Reglas de oro para la administración de medicamentos La farmacoterapia, independiente de la vía que se va a utilizar, requiere seguir las siguientes "reglas

de oro": 1. Administrar el medicamento correcto Algunos medicamentos tienen nombre y aspecto similar. Confirme que sea el medicamento correcto al sacarlo del cajón del paciente y antes de administrarlo. Si tiene alguna duda, aclárela, consulte a su colega, al médico que lo formuló o al servicio de farmacia. 2. Administrar el medicamento al paciente correcto Comprueba siempre la identificación del paciente: pida al paciente que le diga su nombre y/o revise la mantilla de identificación del paciente. Nunca util ice el número de la habitación para identificar al paciente, es muy fácil equivocarse. 3. Administrar la dosis correcta Modificaciones mínimas en la dosis formulada pueden ser importantes y peligrosas. En algunos medicamentos el margen entre una dosis terapéutica y otra potencialmente letal es muy estrecho. Compruebe dos veces la dosis formulada con la que está a punto de administrar. Tenga cuidado con los decimales. En caso de que la dosis parezca inusualmente eleva o baja confirme directamente con el médico que la prescribió No aproxime la dosis al envasar los medicamentos, utilice la jeringa que permite medir la dosis exacta. Verifique los cálculos matemáticos de dosis y velocidad de infusión. Compruebe dos veces la dosis prescrita. Tenga en cuenta que los factores que influyen en la cantidad necesaria para alcanzar una dosis terapéutica son: edad, sexo, superficie corporal y estado general del paciente. Para neonatos es ideal calcular la dosis por kilogramo de peso. 4. Administrar el medicamento por la vía correcta La administración de medicamentos se puede realizar por vía oral y enteral utilizando el tracto digestivo y por vía parenteral utilizando principalmente el sistema vascular, el tejido celular subcutáneo, la dermis y mucosa, la masa muscular y el canal medular. Los factores que influyen en la elección de la vía de administración del medicamento son múltiples, entre ellos tenemos: las propiedades químicas del fármaco, la zona donde tendrán lugar las reacciones químicas, el tiempo de inicio de acción del medicamento y la vía disponible.
y

Triturar una tableta o una cápsula de acción retardada puede dañar la acción o comienzo de acción del medicamento dando lugar a concentraciones tóxicas. No triturar, pedir asesoría al Químico Farmacéutico. Los medicamentos parenterales actúan tan rápido que un error puede resultar letal. Evite pasar medicamentos intravenosos (IV) directos, utilice buretrol y/o bomba de infusión. Si en una prescripción no se especifica la vía de administración, aclárela con el médico que la formuló.

y y

y

5. Administrar el medicamento a la hora correcta

La asepsia médica se logra con la ausencia de patógenos. no programe medicamentos para ser administrador a la media hora. Algunos microorganismos se comportan como no patógenos en su hábitat normal en el organismo humano. El cabello está retirado del cuello y controlado para evitar la contaminación de campos estériles o su caída en los alimentos o las heridas del paciente. por consiguiente. utilice 12 horas y 24 horas respectivamente. En lo posible. que subsiste habitualmente en el tubo digestivo y no da lugar a ningún problema hasta que no coloniza otros ambientes. originan enfermedades. En efecto. Nunca administre un fármaco ni más de media hora antes ni después de la hora indicada. la utilización de asepsia médica comienza antes de su llegada a la unidad de enfermería. tenga en cuenta que los horarios diurnos y nocturno tienen diferente color. Con el fin de garantizar la seguridad del paciente. Utilice horas impares en la selección de horarios. La diseminación de los microorganismos puede prev enirse con la adopción de dos formas de asepsia: asepsia médica y asepsia quirúrgica. A menudo. . unos pendientes pequeños si sus lóbulos están perforados. o no patógenos. no producen enfermedades. No confunda 12 del día con 12 de la noche. Tenga en cuenta la dosis inicial para ajustar el horario de las siguientes dosis. los microorganismos no patógenos. Las uñas de los dedos de las manos son cortas y se encuentran en buen estado. la asepsia médica recibe el n ombre de «técnica limpia». En un capítulo posterior de esta obra se aborda la asepsia quirúrgica. como el aparato genitourinario. y y y PRINCIPIOS DE ASEPSIA MÉDICA Los microorganismos están presentes en todas partes. Los principios de asepsia médica se aplican a todos los aspectos del cuidado del paciente. la ropa de cama que no haya utilizado para atender al paciente no se puede devolver a esta habitación. ya que afecta al ejercicio de la enfermería. usted comienza a practicar la asepsia médica al limitar el número de piezas de joyería que vestirá cuando atiende a sus pacientes a una alianza y. Este capítulo se ocupa de la asepsia médica. quizá. o patógenos. como el Escherichiacoli .Las concentraciones terapéuticas en sangre de muchos medicamentos dependen de la constancia y regularidad del horario de administración. Debe tener presentes los siguientes principios cuando atienda al paciente: ‡ Las salas en las que se conserva la ropa blanca se consideran limpias. mientras que la quirúrgica se designa como «técnica estéril». La asepsia quirúrgica se alcanza mediante la ausencia de microorganismos. y Al diligenciar la tarjeta. Los microorganismos patógenos.

Se puede emplear un cepillo.‡ Las habitaciones de suministro se designan como zonas para material limp io y sucio. Aunque los detergentes pueden ser más eficaces con agua dura o fría. Grupo único! www. ‡ Se utilizan pañuelos de papel para eliminar las secreciones del paciente. y Curso ENARM 2011/ULA Iniciamos el 2 de mayo. HIGIENE DE MANOS . ‡ Los artículos depositados en el suelo se consideran contaminados y deben desecharse del modo indicado. ‡ Los pacientes deben usar zapatillas o zapatos cuando no estén en la cama. ‡ Se utiliza fricción para facilitar la eliminación de la suciedad. una esponja o un paño para frotar. Tírelos a la basura.edu. Por ejemplo. Si la ropa de cama cayera al suelo de manera fortuita. llame al profesional indicado y dígale que se encuentra enfermo. con el objeto de evitar la contaminación cruzada. Se pueden añadir germicidas al jabón o el detergente para potenciar la eficacia del producto de limpieza. No se deben colocar artículos en un área equivocada. ‡ El jabón y el agua son los mejores productos de limpieza debido a que ayudan a degradar la suciedad para facilitar su eliminación.ula. se depositará en un cesto para ropa sucia.mxEnlaces patrocinados ‡ No deberá acudir al centro hospitalario cuando no se sienta bien. ‡ Debe transportar la ropa blanca y los artículos sin que entren en contacto con su uniforme ni su cuerpo. limpie siempre un área de incisión desde el centro de la misma hacia la periferia de l a piel. pueden ocasionar daños a los tejidos. la limpieza se llevará a cabo desde la zona más limpia hasta la menos limpia. ‡ Cada paciente dispondrá de sus propios materiales e instrumentos. ‡ Limpie y aclare los instrumentos con agua fría con el fin de eliminar las secreciones antes de remitirlos al área central de material. Si tiene febrícula o un resfriado con rinorrea. La esterilización o la desinfección de los equipos se llevará a cabo en el período transcurrido entre dos utilizaciones. ‡ Cuando use una técnica aséptica. que no serán utilizados por otros pacientes.

secreciones. Se utilizan guantes limpios no estériles para tocar sangre.El lavado de manos constituye la práctica de asepsia médica más eficaz. Se deben lavar las manos antes de efectuar un procedimiento y entre dos pacientes. Por lo general. . líquidos corporales. El uso de guantes reduce el riesgo d e contaminación cruzada entre pacientes y entre pacientes y profesionales sanitarios. excreciones y objetos contaminados. Después de quitarse los guantes. debe lavarse las manos. Los guantes se desechan inmediatamente después de su uso en un contenedor adecuado. Debe realizar un procedimiento de lavado de manos cuando llegue a la unidad de enfermería y antes de comenzar a prestar sus cuidados. Debe recordar enjabonar y aclarar las manos dos veces antes de comenzar a atender al paciente. cuando las manos no están sucias se aplica una loción basada en alcohol entre dos pacientes.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful