilidad vascular sean
independientes de la síntesis proteínica. Sin embargo,
se han identificado receptores específicos para los gluco-
corticoides asociados a la membrana que pueden estar
implicados en los efectos rápidos de estos agentes en
caso de choque. Además de los efectos que se mencio-
nan enseguida, los glucocorticoides tienen una impor-
tante acción fisiológica, como la que logra el cortisol del
suero fetal para que se inicie el parto.

Efectos fisiológicos

Se ha intentado dar una explicación congruente al
variado efecto de los glucocorticoides a diferentes niveles
o en distintas estructuras; se afirma que a nivel nuclear
pueden activar ciertas polimerasas de DNA e inhibir
otras, con lo que el genoma de cada tejido se expresa

relativa

2+

2+

1+

1+

o
o

o

o

de diferente modo. Los glucocorticoides a veces tienen
efectos que se consideran antagónicos, ya que por ejem-
plo pueden aumentar la síntesis de proteínas (enzimas)
en el hígado, mientras que en la mayoría de los tejidos
actúan inhibiendo la síntesis proteínica (como en los
tejidos linfoide, muscular, óseo, epitelial y conectivo).

Efectos metabólicos

Los principales efectos metabólicos de los esteroides
son:

• Producen la lipólisis de los depósitos de grasa perifé-
ricos y los aumentan en el tórax y abdomen.
• Promueven la gluconeogénesis hepática.
• Deprimen la síntesis de proteínas de los tejidos perifé-
ricos; aumentan el catabolismo proteínico en el tejido
muscular; aumentan la utilización hepática de ami-
noácidos y estimulan e inducen la síntesis proteínica
en este órgano.
• Inhiben la síntesis de DNA y la mitosis.
• Inhiben el uso de glucosa e incrementan sus valores
sanguíneos; causan glucosuria.
• Retienen Na y favorecen la eliminación de K; provocan
polidipsia y poliuria.
• Inducen el adelgazamiento de la piel.
• Deprimen la actividad fibroblástica en el hueso; cau-
san osteoporosis por antagonismo con la vitamina D;
alteran la matriz osteoide (hueso); aumentan la excre-
ción renal de calcio.

Efectos en el SNC

• Disminuyen el umbral de excitabilidad del SNC y por
ello aumenta la tendencia a desarrollar estados con-
vulsivos.
• Cuando se administran durante estados depresivos
provocan euforia.

Capítulo 53 Corticosteroides suprarrenales sintéticos y dimetilsulfóxido CDMSO) • 919

Efectos en el sistema cardiovascular

• Aumentan el volumen plasmático por retención de
Na y excreción de potasio.
• Promueven la respuesta vascular a las catecolaminas
(adrenalina, noradrenalina, dopamina) y por ello se
menciona que facilitan la presentación de laminitis.
• Causan vasoconstricción cuando se aplican por vía
tópica.
• Tienen efecto inotrópico positivo.
• Protegen el lecho capilar.

Efectos en el sistema hemático

• Estimulan la critropoyesis y la producción de pla-
quetas.
• Previenen la proliferación de fibroblastos y colá-

gena.

Efectos en el sistema inmunitario

• Disminuyen la cantidad de tejido linfático, incluyendo
la involución del timo.
• Causan inmunosupresión en grandes dosis; inhiben la
migración y la capacidad fagocítica de los neutrófilos,
evitando su activación y la liberación de factores infla-
matorios. Bloquean la destrucción de lisosomas, pre-
viniendo la liberación de hidrolasas inespecíficas; se
dice que este mecanismo se debe al efecto inhibitorio
que tienen los glucocorticoides sobre el metabolismo
celular de los ncutrófilos.
• En dosis terapéuticas al parecer no afectan los niveles
de producción de interferón.
• Causan eosinopenia (aún no hay datos precisos).
• Inducen monocitosis (efecto aún no bien cono-

cido).

• Los glucocorticoides inhiben la liberación de ácido
araquidónico y al factor de agregación plaquetario
(FAP) en los pulmones y macrófagos, al aumentar la
liberación de una proteína llamada lipocortina, que
inhibe las enzimas fosfolipasas ~y C en la membrana
celular, con lo que se inhibe la formación de prosta-
glandinas, leucotrienos y FAP.
• Inhiben en grado significativo los efectos inmunitarios
en el linfocito Tal inhibir la expresión de las citoci-
nas a nivel de la transcripción. El complejo glucocor-
ticoide-receptor activado puede unirse a factores de
transcripción preinflamatorios clave (p. ej., ap-1), tal
vez por medio de la reducción de la vida media de los
RNAm de la citocina.
• Actúan de manera indirecta al inducir la expresión
del factor de transformación del crecimiento (TGF)-~.
el que a su vez bloquea la inmunidad de las células T.
• En mayor o menor medida algunos glucocorticoides
son capaces de bloquear la quirniotaxis leucocitaria;
por ejemplo, la hidrocortisona causa una ligera inhi-
bición, mientras que prednisolona y prednisona no
tienen efecto y se menciona que la dexametasona es

capaz de estimularla. De cualquier forma, parece ser
que las acciones de reducir las defensas celulares que
muestran los glucocorticoides pueden contrarres-
tarse con la administración VO de vitamina C. Esta
interacción no está confirmada, pero se ha ensayado
en bovinos para evitar la posible interferencia de los
glucocorticoides en las defensas a nivel pulmonar, ya
que por su estructura anatómica y por la notable des-
proporción entre la capacidad ventilatoria y la masa
corporal en esta especie, el aparato respiratorio resulta
ser un sitio muy sensible a las infecciones.
• Los glucocorticoides disminuyen (in vitro) la produc-
ción de la fase inicial de citocinas-interleucina (IL)-1~,
del factor de necrosis tumoral alfa (TNF-a) y de las
citocinas inmunomediadoras IL-2, IL-3, IL-4, IL-5, IL-
10, IL-12 e IFN-y. También se inhibe la producción del
antiinflamatorio IL-10.

Efectos en el aparato digestivo

• Facilitan la absorción de grasas.
• Aumentan las secreciones intestinales y gástricas
(puede resultar grave en pacientes con úlceras y/o
medicados con antiinflamatorios no esteroideos).
• Provocan adelgazamiento de la mucosa gástrica.
• Disminuyen la producción de moco.
• Inhiben la absorción de calcio.

Farmacocinética

Los corticosteroides producidos por el organismo y los
glucocorticoides que se administran se encuentran uni-
dos en gran medida a las proteínas plasmáticas (hasta un
75%), sobre todo a una globulina llamada transcortina;
otro 10 a 15% se une a la albúmina y el resto queda
en forma libre. La unión es débil y reversible, y cuanto
más polar sea el compuesto, tanto más débilmente estará
unido, como es el caso del cortisol.

Indicaciones y dosis

A pesar de la gran cantidad de bibliografia que existe
sobre el uso de los corticosteroides en el ser humano y
los animales para el tratamiento de una gran variedad de
trastornos, muchos de los fundamentos e indicaciones
de dichos tratamientos aún son dudosos en la práctica.
La dosis de esteroides sintéticos que se requiere para
producir un efecto determinado es mucho menor que
las que se requieren de los naturales, ya que las molé-
culas esteroides sintéticas casi no se unen a la globulina
de unión cortisol (GUC), además de que son metabo-
lizados más lentamente. Cuando se utilicen corticoides
en la terapéutica de reemplazo, debe considerarse que
hay que reemplazar tanto los glucocorticoides como los
mineralocorticoides.

920 • Parte XI-Corticosteroides suprarrenales, dimetilsulfóxido CDMSO) y antihistamínicos

Cuando se requiere administrar glucocorticoides
durante un periodo largo puede utilizarse la terapéutica
de día alterno, la cual se asemeja al patrón de secreción
natural de glucocorticoides. Se basa en que el corti-
sol se secreta normalmente en un ciclo diurno, con
lo cual se reducen marcadamente los efectos adversos
y es mínima la supresión del eje hipotálamo-hipófisis-
suprarrenales (HHS). Es decir, la secreción suprarrenal
y los valores plasmáticos son más altos durante las pri-
meras horas de la mañana y más bajos por la tarde, por
lo cual los esteroides exógenos se deben administrar de
una manera similar a este patrón, con una dosis simple
de un esteroide de acción corta o intermedia y en can-
tidades equivalentes a la dosis total administrada en un
periodo de 48 h. Aún no se conocen los beneficios de este
esquema de dosificación en el ser humano, pero el bene-
ficio directo en pequeilas especies es que disminuyen los
casos en que se inhibe el funcionamiento del eje HHS,
siempre y cuando el intervalo y la forma de dosificación
sean las adecuadas para evitar la inhibición de este eje. Se
ha indicado que un glucocorticoide de corta duración,
como la cortisona, lo inhibe durante 1 Y.! días y por ello
se adopta el plan de dosificación en días alternos.
Antiinjlamatorios. Uno de los efectos farmacológicos
más importantes de los glucocorticoides cuando se admi-
nistran en dosis terapéuticas es su capacidad de prevenir
o abatir la respuesta inflamatoria. La concentración de
anticuerpos circulantes no se altera notoriamente, pero
sí se deprime la liberación rápida de los anticuerpos
nuevos que se forman. El cortisol y sus derivados en dosis
terapéuticas suelen ejercer un efecto inhibitorio sobre
el proceso inflamatorio y pudiera ser que el tratamiento
interfiriera en la cicatrización; se sabe que la inflamación
puede ser de utilidad para ayudar al organismo a blo-
quear la difusión del agente nocivo, pero en otros casos
esa misma inflamación puede ser dailina para el ani-
mal, como en el lupus eritematoso, en el que el paciente
puede beneficiarse con la terapia de corticoides.
El uso de glucocorticoides por vi a intraarticular per-
mite reducir el proceso inflamatorio en esta zona y pro-
mueve la síntesis de líquido sinovial normal, con lo que
se alivia el dolor en casos de artritis traumática, procesos
artríticos no sépticos y en otras inflamaciones no conta-
minadas. Es evidente que se debe eliminar la causa pri-
maria de la inflamación, pero el uso de glucocorticoides
se justifica porque acorta el tiempo de la recuperación
en equinos y bovinos. La aplicación intraarticular es una
de las prácticas más comunes. Tomando en cuenta que
estos fármacos disminuyen el volumen del líquido sino-
vial, se ha recomendado que no se apliquen más de tres
inyecciones inu·aarticulares, pues reducen la lubricación
y pueden inducir desmineralización de las superficies
articulares, lo cual agravaría el problema.
Antipruríticos. Suprimen la comezón y son útiles en
reacciones alérgicas, dermatitis, asma bronquial aguda,
asma felina, dermatitis alérgica, urticaria e inflamación

conjuntiva), así como en el control de lupus eritematoso
discoide y sistémico, pénfigo, etcétera.
Terapia de trastornos diversos. Los glucocorticoides
son útiles en la terapia de mastocitomas, poliomielitis,
anemia hemolítica autoinmunitaria, trombocitopenia
y artritis reumatoide. Son eficaces para tratar algunas
enfermedades neoplásicas, especialmente el complejo
de la leucemia y el mieloma múltiple. Los esteroides
destruyen directamente las células neoplásicas e inhiben
la utilización de la glucosa por el tumor. También poseen
un efecto benéfico al reducir la hipercalcemia, que en
ocasiones se presenta en ellinfosarcoma.
Así mismo se han utilizado en choques de diverso
origen como el hipovolémico, el calórico, etc. Los glu-
cocorticoides se recomiendan en caso de choque séptico
ya que estabilizan el lecho capilar, aunque no se ha deta-
llado el mecanismo por el cual logran este efecto.
Sustitución de corticosteroides. Se administran para susti-
tuir la deficiencia de corticosteroides en la enfermedad
de Addison. Cuando se administran por periodos prolon-
gados en animales que no padecen esta enfermedad, se
debe evitar la interrupción brusca del tratamiento, pues
podría originarse el síndrome de Addison (hipoadreno-
corticismo) por hipofunción del eje hipotalámo-hipófi-
sis-corteza suprarrenal; para evitarlo se recomienda la
suspensión gradual del fármaco por lo menos a lo largo
de 10 días.

Antes de cualquier terapéutica con esteroides, el clí-
nico debe sopesar las ventajas y desventajas del programa
de administración en cada caso; como regla general, una
sola dosis de glucocorticoides en la cantidad recomen-
dada no ejercerá efectos de supresión en el eje HHS.
También es conocido el hecho de que los tratamientos
con estos fármacos durante pocos días, o cuanto mucho
por una o dos semanas, no inducirán efectos adversos
significativos; sin embargo, en la terapéutica de larga
duración se presentan invariablemente acciones inde-
seables y atrofia de la glándula suprarrenal.

BoviNos: los glucocorticoides se pueden adminis-
trar en la terapéutica de la cetosis en bovinos, teniendo
en cuenta que es esencial tratar la causa primaria de
deficiencia energética con soluciones glucosadas. Los
efectos que tienen los glucocorticoides en los animales
con cetosis son:

• Aumentan la cantidad de glucosa sanguínea, efecto
que puede persistir 24-48 horas.
• Deprimen la utilización periférica de glucosa y estimu-
lan la gJuconeogénesis.
• Incrementan la producción de oxalacetato y sus inter-
medi • Aumentan la concentración de aminoácidos gluco-
génicos.
• Incrementan el apetito.
• Disminuyen el catabolismo proteínico.

Capítulo 53 Corticosteroides suprarrenales 5lntéticos y dimetilsulfóxido CDMSO) • 921

El uso de glucocorticoides se debe hacer bajo vigi-
lancia clínica, ya que el efecto benéfico inicial puede
agravar el cuadro de cetosis debido a la disminución de
la disponibilidad de glucosa tisular, en particular si el
tratamiento no es complementado adecuadamente con
una fuente de energía y corrección de la acidosis.
En vacas, los glucocorúcoides también se han uti-
lizado para inducir el parto; se pensaba que podían
reducir el tiempo de atención médica del hato y permi-
tirían programar el parto con base en las necesidades de
los programas de alimentación. Sin embargo, una des-
ventaja de esta práctica es que induce el nacimiento
de becerros débiles, los cuales tienen dificultades para
tomar calostro; esto disminuye la viabilidad del producto
y aumenta el número de retenciones placentarias. Tanto
en vacas como en cerdas, la PGF

2a ha venido a sustituir
a los glucocorticoidcs en la inducción del parto. En este
capítulo se presentan las dosis requeridas para este fin,
pero se debe aclarar que su administración depende del
criterio médico.

Se menciona que los glucocorticoides son útiles en
casos de mastitis, pues reducen el dolor y la inflamación,
además de que interfieren en los efectos de las toxinas
bacterianas liberadas en la ubre y junto con antibióti-
cos evitan que prolifere la infección, pero sobre todo
reducen la pérdida de tejido mamario, que llega a ser
hasta de 40% en infecciones graves. Empero, su uso en
la mastitis crea polémica, ya que en los casos de vacas que
la padecen y eslán sometidas a estrés se señala que sus
valores de glucocorticoides sobrepasan los límites fisio-
lógicos, y como resultado de esa elevación se inhibe la
fagocitosis a nivel de la glándula mamaria. No obstante,
algunos autores sostienen que la administración de glu-
cucurt.icuidts maut.itut la funcionalidad e integridad de
la glándula y se deben aplicar junto con antibióticos, con
lo cual disminuye la fibrosis del tejido y teóricamente se
facilita el reingreso a la línea de ordeño. En contraste,
otros autores sugieren que es mejor no aplicar glucocor-
ticoides pues se reducen las defensas. Se considera que
el efecto antiinflamatorio de la dexametasona por vía
parenteral desaparece de la glándula mamaria a las 24-48
h, mientras que la actividad inhibitoria de la fagocitosis
se mantiene por lo menos tres días. Se ha detectado que
los corticocosteroides endógenos están relacionados con
los fenómenos de la lactancia, y que el cortisol endógeno
en la glándula mamaria produce de manera paradójica
un aumento de la fagocitosis; sin embargo, ésta dismi-
nuye en grado notable cuando las dosis son mayores. La
disyuntiva que tiene el clínico entre recomendar o no
los glucocorticoides en problemas de mastitis infecciosa
quizá puede resolverse reduciendo las dosis de estos fár-
macos, pero en este caso se debe considerar que se ha
observado que los glucocorticoides se unen más a las
glándulas mamarias de vacas que están lactando y que
los compuestos sintéticos parecen tener mayor afinidad
por el tejido mamario que los naturales, como el caso

c:u.dRt &2. Esquema de dosificad6n..de

__ . . . . ;g l u c o c o r t l c o i d e

~ -

en dfas alternos

Día

1

2
3

4

5
6
7
8

9

10

11

Dosis (mg/animal/día)

30

25

35

20
40

15
45

10

50
5
50

de la dcxametasona, que se une hasta 63% más que el
cortisol. La información sobre los beneficios y las contra-
indicaciones del uso de estos compuestos no aporta aún
datos suficientes para desechar o recomendar su uso en
el tratamiento de la mastitis en vacas. Quizás el clínico
pueda decidir cuándo administrar glucocorticoides en
casos de mastitis, si tiene presente que hay cierto tiempo
de respuesta inflamatoria la cual lejos de ser fisiológica
enmascara una pérdida notable de tejido glandular.
Además, no deberá aplicarlos en casos de mastitis por
Nocardia sp., masútis micótica o si sospecha de mastitis
por Mycaplasma sp. Es necesario insistir que siempre se
deben administrar junto con un antibacteriano.

PERROS Y GATOS: en el cuadro 53-2 se presentan las
indicaciones de glucocorticoides en estas especies.
En perros con hipoadrenocorticismo hay una defi-
ciencia de glucocorticoides y mineralocorticoides; cuando
se empleen los primeros se deben tomar en cuenta algunos
factores, como la velocidad de secreción de los corticos--
teroides en el perro ( cortisol: 75 mg/ día, corticosterona:
32 mg/día, desoxicortisol: 0.8 mg/día, aldosterona: 0.8
m g/ día y desoxicorticosterona: 0.6 m g/ día).
En el cuadro 53-3 se muestran los problemas más
comunes en los que es necesario usar glucocorticoides.

Efectos adversos

Por lo general, los glucocorticoides están contraindica-
dos en los siguientes casos:

• Durante la gestación. En la inducción del parto hay
un efecto colateral muy conocido que es la reten-
ción placentaria, cuya gravedad es relativa, pues se
ha comentado que la fertilidad de vacas no se altera
si hay o no retención placentaria, pero predispone
a la vaca a mayores maniobras de manejo. El uso de
glucocorticoides de larga acción o de su combina-

922 • Parte XI -Corticosteroides suprarrenales, dimetilsulfóxido CDMSO) y antihistamlnicos

Cuadro 53-3. Problemas más comunes en que es necesario usar glucocorticoides

Condiciones alérgicas

Hipersensibilidad aguda
Enfermedades alérgicas de
la piel
Complejo granulomatoso
eosinofrlico felino
Infiltraciones pulmonares
con eosinofilia (IPE)
Asma felina
Enfermedades pulmonares
por parásitos
Granuloma pulmonar
eosinofílico
IPE idiopáticas

Enfermedades
inmunomediadas

Anemia hemolítica
Trombocitopenia
Lupus eritematoso
sistémico
Artritis reumatoide
Dermatopatías
Miopatlas

ción con prostaglandinas no resulta práctico, pues el
parto se extiende muchos días y la mortalidad de los
neonatos es alta; los glucocorticoides no funcionan
si los placen tomas ya no son funcionales, p. ej., en la
momificación fetal o en los dos primeros trimestres
de la gestación. Al parecer el aborto o la inducción
al parto se logran mediante una acción de los gluco-
corticoidtes sobre los placentomas o sobre la placenta,
donde ejercen un efecto similar al que de manera
natural tienen los corticosteroides fetales durante el
inicio del parto. Disminuyen la producción de pro-
gesterona, aumentan la producción de estrógenos y
de PGF

2o.; esta última ejerce su efecto luteolítico para
agudizar la reducción de los valores de progesterona,
con lo que se desencadena el trabajo de parto y se
libera también oxitocina.
• Por vía tópica en casos de úlcera cornea!.
• Cuando hay datos de infección crónica. Se debe pro-
ceder con mucha cautela en infecciones de origen
bacteriano, viral o fungal (profundas o superficiales),
ya que los glucocorticoides pueden provocar que la
infección se disemine y potencie, aunque se adminis-
tren junto con antibacterianos o fungicidas. En cada
caso clínico se debe evaluar la terapia combinada de
glucocorticoides + antimicrobianos, pues aunque ini-
cialmente se obtenga un alivio aparente, en la mayoría
de las infecciones la condición se agrava después si se
continúa la terapia con glucocorticoides.
• En enfermedades óseas generalizadas. Se sabe que la
administración intraarticular crónica causa deterioro
articular (artropatia esteroide), osteoporosis y alte-
ración de la actividad de condrocitos y osteoblastos,
además de que puede inducir una lesión articular por
decremento de la sensibilidad. Los glucocorticoides
definitivamente no se deben administrar cuando exis-
tan infecciones articulares, fracturas, osteoporosis o
destrucción de algún tipo.

Neoplasias

Linfomas
Mastocitomas

---

Desórdenes
metabólicos

Hipoadrenocorticismo
idiopático
Hipoadrenocorticismo
yatrógeno
Hipercalcemia
Seudoparatiroidismo
Hiperparatiroidismo
primario

• Diabetes meUitus.
• Amiloidosis.
• Sarna demodéctica.
• Artritis crónica erosiva.
• Insuficiencia hepática o renal.
• Pancreatitis aguda.

Otras
indicaciones

Inflamación o
edema en el

SNC

Choque

• Colitis ulcerosa y úlceras gástricas y duodenales.

Los efectos colaterales de la terapéutica con glu-
cocorticoides están íntimamente ligados a su acción
antiinfla.matoria. El catabolismo proteínico es quizás el
efecto colateral más marcado y se manifiesta por pér-
dida de la masa muscular, debilidad y fragilidad capi-
lar (hiperadrenocorticismo o síndrome de Cushing).
Debido a la retroacción negativa del cortisol y de sus
análogos sintéticos en el eje HHS, se debe considerar
que se suprimirá la secreción de hormona liberadora de
corticotropina ( CRH) y adrenocorticotropina (ACTH),
con la consecuente atrofia corticosuprarrenal; por todo
ello la insuficiencia corticosuprarrenal secundariá es un
resultado inevitable en la terapéutica con cortisol a largo
plazo. Véase el cuadro 53-4.
Los glucocorticoides son de dos tipos: de corta acción
(hidrocortisona, prednisona) y de larga duración (dexa-
metasona, betametasona, metilprednisolona, triamci-
nolona y dexa.metasona), y poseen muy variados efectos
fisiológicos y bioquímicos. A continuación se describen
los aspectos farmacológicos más importantes de algunos
corticosteroides.

% Betametasona

Es un potente corticosteroide de larga duración. El
dipropionato de betametasona y el fosfato sódico de
betametasona se encuentran disponibles en forma

Capítulo 53 Corticosteroides suprarrenales sintéticos y dimetilsulfóxido CDMSO) • 923

CUIIdro 5J..4. Resumen de los efectos adversos de los glucrxortic:oid

SNC

Polifagra
Camb1o de
comportamiento:
euforia,
hiper actividad,
depresión

Metabolismo

Hiperglucemia
Hiperlip1demia
Hepatopatra
esteroidea
U pi dosis
hepática
Catabolismo
protefnico

lipólisis
Disminución del
crecimiento

Sistema
endocrino

Efecto

diabetógeno
Disminuoón de
la sfntes1s
de hormona
tiroidea
Aumento en
la síntesis

de parata-
hormona
Hiperadreno-
corticismo
yatrógeno

Anestro
Hipovitaminosis
(vitamina D)

de dipropionato de betametasona y el fosfato sódico de
betametasona en suspensión inyectable; son el resultado
de la mezcla de dos ésteres. El éster fosfato disódico en
solución es hidrolizado para que su efecto como antipru-
rítico y antiinflamatorio sea más sostenido. En el cuadro
53-5 se encucn tran las principales caracteristicas de la
betametasona y sus sales.

Farmacodinámica

Es un antiinflamatorio esteroideo inductor del parto. Su
efecto antiinflamatorio es 25-30 veces mayor que el del
cortisol, seis veces mayor al de la prednisolona y similar
al de la dexametasona. Sus efectos antiinflamatorios los
logra por inhibición de las células inflan1atorias y supre-
sión de mediadores de la respuesta inflamatoria.

Farmacocinética

Puede lograrse un efecto prolongado con la adminis-
tración de betametasona en forma de dipropionato.

Dermatoló-

Músculo

gicos

Inmunitarios Gl

esquelético

Alopeoa

D1sm1nuoón

Úlceras Gl

Miopatla

Atrofia

de los

Pancreatitis Osteoporos1s

Calonosis

efectos

Perforación Inhibición de

CUtiS

sobre

colónica

fibroblastos

bacterias

Diarrea

Decremento de

Incremento de He mato-

la absorción

nesgas de

quezia

intestinal de

infecciones

Ca2+

Cuando se administran suspensiones concentradas vía
IM o SC se absorbe lentamente y su efecto es más pro-
longado.

Indicaciones y dosis

La betametasona tiene efecto mineralocorticoide
mínimo.

PERRos: se utiliza para evitar el prurito asociado con
problemas dermatológicos. El dipropionato de betame-
tasona se usa a razón de 0.14-0.27 mg/kg por vía IM, y
el fosfato sódico de betametasona en dosis de 0.055-0.11
mg/kg por vía IM o 0.1-0.2 mg/kg cada 12-24 h parVO;
el efecto antiprurítico tiene duración aproximada de
una a seis semanas. Se puede administrar por vía IM, y
si es necesario las dosis pueden repetirse, ajustándolas
según la gravedad del caso. Es importante no exceder
de cuatro aplicaciones; si se requiere continuar el trata-
miento, se recomienda la YO, reduciendo o alternando
la dosificación.

Cuadro 53-5. CaracterfstieaS farmacológicas de la betametasona

- - - - - - - - - - - - ~ - - ~ ~ ~ - - - - - - - - - - - - - - - - ~

Nombre

Dipropionato de
betametasona

Fosfato sódico de
betametasona

Betametasona

Fórmula
condensada

Peso
molecular

504.6 Da

516.41 Da

Características

Se encuentra en formulaciones tópicas en combinación
con fosfato sódico

Soluble en agua

Polvo cristalino insoluble en agua; se utiliza por VO

924 • Porte XI -Corticosteroides suprarrenales, dimetilsulfóxido CDMSO) y antihístamínicos

Cuadro 53-6. Características farmacológicas de la dexametasona

~ ~ ~ ~ - - ~ ~ - - ~ ~ - - ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ - - ~ - - ~ ~

Nombre

Dexametasona

lsonicotinato
de 21-
dexametasona

Fosfato sódico de
dexametasona

Fórmula
condensada

Peso
molecular

392.4 Da

497.5 Da

516.4 Da

BOVINOS v OVEJAS: para la inducción del parto. Sin
embargo, se sabe que los glucocorticoides en dosis ele-
vadas durante el último tercio de la gestación inducen
el parto, y en el primer tercio pueden ejercer efectos
teratogénicos.

Efectos adversos

No se recomienda administrarla cuando existan infec-
ciones crónicas, excepto en aquellos casos en que se
utilice junto con una terapia antimicrobiana. La probabi-
lidad de inducir aborto prematuro en rumiantes es más
alta con productos metilados como la betametasona. Se
menciona que en perros disminuye el volumen esper-
mático e incrementa la producción de espermatozoides
anormales.

Tratamiento de la intoxicación

Se recomienda una interrupción gradual del trata-
miento, y cuando se requiere de una terapia prolongada,
la dosis se debe reajustar periódicamente, dependiendo
d.e los resultados obtenidos.

Cuadro 53-7. Biodisponibilidad de la dexametasona

Vía-dosis

Biodisponibilidad

Especie

(mg/kg)

(%)

Bovinos

IM: 0.1

67

Perros

IM: 1

40

(isonicotinato)

Equinos

IM: 0.1

67-72

VO: 10

61 ± 19

Características

Polvo blanco cristalino inodoro; prácticamente insoluble
en agua, muy poco soluble en acetona. alcohol,
dioxano y metanol, poco soluble en cloroformo y muy
soluble en éter

Polvo amarillo claro, cargado electrostáticamente y casi
inodoro

Polvo blanco a amarillo claro y cristalino. No tiene
olor o puede tener un ligero olor a alcohol y es
extremadamente higroscópico. Es muy soluble en
dioxano, soluble en agua, ligeramente soluble en
alcohol e insoluble en cloroformo y éter

Interacciones

Es compatible con heparina sódica, cloruro de potasio,
complejo By soluciones de dextrosa al 5%, de Ringer,
de Ringer con lactato y salina.

% Dexametasona

La dexametasona es un antiinflamatorio esteroideo
eficaz, un agente glucogénico, inductor del parto y
capaz de producirlo, además de que sirve para reali-
zar pruebas diagnósticas. Es un análogo sintético de la
prednisolona; la sal isonicotinato de 21-dexametasona
es un éster de la dexametasona, cuyo nombre quí-
mico es pregna-1,4-dieno-3,20-diona-9-fluoro-11,17,21-
trihidroxi-16-me ti 1-( 11 j3, 16a) -21-isonico ti nato;
9-fluoro-11 ¡3,17 ,21-trihidroxi-16a-metil-pregna-1,4-
dieno-3.221-(4-pirid.incarboxilato). El fosfato sódico es
el pregna-1 ,4-dieno-3,20-diona-9-fluoro-ll, 1 7-dihidroxi-
16-metil-21-(fosfonooxi)-sal disódica-(llj3,16a). La can-
tidad de dexametasona presente puede variar± 10% de
lo indicado por el laboratorio. La disolución del 70%
del producto diluido en ácido clorhídrico se logra a los

Cuadro 53-8. Volumen de distribución de la dexametasqna

Especie

Dosis (mg/kg)

VdArea (Ukg)

Bovinos

1.1-1.2

Perros

0.01

1.85 ± 1.16

0.1

6.41 ±2.75

1

1.11 ± 1.29

Equino

0.906 ± 0.966
1.73 ± 0.48 (en
estado estable)

Capítulo 53 Corticosteroides suprarrenales SJntéticos y dmet~sulfóxido CDMSO) • 925

cuadro 53-9. Vida media (T y) de dexametasona e tsonicotmato de dexametasona

Ty.

Via y dosis

IM

T

IV

Absorción

Bov1nos: 0.1 mg/l

1 2-1.6/h

Distribución

Eliminación

45 min. El polvo de uso oral y la presentación inyectable
se deben mantener a 2-30°C y estar protegidos de la luz.
Las tabletas de dexametasona, fosfato de dexametasona
inyectable e isonicotinato de dexametasona inyectable
también se deben almacenar en lugares a menos de
40°C, de preferencia a 15-30°C. En los cuadros 53-6 a
53-12 se resumen las características farmacológicas de
la dexametasona.

Farmacodinámica

Ejerce sus efectos antiinflamatorios por inhibición de las
células inflamatorias y supresión de mediadores de la res-
puesta inflamatoria. Tiene potencia 25-30 mayor que el
cortisol y seis o siete veces mayor que la prednisolona.

Farmacocinética

Cuando la dexametasona actúa como antiinflamatorio es
dificil medir el tiempo que dura su efecto, pero el cono-
cimiento de la velocidad de absorción puede utilizarse
para tomar decisiones terapéuticas. Algunos productos
son específicos para utilizarse en casos de urgencia por
vía IM o rv; la absorción es variable, por lo que estas vías
no son recomendables. En los animales, los corticoste-
roides en general se metabolizan en el hígado. En ratas,
la dexametasona se une en un 83% a las proteínas. El
metabolismo hepático es el primer camino para la elimi-
nación de los corticosteroides, pero en algunas especies
se elimina por vía biliar y renal.

Bov1nos
Perros

Bovinos
Perros 0.01 mglkg
0.1 mg/kg
1 mg/l

Indicaciones y dosis

8-11 min
8-30 min

4.9-5.9 h
3.2 h
6.9 h
2-2.3 h

En bovinos generalmente se administra con prostaglan-
dinas para inducir el parto. Se debe considerar el riesgo
de momificación fetal, retención placentaria, metritis o
distocias. En el cuadro 53-13 se resumen indicaciones y
dosis de la dexametasona.

Otros usos

La dexametasona inyectable en perros y gatos se uti-
liza como medio de diagnóstico para detectar el hiper-
adrenocorticismo. Se toma una muestra sanguínea para
determinar los valores basales de cortisol; después se
administra una dosis de 0.1 mg/kg y a las 4 y 8 h se
toman otras muestras sanguíneas. Se define la supresión
corticosuprarrenal normal cuando a las 8 h se encuen-
tran caneen traciones menores a 1.4pg de cortisol/ dl de
sangre. En el caballo también se utiliza para el mismo
diagnóstico, pero la dosis es de 0.04 mg/kg y las muestras
sanguíneas se toman a las 19-24 h; se establece que existe
supresión corticosuprarrenal cuando se encuentran con-
centraciones menores a 1 pg/decilitro.
La dexametasona se puede utilizar para inducir
aborto en perras, y se maneja el siguiente régimen de
dosificación:

• 0.2 mg/kg/día/5 días
• al6° día se administran 0.16 mg/kg/12 h
• al 7° día se administran 0.08 mg/kg/ 12 h
• al 8° día se administran 0.02 mg/kg/12 h

cuadro 53-10. Concentraciones séncas de la dexametasona en diferentes especies

Vía y dosis

Equinos

T

Bovinos

T

IM: 0.1 mg/kg

42-44 ng/ml

3-4 h

IV: 5 mg/animal

20-35 ng/ml

15 min

VO: 1 O mg/animal

4.9 ± 0.17 ng/ml

1 h

926 • Porte XI -Corticosteroides suprarrenales, dimetilsulfóxido CDMSO) y antihistaminicos

Cuadro 53-11. Duración de la supresión del cortisol endógeno con dexametasona

Especie

Vía IV

T

vo

T

IM

T

Gatos

0.1-1 mglkg

24 h

0.1 mglkg

32 h

1 mg/kg

2-4 h

Perros

0.1 mglkg

9-12 dfas

1 mglkg

21-31 dlas

Equinos

0.2 mglkg

18 h

0.2 mglkg

72h

0.05 mg/kg

1 dfa
(con baja concentración)

Si la hembra tiene más de 40 días de gestación, con
este régimen se expulsa el feto como tal, pero cuando
se encuentra entre los 28-35 días, sólo se observa una
descarga de líquidos. En 60% de los animales tratados
se observa depresión y letargo.

Efectos adversos

La administración IM de dexametasona disminuye en
80% el metabolismo oxidativo de los neutrófilos. El uso
de glucocorticoides como la dexametasona reduce la
producción de adhesinas de los leucocitos, reduciendo
así la migración de éstos a sitios problema. Esto se mani-
fiesta con un aumento en la población de Staphylococcus
aureus en muestras de leche de vacas con infecciones
crónicas.

La dexametasona inhibe las acciones de las interleu-
cinas 1~ y 6 de manera dependiente de la dosis. Además,
se ha relacionado a los corticosteroides y en particular a
la dexametasona con el hígado graso de bovinos, y a esta
patología con un decremento de las defensas en general,
quizás por inhibición de las mencionadas citocinas.

Interacciones

En ratas el ácido acetilsalicílico disminuye la vida media
de la dexametasona y la fenilbutazona suprime por com-
pleto su metabolismo, disminuye su tasa de absorción,
biodísponibilidad y depuración renal y aumenta su vida
medía. El uso de dexametasona y antiinflamatorios con-

Cuadro 53-12. Depuración total de dexametasona

Especie

Bovinos

Perros

Equinos

Dosis

0.01 mg/kg
0.1 mg/kg
1 mg/kg

1 O mg/animal
0.05 mglkg

-~---'

Depuración

2.4-2.6 ml/minlkg

5.41 ± 1.74 ml/minlkg
9.67 ± 2.7 ml/minlkg
6.4-6.57 ml/min/kg

7.98 ± 1.06 ml/minlkg
12.4-12.9 ml/min/kg

juntamente aumenta las posibilidades de que se presen-
ten gastritis irritativa y úlceras gástricas graves.

Tiempo de retiro

No se tienen datos del tiempo de retiro en vacas lecheras
o ganado de engorda. No se debe utilizar en caballos
para consumo. Se requieren al menos tres semanas para
eliminarla de riñón e hígado y hasta seis días para elimi-
narla del sitio de inyección.

~ Flumetasona

Es un antiinflamatorio esteroideo e inductor del parto.
Polvo blanco, cristalino y sin olor cuyo nombre químico
es 6a,9a-difluoro-16a-metilprednisolona. La presenta-
ción inyectable se debe mantener a menos de 40°C, de
preferencia a 15-30°C. No debe congelarse.

Farmacocinética

Sigue un metabolismo hepático en animales; sin
embargo, la excreción biliar y la depuración renal con-
tribuyen a su eliminación en algunas especies.

Indicaciones y dosis

PERROS: para el tratamiento de inflamación (inclu-
yendo la del sistema musculoesquelético), problemas
alérgicos, dermatosis y enfermedades de discos ínter-
vertebrales la dosis es de 0.15 mg/kg/día por las vías
IV, IM o subcutánea.
Para artritis se recomienda la administración intraar-
ticular de 0.15-1 mg/animal.

GATOS: para el tratamiento de inflamación (inclu-
yendo la del sistema musculoesquelético) y dermatosis
la dosis es de 0.15 mg/kg cada 12-24 h por la vía IM o
intravenosa.

Capítulo 53 Corticosteroides suprarrenales SinTétiCOs y dimehlsulfóXIdo CDMSO) • 927

eu.dro SJ-13. Indicaciones y dosis de dexametasona

Especie

Bovinos

Ovejas

Equinos

Perros

Gatos

Cerdos

Indicación

Inflamaciones en general y del Sistema
musculoesquelético

Alergias, dermatosis. inflamaciones en general,
oculares y musculoesqueléticas

Cetosis

Como inductor del parto

Como inductor del aborto

Choque

Como inductor del parto

InflamaCiones en general y del s1stema
musculoesquelético

Alergias, dermatosis, inflamaciones en general,
oculares y musculoesqueléticas

Choque

Alergias, dermatosis, inflamaciones en general,
oculares y musculoesquelét1cas

Problemas de discos intervertebrales

Alergias, dermatosis, inflamaciones en general,
oculares y musculoesqueléticas

InflamaCión

Choque

Choque

Vía y dosis
vo· 0.04-0.1 5 mglkg/dfa
IM o IV: 0.04 mglkg/dfa (fosfato)

IM o IV: 0.04-0.15 mglkg/dfa

IM: 0.05 mglkg (total 25 mg)
IM o IV: 0.02-0.04 mg/kg/dfa (fosfato)

En la última semana de gestación +
prostaglandinas F

2u vfa IM

IM: 0.15 mg/kg/dfa/5 dfas
(en la última semana de gestación)

IM: 0.05 mglkg (total 25 mg)
(después de 100 dlas de gestación)

IM 0.5-5 mg ll<:g (fosfato inyectable)

En la última semana de gestación +
prostaglandinas F

2a v!a IM

IM: 0.15 mg/kg/dfa/5 dfas
(en la última semana de gestación)

IV. IM o VO: 0.01 mg/kg/día
IM o IV: 0.04 mg/kg/dla (fosfato)
IM: 0.01-0.15 mgll<:g/dfa (isonicotinato)

IV: 0.07-0.15 mg/kg/dfa

0.5 mg/kg (fosfato inyectable)

IM, IV oVO: 0.07-0.15 mg/kg/día/3-5 dlas
IM: 0.07-0.15 mg/kg/día (isonícotinato)

0.01-0.04 mglkg/dfa (5-20 mg total)

0.04-0.15 mg/kg/dfa

IM. 0.07-0.1 5 mg/kg/dfa (isonicotinato)

IM. 0.5-5 mgll<:g (fosfato 1nyectable)

IM: 0.5-5 mg ll<:g (fosfato inyectable)

BoviNos: como antiinflamatorio y para cetosis se
usan 1.25-5 mg/día/animal por vía IM o intravenosa.

Efectos adversos

EQUINOS: como antiinflamatorio y en trastornos alér-
gicos la dosis es de 0.04-0.15 mg/kg por la vía IM o IV;
en casos de artritis se recomiendan 1.25-2.5 mg/animal
por vía intraarticular.
La administración de glucocorticoides por vía
intraarticular está indicada cuando se desea evitar la
distribución sistémica; la zona de administración debe
estar totalmente limpia para prevenir artritis séptica, y
el animal no debe hacer ejercicio.

No debe administrarse durante el final de la gestación
en yeguas, pues aun la aplicación local puede inducir
aborto o parto prematuro.

Interacciones

Junto con norgestomet y valerato de estradiol induce
sincronización de partos.

928 • Parte XI -Corticosteroides suprarrenales, dimet1lsulfóxido CDMSO) y ontihistomínicos

Tiempo de retiro

Para carne de bovino el tiempo de retiro es de al menos
cuatro días.

% Hidrocortisona

Es un antiinflamatorio esteroideo. Su nombre químico
es pregna-4-n-3,20-diona,ll , 1 7 , 2 1 - t r i h i d r o x i - ( 1 1 ~ ) - h i d r o
cortisona y su fórmula condensada es C

21H

300

7. Tiene
peso molecular de 362.4 Da. Es un polvo blanco, crista-
lino y sin olor. Es poco soluble en agua, éter y cloroformo
y casi insoluble en acetona y alcohol. Se debe mantener a
menos de 40°C, de preferencia a 15-30°C. Su contenido
puede variar± 10% de lo especificado. La disolución en
agua de 70% del producto se logra a los 30 minutos.

Farmacodinámica

Su efecto antiinflamatorio es débil y tiene propiedades
mineralocorticoides mayores, en comparación con pred-
nisolona o dexametasona.

Farmacocinética

La vida media de la hidrocorúsona en el perro es de 0.91
± 0.06 m in. En animales el metabolismo hepático es el pri-
mer camino para la eliminación, pero la excreción biliar y
renal contribuyen a su eliminación en algunas especies.

Indicaciones y dosis

PE.RROS Y GATOS: es útil para el tratamiento de insufi-
ciencia suprarrenal. En este trastorno se pueden utilizar
tabletas, y se recomienda una dosis de 1-2 mg/kg/ día. Sin
embargo, generalmente se prefiere otro tipo de glucocor-
ticoides y mineralocorticoides en estos casos. No existen
productos de uso veterinario, pero se pueden prescribir
formulaciones para seres humanos. Como antiinflamato-
rio la dosis es de 2.5-5 mg/kg/12 días por vía oral.

Efectos adversos

Produce polifagia, polidipsia, poliuria, úlceras GI,
hepatopatías, diabetes, hiperlipidemia, etcétera.

% lsofluopredona

Es un antiinflamatorio esteroideo y agente glucogénico.
Su nombre químico es acetato de pregna-1,4- diona-21-(acetiloxi)-9-fluoro-ll, 1 7 - d i h i d r o x i - ( 1 1 ~ ) - i s o -

fluopredona; su fórmula condensada es ~ s H scPs y tiene
peso molecular de 420.4 Da. Como antiinflamatorio es
17 veces más potente que el cortisol y cuatro veces más
potente que la prednisolona.

Indicaciones y dosis

El acetato de isofluopredona en suspensión inyectable
es útil en el tratamiento de trastornos alérgicos, inflama-
ciones musculoesqueléticas y oculares, choque (inclu-
yendo el séptico) y mordeduras de serpientes en las dosis
siguientes:

BoviNOS: 10-20 mg/animal por vía IM. También se
utiliza para el tratamiento de cetosis a razón de 10-20
mg/animal IM; se recomienda empezar con la dosis más
alta y terminar el tratamiento con la menor. La admi-
nistración de dosis más altas de las recomendadas y por
periodos largos ocasiona hipocaliemia.

EQUINos: la dosis es de 5-20 mg/animal por vía IM.
Se menciona que puede ser útil en equinos para el trata-
miento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica
en dosis de 10-14 mg/día/6 días por vía IM, con lo que
se ayuda a mejorar la condición del animal; la dosis se
debe reducir paulatinamente.

CERDOS: se administran 0.036 mg/animal por vía

intramuscular.

Efectos adversos

Debe usarse con precaución en pacientes con úlceras
gástricas; puede producir hepatopatías, diabetes, hiper-
lipidemia, inmunosupresión, etcétera.

1 nteracciones

No debe mezclarse con soluciones que se administren
por vía intravenosa.

Tiempo de retiro

En cerdos el tiempo de retiro es de siete días. No debe
utilizarse en becerros. En bovinos de engorda es de cinco
días, y en vacas lecheras, de 72 horas.

% Metilprednisolona

En el ratón, la metilprednisolona tiene potencia cinco
a seis veces mayor que el cortisol y 1.5 veces mayor que
la prednisolona. Una vez reconstituidas, las soluciones
deben utilizarse en un periodo no mayor de 48 h. No

Capítulo 53 Corticosteroides suprarrenales s1ntet¡cos y dimehlsulfóxído CDMSO) • 929

Cuadro SJ-14. Caracterfsticas qufmicas de la metilprednisolona

Fórmula

Peso

Nombre

Nombre químico

condensada

molecular Características

Metilprednisolona

Pregna-1,4-dleno-3,20-

C22H3o0s

374.4 Da

Polvo blanco cristalino

diona-11,17 ,21-trih1drox1-

modoro insoluble en agua,

6-mettl-{6a, 11 ~)

cas1 Insoluble en éter y
ligeramente soluble en
acetona, cloroformo,
alcohol, dioxano y metano!

Acetato de

Pregna-1,4-dieno-3,20-

c24H32°6

416.5 Da

Insoluble en agua,

metilpredmsolona

d1ona,11, 17 ,21-tnh1drox1-

escasamente soluble

6-metll-{6a, 11 ~)

en acetona, alcohol,
cloroformo y metano!,
ligeramente soluble en éter
y soluble en dioxano

Succinato sódico de

Pregna-1,4-dleno-3,20-

C26H33Na0s

496.5 Da

Polvo blanco o casi blanco,

metilprednisolona

diona-21-{3-carboxi-
1-oxopropoxil)-11, 17-
d1h1drox1-21-{fosfonooxi)-
sal disódica-(1 1 ~)

deben ser utilizadas si aparecen turbias o con precipi-
tados.

El contenido de las tabletas puede variar± 7.5%
de lo especificado. La disolución en agua de 70% del
producto se logra a los 30 min. En el cuadro 53-14 se
mencionan las principales características de la metilpred-
nisolona y sus sales.

Farmacocinética

La unión a proteínas en el conejo es alta (77%), v el
fármaco se convierte de manera rápida y reversible en
metilprednisona. Las concentraciones plasmáticas de
metilprednisolona son más altas que las de la metilpred-
nisona. Independientemente de cuál de las dos se haya
administrado, sólo 67 ± 15% de la metilprednisolona se
encuentra disponible como metilprednisona.
El acetato de metilprednisolona por vía IM se reco-
mienda cuando se requiere absorción sostenida. El suc-
cinato sódico de metilprednisolona administrado por vía
IV se recomienda cuando se requiere un efecto rápido.

CUIICiro SJ-15. Volumen de distribución del succ1-
nato sódico de metilprednisolona
(administrado como éster succina-
to sódico) en perros

Área

Estado estable

1.76 ± 0.55 Ukg

1 69 ± 0.53 Ukg

modoro, higroscópiCO y
amorfo; muy soluble en
agua y alcohol, ligeramente
soluble en acetona e
1nsoluble en cloroformo

Los glucocorticoides actúan intracelularmente, y la
vida media plasmática no se correlaciona con la dura-
ción de su efecto biológico. Las concentraciones sinovia-
les son detectables hasta por más de 39 días ( 4-39 días).
En el gato, la respuesta de la ACTH se suprime a las
24 h después de haber administrado 2 mg/kg/12 h/1
semana, pero vuelve a sus \' después de suspender el tratamiento.
En el perro, una dosis de 10 mg/kg provoca supre-
sión de la ACTH a los dos días y dura al menos nueve
días. En animales el metabolismo hepático es el primer
camino para la eliminación de los corticosteroides; sin
embargo, la excreción biliar, el metabolismo y la depu-
ración renal contribuyen a su eliminación en algunas
especies. (Véanse los cuadros 53-15 a 53-19.)

% Terapia de días alternos

Debido a los efectos colaterales que se pueden presen-
tar en una terapia a largo plazo con corticosteroides, se
recomienda el programa de terapia de días alternos, que

Cuadro 53-16. Depurac16n total de metllpredmsolona

Especie

Depuración

Perros

9 ± 1 .2 ml/min/kg

Equinos

14.7 ml/min/kg

Conejos

8 ml/minlkg

930 • Parte XJ -Corticosteroides suprarrenales, dimetilsulf6xido CDMSO) y ontihistomínicos

eu.dro 53-17. VIda media del acetato de metitprednisolo

Vida media de absorción

Vida media de eliminación

Especie

Dosis

Tiempo

Especie

Perros

IM: 4 mglkg

69 h

Bovinos

Equinos

permite que el eje hipotálamo-hipófisis-suprarrenales
(1 IIIS) permanezca activo, con lo qut: se ublient: una
mayor seguridad en caso de que se tenga que desconti-
nuar el tratamiento. El éxito de este programa depende
de si los efectos terapéuticos tienen mayor duración que
los efectos de la supresión. Sin embargo, esta terapia
no es práctica para el caso de los bovinos. En perros,
después de la administración de glucocorticoides por
más de dos semanas por lo general hay pérdida signifi-
cativa de la reserva suprarrenal funcional; esto es, si se
aplican dosis mayores de 0.5 mg/kg de prednisolona
durante más de dos semanas, se le deberá considerar
terapia crónica. Sin embargo, cuando en perros se uti-
lizan dosis de 0.5 mg/kg/12 h durante más de 35 días y
se suspende la terapia de manera abrupta, se requerirán
más de dos semanas para la completa recuperación del
eje HHS. Con base en lo anterior se hacen las siguientes
sugerencias:

• Si la dosis de glucocorticoides es elevada (> 1 mg/kg
de prednisolona), o en una terapia prolongada de
más de dos semanas, se sugiere la reducción gradual
en la dosis de esteroide. Por ejemplo, se dobla la dosis
del glucocorticoide en los días señalados ("sí") y se
disminuye la dosis en 25% en los días de supresión
("no") por ciclo, o se puede aumentar la dosis en los
días "sí" en la misma proporción en que se disminuya
la dosis en los días "no".
• Si la terapia no es eficaz, se recomienda la aplicación de
una dosis simple cada manana (remedando la variación
diurna), con lo que se reducen los efectos adversos.

Dosis

lntraarticular: 200 mg total

IM: 1 dosis 110 mg

Tiempo

1• fase: 0.92 ± 0.44 h
2• fase: 18.7 ± 6.7 h
3• fase: 18.1 ± 3.4 dfas

1•tase: 10h
2• fase: 4 dlas

ra Dimetilsulfóxido (DMSO)

Este compuesto es un derivado del proceso industrial de
la pulpa de madera y tiene alta capacidad de penetración
de las barreras orgánicas. Puede ser un vehículo ideal de
sustancias liposolubles e hidrosolubles, por lo que a par-
tir de 1960 se le introdujo a la medicina. En la industria
química está autorizado como solvente, y se le emplea en
la fabricación de pasta de papel, soluciones insecticidas,
fungicidas, herbicidas y colorantes, y como disolvente de
hidrocarburos, fibras acrílicas, poliuretanos, etc. Puede
absorber 70% de su peso en agua cuando está a 20°C.
Es un compuesto polar, que en estado puro es líquido,
transparente, ligeramente viscoso, de olor ligeramente
azufrado y sabor dulce-picante; es poco volátil.
La principal propiedad del DMSO es la elevada pola-
ridad de su enlace sulfóxido, responsable de la constante
dieléctrica y el poder solvente del compuesto. Es liposo-
luble, pero puede disolverse en agua, y en la forma de
polvo con 90% de pureza es muy higroscópico. Es un
compuesto anfótero y actúa como un poderoso solvente
de sales minerales y de numerosos compuestos orgánicos
como éteres, ésteres, alcoholes, aldehídos, productos
azufrados, hidrocarburos aromáticos y alifáticos, com-
puestos halogenados, ácidos orgánicos, meúlacrilato,
poliestireno, colofano, la mayoría de las ami nas, polibu-
teno, polibutadieno y las hemicelulosas; sin embargo, no
diluye aceites. Es un compuesto estable a temperatura
ambiente, pero puede reaccionar con numerosos com-
puestos, ya sea oxidándose o reduciéndose, y se debe
evitar el contacto con el aire. El DMSO comienza a deg..

Cu1n SJ-11. Concenbaciones séric:as de metilprednisolona en bovinos y equinOS

Especie

Dosis

Bovinos

200 mg/animal

Equinos

11 O mg/animal

Concentración sérica

7.8 ± 5.7 ng/ml a las 4Y2 h

138 ± 83 1-Jg/ml a las 24 h

Concentración sinovial

4 mg/ml a los 20 min

138 ± 831-Jg/ml a las 2 h y 174~-Jg/ml
a las 1 Oh

Capítulo 53 Cort1costeroides suprarrenales sintéticos y dimet1lsulf6xido CDMSO) • 931

eu.dro SJ-19. Indicaciones y dosis de metilpredmsolona

Especie

Indicación

Dosis

Perros, gatos

Insuficiencia corticosuprarrenal
Alergias, dermatosis e inflamactones musculoesqueléticas
y oculares. PadeCimientos de discos mtervertebrales
Como mmunodepresor

VO 0.1-0.25 mg/kg/día
VO 0.05-0.45 mg/kg/12 h

VO 2-4 mglkg/dla

Gatos

Asma

Perros

Colitis ulcerosa

Inflamaciones articulares

Acetato de metilprednisolona en suspensión inyectable

VO 0.05-0.45 mg/kg/12 h

VO 0.05-0.45 mg/kg/12 h /2-7 días
(ir reduciendo la dosis en el plazo)
VQ 20 mg (dOSIS total)

Perros, gatos

Alergias, dermatosis e inflamaciones musculoesqueléticas

IM: 20 mg/c 1-3 semanas (dosis total)

Equmos

Alergias, dermatosis e inflamaoones musculoesquelét1cas
Inflamaciones articulares

IM: 200 mg (dos1s total)
lntraarticular: 40 a 240 mg/total
(varfa según espacio a tratar)

Succinato sódico de metilprednisolona inyectable

Perros, gatos

Traumatismos espinales de curso agudo

Para continuar con el tratamiento

componerse a más de 140°C, y el proceso se acelera a
más de 189°C. También se puede degradar al entrar en
contacto con formaldehído, metanotiol, dimetilsulfuro,
bismetano (metiltiol), dimetilsulfona, agua y luz (por
ello se debe mantener en envases opacos). Cabe señalar
que existe una enzima llamada reductasa de dimetilsul-
fóxido, producida por la bacteria Rhodobactn" capsulatus,
que también es capaz de degradarlo.

farmacodinámica

Los principales efectos del DMSO sobre materiales bio-
lógicos son los que ejerce en proteínas estructurales y
membranas celulares cuando se emplea in vivo, lo que
aumenta su absorción transcutánea. Entra en contacto
con las proteínas de la epidermis, reemplazando las
moléculas de agua y dando lugar a la formación de una
estructura relajada, flexible y sumamente permeable.
Favorece la difusión intercelular ejerciendo una acción
"expansora". Actúa principalmente sobre la proteína
tubulina de los microfilamentos. Su actividad sobre las
membranas biológicas las estabiliza.
Además de los mencionados existen otros nume-
rosos efectos que se deben tomar en cuenta al admi-
nistrar el DMSO in vivo, ya que algunos pueden ser de
consecuencias letales. In vitro modifica la actividad de
las proteínas membranales en la transmisión de seña-
les, produciendo muerte celular (necrosis, apoptosis),
inflamación, fosforilación oxidativa, etc., pero no se ha
comprobado que esto mismo ocurra in vivo.

IV: 15-30 mglkg (con solución de
dextrosa al 5%)
IV: 1 S mg/kg/8 h (reduciendo la dosis
gradualmente)

Es un inhibidor competitivo de la acetilcolineste-
rasa debido a su analogía estructural con la acetilcolina.
El efecto es reversible y depende de la dosis; potencia
el efecto colinérgico. En la rata, después de la apli-
cación intraperitoneal o PO, el DMSO puede causar
hiperglucemia debido a que altera la conformación de
la insulina sérica, lo que la inactiva. Se ha comprobado
su efecto como reactor de radicales libres in vitro; sin
embargo, puede tener efectos negativos in vivo, gene-
rando metano o fomentando reacciones en cadena
sumamente peligrosas que conducen a peroxidaciones
lipídicas y daños membranales. El efecto cicatrizante
está muy relacionado con el efecto antiinflamatorio,
ya que se cree que al disminuir la inflamación el tejido
dañado tiene mayores posibilidades de repararse y pre-
senta mayor perfusión.

Farmacoci nética

Se absorbe desde cualquier sitio, con excepción del
esmalte de los dientes y de las pezuñas. Por la vía SC,
la absorción es de 80-90%. Al ser inhalado se absorbe
eficazmente sin efectos tóxicos C\identes. Después de la
administración por cualquier vía se alcanzan casi de in me-
diato valores significativos, que se pueden detectar por un
aliento característico del animal; la Cpmáx se establece a
los 30 min de la aplicación tópica. El dimetilsulfóxido se
une a proteínas plasmáúcas (principalmente albúmina
y en un porcentaje mínimo globulinas). La distribución
tisular es rápida. En el caballo, después de administrar

932 • Parte XJ-Corticosteroides suprarrenales, dmetílsulf6xído CDMSO) y ontihistomlnicos

por vía N una dosis de 1 g/kg se alcanzan concentracio-
nes máximas en corazón, hígado, pulmones y riñones
casi de manera inmediata. En el conejo, a las 2 h de apli-
carlo se observa una rápida difusión a la córnea y todos
los anexos del ojo; la difusión es menor en formaciones
queratinizadas como pelo, uñas y esmalte dental.
Se sabe que el dimetilsulfóxido es biotransformado
por la enzima citocromo p-450 y finalmente el 30% de
la dosis se excreta en forma polar no reabsorbible, de la
cual 74% va a la orina y 25% a las heces. Existen varios
metabolitos, entre los que destacan los conjugados con
ácido sulfúrico, la dimetilsulfona (presente también
como componente normal de la orina de bovinos) y
el dimetilsulfuro, que se elimina por vía pulmonar. En
vacas la excreción de DMSO por leche es inferior al 2.3
por ciento.

Indicaciones y dosis

Cuando se utiliza, se deben usar guantes y evitar su
inhalación durante el manejo para disminuir la expo-
sición.

Uno de sus principales usos es como antiinflamato-
rio, aplicado localmente al 70%. Por vía IV o tópica es
útil en casos agudos de artritis, bursitis, miositis, sinovitis
inducida por endotoxinas y afecciones similares. Tiene
efectos analgésicos locales así como antisépticos (con-
tra bacterias y hongos), aunque no tan fuertes como
para proteger de infección en una quemadura de tercer
grado, pero combinado con otro compuesto su efecto
profiláctico puede aumentar.
El DMSO se puede utilizar en medicina veterinaria
junto con fungistáticos y fungicidas, con corticosteroi-
des o con cualquier otro fármaco que se desee, ya que
disuelve muchas sustancias hidrosolubles y liposolubles,
con o sin carga eléctrica. A la fecha ya se han encon-
trado otras sustancias con propiedades similares, entre
las que destaca la dimetilformamida, aunque éstas son
más tóxicas.

En el campo de la investigación es frecuente utili-
zarlo con glicerol como crioprotector celular, debido a
que tiene un efecto estabilizador sobre las membranas
celulares y por su capacidad para favorecer el congela-
miento.

EQUINOS: se puede administrar en dosis de 10-50 rol/
día/2-3 aplicaciones por no más de 14 días.

PERROS Y GATOS: se administran 5-15 ml/día/2-3 apli-
caciones (en gatos no más de cinco días).

BoviNOS: tiene efectos fungicidas en dosis de 15-20
ml vía IV en bovinos con neumonía micótica.
La dosis letal media para ratones por la vía IV es de
3.8-11 g/kg; en perros la DL

50 es de aproximadamente

2.5 g/kilogramo.

Efectos adversos

Se deben evitar tratamientos que se prolonguen más de
dos semanas; para prevenir que la piel del área tratada se
reseque, puede aplicarse lanolina después de cada trata-
miento. No se recomienda en animales de abasto, pues se
ha visto que la aplicación continua de dosis altas aumenta
la dureza y el índice de refracción del cristalino, modifi-
cando la capacidad visual. Este efecto puede ser reversible
y sólo se ha visto en cuyos, conejos, perros y cerdos. Aún no
se ha detectado este efecto colateral en seres humanos.
Algunos investigadores han considerado que el
dimetilsulfóxido es un compuesto teratógeno, aunque
ello se ha demostrado sólo con grandes dosis y en anima-
les de laboratorio. Aunque se ha supuesto la existencia
de efectos tóxicos microscópicos en corazón, hígado y
riñón, las pruebas no han sido determinantes. Con el
uso continuo, el dimetilsulfóxido puede inducir eritema
cutáneo y resequedad leve. Aun cuando se utilicen las
dosis indicadas puede provocar liberación de histamina,
lo que produce desde enrojecimiento hasta ampollas,
además de que eleva la temperatura del área, en especial
en casos de tratamientos crónicos de miositis, tendinitis
y artritis. Estos efectos se resuelven favorablemente al
suspender el tratamiento con dimetilsulfóxido.
En pruebas in vitro se demostró que la exposición
prolongada incluso a concentraciones muy bajas causa
un detrimento notable en la matriz cartilaginosa, des-
hidratación y muerte de los condrocitos, así como un
efecto supresor reversible en la síntesis de proteogluca-
nos y del metabolismo del lactato.
Otro efecto inducido por el dimetilsulfóxido es la
inhibición del movimiento ciliar del epitelio respiratorio
en la mucosa nasal cuando se encuentra en soluciones al
10%. En la rata, después de la aplicación VO o intraperi-
toneal el dimetilsulfóxido puede causar hiperglucemia
debido a inactivación de la insulina sérica.
Aunque se ha comprobado el efecto como agente
reductor de radicales libres in vitro, puede tener efectos
negativos in vivo; se ha postulado que genera metano y
facilita reacciones en cadena sumamente peligrosas, que
conducen a peroxidaciones lipídicas y causan daños en
las membranas.

Interacciones

El DMSO IV y la naloxona actúan como supresores del
síndrome de reperfusión por radicales de oxígeno libres.
A menudo se combinan otros antiinflamatorios como
la fenilbutazona; normalmente la fenilbutazona sola
aplicada por vía tópica no se detecta en sangre, pero
combinada con DMSO es detectable. Se ha postulado
que el uso de dimetilsulfóxido más peróxido de hidró-
geno (H

20

2) es útil en la cicatrización de piel con zonas

isquémicas.

Antihistarnínjcos

Este capítulo comprende:

• Conceptos generales
• Antagonistas farmacológicos competitivos
Antihistamínicos H

1

Antihistamínicos H

2

• lnhibidores de la liberación de histamina
Cromoglicato sódico
Nedocromil
Ketotifeno

• Prurito

Antihistamínicos
Corticosteroides. Betametasona
Antidepresivos tricíclicos
Ácidos grasos esenciales

• Anafilaxia
• Sarna canina
• Demodicosis canina localizada
Acaricidas
Amitraz

933

934 • Parte XI -Corticosteroides suprarrenales, dímetilsulfóxido CDMSO) y ontihistomínicos

* Conceptos generales

En la respuesta inflamatoria intervienen un gran número
de células como mastocitos, macrófagos, monocitos, leu-
cocilos polimorfonucleares, plaquetas y linfocitos, por
mencionar algunos. Se sabe que muchas de las respues--
tas agudas o tardías a los alergenos y a los irritantes se
deben a la liberación de mediadores como histamina,
serotonina, leucotrienos, etc., a partir de las células men-
cionadas. En el caso de la histamina, ésta se libera princi-
palmente de las células cebadas, pero existen otros sitios
de formación y almacenamiento de histamina como
basófilos, neuronas del SNC, células de la epidermis y de
la mucosa Gl. En el cuadro 54-1 se presentan los efectos
de la histamina sobre sus receptores.

l. Antagonistas fisiológicos: sustancias que normalmente se
secretan en el organismo y que producen respuestas
contrarias a las que desencadena la histamina; entre
ellos se incluye la adrenalina.
2. Antagonistas farmacológicos competitivos: sustancias que
al ocupar los receptores específicos de la histamina
evitan que ésta ejerza sus efectos. Son Jos llamados
antihistamínicos H

1, H

2 y H

3. Los antihistamínicos
son antagonistas competitivos úpicos; es decir, no
impiden la liberación de histamina, sino que evitan
que ésta actúe en los receptores tisulares específicos.
Debe recordarse que por ser de tipo competitivo,
es importante que los antihistamínicos se encuen-
tren disponibles antes de que la histamina ocupe los
receptores, ya que estos fármacos son más eficaces
para evitar los efectos de la histamina que para rever-
tirios. Así, existen variantes en la respuesta clínica,
dependientes del momemo de la administración de
los antihistamínicos y del intervalo con que se apli-

A veces, la respuesta in A amatoria se toma exagerada
y se convierte en un problema que se puede bloquear
mediante el uso de los siguientes grupos de fármacos:

CUIIdro 54-1. Efectos de la histamina sobre sus receptores

Tipo de

Reacción fisiológica/

receptor órganos blanco

farmacológica

Hl

Músculo liso:
-Vasos sangurneos

Vasodilatación, edema

-Bronqu1os e Intestino

ContraCCión

Glándulas lagrimales,

Hipersecreción; causan parte de

salivales, bronquiales,

las manifestaciones alérgicas

pancreáticas e
intestinales

H2

Células parietales en las

Los receptores H

2 están

glándulas gástricas

implicados en el proceso
de secreción ácida
del estómago por ser
med1adores de la acción de
la gastnna sobre las células
parietales productoras
de HCI (h1persecreoón),
la regulación del
sistema inmunitario y la
retroalimentación negativa
de la secreción de histamina

Corazón

Efecto cronotrópico e

útero

inotrópico positivo

H

1 y H
2

Capilares sangurneos

Vasodilatación, aumento de
permeabilidad, hipotensión

SNC

Respuestas de comportamiento

H3

SNC

Sedación

Bronqu1os

Broncodilatación

vras Gl

Regulan las contracciones y la
secreción gástrica inducida
por H

1

Agonistas

Antagonistas

específicos

específicos

H1stamina 2-

Pirilamina,

metilhistamina

metiramina, los
antihistamrnicos
clásicos
(antagomstas H

1)

Betazol, 4-

Cimetidina, ranitidina

metilhistamina

(antagonistas H

2)

H1stamina

Antagonistas
H

1 y H
2

H1stamma

(R)-a-

Tioperamida

metilhistamma

Clobenprop1t

e 1met1t

Capftulo 54 Antíhistamlnicos • 935

Generación

Grupo

Fármacos

Etanolamina

Bromodifeniramina, carbinomina, clemastina, dimenhidrinato, difenhidramina,
doxilamina

Etilendiamina

Pirilamina, tripelenamina

Alquilaminas

Bromofeniramina, clorfeniramina, dexclorfeniramina, triprolidina

Fenotiazinas

Clorhidrato de prometazina

Piperidinas

Astemizol, loratadina, terfenadina

Piperazina

Hidroxizina

quen. Los antihistamínicos tienen efectos ansiolíticos
moderados por su acción a nivel subcortical, donde
producen bloqueo de la acetilcolina y efectos antidis--
cinéticos, por lo que fármacos como la difenhldramina
son útiles en la terapéutica del síndrome de Parkinson
en seres humanos; en veterinaria se pueden utilizar en
algunas alteraciones locomotrices de origen central
en perros, como las que se presentan en las secuelas
de moquillo. Los antihistamínicos también producen
anestesia local, aunque se necesitan dosis mucho más
altas que las necesarias para antagonizar la histamina,
e incluso llegan a ser tres a cuatro veces más potentes
que la procaína, como en el caso de la difenhidramina
y la prometazina. Dicho efecto se logra gracias a que
los antihistamínicos bloquean los canales de Na+ en
las membranas celulares.
3. Inhibidores d~ la liberación de hístamina: se trata de sus--
tancias que reducen la desgranulación de células
cebadas y basófilos, la cual se presenta en la interac-
ción Ag-IgE. Dentro de esta clasificación se encuen-
tran el cromoglicato sódico y el ketotifeno.

% Antagonistas farmacológicos
competitivos

Antihistamínicos H

1

Los antihistamínicos (o bloqueadores) H

1 se dividen en
dos generaciones (cuadro 54-2). Los de primera gene-
ración tienen una molécula de etilamina y un grupo
amino terciario, unido generalmente por una cadena
de dos o tres carbonos con dos sustituyentes aromáticos
(ARl' ~). El tipo de átomo que los liga se ha utili-
zado para caracterizar a estos compuestos (fig. 54-1).
El efecto sedante y a veces estimulante o depresor que
inducen los antagonistas H

1 de la primera generación
se debe a que se unen a receptores en el SNC. Los deri-
vados de etanolamina y etilendiamina tienen un efecto
anticolinérgico mayor al de otros antihistamínicos, con
los efectos colaterales correspondientes. Son conocidos

sus efectos antieméticos y contra el vértigo, aunque son
menos eficaces que los fenotiazínicos. También pueden
disminuir las secreciones de las glándulas con inervación
colinérgica, como las del aparato respiratorio.
Muchos de los antihistamínicos de segunda gene-
ración tienen diferencias estructurales respectO a los de
primera generación. Debido a estas diferencias, aumenta
la polaridad del fármaco y disminuye su capacidad de
cruzar barreras. A mayor liposolubilidad, mayor efecto
a nivel de SNC, de tal suerte que astemizol, cetricina,
loratadina y terfenadina (segunda generación) no tie-
nen efecto a nivel central, pues no logran atravesar la
barrera hematoencefálica. Ésta es una ventaja, ya que así
disminuyen efectos colaterales como la sedación. Entre
los efectos de los antihistamínicos H

1 de segunda gene-
ración se encuentran menor infiltración de eosinófilos
en el sitio de activación de las células cebadas.

Farmacocinética

Los antihistamínicos se absorben bien después de su
administración por VO en los animales monogástricos.
En los rumiantes, su aplicación debe ser siempre por vía
parenteral. Sin embargo, la administración por vía IV se
debe realizar muy lentamente, ya que suelen observarse
signos de estimulación nerviosa y trastornos cardiovas-
culares, sobre todo en gatos y caballos. Los antihistamí-
nicos se absorben muy poco si se aplican sobre la piel
intacta. Se distribuyen ampliamente en el organismo y
se encuentran concentraciones significativas en pulmón,
bazo, riñón, cerebro, músculo y piel. Casi la totalidad
de la dosis administrada sufre biotransformación, que

AR\

1 1

/

x-c-e-N

A¿ 1 1

\

Fig. 54-1. Fórmula estructural general de los antihistamlnicos H

1 de

primera generación.

936 • Parte XI -Corticosteroides suprorTenoles, dimetilsulfóxido CDMSO) y ontihistominicos

Cuadro 54-3. Dosis de algunos antihistamlniCos H

1 en varias especies

Fármaco

Perros

Gatos

Caballos *

Vacas *

Hidroxizina

3-6.6 mglkg/8 h, VO

Terfenadina

5-1 O mg/kg/2 h, VO

Dimenhidrinato

1-1 .5 mglkg y hasta

1-1.5 mglkg

1-1.5 mglkg

1-1.5 mg/kg

8 mglkg/8 h, VO

Tripelenamina

0.5-2 mg/kg, IM

1-2 mg/kg

Pirilamina

1-2 mg/kg

1 mg/kg

1-2 mglkg

1-2 mg/kg

*De preferenCia no usar la vía IV. deb1do a los efectos colaterales antes descntos

se lleva a cabo sobre todo en el sistema microsómico
hepático, aunque también puede efecruarse en pulmón
y riñón. Los antihistamínicos se eliminan principalmente
por orina, donde aparecen como metabolitos que en
su mayoría se excretan en 24 h, si bien pueden quedar
trazas en orina por cuatro a siete días.

Indicaciones y dosis

Los efectos más útiles de los antihistamínicos H

1 son
los que ejercen sobre el músculo liso, principalmente la
inhibición de la contracción muscular en las vías GI y el
antagonismo del efecto broncoconstrictor. Disminuyen
la permeabilidad capilar, por lo cual reducen la forma-
ción de edema y alivian la urticaria.
El tratamiento con antihistamínicos es sólo sinto-
mático, ya que no ataca los factores que desencadenan
la liberación de histamina, sino que sólo la antagoni-
/an. Es necesario tratar la causa primaria que estimula
la liberación de histamina; de lo contrario, ésta seguirá
secrctándose. Se debe mantener la administración de
antihistamínicos hasta que se eliminen el o los agentes
etiológicos. Estos compuestos son útiles en la terapéutica
de ciertas reacciones alérgicas. Los antihistamínicos se
administran en la retención placentaria para prevenir
los problemas asociados con la liberación de histamina,
como en la metritis, en la laminitis en vacas (pero no en
caballos) y en la metritis tóxica en yeguas. También se
utilitan para quitar el dolor causado por la involución
uterina, y en bovinos se han usado como estimulantes
nerviosos en casos del síndrome de la vaca caída, para
estimular que se levanten una vet. suplidas sus deficien-
cias de calcio, fósforo y magnesio. En el cuadro 54-3 se
presentan las dosis de algunos antihistamínicos H

1 en

varias especies.

PERROS Y GATOS: se emplean para tratar urticaria,
atopia, reacciones a picaduras de insectos y problemas
pruriginosos.

BOVINOS: bajo la premisa de que se libera histamina
en muchas entidades patológicas, en los bovinos se han
utilizado antagonistas H

1 como coadyuvantes en un gran

número de enfermedades, aunque aún falta evaluar su
eficacia clínica real (cuadro 54-4).

OTRAS ESPECIES: se usan antihistamínicos H

1 en casos
de prurito, urticaria, diversos tipos de dermatitis, eccema
húmedo, otitis eccematosa aguda, picaduras de insectos,
laminitis en vacas (se ha demostrado que en caballos no
brinda beneficio alguno), azouria, oftalmía periódica,
enfisema pulmonar, algunos tipos de timpanismo en
rumiantes como los relacionados con atonía ruminal
inducida por histamina después de sobrealimentación,
en casos de mastitis, metritis, edema del intestino en cer-
dos, fotosensibilización, quemaduras, púrpura, linfangi-
tis, acetonemia, alivio de tos en perros con dirofilariasis,
prevención del mareo y como parte del tratamiento de
apoyo en casos de choque, aunque se debe señalar que
ante un choque anafiláctico, el primer medicamento
que se debe administrar es adrenalina (14 ~g/kg) por
vía se, para evitar en lo posible el broncospasmo y la
caída de la presión arterial, e inmediatamente después
un glucocorticoide, de preferencia una sal succinato o
fosfato de aplicación intravenosa. Este grupo de antihis-
tamínicos alivian el bloqueo neuromuscular causado por
la toxicidad de los organofosforados; no bloquean el cen-
tro de estimulación de la náusea, deprimen ciertas áreas
de Jos centros (altos) o del centro del movimiento (ciné-

Cuadro 54-4. Enfermedades de bovinos en que se
recomienda el uso de antihistamfni-
costipo H

1

Enfermedad

Causas

Neumonfa
Fiebre de embarque
Mastitis
Metritis
Tetania de los pastos
Retención placentaria
lmpacción ruminal
Indigestión
Obstrucción Gl

Envenenamiento por plantas
Quemaduras de 2°grado
Dermatosis no especificas
Posterior a choque anafiláctico
Timpanismo
Asma

Edemas

Picaduras de insectos
Mordeduras de serpientes

rico); inhiben la zona de disparo del quimiorreceptor,
deprimen la excitabilidad y la conducción en las rutas
vestibulocerebelosas y se utilizan para tratar el vértigo.
La duración de la actividad ejercida por estos fármacos
varía dependiendo del compuesto y del individuo.

Efectos adversos

La mayoría de los efectos colaterales de los antihista-
mínicos (en especial los antagonistas H

1) se deben a
sobredosis o a la administración por vía rv rápida (p.
ej., en el caballo). En dosis terapéuticas se consideran
atóxicos. Sólo los antihistamínicos del tipo H

1 cruzan
la barrera hematoencefálica por su estructura lipófila
y generan sedación o excitación. Los antihistamínicos
del tipo H

2 no pueden atravesar dicha barrera. Debido
a esta propiedad los efectos indeseables más comunes se
presentan por acción en SNC y varían; pueden presen-
tarse sedación, ataxia, somnolencia y desorientación; en
casos opuestos se produce excitación.
En la sobredosis exagerada se pueden presentar
ataxia, atetosis y convulsiones con pupilas midriáticas
y fijas. Los equinos son particularmente sensibles, y la
sobredosis puede llegar a ser letal. Suelen presentarse
también trastornos GI (anorexia, náusea, vómito, males-
tar epigástrico y estreñimiento o diarrea), sobre todo
si los antihistamínicos se administran por VO durante
tiempo prolongado.
En perros se han presentado sedación, anorexia,
prurito, diarrea, vómito, queratoconjuntivitis seca y sebo-
rrea seca (sicca). No existe un tratamiento espeófico, sólo
sintomático. En perros con hipertrofia prostática, los
antihistamínicos pueden dificultar la micción e incluso
impedirla, con consecuencias graves si el veterinario no
detecta este problema. En pacientes con glaucoma, pro-
blemas de vías urinarias como hipertrofia prostáúca, alte-
raciones del funcionamiento del SNC, etc., los beneficios
tal vez sean menores que los efectos colaterales.

Interacciones

Los antihistamínicos ejercen un efecto de potencializa-
ción cuando se administran junto con otros depresores
del SNC, como tranquilizantes, anestésicos y narcóticos.
Puede aparecer atropinismo cuando se combinan con
agentes parasimpaticolíticos o derivados de la fenotia-
zina. Los antihistamínicos disminuyen el efecto de los
esteroides, andrógenos, hidrocortisona y progesterona.
Asimismo, interfieren con pruebas diagnósticas, como es
el caso de la tuberculina. El amitraz puede prolongar e
intensificar el efecto anticolinérgico (resequedad y efec-
tos colaterales en las vías Gl) de los antihistaminicos.

Astemizol

Su nombre químico es 1-[ ( 4-0uorofenil)-metil]-N-[1-[2-
( 4-metoxifenil) -etil]-4-piperidin il] -1H-bencimidazol-2-

Capftulo 54 Antihistaminicos • 937

amina; tiene peso molecular de 458.5 Da y su fórmula
condensada es C

28H

31FN

40. Es soluble en solventes

orgánicos pero insoluble en agua.

Indicaciones y dosis. Es un antihistamínico útil en
casos de alergias; la dosis en perros es de 0.2-1 mg/kg/
día por vía oral.

Interacciones. Cuando los antihistamínicos H

1 se
administran junto con eritromicina pueden inducir
cardiotoxicosis, en particular astemizol y terfenadina,
lo que favorece la prolongación del intervalo QT y la
presentación de arritmias ventriculares. El ketoconazol
y el itraconazol aumentan los valores de astemizol por
bloqueo de su biotransformación.
Ciproheptadina, azatadina y en menor proporción
astemizol antagonizan la serotonina y estimulan el ape-
tito en seres humanos. Aunque se ha usado empírica-
mente este efecto en veterinaria, se desconocen tanto su
eficacia como la conveniencia de recurrir a esta acción
en pacientes hiporéxicos y anoréxicos. En gatos anoréxi-
cos posquirúrgicos, la aplicación de diazepam (0.1-0.4
mg/kg por VO) brinda mejores resultados que la cipro-
hcptadina para inducir hambre.

Clorhidrato de difenhidramina

Es un antihistamínico en forma de polvo cristalino que
tiende a oscurecerse cuando se expone a la luz; es soluble
en agua y alcohol; tiene pKa de 9 y pH de 5-6. Su nom-
bre químico es 2-difenilmetoxi-N,N-dimetiletanoamina;
tiene peso molecular de 255.36 Da y su fórmula con-
densada es C

17H

21NOHCI. Es soluble en agua, alcohol,

cloroformo y acetona.

Farmacodinámica. Actúa en los receptores H

1, pero
además tiene propiedades sedantes, anticolinérgicas,
antitusivas y antieméticas.

Farmacocinética. Sólo hay datos farmacocinéticos
en ratas. Después de administrarlo por vía fV, alcanza
valores altos en pulmones, bazo y cerebro. Atra\iesa la
placenta, se metaboliza en el hígado y se elimina por
la orina.

Indicaciones y dosis. PERRos: como antiemético la
dosis es de 2-4 mg/kg/8 h por VO, o bien 1 mg/kg por
vía fV o IM. Además, tiene otros usos, como en la terapia
del envenenamiemo por organofosforados o carbama-
tos, para la prevención de reacciones alérgicas, y en el
tratamiento de urticaria, angiedema y atopia canina.

CATOS: como antiemético la dosis es de 2-4 mg/kg/8

h por vía oral.

CABALLOS: en la terapia de procesos anafilácticos
la dosis es de 0.25-1 mg/kg por vía N lenta o intra-
muscular.

938 • Parte XI -Corticosteroides suprarrenales, dimetilsulfóxido (DMSO) y ontihistomínicos

BoviNOS: en la terapia de procesos anafilácticos la
dosis es de 0.5-1 mg/kg por vía IM o IV Uunto con cor-
ticosteroides o adrenalina).
La DL

50 en ratas es de 500 mg/kg por vía oral.

Efectos adversos. Debido a sus efectos colinérgicos
se debe usar con cuidado en los pacientes con problemas
cardiacos o en hipertensos. Puede acentuar los bloqueos
cardiacos. Los efectos más comunes son depresión, seque-
dad bucal, retención urinaria, letargo, somnolencia, ano-
rexia, diarrea, vómito, depresión respiratoria y emesis. En
gatos, la difenhidrarnina causa mucha excitación y sólo
se debe usar si no existe otra opción.

Interacciones. Si se combina con otros depresores
del SNC, la sedación aumenta. Potencia el efecto anti-
coagulante de la heparina y la warfarina. Potencia los
efectos de la adrenalina. Es compatible con las solucio-
nes que se administran por vía intravenosa.

Fumarato de clemastina

También se le conoce como fumarato de meclastina
o fumarato de mecloprodina; es un polvo cristalino
inodoro muy soluble en agua y menos en alcohol. Su
nombre químico es [R-(R*,R*) ]-2-[2-[ 1-( 4-clorofenil)-
1-fcniltioxi]-etil]-1-metilpirrolidina; ( + )-2-[2-[ (p-cloro-
a-meúl-a-fenilbencil )-oxi]-etil] -1-metilpirrolidina. Tiene
peso molecular de 343.9 Da y su fórmula condensada es
C

21H

26ClNO.

Farmacodinámica. Actúa competitivamente en los

receptores H

1; no bloquea la liberación de histamina,
pero antagoniza sus efectos. Tiene efectos anticolinér-
gicos.

Indicaciones y dosis. PERROS: como antihistamínico
la dosis es de 0.05-0.1 mg/kg/12 h por vía oral.

Efectos adversos. Está contraindicado en pacientes
con insuficiencia cardiaca. Los efectos más comunes son
depresión y sequedad de boca y membranas. No cuenta
con ningún antídoto. Puede producir taquicardia debido
a sus propiedades colinérgicas. En gatos, la clemastina
causa mucha excitación y no se recomienda, ya que en
estos animales los efectos colaterales son mayores que
los beneficios.

Interacciones. Los barbitúricos, tranquilizantes y
cualquier depresor del SNC potencia la sedación que
produce la clemastina. La furazolidona intensifica sus
efectos.

Maleato de clorfeniramina

Es un antihistamínico que se encuentra en forma de
polvo cristalino inodoro con pKa de 9.2 y pH de 4-5.2.
Es soluble en agua y alcohol. Su nombre químico es
y-( 4-clorofenii)-N ,N-dimetil-2-piridinpropanamina; 2-

[p-clor peso molecular de 274.8 Da y su fórmula condensada
es C

16H

19ClN

2.

Farmacodinámica. Actúa en los receptores H

1 y los
inhibe competitivamente. No inactiva o evita la libera-
ción de histamina. Tiene efectos anticolinérgicos, anti-
eméticos y antiserotoninérgicos.

Indicaciones y dosis. Se puede administrar con el
alimento. Se utiliza para reducir y prevenir la liberación
de histamina, evitando sus efectos adversos.

PERROS: la dosis total es de 4-8 mg/animal/12 h por

vía oral.

GATOS: la dosis total es de 2 mg/animal/12 h por

vía oral.

Efectos adversos. Es de empleo delicado en anima-
les con problemas cardiacos. Puede producir somno-
lencia, depresión, ar10rexia, vómito, diarrea, sequedad
de boca, depresión respiratoria y sedación. Con las
sobredosis se presenta estimulación de SNC y en casos
extremos la muerte.

Interacciones. Al combinarse con depresores del
SNC produce sedación profunda.

Dimenhidrinato

El dimenhidrinato está compuesto por 54% de difen-
hidramina y 46% de cloroteofilina. Se encuentra en
forma de polvo cristalino inodoro de sabor amargo
con pH de 6.4-7.2, dependiendo de la presentación y
el vehículo utilizado. Su nombre químico es 8-cloro-
3, 7-dihidro-1,3-dimetil-1 H-purina-2,6 compuesto con
2-( difenilmetoxi)-N ,N-dimetiletianamina ( 1:1); 2-(ben-
zidriloxi)-N,N-dimeúleúlamina-8-doroteofilinato; tiene
peso molecular de 469.9 Da y su fórmula condensada es
C24H2aClN503.

Farmacodinámica. Tiene efectos antihistamínicos,
antieméticos y anticolinérgicos; se usa como anestésico
local y como depresor del sistema nervioso central.

Indicaciones y dosis. PERROS: como antiemético y
contra el vértigo la dosis es de 4-8 mg/kg/8 h por VO,
IM o intravenosa.

GATOS: 12.5 mg/animal/8 h por VO, IM o intrave-

nosa.

CABALlOS Y BOVINOS: la dosis es de 1-1.5 mg/kilo-

gramo.

Efectos adversos. El dimenhidrinato, al igual que
la clorfeniramina, es de empleo delicado en animales
con problemas cardiacos. Puede producir somnolencia,
depresión, anorexia, vómito, diarrea, sequedad de boca,

depresión respiratoria y sedación. Con las sobredosis se
presenta estimulación del sistema nervioso central.

Interacciones. Al combinarse con depresores del
SNC produce sedación profunda. Puede potenciar los
efectos de otros anticolinérgicos. Es un inductor del sis-
tema microsórnico enzimático y puede afectar el meta-
bolismo de otros fármacos.

Antihistamínicos H

2

La burimamida y la metiamida fueron los dos primeros
antagonistas H

2 sintetizados, y no se utilizan en clínica ya
que la primera no se absorbe por VO y la segunda causa
agranulocitosis. Sin embargo, existen en la actualidad
tres compuestos con pocos efectos indeseables y de gran
potencia: cimetidina, ranitidina y famotidina.

Farmacodinámica

Cimetidina, ranitidina y famotidina ejercen sus acciones
farmacológicas por medio de un antagonismo competi-
tivo con la histarnina por los receptores H

2, y sus efectos

son:

• Interfieren en la secreción gástrica de HCl debido a
que tienen receptores en las células parietales.
• Relajan el músculo liso uterino en la rata.
• Producen vasodilatación del lecho capilar.

Los antihistamínicos H

2 no afectan de ninguna
manera las funciones mediadas por receptores H

1, y

viceversa.

Farmacocinética

Los antihistamínicos H

2 se absorben de manera eficaz
después de su administración por VO, y la Cpmáx se logra
en 45-75 min. Si se administran junto con alimentos, se
retarda su absorción y el inicio de su efecto se prolonga.
Se distribuyen ampliamente en el organismo; llegan a
cruzar la barrera placentaria y se han detectado en la
leche materna, pero no cruzan la barrera hematoence-
fálica. Se eliminan sobre todo por orina, de donde se
recupera en 24 h hasta 75% de la dosis, sin modificación
alguna.

Indicaciones

Clínicamente, la acción más importante de los antihis-
tamínicos H

2 es el bloqueo de la secreción gástrica de
HCI. Mediante la administración de los antihistamínicos
H

2 se pueden abatir muchos estímulos secretores, ya que
la estimulación de receptores H

2 constituye el paso final
para que se lleve a cabo la secreción de HCl de las células
parietales. Los antihistamínicos H

2 reducen también la

acción de fármacos colinérgicos.

Capftulo 54 Antihistomlnicos • 939

PERROS Y GATOS: se han utilizado como fármacos esen-
ciales en la terapéutica de úlceras gástricas y síndrome
acidopéptico. Son de gran eficacia para resolver la gas-
tritis irritativa inducida por analgésicos no narcóticos;
se han usado también para el tratamiento del reflujo
gastroesofágico, con el fin de evitar lesiones a este nivel
por el pH tan bajo del reflujo gástrico. En la terapéutica
de gastrinomas en el perro se deben recomendar las
dosis más altas, con intervalos cortos.

Efectos adversos

La toxicidad de los antihistamínicos H

2 es muy baja; con
dosis altas y administración continua pueden llegar a
aparecer algunos signos menores como náusea, vómito
o diarrea. En casos graves se presenta cefalea, estreñi-
miento y posiblemente dispepsia.

Interacciones

Estos fármacos no se deben administrar por VO junto
con antiácidos o promotores de la motilidad GI como la
metocloprarnida, pues se modifica su absorción.

Cimetidina

Es un polvo cristalino de olor desagradable, muy soluble
en agua, con pKa de 7.1 y pH de 3.8-6, dependiendo de
la presentación y el vehículo utilizado. Su nombre quí-
mico es N-cian 4-il)-metil]-tio]-etil]-guanidina; tiene peso molecular de
252.3 Da y su fórmula condensada es C

10H

16N

6S.

Farmacodinámica. Es un inhibidor competitivo que
actúa en los receptores H

2 de las células parietales; su
efecto consiste en la reducción de las secreciones gás-
tricas. No altera el tiempo de vaciamiento gástrico ni la
presión esofágica o la cantidad de secreciones biliares
o pancreáticas. Se menciona que tiene un efecto inmu-
nomodulador y que suprime el efecto de las células T;
además posee una débil actividad estimulante de la lac-
tación. Puede inducir ginecomastia o crecimiento glan-
dular con el uso crónico en primates.

Farmacocinética. Al administrarse en perros por VO
tiene biodisponibilidad de 95%; la vida media plasmá-
tica es de 1 h y el Vd es de 1.2 L/kg. Llega a la leche
y atraviesa la placenta. Se metaboliza en el hígado y se
elimina por la orina. La vida media de la cimetidina es
de aproximadamente 2 h, pero su efecto permanece
hasta por 8 h. En el caballo, se recomienda un valor
terapéutico de 1.0 pg/ml de plasma para suprimir de
manera eficaz la secreción ácida.

Indicaciones y dosis. La cimetidina aumenta los valo-
res de prolactina. No afecta las funciones del estómago
como vaciamiento, secreción de factor intrínseco o tono,
y para tal fin se requiere la aplicación de metoclopra-

940 • Parte XI -Corticosteroides suprarrenales, dimetilsulfóxido CDMSO) y ontihistomlnicos

mida o cisaprida, que son fármacos no relacionados con
los antihistamínicos.
La cimetidina se ha utilizado en pacientes con defi-
ciencia exocrina pancreática (es tea torrea, mala digestión
y pérdida de peso). Incrementa el pH del estómago y evita
la destrucción del extracto pancreático exógeno adminis-
trado de manera conjunta; los pacientes así tratados recu-
peran peso rápidamente y no presentan esteatorrea.

PERROS: para tratar gastritis crónica, úlceras y en casos
de esofagitis: 5-10 mg/kg/6 h por YO o subcutánea.
Para prevenir irritación gástrica, hiperacidez y ulce-
ración secundaria a mastocitomas: 5 mg/kg/8 h por VO
y subcutánea.

En casos de gastrinoma: 5-15 mg/kg/6 h porvía IV,

se u oral.

Para supresión de linfocitos T (como inmunomodu-
lador): 10-25 mg/kg/12 h por vía oral.

GATOS: la dosis es de 5-10 mg/kg/6-8 h por VO o 10
mg/kg por vía IV en infusión lenta.

CABALLOS: se ha estimado que es eficaz para reducir
la secreción de HCl como en el ser humano, y hay prue-
bas de su utilidad clínica en el tratamiento de úlceras
gástricas en esta especie con dosis de 4 mg/kg/12 h por
vía IV, u 11 mg/kg/12 h por VO durante el tiempo que
se requiera.

Se ha usado la cimetidina en el control de la melano-
matosis multifocal progresiva y otros tipos de melanoma,
en dosis de 2.5 mg/kg/8 h por VO durante meses. Se
ha usado también para esofagitis y reflujo en dosis de
l g por YO, IM o IV dividido en dos o tres tomas. No se
conoce el mecanismo preciso de acción, pero se sugiere
una eficacia clínica notable. En potros se usa también
para el tratamiento de úlceras gásnicas en dosis de 20
mg/kg/1-3 veces al día por YO, o bien 8-10 mg/kg/4-6
h por vía intravenosa.

BoviNOS: para el tratamiento de úlceras abomasales
la dosis es de 8-16 mg/kg cada 8 h; el tratamiento es
costoso.

CERDOS: para el tratamiento de úlceras gástricas la
dosis es de 300 mg/animal.
La DL

50 en ratones es de 2.6 g/kg YO, 150 mg/kg
vía IV y 470 mg/kg vía IP; en ratas es de 5 g/kg YO, 106
mg/kg vía IV y 650 mg/kg vía intraperitoneal.

Efectos adversos. En ratas y perros que recibie-
ron cimetidina en grandes dosis durante periodos de
uno a tres meses se redujo el tamaño de los testículos,
las vesículas seminales y la próstata, aunque no hubo
efecto alguno sobre la fertilidad ni la capacidad sexual
de dichos animales.
Se debe usar con cuidado en pacientes con insu-
ficiencia hepática o renal. Ocasionalmente provoca

agranulocitosis si se administra con rapidez por vía IV;
además puede provocar arritmias cardiacas y dolor en
el sitio de aplicación.

Interacciones. La cimetidina inhibe el sistema micro-
sómico hepático y aumenta la permanencia de algunos
fármacos, como bloqueadores adrenérgicos beta, metro-
nidazol, lidocaína, benzodiazepinas, etanol, fenitoína,
teofilina, warfarina y difenilhidantoína. La cimetidina
no puede evitar la úlcera inducida por ácido acetilsali-
cílico o naproxeno en perros. La cimetidina disminuye
la depuración de la procainamida.
La cimetidina inyectable es compatible con sulfato
de amikacina, sulfato de atropina, carbenicilina disódica,
cefoxitina sódica, clorotiazida sódica, fosfato de clinda-
micina, fosfato sódico de dexametasona, digoxina, adre-
nalina, eritromicina, furosemida, sulfato de gentamicina,
heparina sódica, insulina, clorhidrato de isoproterenol,
clorhidrato de lidocaína, clorhidrato de lincomicina,
succinato sódico de metilprednisolona, noradrenalina,
penicilina G potásica y sódica, sulfato de polimixina B,
NaCl, clorhidrato de tetraciclina, clorhidrato de vanco-
micina y vitamina B.
Es incompatible con anfotericina B, ampicilina
sódica, cefamandol, cefazolina sódica, cefalotina sódica
y pentobarbital sódico.

Clorhidrato de ranitidina

El clorhidrato de ranitidina es un antagonista que actúa
en los receptores H

2. Es una sustancia con sabor amargo,
pKa de 8.2 y pH de 6.7-7.3; es soluble en agua y alcohol.
Los cambios en su coloración no afectan su potencia. Su
nombre químico es N-[2-[[[-5-[(dimetilamino)metil]-
2-furanil] -metil] -ti o] -etil] -N'-metil-2-nitro-1, 1-etanodia-
mina; tiene peso molecular de 314.4 Da y su fórmula
condensada es C

13H

22N

40

3S.

Farmacodinámica. Inhibe la histamina y tiene afi-
nidad por los receptores H

2 que se encuentran en las
células parietales; su efecto final es la reducción de las
secreciones gástricas. Es tres a 13 veces más potente que
la cimetidina. Retarda el vaciamiento gástrico e inhibe
la liberación de vasopresina.

Farmacocinética. Al administrarse por VO, la bio-
disponibilidad es de 81%, la vida media plasmática de
2 h y el Vd de 2.6 L/kg. Se metaboliza en el hígado y se
elimina en la orina por filtración glomerular y secreción
tubular.

Indicaciones y dosis. PERRos: para el tratamiento de
esofagitis, gastritis crónica, úlceras y gastrinomas (entre
otras), la dosis es de 2 mg/kg/8 h por vía oral.

GATOS: para el tratamiento de úlceras la dosis es de
2.5 mg/kg/12 h por vía IV, o 3.5 mg/kg/12 h por vía
oral.

CABALLOS: es tan eficaz para reducir la secreción de
HCl como en el ser humano y ha mostrado su utilidad
en el tratamiento de úlceras gástricas en esta especie. La
dosis es de 2.2-6.6 mg/kg/6-12 h por VO, o 1.5 mg/kg
por vía intravenosa.

Efectos adversos. Al igual que la cimetidina, se debe
administrar con precaución en pacientes con insuficien-
cia renal o hepática. Ocasionalmente la ranitidina pro-
voca agranulocitosis si se administra con rapidez por vía
IV, y además puede provocar arritmias cardiacas y dolor
en el sitio de aplicación. Cuando se sobredosifica, sólo
puede removerse del organismo con hemodiálisis.

Interacciones. A diferencia de la cimetidina, al pare-
cer no afecta el metabolismo hepático de otros fármacos.
Los antiácidos disminuyen la absorción de la ranitidina,
y se sugiere administrarla 2 h antes o después de anti-
ácidos a base de gel de aluminio.

Famotidina

La famotidina es un antagonista de la histamina que
actúa en los receptores H

2; se encuentra en forma de
polvo inodoro con sabor amargo y es soluble en agua. Su
nombre químico es 3-[ [ [2-[ (aminoiminometil)-amino ]-
4-tiazolil]-metil]-tio]-N-(aminosulfonil)-propanoimida-
mida; tiene peso molecular de 337.4 Da y su fórmula
condensada es C

8H

15N

70

2S

3•

Farmacodinámica. Actúa en los receptores H

2 que se
encuentran en las células parietales; reduce las secrecio-
nes gástricas. No afecta el tiempo de vaciamiento gástrico
ni la cantidad de secreciones biliares o pancreáticas.

Farmacocinética. Al administrarse por VO su absor-
ción no es completa, y una parte de la dosis sigue el
efecto de primer paso. En ratas tiene afinidad por
hígado, riñón y páncreas y llega a la leche. El 15% se
une a proteínas plasmáticas. Se ha demostrado que en
ratas no atraviesa la barrera hematoencefálica.
Al administrarla por vía IV en caballos tiene vida
media de 2-3 h; su Vd es de 4.28 L/kg y la biodisponi-
bilidad oral es de 73%. Se metaboliza en el hígado y se
elimina por la orina.

Indicaciones y dosis. Se recomienda para el trata-
miento de úlceras gástricas en las siguientes especies:

PERROS: 0.5 mg/kg/12-24 h por VO, SC, 1M o intra-

venosa.

GATOS: 0.5 mg/kg/12-24 h por VO, se o intra-

muscular.

CABALLOS: 1.8 mg/kg/8 h por VO o 0.2-0.4 mg/
kg/12 h por vía intravenosa.
La DL

50 en ratón es de 244.4 mg/kg por vía intra-

venosa.

Capítulo 54 Antihistomfnicos • 941

Efectos adversos. Se debe administrar con precau-
ción en pacientes con insuficiencia renal o hepática.
Tiene efectos inotrópicos negativos y puede producir
arritmias; es de empleo delicado en pacientes con enfer-
medades cardiacas. En ratas hembras gestantes puede
afectar la ganancia de peso y el consumo de alimento.
Ocasionalmente produce anorexia, \'Ómito, diarrea,
dolor de cabeza y sequedad de piel o boca. En gatos
puede provocar hemólisis si se administra por vía intra-
venosa.

Interacciones. No debe administrarse junto con
antiácidos, metoclopramida ni cisaprida; deben transcu-
rrir al menos 2 h, o disminuirá su absorción. La digoxina
y el ketoconazol modifican su cinética fomentando su
depuración . .Puede acentuar el efecto de fármacos que
produzcan supresión de la médula ósea. Al parecer no
inhibe el sistema microsómico enzimático.

% lnhibidores de la liberación
de histamina

Cromoglicato sódico

El primero de los inhibidores de la liberación de hista-
mina que se descubrió fue el cromoglicato sódico, que a
pesar de que no es broncodilatador ni bloquea la acción
de los mediadores de la inflamación, tiene uso clínico
en la terapéutica del asma alérgica.

Farmacodinámica

Su mecanismo de acción no está bien definido, aunque
se piensa que modifica la interacción entre las células
cebadas y el complejo anúgeno-IgE, previniendo la
desgranulación de dichas células y la liberación de los
mediadores inflamatorios. Esto no ha podido compro-
barse ya que existe una gran variación en el grado en
que previene la liberación de los mediadores, que va
desde 100% en estudios en ratas hasta casi la ineficacia
total en estudios realizados con células cebadas de la
piel y basófilos circulantes en seres humanos. Además,
se han desarrollado agentes con igual o mayor poder
estabilizador de las células cebadas que el cromoglicato
sódico, que sin embargo no tienen su eficacia terapéu-
úca. Algunos mecanismos de acción sugeridos para el
cromoglicato sódico son:

1 Estabilización de las células cebadas
2. Alteración de la movilización intracelular de Ca2

+

3. Inhibición de la quimiotaxia
4. Bloqueo de la fosfodiesterasa
5. Inhibición de los receptores de la irritación
6. Modificación de las respuestas vagales

942 • Parte XI -Corticosteroides suprarrenales, dimetilsulfóxido CDMSO) y antihistaminicos

Indicaciones y dosis

En estudios clínicos realizados en seres humanos con
cromoglicato sódico, el fármaco impidió la respuesta
aguda y la tardía al estímulo antigénico en pacientes
con asma atópica. En asmáticos, se bloqueó la reacción
broncoconstrictora provocada por ejercicio, inhala-
ción de adenosina, aerosol hipotónico salino, aire frío
e hiperventilación, así como por dióxido de sulfuro y
dioscanato de tolueno. Cuando se utiliza regularmente,
reduce la respuesta a la histamina de las vías respiratorias
de los asmáticos, lo que disminuye la necesidad de otros
fármacos, en especial de los corticosteroides.
Además se recomienda para el tratamiento del bron-
cospasmo por inhalación de agentes contaminantes, rini-
tis alérgica, conjuntivitis alérgica y mastocitosis.
La DL

50 de cromoglicato sódico en ratones es >1 g/
kg administrada por vía parenteral; la dosis terapéutica
en seres humanos es de 0.1 mg/kg, por lo que resulta
muy bien tolerado.

Efectos adversos

Sólo se ha informado de reacciones tóxicas idiosincrási-
cas después de dosis parenterales altas. En seres huma-
nos, la inhalación de la solución causa algunas veces
tos transitoria, lo cual se previene tomando un vaso
de agua antes de inhalar el fármaco. También se han
informado casos de anafilaxia, dermatitis generalizada,
dermatitis facial, miositis y gastroenteritis. Se puede
presentar infiltración de eosinófilos en pulmones como
efecto colateral. En ratas, conejos y ratones, las dosis
altas de cromoglicato sódico no originaron malfor-
maciones fetales cuando se administraron durante la
gestación.

Nedocromil

El nedocromil es un ácido piranoquinolínico dicarboxi-
lado con propiedades antialérgicas parecidas a las del
cromoglicato sódico. Su nombre químico es 9-etil-6,9-
dihidro-4,().dioxo-l O-propil-4H-pirano-[3,2y ]-quinolina-
2,8-ácido dicarboxílico; tiene peso molecular de 371.3
Da y su fórmula condensada es C

19H

17N07.

Se ha probado en ratas con anafilaxia pasiva cutánea
o pulmonar y modelos de liberación de mediadores de
células cebadas peritoneales, así como en monos sensibi-
lizados contra Ascaris suum. En estos estudios se observó
igual o más eficacia que la del cromoglicato sódico.
En estudios clínicos disminuyeron la broncoconstric-
ción y la necesidad de tratamiento con agonistas beta y
teofilina y en menor grado, la de suplantar los esteroi-
des. Estudios a largo plazo muestran que es un fármaco
bien tolerado. Los efectos adversos más comúnmente
informados incluyen náusea, dolor de cabeza y vómito,
aunque sólo ocurren en 5% de los pacientes.

Ketotifeno

Su nombre químico es 4,9-dihidro-4-(1-metil-4-piperidi-
nilidiona)-lOH-benzo-[ 4,5 ]-ciclohepta-[ 1 ,2~]-tiofen-10-1.
Tiene peso molecular de 309.4 Da y su fórmula conden-
sada es C

19H

19NOS.

Farmacodinámica

Aunque este fármaco inhibe los efectos relacionados con
los receptores H

1, no bloquea la acción de la histamina
sobre estos receptores de manera competitiva. También
inhibe la contracción del músculo liso inducida por
otros agentes como 5-hidroxitriptamina (serotonina),
bradicinina, leucotrienos y acetilcolina. El ketotifeno
puede bloquear la producción de radicales de oxígeno
por los macrófagos alveolares, la desgranulación y la
liberación de mediadores de las células cebadas y de
los eosinófilos de ratas y seres humanos, pero algunas
veces se requieren altas dosis.

Farmacocinética

El ketotifeno se absorbe bien tras su administración por
VO y alcanza la Cpmáx en 2-4 h. Aunque se absorbe muy
bien. su biodisponibilidad es sólo de 50%, debido a un
metabolismo de primer paso.

Indicaciones y dosis

El ketotifeno es un fármaco de administración oral que
se utiliza en el tratamiento del asma y estados alérgicos.
In vitro, puede bloquear la contracción del músculo liso
de las vías respiratorias inducida por la histamina. Estu-
dios realizados en animales muestran que el ketotifeno
tiene propiedades antihistamínicas y antialérgicas. Los
usos terapéuticos de este fármaco incluyen rinitis alér-
gica, conjuntivitis, urticaria por frío o ejercicio, derma-
titis atópica, alergia alimentaria y mastocitosis sistémica.
La dosis normal de ketotifeno es de 1 mg/12 h, aunque
si se requiere puede aumentarse a 2 mg/12 horas.
En pacientes asmáticos adultos es necesario un mes
de tratamiento para lograr efectos terapéuticos tangibles,
que van en aumento durante un periodo de seis meses.
Comparado con la teofilina y el cromoglicato sódico,
produce iguales o mejores resultados.

Efectos adversos

Los preparados orales se toleran bien, y el efecto adverso
más común es la sedación, que se presenta en 10 a 20%
de los pacientes y que se reduce en una a dos sema-
nas de uso continuo. En 1-2% de los pacientes ocurre
aturdimiento, sequedad bucal, náusea y cefalea en los
primeros tres meses de tratamiento. Algunos efectos
todavía más raros son aumento de peso, alteración GI
(diarrea y vómito) y urticaria.

~ Prurito

La palabra prurito se refiere a la necesidad que siente el
animal de rascarse. A veces se vuelve crónico y requiere
tratamiento. Es evidente que la mejor forma de mane-
jar el prurito es encontrar la causa y darle la terapia
específica. El prurito es signo de una enfermedad; en
sí, el prurito aislado no es una enfermedad como tal,
sólo un signo, pero sus efectos pueden ser de gravedad
e incluso originar mutilación. Para su tratamiento se
utilizan muchos fármacos, entre los que destacan cor-
ticosteroides, antihistamínicos, antidepresores tricícli-
cos y recientemente los suplementos con ácidos grasos
(cuadro 54-5).

Antihistamínicos

A pesar de que existen muchos antihistamínicos, los
resultados obtenidos con cada uno se han diferenciado
de los logrados con otros, ya que la eficacia es muy varia-
ble, y aunque anteriormente se consideró que los anti-
histamínicos no eran útiles en el tratamiento del prurito
en perros, ahora se les reconoce cierta eficacia, teniendo
en cuenta que la reacción depende del paciente y del
efecto que tenga el fármaco en cada uno. Es probable
que los antihistamínicos más modernos como astemizol,
loratadina o clemastina tengan menos efectos colaterales
y puedan administrarse por periodos más prolongados,

Capftulo 54 Antihistomfnicos • 943

lo que puede considerarse una ventaja sobre oo·os anti-
histamínicos.

Al parecer, la clemastina es más potente para inhibir
el prurito en perros que cualquier otro antihistamínico.
En contraste, la terfenadina, otro compuesto no sedante,
no ha mostrado efecto alguno. Para cambiar de un anti-
histamínico a otro se recomienda un periodo de prueba
de por lo menos una semana. La clorfeniramina en gatos
es eficaz hasta en 75% de los casos, y produce en pocas
ocasiones una sedación moderada. Para evitar la dosifi-
cación cada 12 h, se utilizan dosis de 2, 4 y hasta 8 mg en
su presentación de liberación prolongada, aplicada en el
alimento. Esta formulación es bien tolerada por el gato.
Si se presenta w1a reacción inmunitaria aguda del tipo
de la anafilaxia, los antihistamínicos no tienen valor real
durante la crisis inmediata. Algunos clínicos recomiendan
continuar la terapéutica antihistamínica durante tres días
luego de la resolución de un choque anafiláctico y una
vez que se han resuelto el prurito, las manifestaciones
cutáneas o ambos. En el cuadro 54-6 se resumen las indi-
caciones y dosis de antihistamínicos.
Es necesario recordar que en los diferentes tipos
de reacciones alérgicas intervienen también otros auta-
coides diferentes a la histamina (como serotonina,
prostaglandinas, complemento, dopamina, sustancia
anafiláctica de reacción lenta, factor quimiotáctico de
anafilaxia, etc.), y por ello no debe sorprender que
en ocasiones la administración de antihistamínicos no
resulte tan útil como se esperaría.

CUIIdro M-5. Fármacos recomendados en el tratamiento del prurito •

Perros

Gato

Categoría

Nombre

Dosis (mg/kg)

Cada (h)

Dosis (mg/kg)

Cada (h)

Corticosteroides * *

Dexametasona

0.12

48

0.2

48

Metilprednisolona

0.88

48

Prednisolona

1.1 o

48

2.2

48

Triamcinolona

0.88

48

Antihistamlmcos

Clemastina

0.05-0.10

12

0.68 mg/

12

animal

Clorfeniramina

0.22

8

2 mg/animal

12

vo

D1fenhidramma

2.2

8

2 a 4 mg/

12

animal

Hidroxizina

2.2

8

Antidepresivos trícfclicos

Amitriptilina

12

Ácidos grasos (vegetales)

Omega 3 y 6

Variable; ***

12-24

1 mV9 kg

24

1 cápsula/9 kg

* En caso de infecciones secundarias se usan antibacterianos; las cefalosporinas de primera generación son la mejor opción.
** Debe utilizarse un esquema que tienda a buscar la dosis mfnima eficaz.
*** Se recomienda empezar con una cápsula de 250-500 mg y aumentar la dosis hasta que se presenten heces sueltas, momento en que se
reduce la dos1s al m~ximo tolerable.

944 • Parte XI -Corticosteroides suprarrenales, dimetilsulfóxido (DMSO) y antihistamlnicos

Cuadro 54-6. Indicaciones y dosis de antihistamfnicos*

Fármaco

Dosis en perros

Intervalo (h)

Dosis en gatos

Intervalo (h)

Clemastina

0.05-0.10

12

0.68 mg/animal

12

Clorfeniramina

0.22

8

2 mg/animal. VO

12

Hidroxizina

2.2

8

2-4 mg/animal

12

* Como antiprurítico, la dosis de difenhidramina en perros es de 25-50 mg/perro/8-12 h por vía oral.

Corticosteroides. Betametasona

La betametasona se utiliza en el perro para evitar el pru-
rito asociado con problemas dermatológicos. El efecto
antiprurítico tiene duración aproximada de una a seis
semanas, y la dosis de fosfato sódico de betametasona es
de 0.1-0.2 mg/kg/12-24 h por VO. Puede administrarse
porvía 1M a razón de 0.25-0.5 mg/10 kg; es posible repe-
tirla si es necesario.

Antidepresivos tricíclicos

En perros, se ha visto que los antidepresivos tricíclicos
tienen efectos antihistamínicos, y la mezcla de ciernas-
tina + amitriptilina llega a ser de utilidad en los casos
dificil es.

Clorhidrato de amitriptilina

Es un derivado antidepresivo tricíclico dibenzociclo-
heptano que se encuentra en forma de polvo inodoro
soluble en agua con pKa de 9.4. Su nombre químico
es 3 - ( 1 0 , 1 1 - d . i h i d r o - 5 H - d . i b e n z o - [ a , ~ ] - c i c l o h e p t a n o - 5 )
N,N-dimetil-l-propanamina; 10,11-d.ihidro-N,N-dime-
til-5H-dibenzo [ a , ~ ] cicloheptano-propil-amina; tiene
peso molecular de 277.4 Da y su fórmula condensada
es C

20H

23N.

Farmacodinámica. Incrementa las concentraciones
de serotonina y adrenalina; produce sedación.

Farmacocinética. Por VO se absorbe rápidamente
en el tubo Gl. Se une a proteínas plasmáticas y llega
a SNC. Se metaboliza en el hígado, convirtiéndose en
numerosos metabolitos, algunos de ellos activos. La vida
media en perros es de 6-8 horas.

Indicaciones y dosis. PERROS: disminuye la ansiedad.
Para el tratamiento coadyuvante del prurito la dosis es
de 1 mg/kg/12 por vía oral.

Efectos adversos. En perros, a veces produce exci-
tabilidad. Otros efectos incluyen diarrea y vómito. Con
las sobredosis se producen arritmias y colpaso cardio-
vascular.

Interacciones. La cimetidina puede inhibir el
metabolismo de los antidepresivos tricíclicos. Junto
con simpaticomiméticos incrementa la probabilidad
de arritmias.

Ácidos grasos esenciales

Se ha informado que la administración de ácidos gra-
sos esenciales es benéfica para el manejo del prurito
en perros y gatos. Se demostró que los aceites de peces
marinos son ricos en este tipo de ácidos grasos y que en
los perros reducen el prurito y la alopecia y mejoran
la calidad del pelaje. Los efectos adversos debidos a la
suple m en tación con ácidos grasos son raros, pero llegan
a observarse pancreatitis, aliento con olor a pescado,
diarrea, aumento de peso y flatulencias. Pueden alterar
la agregación plaquetaria, por lo que su uso en per.ros
con problemas de coagulación está contraindicado.
También se encuentra una combinación de ácidos
eicosapentaenoicos y docosahexanoicos, los cuales abun-
dan en grasas de pescado, además de aceites vegetales
(ácido gamrna-linoleico); existen presentaciones combi-
nadas con vitaminas A y E.

Farmacodinámica

Su mecanismo de acciúu es complejo, y se c1·ee y_ue:: se::
incorporan a la membrana de las células epiteliales y
compiten con el ácido araquidónico para la síntesis de
lipooxigenasa y ciclooxigenasa, lo cual resulta en una
menor producción de mediadores de la inflamación en
la piel.

Indicaciones y dosis

Están indicados para tratar el prurito asociado o no a
la atopia; son útiles en casos de seborrea, dermatitis y
granulomas eosinofílicos.

Efectos adversos

No se sabe si su uso es seguro durante la gestación.
Con dosis altas se produce diarrea y vómito, y en algu-
nos casos los animales presentan letargo o el prurito
se agrava más.

Interacciones

Mectan el tiempo de coagulación y no se recomiendan
con warfarina o ácido acetilsalicílico.

% Anafilaxia

La anafilaxia se considera una urgencia médica que
requiere de atención inmediata. La administración
parenteral de adrenalina es el tratamiento más utilizado,
en particular cuando se presentan fallas respiratorias
o hipotensión. La adrenalina tiene efectos fisiológicos
benéficos como estimulación de adrenorreceptores alfa
y aumento de la resistencia vascular periférica, lo cual
mejora la circulación sanguínea y la perfusión corona-
ria. Durante episodios de epilepsia, la adrenalina puede
adminisu·arse por vía IV o IM. La administración SC
produce concentraciones plasmáticas bajas aunque por
tiempo prolongado. La administración rápida de grandes
volúmenes por vía IV puede producir arritmias cardiacas
o infarto del miocardio. Una sola dosis es suficiente para
la mayoría de los animales, aunque la dosis puede repe-
tirse a los 5 a 15 min hasta que mejore el estado hemo-
dinámico y respiratorio. Como terapia suplementaria
en el tratamiento de la anafilaxia se pueden administrar
antihistamínicos H

1 y H

2 como la difenilamina.

% Sarna canina

La demodicosis canina es una dermatosis de origen para-
sitario, no contagiosa, provocada por la proliferación del
ácaro Demodex canis dentro de folículo piloso y glándu-
las sebáceas. Se encuentra en la mayoría de los perros,
pero sólo en algunos produce manifestaciones clínicas.
Dicho ácaro no es el único responsable de esta derma-
tosis, sino que intervienen factores genéticos, inmunita-
rios y ambientales y diferentes grados de contaminación
bacteriana. Puede ser localizada o generalizada. Es más
común en perros de tres a 18 meses de edad.

Capítulo 54 Antihistomínicos • 945

% Demodicosis canina localizada

La combinación de prurito y pioderma es rara. Repre-
senta 90% de los casos de demodicosis, que por lo
general se resuelve con el tiempo; no es necesaria la
administración de acaricidas, debido a que puede enmas-
carar padecimientos más graves.
La demodicosis generalizada es una enfermedad
difícil de tratar y de pronóstico reservado. Se caracte-
riza por áreas de alopecia. En algunos casos intervienen
procesos bacterianos infecciosos, los cuales requieren la
administración sistémica de antibióticos y acaricidas. La
demodicosis en adultos es rara, pero cuando se presenta
es un problema serio ya que suele ocurrir junto con
otras enfermedades (endocrinas, neoplásicas) o en el
tratamiento con fármacos inmunosupresores.
El diagnóstico diferencial se establece con pioderma
generalizada, foliculitis, dermatofitosis, lupus, dermato-
miositis y pénfigo (entre otras). Los perros de las razas
sharpei y gran danés son más susceptibles, aunque cual-
quier raza puede presentarla. Se consideran factores pre-
disponen tes raza, edad, pelo corto, mala nutrición, estro,
parto, estrés, endoparásitos y enfermedades debilitantes.
En áreas alopécicas afectadas por este ácaro se pueden
dar masajes con peróxido de benzoílo.

Acaricidas

Se utilizan lactosas macrocíclicas (véase el capítulo
correspondiente).

Amitraz

El protocolo con este agente varía de país a país, pero
por lo general se utiliza en solución al 0.025-0.075%, la
cual se aplica semanalmente en perros. Se recomienda
recortar el pelo y utilizar champú con peróxido de ben-
zoílo antes de aplicar esta solución.

Fármacos que actúan
sobre el sistema
cardiovascular

Fármacos qrue actúan sobre

el sistema caFEJiovascular

Este capítulo comprende:

• Hemostasia
• Agentes hemostásicos
Hemostásicos tópicos
Hemostásicos sistémicos
• Anticoagulantes

Anticoagulantes para usos in vitro
Anticoagulantes de uso sistémico

(in vivo)

• Agentes fibrinoliticos
Estreptocinasa-estreptodornasa
Ancrod
Urocinasa
Bisorbina lactosada
Fibrinolisina
• Agentes hematínicos
• Anemias y su tratamiento
Anemias por deficiencias de
vitamina B

12 y ácido fólico
Anemia ferropriva del cerdo y
otras anemias
• Tratamiento de la insuficiencia cardiaca
congestiva (ICC) en perros y gatos
Introducción
Epizootiología
Etiología y fisiopatología

Signos clínicos
Diagnóstico
Exploraciones complementarias
Diuréticos
Agentes inotrópicos positivos
Inhibidores de la enzima
convertidora de angiotensina

(ECA)

Catecolaminas
Vasodilatadorcs
• Tratamiento del paro cardiaco
Cloruro de calcio
Adrenalina
• Fármacos con capacidad antiarrítmica
Indicaciones y dosis
Antiarrítrnicos de clase 1
Antiarrítrnicos de clase 11
Antiarrítrnicos de clase III
Antiarrítmicos de clase IV
• Tratamiento de la filariasis en perros
Infestaciones por filarías adultas
Tratamiento microfilaricida
Trastornos de las arterias
pulmonares por filarías
Comentarios

947

948 • Parte XII -Fórmacas que actúan sobre el sistema cardiovascular

% Hemostasia

Antes de describir los diversos agentes hemostásicos, es
conveniente presentar un bosquejo del proceso de la
coagulación, para entender mejor el mecanismo por el
que actúan dichos agentes. Los mecanismos fisiológicos
que intervienen en el control de la hemorragia se cono-
cen como fenómenos hemostásicos, que comprenden
la respuesta de vasos sanguíneos, plaquetas y factores
plasmáticos, entre otros. En la figura 55-1 se resume el
mecanismo de hemostasia y fibrinólisis, que consta de
dos fases:

l. Fase vascular: vasoconstricción y extravasación. Duran te
esta fase, la hemorragia se reduce en grado notable
al ocurrir vasoconstricción local refleja mediada por
la liberación de adrenalina y serotonina. Además, la
presión mecánica ejercida sobre los vasos lesionados
por la sangre extravasada en el tejido adyacente ayuda
a detener la hemorragia.

~

Faáor XII (Hageman), se aáiva por el contado de los faáores
IV, VIII, IX, XI, XII, Ca2+

.S:

-~

Faáor XI antecedente tromboplástico del plasma (atp)

"'

E

~

Ca2+

¡;;;

Faáor IX componente tromboplástico del plasma (áp)

Faáor VIII (antihemofílico)

Ca2

+· (IV)

Faáor V (proacelerina)

2. Fase plaquetaria: adhesión, agregación y liberación de
difosfato de adenosina. Las plaquetas tienen afinidad
por la colágena, y su efecto inicial en la hemostasia
se manifiesta por su adhesión a la superficie de los
vasos sanguíneos.

Al unirse una plaqueta con otra (agregación), produ-
cen hemostasia temporal al formar pequeños trombos pla-
quetarios (trombo blanco), los cuales constan de plaquetas
incluidas en una red de fibrina que se localizan sobre todo
en los sistemas arteriales de flujo rápido, donde se ha inte-
rrumpido la continuidad del revestimiento endotelial. Por
el contrario, el trombo rojo posee una cabeza blanca que
crece en dirección a la corriente así como una cola roja, y
se localiza principalmente en el sistema venoso. Aunque
las plaquetas son la causa primaria de la formación del
trombo blanco, la resistencia de éste depende de la natu-
raleza fisica del polímero de fibrina que se forma como
producto de una serie controlada de reacciones seriadas
de los factores de coagulación plasmáticos.

Factor 11(protrombina)

Faáor 1 (fibrinógeno)

Faáor X (Stuart-Power) ----------------+
U pido Ca2
+

j ,,,.

Trombina

Fibrina (polimerizada)

Faáor VIl (proconvertina)

Factor 111(tromboplastina tisular)

Factor XII fibrina (polimerizada)

Fibrina

Cóagulo

+ Faáor XIII, que es el estabihzante de la fibrina (FEF)

+

l

Plasminógeno

Pla~~ina

~~~~~~

l

lnhibidor: ácido aminocaproínico ----;~

Activador cinasa tisular
(urocinasa)
Estreptocinasa
Estafilocinasa

Fig. 55-1. Mecanismo de la hemostasia y de la fibrinólisis.

lisis del coágulo

lnhibidor fisiológico: antiplasmina

Capftulo 55

La interacción de las plaquetas en la pared de los
vasos causa la liberación de difosfato de adenosina, sera-
tonina, histamina, factor plaquetario lll, fosfolípidos,
etc., que son esenciales en esta fase de la coagulación.

% Agentes hemostásicos

Las fases de la hemostasia se pueden ver influidas por
diversos agentes inductores o inhibidores que se enume-
ran en el cuadro 55-l. La aplicación local de diferentes
fármacos puede ser de gran utilidad en la hemorragia
capilar, siempre y cuando el proceso de coagulación sea
normal; aquéllos son de poco valor si hay defectos en
la hemostasia y la fibrinólisis. En este caso está indicado
un tratamiento de reemplazo.

Hemostásicos tópicos

Trombina

Se trata de un coagulante fisiológico que se forma por la
interacción de tromboplastina y Ca2

+ sobre la protrom-

bina de origen bovino.

Indicaciones y dosis. Actúa transformando el fibri-
nógeno en fibrina. Es un agente hemostásico muy eficaz
y se puede usar en combinación con espuma de fibrina
y con esponjas de gelatina. Se aplica tópicamente como
polvo para controlar la hemorragia capilar durante
la cirugía. También se puede utilizar como adhesivo en
cirugías plásticas.

Efectos adversos. Puede producir isquemia local, coa-
gulación intravascular (vía IV) y reacciones alérgicas.

Tromboplastina

La producen en forma natural las plaquetas y el tejido
dañado. Comercialmente, se extrae del cerebro de
bovino. Acelera la coagulación.

cu.dro 55-1. Diversos agentes inductores o inhibidores
que influyen en la hemostasia

-----'

Inductores

lnhibidores

Difosfato de adenosina

Prostaglandina E

Adrenalina

Noradrenalina

Ácido acetilsalicílico

Serotonina

Vasopresina

lndometacina

Trombina

Colágena

Naproxeno

Prostaglandina E

Fórmacos que actúan sobre el sistema cardíovasculor • 949

Indicaciones y dosis. Se administra por vía tópica
con esponja o en forma de aerosol.

Fibrinógeno

Se obtiene por purificación de plasma humano.

Indicaciones y dosis. Se emplea sobre todo en injer-
tos de piel y membranas mucosas. También se utiliza por
vía parenteral para restablecer los valores sanguíneos de
fibrinógeno, después de cirugía mayor o complicaciones
hemorrágicas.

Fibrina

Comercialmente se encuentra como espuma de tipo
esponjoso, que se obtiene por la acción de la trombina
sobre el fibrinógeno de sangre humana.

Indicaciones y dosis. Se aplica directamente haciendo
presión sobre el área de la hemorragia. Actúa como una
red para detener la sangre que mana del área.

Esponja de gelatina

Es una esponja estéril insoluble en agua; no es antigénica
y posee gran capacidad absorbente.

Indicaciones y dosis. Se usa para detener la hemo-
rragia capilar o venosa. Por lo general, se puede depo-
sitar en el área de incisión antes de suturar, ya que se
reabsorbe al cabo de cuatro a seis semanas. Se puede
aplicar en las superficies cutáneas o mucosas.

Celulosa oxidada

Se encuentra en gasas o algodón quirúrgico impregnados
con ácido celulósico y tratados de tal forma que favore-
cen la coagulación al reaccionar con la hemoglobina.

Indicaciones y dosis. Por lo general, la celulosa oxi-
dada se absorbe dos a siete días después de la aplicación
del material seco. En clínica se utiliza como un implante
temporal. Se puede insertar en los alvéolos dentales para
el control de hemorragias en extracciones dentales.

Efectos adversos. Como el ácido celulósico inhibe la
epitelialización, no se debe emplear en apósitos superfi-
ciales; tampoco se utiliza de manera conjunta con trom-
bina, ya que su acidez la puede inactivar, a menos que se
neutralice antes con bicarbonato de sodio.

Adrenalina

La adrenalina se describe en el capítulo de fármacos sim-
paticomiméticos; aquí sólo se expondrán sus efectos en
el sistema cardiovascular y algunas recomendaciones.
Existe un preparado, la solución nasal de adrena-
lina, la cual contiene 1 mg/ml y se utiliza como aerosol.
Se aplica en mucosas o heridas hemorrágicas y tiene

950 • Parte XII Fórmacos que actúan sobre el sistema cardiovascular

efecto vasoconstrictor sobre los capilares por acción
sobre receptores alfa vasculares. La vasoconstricción que
produce es inmediata (aunque muy breve) y favorece el
control de la hemorragia. Se absorbe con mucha rapidez
por la mucosa.

Interacciones. En concentraciones elevadas o en
individuos susceptibles, puede ocasionar graves proble-
mas de isquemia en mucosas, tejido nervioso como la
médula espinal, conjuntiva, etc., sobre todo al reaccionar
con anestésicos.

Yunan bai-yao

Es un polvo fino elaborado en la provincia de Yunán
(República Popular China), a base de por lo menos
cinco plantas, entre las que destaca el gingseng. Lo han
utilizado militares en heridas de guerra, y se refiere
empíricamente a su uso para resolver heridas sangrantes.
Se requieren estudios adicionales para definir sus usos,
pero su efecto hemostásico es evidente.

Hemostásicos sistémicos

Estr6genos conjugados

Se obtienen de la orina de yeguas gestantes. Los prin-
cipales componentes son las sales sódicas de los ésteres
sulfatados de esu·ona y etilina. Cuando se aplican por
vía IV, detienen la hemorragia maxiloalveolar después
de extracciones dentales.

Carbazocromo o monosemicarbazona
de adrenocromo

Es producto de la oxidación de la adrenalina y se
expende en forma de complejo con salicilato sódico.

Indicaciones y dosis. Se administra por VO o IM
en casos de hemorragia en sábana por fragilidad capi-
lar. También se usa en el control de hemorragias en
el preoperatorio o posoperatorio. En el perro, se usa a
razón de 0.33 mg/kg/3-4 horas.

Vitamina K

Su nombre proviene del alemán "Koagulntion". En estado
natural es líquida, viscosa y de color ámbar. Es insoluble
en agua, poco soluble en alcohol y soluble en lípidos
(liposoluble). Se le conoce también como fitoquinona
o fitomenadiona. Es muy sensible a la luz, por lo que se
recomienda utilizar frascos opacos para su almacena-
miento. Además de algunos derivados sintéticos existen
tres tipos ele vitamina K:

• K

1 o fitomenadiona: se encuentra en plantas verdes
• ~ o menaquirwna: producida por bacterias imestinales
• Ks o menadiona: precursor de la menaquinona

En la figura 55-2 se presentan las fórmulas estruc-
turales de las vitaminas del grupo K, así como las de
algunos derivados sintéticos.

Mecanismo de acción. La vitamina K es un cofactor
esencial para la activación (carboxilación) de los factores
11 (protrombina), VII (proconvertina), IX (tromboplas-
tina) y X (factor de Stuart) de la cascada de la coagu-
lación, que a su vez son precursores necesarios para la
conversión de protrombina en trombina. Los factores
II y X son componentes comunes de la cascada de la
coagulación y el factor VII actúa en la vía extrínseca de
la coagulación, mientras que el factor X actúa por la vía
intrínseca. Las precursores dependientes de vitamina
K en su forma inactiva son sintetizados en el hígado, y
la vitamina K sirve como cofactor en la carboxilación
gamma del ácido glutámico en varias proteínas plasmá-
ticas, urinarias, renales y del hueso, incluyendo también
las proteínas de la coagulación dependientes de vitamina
K. Posteriormente, las funciones de fijación de calcio del
ácido gamma-carboxiglutámico resultan necesru;as para
activar la coagulación.
Es rara la deficiencia de vitamina K en los equinos,
dacio que es producida en cantidades suficientes en el
tubo digesti\O por las bacterias anaerobias a nivel de
colon y ciego. Durante la deficiencia de vitamina K los
precursores de la coagulación que se van sintetizando (TI,
VII, IX y X) se acumulan en la sangre, pero en una forma
no funcional y no pueden formar puentes con el calcio
debido a que los ácidos glutámicos no están gamma·
carboxilados, lo que da lugar a equimosis, epistaxis, san-
grado gastrointestinal, sangrado urinario y hemorragias,
que pueden llegar a ser letales. Hay un tiempo elevado
de protrombina, Jo cual refleja que la vía extrínseca de la
coagulación es deficiente y que también hay un tiempo
prolongado de la activación parcial de la tromboplastina,
que es una forma de evaluar la vía intrínseca.

Farmacocinética. Se absorbe en el tubo GI, pero
sólo en presencia ele sales biliares; si se administra con
alimentos grasosos se absorbe aún mejor. Se concentra
en el hígado por poco tiempo. Sólo una cantidad insig-
nificante del fármaco atraviesa la placenta. Aún no se
conoce el mecanismo por el cual se elimina.

Indicaciones y dosis. El principal uso de la vitamina

K

1 es el tratamiento de la intoxicación por rodenticidas
con efectos anticoagulantes, dicumarol, brodifacoum,
warfarina, bromadiolona, etc., y en trastornos del san-
grado por formación deficiente de factores de la coagu-
lación. No es útil en casos de hipoprotrombinemia por
insuficiencia hepática. La vitamina K no es tóxica. Al
acabar el tratamiento, en todos los casos se recomienda
reevaluar el tiempo de coagulación.

PERROS: en casos de intoxicación por warfarina, agen-
tes cumarínicos de primera generación o un anticoagu-

Capítulo 55 Fórmacos 9ue actúan sobre el sistema cardiovascular • 951

o

o

o

Menadiona,
vitamina K sintética

Fitomenadiona, fitonadiona, filoquinona (forma vegetal de la vitamina K)

OH

OH

A:etomenaftona. diacetato de
menadiol, vitamina K

4

o

Menaquinona

Fig. 55-2. Fórmula~ P~trurturaiPs dP las vitaminas del grupo K y de los principales derivados sintéticos.

!ante desconocido, se aplican 2.5 mg/kg por vía se en
varios sitios; después se administra la misma dosis por
V0/5-7 días.

Cuando se sabe que la intoxicación fue causada por
indandiona o agentes cumarínicos de segunda genera-
ción, se aplican 5 mg/kg por vía se y después se adminis-
tra la misma dosis por VO /12 h/2 semanas. Si se observa
que el tiempo de protrombina sigue elevado, se continúa
la terapia durante dos semanas más. En casos de ingestión
de rodenticidas a base de bromadiolona o brodifacoum,
o cuando se sabe que el agente tóxico es difacinona o
clorfacinona, se administran 2.5-5 mg/kg/3-4 semanas
por VO. En casos agudos se realiza una transfusión san-
guínea y se administran 0

2 y vitamina K

1.

También se recomienda la aplicación de una emul-
sión estable al5% de vitamina K

1 en dextrosa al5% por
vía IV, para controlar la hipoprotrombinemia del perro
en 30-60 min, o una solución coloidal de fitomenadiona
por vía intramuscular.

GATOS: se administran 15-25 mg/animaJ por vía

oral.

BoviNOS: para el tratamiento de la intoxicación por
rodenticidas se administran 0.5-2.5 mg/kg por la vía 1M o
IV (diluir en solución salina). En casos de hipoprotrom-
binemia aguda con hemorragia, se administran 0.5-2.5

mg/kg por vía IV. La deficiencia de vitamina K se ha
observado como resultado de la ingestión de bis-hidroxi-
cumarina procedente del trébol dulce.

CABALLOS: para el tratamiento de la intoxicación por
warfarina se administran 500 m g/ 4-6 h por vía se, hasta
que el tiempo de protrombina regrese a sus valores nor-
males. Para el tratamiento de la hipoprotrombinemia
aguda con hemorragia la dosis es de 0.5-2.5 mg/kg por
vía intravenosa.

CERDOS; para u·atar la inwxicaüúu por warfarina la
dosis es 0.5-2.5 mg/kg por vía IM o intravenosa.

CABRAS Y OVINos: para Uatar la intoxicación por war-
farina se aplican 0.5-2.5 mg/kg por vía IM o IV; en hipo-
protrombinemia se adminisua la misma dosis vía IM o
se, y en casos agudos se utiliza la vía intravenosa.

AvEs: es probable la deficiencia de vitamina K por
absorción escasa de esta vitamina en el intestino delgado
o por administración prolongada de sulfonamidas en el
tratamiento de coccidiosis. Para el tratamiento de tras-
tornos de la coagulación se administran 0.25-0.5 ml/kg
por vía intramuscular.

Efectos adversos. La deficiencia de vitamina K puede
causar decremento de los factores de la coagulación y

952 • Parte XII -Fármacos gue actúan sobre el sistema cardiovasculor

originar hemorragias tisulares después de pequeñas
lesiones. Esta deficiencia se puede atribuir a dieta inade-
cuada, absorción limitada o sobreutilización de vitamina
K (en casos de colitis ulcerosa, resección intestinal,
enfermedad hepática, etc.), e ingestión de compuestos
antivitamina K (como bishidroxicumarina o warfarina),
y también se puede presentar después de un tratamiento
antibacteriano por destrucción de la flora bacteriana.
Sólo en casos de gran necesidad se administra por vía IV;
no obstante hay que recordar que se pueden presentar
reacciones anafilácticas.
La administración de vitamina K en general tiene
fines terapéuticos y nunca preventivos. Se le ha utilizado
empíricamente para combatir hemorragias de origen
no diagnosticado, así como para prevenir la epistaxis en
caballos de carreras. De hecho, existen muy pocas indica-
ciones clínicas para la vitamina K, por otro lado reciente-
mente se ha enconu-ado que la vitamina Ks (menadiona)
resulta tóxica en caballos y que dicha toxicosis se puede
reproducir experimentalmente con dosis de 2.2-11 mg/
kg. Los signos clínicos de la toxicosis se caracterizan por
cólico renal dentro de las primeras 48 h después de la
administración de la vitamina Ks· además de que el caba-
llo arquea el lomo y se apoya contra la caballeriza con
la porción posterior del cuerpo y con el perineo; puede
haber dolor abdominal no muy intenso pero sí cons-
tante, el caballo se mira los flancos de manera continua
y a menudo se echa. Al examen rectal se puede detec-
tar aumento de tamaño y reblandecimiento del riñón
izquierdo más que del derecho.
Los datos de laboratorio son compatibles con una
enfermedad renal tubular aguda; hay vatios grados de
hiperazoemia y la uremia aumenta a medida que el
problema avanza. Puede haber alteraciones electrolí-
ticas con hiponatremia, hipocloremia, hipercaliemia e
hipercalcemia. El análisis urinario revela proteinuria,
hematuria e isostenuria. Se elevan las concentraciones
urinarias de gamma-glutamiltransferasa, en contraste
con los valores de creatinina; a esto se le denomina
índice de gamma-glutamiltransferasa (GGT) sobre crea-
tl:inina urinaria. Además, aumenta la excreción fraccio-
na! de fósforo.

A menudo se presentan complicaciones de la toxi-
cosis por vitamina Ks· como laminitis que suele ser grave
y que obligue a la eutanasia; también puede haber coa-
gulación intravascular diseminada en las etapas finales e
hiperlipemia con infiltración grasa del hígado.
En general el pronóstico de la intoxicación por
vitatnina ~. una vez establecida la lesión renal, es muy
pobre y con bajo porcentaje de supervivencia. Las obser-
vaciones a la necropsia se limitan a riñones aumentados
de tamaño, pálidos y reblat1decidos y que al ser seccio-
nados protruyen de la cápsula.
Dada su toxicidad, se debe reprobar el uso indiscri-
minado de la vitamina Kg en caballos, y no se debe uti-
lizar la terapia con vitamina K en casos de hemorragias

no diagnosticadas, ya que puede inducir daño ulterior.
También es importante señalar que la acción anticoagu-
Jante de la hepatina no es contrarrestada por la vitamina
K, y que una hipoprotrombinemia (deficiencia del factor
Il) por daño hepatocelular no responde a la terapia con
vitamina K.

Interacciones. La vitamina K antagoniza el efecto de
agentes anticoagulantes como warfarina e indandiona.
Los siguientes fármacos pueden prolongar o acentuar
los efectos de la vitamina K: fenilbutazona, ácido ace-
tilsalicílico, cloranfenicol, sulfonamidas, trimetoprim-
sulfas, diazóxido, alopurinol, cimetidina, metronidazol,
esteroides anabólicos, eritromicina, ketoconazol, propra-
nolol y hormonas tiroideas. El aceite mineral reduce la
absorción de la vitamina K. Cabe recordar que ciertos
antibióticos administrados por VO disminuyen la pobla-
ción bacteriana que produce la vitamina K.

Maleato de ergonovina

La ergonovina se obtiene del cornezuelo del centeno,

producto del hongo Claviceps purpurea. Su nombre
químico es (8~-(S) ]-9,10-dideshidro-N-(2-hidroxi-1-
metiletil)-6-meti!ergolina-8-carboxamida; N-[a-(hidroxi-
metil)-etil]-<1-lisergamida. Tiene peso molecular de 325.4
Da y su fórmula condensada es C

19H

23N

30

2; tiene pKa

de 6.8 y es hidrosoluble.

Farmacodinámica. En general, los efectos de todos
los alcaloides del cornezuelo resultan de sus acciones
como agonistas parciales o antagonistas en los recepto-
res adrenérgicos, dopaminérgicos y serotoninérgicos; el
efecto dependerá de dosis, especie animal y condición
fisiológica del paciente.

Indicaciones y dosis. El efecto coagulante de la ergo-
novina se logra por vasoconstricción capilar y disminu-
ción drástica del flujo sanguíneo.

RUMIANTES: se recomienda la aplicación de 1-3 mg
por vía intramuscular.

PERRAS v GATAS: en perras la dosis es de 0.2-0.5 mg/
animal y en gatas de 0.07-02 mg/animal por vía IM. En
hemorragias graves se puede repetir la dosis 3 h después.
No se recomienda su aplicación en hembras gestantes.
Tan1bién se utiliza como oxitócico, en particular como
profiláctico para facilitar la expulsión de loquios y pla-
centa en el posparto inmediato en vacas.

Sulfato de protamina

Es una sustancia básica para neutralizar la carga ácida
de la heparina y abatir su actividad anticoagulante. Es
una proteína de bajo peso molecular que se encuentra
en el esperma de ciertos peces. Es soluble en agua y
alcohol.

Capítulo 55

Farmacodinámica. La protamina es una base y la
heparina un ácido; al mezclarse se atraen, formando
complejos que resultan en sales inactivas.

Indicaciones y dosis. Se utiliza en el tratamiento
de hemorragias por sobredosis de heparina. También
detiene la acción de la heparina in vitro. Se aplica por vía
IV (en solución al 1-2%) lentamente y la dosis depende
de los resultados en la medición del tiempo de coagula-
ción. La velocidad de administración no debe exceder
de 50 mg/10 minutos.

PERROS v GATos: la dosis es de 1-1.5 mg para antago-
nizar 1 mg de heparina.

Efectos adversos. Si se administra muy rápido por
vía IV puede provocar hipotensión aguda, bradicardia
y disnea. Es importante evitar dosis excesivas, ya que
el sulfato de protamina es un anticoagulante débil
que inhibe la formación y actividad de la tromboplas-
tina.

~ Anticoagulantes

Se pueden utilizar en la profilaxia y tratamiento de tras--
tornos resultantes del bloqueo de vasos sanguíneos por
coagulación intravascular con formación de trombos o
émbolos. En resumen, los usos principales serían:

• In vitro: para prevenir la coagulación sanguínea en
transfusiones o pruebas de laboratorio
a) En muestras de sangre para exámenes físicos y
químicos.
b) Para preservar la sangre, p. ej., en transfusiones
• In vivo: para prevenir el crecimiento del trombo en
casos de laminitis.

Anticoagulantes para usos in vitro

Oxalato de sodio

Se usa a razón de 0.01 ml/ml de sangre (2 mg/ml) de
un preparado al 20%.

Citrato de sodio

Se utiliza para la toma de muestras de sangre. Al reunir
sangre para transfusión se usa una mezcla de ácido
cítrico, citrato sódico y O-glucosa; la solución anticoa-
gulante se denomina ACD. La ventaja del citrato es que
se metaboliza totalmente en el ciclo del ácido tricarboxí-
lico. El citrato de Na+ se expende al25% y se administra
a una velocidad de 0.01 mi/mi de sangre.
La administración de cantidades excesivas de citrato
(transfusión de grandes volúmenes) produce hipocalce-

Fórmocos que actúan sobre el sistema cordiovosculor • 953

mia, con posible tetania y depresión de la contracción
cardiaca.

Edetato sódico (EDTA-Na)

La sal sódica del ácido etilendiaminotetraacético y varios
compuestos estrechamente relacionados se han usado
durante años como reactivos industriales y analíticos,
por su capacidad de quelar muchos metales bivalentes
y trivalentes. Aunque se descubrió que el EDTA-Na pro-
duce tetania hipocalcémica, se reconoce la naturaleza
no tóxica del quelato de Ca2

+. Su nombre químico es
N ,N'-1 ,2-ctano-dil-bis-[N-( carboximetil)-glicina]-sal tetra-
sódica; ( ctilen-dinitrilo )-ácido tetraacético tetrasódico.
Tiene peso molecular de 380.1 Da y su fórmula conden-
sada es C

10li12N

2Na,p8•

Indicaciones y dosis. Se utiliza para prevenir la coa-
gulación en dosis de 1 mg/5 mi de sangre. Así mismo,
se emplea en la terapéutica de urgencia de la hipercal-
cemia, para el control de arritmias ventriculares rela-
cionadas con digitálicos y como antídoto en casos de
intoxicación aguda por plomo.

Heparina sódica

La heparina sódica prev;ene la coagulación en dosis de
75 U/10 mi de sangre completa. Así mismo, se pueden
aplicar 400-600 U/100 mi de sangre completa en las
transfusiones sanguíneas. Sin embargo, en este caso la
sangre no se puede usar en pruebas de isoaglutinación,
complemento o fragilidad eritrocítica.

Anticoagulantes de uso sistémico (in vivo)

En la actualidad se emplean dos tipos de anticoagulantes
para prevenir la formación y el crecimiento de trom-
bos:

• Heparina, que posee un efecto directo e instantáneo
sobre el proceso de coagulación
• Derivados tk la cumarina (antagonistas de la vitamina
K), que ejercen un efecto indirecto sobre el sistema
de coagulación

Heparina

Está constituida por un grupo heterogéneo de mucopo-
lisacáridos aniónicos de cadena recta; es un polímero
de alto peso molecular con 30 monosacáridos, con uni-
dades repetidas que contienen ácido sulfúrico y grupos
carboxílicos, que la hacen una sustancia fuertemente
ácida. La hcparina comercial se obtiene del pulmón
bovino y de la mucosa intestinal porcina, aunque tam-
bién se puede obtener de origen ovino. La heparina de
mucosa intestinal porcina es más potente en su actividad

954 • Parte XII -Fármacos que actúan sobre el sistema cardiovascular

antifactor Xa, por lo que la frecuencia de trombocítope-
nia es menor con este tipo de heparina. En mamíferos
no es abundante la heparina de origen tisular, por lo que
se han desarrollado polímeros sulfatados semisintéticos.
Estos heparinoides poseen gran actividad anticoagulante
y lipolítica.

Farmacodinámica. La heparina actúa de manera
directa e instantánea sobre el proceso de coagulación.
Al administrarla por vía N ejerce dos efectos farmaco-
lógicos:

• .1\ltera la coagulación sanguínea
• Reduce la concentración plasmática de triglicéridos

En el primer caso actúa de manera indirecta por
medio de un cofactor plasmático, llamado cofactor de
la heparina o antitrombina Ill, que es una globulina a.

2 y

un inhibidor de la proteasa que neutraliza varios factores
coagulantes activados (Xlla, Xla, IXa, Xa, Ila y XIIIa).
La antitrombina III forma complejos irreversibles
con la trombina, y en consecuencia ambas proteínas se
inactivan. La heparina acelera esta reacción. También se
forma un complejo terciario constituido por tetrahepa-
rina, antitrombina III y los factores de la coagulación. El
aumento en el tiempo de coagulación es directamente
proporcional a la concentración de heparina, por lo que
dicho tiempo es un método satisfactorio para vigilar el
efecto de la heparina. Un segundo procedimiento de
laboratorio para evaluar esa acción es el tiempo parcial
de u·omboplastina activada.

Farmacocinética. La heparina es inactivada en el
hígado por acción de la heparinasa; no se excreta por la
leche ni au·aviesa la placenta, y su vida media plasmática
es de aproximadamente 1 'h horas.

Indicaciones y dosis. La heparina se administra por
vía IV, aunque también se puede usar la vía IM, en forma
de reposición preparada en un medio gelatina-dextrosa;
tiene duración de 24 horas.

PERROS Y GATOS: se administran 100-200 Ul/kg por vía
IV, y posteriormente 100-300 UI/kg/6-8 h por vía SC.
La dosis profiláctica es de 70 Ul/kg/8--12 h por vía sub-
cutánea.

CABALLOS: se han recomendado 40 Ul/kg/8 h/3
días por vía se para evitar la coagulación diseminada
en el casco en casos de laminitis. También se han reco-
mendado dosis de 150 UI/kg por vía SC, seguidas de
125 UI/kg/12 h/3 días por vía SC y posteriormente 100
UI/kg/12 h/3'12 días. Estas mismas dosis se han usado
para prevenir la coagulación capilar en trastornos gas-
trointestinales graves.

PARA MANTENER CATÉTERES INTRAVENOSOS VIABLES: 200-1 000
Ul, dependiendo de su longitud y diámetro.

Efectos adversos. La heparina en dosis altas puede
inhibir peligrosamente la agregación plaquetaria. Por
vía se puede causar inflamación dolorosa que tiende a
desaparecer en dos o tres días.

Interacciones. Puede interactuar con diversos fárma-
cos, ocasionando aumento de su actividad, como sucede
con ácido acetilsalicilico, digitálicos, antihistamínicos y
tetraciclinas. Es incompatible con polimixina B.
En el cuadro 55-2 se comparan la heparina y los
anticoagulantes cumarínicos en diversos aspectos.

Edetato cálcico disódico

Es un agente quelante. Su nombre químico es
[[N ,N'-1 ,2-etanodi-il bis-[N-( carboximetil) -glici-
nato] H 4)-N,N',O,O',O,N,O,N'] calciato-(2)-disódico;
[ ( etilen-dinitrilo )-tetraacetato] -calciato-(2)-disódico.
Tiene peso molecular de 374.2 Da y su fórmula conden-
sada es C

10

H

12

CaN~~0

8.

Tiene un ligero sabor salino.

Es soluble en agua y aún más en alcohol.

Farmacocinética. Cuando se administra por vía IM o
SC tiene buena absorción. Se distribuye principalmente
al líquido extracelular. No penetra en los eritrocitos y se
difunde muy poco hacia el SNC. Se elimina rápidamente
sin cambios por vía renal o bien en forma de complejos
con los metales a los que se une.

Indicaciones y dosis. PERROS Y GATOS: está indicado en
el tratamiento de envenenamientos agudos y crónicos
por plomo en dosis de 25 mg/kg/6 h/2-5 días por vía
intramuscular.

Efectos adversos. Está contraindicado en pacientes
con anuria y se debe utilizar con precaución en pacien-

Cuadro 55-2. Comparación entre la heparina y los anticoagulantes cumarfnicos

Variable

Inicio de acción
Duración
Vía de administración
Tratamiento de la sobredosis

Heparina

Inmediato

4h

Parenteral
Protamina, sangre fresca

Derivados cumarínicos

Gradual, llegando al máximo a las 48 h
2-5 días

Oral
Sangre fresca, plasma, vitamina K

Capítulo 55

tes con insuficiencia renal. En el caso de las pequeñas
especies no se recomienda utilitar la vía N, ya que esta
práctica se asocia con aumento de la presión y muerte.
Los efectos más graves son los renales, pero en el perro
puede provocar además depresión y problemas GI
(vómito y diarrea); en estos casos se recomienda com-
plementar con zinc.

Interacciones. Se recomienda no combinarlo con
otros fármacos nefrotóxicos (p. ej., aminoglucósidos o
anfotericina B). Se puede diluir en solución salina o dex-
trosa al 5 por ciento.

Antagonistas de la vitamina K

Existen dos grupos de antagonistas (fig. 55-3):

a) Derivados de la cumarina
b) Derivados de la indandiona

Estos antagonistas competitivos reducen las concen-
traciones plasmáticas de los factores de la coagulación
que dependen de la vitamina K, por lo que disminuyen
la coagulabilidad de la sangre.
Al comenzar el tratamiento con un antagonista
de la vitamina K, hay un periodo de latencia antes de
que se manifiesten los efcelos; el principal determi-
nan te de dicho periodo es la desaparición de los fac-
tores de la coagulación preformados, que dependen
de la vitamina K.

La sobredosis o la intoxicación por un antagonista
de la vitamina K se manifiestan por un tiempo de pro-
trombina prolongado con hemorragias, las cuaJes van

HO

Fórmocos que actúan sobre el sistema cordiovoscular • 955

desde petequias en mucosas hasta amplias áreas en la
piel.

Anticoagulantes derivados de la cumarina

Estos compuestos se descubrieron en el decenio de 1920
al observar que el ganado que consumía trébol en mal
estado presentaba tiempos de sangrado prolongados, o
hemorragias muchas veces letales después de intervencio-
nes como la castración o amputación de cuernos o incluso
de manera espontánea. Varios años después se descubrió
que la causa era el dicumarol, que luego se utilizó en
medicina humana en la terapéutica de las trombosis.
Los anticoagulantes de cumarina e indandiona se
metabolizan en el hígado y se eliminan por la orina. A
diferencia de la heparina, estos compuestos sí atraviesan
la placenta y se eliminan en la leche.

Dicumarol (bishidroxicumarina). Su nombre químico
es 3,3'-metilen-bis-[ 4-hidroxi-2H-l-benzopiran-2-ona];
3,3'-metilen-bis [ 4-hidroxicumarina]. Su fórmula con-
densada es C

19H

120

6; es soluble en soluciones alcalinas
y bases orgánicas, e insoluble en agua, alcohol y éter.
Farmacocinética. Se administra por VOy su efecto
máximo se produce en tres a cinco días.
Indicaciones y dosis. Es eficaz para la profilaxis y tra-
tamiento de la trombosis venosa en seres humanos. En
medicina veterinaria se utiliza raras veces. Existen tres
dicumaroles sustituidos: cumetarol, etilendiscumarina y
el etil- con lapso de actividad más corto; inhibe la síntesis de los
cuatro factores de la coagulación que dependen de la
vitamina K: 1, 11, VII y XI.

OH

OH

Hidroxicumanna

D1cumarol

o

o

Warfarina

Fenindiona

Fig. 55-3. Fórmulas estructurales de los principales antagonistas de la VItamina K.

956 • Parte XII -Fórmacos que actúan sobre el sistema cardiovascular

PERRos: el dicumarol se utiliza a razón de 5 mg/kilo-

gramo.

Efectos adversos. Es un anticoagulante con la desven-
taja de tener absorción lenta y errática, por lo que no pue-
den predecirse con precisión sus efectos. Su efecto puede
durar hasta dos días después de terminar el tratamiento.
La DL

50 en ratas es de 541.6 mg/kg. Puede ocasionar
hemorragias. No debe utilizarse en estados de desnutri-
ción ni junto con antiinflamatorios no esteroideos.
Interacciones. No debe administrarse en pacien-
tes tratados recientemente con cloranfenicol, debido
a que éste inhibe el sistema microsómico hepático, lo
que puede provocar que el dicumarol tenga una vida
media prolongada.

Warfarina sódica

Su nombre químico es 4-hidroxi-3-(3-oxo-1-fenilbutil)-2H-
l-benzopiran-2-ona; 3-( a-acetonilbencil)-4-hidroxicuma-
rina. Su fórmula condensada es C

19H

15Na0

4. La warfarina
sódica se encuentra en forma de polvo cristalino y tiene
sabor suave. Es muy soluble en agua y alcohol.

Farmacodinámica. La warfarina ejerce su efecto anti-
coagulante al interfe1ir en la acción de la vitamina K en la
síntesis de los factores de la coagulación U, VII, IX y X.

Farmacocinética. Después de la administración por
VO se absorbe rápida y completamente. Se une en un
porcentaje alto a proteínas plasmáticas (hasta 99%). Este
dato es importante, si se considera que sólo el fármaco
libre es activo. La vida media plasmática puede variar de
horas a días dependiendo de la especie. Se metaboliza
principalmente en el hígado, para formar metabolitos
que se excretan en orina y bilis; algunos son nuevamente
reabsorbidos y se eliminan en orina.

Indicaciones y dosis. La warfarina es el más seguro
de los anticoagulantes dicumarinicos, el más económico
y el único cuyos metabolitos poseen actividad anticoagu-
Jante. También se emplea como rodenticida.
La misma dosis puede administrarse por VO o vía
parenteral. Tiene el mismo periodo de latencia y la
misma duración de acción que el dícumarol, aunque su
respuesta es menos variable. En todos los casos se debe
realizar un seguimiento del tiempo de protrombina y,
en caso necesario, reducir la dosis.

PERROS: en casos de tromboembolia pulmonar la
dosis es de 0.1 mg/kg/día por vía oral.

GATos: para el tratamiento de tromboembolismo aór-
tico y pulmonar se administran 0.06-0.1 mg/kg/día por
VO. Para el tratamiento de tromboembolia se comienza
con 0.5 m g/ gato/ día por VOy se ajusta conforme a los
resultados de las pruebas de coagulación.

CABALLOS: como anticoagulante, se administran 0.18
mg/kg/24 h por vía oral.

Efectos adversos. El principal efecto adverso de la
warfarina es que provoca hemorragias intensas (ane-
mia, trombocitopenia, hematomas, equimosis, epistaxis,
hematuria, melena, hemotórax, hemorragias intracra-
neales y pericárdicas), debilidad y muerte. Está contra-
indicada en pacientes con problemas de coagulación y
hemorragias, en los que van a ser intervenidos quirúrgi-
camente o que van a ser simplemente anestesiados para
alguna prueba diagnóstica, que padezcan úlceras GI, o
hemorragias en aparato respiratorio o genitourinario,
con problemas de hipertensión e insuficiencia hepática.
Es embriotóxica y provoca malformaciones congénitas.
Si por alguna razón se requiere utilizar un anticoagu-
lante durante la gestación, es preferible administrar
heparina en dosis bajas.

Tratamiento de la intoxicación. Una sobredosis
puede provocar hemorragias intensas; se trata con vita-