Está en la página 1de 3

El Movimiento Rural Cristiano de nuestra

Diócesis ha dedicado el curso 2010-2011 a


reflexionar a la luz del Evangelio y la Doctrina
Social de la Iglesia sobre la actual crisis
económica, social y religiosa que vive nuestra
sociedad.

espiritualidad militante en tiempos de crisis


El Día del Mundo Rural lo va a dedicar a poner
en común todas sus reflexiones y a buscar
cauces de compromiso para, desde nuestra
espiritualidad de hombres y mujeres de Acción
Católica, buscar un estilo de vida cristiana que
sea signo evangelizador para las gentes de
nuestros pueblos, sobre todo para los más
desfavorecidos.
Invitamos a simpatizantes, movimientos y
asociaciones de nuestros pueblos a que nos
acompañen en la celebración
EXPONE: D. Jesús Díaz López
Consiliario Diocesano del Movimiento
Rural Cristiano
12,30.- Descanso
13,00.-Celebración de la Eucaristía
14,00.-Comida compartida
16,00.-Final festivo compartido

ORGANIZACIÓN DEL DÍA


10,00.- Acogida y presentación CARIDAD EN LA VERDAD (BENEDICTO XVI)
10,30.-Oración de entrada
11,00.-Presentación de las aportaciones de
los grupos: “La crisis nos obliga a revisar nuestro camino, a darnos
VER: Cómo está repercutiendo la crisis en la nuevas reglas y a encontrar nuevas formas de compromiso, a
vida de nuestros pueblos. apoyarnos en la experiencias positivas y a rechazar las negativas.
De este modo la crisis se convierte en ocasión de discernir y
ACTUAR: Qué podemos hacer para dar una proyectar de un modo nuevo (CV, 21).
respuesta evangélica y evangelizadora a esta
“Para ello se necesita unos ojos nuevos y un corazón nuevo
situación de crisis
que superen la visión materialista de los acontecimientos humanos
y que vislumbren en el desarrollo ese “algo más” que la técnica no
11,30.- “ESPIRITUALIDAD MILITANTE EN puede ofrecer. Por este camino se podrá conseguir aquel
desarrollo humano integral, cuyo criterio orientador se halla en la
TIEMPOS DE CRISIS (JUZGAR) fuerza impulsora de la caridad en la verdad” (CV 77).
“Sin Dios el hombre no sabe a dónde ir ni tampoco logra
entender quién es” (CV 78)

“El desarrollo tiene necesidad de cristianos con los brazos


levantados hacia Dios en oración, de amor y de perdón, de
renuncia a sí mismos, de acogida al prójimo, de justicia y de paz”
(CV 79)