Está en la página 1de 3

c  c


  

 c c   c


c
c 







 c  

 

c c  




 c  












    c  
 


     

  


!"#$!"%&"'&()(*#+%,)#-,%,!#!#%)(*&"'&("$)(%#./


³«toda concepción del género humano significa desarrollo conjunto de las


autonomías individuales, de las participaciones comunitarias y del sentido de
pertenencia a la especie humana.´

³«los ciudadanos producen la democracia que produce los ciudadanos...´

³Pero, al igual que consenso, la democracia necesita diversidades y


antagonismos« la democracia tienen un carácter dialógico«´

³La regeneración democrática supone la regeneración del civismo, la regeneración


del civismo supone la regeneración de la solidaridad y de la responsabilidad«´

Los contextos escolares son espacios donde confluyen amplias manifestaciones


de diversidad sociocultural, en tal sentido, representan la posibilidad del ejercicio
democrático desde la formación antropo-ética, en cuanto la institución educativa
basa su accionar en la construcción de ciudadanía en el marco de una cultura de
la legalidad destinada a reproducir los fundamentos de la sociedad en cada
individuo.

Así, la escuela es un sistema orgánico que, a partir de procesos educacionales,


cultiva las competencias para la vida de manera individual pero a escala colectiva,
en una constante deconstrucción multivocal que apunta hacia la generación del
þ   entendido como la capacidad de autogobernarse bajo los imperativos del
derecho público, la responsabilidad social y la solidaridad.

La diversidad de modos de ser y estar en el mundo, comprende todo un abanico


de manifestaciones en cuanto a sociabilidades que fluyen en constantes
encuentros y desencuentros, además de la enorme multiplicidad de
interpretaciones sobre los fenómenos propios del contexto inmediato que suponen
choques de posturas en los cuales media la institución educativa, como
emanación inherente de la cultura local, o si se quiere regional, para generar un
diálogo intercultural continuo en aras de una comprensión asertiva de los cambios
que plantea la contemporaneidad.
pe esta forma se llega al establecimiento de consensos y puntos comunes en los
diferentes discursos sociales, académicos y pedagógicos que confluyen en la
escuela, para desarrollar competencias ciudadanas, y por ende, la reproducción
de la sociedad en cuanto al ideal de comunidad local y planetaria que comprenda
y reconozca la diversidad individual o colectiva en el marco de la coexistencia y
cohabitación dentro de la aldea global.