Historia de la Ciencia del suelo 1ª parte (Salvador González Carcedo

)
Publicado por Juan José Ibáñez el 26 Abril, 2007
Respondiendo a una solicitud de mi administrador, vamos a intentar hacer un poco de historia de la Ciencia del Suelo. Seguro que a muchas personas, sobre todo a las que se inician en esta rama del Saber, les interesará. Como no pretendo ser, ni soy un historiador (eso es lo que quiere ser mi hijo Fran), dejemos que mis lectores mas cariñosos me hagan las correcciones oportunas, que permitan corregir los errores vertidos en esta serie. Mi agradecimiento por adelantado a los que lo hagan.

Los años previos al nacimiento de una nueva Ciencia.
En el siglo XVIII existía en Europa una gran efervescencia científica. Mientras que en Francia e Inglaterra, el estudio del suelo es fundamentalmente agrícola y químico, en Alemania y sobre las bases proporcionadas por la Geología, aparece una escuela para estudiar, definir e inventariar los suelos. En una primera teoría sobre la génesis del suelo: “Los suelos se originaban por alteración “in situ” de las rocas o por depósito de materiales alterados después del transporte” los integrantes de esta escuela consideran que el suelo es el horizonte superior de las rocas, dando a la palabra horizonte el significado de capa. Bishof (1792) desarrolla los problemas de alteración de las rocas, poniendo de manifiesto la importancia del CO2. Trommer en una “Bodenkunde” escrita en 1857 propone un estudio del suelo como objeto científico sin referencia a sus posibles aplicaciones. Schmid presenta otra “Bodenkunde” con capítulos sobre la formación, propiedades y variedades de suelos. Se desarrollaron numerosos sistemas de clasificación de suelos basados en estos conceptos, como el de Einhof y Crome (1812). Sin embargo, a pesar de la difusión alcanzada por estos sistemas, y su utilización hasta el primer cuarto del siglo XX, aún permaneció arraigada la antigua idea del suelo como soporte del desarrollo de plantas y de los cultivos. Senft (1810-1893) describe al suelo sobre el modelo de los perfiles geológicos, señalando la presencia de horizontes.

Sir Humphrey Davy (1778-1829), siguiendo los postulados de Albrecht D. Thaer (17521828) sobre la importancia del humus, al que creía la única fuente de nutrición para las plantas (Teoría del humus), considera al suelo como el resultado de dos procesos superpuestos: “la alteración de las rocas y la descomposición de la materia orgánica” . Shaler (1890) reafirma este criterio: la sola alteración de la roca no es suficiente para generar

suelos y añade que los seres vivos participan activamente en su formación.

1

El alemán Karl Sprengel habla del suelo como un “ente natural e independiente”. Su obra

Bodenkunde (1837), es considerada por algunos autores como el primer tratado de
Edafología. Al definir la ciencia del suelo por su objetivo “condensar los descubrimientos

químicos relacionados con las ciencias del suelo” se le considera fundador de la misma, en el
ámbito europeo de la época. Esta visión parcial del suelo no tardaría en ser superada.

Friedrich Fallou (1794-1877) en “Pedologie oder allgemeine und besondera Bodenkunde” se manifiesta crítico frente a la mera consideración de las propiedades químicas y propone considerar al suelo como un ente natural. En 1859 define el suelo como: “… roca disgregada

más o menos descompuesta… en parte transformada y completamente variada, mezclada con substancias orgánicas…” e incluye en su estudio la mayoría de los caracteres concernientes
al suelo: historia, geografía, necesidad de estudio conjunto de los constituyentes,

estructura y funcionamiento. En 1862 acuña el término “Pedologie ” para los estudios
científicos de suelos, simultáneo a otros tales como “Agricultural Geology” o “Agrogeology”. Afirma que la Pedología es, necesariamente, una ciencia interdisciplinar, pues en aquél momento el suelo se observaba sólo como un fenómeno geológico, independiente de otros. Por todo ello, otros autores del ámbito americano, le consideran el fundador de la Pedología.

Desde la Geografía, el alemán Ramann (1851-1926) creador del concepto de “suelo pardo”, definió al suelo como “la última capa de la corteza terrestre, constituida por piedras

reducidas a fragmentos minúsculos, más o menos cambiados químicamente, en combinación con restos de las plantas y animales que viven en el suelo utilizando sus elementos ”. No
estableció la diferencia entre suelo y material rocoso, ni limitó la profundidad ni consideró al suelo como entidad natural. Su influencia en la Edafología Española, es importante. Su clasificación de los suelos de España y de Europa está fundada en la zonalidad climática.

En los EE.UU., Eugene W. Hilgard (1833-1916) contribuyó a perfeccionar el estudio de las muestras de suelo en el laboratorio y definió las regiones de suelos en el estado de Mississipi (1880) en función de diversos factores: litología superficial, configuración del terreno y vegetación natural. En sus “cinturones de suelos“, el factor clima era muy importante y la acumulación de carbonatos en los suelos de las regiones áridas era una

2

característica significativa. También aplica el conocimiento de los suelos salinos a la explotación agrícola de los suelos de California. Su forma de pensar supuso un cambio cualitativo decisivo en USA al enunciar ideas novedosas sobre la formación del suelo, alejándose de las bases meramente geológicas y sin olvidar la influencia ejercida por las ideas de von Liebig.

En aquella época tienen suma influencia sobre el desarrollo de la Edafología, la información suministrada por geógrafos y botánicos en sus crónicas y descripciones de viajes, que sirvieron para el conocimiento de las interacciones paisaje-vegetación-clima-roca. Hay que destacar los trabajos de De Candolle, intentando establecer la dependencia del mundo vegetal respecto al suelo, y las ideas de Humboldt (1792-1859) que defendía una visión de la naturaleza, de la cual formaba parte el suelo, y en donde todo se encontraba armónicamente relacionado.

En Rusia, hacia 1838, la IFES (Imperial Free Society of St Petersburg) genera los primeros mapas de suelos, pero consideraba como suelo únicamente a la superficie orgánica, de forma independiente y separada del material geológico. Queda justificado porque muchos de sus integrantes eran miembros de la Sociedad de Mineralogía entre los que destacan Severgin, Kovalevsky, Koksharov, Mendeleev, Dokuchaev, Butlerov, Vernadsky, Belov, Chukhrov, Grigoriev, Smirnov, Frank-Kamenetsky, Lyelle, de Beaumont, Humbold, Berzelius, Hauy, Murchison, Goldschmidt, Clarke, Bowen, Dana, ó Ramdohr. Su variada formación de origen sería vital para la aceptación de una nueva Ciencia: la Edafología. Saludos cordiales,

Salvador González Carcedo

3

Historia de la Ciencia del Suelo. 2ª parte El nacimiento de la moderna Edafología. (Salvador González Carcedo)
Publicado por Juan José Ibáñez el 27 Abril, 2007
En 1880, ya se considera al suelo como una entidad natural, es decir, un cuerpo de la

naturaleza, independiente y variante. Se le precisa como un ente complejo, estructurado y
dotado de regímenes cíclicos (diarios, mensuales y anuales), que evoluciona en el curso del tiempo y cuyos caracteres están en relación con los factores de diferenciación: rocas, clima, topografía, seres vivos y edad. Por tanto, se dota al suelo de historicidad y geograficidad y se le coloca dentro de los conjuntos naturales, lo que contribuye al desarrollo de la Ecología. Además, se acepta la existencia de un desarrollo (edafogénesis), que lleva a minimizar los enormes errores técnicos que producían las aproximaciones parciales.

La figura central de esta revolución ideológica es el geólogo-geógrafo ruso Vasili Dokuchaev (1846-1903), de quien se dice, “no tenía conocimiento de las investigaciones realizadas por otros investigadores europeos ó americanos”, al vivir aislado en Rusia.

En 1876 Ucrania sufrió una sequía devastadora. Mendeleev forma una comisión interdisciplinar y da la presidencia a Dokuchaev para investigar el “Chernozem” (un material de la tierra, particularmente importante para la agricultura y el desarrollo agrario) e intentar resolver el problema de su baja productividad. Una sociedad cultural rusa financió la expedición científica para estudiar sobre el terreno “los efectos del fenómeno y los

remedios que hubieran de aplicarse”. Dokuchaev pudo estudiar “in situ” los suelos y se hizo
preguntas básicas acerca de su existencia, origen y evolución. En aquella época, los suelos raramente eran examinados más abajo de la profundidad habitual del laboreo y Dokuchaev, por la forma de levantar los perfiles, rompe con la concepción del suelo como manto superficial de roca suelta y alterada (de donde se obtienen de forma dispersa datos analíticos físicos, químicos, agronómicos o forestales, sin ninguna visión de síntesis). Dokuchaev es el primero en reconocer que el suelo obedece a leyes

4

deterministas y que su estado actual se asocia a diferentes fenómenos de la naturaleza. “El

suelo es un cuerpo independiente, diferente de la roca madre, con un origen específico, producto de la actividad combinada de: 1) organismos vivos y muertos de las plantas y animales; 2) roca madre; 3) clima y 4) relieve”. Crea una nueva ciencia: la Pochvovedenie,
cuya metodología y contenido se corresponden a lo que hoy constituye la Ciencia del Suelo.

En 1886 evoluciona su concepto de suelo: “es un cuerpo independiente, ubicado en la parte

superficial de las rocas, diferente de la roca madre que, de un modo natural ha experimentado cambios bajo la acción compleja del agua, aire y diferentes clases de organismos vivos y muertos, clima y relieve”. También menciona que con la edad, las rocas
han sido objeto de procesos, pero este factor no lo emplea en su clasificación. En lugar de estudiar aspectos parciales, comenzó por analizar la anatomía del suelo, realizando cortes en el terreno (siempre de la misma manera), y estableciendo lo que se llamó perfiles de

suelo. En 1906, y aislado en California, también Hilgard desarrolla el concepto de perfil en
los EE UU.

En su Tesis Doctoral, Dokuchaev emplea siempre la misma metodología, concordante con la de Hilgard, y describía al chernozem: “En las caras verticales de las zanjas que abría se

presentaba siempre el siguiente perfil en un espesor de más de un metro”:

1.

En superficie, una capa u horizonte bien aireado, casi negro, rico en

humus, de estructura grumosa, en el que las raíces de las gramíneas se desarrollaban perfectamente. 2. Debajo, una capa menos rica en humus, más clara, con manchas oscuras (rellenando los túneles de los animales minadores) de la tierra de superficie, ó muy claras (depósitos de caliza). 3. Finalmente la roca, a partir de la cual se ha formado el suelo.

Los campesinos ucranianos llamaban a este tipo de suelo, chernozem (del ruso chern: negro y zemlja: tierra), nombre vernáculo que ha pasado a formar parte de la nomenclatura científica.

5

llevó a establecer una segunda conclusión: en ocasiones. La descripción incluía los siguientes horizontes: 1. La comparación del Chernozem de las estepas y del Podzol de la zona forestal. independiente y variable. 6 . puede ser la misma que bajo el Chernozem.Comparando perfiles. sino muchos. la naturaleza del suelo es prácticamente independiente de la roca madre“. que influyen. 2. Nuevamente tiene la oportunidad de examinar un gran número de perfiles. Un horizonte muy claro. pues el mismo perfil se presenta sobre distintos tipos de roca. comprobando que eran muy distintos a los de Ucrania. Un horizonte rico en arcilla. recurrió a Dokuchaev para que estableciera un mapa de las cualidades de las tierras. 5. más húmeda y fría. Debajo. deseoso de repartir equitativamente los impuestos territoriales. De esta forma se comprobó que no existe un único factor para definir el suelo. un lecho de hojarasca y de ramitas mal descompuestas. un horizonte rico en humus. Años más tarde. ácido y de color negro. También menciona que con el paso del tiempo las rocas sufren procesos de índole diversa. esclarecieron la posición del suelo como cuerpo natural y de la Edafología como Ciencia en el esquema de los fenómenos naturales. de textura gruesa y aspecto ceniciento. Afirma que el suelo es un cuerpo natural. humus y hierro. que a su vez está determinada por el clima. y su génesis se debe a la vegetación. En superficie. en mayor o menor grado. pero la zonalidad (concepto procedente de su formación geográfica). Las investigaciones de Dokuchaev y su grupo. casi blanco. 3. La roca madre. quedó anclado de manera definitiva en el mundo edafológico. pero no emplea el factor tiempo en su clasificación de suelos. en la formación y desarrollo del mismo. 4. llamado podzol por los campesinos (del ruso pod: debajo y zola. El suelo de la nueva región. formados en un clima más meridional. el gobernador de Gorki. Dokuchaev en 1883 llegó a la primera conclusión fundamental de su tesis doctoral “El chernozem ruso”: “en esta región. la génesis del suelo depende exclusivamente del clima. ceniza) hace referencia al horizonte fuertemente blanqueado de estos suelos.

etc. idea esencial de la Edafología madurada por el autor en sus últimas expediciones y publicaciones (1898-1900). independiente y variable. formados por la influencia particular del medio: salinidad. conceptos y métodos que iluminaron el quehacer de la escuela rusa de edafólogos durante todo el siglo XX.El suelo es un sistema natural. Sibirtsev (1860-1899) (primer titular de la primera cátedra en el mundo en 1894 con el nombre específico de Edafología. 2. elaboró una clasificación de los suelos naturales agrupada en clases y tipos químicos. en especial por Nicolai Sibirtsev. que sirvieron de base hasta 1960. entre otros. de muchas clasificaciones:   Clase A: Suelos zonales o completos coincidentes con las regiones bioclimáticas. Sibirtsev (1860-1899) y Konstantin Glinka. lo que supone una visión global de la cuestión. Este concepto surge de forma lógica al considerar al suelo como un cuerpo natural en relación con factores naturales. Se trata de un sujeto nuevo. no considerada hasta entonces. fue fuente de teorías. – Existe una interdependencia entre los fenómenos que originan los suelos. Clase B: Suelos intrazonales.. Universidad de Nova Alexandría). objeto de estudio “per se” y no sólo por sus propiedades agronómicas. – Aprecia la zonalidad de los suelos. Los trabajos de Dokuchaev tienen tres ideas fundamentales: 1. 7 . y por tanto con regiones bioclimáticas. Su forma de interpretar los suelos en su libro Pochvovedenie y en los textos de curso donde desarrolló muchos conceptos. Necesita métodos de estudio propios y una terminología específica que es elaborada por el mismo Dokuchaev y sus colaboradores. hidromorfía. 3.Estas ideas se propagaron entre los círculos científicos de la época. Divulga sin éxito sus ideas en la World’s Columbian Exposition de Chicago (1893). en la que se distinguen las siguientes categorías.  Clase C: Suelos azonales o incompletos no relacionados con las características o factores ambientales reinantes: suelos esqueléticos. y hallaron aceptación general. aluviales y otros. Dokuchaev genera la “Russian School” ó Escuela de Discípulos entre los que destacan.

edafólogo y agrónomo y la visión productiva de Kearney. Simultáneamente se realiza un gran número de trabajos sobre la física del suelo. justificada por el desarrollo que alcanzó la maquinaria agrícola de tracción mecánica. Whitney enfatiza sobre la importancia de las propiedades texturales y la capacidad de un suelo para nutrir a las plantas y cubrir sus necesidades de agua y de nutrientes. Suelos con un mal drenaje tienen propiedades diferentes a aquellos que lo poseen bueno. el uso agrícola de los suelos y algunas de sus propiedades.La propuesta que Gorki hace a Dokuchaev sobre la evaluación de suelos por su productividad. Saludos cordiales. y en 1904. La topografía fue relacionada con la forma de desarrollo de los perfiles. King lo amplia resaltando el interés de las propiedades físicas de los suelos. expone que suelos con igual material parental y distinto uso (cereal o forestal) presentan marcadas diferencias estructurales. la de Tama County. la difusión de la publicación “Soils” realizada por Hilgard y avalada por su gran experiencia como geólogo. impulsan decisivamente a finales del siglo XIX al profesor Milton Whitney (1860-1927) a proponer en su país la creación del National Soil Survey Program y de una unidad de investigación de suelos dentro del Departamento de Agricultura con oficinas en todo el país (Jenny. 1941). y aquellos en pendiente podían clasificarse como estos últimos. Salvador González Carcedo 8 . Los investigadores de campo acaban aprendiendo que algunas de las propiedades importantes de los suelos no se relacionan necesariamente con su formación del suelo ni con el tipo de roca madre. Sus funcionarios (geólogos e ingenieros de campo) pronto encuentran que existe un claro efecto entre la calidad de las cosechas.1858) sobre la erosión hídrica generada por acción de los torrentes. la oficina de supervisión de suelos de Dubuque (Iowa) incluye la descripción de la estructura del suelo. Destacan los trabajos de Darcy (1803-1858) sobre el movimiento del agua en el suelo y los de Jurrel (1813. En 1902.

continuo y tridimensional. se multiplica y se recolecta. a los Edafólogos siempre nos ha salpicado una vocación. (Salvador González Carcedo. Tilcara en Jujuy y Quilmes en la Rioja Argentina). por las producciones agrarias que nos obliga a conocer los fundamentos por los que una planta nace. no siempre aceptada. palos y cuchillos de madera para siembra) y la similitud de ciertos métodos de cultivo (encontrados en las Yungas o selvas del Perú y Bolivia). 2007 El término Edafología (de las voces griegas edafos. se han concebido de dos formas diferentes: una basada en la naturaleza de sus propiedades y otra fundamentada en las orientaciones específicas o “usos” del suelo. que configura un espectro complementario de conocimiento. acompañado de bailes rituales. en algún tipo de relación cultural entre los indígenas americanos y las antiguas civilizaciones europeas. la práctica del riego (el sistema prehispánico de captación e irrigación en Alfarcito) y el uso de abonos (bostas de camélidos). son ejemplos de cultivos hidropónicos. suelo y cultura (cultivos). en equilibrio energético. Al inicio y final de los ciclos productivos ofrecían sus alimentos. 9 .Historia de la Ciencia del Suelo. azadas de piedra. considerando al suelo un como cuerpo natural. y a la importancia económica de la agricultura para todas las civilizaciones. debido al carácter utilitario de las relaciones que el hombre establece con el suelo. Esta última concepción ha sido la más empleada a lo largo de la Historia. Publicado por Juan José Ibáñez el 2 Mayo. crece. propiedades y distribución geográfica de los suelos. pero totalmente distinta en cuanto a las plantas cultivadas y a la falta de animales para el laboreo. que en España se define como la Química Agrícola. A grandes rasgos. e integrado en el ecosistema del que forman parte.). evolución. el concepto de suelo y los estudios relacionados con el mismo. La coincidencia de algunos objetos relacionados con la actividad agrícola (arados de palo. en honor a los lectores de Iberoamérica que el culto a la Pachamama (Madre Tierra) que aún subsiste. Pero no todo se cultivaba sobre suelo. suelo y logos ciencia o tratado) abarca una ciencia que estudia la génesis. Los habitantes que poblaban el Centro y Sur de América practicaban una agricultura semejante a la Eurasiática por el modo de trabajar la tierra. Por ello. muestra. las relaciones entre suelo y planta. Dada la proximidad del día de la Madre debo de recordar. Los jardines colgantes de Babilonia. 3ª parte. Repasemos los hallazgos mas importantes que conformen esta rama de la Ciencia. hecho que relegó cualquier consideración analítica del concepto de suelo hasta épocas recientes. bebidas y coca. así como las terrazas y andenerías de cultivo en las laderas de las montañas asociadas a los asentamientos defensivos o Pucaras (La Puna de Atacama en Perú. los jardines flotantes de los aztecas en Méjico y los de la China imperial. formaba parte de su cultura y de sus ritos más importantes. Edafología y Química Agrícola entrelazan sus orígenes.

pero los árabes influirán tremendamente en la agricultura. en sus palabras “la tierra es la madre común de todas las cosas. de las diferencias de humedad y temperatura. sin apercibirse que también se podían construir casas de forma mucho mas rentable a producir alimentos. al mostrarnos como las plantas podía crecer mejor con la aplicación de técnicas sencillas y un manejo racional del agua. las siguientes y curiosas reflexiones: · · La regeneración de los suelos es natural. “Para plantar un árbol es necesario hacer el agujero un año antes para que la tierra se haga”.). parece que tenía construido un aparato para hacer el análisis mecánico del suelo. 1989). agrupándolos en seis categorías: grasos y magros. de la aproximación que proporciona las soluciones a través de la síntesis de diferentes puntos de vista). integradoras del pensamiento Aristotélico. · Haciendo un gran salto en el tiempo. (autor de la aproximación holística a los problemas. Como ven mi empeño en distinguir las estructuras texturales y agregacionales tiene un fondo lejano en la Historia de la Ciencia del Suelo. carencia o ausencia de la humedad necesaria para las plantas. y blandos y fuertes. El calor es indispensable: “la tierra madurará bajo la influencia del sol y de la lluvia”. de las relaciones de la humedad con la evaporación y el nivel de la capa freática. considerado el primer redactor de escritos de Edafología. Hipócrates. es decir. La mezcla de esas propiedades daba una infinita variedad de tierras (Boulain. que describen el cultivo de plantas. Las características del suelo que coordinan su fertilidad varían fácilmente de un lugar a otro”. Como farmacéutico quiero recordar a Galeno (131-201). que respecto a los suelos tenía además de sus categorías. clasificó los suelos en función de su bondad para el desarrollo de las plantas. Los suelos del pie del monte y del valle son los mejores porque los elementos están combinados en una proporción justa. la Edad Media nos conduce al secretismo de la Alquimia. “Todo lo que la montaña tiene de bueno se transporta monte abajo”. Según Yarilov (1913). La fertilidad o infertilidad de un suelo es función de la presencia. porque ella es la productora de todas y está destinada a producirlas constantemente”. lo que responde a la pregunta de nuestros jóvenes lectores. húmedos y secos. en su libro “De Re Rustica”. así como de la noción de perfil térmico del suelo. 10 . en agua. Sin el deseo de pasar por historiador pero recordando a nuestro Lucio Junio Moderato Columela (70 años a. C. tuvo un alumno anónimo que escribe sobre el suelo: “La tierra sería el estómago de las plantas y éstas reciben de ellas el alimento en forma de fácil digestión.existiendo también jeroglíficos egipcios fechados cientos de años antes de Cristo. Este alumno anónimo. La tierra posee una enorme cantidad de fuerzas que nutren a las plantas. y se habría apercibido de la noción de estructura del suelo. La montaña es la imagen de un elemento seco y frío.

de tipología de suelos.En su primera parte. serie de 20 libros. Geber. En Bizancio se llamará Alquimia y se extenderá por toda Europa en la Edad Media. Los agrónomos hispano-árabes fueron capaces de aunar las concepciones teóricas del suelo. al introducir numerosos medios técnicos y mejoras en las prácticas agrícolas respecto a las conocidas hasta entonces. el aceite y las sales son alimentos necesarios para las mismas”. así como sobre el régimen hídrico y la forma de realizar pruebas de diagnóstico. Pero el principal impulso experimentado por la agricultura de la época. “ El Libro de Agricultura” de Abú Zacaría es una excelente recopilación de los conocimientos manejados en el área mediterránea. Ibn Basal. siguiendo su mentalidad oriental. como mediante denominaciones globales. añadiendo el empirismo andalusí. y desde ellas se irradió el conocimiento al resto 11 . En la España Visigoda. y que “el agua. conjunto de recetas sobre la elección de fertilizantes y su utilización. San Isidoro de Sevilla (570-636) sintetiza buena parte del saber de la agricultura tradicional en el libro XVII de sus Etimologías. Ibn Hedyuady. que contiene un sumario de los conocimientos del mundo mediterráneo en materia agrícola durante la Edad Media. los estudios sobre el suelo y la agricultura tuvieron en el Al-Andalus (actual Andalucía) un foco destacado. Sevilla. en cuyo segundo tomo sintetiza y reproduce los conocimientos preexistentes sobre la clasificación de los suelos. Los musulmanes han dominado como nadie el manejo del agua y la ingeniería del riego dejando una buena muestra de ello en sus casas. Cassius Bassus (siglo X) escribe las “Geopónicas ”. hacen que este libro tenga mucho de acertado y poco de erróneo. próximas a las descripciones de tipos de suelos. propias de los autores grecolatinos. Ibn Wahschiad (siglo X) es el autor de una compilación de obras anteriores denominadas “la Agricultura Nabatea”. A España llega en el siglo VII de la mano de los árabes. los eruditos tradujeron y recopilaron numerosos códices y trabajos. Su extensa bibliografía (más de 100 autores) y el ser un experto cultivador. Aboulkhayr autor de “El libro del cultivo” describe las tradiciones agrícolas de la antigüedad. en la Europa cristiana. medianas o inferiores para plantíos y sementeras por medio de ciertas señales indicantes de estas cosas…”. Las escuelas de Córdoba. Aunque esta unión entre lo teórico y lo experimental no fue suficiente para edificar una ciencia. En Bizancio. al tiempo que recoge las descripciones de suelo (como soporte sólido) y pedión (suelo en sentido rural. representado por eruditos tales como Abú Zacaría. Abul Kjair y otros. señala que “la potasa es un constituyente de las plantas”. Los conocimientos químicos de la China pasan a Tebas y Menfis. palacios y campos. Ibn al Awan (1145) es autor de un Tratado de Agricultura. En su capítulo 1 se ocupa del “Conocimiento de las especies de las tierras buenas. en donde los sacerdotes. En él se encuentran nociones próximas al concepto actual de edafogénesis. Algunas figuras son dignas de mención. en el siglo VII ú VIII. proviene del mundo islámico. Estos sabios pudieron caracterizar los suelos tanto en términos de cualidad. con las descripciones vivas de suelos observadas en la realidad. enseñaban en sus templos la química con el nombre de Arte Sagrado. Toledo. de un modo reservado. opuesto al urbano) ya diferenciadas en su día por Virgilio en sus Geórgicas. Granada y Murcia fueron las más afamadas.

Paracelsus (1493-1541) es el primero en darse cuenta de que las ciencias de la naturaleza son ciencias experimentales. Sin embargo su atención a los suelos es pobre. Cree en la Química como método para conocer los secretos de la naturaleza y ve en la experimentación la única vía para intentar conocer el mundo que le rodea. que lo hace a la metalurgia y Bernard Palissy a la industria. Cu. Allí definieron las reglas de la práctica experimental. As y S. los cuales fueron insuperables hasta la llegada del siglo XVI. su paso a la solución y la necesidad de la corrupción. fijaron con perfección los colores y obtuvieron el ácido sulfúrico.” resulta ser una de las recopilaciones medievales más leídas al condensar los conocimientos agrícolas del mundo romano y ser uno de los primeros libros impresos. Bacon. Ya no habrá afirmaciones como la de Jorge Agrícola.de Europa. la observación y la inducción. Descartes. Alberto el Magno (1193-1280). y sólo se reconoce como cierto lo que se podía confirmar con la experimentación propia. y las aplicaron a su trabajo (Galileo. este hombre es capaz de resumir sus conocimientos prácticos sobre el cultivo de la tierra. Raimundo Lulio (1232-1315) en su Ars Magna introduce la idea de que ninguna cosa puede ser engendrada en ausencia de sales. el origen de tantas doctrinas tan poco razonables que emergen en la Edad Media. Este espíritu saca a la Ciencia de los estrechos límites en que estaba confinada y la lanza a un camino de progreso que ya no se detendrá. A aquella época le sucede el periodo actual en que la ciencia adquiere un carácter más definido. Raimundo Lulio. que aplica la Química a las Ciencias médicas. Los alquimistas europeos. Arnaldo de Vilanova. Purificaron el alcohol y los álcalis. Por él se conocen el Zn y el As y aplica procedimientos analíticos para determinar las proporciones de S. estableció que la nutrición de las plantas se basa en tres principios: “La diversidad de alimentos. Su “Opus ruralium commodorum. El periodo de recolección de información experimental se enlazó con otro. y de ahí. el retorno al suelo de los restos vegetales para su descomposición” (idea que surge posiblemente de su observación sobre el comportamiento de los estiércoles). quien suponía que “en las galerías de las minas existían espíritus malignos que mataban a los operarios ”. Ag. al tener solo dos páginas de referencias a los conocimientos antiguos. “el suelo era uniforme 12 . es decir. el italiano Pietro de Crescenzi (1230-1320) autor de “De agricultura vulgare”. en el que el entendimiento humano se da a lo sobrenatural. Destaca un verdadero agrónomo. y habla a la razón con los hechos. Jorge Agrícola. no con la imaginación. Caravantes y “el Iluminado” son los exponentes más importantes de aquella Alquimia hispana. perseguidos por los poderes religioso y político. Fe. Según su criterio. “que halla deleite en la variedad de las cosas”. Palassy y Boyle las harían famosas siglos después). Con el Renacimiento llega el verdadero resurgir de la Ciencia. Tres químicos lideran este movimiento científico del siglo XV: Paracelso. se organizan en sectas que se reunían en los claustros de las catedrales. Aún así. libri duodecimun. se hace una crítica profunda de todo. sino que en ellas hay un gas irrespirable que causa la muerte por ahogo. Se pone en tela de juicio los conocimientos que fueron legados. Hg y sales en sus compuestos. La búsqueda de la piedra filosofal permitió conocer y manejar los ácidos minerales más importantes y multitud de compuestos de Hg.

etc. La alquimia. los dedicados a la calidad de las tierras. a finales del siglo XVI no llegó a encontrar la transmutación de los elementos en oro. Tiene capítulos como “de los sitios y calidades de las tierras”. los caracteres que definen su bondad o sus defectos. tuvo grandes conocimientos de cristalografía física. química. la Obra de Agricultura.en su naturaleza y en el contenido de sus componentes: materia orgánica. y una profunda sobreexcitación. Bernard Palissy (1510-1590) desarrolló el arte de la cerámica. Gesner (1541) distinguió géneros de especies y ordenes de clases en su clasificación vegetal. Presenta como aspectos más relevantes.. casi sin conocerlos. agua y materia mineral”. a instancias del Cardenal Cisneros. Jerome Boch (1539) clasificó las plantas por su relación o parecido haciendo de este concepto una forma de clasificación natural. Difundido en letra de imprenta. en la misma medida en que se iban alcanzando nuevos descubrimientos… Que los dejamos para el próximo post Saludos cordiales. pero sí la piedra filosofal de las naciones cultas: la Química. el clérigo Gabriel Alonso de Herrera escribe en 1513. y con su Opera Botánica e Historia Plantarum. “de las señales para conocer la malicia y bondad de las tierras “ y “de los defectos de las tierras“. exponentes todos ellos del evidente pragmatismo con que aborda los temas agrícolas. y destacando del suelo “su capacidad como suministrador de sales minerales para la planta”. Generó una legión de tenaces experimentadores que permitieron la apertura de la Europa de las Ciencias. Salvador González Carcedo 13 . fue muy leído en la época. En España. influyó decisivamente sobre los taxónomos tales como Linnaeus y Cuvier. y agricultura. casi tal y como ahora la tenemos estructurada. En el ámbito de la taxonomía vegetal. Bauhin (1596) utilizó un sistema binomial en la clasificación de plantas.

de alguna forma científica y definir el valor de sus propiedades para el desarrollo de la agricultura. ningún descubrimiento científico. Las discusiones productivistas en el seno de las nuevas Academias . 2007 La victoria de la Investigación moderna no fue completa hasta que se estableció un principio esencial: el intercambio de información libre y cooperativa entre todos los investigadores. 4ª parte. en Alemania “la Imperial de los Curiosos de la Naturaleza”. Boyle.Historia de la Ciencia del Suelo. En definitiva. el siglo XVII es el del triunfo de la experimentación. a partir de algunas reuniones interesadas en los nuevos métodos científicos introducidos por Galileo. hasta que al menos otro investigador haya repetido y confirmado la observación. consigue reunir. En 1684. Este trabajo fue continuado durante el siguiente siglo por los geógrafos que clasifican y cartografían los suelos de Gran Bretaña e Irlanda. a un grupo de sabios para formar en 1645 la Royal Society of London for Improving Natural Know. con sus hombres comprobando minuciosamente sus resultados en los laboratorios y exponiendo sus conclusiones mediante escritos a sus respectivas Academias. (Salvador González Carcedo). Newton. que por inducción enunció. Hoy no se considera como tal. Al poco tiempo se organiza en Florencia la “Academia de Cimento y la de Lienci”. la de Estocolmo… Aparecen también las primeras revistas científicas. Tycho Brahe y Kepler. 14 . Malpighi… Por su amistad y relación cobra impulso la creación de las Academias o Sociedades. Martin Lister cristaliza este esfuerzo con el primer esquema científico para la clasificación de suelos. A esta sociedad perteneció Newton. si se mantiene secreto. que envía en 1665 un cuestionario a los agricultores ingleses al objeto de conocer los tipos y condiciones de los suelos de una forma directa. Una observación o un descubrimiento nuevo no tiene realmente validez. actúa desde entonces bajo protección real. La primera es fundada por Porta en Italia con el nombre de “Academia de los Secretos”. para ello se crea el Georgical Commitee. Reconocida formalmente en 1660 por Carlos II de Inglaterra. Descartes. instituciones exclusivamente dedicadas al cultivo de las ciencias. sino de la comunidad científica. a finales del siglo XVII. la de Ciencias en París. Robert Boyle (1627-1691). Durante este siglo la Ciencia será tal como la entendemos hoy. físico y químico irlandés. Publicado por Juan José Ibáñez el 3 Mayo. Galileo. basadas en las observaciones y conclusiones de Galileo. Es precisamente en su seno donde se reconoce la necesidad de establecer una clasificación de los suelos. las tres leyes simples del movimiento y la ley de la gravitación universal. a mediados de este siglo. basado en la productividad agrícola: “An ingenious proposal for a new sort of maps of country”. cuyos cimientos habían sido puestos por Paracelso. Es el siglo de Bacon. La investigación no es el producto de individuos aislados.

Los científicos se realizan las siguientes preguntas: ¿Cómo crecen y se desarrollan las plantas?. experimentación y medición. introductor de la palabra “nitro”” como un elemento más de la cosmogonia aristotélica (el quinto elemento) – y ambos generan una importante ruptura en el contexto de las explicaciones de los fenómenos vitales (discutidos ardorosamente en las Academias). propios a cada investigador. de los que normalmente se ignoraba la justificación de los mismos. también acarrea la sal del estiércol. inicia el largo camino para descifrar las razones científicas que condicionan las buenas prácticas agrícolas del cultivo: “Es evidente que sólo el abono que se deposita sobre suelos áridos no podría de manera alguna enriquecerlo del mismo modo si no fuera por la sal que deja tras de sí la paja y el heno después de su descomposición. El primer tratado de agronomía en lengua francesa es el titulado “L´Agriculture et Maison Rustique” traducción realizada por Jean Liebant de la obra “Praedium rusticum” de Charles Estienne. la tierra y el fuego.El arranque de la agricultura científica se produce en este siglo. conscientes de que las respuestas aristotélicas a las mismas: el aire. impulsadas por los grandes avances en los campos de la Física y la Química. podrían ya no ser válidas. La lluvia que cae sobre estos estercoleros y que se escurre hacia los valles. Concluye que el suelo en nada contribuía a la nutrición de la planta y sí las substancias presentes en el agua. Oliver de Serres (1600) escribe “Théâtre d’agriculture et ménage des champs” en el que. En él describe los resultados del cultivo cuidadoso de un vástago de sauce en un cajón de tierra y sus cálculos matemáticos. al incluir los resultados experimentales. 15 . van Helmont conoce a Glauber (1604-1668) – descubridor de la acción fertilizante del salitre (nitrato de potasa). Comienza una serie de investigaciones fundamento del desarrollo posterior de todas las ciencias agronómicas. Pero la preocupación principal era determinar la naturaleza del principio nutritivo de las plantas. Sir Hugh Plat. tras 5 años de experimentación. en los conceptos de autores antiguos. la Biología y la Fisiología Vegetal. Si Nicholas Cusa (1450) había sugerido que las plantas crecen asimilando agua. el agua. y como indica Russell (1973) es el “período de la búsqueda del principio de la vegetación” que supone el inicio del cambio de la filosofía aristotélica deductiva hacia formas de pensamiento más inductivas basadas en la observación. ¿Cuál es el motor del crecimiento?. ¿Qué materias intervienen?. incide preferentemente sobre las propiedades físicas del suelo y considera el estiércol como fuente de calor. Sus trabajos perciben la gran revolución que se avecina en los campos de la Química Agrícola. en su libro Ortus Medicinae. si bien los suelos son tratados de forma recopilativa. y Sir Francis Bacon (1561-1624) escribe “el agua era el principal alimento de las plantas”. con la aplicación de técnicas propias de otras disciplina. Jean Baptiste van Helmont (1577-1644) modifica esta opinión tras acuñar la palabra “gas” para describir las propiedades del CO2 entre las que destaca su influencia en el desarrollo vegetal y publicar el primer balance de materia.

Salvador González Carcedo 16 . sino la sal que la planta ha extraído del suelo”. De esto se puede deducir que no es sólo el estiércol el que causa la fertilidad. Como ven es una época marcada por las inquietudes productivas Saludos cordiales.El campo es más verde y espeso en aquellos lugares donde previamente habían estado los montones de estiércol.

Los elementos químicos están constituidos por partículas elementales que se denominan átomos. cítrico ó málico como intermediarios en la síntesis vegetal de carbohidratos. Avogadro enuncia la existencia de dos clases de moléculas. Publicado por Juan José Ibáñez el 4 Mayo. las “moléculas elementales” (átomos) y las “moléculas constituyentes” (moléculas). que tanta importancia tienen hoy en la asimilación de nitratos y en la aparición de los carbonatos en el suelo. Durante la primera mitad del siglo XIX. enunciada el siglo anterior por Bergman: las substancias químicas son orgánicas o inorgánicas. En 1843 especula sobre los ácidos oxálico. Justus von Liebig (1803-1873) desarrolla técnicas de análisis cuantitativo y las aplica a los sistemas biológicos. fuerza de carácter sobrenatural no abierta a la experimentación de laboratorio. Es el primer químico en demostrar que el calor de los cuerpos de los animales se debe a la combustión de los alimentos ingeridos. La importancia de otras Ciencias en en el desarrollo de la Edafología y de la Química Agrícola (siglo XIX). Describe los ciclos del C y N en animales y plantas. la Química Orgánica está condicionada por la aún vigente “teoría vitalista”. Mulder y Berzelius intercambian conocimientos sobre la composición de las substancias pues. mientras los compuestos nitrogenados se derivan de precursores del suelo. 5ª parte. (Salvador González Carcedo). Wöhler (1800-1882) sintetiza accidentalmente urea en 1828: La “teoría vitalista” ha muerto. Las primeras formando parte de los seres vivos. 2007 El comienzo de siglo XIX se conmociona por la aparición de la teoría atómica de Dalton en 1804. sólo podían ser sintetizadas gracias a la “fuerza vital”. o son óxidos de radicales compuestos o son combinaciones de dos o incluso varios óxidos de este tipo. 17 . A partir de este momento. En 1840 puntualiza que los compuestos orgánicos vegetales se sintetizan a partir de CO2 del aire. la Química Orgánica comienza un desarrollo acelerado y paralelo al de la Química Fisiológica (cruce entre la Química Orgánica y la Fisiología).Historia de la Ciencia del Suelo.

Drapor (1844) muestra que las plantas que crecen en soluciones de bicarbonato sódico pueden liberar O2 en presencia de luz. Van’t Hoff propone el desarrollo tridimensional de las fórmulas orgánicas. En Biología. Schleiden y Schwann. expresan la teoría celular (la célula es la unidad básica estructural de todos los organismos). Charles Daubeny publicó en 1836 la eficiencia de las diferentes partes del espectro lumínico en la fotosíntesis que Wilhelm T. Kekulé formula el anillo bencénico después de soñar con un juego infantil en el que dos grupos de niñas (entre ellas su hija) hacían dos corros concentricos girando en sentido opuesto . la descripción del enlace peptídico y su papel en la estructura de las proteínas. que completa tres años más tarde junto con von Helmholtz y que tienen una extraordinaria repercusión en todos los campos de la Ciencia. tanto plantas (Fitoquímica) como animales (Zooquímica). Nicholas-Thèodore de Saussure publica en 1804 experimentos que representan el primer tratamiento del tema de la fotosíntesis. Barnes propone el término “fotosíntesis”. Desarrolla la primera ecuación que define el balance de la fotosíntesis. Von Hoppe-Seyler. Mayer (1842) enuncia la primera ley de la termodinámica y su aplicación a los seres vivos. utilizando métodos cuantitativos y una terminología química moderna. Von Liebig ejerció su influencia sobre numerosos alumnos (incluidos ingenieros y futuros edafólogos). John W. junto con una observación relativa a la relación entre las capacidades de rotación óptica y complementa a Fisher (1852-1919) en sus trabajos sobre la estructura de los azúcares. Renè Dutrochet expuso en 1837 que la clorofila es necesaria para la fotosíntesis.El conocimiento sobre fotosíntesis alcanza avances definitivos. Engelmann completa en 1882 al describir cómo la luz del rojo era la más efectiva. Su método experimental es uno de los más elegantemente concebido. En el campo de la Físico-Química o Químico Física (según se desee). utiliza por primera vez en 1877 el término “Bioquímica” que 18 . En 1898. facilitan la transformación de la Biología desde una ciencia observacional en una ciencia experimental y estimulan la colaboración entre químicos y fisiólogos. entre los que destaca Kekulé (da nombre definitivo a la Química Orgánica e indica que la Química Fisiológica es la que se ocupa de los procesos químicos que se verifican en los organismos.

Al final de siglo. Karl Pearson (1894) publica la primera de una serie de contribuciones a la teoría matemática de la evolución. En genética Gregor Mendel publica en 1866 sus investigaciones sobre híbridos vegetales y su subsecuente comportamiento.con el tiempo ratifica Carl Neuberg en 1903 a la par que nos muestra el proceso fermentativo como una ruta metabólica. exentas de células vivas podían transformar la glucosa en etanol y CO2 y Pasteur consigue demostrar que las fermentaciones son producidas no sólo por levaduras. utilizando como campo de investigación los microorganismos del suelo y clasificando más de un millón de especies. Ernst Charles Darwin (1844) propone la teoría de la selección natural. da pie a la ciencia de la Microbiología. Edward Buchner (1897) descubre que las levaduras trituradas. Miles Berkeley (1845) ve que un moho era el responsable del tizón de la patata y contribuye a la clasificación de los hongos. Bènèdict Prèvost (1807) muestra que un organismo vivo es el responsable de la enfermedad de la hinchazón del trigo. quien nos habla en 1836 de que la putrefacción y la fermentación son realizadas por microorganismos y a von Liebig (1839). que mantiene que fermentos no vivos causan la fermentación. Max Schultze observa en 1864 los plasmodesmos. sino también por otros microorganismos. a Theodor Schwann. hecho básico en la concepción actual de la organización arquitectónica y nutricional y funcional de los tejidos vegetales. como la Histología Vegetal. otro ruso genial. En Patología Vegetal.cuya verdadera dimensión se adquiere gracias entre otros a Berthelot (1837). y Dimitri Ivanovski (1892) descubre un agente causante de enfermedad. cuando sugirió que las fermentaciones consistían en la acción catalítica que los seres vivos ejercían sobre las substancias químicas que reciben. Payen y Persoz aíslan la primera actividad enzimática -la amilásica. En Matemática Aplicada. Kühne (1878) acuña el nombre de enzima. En otros campos. Heinrich Haeckel (1866) es el primero que usa el término “ecología” para describir el estudio de los seres vivos y sus interacciones con otros seres y con su medio ambiente. En 1833. impulsando el estudio del metabolismo en los seres vivos. Sus leyes fueron olvidadas 36 años. más pequeño que las bacterias: los virus. Vinogradsky. Aporta métodos para analizar la 19 . y abre una controversia sobre si la fermentación es un proceso vital ó no.

Saludos cordiales. que fueron básicos en los desarrollos matemáticos que hoy operan en la Edafología. estudiados al detalle. Gracias. Salvador González Carcedo 20 .distribución de la frecuencia estadística. en esta fase de la historia. Espero de mis lectores amables me ayuden a completar la lista hombres sabios con sus descubrimientos mas relevantes.

ácido carbónico. K y Ca. Su agotamiento producía infertilidad. En esta obra. por lo que el agricultor debía preocuparse de forma continua de su restitución. 2007 Justus von Liebig. por fermentación. únicos alimentos de las plantas. Edafología y Química Agrícola en el siglo XVIII. marcando el camino de la fertilización química moderna. sino de soluciones minerales y que el humus es un producto transitorio entre la materia orgánica vegetal y las sales minerales. Reidel patentará esta idea en 1916.Historia de la Ciencia del Suelo. más que como ente sujeto. von Liebig hace pública su teoría mineral de la nutrición vegetal. y siendo su acción. Estos conceptos abrieron la vía de desarrollo de la industria de los fertilizantes inorgánicos. aceptado como “padre de la agricultura moderna”. además de contestar severamente a la teoría del humus de Thaer. y el hecho de que los 21 . “dadas las grandes cantidades de nitrógeno que hay en la atmósfera y dada una supuesta capacidad de las plantas para asimilarlo directamente al igual que el carbono”. bien de las substancias minerales que hay en la tierra”. sobre todo de tipo físico. Entre los elementos que se debían de restituirse estaban: N. en su conferencia “La química en sus relaciones con la Agricultura y el crecimiento de las plantas” dada en la British Association (Glasgow. Según esta teoría. desarrolló los conceptos básicos sobre la fertilización y la nutrición mineral de los vegetales. aplicó el concepto de balance propio a su “teoría de la nutrición vegetal” dando forma a su teoría mineral. el humus divide al suelo y favorece el desarrollo de las raíces al generar. 6ª parte. punto de partida de la Química Agrícola. procedente. 19840) y que desarrolla en su obra Chemie Orgànique appliquée à la Physiologie Végétale et à l’Agriculture (1841). P. Considera al suelo un “almacén” estático. de donde las plantas toman los nutrientes necesarios y que el “suelo” reemplaza con el tiempo. de interés para las raíces más jóvenes. Para Liebig. No obstante. Apoyó la concepción del suelo como ente objeto. demostró que las plantas no se nutren de humus. bien de la descomposición del humus o de la atmósfera. (Salvador González Carcedo). “las plantas se alimentaban exclusivamente de materia inorgánica. Publicado por Juan José Ibáñez el 7 Mayo.

no importaba que se substituyera por substancias minerales. La materia orgánica en forma de estiércol no interesaba “per se”. al permitir desvincular la producción agrícola de la dependencia de los animales y de su alimentación. Para Von Liebig era más importante restituir el P y el K. Amici (entre 1851 y 1855) investiga los procesos de fertilización en plantas desde un punto de 22 . el primero que publica la observación de que al añadir sulfato amónico a una columna de suelo se lixivia sulfato cálcico y estudia. de forma sistemática. por lo que éste fue su gran fracaso. podía dedicar una mayor superficie de su finca a cultivos más lucrativos. Shelford. el intercambio catiónico. El desconocimiento del poder para retener cationes por parte del complejo de cambio del suelo. o que se halle presente en una cantidad insuficiente. Por tanto. Con la teoría mineral se consiguió explicar porqué resultaban tan útiles las prácticas de la agricultura tradicional. El principio mineralista representaba un adelanto para los agricultores. En esta línea Giovanni B. pero éstas debían encontrarse en el seno de combinaciones binarias como el agua. Por tanto. que resultaban poco eficaces para el desarrollo vegetal al considerar a los componentes solubles como un inconveniente por sus posibles pérdidas por lavado. sino por lo que generaba en su descomposición. como las enmiendas de calcio o yeso. llevó a von Liebig a proponer como fertilizantes a compuestos inorgánicos muy poco solubles. formulada en 1913 Víctor E. impide a los restantes producir su efecto normal o por lo menos disminuye su acción nutritiva”. las aplicaciones de huesos en polvo y de guano. tan normales en la época. para hacer más rápida su asimilación. von Liebig enunció la “Ley del Mínimo”: “Un elemento que falte. Como tesis de sus investigaciones sobre el papel desempeñado por los elementos químicos en el desarrollo vegetal. Aunque Gazzeri había percibido la capacidad del suelo para intercambiar cationes en 1816. en 1848. el CO2 o el amoníaco. hace que el químico alemán recomendara al agricultor que no se endeudara con los guanos y otros abonos nitrogenados. es Thompson.principales cultivos fueran cereales. que se complementará con la Ley de la Tolerancia Ecológica. si bien el término “intercambio de bases” fue acuñado por Way entre 1850 y 1852.

G. Faltaba por resolver cómo el N2. el Conde de Gasparin escribe dos obras “Cours d’Agriculture” (1843) y “Traité de la détermination des terres arables” (1872) basadas en los conocimientos de Boussignault que constituyeron durante muchos años las dos guías científicas más seguidas por los agricultores en Europa. Desde 1875. Boussignault amplia y difunde las nuevas ideas sobre nutrición vegetal que. junto con Winogradsky (1856-1946). por A. Schloesing y Müntz investigaron sobre el componente bacteriano del ciclo del N en el suelo. Abordó el problema de la formación de 23 . se dieron los pasos necesarios para que Robert H. pasaba al suelo y en su caso. Mitsterlich los aborda con un sentido matemático. En la aplicación de la Química a la Agricultura tomó el relevo Jean-Baptiste Boussignault (1802-1887). Dividía los elementos del suelo en asimilables y no asimilables por las plantas. Este último realizó la primera demostración de una quimiosíntesis trabajando con bacterias sulfurosas. Entre sus trabajos se suelen citar las investigaciones sobre el contenido en Al de las aguas de drenaje. En 1888. quedaron firmemente ancladas en los circuitos científicos de la época. Tansley (1935) del concepto de ecosistema.E. la Physique et la Meteorologie“ (1843). a las raíces de las leguminosas. Berthelot (1827-1907). Beijerink aisló el Rhizobium leguminosarum de los nódulos de leguminosas y. con su obra “Economie rurale dans ses rapports avec la Chimie. practicados hasta entonces de forma generalizada. por Joseph Grinnell (1917) del concepto de nicho ecológico y. presente en el aire. limitando el interés de los datos de análisis totales. unidas a su visión pragmática del suelo. Un agrónomo eminente. definen los géneros Aerobacter y Azotobacter. generando su conocida “Ley de los rendimientos menos que proporcionales” que tuvo difusión universal. al ser capaces de transformar el N libre del aire en formas ligadas asimilables. El padre de la Química Agrícola francesa. Demuestra la necesidad del N en plantas y animales y también. Con la introducción. padre de la microbiología. aplicó el análisis químico al medio natural. la difusión vertical y horizontal y sus resultados sobre la nitrificación.vista químico y M. MacArthur y Edward O. Wilson establecieran en 1968 la disciplina de ecología teórica. explicó su papel en la nutrición de su huésped y su capacidad como fijador de N2. que “las plantas superiores no pueden utilizar el nitrógeno atmosférico sino únicamente los nitratos del suelo”. estudiando los nódulos de leguminosas.

Correlativamente. el primer norteamericano. crénicos y apocrénicos y Grandeau (1834-1911) indica que el humus tiene otras misiones en el suelo. el inglés John Bennet Lawes (1814-1900) inicia en 1843. Mitscherlisch (1794-1863) encuentra que la fermentación se debe a levaduras y la putrefacción a los vibrios. gracias a haberse ido recogiendo y analizando sistemáticamente las aguas de drenaje. Desde estos puntos de vista. humina. pues facilita la adsorción de ácido fosfórico. Trabajó intensamente para desvelar el secreto del encalado y estableciendo el concepto de “calcio intercambiable”. Mulder da la primera clasificación de los productos contenidos en el humus. a los que pronto se asoció John H. Gilbert (1810-1901). aún en activo. y Nitrobacter spp. y su capacidad para contaminar las capas freáticas y ello. Liebig constató que elevadas concentraciones de N quedaban fijadas al humus.nitratos y al aislar del suelo a los principales organismos responsables (Nitrosomonas spp. no como un hecho taxonómico. en la finca de Rothamsted. nitrificación. celulolisis. definiendo los términos de ulmina. Otras investigaciones suyas le convirtieron en el padre de la microbiología dinámica y siguiendo estas ideas y ya en el siglo XX. Martin Alexander y nuestro Julio Rodríguez Villanueva implantaron el estudio microbiológico de los suelos. han permitido estudiar el comportamiento de los nitratos en el suelo. en campos con diferentes dosis de fertilizantes nitrogenados. denitrificación etc. además de la de proporcionar N a las plantas. los célebres experimentos sobre fertilización. estudioso de los suelos fue Edmund Ruffin en Virginia. ¡y tanto¡. Hoy sigue siendo punto de referencia de muchos expertos en las ciencias del Suelo y en las Producciones Agrarias. en su evolución y en los productos de su descomposición. Centrando la atención sobre la materia orgánica. sino como una forma de ver las rutas fisiológicas que permiten estudiar la evolución de los materiales orgánicos presentes en el suelo: proteolisis. Estos ensayos de larga duración además de facilitar el desarrollo de las recomendaciones sobre la aplicación de fertilizantes. no estando disponibles para la planta. Después de escribir un breve ensayo 24 . ácidos úlmicos. demostró la separación entre nitrosación y nitrificación.).

El siguiente paso fue eliminar completamente el soporte suelo y cultivar plantas en la solución que contuviera los nutrientes. como se hacía en los Jardines Colgantes de Babilonia. Kearney reúne a inversores. de extraordinaria importancia en los desarrollos que tiene actualmente la Edafología y la Química aplicada a la Agricultura en los EE UU y en el resto del mundo. y las propiedades físicas. Eran los microelementos. Lo consiguieron dos científicos alemanes Sachs en 1860 y Knop en 1861. Su legado. En los años siguientes descubrieron que otros siete elementos se necesitaban en cantidades más pequeñas: Fe. publicó “An Essay on Calcareous Manures” (1832). establece sistemas de riego revolucionarios. pionero del desarrollo agrario de suelos. se rodea de científicos. Sus técnicas se usan todavía hoy en los estudios de fisiología y nutrición vegetal. busca y forma a los productores. Mn. Zn. en un medio semidesértico hace que el concepto de Pedology se extienda como sinónimo de suelos. K. que permite financiar las investigaciones sobre suelos. que llega a ser el agricultor más próspero de California y líder de una concepción industrial de la producción agraria. Ca. humedecido con una solución acuosa que contuviese los minerales requeridos. Esta concepción de Hersey en la que el suelo es conceptualmente un objeto. Pero su influencia fue pequeña al no circular su publicación más que en los “Estados del Sur”. S. en Norteamérica frente a las concepciones Rusas. En el desarrollo de sus ideas. En una secuencia 25 . y Mg. totalmente nueva en cuanto al uso del agua. dando sus estudios origen a la “nutricultura”. que nos hablan fundamentalmente de los microorganismos o la biología del suelo (Edafología). que aplicó a las producciones vitícolas y hortícolas. El espíritu amplio del pedólogo Hersey. se convierte en 1951 en la “Fundación Kearney para las Ciencias del Suelo“. le permitió ponerse al servicio de los intereses de Kearney. Con ello creo que te contesto JJ. crea áreas de distribución de sus productos. añade abonos a los suelos. nutrición vegetal y agua. P. los cuales definen hoy al grupo de los macronutrientes. Cl. Otros trabajos habían demostrado que las plantas podían cultivarse en un medio inerte. En estas primeras investigaciones sobre nutrición vegetal demostraron que se podían conseguir crecimientos normales sumergiendo las raíces en una solución acuosa con N. Cu y Mo.en “the American Farmer” (1822). cedido a la Universidad de California. B. en California. sobre los suelos áridos del Valle de San Juaquín.

Trelease en 1933.continua se inicia la formulación de estas soluciones: Tollens en 1882. Se había abierto la era de los fertilizantes líquidos. Saludos cordiales. Tottingham en 1914. Arnon en 1938 y Rubbins en 1944. Hoagland en 1919. Shive en 1915. muchas de las cuales se usan actualmente. Salvador González Carcedo 26 .

en 1927. que se desarrolla a lo largo del tiempo a partir de la roca madre. como un estado del desarrollo global de la cubierta de suelo en la historia de la evolución geológica de la superficie. natural. 2007 Grandes cambios se han operado durante el siglo XX. el Medio Ambiente y la Química Agrícola ha visto nacer a otra rama de la Alimentación: La Tecnología de los Alimentos. Concepto de unidad de cuerpo de suelo. A la difusión de los conocimientos rusos del suelo cooperó de forma definitiva Joffe (1886-1963). y solonetz. Los puntos vertidos por Dokuchaev y su escuela durante este siglo los resume Rozanov (1982) en los siguientes conceptos:  Concepto de suelo: “cuerpo natural independiente”. Concepto de “factores de formación del suelo”. explicado como un complejo interdependiente de fenómenos naturales bajo cuya acción integradora se forman y desarrollan. hace de puente entre las dos culturas y escribe su obra “Pedology” editada en 1936 y 1949. y su clasificación. fundamentalmente de los organismos vivos. quedan ocultos hasta que Marbut. Concepto de cubierta natural del suelo. tradujo el trabajo de Glinka y lo presentó en el primer Congreso Internacional de la Ciencia del Suelo (USA). Constantino Glinka (sucesor de Sibirtsev y cofundador de la ISSS en 1924) publica en 1914 su libro “ Great Soil Groups of World”. interdependiente. como principal forma de organización de la cubierta de suelo global que refleja la estructura e historia de la evolución global de la superficie. Si el comienzo del siglo nos permitió ver el asentamiento definitivo de la Edafología como Ciencia. Las escuelas germana (Stremme) y rusa (Glinka) por fin se comunican mutuamente los resultados y como consecuencia de esta colaboración. sometida a la influencia de los factores de formación. como un reflejo de las conexiones existentes en la naturaleza entre los diferentes suelos y que pueden ser geográficas. los nombres que empleaban tales como chernozem.       27 . Sin embargo. quien por su origen lituano-ruso y sus relaciones personales. el devenir de la Química Agrícola nos ha mostrado que el suelo no era indispensable para producir alimentos. el trabajo de su escuela rusa. que justifica el análisis del perfil en su conjunto para poder realizar el estudio del suelo.Historia de la Ciencia del Suelo 7ª Parte. podzol. Concepto de Clasificación de suelos y Sistemática. el suelo se ha convertido en pieza fundamental de otra Ciencia integradora. durante el transcurso de estos años. que añade una visión universal a sus trabajos sobre los suelos. Al final del milenio. genéticas y evolutivas. Concepto histórico de la formación y de la sucesión de etapas de formación y evolución. Concepto de zonalidad y tipos zonales de suelos (asociación de tipos). (Salvador González Carcedo) Publicado por Juan José Ibáñez el 10 Mayo. El concepto de suelo evoluciona y la Edafología se organiza.

rama de la Ciencia que destaca el papel del suelo como intermediario entre la materia viva y muerta. sus métodos descritos pueden considerarse originales para la época. Sajarov (1878-1949) estudió las soluciones del suelo. Gedroiz (1872-1933) destacó por su trabajo sobre la fracción coloidal. pH o incluso la profundidad del suelo. En la primera mitad de este siglo. El húngaro Alexius de Sigmond. la cohabitación entre el punto de vista analítico y el naturalista (globalista) es difícil. La Agricultura también evoluciona: las explotaciones tradicionales y rutinarias se racionalizan. pues los geógrafos aciertan a popularizar el concepto de zonalidad y los climatólogos y biólogos son capaces de mostrar la originalidad de los suelos frente a la ubicuidad de las rocas. Las actuaciones de Marbut y Joffe generan un movimiento científico paneuropeo que contribuye al avance de la Edafología en todos sus campos y al conocimiento común de los suelos de cada país. sus propiedades de adsorción y los métodos de determinación de las mismas. Sin embargo no todo es negativo. Sus trabajos sobre el complejo de cambio de los suelos quedan reflejados en su obra “ Suelos y formación del suelo a la luz de la química de los coloides” (1918). El trabajo de Kubiena (1938) merece destacarse por ser el promotor del estudio de los rasgos macroscópicos del suelo y porque buena parte de su labor de detalle la realizó en España. ni los agricultores saben interrogar a los investigadores. La obra de Tyurin (1902-1962). El checo Joseph Kopechy (1870-1935) representa un grado más en la especialización de los conocimientos edafológicos al ocuparse de la Física del suelo. Metodología de descripción de los perfiles y nomenclatura de los horizontes. Su libro “Micropedology“ publicado en 1938 permitió que muchos investigadores españoles siguieran sus pautas de trabajo. a su formación y a los procesos de alteración. sobre todo de los temas del agua y el drenaje. Los trabajos de Rode (1896-1989). Del sueco Albert Atterberg (1846-1916). quedan en nuestros días las acotaciones de los tamaños de las partículas de suelos. que aún hoy. Si Glinka concedió una gran atención a la geografía de suelos. En la Universidad de Zurich aparece G Wiegner (1883-1936). los expone en su libro “The Soil Forming Process and Soil Evolution“. Materia Orgánica del Suelo y su papel en la Edafología y en la Fertilidad. ya que todavía tendrá que verificarse la variabilidad de caracteres simples como la textura. Vernadsky (1863-1945) inició el desarrollo de la Bio-geoquímica. demostrando su importancia en la edafogénesis. al hacerlas suyas la International Society of Soil Science (ISSS). pues ni los hombres de laboratorio perciben la pluralidad de los tipos de suelos. Se inicia la mecanización del campo y se desarrollan tecnologías hasta el momento desconocidas por su rendimiento y capacidad. y los conceptos de límite líquido e índice de plasticidad. es el primer tratado centrado exclusivamente en la materia orgánica. sirven de esquema conceptual al haber establecido la diferencia entre los suelos con sales solubles y los que tienen sodio en los lugares de intercambio. respecto a la génesis de suelos y al régimen hídrico. aporta sus notables conocimientos sobre los suelos salinos y alcalinos. 28 .

clasificación y cartografía de suelos y la Sexta. En el próximo post iremos repasando sus principales aportaciones Saludos cordiales. la Quinta desarrolla nomenclatura.Es entonces cuando la Ciencia del Suelo se estructura en Comisiones en las que los conocimientos y quienes las generan. la Segunda se centra en el estudio de la Química del suelo. a la aplicación de las técnicas agrícolas. la Tercera en el estudio bacteriológico y bioquímico del suelo. se reúnen de una forma organizada. la Primera Comisión trata el estudio mecánico y físico del suelo. la Cuarta se dedica al conocimiento de la fertilidad del suelo. Salvador González Carcedo 29 . Así.

en este caso la Ciencia del Suelo. hasta un asentamiento definitivo. se generará un intenso proceso de discusión e integración de los conocimientos. se aporte el conocimiento que cada una es capaz de desarrollar de forma específica. de forma correcta en nuestro acervo de conocimiento. en su época mas moderna y actual o al desarrollar los post sobre los conocimientos que voy organizando lentamente en el “Curso sobre Bioquímica del suelo”. proteómica o genómica. 2007 El nacimiento de una Ciencia. al recoger la información de otras ciencias. nosotros. aplicados de acuerdo con la ley de Darcy. la biónica.Historia de la Ciencia del Suelo 8ª Parte. Los avances en el estudio del agua adsorbida en la interfase sólido-líquido. A partir de 1945 y sobre la base de los trabajos de Richards. Este proceso ha ocurrido con Ciencias como la Química Orgánica o la Inorgánica y está ocurriendo con la Bioquímica que está abriendo el camino a nuevas ramas como es la genética molecular. Posteriormente. la ingeniería genética. inicialmente exige que. en el seno de la “nueva Ciencia”. que permitió esclarecer no solo 30 . uno antiguo y otro actual. se comienzan a desarrollar las bases teóricas de la dinámica del agua en el suelo en condiciones de saturación. Y esa es mi intención al desgranar esta Historia de la Ciencia del Suelo. En mi opinión. estamos todavía en este periodo. por poner dos ejemplos. no bien reconocidos. distinguió tres tipos de agua. quizás con el ánimo de ampliar el campo de actuación de su propia ciencia. Gadner (1956) y Philips (1957) las estudian en condiciones de nosaturación y Klute (1952) proporciona las bases de la difusión del vapor. son los que posiblemente hacen evolucionar mas radicalmente el conocimiento. (Salvador González Carcedo) Publicado por Juan José Ibáñez el 11 Mayo. definió los conceptos de humedad equivalente y coeficiente de marchitamiento y propuso métodos de medida para estos parámetros. los de las Ciencias del Suelo. Empezando por la FÍSICA DEL SUELO. que permitirá dotarla de una personalidad propia. Schofield (1901-1960) introdujo en 1935 el concepto de pF y Richards (1904-1965) desarrolló métodos de medida para el estudio de las relaciones suelo-agua. reconocer sus orígenes. Briggs (1874-1963). pero con una visión aventurera. de la misma forma que se pide respeto a los integrantes de las ciencias “donantes” para que este nacimiento sea fructífero. también obliga. por parte de los “nuevos científicos” de la Ciencia del suelo. y que en principio no suelen estar bien vistos por los colegas que definen la pureza de cada ciencia. Estos científicos. desde las otras ciencias reconocidas en ese momento. Como es de bien nacidos ser agradecidos. Los aportes de la Física a la Ciencias del Suelo. su peculiar estructura y su reactividad fueron facilitadas por el avance de la microscopía. Esto ocurre porque existen una serie de científicos que aman trabajar en áreas frontera de su propia investigación. estudioso del movimiento del agua y la retención de la humedad por el suelo. e intentar que se integren. en ramas tan concretas como la integración de los procesos de degradación de la materia orgánica. y la participación del conjunto de los seres vivos en la formación de la materia orgánica del suelo y de sus estructuras asociadas.

la aplicación de las redes neuronales a la modelización de los procesos de transferencia de materia y energía a través de la porosidad en suelos naturales y antrópicos. La mecánica de suelos fue desarrollada por Proctor (1930) y Cassagrande (1933). Thornwaite y Penman (1948 y 1956 respectivamente) proporcionaron la medida de la evaporación y transpiración del agua contenida en el suelo. sino también los movimientos del agua.las características mineralógicas o determinados rasgos de los horizontes “diagnóstico”. El conocimiento de los factores que influyen en la dinámica de la estructura alcanzó un grado de desarrollo elevado a partir de los trabajos de Tiulin (1932). 1964). como ya se ha hecho en otros campos. acompañado de la medida de la conductividad calorífica (de Vries. especialmente los fenómenos de expansión y retracción. como el de las pinturas (abandonando el concepto de apreciación visual con el tiempo). las modificaciones de la estructura inducidas por procesos de naturaleza diversa y las alteraciones de minerales que acaban afectando a las propiedades anteriormente citadas. 31 . 1957) y que. se verán acrecentadas en la misma medida en que se extiende el uso de termistores. tensiómetros y el uso de métodos de radiación. Hoy. en la interfase suelo/atmósfera a escala real. permitiendo conocer las características del régimen térmico del suelo y de su dinámica (Chang. los posibles enlaces existentes entre las partículas gruesas y los coloidales y la participación de los metales como elementos puente y en ello estoy personalmente comprometido. siendo de extraordinaria utilidad la noción de evapotranspiración potencial introducida por el primero. los estudios de Física del suelo están incorporando los procedimientos de análisis por computación. plantean el problema dentro del contexto más general del balance de energía del suelo y sus relaciones con la atmósfera (Glier. especialmente útiles para resolver problemas de dinámica de calor y agua en el suelo. con ayuda de la clave de Munsell a partir de 1954 y creo que se automatizará para los suelos. También tienen gran interés los estudios sobre el comportamiento mecánico del suelo. de flujos de vapor de agua en condiciones no isotérmicas. 1958) y con la aplicación de la teoría de difusión. Las aproximaciones teóricas y experimentales al estudio. son campos en los que se trabaja activamente. solutos y elementos en suspensión en el suelo. materia orgánica y otros). El empleo de células de yeso y nylon. Bane (1934) y Russell (1934). 1938) sobre la temperatura del suelo. Todos estos avances cristalizan en el modelo de los dominios de Emerson (1960). con mención especial a los referentes a la estabilidad de los agregados frente al agua realizados por Yoder (1936) y Demolon & Henin (1938). Las aportaciones de Smith (1932. facilitaron la medida “in situ” del contenido en agua y de la densidad aparente del suelo. El color del suelo se medirá. Respecto a la estructura del suelo hay que destacar de Sajarov (1927) las aportaciones sistemáticas a la macroestructura y de Kubiena (1936) a la microestructura. 1960). La termodinámica de las relaciones agua-suelo proporcionó los fundamentos para una terminología uniforme de las relaciones del agua tanto en el suelo como en la planta (Taylor y Slatyn. de forma universal. la estimación “in situ” de sus características hidrodinámicas y los esfuerzos para determinar con métodos de campo en contenido en agua y la capacidad hídrica del suelo. que tiene en cuenta las diferentes sustancias cementantes (arcilla.

La aparición de la sonda de neutrones facilitó las medidas “in situ”. integrando algún post. (Kutilek y Rieu. escasamente factible en condiciones de laboratorio. Salvador González Carcedo 32 . permiten actualmente avanzar en el conocimiento de la estructura funcional del suelo. Os lo agradecería mucho. La puesta a punto de técnicas para la medida de la porosidad del suelo y parámetros asociados (superficie específica. seguro que alguien me puede ayudar. 1998).) el uso de la microscopía de barrido y análisis de imagen. La investigación sobre el transporte de materia en solución ha permitido desarrollar modelos teóricos de predicción utilizando la técnica de reflectometría temporal (TDR). etc. respetando las condiciones naturales y la variabilidad espacial. Saludos cordiales. junto como la aplicación de modelos matemáticos como la geometría de fractales. 1998). cuyo campo de aplicación se extiende hasta el transporte de contaminantes (Clothier y Voltz. Quizás falta ampliar esta historia por la dinámica de los gases. distribución de volúmenes porales.

los cultivos hidropónicos se desarrollaron comercialmente en España. Su utilidad fue puesta en práctica durante la guerra del Pacífico en islas incultivables. la Hidroponía se viene definiendo como la ciencia del crecimiento de las plantas sin utilizar suelo. las “buenas propiedades” de estos soportes. agua y ponos. Francia. ¿Las producciones agrarias necesitan siempre del suelo? (Salvador González Carcedo) Publicado por Juan José Ibáñez el 11 Mayo. El interés sobre la aplicación práctica de los “cultivos en nutrientes” no llegó hasta cerca de 1925. Desde entonces. se contraponen a las “buenas propiedades del suelo”. 33 . Gericke puso los ensayos de laboratorio de nutrición vegetal a escala comercial. turba. denominando a este sistema de cultivo en nutrientes “hydroponics” (palabra derivada del griego hydro. Como resultado. a los cuales se añade una solución de nutrientes que contiene todos los elementos esenciales necesitados por la planta para su normal crecimiento y desarrollo. fertilidad y enfermedades. aunque usando un soporte o “medio inerte”. labor. para alimentación de las tropas con verduras frescas. Italia. y en otras Universidades de España. lo cual supuso en otra época el establecimiento de “distancias” entre los Químicos Agrícolas y los Edafólogos. A partir de los años cincuenta. Ahora. Veamos que nos dice la Historia. en la Universidad de California. Alemania Suecia e Israel. tal como grava. zanahorias. Inglaterra. 2007 Después de haber escrito un post sobre la producción de bacterias fotosintéticas (no será el último) creo viene a cuento hablar de los cultivos en medios nutritivos líquidos. A comienzos de los años 30. así como cereales.Historia de la Ciencia del Suelo 9ª Parte. Estos soportes se están ampliando constantemente como bien nos indica el profesor Carlos Cadahía (ya jubilado) y el equipo que le continúa. Coincide que entre 1925 y 1935 tuvo lugar un desarrollo extensivo. remolacha y patata. piedra pómez o serrín. debido a la necesidad de cambiar de tierra con frecuencia para evitar los problemas de estructura. los investigadores comenzaron a valorar el uso potencial del “cultivo en nutrientes” para reemplazar los métodos de cultivo en los suelos convencionales. frutales y plantas ornamentales Utilizando el cultivo en agua en grandes tanques. Curiosamente. obtuvo plantas de tomate de una altura tal que fue necesario utilizar una escalera para cosecharlos. Gericke cultivó vegetales tales como rábanos. posiblemente por la idiosincrasia de ambos grupos. arena. trabajo). el cultivador es un empresario en el sentido más clásico absolutamente distinto al agricultor clásico que trabaja la tierra. vermiculita. en la Universidad Autónoma de Madrid. al trasladarse las técnicas en laboratorio para el cultivo en nutrientes a la producción en gran escala. cuando la industria de los invernaderos demostró su utilidad.

inspiraron los trabajos de Harrison. Bhojwani et al. o el uso implícito de las mismas. Ball (1946) consigue las primeras plantas completas de Lupinus spp. Tras el descubrimiento por Miller (1955) de la quinetina. la inclusión de las técnicas informáticas y los sistemas de control “on line”. mejoradores genéticos. la automatización de los sistemas de control de tiempo. silvicultura y horticultura (Pierik. la cual establece que “las células son autosuficientes y en principio son capaces de regenerar una planta completa ”.. Gautheret (1934) intenta cultivar in vitro el tejido cambial de algunos árboles y arbustos. Tulecke (1951) la obtención de un callo haploide de Ginko biloba a partir de polen y Muir et al. y Van Overbeek (1941). tenían para agrónomos. junto con Nobécourt. White (1934) cultiva con éxito raíces de tomate. determinados por la relación de auxina/adenina y a Morel y Martin (1952) la obtención de dalias libres de virus. 34 . lo que permite a Skoog y Tsui (1948) la formación de raíces y vástagos adventicios. y Tropaelum spp. obtiene la regeneración de órganos a partir de callo de Sequoia sempervirens. 1979. Gautheret (1940) reintenta con éxito el cultivar in vitro el tejido cambial para la formación de vástagos adventicios. pero formulador de los problemas y estrategias que posteriormente se habían de seguir. emplea leche de coco (que contiene un factor de la división celular) para el cultivo de embriones de Datura spp. no hubiera podido Knudson (1922) germinar. ni Robbins (1922) cultivar “in vitro” ápices de raíz. Sin los intentos fallidos de Haberlandt (1902). por los que consiguieron multiplicar tejidos animales. Nurrows y Carriel (1907-1909). “in vitro” semillas de orquídea. cuando en 1939 consiguen con éxito el crecimiento continuo de callo vegetal. una citoquinina que actuaba como reguladora del desarrollo celular. botánicos. En todo caso. el desarrollo de equipos de riego. a partir de ápices del vástago y en 1959. el desarrollo en este campo ha sido especialmente rápido y se han publicado numerosos resultados importantes para la agricultura. los científicos se dieron cuenta de las implicaciones prácticas que estas herramientas de trabajo convenientemente manejadas. (1954) el desarrollo de una planta completa a partir de una célula aislada.La aparición de plásticos como el vinilo. biólogos moleculares. fitopatólogos moleculares. Desde esta concepción. los que impulsan de manera definitiva este tipo de trabajos. el desarrollo de sistemas que permiten el control y ahorro de agua. por cultivo de meristemos. en el que estaban presentes células capaces de generar auxinas. han permitido el espléndido desarrollo presente en Almería y en Huelva como exponentes de esta realidad productiva. cuando lanzan la “teoría de la Totipotencia”. Después de la Segunda Guerra Mundial. El cultivo de los tejidos vegetales sólo se desarrolló tras el descubrimiento de las hormonas y los reguladores vegetales. entre otros. Estos dos investigadores consiguen la primera aplicación del microinjerto. Pero este desarrollo no hubiera tenido lugar sin la base científica establecida por Schwann y Schleiden en 1838. 1986). de los componentes químicos de las soluciones nutritivas. bioquímicos. punto de partida del que nació el cultivo de células y tejidos. pero no prospera por carecer de auxinas. de manera asimbiótica. pero son estos dos investigadores.

Desde entonces. en recipientes de gran capacidad. soluciones nutritivas minerales. Y comprender porqué trabajan con estrategias diferentes.UU. En 1986. Si en 1960. Murashige y Skoog (1962) desarrollan su medio que tan buenos resultados ha dado para la multiplicación de tejidos.Tulecke y Nickell (1956) desarrollan por primera vez los cultivos en suspensión. vitaminas y ayudado actualmente con tecnologías de transferencia genética etc. diez años después Power consigue su fusión y Tabeke (1961) y sus colaboradores consiguen regenerar las primeras plantas a partir de aquellos. Buen fin de semana. manejo de hormonas y factores de crecimiento. callos. para la obtención de productos secundarios (¿les recuerda esto algo a la producción de microalgas. 35 . Saludos cordiales. este fin de semana se lo dedico a mis hijos. cultivos de células aisladas. Su aceptación por parte de los Edafólogos tendrá una gran repercusión. la que tomó el relevo a las Universidades. alcanzaba los 5565 millones de unidades y sólo Francia producía 71 millones de unidades. semillas de orquídea. Jones estima que la producción americana de plantas en los EE. todavía más. Si los cultivos en medio líquido son una faceta importante de la Química Agrícola. con el manejo adecuado de las formulaciones de medios de cultivo. Sus actividades también tienen importancia. de la mano de la Bioquímica y la Biología Molecular. para producir biopetróleo?). quizás podamos comprender mejor los procesos que ocurren en el suelo. cultivos de meristemos. Cocking consigue la degradación enzimática de las paredes celulares para la obtención de grandes cantidades de protoplastos. Los grandes campos de trabajo industrial se centran en el cultivo de embriones. y abrir nuevos campos de trabajo a los efectos de fomentar la biodiversidad. pues desde esta óptica. no deja de tener su importancia. microsporas. protoplastos. el conocimiento de los soportes que se están utilizando y las técnicas de desarrollo de los mismos. explantos y ápices de vástago y todo ello. Salvador González Carcedo. siendo Holanda el país donde por primera vez se cultivan “in vitro” plantas superiores y su industria. Skoog y Miller (1957) descubren la regulación de la formación de órganos (raíces y vástagos) variando las proporciones de citoquinina/auxina y años después. Como además soy padre. los desarrollos se han ido acelerando de forma espectacular.

azufre (1986). (Salvador González Carcedo) Publicado por Juan José Ibáñez el 14 Mayo. emergente a partir de 1945. tiempo de residencia. especiación. responsables de los fenómenos de cambio. movilidad. Eh. precipitación y oxidoreducción. durante la primera mitad del siglo XX. complejación. (1987). 2007 Si las Ciencias que estudiaron aspectos del suelo relacionados con la Física. desorción. los relacionados con el origen de la acidez o el conjunto de los procesos redox. Hendricks y Fry (1929) realizan el primer análisis por Rayos X referido a los componentes inorgánicos y en 1939 se aplica por primera vez el microscopio electrónico al estudio del suelo. permitió estudiar de forma aislada a los 36 . Los aportes de la Química a la Ciencias del Suelo. la teoría de potenciales químicos de Schofiel (1947) se ve modificada por Bolt. problemas ambos relacionados con las carencias y toxicidad de los oligoelementos. manganeso (1988). Su relación con los ciclos biogeoquímicos y su comportamiento en función de los condicionantes del medio: pH. potasio (1985). o los trabajos de Barber (1984) sobre la disponibilidad de nutrientes en el suelo. Establecimiento de las relaciones entre la composición y estructura de los coloides del suelo y las propiedades químicas. En la segunda parte de este siglo aparecen trabajos de síntesis sobre los elementos más destacados: Aluminio (Jackson. así como y procesos químicos del suelo tales como adsorción. 1963). silicio (McKeague y Cline. Destacan los trabajos de Wiegner y Mattson (1929) sobre el complejo coloidal y los de Helmont y Gay sobre la doble capa. para explicar el origen de las cargas negativas. en los que se introduce un factor que explica las posibilidades de difusión del ion hacia la planta. Así podemos organizar las direcciones más importantes que sigue la Química del suelo durante este periodo en: • • • Elaboración de modelos sobre el cambio de nutrientes. Aganoff discute la utilización del análisis térmico diferencial (ATD). Estudio de los diferentes elementos químicos (metales. dinámica y facilidad de extracción. Igualmente destacan los trabajos sobre la reacción del suelo y sobre todo. competencia iónica. Así.Historia de la Ciencia del Suelo 10ª Parte. disolución. delimitando su presencia. “metales pesados” (1986). influencia de ligandos. Con el tiempo. en el Congreso Internacional de la Ciencia del Suelo de 1935. (1967) y Barrow. la acidez del suelo. 1964). la Química del Suelo permitió la elaboración de diversas teorías sobre el “complejo coloidal” del suelo y las propiedades con él relacionadas. temperatura. el contenido de sus empíricos desarrollos se ven sustituidos por formulaciones más rigurosas desde el punto de vista teórico. 1964) y las publicaciones de autores múltiples sobre: el fósforo (1980). • Si Kelly. observables en suelos saturados. hierro (Segalen. hierro (1985). que permiten darnos una idea de su participación en la actividad global del suelo. La aplicación de la nueva tecnología analítica. metaloides y radionúclidos) en el suelo.

autolísis bacteriana y neoformación en laboratorio evitando de esta forma los problemas de la sosa. La espectrofotometría se introduce hacia 1950.R. las aportaciones de Bremner y Bartholomew en el campo del análisis y evaluación de los compuestos nitrogenados en el suelo. Entre otras muchas. Y junto a ellos toda una nueva gama de reactivos orgánicos. incluídas las de Schnitzer (1956). la sonda electrónica. dicetonas. al realizar la titulación electroquímica de los compuestos “fúlvicos” y “húmicos” y relacionar sus resultados con la capacidad de intercambio iónico de la “materia orgánica” del suelo. Sin embargo. quien desde su primer trabajo “Note of the extraction of organic matter from the B horizon of a Podzol Soil” lo utiliza con sus ventajas e inconvenientes. Kononova y Belchikova (1971) introducen un nuevo extractante. la cromatografía en el periodo 40-50. Bruckert (1976) aporta el tetraborato como reactivo de extracción.componentes. Raman) y de caracterización química de muestras naturales sólidas o en solución. como un factor de formación de suelo y relegando a un segundo plano su concepto ancestral de la “bondad de los suelos orgánicos para la agricultura” verdaderamente poco científico. El Nitrógeno es un elemento constitutivo de los compuestos humificados y actuante como impulsor de la actividad biológica del suelo atribuyéndose la responsabilidad “prima“ respecto a la productividad vegetal. complementarios al etanol. Cameron son de gran interés. La modelización de su trabajo sobre la composición. AFM. los autoanalizadores. cuando el US Soil Survey advierte que una de las causas de pérdida de fertilidad y de la erosión de los suelos están asociadas al descenso de los niveles de materia orgánica. Los trabajos de Forshyth 1941 de extracción de compuestos humificados con ayuda de sosa. en Nancy. y con ello un incremento de la capacidad de análisis en los laboratorios. 37 . influye sobre todas las investigaciones posteriores. Una de las consecuencias directas del planteamiento del paradigma de Jeny fue el estudio específico de la materia orgánica en Edafología. Standford sobre la mineralización del nitrógeno y las ecuaciones presentadas por C. Kowalenko y D. tal y como se puso de manifiesto el 1979 en el Congreso de “Migrations des Complexes Organo-Mineraux du Sols”. o la modelización matemática de los procesos con el fin de identificar y cuantificar los mecanismos de las reacciones inorgánicas y orgánicas en los suelos. Más recientemente fué la aplicación al suelo de técnicas microespectroscópicas (EXAFS. cromatografía de alta presión HPLC. orgánicos. la absorción atómica en 1955. inorgánicos y los denominados inorgánicos móviles del suelo. y análisis estructural de los compuestos húmicos. van a ser introducidos: dimetilformamida. es impresionante. Posner (1966) da un paso más allá. los radioisótopos en la década de los 50 y posteriormente la resonancia magnética nuclear. etc. y otros. dimetilsulfóxidos. Mössbauer. se reagrupan todos sus intereses. sobre la base de su capacidad de reacción con los carbohidratos presentes en los componentes fúlvicos (cuya composición ya había quedado establecida). el pirofosfato sódico por su actividad dequelante. que reduce los problemas de hidrólisis. generándose un avance espectacular. de G.G.

Stevenson y Flaig además de realizar un estudio general de estos compuestos. Como consecuencia. por poner ejemplos puntuales de la extensa entre una variada gama de técnicas que hoy están presentes en los análisis de este tipo de materiales. medidas de viscosidad. A principios de siglo. mayor de 2 micras de diámetro. En casi ningún caso se atiende a lo que realmente hay y lo que se extrae. en el suelo. desarrollan diversos modelos moleculares de los ácidos fúlvicos y húmicos y en recopilaciones más recientes. McKnight. Al conocimiento de las moléculas húmicas dedican buena parte su vida los alemanes Martin y Heider (1971). A la alteración de las arcillas como tales y a la influencia del entorno edáfico específico. dos tipos de materiales objeto de estudio: la fracción gruesa. la interpretación de los resultados empiezan a tener interés cuando se aplica a suelos policíclicos. tales como la espectrofotometría UV-V. Wershaw. La fracción fina ha recibido mayor atención como consecuencia de su mayor reactividad e influencia sobre las propiedades de los suelos. a índices de fertilidad potencial. el uso de 13C. y nuevos desarrollos como la aplicación del RMN de alta frecuencia. Holmes ó McLean. Desde los primeros tiempos de la Mineralogía ya se diferenciaron. inferior a dicho tamaño. etc. Aiken. Hayes y Switt aportan entre 1985 y 1989 revisiones de gran importancia. Esta orientación se observa en los trabajos de Mattson. (1961) “Soil Organic Matter”. son difusos y su clasificación real es arto difícil. No se descartan técnicas menores como la cromatografía capilar en la determinación de los hidratos de carbono después de silitización. Resonancia de spin electrónica. La aplicación de la DRX al estudio de la FRACCIÓN ARCILLA contribuyó 38 . alúmina e hierro. IR. 1965). A estos estudios van a contribuir técnicas. Sediment and Water” “Humic substances II : In search of Structure”. RMN. los coloides inorgánicos del suelo eran considerados como mezclas químicas de sílice. o los escritos por Frimmel y Christman “Humic Substances and their role in the environment”. degradativas o no. y la fracción fina. Jackson dedica una gran parte de sus esfuerzos. la solubilidad en determinados reactivos o las relaciones estequiométricas entre sus constituyentes. tales como “Humic Substances in Soil.. la cromatografía de exclusión molecular. Por su pequeño tamaño de partícula y por la imposibilidad de observar estructuras externas se consideraban como amorfos. Si las técnicas de estudio de la primera apenas evolucionaron. Para conocer su composición se utilizaron fundamentalmente técnicas de tipo químico. análisis de difracción electrónica y por espectrofluorescencia. en estudios de meteorización y por su utilidad en las clasificaciones de suelos. entre otros. Flaig (1975) “The Soil Compounds” ó Lowe (1978) “The Soil Organic Matter” van incrementado el acervo de conocimientos de una forma organizada. Robinson.La capacidad integradora de personas como Kononova. la electroforesis sobre gel de poliacrilamida. La conformación de los complejos organominerales se estudia a partir de la interacción de las arcillas con los ácidos húmicos y fúlvicos (Orlov y Greenland. se engloba bajo nombres genéricos y solo en pocos casos se habla de compuestos orgánicos concretos etc… En este sentido Stevenson trabaja actualmente de forma intensa. MacCarthy. Giessekin (1972) “The Soil Components”. las clasificaciones denominativas que impliquen a los conjuntos moleculares liberados siempre quedarán bajo sospecha. utilizándose casi exclusivamente la petrografía microscópica. o la espectroscopía de masas por ionización (Py-FIMS).

Estudios de alteración experimental. Actualmente se ha cuestionado la importancia concedida a las isotermas de adsorción y a las constantes de intercambio. Y en ello estamos en esta Bitácora. Estudios de tipo geoquímico y termodinámico. han de ser considerados meros indicios. Actualmente son temas de estudio de especial atención: • • • • Estudios mineralógicos en ambientes especiales y extremos. entre otros. fundamentada en la caracterización precisa de los grupos funcionales de superficie.decisivamente a demostrar su naturaleza predominantemente cristalina. Desde entonces se realizan un gran número de estudios sobre la estructura y propiedades de los minerales cristalinos de la arcilla (Grim. RMN. por insuficientes para conocer de modo preciso los mecanismos implicados en reacciones de superficie como el cambio iónico. derivado del importante papel que estos parecen tener en determinados tipos de suelos como podzoles. Correns) avanzando notablemente en su conocimiento y catalogación. Fieldes (1966). que han propiciado el avance de la química de superficie. oxisoles y andosoles. se han utilizado dos estrategias. la adsorción de iones y moléculas neutras o la isomerización de moléculas orgánicas. Saludos cordiales Salvador González Carcedo 39 . así como la globalizad de los procesos enzimáticos que ocurren en la interfase líquida que de forma correcta denominamos “Solución del Suelo”. Técnicas combinadas como espectroscopía de absorción atómica por plasma de acoplamiento inducido. de los componentes orgánicos y minerales del suelo. Destacan los trabajos de Fripiat (1964). mientras no se demuestre por una vía alternativa el mecanismo sugerido por estas representaciones y parámetros. Mehmel. Recientemente la Edafología ha puesto especial énfasis en el estudio de los MINERALES DE CADENA CORTA. Tan (1984). Han merecido también la atención los estudios de transformación de minerales a los que han aplicado los principios de la termodinámica para predecir las fases estables y el sentido de las transformaciones. La segunda representada por de Pedro (1979) consiste en provocar la alteración experimental de distintas rocas y minerales en condiciones controladas de laboratorio. van Reeuwijk (1974). responsables de su interreactividad. Con la más clásica. vía que deberá de incluir un mayor conocimiento sobre las características químicas de los componentes orgánicos de la Necromasa del suelo. Jackson y Sherman (1953) estudian la composición del suelo y de las rocas en diferentes etapas de alteración. y FT-Raman. Para el estudio de los mecanismos de las reacciones de alteración. FTIR. Auger). así como técnicas de estudio de la interfase (ESCA. Como mucho. Estudios sobre las características superficiales de los minerales y su relación con las propiedades del suelo. Hoffmanm.

predación). microorganismos y virus. De Ruiter et al. que confieren a este último una mayor estabilidad y elasticidad funcional (Beare et al. Bioquímica y Metabolismo al conocimiento de la Ciencias del Suelo.Historia de la Ciencia del Suelo 11ª Parte. 1983. 1995. micorrizas. Estas interacciones pueden presentarse en su función positiva (mutualismo. Los aportes de la Biología. 1992). simbiosis) o negativa (competencia. Bioquímica y Metabolismo del suelo también han suscitado un interés creciente. En la mayoría de los casos. los efectos de los macroorganismos sobre las capacidades del suelo implican interacciones directas o indirectas con los organismos más pequeños. (Salvador González Carcedo) Publicado por Juan José Ibáñez el 15 Mayo. así como su participación en la formación y estabilización de la estructura del suelo (Andren et al. focalizadas en tres áreas clave y una consecuencia: • • interacciones positivas entre plantas y sus microbios simbióticos (v. 1995). se vienen describiendo y cuantificando los efectos de los macroorganismos (v. cuanto menor sea la complejidad de las interacciones bióticas. son una consecuencia de las actividades de alimentación. mayor será la probabilidad de que los efectos indirectos tengan mayor impacto regulador de las funciones del suelo (Price. La importancia de las interacciones directas en la regulación de los procesos del suelo. Así los factores que condicionan la actividad de los 40 . Al amparo del Programa Internacional para el estudio de la Biología del Suelo (IBP). 1997). Beare et al. interacciones negativas entre los organismos detritívoros en su ámbito propio (Coleman et al. y en particular con los organismos más pequeños. Para establecer estas interacciones es vital el conocer los factores que condicionan la actividad biológica. Coleman. termitas) e integrando su actividad dentro de los grandes procesos funcionales del suelo (Lavelle. gusanos de tierra. plantas. 1990.g. Tienen suma importancia agraria los conocimientos relacionados con existencia y propagación de fitoparásitos de plantas. digestión y deposición de los macroorganismos parecen ser los responsables de estos efectos indirectos. iniciado en 1970. y subsecuentemente la regulación de la abundancia microbiana y su actividad en relación con los grandes procesos de transformación y ¡como no!. 1985. Ciencia que la comprende. 1993). químicas y de las capacidades bioquímicas y metabólicas del suelo. . 1997). Los cambios en las propiedades físicas. ha sido objeto de muchas investigaciones. es una gran aportación de la Edafología a la Ecología. 2007 Los estudios sobre la Biología.. el turnover de la materia orgánica y de los nutrientes. Estos procesos abarcan también. 1988). Lavelle. En su conjunto.g... • • En general. ) (Allen. Rhizobium como exponente de fijadores de N2. interacciones indirectas entre los microorganismos y el suelo.

1994). 1994) y a las raíces de las plantas.2 mm) contribuye también en estos procesos al ser responsable de la fragmentación de los restos vegetales.. 1985). 1995) y la causa (“Prince Charming”) puede adquirir formas biológicas y/o físicas muy variadas. 1979). . la macrofauna (de tamaño > 2 mm: termitas. por la deposición del mucus y residuos intestinales con capacidad para estimular la actividad de los microorganismos del suelo dada su riqueza enzimática portada (Lavelle and Gilot. recibir una nutrición adecuada a partir de unos recursos difusos y de baja calidad. cuya red poral suele ser insuficiente. en forma de pellets. 1981). hongos. Entre las formas biológicas.organismos dependen de las escalas espaciales y temporales en las que funcionan (Swift et al. el mayor énfasis se ha dado al conjunto de los “ingenieros del ecosistema ” (Jones et al. incrementando de esta forma el área superficial susceptible de ataque microbiano y la producción de materia orgánica fecal. . las fuerzas físicas juegan un papel igualmente importante. Aunque las comunidades microbianas del suelo son numerosas y diversas. por su capacidad para establecer gradientes de humedad y nutrientes y liberar exudados. (1994) bajo el nombre de “Sleeping Beauty Paradox”. Los microorganismos del suelo (< 0. En algunos ambientes edáficos.. La mesofauna (2-0. a los gusanos. El “beso de la Bella” que despierta a los microorganismos consiste en un incremento de la biodisponibilidad de los recursos tróficos en el seno de los microhábitats (Beare et al. 1998). Una 41 .2 mm: bacterias. los macroartrópodos por su capacidad para modificar mecánicamente el ámbito del suelo (Anderson et al. que permite despertar a los microorganismos en estado de latencia. poseer una tolerancia extrema a los cambios de humedad. captar sus requerimientos nutricionales en un ámbito en el que los recursos son limitados e impredecibles tanto en el espacio como en el tiempo y variables tanto en composición como en calidad nutricional y tolerar cambios rápidos y extremos de humedad y temperatura. lisados y rizodepósitos. 1993). La aparente contradicción entre el corto tiempo de vida de cada generación de microorganismos (no superior a 20 h) y su relativamente lento periodo de sucesión (uno a un año y medio) fue descrito por Lavelle et al. • En el otro extremo de la escala. cuando no dominante. . enriquecida en microorganismos saprófitos (Beare y Lavelle. gusanos y macroartrópodos) están limitados por su capacidad para: • • • moverse en el seno de un ámbito para ellos compacto. que regulan tanto la composición como la actividad de las comunidades microbianas (Clarholm. protozoos y nemátodos) están limitados por su capacidad/incapacidad para: • • distribuirse en el seno de una matriz compacta. la mayor parte se encuentran en situación de latencia durante extensos periodos de tiempo (Jenkinson y Ladd.

1987.. pueden generar una modificación mecánica del hábitat microbiano. Por ello se aceptan las pocas aplicaciones sucesivas de la red a subsistemas específicos y/o dominios funcionales del suelo. mesofauna y microorganismos en el seno de las escalas espacial y temporal y determinar la magnitud e intensidad del factor biológico en el suelo. Las semejanzas y diferencias entre las distintas fuerzas biológicas y físicas son muy poco conocidas. 1992. A menudo estas redes se componen de los elementos de la macro y meso fauna. la función “organismos del suelo” se organiza en escalas de espacio y tiempo. Clarholm. 1985. estando los microorganismos asociados a otra relacionada con la naturaleza y volumen de los recursos orgánicos. 1995). incrementando la densidad de microalgas verdes (Clorofíceas) y verde azuladas (Cianofíceas). De esta forma Swift (1984) intenta resolver los problemas de ensamblaje entre las especies que comparten espacio y recursos. Así se describe y cuantifica el flujo de energía y la transferencia de materia en el seno de los ecosistemas (Coleman. en un determinado nivel jerárquico. 1981. Sin embargo. asociadas a incrementos de temperatura y movilidad de los fondos marinos de aguas someras. De Ruiter et al. de la misma forma que la importancia relativa de los microambientes edáficos específicos se asume frecuentemente. En el suelo. Con la composición de las comunidades biológicas se estudia la distribución de sus recursos y los lugares físicos que ocupan. El empleo de modelos de simulación.: macroorganismos como gusanos de tierra o termitas).rápida humectación de suelos secos o la litoclastia por contraste térmico. La construcción de sus redes tróficas es una de las estrategias más usadas para encontrar un concepto integrador de las interacciones entre macro -.g. elevar el nivel de biodisponibilidad de nutrientes y substratos orgánicos que condicionen su actividad. que incluyen a las redes tróficas está permitiendo cuantificar los cambios temporales de la funcionalidad biológica. Las situaciones pre-sísmicas.. 1985. movilidad y expectativas de vida. parece que estimula directamente la biosíntesis de bacteria-clorofilas. (v. estas interacciones tróficas se asocian a la degradación de la materia orgánica y al flujo de nutrientes. el asumir que estos procesos ocurren en el seno de matrices homogéneas.g. (Santos et al. que evidentemente se encuentran regulados por otros factores formativos de suelos como las propiedades derivadas de la naturaleza de la roca madre o la intensidad de factores climáticos. 1985). Para conocer las diferencias de tamaño. incrementar la superficie susceptible a meteorización química y como consecuencia. Hunt et al. Esto no es un hecho aplicable exclusivamente a los suelos. pero raramente se demuestra. o hechos antrópicos asociados a la calidad degradativa y nutricional de los aportes de materia orgánica. específicamente orientados a la biodiversidad edáfica.. Clarholm. 1993). microorganismos) (Beare et al. a efectos de establecer el impacto que genera en la estructura de las comunidades biológicas de otro nivel jerárquico (v. generando el concepto de “unidades comunitarias”.. limita extraordinariamente la eficacia de esta herramienta al no tener en cuenta la variabilidad espacial presente en el suelo.. Beare et al. La distribución en espacio y número de cada subunidad en el concepto de “unidades comunitarias” está permitiendo avanzar en el conocimiento de la localización y ritmo de interacciones 42 .

Exp. los canales radiculares pueden persistir intactos durante décadas. cada país va aportando un número creciente de investigadores a esta área. después de muerta la raíz. factores en definitiva. Un ámbito de interés preferente en esta Universidad de Burgos desde 1972 es el de la ENZIMOLOGÍA Y METABOLISMO DE SUELO. Por ejemplo. de tal forma que la rizosfera se transforme en detritusfera. sino que al cabo del tiempo son también el lugar de acumulación de sus cuerpos y de sus residuos.P. Sin embargo. Esta concepción proporciona un principio de integración de las funciones biológicas a diferentes escalas espaciales. Stevenson. Macías y Gil Sotres (1984). aminoácidos) o iones (nitratos. Heider (1956) Australia: R. 43 . Beare y Lavelle (1998) introducen la definición de dominio funcional: “regiones que el suelo origina o que unos organismos del mismo generan. Estos viejos canales radiculares contienen a menudo restos orgánicos no biodegradables de aquellas y pueden servir como madrigueras preferentes de los gusanos de tierra. Buttler y Brisbane (1968) Bélgica: M. materia y energía. íntimamente ligado a la resolución de los problemas tróficos que afectan a las unidades comunitarias del suelo. sulfatos). Hoffmann (1953) H. y al significado de los enzimas en el contexto de los agregados y de la fase acuosa del suelo. quizás centurias. Puerto Rico Agr. Desde que May y Gile (1909) evaluaron por primera vez una actividad (The catalase activity of soils. Como ejemplos de esta definición se incluyen: detritusfera (residuos vegetales en superficie). ya sean biomoléculas: (monosacáridos. Posiblemente en su estudio se encuentren claves de los flujos de nutrientes. Otro problema se deriva del momento de la muerte de las raíces. aparecen como una importante limitación de su desarrollo.J. García (1985). que son importantes para determinar la función del suelo (Anderson. Koepf (1954) J. y asociado a la biodisponibilidad y flujo de nutrientes microbianos y vegetales. Quizás deba de introducirse una fusión y denominar a ambas como rizodetritosfera.G. rizosfera (área radicular) y drilosfera (nicho de los gusanos de tierra). los hábitats de gusanos y hormigas no solamente tienen la función de permitir su estancia. Así en una breve relación se indica a quienes fueron pioneros en algunos piases (perdonen si no cito a todos):      Alemania : G. teniendo en cuenta las escalas temporal y espacial presentes en el suelo.J. Sta. M. Circular nº 9 3-13) y Michaelis y Menten (1918) establecieron su conocida cinética de trabajo enzimático sobre la ureasa del suelo. Dedeken (1964) Canadá: B. 1988). Ross (1965) Ladd. enquitréidos y artrópodos. Martin y K. fosfatos.Roberge (1968).interespecíficas que afectan a las transformaciones biogeoquímicas en los suelos. los problemas que contemplan la forma en que se llevan a cabo el conjunto de los cambios temporales y la función de estos “dominios funcionales”. Y de la misma forma. a la génesis de fulvatos y humatos y su comportamiento dentro de los perfiles. España: Pinilla (1973) González Carcedo (1979) Carballas. modifican y extienden y que tienen influencia sobre la actividad de otros organismos”.

Kiss (1957).T. En general se ha estudiado de ellos. Drobnik (1955) A. distribución en las unidades de estructura.: Conrad (1944) Bremner y Douglas (1966) Tabatabai (1969) Ureasa. J.T. y los mecanismos de asociación a los componentes inorgánicos y orgánicos en sus diferentes estados de evolución. uno de los grupos más universal en cuanto al número de enzimas investigados haya sido el dirigido por Kiss. G. M.J. Nueva Zelanda: Ross (1965) Rumania: S. Mc Garity (1965). y todavía se hace sin un rumbo claro.        EE. la autodepuración (falsedad respecto a lo no biodegradable). quizás porque la urea fue clave en la separación de la Química de la Bioquímica y la Química Fisiológica o quizás ha sido su uso y abuso como un fertilizante de utilidad creciente.: R. No hay duda del poder magnético que la ureasa ha tenido para los enzimólogos de suelo. Skujins (1967). Durand (1965) “Les enzymes dans les sols” Italia: O. localización.Burns (1972). Sn. (1969) UK. La aplicación de técnicas recientes como la PCR empiezan a permitir identificaciones. J. M. Stotzky (1973) W. Frankenberger (1975) Francia: Y. Saludos cordiales. que hasta ahora estaban reservadas únicamente a otros campos como el clínico. Dommerges (1965) y G. la comunidad microbiológica se defiende. expresando su capacidad de síntesis y excreción ureolítica.UU. Galstyan (1958) Sudáfrica: Anderson. su presencia. Posiblemente. La industria de los fertilizantes siempre intentó bloquearla olvidando que cuando el suelo recibe este compuesto. Rotini (1932) “La transformatione enzimatica dell´urea nell terreno” Nanipieri y Sequi (1961). Poco a poco.F. y a la vista de lo que ocurre en el suelo. pero de vida edáfica efímera. McLaren (1957) Serie de “Soil Biochemistry “ a partir de 1967 J. aunque sea de un animal. Salvador González Carcedo 44 . Dragan-Boularda (1974) Rusia: V. la transmisión de señales o el incremento de la productividad de los suelos. Borau (1965). para eliminar su toxicidad.W. Kuprevich (1949). se están abriendo campos relacionados con su indirecta acción hormonal (Señales).G.

(Salvador González Carcedo) Publicado por Juan José Ibáñez el 24 Mayo. King se da cuenta de la importancia generalizada de las propiedades físicas de los suelos. F. procedentes de la escuela rusa. Hasta 1910. entre 1910 y 1920 se fueron incorporando tanto los factores de formación naturales como el antrópico y aparece un número mayor de condicionantes que los que corresponden a los conceptos geológicos puros. De una forma gradual. clasificación y uso al conocimiento de la Ciencias del Suelo. según el tipo de suelo.Historia de la Ciencia del Suelo 12ª Parte. Los aportes de Génesis. lo cual reflejaban en la mayor parte de sus informes. la “oficina de seguimiento y control de suelos” de Dubuque County incluye sistemáticamente en sus informes la estructura del suelo y la de Tama County. los conceptos más sensatos sobre clasificación de suelos fueron planteados por Coffey. en Iowa relacionó la topografía con la diferenciación de perfiles. al clasificar de suelos sobre la base de un sistema jerárquico basado sobre una única característica conceptual: “El suelo era un cuerpo natural que tenía una 45 . el reconocimiento de suelos se hacía para informar a los agricultores del uso de prácticas agrícolas adecuadas y ayudar a decidir qué producción debían de sembrar en cada caso particular. Al principio. A partir de 1903. Y ello a pesar de que determinados conceptos habían sido ya desarrollados de forma aislada por Hilgard (1860) y Coffey (1912) y se comenzaban a recibir las informaciones divulgadas por Marbut. usado para interpretar la nutrición vegetal. Desde los trabajos de Hilgard. clasificación y uso de los suelos se organizan a partir del inicio de actividades del “National Soil Survey Program” dirigido por Milton Whitney. En los laboratorios primaba la teoría del Balance Nutricional en lámina de agua. los únicos expertos disponibles con experiencia en los métodos de campo y capacitados para evaluar los problemas agrarios. Sus colaboradores de campo llegan impresionados por las grandes variaciones que presentan los suelos naturales y la ausencia de relación obligatoria con el uso agrícola de los mismos y su productividad. H. la mayor parte del personal fueron geólogos. En un principio. pero cuya concepción del suelo era como un conjunto de los productos de alteración de las formaciones geológicas definida por la forma del suelo y la composición litológica. 2007 En USA. mientras que los conceptos geológicos predominaban en los trabajos de campo. para estos fines. En poco tiempo también se dieron cuenta que había diferencias entre los suelos bajo bosque o pastizal. Notaban que suelos con mal drenaje natural tenían propiedades diferentes a aquellos con buen drenaje y que los suelos de ladera eran diferentes entre sí. los conocimientos sobre génesis. Whitney enfatiza sobre la importancia de las propiedades texturales y la capacidad de un suelo para nutrir a las plantas y cubrir sus necesidades de agua y de nutrientes. formados a partir del mismo material parental. Un conflicto conceptual estuvo latiendo desde el comienzo del Soil Survey. Los investigadores de campo aprendieron que algunas propiedades importantes del suelo no estaban relacionadas con el tipo de roca o el suelo formado. Hasta finales de los años 20 estos dos conceptos condujeron a clasificaciones de suelos muy dispares.

el sistema fundamental era climático. A partir del Congreso de Roma. en el quinto nivel aparecía el desarrollo del perfil y en el sexto. A partir de aquí y hasta el cuarto nivel de clasificación. bajo la dirección de Marbut (1853-1935). el Soil Survey acepta los conceptos de la Edafología rusa y los adapta a las condiciones de los EE. Los rusos conciben a los suelos como cuerpos naturales independientes. interpreta y presenta en el I Congreso Internacional Congreso de Washington (1927). en esencia. Con esta doctrina. en el estudio de la composición. aceptada por todos. Emil Ramann (1851-1926). 1977). Marbut afirmaba: “el reconocimiento de los horizontes del suelo y la descripción e identificación de los mismos se basa. el material de partida. En Alemania. características. Más tarde. receptor básico de las ideas de Dokuchaev e impulsor del desarrollo de la Edafología en la Europa del Oeste. diferenciado en horizontes. materia viva. 46 . Jenny (1941) enfatizaría la relación funcional entre las propiedades del suelo y su proceso de formación. En su esquema categoriza en el nivel superior dos órdenes: los Pedalfers (con acumulación de hierro y aluminio) y los Pedocals (con acumulación de carbonatos). publicando su libro “Edafología forestal y teoría de la distribución de suelos” . profesor de la segunda cátedra de Edafología del mundo.UU. Joffe (1928). Crea un sistema de clasificación que agrupa a todos los suelos del mundo. Junto con Jacob S. número y disposición de los horizontes del suelo que constituyen cada perfil“. Así. las Clasificaciones se inspiraron casi exclusivamente en los postulados de Dokouckaev. material parental. aparecen un gran número de trabajos sobre química y morfología que Marbut resume. Hacia 1925. en la creencia de que esta relación reflejaba los niveles pluviométrico y térmico bajo los cuales se habían formado los suelos. La traducción inglesa de su obra “The evolution and classification of Soils“ (1928) supuso la apertura de su labor investigadora a todo el ámbito científico. realiza una importante actividad en el ámbito forestal. Su concepto geográfico de la clasificación de suelos se describirá próximamente en el/los apartado(s) “Historia de la Edafología en España”. resultado de unas combinaciones únicas de clima.génesis definida. composición química y características biológicas” definición aceptada actualmente por Birkeland (1974). Sólo los primeros se subdividieron en subórdenes en función de los cocientes SiO2/Al2O3 de la fracción arcilla. una naturaleza distintiva en cada caso y un proceso de formación de sus componentes independiente de las rocas constitutivas de la corteza de la tierra” (Cline. definían al suelo como “un cuerpo natural de constitución mineral y orgánica. con profundidad variable. Hipotetizaban sobre qué propiedades reflejaban mejor los efectos combinados de este conjunto de factores genéticos responsables de su formación. relieve y tiempo (Gedroiz. interpretaban los conocimientos semiempíricos que sobre el suelo y sus propiedades se habían ido acumulando. y que difiere del material subyacente en su morfología. 1927).

A pesar de todo. Stebutt (1930) subdivide los suelos en su primer nivel según el grado de desarrollo. Las clasificaciones rusas que se desarrollaron hasta la segunda II Guerra Mundial se basaban en su principio de zonalidad de los Grandes Grupos de Suelos. Era más. Los conceptos de la escuela rusa fueron revolucionarios porque las propiedades de un suelo no se basaban únicamente en las inferencias de la naturaleza de las rocas. estos conceptos requerían que todas las propiedades del suelo fueran consideradas de una forma 47 . Charles E. publica en 1931 la primera clasificación de suelos australianos. Glinka. etc. En todo caso. Afirmaba que podrían preveerse ciertas características sin examinar los suelos. su clasificación de 1935 depende del concepto de “un suelo normal”.). 1926. se mantuvo vigente hasta 1960 y es precursor de la Soil Taxonomy. El inglés Milne (1935 publica su concepto de “catena” como una entidad cartográfica y genética dentro de sus trabajos de clasificación del Este de África. considerados éstos de una forma independiente. mientras que en el segundo. (zonales. debidas a la alteración física y química. del clima o de los factores ambientales. y el segundo (autor del primer sistema de desarrollo en forma de clave) utiliza todo un conjunto de propiedades ordenadas según la influencia que. lo que permite considerar dos tipos de actividades durante la formación del mismo: destructivas. que es resultado de un equilibrio estable entre erosión y formación del suelo. Kellogg (1936). 1927. tenían sobre la génesis de suelos. Marbut tiene claro que el examen de los suelos es esencial en el desarrollo de un Sistema de Clasificación y de la cartografía de uso. cuya identidad sólo puede ser establecida sobre la base de una repetición de ciertas características definitorias. dio un gran empuje a la morfología cuantitativa y es una obra muy utilizada. 1984) supervisada por Kellogg. continuador de Marbut. basada en el sistema zonal ruso. La primera edición del Soil Survey Manual (1937) presentada por Kellogg.Marbut defendió que la clasificación de suelos podría asociarse a la morfología y no a las teorías de génesis. Prescott a través de Marbut. en las que los suelos están asociados con algún medio particular“. Vilensky. Otras clasificaciones plantearon criterios ajenos al clima e incluso a los factores de formación. La segunda y tercera edición del Soil Survey Manual (1951. El primero utilizó el complejo absorbente como criterio diferenciador. según el autor. al normalizar la metodología de trabajo en el estudio de los suelos en el campo. define al suelo sobre una base geográfica. intentan ordenar los suelos exclusivamente por propiedades intrínsecas a los mismos y sin referencia alguna a su entorno. al ser ambos conceptos dinámicos. indica que una unidad cartografiable de suelos es “un cuerpo geográfico. el trabajo de Marbut revela su personal conocimiento de la geología y por ello. El sistema de clasificación de Kellogg (The Seventh Aproximation). como “un cuerpo natural en equilibrio dinámico con su medio. azonales e intrazonales) (Neustrenev. Las clasificaciones de Gedroits (1925) y sobre todo la de Huguet del Villar (1937). 1931. impulsadas por fuerzas biológicas“. 1939. la subdivisión se establece ya según los factores de formación y las propiedades de los suelos. clasificación que fue superada por el sistema de Northcote (1971). y constructivas. basado en criterios de zonalidad climática. Gerasimov.

pero se extendió a los estudios morfológicos desde simples muestreos hasta la aparición de series de suelos dentro de un área determinada. De esta manera. Ahora hay que cuantificar cada propiedad y cada proceso. a los que se añade el tiempo. La concepción de “Factores formadores de suelos de Hans Jenny” (1941). intentando conocer de qué forma contribuye a la variación del comportamiento del conjunto y las interrelaciones que cada variación genera. la mineralogía y la biología del suelo. llevó a algunos a pensar que se tenían que olvidar los viejos conceptos procedentes de la Geología y de la Química. químicos y biológicos se interrelacionan de tal forma que aparece una nueva dimensión del concepto de suelo y su interrelación con la planta. Como consecuencia inmediata. Jenny (1941). Sin embargo esta posición. base de los principios científicos de la Edafología moderna”. Los procesos físicos. la formación de los suelos se explicó en términos concebidos como procesos aislados tales como “podzolización. (los factores de formación del suelo). t. que junto a la práctica de campo y el desarrollo integrado de todos estos principios. relieve o topografía (r).” “laterización.… ) en donde S puede representar tanto al suelo en su conjunto como a una propiedad particular del mismo y es una función del clima (cl). Durante los años 30 el mayor énfasis se puso en el concepto de perfil. 48 . la física. O.” y “calcificación. 1946). definidos previamente por Dokuchaev. Así sería posible el estudio del suelo como una Ciencia.colectiva. se rectificó rápidamente. por lo que el número de estados posibles del sistema suelo es prácticamente infinito. concisamente sintetizado e ilustrado. de tal forma que se integraran en un cuerpo natural. El desarrollo de las técnicas para los estudios mineralógicos de arcillas enfatiza también la necesidad de los estudios de laboratorio. su modelo se expresa como la función: S= f ( cl.” Se presumía que eran los únicos procesos responsables. material parental (m). y su morfología llegó a ser descrita por un conjunto de propiedades que se evalúan cuantitativamente calculándose las desviaciones respecto de un perfil típico. la formación de un nuevo suelo se explica al establecerse un gradiente de cualquiera de estas variables. En esta época. obliga a avanzar intensamente en los conocimientos de la química. considera que el suelo es un sistema cuyo estado puede ser definido por la acción combinada de una serie de variables. para observar las propiedades comunes de los suelos de una región (Jenny. puede permitir la predicción del comportamiento futuro de los suelos. El entusiasmo inicial por estos nuevos conceptos y por el posible desarrollo de la nueva disciplina de la Ciencia del Suelo. como “un sistema pedológico cuantitativo. En su libro “Factors of Soil Formation”. la génesis de suelos se basa en procesos y factores. permitiendo la aparición de nuevos conceptos y estrategias cuya utilidad es actualidad y futuro. m. y la expresión de todos estos factores podía contrastarse en la morfología de cada suelo. r. Así la morfología del suelo proporciona bases firmes sobre dónde ubicar los resultados procedentes de la observación y de las experiencias de laboratorio.

La precisión de los sistemas de clasificación se incrementa con la inclusión de nuevas tecnologías de supervisión de suelos. También es un sistema dinámico. lo que facilitó la transferencia de escalado cartográfico. Otro factor que tuvo un gran impacto. eran descritas en términos cualitativos. simplifica y acelera los procesos de correlación entre suelos. Si el uso de la fotografía aérea (introducido al final de los años 30) como base universal de trabajo. fue la ampliación del trabajo del Soil Survey a todo tipo de suelos. Si. procedimientos de regresión 49 . Su ecuación y su libro sintetizan el concepto del tiempo y forman un paradigma de la Ciencia del suelo que llega hasta nuestros días. las clases de suelos y de sus categorías superiores. Hoy. aparecen dos tendencias claras que aún se mantienen para clasificar los suelos: La Estadística funcional y la Genética-evolutiva. en la medida que se vayan adquiriendo nuevos conocimientos. no ciñéndose únicamente a los ámbitos de producción agraria. precisa y universal. a partir de 1949. la unión de técnicas y herramientas. ya que cada clase define cuantitativamente a los cuerpos de suelos y genera unidades cartográficas cuantificadas. en la clasificación de suelos propuesta por Marbut. 1975). ya que su estructura permite modificaciones parciales (como las ampliaciones realizadas recientemente). De esta forma. Guy Smith introduce los criterios cuantitativos. (fundamentadas en métodos no lineales. permitió un incremento de detalle y precisión para quienes trazaban los mapas. lo que permite que los mapas de suelos puedan ser interpretados de forma rápida. Su trabajo culminó 15 años después en un nuevo sistema de clasificación de suelos que constituyó la Soil Taxonomy “A Basic System of Soil Classification for Making and Interpreting Soil Surveys” (Soil Survey Staff. parques de recreo. lo cual da paso a un sistema objetivo. autopistas. siendo además comprensivo. entre los que incluye a las actividades humanas. también se amplía al efecto de otros usos del suelo. métodos geoestadísticos de interpolación de las propiedades de los suelos. basados en conceptos y teorías rusas de génesis de suelos. sin alterar sus contenidos básicos. De esta forma se pretende conocer y/o predecir no sólo el impacto de las explotaciones agrícolas o forestales sobre la evolución de los suelos. la cartografía se hace absolutamente necesaria y los estudios de impacto también. pantanos. ferrocarriles. (sistemas de información geográfica (GIS).organismos (O). En este nuevo apartado. vertederos. tiempo (t) y factores inespecíficos (…). A partir de este momento. Dentro de esta primera destaca la Soil Taxonomy. análisis de imágenes. etc. como la construcción de ciudades. pecuaria y forestal.. La contribución más significativa proviene de definir los límites cuantitativos de clase y de cuantificar al individuo suelo para su caracterización utilitaria. las unidades del sistema de clasificación se definen a través de propiedades del suelo que pueden ser observadas. de teledetección) junto con técnicas geostadísticas cuantitativas para la predicción espacial de las propiedades del suelo. detectadas y medidas permitiendo definir horizontes y parámetros de diagnóstico. de la segunda la clasificación francesa. El sistema está pensado para que la taxonomía y la cartografía sean de aplicación sencilla y directa. (acepta clasificar todos los suelos). A partir de ese momento.

. salinidad. Para darle un mayor valor pragmático se definen las clases texturales y de pendiente.P. o la contribución de la geofísica a la caracterización de las variaciones espacio-temporales del suelo. su nomenclatura está basada en términos tradicionales de fácil comprensión para los iniciados en la materia y es particularmente útil para clasificaciones de suelos a pequeña escala. En la línea genética – evolutiva. Aubert presentaron esta clasificación en 1956 en la que los suelos jerarquizados en diez clases diferentes. ideada inmediatamente después de la II Guerra Mundial como proyecto destinado a elaborar mapas de suelos del mundo a escala 1:5 millones. La leyenda de suelos de la FAO ofrece una alternativa de manejo más simple que la Soil Taxonomy. La elección y la jerarquización de los caracteres utilizados en los diferentes niveles no pueden estar separadas del estudio de los procesos y de la ecología. 1948). Pudo presentarse en 1968 gracias a los esfuerzos de Dulal. etc. El estudio del proceso evolutivo del suelo conduce al estado “climax” o estado de máximo desarrollo de sus propiedades. La clasificación FAO-UNESCO. 50 . van Baren. un nuevo borrador (”World Reference Base for Soil Resource”).S. considera que la trilogía medio-proceso-caracteres. que conduce a formular la teoría del sistema residual de Chesworth (1973). 1967). principalmente en cuanto a definición de los horizontes y las propiedades de diagnóstico.y redes neuronales. pretendía unificar estas dos líneas. sobre la base de procesos tales como la gleificación. en función del grado de evolución. elaboradas posteriormente en Europa. Para explicar los mecanismos de la evolución se utiliza bien la teoría de las múltiples líneas evolutivas o bien la hipótesis del único proceso de desarrollo (Nikivoroff. de las condiciones de alteración. Fue muy utilizada en España hasta comienzos de los años sesenta (”Las claves sistemáticas de suelos” de 1952 y “The Soils of Europe“ de 1953 publicadas por el CSIC) y su enfoque sirvió de guía a las clasificaciones de suelos en clave genética. No obstante mantiene numerosos puntos en común con la Soil Taxonomy. así como diversas fases con significado agronómico. la visión particular de Kubiena le llevó a proponer una clasificación de suelos cuyo primer nivel lo realiza un factor de formación y el segundo nivel se desarrolla mediante criterios de evolución definidos a partir de una serie de propiedades micromorfológicas. además de variantes climáticas. lixiviado. debe de ser tenida en cuenta simultáneamente. prescinde de condiciones climáticas referidas al suelo como sistema de clasificación.C. entre otros científicos. consideraba 106 clases de suelos. muy influida por la clasificación americana. Otras ideas procedentes de la Ecología entran en juego. En 1985 se realizó una versión revisada con cambios substanciales en las definiciones de algunos horizontes y con la adición de un tercer nivel categórico y en 1994. Philip Duchaufour y G. y Kovda. La primera versión. La clasificación Francesa (C. del tipo de humus y del quimismo del complejo adsorbente. la cartografía tridimensional para representar la distribución espacial de los suelos y las relaciones entre los suelos y los ecosistemas asociados) permiten de forma rápida y automática superponer informáticamente mapas de todo tipo. agrupados en 26 clases mundiales de suelos. ya que carece de los niveles jerárquicos de ésta.

generan un gran desarrollo de estas materias. pudiendo tomar como ejemplo la actividad de Frevet desde la década de los 50. Smith y presentada en el Congreso de la ISSS de 1960 en Madison. W.Hasta ayer. donde da a conocer su teoría de la biorresistasia. lo cual nos da conciencia de que en el suelo. dentro de un sistema numérico de clasificación (Webster. cuyo enfoque inicial le proporciona Hugh Hammong Bennet (1881-1960). con una visión mundial de los procesos edafogenéticos. Philip Duchaufour. La organización de la estructura del suelo ha sido y es uno de los aspectos de mayor interés para enfrentarse a los problemas agronómicos. El carácter pragmático americano y la vertiente tecnológica. fundador del Soil Conservation Service y verdadero movilizador frente al problema de la erosión. también se encuentran y justifican determinadas tendencias científicas que preocupan al mundo. sobre todo en los países de relieves acentuados. implícita en la práctica de la conservación del suelo. como director del Centre de Pedologie Biologique de Nancy. la Soil Taxonomy y FAO son los sistemas de clasificación de suelos más universales. demostrando su aportación a un tema de tanta actualidad. ha dejado una importante huella en el estudio de los suelos. mejor todavía. Una vez hecha pública la teoría de Emerson sobre los dominios y organización del suelo. y luego su libro básico “Soil Conservation” así lo acreditan. En un sentido más teórico. Pese a las restricciones que prudentemente hay que establecer ante el empleo de esta ecuación. los trabajos de E. Si se hace un repaso somero a la historia reciente de cada país. constituyó un excelente punto de partida para posteriores progresos y en todo caso un esquema conceptual y un instrumento de análisis de los procesos erosivos. La Edafología americana se centra sobre los estudios de erosión y conservación de suelos. figura el establecimiento de la llamada “Ecuación Universal de Pérdida de suelos por Erosión (USLE)” desarrollada por Walter H. Berthelin estudia la alteración que sufren los minerales por microorganismos. 1965). Henry Erhart cubre la vertiente del estudio de suelos tropicales y gracias a su experiencia y estudios publica su difundida obra “La genèse des sols en tant que phénomène géologique”. así como el desarrollo de clasificaciones denominadas “coordenadas” que tratan de representar los suelos en un sistema coordinado dentro del hiperespacio o. los procesos de alteración del componente mineral no tienen únicamente un ritmo geoquímico (lento) sino que presentan un 51 . con su obra “Dymanique du sol” ha contribuido a la formación de generaciones enteras en estos temas. En el CPB-CNRS de Nancy. 1977). Su obra “Soil Erosion: A National Menace“ primero. pese a que todavía existen numerosos sistemas de ámbito nacional como el del CPCS para Francia y ultramar. Hamblin (1977) respecto a la dinámica de formación de los agregados y los criterios sobre dinámica evolutiva de los agregados bajo distintas acciones antrópicas de Chesters y Harris. En Francia no puede omitirse una mención a Albert Demolon. que ayuda a una mejor comprensión de muchos procesos genéticos. España (Guerra y Monturiol. pero con un fondo práctico. Wischmeier y Dwight D. agrónomo y físico. sus conocimientos se completan con los conceptos vertidos por Russell (1971) en su publicación “Soil Structure: Its maintenance and improvement”. Reino Unido (Avery. quien. 1968) etc.

director de esta Bitácora. Stremme a la cartografía edafológica influyeron enormemente en España. sus variaciones cuantitativas globales y los ritmos de los procesos metabólicos que en su seno ocurren. Vageler con más de 20 años de experiencia representa a los edafólogos expertos en temas tropicales y escribe su obra “Fundamentos del estudio de los suelos de los países tropicales y subtropicales“. no se ha perdido. Yo no soy experto en estos temas. su origen. adquieren toda su importancia. Alfred D. pueden condicionar. la actitud de intercambio de conocimiento e integración que tuvo el movimiento paneuropeo a los efectos del estudio del suelo. pues abren una tercera velocidad de evolución de las arcillas. En Gran Bretaña han existido también figuras notables que han dejado una profunda huella. Saludos cordiales. Vaya por delante mis excusas por las lagunas existentes. sí. Su labor queda avalada por la preparación del primer Mapa de Suelos de Europa. iniciados en 1948 sobre la actividad microbiológica y descomposición de la materia orgánica. Alemania presenta actualmente una manifestación muy importante de su tradición edafológica. Salvador González Carcedo 52 . Hoy. a largo plazo. con las que cubre un amplio campo de conocimientos. sobre todo a través de su obra “ Suelos. Su obra “Acid Sulphate Soils” es la primera que sienta los criterios y permite un rápido diagnóstico de los mismos. pero JJ Ibáñez. Estos conocimientos aplicados convenientemente e imitando a la naturaleza. al apoyar a Hugette del Villar en el ambiente internacional. Pete Smith se encuentra generando modelos en los que la materia orgánica de los suelos. clasificación y constitución“.segundo ritmo. La tradición holandesa en los estudios sobre suelos se ve confirmada en esta etapa reciente por la presencia de notables edafólogos como Hissink experto en temas de Química del suelo y Salinidad. son el fundamento de todas las aplicaciones de compuestos quelantes que se desarrollan en la Química Agrícola actual. Hall recoge el fruto de la prolongada labor realizada en Rothamsted en épocas anteriores y se beneficia de este conocimiento para la publicación de sus dos obras principales: “The Soils“ y “Fertilizers and manures“. John Russell ha generado una base de doctrina agronómica con su obra “Las condiciones del suelo y el crecimiento de las plantas “ y Gilbert W. Un buen ejemplo de la presencia de todos los “antiguos grupos de trabajo” es el proyecto EuroSOMNET (European Soil Organic Matter Network) patrocinada por el programa ENRICH en la que el Prof. Robinson ha sido uno de los puntales más firmes de la Edafología genética. a escala 1:10 millones (1927). El estudio de los suelos con sulfatos ácidos fue impulsado por van Beer ante la crítica situación de los mismos y sus dificultades de utilización desarrollando sistemas de drenaje para todo tipo de suelos hidromorfos. Las contribuciones de H. (microbiológico). que espero me rellenen. el sentido del llamado cambio climático. Los estudios del inglés Jenkinson. derivada de la actividad de los catabolitos orgánicos de origen microbiano.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful