Está en la página 1de 199
Hans Jonas El principio de responsabilidad Ensayo de una ética para la civilizacién tecnolégica Introduccién de Andrés Sinchez Pascual SOLIOG, wa e = PN ol mercada st. & “iy yays ' Le fotocopia no mata Ze lira BARCELONA EDITORIAL HERDER. 1995 Veni atlas de Jv, MP Finns Reno ‘did pot Cleo de Lets, de le obea de Han fsa rome Pentwor Tal Yea, refed Mena 1088 ih dee exit: Csn0 Baw ( Hoc 199 td Ve, Fale am Main de Le adi Janer Forme Reape 194 © 198) Empre Biol Herder SA. alma or mp 0 pron mode. ‘ine ems peso pre Introduccién En Occidente siempre ha sido ~y es= pequetio el niimero de quienes son capaces de ejercer piblicamente el oficio de «grandes viejos sa- bios»; personas de las cuales se espera una palabra sensata y esclare- cedors en los grandes debates politicos y morales; hombres cuya voz. se escucha como la més prudente, pues viene avalada por toda una vida en la que han ido alcanzando, con tanteos y esfuerzos, eso tan improbable que se llama «sabidurfas, Hasta hace muy poco tiempo Hans Jonas desempeiié con energia y elocuencia esa com- prometida funcién. Cuando fallecid, els de febrero de 1993, parecid extinguirse una voz, unaconciencia siempre alerta y preocupada por el porvenir del mundo. Mas si esas personas han dejado como lega~ do suyo libros en los que continiia resonando su voz, los sobrevi- vientes pueden seguir escuchando, sin duda por mucho tiempo, in- dicaciones y advertencias que harin bien en tener en cuenta. Es el aso de la obra que aqui se publica. Hans Jonas nacié en 1903 en Ménchengladbach (Alemania), Era de familia y confesidn judiss, circunstancia ésta que tuvo importantes consecuencias en su peripecia vital. En este libro tan denso, tan in trincado en ocasiones, cuando trata delicados problemas de ética, hay un emocionado recuerdo para su padre. Dice asi: «Mi padre, que era el mayor de nueve hermanos, tuvo que ocupar temprana~ mente el puesto del cabeza de familia ~como sucedfa por aquel en- tonces en las familias judias— antes incluso de haber terminado el bachillerato (pese a haber sido un excelente alumno). Hubo de con- seguir una dote para sus hermanas y tuvo que proporcionar a sus hermanos los estudios universitarios con que él habia sofiedo. La 6 EL PRINCIPIO DE RESPONSABILIDAD afliccién producida por este sacrificio que el deber le impuso lo acompaiis durante toda su diligente y préspera vida de fabricante (en este caso, ademis, sin buscar refugio en aficiones favoritas ex- traprofesionales, excepto la més excelente: ver cumplido su suefio en su hijo). Si la vida de sus hermanos que pudieron estudiar en la uuniversidad fue més rica que la suya, no lo sé; pero si sé que no fue mas moral (pp. 328-329)». El periodo de formacién espiritual de Hans Jonas coincidié con los aitos mas esplendorosos culcuralmente de la Republica de Wei- mar. Ya en su época de bachillerato habia estudiado con atencién a los profetas de Israel. Su primera lectura filosofica fue una obra de Kant: Fundamentacién de la metafisica de las costumbres. En unis ‘curso pronunciado en octubre de 1986 en la Universidad de Heidel- berg, con motivo del sexto centenario de su fundacion, Hans Jonas describié emocionadamente su vida de intelectual, que abarca, se- gin él, tres etapas. La primera lo condujo en 1924, recién terminado el bachillerato, a la Universidad de Freiburg. Fue alli a escuchar a un profesor entonces casi desconocido: Martin Heidegger. De él dice Jonas que fue durante mucho tiempo su maestro decisivo. En 1924 Heidegger se trasladé ala Universidad de Marburg y Jo- nas siguid a su maestro. En Marburg entr6 en contacto con Rudolf Bultmann, el gran tedlogo, e ingres6 en su seminario neo-testa- mentario, a la vez que proseguia sus estudios con Heidegger. Un trabajo presentado a éste sobre el problema de la libertad en san Pablo y san Agustin fue su primera publicacién, Dado el peculiar intercambio de discfpulos que entonces existia entre Bultmann y Heidegger, Hans Jonas, con la aprobacién de este ultimo, realizé su tesis doctoral con el primero. El tema: la gnosis antigua como tras- fondo espiritual del cristianismo primitivo. Jonas abord6 este cam- po, hasta entonces dominio casi exclusivo de historiadores de la Iglesia y de los dogmas, con armas filosdficas: las del anilisis exis- tencial aprendido en las clases de Heidegger. EI primer tomo de ese trabajo (La gnosis mitoldgica), que supu- so una renovacién total de los estudios sobre el tema, se publicé en 1934, cuando ya Hans Jonas se habia visto obligado a abandonar Alemania, El suefio de una carrera académica habia quedado bru- talmente truncado por la llegada del nacionalsocialismo al poder, Frente a la opinién de muchos amigos y compaiieros suyos que INTRODUCCIO: pensaban que la dictadura serfa breve y ligera, Jonas, al despedirse de ellos, es dijo: «No volveré a poner los pies en este pais a no ser como miembro de un ejército armado», Esta profecia se cumpliria doce aiios mas tarde. Sionista convencido desde su juventud, Hans Jonas, tas una breve estancia en Inglaterra, se traslad6 entonces a Israel. Alli in- res6 en la Haganah —una organizacién judia de autodefensa-, en Haus perrusaest6, como ofkral de arilariyhnrtaigupy Alempe: zar la Segunda Guerra Mundial Jonas se incorporé como volunta- rio a la Brigada Judia que luchaba en el ejército briténico contra los nazis. Asi entré en Alemania en la primavera de 1945; alli se enterd de que su madre habia muerto en el campo de concentracién de Auschwitz, mientras que su padre habia fallecido en 1937. Campli- da su mision bélica, Jonas regres6 a Israel. Iba a comenzar la se~ gunda etapa de su itinerario espiritual. En 1949 fue llamado a la McGill University de Montreal; mas tarde ensefié en la Universidad de Ottawa, de donde pas6, en 1955, a la New School for Socis! Research de Nueva York. En ella im- partié clases durante més de veinte afios. Hans Jonas ha explicado cémo esta segunda etapa se prepar6 ya durante su vida de soldado en la Segunda Guerra Mundial. Alejado de la investigaci6n histéri- ca, sin libros ni bibliotecas, se vio remitido a lo més inmediato: el cuerpo, el organismo, cosis de las que sélo abstractamente habia ofdo hablar en sus afios universitarios. El problema del dualismo psicofisico, con el que ya habia tropezado en sus estudios sobre la gnosis antigua, se le present entonces como Ia tarea capital que era preciso resolver. A cella se entregé durante toda su vida de profesor universitario en Norteamérica. En contacto permanente con desta- cados representantes de las ciencias naturales, Jonas culminé su ta- rea con la publicacién, en 1966, del libro The Phenomenon of Life. Toward a Philosophical Biology. En 1973 se publicé la edicién ale- mana, corregida y amplisda, con el titulo de Organismus und Freiheit. Anfsitze zu einer philosophischen Biologie. Cuando Hans Jonas se jubilé de sus tarcas docentes era una per- sonalidad conocida sobre todo entre los estudiosos de la Antigiie~ dad tardia, por sus estudios sobre la gnosis, Pero en modo alguno disfrutaba de la fama mundial que alcanzaria poco més tarde. Pues ¢s tras la jubilacidn cuando comienza la tercera etapa de su vida in-