Está en la página 1de 3

LA COMUNICACIÓN LITERARIA.

La comunicación literaria no tiene una finalidad práctica inmediata.


Por el contrario, posee una naturaleza estética, es decir, pretende
producir las reacciones que en el ánimo suscita lo bello. Sin dejar de
ser cierto lo anterior, no lo es menos que muchos autores escriben
literatura para favorecer una determinada causa, para promover un
cambio en la sociedad, para denunciar una situación

- El texto literario funciona como un acto de comunicación que


posee las siguientes características:

Es resultado de una creación que el autor destina a que perdure


y se conserve exactamente con la misma forma original.

La comunicación que la obra literaria establece con el lector y


oyente es unilateral, porque el mensaje no puede recibir
respuesta inmediata del receptor.

La obra no se dirige a un destinatario concreto, sino a


receptores desconocidos, muchos o pocos, actuales o futuros
(receptor universal).

El lector u oyente no establece relación directa con el autor,


sino sólo con el mensaje, con su obra (comunicación diferida). Y
ello, cuando él lo desea. De esa manera, la iniciativa del
contacto comunicativo corresponde al receptor.

ELEMENTOS DE LA COMUNICACIÓN LITERARIA.

EMISOR: Autor real, autor implícito, narrador.

Autor anónimo en el caso de literatura popular o textos


antiguos.

Distancia temporal y espacial entre emisor y receptor.


El emisor no conoce a sus receptores.

RECEPTOR: Múltiples.

Lector real, lector implícito, lector de ficción (personaje).

Distancia temporal y espacial entre emisor y receptores.

No todos son destinatarios del mensaje (especialmente


cuando la distancia

temporal entre la producción y la recepción es grande).

CANAL: Generalmente soporte impreso.

También hay literatura oral (popular, anónima).

El canal es un condicionante de la literatura: Distancia


temporal.

Delimita las posibilidades de solventar malentendidos.

CODIGO: Verbal.

Es posible a veces que sea icónico: (ilustraciones)

Si la distancia temporal es elevada puede haber desfases en


el código.

CONTEXTO: Contexto de autor y lector no tiene porque ser


compartido.

Pueden poseer condiciones sociales muy diversas.

El contexto de la obra condiciona el texto literario.

MENSAJE: Es opaco en comunicación literaria.

Las recurrencias definen el ritmo de la función poética.

Se buscan combinaciones semánticas con el fin de impactar.


CARACTERÍSTICAS DE LA COMUNICACIÓN LITERARIA.

Diferida: El autor no está presente cuando el receptor descodifica el


texto literario.

Recuperable: La descodificación se puede repetir en distintos


momentos y contextos; puede ser total (leer todo el texto) o parcial
(leer parte del mismo).

La función poética del lenguaje es el proceso que crea un universo


de ficción que se caracteriza por el hecho de que el mensaje crea
imaginariamente su propia realidad; a través de un proceso
intencional genera un universo de ficción que no se identifica con la
realidad empírica (lo “real”).