Está en la página 1de 3

HOMOVIDEMS

La exposición comienza con la explicación de las compañeras acerca de cómo ha


ido evolucionando el hombre del mono y que después de muchos años pudimos
hacernos del nombre de homo-sapiens. Sabemos que el ser humano viene de la
familia de los monos y que ahora podemos presumir de una inteligencia superior a
la de ellos.

El ser humano fue desarrollando poco a poco la capacidad de comunicarse a


través de señas, sonidos y después de un lenguaje. El lenguaje del hombre influye
pensar, hablar y conocer: al pensar no es necesario ver y eso lo podemos ver en
las personas que de nacimiento nunca han visto y tienen grandes capacidades.
Lo que hizo que el ser humano se “civilizara” fue el hecho de empezar a usar un
lenguaje oral y escrito.

La exposición se sigue con el uso de las tecnologías como lo son el teléfono,


telégrafo que hace unos cuantos años era la forma más fácil de comunicarse
rápidamente cuando te encontrabas lejos de una persona. Otro de los inventos
más sorprendentes para la población fue la televisión que llego para sorprender a
muchos con esa “imágenes movibles”.
Sin embargo nunca se imaginaron que la llegada de la computadora y poco
después la del internet fuera capaz de muchas más cosas que la televisión, pues
estos dos juntos nos ayudan a obtener todo tipo de información y poder
comunicarnos de forma más fácil con personas que se encuentran en cualquier
lugar del mundo.

La televisión ha formado otro tipo de ser humano ya que somos completamente


visuales. También ha sido la primera escuela del niño pues desde pequeños
hemos estado en contacto con el televisor. A pesar de que un niño de tres años no
entiende lo que se le quiere transmitir a través de esta el puede quedarse muchas
horas frente a ella hipnotizado por las imágenes.

La televisión puede traernos información distorsionada es por eso que sólo hay
que tener cuidado con que es lo que vemos y escuchamos en ella.

“El niño a los treinta años es un adulto empobrecido”