Está en la página 1de 105

PSICOPATOLOGIA

BAUMGART
LECCIONES INTRODUCTORIAS DE PSICOPATOLOGIA.

RESUMEN CAPITULO Nº 1 “EL CAMPO DE LA PSICOPATOLOGIA COMO


PROBLEMA”

Psicopatología: Disciplina que se refiere a los conocimientos relativos a las


anormalidades y desordenes de la vida mental.

Campo de la psicopatología: Hay coexistencia de discursos y/o practicas que


confluyen y constituyen el campo de la psicopatología. Campo donde confluyen
la Psicología, la Psiquiatría y el Psicoanálisis.

La noción de enfermedad mental: Criterios de salud y enfermedad:

Lo psíquicamente anormal depende de la concepción imperante en cada


sociedad y es relativo a un orden etnográfico e histórico.
Ej. Un analfabeto delirante puede quejarse de que un ojo maligno lo persigue, y
un señor mas refinado que ya tiene su computadora puede quejarse de que la
maquina le controla su mente. En ambos casos se detectan ideas
persecutorias pero cada uno de ellas es relativo a una determinada sociedad, a
un orden etnográfico y a un orden histórico.
Los fenómenos patológicos se presentan, en general, como modificaciones de
los fenómenos normales. Pero ¿qué es la enfermedad mental? Existen
diferentes criterios para definir la anormalidad psíquica:
Criterios ideológicos: donde se considera anormal aquello que no se adecua a
una norma que se define momentáneamente normal.
Criterios estadísticos: toman como norma lo que es el promedio, lo que se ha
estudiado como media de funcionamiento.
Criterios teleológicos: lo normal o lo anormal se definen según aquello que se
aproxima a lo óptimo. Lo óptimo puede estar descripto en términos políticos,
religiosos o filosóficos.

2
Por todo esto cuando se habla de patología psíquica se tiene que pensar con
que criterios se esta definiendo eso que se llama anormalidad, que criterios
están en juego.
La ansiedad, el recelo, la alegría, la tristeza, la amistad, etc. son vivenciados
tanto por personas totalmente sanas como por las que están enfermas, pero
cada caso depende de la aceptación o rechazo social frente a esa
manifestación, frente a las circunstancias y condiciones en que ella surge.

Heterogeneidad de disciplinas en el campo de la psicopatología:

Las Psicológicas: incluyen la escucha del paciente y aparecen de modos


diversos. La psicología clínica dedicada al diagnostico y estudio de la
personalidad. La psicología general con sus aportes a la subjetividad, actos
voluntarios, la intencionalidad, la representación, y todas las manifestaciones
conductuales. La psicología experimental que se ocupan del pensamiento
como esquema mental y buscan modificar el pensamiento negativo por
considerarlo patológico.
Las psiquiatrías: se encargan de construir nomenclaturas, o sea un sistema de
nominación, se nombra, se evoca, se llama a la enfermedad mental. La
nomenclatura establece un orden, ubica una afección respecto de otra y
permite su conocimiento y desarrollo conceptual, así la locura adquiere
positividad cognoscitiva, así se la nombra. Otra noción que introducen es la de
síntoma, que revela la existencia de una enfermedad. El criterio clínico se basa
en observaciones del comportamiento del paciente y en el relato de sus
dificultades para traducirlo en síntomas y signos. A cada síntoma o a un grupo
de ellos le corresponde una clasificación, una categoría diagnostica, así los
trastornos mentales se constituirían en entidades nosologicas, tendrán una
identidad mórbida. La clasificación más usada en nuestro país en la cuarta
versión del DSM (DSM IV).
Las teorías psicoanalíticas: se apoyan en el desarrollo meta psicológico, dicho
desarrollo conceptualiza lo psíquico según sistemas, procesos y legalidades
diferentes. Las ideas de inconsciente y represión marcan el desconocimiento
radical que es constitutivo para el sujeto. No hay diferencia tajante entre lo
normal y lo anormal. Acá se funda una psicopatología marcada por el campo

3
de lo inconsciente. El síntoma tiene un sentido, un motivo y un propósito y es
sustituto de un conflicto infantil que parte de un conflicto presente que se torno
patológico.
RESUMEN CAPITULO Nº 2 “LA PSIQUIATRIA Y EL PSICOANALISIS EN
EL CAMPO DE LA PSICOPATOLOGIA”

El concepto de enfermedad mental:


Este concepto es difícil de delimitar sin tener en cuenta la complejidad
respecto a las formulaciones teóricas. Este concepto siempre tiene relaciones
complejas con el concepto de salud, pues se define con relación a aquello que
se considera psíquicamente normal, pero esto implica una pluralidad de
definiciones que dependen de las condiciones imperantes en cada sociedad,
momento histórico y en cada orden etnográfico determinado. O sea las
definiciones nos remiten a los avatares históricos-culturales de sus
formulaciones. Dichas formulaciones a su vez ligadas a distintas disciplinas.

Polémicas relativas a la noción de etiología:

Psicogeneticas: buscan detectar cual es la causalidad psíquica de los


perturbaciones, los estados patológicos se reconocen siguiendo el estudio de
las perturbaciones de las distintas funciones.
Organogeneticas: la enfermedad mental es causada por lesión, desequilibrio o
la insuficiencia orgánica, lo psíquicamente enfermo es el resultado de procesos
orgánicos morbosos.
Sociogeneticas: la patología mental es el resultado de acciones eficaces que la
sociedad ejerce sobre los individuos, a través de sus instituciones, de sus
normas, sus valores, haciendo que ocurran fracasos adaptativos. La causa de
la enfermedad mental son las variables sociales.

Para todas las disciplinas, los fenómenos patológicos se presentan como


modificadores regulares de los fenómenos normales.

FOUCAULT: “Enfermedad mental y personalidad”.

4
¿Qué es la enfermedad mental?... En la antigüedad, la enfermedad mental fue
asociada a los demonios, exorcismos y a procesos no naturales. En la pre-
modernidad se piensa a la locura como algo místico (modelo místico) donde
las respuestas y propuestas eran enlazadas a lo divino y a la magia. En la
modernidad la locura se vio atravesada por ideas fuertes como el progreso y
la razón, prevalece la concepción de sujeto autónomo, cuyas cuestiones se
resuelven por el poder de la razón y la aspiración al progreso histórico. En
nuestro tiempo, posmodernidad, se piensa a la idea de proyecto de
modernidad como fracaso, los debates “modernidad y posmodernidad”,
corresponden a un debilitamiento de la lógica y las certezas.
Foucault no adhiere al paralelismo abstracto que se produce en el terreno
teórico entre los fenómenos de la patología mental y patología orgánica.
Propone dar crédito al hombre mismo y no a las abstracciones sobre la
enfermedad mental. Denuncia que se han asentado dos prejuicios que
debemos combatir y que provienen de aplicar los mismos métodos
conceptuales para pensar la enfermedad mental tal como se piensa la
enfermedad orgánica.
El primer prejuicio es postular que la enfermedad es una esencia, o sea una
entidad especifica señalada solo por los síntomas.
El segundo prejuicio es considerarla como una especie natural, o sea
entendida como una especie definida por ciertos caracteres permanentes.
Con estos prejuicios se considera a la enfermedad mental u orgánica como una
esencia natural que se manifiesta en síntomas específicos.

Abordaje clínico:

El abordaje clínico es la observación del enfermo desprovista de todo supuesto


teórico. Este abordaje permitió establecer a la psiquiatría como ciencia y
promover así su progreso. El padre fue Esquirol, quien fue discípulo de Pinel,
proponía en 1838 observar los síntomas de la locura, estudiar sus costumbres,
hábitos y nesecidades de los alienados. Propone instalarse en el auspicio, que
uno conviva con los enfermos. Para esta escuela francesa la teoría queda
subordinada a la observación. La escuela alemana, que surge como contraste,

5
se distingue de la francesa porque no solo miran sino que piensan lo que miran
(kraepelin).
El abordaje clínico se complejiza con la introducción del método anatomo-
clínico donde la observación es acompañada con el correlato de las lesiones
que se pueden encontrar en las autopsias. Todo esto muestra como los datos
de la clínica provienen de niveles y puntos de vista de observaciones
diferentes.

6
RESUMEN CAPITULO Nº 3 “LAS PSICOSIS. EL SABER PSIQUIATRICO”.

Bercherie: caracterización de los modos en que se ha ido constituyendo el

saber psiquiátrico.

Antecedentes. Aproximación histórica.

En los pueblos primitivos, las dolencias mentales se atribuían a causas

sobrenaturales y divinas. La terapéutica puesta en juego era la mágica

religiosa, como la confesión, los rituales y la sugestión. La concepción de

alineación mental giraba alrededor de la posesión demoníaca.

La tradición cristiana, unos 2000 años después aproximadamente, recoge las

ideas primitivas y denuncia al demonio que habita en el hombre y se propone

ahuyentarlo por medio de prácticas como el exorcismo. Había varios matices

de la posesión: los que creían que lo que estaba poseído era el cuerpo, siendo

así el destino la hoguera, se quemaba al insano para su liberación. Y otros eran

los que creían que lo que estaba poseído era el alma donde la práctica era el

exorcismo.

Entre los años 460 a 357 A.C. Hipócrates, considerado padre de la medicina,

desarrolla una teoría de la personalidad basada en los humores corporales, es

una teoría natural de la personalidad. Se trataba de ver que fluido predominaba

(bilis negra, amarilla, flema, sangre) y así ver que tipo de personalidad se

7
constituía. Hipócrates consideraba que los desordenes mentales se debían a

causas naturales y no demoníacas.

Años 201 a 131 A.C. Galeno (físico y medico) desarrollo una teoría humoral de

la psicopatología.

En la edad media se vuelve a la teoría de la posesión, época de la inquisición.

En el renacimiento, ya había una comprensión hacia el enfermo mental

(movimiento humanista intelectual), se vuelve a indagar sobre causas naturales

de la enfermedad. Comienzan a fundarse los primeros asilos psiquiátricos. (s.

XV a XVIII).

En el siglo de las luces, (s. XVIII), época de la Ilustración y la Revolución

Francesa, se aleja al enfermo mental para su tratamiento del mundo de los

hombres. El enfermo mental es un desposeído porque entra en la marginalidad,

la enfermedad mental es tomada como la desaparición de las funciones

superiores del hombre en un tiempo donde el valor de la razón es

predominante. Época del nacimiento de la psiquiatría.

Evolución de los conocimientos en psiquiatría.

Bercherie parte de la primera psiquiatría clínica (Pinel) y presenta su evolución

en un esquema dividido en cuatro periodos y toma aportes tanto de la escuela

de psiquiatría francesa como de la alemana.

- La primera psiquiatría clínica.

- Los fundamentos de la nosología clásica.

- La psiquiatría clásica: la clínica de las enfermedades mentales.

- La psiquiatría moderna: la era psicodinamica.

8
La primera psiquiatría clínica: Como representantes tenemos a Pinel y Esquirol

en Francia y Griesinger en Alemania. El punto de partida es la caracterización

de las distintas especies del genero locura. La locura es considerada un

fenómeno homogéneo del cual se recortan especies que se reúnen de acuerdo

a las manifestaciones más salientes: estados de excitación (manía), estados de

depresión (lipemanía), estados delirantes (monomanía), estados estuporosos

(estupidez), estados de incoherencia (demencia) y actos impulsivos (locura

instintiva).

El avance de esta psiquiatría clínica fue inaugurar las enfermedades mentales

como enfermedades psicocerebrales. La enfermedad mental es considerada

como el resultado de alteraciones fisiológicas del sistema nervioso y

susceptible de recibir un tratamiento medico.

Los fundamentos de la nosología clásica: encontramos representantes de

distintas escuelas. La nosología nos remite al conocimiento, descripción, al

estudio de causas y a la presentación de la enfermedad mental en cuanto a

frecuencia, características de la población, etc.

La escuela alemana y la francesa tienen distintas nosologías, de acuerdo a la

nosología en juego, a como se piense la enfermedad, se la clasificara

(nosografía) de un modo particular.

Si lo nosología es lo que da la razón, o sea el conocimiento de la enfermedad

mental, las nosografías escribirán el nombre de las patologías. Esta articulación

nosología-nosografía muestra que de acuerdo al modo de nombrarla se esta

adjudicando una identidad a una determinada patología. Por esto en muy

interesante revisar si un nuevo cuadro es realmente nuevo o si ya esta

9
contenido de otra manera en clasificaciones anteriores. Por ejemplo, Freud

rompe con la psiquiatría y funda su nosología y su nosografía. Su nosología se

basa en la metapsicología y nos ofrece diferentes cuadros (nosografía) que son

neurosis, perversión y psicosis. O sea hay una nosología freudiana basada en

la metapsicología y en la noción de transferencia.

La escuela francesa enfatiza más en el periodo de estado, clasificación de los

síntomas. Encontramos a Bayle, Falret y Morel.

La escuela alemana hace hincapié no solo en la clasificación de los síntomas

sino en la noción de proceso evolutivo. Encontramos a Kahlbaum.

La psiquiatría clásica: consideraban que la actividad psíquica se concibe según

el esquema del arco reflejo, y también se estudiaba la actividad psíquica

como una actividad asociativa, en el sentido de la asociación de ideas. Se

perfila en esta época la teoría fisiológica del inconsciente, teoría que

consideraba a ciertos procesos fisiológicos en el limite de la conciencia.

Mientras los franceses hablaban de alineación mental, los alemanes fundaban

nuevas clasificaciones partiendo por primera vez del término psicosis.

Los alemanes diferenciaban las psicosis con lesiones anatómicas de las

psicosis llamadas funcionales, donde no se detectaba la lesión. Se basan en la

etiopatogenia y en las formas sindromicas.

Etiopatogenia: etiología (estudio de las causas) y patogenia (modo en que se

engendra la enfermedad).

Formas sindromicas: síndrome (conjunto de signos y síntomas que

corresponden con un agrupamiento particular).

10
Hay síndromes que dan cuenta de diferentes patologías o cuadros, como por

ejemplo el síndrome delirante en una psicosis esquizofrenia o en una demencia

arterioesclerotica. En el primer caso tenemos una psicosis y en el segundo es

una enfermedad orgánica cerebral. Esto señala que hay una imposibilidad de

correspondencia univoca, o sea no siempre hay una correspondencia puntual

entre el cuadro nosografico y el síndrome.

La psiquiatría moderna: en esta era se comienza a dar importancia a las

situaciones vitales y a las reacciones a dichas situaciones que pueden

desencadenar patología. Se hace hincapié en lo acontecido, en lo vivido y la

reacción del individuo frente a esto, como por ejemplo la psicosis de los

prisioneros.

Con la psiquiatría moderna comienza en contrapunto entre enfermedad mental

adquirida y enfermedad mental hereditaria o constitucional.

Caracterización de la escuela alemana y de la escuela francesa.

La escuela francesa privilegia la experiencia sobre la teoría. Subordinan la

teoría a la observación en el abordaje clínico. Observación del enfermo

desprovista de todo supuesto teórico. Con la escuela francesa la psiquiatría se

funda como rama de la medicina (Pinel), se introduce la alienación mental en el

circuito medico. Observación empírica de los fenómenos, donde los datos

obtenidos se agrupan y clasifican según analogías y diferencias. Se evita

introducir la subjetividad.

Pinel – Esquirol – Falret y Bayle – Morel – Magnan – etc.

La escuela alemana es más fisiológica, privilegian las teorías sobre lo empírico.

11
Griesinger – Kahlbaum – Kraepelin – etc.

Griesinger: crea el estudio organicista de las enfermedades, piensa a la

enfermedad mental con un modelo donde el YO se altera, la personalidad se

altera y se produce una reacción anormal fundada en causas internas y para

estudiarlas introduce la cuestión de la variable histórica. La idea de este autor

es la de psicosis única.

Kahlbaum: se opone a la idea de psicosis única, introduce la idea de evolución,

donde a la misma evolución debe corresponder la misma causa. Elabora la

noción de síndrome como complejo de síntomas.

Kraepelin: a el se le deben la clasificación y la descripción de las enfermedades

mentales, las divide en endógenas (de origen biológico, incurables) y exógenos

(producto de reacciones a situaciones traumáticas).

12
RESUMEN CAPITULO Nº 4 “SEMIOLOGIA PSIQUIATRICA”

Tratado de psiquiatría (E. Ey).

Semiología: estudio de signos de cuadros clínicos. Descripción y análisis de los


síntomas y de los signos de las enfermedades mentales.
Signo: manifestación objetiva del cuadro.
Síntoma: manifestación subjetiva del cuadro.
Síndrome: conjunto de signos y síntomas que se articulan y forman los cuadros
clínicos.
Nota: un signo solo no muestra el cuadro, por ejemplo la fiebre sola no nos
habla de la enfermedad.

Ey, E. Plantea que lo mas importante es el encuentro entre el medico y el


paciente (influenciado por el psicoanálisis), el paciente no es un objeto. O sea
que la observación psiquiatrica no puede ser puramente objetiva ni puramente
subjetiva, sino que el conocimiento clínico de las enfermedades mentales esta
constituido por el encuentro medico y paciente.
Hay tres tipos de exámenes:
Examen somático: debe ser un examen completo y metódico. Un examen
clínico cuidadoso de los diversos aparatos y de las diversas funciones, como
aparato respiratorio, cardiovascular, digestivo, funciones hepatobiliares,
ureosecretoras de depuración renal, aparato urinario, etc. el examen somático
debe ser adaptado a cada problema clínico en particular.
Examen neurológico: es una exploración sistemática de las funciones nerviosas
para poner en evidencia el proceso cerebral ya que puede estar en relación
mas o menos directamente con la enfermedad mental que presenta el paciente.
En este examen se le da mayor interés a los trastornos motores y psicomotores

13
de tipo piramidal y extrapiramidal, y al profundo estudio de las funciones del
lenguaje.
Examen psiquiátrico y observación clínica: en este examen hay que tener en
cuenta la transferencia entre el medico y el paciente, debe ser prolongado,
repetido y a solas con el paciente, (esto es lo que plantes Ey). La observación
clínica debe incluir la biografía del paciente obtenida a través de un tercero,
también debe incluir una hoja de observación cronológica que incluya las
modificaciones y la evolución del paciente, etc.

Ey, E. Plantea tres planos semiológicos, no correlativos y que no implican


cronología. Estos planos nos permiten distinguir los cuadros agudos de los
crónicos. Estos planos permiten la descripción y análisis de los síntomas.

1Plano semiológico: Semiologia del comportamiento y de las conductas


sociales.
Esta es una semiologia macroscopica de las conductas. Es una semiologia de
la urgencia. Se trata de observar anomalías e inadaptaciones en el
comportamiento y en las conductas sociales como por ejemplo tendencia al
suicidio o rechazo de alimentos pero quedándose solo en la superficie de estas
conductas o sea sin profundizar en el conjunto de la desorganización de la que
forman parte (macroscopica).
Este examen comprenderá el estudio de:
- La presentación: el porte, conducta verbal, el biotipo, la mímica y
psicomotricidad.
- De las reacciones al examen y al contacto con el medico: indiferencia,
confianza, oposición.
- Del comportamiento cotidiano: conducta alimentaría, cuidados
corporales, sueño y dormir, vida familiar, comportamiento sexual, actitud
socio profesional.
- De las reacciones antisociales: robo, incendio, homicidio, suicidio, fugas.

2 Plano semiológico: Semiologia de la actividad psíquica basal actual.

14
Esta semiologia es la del campo de la conciencia, donde se analiza y se revisa
el estado actual de la vida psíquica. El conocimiento que el paciente tiene de si
mismo.
Este examen comprenderá el estudio de:
- Semiologia de la claridad y de la integración del campo de la conciencia:
obnubilacion, confusión, estupor.
- Semiologia de la orientación temporospacial: trastornos en experiencia
espacial o temporal, imposibilidad de reconocerse a si mismo o a otros.
- Semiologia de los trastornos de la memoria: amnesias, hipermnesias,
paramnesias.
- Semiologia de la afectividad de base u holotimica: afectos depresivos,
expansivos.
- Semiologia de la actividad sintética de base: como opera la inteligencia y
las funciones elementales.
- Semiologia psicomotora: catatonia, accesos de agitación, crisis
nerviosas, trastornos sistematizados.
- Semiologia de la percepción: alucinaciones, ilusiones, interpretaciones,
pseudo alucinaciones, alucinosis.

Distintos trastornos de la percepción.


Alucinación: percepción sin objeto, se percibe algo que no existe. Dotado de
gran convicción. Pueden ser visuales, acústicas, olfativas, cenestésicas, etc.
Ilusiones: percepción deformada del un objeto, el objeto real existe pero se lo
percibe mal, como por ejemplo ver un árbol y decir que es un hombre.
Interpretación: percepción exacta del objeto pero se hace un mal juicio, se la
interpreta en forma delirante, por ejemplo un silbido, se lo escucha pero se lo
interpreta como una sentencia de muerte, una señal.
Pseudoalucinación o alucinación psíquica: falta la sensibilidad de la
alucinación, es de cerebro a cerebro, un pensamiento que no es del sujeto,
sino enviado, por ejemplo decir me robaron el pensamiento o me robaron los
recuerdos.
Alucinosis: se da en los tumores cerebrales, es de tipo neurologico donde el
sujeto sabe que algo le pasa pero no lo comprende.

15
3 Plano semiológico: Semiologia de los trastornos de la personalidad.
Esta semiologia revisa las alteraciones que puedan sufrir la personalidad, se
encarga de las patologías del yo.
Este examen comprenderá el estudio de:
- Los trastornos del carácter: histérico, paranoico, esquizoide, neurosis del
carácter.
- Los conflictos intrapsiquicos: yo neurótico.
- Semiologia de la alineación de la persona: yo psicotico o delirante.
- Patología del sistema intelectual de la persona: yo demencial.
- Las agenesias de la personalidad: retrasos, oligofrenias.
- Diagnostico e informática.
NOTA:
Carácter: individual, original a cada sujeto, es lo fijo de la personalidad. Es
común que halla cambios en el carácter (trastornos) en el inicio de las
esquizofrenias o psicosis.
YO neurótico: hay conflicto intrapsiquico, un yo que no puede resolver un
conflicto interno, donde el yo se defiende y la defensa va a ser distinta según el
cuadro clínico (histeria, obsesión, fobia)
YO psicotico o delirante: sujeto desposeído de la personalidad.
Idea delirante:
• Implica modificación de las relaciones del individuo con el medio.
• Es una creencia inamovible, que no se puede refutar ni modificar.
• No esta relacionada con la percepción, es una idea.
• El sujeto no duda de la idea, para el es una verdad.
• Implica una concepción del mundo.
• No se adapta a la coexistencia con los demás o sea no hace lazo social,
no permite un intercambio con el otro.
• Hacen sistema o no. Si hace sistema significa que hay una lógica
interna, una razón entre las ideas delirantes. Que no hace sistema
implica que son delirios sueltos, ideas sin conexión unas con otras.
YO demencial: se desintegra la razón, el sujeto esta privado de hacer un juicio.
No posee lógica racional, lleva a una debilitación gradual de la intelectualidad.

16
Puede llegar a una regresión animal o sea pierden los valores sociales, éticos y
lógicos.
Agenesias de la personalidad: retrasados mentales, oligofrénicos. Detenimiento
del desarrollo intelectual que implica un desarrollo afectivo que también se
deteriora ya que ambos están relacionados. Sus tres grados son idiota, imbecil
y débil mental. Están desprovistos de personalidad. Hay trastornos de juicio y
de carácter y la afectividad es inmadura. Hay un desarrollo defectuoso.

Importancia de los tres planos semiológicos.


La semiologia psiquiatrita es importante para establecer un pronostico teniendo
en cuenta el diagnostico entre los trastornos actuales del comportamiento, del
pensamiento, de la conciencia y los trastornos persistentes de la personalidad.
La semiologia psiquiatrica es difícil de aprender y aplicar, pero seria peligroso
el conocer tan solo términos (denominación y enumeración de síntomas) allí
donde es necesario penetrar en la intimidad misma de la estructura misma de
las enfermedades mentales para aprehender la actividades clínicas
(diagnostico) y el potencial evolutivo (pronostico). Debe evitarse hacer
diagnósticos y pronósticos sin un profundo estudio semiológico.

NOTA: Trastornos a nivel de la percepción…….alucinaciones.


Trastornos en el contenido del pensamiento……..idea delirante.

Asociación de ideas y curso del pensamiento (Pereyra).

¿Cómo trabaja el pensamiento? Las ideas son la materia prima del


pensamiento. El pensamiento tiene que tener una idea directriz, esto implica
que hay una idea principal con mayor jerarquía, todas las demás se subordinan
a ella y son una constelación de ideas.
El pensamiento siempre es intencional, tiene una intención anticipada, si no
hay idea directriz no hay intención en el pensamiento, o sea hay patología, hay
desorden del pensamiento.

17
La materia del pensamiento es la palabra que como símbolo sustituye a la
imagen concreta del objeto, o sea la imagen verbal sustituye a la imagen
concreta.
Pensamiento mágico: prevalece lo imaginativo sobre lo racional.
Pensamiento lógico: opera la idea directriz y las subsidiarias que dependen de
ella. Hay inhibición de los automatismos. Hay relación entre las partes y el todo.
Tiene que estar sometido al principio de no contradicción. En las patologías
todo esto esta alterado.

Las anomalías en el curso del pensamiento están relacionadas con la intención


de lograr un fin.
Las anomalías del contenido del pensamiento están relacionadas con la calidad
del pensamiento.

Anomalías en el curso del pensamiento:


- Trastornos en el ritmo del pensamiento: Dentro de este trastorno
tenemos la fuga de idea o aceleración (manía), donde el paciente habla
aceleradamente pero cambia rápido de idea, o sea no hay idea directriz,
no hay fin, ni intención. Incapacidad de mantenerse en un fin,
predominan los automatismos y no la voluntad. También la lentitud del
pensamiento (melancolía), es todo lo contrario, pensamiento tomado por
la constelación afectiva. Ideas lentas, pesimistas, hasta puede llegar al
estupor extremo y no solo al nivel del lenguaje sino también al nivel
corporal, o sea no habla ni se mueve.
- Trastorno interceptación, barraje o clausura: (esquizofrenia), esto no
solo afecta al pensar sino también a la acción. Actos desordenados, es
rigidez del pensamiento, rigidez es adherirse con tenacidad a una acción
o a una idea. Terquedad, insistencia. Esto muestra la incapacidad de
adaptarse que tiene el pensamiento.
- Viscosidad del pensamiento: (epilépticos) Pensamiento lento,
perseverante, detallismo pedante, pensamiento tedioso, repetitivo, se
adhieren a una idea y dan detalles innecesarios. No se distingue la idea
principal de las secundarias.

18
- Prolijidad y minusiocidad: (manía, débil mental, epiléptico) No pueden
hacer síntesis, no distinguen lo accesorio y lo principal. Incapacidad de
hacer síntesis.
- Perseveracion: (esquizofrénico) Perseveracion de la idea, repetición de
ideas, se da también en los confusos. Las ideas forman parte del
discurso aunque en forma perseverante, también falta claridad del
pensamiento. Es automatismo, no depende de la voluntad.
- Estereotipia verbal: (esquizofrenia catatonica) Lo que se repiten son las
frases no las ideas y esta frase que se repite no tiene relación con el
discurso. La frase o palabra que se repite se halla intercalada en el
discurso pero no esta relacionada con el. Es un agregado, un estribillo,
son palabras, actos automáticos, no voluntarios.
- Verbigeracion: (melancolía, esquizofrenia) Repetición monótona de
frases como en la estereotipia pero como un lamento, con angustia, con
tono de desesperación en donde esta frase cobra fuerza emocional.
Tiene un hondo sentido de descarga emocional. No forma parte del
discurso.
- Fusión, desplazamiento y generalización de los conceptos:
(esquizofrenia) Neologismos, palabras nuevas. La palabra deja de ser
simbólica y pasa a lo concreto, lo concreto tomo el valor de la palabra
simbólica. El sujeto entiende lo que dice pero no tiene interés en que se
le entienda a el.
- Incoherencias: (esquizofrenia) Anarquía total del pensamiento, desorden
total entre las partes y el todo, frases incomprensibles. La ensalada de
palabras es el grado máximo de la incoherencia. No hay idea directriz.
Pensamiento sin proyectos, sin finalidad. Pero la incoherencia en el
esquizofrénico no implica obnubilación de la conciencia, no hay trastorno
al nivel de la conciencia, esto es a nivel del pensamiento, pensamiento
caótico.

Anomalías del contenido del pensamiento:


Para Pereyra hay que ubicar la idea en el psiquismo total y en relación con su
medio ambiente para poder decir si es una idea delirante. La idea en si misma
es insuficiente para calificarla como delirante.

19
Para la psiquiatría la idea delirante o el delirio es un error de juicio, pero
Pereyra dice que no es solo eso sino que hay que tener en cuenta quien lo
dice, como lo dice, relacionarla con el contenido, con el ambiente, con la
personalidad del paciente. Lo anormal no depende solo de que la idea sea
falsa o no ni de que sea un error como para la psiquiatría.
Pereyra distingue tres tipos de ideas:
- Ideas obsesivas: acá el paciente se la cuestiona, duda de ella, se la
critica y lo mas importante, el paciente sabe que la idea viene de el. La
idea obsesiva es siempre patológica.
- Ideas fijas o sobrevaloradas: no siempre es patológica, acá el paciente
no duda de la idea, ni se la critica, no se la cuestiona. Tiene un valor
afectivo fuerte. La idea depende del sentimiento y no de la razón.
- Ideas delirantes: no se la puede considerar aisladamente, hay que tener
en cuenta el psiquismo total. La idea delirante es una idea fija, el sujeto
cree en ella y no ve su exageración, no es discutida ya que para el
sujeto es una verdad irrefutable que tiene valor absoluto, esto es lo que
se denomina certeza delirante, una fuerza de convicción, no hay dudas y
el valor afectivo es muy fuerte. Es una idea falsa que choca con la
realidad, no hace lazo social, no hace lazo con el otro. El potencial
afectivo que tiene esta idea subordina la conducta del sujeto al delirio, o
sea, el sujeto termina siendo dominado por el delirio, sometido. Esta
idea provoca desarmonia entre el paciente y el medio.

La idea delirante surge en un estado de temple delirante. El temple delirante es


un ánimo, todavía no es delirio sino un primer momento, es un estado de
angustia donde el paciente no reconoce la realidad, acá el paciente agrega una
idea que intenta una reconexión con la realidad, así surge la idea delirante y
puede canalizar la angustia. El temple delirante da lugar a la aparición de la
idea delirante.
Hay ideas delirantes verosímiles (paranoia), son muy sistematizadas, tienen
lógica interna y siguen un razonamiento lógico, tienen un mecanismo
interpretativo.
Hay ideas delirantes absurdas (esquizofrenia), sin sistematización, no tienen
ninguna lógica y su mecanismo es autístico.

20
Hay ideas delirantes mágicas (parafrenia), mal sistematizadas y su mecanismo
es imaginativo.

Los mecanismos de las ideas delirantes son:


• Interpretativo: hay un abuso de la razón, sus ideas son verosímiles y
están vinculadas a la realidad que los circunda. Es critico y analítico
• Alucinatorio: no es deducir ni concebir, es tomar la prueba inobjetable,
irreductible y que no puede ser rebatida por los demás.
• Intuitivo: resultado de un acto simple de captación inmediata de la
realidad.
• Imaginativos: libertad y fluidez asociativa, exuberancia de imágenes,
desbordada fantasía, desapego de normas racionales.
• Retrospectivo: se funda en la alteración de un recuerdo, ilusión o
alucinación de la memoria.
• Post-onírico: incapacidad de distinguir la realidad del ensueño, algo que
no tiene sentido pero no puede dejar de creerlo.

El delirio es un estado donde la personalidad se organiza a partir de la idea


delirante. El delirio es decir o realizar actos fuera de lo considerado normal. El
delirio no es lo mismo que la idea delirante, sino que ella lo componen forma
permanente.
El delirio puede ser:
• Sistematizado: implica que tenga una idea central, directriz, lógica
interna, un tema fundamental, es verosímil, hace sistema, (se da en la
Paranoia).
• Polimorfo: implica ideas sueltas, paralelas, sistemas divergentes, no hay
lógica, son absurdos, no hay idea directriz, (se da en las psicosis
confusionales, las esquizofrenias y las toxicomanías).

El delirio puede ser:


• Agudo: implica desestructuracion de la conciencia, confusión en la
conciencia. Aparece en forma de brote, duran poco, no hay

21
sistematización, se curan y generalmente no dejan secuelas. En ellos
pueden haber alucinaciones o no.
• Crónico: llevan al deterioro de la personalidad, proceso largo, son
cuadros irreversibles.

Los tonos de los delirios pueden ser expansivos (eufórico), depresivo (triste) o
defensivo (acá el paciente se persigue).

NOTA: Freud denomino WHAN a los delirios crónicos y DELIRIUM a los


delirios agudos, como por ejemplo en las neurosis.

RESUMEN CAPITULO Nº 5 “NOSOGRAFIA PSIQUIATRICA”

Nosografía: clasificación de las enfermedades mentales.

Henry Ey, realiza una agrupación según un criterio muy sencillo, agrupa las
enfermedades mentales por la diferencia entre cuadros agudos y cuadros
crónicos.
Cuadros agudos: lo agudo tiene que ver con la desestructuracion de la
conciencia, desorganización de la conciencia (2 plano semiológico). Son de
carácter transitorio, se presentan como brotes y generalmente no dejan
secuelas, para la psiquiatría se curan. Una psicosis aguda puede marcar
también el comienzo de una psicosis crónica.
La psicosis aguda muestra al paciente tal como esta en el momento de la crisis.
Dentro de las psicosis agudas encontramos la psicosis maniaco-depresiva, las
psicosis confusionales, psicosis delirantes agudas, las crisis de manía y las
crisis de melancolía.
Cuadros crónicos: lo crónico tiene que ver con una desestructuracion de la
personalidad, afecta al sistema permanente de la personalidad (3 plano
semiológico). Son de evolución continua y progresiva, se instala y modifica la
personalidad del paciente, generalmente son incurables, hay ideas delirantes

22
permanentes alrededor de las cuales se organiza toda la personalidad del
paciente.
La psicosis crónica muestra al paciente tal como es, como el paciente es.
Dentro de las psicosis crónicas encontramos la paranoia, la esquizofrenia o
demencia precoz y la parafrenia, también para la psiquiatría son consideradas
enfermedades mentales crónicas las perversiones sexuales (homosexualidad,
fetichismo, sadismo, masoquismo), las toxicomanías, la alcohol manía, las
neurosis, las demencias, el retraso mental u oligofrenia.

PARANOIA: enfermedad mental crónica.


Definición para Kraepelin: desarrollo insidioso de un sistema delirante
permanente e inamovible surgido a consecuencia de causas internas con total
mantenimiento de la claridad y del orden en el pensar, en el querer y en el
actuar.
La enfermedad se desarrolla lentamente, puede durar épocas con un delirio
que hace sistema o sea tiene lógica interna, tiene idea directriz e ideas
subsidiarias que se subordinan a ella. Las fuerzas desencadenantes provienen
del propio enfermo (enfermedad endógena) y no hay evolución deficitaria, no
hay deterioro de las funciones psíquicas, no hay desarrollo demencial. La
paranoia es un cuadro clínico que no remite.

El paranoico es una especie de ser inocente sometido a la voluntad de otro que


lo ama o lo persigue. El delirio da testimonio razonado de esto.
La paranoia es una psicosis que se manifiesta en sujetos con predisposición
previa, personalidad paranoica.
El delirio es producido por el mecanismo de interpretación delirante y el
conjunto de interpretaciones edifica un sistema paralogico fijo e irreductible.
Hay abuso de la razón. Sus ideas son verosímiles y vinculadas a la realidad
que los circunda.

23
Ejemplos: un insulto dado en la calle, el paranoico cree que se le dirige. O si la
esposa mira por la ventana, el paranoico cree que esta esperando a su
amante, etc. estos son modos de interpretación delirante.
La edad de aparición es entre los 35 y 40 años.
Los pacientes son lúcidos, con capacidad de atención, percepción y memoria,
aunque la atención esta mas dirigida a los temas del delirio.
Las ideas delirantes son tan fuertes que arrastran la personalidad del paciente,
la personalidad y el YO se modifican para sostener el delirio.
Hay anomalía en el contenido del pensamiento, pensamiento alterado.
El delirio es sistematizado, tiene idea directriz, tiene lógica interna, hace
sistema.
Estamos en el 3 plano semiológico de Pereyra, semiologia de los trastornos de
la personalidad, patología del YO, Yo delirante: alineación de la persona.
El paranoico se transforma en un interpretador de la realidad. Su afectividad y
su voluntad se adecuan a la conveniencia de la idea delirante.
Si la idea delirante es megalómana: voluntad y afectividad exaltadas.
Si la idea delirante es persecutoria: se siente injuriado, huye, arremete.
El contenido de estos delirios interpretativos puede ser:
• Persecutorio: donde predominan ideas de perjuicio y persecución.
• Celoso: donde las ideas de perjuicio están localizadas en el partenaire
amoroso.
• Místico: con una matriz religiosa.
• Erótico: donde el proceso de interpretación se refiere a alguna dama o
caballero que por medio de un gesto exterioriza el interés hacia el
enfermo, por un gesto, una mirada o cualquier detalle insignificante.

El paranoico puede ser peligroso por que nunca se sabe cuál es la


interpretación delirante que se producirá.
En la paranoia hay falsificación de recuerdos y reinterpretaciones de
acontecimientos. La percepción es correcta pero se la interpreta mal, en forma
delirante. Hay delirios de relación donde un hecho casual lo vuelven alusión a
su propia persona.

24
Lo importante para el diagnóstico diferencial de la paranoia es su carácter
evolutivo. Son delirios crónicos sin decadencia mental y no hay debilitamiento
de las funciones psíquicas. La paranoia afecta al juicio y al razonamiento.

PARAFRENIA: enfermedad mental crónica.


Las parafrenias presentan delirios mal sistematizados, con alucinaciones y
delirios o interpretaciones delirantes que, muchas veces, comienzan con un
delirio de contenido persecutorio y evolucionan a un contenido megalomaniaco
(exaltación).en la parafrenia el mecanismo es imaginativo, son producciones
fantásticas, hay libertad y fluidez asociativa, desbordada fantasía, exuberancia
de imágenes.
Se puede pensar a la parafrenia como la yuxtaposicion de dos mundos, uno
real y otro fabulatorio, fantástico.
El vigor psíquico en la parafrenia decrece pero sin desintegración de la
personalidad, o sea sin llegar a un estado demencial.
Se han reconocido cuatro variedades clínicas:
Delirio sistematizado crónico de Magnan (francés) o Parafrenia sistemática
(alemán).
Difícil de diferenciarla de la Paranoia porque también ella forma un sistema
delirante pero no interpretativo como en la Paranoia sino basado en
alucinaciones. El contenido puede ser hipocondríaco, erótico, persecutorio, de
grandeza o místico.

25
Delirio alucinatorio crónico de grandeza (francés) o Parafrenia expansiva
(alemán).
Se reconoce por la presencia de alucinaciones cuyo contenido es
sobrevalorado por el paciente. Los delirios se acompañan de ligera euforia.
Junto con estas producciones delirantes, los pacientes conservan la
personalidad anterior a la explosión del delirio, con la cual conviven. Por
ejemplo los enfermos relatan tener poderes ocultos.
Delirio alucinatorio crónico de forma fantástica (francés) o Parafrenia fantástica
(alemán).
Aquí predominan las alucinaciones e ilusiones de la memoria, también
alucinaciones auditivas. Son delirios muy frondosos como por ejemplo hablan
con el sol o con la luna, inventan maquinarias complicadas, usan neologismos.
Si bien tienen apariencia de incoherencias no evolucionan hacia un deterioro.
Delirio de imaginación de Dupre y Logre (francés) o Parafrenia confabulatoria
(alemán).
Se caracteriza por los falsos recuerdos. Predominan los delirios de persecución
y exaltaciónPersonalidad mitómana (inventa) previa, se construyen verdaderas
fabulas. Las ideas van perdiendo su sistematicidad y los pacientes no
desarrollan ninguna argumentación que justifique todas esas fabulas.

26
DEMENCIA PRECOZ (Kraepelin) o ESQUIZOFRENIA (Bleuler): enfermedad
mental crónica.
Kraepelin pone el énfasis en la demenciacion, deterioro global y progresivo
intelectual.
Bleuler pone el énfasis en la disociación. Esquizofrenia quiere decir mente
dividida.
En la demencia precoz o esquizofrenia la desintegración de la personalidad
evoluciona hacia un pensamiento enmarañado, desordenado e impenetrable.
Se reconocen cuatro formas clínicas:
Forma simple: es irreversible, es lenta e insidiosa en su instalación, se produce
un déficit simple de la personalidad. Personas que se aíslan progresivamente,
conductas de rareza y rigidez psíquica.
Forma hebefrenica: enfermedad de los jóvenes, comienza con dificultades
escolares, pérdida de rendimiento, fatiga creciente, quejas hipocondríacas,
apatías progresivas.
Forma catatónica: aquí predominan los trastornos motores, la tiesura de los
músculos.

27
Forma paranoide: definida por la importancia de las ideas delirantes con
contenido persecutorio, pero estas ideas no evolucionan hacia la formación de
un sistema.
El síndrome fundamental en la esquizofrenia es la vivencia de extrañeza que se
acompaña de la disgregación de la vida psíquica y va creando una sensación
de vació y que tiende a una formación delirante autística. Se la conoce como
vivencia delirante primaria: acá el paciente experimenta de forma brusca un
cambio de la experiencia sensible que es inarticulable con sus modos
anteriores de ser, con sus sistemas de referencias.
La vivencia de extrañeza puede ser vivida de modo predominante en el cuerpo
y en el pensamiento, por ejemplo los pacientes se quejan de ser
transformados. Esta transformación, que se vive de modo alucinatorio, los
conduce a mirarse en el espejo para tratar de reconocerse, esto es lo que se le
llama el signo del espejo.
Este tipo de vivencias son catastróficas emocionalmente, producen mucho
sufrimiento.
La vivencia de extrañeza puede ir acompañada de vivencias de influencia, por
ejemplo los pacientes sienten que hay líquidos raros que transitan su cuerpo,
que lo limita. Esto siempre va acompañado por alucinaciones.
El pensamiento del enfermo esta enmarañado, desordenado, producen
sustituciones absurdas, ideas mal producidas, usos de neologismos, son todos
trastornos del pensamiento.
La construcción delirante va acompañada de expresiones paradójicas de la
mímica, los pacientes hacen muecas que no se corresponden con la
resonancia afectiva.
También amaneramientos, gesticulaciones exageradas e impulsiones, esto es
a causa del desorden mental y emocional.
Otro rasgo presente es el negativismo, la oposición a todo contacto.
Producen estereotipias o sea conductas repetitivas de gestos o palabras.
Puede haber trastornos catatónicos o sea rigidez motriz.
La producción del delirio es autística, y es una elaboración secundaria de la
vivencia delirante primaria.
No hay dominio de la voluntad, hay obediencia automática. También desinterés
hacia el mundo externo.

28
Esta enfermedad aparece en adolescentes y adultos jóvenes, tanto en hombres
como en mujeres, la edad de comienzo es aproximadamente entre los 15 y 35
años.
Hay trastornos de la afectividad como la apatía y la indiferencia. Hay pérdida de
la unidad interior y trastornos en el querer.
Los aspectos clínicos fundamentales son la discordancia afectiva, la
incoherencia verbal, la ambivalencia, la presencia de ideas delirantes y
alucinaciones, perturbaciones afectivas como el desapego y la extrañeza.
Todos estos aspectos evolucionan hacia la construcción de un delirio autístico
y un déficit de la personalidad.
No hay delirio sistematizado sino que son polimorfos, caóticos, no hay lógica ni
idea directriz, su mecanismo es autístico, evoluciona hacia un debilitamiento
intelectual. Las ideas delirantes parecen brotar sin razón y sin sentido,
fenómenos del automatismo. Las ideas delirantes comienzan en el brote y
persisten en el periodo de estado.
Fenómenos del automatismo:
- Eco del pensamiento.
- Eco de enunciación de actos.
- Diálogos interiores.
- No hay idea directriz.
- Predominio de alucinaciones auditivas y psicomotoras.
- Vacío del pensamiento.
- Fenómenos sin sentido.
- Juegos verbales caprichosos.

Lenguaje:
- Falta la intencionalidad unificadora.
- Aparecen neologismos.
- Puede haber incoherencias sintácticas cuando la desorganización es
muy grande (ensalada de palabras).

Formas de comienzo: son variadas, puede ser un cuadro agudo que se


prolonga de manera rara como una depresión atípica. O también como una
crisis de originalidad juvenil prolongada.

29
Síntomas:
- Brusco debilitamiento intelectual.
- Profundo desinterés hacia todo lo circundante.
- Callejeos, deambulación sin motivos.
- Frecuentes cambios o abandono de trabajo.
- Retraimiento y falta de atención.
- Falta de respuesta a las penas y a las alegrías.
- Súbitos intereses excéntricos.
- En general inhibición o ausencia de práctica sexual.
- Tendencia al aislamiento y a la ensoñación.
- Aparición de temas hipocondríacos.

Periodo de estado: predomina la ambivalencia, la extravagancia, el desapego y


la creación de un mundo impenetrable. Hay disgregación de la vida psíquica y
un predominio del síndrome de disociación. Trastornos en el curso del
pensamiento y de la estructuración verbal, las relaciones con los demás por lo
general están cortadas.
La evolución de la enfermedad es a 10 o 20 años, donde el paciente va
cursando por brotes. Se la puede estabilizar con medicación y psicoterapia, con
terapias complementarias como talleres, hospital de día, etc.

30
MANIA: enfermedad mental aguda.
La manía es un estado de hiperexcitación de las funciones psíquicas con
exaltación del humor y exaltación psicomotriz.
Su inicio puede ser progresivo o súbito. Edad de aparición entre los 20 y los 50
años.
Su comienzo puede ser con una fase depresiva con síntomas como fatiga,
desinterés, cefaleas, insomnio, etc. o puede directamente comenzar con una
gran exaltación emocional que en muy poco tiempo invade la vida del paciente.
El paciente maniaco:
- Invadido por un sentimiento eufórico de bienestar.
- Necesidad incoercible de movimiento y actividad.
- Palabras abundantes y rápidas.
- Esta alborotado.
- Se siente listo para realizar cualquier proyecto.
- Se irrita con facilidad y se vuelve grosero.
- Puede fumar y beber en exceso.
- Puede manifestar una excesiva excitación sexual.
- Su apariencia es extravagante: declama, grita, vocifera, etc.

31
El furor maniaco es un estado extremo de excitación al que el paciente puede
llegar, volviéndose así peligroso.
En estos pacientes hay aceleración del ritmo del pensamiento y las
asociaciones de ideas se vuelven rápidas y superficiales, pudiendo llegar a la
fuga de ideas (trastorno en el curso del pensamiento).
La atención espontánea es dispersa y la atención voluntaria es imposible de
controlar, el paciente no puede detenerse a reflexionar.
Si el cuadro dura demasiado se puede producir una desestructuracion de la
conciencia, acompañada de ilusiones (percepción deformada).
La memoria y la imaginación están exaltadas.
La volatilidad maniaca, a lo que estos pacientes pueden llegar, es el
desenfreno y la exuberancia en todas sus manifestaciones.
La necesidad de acción trastorna el estado orgánico del paciente produciendo
cambios en el metabolismo como: insomnio, adelgazamiento rápido, hambre y
sed abundante, resistencia al frió y a la fatiga, pulso acelerado, etc.
La duración del cuadro puede ir de algunas semanas a 4 o 5 meses. De lo
contrario evolucionaría hacia un comportamiento maniaco crónico.
Se reconocen tres formas de manía:
Manía simple: es la más leve, sin delirio y sin trastorno del entendimiento.
Percepción y memoria poco afectadas. No es un cuadro de alineación mental.
Manía delirante alucinatoria: alucinaciones e ilusiones, dialogo con personajes
invisibles. Humor cambiante. Puede llegar a la confusión.
Manía sobreaguda: grado de mayor exaltación, furor maniaco.

32
MELANCOLIA: enfermedad mental aguda.
La melancolía puede surgir en todas las edades con más riesgo de aparición
en los periodos involutivos.
Puede estar precedida por circunstancias que debilitaron al sujeto, como por
ejemplo una intervención quirúrgica.
Enfermedad que se establece lentamente con síntomas como desgano, dolores
de cabeza, dificultad para sostener sus actividades, desinterés, falta de gusto
por todo, y en especial insomnio que se va agravando progresivamente.
También humor preocupado y sombrío.
Característico del cuadro es la perturbación de la función del dormir, el
insomnio y el hipersomnio, o sea algunos no pueden dormir y otros duermen
todo el día.
También es característico el porte del paciente melancólico, permanece
sentado con el cuerpo doblegado, cabeza hacia delante, pálido, triste con
rasgos caídos, mirada fija y entrecejo fruncido.
El paciente melancólico:
- Puede gemir o llorar en silencio.
- La mayoría son resistentes a hablar.
- Se sienten incapaces de querer.

33
- No tienen fuerzas ni para moverse ni para vestirse.
- Asocian con dificultad.
- La atención esta centrada sobre los temas melancólicos, por lo cual la
percepción exterior esta oscurecida.
- El lenguaje es monosilábico, pudiendo llegar al mutismo completo.
- Su futuro no tiene horizonte.
- Se menosprecian a si mismos, “no sirvo para nada”.
- Rechazan los alimentos.
- Hay ideas de suicidio que se pueden hacer permanentes poniendo en
peligro real de muerte al paciente.
- Ritmo del pensamiento es lento.

La evolución del cuadro es entre los 6 y 7 meses. Los intervalos lucidos son
momentos propicios para el suicidio.

Hay varias formas de melancolía:


Melancolía simple: inhibición psíquica simple, no hay trastornos sensoriales, no
hay ideas delirantes, hay autorreproches y autocastigo.
Melancolía estuporosa: lo que predomina es la inmovilidad, el paciente no
habla, no se mueve, no come, etc.
Melancolía ansiosa: se caracteriza por el desasosiego constante.
Melancolía delirante: ideas de culpa, de ruina, de desgracia, autorreproches,
hipocondría que puede llegar al “Síndrome de Cotard”.

34
PSICOSIS MANIACO – DEPRESIVA: enfermedad mental aguda.
Esta enfermedad se instala en enfermos que tienen una base constitucional
ciclotímica, que se caracteriza por una labilidad afectiva: emotividad fácil y
variaciones del humor.
Puede adoptar una sintomatología melancólica o maniaca sucesiva o
simultáneamente, y se produce en periodos variables separados por intervalos
lucidos, es por esto que se la denomina Psicosis Circular y Periódica.
Es una psicosis relativamente benigna si se la atiende a tiempo y es frecuente
su remisión luego de algunos meses. De lo contrario es muy resistente.
En esta enfermedad tiene para la psiquiatría importancia la herencia y su
aparición es alrededor de los 40 años.

PSICOSIS CONFUSIONALES: enfermedad mental aguda.


Confusión: es la perdida temporo – espacial auto y alo psíquica. Un cuadro
confuso se puede dar en cualquier estructura no solo en la psicosis.

35
En esta psicosis hay un nivel alto de desorganización y desestructuracion de la
conciencia.
Hay extrañeza, confusión, obnubilación, desorientación, perplejidad, etc.
La atención esta disminuida y el juicio suspendido.
Hay ilusiones y alucinaciones sobre todo visuales.
Sus causas son externas, entre ellas las toxicas, traumáticas, tumores,
infecciones, etc.
Se reconocen tres formas clínicas:
La simple, (ya descripta).
La agitada, donde hay un aumento de la psicomotricidad.
La estuporosa, donde la confusión es muy profunda.

RESUMEN CAP. Nº 6 “CONCEPTUALIZACIONES FREUDIANAS DE LA


PSICOSIS.”

Manuscrito H: Estamos en la primera nosología de Freud 1894-96, donde


clasifica a las enfermedades dividiéndolas entre Neurosis actuales y
Neuropsicosis de defensa.
1- Neurosis actuales Neurastenia y Neurosis de angustia.
2- Neuropsicosis de defensa Neurosis: Histeria, Obsesión
Psicosis: Paranoia, locura alucinatoria.
En esta nosología Neurosis y Psicosis no están separadas. El articulador en ambas es la
defensa, en ambas opera el mecanismo de defensa.

En la Neuropsicosis de defensa, el mecanismo de defensa actúa defendiendo


al yo de una representación inconciliable:
1- Histeria: separando representación y afecto, la representación se
reprime y el afecto vuelve al cuerpo provocando un síntoma.

36
2- Obsesión: separando representación y afecto, la representación queda
en la conciencia y el afecto se desplaza a una representación que sea
aceptable para el yo.
3- Locura alucinatoria: (psicosis aguda). Se rechaza representación y
afecto en forma conjunta como si nunca hubieran llegado al yo, hay un
desligamiento de una parte de la realidad y la alucinación es amistosa
con el yo y sostiene la defensa.
4- Paranoia: (psicosis crónica). Representación y afecto son conservadas
pero proyectadas al mundo exterior y las alucinaciones son hostiles al yo
pero sostienen la defensa.

Tanto neurosis como psicosis son un modo patológico de defensa. Para Freud
uno se vuelve paranoico por algo que no tolera, pero hay siempre una
predisposición ya que no todos los que no toleran algo se vuelven paranoicos.
Para Freud en la paranoia el mecanismo de defensa es un abuso de la
proyección de la representación y el afecto, así se evita el autorreproche, pero
el mismo reproche viene de afuera por medio de la alucinación, viene del
mundo exterior. Se cambió la localización del reproche, del juicio,
manteniéndose de esta forma lejos del yo.
La idea delirante es o bien el calco o bien lo opuesto de la representación
inconciliable que cayo bajo la defensa. Y va a tener tanto peso y va a ser
sustentada con tanta fuerza como la representación inconciliable es rechazada.

Manuscrito K: Freud sostiene todavía la primera de sus nosologías 1896 y la


misma división de las enfermedades que en el manuscrito H.
Acá Freud trabajo la paranoia en relación a los cuatro tiempos de la
construcción de las neurosis y afirma que las neuropsicosis de defensa es un
estado patológico de un estado normal.
La defensa es patológica cuando el recuerdo contra el que opera genera un
displacer nuevo en el momento en que es recordado (2° tiempo del trauma). Se
tienen que dar dos condiciones, una es que sea de índole sexual y la otra es el
hecho de que sea posterior a la pubertad.

37
4 tiempos de neurosis 4 tiempos de paranoia
1 escena traumática 1 escena traumática
Vivencia sexual prematura vivencia sexual prematura
productora de placer productora de placer
que tiene que reprimirse. que tiene que reprimirse.
2 síntoma primario de defensa 2 síntoma primario de defensa
represión a raíz de una ocasión no hay represión por que no
posterior que despierta el se genera el reproche, el
recuerdo y produce el síntoma. displacer que se genera se le
Éxito de la represión. atribuye al prójimo por el
Mecanismo de proyección. El
síntoma primario de la defensa
es la desconfianza.
3 periodo de salud aparente 3 periodo de salud aparente
salvo el síntoma primario. salvo el síntoma primario.
4 fracaso de la defensa y de 4 retorno en forma de alucinación
la represión, retorno, formación y delirios de asimilación que da
de síntomas nuevos que son comienzo a una alteración
transaccionales, enfermedad del yo.
propiamente dicha y luego
avasallamiento del yo.

En la paranoia, la desfiguración del recuerdo se da por sustitución temporal, el


reproche aparece desfigurado en el texto y mudado en amenaza. Se produce
un delirio de asimilación que da comienzo a la modificación o alteración del yo.
En la paranoia el reproche no se inscribió en el segundo tiempo, sino que fue
proyectado al exterior, por eso en el último tiempo la increencia inicial en el
reproche vuelve como certeza delirante.

Introducción al narcisismo: en este texto estamos en la segunda nosología


de Freud, donde clasifica las enfermedades de forma diferente, 1914.
1- Neurosis actuales Neurastenia, Neurosis de angustia, Hipocondría.
2- Neurosis de transferencia Histeria, Obsesión, Fobia.

38
3- Neurosis narcisistas Demencia precoz, Paranoia. (llamo a ambas
Parafrenia)
Acá separa Freud neurosis y psicosis, las opone.
Plantea Freud la psicosis desde lo libidinal. Libido: energía del deseo sexual.
Acá Freud separa la libido del yo (que toma por objeto al yo) de la libido objetal
(que toma por objeto a un objeto diferente al yo).

En el primer capitulo diferencia Narcisismo primario que es un tiempo lógico de


constitución, es la investidura primera del yo que después sale a investir a los
objetos del mundo exterior y se transforma en libido objetal donde estaríamos
en el Narcisismo secundario, acá las cargas salieron del yo a investir objetos
del mundo exterior.
Plantea que tanto en la neurosis como en la psicosis se puede producir la falta
de interés hacia el mundo exterior, lo que cambia es el destino de la libido
retirada de los objetos: En la neurosis, cuando se retira la libido de los objetos
del mundo exterior se produce la sustitución por objetos de la fantasía, esto se
llama introversión de la libido, o sea la libido se retira a objetos de la fantasía.
En la psicosis, la libido retirada del mundo exterior vuelve al yo, a enaltecer al
yo, no hay sustitución en los objetos de la fantasía, esto se llama retracción de
la libido, y al intentar reconducir la libido al mundo externo se va a producir el
delirio, el delirio como intento fallido. El delirio de grandeza como intento de
dominio psíquico fallido. No se logra reconectar la libido a los objetos del
mundo exterior.

En el segundo capitulo va a estudiar la Hipocondría y la va a diferenciar de la


enfermedad orgánica.
Enfermedad orgánica: hay un dolor físico y la libido se retira de los objetos del
mundo exterior, se retrae al yo para ponerla en el proceso de curación, acá en
el individuo momentáneamente cesa su interés por el mundo externo.
Hipocondría: hay sensaciones corporales penosas, dolorosas, pero no hay
daño orgánico comprobable. La libido es retirada de los objetos y de las cosas
del mundo externo pero se concentra en un órgano y lo erogeniza. Se produce
la erogenizacion del órgano.

39
La hipocondría es considerada por Freud como la 3º neurosis actual, en la cual
no actúa ningún mecanismo. La angustia hipocondríaca en las parafrenias da
cuenta de la frustración del delirio de grandeza.
º La hipocondría como neurosis actual de la psicosis.
º La neurastenia o neurosis de angustia como neurosis actual de la neurosis.
º En la psicosis hay estancamiento de la libido yoica.
º En las neurosis hay estancamiento de la libido objetal.
º En la psicosis hay angustia hipocondríaca.
º En la neurosis hay angustia neurótica.
º En la psicosis la libido vuelve al yo y la acumulación se vuelve patógena,
produciendo el delirio como intento de reconstrucción, de volver a distribuir la
libido a los objetos del mundo externo, intento fallido. Retraccion de la libido.
º En la neurosis la libido pasa a objetos de la fantasía y produce el síntoma.
Introversión de la libido.
El narcisismo primario no es un observable empírico, sino que es un tiempo
lógico, de constitución.
Los padres realizan su narcisismo en sus hijos. Realizan sus propias
satisfacciones a través de sus hijos. El amor parental es el narcisismo revivido
de los padres.
En el tercer capitulo Freud estudia la relación del ideal del yo con el erotismo
en las parafrenias.
Nota: YO IDEAL ………… YO ACTUAL ……….. IDEAL DEL YO
¿Qué pasa con la libido?, una parte se deposita en los objetos del mundo
externo y otra parte queda en el yo como libido narcisista.
º IDEAL DEL YO: algo que se proyecta, modelo que el sujeto proyecta y al cual
aspira. Implica una función de falta.
º YO IDEAL: relacionado con el narcisismo infantil, perfección narcisista de la
niñez, no implica una falta, sino que más bien una completud, apunta a la
completud.
Freud plantea que el YO ACTUAL se mide todo el tiempo, se compara con el
IDEAL DEL YO y esta comparación favorece la represión. Plantea que cuando
uno logra un ideal (del ideal del yo) algo del YO IDEAL, del narcisismo se
recupera a través del IDEAL DEL YO logrado, satisfacción narcisista que se
logra. El logro de algo del IDEAL DEL YO produce una satisfacción narcisista.

40
Para la constitución del ideal del yo se requieren grandes montos de libido
homosexual, los cuales fueron convocados para la formación del ideal
narcisista del yo. Esto lo vela la instancia psíquica llamada conciencia moral
(súper yo) que se edifica sobre la observación de si mismo.

YO IDEAL……………..YO………………………IDEAL DEL YO

Conciencia moral

En las enfermedades paranoides se da el delirio de ser observado. Hay una


instancia que mide al yo con el yo ideal y la llama conciencia moral, instancia
observadora y critica. Esta instancia es muy notada en las enfermedades
paranoides, en el delirio de ser notado u observado. En este delirio la crítica de
esta instancia aparece venida desde el exterior, desde afuera, como por
ejemplo voces que le dicen al enfermo que algo tiene que hacer así o no. Es
regresiva.
El delirio de ser observado consiste en una transformación regresiva de esta
constitución del ideal del yo.
En el delirio de ser observado vuelven a aparecer todas aquellas personas,
entre ellas los padres, que en su momento criticaron al niño.
En la paranoia, la insatisfacción por el incumplimiento del ideal, libera libido
homosexual y se muda en conciencia de culpa que originalmente fue angustia
frente al castigo de los padres, involucionando así las sublimaciones y
modelando los ideales.
Por ejemplo en el caso Schreber, injuriado él en su ideal respecto de la
paternidad (tuvo 6 partos con hijos que nacieron muertos), modela dicho ideal
constituyéndose en la mujer de Dios. Se compensa la frustración en el orden
del ideal de un modo delirante.

Las parafrenias: Paranoia. Esquizofrenia.

En los manuscritos Freud se centraba en los síntomas y no en los motivos y en


las temáticas de la subjetividad en juego. En cambio, en el historial patológico
de Schreber se aboca a estudiar los motivos de la enfermedad. Freud

41
denomino la enfermedad de Schreber como DEMENCIA PARANOIDE, acá
combino la demencia con la paranoia, aunque después las va a diferenciar por
el punto de fijación.
Caso Schreber: comienza su enfermedad con un ataque de hipocondría
grave. Esta es considerada la primera enfermedad. Fue internado por ella a los
42 años. El sufría de insomnio, de ideas de adelgazamiento y de un
convencimiento de que se estaba por morir de un ataque cardiaco. A los 6
meses fue dado de alta, estaba totalmente curado y feliz, salvo por el tema de
que no podía ser padre, hasta ese momento su mujer había dado a los dos
niños muertos. Durante esta internacion el paciente se quejaba de su medico
Flechsig por no permitirle a el participar de su propia cura.
La segunda enfermedad, en la que fue vuelto a internar tenia 51 años, ocurrió 9
años después de la primera internacion. El diagnostico fue psicosis aguda,
Schreber sufría de ideas hipocondríacas, persecutorias, alucinaciones visuales
y auditivas, tuvo varios intentos de suicidio, tenia mal trato con las personas y
sobre todo con su medico, sufría de estupor alucinatorio pasando largos
tiempos absorto e inmóvil.
La psicosis aguda, definida por un delirio alucinatorio trastornaba las funciones
psíquicas de Schreber.
De a poco el delirio se fue sistematizando y Schreber fue recuperando su vida
cotidiana, este delirio sistematizado era el de transformarse en la mujer de Dios
y redimir al mundo (Paranoia). Fue dado de alta en 1902 aunque mantenía su
sistema delirante.
La tercera enfermedad, donde Schreber fue vuelto a internar se dio en 1907
hasta 1911 donde murió de una insuficiencia cardiaca.

Evolución del delirio.


Schreber pasa de un delirio persecutorio, (en el cual escuchaba voces que lo
llamaban “Señorita Schreber”, delirio en el cual se transformaba en mujerzuela,
en la mujerzuela del doctor Flechsig para que el mismo abusara de el) a un
delirio de grandeza de contenido místico, religioso.
El convertirse en mujerzuela y ofrecerse al medico era inconciliable para
Schreber pero esto se volvió aceptable al escuchar en su delirio ya

42
sistematizado la voz de Dios que le pedía que se convirtiera en mujer y
redimiera al mundo devolviéndole todas las bienaventuranzas.
El delirio primario era la transformación en mujer que solo se hizo aceptable a
partir del momento en que se unió a la misión redentora, el delirio secundario.

Contenido del delirio.


El contenido del delirio es místico, tiene una matriz religiosa, Dios le habla, le
ordena que se convierta en mujer y que goce como una mujer. Tiene que
transformarse en mujer y redimir al mundo.
En su delirio Schreber se siente como una mujer, que tiene pechos y órganos
de mujer, etc. aunque delante de los demás se comporta como hombre.
Para Schreber todos los rayos de Dios están puestos sobre él y para que no se
los quite tiene que obedecerlo. Este Dios es hostil, que no sabe tratar a los
hombres, que solo trata con cadáveres, y que le ordena que goce como mujer.
Para Schreber gozar de Dios en el cielo es un goce sexual.

El delirio es una forma de defensa contra el avance de libido homosexual.


Freud identifica como motivación de la paranoia el avance de la libido
homosexual y la sitúa en el terreno familiar del complejo paterno, poniendo de
manifiesto como el material infantil es utilizado por la paranoia para representar
un conflicto actual. El material infantil es la nostalgia eróticamente intensificada
del vinculo con el padre, lugar que ocupa el medico y después Dios.
En Schreber la enfermedad se desarrolla por la brusca aparición del deseo
homosexual a raíz de la privación en la vida real de ser padre y la incidencia
del factor somático (50 años).
En este caso la defensa eligió la forma de un delirio persecutorio donde el
hombre añorado se transforma en perseguidor y el contenido amoroso cambia
a un contenido persecutorio.
La idea de convertirse en mujerzuela y prostituirse al medico era inconciliable,
pero en el desarrollo de su enfermedad el convertirse en la mujer de Dios y
redimir al mundo no se encuentra con la misma resistencia del yo. Es así como
el YO es compensado por el delirio de grandeza, pasando de un delirio
persecutorio sexual a un delirio religioso. Es así que Freud considera que el

43
medico y Dios se encuentran en la misma serie psíquica e implican el retorno
de una persona amada: el Padre.
La ambivalencia que Schreber sufre con respecto al medico y a Dios
corresponden a conflictos con el padre amado, relación a la que retorna por
una falla “ser padre” en contraste con su nombramiento como presidente del
tribunal superior.
Freud va a afirmar que en la paranoia el perseguidor es aquella persona que
antes de la enfermedad tenia gran importancia sentimental o bien un sustituto
de ella.
La importancia emocional es proyectada como poder exterior y el tono
sentimental queda transformado en su contrario (amor a odio). La persona
odiada y temida fue una persona amada.
NOTA: el avance de libido homosexual no es lo mismo que la elección de
objeto homosexual. Un homosexual tiene una fijación en la elección de objeto
homosexual (complejo de Edipo negativo). En la paranoia el punto de fijación
esta en el narcisismo por que hay delirio como intento de resolución.

El padre de Schreber: muere a los 53 años, Schreber tenia 19 años, era


medico, ortopedista, educador, etc. famoso por ser autor de muchas obras de
medicina relacionadas con la educación. Aplico todos sus consejos publicados
en sus propios hijos con autorización de su mujer, si algo no daba resultado
aplicaba castigos corporales, el padre reunía en si todas las autoridades
(medico, educador, higienista, ortopedista), cualquier nesecidad del niño era
reglada, sus hijos eran torturados con aparatos inventados por él para
educarlos. Antecesor del machismo (pensaba en la creación de una clase
superior), no permitía la constitución del sujeto en sus hijos ya que reprimía
todo intento de independencia de sus hijos.
Freud afirma que este padre todopoderoso podía fácilmente ubicarse como un
Dios, las críticas que Schreber le hace a Dios están, en realidad, dirigidas a su
padre. La fragmentación de Dios en uno inferior y otro superior también están
relacionadas con su hermano y su padre. También el sol aparece en Schreber
como un sustituto paterno.
Freud afirma que hay un conflicto infantil con el padre que reprime el
autoerotismo, Schreber en su delirio se toca todo el tiempo, hay voluptuosidad

44
del autoerotismo. El padre prohíbe la masturbación por medio de la castración
y es la castración lo que permite dar material al delirio de Schreber.
La frustración de no poder tener hijos se relaciona con su fantasía de
convertirse en mujer. Suple algo de la privación que tiene en lo real con esta
fantasía.
La madre de Schreber: era melancólica, depresiva y sometida al padre.

En el historial de Schreber, Freud trabaja la formación de síntoma y represión


en el capitulo 3. La etiología sexual de la paranoia es el avance de la libido
homosexual.
Series de Freud: Autoerotismo
Narcisismo (punto de fijación en la paranoia)
Elección de objeto homosexual
Elección de objeto heterosexual
En relación a las series propuestas por Freud, en la elección de objeto
homosexual, la libido homosexual se sublima y se dirige a metas no sexuales,
a metas sociales, pero el avance de libido homosexual rompe las
sublimaciones y en la paranoia se retrocede al narcisismo quedando fijado en
ese punto. O sea, las sublimaciones se deshacen por el avance de libido
homosexual. Acá las investiduras sociales se sexualizan y el paranoico se
defiende de eso con el delirio, ya que para Freud el delirio es un intento fallido
(desde el punto de vista libidinal) de volver a fijar la libido en los objetos del
mundo externo.

Delirios paranoicos: Freud plantea cuatro que parten de un contenido


homosexual para el hombre: frase afirmativa YO HOMBRE AMO A OTRO
HOMBRE.
YO LO AMO el delirio según que parte de la frase se
Contradiga.

º Delirio persecutorio: se contradice el verbo AMAR (contradicción Inc.)


YO NO LO AMO, LO ODIO
El odio se proyecta al exterior quedando: EL ME ODIA, ME PERSIGUE
El perseguidor es el amado.

45
º Delirio erotómano: se contradice el complemento (contradicción Inc.)
YO NO LO AMO A EL, AMO A ELLA
Se proyecta al exterior quedando: ELLA ME AMA.
El erotómano es amado por todas las mujeres.

º Delirio de celos: se contradice el sujeto (contradicción Inc.)


NO SOY YO QUIEN AMA A EL, ES ELLA QUIEN LO AMA.
No es necesaria la proyección por que hay cambio de vía del sujeto.

º Delirio de grandeza: se contradice toda la frase (contradicción Inc.)


YO NO AMO A NADIE, ME AMO A MI MISMO
La libido vuelve al yo, sobreestimación sexual del propio yo.
Tampoco hay proyección.

Freud plantea que no en todos los delirios funciona la proyección, la proyección


también se da en la neurosis y no estamos en el campo de la psicosis. Es por
todo esto que a Freud no le alcanza la proyección para dar cuenta de la
paranoia.

Represión: los pasos de la represión.

1911 1917
1- Fijación 1- represión primaria (momento constitutivo)
2- Represión propiamente. 2- represión secundaria (represión)
3- retorno de lo reprimido 3- retorno de lo reprimido (por fracaso rep. sec.)

1- Cuando la pulsión queda fijada a un punto infantil en vez de recorrer su


recorrido normal.
2- Parte de los conflictos del yo con la pulsión donde se reprime.
3- Fracaso de la represión e irrupción de el retorno de lo reprimido.

¿Qué pasa en la paranoia????

46
1- Punto de fijación es el narcisismo, la libido se fija al punto del
narcisismo.
2- Vivencia del fin del mundo, se derrumba el yo, retiro de cargas libidinales
del mundo externo hacia el yo, el yo se modifica, parte silenciosa de la
enfermedad.
3- El delirio. Intento de reconstrucción y reestablecimiento, intento de volver
a ligar la libido retirada al yo a objetos del mundo externo. Esto es desde
el punto de vista libidinal. Proceso ruidoso que deshace el segundo
momento.

Acá Freud marca para la paranoia un punto diferente: No es proyección ni


represión, es CANCELACION. Lo cancelado adentro retorna desde afuera
como alucinación y delirio. Pudiendo pensar lo cancelado como algo que nunca
se constituyó, que nunca se inscribió, a diferencia de lo reprimido que es
levantar algo que si se constituyo.

Diferencias entre Paranoia y Demencia:

El paranoico conlleva una fijación al narcisismo, a diferencia de la demencia


donde el punto de fijación es el autoerotismo. Y el mecanismo de
reconstrucción en la paranoia es el delirio, en la demencia es la alucinación.
Lo que tienen en común es el retorno de cargas libidinales al yo, pero en la
demencia no hay delirio como intento de reconstrucción sino que se sirve del
mecanismo alucinatorio.

METAPSICOLOGIA.

NOTAS: En Schreber Freud plantea cancelación por que la proyección no le


alcanza. Lo cancelado adentro retorna desde afuera como alucinación o delirio.
En el texto “El hombre de los lobos”, planteo 3 corrientes para la castración:
1- acepta la castración o la reconoce. Mecanismo represión. NEUROSIS.
2- Rechaza la castración pero a su vez la reconoce. Mecanismo de
renegación. PERVERSION.

47
3- Rechaza la castración pero no hay una corriente que la acepte.
Mecanismo de cancelación. PSICOSIS.

Desde los textos de metapsicología Freud plantea que la representación


conciente implica: la representación cosa que es inconsciente, son las primeras
huellas memicas del objeto relacionadas con la imagen del objeto, y la
representación palabra que es preconsciente, es lo verbal, lo acústico. Entre
ambas hay una relación simbólica.
¿Qué pasa en la Psicosis????
El aparato psíquico esta desorganizado, la relación entre representación cosa y
representación palabra esta cortada, la relación simbólica esta rota. La palabra
esta tomada como la cosa o la palabra no remite a la imagen del objeto, y esto
es por que las representaciones Inc., representaciones cosas están desechas,
así es que prevalece la representación palabra.
En la esquizofrenia, por ejemplo, la palabra es tratada como si fuera una cosa,
hay retiro de la carga inc., la representación cosa esta perdida y la palabra
predomina.
El delirio es un intento de volver a unir, a conectar la palabra con la cosa, es un
intento fallido por que la relación simbólica esta rota.
En la cancelación la relación simbólica entre representación cosa y
representación palabra esta cortada. No hay metáfora, la palabra no representa
la cosa, sino que es la cosa. El inc. No esta estructurado como tal sino de otra
manera.
En la metapsicología para Freud la psicosis la ve como la desorganización del
aparato psíquico y un intento de organizarlo que da lo psicotico.
La castración se juega en un cuerpo, arma un cuerpo a partir de ella. A partir
de la represión primaria se pierde la representación cosa y se instala una
tendencia a encontrarla, deseo, esto implica una ligadura de la pulsión a la
fantasía (perdida de goce). La fantasía como estructura mediadora (neurosis).
En la psicosis el aparato esta desarmado, viene el delirio como intento de
reconstrucción, es un intento psíquico. La desorganización del aparato no
permite el amarre que hace del lenguaje posibilidad de representar, solo queda
el delirio.

48
NEUROSIS……….CREENCIA PSICOSIS…………CERTEZA

La representación cosa inc. Son cargas que implican diferentes huellas


vinculadas con la cosa. Se rige por leyes del proceso primario. Las
representaciones carecen de cualidad. Son representaciones inc. Que no
pueden hacerse conscientes como tales.

La representación palabra son representaciones pre-conscientes. Se rigen por


el proceso secundario.

La unión de las dos (rep. cosa y rep. palabra) forman la dimensión simbólica.
Da por resultado, vinculadas, la representación total del objeto. Forman la
dimensión simbólica del decir, permite por la regresión tópica las formaciones
del inc.
Para que algo pueda ser reprimido hay que sacarle investidura a la
representación palabra, en el psicotico solo hay representación palabra, no hay
representación cosa, no hay dialéctica, es indialectizable. Perdida de la
dimensión simbólica del decir. (Ejemplo, un paciente al cual su madre le había
llevado una pasta dental colgate para su aseo, al leer la palabra colgate se
colgó).

Freud explica la psicosis en dos tiempos en lo referente a lo libidinal:


1- tiempo mudo, (enfermedad), retracción de la libido, desarmado del
aparato psíquico, en la psicosis el cuerpo se pierde, el cuerpo que se
arma a partir de la castración se pierde, por eso por ejemplo la catatonia,
etc.
2- tiempo de tentativa de reconstrucción, da la química de la psicosis. Se
intenta reconducir la libido a los objetos, pero lo que se enviste es la
representación palabra sola, en realidad se vuelve a investir solo la
representación palabra y no se vuelve a investir la representación cosa.
De esta forma la representación palabra funciona con las leyes del
proceso primario propias de la representación cosa, y así se rompe la
estructura del aparato psíquico, así se desarma. El decir se rige por las
leyes del proceso primario.

49
Todo esto da lugar a los trastornos del lenguaje que se producen en los
psicoticos, predominio de la referencia a la palabra sobre la cosa. La palabra
pierde la función de simbolización.

Desde la metapsicología hay quienes piensan que en la psicosis hubo


representación cosa y se perdió, hubo represión y se deshizo. Hay quienes
piensan que algo falto, que nunca estuvo y el delirio trata de construir algo que
nunca se constituyo, acá el delirio marca lo no simbolizable (Lacan).
Desde Freud no se constituyo la corriente que marca, que afirma la castración.
Desde Lacan no se constituyo el significante nombre del padre, por lo cual no
se produce la metáfora paterna. Lacan plantea la forclucion, el significante
queda folcluido en la psicosis.
La psiquiatría piensa al delirio como un error, como la enfermedad. El
psicoanálisis piensa al delirio como un intento de reconstrucción.

RESUMEN CAP. Nº 7 “LAS NEUROSIS. CAMPO CLINICO. NOSOLOGIA


FREUDIANA. SERIES COMPLEMENTARIAS”.

1977 La neurosis se concibe como una enfermedad de la sensibilidad y de la


motricidad, en la que no se verifica fiebre, su afección primitiva no depende de
las alteraciones locales y es atribuida a las alteraciones del sistema nervioso.
En la actualidad, el DSM. IV y el CIE 10, constata que el termino NEUROSIS
ha desaparecido.
Freud, estudia las parálisis motrices, (que según Charcot se debían a una
especie de lesión dinámica), y diferencia entre parálisis motrices orgánicas y
las histéricas:
- Las orgánicas, encuentran su explicación en un detalle de la estructura
cerebral, anatomía cerebral verdadera.
- Las parálisis motrices histéricas, encuentran su explicación en una
Lesión de la Representación (opuesto a la idea de Charcot de lesión
dinámica).

50
Freud al estudiar la sintomatología histérica descubre que se comporta “como
si la anatomía no existiera alterándose la concepción de la idea de una función
o un órgano tomándolas en un sentido vulgar”.
Ejemplo: parálisis de un brazo la concepción del brazo queda
imposibilitada de entrar en asociación con las demás ideas que constituyen el
yo, pues quedo vinculada a una asociación de gran valor afectivo.
Freud marca la influencia de los procesos psíquicos en los procesos físicos, ya
que los procesos psíquicos donde se lesiona la representación influyen en los
orgánicos (complacencia somática). El cuerpo se torna propicio para que el
destino del afecto de una representación reprimida venga a alojarse allí.

Más allá de la histeria, todos los cuadros neuróticos corresponden a un


trastorno en la asociación y/o circulación de ideas que pueden corresponder a
una inhibición por parte de la actividad voluntaria, a una exageración o a una
supresión de orden emocional que emanan de una actividad incc. El
mecanismo que preside a la formación de síntoma es la represión de un grupo
de representaciones incompatibles con el yo (defensa).
La defensa como mecanismo psíquico fundamental, donde grupos de
representaciones son separadas por acción de la defensa. La defensa tiene
como función / premisa producir diferentes destinos de la relación
representación / afecto: se trata de debilitar la representación despojándola de
su afecto y así se vuelve inofensivo su carácter penoso para el yo.
Mecanismos de las neurosis.
HISTERIA: mecanismo Conversión. La representación insoportable se torna
inofensiva por la transformación del afecto en una innervación somática, acá
representación y afecto se separan.
NEUROSIS OBSESIVAS: mecanismo Desplazamiento. Representación y
afecto se separan, el afecto queda libre de la representación insoportable y se
adhiere a otras representaciones, que a través del falso enlace, se convierte en
representación obsesiva. La representación insoportable queda apartada de
toda asociación en la conciencia.
FOBIAS: mecanismo Transposición del afecto. En las representaciones
fóbicas, el afecto de angustia inexplicable se enlaza a diferentes

51
representaciones comunes a la humanidad que enuncian miedos (muerte,
locura, accidentes, etc.).

Esto muestra que las neurosis poseen un mecanismo psíquico y que los
síntomas tienen un sentido. También marca las diferencias entre cuadros que
si tienen mecanismo psíquico y los que no.
Neurosis de defensa Tienen mecanismo psíquico: Histeria,
Fobias, Representaciones obsesivas,
Amentia alucinatoria y luego se
incorpora la Paranoia.

Neurosis actuales No tiene mecanismo psíquico:


Neurastenia que se debe a una
inadecuada satisfacción sexual y
Neurosis de angustia que se debe
a una satisfacción insuficiente de la
energía sexual.
Esto muestra que la angustia puede provenir de una Neurosis actual, por lo
cual se trata de la NO tramitación psíquica de la energía sexual somática, o de
cuadros que SI tienen un mecanismo de tramitación psíquica y sus síntomas
poseen una significación psicológica.
Freud consideraba a la DEFENSA como nódulo del mecanismo psíquico y
afirmaba que los síntomas se hacen comprensibles cuando se refieren a
experiencias traumáticas, traumas psíquicos de carácter sexual.

Diferencias correspondientes a la “Neurosis traumáticas” y a la “Teoría


traumática de las neurosis”.
Neurosis traumática: aparece a posteriori de un accidente y revela la
fijación de la persona a dicho momento. Hay un exceso de estimulo y un
fracaso de tramitación.
Teoría traumática de las Neurosis: Trata de una perdurabilidad de
impresiones y vivencias, hay acontecimientos conservados y los traumas son

52
siempre de carácter sexual y han ocurrido en la primera infancia, anteriores a la
pubertad. (Histeria, Obsesión y Fobias).

En la histeria se revelan experiencias tempranas de seducción ejercidas por


adultos, las cuales fueron vividas con displacer posteriormente. Pasividad
sexual en tiempos presexuales.
En la obsesión también se revelan experiencias sexuales infantiles, pero no
vividas con pasividad, sino de agresiones llevadas a cabo con placer, o bien,
de una gozosa participación en actos sexuales.

Encontramos entonces la perdurabilidad de ciertos acontecimientos que


conducen a la formación de síntomas Teoría de la seducción: Hay
escenas reales de seducción en un tiempo presexual que no producen ningún
efecto mayor al momento en que fueron vivenciadas. La articulación de esta
escena en dos tiempos y el efecto que produce su recuerdo a posteriori es lo
que se conoce con el nombre de Teoría traumática de las Neurosis (Neurosis
de Defensa). (Esto luego Freud lo cambia con la introducción del término Fantasía, donde el
acontecimiento no necesariamente fue real, sino una fantasía sexual infantil).

Curso típico de una Neurosis de Defensa:

1- Periodo de inmoralidad infantil donde ocurren acontecimientos que


posteriormente pueden ser traumáticos.
2- Recuerdo de la escena, alcanzada ya la madurez sexual, que produce
un monto de displacer que no puede elaborarse por vía asociativa, así
se convoca a la defensa que separa la representación intolerable para el
YO del afecto y las representaciones son despojadas de la conciencia
formando un grupo psíquico separado.
3- Periodo de salud aparente salvo la presencia de síntomas primarios de
defensa.
4- Retorno de lo reprimido. La defensa que trata de mantener fuera de la
conciencia la representación o a un grupo de ellas fracasa. Se reactiva
el conflicto y como resultado es necesario crear un sustituto: El Síntoma.

53
El síntoma como producto sustituto de aquello que fue interceptado en su
satisfacción por ser intolerable y de la transacción entre fuerzas que pugnan
por aparecer en la conciencia y aquellas que pugnan por desaparecer de la
conciencia. No es el acontecimiento lo que produce la formación del
síntoma sino su recuerdo.

Teorías generales para la formación de síntoma.

Las Neurosis Teoría Las representaciones devienen


traumáticas por acción de la defensa.

Esto inaugura la concepción psíquica del trauma: para que algo devenga
traumático un grupo de representaciones debe ser olvidado y debe faltar la
abreaccion del afecto ligada a estas representaciones. Olvidado significa
estar fuera de la conciencia por acción de un mecanismo psíquico. Lo
olvidado se actualiza y se torna traumático por la significación intrapsiquica
que toma su retorno como recuerdo que despierta un conflicto.

Función Simbólica del Síntoma.

A partir del fracaso, falla, privación o sustracción de una satisfacción de


deseo, se despiertan conflictos y esto conduce a la introversión de la libido,
a la fantasía, a la regresión. Cuando por regresión se activan modos de
satisfacción que son vetados y no soportados por el YO, el conflicto se torna
patógeno. Cuando el modo de satisfacción es intolerable para el YO, es
necesario crear otra forma de satisfacción que sea conciliable con los
intereses del YO, allí opera la defensa, el retorno de lo reprimido y la
formación de sustitutos y/o la formación transaccional que es sustituto de
una satisfacción pulsional vetada, es transaccional entre los sistemas que
están en juego y en conflicto. En esa satisfacción sustitutiva, los sistemas
en conflicto quedan reconciliados y representados.

SINTOMA Sustituto de una satisfacción vetada por el YO y para

54
que se produzca es necesario que se produzca una
transacción entre las instancias en conflicto.
Forma sustitutiva de satisfacción que queda
emancipada del principio de realidad y gobernada
por el principio del placer.

El punto de partida para la formación de síntomas se encuentra en las


fantasías de deseo.
Freud identifica en la infancia el nacimiento de la sexualidad t esto produce
un pasaje de las escenas reales de seducción a las fantasías como fuentes
de las neurosis posterior.
Los síntomas no solo se anudan a vivencias reales sino también a fantasías
de deseo y para la neurosis vale más la realidad psíquica que la realidad
material.

NOTA: La sexualidad nace apuntalada en la autoconcervación y se exterioriza como la


actividad de toda una serie de componentes, las pulsiones parciales, que se satisfacen en
las zonas erógenas del cuerpo. Cada una procura una ganancia de placer a través de un
objeto en el propio cuerpo. Pero el ser humano debe pasar del autoerotismo a la elección
de objeto, al amor objetivado. La pubertad es considerada un periodo importante, entre la
latencia y la reactivación de la sexualidad, donde se reactivan las aspiraciones e
investiduras de objeto de la temprana infancia. Para Freud, lo que tendería al ideal normal
es que a posteriori de la pubertad se organice la primacía genital y se articule a la función
reproductora. “En las neurosis este tipo de articulación fracasa”. Esta primacía genital se
prepara en la infancia, donde aparecen las organizaciones pregenitales de la libido y donde
lo que esta en juego no es la diferencia sexual anatómica sino la preeminencia de la
premisa de la no diversidad anatómica que, por acción de la castración, revela una
modalidad de diferencia sexual psíquica en términos de FALICO – CASTRADO. De esta
manera se piensa que la diferencia anatómica corresponde a la “FALTA DE ALGO”.
Los procesos que se prepararon en la infancia culminan con la elección de un objeto de
amor.
La sexualidad humana pasa por un largo desarrollo, en él, el ser humano tiene que
desligarse de sus objetos primarios (desligarse de sus padres, dejar de ser un niño,
abandonar la satisfacción autoerótica) y convertirse en un miembro de una comunidad
social. “Los neuróticos fracasan por completo en esta labor”.
Este largo desarrollo entraña dos peligros, el de la fijación y el de la regresión. Dicha
regresión tiene dos modalidades diferentes: en la Histeria la libido regresa a los primeros

55
objetos que había investido y en la Obsesión se produce una regresión a toda la
organización sexual de una de las fases (anal-sádica).

Dentro de los síntomas encontramos:

1- Síntomas neuróticos individuales: remiten a la propia historia del sujeto,


a las fantasías propias del sujeto relacionadas con su historia,
(particularidad, sentido).
2- Síntomas típicos: fantasías individuales. Hay determinadas escenas
(seducción, castración, y presencia del comercio sexual entre los
padres) por las que todos atravesamos y que determinan una cierta
tipicidad en la constitución de las variantes clínicas.

Para Freud el síntoma es un producto deformado de una realización, expresión


de deseos libidinosos inconscientes y sitúa la formula de la causación de las
neurosis en las SERIES COMPLEMENTARIAS, diferenciando la disposición
heredada de la adquirida en la primera infancia.

Causa de la neurosis Disposición de la libido vivenciar prehistórico


Vivenciar infantil

Vivenciar accidental y traumático del adulto.

La fijación libidinal puede referirse a una modalidad autoerótica de satisfacción,


como por ejemplo el chupeteo en Dora. O puede referirse a una fijación en el
seno de la problemática edipica y/o la ambivalencia en el plano de la actividad
o pasividad sexual.

º Vivenciar actual traumático del adulto: hace referencia a vivencias que


actualizan lo que fue constituido.
º Vivenciar prehistórico: hace referencia a que cuando uno nace queda
instalado en una estructura de sexuación, subjetivización que lo preexiste.

56
º Vivenciar infantil: hace referencia a los modos en como el humano se
subjetiviza y constituye su sexuación. Producto de las visicitudes pulsionales.
Las neurosis nacen de la incapacidad de tramitar el vivenciar infantil.

Toda neurosis contiene una fijación aunque no toda fijación conduce a la


neurosis.

El síntoma tiene un sentido para la vida psíquica de quien lo padece y también


da cuenta de ciertas dimensiones de verdad para el sujeto acerca de su
sexualidad. El sentido es inc. Para quien lo padece. Para esclarecer el sentido,
Freud introduce la cuestión de la interpretación y la recondución del producto
sintomático a una vivencia o series de vivencias eficaces que, corresponden
tanto a la propia historia del sujeto como al vivenciar típico.
Freud identifica como proceso patógeno a la represión y las mociones anímicas
que sucumben a la represión son siempre vivencias y deseos sexuales. El
síntoma sirve para satisfacer deseos sexuales. Son un sustituto de dicha
satisfacción. Donde la satisfacción regresa hacia caminos de satisfacción
perversa que tuvieron vigencia en la infancia.
El camino del autoerotismo hacia la elección de objeto supone la interrupción
de la satisfacción autoerótica o su limitación. Complejo de Edipo nódulo de las
neurosis.

NEUROSIS: Frustración
Fijación
Conflicto que viene del YO

Se produce una frustración de una satisfacción (factor externo accidental), por


esta frustración se regresa a un punto de fijación, regresión a la fantasía, a un
modo de satisfacción infantil y surge el conflicto con el YO, el cual es
incompatible con dicha satisfacción. El YO reprime y surge el síntoma como
satisfacción sustitutiva. El síntoma como una transacción entre los sistemas
que están en conflicto.

57
Fijación y regresión son solidarias, a mayor fijación mas facilitado el camino
para la regresión. En el fantasma perverso del neurótico hay siempre represión,
ya que la regresión sin represión da por resultado una perversión no una
neurosis. La represión permite que el YO no se entere de nada, que la
representación desaparezca de la conciencia pero que se conserve la energía
de dicha representación, energía que luego aparece bajo la forma de síntoma,
lapsus, sueño, etc.

Resistencia y represión: la resistencia es una vía regia debido a que donde


hay resistencia, para Freud, hay algo. La resistencia es aquello que es solidario
con la represión, pero a diferencia de la represión que es algo que le pasa a
uno, un hecho intrapsiquico, la resistencia pasa entre dos, es observable en la
clínica, es en transferencia, pero esta en contacto con aquello que esta
reprimido y por eso es una vía regia.

Represión: la represión explica la formación de síntomas ya que permite que


el YO no se entere de nada, que la representación desaparezca de la
conciencia y que se conserve toda la energía de la representación, energía que
luego aparece bajo la forma de síntoma. (Inc. Sistemático).
Pero el síntoma no queda explicado solo por la represión. Los síntomas en los
neuróticos son sustitutos de una satisfacción de un deseo sexual, sustitutos de
la satisfacción o una defensa contra la satisfacción ya que en el síntoma se dan
los propósitos opuestos, satisfacción y defensa, por eso el síntoma es una
formación de compromiso, transaccional.
En la histeria prevalece la satisfacción (carácter positivo), en la obsesión
prevalece la defensa (carácter negativo).
Detrás de lo reprimido hay siempre satisfacción de algo sexual, encontrando en
lo sexual, a lo infantil, lo masturbatorio, lo antinatural, etc.

Inhibición: la larga historia libidinal implica riesgos, uno es la inhibición en el


desarrollo libidinal y otro es la regresión libidinal.
La inhibición ocurre por fijación de la pulsión, fijación de la energía de la
pulsión, la libido queda fijada a una etapa anterior donde encontró satisfacción.
Fijación de la libido a un representante representativo de la pulsión.

58
Nota: La regresión tiene un valor descriptivo, siempre es regresión libidinal.
La represión tiene un valor dinámico, concepto tópico, hace inc. una
representación conciente.

RESUMEN CAP. Nº 8 “LA HISTERIA”

Variedad de Histerias: variedad de la primera época Freudiana, y que se


deben a la concepción diferencial de los factores etiológicos.
- Histeria Hipnoide: el origen de los síntomas esta determinados por
ciertos estados hipnoides (anonadamiento psíquico) que son la causa de
los fenómenos patológicos. Las representaciones surgen de una
circunstancia que las hace permanecer fuera del yo. Ej.: Ana O.
- Histeria de Retención: los afectos no pueden ser descargados por
reacción, ni por elaboración asociativa y por eso determinan síntomas,
situaciones en las que el sujeto no quiso o no pudo reaccionar. Ej.: una
perdida por razones sociales o una pérdida irreparable.
- Histeria de Defensa: histeria que nace por la represión de una
representación intolerable o de un grupo de ellas, realizada por los
motivos de la defensa. Freud considera que la represión es el
mecanismo psíquico de la histeria psíquicamente adquirida.

59
- Histeria de Angustia: Casos en los cuales la carga emocional es liberada
en forma de angustia.
- Histeria de Conversión: cuando la carga emocional se transforma en
síntomas corporales por conversión del afecto en una innervación
somática.

Freud estudia como se produce el fenómeno conversivo, estudia las


motivaciones de los dolores histéricos y considera que el fundamento de la
conversión es la incompatibilidad de una idea o grupo de ellas, con el
acervo de representaciones dominantes en el YO, es decir en conflicto. Dicho
conflicto ocasiona un displacer, un dolor psíquico que trae consigo la exclusión
de un grupo de representaciones, formando estas un grupo psíquico separado.
El recuerdo de dichas representaciones obliga al YO a la defensa para
reestablecer el estado anterior.
Los dolores histéricos surgen simultáneamente a la constitución del grupo
psíquico separado, transformándose la magnitud del afecto por el mecanismo
de conversión: en lugar de un dolor anímico aparece un dolor físico.
En la histeria de conversión el conflicto psíquico se simboliza en síntomas
corporales, el afecto es convertido en un fenómeno somático.
Freud esclarece que en los síntomas histéricos la sexualidad esta en juego.
Lo que diferencia la defensa normal de la patológica es la producción de un
sustituto. El síntoma es un sustituto de algo que fue sustraído de la conciencia
por acción de la defensa. Fue reprimido e impulsado al inconsciente, y el
motivo de la represión es una sensación displaciente de carácter sexual
incompatible con el acervo de representaciones dominantes en el YO.

Conversión: es la transformación de la excitación psíquica en síntomas


somáticos permanentes, (cuerpo parlante, a través de los síntomas el sujeto
habla).

º No toda representación sexual en sí misma suscita un placer intolerable, sino


solo en la medida en que compromete ciertos intereses éticos y estéticos del
YO.

60
º Los síntomas histéricos son efecto y resto de vivencias que han actuado en
calidad de traumas. En algunos casos la conversión afecta a todo el cuerpo,
pero en otros casos solo afecta una parte del cuerpo. Por lo cual junto con
síntomas conversivos aparecen síntomas psíquicos como la angustia, la abulia,
estados depresivos, sobresaltos, etc. por eso la histeria no solo se reduce al
fenómeno conversivo. EJ.: Dora con sus síntomas somáticos como la tos,
la afonía y el catarro vaginal, y con sus síntomas psíquicos como la
alteración del carácter, el tedio, la desazón, etc.
º En la conversión un dolor físico representa un dolor psíquico y para eso se
sirve, muchas veces, de una dolencia real que se constituye en símbolo
mnémico de un grupo de recuerdos. A esto Freud lo llamo “Facilitación
Somática”. EJ.: La tos de Dora en la niñez fue un síntoma real que quedo
como vía abierta; esta vía de solicitación somática es utilizada
posteriormente por el inconsciente; el inconsciente le dio un sentido y
provoco así un síntoma histérico, expresando así algo del pensamiento
inconsciente. A partir de los 12 años Dora sufrió de tos nerviosa. La tos
nerviosa como síntoma somático, Dora tosía cada vez que le hablaba a
Freud del padre y la Sra. De K.
º El dolor somático no siempre es creado por la neurosis, a veces es
simplemente utilizado por la neurosis, intensificado y conservado por ella.
º No se espera hallar un único recuerdo traumático ni una sola representación
traumática sino, por el contrario, una serie de ellas. EJ.: En Dora, Freud toma
la escena del lago como escena traumática pero no le alcanza para
explicar la neurosis, le resulta incompleta, esta escena ocurrió cuando
Dora tenia 16 años, pero resulta que Dora ya tenia síntomas a los 8 años,
Freud busca un trauma anterior y encuentra una escena traumática a los
14 años, la escena de la tienda, en la cual Dora y el Sr. K estaban solos en
la tienda y este la abraza y le da un beso en la boca, Dora sintió asco en
vez de excitarse. En esta escena se instalan tres síntomas:
La repugnancia y asco a determinados alimentos.
La leve alucinación sensorial en la cual sentía una presión sobre el
pecho.
La huida de Dora cada vez que veía una pareja.

61
Freud interpreta que Dora no solo sintió el beso del Sr. K sino también el
miembro erecto del mismo mientras este la abrazaba, así interpreta la
alucinación como un desplazamiento de la presión sobre el vientre a una
presión sobre el pecho. El asco pertenece a la represión de la zona
erógena de los labios, oral, que estuvo muy orogenizada en Dora por el
chupeteo infantil. Y la huida de Dora ante una pareja la interpreto como
una fobia que la protege de la revivencia de la representación reprimida.
º El síntoma como sustituto de una satisfacción pulsional que no tiene cabida
en el aparato psíquico más que de un modo irreconocible. El síntoma es
símbolo de un conflicto y de alguna manera aloja un mensaje. Las fantasías
desempeñan un papel importante en la producción de síntomas histéricos.
º Las fantasías son productos psíquicos en las que reconocemos la causa de
los síntomas. Son satisfacciones de deseos nacidas de la privación y del
anhelo. Su prototipo normal son los “sueños diurnos”. La fantasía inconsciente
es premisa psíquica de una serie de síntomas histéricos y echa luz sobre la
sexualidad de los psiconeuroticos. Las fantasías nos remiten a un peculiar
“vivenciar infantil”, producto de las vicisitudes pulsionales. Son escenas que
participan de una composición mixta pues, por un lado figuran lo real y por otro
son una figuración imaginaria de la sexualidad. (Ver series complementarias)
EJ.: Dora: Series complementarias.
Vivenciar prehistórico: Catarro vaginal de la madre
Infección sifilítica del padre antes de casarse
Familia del padre Prima con dolores abdominales
cada vez que quería lograr algo
Tío solteron hipocondríaco
Tía murió de marasmo después
de una vida atormentada por un
matrimonio desgraciado, modelo
de su propio destino para Dora.

Vivenciar infantil: Chupeteo Dora hasta los 4, 5 años fue una chupeteadota
que se chupaba el pulgar. Punto de fijación
oral como precondición somática.

Disnea permanente Dificultad para respirar. (8 años)

62
Enuresis infantil
Masturbación infantil
Enfermedades del padre tuberculosis (6 años)
desprendimiento retina (10 años)
acceso confusión mental
Hermano a quien toma como modelo, contraía primero las
enfermedades que luego Dora sufría con mayor
intensidad.

Vivenciar traumático y accidental del adulto: Las dos escenas traumáticas


La relación el padre con la
Sra. de K.

º Generalmente el síntoma histérico no corresponde a una sola fantasía sino a


varias. EJ.: En Dora el síntoma de la tos esta relacionado con la fantasía
de las relaciones sexuales de su padre con la Sra. de K como orales. Por
otro lado el síntoma de la afonía esta relacionado con las ausencias del
Sr. K, cada vez que este señor salía de viaje Dora se volvía afónica,
renunciaba a hablar y prevalecía la escritura ya que Dora se escribía
postales con este señor. Freud interpreta que Dora con su afonía
desmentía su amor por el Sr. K.

El síntoma Histérico: el síntoma histérico la mayoría de las veces es:


(Inhibición, síntoma y angustia. Cáp. )
- Símbolo mnémico de ciertas impresiones de experiencias eficaces que
resultan traumáticas para el sujeto.
- La sustitución creada por conversión para el retorno asociativo de
experiencias traumáticas.
- La expresión de una realización de deseo.
- La realización de fantasías inconscientes al servicio del deseo. Tiene el
síntoma significación bisexual ya que por un lado es expresión de una
fantasía masculina y por otro expresión de una fantasía femenina.
- Sirve para la satisfacción sexual, corresponde al retorno de una
satisfacción sexual perteneciente a la vida infantil y reprimida.

63
- Resulta del conflicto.
- Integra distintas significaciones pero siempre una es sexual.
- Resulta de la transacción de un impulso libidinal y otro represor.

Freud descubre que independientemente de cualquier episodio real existe un


fantasma de seducción. El síntoma como expresión de un conflicto
inconsciente y realización de un fantasma inconsciente que sirve al
cumplimiento de deseo. EJ.: Dora tosía cada vez que hablaba del padre y la
Sra. de K. La tos nerviosa es la realización de una fantasía fantaseada por
Dora, realización de una fantasía sexual. Dora fantaseaba la relación de
su padre con esta señora como orales. La tos como expresión de una
satisfacción sexual fantaseada, satisfacción sexual oral. La escena
modelo a partir de la cual Dora fantaseaba las relaciones sexuales entre
hombre y mujer como orales es una escena infantil: el chupeteo
punto de fijación oral infantil a partir del cual Dora fantaseaba las
relaciones sexuales como orales. Chupeteo infantil es la precondición
somática para que luego aparezcan todos los otros síntomas
relacionados con la oralidad como la tos, el catarro, la afonía, etc.

Histeria y sexualidad infantil: Edipo – Castración.


(Conferencia 33).
El posicionamiento sexual masculino y/o femenino esta determinado por los
avatares del Edipo, y es el Complejo de Castración el que posibilita la
transformación de las relaciones edipicas en ambos sexos.
En el caso del varón la Angustia de Castración posibilita la salida del Complejo
de Edipo; en la niña la Envidia al Pene es el elemento constitutivo para la
sexualidad femenina. El Complejo de Castración en la niña crea el Complejo de
Edipo positivo.
En la etapa falica rige la polaridad Falico – Castrado, cuando la niña descubre
la diferencia no tiene aun un posicionamiento simbólico que permita identificarla
como una diferencia, sino que lo vive como algo faltante. Como no tiene falo
todo el cuerpo se constituye en un emblema falico, ella se propone como objeto
de amor, compensación por lo que se vive como inferioridad.

64
La angustia de castración no aparece en la mujer formulada como angustia por
la perdida del pene sino que aparece formulada como angustia frente a la
perdida del amor del objeto, ya que ser amada por el objeto de amor es la vía
por la que la mujer puede recuperar su integridad narcisista.
Cuando la niña comprueba su inferioridad respecto del varón se abren tres
caminos posibles:
1- Suspensión de toda la actividad sexual por comparar su clítoris con el
pene del varón, comparación que le hace sentir insatisfacción. Renuncia
a la actividad falica y con ello también a la sexualidad.
2- La sobre acentuación de la posición masculina. La niña conserva la
esperanza de recibir un pene. Se niega a advertir la realidad de la
percepción y se identifica con la madre falica. Complejo de
masculinidad.
3- La femineidad definitiva. La niña toma al padre como objeto de amor. Al
padre se le dirige primero el deseo de recibir un pene y luego el deseo
de recibir un hijo. Este deseo de un hijo supone la ecuación simbólica
pene-niño.

La histeria muestra que pueden darse perturbaciones en cualquiera de estos


pasajes. En las neurosis histéricas hay un vínculo intenso con la fase falica que
al actualizarse a posteriori de la pubertad, produce dificultades en la
consolidación de la genitalidad y en la articulación de la misma con la función
reproductora.

Identificación e Histeria.
(Psicología de las masas y análisis del yo – cáp. Identificación).
La problemática de las neurosis histéricas pone de manifiesto la perdurabilidad
del sujeto en la posición falico-castrado. No logra sexuarse y por lo tanto
tampoco logra definir su objeto sexual. Padece por no poder fundarse
simbólicamente como “hombre” o como “mujer”.
Tres fuentes de identificación:
- Identificación Primaria, es la primera forma de ligazón afectiva con otro.
Es pre-edipica. Es del orden del ser, anterior a toda carga de objeto, no
es sexual. Es soporte de las identificaciones secundarias. No implica

65
lazos libidinales. Es total. Inmediata. Directa. Es constitutiva del ser
humano y no es un observable empírico. No hay diferenciación yo/no yo
y no hay diferencia entre mundo interno/mundo externo, y no hay
diferencia entre investidura de objeto e identificación.
- Identificación Secundaria, es pos-edipica. Se da toda la vida. Es una
identificación parcial, al rasgo. Implica lazos libidinales con el objeto.
Identificación al rasgo donde se toma un solo rasgo de la persona
amada u odiada en el Complejo de Edipo. Se pasa del ser al tener.
- Identificación Histérica, no es constitutiva del ser humano. Es
independiente de los lazos libidinales, afectivos. Identificación por medio
del síntoma. Identificación en base a querer o poder ponerse en el lugar
del otro. Es una identificación secundaria. Identificación que se da por
infección psíquica.

La histérica presenta una permanente dificultad en la definición de su sexo y en


la definición de su objeto. En relación a esta problemática las identificaciones
nos permiten recorrer el circuito de los extravíos y los modos en que se
caracteriza el deseo en dicha patología.
La identificación con relación al síntoma neurótico puede ser la misma del
Complejo de Edipo, donde la histérica puede identificarse con la madre,
producir el mismo síntoma que ella, que es un modo de decir “quiero estar en
su lugar”, “en ese lugar”. Esta identificación conlleva, como todo síntoma, algún
tipo de sufrimiento y muestra la veta de culpa que supone la identificación con
ese lugar que implica querer ser la mujer del padre.
El síntoma también puede ser el de la persona amada, el del padre. Acá la
identificación ocupa regresivamente el lugar de la elección de objeto. Si en el
primer caso es lo que se quiere ser, acá es lo que se quiere tener.
En la formación de síntomas también puede participar la identificación histérica,
que se manifiesta independientemente al vínculo libidinal con un objeto, no es
simplemente una imitación sino que muestra el deseo de ocupar una misma
posición. Uno de los YOES advierte en el otro una notable analogía, y la
identificación con el síntoma señala el punto de encuentro entre estos dos
YOES.

66
En la histeria se puede acceder imaginariamente al posicionamiento sexual, o a
la designación del objeto sexual al que el deseo va dirigido, siguiendo el
recorrido imaginario de las identificaciones. No se logra la sexuación simbólica,
por eso la histérica oscila entre identificaciones al hombre e identificaciones a
la mujer.
EJ.: Dora identificaciones.
Identificación con su madre quien sufría catarro vaginal, también se
identifica con ella ubicándose en su lugar ya que le plantea al padre que
tiene que elegir entre ella y la Sra. de K.
Identificación al padre en la imitación compasiva del padre enfermo.
Identificación a la Sra. de K. chupeteadota, con la tos nerviosa de Dora,
figuración del comercio sexual del padre con la Sra. de K.
Identificación al Sr. K. este señor como objeto de identificación, donde
Dora pone su yo. Dora se identifica al hombre y desde ahí se dirige a la
mujer (Sra. de K.) para ver si desde ahí puede preguntarse por la
femineidad. ¿Qué tiene esta señora que es deseada por su marido y por
mi padre??. Pregunta que Dora no podía hacerle a su madre ya que esta
no esta ubicada como objeto de deseo. Ubicada como objeto de deseo
para Dora esta la Sra. de K.
La Sra. de K. es el lugar desde donde Dora se pregunta por la femineidad,
pregunta que toda histérica se hace.
La histérica (Dora) supone que el hombre la va a llevar a descubrir el misterio
de la mujer, lo que la histérica no acepta es que la mujer es deseada por que
es castrada.
En la histeria hay inclinación hacia el propio sexo, se toma como objeto de
deseo a alguien del mismo sexo.

Histeria A la salida del Complejo de Edipo el sujeto no se


posiciona ni como hombre ni como mujer.
Los síntomas encarnan las dificultades del paso
de lo falico a castrada.
No se acepta que se es deseada por estar castrada.
Piensa que otras tienen algo para ser deseadas y
quiere saber que es.

67
Se pregunta por la femineidad.
Hay deseo de un deseo insatisfecho.

La libido en la histeria esta puesta al servicio de lo femenino y de lo masculino,


no es exclusiva de lo femenino, no se puede hablar de libido femenina.

Nota: la castración para Freud se manifiesta en la neurosis de distintas maneras.


- En la histeria como miedo a la perdida del amor del objeto.
- En la fobia como miedo a la castración.
- En la obsesión como miedo al súper yo.
Nota: el deseo en las diferentes neurosis.
- En la histeria: deseo insatisfecho.
- En la obsesión: deseo imposible.
- En la fobia: deseo prevenido. Se previene de algo que es peligroso, de quedar pegado
a la madre. El objeto fóbico cumple la función de separar, función que no cumple el
padre débil.

Historial de Dora:
Dora llega al tratamiento a los 18 años, no por voluntad propia sino llevada por
su padre. Sus relatos no son lineales, hay lagunas, enigmas. Hay, por parte de
la enferma, insinceridad conciente ya que la paciente no habla muchas cosas
por pudor. Hay insinceridad inconciente por lo que no puede decir por estar
reprimido. Y por ultimo hay lagunas llenas por falsos recuerdos.

Enfermedades de Dora:
- 8 años: síntomas neuróticos, disnea (dificultad para respirar).
- 12 años: jaqueca y tos nerviosa.
- 16 años: solo tos nerviosa (muere su tía).
- 18 años: llega a consulta con tos nerviosa, afonía, catarro vaginal como
síntomas somáticos y con tedio, desazón, alteración del carácter, era
antisocial, etc. como síntomas psíquicos.
Freud diagnostico a Dora como una “pequeña histeria” ya que Dora no
presentaba los grandes síntomas de la histeria.

68
Familia de Dora:
- Padre de 45 años, Dora era muy apegada a él, esto se acrecentó a partir
de las enfermedades sufridas por su padre. Su padre sufrió de
tuberculosis cuando Dora tenía 6 años, un desprendimiento de retina
cuando ella tenía 10 años y una confusión mental a los 16 años de Dora,
acompañada por una parálisis y perturbaciones psíquicas, todo esto
como residuo de una sífilis que el padre había contraído antes de
casarse. El padre era una persona dominante y había conocido a Freud
por medio del la familia K.
- Madre, Freud no la conoció. Por los relatos era una mujer poco
inteligente que tras las enfermedades del esposo sufría de una psicosis
de ama de casa, limpiaba todo el día. La relación con Dora era mala,
muy inamistosa.
- Hermano un año y medio mayor que ella, modelo al cual Dora inspiraba
parecerse. Todas las enfermedades sufridas por este hermano eran
después sufridas por Dora pero con mayor magnitud.
- Tía, fue modelo para Dora en lo referente al destino que creía que
seguiría, su tía murió de marasmo, se dejo morir, tras una vida
desdichada por un matrimonio tormentoso.
- Tío, un solteron hipocondríaco.
Nota: leer historial de Dora.
RESUMEN CAP. Nº 9 “FOBIAS”

Fobia: es la evitación de situaciones, percepciones, objetos y sentimientos


cuyo estado emotivo es siempre la angustia. Constitución de un objeto
fobigeno. Objeto fobigeno es el objeto temido.
Las representaciones fóbicas son monótonas y típicas, se refieren a cuestiones
relativas a las funciones fisiológicas y/o de la locomoción.
Se distinguen dos grupos:
- Las fobias comunes: miedo exagerado a todas aquellas cosas temidas
por todo el mundo, como la noche, la locura, la enfermedad, la muerte,
la soledad, etc.

69
- Las fobias ocasionales: en la que la angustia emerge en circunstancias
especiales que no ocasionan temor al hombre sano (Ej. Juanito).

Conferencia 25, la angustia (1917): Acá Freud define la Angustia como un


estado afectivo. Un afecto es un proceso de descarga cuyas manifestaciones
finales son sentidas como sensaciones.
Diferencia entre angustia realista y angustia neurótica:
- Angustia realista: (miedos sociales) aparece como algo racional y
comprensible, es la reacción frente a la percepción de un peligro exterior
unida al reflejo de huida, manifestación de la autoconcervación. También
depende del estado del saber de la persona que la padece y del
sentimiento de poder que se despierte frente a la amenaza del mundo
exterior.
- Angustia Neurótica: se caracteriza por la vivencia de un peligro del que
no se tiene noticia, no sabemos a que peligro se refiere dicha vivencia,
pero siempre se trata de un peligro pulsional. El YO intenta huir frente a
la demanda pulsional, peligro interno que es tratado como un peligro
externo. Frente al peligro no hay medidas adecuadas para enfrentarlo,
solo los síntomas son los que nos pueden salvar de la angustia.

La situación de angustia se descompone en un “apronte angustiado” que


aumenta la tensión sensorial y motriz y el “desarrollo de la angustia” que
implica que la persona ya esta angustiada, esto no es lo que corresponde para
la defensa ante un peligro. Lo más adecuado es el apronte.
Diferencia la angustia del miedo y del terror:
- Angustia: prescinde del objeto, se trata de un peligro al que no se le
puede dar un nombre.
- Miedo: dirige la atención hacia un objeto.
- Terror: es ya un efecto de peligro en el que no hay apronte, no hay
preparación, por eso Freud propone que la angustia protege del terror.

Modalidades de la angustia neurótica:

70
Una modalidad es la que corresponde a una Neurosis actual, la neurosis de
angustia y otra es la correspondiente a las Psiconeurosis entre ellas la histeria
de angustia.
- Neurosis de angustia: es una neurosis actual, estado de angustia
flotante, expectativa angustiada. Se trata de una acumulación de
excitación a nivel somático, la angustia en este caso no tiene
representante psíquico, es pura energía sexual somática. Hay un plus de
excitación que automáticamente se transforma en angustia, angustia
mecánica, no hay mecanismo psíquico, se queda en el plano somático.
La neurosis de angustia se debe a una satisfacción insuficiente de la
energía sexual. Sus síntomas clínicos son los vértigos, temblores,
mareos, hipocondría, insomnio, excitación, etc.
- Histeria de angustia: pertenece a las psiconeurosis, es una neurosis de
transferencia. Es de aparición muy temprana, neurosis de la época
infantil. La libido tiene representante psíquico, hay mecanismo psíquico.
Hay conflicto, la representación se reprime y el afecto queda libre en
calidad de angustia (esto pertenece a la primera teoría de la angustia).
La angustia queda como angustia flotante, sin ligarse a ningún objeto.
Su carácter esencial es que evoluciona hacia una fobia, esto es, que se
intenta impedir el desarrollo de la angustia por medio de precauciones e
inhibiciones y estas defensas se muestran como fobias. Siempre la
histeria de angustia lleva a la constitución de una fobia para así poder
limitar el desarrollo de angustia, ya que la misma se une a un objeto,
creándose así un objeto fobigeno.

La angustia en la fobia tiene dos ventajas, una de ellas es la de evitar la


ambivalencia y la otra es que es facultativa ya que solo aparece ante el objeto
fobigeno, se limita su desarrollo.

Toda psiconeurosis se apoya en la neurosis actual, porque siempre queda un


resto de excitación somática que no llega al psiquismo y que queda a nivel del
cuerpo. Con esto Freud alude a que hay un límite a lo representable, a la
simbolización (ombligo del sueño, roca viva de la castración).

71
Conferencia 32 (1933): en esta conferencia Freud ya tiene la segunda tópica y
la segunda teoría de la angustia.
Plantea que el YO es débil por que responde a distintas dependencias y
cuando tiene que reconocer su debilidad se anega en angustia:
- Angustia real: vasallaje del YO respecto del mundo exterior.
- Angustia de la conciencia: vasallaje del YO respecto del Súper Yo.
- Angustia neurótica: vasallaje del YO respecto de las pasiones del ELLO.

Plantea que el YO es la sede de la angustia y que solo esta instancia puede


sentirla, por lo tanto las variedades de angustia corresponden a las distintas
relaciones del YO con las otras instancias, las tres dependencias del YO.

Freud cambia, reformula la teoría de la angustia. Plante la angustia como una


señal que anuncia una situación de peligro ANGUSTIA SEÑAL. La
angustia pasa de ser una producción involuntaria y automática a una
producción intencional que va a señalar un peligro. Ya no es la represión la que
crea la angustia sino que la angustia crea la represión y vale como angustia
frente a un peligro exterior y esto vale como angustia señal. La angustia como
causa, represión como efecto.

Freud reconoce la experiencia angustiosa del nacimiento como prototipo para


las situaciones posteriores de peligro, pero considera que cada época del
desarrollo tiene cierta condición de angustia, o cierta situación de peligro:
1- El peligro que conlleva el nacimiento produce angustia toxica, no tiene
contenido psíquico y su función es biológica.
2- Cuando se constituye el objeto – madre psíquico, la perdida de la
percepción es equiparada a la perdida del objeto. Acá el peligro a la
perdida de la mamá corresponde a la inmadurez del YO que se siente
desvalido.
3- Peligro a la perdida del objeto amado que corresponde a la dependencia
del niño respecto a los mayores, a la falta de independencia del niño.
4- El peligro que se establece en la fase falica, peligro de castración.
5- Y en la latencia el peligro a la amenaza del Súper Yo, a perder el amor
del Súper Yo y a la culpa que esto puede generar.

72
Respecto a la fase falica, donde el peligro es el de castración, lo decisivo es
que el peligro amenaza desde afuera y el niño cree en él. La angustia de
castración es motor de la represión y núcleo de las neurosis.

Articulación Angustia – Castración.


(Inhibición, síntoma y angustia. Cáp. 7)
En esta articulación vemos que el YO reconoce un peligro que es siempre
peligro de castración. Da una señal de alarma que es la angustia (angustia
señal), se inhiben las pulsiones, aparece la represión y como consecuencia de
la represión aparece el síntoma, salida de la situación peligrosa. Síntoma
creado para evitar el desarrollo de la angustia.
El miedo a la castración aparece deformado, disfrazado en la conciencia por
obra de la represión.

La fobia es un sustituto de un peligro exterior (castración) por otro peligro


exterior (miedo a los caballos en Juanito).
Los síntomas se crean para evitar la situación peligrosa señalada por la
angustia señal, y el peligro es siempre de castración o un sustituto de ella.
EJ.: En Juanito la angustia frente al caballo es el síntoma y su dificultad
para andar por la calle es una inhibición del YO para no encontrarse con
el objeto fobigeno.

Articulación Angustia – Represión.


(Inhibición, síntoma y angustia. Cáp. )
Freud contrapone las épocas tardías de la represión con las épocas tempranas
de la represión.
Épocas tempranas de la represión: son las represiones primordiales, las
primeras y originarias. La angustia nace a raíz del encuentro del YO, incipiente,
con una exigencia libidinal excesiva. Acá la angustia nace como consecuencia
directa de lo que Freud llamo el factor traumático, desarrollándose la angustia
automática.
Épocas tardías de la represión: acá el YO, que anticipa el peligro de la
satisfacción pulsional, pone en juego una señal, siguiendo el automatismo

73
placer-displacer, que lleva a cabo la represión. La angustia señal supone un
estatuto organizado del aparato psíquico afín a los procesamientos que ocurren
en la fase falica y en la latencia. No hay señal en un lactante. La angustia
puede aparecer como señal de que amenaza la repetición de un factor
traumático. Esto ocurre gracias al nacimiento del pensamiento, por lo cual el
aparato psíquico tiende a restringir el desarrollo del afecto por el trabajo del
pensamiento, así el desarrollo del afecto se puede reducir a un mínimo
utilizable como puede ser la señal.

A partir de esto, Freud muestra que existe un doble origen de la angustia: uno
que corresponde al factor traumático y otro que corresponde a la señal de
amenaza de repetición de un factor traumático.

Las dos teorías de la Angustia y sus tres momentos.

- 1809: 1º teoría de la angustia. Freud articula angustia y represión. Es


por la represión de deseos libidinales que se produce la angustia. La
represión como causa y la angustia como efecto. Hay un mecanismo
psíquico que es la represión y que causa la angustia. La libido reprimida
que se transforma en angustia.
- 1895: teoría de las neurosis actuales. Freud plantea para las neurosis
actuales que es la energía somática que automáticamente se transforma
en angustia. En este caso no hay mecanismo psíquico, no hay
represión, la angustia es angustia automática. Esta teoría para las
neurosis actuales Freud la mantiene hasta el fin de su obra.
- 1925: 2º teoría de la angustia. Freud reformula su primer teoría en
Inhibición, síntoma y angustia. Articula angustia, represión y castración.
La angustia es angustia señal. Acá Freud señala que el YO reconoce un
peligro, de una señal de alarma que es la angustia y así se produce la
represión y el síntoma como formación sustitutiva. La angustia como
causa y la represión como efecto. Hay mecanismo psíquico. En esta
teoría el YO es la sede de la angustia, es el yo quien la produce y la
siente, la angustia no es inconsciente. La angustia determina el proceso

74
represivo, por lo tanto equivale a la angustia de un peligro exterior, y el
peligro objetivo externo es la castración.

Freud toma como modelo el acto del nacimiento, angustia toxica, la angustia
siempre quedara ligada a un factor traumático. La idea de que el afecto de
angustia proviene de la imposibilidad de resolver una tensión, estará presente
tanto en la primera tópica freudiana como en la segunda. En las dos tópicas
esta ligada a un factor traumático, un exceso de tensión pero en la primera, con
su primer teoría de la angustia, aparece como la angustia desencadena la
huida del YO de las exigencias libidinales, que son sentidas como peligrosas,
transformando un peligro interior en un peligro exterior. La segunda tópica
permitirá estudiar la angustia señal, que se limita a un desprendimiento
pequeño de displacer que convoca a la defensa y cuya sede es el YO, el YO
considerara las diversas situaciones de peligro que lo mueven a la represión.
La exigencia pulsional se convierte en un peligro interno porque su satisfacción
conllevara a un peligro externo, la castración.

Fobia: Caso Juanito.

Juanito · Nodal es el complejo de castración y la fase falica.


· Freud ve al niño solo una vez, todo fue por medio del padre.
· Tratamiento centrado en los síntomas fóbicos.
· Objeto fobigeno: los caballos.
· A los 3 años es investigador, pregunta por lo sexual, diferencia
a los seres animados que tienen cosita de los inanimados que
no tienen.
· A los 3 y medio es encontrado por su madre masturbándose y
la misma lo amenaza de que se lo van a cortar, se formula la

75
amenaza de castración. Quien se lo va a cortar no es el padre
sino el doctor A, amenaza de castración formulada por la madre,
se instala el complejo de castración.
· Juanito ve a su madre cambiándose y le pregunta si ella tiene
cosita, a lo que ella responde “naturalmente tengo”.
· También a los 3 años y medio nace una hermanita y Juanito
plantea “ella lo tiene pequeño pero ya le va a crecer”, acá se
rige el niño por la premisa universal del falo. La “cosita” es
para el niño atributo indispensable para todo lo animado.
· A los 4 años y 3 meses, la madre lo esta bañando y el niño
le pregunta “por que no me agarras la cosita”, (1º tentativa de
seducción hacia la madre) a esta pregunta su madre responde
“no, porque seria una porquería”, al preguntar el niño el por que
la madre contesta “porque no se debe”.
· El padre de Juanito le comenta a Freud que sospecha una
sobreestimación sexual del niño hacia su madre debido a que
la misma le hace muchos mimos.
· La primera fobia aparece como miedo a salir a la calle por temor
a que lo muerda un caballo.
· Antes de la aparición de la fobia Juanito tiene un sueño de
angustia, sueña que su madre ya no esta y que no tiene quien
le haga mimos.
· Después del sueño aparece la 2º tentativa de seducción en la
cual el niño le cuenta a su madre que su tía le alabo su cosita.
· Antes de que aparezca el objeto fobigeno, el niño sale a la
calle con su niñera, se pone a llorar y le pide a la misma volver
a su casa para que su mama lo mime, (angustia flotante).
· Posteriormente al salir a la calle con su madre también tiene
miedo y es miedo a que un caballo lo muerda, (momento donde
aparece el objeto fobigeno). Este mismo día la madre le pregunta
al niño si sigue tocándose la cosita y el niño responde que si, y
su madre se lo prohíbe, (se le reprime la masturbación).

La entrevista de Freud con Juanito y su padre.

76
Para Freud, el caballo es un sustituto paterno. Freud le explica al niño el mito
del Edipo y también le explica que su padre lo quiere mucho. En este instante
el padre del niño interrumpe preguntándole a Juanito si él alguna vez lo había
maltratado como para que le tenga tanto miedo. En niño responde que si
cuando en realidad nunca había pasado nada, nunca había sido maltratado por
su padre. Analizando esto Freud interpreta que esto de que el niño se sintió
maltratado es la nesecidad que tiene de que su padre ponga la ley.
En realidad Juanito no le tiene miedo a su padre, acá el mito del Edipo no
funciona normalmente, y el padre a su vez impide que Juanito le tenga miedo.
Hay una nesecidad del niño de que su padre ponga la ley que corte el deseo de
Juanito hacia la madre, cosa que el padre no realiza, por esto Juanito crea la
fobia. La fobia para que se produzca el corte, corte que el padre no realiza.

Juanito pasa del miedo a ser mordido por el caballo a que el mismo entre en su
cuarto, y de este miedo pasa a temer a los carros que son tirados por caballos,
miedo a que por el peso del carro los caballos se caigan y muerdan. Juanito
abrigaba el deseo de que su padre se cayera como el caballo y muera, esto es
por los deseos hostiles del complejo de Edipo hacia su padre, y por desear esto
es que tiene miedo a que el caballo lo muerda, el caballo que es sustituto del
padre, miedo a que el padre lo muerda. Siempre el objeto de la fobia es un
objeto que fue de inmenso placer anteriormente.

Fantasías de Juanito.

Fantasía de las dos jirafas: Hay dos jirafas en su habitación, una grande y otra
arrugada, la grande esta enojada por que el niño se quiere quedar con la jirafa
arrugada, por lo cual pelean y gana Juanito que se sienta arriba de la jirafa
arrugada.
Freud interpreta que la jirafa grande es el padre, la jirafa arrugada es la madre.
Interpreta una toma de posesión en relación a la madre.
(Freud tiene en cuenta que la madre del niño no le da lugar al padre, ella se presenta como
falica, no escucha a su marido y sigue llevando al niño a su cama.)

77
Fantasía del zoológico: en esta fantasía el niño y su padre caen presos por ser
pescados transgrediendo las reglas del zoológico, por entrar en un lugar al cual
esta prohibido pasar.
Freud interpreta el deseo del niño de hacer cosas prohibidas, esta prohibido
estar con la madre, pero prohibido para todos, por eso en la fantasía el cae
preso con su padre. Acá la ley esta aludida a un tercero que no es el padre, es
el vigilante del zoológico el que los lleva presos.
(Juanito no puede temerle al padre, el padre aparece demasiado blando, no cumple su función
y a su vez la madre tampoco lo permite).

Resumen caso Juanito articulado con angustia y castración.

- Freud ubica como la 1º tentativa de seducción hacia la madre la escena


de los 4 años y 3 meses, donde Juanito le pide a su madre, mientras
esta lo esta bañando, que le agarre la cosita.
- Después aparece el sueño de angustia donde su madre ya no estaba y
el niño no tenia quien le haga mimos.
- Posterior al sueño Freud ubica la 2º tentativa de seducción a la madre,
cuando el niño le comenta a la misma que su tía le había alabado la
cosita.
- Cuando el niño sale a la calle con su niñera y se pone a llorar, pide
regresar para que su madre lo mime, es una época en que se intenta
deshabituarlo de la masturbación. En este contexto aparece el comienzo
de la angustia. El fenómeno básico del estado patológico en el niño es la
intensificación de la ternura hacia la madre, que luego se convierte en
angustia. Corresponde a un deseo erótico reprimido, es aun angustia
(angustia flotante) no miedo. Acá estamos con la primera teoría de la
angustia, donde la represión es causa y la angustia es la consecuencia.
Angustia que después busca un objeto, se une a él, y aparece el objeto
fobigeno. Esto Freud lo modifica cuando elabora la segunda teoría de la
angustia.
- Con su segunda teoría de la angustia Freud interpreta que lo que
sucede con Juanito es que se opera en el niño que anhela a su mama
en una edad muy temprana, una transformación de la libido insatisfecha

78
en angustia. Esta libido insatisfecha transformada en angustia (angustia
flotante) luego puede quedar aferrada a alguna representación. Y esto
no es otra cosa que la racionalización de la angustia, se la localiza en un
peligro exterior.
- La transformación de la libido insatisfecha en angustia llega a
proyectarse en los caballos, objeto principal de la fobia articulado a sus
espacios y a su historia ya que los caballos le interesaban mucho al
niño, le ocasionaban placer y formaban parte de las impresiones
cotidianas que ocurren frente a su casa.
- Freud muestra en este historial que el miedo a los caballos puede ser
una transposición del amor por la madre, también es una sustitución del
miedo al padre.
- Por otro lado la hostilidad hacia el caballo es directamente proporcional
a la agresividad que Juanito tiene hacia su padre, más que la hostilidad
que el padre tiene hacia el niño. Freud señala que a veces un padre
brutal puede tener efectos perturbadores en la vida psíquica del niño,
pero es mucho mas interesante pensar cuanto de la hostilidad del niño
hacia su padre en realidad esta tramitada en ese temor al padre y
cuanto de la función de ese padre es proporcional, en su ineficacia, a la
hostilidad del niño. En Juanito la amenaza de castración fue formulada
por su madre y la misma no incluyo al padre sino al Dr. A. es este doctor
el que aparece como posible castrador y no el padre. A demás la madre
del niño se muestra como falica. Como el padre no impone la ley, el niño
crea la fobia para que se produzca el corte, cortar el deseo de Juanito
hacia su madre.
- La angustia es una señal de un peligro que en las fobias es el peligro a
la castración. Miedo a la castración que aparece deformado en la
conciencia por obra de la represión. Lo pulsional no es peligroso en si
mismo, es peligroso cuando lleva a la castración, al peligro de
castración. La fobia es un sustituto de un peligro exterior (la castración)
por otro peligro exterior (miedo al caballo).
- La angustia en las fobias tiene dos ventajas, una es que la moción hostil
se traslada al objeto fobigeno evitando el conflicto de ambivalencia, o
sea el amor/odio hacia el padre. Y otra ventaja es que es facultativa ya

79
que solo se presenta ante el objeto fobigeno, o sea ante los caballos,
limitando así el desarrollo de la angustia.

RESUMEN CAPITULO Nº 10 “NEUROSIS OBSESIVA”.

La neurosis obsesiva se comporta como un asunto privado y no se manifiesta


en el cuerpo. Aparecen sus ideas y síntomas “en el ámbito del alma”.
Sintomatología principal: pensamientos e impulsos extraños, los pacientes se
sienten movidos a realizar acciones que no pueden evitar. Hay una esforzada
actividad del pensamiento en contra de la voluntad del sujeto y la especulación
se constituye en una tarea vital. La duda y la falta de resolución son sus
características predominantes.
- Las ideas e impulsos que dominan al enfermo se viven como extraños,
ellos se horrorizan de su propia producción y esto hace que se protejan

80
mediante prohibiciones y renuncias, o sea, con acciones obsesivas.
Estas, por lo general, son ceremoniales de la vida cotidiana referidas a
los distintos rituales que todos tenemos, por ejemplo al acostarnos, al
salir, al lavarnos, etc.
- El paciente obsesivo no puede hacer otra cosa que lo que se siente
obligado a hacer, y en estos casos lo único que logra es desplazar la
obligación de una idea tonta a otra idea tonta.
- Los pensamientos que producen horror son, por ejemplo, ideas
obscenas, injuriosas y hasta incluso criminales. También pueden
espantarse por la idea de haber realizado actos sin darse cuenta.
- La obsesión puede desplazarse pero no puede ser suprimida. La
capacidad de desplazamiento de los síntomas, desde su forma primitiva
a otra mas alejada, es uno de los principales caracteres. Junto con la
obsesión aparece la duda sobre las cosas mas ciertas y seguras
provocando una creciente indecisión.
- Los enfermos, por lo general, son de carácter enérgico, testarudos, con
dotes intelectuales superiores, alabados en el plano moral y ético por
una extrema corrección. Esto muestra la dificultad para distinguir los
rasgos de carácter de los síntomas patológicos.
- Para el psicoanálisis, los síntomas y acciones obsesivas son ricos en
sentido. Pueden ser una figuración o repetición deformada de escenas
que han sido significativas para el sujeto. El acto obsesivo figura un
deseo realizado en una acción presente.
Tiempos de la neurosis obsesiva.
Freud postula que la neurosis obsesiva es la consecuencia de un placer pre-
sexual activo que más tarde se transforma en autorreproche. Las ideas
obsesivas son autorreproches.
La vivencia primaria reprimida que fue acompañada con placer, al ser
recordada, convoca displacer y se transforma en autorreproche. El recuerdo
activado y el reproche forman en la conciencia un síntoma antitético o reactivo
con cualquier matiz de escrupulosidad: ideas de reparación, ideales de
moralidad o sentimientos de culpabilidad.

Los tiempos de la neurosis obsesiva son:

81
- 1º tiempo Inmoralidad infantil: escena primaria con placer, donde
no hay reproches porque no tiene el niño todavía formadas las concepciones
éticas.
- 2º tiempo Síntoma primario de defensa: primeros diques psíquicos
como el asco y la vergüenza por ese acto realizado con placer.
- 3º tiempo Periodo de salud aparente: donde hay ausencia de
reproches, fase de defensa eficaz.
- 4º tiempo Fracaso de la defensa y síntoma de retorno de lo
reprimido: Aparecen síntomas transaccionales como retorno de lo reprimido.
Aparecen las representaciones obsesivas, ideas obsesivas que son reproches
transformados por la represión de un acto de la niñez ejecutado con placer.

En la neurosis obsesiva pueden aparecer otros síntomas, llamados síntomas


de defensa secundarios, estos síntomas aparecen para defenderse de los
síntomas del retorno de lo reprimido, o sea de los síntomas transaccionales,
estos síntomas secundarios alivian la angustia que se produce debido a la
ineficacia de la defensa o represión. Estos síntomas son ceremoniales
protectores, medidas preventivas, dudas, etc.
Pero la obsesión se sigue desplazando por ineficacia de la defensa y cuando el
retorno de lo reprimido se traslada a las medidas preventivas se producen los
actos obsesivos. Actos e impulsos obsesivos que irrumpen por ineficacia de la
represión y para defenderse y así evitar la angustia.

La desdicha típica del obsesivo es su ansia de liberación del padre que no


logra consumarse. El obsesivo se niega a crecer, a terminar sus estudios, a
curarse, y todo por el riesgo de igualarse con su ideal y destruirlo. A causa de
la regresión queda sometido al imperativo paterno que trata de eliminar, duda
que asedia su pensamiento.
Estas personas se comportan bajo el imperio del sentimiento de culpa
inconsciente, del cual no tienen noticia.
La culpa es un sentimiento propio, con raíz en la vida pulsional, en procesos
anímicos tempranos que por su actualización y por el influjo de la pulsión
reprimida, pueden generar expectativas de desgracias y temor a un castigo.

82
En la neurosis obsesiva hay un divorcio entre representación y afecto, pero
este afecto permanece en el ámbito mental y se adhiere a otras
representaciones a través de un falso enlace. Como la idea primaria debe
reemplazarse, ésta es sustituida por otra idea que parece ser el motivo de la
obsesión.

Por un lado esta la transformación de la representación, del reproche que son


los síntomas de compromiso y por otro los síntomas de la defensa secundaria,
que mantienen la lucha con lo reprimido.

Carácter y erotismo anal.


(Etiología de la neurosis obsesiva desde lo libidinal (pulsional)).
En este texto (1908) Freud plantea el erotismo anal como uno de los
componentes de la pulsión y que la educación cultural actual instaura el aseo,
el orden y la escrupulosidad como formaciones reactivas, ya que el interés por
la defecación esta destinado a extinguirse y es conducido a nuevas metas.
La sublimación de estos componentes puede aparecer bajo la forma de
cualidades del carácter como el orden, la ahorratividad y la tenacidad.
Los rasgos de carácter pueden ser continuaciones de lo pulsional,
sublimaciones o formaciones reactivas. Pero después del análisis del Hombre
de las Ratas, Freud vislumbra el particular nexo entre el erotismo anal y la
neurosis obsesiva.
En la neurosis obsesiva, las pulsiones erótico-anales y sádicas asumen la
subrogación de las pulsiones genitales. El origen de esta predisposición esta
en las funciones psíquicas que entren en juego: función sexual y funciones
yoicas.
Freud sostiene un apresuramiento en el desarrollo del YO respecto del
desarrollo libidinal. Hay una fijación a la satisfacción pulsional dominada por la
analidad y el sadismo y un apresuramiento del desarrollo del YO, que obliga a
la elección de objeto desde las pulsiones yoicas. El apresuramiento del
desarrollo yoico respecto del desarrollo libidinal da por resultado el desarrollo
de una “Hiper-moral”. Los sujetos se vuelven excesivamente morales y buenos

83
por que tienen que defender el amor del sadismo, del odio: la hiper-moral es
efecto de un odio intenso.
En la neurosis obsesiva existe una regresión a la fase pregenital anal-sádica,
fase precursora de la genital infantil. Esta regresión hace que las pulsiones
parciales anales y sádicas subroguen a las genitales, que por algún motivo,
han experimentado una desvalorización. La regresión determina el curso del
proceso.
En la fase pregenital anal-sádica se privilegia la oposición entre las
aspiraciones de meta activa que provienen del sadismo y las de meta pasiva
que corresponden al erotismo anal.

Tótem y tabú.
(Neurosis obsesiva – presentificación del Complejo de Edipo – Complejo paterno).
En este texto Freud plantea que el pasaje de la horda primordial paterna al
sistema totemista marca el nacimiento de la cultura, de la ley que funda la
prohibición en la culpabilidad de los hijos después de la muerte del padre con
poder ilimitado. Las dos prohibiciones tabú aparecen en las leyes
fundamentales del totemismo: respetar y no matar al tótem y evitar las
relaciones sexuales con individuos del sexo opuesto que pertenezcan al mismo
tótem (el parricidio y el incesto).
El estudio de los tabúes desde el psicoanálisis emparentó la producción de
dichos tabúes con las características de los enfermos obsesivos,
caracterizando el estado de los obsesivos con el nombre de “enfermedad del
tabú”.
Analogías entre neurosis obsesiva y las prohibiciones tabúes:
- Ambos carecen de toda motivación y hay un enigma sobre sus orígenes,
surgen repentinamente y el individuo se ve obligado a observarlas bajo
la coerción de una angustia irrefrenable.
- Los individuos poseen la convicción interior de que violar la prohibición
traería consigo una terrible desgracia, pero son incapaces de precisar su
naturaleza. Quedando prohibido no solo el contacto físico, sino todos los
actos que implican ponerse en contacto mental o abstracto con aquella
cosa considerada impura.

84
- Su facultad de desplazamiento. A cada nuevo avance de libido reprimida
responde la prohibición con una nueva exigencia. Las prohibiciones
obsesivas se empiezan a extender de un objeto a otro tornándolos
imposibles.
- Causan actos ceremoniales y prescripciones que emanan de las
prohibiciones mismas: los objetos se tornan impensables, intocables,
imposibles de mirar. “El deseo obsesivo como desde imposible”.

En la neurosis obsesiva el carácter principal de la constelación psíquica es la


ambivalencia y esto tiene vigencia por que estos sujetos están dominados por
la omnipotencia del pensamiento, considerada por Freud como “la técnica del
pensamiento animista”, cuyo principio es la magia.
El animismo es un sistema intelectual, subsiste en la vida actual bajo la forma
de supersticiones.
La fase animista corresponde al narcisismo y los efectos psíquicos son la
sobrecarga libidinosa del pensamiento: no se diferencia “el pensar” del “actuar”.
La neurosis obsesiva constituye una recaída de la vida mental en ese estadio
del desarrollo en el que desear es equivalente a actuar.
Freud muestra que en la vida mental de los pueblos primitivos también se
encuentra ese carácter mágico y omnipotente.
El obsesivo siempre que piensa algo del orden de su deseo, surge el temor a
que algo terrible suceda.
Ej.: Paúl y su temor obsesivo actual. “si deseo ver una mujer desnuda, mi
padre morirá”. Temor que Paúl tenia aunque su padre había muerto ya
hace 9 años, a su padre le podía pasar algo terrible en el más allá (temor
obsesivo).
Esto muestra como por un lado esta el deseo (ver mujeres desnudas) y por
otro el castigo (que a su padre muerto le suceda algo en el mas allá).
Esto para Freud pone de relieve como el sentimiento de culpa atormenta al
sujeto, pero es inconsciente. O sea el sujeto siente la culpa pero no sabe a que
lo remite la culpa. “Las ideas obsesivas son siempre autorreproches”,
reproches que vienen, por obra de la represión, a partir de actos cometidos con
placer, reproches referidos a los deseos edipicos: incesto y parricidio.

85
A partir de la pubertad, los impulsos libidinosos e intolerables pueden
emprender caminos marcados por la represión y surgirán en forma de
intensiones agresivas y destructoras indeterminadas o desplazadas que
producirán reacciones en el YO. Los excesivos escrúpulos morales son sus
subrogados.
Un amor intenso y exagerado es la forma en que se trata de eludir el odio
inconsciente. Las ideas hostiles se pueden hacer concientes como castigos.
En el Complejo de Edipo y en el Complejo de Castración el padre desempeña
un papel muy importante, desempeña el papel del adversario temido, frente a
los intereses sexuales del niño, que lo amenaza con un castigo.
Ej.: Cuando Freud le marca a Paúl, en el análisis, los tres momentos en
los que aparece el deseo de muerte hacia su padre, se encuentra con que
Paúl responde negando dichas ideas ya que para él siempre fue un temor
el perder a su padre. Freud le explica que el amor excesivo y desmedido
hacia su padre y que es conciente es lo contrario al deseo inconsciente
que seria desearle la muerte. El amor tan intenso es la condición de que
el odio se mantenga reprimido.
Se imponen los sentimientos cariñosos, surge el remordimiento y nace la
conciencia de culpa: obediencia retrospectiva al padre, que garantiza la
perdurabilidad de las prohibiciones. La conciencia de culpa es la repulsa a la
percepción de determinados deseos y su condena, su carácter inconsciente
determina lo angustioso de la conciencia moral.

Inhibición, síntoma y angustia (1925).


Las neurosis obsesivas son de dos géneros, prohibiciones por un lado y
medidas punitivas y de penitencia por otro (síntomas negativos).
En este tipo de neurosis el síntoma alcanza su triunfo cuando consigue
amalgamar la prohibición con la satisfacción, o sea el mandamiento defensivo
adquiere también la significación de una satisfacción.
En este texto, Freud estudia la formación de síntoma desde la segunda tópica,
y en la neurosis obsesiva la formación del síntoma testimonia la tendencia del
YO a la síntesis y su lucha constante con lo reprimido.

86
Papel del YO el YO es escena de la formación del síntoma, el
YO no permanece indiferente como si en la histeria.
Papel del Súper YO se comporta como si le fuera conocido el
verdadero sentido de los impulsos, ya que los síntomas significan al mismo
tiempo, satisfacciones de impulsos masoquistas, procuran cada vez mayor
amplitud a la satisfacción sustitutiva a costa del renunciamiento.

El conflicto entre el ELLO y el Súper YO puede extenderse a todas las


operaciones del YO paralizándolo.
También se observan síntomas de dos tiempos: al acto que ejecuta cierto
mandato le sigue otro que debe suprimirlo. Lucha entre el amor y el odio hacia
la misma persona. Se pone en juego la ambivalencia.
Ej.: Paúl al ver una piedra en el camino, por el cual iba a pasar el carruaje
de su amada Gisela, la saca por la sola posibilidad de que por esa piedra
el carruaje vuelque. Pero enseguida la vuelve a colocar en su lugar
porque cree que lo que piensa es un disparate que no podría suceder.
En este ejemplo se ven claros los dos tiempos del síntoma, sacar la piedra y
volverla a colocar.

En la neurosis obsesiva la organización falica regresa a la organización sádico-


anal. La regresión es el primer triunfo del YO en la lucha defensiva y produce
una disociación de los instintos de vida y de muerte. El Súper YO, que se
muestra especialmente sádico, no se sustrae a dicha regresión ni a la
disociación de los instintos, apareciendo los primeros caracteres de una
afección grave: la tendencia a la repetición y a la subordinación de las acciones
obsesivas de actos que habrían de desarrollarse automáticamente como
acostarse, lavarse, vestirse, etc.
La pubertad es un estadio decisivo en esta neurosis. Los impulsos libidinosos
emprenden los caminos trazados por la represión y surgen en formas de
intenciones agresivas y destructoras. El YO intenta defenderse de los impulsos
agresivos sin darse cuenta de que en realidad se esta defendiendo de sus
deseos eróticos. Este disfraz de los deseos eróticos y las reacciones del YO
hacen que la lucha contra lo sexual aparezca como una lucha en el nombre de
la ética. El verdadero sentido del impulso es ignorado por el YO. La agresión no

87
se le muestra al YO como un impulso sino como una idea ya que la represión
ha suprimido el carácter afectivo, pero el afecto aparece en otro lugar, en el
Súper YO que se comporta como si le fuese conocido y trata al YO según este
saber. La constitución del Súper YO esta ligada al procesamiento de la pulsión
de muerte, el Súper YO domina la pulsión de muerte a través de un destino
pulsional: “la vuelta contra si mismo”, tiempo de constitución subjetiva que
remite al masoquismo originario. La vida psíquica revela un modo de goce que
nada tiene que ver con el placer. La tendencia de la formación del síntoma es
procurar cada vez mayor satisfacción sustitutiva a costa de la renuncia, por lo
que se aproxima más al fracaso de la defensa, cada vez se renuncia más y a la
vez se pide más renuncia hasta llegar a la paralización de la voluntad y al
dominio del pensamiento por la duda.
Durante la lucha se observan dos actividades dedicadas a la formación de
síntomas:
- El aislamiento. Se refiere a la esfera motora. Consiste en que luego de
un suceso desagradable o importante, desde el punto de vista de la
neurosis, se interpola una pausa. El suceso no es olvidado, sino que es
despojado de su afecto suprimiéndose las relaciones asociativas.
- La anulación. Magia negativa que tiende a suprimir por medio del
simbolismo motor el suceso mismo. Evitación de que algo suceda o se
repita. Suprimir o evitar lo acontecido.
El obsesivo multiplica así las barreras contra la percepción de un deseo
inaceptable.

Caso del Hombre de las Ratas.

Paciente: Paúl.
29 años, inteligente, vivaz, perspicaz, etc.
Su amor “Gisela”.
4 hermanas y 1 hermano. Cuando tenia 4 años murió una de sus
hermanas que era 5 años más grande que él.
Formación: abogado.
Su padre murió cuando él tenía 20 años.
Su tratamiento con Freud duro 1 año y fue exitoso.

88
Sufría de representaciones obsesivas desde la infancia y esto
se agudizo los últimos 4 años (a los 25 años).
El contenido principal de su padecer era que le suceda algo a su
amada o a su padre ya muerto.
Tiene prohibiciones referidas a cosas indiferentes.
Tiene impulsos obsesivos como el cortarse el cuello con una
navaja.
También hay postergación del acto ya que todos los síntomas le
hicieron perder años en su carrera.

Desencadenantes de la enfermedad en Paúl:


- Suplicio de las ratas.
- Deuda por el pago del reembolso de los anteojos (orden), reactiva
conflicto deuda del padre.
- Propuesta matrimonial presentada por su madre y familia que reactiva el
conflicto, el mismo que había tenido su padre al casarse por plata.
- Duelo patológico por la muerte de su padre.

Postergación obsesiva en Paúl.


La postergación es característica de los obsesivos y relacionada con la duda.
Mientras más se acercaba Paúl al cortejo de Gisela, comenzaba a surgir la
duda de que si realmente él la quería tanto (forma de postergar el acto).
También cuando Paúl tenía que decidir sobre la propuesta de su madre de
casarse con la hija de un primo rico, posterga sus estudios y así el graduarse,
por lo tanto también así el tener que decidir si se casa, como su padre, con la
niña rica o con su amor Gisela que es pobre.

Representaciones obsesivas.
Aparecen sin sentido en la conciencia.
1- Cortarse el cuello con una navaja. Freud traduce el sentimiento suicida
como un autocastigo que aparece en la conciencia por el deseo de
matar a la abuela de Gisela quien le robaba su amor, ya que Gisela
pasaba mucho tiempo cuidando a su abuela. Castigo del Súper YO al YO por
los deseos hostiles hacia la abuela de Gisela.

89
2- La obsesión de estar gordo y sus diferentes estrategias nocivas para
adelgazar. Autocastigo por querer matar al primo de Gisela quien la
estaba cuidando. Freud tomo en cuenta que en alemán DIC, que era el
nombre del primo, significa gordo. La hostilidad contra el primo de Gisela se
vulva contra si mismo como autocastigo en todas aquellas formas de adelgazar.

Temor Obsesivo.
El contenido principal del padecer de Paúl es el temor de que a su amada y a
su padre le pasara algo. Si bien el padre de Paúl ya había muerto hace 9 años,
él manifestó a Freud el miedo a que a su padre le pasara algo en el mas allá.

Paúl le cuenta que mientras él estaba en el ejercito un Coronel (Capitán Cruel)


le cuenta una historia sobre un tormento aplicado en otros tiempos a los
prisioneros (tormento de las ratas), en ese mismo momento en que Paúl
escuchaba el relato se le vino la representación de que ese tormento le debería
suceder al mismo Coronel. A su vez ese mismo día del relato, a Paúl se le
rompen los anteojos, por lo cual los manda a hacer de nuevo. Cuando los
anteojos estaban listos fueron retirados por un teniente, él mismo se los
entrego al Coronel para que se los entregara a Paúl, cuando el Coronel le
entrega los anteojos a Paúl le comenta que el reembolso por los mismo los
había pagado el Teniente A, y que por favor le devolviera el dinero.

Mientras Paúl le cuenta esta historia a Freud, la historia del tormento de las
ratas, le confiesa que mientras lo esta contando le viene a la mente la
representación de que dicho tormento, tortura, le podría pasar a su amada o a
su padre.

Orden: (dada por el Capitán Cruel) devolver el dinero del reembolso al Teniente
A.
Sanción: no devolver el dinero por que sino la tortura le sucederá a su amada o
a su padre.
Juramento: (que se le impone a Paúl) debes devolver el dinero al Teniente A.,
resulta que el pago por el reembolso fue hecho por el Teniente B, cuando Paúl
se entera de esto se da cuenta de que no puede cumplir su juramento ya que

90
no debía devolver el dinero al Teniente A, por lo cual a su padre o a su amada
le podría suceder el tormento.

Complejo Paterno.
Freud plantea el conflicto de la enfermedad de Paúl como una querella entre la
voluntad del padre y su propia inclinación amorosa, su deseo. Hay odio al
padre que proviene de la infancia.

Paúl y su padre se llevaban como mejores amigos aunque disentían en algún


punto. Esto Freud lo conecta con que Paúl tuvo mociones sexuales más fuertes
en su infancia que en su adolescencia. Este punto lo lleva a Freud a la
sexualidad, algo de la sexualidad se interponía entre ambos. Padre como
opositor al erotismo del hijo, esta es una construcción que hace Freud y que
corrobora con una asociación de Paúl, quien la primera vez que experimento
un coito se le ocurrió la siguiente idea: “esto es grandioso, a cambio de esto
uno podría matar a su padre”. Cada vez que aparece algo de lo amoroso, esto
va acompañado de la muerte del padre.
El onanismo en la pubertad es un refrescamiento del onanismo de la primera
infancia. Paúl no desarrollo mucho el onanismo en la pubertad. Paúl relata dos
escenas del onanismo a los 21 años, después de la muerte de su padre. En
una de ellas Paúl escucha sonar un cuerno dentro de la ciudad y esto era algo
que estaba prohibido. Y en la otra escena Paúl lee un libro en el cual un joven
se sobrepone a una maldición por no poder besar una muchacha. En las dos
escenas hay una prohibición y un sobreponerse a dicha prohibición.
Freud apoyado en estos dos indicios formula que seguramente Paúl en su
infancia, había realizado algún acto sexual por el cual su padre lo había
castigado. Y a partir de ese castigo, surgió un odio que quedo fijado para todos
los tiempos como odio al padre perturbador del goce sexual infantil.
Cuanto más se odia al padre, más severo es el Súper YO, el odio se instala en
el Súper YO y castiga al YO, el odio contra el padre se vuelca contra si mismo.
Cada vez que se hace presente el autocastigo, es el castigo del Súper YO al
YO.

91
El Capitán Cruel sustituye al padre y reactiva algo que tiene que ver con este
padre.

El padre de Paúl.
El padre de paúl fue sub-oficial hasta que se caso, maltrataba a sus soldados,
era jugador y había contraído una deuda muy grande en el ejército por jugarse
la plata del batallón. Esta deuda fue pagada por un amigo del padre al cual
nunca se le devolvió el dinero por que no se lo volvió a ver. El padre de Paúl se
caso con su madre por dinero.
Freud interpreta que dichas conductas del padre le permitían a Paúl verlo como
un padre con posibilidad de ser odiado, un padre fallido, sin autoridad.
El obsesivo intenta restituir a este padre tan caído de su función, algo que es
imposible de realizar.
Un amor intenso y exagerado a su padre es la forma en que se trata de eludir
el odio inconsciente. Las ideas hostiles se pueden hacer concientes como
castigos.
En el Complejo de Edipo y en el de Castración el padre desempeña el papel de
adversario temido frente a los intereses sexuales del niño que lo amenaza con
un castigo.

Neurosis infantil.
Contiene todos los elementos que después va a tener el neurótico obsesivo.
Freud afirma que todo lo que Paúl cuenta de sus 6 o 7 años no es el comienzo
de la enfermedad, sino la enfermedad misma.
La neurosis infantil se puede observar en la sexualidad infantil de Paúl.
Neurosis infantil Pulsión erótica.
Temor obsesivo.
Defensas e impulsos.
Pequeña formación delirante.

Paúl recuerda sus 4 o 5 años donde vio a la gobernanta con poca ropa, él le
pidió permiso para deslizarse por debajo de su falda, acto que la gobernanta
permitió a cambio de que el niño no contara nada. Paúl toco los genitales de la
mujer. A partir de este momento en el niño quedo la curiosidad de ver los

92
genitales femeninos (pulsión erótica, pulsión de ver, deseo de ver mujeres
desnudas).
Paúl saciaba su curiosidad de ver con otra gobernanta, esta se entretenía por
las noches sacándose granos de sus nalgas, Paúl, que tenia 6 años, la
espiaba. A su vez el niño padecía erecciones y acudió a su padre para
quejarse.
A los 7 años recuerda una conversación entre la cocinera y las gobernantas
donde una de ellas comentaba “con el pequeño uno lo puede hacer pero con
Paúl que es demasiado torpe no”. Paúl recuerda sentirse menospreciado y
haber llorado mucho.
El deseo de querer ver mujeres desnudas en Paúl creaba un sentimiento de
mal agüero, como si fuera a suceder algo malo si él tan solo lo pensaba, temía
que algo terrible suceda, que su padre muera (temor obsesivo), por lo cual Paúl
tomaba una serie de medidas para impedir que se cumpla el temor (defensa).
Asimismo Paúl creía que sus padres sabían de sus pensamientos por que él
los decía aunque él mismo no se los escuchaba (pequeña formación delirante).

Series complementarias en el Historial del Hombre de las Ratas.


(Ver teórico de series complementarias en capitulo de histeria)
Vivenciar traumático y accidental: el relato del Capitán Cruel sobre el tormento
de las ratas y la deuda por el reembolso de los anteojos. También la
proposición de la madre de que se case con una chica rica y el duelo
patológico por la muerte de su padre.

Vivenciar prehistórico: toda la historia del padre, su deuda, su casamiento con


su madre rica, su participación y comportamiento en el ejercito.

Vivenciar infantil: La neurosis infantil.

Significado e interpretación del tormento de las ratas.


Freud se pregunta porque estos dos dichos, el relato del tormento y la orden de
pagar el reembolso de los anteojos, provocaron tanta reacción en Paúl,

93
reacción patológica. Freud interpreta que estos dos dichos tocaron algo de lo
inconsciente en Paúl.
Freud hace dos interpretaciones, una por el significante y otra por el
significado:

Interpretación por el significante: alude a una identificación repetitiva al padre,


identificación inconsciente con su padre.

Spielratte: significa rata de juego. Alude a la deuda que el padre contrajo


estando en el ejército por jugarse la plata del batallón a los naipes, deuda que
fue pagada por otro al cual nunca se le devolvió el dinero. Esta deuda del padre
perturba la deuda que Paúl contrajo por el reembolso de los anteojos.

Hieratten: significa casamiento. Alude a la novela familiar del padre sobre


casarse con la madre de Paúl que era rica o con su amada pobre. Cuando
muere su padre y su madre le propone que se case con la chica rica se le
enciende a Paúl el conflicto de si sigue el camino de su padre o si se casa con
Gisela, su amada, que era pobre.

Raten: significa cuotas o plazos. Alude al dinero (tantos florines, tantas


ratas) y a la herencia que el padre le dejo a Paúl y que él rechazo.

Ratten: significa ratas. Alude al relato del Capitán sobre la tortura. El


Capitán sustituye al padre quien también maltrataba a sus soldados.

En todas estas palabras se repite la palabra Ratten, este es el significante. En


todas hay una identificación repetitiva de Paúl con el padre, identificación
inconsciente.

Interpretación por el significado: alude al erotismo anal. Entre el relato del


Capitán Cruel y la orden de devolver el dinero del reembolso de los anteojos,
las ratas adquieren una serie de significados simbólicos.

RATA INFECCIONES SÍFILIS

94
PENE GUSANOS

RATAS EROTISMO ANAL

NIÑO

La rata era considerada como portadora de infecciones, por eso pudo ser
empleada como síntoma de la angustia por la infección que en esos momentos
se temía en el ejército, la sífilis. RATA / INFECCION / SÍFILIS.
La sífilis se trasmite por vía sexual, o sea que el portador de esta infección es
el pene, el órgano masculino. RATA / PENE.
Freud recuerda que Paúl le había contado que de chico había tenido parásitos,
los parásitos son gusanitos que se pueden despedir en la materia fecal, o sea
se despiden por el ano.
Para Freud el pene puede ser descripto también como un gusano, sobre todo
por los niños. PENE / GUSANO.
Freud tiene en cuenta que en el relato del Capitán Cruel, las ratas del tormento
entraban por el ano al igual que los gusanos de los parásitos, interpreto que el
significado peneano de las ratas descansa en el erotismo anal, hay sustitución
de ratas por pene. PENE / RATAS / EROTISMO ANAL.
Las ratas son roedores, muerden con los dientes, esto Freud lo asocia con lo
contado por Paúl sobre un relato que su madre le contó, escena infantil donde
Paúl fue severamente castigado por su padre por morder a alguien. Acá Freud
asocia ratas a niño. RATAS / NIÑO.
El relato del Capitán Cruel toca todo el complejo relacionado con el erotismo
anal. Cuando el Capitán Cruel cuenta el relato del tormento de las ratas se
estableció la conexión con la escena infantil en la cual Paúl por morder a
alguien había sido severamente castigado. El Capitán sustituye al padre y el
odio de Paúl hacia el padre fue a depositarse en el Capitán, ya que mientras
escuchaba el muchacho el relato se manifestaba a si mismo que debería ser a
el Capitán al que le debería suceder tal tormento.

Introducción al entendimiento de la cura.

95
(Relacionado con el padre de Paúl y su temor).
El padre de Paúl muere de una enfermedad mientras Paúl dormía la siesta y él
se reprocha el no haber estado presente en el momento de su muerte, este
reproche surge 1 año y medio después de la muerte del padre y se agravó
tanto que llego al punto en el cual Paúl se creía un criminal. Durante el año y
medio a partir de la muerte Paúl no se hacia cargo de que su padre había
muerto, (duelo patológico).

Freud muestra que hay un defasaje entre la representación y el afecto, o sea


entre la muerte del padre y el reproche por sentirse un criminal, hay un falso
enlace, es falsa la conclusión extraída del reproche de ser un criminal. El afecto
esta justificado con un contenido que es del orden del inconsciente, la culpa
remite al deseo, al contenido del deseo inconsciente.
Lo que actúa es el Súper YO, para el Súper YO la acción se equipara al deseo,
o sea es lo mismo matar al padre que desearlo, el Súper YO castiga igual, solo
por desear. Reina la pulsión de muerte que se instala en el Súper YO, éste se
vuelve sádico y castiga al YO.
Freud le marca a Paúl tres momentos en los que aparece el deseo de muerte
hacia su padre:
1- A los 12 años Paúl amaba a una niña que no se fijaba en el, entonces en
Paúl surge la idea de que si a él le ocurriera algo, una desgracia, la niña
le demostraría más cariño, dicha desgracia seria la muerte de su padre.
2- Medio año antes de la muerte de su padre, Paúl estaba enamorado y
quería casarse con Gisela pero no podía por falta de dinero, la idea que
le surge es que si su padre muriera, el podría casarse con el dinero de la
herencia.
3- El día antes de la muerte de su padre, Paúl pensó que podía perder al
ser que más amaba, apareciendo al mismo tiempo la contradicción: NO,
existe Gisela cuya pérdida te resultaría insoportable.
Paúl no acepto ninguna de las tres ideas de Freud en las cuales se ve el deseo
de muerte hacia su padre, ya que para Paúl siempre fue un temor que su padre
le faltara. Freud interpreta que ese amor desmedido por su padre y que es
conciente, es lo contrario al deseo inconsciente que seria desearle la muerte.

96
El amor tan intenso es la condición para que el odio se mantenga reprimido, es
el mismo gran amor de Paúl hacia su padre el que no permite que el odio se
haga conciente.
El origen, la fuente del odio que lo hace tan indestructible, Freud la ubica en la
infancia. El odio al padre proviene de la infancia de Paúl donde, el padre
seguramente ha sido un oponente de sus apetitos sexuales. Odio que quedó
fijado para todos los tiempos.

RESUMEN CAPITULO Nº 11 “PERVERSIONES”.

El psicoanálisis hereda los aportes de la medicina positivista, en sus primeras


caracterizaciones, las “perversiones” se referían a anomalías del instinto
sexual. En 1890 se clasifican afín a la nosología psiquiatrita, despejando así
ciertas cuestiones del orden medico-legal. Las separan de las neurosis. Las
primeras concepciones están muy arraigadas a la “teoría de la degeneración”.
Se caracterizan como perversiones los rasgos de la sexualidad que no
están al servicio de la reproducción, tales como: onanismo, pedofilia,

97
incesto, homosexualidad, zoofilia, fetichismo, necrofilia, travestismo,
transexualismo, voyeurismo, exhibicionismo, sadismo, masoquismo.
Para la psiquiatría francesa son “perversiones sexuales”, para la inglesa
“aberration” y para los alemanes de dos maneras, una es como “anomalías de
la pulsión sexual” y la otra como “extravíos de la sexualidad”, esta es la que
usara Freud. Todo esto pone de manifiesto el carácter extraviado, aberrante de
ciertas manifestaciones vinculadas a la sexualidad humana.

En general se caracterizan a las perversiones, como “aquellos actos que


sustituyen con predilección o de forma exclusiva al acto sexual”. Se
refieren tanto a las condiciones normales del orgasmo como a las conductas
relacionadas con el.

Mayormente las clasificaciones se agrupan según:


1- Lo que sustituye a la elección de objeto respecto a lo que se aspira
como elección de objeto normal.
2- Lo que sustituye en cuanto al fin, al acto, a la meta sexual, también en
comparación a lo que se define como normalidad.

Respecto a la sustitución de la elección de objeto (1) se clasifican en:


- autoerotismo, onanismo, pedofilia, gerontofilia, incesto, homosexualidad,
zoofilia, fetichismo.
En cuanto a la sustitución del acto (2) se clasifican en:
- erotización del dolor sadismo flagelaciones y azotes.
Masoquismo sumisión.
- el goce de la mirada o de la exhibición voyeurismo, exhibicionismo.
- erotización de las funciones excretoras coprofilia
- erotización de las funciones urinarias ondinismo

Entre 1897 y 1905, época de la “teoría de la seducción “, Freud sitúa al


perverso del lado de la “causa” de la neurosis, ya que lo identifica como el
padre de la histérica o su sustituto. En esta época Freud estaba preocupado
por la causa y no por la subjetividad. El padre que traumatiza la histeria, que
causa la neurosis, es el perverso. Esto se encuentra en la carta nº 70.

98
A pesar de que la “teoría de la seducción” y la “teoría del trauma”, quedan
reformuladas después en la “teoría de la fantasía”, nunca abandona la idea de
que pueden existir escenas reales. Entonces, en esta época la cuestión de la
perversión nombra el goce de un adulto, el cual irrumpe en la etiología de la
neurosis.
En 1905, en “Tres ensayos…”, Freud plantea una distinción entre la tendencia
parcializante de la pulsión y la tendencia totalizante del amor. Se reconoce en
la sexualidad humana la coexistencia de tendencias parcializantes y
totalizantes.
A partir de 1920 se formula en términos de “pulsión de muerte” y “pulsión de
vida”. La pulsión de vida (Eros) se presenta como unificante, mientras la
pulsión de muerte (Tánatos) es desintegradota.
En “Tres ensayos…” Freud comienza a pensar las perversiones como
conductas que tienen una especie de goce errático. La disposición perversa
es la disposición originaria y universal de la pulsión sexual de los seres
humanos. Esta disposición perversa, que se transforma en un poder
inconsciente, participa de la formación de síntomas de las psiconeurosis ya que
las pulsiones parciales desempeñan un papel sobresaliente, “las neurosis son
el negativo de las perversiones”. Esto hace de la perversión la
manifestación no reprimida de la sexualidad infantil.
Pulsión parcial: son aquellos elementos a los cuales se llega en el análisis de la
sexualidad, poniendo de manifiesto que su objeto no esta predeterminado
biológicamente, sus modalidades de satisfacción son variables y están ligadas
al funcionamiento de determinadas zonas del cuerpo, las “zonas erógenas”. En
su inicio, la sexualidad está fragmentada en pulsiones parciales y en una serie
de objetos parciales: objetos de la pulsión. Después ellas se integran y de
diferentes modos contribuyen a la elección del objeto sexual definitivo. El
acceso a la elección de objeto esta condicionado por las vicisitudes de los
objetos parciales que imponen determinadas condiciones a la vida amorosa.
No hay, entonces, un objeto originario predeterminado por la especie, ni
tampoco hay maduración instintual que garantice la satisfacción. Solamente al
final de una evolución tan compleja como azarosa, se organiza la sexualidad
bajo la primacía genital. El establecimiento de la organización genital instaura
“la normalidad” en la medida en que unifica la sexualidad y subordina las

99
actividades sexuales parciales al acto genital. Esto supone la superación del
Complejo de Edipo, la asunción de la Castración y de la prohibición del incesto.
Las excitaciones que devienen patógenas provienen de las pulsiones parciales.
A través de estas ideas Freud enuncia, que hay un malestar en el goce sexual
humano en su constitución, o sea que es constitutivo. Esto desde el “trauma”
hasta la “pulsión de muerte” será nombrado y conceptualizado de diferentes
maneras.
En los Ensayos, se dedica a las desviaciones respecto del objeto sexual
(persona de la cual parte la atracción) y a las desviaciones respecto al fin
sexual. Muestra que el llamado “acto sexual normal”, integra elementos cuyo
desarrollo exclusivo podría conducir a las perversiones.
La perversión adulta aparece como la persistencia o reaparición de un
componente parcial de la sexualidad. Existe perversión cuando el orgasmo
se obtiene con otros objetos sexuales, o cuando se obtiene por medio de
otras zonas corporales, o bien cuando se subordina a ciertas condiciones
que incluso pueden proporcionar por su propia cuenta el placer sexual.

Respecto a las variaciones del objeto, puede haber invertidos absolutos o


invertidos ocasionales, tanto en la sexualidad femenina como en la masculina,
cuyo objeto sexual es la persona del mismo sexo. Y esto puede datar de una
primera época de la infancia o aparecer en momentos anteriores o posteriores
a la pubertad. En el caso de los absolutos, este tipo de elección de objeto se
conserva toda la vida.
Para dar cuenta de este tipo de elección de objeto, Freud se apoya en la
disposición bisexual originaria. La disposición originaria es bisexual y la misma
se orienta en el curso del desarrollo hacia la monosexualidad. La elección de
impúberes y animales como objeto sexual también es perversa: estas
elecciones constituyen el modo exclusivo y sustituyen la satisfacción sexual
normal. Por otro lado, aquellas desviaciones como el coito “per anum”, “la
masturbación”, en la actividad sexual normal quedan como parte del “placer
sexual preliminar”.
También observa que en algunos casos se sustituye un objeto sexual por un
objeto inanimado, como ocurre en el fetichismo. En el “sadismo” queda como
modo de satisfacción exclusiva el componente agresivo que se independiza del

100
instinto sexual y que consiste en causar dolor al objeto sexual, mientras que su
par, “el masoquismo”, consiste en ser maltratado por el objeto sexual.

Entre 1905 y 1920 a raíz del análisis de “Un recuerdo infantil de Leonardo Da
Vinci” (1910), perfila la idea de que las condiciones de amor y la elección de
objeto dependen de la posición del sujeto con relación al narcisismo y al Edipo.
Este caso le ofrece el modelo de la homosexualidad masculina que elige al
partenaire a imagen del propio YO libidinizado, poniendo de manifiesto que se
observa una elección narcisista de objeto.
En todos los homosexuales masculinos sometidos al análisis, se descubre un
fortísimo enlace infantil a un objeto femenino que generalmente es la madre,
favorecido por la excesiva ternura que esta desarrolla para con el niño y se
apoya también en el aislamiento del padre en esta relación. Se reprime el
amor a la madre sustituyéndose a ella, identificándose con ella y tomando
como modelo a su propia persona, a cuya semejanza elige los objetos
eróticos. Entonces, produce una teoría psicógena del devenir homosexual, o
sea no es un dato dado por la naturaleza. Una persona puede transformarse,
en el curso de su constitución, en homosexual siguiendo el camino de la
identificación a la madre y encontrando su objeto erótico por la vía del
narcisismo: amará a su partenaire como la madre lo amó a él en los
primeros años y, de ese modo, retornará un fin sexual que se satisface en
sí mismo, porque el otro es él. Se trata siempre de la madre falica.

Diez años más tarde, Freud escribe “La génesis de un caso de


homosexualidad femenina” (el caso de la joven homosexual, por Lacan).
Esta jovencita también se transforma en homosexual a partir de los deseos
amorosos emanados del Complejo de Edipo que, en los años de la pubertad,
fueron defraudados. Eso obliga a refugiarse en la homosexualidad.
Este caso de caracteriza porque pone de manifiesto que hubo un proceso que
condujo la corriente heterosexual incipiente a la homosexualidad manifiesta.
Esta joven integraba en sus años infantiles un “Complejo de masculinidad”
acentuado, una intensa “fijación a la madre” que la desatiende, la abandona,
“celos” hacia su hermano y una intensa “envidia al pene”. Estos son los
elementos predisponentes para la futura evolución.

101
En 1919, “Pegan a un niño”, pone de manifiesto que la fantasía “pegan a un
niño” articula las fantasías perversas y las fantasías inconscientes en la
neurosis. Ya no se trata de una conducta sino de una posición que se
construye en el seno de la estructura del Edipo. Las fantasías perversas no son
aún perversión, son “signos primarios de perversión” y, de este modo, quedan
relacionadas con los objetos de amor incestuosos del niño en el Complejo de
Edipo. Se trata de la fijación de la pulsión al amor al padre que se articula,
por el transito del Edipo, con la conciencia de culpabilidad. La fantasía de
flagelación, “ser pegado”, expresa regresivamente la satisfacción genital en el
sentido sádico anal, es considerada como un signo primario de perversión y
como residuo del Complejo de Edipo. Tal perversión infantil, según Freud, no
necesariamente se ve obligada a persistir puede sucumbir a la represión,
puede ser sustituida por formaciones reactivas, o bien transformada por
sublimación. Cuando ninguno de estos procesos se desarrolla, la perversión
persiste en la vida adulta.
La hipótesis de este trabajo es que la perversión queda articulada, vinculada al
amor objetivado incestuoso del niño en su Complejo de Edipo y surge, por
primera vez, basada en el Complejo de Edipo. Una fantasía originaria de
carácter sádico, que aparece formulada de un modo indeterminado como “el
padre pega a un niño”, cumple con la satisfacción de los celos y se convierte en
masoquista por el predominio de la conciencia de culpa que colabora con la
regresión del amor al padre.
Resumen de “pegan a un niño”: el origen de la formulación es indeterminado
“el padre pega a un niño”. En esta fase, el sujeto productor de la fantasía
esta ausente y tiene un carácter sádico, esa formulación satisface los celos. El
significado que toma es que si el padre pega a un niño. Entonces el niño es
odiado por el padre, lo cual significa que el sujeto que produce la fantasía es
amado: es un modo de expresar el odio al niño rival y la exclusividad del amor.
Esta formulación puede completarse “el padre pega al niño odiado por mi”.
Esta frase es transformada en el curso de la estructuración edifica en “soy
golpeado por mi padre”, esta versión masoquista solo puede esclarecerse en
el análisis.

102
Por lo general, la formula que esta en la conciencia es la indeterminada. Tiene
una significación genital ya que hay represión y regresión del deseo incestuoso
para con el padre y predomina la conciencia de culpa que colabora con la
represión al amor al padre.

Nota: la elección de objeto y las condiciones de amor por las cuales un individuo ama a un
objeto están determinadas por rasgos simbólicos organizados por el Complejo de Edipo y el
Complejo de Castración, y de este modo sitúan la sexualidad del sujeto.
En el amor, al cual Freud considera un vínculo total, siempre funciona algo del orden de lo
parcial, tiene rasgos perversos, lo que no quiere decir que sean perversión. Estos rasgos
provienen de la tramitación de las pulsiones parciales y son los que crean las condiciones del
amor, pero están integrados al amor.

La teorización freudiana pasa de referirse a las conductas perversas a poner el


acento en la estructuración psíquica de la subjetividad que se procesa en el
seno de las relaciones “Complejo de Edipo – Complejo de Castración”, la vida
sexual humana de todos integra rasgos de perversión que tienen que ver
justamente con los destinos y vicisitudes de la pulsión.

En 1922 en “Algunos mecanismos neuróticos de los celos, la paranoia y la


homosexualidad”, retoma la etiología psíquica de la homosexualidad y afirma
que la misma esta integrada por:
1- La fijación a la madre falica que determina las posteriores elecciones de
objeto.
2- La identificación a esta madre falica.
3- La inclinación a la elección narcisista de objeto con una alta valoración
del órgano viril (persistencia en la conservación de la condición falica del
objeto).
4- Cierto horror y desprecio a la mujer que carece de pene.
5- Elude la competencia con el padre o con las personas que lo
representan.
Estos elementos pueden determinar el curso ulterior de la homosexualidad.
También integra, en este texto, un nuevo elemento “los celos”.

103
En 1924, en “El problema económico del masoquismo”, el estudio del
masoquismo nos muestra que en la vida humana se ofrece según tres formas:
1- El masoquismo erógeno.
2- El masoquismo femenino.
3- El masoquismo moral.

La perversión sexual masoquista tiene como condición base la existencia del


masoquismo erógeno, también el masoquismo moral que supone la ligazón del
placer sexual al dolor. El masoquismo femenino domina una posición subjetiva,
una posibilidad en todo ser humano, y se articula con la bisexualidad.
Un concepto básico es el de “masoquismo originario”, primario, que se
constituye para hacer inofensiva la Pulsión de Muerte, produciendo una primera
amalgama entre Eros y Tánatos. De esta articulación derivan después el
estudio del sentimiento de culpa inconsciente, la reacción terapéutica negativa
y la nesecidad de castigo, que son problemas en la clínica.
El masoquismo perverso (cuya condición es ser erógeno) es una perversión
sexual en la cual el placer se liga al dolor y a la humillación consiguiente, ya
que se constituye en fin exclusivo. Pero tenemos también una posición
masoquista originaria o primaria en la constitución de la vida psíquica humana.

En 1927 con “Fetichismo”, Freud identifica la coexistencia de las posiciones


subjetivas en cuanto a la creencia de la madre fálica, esto permite entender la
posición perversa propiamente dicha con relación a la castración materna.
A partir de un caso de fetichismo, Freud estudia la problemática perversa en el
seno de las experiencias primordiales del niño, cuando el niño se enfrenta con
la cuestión de la diferencia sexual. Esta percepción resulta traumática y el
sujeto requiere apegarse a un objeto inanimado para que vele la visión
traumática. La posición perversa articula, frente a la castración, el
descubrimiento de la castración por un lado, y su desmentida o renegación (de
dicha realidad) por el otro. Para mantener estas dos posiciones contrarias, es
necesario que se produzca una escisión en el YO. Se produce una
desgarradura en el YO, por la cual coexisten estas dos posiciones. La posición
perversa queda articulada tanto a la desmentida como al reconocimiento de la
castración. A diferencia del neurótico, para quien la falta suscita el deseo, en el

104
perverso el fetiche que tapa la falta, provee la garantía de goce. El fetiche
sustituye el pene faltante de la madre por un pie, un cabello, unos botines y es
una parte sobrestimada de un objeto inanimado desubjetivizado.
En la vida sexual normal aparecen rasgos distintivos del objeto que lo hacen
deseable. En el caso de la perversión, es como si por esta transformación el
sujeto necesitara asegurar el deseo a un objeto y todo lo que hace a la
subjetividad en juego, se opaca. Lo que toma relevancia en la escena es la
condición fetichista del objeto.
Cuando en una constelación infantil hay un predominio materno y no hay una
intervención que permita procesar la diferencia, el riesgo es quedar fijado a la
madre fálica. El apego a la fijación materna, no solamente está determinado
por el apego que un niño puede tener hacia su madre sino por lo que su madre
pueda hacer para que su niño quede apegado.
Hay que pensar la castración en función de las operaciones necesarias para
que cada sujeto produzca cortes con sus objetos sexuales originarios. En
“Pegan a un niño” hay un apego de la pulsión al amor al padre y su
transformación regresiva, la cual no permite la sustitución, tampoco se produce
un corte.

El posicionamiento sexual humano se constituye reprimiendo y desligándose


de los objetos prohibidos. Todo lo que es fijación a los objetos primarios en sus
distintas formas puede o bien evolucionar hacia una perversión o bien constituir
rasgos perversos de una neurosis.
Para Freud la tendencia a la “normalidad” es el desligamiento de los objetos
primarios y la destitución de los padres como autoridad. Eso es autonomía
psíquica. Es decir, hay un tiempo de constitución y luego es necesario un
tiempo de autonomía que es difícil de conseguir.

Texto Fetichismo.
Completar.

105