P. 1
La Dama Tapada

La Dama Tapada

|Views: 5.794|Likes:
Publicado porXimena Amangandi

More info:

Published by: Ximena Amangandi on May 13, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/27/2015

pdf

text

original

La dama tapada es un personaje de una leyenda de la creencia popular ecuatoriana.

Según la tradición, este ocurrió cerca del año 1700, y varias personas murieron a causa de la Dama. Leyenda Se dice que la Dama Tapada, es un ser de origen desconocido que se aparecía en horas cercanas a la medianoche a las personas que frecuentaban callejones no muy concurridos. Según las historias relata das por muchas personas acerca de estos acontecimientos, una extraña joven se les aparecía, vistiendo un elegante vestido de la época, con sombrilla, pero algo muy particular en ella era que llevaba su rostro tapado con un velo, el cual no permitía que las víctimas la reconocieran. Al estar cerca de la Dama, se dice que despedía a su entorno una fragancia agradable, y por ello, casi todos los que la veían quedaban impactados al verla y estar cerca de ella. Hacía señales para que la siguiesen y, en trance, las víctimas accedían a la causa pero ella no permitía que se les acercara lo suficiente. Así, los alejaba del centro urbano y en lugares remotos empezaba a detenerse. Posteriormente cuando las víctimas se le acercaban a descubrirle el rostro un olor nauseabundo contaminaba el ambiente, y al ver su rostro apreciaban un cadáver aún en proceso de putrefacción, la cual tenía unos ojos que parecían destellantes bolas de fuego. La mayoría de las víctimas morían, algunos por el susto y otros por la pestilente fragancia que emanaba el espectro al transformarse. Muy pocos sobrevivían y en la cultura popular los llamaban tunantes. Desde aquellos acontecimientos, hay quienes dicen que posteriormente aun transita por los callejones por las noches.

LA DAMA TAPADA
Loc: Hace algún tiempo atrás, los trasnochadores veían a una extraña dama que los invitaba a acompañarlos, la cual sería conocida como la Dama Tapada. Tres amigos están bebiendo en una cantina. Sale a tema de conversación el boom del momento, el cual consistía en que varios hombres se habían topado en sus trasnoches con la dama tapada. La mesera entra y les sirve a los tres hombres botellas de cerveza Fulanito: Gracias señito, Saben, anoche vi a la Dama Tapada... Amigo: ¡¡¡UUff!!! Son puros cuentos, (responde el amigo con aires de valentón). Yo nunca me he tropezado con ella. Amigo II: Dicen que nunca se la ve antes de las 12 de la noche, ni después de las campanadas del alba. Loc.: Según la leyenda, la Tapada era una dama de cuerpo esbelto y andar garboso, que siempre llevaba su cabeza cubierta con un velo obscuro (Entra la dama tapada y camina coquetamente, meneando todo su cuerpo a cada paso), que asombraba en los vericuetos de la ciudad y se hacía seguir por los hombres (Entra el hombre en bicicleta y se detiene observando con morbo a la hermosa mujer, luego la invita a subirse en su bicicleta, y la lleva por las obscuras calles de la ciudad). Amigo: Nunca se sabe de dónde sale. Pero siempre se la ve cubierta la cabeza con un velo, y sorpresivamente la ven caminando a dos pasos de algún transeúnte que regresa a casa después de divertirse hasta altas horas de la noche en aquellas juergas que para que te cuento. Fulanito: Mira, sus almidonadas enaguas y sus amplias polleras sonaban al andar y siempre de jaba un exquisito perfume a su paso. Amigo II: Debía ser muy linda y también con un ¡¡cuerpazo!!. Seguro te dio tentación alcanzarla y decirle una galantería o agarrarle algo. Fulanito: Pero la dama caminaba y caminaba mirando de reojo si yo la seguía e incitándome a que lo hiciera. Y yo como hipnotizado, iba tras ella sin lograr alcanzarla. Amigo: Ahora nos vas a decir que de repente se detuvo y, alzándose el velo te enfrentaste con la frase:

Amigo: Si conservaba la facultad de hablar. . sígame . Amigo II: Paralizado de terror.. Loc: Una calavera asomaba por el rostro y un olor a cementerio reemplazaba el delicioso perfume y todo el ambiente se llenaba de oscuridad.Dama tapada: Míreme como soy. sin poder pronunciar palabra alguna.. (Se quita el velo y muestra por fin su rostro) Si ahora quieres seguirme. loco o muerto quedaba el hombre que la había perseguido... con la lengua paralizada del miedo y la impresión. podía contar luego que había visto a la Dama Tapada.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->