Está en la página 1de 2

A.·. L.·. G.·. D.·. G.·. A.·. D.·. U.·.

Las herramientas del Aprendiz Masón

A.·. M.·. César Jesús Orozco Rodríguez

La palabra herramienta viene del latín ferramentum, que quiere decir instrumento de
hierro, elaborados a fin de facilitar la realización de una tarea mecánica, los cuales en términos
de construcción como el simbolismo de nuestra orden se refieren a utiles profesionales para el
uso de artesanos y obreros en la ejecución de los trabajos de arte y de obras materiales.

Para el Aprendiz Masón existen tres herramientas esenciales; el martillo, el cincel y la


regla de veinticuatro pulgadas, las cuales le sirven para trabajar en la devastación de la piedra
en bruto, que litúrgicamente significa nuestro estado de imperfección por los vicios y la
ignorancia, pero también significa la edad primitiva y por consiguiente el hombre sin instrucción
en su estado natural, además de simbolizar la imagen del alma del profano antes de ser
instruido en los misterios masónicos, por ello nuestro Q:. H:. Segundo Vigilante nos recuerda al
inicio de los trabajos que debemos devastar la piedra en bruto a fin de alcanzar la Virtud y la
Instrucción.

Pero ¿cómo utilizará el Aprendiz Masón estas herramientas para hacer de la piedra sin
pulir una obra de arte?, la respuesta creo yo es a base de golpes constantes, a medida exacta
y con la mayor precisión posible, recordando que el trabajo masónico se realiza en todo
momento, tanto en Logia como en la vida profana, pues el Masón es uno dentro y fuera del
taller ya que su trabajo no cesa jamás.

Una vez escuche de un Maestro Masón una cita de un autor que no recuerdo, que dice
“El Aprendiz Masón es en sí mismo la Piedra en Bruto, pero a su vez es, materia, obrero e
instrumento” y como también somos instrumento habría que explicar el significado simbólico de
las herramientas utilizadas en el primer grado.

El MARTILLO, instrumento que los masones operativos utilizaban para romper las
aristas de las piedras irregulares que debían preparar para los constructores es para nosotros
el símbolo de la fuerza de voluntad del hombre para realizar su arduo trabajo en la constante
búsqueda de la perfección, es también manifestación de nuestro temple, nuestra constancia y
firme tenacidad para batir nuestros vicios en el yunque de la razón y poder ir puliendo y
moldeando nuestro ser interior como piedra en bruto que somos.

El cuerpo del martillo se divide en varias partes, la parte superior que es el prisma
triangular está compuesto por tres cuadrados y dos triángulos y es una de las tres aristas del
prisma la que forma el filo del martillo, usado para labrar las asperezas de la piedra en bruto
(las tendencias torcidas, los malos hábitos y las pasiones vulgares).

La parte media del martillo es el contrapeso del mismo y está formado por un cubo que
representa todas las fuerzas y poderes materiales que sirven para producir el impulso
irresistible que se ejerce sobre todas las cosas, tratando de eliminar o afianzar las causas que
la originan.

La parte inferior del martillo está constituida por el CILINDRO cuya extremidad que
forma el CÍRCULO PERFECTO sirve para golpear, clavar o quebrar, lo que en sentido moral y
filosófico nos indica el acto de purificar nuestro espíritu, eliminando todas las debilidades
humanas originadas por las pasiones provocadas por los vicios.

En cuanto al mango del martillo, es una palanca cuyo objeto es impulsar mayor fuerza
y energía, también es símbolo de talento cuya misión es hacer siempre el bien y en ejecutar
obras fuertes.

Otra herramienta del aprendiz es el CINCEL, aquella herramienta de boca cerrada y


recta, de bisel doble, que sirve para labrar a golpe de martillo la piedra o el metal, misma que
se complementa con el martillo pues este con su peso golpea, el cincel, recibiendo estos
golpes de fuerza; rompe, perfora y alisa. Pero en términos filosóficos representa la inteligencia
con la que una vez golpeadas nuestras asperezas individuales comenzamos a realizar cortes
precisos eligiendo con cuidado y sabiduría aquellos lugares en donde aplicar nuestra fuerza.

Por último y no menos importante se encuentra la REGLA DE 24 PULGADAS, un


sencillo instrumento de metal o madera, plano y de diferentes formas que sirve para trazar
líneas rectas, la cual es emblema de la perfección y nos incita a nunca separarnos de la línea
inflexible del deber, además de que significa la medida del tiempo divisible en tres diferentes
planos:

. Divisible en 1, se refiere a la unidad, nos recuerda que tenemos 24 horas para trabajar un
solo día a la vez.

. Divisible en 2 que representa la dualidad, día y noche, trabajo y descanso.

. Divisible entre 3, que se entiende como el día dividido en tres partes iguales en ciclos de ocho
horas: ocho para el servicio a Dios y a nuestros hermanos más necesitados, ocho para
nuestras ocupaciones cotidianas y ocho para el descanso y el sueño.

Así pues la regla de 24 pulgadas simboliza también equilibro y equidad en nuestras


acciones dándoles un orden a cada cosa. Y puesto que representa el camino de la perfección y
este es largo y complicado, debemos trabajar arduamente para seguir perfeccionándonos.

Que lo anterior Qq:. Hh:. nos invite a sentirnos de corazón aprendices eternos,
buscando siempre los más altos propósitos en nuestras vida para bien de nosotros mismos, de
nuestra orden y de la humanidad en general.

Es cuanto.

¡Salud, Fuerza y Unión!

_________________________________

A:. M:. César Jesús Orozco Rodríguez