DESERCIÓN En la terminología militar, la deserción es el abandono de su deber en una declaración de guerra o en batalla o su puesto asignado en el momento que se dé la orden

de retirada,asedio, invasión, incursión por parte del enemigo, igualmente durante una emboscada o swarming; también cuando se comete un fragging contra los propios compañeros de armas o en ocasiones cuando hay ocupación militar y parte del enemigo deserta. El desertor puede ser un militar de cualquier rango desde un soldado hasta un General de Ejército, el cual es un individuo que forma parte de unas Fuerzas Armadas, ostentando unpuesto jerárquico, (rango o grado) dentro de las mismas, y que sin el permiso de su superior en rango abandona su designación. Cuando es un recluta, no es un desertor, sino un prófugo. Se aplica el Derecho militar por ejemplo, el Código de Justicia Militar al militar que ocasione deserción, y suele considerarse un delito, y muy grave en tiempos de guerra. En esa situación se les exige presentarse ante un Consejo de guerra, Corte marcial o Tribunal de justicia, siendo eventualmente objeto de una sanción penal. El desertor tiene derecho a un abogado para defenderse ante los tribunales, conforme al Derecho Internacional, Derecho Internacional Humanitario, particularmente los Convenios de Ginebra, y los tratados sobre Derechos Humanos. De todos han existido casos en que se ha indultado, por parte del Poder ejecutivo, a los desertores, siendo así perdonados. MAGISTRADO PONENTE Dr. HÉCTOR MANUEL CORONADO FLORES La Corte Marcial actuando en funciones de Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal Militar con Competencia Nacional, con sede en Caracas, integrada por los jueces General de Brigada (EJ) DAMIÁN ADOLFO NIETO CARRILLO (ponente), Coronel (GN) MATILDE RANGEL DE CORDERO y Coronel (AV) EDALBERTO CONTRERAS CORREA, declaró sin lugar el recurso de apelación propuesto por la defensa contra la sentencia dictada por el Tribunal Militar Primero de Juicio del Circuito Judicial Penal Militar, con sede en Caracas, Distrito Capital, que CONDENÓ al acusado Sargento Segundo (EJ) JULIO CÉSAR GARCÍA ROMERO, venezolano y con cédula de identidad N° 14.528.235, a la pena de CINCO (5) AÑOS, CINCO (5) MESES y QUINCE (15) DÍAS DE PRISIÓN, por la comisión de los delitos de SUSTRACCIÓN DE EFECTOS PERTENECIENTES A LA FUERZA ARMADA NACIONAL y DESERCIÓN SIMPLE EN TIEMPO DE PAZ, previstos en los artículos 570, numeral 1, 523, 527, numeral 1, y 528, del Código Orgánico de Justicia Militar. Contra dicho fallo propusieron recurso de casación las abogadas ZORAIDA DURÁN DE TORRES y RAYZA TORRES DURÁN, inscritas en el Instituto de Previsión Social del Abogado bajo los Nros. 22.158 y 107.977, respectivamente, en su carácter de defensoras de los acusados. Transcurrido el lapso legal para la contestación del recurso, sin que se llevara a cabo la realización de tal acto, fueron remitidas las actuaciones al Tribunal Supremo de Justicia. Recibido el expediente, el día 8 de febrero de 2006, se dio cuenta en Sala de Casación Penal y se designó ponente al Magistrado Doctor HÉCTOR MANUEL CORONADO FLORES, quien con tal carácter, suscribe la presente decisión.

pudo determinarse que el mismo estuvo por los alrededores de las Filas de Mariche varios días. serial 1HTWAAAR04J089176. . donde manifestó haber elaborado la Opinión de Comando de fecha 08ENE03 y la Nota Informativa del 15SEP04. Y así se declara . como también del Maestro Técnico de Segunda (EJ) LANDAETA GARCÍA. queda demostrado el animus del agente. color verde. donde debió haber retornado debido a la orden emanada del Coronel (EJ) MORALES. queda demostrado plenamente el delito de Deserción. hacia la ciudad de Maracay. 4DBLIN. luego de analizar la declaración del Coronel (EJ) EVELIO MORALES JIMENEZ. En cuanto al delito militar de Deserción. animus remisi habendi . quienes se comunicaron con él. agotó todos los recursos a fin de obtener el regreso del citado acusado y del camión en los días previos al despliegue de la Operación República del 15AGO04. a fin de orientarlo y guiarlo. que orientó al personal bajo su mando de las consecuencias derivadas del delito de Deserción.Cumplidos los trámites procedimentales del caso. acantonado en el Fuerte Guiacaipuro de Charallave. por tanto queda demostrado plenamente el delito de Sustracción de Efectos Pertenecientes a las Fuerzas Armadas. así como también el hecho de no presentarse a su Unidad entre el 12DIC02 y el 08ENE03. en el Estado Miranda. camión volteo marca internacional. y era guardado en un estacionamiento. quedando a la orden de la 4ta. con sede en Caracas. para hacer de ella un uso determinado: Cumplir trabajos A/O. Que de las gestiones practicadas por el Coronel (EJ) EVELIO MANUEL MORALES JIMENEZ. serial tolva 6795. según consta en la Hoja de Comprobante de Movimiento de Materia. éste hace caso omiso y permite establecer que se adueña del bien confiado. para hacer efectiva la ubicación del vehículo y del Sargento. de continuar transgrediendo la norma in comento. Así se declara . su jefe inmediato en Maracay. División Blindada. puesto que el Sargento Segundo (EJ) JULIO CÉSAR GARCÍA ROMERO. Que el Sargento Segundo (EJ) GARCÍA ROMERO. de acuerdo a sus funciones como Comandante de Unidad. Que el camión al ser recuperado estaba en condiciones óptimas de operatividad puesto que fue trasladado hasta el Fuerte Guaicaipuro luego de ser interceptado e inmediatamente llevado a la Fiscalía Militar en Caracas. lugar totalmente alejado de donde fue comisionado. modelo 7300. ayudante del Comandante de dicha División Blindada. bajo un título legítimo y de la Boleta de Comisión de fecha 15MAR04. Francisco de Paula Avendaño . que en lo personal no tenía nada contra el Sargento. era Jefe de la Comisión y conductor del vehículo militar asignado objeto de esta controversia. y al ser requerido su regreso. asignado al 405 Batallón de Ingenieros de Combate. para ejecutar unos trabajos en esa Ciudad bajo la supervisión y control del Maestro Técnico de Segunda (EJ) LANDAETA GARCÍA. por tanto. Que el Coronel (EJ) EVELIO MANUEL MORALES JIMENEZ. así como también de la Unidad asignada. salió del 405 Batallón de Ingenieros de Combate G/J. estableció los siguientes hechos: el Sargento GARCÍA ROMERO. pasa la Sala a pronunciarse sobre la admisibilidad o desestimación del recurso propuesto en los siguientes términos: DE LOS HECHOS El Tribunal Militar Primero de Juicio del Circuito Judicial Penal Militar. en enero del dos mil cuatro. Que el Sargento hizo caso omiso a las instrucciones tanto del Coronel MORALES como de los Oficiales del Batallón Avendaño. que se entrevistó en varias oportunidades con el hoy acusado. recibió un bien perteneciente a la Fuerza Armada Nacional.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful