Intoxicación digestiva.

Las intoxicaciones son enfermedades producidas por exposición, ingestión, inyección o inhalación de una sustancia tóxica que ingresan al organismo produciendo alteraciones patológicas del mismo. ¿Cómo se producen las intoxicaciones? Las intoxicaciones accidentales o voluntarias debidas al consumo de medicamentos son las más frecuentes. Otros tóxicos son: productos industriales, domésticos, de jardinería, drogas monóxido de carbono. La gravedad de la intoxicación depende de la toxicidad del producto, del modo de introducción, de la dosis ingerida y de la edad de la víctima. Es fundamental detectar los signos de riesgo vital: comprobar el estado de conciencia, la respiración y también el pulso. Medicamentos En el adulto, las intoxicaciones suelen deberse a la asociación de varios medicamentos, mientras que en el niño la causa principal es la sobredosis de un solo producto. Los medicamentos implicados con más frecuencia en los casos de intoxicación son: benzodiacepinas, analgésicos, antidepresivos, barbitúricos y medicamentos activos contra los trastornos cardíacos. Según el fármaco y la dosis ingerida, pueden producirse alteraciones de la conciencia, problemas cardiorrespiratorios graves, convulsiones y lesiones hepáticas y renales. Es imprescindible llamar al centro toxicológico o al servicio de urgencias.

Productos de limpieza y jardinería

Intoxicaciones por productos de limpieza. Los niños suelen ser las principales víctimas de este tipo de intoxicaciones que, a menudo, se producen después de poner el producto toxico en un envase de uso alimentario. Todos los productos domésticos son potencialmente tóxicos. En general, son irritantes para el tubo digestivo; producen dolor abdominal y, en ocasiones, diarrea. Sin embargo, en algunos casos constituyen una amenaza grave: los cáusticos (p. ej., desatascadores, desincrustantes, decapantes, lejía), producen quemaduras en la boca y en las vías digestivas, y los espumantes pueden provocar asfixia si la espuma invade los aparatos digestivos y respiratorios. También son peligrosos los productos industriales de uso doméstico (trementina, aguarrás, amoniaco), que originan graves trastornos digestivos, cardiorrespiratorios y neurológicos. Cualquiera que sea la naturaleza del producto y la cantidad ingerida, hay que llamar inmediatamente al centro toxicológico o al servicio de urgencias. No hay que provocar nunca el vómito de la víctima ni hacerle beber agua, que ello tendría como efecto aumentar el recorrido del producto ingerido o hacerlo espumoso, con riesgo de asfixia.

Fiebre. Pulso rápido. La aparición de fiebre obliga a evaluar la posibilidad de mediastinitis o peritonitis por perforación del esófago o el estómago. .. Náuseas y vómitos. meses o hasta años más tarde. Dilatación o contracción de las pupilas. alcanfor y cloruros) SÍNTOMAS: o o o o o Piel seca y caliente. Convulsiones.—. Sensación de asfixia y dificultad de respiración. Si el paciente se recupera. fenoles. con sensación de quemadura en la boca.. Intoxicación por álcalis. Los síntomas son: dolor. vómito y diarrea.. clorhídrico. laringe y abdomen. Puede existir: o o o o Pérdida de la voz.—. El vómito contiene sangre y mucosa descamada. etc. GRUPOS DE SUSTANCIAS TÓXICAS POR VÍA DIGESTIVA GRUPO A SUSTANCIAS CORROSIVAS (ácidos —sulfúrico. GRUPO B SUSTANCIAS EXCITANTES (estricnina. El carcinoma es un riesgo posterior. El paciente suele mejorar por 2 a 4 días y luego presentar ataque súbito de dolor abdominal intenso. El dolor es intenso. amoníaco. Suele haber vómito y diarrea que contiene sangre precipitada. ESÓFAGO Y ESTÓMAGO. a largo plazo. Zonas destruidas y sangrantes en boca. El individuo presenta una expresión angustiosa. de color oscuro. álcalis —lejía. la estenosis esofágica puede ocurrir semanas.. Dificultad en la deglución y hasta en la respiración. es factible que se desarrolle estenosis pilórica o esofágica por la cicatrización.) o o SÍNTOMAS: DOLOR QUEMANTE EN BOCA. con defensa y caída de la presión arterial debido a una posible perforación esofágica. GARGANTA. espasmos. En ocasiones se presenta asfixia por edema de glotis.Intoxicación por ácidos. Aún cuando el paciente se recupere de la lesión inmediata.

Disminución de los movimientos respiratorios. • Administrar grandes cantidades de absorbente intestinal y posteriormente provocar el vómito.. NUNCA PROVOCAR EL VÓMITO EN CASO DE INTOXICACIÓN POR:     SUSTANCIAS CORROSIVAS (ácidos y álcalis. INTOXICADOS INCONSCIENTES O CON CONVULSIONES. tratar de identificar el tóxico Extraer rápidamente la mayor parte del tóxico del estómago provocando el vómito. anestésicos locales) alcaloides —atropina. etc. cloruro de zinc. que se presenta en dos formas: .GRUPO C SUSTANCIAS IRRITANTES (yodo. alcohol. Piel húmeda y fría. El absorbente intestinal que va en el botiquín es el CARBÓN ACTIVADO. DERIVADOS DEL PETRÓLEO.) o o SÍNTOMAS: Náuseas. o GRUPO D SUSTANCIAS DEPRESORAS (barbitúricos. fósforo. morfina. ESTRICNINA. Suelen comenzar con un efecto estimulante posteriormente. aparece todo lo contrario: duración SÍNTOMAS: o o o o o Estupor. como la lejía o el amoníaco). Relajación muscular. Pupilas contraídas o dilatadas. Como actuar ante una intoxicación: • • • Una vez convencidos de que existe intoxicación. repitiendo la operación cada 10 minutos mientras se tenga la sospecha de que queda tóxico en el estómago.— de corta y muchos y. nitrato de potasio. Dolores abdominales de tipo cólico. arsénico. Tanto en vómito como en heces puede aparecer sangre..

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful