P. 1
FACTORES DE RIESGO FÍSICO

FACTORES DE RIESGO FÍSICO

|Views: 596|Likes:
Publicado porvenuz-pandora

More info:

Published by: venuz-pandora on May 05, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/10/2013

pdf

text

original

FACTORES DE RIESGO FÍSICO - QUÍMICO

Este grupo incluye todos aquellos objetos, elementos, sustancias, fuentes de calor, que en ciertas circunstancias especiales de inflamabilidad, combustibilidad o de defectos, pueden desencadenar incendios y/o explosiones y generar lesiones personales y daños materiales. Pueden presentarse por:

y

Incompatibilidad físico-química en el almacenamiento de materias primas. Presencia de materias y sustancias combustibles. Presencia de sustancias químicas reactivas.

y y

Las propiedades físico-químicas del tóxico.

Son muy importantes por los daños que producen y, también, para establecer un control higiénico adecuado. Destacan:
y

La solubilidad: O capacidad que tiene algunos elementos químicos de disolverse en un líquido. La volatilidad: O facultad de pasar a estado gaseoso desde el estado físico en que se encuentre. La estabilidad: o capacidad para mantenerse en un estado físico o químico concreto. Lluvias acidas« La pureza: O grado de calidad que alcanzan las características del tóxico. A mayor pureza, mayor concentración de toxicidad y, por tanto, mayor daño. El tamaño de las partículas: o dimensiones de estas puede ser fundamental para que se produzcan el daño, ya que deben tener un determinado tamaño para que sean tóxicas.

y

y

y

y

Riesgo químico

El Riesgo químico es aquel riesgo susceptible de ser producido por una exposición no controlada a agentes químicos la cual puede producir efectos agudos o crónicos y la aparición de enfermedades. Los productos químicos tóxicos también pueden provocar consecuencias locales y sistémicas según la naturaleza del producto y la vía de exposición. En muchos países, los productos químicos son literalmente tirados a l a naturaleza, a menudo con graves consecuencias para los seres humanos y el medio natural. Según de qué producto se trate, las consecuencias pueden ser graves problemas de salud en los trabajadores y la comunidad y daños permanentes en el medio natural. Hoy en día, casi todos los trabajadores están expuestos a algún tipo de riesgo químico porque se utilizan productos químicos en casi todas las ramas de la industria.

De hecho los riesgos químicos son los más graves y se dividen o se encuentran el medio o mercado de la siguiente manera. Polvos: El problema del polvo es uno de los más importantes, ya que muchos polvos ejercen un efecto, de deterioro sobre la salud; y así aumentar los índices de mortalidad por tuberculosis y los índices de enfermedades re spiratorias. Se sabe que el polvo se encuentra en todas partes de la atmósfera terrestre, y se considera verdadero que las personas expuestas a sitios donde existe mucho polvo son menos saludables que los que no están en esas condiciones, por lo que se considera que existen polvos dañinos y no dañinos. Existe una clasificación simple de los polvos, que se basa en el efecto fisiopatológico de los polvos y consta de lo siguiente: a. Polvos, como el plomo, que producen intoxicación b. Polvos que pueden producir alergias, tales como la fiebre de heno, asma y dermatitis.

c. Polvos de materias orgánicas, como el almidón. d. Polvos que pueden causar fibrosis pulmonares, como los de sílice e. Polvos como los cromatos que ejercen un efecto irritante sobre los pulmones y pueden producir cáncer. f. Polvos que pueden producir fibrosis pulmonares mínimas, entre los que se cuentan los polvos inorgánicos, como el carbón, el hierro y el bario. Se puede decir que los polvos están compuestos por partículas sólidas suficientemente finas para flotar en el aire. Como por ejemplo los producidos por la Industria que se deben a tritu raciones, perforaciones, molidos y dinamitaciones de rocas El polvo es un contaminante particular capaz de producir enfermedades que se agrupar bajo la denominación genérica de neumoconiosis. Esta enfermedad es la consecuencia de la acumulación de polvo en los pulmones y de la reacción de los tejidos a la presencia de estos cuerpos exógenos. Si se consideran sus efectos sobre el organismo es clásico diferenciar las partículas en cuatro grandes categorías :
1.-Partículas Tóxicas .

2.-Polvos Alérgicos. 3.-Polvos Inertes. 4.-Polvos Fibrógenos. Las partículas tóxicas entre las que se pueden citar las de origen metálico, como plomo, cadmio, mercurio, arsénico, berilio, etc., capaces de producir una intoxicación aguda o crónica por acción específica sobre ci ertos órganos o sistemas vitales. La rapidez de la manifestación dependerá en gran parte de la toxicidad específica de las partículas así como de su solubilidad. Por otra, como la absorción de una sustancia depende de la vía de entrada en el organismo, muchos tóxicos pasarán rápidamente en forma ionizada a la sangre, si su estado de división es adecuado, mientras que si se detienen en las vías respiratorias superiores la absorción puede ser mucho más lenta. Los polvos alérgicos, de naturaleza muy diversa capaces de producir asma, fiebre, dermatitis, etc., preferentemente en sujetos sensibilizados mientras que otros no manifiestan reacción alguna. Su acción depende, por tanto, más de la predisposición del individuo, que de las características particulares del polvo. En esta categoría se pueden citar el polen, polvo de madera, fibras vegetales o sintéticas, resina, etc. Los polvos inertes, que al acumularse en los pulmones provocan después de una exposición prolongada una reacción de sobrecarga pulmonar y una disminución de la capacidad respiratoria. Su acción es consecuencia de la obstaculización de la difusión del oxigeno a través de la membrana pulmonar. Los depósitos inertes son visibles por los rayos X si el material es opaco y no predisponen a tuberculosis . Dentro de este grupo se pueden mencionar: el carbón, abrasivos y compuestos de bario, calcio, hierro y estaño.

Los Polvos fibrógenos, que por un proceso de reacción biológica originan una fibrosis pulmonar o neumoconiosis evolutiva, detectable por examen radiológico y que desarrolla focos tuberculosos preexistentes con extensión al corazón en los estados avanzados. A esta categoría pertenece el polvo de sílice, amianto, silicatos con cuarzo libre (talco, coalín, feldespato, etc.) y los compuestos de berilio. Existen igualmente polvos que sin alcanzar las vías respiratorias inferiores pueden producir una marcada acción irritante de las mucosas. Dentro de esta categoría merecen gran interés las nieblas ácidas o alcalinas, sin olvidar las sustancias clasificadas en los apartados precedentes, pero con reconocidas propiedades cancerígenas (amianto, cromo, partículas radioactivas, etc.). La exposición al polvo no tiene siempre como consecuencia el desarrollo de una neumoconiosis, ya que esto ocurre solamente en ciertas condiciones, dependiendo, por una parte, de la naturaleza de las partículas inhaladas, y por otra parte, del potencial defensivo del organismo en relación con las características anatómicas y los mecanismos fisiológicos de defensa, que el aparato respiratorio hace intervenir para defenderse de la agresión.
Vapores: Son sustancias en forma gaseosa que normalmente se encuentran en estado líquido o sólido y que pueden ser tornadas a su estado orig inal mediante un aumento de presión o disminución de la temperatura. El benceno se usa ampliamente en la industria, en las pinturas para aviones, como disolvente de gomas, resinas, grasas y hule; en las mezclas de combustibles para motores, en la manufactura de los colores de anilina, del cuerpo artificial y de los cementos de hule, en la extracción de aceites y grasas, en la industria de las pinturas y barnices, y para otros muchos propósitos.

En muchos de los usos del benceno, incluyendo su manufactura, l a oportunidad de un escape como vapor sólo puede ser el resultado de un accidente, y en estos casos, cuando la exposición es severa, se puede producir una intoxicación aguda por benceno. Cuando el benceno se emplea como disolvente, en líquidos para lavado en seco, o como vehículo para pinturas, se permite que este hidrocarburo se evapore en la atmósfera del local de trabajo. Si es inadecuada la ventilación del local, la inhalación continua o repetida de los vapores de benceno puede conducir a una intoxicaci ón crónica. Observada clínicamente, la intoxicación aguda por benceno ofrece tres tipos, según su severidad, pero en las tres predomina la acción anestésica. La inhalación de muy altas concentraciones de vapor de benceno puede producir un rápido desarrollo de la insensibilidad, seguida, en breve tiempo, de la muerte por asfixia. Con concentraciones algo más bajas es más lenta la secuencia de los sucesos y más extensa la demostración, colapso e insensibilidad; estos síntomas, comunes a todos los anestésicos, pueden ser sustituidos por una excitación violenta y presentársela muerte, por asfixia, durante la inhalación de los vapores. El tercer tipo de intoxicación es en el que el deceso ocurre después de transcurridas varias horas o varios días, sin recuperació n del estado de coma.

Al producir intoxicación crónica, la acción del benceno o de sus productos de oxidación se concentra, principalmente, en la médula de los huesos que es el tejido generador de elementos sanguíneos importantes; Glóbulos rojos (eritrocitos), Glóbulos blancos (leucocitos) y Plaquetas (trombocitos) los cuales son esenciales para la coagulación de la sangre; inicialmente el benceno estimula la médula, por lo que hay un aumento de leucocitos, pero, mediante la exposición continuada, esta esti mulación da lugar a una depresión y se reducen estos elementos en la sangre. La disminución es más constante en los eritrocitos, menos marcada y más variable en los leucocitos; cuando es intensa la disminución de los eritrocitos, se producen los síntomas típicos de la anemia, debilidad, pulso rápido y cardialgias. La disminución en el número de Leucocitos puede venir acompañada por una menor resistencia a la infección, debilidad y úlceras en la boca y la garganta. La reducción de plaquetas conduce a un tiempo mayor de coagulación de la sangre lo que puede dar lugar a hemorragias de las membranas mucosas, hemorragias subcutáneas y a otros signos de púrpura. Cuando se sabe que un empleado tiene síntomas como los mencionados anteriormente es recomendable la hos pitalización inmediata para que se le aplique el tratamiento necesario y así poder eliminar la posibilidad de una muerte. Por eso es necesario que se tomen todas las medidas de seguridad para así poder evitar este tipo de enfermedades ocupacionales.
Líquidos. La exposición o el contacto con diversos materiales en estado líquido puede producir, efecto dañino sobre los individuos; algunos líquidos penetran a través de la piel, llegan a producir cánceres ocupacionales y causan dermatitis. A continuación se dan los factores que influyen en la absorción a través de la piel:

a. La transpiración mantenida y continua que se manifiesta en las perspiraciones alcalinas priva a la piel de su protección grasosa y facilita la absorción a través de ella. b. Las circunstancias que crean una hiperemia de la piel también fomentan la absorción. c. Las sustancias que disuelven las grasas, pueden por si mismas entrar en el cuerpo o crear la oportunidad para que otras sustancias lo hagan. d. Las fricciones a la piel, ta les como la aplicación de ungüentos mercuriales, producen también la absorción. e. La piel naturalmente grasosa ofrece dificultades adicionales a la entrada de algunas sustancias. f. Cuanto más joven es la piel mayor es la posibilidad de absorción a través de ella, con excepción de los años de la senilidad o la presencia de padecimientos cutáneos. g. Las interrupciones en el integumento, como las provocadas por dermatitis o traumas, favorecen la entrada al cuerpo, aunque, en realidad, no constituyen una verdadera absorción de la piel. h. La negligencia en evitar el contacto con materiales que pueden penetrar a través de la piel conduce a la absorción de tóxicos industriales.

i.

La cataforesis puede hacer que penetren a través de la piel sustancias que de otra manera no se absorberían.

Existen varias sustancias que son absorbibles cutáneamente y se consideran las siguientes:
y y y y y y y y y y y y

El aceite de anilina Cianuros Benceno Cloroformos Bencina Compuestos cianógenos Bisulfuro de carbono Dimetilanilina Tetracloruro de carbono Algunas anilinas Formaldehido Gasolina Querosina Nafta Nitranilina Nitrobenzol Fenol Disolvente de Standoz Nitroglicerina Tolveno Tricloretileno Aguarrás Xileno Tetraetilo de Plomo

En la mayoría de los países la causa más frecuente de la dermatosis es el aceite y la grasa del petróleo. Estas sustancias no son, necesariamente, irritantes cutáneos más poderosos que otros productos químicos, pero por lo común de su uso, ya que todas las máquinas usan lubricantes o aceites de distintas clases. Existen irritantes primarios en los cuales hay varios ácidos inorgánicos, álcalis y sales, lo mismo que ácidos orgánicos y anhídridos que se encuentran en estado líquido. Los irritantes primarios afectan la piel en una o más de las siguientes formas: a. Los ácidos inorgánicos, los anhídridos y las sustancias higroscópicas actúan como agentes deshidratantes. b. Los agentes curtientes y las grasas de los metales pesados precipitan las proteínas. c. Algunos ácidos orgánicos y los sulfuros son agentes reductores. d. Los disolventes orgánicos y los detergentes alcalinos disuelven la grasa y el colesterol. e. Los álcalis, jabones y sulfuros disuelven la queratina.

Disolventes. Se puede decir que raras son las actividades humanas en donde los disolventes no son utilizados de una manera o de otra, por lo que las situaciones de exposición son extremadamente diversas.

A pesar de su naturaleza química tan diversa, la mayoría de los disolventes posee un cierto número de propiedades comunes. Así casi todos son líquidos liposolubles, que tienen cualidades anestesiantes y actúan sobre los centros nerviosos ricos en lípidos. Todos actúan localmente sobre la piel. Por otra parte, algunos a causa de su metabolismo pueden tener una acción marcada sobre los órganos hematopoyéticos, mientras que otros pueden considerarse como tóxicos hepáticos o renales.

La determinación de las concentraciones de disolventes en el aire de las áreas donde se está manipulando los disolventes, permite una apreciación objetiva de la exposición, ya que la cantidad de tóxico presente en los receptores del organismo depende necesariamente de la concentración de disolvente inhalado. Sin embargo aun cuando la concentraci ón del disolvente en el aire aspirado no alcance los valores recomendados, la cantidad de tóxico acumulada en los sitios de acción puede ser suficientemente elevada como para crear una situación peligrosa. Esto puede suceder si existen otras vías de absorción que la pulmonar, cuando hay una exposición simultánea a varios disolventes, o si el trabajo efectuado exige un esfuerzo físico particular. Absorción de los Disolventes: Los disolventes pueden penetrar en el organismo por diferentes vías, siendo las más importantes la Absorción Pulmonar, cutánea y gastrointestinal. Esta última, es la forma clásica de intoxicación accidental. La mayoría penetran fácilmente a través de la piel. Algunos como el benceno, tolueno, xileno, sulfuro de carbono y tricloroetileno, lo hacen tan rápidamente que pueden originar en un tiempo relativamente corto, dosis peligrosas para el organismo. La absorción pulmonar es la principal vía de penetración. Por medio de la respiración el disolvente es transportado a los alvéolos, desde do nde por simple difusión pasa a la sangre atravesando la membrana alveolo capilar. Después el disolvente se distribuye en la circulación sanguínea y se va acumulando en los diferentes tejidos del organismo, en función de la liposolubilidad y de la perfusión del órgano considerado. Una parte sufrirá una serie de biotransformaciones produciendo diversos meta bolitos, que serán eliminados sobre todo en la orina, la bilis y los pulmones. Cuando la exposición cesa, el disolvente acumulado pasa nuevamente a la circulación y según el porcentaje de metabolización, una parte más o menos importante será excretada en el aire expirado, siguiendo el mismo mecanismo que durante su retención. El proceso general depende de un gran número de factores, tanto fisiológicos, metabólicos como físico-químicos, que determinan un estado de equilibrio entre cuatro compartimientos interdependientes; el de biotransformación, el receptor que reacciona con el disolvente o sus metabolitos, el correspondiente a los órganos de depósito y el compartimiento de excreción.
Sólidos: Los sólidos son las formas de los productos químicos que es probable que ocasionen envenenamiento químico, aunque algunos pueden provocar envenenamiento si tocan la piel o pasan a los alimentos cuando se ingieren. Los productos químicos en forma sólida pueden desprender vapores tóxicos que se pueden inhalar, y los sólidos pueden ser inflamables y explosivos, además de corrosivos para la piel. Los alimentos sólidos son todos aquellos que se deben masticar para poder digerirlos, hay de muchas clases que aportan fibra y vitaminas al ser humano para el correcto funcionamiento del cuerpo, tales como las frutas, verduras, fibra, la carne y los que se preparan para los tres alimentos que debe ingerir el ser humano tres veces al día acompañado por líquidos que ayuden a una mejor digestión, se necesitan variedad de ellos para que cumplan las funciones que se necesita para vivir y llevar una dieta balanceada

Distribución y Transporte

Cuando el tóxico pasa a la sangre, esta lo difunde por todo el cuerpo y se fija a los órganos con los que tiene mayor afinidad.
Acumulación

Si se acumulan, los efectos del tóxico se prolongan tras cesar la exposición, debido a una liberación progresiva del producto acumulado. Los órganos con mayor capacidad de acumulación de tóxicos son el hígado y el riñón, seguidos por la grasa y huesos.
Metabolismo

Los tóxicos se transforman en sus metabolitos, que suelen ser menos tóxicos que las sustancias de partida. El hígado suele ser el órgano más act ivo en el metabolismo.
Eliminación

Las vías de eliminación de que dispone el organismo son principalmente tres: ‡ Vía renal: por la que se expulsan la mayoría de los tóxicos. ‡ Vía biliar: los tóxicos absorbidos por vía digestiva sufren en el hígado procesos de transformación. ‡ Vía pulmonar: a través de la exhalación del aire inspirado. Los productos eliminados son generalmente gases y líquidos en fase de vapor. Existen otras vías: leche materna, sudor y saliva.

Sustancia o materia química peligrosa

Es todo material nocivo o perjudicial, que durante su fabricación, almacenamiento, transporte o uso, puede generar o desprender humos, gases, vapores, polvos o fibras de naturaleza peligrosa, ya sea explosiva, inflamable, tóxica, infecciosa, radiactiva, corrosiva o irritante en cantidad que tengan probabilidad de causar lesiones y daños a personas, instalaciones o medio ambiente. Según su peligrosidad se clasifican en:
Explosivos

Sustancias y preparaciones que pueden explotar bajo efecto de una llama o que son sensibles a los choques o fricciones. Por ejemplo: Nitroglicerina: Precaución: evitar golpes, sacudidas, fricción, flamas o fuentes de calor.

Inflamables

Sustancias y preparaciones: que pueden calentar se y finalmente inflamarse en contacto con el aire a una temperatura normal sin empleo de energía o que, en contacto con el agua o el aire húmedo, desenvuelven gases fácilmente inflamables en cantidades peligrosas. Por ejemplo: Benceno, Etanol, Acetona, etc. Precaución: evitar contacto con materiales ignitivos (aire, agua).

Extremadamente inflamable

Sustancias y preparaciones líquidas, cuyo punto de inflamación se sitúa entre los 21 ºC y los 55 ºC. Por ejemplo: Hidrógeno, Etino, Éter etílico, etc.

Precaución:

evitar

contacto

con

materiales

ignitivos

(aire,

agua).

Comburentes

Sustancias que tienen la capacidad de incendiar otras sustancias, facilitando la combustión e impidiendo el combate del fuego. Por ejemplo: Oxígeno, Nitrato de potasio, Peróxido de hidrógeno, etc. Precaución: evitar su contacto con materiales combustibles.

Puede provocar incendios
Corrosivos

Estos productos químicos causan destrucción de tejidos vivos y/o materiales inertes. Por ejemplo: Ácido clorhídrico, Ácido fluorhídrico, etc. Precaución: No inhalar y evitar el contacto con la piel, ojos y ropas.

Irritante

Sustancias y preparaciones no corrosivas que, por contacto inmediato, prolongado o repetido con la piel o las mucosas, pueden provocar una reacción

inflamatoria. Por ejemplo: Cloruro de calcio, Carbonato de sodio, etc. Precaución: los gases no deben ser inhalados o tocados

Nocivos

Sustancias y preparaciones que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea, pueden implicar riesgos a la salud de forma temporal o alérgica. Por ejemplo: Etanal, Dicloro-metano, Cloruro de potasio, etc. Precaución: debe ser evitado el contacto con el cuerpo humano, así como la inhalación de los vapores.

Tóxicos

Sustancias y preparaciones que, por inhalación, ingestión o penetración cutánea, pueden implicar riesgos graves, agudos o crónicos a la salud. Por ejemplo: Cloruro de bario, Monóxido de carbono, Metanol, etc. Precaución: todo el contacto con el cuerpo humano debe ser evitado.

Muy tóxicos

Por inhalación, ingesta o absorción a través de la piel, provoca grave s problemas de salud e inclusive la muerte. Por ejemplo: Cianuro, Trióxido de Arsenio, Nicotina, etc. Precaución: todo el contacto con el cuerpo humano debe ser evitado.

Radiactivos

Sustancias que emiten radiaciones nocivas para la salud.

Contaminante biológico

Materiales contaminados con microorganismos presuntamente patógenos.

Peligroso para el medio ambiente El contacto de esa sustancia con el medio ambiente puede provocar daños al ecosistema a corto o largo plazo. Precauciones: debido a su riesgo potencial, no debe ser liberado en las cañerías, en el suelo o el medio ambiente. Tratamientos especiales tienen que ser tomados. Estas sustancias se representan con símbolos de reconocimiento universal, que se denominan pictogramas, que se representan en caracteres negros sobre fondo amarillo, a excepción del que representa sustancias nocivas o irritantes, que se representan sobre fondos naranjas para evitar la confusión

con las señales de tránsito . Tipos de productos químicos La forma material de un producto químico puede influir en como penetra en el organismo y en alguna medida en el daño que provoca. Las principales formas materiales de los productos químicos son sólidos, polvos, líquidos, vapores y gases.

Algunos productos químicos también pueden penetrar en el organismo a través del sistema respiratorio. Los productos químicos adoptan múltiples formas: vapores, sólidos, líquidos, polvos, gases y casi todos ellos se pueden inhalar. Algunos productos químicos tienen efectos locales perniciosos en los pulmones, en tanto que otros serán absorbidos en la corriente sanguínea y pueden tener efectos dañinos en distintos órganos diana . Los órganos diana son las partes del organismo a los que siempre afectan determinados productos químicos. Así, por ejemplo, el plomo ataca al sistema nervioso central (el cerebro y la médula espinal), pero se almacena en los huesos cuando se acumula (aumenta) con más exposiciones. Pues, los órganos diana del plomo son el sistema nervioso central y los huesos. Otros

órganos iana los if rentes roductos uí icos son el corazón, los ul ones, los ri ones el ígado. Vías de enetración Inhalación as artículas uy finas, los gases y los apores se ezclan con el aire, penetran en el sistema respiratorio, siendo capaces de llegar hasta los al olos pulmonares y de allí pasar a la sangre. Según su naturaleza uímica provocarán efectos de mayor a menor gravedad atacando a los órganos cerebro, hígado, ri ones, etc. . Y por eso es imprescindible protegerse. as partículas de mayor tamaño pueden ser filtradas por los pelos y el moco nasal, donde uedarán retenidas. Algunos de los gases tóxicos ue actúan por absorción inhaladora: onóxido de carbono Ácido cianhídrico Sulfuro de hidrógeno Vapores de mercurio Otras intoxicaciones pueden ser producidas por absorción de vapores procedentes de disolventes como: Benceno etanol itrobenceno

Absorción cutánea El contacto prolongado de la piel con el tóxico, puede producir intoxica ción por absorción cutánea, ya ue el tóxico puede atravesar la barrera defensiva y ser distribuido por todo el organismo una vez ingresado al mismo. Son especialmente peligrosos los tóxicos liposolubles como los insecticidas y otros Pesticidas Pelo

Ingestión a sustancia ingerida conlleva un riesgo específico dependiendo de su naturaleza, siendo diferente la gravedad del accidente y la urgencia de su atención, la cual nunca es menor. Algunas sustancias muestran su efecto tóxico de forma inmediata, especialmente aquellos de acción mecánica como los corrosivos), pero otros no lo hacen hasta después de su absorción en el tubo digestivo, distribución y metabolización, por lo cual pueden aparentar ser inocuos en un primer momento.

La absorción simultánea de varios tóxicos.

Se clasifican:
y

Independientes: Cuando cada uno de ellos produce daños en órganos distintos; Aditivos, cuando los efectos se superponen, afectando al mismo órgano de forma independiente, como el plomo y el mercurio. Sinérgicos, cuando los efectos dañinos de un contaminante potencian los daños provocados por otro. Antagónicos, cuando los efectos de un contaminante atenúan los efectos de otro. La dosis absorbida

y

y

y

y

Es la cantidad de tóxico al que ha estado expuesto el orga nismo, constituyen el factor más importante, ya que suele haber una relación directa de causa-efecto. La dosis absorbida por un trabajador depende del tiempo de exposición al tóxico y de la concentración de esa sustancia en el lugar de trabajo. Se han marcado dos tipos de referencia:
La exposición diaria (ED), que es la concentración media calculada de forma ponderada con respecto a la jornada real, y referida a una jornada estándar de ocho horas diarias. La exposición corta (EC), que es la concentración media calculada de forma ponderada para cualquier período de 15 minutos de la jornada laboral.

Ambas referencias sirven para establecer los valores límites admisibles (VLA) a los que puede estar sometido un trabajador en un período dado de tiempo.

FACTORES QUE INFLUYEN EN LA TOXICIDAD DE UN ELEMENTO. Las características personales del trabajador.

Son decisivas, destacamos las más importantes:

y

El sexo: Algunos efectos solo se producen en la mujer, pues aparecen en el momento del embarazo. La edad: Adquiere importancia cuando afecta al desarrollo de las células, ya que este es más rápido en las personas jóvenes. El peso: Están relacionados con el peso de la persona, a mayor peso la concentración del tóxico será mayor, en otros casos, ocurre lo contrari o. El estado de salud: Una persona sana soporta mejor los efectos nocivos de cualquier tóxico.

y

y

y

El estado inmunológico. La capacidad para defenderse de las enfermedades relacionadas con la resistencia del organismo ante la presencia del tóxico

Algunos productos químicos pueden dañar la piel, haciendo que enrojezca, salgan ampollas, o se produzcan escamas. Es decir, que provocan dermatitis . Algunos de los muchos productos químicos que ocasionan dermatitis son los siguientes:
y y y

y

ácidos fuertes (como el ácido sulfúrico); álcalis fuertes (como la sosa cáustica); todas las formas de petróleo, entre ellas el diesel, los petróleos para lubricado y combustible, los solventes, los diluyentes y desgrasadores, como la parafina, el tricloroetileno, la trementina y los productos derivados del petróleo; los alquitranes, el pez y otros productos de alquitrán de hulla, comprendidos los fenoles y los creoles.

La dermatitis: puede afectar a las personas expuestas a la sustancia. Normalmente los síntomas sólo aparecen cuando el producto químico entra en contacto con la piel y desaparecen cuando la persona deja de estar en contacto con el producto químico. ¿Cómo evitar estas enfermedades?

Los personas pueden tragar (ingerir) agentes peligrosos por accidente si no se limpian las manos antes de comer, beber o fumar en el trabajo , o si conservan sus alimentos, bebidas y cigarrillos en una zona contaminada. Eliminar los agentes químicos y biológicos peligrosos es la mejor manera de evitar su ingestión. Otros métodos importantes de prevención son la higiene personal (limpieza) y velar por que los trabajadores tengan acceso a lavabos y

Zonas de conservación de alimentos y donde comer que estén separadas del lugar en que trabajan. También es importante que los trabajadores conozcan la importancia de la higiene personal y de guardar l os alimentos y comerlos fuera de sus lugares de trabajo.

(Decreto 2566 de 2009) 

        

Saturnismo Hidrargirismo Manganismo Cronismo Beriliosis Arsenismo Fosforismo Fluorismo Clorismo Sicoantrosis

MEDICINA PREVENTIVA FRENTE AL RIESGO QUIMICO.

El riesgo químico es aquel susceptible de ser producido por una exposición no controlada a agentes químicos. Entendemos por agente químico cualquier sustancia que pueda afectar directa o indirectamente a las personas (aunque éstas no estén efectuando las tareas). Una sustancia química puede entrar al

organismo principalmente a través de tres vías: inhaladora (respiración, la más común), ingestión (por la boca) y dérmica (a través de la piel). El riesgo químico puede producirse en cualquier tarea que impliqu e manipulación de sustancias químicas (no hace falta que la estemos desarrollando personalmente): realización de actividades docentes y de investigación en laboratorios donde se manipulan reactivos químicos, donde se realizan tareas de soldadura (humos), o peraciones de desengrase, operaciones de fundición, operaciones básicas (destilaciones, rectificaciones, extracciones), limpiezas con productos químicos, aplicación de plaguicidas, etc.
Recomendaciones generales de seguridad frente al riesgo químico: 1. En el laboratorio no está permitido fumar, comer ni beber. Tampoco se almacenará comida o bebida alguna en frigoríficos situados en el mismo. 2. Se debe leer la etiqueta y consultar la ficha de datos de seguridad de los productos antes de su utilización. Tener siempre bien localizadas y a mano las fichas de datos de seguridad. 3. No se debe utilizar nunca ningún reactivo al cual le falte la etiqueta del frasco. 4. Se deben etiquetar adecuadamente los frascos y recipientes a los que se haya trasvasado algún producto o donde se hayan preparado mezclas, identificando su contenido, a quién pertenece y la información sobre su peligrosidad (reproducir etiquetado original). 5. Si se reutiliza un recipiente, deben eliminarse todas las etiquetas anteriores. 6. Siga los procedimientos y protocolos de trabajo establecidos para las tareas que se va a realizar. 7. Utilizar siempre vitrinas de gases para todas aquellas operaciones en las que se manipula sustancias muy tóxicas, carcinógenas, mutágenas y alergenas, o para aquellas operaciones que generen vapores o que incluyan manipulación de sustancias volátiles o malolientes. 8. Las vitrinas deberán tener la guillotina bajada mientras se realizan las reacciones. 9. Trabajar siempre con los sistemas de extracción y renovación mecánica de aire conectados. 10. Utilizar siempre los equipos de protección individual que se requiera: como mínimo protección ocular (gafas/pantallas faciales) y guantes tipo látex. 11. Asegurar la desconexión de equipos, agua, y especialmente de gas a l finalizar las actividades. 12. No trabajar solo en el laboratorio o taller. En caso de accidente la ayuda no sería inmediata. 13. Nunca se efectuará actividad alguna no autorizada o no supervisada convenientemente. 14. En el laboratorio utiliza siempre b ata; en el taller, ropa de trabajo (esta ropa no se considera EPI) 15. Las batas y ropa de trabajo utilizadas en los laboratorios y talleres no deben llevarse en otros lugares de la Universidad (cafetería, despachos...). 16. Llevar el pelo recogido y no llevar pulseras, colgantes, mangas anchas, bufandas, etc., prendas sueltas, sandalias u otro tipo de calzado que deje el pie al descubierto.

17. Mantener el máximo orden y limpieza posible dentro del laboratorio o del taller (tanto a nivel de comportamiento personal, como a nivel material). La siguiente relación siempre se verifica: DESORDEN = POCA SEGURIDAD 18. Para las actividades en que las protecciones colectivas (vitrinas y sistemas de extracción) no resulten suficientes, utilizar equipos de protección individual para las vías respiratorias, esto es, máscaras de protección. 19. Aplicar las incompatibilidades en el almacenamiento 20. Tener en el lugar de trabajo la cantidad mínima necesaria de productos químicos. Para mayores cantidades utilizar armarios de seguridad o almacenes acondicionados adecuadamente. 21. Comprar las sustancias químicas exclusivamente a proveedores y distribuidores fiables técnica y comercialmente: únicamente deberá hacerlo con aquellos en los que el envase de la sustancia comprada sea adecuado, y que faciliten la hoja de datos de seguridad de las sustancias químicas. 22. El transporte de productos químicos y gases se deberá realizar mediante carros especiales u otros medios similares que ofrezcan seguridad frente a caídas de material. No es aconsejable utilizar bandejas para transporte de múltiples reactivos. 23. Utilizar el montacargas, cuando exista, para subir y bajar cilindros de gases y volúmenes considerables de productos químicos. 24. Tratar los residuos conforme al procedimiento establecido por la Oficina de Prevención y Gestión Medioambiental. EPP PARA LOS TRABAJADORES QUE LABORAN CON QUIMICOS

Como líder de seguridad y salud en el trabajo, usted debe conocer los diferentes elementos de protección personal, identificar las condiciones en las cuales se requiere su uso, mantenerlos de manera correcta y ayudar a sus compañeros a concientizarse de la importancia de estos. Los elementos de protección personal tienen como función prin cipal proteger diferentes partes del cuerpo, para evitar que un trabajador tenga contacto directo con factores de riesgo que le pueden ocasionar una lesión o enfermedad. Los elementos de protección personal no evitan el accidente o el contacto con elementos agresivos pero ayudan a que la lesión sea menos grave. Algunos de los principales elementos de protección personal se presentan a continuación: PARA LOS OJOS Y LA CARA
‡ Mono gafas de seguridad : Cuando tenga exposición a salpicaduras de productos químicos o ante la presencia de gases , vapores y humos ‡ Careta de seguridad: Utilícela en trabajos que requieran la protección de la

cara completa cuando se manejen químicos en grandes cantidades.
PARA EL APARATO RESPIRATORIO ‡ Mascarilla desechable : Cuando esté en ambientes donde hay partículas suspendidas en el aire tales como el polvo o cemento ‡ Respirador purificante (con material filtrante o cartuchos) : Cuando en su ambiente tenga gases, vapores, humos y neblinas. Solicite cambio de filtro cuando sienta olores penetrantes de gases y vapores ‡ Respiradores auto contenidos: Cuando exista peligro inminente para la vida por falta de oxigeno, como en la limpieza de tan ques o el manejo de emergencias por derrames químicos. PARA LA MANOS ‡ Guantes de plástico desechables: Protegen contra irritantes suaves ‡ Guantes resistentes a productos químicos: Protegen las manos contra corrosivos, ácidos, aceites y solventes. Existen de diferentes materiales: PVC, Neopreno, Nitrilo, Butyl, Poli vinil PARA LOS ‡ Botas plásticas: Cuando trabaja con químicos PIES.

VESTIMENTA

Control de riesgos

Implica ética, igualad, economía y otras cuestiones que forman parte de las interacciones gubernamentales, políticas y sociales. La eliminación del asbesto en los edificios públicos es un ejemplo de control de un riesgo. Otro ejemplo de control de riesgo es la prohibición del uso de clorofluorurocarbonos (CFC) a causa de los daños que están causando a la capa de ozono de l a tierra.

Cuando evalué los riesgos de su propia vida, tenga presente que los epidemiólogos han encontrado muy pocos agentes ambientales que estén vinculados claramente al cáncer, por ejemplo. Otro ejemplo es el uso de enjuague bucal con alto contenido de OH, se ha informado que el riesgo de cáncer de la boca aumenta 1,5 veces.
Normas para reducir el riesgo derivados del almacenamiento
y y

Mantener la cantidad almacenada al mínimo operativo Considerar las características de peligrosidad de los productos y sus incompatibilidades. Agrupar los de características similares. Separar los incompatibles. Aislar o confinar los de características especiales. Comprobar etiquetados. Llevar un registro actualizado de productos almacenados. Emplear armarios de seguridad.

y y y y y y

Vías de penetración y consecuencias en la salud

En la industria se utilizan habitualmente múltiples productos químicos. Los productos químicos industriales se pueden describir de distintas maneras, por ejemplo, por sus consecuencias en el trabajador (si el p roducto químico es corrosivo o provoca dermatitis, etc.), o por su forma material (es decir, si se trata de un polvo, un humo, un vapor, un gas, etc.). Como ya se ha dicho en el módulo El cuerpo y el trabajo , los productos químicos pueden penetrar en el organismo ( vías de penetración ) por:
y y y

inhalación a través de los pulmones; absorción a través de la piel; ingestión a través de la boca.

Una vez que un producto químico penetra en el organismo, puede provocar distintos efectos perniciosos, entre ellos efectos inmediatos (agudos) o a largo plazo (crónicos), que pueden no aparecer hasta años después de la exposición. Los productos químicos tóxicos también pueden provocar consecuencias locales y sistémicas, según la naturaleza del producto y la vía de la exposición.
¿Qué tipos de efectos puede tener un producto químico tóxico?

Hay distintos factores que determinan el tipo de efecto tóxico que puede provocar un producto químico:
y y y

y y y

la composición química de la sustancia peligrosa (algunas sustancias son más peligrosas que otras, por su estructura química); la forma material del producto químico (polvo, vapor, líquido, etc.); la vía de penetración del producto químico en el organismo (los productos químicos tienen distintas vías de penetración. Algunos pueden entrar en el organismo por más de una vía. Según la vía de penetración, se producen distintos efectos en la salud); los tejidos y órganos concretos en los que el produ cto químico se acumula o localiza; la frecuencia, la concentración y la duración de la exposición; y la reacción de cada trabajador al producto químico, que puede variar mucho de una persona a otra.

El cuadro 1 muestra algunos de los tipos de efectos tóxicos que determinadas sustancias químicas industriales pueden provocar. En el cuadro se indica la propiedad tóxica del producto (por ejemplo, si es carcinógeno, venenoso, provoca una reacción alérgica, etc.), la parte del organismo a la que afecta, cuánto tarda en desarrollarse la afección, el tipo de efecto que el producto químico ocasiona y algunos ejemplos de productos que provocan esos efectos.
Tipos de efectos industriales tóxicos provocados por sustancias químicas

Propiedad tóxica

Tiempo que tarda Parte del en Efecto organismo aparecer afectada la afección

Ejemplo

Irritante corrosiva

o Cualquiera, pero normalmente los ojos, los pulmones y la piel

De unos minutos a varios días

Inflamación, quemaduras y ampollas de la zona expuesta. Con frecuencia se cura tras una exposición aguda. La exposición crónica puede provocar daños permanentes. Pérdida gradual acumulada de la función de los pulmones que provoca discapacidad y muerte si hay una exposición crónica.

Amoníaco, ácido sulfúrico, óxido de nitrógeno, sosa cáustica.

Fibrógena

Normalmente los pulmones

Años

Polvo bauxita, amianto, bagazo

de

Alégica

Cualquiera, De días a En los pulmones pero años puede provocar frecuentemente enfermedades crónicas los pulmones y similares al asma e la piel. incapacidad permanente. En la piel puede producir dermatitis profesional. Según la piel. De días a Sarpullidos con años. inflamación y escamación de la piel. Puede proceder de una exposición crónica a productos irritantes, agentes alergénicos, solventes o detergentes. Cáncer en el órgano o el tejido afectado. A largo plazo, puede provocar muerte prematura. Muerte de células de órganos vitales con imposibilidad del órgano de desempeñar importantes funciones biológicas. Puede ocasionar la muerte.

Diisocianato de tolueno (DIT), endurecedores por aminas para resinas epóxido. Acidos muy ionizados, álcalis, detergentes, tetracloruro de carbono, tricloroetileno. 2-naftilamina, algunos alquitranes y aceites, benzidina, amianto. Tetracloruro de carbono, mercurio, cadmio, monóxido de carbono, cianuro de hidrógeno. de

Dermatítica

Carcinógena Cualquier De 10 a órgano, pero 40 años. frecuentemente la piel, los pulmones y la vesícula. Venenosa Cualquier órgano, pero frecuentemente el hígado, el cerebro y los riñones. De pocos minutos a muchos años.

Asfixiante

Pulmones

Minutos

Los gases sustituyen el Acetileno, contenido normal de dióxido oxígeno del aire. carbono

Las siguientes ilustraciones ayudan a explicar cómo pueden penetrar los productos químicos en el organismo y los efectos que pueden provocar una vez dentro de él. La figura 1 muestra las diferentes vías de penetración de los productos químicos en el cuerpo. La figura 2 muestra los distintos órganos y tejidos que pueden resultar afectados por determinadas sustancias químicas industriales tóxicas.
LEGISLACION

A continuación encuentra las Leyes, Decretos y Resoluciones más importantes en materia de Sustancias Químicas en Colombia.

Ley 1252 del 27 de Noviembre de 2008 : Ley sobre RESPEL, por la cual se dictan normas prohibitivas en materia ambiental referentes a los residuos y desechos peligrosos y se dictan otras disposiciones. Resolución 019 de 2008 del 30 de Octubre de 2008 : Por medio de la cual se derogan unas disposiciones y se unifica la reglamentación para compra, venta, consumo, distribución, almacenamiento y transporte de las sustancias sometidas a control especial. Ley 1196 de 2008: Por medio del cual se aprueba el "Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes, " firmado en Estocolmo el 22 de Mayo de 2001, la "Corrección al artículo 1º del texto original en español", del 21 de Febrero de 2003, y " el Anexo G al Convenio de Estocolmo", del 6 de Mayo de 2005 . Resolución 180052 de 2008 por el cual se adopta el sistema de categorización de las fuentes radioactivas Resolución 0301 de 2008 prohibición del uso de cloroflurocarbonos Decreto 1299 de 2008 reglamenta departamento de gestión ambiental de empresas a nivel industrial estado: vigente Resolución 1362 de 2007 por la cual se establece los requisitos y el procedimiento para el registro de generadores de residuos o desechos peligrosos, a que hacen referencia los artículos 27º y 28º del decreto 4741 del 30 de diciembre de 2005. Resolución 01652 de 2007 Prohíbe fabricación e importación de productos que requieran sustancias que agotan la capa de ozono Resolución 693 de 2007 por la cual se establecen criterios y requisitos que deben ser considerados para los planes de gestión de devolución de productos pos consumo de plaguicidas. Ley 1159 de 2007 aprobación del convenio de Rotterdam para la aplicación del procedimiento de consentimiento fundamentado previo a ciertos plaguicidas y productos químicos peligrosos objeto de comercio internacional Resolución. 181682 de 2005 adopta el Reglamento para el Transporte Seguro de Materiales Radiactivos. Decreto 4741 de 2005 reglamenta parcialmente la prevención y el manejo de los residuos o desechos peligrosos generados en el marco de la gestión integral. Ley 994 de 2005 aprueba el Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes.

Decreto 1443 de 2004 reglamenta la prevención y control de la contaminación ambiental por el manejo de plaguicidas y desechos o residuos peligrosos provenientes de los mismos. Resolución 3208 de 2003 de la AERONAUTICA CIVIL, Por la cual se incorporan unas definiciones a la parte primera, unas sanciones a la parte séptima y se adiciona una parte décima a los reglamentos aeronáuticos de Colombia, sobre transporte sin riesgos de mercancías peligrosas por vía aérea. Decreto 1609 del 31 de julio de 2002 ; Por el cual se reglamenta el manejo y transporte terrestre automotor de mercancías peligrosas por carretera. Resolución 181434 de 2002 adopta el Reglamento de Protección y Seguridad Radiológica. Decreto 321 de 1999 adopta el Plan Nacional de Contingencia contra derrames de hidrocarburos, derivados y sustancias nocivas. Ley 491 de 1999, que reforma el código penal, modificando el Art 197 imponiendo sanciones para el que ilícitamente importe, introduzca, exporte, fabrique, adquiera, tenga en su poder, suministre, transporte o elimine sustancia, objeto, desecho o residuo peligroso. Decreto 1609 de 2002 Por el cual se reglamenta el manejo y transporte terrestre automotor de mercancías peligrosas por carretera. Ley 430 de 1998 regula lo relacionado con la prohibición de introducir desechos peligrosos al territorio nacional y la responsabilidad por el manejo integral de los generados en el país y en el proceso de producción, gestión y manejo de los mismos. Ley 320 de 1996 aprueba , y el Decreto 2053 de 1999 promulga, entre otros el convenio sobre la prevención de accidentes industriales mayores, que compromete a los empleadores a identificar las posibles instalaciones peligrosas, a notificar de estos riesgos a la autoridad competente, a tomar medidas para prevenir los accidentes y a tener planes de emergencia acordes con los riesgos Ley 253 de 1996 aprueba el Convenio de Basilea sobre el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación Resolución 189 de 1994 dicta regulaciones para impedir la introducción al territorio nacional de residuos peligrosos. Ley 55 de 1999 aprueba y el Decreto 1091 de 2000 promulga la "Convención sobre la prohibición del desarrollo, la producción, el almacenamiento y el

empleo de armas químicas y sobre su destrucción" hecha en Paris el 13 de enero de 1993.
Ley 55 de 1993, aprueba el Convenio 170, y la recomendación 177 de la OIT sobre la seguridad en la utilización de los productos químicos en el trabajo. El Convenio exige clasificar las sustancias según sus peligros, etiquetar y marcar adecuadamente los productos. Ley 29 de 1992 aprueba el Protocolo de Montreal relativo a las sustancias agotadoras de la capa de ozono. Decreto 1843 de 1991 reglamenta uso y manejo de plaguicidas. Convenio 170 de 1990 convenio sobre la seguridad en la utilización de los productos químicos en el trabajo. Resolución 2400 de 1979 o Estatuto de Seguridad Industrial ; Por la cual se establecen algunas disposiciones sobre vivienda, higiene y seguridad e n los establecimientos de trabajo. Ley 9 de 1979 o Código Sanitario; por la cual se dictan medidas sanitarias. Normas para preservar, conservar y mejorar la salud de los individuos en sus ocupaciones. Si requiere mayor información, el Consejo Colombiano de Seguridad tiene a su disposición el Software Biblioteca de Legislación; en él encontrará un completo compendio de todas las leyes, resoluciones, decretos y otros documentos de interés para que siempre esté actualizado en los temas de Seguridad Industrial, Salud Ocupacional y Protección Ambiental.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->