Está en la página 1de 3

1.

AFECTIVIDAD FUNDAMENTAL
Se define afectividad como:
 Capacidad para los efectos y sentimientos poco profundo
 Disposición para recibir estímulos, experiencias y reacciones afectivas.
 Estados subjetivos que alteran las funciones psíquicas y pueden provocar repercusiones
orgánicas.
 Disposiciones innatas, inconciente, temperamental.
Según estas diversas definiciones podemos llegar a concluir que la afectividad:
“La capacidad innata e inconsciente para experimentar sentimientos y emociones de recibir los
estímulos”.
:

2. LA EMOCIÓN.
SITUACIONES QUE DESENCADENA.-
La emoción puede ser desencadenada por situaciones, personas y objetos que se presentan
cómo agradables o desagradables, buenos o malos. Lo que consideramos bueno nos agrada y lo
deseamos. Y cuando lo tenemos lo disfrutamos. Por el contrario, lo que consideramos malo nos
desagrada y tratamos de evitarlo; lo rechazamos y cuando se nos hace presente nos causa tristeza y
descontento.
Estas emociones básicas nos impulsan a la acción: a buscar lo que nos agrada y a evitar lo
desagradable. Si encontramos dificultades para lograr este objetivo luchamos para lograr este
objetivo luchamos con más intensidad para lograrlo.
Los objetivos que consideramos superables a pesar de las dificultades, provocan esperanza, mientras
que los insuperables nos producen desesperación. La esperanza nos llevará a reaccionar con
esfuerzo y alegría. La desesperación nos hará sentir miedo y terror.
Las situaciones que pueden desencadenar emociones son básicamente de dos tipos:
 Situaciones que existen la satisfacción de las necesidades fundamentales: Comida, bebida,
sueño, seguridad, amor, aprecio, libertad, etc...
 Situaciones en las que se busca el crecimiento.

LA EMOCIÓN.-
Es el fenómeno afectivo que se caracteriza por aparecer en forma brusca, ser intenso, depender de
los centros diencenfalicos e implicar manifestaciones de índole vegetativa con repercusiones
glandulares, musculares y viscerales.

Este fenómeno afectivo se produce como una reacción de excitación frente a estímulos. La excitación
emotiva altera no solo la afectividad, sino la conducta y el funcionamiento fisiológico del organismo.

EL SHOCK EMOCIONAL.-
Es el estado afectivo provocado por un suceso brusco (favorable o desfavorable) frente al cual la
adaptación física y psíquica es incompleta. Esta situación no presenta las características del shock en
general. Son características de un shock emocional:
 Un estado emocional explosivo, rápido y de efectos inmediatos.
 La pérdida del control mental racional y la adopción de conducta típicamente animales.
 Alteraciones fisiológicas bruscas.
 Conducta cohibida o al contrarío gesticulante y agitada.

3. CONDUCTAS EMOCIONALES CONGÉNITAS


El niño no nace con emociones diferenciadas, si no con disposiciones genéticas que alo largo
del proceso de maduración se van desarrollando en emociones definidas y especializadas.
Se consideran las emociones son pautas de conductas innatas relacionadas con los instintos.
Pero son distintas de los instintos puesto que no son tan rígidas como ellos, variando de individuo a
individuo y con las diversas culturas. Por lo tanto le expresión facial de la emoción, el llanto, la risa y
ciertas actitudes corporales son innatas; mientras que las formas de manifestar las emociones son
aprendidas.

4. CONFLICTOS Y SITUACIONES FRUSTRACIONES

Conflicto: Estado de tensión incrementada que se caracteriza por la vacilación y duda, fatiga e
incluso bloqueo, provocado por dos motivaciones o necesidades de igual intensidad, ante las cuales
el sujeto debe elegir por seguir una y dejar la otra. En el conflicto las dos tendencias de acción son
incompatibles: el seguir una impide la realización de otra.
Los conflictos pueden ser de tres tipos:
 Acercamiento: Dualidad en la que dos situaciones se atraen.
 Evitación: Dualidad en la que la que las dos situaciones son igualmente indeseables y
producen aversión.
 Acercamiento: - Evitación: Dualidad producida por el deseo y la aversión de una misma
tendencia.

Frustraciones: El estado de organismo motivado cuando se interrumpe su conducta hacia una meta.
Para que se produzca la frustración es necesario:
 Que exista una privación, es decir, que esté presente un impulso para lograr algo que no se
tiene.
 Que exista un impedimento, algún tipo de interferencia que impida la gratificación o la
realización de la acción.
Principales fuentes de frustración:
 Inadecuación interior - exterior: Que tiene su origen en excesivas exigencias del individuo al
ambiente, o por el contrarío, una excesiva demanda ambiental que el individuo no puede
satisfacer.
 Crisis del desarrollo: A lo largo de la vida se producen frustraciones. Entre ellas se
encuentran: la restricción de la actividad infantil, la falta de hábitos, la pérdida del amor, de la
seguridad o del apoyo, dificultades económicas en la vida adulta, la muerte de seres queridos.
 Situaciones que amenazan la autoestima o la integridad: No todas las situaciones difíciles
producen frustración, solamente las que implican una amenaza para el Yo o una defensa de la
autoestima e integridad como persona...

5. LA MOTIVACIÓN INCONSCIENTE
Además de los motivos conscientes de la conducta, existen otros tipos de inconscientes que
tienen su origen en los instintos o en represiones de reacciones o de contenidos que nuestra
conciencia no acepta.
La emoción genera un impulso a la acción, a la descarga; si se le reprime pasa al inconsciente y
puede ser perniciosa para la personalidad y el organismo. Estos contenidos inconscientes, producen
angustia y ansiedad, que induce al sujeto a actuar de manera que esta angustia sea superada.
En aquellos casos en que la angustia domina al individuo, este puede llegar a enfermarse,
hablándose entonces de neurosis.
Una explicación de la motivación inconsciente se basa en el principio de que es común que los
motivos y las metas estén entrelazados. Por ello, puede ser difícil para cualquiera –sea el propio
interesado o un observador diestro que conoce la vida de la persona-identificar, comprender y
explicar correctamente el motivo o los motivos que hay tras un acto.

También podría gustarte