Está en la página 1de 2

2.1.

1 creatividad e innovación, concepto y diferencia

Creatividad.- Habilidad de combinar ideas de manera única o hacer


asociaciones desacostumbradas entre varias ideas.
Innovación.- Proceso de tomar una idea creativa y convertirla en un producto,
servicio o método de operación útil.

Creatividad e Innovación son dos palabras que van de la mano. En general


Creatividad e Innovación se entienden como prácticamente sinónimos y
aunque son conceptos íntimamente relacionados no son exactamente lo
mismo.

La Creatividad constituye una ayuda para la solución de problemas dentro de


una organización o un equipo de trabajo. Aporta nuevas formas para analizar la
naturaleza de un problema y para generar una amplia variedad de opciones
para su solución.

Por el contrario, el concepto de "Innovación" representa en sí mismo, una


solución creativa, es decir, supone un cambio que se realiza con el propósito
de solucionar un problema o mejorar una situación.

De una forma más elemental, pero no por eso menos clara Simón Majaro
define ambos términos de la siguiente manera:

Creatividad es el proceso mental que nos ayuda a generar ideas


Innovación es la aplicación práctica de esas ideas, que se implantan con el fin
de alcanzar los objetivos de la organización de forma más eficaz.

Mientras que Creatividad es la creación de ideas novedosas y útiles;


Innovación refiriere a la aplicación de estas ideas. Vemos entonces que,
además de NO tratarse de sinónimos, en la primera el foco está puesto en la
generación y en la otra el peso cae sobre la implementación. Lo que parece ser
una sutil diferencia, en realidad no es ni más ni menos que la brecha – no
menor- entre ambos conceptos. Algo clave es lo relativo a las características de
“novedad y utilidad” de las ideas. Se debe tener en cuenta que por el simple
hecho de “crear”, si la idea no es novedosa y útil para alguien – experto en ese
campo-, simplemente no será reconocida ni valorada y por ende morirá en el
plano de las ideas.

Hablamos entonces de creatividad aplicada (innovación) cuando el aporte


realizado al campo correspondiente es reconocido e incorporado por el sistema
(la organización y su entorno). Al implementarse este tipo de ideas se genera
un antes y un después, ya que provocan cambios de impacto, generando
respuestas nuevas.

La palabra creatividad es comúnmente utilizada para nombrar cualquier idea


novedosa o fuera de lo común, cualquier “chispa” que llame nuestra atención y
que nos enfoque en éxitos individuales o momentáneos. Sin embargo, los
cambios que producen estos “chispazos” a veces son iguales a los que
produce la batería de un automóvil: cambios pequeños en su dimensión,
duración y profundidad; muy novedosos al principio, pero que necesitan de la
continuidad que da el motor para lograr un cambio real en el estado estático del
vehículo.

La Innovación se diferencia de la Creatividad por llegar a causar un impacto en


un campo de acción mayor a través de la implementación significativa y exitosa
de las ideas nacidas por la Creatividad. La Innovación nos mueve hacia el
futuro, puede ser grande, pequeña, compleja, simple, totalmente novedosa o
tan sólo un poco diferente, lo importante es que logre producirse, aplicarse,
aceptarse e incorporarse a la vida de los seres humanos mejorándola de
alguna manera.

Para lograr que los inventos y/o descubrimientos logrados por la Creatividad,
se conviertan en Innovación es necesario que el sistema donde éstos se den
esté abierto al cambio. Si no existe una mentalidad de suficiente flexible para
revisar los supuestos sobre los que opera el sistema, los efectos de las mentes
creativas se quedarán en “chispazos”. Otro factor importante para que la
Innovación tenga éxito, es su acercamiento sistemático en su metodología de
trabajo, criterios de evaluación y conocimiento del mercado y oportunidades.

Vivimos en una continua producción de nuevas formas de hacer las cosas, lo


que nos hace crecer y evolucionar como seres humanos. Comprendemos
entonces la Creatividad e Innovación como la capacidad del ser humano de
comportarse como un agente de cambio, capaz de producir ideas inteligentes y
valiosas para su entorno, que transformen conceptos, procesos, personas y
realidades, de una manera sistémica y ecológica. En sus aspectos más
específicos, la Creatividad es aquella capacidad que nos permite inventar
soluciones diferentes y novedosas, y la Innovación aquella que nos impulsa
hacia delante al llevarlas a cabo y ponerlas en práctica en un campo mayor
mejorando nuestra calidad de vida.

Para que esto sea posible, es importante la existencia de determinadas


condiciones, capacidades y habilidades en las personas, que, si bien ninguna
de ellas garantiza el desarrollo de la Creatividad, todas ellas en conjunto
proveen un estado mental (cognitivo / emocional / sensorial) necesario para
que ésta tenga lugar. Demos entonces una mirada a estos factores que
coadyuvan a que se desarrollen desde la niñez:

Fuentes consultadas:
http://www.educared.pe/espaciodecrianza/articulo/1518/creatividad-e-
innovacion/
http://www.ordonez-bianco.com/publicaciones/nota.asp?id=184