Artrosis

(Enfermedad articular degenerativa, osteoartritis, osteoartrosis, osteoartritis hipertrófica)1.

Concepto
La artrosis, también denominada erróneamente enfermedad articular

degenerativa, consiste en la insuficiencia de las articulaciones diartrodiales (móviles y tapizadas por la sinovial)2. Es una artropatía con alteración del cartílago hialino caracterizada por pérdida de cartílago articular e hipertrofia ósea con producción de osteofitos1.

Etiología y clasificación
La artrosis puede ser primaria, de etiología idiopática; o secundaria, a alguna causa conocida. Artrosis primaria: es la forma más frecuente de la enfermedad. No existen factores predisponentes obvios2. Pueden ser localizadas o generalizadas (cuando se afectan tres o más articulaciones)3. Afecta a las articulaciones interfalángicas proximales y distales (con formación de nódulos de Buchard y Heberden), primera carpometacarpiana, discos intervertebrales e interapofisarias de la columna cervical y lumbar, primera metatarsofalángica, cadera y rodilla1. Artrosis secundaria: es anatomopatológicamente indistinguible de la idiopática, pero se puede atribuir a una causa subyacente2, resultado de condiciones que alteran el microambiente del condrocito. Estas pueden ser anomalías articulares congénitas, defectos genéticos, enfermedades infecciosas, metabólicas, endócrinas y neuropáticas, enfermedades que alteran la estructura y función normal del cartílago hialino (AR, gota, condrocalcinosis), y el traumatismo (incluyendo fracturas) del cartílago hialino o del tejido circundante1.

Epidemiología
Es la enfermedad articular más frecuente. Casi todas las personas de 40 años presentan algún cambio patológico en las articulaciones de carga, aunque a veces con escasos o ningún síntoma. Afecta tanto a hombres como mujeres1. Esta entidad es la causa principal de morbilidad, discapacidad y aislamiento social, en particular cuando afecta a la cadera y las rodillas. La prevalencia esta estrechamente relacionada con la edad; el 50% de las personas mayores de 65 años muestran signos radiológicos de la enfermedad y la enfermedad afecta a más del 80% de la población mayor de 80 años. Tras las rodillas, la cadera es la segunda articulación más afectada por esta enfermedad. La prevalencia de la artrosis de cadera, se sitúa entre el 3 y el 11% de la población occidental por encima de los 35 años. Al hablar de esta enfermedad no nos estamos refiriendo a una dolencia estrictamente característica del envejecimiento. Simplemente es más común en las personas mayores porque los mecanismos implicados necesitan mucho tiempo para desarrollar la etapa en la que aparecen los signos clínicos3.

Fisiopatología y anatomía patológica.
La fisiopatología de la artrosis es controvertida, aunque la inflamación es un componente crucial de su inicio y evolución. La interleukina 1ß (IL-1ß), el factor de necrosis tumoral- (TNF- ) y otras citokinas son factores clave en la inducción de la reacción inflamatoria articular4. El proceso fisiopatológico de la artritis es progresivo. Desencadenado por un cambio microambiental, los condrocitos experimentan mitosis y aumentan la síntesis de proteoglicanos y colágeno tipo III (principales elementos estructurales del cartílago). Después aumenta la síntesis de hueso por oteoblastos subcondrales, presumiblemente favorecida por la comunicación intercelular mediante citocinas entre condrocitos y osteoblastos. Al aumentar la formación de hueso en el área subcondral, las propiedades físicas cambian, el hueso se hace más rígido, con menor distensibilidad, y se producen microfracturas, seguidas por la formación de callo, más rigidez y más fracturas. La metaplasia de las células sinoviales periféricas provoca la formación periarticular de

bajo el hueso subcondral. Trastornos metabólicos o endócrinos: acromegalia. hasta se podría decir que hay un ligero predominio del sexo masculino. Raza: la artrosis tiene una distribución universal. a partir de esta edad la enfermedad afecta más frecuentemente a la mujer. cavitación e irregularidades en la superficie del cartílago hialino. Genética: numerosos estudios demuestran hoy en día la estrecha asociación de factores genéticos. También se observó menor prevalencia en los esquimales3. en proporción a la causa subyacente. . quedando las superficies óseas ebúrneas. Esfuerzo repetitivo: según la profesión y/o el tipo de actividad física. Traumatismos: la lesión del cartílago articular puede ocurrir en el momento de la lesión o más adelante (con el uso de la articulación afectada). se forman quistes óseos (pseudoquistes) en la médula ósea. la edad constituye la más pesada carga que esta enfermedad asocia. El grado de formación de estos osteofitos varía entre las articulaciones. Con el tiempo aparecen los síntomas. no hay diferencias notables respecto a la prevalencia de la artrosis primaria. Trabajos recientes de biología molecular han demostrado que artrosis familiares de caderas y rodillas son determinadas por una anomalía del gen codificador. hipotiroidismo. obesidad. hiperparatiroidismo. Sexo: hasta los 50 años aproximadamente. Los quistes óseos se deben a la extrusión de líquido articular a través de las hendiduras en el cartílago hialino hacia la médula ósea. pero esto no es para todo tipo de artrosis. existiendo casi siempre proliferación sinovial y una sinovitis leve1. La raza negra se ve afectada con menos frecuencia que la blanca. que evolucionan hacia ulceración con áreas focales de pérdida completa de cartílago que después se hacen difusas. con una reacción celular osteoblástica o fibroblástica. Factores de riesgo Edad: entre los factores de riesgo no modificables y generales. con la predisposición o mayor susceptibilidad de padecer artrosis en alguna etapa de la vida.osteofitos. La diferencia se hace notable después de los 55 años. La anatomía patológica macroscópica consiste en rigurosidad. diabetes mellitus. la explicación estaría dada en el tipo de actividad que realiza el hombre comparado a la mujer. es decir que no se observan variaciones geográficas. Por último.

Se acentúa con el uso de la articulación y se alivia con el reposo. subluxaciónes. En valgo o varo de la rodilla. Suele calificarse como sordo. enfermedad articular inflamatoria previa2. Diagnóstico El diagnóstico está basado en los síntomas y signos o en las radiografías en pacientes asintomáticos1. por lo general con afectación de una articulación o unas pocas. Espasmo muscular: a causa del intento del organismo para limitar el movimiento articular y disminuir así el dolor al mínimo5. cierto grado de calor en la articulación. se vuelve más persis tente. con la aparición de osteofitos. profundo y localizado en la articulación enferma. Aunque suele ser sencillo dada la elevada prevalencia de las . los músculos periarticulares se debilitan y atrofian. pero a medida que la enfermedad avanza.tros: defectos congénitos o del desarrollo. puede ser intensa pero suele durar menos de 20 minutos. los nódulos de Heberden en las interfalángicas distales. Crepitaciones óseas: sensación de roce entre los huesos desencadenada por los movimientos articulares. Otras: hipersensibilidad localizada al tacto. Deformidades: en las fases avanzadas2. o el engrosamiento de la sinovial y de la cápsula. Disminución de la movilidad articular: a medida de que disminuye la movilidad. Rigidez articular: afecta al levantarse por la mañana o tras un período de inactividad. Manifestaciones clínicas El comienzo es gradual. debido a la neoformación de tejido óseo. Dolor: es el síntoma más temprano1. El dolor nocturno que dificulta el sueño se observa de manera especial en la artrosis avanzada. Puede haber derrames articulares. Además las articulaciones artrósicas suelen estar agrandadas. etc2.

y Irregulares de la superficie articular. Laboratorio: no existen análisis de laboratorio que establezcan el diagnóstico de artrosis. como reumatismo de los tejidos blandos (ej. es importante asegurarse de que el dolor articular de un paciente con signos radiográficos de artrosis no se deba a otras causas.alteraciones radiográficas propias de la artrosis en pacientes asintomáticos. neuropatía de atrapamiento. simétrica y poliarticular. y Anquilosis ósea5. y Esclerosis del hueso subcondral. Un enfermo con síntomas importantes puede presentar sólo cambios radiológicos mínimos mientras que. puede encontrar los siguientes datos: y Pinzamiento del espacio articular. y Cuerpos libres intraarticulares. con participación de las muñecas y articulaciones metacarpofalánficas (que generalmente no están afectadas en la artrosis) y también hay síntomas generales como rig idez matutina prolongada. y Quistes óseos subcondrales. porque en esos casos la afección articular suele ser bilateral. se observan cambios marcados sin que existan síntomas Se . como la artritis reumatoide. bursitis). cansancio. enfermedad vascular o alguna forma de artritis. en otras ocasiones. neoplásicas y biomecánicas que afectan a huesos y articulaciones)1. La afectación de articulaciones inusuales por la artrosis sugiere una artrosis secundaria y obliga a profundizar sobre su etiología (enfermedades endócrinas. radiculopatías. Por lo común no es difícil distinguir la artrosis de una enfermedad reumática generalizada. y La VSG es normal o discretamente elevada. Radiología: la evidencia radiológica de las alteraciones degenerativas puede ser engañosa. dolor referido de otra articulación. y Subluxación de una articulación con la realineación anómala consecuente. . debido a la pérdida de cartílago. y Colapso de hueso subcondral. metabólicas. pérdida de peso o fiebre2. pero algunas pruebas ayudan a identificar las causas de la artrosis secundaria2 y sugerir una pauta de tratamiento factible para la enfermedad subyacente. ya que no siempre se correlaciona con los síntomas del paciente. y Formación de osteofitos en los márgenes articulares.

cuando la artrosis es más intensa está indicado un programa completo de varias medidas no farmacológicas complementado con el uso de analgésicos. todo lo que hay que quizá se necesite es tranquilizar al enfermo. mientras que en las otras es relativamente bueno. gota. y El líquido sinovial es trasparente y amarillento. Pronóstico La velocidad y la intensidad de la progresión de la artrosis son muy variables. El porvenir de las artrosis sometidas a intensa sobrecarga parece peor. Si la afección es mínima. enseñarle a proteger sus articulaciones y un analgésico de vez en vez. la posibilidad de diagnosticar artrosis por medio de la química sin recurrir a un procedimiento invasor (ej. Las medidas terapéuticas deben ser tanto más enérgicas cuanto mayor es la gravedad del proceso en cada paciente. rodillas). Este estudio es especialmente útil para excluir otras enfermedades (depósito de pirofosfato cálcico dihidratado. y La química sanguínea.y El factor reumatoide muestra sólo la previsible incidencia de positividad baja que se encuentra en la población normal. AINES o ambos2. incluso hay alguna evidencia de que puede detenerse en ciertas personas y en determinadas localizaciones (manos. con una viscosidad y un recuento celular normales5. En la mayoría de los casos. Existiría un dintel teórico por encima del cual la progresión de las lesiones conduce rápidamente a la destrucción articular. la conservación de la movilidad y la reducción al mínimo de la incapacidad. ésta evoluciona lentamente con períodos más sintomáticos que otros. En la coxartrosis este dintel parece alcanzarse rápidamente6. la biometría hemática y el examen general de orina son normales. Antes de que aparezcan los cambios radiográficos. . artritis séptica). Tratamiento El tratamiento de la artrosis tiene como objetivos el alivio del dolor. artroscopia) es muy limitada2.

050%. considerando la utilización de bastón. osteotomías o artroplastias de sustitución total1. cargas de peso4. como también la inmovilización prolongada. La cirugía está indicada cuando el dolor y la alteración de la función articular se acentúan a pesar del tratamiento6. aumentando el rango de movilidad y reduciendo la inflamación. produce por sí sola un alivio del dolor y otros síntomas. el edema y los espasmos. También es eficaz el automasaje de los músculos que rodean la articulación afectada y los estiramientos suaves. la aplicación de calor húmedo para el alivio del dolor crónico y de frío en los episodios agudos. Fisioterapia: El ejercicio es beneficioso para los pacientes con osteoartrosis. sentadillas). ascensos y descensos de escaleras en forma repetitiva. Las inyecciones intraaticulares de glucocorticoides están indicadas únicamente en los brotes agudos de la enfermedad y no más de tres veces al año en una articulación. Además. La reducción de cinco a ocho kilos. se evitarán las posiciones forzadas (cuclillas. el paciente debe mantenerse activo dentro sus posibilidades. sino también para conseguir un fortalecimiento muscular. y hasta AINE clásicos asociados a un gastroprotector. muletas o andador4. Prevención: disminuir la carga de peso en la articulación afectada. El masaje terapéutico ayuda tiene como objetivo reducir la rigidez. El tratamiento farmacológico incluye paracetamol como analgésico (hasta 4g/día) y capsaicina tópica al 0. Otras técnicas empleadas son la electroterapia y termoterapia antálgicas. así como marchas prolongadas.Hábitos: seguir un programa de ejercicios no sólo para reducir su peso y mejorar su capacidad aeróbica. Autotratamiento: se incluyen en este grupo la hidroterapia. no solo como tratamiento sino también prevención. acondicionamiento muscular y ejercicio cardiovascular aeróbico. Están indicados tres tipos de fisioterapia: ejercicios para mejorar rangos de flexibilidad y movilidad. . La inactividad prolongada resultado de la enfermedad incrementa el riesgo de obesidad y enfermedad cardiovascular. Pueden estar indicadas las laminectomías.025-0. corregir la obesidad y utilizar calzado de suela blanda que amortigüe el impacto como así también plantillas ortopédicas2.

ponen en contacto las carillas articulares. . Interapofisarias: de tipo artrodias. cóncava. llamada lordosis cervical. y Atloido-axoideas: entre las carillas inferiores de las masas laterales del atlas y las carillas superiores del axis. Articulaciones cervicales Raquis cervical superior: Occipitoatloidea: dos articulaciones de tipo condileas que relacionan las carillas articulares superiores de las masas laterales del atlas con las superficies articulares de los cóndilos occipitales. Raquis cervical inferior: Interdiscales: de tipo silla de montar. entre los cuerpos vertebrales a través del disco intervertebral.Anatomía y biomecánica del raquis cervical En la columna cervical se identifica una curvatura entrante. Atloidoaxoidea: una articulación atloido-odontoidea de tipo trocoides y dos articulaciones de tipo condíleas laterales y simétricas. y la segunda vértebra cervical o axis. El raquis cervical inferior: desde la meseta inferior del axis hasta la meseta superior de la primera vértebra dorsal10. y Atloido-odontoidea: entre la carilla articular anterior de la apófisis odontoides y la carilla posterior del arco anterior del atlas. El raquis cervical está constituído por dos partes anatómica y funcionalmente distintas: El raquis cervical superior: contiene la primera vértebra cervical o atlas. que está determinada por la disposición de las siete vértebras que componen la región cervical (de C1 a C7)9. Uncovertebrales: de tipo atrodias. entre las apófisis unciformes superiores e inferiores. las atloido-axoidea.

Lig. Recubre la cápsula de la articulación occipitoatloidea. Lig.Interespinosas: entre las apófisis espinosas. cruciforme: está formado por los ligamentos transverso. transverso: lateralmente de una masa lateral del atlas a la otra. occipitoaxoideo medio. y Laterales: prolongaciones laterales del lig. occipitoodontoideos: y Medio: verticalmente desde la apófisis basilar occipital hasta el vértice de la apófisis odontoidea. occipitoatloideos: y Anterior: desde la apófisis basilar al borde superior y cara anterior del arco anterior del atlas. transverso y la cara posterior del cuerpo del axis. Ligamentos cervicales Lig. desde la apófisis basilar a la cara posterior del cuerpo del axis. cruciforme. atloideoaxoideos: y Anterior: desde el borde inferior del arco del atlas hasta la cara anterior del cuerpo del axis. Lig. y Posterior: une los arcos posteriores del atlas y del axis a modo de un ligamento amarillo. unidas por el ligamento interespinoso10. occipitotransverso: entre el borde superior del lig. Lig. occipitotransverso y transversoaxoideo. occipitoaxoideos: y Medio: por detrás del lig. . Lig. Lig. y Laterales: Lig. y Laterales: oblicuamente desde la apófisis basilar a la apófisis transversa del atlas. transverso y la apófisis basilar. Prolonga hacia abajo el ligamento occipitoatloideo anterior. Es el equivalente de un ligamento amarillo. y Posterior: desde el borde posterior del agujero occipital al arco posterior del atlas. transversoaxoideo: entre el borde inferior del lig.

interespinoso: une el arco posterior del atlas a la espinosa del axis y luego las espinosas de las vértebras cervicales entre sí. . atloidoodontoidea y atloidoaxoideas. Flexoextensión: de 100 a 110º. Inclinación lateral: sucede en la occipitoatloidea y entre el axis y C3. intertransverso: une a las apófisis transversas. en el que además se encuentra asociado un cierto grado de extensión. Lig. atloideoodontoidea y atloideoaxoideas.Lig. lo que hace un movimiento mixto de rotación-inclinación. alcanzando 8º de amplitud. prolongándose por todo el raquis hasta el sacro. haciendo entonces en realidad un movimiento mixto de rotación-inclinación-extensión. y la zona de mayor movilidad cervical está comprendida entre C5 y C610. Alcanza 15º de amplitud Rotación axial: se realiza en la occipitoatloidea. Lig. y Posterior: entre la apófisis basilar y el borde inferior del cuerpo del axis. Lig. está asociada a una traslación y una inclinación. siendo: flexoextensión y los movimientos de rotación e inclinación que no puros. Movimientos del raquis cervical Raquis cervical superior: Flexoextensión: se realiza en las articulaciones occipitoatloidea. Raquis cervical inferior: están comprometidas todas las articulaciones en todos los movimientos. El raquis cervical superior es el más reforzado de toda la columna vertebral. cervical posterior: desde la concha occipital en la línea media y separa las masas musculares de la nuca en dos mitades. Se prolonga por toda la cara anterior del raquis. amarillo: une el arco posterior del axis con la tercera vértebra cervical. derecha e izquierda. vertebral común: y Anterior: desde la apófisis basilar a la cara anterior del cuerpo del axis. Lig. No es pura.

Desde el arco anterior del atlas hasta D3. y su contracción unilateral determina un triple movimiento de flexión. . Movimientos en la articulación occipitoatloidea. y Anterior: se fija en las apófisis transversas de C3. Los movimientos se efectúan en la articulación occipitoatloidea. su contracción unilateral realiza flexión del cuello e inclinación hacia el lado de la contracción. Recto anterior: y Mayor: es el motor del raquis suboccipital y de la parte superior del raquis cervical inferior. C4. Se inserta en las apófisis trasversas de C4. Su contracción bilateral determina flexión. C5 y C6 y van hasta el extremo anterior de la primera costilla. y Menor: desde la apófisis basilar a la apófisis trasversa del atlas. Su contracción bilateral endereza la lordosis cervical y flexiona el cuello.Rotación axial: 80 a 90º. C4. y Lateral: se inserta en la apófisis yugular del occipital y en la apófisis trasversa del atlas. y Posterior: por detrás de los dos anteriores. Escalenos: su contracción simétrica determina flexión y una hiperlordosis. su contracción unilateral determina la flexión e inclinación hacia el lado de la contracción.10 Músculos del raquis cervical Prevertebrales (anteriores): Largo del cuello: es el más profundo de los músculos prevertebrales. y Medio: se inserta en las apófisis trasversas de las seis últimas vértebras cervicales y en la cara superior de la primera costilla. rotación e inclinación hacia el lado de su contracción. Tiene inserción en la apófisis basilar y en las apófisis trasversas de C3. y en la cara superior de la segunda costilla. Inclinación lateral: 45º. y su contracción unilateral una ligera inclinación hacia el lado de la contracción. Su contracción simultánea realizan flexión de la cabeza y enderezamiento de la lordosis. C5 y C6. La contracción unilateral determina inclinación y rotación hacia el lado de la contracción. C5 y C6. Su contracción simultánea realiza flexión.

digástrico. esternotiroideo. y por abajo en las trasversas de las cinco primeras dorsales. La contracción simultanea de los supra e infrahioideos determina la flexión de la cabeza sobre el raquis cervical y del cervical sobre el dorsal. Recto posterior menor: desde el arco posterior del atlas hasta el occipital.Intertrasversos: anteriores y posteriores. genihioideo y milohioideo. tirohioideo y omohioideo. y Trasverso del cuello: por arriba en las trasversas de las cinco ultimas cervicales. y y Oblicuo menor: desde la apófisis trasversa del atlas al tercio externo del occipital Interespinosos: entre las apófisis espinosas cervicales. Infrahioideos: esternocleidohioideo. . Oblicuo mayor: desde la apófisis espinosa del axis hasta la apófisis trasversa del atlas. las cuatro primeras espinosas dorsales y el ligamento interespinoso. Suprahioideos: estilohioideo. la rotación y la inclinación hacia el lado de su contracción (los tres componentes del movimiento mixto del raquis cervical inferior). insertándose en la concha occipital. De la nuca (posteriores): determinan simultáneamente la extensión. y Dorsal largo: por sus inserciones más craneales sobre las últimas trasversas cervicales. y y y Recto posterior mayor: desde la apófisis espinosa del axis hasta el occipital. el ligamento cervical posterior. Se dividen en cuatro planos musculares: Plano profundo: los pequeños músculos motores del raquis suboccipital. y por arriba en el vértice de la mastoides. y por arriba en el occipital y en la mastoides. Plano de los complexos: y Complexo mayor: por abajo en las trasversas de las seis primeras vértebras dorsales. además del enderezamiento de la lordosis cervical. Plano del esplenio y el angular: y Esplenio de la cabeza: se inserta en las seis últimas espinosas cervicales. Su contracción realiza inclinación del raquis hacia el lado de la contracción. y Complexo menor: por abajo en las trasversas de las cuatro últimas cervicales y de D1. en las trasversas de las cuatro últimas vértebras cervicales y en las espinosas de C7 y D1.

y se fija en el tercio externo de la clavícula. en el acromion y en la espina del omóplato. Esta zona suboccipital representa el punto más móvil del raquis cervical. es en donde más se producen luxaciones anteriores de C5 y C6. el canal raquídeo protege el bulbo. que sale del cráneo por el agujero occipital. Una fractura de la odontoides o una ruptura del ligamento trasverso produce la completa inestabilidad del atlas sobre el axis. la cleidooccipital (inserción en el occipital). En el tramo cervical inferior. Nexos entre las raíces nerviosas cervicales y el raquis En el raquis cervical. Plano superficial: y Trapecio: parte del occipital y las apófisis espinosas hasta D10. y Esternocleidooccipitomastideo: está constituido por cuatro porciones.y Esplenio del cuello: la misma inserción que el esplenio de la cabeza por abajo. se sitúa por detrás y entre los dos cóndilos occipitales. la compresión medular provoca una paraplejía o una tetraplejía. . que emite raíces del plexo cervical y del plexo braquial. El proceso de compresión más frecuente en el raquis cervical se debe a la artrosis de las articulaciones uncovertebrales10. De cada tramo cervical salen las raíces de los nervios cervicales por los agujeros de conjunción. el punto más solicitado se localiza entre C5 y C6. y el lugar más solicitado mecánicamente. la esternooccipital (desde el manubrio esternal al occipital) y la esternomastoidea (desde el manubrio esternal hasta la apófisis mastoidea)10. y la médula cervical. y Angular del omóplato: se inserta en las apófisis trasversas de las cuatro primeras cervicales y por abajo sobre el omóplato. o hacia adelante con la consiguiente compresión del bulbo y muerte inmediata. El bulbo. que constituyen los dos puntos de apoyo del cráneo sobre la columna cervical. prolongado por la médula. la cleidomastoidea (desde el tercio interno de la clavícula a la apófisis mastoides). y por arriba se inserta en las apófisis trasversas del atlas. que puede así bascular hacia atrás.dependiendo del nivel. del axis y de C3.

Los músculos inervados por los nervios que se afectan con mayor frecuencia son: y y y y y y Deltoides C5 (6). La artrosis de las vertebras cervicales puede provocar mielopatía o radiculopatía1. espondilosis. Etiología Las causas de la artrosis cervical igual que en otras articulaciones no están claramente determinadas. En algunos pacientes resulta clara la asociación con traumatismos. . Bíceps C6 (5). generalmente determinados por la naturaleza del trabajo o de la postura adoptada en él. ya sea un episodio único grave o múltiples episodios menores. 8). Extensores y flexores de la muñeca y dedos C7. C8. D1 5. Tríceps C7 (6. Concepto El proceso artrósico puede afectar la articulación discovertebral (discartrosis). Artrosis cervical (Artritis degenerativa de la columna. espondiloartrosis)5. Abductores y extensores del pulgar C8 (7). las articulaciones interapofisarias (artrosis interapofisarias) y las articulaciones uncovertebrales de la columna cervical (uncartrosis)6. ocurriendo con dolores radiculares y debilidad motora cuando se complica con la compresión de las raíces nerviosas por un osteofito que bloquea el agujero nervioso2. Músculos intrínsecos de la mano C8.

en el 80-90% a los 65 años y en el 90-100% después de los 65 años. En los márgenes de las plataformas vertebrales se forman osteofitos. es avascular e inervado sólo en su parte más periférica. A través de estas grietas anulares. La sobrecarga mecánica. esfuerzos repetidos. En la uncartrosis cervical. Fisiopatología Las articulaciones más afectadas son C5-C6 y C6-C7. Frecuencia Existen signos radiológicos de artrosis cervical en el 22% de la población general a los 25 años. además. b) la discartrosis. La artrosis interapofisaria tiene una patogenia comparable a las artrosis de los miembros. que corresponden a segmentos muy móviles y solicitados del raquis. herniarse e irrumpir en el espacio epidural.Sin embargo. traumatismos agudos y crónicos. Clasificación Es conveniente distinguir un tipo de artrosis anterior y otra posterior. puede migrar hacia atrás. el núcleo pulposo. un nódulo disco-osteofítico puede provocar un conflicto redicular en el espacio interdiscoapofisario. a partir de la tercera década de la vida. artrosis entre los cuerpos en el área del disco. pero existe cierta influencia de anomalías del desarrollo o de factores endócrinos o metabólicos5. Es un excelente amortiguador hasta que. trastornos dela estática raquídea. ahora deshidratado. secuela de la enfermedad de Scheuermann o las lesiones residuales a otro trastorno discovertebral favorecen la aparición o la progresión de la artrosis vertebral6. estas plataformas se esclerosan. cuando toma las crestas semilunares. Artrosis anterior: comprende: a) la uncoartrosis. en muchos enfermos la causa no está clara. El disco intervertebral con un núcleo gelatinoso rodeado de un sistema anular de láminas fibrosas concéntricas. con espacio pinzado y . apareciendo fisuras en el anillo fibroso. Las articulaciones más afectadas son C5-C6 y C6-C7. comienza su degeneración. pudiendo comprimir las raíces nerviosas.

posturales. lateralizados en flexión-rotación. que afecta las facetas articulares de vértebras más altas (C2. persistente. Son: y Hacia adelante: trastornos de la deglución. pero grave. musculares o ligamentosos6. Manifestaciones clínicas Cervicalgia: el enfermo concurre más frecuentemente por dolores de nuca. A veces el dolor impide colocarse la chaqueta o peinarse. infrecuente. remite en unas semanas y puede recidivar al cabo de un tiempo muy variable. poco frecuente. que por épocas sufren exacerbaciones periódicas a veces muy molestas7. actitud antálgica de cabeza y cuello. a veces irradiado hacia la base del cuello. hormigueos. responde mal a los analgñesicos. es muy probable que en la génesis de este tipo de cervicalgia existan otros factores más importantes que la propia artrosis. ocurre en individuos jóvenes y remite por completo en unos días. C6 y C7. y poca limitación de la movilidad. influidos por los cambios barométricos. Generalmente son dolores leves. C3 y C4)7. y A los laterales: compresión radicular con cervicobraquialgia (dolor. ³Triada de actividad´ habitual: actitud antálgica con enderezamiento de la lordosis cervical.osteofitos. provoca dolor intenso. Crepitaciones: que el enfermo describe como ³sensación de dos superficies arenosas que se rozan´ cuando gira el cuello. Signología fuera de la nuca: obedece a compresión o irritación. adormecimiento y otros síntomas neurológicos a lo largo del brazo y en especial . Artrosis posterior: interarticular. contractura muscular antálgica. a menudo irradiados a hombro. y Cervicalgia crónica: más frecuente en mujeres. Esta artrosis anterior se localiza de preferencia en el sector C5. y Cervicalgia subaguda: con dolor cervical moderado. rigidez antálgica a la movilidad activa y pasiva. y Hacia atrás: compresión medular. y Cervicalgia aguda: de inicio brusco. discopatía o congestión. como los laborales. a causa de osteofitos. y puede hablarse en conjunto de ³uncodiscartrosis´.

por donde salen las raíces cervicales. Compresión de la arteria vertebral o Sx de Barré-Lieou: consiste en una cefalea occipital de predominio unilateral irradiada muy frecuentemente a zonas retroocular o . o incluso pérdida total de la movilidad. vértigos.sobre los dedos) muy frecuente. Compresión de las raíces nerviosas: produce dolor en el área de distribución de las mismas. Cuando se inicia el proceso de la cervicoartrosis. Así. por compresión de la raíz C7. Radiológicamente: se presentan los signos de toda artrosis pero predominando aquí las exostosis marginales y el pinzamiento de la interlínea. con la consiguiente disminución de la movilidad de la columna. la anteroposterior permite ver bien las articulaciones uncovertebrales. y compresión de la arteria vertebral. La afectación de la raíz nerviosa motora da lugar a debilidad muscular y a disminución de los reflejos del brazo. se pueden apreciar picos osteofíticos en la parte anterior de las mesetas vertebrales. en el 75% de las personas de cierta edad hay artrosis cervical sin que traiga sintomatología7. que resulta desagradable y es conocida como hiperestesia5. una sensibilidad aumentada. vegetaciones osteofíticas que parten de las articulaciones uncovertebrales y forman una prominencia en el área del agujero de conjunción o también por detrás a partir de las articulaciones interapofisarias y las raíz cervical puede así verse comprimida entre los osteofitos anteriores de punto de partida uncovertebral y los osteofitos posteriores de punto de partida articular10. pudiendo ser observado en la región escapular a causa de una compresión de la raíz C4 y en la cara anterior del tórax. y Osteofitos marginales6. a veces. una alteración de todos los tipos de sensibilidad en el dermatoma afectado. y Pinzamiento de la interlínea. etc). y las oblicuas. con cefaleas. y consecuentemente. La afectación de la raíz nerviosa sensitiva puede producir parestesias. En las fases iniciales. Estos dolores pueden producir espasmo muscular. La radiografía más útil para el estudio de la columna cervical es la proyección de perfil. la irritación origina. causa de cervicocefalgia o síndrome de Barré-Lieou (irradiación de nuca a cabeza. los agujeros de conjunción. pero es importante recordar que este dolor puede extenderse más de lo imaginado. Los principales signos radiológicos son: y Esclerosis de las carillas articulares.

Es esencial que se emprenda una exploración cuidadosa del cuello y que se someta la columna cervical a toda serie de movimientos activos y pasivos para intentar determinar el nivel exacto de la lesión. la compresión allí suele reproducir las molestias del Sx. . proporcionarán la información útil para poder juzgar la gravedad de los síntomas. más en mujeres (3 a 1).frontal (cervicefalgia) con exacerbaciones agudas. Debe orientarnos una combinación de parestesias en manos con atrofia de músculos. Estadios Se pueden distinguir tres estadios en la evolución de la artrosis cervical: 1er estadio: ligera compresión discal. 2do estadio: compresión discal más pronunciada. también se hace necesaria la exploración de la piel y de los músculos para buscar contracturas y puntos dolorosos8. Las cuadriplejías bruscas se presentan al combinarse algún movimiento cervical forzado con el hecho de su artrosis preexistente7. La respuesta del paciente al dolor. pero lo confirmatorio es la espasticidad de miembros inferiores. Tratamiento El fisioterapeuta desempeña un papel importante en la valoración de los pacientes con patología de la columna cervical. Compresiones medulares: infrecuentes. 3er estadio: aplastamiento discal externo. Uno de los síntomas más frecuentes es la sensación de vacío cerebral. proliferaciones osteofíticas importantes. así como su extensión5. osteofitosis y rigidez acentuadas. La mielopatía de este origen es de evolución lenta. Cefalea asociada a vértigos y parestesias auditivas desagradables. así como su incapacidad. uncartrosis que reduce la luz del agujero y rigidez acentuada de la columna8. atribuido generalmente a la irritación del simpático que acompaña a la arteria vertebral en los orificios de las apófisis transversas (nervio vertebral). sin osteofitosis y pérdida de movilidad muy leve. A menudo existen puntos dolorosos bien localizados a dos traveses de dedo por fuera y por debajo de la protuberancia occipital externa.

gimnasia de la cintura escapular.Los objetivos del tratamiento fisioterapéutico son: el alivio del dolor. Masaje descontracturante: en la musculatura cervical y escapular. y Electroterapia antálgica: ultrasonido. ya que aumenta la rigidez articular y la atrofia muscular. Tracción manual: progresiva. correctores del desequilibrio estático o muscular eventual (lordosis cervical). almohada blanda y baja con una depresión en el centro. infrarrojo. Cervicalgia subaguda y crónica: y Termoterapia y electroterapia: ultrasonido. insistir en la necesidad de corregir las posturas incorrectas o monótonas (mecanografía. seguir un programa de gimnasia y tratar la ansiedad y depresión cuando estén presentes6. . corrientes de baja frecuencia. con 8 a 14 kg para las tracciones discontinuas y de 5 a 10 kg para las tracciones continuas. Kinesioterapia Cervicalgia Cervicalgia aguda: periodo de reposo absoluto. En general. ionizaciones saliciladas. costura). ionización de antiinflamatorios o descontracturantes. Las recomendaciones se basan en reposo regional. en ocasiones con un collar blando. la recuperación de la movilidad y de la elasticidad de las diferentes estructuras y el reforzamiento del sistema muscular. salvo en casos con características especiales11. y Elongaciones suaves: manual con ligera cifosis o mecánica. calor local. informática. Movilizaciones no forzadas de amplitud media repetidas frecuentemente. no es aconsejable la utilización de collarines. la corrección de posturas defectuosas. y Ejercicios: de autoestiramiento y de fortalecimiento de los músculos cervicales. y y y Criotereapia: y una vez pasado el dolor intenso. y y Masoterapia relajante. de relajación. baja frecuencia. Movilización: manual pasiva suave y activa de la columna cervical. radar. indolora y localizada en cervical.

Crioterapia. Cervicocefalgia o Barré-Lieou Al comienzo del tratamiento: únicamente técnicas antálgicas. Masoterapia: descontracturante cervical. ionización. circulatorias y descontracturantes (termoterapia. Reeducación de la musculatura del brazo y/o antebrazo eventualmente lesionado Ejercicios funcionales de destreza. añadir técnicas de tonificación y corrección de estática cervical. masoterapia). Termoterapia: compresas calientes. Recuperación de la amplitud mediante ejercicios activos con tracción y sin ella. Técnicas de diagonales de Kabat. Por último: después de la mejoría d los síntomas subjetivos. Ejercicios isométricos de la musculatura profunda. ondas cortas. con la cabeza rodeada de almohadas. corrientes de mediana o baja frecuencia. ionizaciones. manipulaciones osteopáticas. y Collar de sostén eventual. Electroterapia: baja o mediana frecuencia. Electroterapia: ultrasonido. Consejos posturales y de higiene de vida.Cervicobraquialgia: dividida en tres fases. radar. Fase subaguda: y y y Termoterapia: infrarrojo. Tracción: o elongación discontinua (2-3 hs por día) en la cama. compresas calientes. tracción en deslordosis en decúbito. . Ejercicios posturales globales del raquis superior y de los miembros asociados. Acompañar el tratamiento con técnicas de relajación. Fase hiperálgica: y y y y y Reposo: en cama en posición semisentada. A continuación: progresivamente movilizaciones activas y pequeñas maniobras de elongaciones localizadas. Fase de secuelas: y y y y y y y y Masoterapia.