P. 1
la_etica

la_etica

3.5

|Views: 1.410|Likes:
Publicado porElvis Tony

More info:

Published by: Elvis Tony on May 02, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/18/2015

pdf

text

original

EDUCACIÓ

N Y PEDAGO

GÍA

SECCIÓNDEOBRASDEEDUCACIÓNYPEDAGOGÍA

LAÉTICA

Traducción

JUANJOSÉUTRILLATREJO

PIERRE BLACKBURN

LAÉTICA

Fundamentos y problemáticas
contemporáneas

Incluye el capítulo “La moral pública en México:
escenarios para la educación”,
por BONIFACIOBARBA

FONDO DE CULTURAECONÓMICA

Primera edición, 2006

Blackburn, Pierre

La ética. Fundamentos y problemáticas contemporáneas /
Pierre Blackburn; trad. de Juan José Utrilla Trejo. — México :
FCE, 2005

447 p. ; 23 ¥17 cm. — (Colec. Educación y Pedagogía)
Título original L’étique. Fondements et problématiques

contemporaines
ISBN 968-16-7523-1

1. Educación — Aspectos morales y éticos 2. Pedagogía
I.Utrilla Trejo, Juan José, tr. II. Ser. III. t.

LC 272

Dewey 370.114B216e

Distribución mundial en lengua española

Esta obra es traducción del libro L’étique-Fondements et problématiques contemporaines
© 1996, de Pierre Blackburn, ERPI. Se publica y se vende con autorización
de Éditions du Renouveau Pédagogique Inc.,
editor de la obra original y poseedor de los derechos.

Comentarios y sugerencias: editorial@fondodeculturaeconomica.com
www.fondodeculturaeconomica.com
Tel. (55) 5227-4672 (Fax) (55) 5227-4649

Diseño de forro: Laura Esponda

D. R. © 2006, FONDODECULTURAECONÓMICA
Carretera Picacho-Ajusco, 227; 14200 México, D. F.

Se prohíbe la reproducción total o parcial de esta obra
—incluido el diseño tipográfico y de portada—,
sea cual fuere el medio, electrónico o mecánico,
sin el consentimiento por escrito del editor.

ISBN 968-16-7523-1

Impreso en México •Printed in Mexico

ÍNDICE GENERAL

Prólogo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13

Primera parte

LANATURALEZADELAÉTICA

I.Cuestiones preliminares. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17
¿Qué es la ética?. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17
¿Hacemos frecuentemente juicios morales?. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18
¿Para qué sirve la ética?. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22
¿Aqué época se remontan los comienzos de la reflexión ética?. . . . . 24
¿Qué es una conciencia moral?. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25
¿De dónde viene la conciencia moral?. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29
¿Qué tipo de cuestiones dependen de la ética?. . . . . . . . . . . . . . . . . . 30
¿Qué ideas erróneas solemos escuchar acerca de la ética?. . . . . . . . . 34
¿Qué nexos hay entre ética y derecho?. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 38
¿Qué nexos hay entre ética y ciencias humanas?. . . . . . . . . . . . . . . . . 42
Resumen. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46
Temas de reflexión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 48
Ejercicios. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 56
Para saber más…. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 57

II.El relativismo moral. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 58
El relativismo moral. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 58
Primer argumento en favor del relativismo moral: “Las morales
predominantes varían de una cultura o de una época a otra”. . . . 59
Segundo argumento en favor del relativismo moral: “Cada quien
tiene derecho a su opinión”. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 61
Tercer argumento en favor del relativismo moral: “Los debates
morales no son concluyentes”. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 66
Cuarto argumento en favor del relativismo moral: “Los valores
no pasan de ser valores”. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70
Fuerzas y debilidades del relativismo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 74

7

Resumen. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75
Temas de reflexión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 76
Ejercicios. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 82
Para saber más…. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83

III.La cuestión del progreso moral. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 84
Una idea muy difundida: “Antes había consenso en materia de
moral, hoy ya no lo hay”. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 84
¿Es verdad que hoy ya no hay consenso en cuestión de moral?. . . . 85
¿Es verdad que antes había consenso en cuestión de moral?. . . . . . . 86
Si hubiese habido un debilitamiento del consenso en materia de
moral, ¿habría que deplorarlo?. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 89
¿Se puede defender la idea de progreso en el plano moral?. . . . . . . 90
Resumen. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 97
Temas de reflexión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 98
Ejercicios. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 101
Para saber más…. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 102

IV.Nociones y herramientas de reflexión utilizadas en la ética. . . . . . . . . . . . 103
La imagen de la brújula. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 103
Los tipos de juicios. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 105
La prueba del espectador imparcial de Adam Smith. . . . . . . . . . . . . 111
La prueba de reversibilidad y la “regla de oro”. . . . . . . . . . . . . . . . . 112
La prueba de universabilidad de Immanuel Kant. . . . . . . . . . . . . . . . 113
La prueba del velo de ignorancia de John Rawls. . . . . . . . . . . . . . . . 115
Los principios “a primera vista” según David Ross. . . . . . . . . . . . . . 115
El nivel intuitivo y el nivel crítico de la reflexión moral según
Richard Hare. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 117
Resumen. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 122
Temas de reflexión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 123
Ejercicios. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 127
Para saber más…. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 129

8

ÍNDICE GENERAL

ÍNDICE GENERAL

9

Segunda parte

LOSFUNDAMENTOSDELOSJUICIOSMORALES

V.El recurso al mandamiento divino y sus críticos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 133
El recurso al mandamiento divino. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 133
Las críticas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 135
Resumen. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 143
Temas de reflexión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 144
Ejercicios. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 149
Para saber más…. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 150

VI.El recurso a lo que es natural y sus críticos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 151
El recurso a lo que es natural. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 151
El recurso a la Naturaleza. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 152
El recurso a la naturaleza humana. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 154
Resumen. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 170
Temas de reflexión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 171
Ejercicios. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 174
Para saber más…. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 177

VII.El recurso al bienestar común y sus críticos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 178
El recurso al bienestar común. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 178
Los animales y las generaciones futuras. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 186
Imaginar y evaluar. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 189
El recurso al bienestar común como método de reflexión. . . . . . . . . 195
Algunas críticas al recurso al bienestar común. . . . . . . . . . . . . . . . . . 204
Nexos con los recursos antes estudiados. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 221
Resumen. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 223
Temas de reflexión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 225
Ejercicios. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 230
Para saber más…. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 232

Tercera parte

LAÉTICASOCIAL

VIII.La ética y la economía. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 235
La evaluación moral de los sistemas económicos. . . . . . . . . . . . . . . . 235

10

ÍNDICE GENERAL

Las razones de orden ético en favor del laisser-faireen el
dominio económico y social según John Stuart Mill. . . . . . . . . . . . 237
Las objeciones de orden ético contra el laisser-faire en el dominio
económico y social según John Stuart Mill. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 240
El socialismo, el capitalismo y la socialdemocracia. . . . . . . . . . . . . . . 247
Resumen. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 255
Temas de reflexión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 256
Ejercicios. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 258
Para saber más…. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 259

IX.La ética y la democracia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 261
Una crítica de la democracia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 261
La democracia como manera de elegir, como “proceso de
decisión” . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 262
La democracia directa y la democracia indirecta. . . . . . . . . . . . . . . . . 269
La democracia participativa y la democracia de indiferencia. . . . . . 274
La democracia formal y la democracia real: ¿son democráticos
nuestros países?. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 275
Resumen. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 279
Temas de reflexión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 280
Ejercicios. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 288
Para saber más…. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 290

X.La justicia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 291
La justicia distributiva y la justicia correctiva. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 291
La norma de coherencia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 293
Las normas fundamentales de justicia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 296
La igualdad de oportunidades y la igualdad de situaciones. . . . . . . 302
El liberalismo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 310
Resumen. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 315
Temas de reflexión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 317
Ejercicios. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 321
Para saber más…. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 323

ÍNDICE GENERAL

11

Cuarta parte

ELUNIVERSODELAÉTICA. ANTOLOGÍA

Introducción. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 327
Sección I. En la plaza pública. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 331
Un dilema moral: publicidad y tabaquismo, Adbusters, Harper’s
yThe Globe and Mail. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 331
Una polémica sobre la publicidad del cigarrillo. . . . . . . . . . . . . . . 332
La política de una revista sobre la publicidad de los productos
del tabaco. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 334
Contra el multiculturalismo y por la integración, Claude Corbo. . . . . 336
Prestar ayuda…. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 341
Sección II. Textos complementarios. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 344
La abundancia y el hambre en el mundo, Peter Singer. . . . . . . . . . . . 344
Cuestiones de ética periodística, Henry Aubin, Carole Beaulieu,
Louis Falardeau y Jean-V. Dufresne. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 350
Vivir sin automóvil, Tim Chappell. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 357

Conclusión. ¿Por qué debo actuar moralmente?. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 365
La brújula y la balanza. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 365
¿Por qué debo actuar moralmente? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 368
Resumen. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 375
Temas de reflexión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 376
Ejercicios. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 378
Para saber más…. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 379

Preguntas preliminares. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 381

La moral pública en México: escenarios para la educación, Bonifacio Barba. . . . 403
El escenario de la economía. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 406
El escenario de la política. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 408
El escenario de la religión. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 410
Una prospectiva para la educación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 412

Bibliografía. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 417

Índice analítico. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 435

13

PRÓLOGO

Esta obra trata de las evaluaciones morales que hacemos del comportamiento
ajeno, de las instituciones sociales y de nuestro propio comportamiento como
individuos.Intenta presentar al lector los principales útiles conceptuales y teóricos
que han elaborado los filósofos en el curso de las épocas respecto de las cuestiones éticas,
de manera que le permitan adoptar una actitud más responsable tanto en sus juicios
como en sus acciones. Se inducirá al lector a desarrollar una autonomía que res-
ponda a las exigencias del pensamiento crítico.
Además, nos hemos fijado cinco objetivos conexos:

•Desarrollar la capacidad de reconocer las cuestiones éticas
Proponemos un gran número (más de una centena) de ejemplos de cuestiones
éticas. Además, se pide al lector familiarizarse con la lectura de artículos espe-
cializados de ética aplicada.

•Estimular la imaginación moral y la sensibilidad moral
Presentamos ejercicios con situaciones hipotéticas de contenido ético.

•Desarrollar el sentido de la obligación moral y de la responsabilidad
Ponemos de manifiesto la importancia de la coherencia interna de los juicios
que expresan “lo que yo debiera hacer” y de los que expresan “lo que yo que-
rría que hicieran los demás”. También examinamos la pregunta: “¿Qué clase de
persona quiero ser?”

•Favorecer una actitud de tolerancia en caso de desacuerdo con otros, pero también
una actitud de firmeza ante la incoherencia

Examinamos los límites de la concepción dogmática según la cual “necesaria-
mente tengo razón” y los límites de la concepción relativista según la cual “to-
das las ideas se valen”.

•Desarrollar la capacidad de argumentar bien
Ponemos el acento en la articulación de las posiciones y las teorías, y no sola-
mente en sus conclusiones.

Además, insistimos en el aspecto histórico, lo que permite situar las corrien-
tes de ideas y mostrar su continuidad. Ofrecemos asimismo un gran número de
textos que presentan a los filósofos de ayer y hoy en su trabajo de reflexión.

ESTRUCTURADELAOBRA

La obra está dividida en cuatro partes. La primera, intitulada La naturaleza de la
ética(capítulosIaIV), permite fijar los límites de la ética, situarla en la vida de to-
dos los días y precisar lo que significa adoptar el punto de vista moral. La segunda
parte,Los fundamentos de los juicios morales(capítulosVaVII), presenta tres grandes
concepciones de ética: el recurso al mandamiento divino, el recurso a lo que es na-
tural y el recurso al bienestar común. La tercera parte, La ética social(capítulosVIII
aX), trata de economía, democracia y justicia. La última parte, El universo de la éti-
ca.Antología, reúne diversos textos que muestran la multiplicidad de las dimen-
siones de la reflexión ética y de los dominios de su aplicación. Cuando el tema se
presta, en el curso de los capítulos remitimos a textos precisos de esta antología.
Al final de la obra se encuentra una sección intitulada Preguntas preliminares.
Aconsejamos al lector responderlas antesde comenzar su lectura. Intentan hacer-
le ésta más estimulante, permitiéndole seguir la evolución de sus posiciones so-
bre diversas cuestiones éticas.

AGRADECIMIENTOS

Quiero dar las gracias a todos los que participaron en la redacción de esta obra,
particularmente a Yvan Cloutier, Raymond Fredette y Jacques Pelletier, que hi-
cieron comentarios críticos sobre el conjunto del libro, así como a Jean Desclos,
Jocelyne Lacasse y Raymond Munger, cuya ayuda en ciertos capítulos es ina-
preciable. La revisión del manuscrito corrió a cargo de Jean Roy, cuyos juicio-
sos consejos no se limitaron a la revisión lingüística. Por último, doy las gracias
a los estudiantes del bachillerato de Sherbrooke y de la Universidad de Sher-
brooke a quienes he enseñado ética, y cuyas reflexiones alimentaron las mías.

PIERREBLACKBURN

14

PRÓLOGO

PRIMERAPARTE

LANATURALEZADE LAÉTICA

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->