P. 1
Biografia de La India Catalina es uno de los personajes indígenas de la historia del pueblo colombiano durante el periodo de colonia española en el actual departamento de Bolívar

Biografia de La India Catalina es uno de los personajes indígenas de la historia del pueblo colombiano durante el periodo de colonia española en el actual departamento de Bolívar

|Views: 8.430|Likes:

More info:

Published by: Carlos Julio Banda Gonzalez on May 03, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/26/2013

pdf

text

original

Biografia de La India Catalina es uno de los personajes indígenas de la historia del pueblo colombiano durante el periodo de colonia española

en el actual departamento de Bolívar. Fue evangelizada por los colonos cristianos, con quienes estableció relación cercana, principalmente con don Pedro de Heredia.

Catalina fue raptada en 1509, cuando tenía 14 años por el conquistador español Diego de Nicuesa en un pueblo conocido como Zamba, actual corregimiento de Galerazamba en el Municipio de Santa Catalina (Departamento de Bolívar, Colombia) cuando se proponía la conquista y dominio del Urabá y Panamá. Era la hija preferida del cacique Galeras, gobernante de una sociedad tribal dedicada entre otras actividades a la extracción de sal marina. Fue conducida a Santo Domingo, donde adquirió los hábitos, costumbres y creencias religiosas de sus captores.
Calle tripita y media Se dice que en la Calle de La Magdalena en una casa como cualquier otra vivía una muchacha con su familia; eran pescadores que se ganaban la vida modestamente en cercanías del Caño San Anastasio, hoy desaparecido bajo el sector de La Matuna. La joven en cuestión era muy poco llamativa en cuanto a belleza se refiere. Ayudaba a sus hermanos en el proceso de pesca. Cierto día tomó la costumbre de apartar la tripa de cuanto pescado descuartizaba para después comérsela ella sola luego de sazonarla y freirla. No tardó el vecindario en enterarse del singular hábito de la muchacha y tardó mucho menos en apodarla "La Tripita". Un día festivo en que el pueblo estaba en las calles, la niña resolvió acicalarse para salir también, y se puso unas medias que le había regalado la madrina. Los vecinos al notar la prenda que estrenaba con orgullo la muchacha no atinaron sino a exclamar: "Vee, si la tripita lleva medias puestas". Y según dicen, a partir de entonces la llamaron "Tripita y media". Cuando se quería ubicar a alguien, la gente común decía "Allá donde vive la tripita y media". Y ya la calle lleva más de doscientos años con este peculiar apelativo.

Calle de Tumbamuertos
En un principio se le llamó Calle de Nuestra Señora del Pópolo.

Para mediados de 1876 Cartagena fue asolada por una terrible epidemia que llamaron "El Tablón", que no fue otra cosa sino lo que hoy conocemos como un resfriado muy fuerte. La peste acabó con bastante gente en la ciudad. Hubo casas donde no sobrevivió nadie. Cuando los vecinos del barrio de San Diego iban a enterrar a sus difuntos tenían que pasar por esta calle y hubo la casualidad que en dos o tres veces, por el pésimo estado de esta vía, los que cargaban el muerto cayeran con todo y ataúd por el suelo. Y desde ese año de 1876 cada vez que alguien quería dar una dirección de la calle decía: "allá en la calle donde tumban los muertos". Y según dicen que a los vecinos hasta se les ocurrió que en esa calle había alguna clase de duende que festejaba cuando hacía caer a los fúnebres transeúntes.

Obviamente llegaron de incógnitos. en complicidad con algunos íntimos decidió irse hasta la propia Cartagena vestido de mujer para así poder ver más de cerca las murallas. de tales "damas". el rey quiso ver desde su mansión real en la madre patria con un catalejo la magnitud de tan costosa obra. Al fin no pudieron dar con la identidad de tales señoronas. . y que había costado toda una fortuna. los vecinos se imaginaron cuanta teoría se le viniera a la mente.Calle de las Damas A principios de 1600 se le llamó Calle de Nuestra Señora de Los Angeles. Como no lo logró. Dice la leyenda que cuando el Gobernador Anastasio Zejudo Núñez rindió cuentas de la construcción de las murallas al entonces rey de España. De aquí viene entonces el nombre de esta calle. y como nadie pudo identificarlos. Carlos VI. Se alojó en una de las casas de esta calle. quienes volvieron a España pasados unos días.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->