Dame tu mano mi amor. Dame tu mano y camina conmigo, siéntate junto a mí, cuéntame tus sueños.

Dame tu mano y ábreme tu corazón, dime todo lo que piensas, lo que sientes, porque nada me hace más feliz que escucharte. Dame tu mano y no la soltare jamás porque quiero que hagamos un camino juntos. Dámela y la sostendré con ternura porque quiero que estés conmigo siempre. Dame tu mano: necesito de ti y tu compañía, porque he des cubierto que te amo con todas las fuerzas de mí ser. Mi amor, tú eres el amor verdadero y único de mi vida, esa luz que está en mi destino desde siempre. Por eso te pido que mires en mis ojos lo que las palabras no saben decir y que tus manos tomen las mías en esta promesa de amor. Te doy mi mano, y con ella te entrego mi alma y mis sueños, te entrego mis proyectos, pongo en tu todas mis ilusiones. Pongo en tus manos mi vida y te digo que caminare a tu lado cualquier camino que se abra ante nosotros. Con tu mano en la mía no hay temores, con tu mano en la mía no hay dudas, no hay nube que no pueda disiparse, ni problema que no pueda resolverse. Porque cuando nuestras manos se unen, sucede algo mágico y de esa unión milagrosa surge la capacidad de vencer la obscuridad, de abrir todas las puertas, de hacer realidad los deseos. Mi amor dame tu mano y si logramos que ese hilo de confianza se mantenga entre nuestros corazones, nuestro amor será eterno.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful