Está en la página 1de 1

Bota larga o yeso completo inguinopédico: Incluye todo el miembro inferior, que abarca

por arriba desde el pliegue inguinal, región trocantérea y por detrás a nivel del pliegue glúteo.
Termina en su extremo distal incluyendo todo el pie; su límite inferior, en la cara dorsal del pie,
llega hasta la raíz de los dedos y por la cara plantar hasta 1-2 cm. más allá de la punta de los
dedos. La rodilla debe quedar en ligera flexión 10-20º, muy bien modelado sobre los cóndilos
femorales, en torno a la rótula, bajo los macizos de los platillos tibiales, tuberosidad anterior de la
tibia, maléolos perineos y tibial, marcando los surcos pre, retro e inframaleolares. Igual cuidado
debe tenerse en el moldeado del arco plantar.

Técnica
• El paciente colocado en la mesa traumatológica, queda con todo el miembro inferior en el
aire, sostenido en el soporta-pelvis y por un ayudante a nivel del pie.
• En ciertos casos, se sostiene la angulación de la rodilla, pasando un vendaje impregnado
en vaselina sólida que mantiene a modo de hamaca el hueco poplíteo. El vendaje se retira
apenas el yeso inicia el fragüe.
• Zonas que deben ser almohadilladas:
• Trocánter mayor, rodilla (rótula), tobillos (maléolos) y talón.
• Las vendas circulares se ponen con rapidez, y el modelaje debe iniciarse de inmediato.
• Es una técnica que requiere destreza y práctica. Hay que cuidar simultáneamente el
ángulo de la rodilla, modelado de los cóndilos femorales, rótula, tuberosidad de la tibia,
maleolos, talón y cuidar de la posición correcta del pie, y todo ello antes que el yeso inicie el
fragüe.
• Ya endurecido el yeso, se le coloca taco de marcha, si ello es necesario.

Férula inguinopédico: Es una férula larga de pierna, desde las cabezas de los metatarsianos
hasta la ingle. Es necesario un refuerzo adicional en el muslo que se puede lograr utilizando dos
férulas adicionales o recortando la férula en la proporción adecuada. La rodilla se flexiona
ligeramente (15º) a excepción de las lesiones de rótula, en las que se mantiene habitualmente
en extensión completa. El tobillo al igual que en la férula posterior debe permanecer en flexión.

Bota corta de yeso: Abarca desde la base de los macizos de los platillos tibiales, tuberosidad
anterior de la tibia y por detrás a unos 5-7 cm. bajo el pliegue de flexión de la rodilla. Por debajo
incluye todo el pie dejando los dedos libres por la parte dorsal y prolongándolo por la zona
plantar bajo los dedos hasta 1-2- cm. más allá de la punta. El modelado debe ser cuidadoso a
nivel de los platillos tibiales, surcos pre, retro e inframaleolares y arco plantar del pie.
Hay que prestar especial atención al almohadillado en torno a la base los platillos tibiales,
tobillo y talón.

Técnica
• El paciente se dispone en decúbito dorsal, rodilla semiflectada. Un ayudante sostiene el
pie en posición correcta. Apenas colocado el yeso, el médico inicia el modelado y vigila la
posición correcta del pie cuidando que no quede en talo o equino, ni en varo o valgo. Se requiere
rapidez y destreza.
• Fraguado el yeso, se coloca taco de marcha si es que el tratamiento lo requiere.
• La deambulación se inicia 24 a 48 horas después.