Está en la página 1de 14

PRESENTACIÓN

En nuestra vida cotidiana estamos expuestos a diversos accidentes que nos


pueden provocar serios daños e incluso hasta la muerte sino somos atendidos
adecuadamente y a tiempo.
El presente trabajo sobre “HERIDAS Y HEMORRAGIAS”, tiene como finalidad
brindar los conocimientos básicos de lo que debemos y no debemos hacer en
situaciones de accidentes con casos de heridas y hemorragias.
Muchos de nosotros por desconocimiento no sabemos como actuar y en vez de
ayudar a la víctima le hacemos más daño, causándole graves consecuencias
que le pueden ocasionar la muerte o la pérdida de algún miembro.
Es indispensable no solamente para nuestra formación profesional, sino
también para nosotros como personas, que estemos al tanto de las medidas
de emergencia más importantes que se deben tomar cuando hay que prestar
primeros auxilios en los casos anteriormente mencionados, para poder
brindarlos en el momento necesario. Saber que hacer permite muchas veces
salvar vidas, evitar el agravamiento de lesiones y poner al paciente en mejores
condiciones para recibir el tratamiento definitivo.
En dicho trabajo daré a conocer lo que son heridas y hemorragias; los síntomas
que presentan cada una de ellas, y lo más importante: lo que se debe hacer
para prestar una ayuda adecuada.
HERIDAS Y HEMORRAGIAS

HERIDAS:

1. DEFINICIÓN:

Es toda pérdida de continuidad en la piel producida por agentes


traumáticos, como pueden ser:

• Agentes físicos (golpes, quemaduras, cortes, etc.)


• Agentes químicos (ácidos, álcalis, etc.)
• Agentes biológicos (virus, bacterias, hongos, etc.)

2. TIPOS:

• Heridas abiertas.- Se observan la separación de los tejidos


blandos, son las más susceptibles a la contaminación.

• Heridas cerradas.- Son aquellas en las que no se observa la


separación de los tejidos; generalmente son producidos por
golpes.

• Heridas simples.- Son heridas que afectan la piel sin ocasionar


daño en órganos importantes. Ejemplo: arañazo o cortaduras
superficiales.

• Heridas complicadas.- Son heridas extensas y profundas con


hemorragia abundante; generalmente hay lesiones en músculos,
tendones, nervios, vasos sanguíneos, órganos internos y puede o
no presentarse perforación visceral.
3. CLASIFICACIÓN:

3.1. POR SU PROFUNDIDAD:

• Superficiales.- solo afectan piel y TCSC (grasa)


• Profundas.- comprometen músculos y aponeurosis.

3.2. POR SU EXTENSION:

• Pequeñas: menos de 5cm. de longitud.


• Medianas: entre 5-15 cm. de longitud.
• Grandes: más de 15 cm. de longitud.

3.3. POR AGENTE CAUSAL:

• Raspaduras, excoriaciones.- Producida por fricción o rozamiento


de la piel con superficies duras o ásperas. Hay pérdida de la capa
mas superficial de la piel (epidermis), hay hemorragia escasa y se
infecta con frecuencia.

• Heridas punzantes.- Son producidas por objetos puntudos, como


clavos, agujas anzuelos o mordeduras de serpiente. La lesión es
dolorosa. La hemorragia es escasa y el orificio de entrada es poco
notorio; es considerada la más peligrosa porque puede ser
profunda y debido a que no hay acción de limpieza producida por
la salida de sangre al exterior.

• Heridas cortantes o incisas.- Producidas por objetos afilados


como latas, vidrios, cuchillos, que pueden seccionar músculos,
tendones y nervios. Los bordes de la herida son limpios y lineales,
la hemorragia puede ser escasa, moderada o abundante
dependiendo de la ubicación, número y calibre de los vasos
sanguíneos.
• Heridas contusas.- Producidas por piedras, palos, golpes de
puño o con objetos duros. Hay dolor y hematoma, estas heridas se
presentan por la resistencia que ofrece el hueso ante el golpe
ocasionando la lesión de los tejidos blandos.

• Heridas por arma de fuego.- Producidas por proyectiles;


generalmente el orificio de entrada es pequeño, redondeado,
limpio y el de salida es de mayor tamaño, la hemorragia depende
del vaso sanguíneo lesionado; puede haber fractura o perforación
visceral según la localización de la lesión.

3.4. OTRAS HERIDAS:

• Heridas Avulsivas.- Presencia de piel y tejidos arrancados; el


sangrado es abundante. Ejemplo: mordedura de perro.

• Amputación traumática.- Es la extirpación completa de una parte


o la totalidad de una extremidad. Ejemplo: pérdida de dedos,
manos, piernas, etc.
• Aplastamiento.- Cuando las partes del cuerpo son atrapados por
objetos pesados.

4. SIGNOS Y SINTOMAS:

• Dolor.
• Hemorragia.
• Daño de los tejidos blandos.
• Endema.
• Hematoma.
• Eritema.
• Inflamación.
5. COMPLICACIONES DE LAS HERIDAS

Complicación Local:
- Afectación de Estructuras ( nervios, tendones, huesos, etc)
- Infección de la herida.
- Problemas de cicatrización.
Complicaciones Generales.
- Hemorragias.
- Infección generalizada (tétanos).
- Presencia de shock.

6. HEMOSTASIA EN CASO DE HERIDAS:


- Lavar la herida con agua hervida y jabón, del centro hacia afuera.
- Cubrir con una gasa limpia o pañuelo.
- Sostener con pañuelo o venda.
- Conducir al paciente a un centro asistencial.
Precauciones:
- Nunca utilizar algodón para limpiar una herida.
- No hurgar la herida.
- No untar pomadas, polvos ni sustancias colorantes.
- Si la herida está infectada (con pus, hinchazón enrojecimiento y
calor) el lavado se hace de la parte eterna hacia el interior de la
herida para evitar que la infección se propague.

HEMORRAGIAS

1. DEFINICION:
Es la salida de sangre de un vaso sanguíneo (arteria, vena, o capilar),
hacia el exterior (hemorragia externa) o hacia el interior del cuerpo
dentro de las cavidades abdominal, toráxico, articular, etc. (hemorragia
interna).
2. CLASIFICACION:

• SEGÚN SU CAUSA:
 Traumática.- Ocasionado por un agente traumático (por ejemplo:
piedra, botella, accidente de transito, etc.) son los más comunes.

 Patológica.- Causado por alguna enfermedad de fondo que


afecte a los elementos de la sangre que intervienen en el proceso
de coagulación (plaquetas, factores de coagulación) por ejemplo:
la Hemofilia.

• SEGÚN SU TIPO:

 Arterial.- Es habitualmente el tipo más peligroso de hemorragia,


se reconoce por las siguientes características:

• La sangre es de color rojo vivo, clara.


• Sale un chorro fuerte que se produce con cada latido del
corazón. Cuando la hemorragia arterial se produce
profundamente en una herida, el chorro intermitente puede no
observarse en el exterior, pues choca contra los tejidos profundos
lesionados; pero se reconocerá por su color rojo claro y su
abundancia.
• La sangre brota rápidamente.

 Venosa.- Se presenta como un flujo continuo de sangre, roja


oscura o azulada que aunque puede ser abundante siempre es
más fácil de controlar que la hemorragia arterial.
Si la vena lesionada es gruesa la sangre sale en chorro
abundante y continuo, pudiendo hacerse peligrosa.
 Capilar.- Se caracteriza por un lento escurrimiento de sangre que
generalmente brotan de heridas de carácter menor (por ejemplo:
raspón en las rodillas) resulta más fácil su control.

 Mixta.- Es una combinación de hemorragia arterial y venosa.

• SEGÚN EL SITIO EN QUE SE PRODUZCA:

 Externas.- Es aquella cuyo origen es visible, habitualmente


producida por una herida de la superficie del cuerpo, y en este
caso la sangre se derrama al exterior.

 Internas.- Es la que se produce en cavidad cerrada, por ejemplo


la producida en el peritoneo por ruptura del vaso o del hígado, o
la producida por una herida penetrante del abdomen o del tórax.
La causa de una hemorragia interna puede ser un traumatismo
(herida, contusión) o una enfermedad que ataca directa o
indirectamente los vasos del órgano que sangra.

 Internas Exteriorizadas.- Sucede cuando la sangre por ruptura


de un vaso o de un órgano se recoge en una cavidad natural para
después salir al exterior bien o través de un orificio natural (boca,
ano).
• Hemoptisis: Expulsión de sangre roja y espuma por la
boca, debido a la tos por hemorragia en el interior de los
pulmones. Ejemplo: La tuberculosis pulmonar.

• Hematosis: Es la ruptura de un vaso del esófago (sangre


roja) o del estómago (sangre de color negruzco por
haberse mezclado con los jugos gástricos) la sangre fluye
a la boca por medio del vómito.

• Melena: La sangre de una hemorragia del estómago, del


duodeno o del intestino, en lugar de vomitarse sigue el
curso de la comida, y sale negruzca y fétida por el ano.

• Hematuria: Por hemorragia del riñón, de los uréteres, de la


vesícula o de la uretra, la sangre es expulsada sola o
mezclada con la orina, tiene un color rojizo.

• Metrorragia: La sangre proviene del aparato genital


femenino y sale de la vagina.

3. SIGNOS Y SINTOMAS:

 Palidez.
 Debilidad creciente.
 Sed de aire.
 Mareos.
 Zumbido en los oídos.
 Sudoración.
 Pulso débil o rápido.
 Abdomen muy sensible o rígido, hematomas en diferentes
partes del cuerpo.
 Pérdida de sangre por recto o vagina.
 Vómito con sangre.
 Manifestaciones de shock.

4. COMPLICACIONES HEMORRAGICAS:
Ocurren en el postoperatorio inmediato, cursan muchas veces en forma
catastrófica, llevando al shock hipovolemico lo que lleva a una
reintervención inmediata. Otras veces es menos aguda y permite control
adecuado de funciones vitales, administración de fluidos, etc. Antes de
reintervenir

5. HEMOSTASIA EN CASO DE HEMORRAGIA EXTERNA:


Para controlar la hemorragia siga los siguientes pasos:

Presión Directa:

 Aplique sobre la herida una compresa o tela limpia haciendo presión


fuerte. Si no dispone de compresa o tela puede hacerla directamente
con su mano siempre y cuando usted no tenga ninguna lesión en las
manos o este protegido con guantes.
 La mayoría de las hemorragias se pueden controlar con presión
directa.
 La presión directa con la mano puede ser sustituida con un vendaje
de presión, cuando las heridas son demasiado grandes o cuando
tenga que atender a otras víctimas.
 Esta técnica generalmente se utiliza simultáneamente con la
elevación de la parte afectada excepto cuando se sospeche lesión de
columna vertebral o fracturas, (antes de elevar la extremidad se debe
inmovilizar).
Elevación :

 La elevación de la parte lesionada disminuye la presión de la sangre


en el lugar de la herida y reduce la hemorragia.
 Si la herida esta situada en un miembro superior o inferior, levántelo
a un nivel superior al corazón.
 Cubra los apósitos con una venda de rollo.
 Si continua sangrando coloque apósitos adicionales sin retirar el
vendaje inicial.

Técnica de Elevación y Presión Indirecta sobre la Arteria

Presión Directa sobre la Arteria (punto de presión o presión


indireta)

 Consiste en comprimir con la yema de los dedos una arteria contra el


hueso subyacente.
 Se utiliza cuando no se ha podido controlar la hemorragia por presión
directa y elevación de la extremidad o en los casos en los cuales no
se pueden utilizar los métodos anteriores (fracturas abiertas).
 Esta técnica reduce la irrigación de todo el miembro y no solo de la
herida como sucede en la presión directa.
 Al utilizar el punto de presión se debe hacer simultáneamente presión
directa sobre la herida y elevación.
Para controlar la hemorragia en miembros superiores e inferiores
haga lo siguiente:

En miembros superiores:
La presión se hace sobre la arteria braquial, cara interna del tercio medio
del brazo. Esta presión disminuye la sangre en brazo, antebrazo y mano.
 Para aplicar la presión, coloque la palma de su mano debajo del brazo
de la víctima, palpe la arteria y presiónela contra el hueso.

En miembros inferiores:
La presión se hace en la ingle sobre la arteria femoral. Esta presión
disminuye la hemorragia en muslo, pierna y pie.
 Coloque la base de la palma de una mano en la parte media del
pliegue de la ingle.
 Si la hemorragia cesa después de tres minutos de presión, suelte
lentamente el punto de presión directa.
 Si esta continua, vuelva a ejercer presión sobre la arteria.
 Lávese las manos al terminar de hacer la atención.

Torniquete :

Se debe utilizar como último recurso, debido a las enormes y graves


consecuencias que trae su utilización y está reservado sólo a los casos
donde la hemorragia es tan grave que los tres métodos anteriores han
fallado, como una amputación, donde deberá ser el primer paso para el
control efectivo de la hemorragia (la vida del paciente está siendo
amenazada).
 Utilice una venda triangular doblada o una banda de tela de por lo
menos 4 cm de ancho. (no utilice vendas estrechas, cuerdas o
alambres).
 Coloque la venda cuatro dedos arriba de la herida.
 Dé dos vueltas alrededor del brazo o pierna.
 Haga un nudo simple en los extremos de la venda.
 Coloque una vara corta y fuerte. Haga dos nudos más sobre la vara.
 Gire la vara lentamente hasta controlar la hemorragia.
 Suelte una vez cada 7 minutos.
 Traslade inmediatamente la víctima al centro asistencial.

6. HEMOSTASIA EN CASO DE HEMORRAGIAS INTERNAS :


 Si la víctima presenta síntomas de hemorragia interna o usted
sospecha que la fuerza que ocasiono la lesión fue suficiente para
provocarla, traslade la víctima lo más pronto posible.
 Controle la respiración y pulso cada 5 minutos.
 Abríguela.
 NO le de nada de tomar.
CONCLUSIONES

 El tratamiento de las heridas es mucho más eficaz cuando se conoce


cómo actuar correctamente para acelerar su cicatrización, pues
mientras más rápido lo hacen, disminuyen las complicaciones y
molestias para el paciente, sobre todo en nuestros días, cuando se
dispone de tan variados medicamentos y procederes que favorecen
esa mejoría.

 Las heridas son causadas por diversos agentes lo cual nos determina
conocer los tipos de heridas y saber que hacer para tratarles
adecuadamente.

 La hemorragia puede ser escasa, moderada o abundante dependiendo


de la ubicación número y calibre de los vasos sanguíneos lesionados
por el agente causal.
BIBLIOGRAFIA
 MEDINA, ALEJANDRO (2002) “Manual Práctico de Primeros Auxilios e
Inyectables” 2da. Edición.
 MARCELO A. HAMMERLY (1985) “Manual de Primeros Auxilios” 2da
Edición.
 HENDERSON M, JHON (1979) “Guía Médica De Urgencia” 5ta
Edición, Editorial Bruguera- España.
 GRUPO OCEANO: Diccionario De Medicina Océano Mosby 4ta
Edición, Editorial océano-España.
 http://www.auxilio.com.mx/manuales/cap6.htm fecha de acceso 26-07-
07
 http://www.semm.org/curso/hh.html heridas y hemorragias. Accesado
26-07-07