Está en la página 1de 11

NORMA ASME B30.

22

TRADUCCION CAPITULO 22-2 – INSPECTION, TESTING AND MAINTENANCE

Sección 22-2.1: Inspección

22-2.1.1 General. El fabricante deberá suministrar información sobre operación y


mantenimiento

22-2.1.2 Inspección. Clasificación

(a) Inspección inicial. Antes de usar por primera vez, todas las grúas nuevas, alteradas o
modificadas deberán ser inspeccionadas por una persona designada para asegurar el
cumplimiento de las disposiciones de esta norma
(b) Inspección regular. El procedimiento de inspección para grúas que operan
regularmente, se divide en dos clasificaciones generales, basadas en los intervalos a
los cuales debería realizarse la inspección. Los intervalos a su vez, dependen de la
naturaleza de los componentes críticos de la grúa y del grado de exposición a
desgaste, deterioro o mal funcionamiento. Las dos clasificaciones generales se
designan aquí como “frecuente” y “periódica” con los respectivos intervalos entre
inspecciones, tal como se define más abajo:
(1) Inspección frecuente – a intervalos diarios o mensuales.
(2) Inspección periódica – a intervalos de una a doce meses o como esté
específicamente recomendado por el fabricante
(c) Las inspecciones deben ser realizadas por personal designado

22-2.1.3 Inspección frecuente. Ítems tales como los siguientes, deberán ser inspeccionados
por defectos, a intervalos como los definidos en el párrafo 22-2.2.2 (b) (l), o como
específicamente indicados, incluyendo la observación durante la operación de desgaste o
daño que podría presentarse entre inspecciones regulares. Las condiciones tales como
aquellas listadas, deberán ser cuidadosamente examinadas y deberá tomarse una
determinación sobre si ellas constituyen un peligro:
(a) control de mecanismos por desajustes que interfieran con la operación adecuada –
diariamente, cuando se usa;
(b) control de mecanismos por desgaste excesivo de componentes y contaminación por
lubricantes u otra materia extraña;
(c) dispositivos de seguridad por mal funcionamiento;
(d) todas las mangueras hidráulicas, particularmente aquellas que se doblan en la
operación normal de las funciones de la grúa, deberán ser inspeccionadas
visualmente una vez cada día de trabajo, cuando usada;
(e) ganchos y trabas por deformación, daño químico, rajaduras y desgaste. Referirse a la
norma ASME B30,10;
NORMA ASME B30.22 – CAPITULO 22-2 - INSPECCIÓN, ENSAYO Y MANTENIMIENTO PAG. 2 DE 9

(f) reenvíos de cables para cumplimentar las especificaciones del fabricante;


(g) aparatos eléctricos por mal funcionamiento, signos de deterioro excesivo, suciedad o
acumulación de humedad;
(h) sistema hidráulico por adecuado nivel de aceite y pérdidas – diariamente;
(i) neumáticos por presión de inflado recomendada, cortes y tuercas de rueda flojas;
(j) pernos de conexión y dispositivos de traba por desgaste y daño.

22-2.1.4 Inspección periódica. La inspección completa de la grúa deberá realizarse a


intervalos definidos en forma general en el párrafo 22-2.1.2 (b) dependiendo de la actividad,
de la severidad del servicio y del entorno. Estas inspecciones deberán incluir los
requerimientos del párrafo 22-21-2 y, además, ítems tales como lo que siguen. Las
condiciones tales como aquellas listadas, deberán ser examinadas y deberá tomarse una
determinación sobre si ellas constituyen un peligro:

(a) miembros de la estructura de la grúa y del carrier, deformados, rotos, corroídos;


(b) bulones flojos, particularmente los bulones de montaje;
(c) poleas y tambores rajados o gastados;
(d) elementos tales como pernos, cojinetes, ejes, engranajes, rodillos y dispositivos de
traba, gastados, rajados o deformados;
(e) desgaste excesivo en elementos del freno y del sistema de embrague, en las cintas y
revestimientos;
(f) ganchos inspeccionados por rajaduras;
(g) dirección, frenos y dispositivos de traba por mal funcionamiento;
(h) neumáticos dañados o excesivamente gastados;
(i) Inspección de mangueras hidráulicas y neumáticas, conexiones y cañerías
(1) evidencia de pérdidas en la superficie de las mangueras flexibles o en sus
uniones con los extremos de los acoplamientos metálicos;
(2) ampollamiento o deformación anormal de la cubierta exterior de las mangueras
hidráulica o neumática;
(3) pérdidas por las uniones roscadas o con abrazaderas que no puedan ser
eliminadas, apretándolas en forma normal o por procedimientos recomendados;
(4) evidencia de excesiva abrasión o estriado de la superficie exterior de la
manguera, cañería rígida o conexión. Deberán tomarse medidas para eliminar
la interferencia de los elementos en contacto o, de lo contrario, proteger los
componentes.
(j) Inspección de bombas y neumáticos hidráulicos y neumáticos
(1) bulones o ajustadores flojos;
(2) pérdidas por las juntas entre secciones;
(3) pérdida de velocidad de operación;
(4) fluido excesivamente caliente;
NORMA ASME B30.22 – CAPITULO 22-2 - INSPECCIÓN, ENSAYO Y MANTENIMIENTO PAG. 3 DE 9

(5) pérdida de presión.


(k) Inspección de válvulas hidráulicas y neumáticas
(1) rajaduras en la carcasa de la válvula;
(2) retorno anormal del “spool” a la posición neutra;
(3) pérdidas en los “spools” o en las juntas;
(4) “spools” pegados
(5) falla en la válvula de alivio para alcanzar o mantener la presión fijada;
(6) las presiones de la válvula de alivio deberán ser controladas según las
especificaciones del fabricante;
(l) Inspección de cilindros hidráulicos y neumáticos
(1) material arrastrado por pérdidas de fluido a través del pistón;
(2) pérdidas por los sellos del vástago del pistón;
(3) pérdidas por juntas soldadas;
(4) vástagos del pistón con muescas, mellados o abollados;
(5) cilindro dañado
(6) acople anular de los vástagos del pistón o juntas de conexión, flojas o
deformadas.
(m) Filtros hidráulicos. La evidencia de partículas de goma en el elemento del filtro,
puede indicar el deterioro del O ring, o de otros componentes de goma. Partículas o
partes metálicas en el filtro puede significar falla en las bombas, motores o cilindros.
Será necesario determinar el origen del problema antes de tomar una acción
correctiva.
(n) Las calcomanías deben estar en su lugar y legibles.

22-2.1.5 Grúas no en uso regular

(a) Una grúa que no ha operado durante un período de un mes o más, pero menos que
seis meses, deberá ser inspeccionada según los requerimientos de los párrafos 22-2-
1.2 y 22-2.4.2 (b).
(b) Una grúa que no ha operado durante un período mayor a los seis meses, deberá ser
inspeccionada completamente según los requerimientos de los párrafos 22-2-1.2, 22-
2.1.3 y 22-2.4.2, antes de ponerla en servicio.

22-2.1.6 Registros de inspección. Registros de inspección periódica deberán hacerse


sobre ítems críticos tales como frenos, ganchos de la grúa, cables, cilindros hidráulicos y
neumáticos, válvulas de alivio de presión hidráulicas y neumáticas. Los registros deberán
quedar a disposición de la persona asignada.

Sección 22-2.2: Ensayo

22-2.2.1 Ensayos operacionales


NORMA ASME B30.22 – CAPITULO 22-2 - INSPECCIÓN, ENSAYO Y MANTENIMIENTO PAG. 4 DE 9

(a) Cada grúa nueva deberá ser ensayada por el fabricante, para verificar el
cumplimiento de los requerimientos operacionales de esta sección, incluyendo funciones
tales como las siguientes:

(1) mecanismos de izaje y descenso de la carga;


(2) mecanismos de izaje y descenso de la pluma;
(3) mecanismos de extensión y retracción de la pluma;
(4) mecanismos de giro;
(5) mecanismos de traslación;
(6) dispositivos de seguridad.
(b) Cuando la grúa completa no es suministrada por un fabricante, estos ensayos
deberán ser realizados en el ensamblaje final.
(c) Los resultados de los ensayos operativos deberán estar disponibles.

22-2.2.1 Ensayos de carga

(a) Antes del uso inicial:


(1) Todas las grúas nuevas o modificadas deberán ser inspeccionadas y
ensayadas con carga por, o bajo la dirección, de una persona designada. Un
informe escrito del ensayo deberá ser preparado por una persona designada y
ubicado en un archivo. Los ensayos de carga no deberán realizarse con menos
del 100 % y no más del 110 % de la carga especificada, salvo otra
recomendación del fabricante o de una persona calificada.
(2) La necesidad de ensayar una grúa reparada, alterada o modificada deberá ser
determinada por una persona calificada. Cuando el ensayo de carga es
requerido, los ensayos deberán estar de acuerdo con el párrafo 22-2.2.2. (a) (i)
(b) Si el ensayo de carga se realiza, deberá contemplar las siguientes operaciones como
un requerimiento mínimo.
(1) Levantar la carga de ensayo para asegurar que la misma está soportada por la
grúa y mantenida por el(los) frenos de izaje.
(2) Girar totalmente la grúa, si es aplicable.
(3) Para el ensayo de carga, subir y bajar la pluma de la grúa dentro de los radios
de trabajo permitidos.
(4) Bajar la carga de ensayo, detenerla y mantenerla con el(los) frenos.

Sección 22-2.3: Mantenimiento

22-2.3.1 Mantenimiento preventivo


(a) Deberá establecerse un programa de mantenimiento preventivo basado en las
recomendaciones del fabricante. Deberán conservarse registros fechados.
(b) Si se recomienda el reemplazo de repuestos, deberán obtenerse del fabricante
original del equipo o ser, al menos, de igual calidad.
NORMA ASME B30.22 – CAPITULO 22-2 - INSPECCIÓN, ENSAYO Y MANTENIMIENTO PAG. 5 DE 9

22-2.3.2 Procedimiento
(a) Antes de comenzar los ajustes y reparaciones de una grúa, deberán tomarse las
siguientes precauciones, si son aplicables:
(1) la grúa deberá ser ubicada donde provoque la menor interferencia con otros
equipos u operaciones;
(2) todos los controles deberán estar en la posición desconectado;
(3) los sistemas de arranque no deberán estar operativos;
(4) la pluma deberá estar bajada a nivel terreno, si es posible, o, de lo contrario,
estar asegurada para evitar caídas;
(5) antes de aflojar o retirar los componentes hidráulicos, se deberá descargar la
presión del aceite hidráulico en todos los circuitos hidráulicos.
(b) Se deberán instalar en los controles de la grúa, carteles de atención o de “fuera de
servicio”.
(c) Después de realizar los ajustes y reparaciones, la grúa no deberá retornar al servicio,
hasta que todas las protecciones hayan sido reinstaladas, eliminado el aire atrapado
en el sistema hidráulico (si es necesario), reactivados los sistemas de seguridad y
retirado el equipo de mantenimiento.

22-2.3.3 Ajustes y reparaciones


(a) Cualquier condición peligrosa revelada por los requerimientos de inspección de la
Sección 22-2.1 deberá ser corregida antes que la grúa vuelva a operar. Los ajustes y las
reparaciones deberán ser realizados solo por personal designado.
(b) Los ajustes deberán ser mantenidos para asegurar el funcionamiento de los
componentes. Los siguientes son ejemplos:
(1) mecanismo operativo funcional;
(2) dispositivos de seguridad;
(3) sistemas de control.
(c) Las reparaciones y los ajustes deberán ser suministrados a medida que la operación
lo necesite. Los siguientes son ejemplos:
(1) partes críticas de los mecanismos operativos funcionales que estén rajados,
rotos, corroídos, doblados o con excesivo desgaste;
(2) partes críticas de la estructura de la grúa, que estén rajados, doblados, rotos o
excesivamente corroídos;
(3) Los ganchos de la grúa que están en las condiciones descriptas en el párrafo 22-
2.1.3 (a) (5), deberán ser sacados de servicio;
(4) el fabricante deberá dar las instrucciones para la remover el aire de los circuitos
hidráulicos.

22-2.3.4 Lubricación. Todas las partes en movimiento de la grúa, para las que está
especificado lubricación, deberán ser lubricadas regularmente de acuerdo con los
procedimientos y recomendaciones del fabricante.
NORMA ASME B30.22 – CAPITULO 22-2 - INSPECCIÓN, ENSAYO Y MANTENIMIENTO PAG. 6 DE 9

Sección 22-2.4: Inspección de cable, reemplazo y mantenimiento

22-2.4.1 General Debido a la configuración de diseño de la grúa para mantener la movilidad,


los diámetros de las poleas, los diámetros de los tambores y los factores de diseño del
cable, están limitados. Debido a estos parámetros de diseño es esencial inspeccionar el
cable, de acuerdo con el parágrafo 22-2.4.2, para detectar cualquier deterioro y reemplazarlo
a tiempo, de acuerdo con el párrafo 22-2.4.3.

22-2.4.2 Inspección
(a) Inspección frecuente
(1) Todos los cables en servicio deberán ser inspeccionados visualmente, una vez
cada día de trabajo. La inspección visual consistirá en la observación de todos los cables que
podrán estar en uso durante un día de operación. Estas observaciones visuales deberán
ocuparse en descubrir grandes daños, tales como los listados más abajo, los cuales pueden
constituir un peligro inmediato:
(a) distorsión del cable tal como cocas, aplastamiento, cordón bajo medida,
nido de pájaro, desplazamiento del cordón principal y protuberancia del alma. La reducción
del diámetro del cable en una longitud pequeña o la desigualdad de los cordones exteriores
pondrán en evidencia que el o los cables necesitan ser reemplazados.
(b) corrosión general;
(c) cordones rotos o cortados;
(d) número, distribución y tipo de alambres rotos visibles. Cuando este daño
es descubierto, el cable deberá ser sacado de servicio o sometido a inspección como está
detallado en el párrafo 22-2.4.3 (b)
(2) Debe tenerse cuidado cuando se inspeccionan secciones de rápido deterioro
como las pestañas de las poleas, los puntos de cruce y los repetitivos puntos de
arrollamiento en los tambores.
(b) Inspección periódica
(1) La frecuencia de inspección deberá ser determinada por una persona calificada y
deberá basarse en factores tales como:
(a) vida esperada del cable determinada por la experiencia en esa particular
instalación o en instalaciones similares;
(b) severidad del entorno;
(c) porcentaje de izajes a máxima capacidad;
(d) frecuencia de operaciones;
(e) exposición a cargas de choque.
Las inspecciones no necesitan realizarse a intervalos de tiempo iguales y deberán ser más
frecuentes a medida que el cable se aproxima al final de su vida. Esta inspección deberá ser
hecha al menos una vez al año
NORMA ASME B30.22 – CAPITULO 22-2 - INSPECCIÓN, ENSAYO Y MANTENIMIENTO PAG. 7 DE 9

(2) La inspección periódica deberá ser realizada por una persona designada. Esta
inspección deberá cubrir la longitud total del cable. Solo los alambres superficiales necesitan
ser inspeccionados. No deberá intentarse abrir el cable. Cualquier deterioro del que resulte
una apreciable pérdida de la resistencia original, tales como los descriptos más abajo, deberá
ser señalado y tomar una decisión sobre si el uso del cable podría constituir un peligro.
(a) puntos listados en el párrafo 22-2.4.2 (a) (I) (a);
(b) reducción del diámetro del cable por debajo del diámetro nominal, debido a
pérdidas de sostenimiento del núcleo, corrosión interna o externa o desgaste de
los alambres exteriores;
(c) alambres severamente corroídos o rotos en las conexiones de los extremos;
(d) severamente corroído, roto, doblado, gastado o no instalado adecuadamente
en las conexiones de los extremos;
(3) Deberá tenerse cuidado cuando se inspeccionan secciones sujetas a
rápido deterioro, como las siguientes:
(a) secciones en contacto con caballetes, poleas ecualizadoras u otras poleas
donde el recorrido del cable está limitado;
(b) secciones del cable, en o cerca de las conexiones de los extremos, donde
pueden emerger alambres corroídos o rotos.

22-2.4.3 Reemplazo del cable

(a) No se pueden dar reglas precisas para determinar el tiempo exacto de reemplazo del
cable, puesto que están involucrados muchos factores variables. Una vez que un cable
alcanza cualquiera de los específicos criterios de remoción, puede permitirse continuar el
trabajo hasta la finalización del turno, de acuerdo con el criterio de una persona calificada. El
cable deberá ser reemplazado al finalizar el turno de trabajo, al finalizar el día o hasta la
última hora, antes que el equipo sea utilizado por el siguiente turno de trabajo.
(b) Los criterios para reemplazar el cable deberán ser los siguientes:
(1) para los cables que se desplazan, seis alambres rotos distribuidos aleatoriamente
en una capa, o tres alambres rotos en un cordón, en un día;
(2) un alambre exterior roto en el punto de contacto con el alma del cable, que
emergió de su estructura y produjo una protuberancia o un rizo. Se requiere una inspección
adicional de esta sección.
(3) desgaste de un tercio del diámetro original de los alambres individuales
exteriores;
(4) cocas, aplastamiento, jaulas de pájaros, o cualquier otro daño como resultado de
la deformación de la estructura del cable;
(5) evidencia de daños por calor debidos a cualquier causa;
(6) reducción del diámetro nominal mayor que el que se muestra más abajo
NORMA ASME B30.22 – CAPITULO 22-2 - INSPECCIÓN, ENSAYO Y MANTENIMIENTO PAG. 8 DE 9

Reducción máxima
permitida a partir del
Diámetro el cable diámetro nominal
__________________________ ________________

hasta 8 mm 0,4 mm
mayor que 13 mm 0,8 mm
mayor que 19 mm 1,2 mm
mayor que 29 mm 1,6 mm
mayor que 38 mm 2,4 mm

(7) En cables fijos, más de dos alambres rotos en una capa, en secciones alejadas
de las conexiones de los extremos
(8) El cable de reemplazo deberá tener, al menos, una resistencia igual a la del cable
original provisto, o recomendado, por el fabricante de la grúa. Cualquier desviación del
tamaño original, grado del acero o tipo de construcción, deberá ser especificado por un
fabricante de cable, por el fabricante de la grúa o por una persona calificada.
(c) El criterio de remoción de alambres rotos citado en esta norma se aplica a las cables de
alambre que operan sobre poleas y tambores de acero. El usuario deberá comunicarse con
el fabricante de la grúa o de la polea o del tambor o con una persona calificada, para conocer
los criterios de remoción de alambres rotos para cables que operan sobre poleas y tambores
hechos con un material diferente al acero.
(d) Cables no en uso regular. Todos los cables instalados en una grúa que no ha operado
por un período de un mes o más, por estar fuera de servicio o almacenada, deberán ser
inspeccionados de acuerdo con el párrafo 22-2.4.3 (b) antes de ponerla en servicio. Esta
inspección abarcará todos los tipos de deterioro y deberá ser realizada por una persona
designada.
(e) Registros de inspección
(1) Inspección frecuente – no se requieren registros.
(2) Inspección periódica – a fin de establecer una base de datos para juzgar el
tiempo adecuado de reemplazo, deberá archivarse un informe fechado de la condición del
cable, en cada inspección periódica. Este informe deberá incluir los puntos de deterioro
listados en el párrafo 22-2.4.3 (b).

22-2.4.4 Mantenimiento del cable


(a) El cable deberá estar almacenado para prevenir daño o deterioro.
(b) El desbobinado del cable deberá ser realizado según las recomendaciones de su
fabricante y se deberá realizar cuidadosamente, para evitar cocas o inducir un giro.
(c) Antes de cortarlo, deberá ligarse el cable a cada costado del lugar donde deba ser
NORMA ASME B30.22 – CAPITULO 22-2 - INSPECCIÓN, ENSAYO Y MANTENIMIENTO PAG. 9 DE 9

cortado, para prevenir que los cordones se desenrollen. En cables preformados, se requiere
una ligadura en cada costado del corte. En cables no preformados de 22 mm (7/8”) de
diámetro o más pequeños, se requieren dos ligaduras a cada costado el corte. En cables no
preformados de 25 mm (1”) de diámetro se requieren tres ligaduras.
(d) Durante la instalación deberá evitarse que el cable se arrastre sobre polvo o alrededor
de objetos que raspen, mellen, aplasten o induzcan fuertes dobladuras;
(e) El cable deberá ser mantenido en buenas condiciones de lubricación. Es importante que
el lubricante, aplicado como parte de un programa de mantenimiento, sea compatible con el
lubricante original y, a este punto, el fabricante del cable deberá ser consultado; el lubricante
aplicado deberá ser del tipo que no oculte la inspección visual. Aquellas secciones de cable
que están ubicadas sobre poleas u ocultas durante los procedimientos de inspección y
mantenimiento, requieren atención especial cuando se lubrica el cable. El objeto de lubricar
el cable es reducir la fricción interna y prevenir la corrosión.
(f) Cuando un cable en servicio presenta zonas bien definidas y localizadas de mayor
desgaste que el resto del cable, puede extenderse su vida útil; en los casos donde una
reducida longitud de cable es adecuada, cortando una sección del extremo gastado y de esa
manera trasladar el desgaste a diferentes áreas del cable.

Ooooo000ooooo