P. 1
La Sirena de Sta Ma Maninalco-Mito y Tradición en Azcapotz…

La Sirena de Sta Ma Maninalco-Mito y Tradición en Azcapotz…

|Views: 287|Likes:
(Publicado en Diario de Campo Nº 51, Boletín interno de los investigadores del Área de Antropología, Enero-febrero de 2003, Coordinación Nacional de Antropología del INAH, México, pp. 43-45)

Mito y tradición en Atzcapotzalco: El caso de la Sirena Malintzin -Cihuacoatl de los manantiales chintololos Arqlo. José Antonio González Gómez
Programa de Postgrado en Historia-Etnohistoria Escuela Nacional de Antropología e Historia-INAH Introducción La zona de Atzcapotzalco, situada en el noroeste de la
(Publicado en Diario de Campo Nº 51, Boletín interno de los investigadores del Área de Antropología, Enero-febrero de 2003, Coordinación Nacional de Antropología del INAH, México, pp. 43-45)

Mito y tradición en Atzcapotzalco: El caso de la Sirena Malintzin -Cihuacoatl de los manantiales chintololos Arqlo. José Antonio González Gómez
Programa de Postgrado en Historia-Etnohistoria Escuela Nacional de Antropología e Historia-INAH Introducción La zona de Atzcapotzalco, situada en el noroeste de la

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: José Antonio Gonzalez Gomez on May 14, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/12/2014

pdf

text

original

(Publicado en Diario de Campo Nº 51, Boletín interno de los investigadores del Área de Antropología, Enero-febrero de 2003, Coordinación Nacional

de Antropología del INAH, México, pp. 43-45)

Mito y tradición en Atzcapotzalco: El caso de la Sirena Malintzin -Cihuacoatl de los manantiales chintololos Arqlo. José Antonio González Gómez
Programa de Postgrado en Historia-Etnohistoria Escuela Nacional de Antropología e Historia-INAH Introducción La zona de Atzcapotzalco, situada en el noroeste de la Cuenca de México, ha sido habitada en forma continua desde los tiempos del preclásico medio. Su territorio, originalmente húmedo y ribereño, con abundancia de manantiales, sustentaba una forma de vida rural, basada en actividades económicas que primero fue de carácter lacustre y agrícola y luego agrícola-ganadera. Ecos de esta antigua forma de vida, fueron las leyendas, las consejas y las tradiciones típicas que fueron conservadas de manera preponderantemente oral y que finalmente se recogieron en forma de relatos costumbristas por cronistas y periodistas, cuando la conurbación de la Ciudad de México integró la zona de Atzcapotzalco a la mancha urbana. Algunos de estas tradiciones, pueden ser agrupadas en torno a un tema central: la Sirena Malintzin-Cihuacoatl y su relación con los manantiales existentes en la zona de Atzcapotzalco, como trataremos en el presente ensayo.

Los relatos sobre la Sirena y los manantiales Los relatos acerca de la Sirena de Zancopinca o Malintzín recopilados a mediados del siglo XIX, en 1975 y 1984, registran lo siguiente:

1

atrapaba hombres para matarlos.1) En los terrenos que hoy ocupa la actual Unidad Habitacional Cuitlahuac. “Tlatohuane”. según una antigua descripción del siglo XIX. ahogándolos y. En los alrededores. que algunos llamaban Malintzín . Las paredes del manantial eran de muros de tezontle rojo y negro. apareciéndoseles a los hombres solos. de aproximadamente 20 metros de diámetro y aproximadamente de 4 metros de profundidad. salía del manantial y recorría las calles de los barrios de Azcapotzalco. cuando este comía en casas reales. sino que se decía que esta aparición se presentaba en tiempos prehispánicos y que en cierta ocasión. en Los Reyes Izquitlán (barrio de Atzcapotzalco) dejando en pago cada año. tenía un brocal de piedra que delimitaba una figura que era ovalada. 1986. se encontraban inscripciones coloniales de esas obras. atrayéndolos al manantial para que entraran a buscarla y así ahogarlos. Urdapilleta. Algunos de estos la seguían sin darle alcance. Por último 3) La Malintzín o Sirena de Zancopinca. Por lo regular. en las paredes de tezontle del manantial. atrayendo a los hombres imprudentes y apasionados. (Ramírez. se podía observar restos de construcciones coloniales (cajas de agua y caños de acueducto) que evidenciaban las antiguas obras de abastecimiento de agua para Tlatelolco. Se decía que con ella cantaba al amanecer y al anochecer. Poseía además una hermosa voz. También se mencionaba que el espíritu surgía de cuerpo entero en la noche. 1990: 1-3) 2 . no sólo se había aparecido en tiempos coloniales o durante el siglo XIX. por el hombre que se había llevado. Esta tenía una figura bellísima de mujer. otros proseguían la persecución y desaparecían con ella. Se relataba que allí en ese manantial o alberca de Zancopinca . Solórzano. 1979. (Placa del Barrio de los Reyes. Asimismo. de vestido blanco y largo pelo negro suelto. el espíritu mostraba un terrible rostro de caballo (Solórzano. se decía que algunos que la lograban alcanzar y que habían sobrevivido. una bandeja de frutas y legumbres a la esposa del señor. 1989:79) Por otra parte 2) La Malintzín o Sirena de Zancopinca que habitaba en el manantial del mismo nombre. observándose como las escaleras circulares descendían hasta perderse en la oscuridad del fondo. un profundo y gran manantial que se conocía como Zancopinca (“Donde se hacen los adobes”). el manantial estaba lleno hasta casi el borde. 1984: 54). contaban que no sólo tenía un hermoso cuerpo y larguísima cabellera lacia y negra y que siempre se mostraba de espaldas y que al voltear súbitamente. existió hasta 1955. Este manantial o alberca. se robó al Señor de Atzcapotzalco. habitaba un espíritu femenino . Alameda del Sur. El manantial contaba con escaleras de piedra que partían de un extremo y que bajaban al interior.

se organizó una gran procesión con la Virgen del Rosario. eran siete árboles gigantes que tenían el follaje entrelazado y se decía desde la época colonial. la capilla del Señor de Nextengo (barrio de Atzcapotzalco ) fue construida sobre un manantial que se encontraba en el centro de un circulo de antiguos y corpulentos sabinos o ahuehuetes. Con esto se acabó el encanto. a los ahuehuetes. se oye el ruido del agua que pasa por abajo (Ramírez. ya no se sabía de él. 1999) B) Según las tradiciones. Afirmaba que a principios del siglo XX. en los tiempos prehispánicos. Otra tradición contaba las cosas en forma diferente. 1989: 8. Dicen que por eso se edificó la Capilla del Señor de Nextengo. que hacía mucho tiempo. la maldad. Sánchez. Allí. en el centro del espacio de los ahuehuetes. se encuentra un pozo que todavía muestra agua. Con el paso del tiempo. un lugar mágico para la mentalidad prehispánica a semejanza del sitio de los ahuehuetes de San Juan Tlilhuaca. cayó una centella en seco. pero los vecinos cuentan que todavía si se pone el oído contra la tierra. que estaban encantados. Esta procesión salió de la parroquia. 1953: 77-79 ) 3 . Vázquez. Todavía se puede observar uno de estos ahuehuetes en el atrio de la capilla. había un manantial que brotaba y hacia estanque entre las raíces de los ahuehuetes. ya que el manantial era refugio del mal . perforo el tronco del árbol y brotó un manantial cristalino. sobre uno de los tres añosos árboles del atrio (Solórzano. se tapó el manantial prehispánico con piedras y tierra y se edifico encima una pequeña capilla de madera para la Virgen del Rosario. 1974. existían tres de estos ahuehuetes en San Salvador Nextengo. donando los árboles a los naturales de Tlilhuacan por la relación que había entre las familias de Texcoco y las de Tlilhuacan. Este árbol esta hendido en su parte inferior y en el fondo de este. la capilla de madera se deterioró y la Virgen fue trasladada en procesión a la parroquia de Azcapotzalco. A principios del siglo XX. por 1906. pero que nadie la bebía ya que el que la bebía o tomaba. quedaba encantado y desaparecía. cuando los frailes dominicos se establecieron en Azcapotzalco y se edifico la parroquia en el antiguo mercado de esclavos. La gente de edad contaba por 1950. al tratar de reparar y retocar los desperfectos que mostraba la imagen del Señor de Nextengo. Tiempo después. ya que antes. las tradiciones nos mencionan que: A) La gente de San Juan Tlilhuacan (pueblo de Atzcapotzalco) cuenta que los ahuehuetes de su pueblo fueron plantados por orden de Netzahualcoyotl. 1979. 123-127. cayo un rayo en día claro y seco. En cuanto a los manantiales. que se quedo allí como protección. del centro de Azcapotzalco y se dirigió a san Juan Tlilhuacan. alrededor de un ojo de agua que había en el centro de la población.. Los ahuehuetes así plantados. Tavares. en presencia de la Virgen .

que habitaba un manantial u ojo de agua. esto es un habitante de ojo de agua o manantial. con una bandeja de frutas y legumbres. 2002: 113). se mencionaba la aparición de una bandeja de frutas y legumbres. hombre si es sirena. se apareció un sireno (con figura de charro) a una joven. que se podía presentar con figura de ser humano. a semejanza del relato sobre el sireno del Ojo de agua del pueblo de Santiago Acahualtepec de Iztapalapa. que lavaba allí.Los sirenos: entes mágicos acuáticos Los relatos anteriores hablan pues de un espíritu femenino. se le clasificaba como sirena. El relato menciona que en el ojo de agua que abastecía al pueblo. intercambiaba o pagaba por su presa. Un ejemplo de esto es el relato que se presenta de ellos en los Anales de Cuautitlán: “Al cumplirse los cuatro años que tuvieron hambre (los toltecas) se aparecieron los tlaloque en Chapultepec. en época de sequía.F (Sánchez. el sireno llevaba a sus suegros abundantes y frescos vegetales. concretamente varones. En el relato asociado a la desaparición de cacique de Atzcapotzalco. hija única. conocido como Malintzín o Sirena de Zancopinca. Con esto se argumentaba de que no se debería tener hijas únicas. Indudablemente estos sirenos (masculinos o femeninos) están asociados al recuerdo del culto prehispánico a los tlaloques. Se casaron y el sireno se la llevó y ambos visitaban regularmente a los padres de la joven. 4 . Esta entidad era peligrosa y atrapaba seres humanos. Este ser. pero al ser descubierta su condición de sireno (al levantarse un aire y exhibir su verdadera condición al abrirse sus ropas inferiores) la pareja jamás regresó. para llevarse una pareja: mujer si es sireno. D. Debajo del agua salió un xilotl mascado. Al menos en un caso. donde hay agua. su aparición estaba implícita de amenazas y sacrificio. los servidores de Tlaloc y en su carácter de tales.

en Pantitlán” la hija de Tozcuecuex. ha mucho que nosotros le perdimos – y dijo ( el tlaloque ): . toma a esto y dáselo a Huemac (tlatoani de los tolteca ). Y en toda la Nueva España. Esta 5 . Dijo el tolteca: .Villano.Ahí esta viéndolo un señor tolteca.. más no tardó. sin nubes. esta claramente relacionada también con las tradiciones de la Sirena de Zancopinca. pues ya se acabara el mexicano.. comió un niño que estaba en la cuna. siéntate mientras yo hablo al señor – y otra vez se metió en el agua. que le dijo: -Villano. Piden los dioses a los mexicanos comen. La Sirena de Zancopinca y la diosa del panteón mexica Cihuacoatl Al revisar en fuentes históricas sobre el tema de apariciones de entes femeninos en Atzcapotzalco así como de manantiales que se consideran que: Entre los años de 1528 a 1531. volvió a salir y trajo una brazada de buenos elotes. en el pueblo de Atzcapotzalco.1973:341). (Sahagún. el Diablo que en figura de mujer andaba y aparecía de día y de noche y se le llamaba Cihuacoatl. sobrenaturales.1998:498) Año de 1542. debajo del agua salió un sacerdote de Tlaloc. relacionándolos como refugios del mal (en el caso de Zancopinca y Tlilhuaca) pues encantaban y desaparecía a los seres humanos que habían tomado de su agua o los asociaba a prodigios (en el caso de Nextengo ) como un rayo en seco. Irán a entregarla en (Anónimo. ira el Tolteca comiendo un tolteca y ya se asentara el Chalchiuhcoliuhyan. que luego cogió el xilot mascado y lo mascó. se vió un cometa y en Ezcaputzalco (Atzcapotzalco) manó una fuente por algunas olas (hora ) ( Tello. hubo grandes prodigios porque este año. entretanto la poquito de ella.Esta bien. encontramos - La aparición de Cihuacoatl en Atzcapotzalco en la época temprana colonial. has conocido aquí . 1975:126-127) También se habla de manantiales (asociándolos siempre con los ahuehuetes o sabinos).Si amo nuestro.. Luego le dijo: .

como los que usaban los antiguos sacerdotes para sacrificar a las victimas ofrendadas a los dioses. las calamidades y los problemas domésticos y familiares. Luego. Según la información del proceso inquisitorial seguido contra los indios principales de Atzcapotzalco en 1538. Cuando las otras mujeres se daban cuenta de aquella cuna y de que estaba en apariencia. como si trajera a su hijo en ella. También se comentaba que cuando aparecía de día. sino también como Tonantzín (“Nuestra madre”). 40) 6 . tinto en sangre seca . cosas adversas como la pobreza.Cihuacoatl o “Mujer Culebra” en náhuatl. 1998: 39. la Cihuacoatl desaparecía. antes de la Conquista española. con mantas y tapada como si hubiera allí una criatura dormida. La aparición se presentaba así en el mercado o tianguis y se mezclaba con las mujeres que asistían a comprar. la humillación. Cihuacoatl otorgaba a la gente. el culto a Cihuacoatl. todos entendían que la diosa Cihuacoatl había estado allí (Sahagún. 1912: 100-107) Se decía que la diosa. destapándola y descubriendo el envoltorio que supuestamente tapaba a la criatura olvidada por su madre. en figura de señora con vestidos blancos y un peinado de trenzas que descansaba en la frente. era una diosa prehispánica que fue adorada no sólo en México-Tenochtitlán sino también en Atzcapotzalco . aunque en forma clandestina (González. Esta diosa tenía su templo en el cerro del Tepeyac (La Villa). Decían que las apariciones hechas en la noche. Lo que encontraban era un enorme cuchillo de pedernal. Esta diosa no solo recibía el nombre de Cihuacoatl. Con este hecho. Se supone que aparecía. dejando en el tianguis la cuna. olvidada. voceaban y bramaban en el aire. Tlaloc y Tezcatlipoca seguía vigente. la tomaban y miraban adentro. la pérdida de posiciones sociales. traía una cuna de niño a cuestas. ya sea de día o de noche.

La Sirena Malintzi está asociada pues también con la llorona – supervivencia colonial sobre las tzitzimime. 2000: 74). Por otra parte. 1990) 7 . ¿como relacionar la presencia de la diosa madre prehispánica con los relatos coloniales y decimonónicos de la Sirena de Zancopinca? Una parte de la respuesta a esta pregunta. juvenil con fuerte voluptuosidad y deseo sexual de la Sirena que con estas características. un complejo divino femenino que tenía el dominio del agua terrestre.2001: 82). según la mitografía oficial azteca (Durán. al ser una diosa asociada a las fuentes y manantiales (Maldonado. citado por Maldonado. 1988. Malinalli es la hermana de Huitzilopochtli. entes femeninos indígenas aéreos (con vestidura blanca. 2000: 71-72). 2000: 69. Estas características son cualidades de Ichpochtli. 2000: 81).Cihuacoatl como una manifestación de la diosa madre Coatlicue. manifestándose esta relación en la supervivencia sincrética colonial de la mujer/pez o sirena (Maldonado. que es uno de los tantos nombres de Xochiquetzal. Pero. Cihuacoatl está relacionada con el ciclo de fiestas de los tlaloque. que sería Mallinali. La otra parte de esta relación posiblemente se presente en la manifestación conocida como Malinalli o Malinalli Xochitl. que pertenece también al complejo divino femenino propuesto por los investigadores Báez-Jorge y Druzo Maldonado. el origen de los dioses astrales. cabello suelto y cuya aparición de noche y en lugares solitarios era un seguro augurio de desgracias) – y está relacionada también con otra deidad femenina de origen prehispánico. la abandonada en la peregrinación mexica y que funda Malinalco y fue deidad de los matlatzincas. la regencia del ciclo vital (maternidad y muerte) de los seres humanos así como el control de la provisión de los mantenimientos (Báez-Jorge. hechiza y encanta a los hombres. la diosa que representa la parte juvenil de la Diosa Madre Tierra (Maldonado. sería el carácter femenino. formaba junto con Ichpochtli y Quilaztli.

1975: 33. 1982: 69-70) ubicado a escasos mil quinientos metros del antiguo manantial de Zancopinca. y que acompañaba a su hermano Hutzilopochtli en su peregrinación con los aztecas. según fuentes históricas. pueblo muy ligado a los tepanecas de Atzcapotzalco. Es más.Esta tendría su presencia en Atzcapotzalco. Zancopinca en la época colonial temprana era un barrio denominado San Cristóbal Xancopinca. sabemos que Malinalli (conocida también como Malinalli Xochitl) tenía un origen divino. Códice Vaticano-Ríos.1990: 4-6 ) Por diversas fuentes etnohistóricas.1975: 33. era el matlatzinca. deseaba asimismo ser adorada por los mexicas como su hermano.72 ) Este paraje de Amallinalpan fue donde los mexicanos se establecieron en tiempos del señor tecpaneca Tezozomoc. Urdapilleta. en un antiguo asentamiento prehispánico localizado bajo el actual barrio de Santa Maria Maninalco (llamado en la época colonial como Santa María Amalinaltzinco) (Pérez-Rocha. 72. Se transformaba en ave o animal que ella quería y hechizaba. que comprendía los parajes de Aztacalco Tullan y cercano a Amallinalpan (Chimalpain. Quilaztli-Malinalli Xochitl. (Todavía hasta el año de 1538. Este ser divino. los caciques de Atzcapotzalco hablaban el matlatzinca. Chimalpain. que según los Anales de Cuautitlán procedía de Mixcoatl. que en el caso de la historia de Durán. Al parecer la hechicera Quilaztli (que también es mencionada en varias fuentes como integrante de la peregrinación mexica) era uno de sus nombres. matando con su mirada. 1950). antes de su asentamiento en Chapultepec y de la fundación de su ciudad de México-Tenochtitlán. (Lámina XCVII. según la información del proceso inquisitorial seguido contra los indios principales de Atzcapotzalco (Carrasco. es separada del linaje mexica y se une a otro pueblo. 8 .

según el cronista Ixtlixochitl. y los ojos muy grandes. proveyendo así alimentos. Una observación más. Maldonado menciona que los indígenas de Oaxtepec informaban en su Relación geográfica… de 1580 que “Y le llamaban ansí ( Quilaztli ). Esta relación de deidad femenina y manantial u ojo de agua. ya que estos producen el agua. y que llevaba la boca grande y que echaba fuego por ella. I: 187-188). Esto podría explicarse con la relación propuesta por Druzo Maldonado de la diosa Cihuacoatl con los manantiales u ojos de agua y los mercados. (Maldonado. Maldonado manifiesta que la Cihuacoatl-Quilaztli-Ichpochtli estaba fuertemente vinculada a los manantiales y fuentes de agua. solo que Ixtlixochitl la denomina como Matlalatl. lo v[e]ían estar lavando ropa en las fuentes… ” (Relación de la villa de Huaxtepeque.1985: 202. 2000: 73). Tzitzimicihuatl (Mujer infernal) y Cihuacoatl (Mujer culebra). el liquido vital que mana y brota de las entrañas de la Tierra (Coatlicue-Tonantzín) y que simbólicamente fecunda a la Madre Tierra. Y que no sabían por qué lloraba. muchas veces. 2000: 70). Yaocihuatl (Mujer guerrera). (Maldonado. existía una mujer varonil de la estirpe de Huitzilopochtli y que viajaba en la peregrinación azteca. manifestando así un carácter propiciatorio de fertilidad vegetal y de regeneradora de la tierra. 28). en su estudio sobre las deidades en Cuauhnáhuac y Huaxtepec. citado por Maldonado. 9 . cerrando así el ciclo de identificar a todos estos nombres en el complejo Cihuacoatl-Ichpochtli-Malinalli Xochitl-Quilaztli (Torquemada. y que. 72). que significa literalmente “agua azul” (Ixtlilxochitl.Lo curioso es que Malinalli-Malinalli Xochitl-Quilaztli tiene también como sobrenombres el de Cuauhcihuatl (Mujer águila). más de lo que v[e]ían como viento.1997: II. porque la oían llorar cada noche por las calles. 2000: 70. 1975. y se volvía a su cúe.

Por último. está acompañada de los siguientes elementos: 10 . pasando a convertirse en la tradición oral. (Maldonado. adquiriendo elementos coloniales-cristianos.Esto explicaría la supervivencia colonial y decimonónica de asociar los manantiales y fuentes de agua con el espíritu femenino que atraía hombres con su encanto y belleza. de diosa a mujer/pez o sirena. actualmente el barrio de San Simón Pochtlán. que su recuerdo sobrevivió en forma sincrética. recordemos asimismo el carácter comercial prehispánico de Atzcapotzalco como sede del famoso mercado de esclavos así como lugar de todo un antiguo barrio de tratantes o traficantes a distancia (pochtecas) denominado Pochtlán. Consideraciones finales En el caso de Atzcapotzalco. Desconocemos si su culto estuvo ligado al control de los manantiales y el río de Atzcapotzalco (actualmente río de los Remedios) y su aprovechamiento para el desarrollo de una zona chinampera como fue el caso del culto de Cihuacoatl en Xochimilco. de parte del grupo tepaneca que se instaló en Atzcapotzalco a partir del Postclásico Tardío. 2001: 7884) Esta supervivencia sincrética de Cihuacoatl en la tradición oral chintolola. aunque probablemente parece ser así (Maldonado. 2000: 67-68 ) Sabemos que su importancia fue tal. Cuitlahuac y Culhuacán. posiblemente en un templo instalado en el barrio de Amallinaltzinco (actualmente Santa María Maninalco). 2000: 79-82. la presencia de la Cihuacoatl y su complejo de deidades posiblemente se origina por el culto que tenía esta diosa. de manera similar al proceso observado por Druzo Maldonado en la Tlanchana de Coatetelco. ubicado en el centro histórico de la actual delegación de Atzcapotzalco. Morelos. para desaparecerlos o encantarlos. de acuerdo con la propuesta de Maldonado.

México. etcétera) que representa la deuda pagada – sacrificio humano. UNAM. fruta. Fray Diego. Fondo de Cultura Económica. México. 2 vols. ENAH. Ixtlilxochitl. Tlalhuicas y Xochimilcas de Morelos (Siglos XII –XVI. 1990. 1975. México. “El Proceso de los Indios de Atzcapotzalco” en Procesos de indios.. Historia de la Indias de la Nueva España. idolatras y hechiceros Tomo III. 2 vols. Chimalpahin. Durán. 2001 “Territorialidad y espacio ritual en Coatetelco. 11 . 1912. Banco Santander. Tipografía Guerrero Hermanos. Ed. Pedro. N°21. Enero-Abril 2001. México González Obregón. México. Nueva Época. Vol 8.a) Aparición sobrenatural asociada a una fuente u ojo de agua b) Rapto de un ser vivo ( un bebe. Luis (compilador). Domingo de San Antón. 2000. México. Carrasco Pizaña. una criatura. 1965. Fernando de Alva.. IIA-UNAM. d) La destrucción o desaparición del ser raptado (ya sea asimilado o devorado por la deidad o ente sobrenatural) Bibliografía consultada Anónimo. en Cuicuilco.así como dones agrícola y de fertilidad de la tierra. IIH – UNAM. Publicaciones de la Comisión Reorganizadora del Archivo General de la Nación. Relaciones originales de ChalcoAmequemecan. IIH-UNAM-INAH. 1997. Maldonado Jiménez. Obra Histórica. Druzo. 1950. un niño. Los Otomíes. Deidades y Espacio Ritual en Cuauhnáhuac y Huaxtepec. Morelos (el dato etnográfico)”. un ser humano masculino) c) Su intercambio por un don simbólico (un cuchillo de sacrificio o vegetales. Druzo. Anales de Cuautitlán y Leyenda de los Soles. México. México. Maldonado Jiménez.

en El Informador (Noticias de Atzcapotzalco). INAH. 2002. Revista trimestral. María Elena.F.históricos y arqueológicos). Col. Tavares López. N° 15. México. Col. “Crónica de Santiago Acahualtepec” en Iztapalapa. II. Fray Bernardino. Tello. Editorial Botas. José Antonio. 1953. IJAH. Monarquía Indiana. México.Junta de Vecinos. México. Emma. “Breve noticia sobre el manantial de Zancopinca. 1973. 1998. en Atzcapotzalco : Crónicas de la Ciudad de México. Sánchez Ramírez. Crónica Miscelánea de la Santa Provincia de Xalisco. Edición facsimilar de la de 1861. Tomo II. Fray Antonio.Distrito Dirección de Culturas Populares. México Solórzano.. 1989. DDFDelegación Política Atzcapotzalco. Fray Juan de. México. Científica 115. Noviembre de 1990. “San Juan Tlilhuaca o lugar que posee lo negro”. 1979. IIH-UNAM. Delegación Atzcapotzalco. Gobierno del D. 1982. Los Conventos suprimidos en México (Estudios biográficos. Boletín mensual de la Junta de Vecinos de Azcapotzalco Vazquez de Santa Anna.Pérez-Rocha. Torquemada.. Ed. Costumbres y Tradiciones Mexicanas. México. Historia general de las Cosas de la Nueva España. OctDic 1990. 12 . Sahagún. 1990. Año 4. vol. Manuel. México Ramírez de Aparicio.UAMI. Sánchez García. Solórzano. México. Hormiguitas (Relatos de mi pueblo). Panorama. Conaculta . Urdapilleta Pérez. México Federal. Conaculta . Atzcapotzalco en el Tiempo. Delegación Iztapalapa. Higinio. México. Ramiro. Atzcapotzalco”. 1975. Cien de México. Consejo de la Crónica de la Ciudad de México.. Emma (coordinadora). María Elena. 1999. INAH. La Tierra y el Hombre en la Villa de Tacuba durante la época colonial. Gobierno del estado de Jalisco. Ed. 1984. 1974. 2 vols. México. Crónica de sus barrios y pueblos. “San Álvaro y Clavería” en Sábado . Edgar.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->