P. 1
formacion ciudadana unidad 1.2.3.

formacion ciudadana unidad 1.2.3.

|Views: 6.965|Likes:
Publicado porDeinny Paredes

More info:

Published by: Deinny Paredes on May 03, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/16/2013

pdf

text

original

Sections

República Bolivariana de Venezuela

Universidad Nacional Experimental

³Simón Rodríguez´

Núcleo Palo Verde

Curso: Formación ciudadana

INFORME (I) UNIDAD I, II, III

PROFESOR: PARTICIPANTE:

Juan kujawa Peralta Zoraida C.I: 10.797.663

Fonseca Carmen C.I: 15.487.286

Niño Eylin C.I: 18.935.776

Caracas, Enero de 2011

INTRODUCCION

El siguiente trabajo es con el propósito de presentar un informe de las tres
primeras unidades del programa del curso formación ciudadana Cada unidad lleva
por nombre:

Bases Legales de la Formación Ciudadana en Venezuela (I) La Familia (II) La

Familia Indígena (III).

La primera unidad trata el tema ³Bases Legales de la Formación Ciudadana en
Venezuela. Para ampliar el conocimiento, se busco barios conceptos de barios
autores, los cuales coinciden en que las Bases Legales de la Formación
Ciudadana en Venezuela. El bienestar y la convivencia social requieren, además

de la existencia y el cumplimiento de las leyes, que los individuos conozcan,
valoren y pongan en práctica derechos y obligaciones sociales.

Si bien es cierto que la familia, los grupos sociales y los medios de
comunicación contribuyen a la formación cívica, esta educación debe ser
complementada por el conocimiento formal de los fundamentos de la organización

cívica, social y política, el desarrollo de habilidades y valores relativos al ejercicio
de los derechos y el fomento de actitudes positivas respecto al cumplimiento de
las obligaciones ciudadanas. Por otra parte, si se considera que la edad de la
inmensa mayoría de los estudiantes del bachillerato coincide con aquella en la que
se busca afianzar la identidad personal y social, y que los alumnos deberán
ejercer plenamente sus derechos y obligaciones ciudadanas en el corto plazo, la
educación ciudadana es no sólo pertinente sino esencial para cumplir con la
misión de nuestro bachillerato, y de la universidad toda, en el sentido de formar
ciudadanos útiles y comprometidos con la sociedad.

La formación ciudadana debe entenderse como la adquisición de
conocimientos, el desarrollo de habilidades y la incorporación de valores que
permitan al estudiante participar, incidir y mejorar la vida de su grupo, su
comunidad y su país.

Esta formación implica, además, desarrollar su capacidad para la reflexión y el

cuestionamiento.

Así, el logro de los desempeños relativos a la formación ciudadana del Núcleo

de Conocimientos y Formación Básicos que debe proporcionar el Bachillerato de
la UNAM (NCFB), deberá reflejarse en la sensibilidad de los alumnos ante los
problemas comunitarios, la conciencia sobre la relevancia de su papel en la
construcción de una cultura social y política propia que se manifieste en su
participación ciudadana responsable.

El siguiente tema o segunda unidad se trata de la familia es considerada como
la institución primordial que conforma la sociedad; tradicionalmente en el
imaginario colectivo de la mayoría de las culturas del mundo se acepta a la
nuclear.

Según (Durkheim, 1997), integrada por padre, madre e hijos, como la forma de
agrupación ideal. Cada conglomerado social establece las normas en que los
miembros de una familia se relacionan entre sí y con el resto de las personas, con
el objetivo de cumplir con las tareas para lograr su subsistencia. Las normas que
rigen las conductas familiares se derivan de los valores que son permitidos en
cada contexto específico, y que son construidos en el proceso socio histórico que
circunda todas las acciones humanas.

UNIDAD I

BASES LEGALES DE LA FAMILIA VENEZOLANA

La familia es tomada en cuenta en muchas leyes venezolanas, donde se
pretende darles un papel importante y brindarles protección en todos los aspectos
se toma a la familia como el núcleo fundamental de la sociedad; se protege como
un todo con sus partes, entiéndase protegiendo a cada uno de sus integrantes en
particular.

Entre las leyes que tratan el tema de la familia se encuentran:

La constitución de la república bolivariana de Venezuela

Deberes y derechos de la familia (información moral y cívica)

Artículo 75. El Estado protegerá a las familias ya que es el desarrollo integral de
las personas. El Estado garantizará protección a la madre, al padre o a quienes
ejerzan la jefatura de la familia.

Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a vivir, ser criados o criadas y a
desarrollarse en el seno de su familia de origen. Cuando ello sea imposible o
contrario a su interés superior, tendrán derecho a una familia sustituta, de
conformidad con la ley.

Artículo 76. La maternidad y la paternidad son protegidas integralmente. Las
parejas tienen derecho a decidir libre y responsablemente el número de hijos o
hijas que deseen concebir y a disponer de la información y de los medios que les
aseguren el ejercicio de este derecho. El Estado garantizará asistencia y
protección integral a la maternidad, en general a partir del momento de la
concepción, durante el embarazo, el parto y el puerperio, y asegurará servicios de
planificación familiar integral basados en valores éticos y científicos.

El padre y la madre tienen el deber compartido e irrenunciable de criar, formar,
educar, mantener y asistir a sus hijos o hijas, y éstos o éstas tienen el deber de
asistirlos o asistirlas cuando aquel o aquella no puedan hacerlo por sí mismos o
por sí mismas. La ley establecerá las medidas necesarias y adecuadas para
garantizar la efectividad de la obligación alimentaría.

Artículo 77. Se protege el matrimonio entre un hombre y una mujer, fundado en
el libre consentimiento y en la igualdad absoluta de los derechos y deberes de los
cónyuges. Las uniones estables de hecho entre un hombre y una mujer que
cumplan los requisitos establecidos en la ley producirán los mismos efectos que el
matrimonio.

Artículo 78. Los niños, niñas y adolescentes son sujetos plenos de derecho y
estarán protegidos por la legislación, órganos y tribunales especializados, los
cuales respetarán, garantizarán y desarrollarán los contenidos de esta
Constitución, la Convención sobre los Derechos del Niño y demás tratados
internacionales que en esta materia haya suscrito y ratificado la República. El
Estado, las familias y la sociedad asegurarán, con prioridad absoluta, protección
integral, para lo cual se tomará en cuenta su interés superior en las decisiones y
acciones que les conciernan. El Estado promoverá su incorporación progresiva a
la ciudadanía activa y creará un sistema rector nacional para la protección integral
de los niños, niñas y adolescentes.

Artículo 79. Los jóvenes y las jóvenes tienen el derecho y el deber de ser
sujetos activos del proceso de desarrollo. El Estado, con la participación solidaria
de las familias y la sociedad, creará oportunidades para estimular su tránsito
productivo hacia la vida adulta y, en particular, para la capacitación y el acceso al
primer empleo, de conformidad con la ley.

Artículo 80. El Estado garantizará a los ancianos y ancianas el pleno ejercicio
de sus derechos y garantías. El Estado, con la participación solidaria de las
familias y la sociedad, está obligado a respetar su dignidad humana, su autonomía
y les garantizará atención integral y los beneficios de la seguridad social que
eleven y aseguren su calidad de vida. Las pensiones y jubilaciones otorgadas
mediante el sistema de seguridad social no podrán ser inferiores al salario mínimo
urbano. A los ancianos y ancianas se les garantizará el derecho a un trabajo
acorde con aquellos y aquellas que manifiesten su deseo y estén en capacidad
para ello.

Artículo 81. Toda persona con discapacidad o necesidades especiales tiene
derecho al ejercicio pleno y autónomo de sus capacidades y a su integración
familiar y comunitaria. El Estado, con la participación solidaria de las familias y la
sociedad, le garantizará el respeto a su dignidad humana, la equiparación de
oportunidades, condiciones laborales satisfactorias, y promoverá su formación,
capacitación y acceso al empleo acorde con sus condiciones, de conformidad con
la ley. Se les reconoce a las personas sordas o mudas el derecho a expresarse y
comunicarse a través de la lengua de señas venezolana.

Artículo 82. Toda persona tiene derecho a una vivienda adecuada, segura,
cómoda, higiénica, con servicios básicos esenciales que incluyan un hábitat que
humanice las relaciones familiares, vecinales y comunitarias. La satisfacción
progresiva de este derecho es obligación compartida entre los ciudadanos y
ciudadanas y el Estado en todos sus ámbitos.

El Estado dará prioridad a las familias y garantizará los medios para que éstas,
y especialmente las de escasos recursos, puedan acceder a las políticas sociales
y al crédito para la construcción, adquisición o ampliación de viviendas.

Ley orgánica de educación

Capítulo II
Corresponsables de la Educación

Las familias

Artículo 17. Las familias tienen el deber, el derecho y la responsabilidad en la
Orientación y formación en principios, valores, creencias, actitudes y hábitos en
Los niños, niñas, adolescentes, jóvenes, adultos y adultas, para cultivar respeto,
amor, honestidad, tolerancia, reflexión, participación, independencia y
Aceptación. Las familias, la escuela, la sociedad y el Estado son corresponsables,
en el proceso de educación ciudadana y desarrollo integral de sus integrantes.

Ley para Protección de las Familias, la Maternidad y la Paternidad
Gaceta Oficial Nº 38.773 del 20 de septiembre de 2007

LA ASAMBLEA NACIONAL DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
DECRETA
la siguiente,

LEY PARA PROTECCIÓN DE LAS FAMILIAS, LA MATERNIDAD Y LA
PATERNIDAD

Capítulo I
Disposiciones Generales

Objeto
Artículo 1|

La presente Ley tiene por objeto establecer los mecanismos de desarrollo de
políticas para la protección integral a las familias, la maternidad y la paternidad así
como promover prácticas responsables ante las mismas, y determinar las medidas
para prevenir los conflictos y violencia intrafamiliar; educando para la igualdad, la
tolerancia y el respeto mutuo en el seno familiar, asegurándole a todas y todos sus
integrantes una vida digna y su pleno desarrollo en el marco de una sociedad
democrática, participativa, solidaria e igualitaria. Principios

Artículo 2

Las disposiciones de la presente Ley se basan en los principios de justicia,
igualdad y no discriminación, solidaridad, corresponsabilidad, responsabilidad
social, participación, celeridad, eficiencia y eficacia.

Artículo 3

A los efectos de esta Ley, se entiende por familia, la asociación natural de la

sociedad y espacio fundamental para el desarrollo de sus integrantes, constituida

por personas relacionadas por vínculos, jurídicos o de hecho, que fundan su
existencia en el amor, respeto, solidaridad, comprensión mutua, participación,
cooperación, esfuerzo común, igualdad de deberes y derechos, y la
responsabilidad compartida de las tareas que implican la vida familiar. En tal
sentido, el padre, la madre, los hijos e hijas u otros integrantes de las familias se
regirán por los principios aquí establecidos.

El Estado protegerá a las familias en su pluralidad, sin discriminación alguna, de
los y las integrantes que la conforman con independencia de origen o tipo de

relaciones familiares. En consecuencia el Estado garantizará protección a la
madre, al padre o a quien ejerza la responsabilidad de las familias.

Criterios para acceder a programas de apoyo familiar
Artículo 4

A los fines de acceder a programas de apoyo familiar, serán consideradas, una
o varias de las siguientes circunstancias de vulnerabilidad:

1. Ingresos insuficientes para cubrir las necesidades alimentarias básicas.

2. Limitado acceso a servicios de salud.

3. Niños, niñas y adolescentes huérfanos de padre y madre, y los no incorporados
al sistema educativo formal.

4. Enfermedad grave o fallecimiento de la persona responsable del grupo familiar.

5. Problemas graves de salud de algún o alguna integrante de las familias que
requiera atención especial.

6. Partos múltiples.

7. Embarazo de adolescentes.

8. Exposición a riesgos ambientales tales como: hacinamiento, vivienda

inadecuada o sin servicios básicos; cercanía a lugares donde se desarrollen
actividades contaminantes de carácter industrial, agrícola o de otra naturaleza.

9. Situaciones de conflictos y violencia intrafamiliar.

10. Las demás que establezca el ministerio del poder popular con competencia en

materia de desarrollo y protección social mediante resolución.

El ministerio del poder popular con competencia en materia de desarrollo y
protección social coordinará con los consejos comunales, el proceso de
identificación a las familias que se encuentre en los supuestos a que se refiere el
presente artículo, y determinará la procedencia y modalidad de apoyo que
corresponda, con base en estudios sociales pertinentes.

Igualdad de derechos y deberes entre los y las integrantes de las familias
Artículo 5

El principio de igualdad de derechos y deberes entre las y los integrantes de las
familias constituye la base del ejercicio del principio de la responsabilidad
compartida y la solidaridad familiar, y su cumplimiento contará con el apoyo del
Estado y sus órganos; y promoverán políticas, programas, proyectos y acciones
dirigidas a apoyar dicho principio.

Participación de los consejos comunales
Artículo 6

Los consejos comunales, con el apoyo de organismos públicos y de la
sociedad organizada, elaborarán, financiarán y desarrollarán proyectos sociales de
las familias de su comunidad, especialmente en el área de salud, educación,
vivienda, recreación y deporte tendientes a promover el ejercicio de los derechos
consagrados en esta Ley.

Promoción del programa de familias sustitutas
Artículo 7

El Estado promoverá la participación de las familias en los programas de
familias sustitutas, incentivando la sensibilización y su formación para el
cumplimiento de dicha corresponsabilidad con el Estado, en el marco de los
principios de solidaridad social.

Los consejos comunales incentivarán la incorporación de las familias de su
comunidad, a los programas de familias sustitutas promovidos por los órganos
competentes.

Capítulo II
De la Protección Socio Económica

Inamovilidad laboral del padre
Artículo 8

El padre, sea cual fuere su estado civil, gozará de inamovilidad laboral hasta

un año después del nacimiento de su hijo o hija, en consecuencia, no podrá ser

despedido, trasladado o desmejorado en sus condiciones de trabajo sin justa
causa, previamente calificada por el Inspector o Inspectora del Trabajo. En los
procedimientos en materia de inamovilidad laboral previstos en la legislación del
trabajo solo podrá acreditarse la condición de padre mediante el Acta de
inscripción del niño o niña en el Registro Civil o en el Sistema de Seguridad Social.

La inamovilidad laboral prevista en el presente artículo se aplicará a los padres,
a partir de la sentencia de adopción de niños o niñas con menos de tres años de
edad.

En caso de controversias derivadas de la garantía prevista en el presente
artículo, en las cuales estén involucrados funcionarios públicos, éstas serán
dirimidas por los tribunales con competencia en lo contencioso administrativo
funcionarial.

Licencia de paternidad
Artículo 9

El padre disfrutará de un permiso o licencia de paternidad remunerada de
catorce días continuos, contados a partir del nacimiento de su hijo o hija, a los
fines de asumir, en condiciones de igualdad con la madre el acontecimiento y las
obligaciones y responsabilidades derivadas en relación a su cuidado y asistencia.
A tal efecto, el trabajador deberá presentar ante el patrono o patrona el certificado
médico de nacimiento del niño o niña, expedido por un centro de salud público o
privado, en el cual conste su carácter de progenitor.

En caso de enfermedad grave del hijo o hija, así como de complicaciones
graves de salud, que coloque en riesgo la vida de la madre, este permiso o
licencia de paternidad remunerada se extenderá por un período igual de catorce
días continuos. En caso de parto múltiple el permiso o licencia de paternidad
remunerada prevista en el presente artículo será de veintiún días continuos.
Cuando fallezca la madre, el padre del niño o niña tendrá derecho a la licencia o
permiso postnatal que hubiere correspondido a ésta. Todos estos supuestos
especiales deberán ser debidamente acreditados por los órganos competentes.

El trabajador a quien se le conceda la adopción de un niño o niña con menos
de tres años de edad también disfrutará de este permiso o licencia de paternidad,
contados a partir de que la misma sea acordada por sentencia definitivamente
firme por el Tribunal de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes.

Los permisos o licencias de paternidad no son renunciables y deberán

computarse a los efectos de determinar la antigüedad del trabajador en la

empresa, establecimiento, explotación o faena. Cuando un trabajador solicite
inmediatamente después del permiso o licencia de paternidad las vacaciones a
que tuviere derecho, el patrono o patrona esta en la obligación de concedérselas.

La licencia de paternidad será sufragada por el sistema de seguridad social.

Protección a las familias de los pueblos y comunidades indígenas
Artículo 10

El Estado reconoce las diversas formas de organización familiar y sistemas de

parentesco de los pueblos y comunidades indígenas de conformidad a su
cosmovisión, usos, prácticas, costumbres, tradiciones, valores, idiomas y formas
de vida de cada pueblo y comunidad indígena.

El Estado, a través de los entes y organismos con competencia en la materia,
apoyará estas formas de organización familiar originaria a través de programas
dirigidos a la preservación de sus usos y costumbres y al fortalecimiento de su
calidad de vida familiar.

Todos los planes, proyectos, programas y actividades dirigidos al bienestar de
las familias, la maternidad y la paternidad indígenas deben ser consultados con los
pueblos y comunidades indígenas a los fines de que ejerzan su participación
protagónica de conformidad con el procedimiento de consulta establecido en la ley
que regula la materia.

La protección integral de las familias, la maternidad y paternidad indígenas se

regirá por la Constitución, la presente Ley y demás leyes vigentes sobre la
materia.

Educación y capacitación
Artículo 11

La madre y el padre o la persona que tenga la responsabilidad de las familias
tienen el deber de educarse y capacitarse para su participación en actividades
socio productivas, para lo cual el Estado, a través de diversos incentivos,
promoverá su incorporación a programas educativos y de capacitación.

A los fines de apoyar el desarrollo sustentable de las familias, el Estado a
través de los órganos competentes en materia de educación y economía social
promoverá la creación y fortalecimiento de formas asociativas de economía social
productiva.

Programas de alimentación

Artículo 12

Con el fin de erradicar la mal nutrición en las familias, afectadas por
desnutrición y obesidad, el Estado garantizará programas de alimentación a través
de los ministerios del poder popular con competencia en la materia. Las familias,
los consejos comunales y otras formas de organización social, velarán por el
cumplimiento eficaz y eficiente de esta disposición.

Corresponsabilidad en materia de salud
Artículo 13

El Estado, en corresponsabilidad con las familias y la sociedad, promoverá
programas y proyectos dirigidos a garantizar los servicios de atención de salud
familiar. Los consejos comunales ejercerán la contraloría social y colaborarán en
la promoción de los programas de salud.

Acciones en situaciones de emergencia, desastres naturales y epidemias
Artículo 14

En casos de desastres naturales, epidemias y otros acontecimientos similares,

las acciones orientadas a garantizar la seguridad familiar corresponde al Estado.
Las familias y la sociedad organizada, participarán en acciones solidarias dirigidas
a garantizar la salud y seguridad de las comunidades en estas situaciones.

Programas de cultura, turismo y recreación
Artículo 15

Los ministerios del poder popular, y demás instancias de gobierno con
competencia en la materia, ejecutarán planes, proyectos y actividades que

fomenten y garanticen el disfrute de los programas culturales de turismo y
recreación, orientados al fortalecimiento de los nexos familiares y que
correspondan al amplio espectro de necesidades sociales, espirituales y culturales
tanto de descanso, como artísticas, físicas e intelectuales para la cual el Estado
con la participación de las familias y la sociedad, contemplará políticas de
financiamiento para garantizar el disfrute de estos derechos.

Programas Deportivos
Artículo 16

El Estado, en sus distintos niveles de gobierno, promoverá planes, proyectos y
programas dirigidos al desarrollo de actividades deportivas que permitan la
participación de los y las integrantes de las familias.

Programas de Vivienda
Artículo 17

El Estado, a los fines de favorecer la protección familiar, promoverá, a través

de los consejos comunales, programas para la construcción, remodelación o
ampliación de las viviendas dirigidos a los grupos familiares.

Capítulo III
De la Protección a la Maternidad y la Paternidad

Protección Integral
Artículo 18

El Estado desarrollará programas dirigidos a garantizar asistencia y protección

integral a la maternidad y a la paternidad, de conformidad con la Constitución de la
República Bolivariana de Venezuela y la ley.

Planificación familiar y educación sexual
Artículo 19

El Estado atenderá, a través del sistema educativo y el Sistema Público
Nacional de Salud, la promoción y difusión de programas sobre derechos y
deberes sexuales y reproductivos; y educación sexual dirigidas a niños, niñas,

adolescentes, adultos y adultas. Estas iniciativas deberán incluir la información y el
acceso a métodos y estrategias para la planificación familiar y para el ejercicio de
una sexualidad sana y responsable.

Servicios médicos para la reproducción asistida
Artículo 20

El ministerio del poder popular con competencia en materia de salud, incluirá
dentro de sus unidades asistenciales el servicio de reproducción asistida, dotado

del personal especializado, laboratorios y equipos de alta tecnología, dirigidos a
mujeres y hombres que presenten limitaciones en su fertilidad, con el objeto de
garantizarles el derecho a la maternidad y a la paternidad.

Capítulo IV
Del Reconocimiento de la Paternidad

Presentación por la madre
Artículo 21

Cuando la madre y el padre del niño o niña no estén unidos por vínculo
matrimonial o unión estable de hecho, que cumpla con los requisitos establecidos
en la ley, y la madre acuda a realizar la presentación ante el Registro Civil, deberá
indicar nombre y apellido del padre, así como su domicilio y cualquier otro dato
que contribuya a la identificación del mismo. El funcionario o funcionaria deberá
informar a la madre que en caso de declaración dolosa sobre la identidad del

presunto padre, incurrirá en uno de los delitos contra la fe pública previsto en el

Código Penal.

En los casos que el embarazo haya sido producto de violación o incesto,
debidamente denunciado ante la autoridad competente, la madre podrá negarse a
identificar al progenitor, quedando inscrito el niño o niña ante el Registro Civil con
los apellidos de la madre. Con base al derecho a la igualdad y no discriminación y
al principio del interés superior de niños, niñas y adolescentes, tal circunstancia en
ningún caso será incluida en el texto del acta correspondiente.

Acta de nacimiento
Artículo 22

Realizada la presentación del niño o niña; el funcionario o funcionaria
competente elaborará inmediatamente el Acta de Nacimiento respectiva.

Dicho funcionario o funcionaria deberá notificar a la persona señalada como
padre del niño o niña, dentro de los cinco días hábiles siguientes al acto de
presentación, a los fines de que comparezca ante el Registro Civil a reconocer o

no su paternidad, dentro de los diez días hábiles siguientes a su notificación.

Los adolescentes de dieciséis años de edad o más tienen plena capacidad
para reconocer a sus hijos e hijas. También podrán hacerlo antes de cumplir dicha
edad con autorización de su representante legal o, en su defecto, con la del
Consejo de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes. Cuando el señalado padre
tenga menos de dieciséis años de edad, deberá intervenir en el presente
procedimiento a través de su representante legal.

Notificación
Artículo 23
La notificación debe contener:

a) El objeto del procedimiento.

b) Identificación de la madre.

c) La indicación expresa que en caso de no comparecer o comparecer y negar la
paternidad, se remitirán las actuaciones a la Fiscalía del Ministerio Público con
competencia en materia de protección de niños, niñas y adolescentes, a los fines
de iniciar el procedimiento de filiación correspondiente.

La notificación deberá ser realizada personalmente y el funcionario o

funcionaria encargado de hacerlo dejará constancia en la copia correspondiente

de la plena identificación del notificado, quien firmará la misma. En caso de
negarse a firmar, se entenderá igualmente notificado y el funcionario o funcionaria
dejará constancia de ello en el procedimiento.

Localización de la persona señalada como padre
Artículo 24

En caso que se desconozca el domicilio de la persona señalada como padre, se
oficiará de inmediato al Consejo Nacional Electoral (CNE), o a la Oficina Nacional
de Identificación y Extranjería (ONIDEX) para que, en un plazo máximo de treinta

días continuos, informe sobre su último domicilio a los fines de la notificación.

Notificación por cartel
Artículo 25

Habiendo transcurrido el plazo previsto en el artículo anterior, sin haberse
obtenido información sobre el último domicilio de la persona señalada como padre,
se procederá a notificarlo a través de un único cartel que se publicará en un diario
de circulación nacional o regional. Los medios de comunicación impresos

nacionales y regionales, están obligados como parte de la corresponsabilidad
social a publicar el referido cartel en forma gratuita. El costo de la publicación de
los carteles puede ser deducible del impuesto por parte de la empresa editora.

En caso de negativa injustificada del medio impreso a realizar la publicación
solicitada, será sancionado con multa de diez unidades tributarias (10 U.T.), a
cincuenta unidades tributarias (50 U.T.). Dicha multa será impuesta por la
autoridad civil que instruye el presente procedimiento, el cual notificará lo

conducente a la autoridad tributaria competente.

Lapso para comparecer
Artículo 26

En el cartel de notificación se le dará a la persona identificada como padre, un
lapso de quince días continuos contados a partir de la constancia de la publicación
del cartel en el expediente respectivo, a fin de que comparezca a reconocer o
negar su paternidad.

Reconocimiento voluntario
Artículo 27

Si la persona señalada como padre comparece ante el Registro Civil y acepta la
paternidad se considerará como un reconocimiento voluntario con todos sus
efectos legales, dejando constancia del reconocimiento en el expediente y en el
Libro de Actas de Nacimiento respectivo. En este caso, la autoridad civil expedirá

nueva Acta de Nacimiento que sustituirá la que fue levantada con la presentación

de la madre, la cual quedará sin efecto. La nueva acta no contendrá mención
alguna del procedimiento administrativo aquí establecido.

En los casos en que un hombre deseare el reconocimiento voluntario de una
niña o un niño sin que conste su relación parental en el certificado médico de
nacimiento, podrá solicitar ante el Registro Civil la experticia de Ácido
Desoxirribonucleico (ADN), cumpliendo con el procedimiento establecido en el
presente capítulo, de resultar positiva la experticia, se procederá a redactar el acta
de nacimiento dejando constancia de la identidad del padre.

Experticia para el establecimiento de la paternidad
Artículo 28

Si la persona señalada como presunto padre negare la paternidad, se podrá
solicitar que se le practique la prueba de filiación biológica de Ácido
Desoxirribonucleico (ADN) u otra experticia afín. En este supuesto, la autoridad
civil ordenará lo conducente a los fines que el organismo especializado realice
dicha experticia, cuya gratuidad será garantizada por el Estado.

En los casos que la persona identificada como presunto padre se negare a
realizarse dicha prueba, se considerará como un indicio en su contra.

Efectos del resultado de la prueba
Artículo 29

Si la experticia para la determinación de la filiación confirma la paternidad, se
dejará constancia de este hecho en el procedimiento y en el Libro de Actas de

Nacimiento, surtiendo todos sus efectos legales y se procederá de conformidad
con el artículo 27 de la presente Ley. En estos casos se considerará como un
reconocimiento voluntario con todos sus efectos legales.

Disconformidad con los resultados de la prueba
Artículo 30

En caso de disconformidad con los resultados de la prueba de filiación
biológica, la madre o la persona señalada como padre podrán acudir ante el
órgano jurisdiccional correspondiente.

Remisión al Ministerio Público
Artículo 31

Transcurrido el lapso de comparecencia sin que la persona señalada como
padre acuda a aceptar o negar su paternidad, se remitirán las actuaciones al
Ministerio Público con competencia en materia de protección de niños, niñas y

adolescentes, a los fines de iniciar el procedimiento de filiación correspondiente.

En los procedimientos de filiación el juez o jueza competente podrá ordenar con
carácter obligatorio pruebas de filiación biológica Ácido Desoxirribonucleico (ADN)
y otras experticias pertinentes, las cuales deberán ser garantizadas gratuitamente
por el Estado.

Capítulo V
De la Prevención de los Factores Generadores de Conflictos y Violencia
Intrafamiliar

Protección integral de las familias
Artículo 32

El Estado, en sus diversos niveles de gobierno, promoverá y ejecutará
programas, proyectos y acciones dirigidos a proteger a las familias de factores
generadores de conflictos y violencia intrafamiliar que afecten la convivencia
pacífica, solidaria y respetuosa de sus integrantes.

A tales efectos, el ministerio del poder popular con competencia en la materia
de desarrollo y protección social, es el órgano responsable de coordinar los planes
y programas de los diversos órganos del Poder Público dirigidos a la prevención
de los conflictos intrafamiliares, para lo cual podrá crear instancias de trabajo y
mecanismos para el cumplimiento de tal propósito, convocando, cada vez que
estime necesario, reuniones en todos los espacios del territorio nacional, con el fin
de examinar, evaluar y unificar las acciones emprendidas por los diversos entes
públicos sobre esta materia. El Consejo Nacional de Derechos de Niños, Niñas y

Adolescentes, el Instituto Nacional de la Mujer, el Instituto Nacional de la
Juventud, las misiones sociales y demás entes y programas adscritos a este
Ministerio, constituyen la base institucional para el desarrollo de esta política de
protección de las familias.

Capacitación de funcionarios y funcionarias
Artículo 33

Los funcionarios y funcionarias deberán estar especialmente formados,
instruidos y capacitados en el conocimiento, manejo y control de factores, riesgos

y situaciones de conflictos intrafamiliares, a los fines de que en su relación con el
escenario de la vida familiar, se respete la dignidad de las personas, se garanticen
sus derechos humanos y se cumplan estrictamente las formalidades esenciales
del procedimiento previsto en la Constitución y la ley.

Papel de los consejos comunales en la educación y promoción de los

valores en las familias
Artículo 34

Los consejos comunales promoverán actividades de educación, información y
sensibilización dirigidas a generar conciencia en las comunidades acerca de la
importancia de la paz y la convivencia en el seno familiar, así como la prevención
de todo factor, riesgo o amenaza de situaciones de conflictos intrafamiliares para
el bienestar de las familias y la propia comunidad. En este sentido, el Estado
conjuntamente con los consejos comunales organizará y desarrollará programas
de escuelas para padres y madres, especialmente dirigidos a las nuevas parejas,

con el fin de promover valores de convivencia y métodos de solución de conflictos
que fortalezcan la cohesión y funcionalidad de las familias.

Educación para el fortalecimiento de las familias
Artículo 35

Los ministerios del poder popular con competencia en materia de educación,
educación superior y de cultura deberán incorporar en los planes y programas de
estudio, en todos sus niveles y modalidades, contenidos dirigidos a promover en

las y los estudiantes los valores de la igualdad, solidaridad, respeto, tolerancia,
autoestima, comprensión, solución pacífica y dialogada de los conflictos y la
preparación para una vida familiar con derechos y obligaciones domésticas y
responsabilidad sobre las personas bajo su cuidado y, en general, la igualdad
entre hombres y mujeres.

Campañas comunicacionales para prevenir los conflictos y violencia
intrafamiliares

Artículo 36

El ministerio del poder popular con competencia en materia comunicacional,
conjuntamente con los medios de comunicación públicos, privados y comunitarios,
deberá diseñar y ejecutar campañas de información destinadas a prevenir los
factores generadores de conflictos y violencia intrafamiliar.

Programas de atención integrara las familias
Artículo 37

El Estado, creará un programa de atención integral a las familias, que incluya,

entre otros, servicios públicos de conciliación familiar, mediante la utilización de
medios alternativos de solución de conflictos.

Diseño y ejecución de programas

Artículo 38

Los ministerios del poder popular con competencia en materia de desarrollo y
protección social, educación, deportes, turismo, salud y economía comunal
deberán diseñar y ejecutar los programas establecidos en la presente Ley, en
coordinación con las gobernaciones, alcaldías y consejos comunales dentro de los
seis meses siguientes a su entrada en vigencia.

Disposición Derogatoria

Única
Se derogan todas las normas y demás disposiciones que contravengan la
presente Ley.

Disposición Final

Única
La presente Ley entrará en vigencia a partir de su publicación en la Gaceta Oficial

de la República Bolivariana de Venezuela.

Dada, firmada y sellada, en el Palacio Federal Legislativo, sede de la Asamblea
Nacional, en Caracas, a los veintiséis días del mes de julio de dos mil siete. Año
197° de la Independencia y 148° de la Federación.

CILIA FLORES
Presidenta de la Asamblea Nacional

DESIRÉE SANTOS AMARAL
Primera Vicepresidenta

ROBERTO HERNÁNDEZ WOHNSIEDLER
Segundo Vicepresidente

IVÁN ZERPA GUERRERO
Secretario

Palacio de Miraflores, en Caracas, a diecinueve días del mes de septiembre de
dos mil siete. Años 197° de la Independencia y 148° de la Federación, en plena
Revolución Bolivariana.

HUGO CHÁVEZ FRÍAS

Refrendado
El Vicepresidente Ejecutivo, JORGE RODRÍGUEZ GÓMEZ
El Ministro del Poder Popular del Despacho de la Presidencia, HUGO CABEZAS
BRACAMONTE
El Ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia, PEDRO
CARREÑO ESCOBAR
El Ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, NICOLÁS MADURO

MOROS
El Ministro del Poder Popular para las Finanzas, RODRIGO CABEZA MORALES
El Ministro del Poder Popular para la Defensa, GUSTAVO REYES RANGEL
BRICEÑO
La Ministra del Poder Popular para las Industrias Ligeras y Comercio, MARÍA
CRISTINA IGLESIAS
El Ministro del Poder Popular para las Industrias Básicas y Minería, JOSÉ
SALAMAT KHAN FERNÁNDEZ

La Ministra del Poder Popular para el Turismo, OLGA CECILIA AZUAJE
El Ministro del Poder Popular para la Agricultura y Tierras, ELÍAS JAUA MILANO
El Ministro del Poder Popular para la Educación Superior, LUIS ACUÑA CEDEÑO
El Ministro del Poder Popular para la Educación, ADÁN CHÁVEZ FRÍAS
El Ministro del Poder Popular para la Salud, JESÚS MARÍA MANTILLA
OLIVEROS
El Ministro del Poder Popular para el Trabajo y Seguridad Social, JOSÉ RIVERO
GONZÁLEZ

El Ministro del Poder Popular para la Infraestructura, JOSÉ DAVID CABELLO
RONDÓN
El Ministro del Poder Popular para la Energía y Petróleo, RAFAEL DARÍO
RAMÍREZ CARREÑO
La Ministra del Poder Popular para el Ambiente, YUVIRÍ ORTEGA LOVERA
El Ministro del Poder Popular para la Planificación y Desarrollo, JORGE
GIORDANI
El Ministro del Poder Popular para Ciencia y Tecnología, HÉCTOR NAVARRO
DÍAZ

El Ministro del Poder Popular para la Comunicación y la Información, WILLIAN
RAFAEL LARA
El Ministro del Poder Popular para la Economía Comunal, PEDRO MOREJÓN
CARRILLO
El Ministro del Poder Popular para la Alimentación, RAFAEL JOSÉ OROPEZA
El Ministro del Poder Popular para la Cultura, FRANCISCO DE ASÍS SESTO

NOVAS

El Ministro del Poder Popular para la Vivienda y Hábitat, RAMÓN ALONZO
CARRIZÁLEZ RENGIFO
El Ministro del Poder Popular para la Participación y Protección Social, DAVID
VELÁSQUEZ CARABALLO
El Ministro del Poder Popular para el Deporte, EDUARDO ÁLVAREZ CAMACHO
El Ministro del Poder Popular para las Telecomunicaciones y la Informática,
JESSE CHACÓN ESCAMILLO
La Ministra del Poder Popular para los Pueblos Indígenas, NICIA MALDONADO.

LEY ORGANICA DE PROTECCION ALAS COMUNIDADES INDIGENAS

TÍTULO V: DE LOS DERECHOS SOCIALES

Capítulo I: De la familia indígena

De la familia y la cultura

Artículo 105.

Los pueblos y comunidades indígenas tienen derecho a constituir sus familias,

Atendiendo a los diferentes sistemas de parentesco correspondientes a su cultura.
La familia y el
Hogar indígena, y sus diversas modalidades socio-culturales están protegidos por
esta Ley.

De la protección a la familia
Artículo 106.

Las familias indígenas tienen derecho al respeto de su vida privada, honor e
Intimidad, atendiendo a sus usos y costumbres, conforme a la ley.

De la protección integral al indígena
Artículo 107.

El Estado velará por la protección integral del indígena, especialmente de los

niños, niñas y adolescentes contra el fanatismo político, religioso y de culto; la
explotación económica, la violencia física o moral, el uso y tráfico ilícito de
sustancias estupefacientes y psicotrópicas, el

Abuso sexual, la mala praxis médica y paramédica, la experimentación humana, la
discriminación de cualquier índole, y contra cualquier actividad que viole o
menoscabe los derechos establecidos en la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela y demás leyes.

De los ancianos y ancianas.

Artículo 108.

El Estado, en coordinación con los pueblos y comunidades indígenas, protegerá a
los ancianos y ancianas indígenas por constituir el eje fundamental de la familia,
sociedad y cultura indígena e instrumentará todo lo necesario para garantizarles
condiciones de vida digna, conforme a sus usos y costumbres. Los indígenas y las
indígenas gozarán de una pensión de vejez o ayuda económica a partir de los
cincuenta años de edad, a cargo del órgano o ente encargado del sistema de
seguridad social del país, de conformidad con las normas previstas en la ley que
rige la materia y la presente Ley.

De las mujeres indígenas.
Artículo 109.

Las mujeres indígenas son portadoras de los valores esenciales de la cultura de
los pueblos y comunidades indígenas. El Estado, a través de sus órganos

constituidos, conjuntamente con los pueblos y comunidades indígenas, garantizan
las condiciones requeridas para su desarrollo integral, propiciando la participación
plena de las mujeres indígenas en la vida política, económica, social y cultural de
la Nación.

De las políticas integrales para niños, niñas y adolescentes indígenas
Artículo 110.

El Ejecutivo Nacional, con la participación de los pueblos y comunidades
indígenas y sus organizaciones, desarrollará políticas integrales especialmente en
las áreas de salud, educación y alimentación, destinadas a elevar la calidad de
vida y garantizar el desarrollo integral de los niños, niñas y adolescentes de los

pueblos y comunidades indígenas, difundiéndolas a través de campañas
informativas, educativas y de prevención en estas áreas.

LEY ORGANICA PARA LA PROTECCION

DEL NIÑO Y DEL ADOLESCENTE (LOPNA)

(LOPNA)

TITULO I

Disposiciones Directivas

Artículo 1°. Objeto. Esta Ley tiene por objeto garantizar a todos los niños y

adolescentes, que se encuentren en el territorio nacional, el ejercicio y el disfrute
pleno y efectivo de sus derechos y garantías, a través de la protección integral que
el Estado, la sociedad y la familia deben brindarles desde el momento de su
concepción.

Artículo 2°. Definición de Niño y de Adolescente. Se entiende por niño toda

persona con menos de doce años de edad. Se entiende por adolescente toda
persona con doce años o más y menos de dieciocho años de edad.
Si existieren dudas acerca de si una persona es niño o adolescente se le
presumirá niño hasta prueba en contrario. Si existieren dudas acerca de sí una
persona es adolescente o mayor de dieciocho años, se le presumirá adolescente,
hasta prueba en contrario.

Artículo 3°. Principio de Igualdad y no Discriminación. Las disposiciones de

esta Ley se aplican por igual a todos los niños y adolescentes, sin discriminación
alguna fundada en motivos de raza, color, sexo, edad, idioma, pensamiento,
conciencia, religión, creencias, cultura, opinión política o de otra índole, posición
económica, origen social, ético o nacional, discapacidad, enfermedad, nacimiento
o cualquier otra condición del niño o adolescente, de sus padres, representantes o
responsables, o de sus familiares.

Artículo 4°. Obligaciones Generales del Estado. El Estado tiene la obligación

indeclinable de tomar todas las medidas administrativas, legislativas, judiciales, y
de cualquier otra índole que sean necesarias y apropiadas para asegurar que
todos los niños y adolescentes disfruten plena y efectivamente de sus derechos y
garantías.

Artículo 5°. Obligaciones Generales de la Familia. La familia es responsable,

de forma prioritaria, inmediata e indeclinable, de asegurar a los niños y
adolescentes el ejercicio y disfrute pleno y efectivo de sus derechos y garantías. El
padre y la madre tienen responsabilidades y obligaciones comunes e iguales en lo
que respecta al cuidado, desarrollo y educación integral de sus hijos.

El Estado debe asegurar políticas, programas y asistencia apropiada para que
la familia pueda asumir adecuadamente esta responsabilidad, y para que los

padres y las madres asuman, en igualdad de condiciones, sus responsabilidades y
obligaciones.

Artículo 6°. Participación de la Sociedad. La sociedad debe y tiene derecho de

participar activamente para lograr la vigencia plena y efectiva de los derechos y
garantías de todos los niños y adolescentes.
El Estado debe crear formas para la participación directa y activa de la sociedad
en la definición, ejecución y control de las políticas de protección dirigidas a los
niños y adolescentes.

Artículo 7°. Prioridad Absoluta. El Estado, la familia y la sociedad deben

asegurar, con Prioridad Absoluta todos los derechos y garantías de los niños y
adolescentes. La prioridad absoluta es imperativa para todos y comprende:

a) Especial preferencia y atención de los niños y adolescentes en la formulación y
ejecución de todas las políticas públicas;

b) Asignación privilegiada y preferente, en el presupuesto, de los recursos públicos
para las áreas relacionadas con los derechos y garantías de los niños y
adolescentes y para las políticas y programas de protección integral al niño y
adolescente;

c) Precedencia de los niños y adolescentes en el acceso y la atención a los
servicios públicos;

d) Primacía de los niños y adolescentes en la protección y socorro en cualquier
circunstancia.

UNIDAD II

LA FAMILIA VENEZOLANA

La familia es un grupo de personas unidas por vínculos de parentesco, ya sea
consanguíneo, por matrimonio o adopción que viven juntos por un período
indefinido de tiempo.

La familia es como una célula, dentro de un organismo mayor, de una parte
fundamental y básica de la sociedad. Por lo mismo, al ser considerada, como una
célula, esta debe ser cuidada. Y esta célula, contiene un núcleo, que son los
padres. Por lo mismo, es que la relación que mantengan los dos padres entre
ellos, ser crucial para la sobrevivencia de la familia.

En la actualidad, destaca la familia nuclear o conyugal, la cual está integrada
por el padre, la madre y los hijos a diferencia de la familia extendida que incluye
los abuelos, suegros, tíos, primos, etc.

En este núcleo familiar se satisfacen las necesidades más elementales de las
personas, como comer, dormir, alimentarse, etc. Además se prodiga amor, cariño,
protección y se prepara a los hijos para la vida adulta, colaborando con su
integración en la sociedad.

La unión familiar asegura a sus integrantes estabilidad emocional, social y
económica. Es allí donde se aprende tempranamente a dialogar, a escuchar, a
conocer y desarrollar sus derechos y deberes como persona humana.

Derecho de la familia.

El "Derecho de Familia" comprende cuestiones esenciales a todo ser humano,
los denominados "derechos humanos de índole familiar" contenidos en tratados y
acuerdos internacionales; tales como el derecho a formar una familia, el derecho a
tener descendencia, el derecho a la igualdad de la mujer y del hombre, el derecho
a la igualdad de los hijos frente a la ley, el derecho a la identidad de éstos, etc.

Aquéllos y otros derechos que debido a la brevedad de esta obra no
mencionamos- son genéricos y exigen reglas específicas para asegurar una

convivencia familiar adecuada. Por eso, el Derecho de Familia abarca otro tipo de
regulaciones que tratan derechos y deberes derivados del matrimonio, el
concubinato, la identidad (la filiación), la patria potestad, la adopción, el
parentesco, la vivienda familia, etc.

Por lo general, tales derechos y deberes se practican armoniosamente,
mediante reglas privadas de cada familia y normas externas que buscan asegurar

la convivencia social. Si embargo, en ocasiones hay que recurrir a otros

mecanismos legales necesarios para garantizar el cumplimiento de algunos
derechos o deberes que no se ejercen de manera correcta.

Es importante, entonces, que el ciudadano conozca cuáles son sus derechos;
de este modo, sabrá reconocer cuándo puede exigir el respeto de éstos, cuando
sean incumplidos o negados, y reclamar del Estado una protección judicial que
garantice el uso y goce de sus derechos.

El carácter especial de las cuestiones de familia requiere que los conflictos

judiciales y los asuntos legales, se atiendan resguardando la intimidad de los
aspectos tratados. Asimismo, se requiere que el personal que trabaja en estos
temas esté entrenado y especializado en cuestiones tan delicadas.

Por otra parte, es indispensable que tanto el trabajo judicial como el
extrajudicial sobre cuestiones de familia, se realice interdisciplinariamente, para
llegar a la verdad de los hechos que generan el conflicto y lograr mejores
resultados.

Existen en el país numerosos profesionales capacitados y entrenados en el
tratamiento de conflictos familiares, que desarrollan sus funciones tanto en forma
pública como privada. Muchos de ellos se han capacitado en técnicas de
mediación familiar, logrando hasta el presente muy buenos resultados.

En un futuro no muy lejano, cuando se complete en el país la instalación de
Tribunales de Familia, habrá en todas las ciudades Organismos Judiciales

especializados, cuyos Jueces -apoyados por Consejeros en medición familiar,
equipos técnicos compuestos por médicos, psicólogos y asistentes sociales, y
demás colaboradores- habrán de contribuir a la resolución de los conflictos
familiares en la forma más adecuada a los intereses de la familia.

Desde luego, no es de desear que los tribunales estén colmados de conflictos
familiares. Antes bien, lo importante es fortalecer la tarea preventiva, a través de
Trabajadores Sociales especializados que detecten rápidamente los puntos de
conflicto de la familia y la sociedad, y trabajen sobre ellos, para lograr una mejor

integración.

Una de las maneras de prevenir es formar adecuadamente al ciudadano. Una
buena educación cívica aumenta la conciencia sobre el respeto de los derechos:
respetar los derechos del otro permite lograr el respecto por los derechos propios.

En las relaciones de familia, esta conciencia es vital; pues los derechos y

deberes familiares son, en su gran mayoría, de carácter mutuo; y el respeto que
cada uno tenga por los derechos de los demás integrantes de su familia,
repercutirá en todos los miembros del grupo.

Nuestra intención es, pues, ir tratando en los próximos artículos algunos temas
relacionados con cuestiones familiares particulares, como forma de contribuir a
que el lector de esta obra conozca y ejerza, en mejor medida, sus derechos y
responsabilidades familiares.

Derecho objetivo y derecho subjetivo familiar.

El vínculo jurídico familiar es la relación que existe entre dos individuos,
derivado de la unión matrimonial, de la filiación o del parentesco, y en virtud del
cual existen de manera interdependiente y habitualmente recíproca, determinados
derechos subjetivos que, entonces, pueden considerarse como derechos
subjetivos familiares (por ejemplo, el derecho a pedir alimentos). A su vez, estos
derechos asumen en muchos casos, la característica de derechos-deberes.

Los derechos subjetivos familiares son las facultades otorgadas a las personas
como medio de protección de intereses legítimos determinados por las relaciones
jurídicas familiares.

El estado de familia.

Todo individuo le corresponde un estado de familia determinado por los vínculos
jurídicos familiares que lo unen con otras personas, o aun por la ausencia total de
tales vínculos, como ocurre en el caso del soltero.

El emplazamiento determinado por la existencia de dichos vínculos o por la
ausencia de ellos, implica un conjunto de derechos subjetivos y deberes
correlativos atribuidos a las personas que configuran su estado de familia.

El estado de familia es inherente a la persona. No puede ser invocado ni
ejercido por ninguna otra persona que no sea su titular. No puede ser transmitido
mortis causa. No pueden subrogarse los acreedores del sujeto en sus derechos

para ejercer acciones relativas al estado de familia. Solamente los derechos y
acciones derivados del estado de familia, de carácter meramente patrimonial,
podrán ser ejercidos por vía sublocataria por los acreedores (por ejemplo,
reclamar el pago de alimentos devengados y no percibidos).

- Acto jurídico familiar. El acto jurídico familiar es una especie dentro del género

acto jurídico. La teoría general del acto jurídico (sus presupuestos y condiciones

de validez, vicios, etc.) es aplicable al acto jurídico familiar, aunque el contenido de
estas relaciones esté predeterminado por la ley.

Clasificación de los actos jurídicos familiares. El acto jurídico familiar puede
tener por fin inmediato la creación, modificación, conservación e incluso la

extinción de relaciones familiares. Se clasifican en actos de emplazamiento y
desplazamiento en el estado de familia. El matrimonio, el reconocimiento del hijo,
la adopción, emplazan en el estado de cónyuges, de padre o madre e hijo, y de
adoptante y adoptado respectivamente. La revocación de la adopción simple
desplaza del estado de familia creado por la adopción.

- El título de estado de familia. Este concepto tiene dos acepciones. 1)

Instrumento o conjunto de instrumentos públicos de los cuales emerge el estado
de familia de una persona. Se alude al título de estado en un sentido formal. 2)
Causa o título de un determinado emplazamiento. Se alude al título en sentido
material o sustancial.

Título de estado y prueba del estado. El estado de familia se prueba con el título
formalmente hábil. (Ej. El estado de hijo se prueba con la partida de nacimiento).

- Posesión de estado. Se dice que hay posesión de estado, aun cuando no

existe un estado de familia. Tal posesión de estado tiene importancia jurídica
porque permite a la ley presumir que quienes en los hechos se han conducido
públicamente como si estuviesen emplazados en el estado de familia, reconocen
por medio de esa conducta la existencia de los presupuestos sustanciales del

estado. La posesión de estado debidamente acreditada en juicio tiene el mismo
valor que el reconocimiento expreso, si no quedase desvirtuada por prueba en
contrario sobre el nexo biológico.

- La acción de estado. Las acciones de ejercicio de estado tienden a hacer

valer los derechos y a obtener el cumplimiento de los deberes que derivan del
estado de familia y que pesan sobre otros sujetos; emplazado en el estado de hijo,
éste ejercita la acción de alimentos, en virtud del derecho que deriva de ese título
de estado

Las acciones de estado no deben confundirse con las que simplemente tienden
a rectificar actas del Registro Civil, vinculadas al estado de familia por errores que
contienen. Aquí no se cuestiona el emplazamiento de un estado de familia, sino
que se tiende sólo a corregir dichos errores por vía de información sumaria.

- El proceso de estado. En los procesos de estado de familia, tras la iniciación

del proceso, el órgano judicial queda vinculado por las declaraciones de voluntad
de las partes relativas a su suerte o tendientes a modificar o extinguir la relación

de derecho material en que se fundó la acción o pretensión. Así, el actor puede

desistir del proceso o de su derecho, el demandado allanarse y ambas partes,
transigir, conciliarse o someter el pleito a la decisión de jueces árbitros o de
amigables componedores.

Pero en los procesos de estado de familia suelen prevalecer los poderes del
juez, fundados en el interés social comprometido, por lo que esas facultades de
las partes se limitan o suprimen.

- Parentesco. El parentesco es el vínculo existente entre las personas en virtud

de la consanguinidad, la afinidad o la adopción.

Parentesco por consanguinidad es el que vincula o liga a las personas que

descienden unas de otras (padres e hijos, recíprocamente), o de un antepasado
común. El parentesco por afinidad es el que vincula o liga a un cónyuge con los
parientes consanguíneos del otro. Parentesco por adopción existe entre
adoptante/s y adoptado (en la adopción simple) o entre el adoptado y sus
parientes y los consanguíneos y afines de los adoptantes (en la adopción plena).

Matrimonio.

El matrimonio constituye la institucionalización de las relaciones que tienen por
base la unión intersexual. La institucionalización de esta unión entre un hombre y
una mujer se logra en virtud de un acto jurídico, es decir, un acto voluntario, lícito,
que tiene por fin inmediato establecer las relaciones jurídicas conyugales.

Naturaleza jurídica del matrimonio. Es un acto jurídico matrimonial y no un
contrato en la noción tradicional. Es un acto jurídico bilateral que se constituye por
el consentimiento de los contrayentes pero integrado por la actuación también
constitutiva del oficial público encargado del Registro Civil o de la autoridad
competente para celebrar el matrimonio, para hacer efectivo un control de
legalidad de parte del Estado.

Adopción.

La adopción, que tiene por fin dar progenitores al menor de edad que carece de
ellos, o que teniéndolos no le ofrecen la atención que merece, es muy diferente a
las instituciones del siglo pasado en las cuales se buscaba por ejemplo prolongar
el nombre o la fortuna familiar.

Adopción plena. Se asimila a la legitimación adoptiva. Confiere al adoptado

una filiación que sustituye a la de origen. El adoptado deja de pertenecer a su
familia biológica y se extingue el parentesco con los integrantes de ésta así como
todos sus efectos jurídicos, aunque subsisten los impedimentos matrimoniales. El

adoptado tiene en la familia del adoptante, los mismos derechos y obligaciones del
hijo biológico.

Adopción simple. Confiere al adoptado la posición de hijo biológico, pero no

crea vínculo de parentesco entre aquél y la familia biológica del adoptante, aunque
los hijos adoptivos de un mismo adoptante serán considerados hermanos entre sí.

Características Generales de la Familia Venezolana

1: La base de la familia es el matrimonio, cuyo régimen esta regulado por la ley.

2: El origen de la familia es consecuencia de la naturaleza humana, según la ley
una libre atracción entre personas de sexos diferentes.

3: Las funciones mas importantes de las familias se orientan a la procreación,
educación y alimentación en común y sostenimiento de todos sus miembros con el
producto del trabajo.

4: La vida económica de la familia se agrupa alrededor del jefe los conyugues
forman una sociedad patrimonial (gananciales).

UNIDAD III

FAMILIA INDIGENA

Familia indígena son aquellas que estaban viviendo en sus tierras antes de

que llegaran los colonizadores de otros lugares, los cuales al convertirse en el

grupo dominante - mediante la conquista, la ocupación, la colonización o por otros

medios - segregan o discriminan a los pobladores originarios.

Características de los principales pueblos indígenas de Venezuela

La familia indígenas que habitan actualmente en Venezuela son

descendientes de aquellos primeros pobladores que llegaron a territorio

venezolano hace miles de años, provenientes de diferentes lugares de la tierra, en

especial desde Asia. Y aunque todos los pueblos presentan este origen común,

cada uno de ellos ha desarrollado su manera de ser, adecuándose a sus

condiciones particulares de vida.

En la actualidad sólo se tiene registro de los pueblos más numerosos, pero

existen otros que aún se deben conocer y proteger.

El pueblo wayúu. Es el grupo más numeroso de indígenas venezolanos y

pertenece a la familia lingüística arawak. Se ubica principalmente en la península

de la Guajira venezolana y colombiana (estado Zulia, en Venezuela, y

departamento de la Guajira, en Colombia). Por eso, se les conoce también como

guajiros. Algunos emigraron a otras zonas de Zulia y a los estados Mérida y

Trujillo. Según los reportes del último censo indígena, este pueblo tiene 33.845

integrantes.

Los wayúu son monográficos y poligonitos y su organización social está

formada por clanes matrilineales a los cuales identifican con algún animal. En la

baja Guajira construyen casas con palmas de cocoteros y madera, pero en la alta

y desértica Guajira sus viviendas las hacen de barro mezclado con techos de

corazón de cardones. Los hombres de las más apartadas regiones visten el

guayuco; las mujeres, en casi todos los lugares donde se encuentran, su manta

guajira. Son sedentarios y seminómadas y presentan un alto grado de aculturación

debido al contacto con pueblos vecinos de criollos venezolanos, colombianos y

otros extranjeros.

Su economía está centrada en la pesca y en la cría de ganado ovino,

caprino, porcino y vacuno. Quienes se han asentado en las ciudades trabajan

como técnicos o profesionales en los sectores público y privado. En épocas de

lluvia siembran maíz, frijoles, patilla y melones. Son buenos artesanos y se

dedican a la cerámica, la cestería, el hilado, el tejido de tapices, hamacas,

chinchorros y alpargatas.

El pueblo warao. Formado por 28.633 personas censadas, es el segundo

pueblo indígena más numeroso de Venezuela. Se ubica principalmente en Delta

Amacuro, pero también hay comunidades en Monagas, Sucre y bolívar, así como

en la República de Guyana. Su nombre refiere a su inseparable curiara (una

embarcación hecha de madera con la que comercian, juegan, viajan y trabajan y,

donde además, duermen y son enterrados).

El grueso de la población vive en palafitos que ubican a orillas de los ríos y

que varían de tamaño; los hay donde habitan desde 20 hasta 300 personas.

Generalmente no tienen paredes ni divisiones internas. El mobiliario principal es el

chinchorro que se coloca al lado de un fogón de barro, que ofrece calor en las frías

noches y auyenta los mosquitos.

La autoridad en las familias la ejerce el suegro del esposo. Tienen sistemas

de parentesco muy estrictos y se casan muy jóvenes. Actualmente visten a la

usanza de los criollos, aunque aún se puede ver a algunos hombres vistiendo el

guayuco. Las mujeres suelen adornarse mucho con semillas y huesos de

animales.

Los warao son pescadores por excelencia, pero también cazan, recogen frutos

silvestres, miel y cultivan algunos productos. Actualmente, se dedican también a la

explotación de la madera y de la palma de manaca y moriche. Algunos trabajan en

las fábricas de procesamiento de la palma de manaca, para la elaboración del

palmito. En los conucos siembran ocumo chino, yuca dulce y amarga, plátano,

cambur y caña de azúcar y, cuando las condiciones lo permiten, siembran maíz y

arroz. Su vida también gira alrededor de la palma de moriche, a la que consideran

una madre porque les proporciona su bebida, su comida y la materia prima para

otros usos.

El pueblo pemón. Se encuentra ubicado en la Gran Sabana, en el Parque

Nacional Canaima y en la Sierra de Imataca, estado Bolívar. La palabra pemón

significa «persona». Los pemón se dividen en tres subgrupos, que se

corresponden con sus variantes dialectales: kamarakoto, taurepán y arekuna. No

se pueden establecer delimitaciones geográficas rígidas, pero por lo general los

arekuna se concentran en la zona norte del territorio pemón; los taurepán hacia el

sur, en dirección este-oeste en la boca del río Maurak; y los kamaracoto se

encuentran en la región de Kamarata y Urimán. Son descendientes de la familia

lingüística caribe. Según el último censo, son 24.121, lo que representa el tercer

pueblo indígena más numeroso de Venezuela.

Los pemón son principalmente horticultores, pescadores y cazadores. La

principal actividad de subsistencia es la agricultura itinerante y de tala y quema,

con la cual se elimina la vegetación de pequeños bosques para establecer los

conucos. En ellos cultivan la yuca amarga y dulce, el ají, el mapuey, la batata, el

ocumo, el plátano, el ñame y la piña. Basan su alimentación en la yuca amarga, de

la que obtienen almidón, casabe y kashiri, una bebida con alto grado alcohólico.

La economía, en algunas zonas, también está basada en la minería.

A los hombres les corresponden las tareas como la tala para los conucos y las

labores de cacería. Las mujeres realizan las tareas relacionadas con la siembra y

cosecha de los conucos y la preparación de alimentos. En general, son

monógamos pero está permitida la poligamia. Son excelentes artesanos: la

cerámica pemón es de la mejor elaborada, y por ende, sus ollas constituyen un

producto tradicional de comercio. Además, tejen chinchorros y cestas de fibras

vegetales. Algunos de ellos participan en el turismo. Construyen tres tipos de

vivienda: la maloca o waipá, el tapuy y el tapuruka. La más común es la waipá,

una casa redonda de tipo habitacional con suelo de tierra apisonada, paredes de

bahareque y techo de palma y paja, con una o dos puertas de entrada y con pocas

ventanas. También viven en churuatas. Los pemón son muy alegres, festivos y

cordiales.

El pueblo kariña. Pertenece a la familia lingüística caribe. Está disperso en el

centro-sur del estado Anzoátegui, en el norte del estado Bolívar, en las riberas del

río Orinoco (estados Bolívar, Apure y Delta Amacuro) y en el estado Monagas.

Muchos de ellos han emigrado a El Tigre y Ciudad bolívar. Se registraron en el

último censo 11.789 personas pertenecientes a este pueblo.

El largo contacto de los kariña con los criollos ha ocasionado un alto nivel de

aculturación en sus comunidades; no obstante, ellos combinan los elementos

socioculturales, religiosos y lingüísticos autóctonos con lo criollo. Viven en casas

de palma, en viviendas rurales y en viviendas típicas del campesinado

venezolano. Se dedican a la ganadería vacuna y porcina, a la avicultura, a la

cestería, a la cerámica y al comercio. Las plantas alimenticias básicas de los

cultivos de los kariña son la yuca, el maíz, el frijol y el plátano, entre otros.

La familia extendida está formada por un hombre casado, su esposa, sus hijos

solteros y sus hijas casadas, más los maridos de ellas y sus hijos. Cada

comunidad es autónoma; las decisiones relevantes se toman por consenso; la

figura del «dopooto» o capitán ejerce un liderazgo centrado básicamente en su

capacidad de negociación y persuación. La transmisión cultural depende de los

ancianos, quienes garantizan la continuidad del idioma y las tradiciones más

ancestrales de su cultura.

El pueblo piaroa. También llamado wo'tuha, que quiere decir «gente pacífica»,

es riguroso y disciplinado y descarta todo acto de violencia física o verbal. Su

idioma tiene influencias arawak y caribe. Se ubica a orillas de los ríos Puruname,

Sipapo, Autana, Cuao, Guayapo, Samariapo, Cataniapo, Paria, Parguaza, Alto

Suapure, Orinoco, en el valle del Manapiare, cuenca inferior del Ventuari y cerca

de Puerto Ayacucho, estado Amazonas. Según el último censo hay actualmente

12.558 piaroa. Los piaroa son el vivo ejemplo del mestizaje, han dejado entrar en

su cultura muchos elementos de sus vecinos criollos, pero a su vez ellos son

herederos de las culturas ya extintas de la zona. De hecho algunas comunidades

cuentan todavía con un chamán. Hoy en día hay docentes y enfermeros dentro de

sus comunidades.

Hasta hace muy poco utilizaban casi todos los elementos tradicionales de su

cultura, tanto en su vestimenta con guayucos como en la vivienda (grandes

construcciones cilíndricas cuyo techo de palma llegaba al piso) y en la pesca. Hoy

han cambiado mucho su cotidianidad. La gran mayoría se viste como lo hacen sus

vecinos criollos.

La gran churuata tradicional es usada sólo en unas pocas comunidades,

mientras que la mayoría se organiza en casas unifamiliares. Los piaroa han sido

considerados como buenos comerciantes, de hecho la actividad comercial con sus

vecinos continúa hoy en día; incluso podría decirse que una buena parte de las

frutas y de los productos derivados de la yuca que llegan a Puerto Ayacucho

provienen del comercio con los piaroa.

El pueblo guajibo. Está disperso al sur del estado Apure, al noroccidente del

estado Amazonas, alrededor de San Juan de Manapire, en las riberas de los ríos

Vichada, Tuparro, Tomo, Meta, Capanaparo y en el curso del río Orinoco.

Este pueblo cuenta con cerca de 10.473 personas. Por su ubicación dispersa,

se ha mezclado con los criollos pero sin perder del todo su identidad. Los guajibo,

desde hace mucho tiempo, han sido nómadas cazadores y recolectores, aunque

actualmente muchas de las comunidades son sedentarias y cultivan el conuco así

como cazan y pescan.

Los guajibos visten como criollos y su vivienda se caracteriza por ser una

construcción ovalada con techo de caballete y con paredes de hoja de palma.

Habitan tanto las viviendas tradicionales como la vivienda rural y la criolla. Su

bebida tradicional la preparan las mujeres y se llama mera, mezcla del mañoco

(una variante de casabe, molido con agua y sin alcohol). Utilizan narcóticos como

el tabaco, el yopo y el kapi. Comen carnes y huevos de morrocoy y tortuga, que

abundan en la zona.

Dividen el trabajo de acuerdo con el nivel de aculturación y preparación

profesional. Sólo los jefes, chamanes y personas muy estimadas pueden tener dos

y hasta tres mujeres, pues la poligamia reviste cierto status o rango. Tallan la

madera, practican la cerámica, la cestería y la cría de aves. Participan en la

explotación de los recursos forestales de la región, en el turismo y en otras

actividades.

El pueblo yanomami. Su nombre significa «persona», «ser humano». Vive en el

suroeste de Venezuela, entre la sierra Parima y el Orinoco, el Ventuari, el Caura y

el Paragua, específicamente en las cuencas de los ríos Ocamo, Manaviche,

Mavaca, y en el alto Siapa y el alto Matacuni, en el estado Amazonas. En

Venezuela, la mayor parte vive en el Parque Nacional Parima-Tapirapecó; el resto

vive en Brasil. Su población censada es de 7.003 miembros y es uno de los

pueblos menos transculturizado de la región del Amazonas.

Forman familias extensivas que viven en shabonos construídos de palma, en

forma circular y con un gran orificio en el centro, a cielo abierto. Allí pueden vivir

entre 20 y 200 personas, dependiendo del tamaño.

Las familias se organizan en torno al fogón. Los yanomami construyen sus

casas próximas a sus conucos y cada cuatro o cinco años se mueven para

acercarse a nuevas plantaciones.

Cultivan plátano, ocumo, yuca dulce, caña de azúcar, maíz y batata, además

de cambur, aguacate, lechoza, pijiguao, tabaco y algodón, que usan para la

elaboración de hamacas y de sus vestidos. Cazan regularmente animales, pescan

y recolectan productos de la selva. La miel es un recurso natural muy apreciado

para ellos. La artesanía la desarrollan las mujeres haciendo cestería y artículos

utilitarios con bejuco de mamure descortezado.

Conservan sus elementos culturales, religiosos y lingüísticos. Sus vidas giran

alrededor de sus creencias ancestrales. Forman una sociedad igualitaria y no

jerárquica, pues los chamanes, quienes ejercen la autoridad moral, no poseen

distintivos y entre las comunidades funciona el principio de reciprocidad.

El pueblo añú. También llamado paraujano, pertenece a la familia lingüística

arawak. Actualmente, su población censada es de 3.854 personas. Se ubica

principalmente en la laguna de Sinamaica, en las islas San Carlos y Zapara y en

Santa Rosa de Agua, en Maracaibo, entre otras zonas del lago.

Los añú viven en palafitos, el elemento más característico de su cultura, que

construyen con madera de mangle y enea (una especie de hierba alta que crece

en terrenos muy anegados). Para trasladarse de un palafito a otro, los añú se

desplazan en pequeños cayucos o canoas o utilizando rústicas pasarelas a

manera de puentes.

Su principal actividad es la pesca con redes y anzuelos. Antiguamente cazaban

patos salvajes con un sistema manual sumamente rápido. Una de las actividades

más características de este pueblo es el trabajo del mangle y la enea, que utilizan

para elaborar elementos utilitarios, redes de pesca y artesanías como cestas y

esteras.

Hoy en día han abandonado la mayoría de sus costumbres y son los ancianos

los que aún conservan las pocas que quedan. No obstante hay un movimiento

social de añú que está luchando por rescatar sus tradiciones y su idioma. Se

caracterizan por ser muy buenos poetas populares.

El pueblo pumé. Conocido también con el nombre de yaruro. Según el último

censo, este pueblo cuenta con 7.269 miembros. Su carácter pacífico es uno de los

rasgos distintivos de su cultura. Las comunidades pumé se ubican en la región

central y sur del Estado Apure, cerca de los ríos Arauca y Cunaviche y,

particularmente, en las riberas de los ríos Capanaparo, Riecito y Sinaruco.

Las comunidades son pequeñas, con menos de cincuenta habitantes

organizados en varias casas unifamiliares. Las comunidades más pequeñas están

conformadas por una sola familia extendida: un hombre casado con su esposa o

sus esposas; sus hijos e hijas solteras, y sus hijas casadas con sus respectivos

esposos e hijos.

Cada comunidad es autónoma, pero está encabezada por un capitán, quien

desempeña una función social importante de representación ante el pueblo, como

recibir a los visitantes y ser vocero ante las demandas externas, pero carece de

autoridad real puesto que las decisiones más importantes las toma la comunidad

por consenso.

La actividad agrícola se desarrolla en conucos y se siembran principalmente

yuca amarga y maíz. Pescan en los ríos, cazan y recolectan en los bosques de

galería y, en menor grado, en la sabana. En las últimas décadas, los pumé se han

visto obligados a compartir su territorio ancestral con la población criolla debido a

que, con el paso del tiempo, sus tierras han sido reducidas y han tenido que

competir con los criollos por los mismos recursos. La mayoría de los pumé aún

conserva sus ricas tradiciones culturales.

El pueblo yukpa. Pertenece a la familia lingüística caribe. Este pueblo cuenta

con un total censado de 6.688 miembros. Se ubica en la sierra de Perijá, desde el

río Santa Rosa al Guasare, en el norte del estado Zulia. Sus viviendas son

extremadamente sencillas entre las que se distinguen tres tipos: una con techos

de dos aguas, otra de forma circular y la paravientos. Los techos son de palma o

de hojas de bijao y casi todas carecen de paredes.

Los yukpa visten como los criollos, aunque algunos de ellos aún utilizan una

manta típica rectangular con un hueco por donde pasan la cabeza. Las mujeres

utilizan dos de éstas, una como falda y otra para el torso dejando el busto al

descubierto. Suelen adornarse con collares de semillas ensartadas en hilos de

algodón. La agricultura de tala y quema sigue siendo su principal actividad de

subsistencia, complementada por la caza, la pesca, la recolección y una incipiente

ganadería. El maíz es el cultivo y alimento principal de los yukpa, combinado con

la yuca dulce, el plátano y el cambur. El cultivo del café se ha extendido por todas

las comunidades y constituye el cultivo comercial más importante. Los yukpa

comercializan el café a través de su propia empresa cooperativa establecida en

Machiques.

Algunos valores de las familias indígenas:

Un gran respeto a los mayores y a los ancianos. Entre nosotros no hay

asilos. Hospitalidad, solidaridad, sobre todo en los problemas. Todos cooperan

para ayudar y hacer fiesta. Abuelos, padres, hijos, nietos, comparten

responsabilidades en el trabajo, enfermedades y convivencias. Hay ayuda

mutua en los trabajos de casa y en el campo; se busca tener un solo corazón

entre todos, para que no haya enfermedad. Comemos juntos y compartimos

nuestras ideas, sentimientos, sin ser motivos de enojo o de burlas. Tenemos

respeto a cada uno sin importar la edad; todos colaboramos y nos pedimos

favor.

¿Cómo influye la globalización en las familias indígenas? Están entrando

celulares, televisión, escuelas, medios de comunicación, internet, video

juegos, carreteras, que, si bien ayudan a tener mejor información y

comunicación, rompen la armonía familiar. La televisión muestra muchos

antivalores que dañan a jóvenes, niños y hasta a los adultos (violencia, sexo,

infidelidad). Internet les abre la puerta a contenidos que dañan sus valores.

La escuela está destruyendo la cultura. Aprenden cosas respecto a la

sexualidad que no saben manejar (condón, anticonceptivos, aborto). Con el

celular, se comunican con sus amigos y amigas y hacen planes sin que se

enteren sus papás.

Hay niños y jóvenes que con los estudios se sienten superiores a sus

padres y ya no los respetan; hacen lo que quieren, sienten que no tienen que

pedir permiso, no aceptan las orientaciones y correcciones. Prefieren los

videos juegos, películas, la televisión, en vez de ir a misa y a otras

actividades religiosas. Ya no quieren consumir comidas tradicionales, sino

cosas enlatadas, antojitos y gaseosas fabricadas por empresas extranjeras.

Se han alejado de Dios y han perdido el respeto a los ancianos, a sus

padres, a la naturaleza.

Poblaciones indígenas en el marco de la ONU

La cuestión de las poblaciones indígenas ha sido estudiada desde 1920,

cuando los pobladores autóctonos americanos se pusieron en contacto con la

Sociedad de las Naciones. Sin embargo, en aquel acercamiento no hubo grandes

resultados. Posteriormente, ya en el seno de las Naciones Unidas, los pueblos

indígenas hicieron llamamientos esporádicos sin muchos resultados. También el

Gobierno boliviano llamó la atención sobre esta cuestión al hacer un llamamiento a

la ONU con el fin de crear una subcomisión que se encargara directamente del

tema. También ha tratado algunas cuestiones que afectaban indirectamente a las

poblaciones indígenas tales como el estudio de la cuestión de las minorías, la

esclavitud, la servidumbre y el trabajo forzoso. Sin embargo, en 1970 la

Subcomisión de Prevención de Discriminaciones y Protección de las Minorías, del

ECOSOC, recomendó el estudio general y completo del problema de la

discriminación contra las poblaciones indígenas.

Cada vez que los pueblos vecinos dominadores han ampliado sus territorios o

llegan colonizadores de tierras lejanas, las culturas y el sustento de los indígenas

han estado en peligro. Estas amenazas han evolucionado a través de los años, sin

embargo no han desaparecido por lo que las poblaciones autóctonas son

consideradas como uno de los grupos más desfavorecidos en el mundo.

Debido a esto, las Naciones Unidas se ocupan de forma creciente en promover

los derechos de los indígenas. Más de 300 millones de personas forman alrededor

de 5000 poblaciones indígenas en 70 países del mundo y han estado sometidas a

la opresión, exclusión de los procesos de toma de decisiones, marginación,

explotación, asimilación forzosa y represión cuando tratan de pugnar por sus

derechos. También llegan a ser perseguidos por lo que muchos se convierten en

refugiados.

Actualmente los problemas, las quejas y los intereses de los pueblos indígenas

suelen ser muy semejantes, especialmente en lo relacionado con mantener su

identidad y patrimonio cultural.

Derechos Humanos

Sobre la situación de los derechos humanos y las libertades fundamentales

de los indígenas".

El relator especial abordó una amplia gama de cuestiones de derechos

humanos, incluyendo las siguientes:

y Una definición de las poblaciones indígenas

y El papel de las organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales

y Los principios básicos y la eliminación de la discriminación en materia de

derechos humanos

y Las áreas especiales de acción tales como la salud, la vivienda, la

educación, la lengua o idioma, la cultura, las instituciones sociales,

culturales y jurídicas, el empleo, la tierra, los derechos políticos, los

derechos y práctica religiosos y la igualdad en la administración de justicia.

Las conclusiones a las que se llegó fueron presentadas a través de un informe

final presentado a la Subcomisión de de Prevención de Discriminaciones y

Protección de las Minorías de 1981 a 1984. Estas conclusiones marcaron un hito

en el estudio de la cuestión indígena por parte de las Naciones Unidas. Muchas de

ellas se han incorporado en resoluciones de la Subcomisión y otras se encuentran

en estudio actualmente.

El estudio del Sr. Martínez Cobo dio lugar a la creación del Grupo de Trabajo

sobre poblaciones Indígenas en 1982. Este es un órgano subsidiario de la

Subcomisión, establecido por la Subcomisión de Derechos Humanos de las

Naciones Unidas, para promover los derechos de estas poblaciones. Está

compuesto por cinco expertos independientes, que son además miembros de la

Subcomisión. Este Grupo de Trabajo llegó a la redacción de la "Declaración sobre

los Derechos de las Poblaciones Indígenas", el cual se está revisando

actualmente. Además, de esto, la Asamblea General de la ONU ha establecido el

Fondo de Contribuciones Voluntarias para las Poblaciones Indígenas, con el fin de

prestar asistencia financiera a los representantes de las comunidades y

organizaciones indígenas para que puedan asistir a los períodos de sesiones del

Grupo de Trabajo sobre Poblaciones Indígenas.

Asimismo, el Consejo Económico y Social estableció en el 2000 el Foro

permanente para las Poblaciones Indígenas formado por 16 expertos el cual

funciona como órgano subsidiario cuyo objetivo es ayudar al ECOSOC a coordinar

las actividades de la ONU - especialmente asesorando el Consejo Económico y

Social - y discutir temas relativos a las poblaciones indígenas tales como:

y El desarrollo

y La cultura

y El ambiente su desarrollo

y La promoción de sus derechos humanos

CONCLUSION

UNIDAD I LAS BASES LEGALES

Las bases legales antes mencionadas como constitución la loe, la Lopna y la ley
de protección de la familia, maternal y paternidad; protegen a la familia desde
diferentes aspecto, le dan la importancia que esta posee en la sociedad pero, no
solamente demuestran a que tienen derecho la familia como un todo, así como
cada uno de sus integrantes sino que nos muestra también cuales son sus
deberes y su papel en el ámbito educativo y social.

Que no solo la familia debe de ser tratada como la base de la sociedad, si no
que esta debe vela por la educación y desarrollo personal de sus integrantes,
sobre todo de los más pequeños.

UNIDAD II LA FAMILIA VENEZOLANA

La familia se forma por la unión de un hombre y una mujer, mediante el
matrimonio, con la finalidad de construir un hogar donde nazcan nuevos seres en
un ambiente de amor, respeto y seguridad.
En nuestra familia nos sentimos contentos y seguros porque tenemos unos papas

que nos brindan afecto, confianza y protección; nos ayudan y nos defienden en
nuestras dificultades y preocupaciones; nos proporcionan alimentos, vivienda,
vestido y educación.

La familia tiene que equilibrarse a sí misma. De esa manera enseña el
equilibrio a los hijos. Ese equilibrio de la familia va a contribuir al equilibrio social.
La familia es el lugar insustituible para formar al hombre-mujer completo, para
configurar y desarrollar la individualidad y originalidad del ser humano.

Como toda organización, en la familia también existen funciones, que en la
mayoría de las veces están condicionadas por derechos y deberes que hacen
llevaderas las situaciones que se presentan. En razón de esto, no está de más
que las instituciones gubernamentales fijen tales preceptos en leyes que los
mencionan. .

UNIDAD III LA FAMILIA INDIGENA

Obviamente, antes de la llegada de Colón ya existía una organización social

entre los indígenas venezolanos; por lo tanto, en la medida en que las

comunidades lograron una unidad étnico-cultural, se inició el proceso de formación

de la nación venezolana.

Según el censo de 1990, la población indígena era de 314.772 individuos

repartidos en 25 etnias, de las cuales la wayúu (guajiros) es la más numerosa.

La cultura en Venezuela comenzó con la simbiosis de dos elementos

enteramente distintos que se encuentran en el momento del descubrimiento

colombino: el indio y el español. El choque de estas dos culturas es el punto de

partida de la formación de Venezuela como pueblo y de su conciencia como ente

social, gracias al mestizaje.

Si bien los indígenas venezolanos no trabajaron los metales como en otras

regiones, en cambio sí destacaron en la agricultura, particularmente los andinos,

que cultivaron con éxito la papa (patata), el maíz, la yuca y otros frutos que de

inmediato fueron asimilados por la gastronomía europea.

BIBLIOGRAFÍA

Características de los principales pueblos indígenas de Venezuela... Son
descendientes de la familia lingüística caribe. Según el último censo, son
24.121,...

www.kalipedia.com/.../caracteristicas-principales-pueblos-indigenas.html?...

- En caché

29 Ene 2009 ... De una manera general se ofrece a continuación una serie de
explicaciones acerca de las diferentes
características de la familia y indígena ...

www.estudiossocialesonline.com/familia-indigena...familia...indígena/29/

-

En caché - Similares

FREDDY DIAZ, ESTUDIO SOCIALES 4TO GRADO, EDICIONES TEDUCA,
CARACAS VENEZUELA

MORON GUILLERMO, REYES CARLOS, ROMERO VINICIO, HERNANDEZ
LUIS; HISTORIA DE VENEZUELA 7MO GRADO, EDITORIAL SANTILLANA,
CARACAS VENEZUELA

CONSTITUCION DE LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->