Está en la página 1de 18

PROGRAMA DE ESTIMULACIÓN TEMPRANA EN EL

HOGAR
PARA NIÑOS DE 0 A 3 AÑOS

Autor: anónimo
INTRODUCCIÓN

Características Generales

El primer ciclo (0-3) se caracteriza principalmente por la satisfacción inmediata de las demandas
del pequeño/a en relación a sus necesidades básicas (alimentación, higiene y descanso), así como la iniciación de la
autonomía en contraposición a la total dependencia del primer año.
En estas primeras edades se forman las figuras afectivas (madre y padre, hermanos, abuelos,
maestro/a...) que los pequeños asumen como modelos y ejercen un fuerte efecto reestructurador en la formación de
su personalidad.
En este ciclo se atenderá al desarrollo del movimiento, al control corporal, a las primeras
manifestaciones de la comunicación y del lenguaje oral, a las pautas elementales de convivencia y de relación social
y al descubrimiento del entorno inmediato.
El educador de 0-3 años ha de tener, principalmente, una sensibilidad especial por percibir las
demandas de los niños, saber distinguir cuándo balbucean, voltean o gritan por el simple hecho de acompañar un
juego o por alguna necesidad concreta.
Después de esta percepción inicial se debe interpretar la demanda correctamente. Es decir, definir
si es una demanda de alimentación, de sueño, de higiene, de alteración del estado de ánimo, de juego, etc. A partir
de aquí, el adulto selecciona la respuesta más adecuada a su demanda y le contesta rápidamente.
Uno de los aspectos más importantes para el desarrollo emocional del niño/a es la satisfacción de
las necesidades básicas. Estas necesidades básicas son: fisiológicas, seguridad, amor, pertenencia, aprecio,
autoestima y autorrealización. Y esto se da en todas las edades, desde el mismo momento del nacimiento. Por
ejemplo: un niño de año y medio puede sentirse autorrealizado cuando, después de muchos intentos, consigue
llevarse la comida a la boca utilizando la cuchara.
Así, con estas orientaciones nuestros padres generan instancias de acercamiento a los
aprendizajes y por ende logros importantes para su hijo(a).
PROGRAMA DE ESTIMULACIÓN TEMPRANA

Contenidos: Horario Actividades Evaluación

Control de esfínter: Conozca el horario de - Entréguele autonomía a su Se evaluará en conjunto


El control de esfínter su hijo en que hijo(a) en relación a: con la profesora.
obedece a una madurez momentos realiza sus - Control de esfínter:
neuro-motora, o sea el niño necesidades básicas y Llévelo al baño y muéstrele - Se anexa un documento
debe estar consciente del conforme a esto donde debe hacer, haga de esta para que usted entregue su
hecho mismo. Un niño estructure el control situación algo satisfactorio, opinión al respecto.
debe controlar esfínter a de esfínter. entréguele un juguete favorito,
los 2 años en algunos se en todo momento háblele.
extiende un poco más.
Pero lo normal es que a los
3 años ya logre control.
La ejercitación del control
de esfínter es un tema, el
niño ya esta listo para
controlar cuando se hace y
se da cuenta de que esta
sucio y le avise después de
que haya hecho.

.
- Enséñele a lavarse los dientes
El cuidado de uno mismo: Al levantarse, antes de por si solo, lavarse la cara,
Énfasis en hábitos almorzar, después de secarse las manos, entre más
higiénicos. almorzar, antes de autonomía le entregue más
acostarse y durante el aprendizajes adquiere.
día en los momentos - Que intente vestirse solo, no
que se requiera importa que se demore. Que
reconozca su vestimenta.

Juego y movimiento
El cuerpo y la propia Realice juegos con su hijo(a)
imagen ,movimientos básicos como:
— Observación de su - Saltar, correr, trepar,
propia imagen reflejada en arrastrarse.
el espejo. - Que tome conciencia de su
__ Formación del esquema cuerpo, que toque su cabeza,
corporal. brazos y piernas. Muéstrele
como se hace, vaya repitiendo
las partes del cuerpo.
- Que se mire en el espejo, que
se reconozca, usted dígale su
nombre que toques las partes
del cuerpo y de la cara, que se
las muestre.
- Juegue a bailar con su hijo(a) y
así realizará diversos
movimientos con los brazos y
piernas.
- Utilice una pelota grande
(saltarina) para realizar
diferentes ejercicios,
acuéstelo(a) sobre la pelota que
el niño(a) sienta sus
movimientos, que ruede la
pelota, que juegue agotando
todas sus posibilidades.

Exploración de sensaciones - Realice experiencias de a


a través de los sentidos: través de los sentidos: con
• Estimulación táctil. agua, con arena, con algodón,
• Estimulación visual. con tempera, con greda, con
• Estimulación auditiva. semillas, con frutas, con
• Estimulación olfativa. colonia, con música (diferentes
• Estimulación gustativa. sonidos, fuertes-despacio). Que
toque, huela, todas la
actividades de experimentación
son importantes para su
desarrollo.

Motricidad fina
__ Entréguele papeles grandes
póngalos en la pared o en el
suelo que pinten con tempera o
coloree con lápices de colores
__ Perfeccionar la pinza
perfecta (dedo índice pulgar),
tomando con los dedos
pequeños objetos.
__ Manipular objetos de acuerdo
a sus posibilidades
__ Armar, rasgar, encajar,
amasar, arrugar, lanzar pelotas,
patear pelotas, picar papeles.
Pasarle al niño papeles de
diario para que intente cortarlo
con sus manos.
Lanza objetos
Sentar al niño en el piso y
pasarle papeles de varios
colores y pedirle que haga
bolas con ellos. Una vez
realizadas las bolas de papel el
niño intentará lanzarlas dentro
de una caja.
Colgar una cara de payaso con
la boca abierta y grande y
pasarle al niño varias pelotas de
colores para que lance a la boca
del payaso.
Poner un balde a una distancia
prudente y pasarle al niño
pelotas de goma para que lance
Contenidos intentando que las pelotas
Los primeros grupos caigan en el balde.
sociales
— Reconocimiento de su
familia: padres, hermanos y
abuelos. Que los reconozca en
fotos, que los salude cuando
llegan a la casa o cuando va a
visitarlos.
— Adaptación al medio escolar,
interacción con otros pares y
adultos, entregar instancias de
interacción en el parque, en
cumpleaños, en la calle con
otros niños y niñas.
— Reconocimiento de su
educador/a.
- Intégrelo a las rutinas
Lenguaje verbal familiares.

__ Utilizar diversas formas de


comunicación: a través de
gestos, palabras, pequeñas
frases.
— Comprender los mensajes
que le comunica el adulto:
Usted debe dar a conocer lo
que quiere de su hijo(a) a
través del mensaje oral
acompañado con la acción ej: si
usted dice “cuelga la mochila”,
usted debe llevar a su hijo(a) a
colgarla, una vez que esto se
hace seguido, el menor se
condiciona a la orden.
— Comunicarse a través de
gestos, movimientos y sonidos
corporales. Todo lo que usted le
habla a su hijo, debe ir
acompañado de algún gesto o
movimiento para que el niño
entienda lo que le quiere decir.
— Reproduzca sonidos de la
vida diaria. Nombre, muéstrele
y pásele objetos comunes,
intente que los nombre. Pídale
los objetos.
_ Ausencia y presencia de
objetos: Presente sobre una
mesa 1 objeto, intente que el
niño lo manipule, luego tápelo
con una mantita haga que el
niño se de cuenta de la
ausencia del objeto. Pregunte
¿Dónde esta?.
Refuerce cada logro con
afectividad (abrazos, caricias)
sin dulces.
— Observación y atención a
Actividad: Con mi familia
manifestaciones, sucesos y
de compras
acontecimientos del entorno
que el niño/a forma parte.

-Enséñele a comprender la
afirmación y negación (si-no), a
través de deferentes acciones.

-Realice en casa ejercicios de


soplo: apagando velas, con
burbujas, remolinos, tomar
agua en vaso o con una pajita.
Actividad: Soy Músico Escoja un momento en el cual
ni usted ni su niño tengan
hambre o esten cansados.

En la tienda, coloque al niño en


el carrito para que se siente
frente a usted. Recorra la
tienda despacio.
Permita que el niño toque los
objetos que van a comprar -- un
litro de leche fría, o la cáscara
de una naranja. Háblele sobre
cada objeto: "La cáscara de la
naranja se siente áspera. Toma,
tócala tú."
Asegúrese de nombrar los
objetos que ve en los estantes y
hable sobre lo que están viendo
y haciendo: "Primero vamos a
comprar un cereal. Mira, es una
caja grande con azul y rojo.
Escucha el ruido que hace
cuando agito la caja. ¿Puedes
hacer el mismo ruido? Ahora
vamos a pagar. Vamos a poner
los alimentos en el mostrador
mientras busco mi cartera. La
cajera nos va a decir cuánto
tenemos que pagar."
Anime a su niño a practicar
diciendo "hola" y "adiós" a las
cajeras y a los otros clientes.
Váyanse a casa antes de que el
niño se canse y se ponga
gruñón.
Los niños necesitan escuchar
muchas palabras para aprender
cómo comunicarse. Es
particularmente útil cuando
usted le habla sobre las cosas
que están sucediendo en ese
mismo momento.

Cante o tóquele grabaciones de


cantos infantiles. Anímelo a
participar activamente. Aunque
no se sepa la letra de la
canción, él puede imitar sus
movimientos, aplaudir o
tararear con usted.
Cuando el niño tenga mejor
coordinación física, anímelo a
moverse con al ritmo de la
música. Puede dar vueltas,
saltar, mecerse o caminar de
puntillas siguiendo el ritmo.
Busque grabaciones de varios
tipos de música. Ayude a que el
niño aprenda a seguir el ritmo
con palmaditas, a moverse con
música lenta y rápida y a
escuchar cuidadosamente
buscando sonidos especiales en
la música.
Incorpore la música
naturalmente a su rutina diaria.
Deje que su niño lo escuche
cantar mientras hace su
quehacer o cante con el radio o
la televisión o siga la música de
sus grabaciones en CD. Pídale
que cante con usted.

Introduzca la música a la vida


del niño tan pronto como sea
“A leer cuentos” posible. La música y la danza le
ayudan a escuchar, a coordinar
los movimientos de sus manos
y su cuerpo, y a expresarse
creativamente.

Desde su nacimiento, haga la


lectura en voz alta con su niño
una parte de su rutina diaria.
Escoja un momento tranquilo,
como justo antes de ir a la
cama. Esto le dará una
oportunidad de descansar un
poco entre el tiempo de jugar y
el tiempo de dormir. Si es
posible, lea con él enfatizando
un ambiente tranquilo
afectuoso y de gran
significancia. Mantenga la hora
de la lectura en voz alta como
un momento de tranquilidad y
comodidad para que su niño la
espere con anticipación.
Trate de leer con su niño todos
los días. Al principio lea sólo
unos cuantos minutos a la vez,
varias veces al día. Al ir
creciendo, su niño le hará saber
si quiere que usted le lea por
más tiempo. No se desanime si
algún día no puede leer con él o
si no siempre es posible
mantener la misma rutina.
Simplemente regrese a la rutina
tan pronto como sea posible.
Ante todo, asegúrese que la
lectura siga siendo divertida
para ambos.
Dele al niño un libro con
grandes láminas para que lo
vea, lo toque. Permita que
hojee el cuento, que lo mire. Al
crecer un poco más, ponga sus
libros en repisas o en una
canasta que el niño pueda
alcanzar. Aliéntelo a explorar
sus libros.
Demuestre entusiasmo al leer.
Lea con expresión. Haga la
lectura más interesante al leer
con distintas voces para los
personajes de la historia,
agregando efectos de sonido y
usando gestos y muecas.
Tenga a la mano material para
escribir como crayones, lápices
y papel.

RECOMENDACIONES GENERALES:

- Cuando se dirija a su hijo(a) es importante que utilice un lenguaje apropiado y no infantil.

- Elimine el uso de tetes y mamaderas, estos elementos obstaculizan el desarrollo verbal de su hijo(a). No
dé alimentos en base a papillas.

- Refuerce los logros a través de caricias, abrazos, aplausos no con golosinas.

- Elabore un horario durante el día, así podrá organizar la jornada de su hijo.

- Si va pasando el tiempo y su hijo aún no comprende recorte diferentes acciones y péguelas en diferentes
lugares o muéstreselas para que las comprenda. Ej: si usted quiere que su hijo permanezca sentado,
pegue una tarjeta con esa acción (un niño sentado), en la silla donde su hijo(a) se sentará, de esta manera
comprenderá mejor lo que necesita realizar. Lo mismo cuando se lave los dientes, pegar una tarjeta cerca
del lavamanos con la acción correspondiente.