P. 1
10 consejos para mejorar la mala conducta en los niños

10 consejos para mejorar la mala conducta en los niños

|Views: 433|Likes:
Publicado porMaggy Contreras

More info:

Published by: Maggy Contreras on Apr 23, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/16/2013

pdf

text

original

10 consejos para mejorar la mala conducta en los niños

Lo que sigue es una guía de 10 puntos para manejar la conducta de su hijo. Aunque se considera que cada uno de ellos es igual de importante, los tres primeros se posicionan privilegiadamente al considerar que proveen la base sobre la cual los padres pueden manejar exitosamente el comportamiento de sus hijos. 1) Relación padre/hijo. Esto está en primer lugar de la lista porque todos los demás dependen de éste. Básicamente, si usted no ha esta blecido un sólido apego y cariño entre usted y su hijo que esté caracterizado primariamente mediante mirada positiva (de su parte), usted no tiene la base necesaria desde la cual manejar exitosamente la conducta. Los niños hacen lo que sus padres dicen primariamente porque a los niños les importa lo que piensan sus padres de ellos o cómo se sienten sobre ellos. 2) Pasando tiempo o ³tiempo de suelo´. Esta regla va de la mano con la anterior. Usted debe pasar tiempo con su hijo en una base regular que no esté centrada alrededor de los problemas de conducta, y este tiempo debería ser usado para jugar, conversar, y actividades constructivas de relación. Cuanto más amor y comprensión sienta su hijo por usted, más fácil será manejar su comportamiento. 3) Desarrollo de conocimiento. Asegúrese de saber lo que su hijo es capaz de hacer dependiendo de su edad. Muy a menudo los padres personalizan las malas conductas de sus hijos como si lo estuvieran haciendo ³a propósito´. A veces esto es cierto, pero muy a me nudo es bastante natural para su edad de desarrollo. Conocer esto lo ayuda a ver a ver el manejo de conductas más objetivamente y menos reactivamente. 4) Clara delineación de reglas. Esto puede parecer sencillo, pero es muy fácil encontrarse metiendo l a pata en reglas que usted mismo planteó. Igualmente, es igual de problemático si usted no plantea cada parte de las reglas de manera clara y concisa. No plantee muchas reglas juntas, especialmente con niños pequeños. Haga una muy clara definición. Cuanto más pequeño es el niño, más exactas deben ser las palabras. 5) Refuerzo positivo. Atienda, aplauda, felicite, abrace a su hijo cada vez que el niño se comporta exitosamente en la manera que usted lo ha prescripto. Sea

cuidadoso, sin embargo, de no usa r inductores materiales para la buena conducta (tales como comprar nuevos juguetes, etc). Los refuerzos deberían estar centrados alrededor de sentimientos de autoestima, cumplimiento y cooperación. Haga algo con su hijo tal como jugar un juego, ir al parqu e, o simplemente dar elogios verbales y apreciación como recompensa. 6) Proveyendo consecuencias. Para reglas que no parecen ser seguidas usando refuerzo positivo, los padres deben establecer consecuencias por fallas en la obediencia. Estos deben ser r ealistas, coincidir con la naturaleza de la infracción, y enseñar algo si es posible. Luego, deben ser consistentemente reforzados. Comience con pequeños tiempos limitados de ³tiempo fuera´ como consecuencias (esto es, que permanezca quieto en un lugar a l a vista los minutos equivalentes a su edad); y luego lentamente aumente el tiempo o intensidad de la consecuencia por repetir las mismas infracciones (quita de privilegiostales como tv, un juguete, etc). Cuando pueda, use consecuencias naturales. Un ejempl o sería que se utilice el dinero de su alcancía para reponer algo que haya roto. 7) Repetición. La repetición es una parte integral de todo aprendizaje y dominio. ³Si al principio no tiene éxito, trate de nuevo´. Decida cuántas veces repetirá una orden antes de actuar sobre ella. Realmente no debería ser más de dos o tres veces para el niño más pequeño y menos para uno mayor. Usted podría comenzar dando advertencia de lo que sucederá si no se sigue la regla, y luego continuar con la consecuencia si la a dvertencia es ignorada. 8) Consistencia. Tener consistencia en las reglas y tenerla al aplicar las consecuencias son ambas muy importantes. Los niños naturalmente buscan escapatorias tales como desafiar su paciencia cuando está cansado. Pero estos son momentos en los que la consistencia es más importante y efectiva. 9) Acuerdo entre padres. Si dos padres están involucrados, deben estar de acuerdo con cuáles son las reglas, cuáles son las consecuencias, y cuáles son los procedimientos para llevar a c abo las consecuencias. Nunca deje a un niño quedarse en lo que el otro padre haya dicho sin chequear primero y estar seguro de la ocurrencia de los hechos, y asegúrese que usted y su compañero están en completo acuerdo con las reglas antes de tratar de ref orzarlas. 10) Modelo de conducta. Como siempre, quien usted es y cómo actúa es la más potente quía y maestro para su niño. Trátelo/a con respeto en todas las situaciones, y esfuércese para manejar su conducta con actitud calma que

viene de su entendimiento de que el auto -control es sumamente importante para usted y su hijo. Por Lic. Martín Orellano

Lee mas en:http://www.enplenitud.com/familia/malaconducta.asp#ixzz1DUXF0b32 Descarga libros gratis en http://www.enplenitud.com/libros

DEPRESIÓN INFANTIL, MÁS COMÚN DE LO QUE PIENSAS El comportamiento agresivo, errático, o problemático de su hijo, puede ser un síntoma de su depresión. ´La depresión es trágica para cualquier persona, pero es especialmente devastadora para los chicosµ, afirma Ana Liscovich, una psiquiatra especializada en terapias para niños.
Esto es para ocuparse, pero no para preocuparse: hoy en día existen un gran número de tratamientos que combaten la depresión de los chicos, y que también la previenen. La depresión es algo más que sentirse triste, afirma esta doctora. En la depresión, la tristeza es demasiado larga, las sensaciones son demasiado intensas, e interfieren con la vida normal del niño. Esta enfermedad puede ser difícil de diagnosticar en los jóvenes, y se lo suele tomar como problemas de déficit o desorden de la atención, dificultades para comprender, hiperactividad, cansancio, u otro tipo de problemas comunes en los niños. Sin embargo, un estudio difundido por el National Institute of Mental Health de los Estados Unidos, señaló que del 7 al 14 por ciento de los chicos experimentan una depresión importante antes de los 15 años.

Además, la doctora Liscovich afirma que el suicidio adolescente continúa siendo un problema significativo para las políticas de salud, y que este se asocia a la depresión sin tratar. ³La depresión suele tardar m ucho en diagnosticarse´, señala Liscovich, al tiempo que agrega que ³si los padres sospechan que su hijo puede llegar a sufrir una depresión, deben tomar nota sobre su comportamiento y buscar la ayuda de un profesional´.

Las señales de depresión suelen i ncluir: Tristeza permanente Poca capacidad para disfrutar las actividades que solía realizar Actividad excesiva, o muy baja Irritabilidad Quejas frecuentes de enfermedades físicas, tales como dolores de cabeza o de estomago Faltas frecuentes o poca respon sabilidad en la escuela Aburrimiento persistente, baja energía, o poca concentración Cambios importante en las costumbres habituales de sus comidas o su sueño Los recientes estudios han evidenciado importantes resultados en las terapias psicoanalíticas. Para los casos más complejos, también hubo avances positivos con el uso de psicofármacos antidepresivos. Si su hijo exhibe síntomas de depresión, entre en contacto de forma urgente con un profesional de la salud mental. La depresión y sus causas Los expertos piensan que la depresión es causada tanto por factores biológicos como ambientales. Los chicos que tengan antecedentes familiares de depresión, abuso de alcohol o drogas, o estrés tienen un riesgo más alto de sufrir esta enfermedad. La doctora Liscovich recomienda lo siguiente para disminuir este riesgo: Sea siempre franco y honesto con su hijo. No lo sobreproteja.

Déle siempre la confianza necesaria como para que pueda contarle todo. Edúquelo con disciplina, pero déle espacios para poder manejarse en libertad.

Lee mas en:http://www.enplenitud.com/salud/depresioninfantil.asp#ixzz1DU YyJgy5 Descarga libros gratis en http://www.enplenitud.com/libros

La importancia del rol paterno
¡ No subestime la importancia del modelo masculino que todo hijo debe tener en su vida ! Mientras que las madres tienden a dominar la educación de los hijos, los padres también desempeñan un papel muy importante en su desarrollo psicológico, emocional, y social.

³Los hombres pueden tener mucha influencia en sus hijos, sin necesidad de sacrificar su µmasculinidad¶: solo deben hablar y pasar más tiempo con ellos´ dice Mario Kremer, un psicólogo especializado en terapia familiar. Los niños que desde el nacimiento crecen con una gran influencia de sus papás en su educación, tienen estos beneficios:
y

Identidades más definidas

y

Mayor capacidad de tener y conservar lazos significativos

y

Mayores habilidades para desempañarse solos

³Por otra parte, está comprobado que las personas que mejor se desarrollan en su adultez, son aquellos que mayor contacto tuvieron con sus papás´ afirma Kremer, al tiempo que agrega que ³ellos aprenden formas más sanas de competir y de potenciar y maximizar sus capacidades´. Asimismo, las hijas también necesitan de la influencia de sus papás, para sentir una seguridad que sólo el género masculino puede otorgarles. Y en ambos casos, es decir tanto en los chicos como en las chicas, es fundamental la presencia de un hombre adulto ±con un rol activo- en el hogar, particularmente porque entre sus 9 y 11 años, ellos exploran su propia identidad, y el padre es el único que puede balancear el cuadro previamente dominado por la madr e. En sus años de adolescencia, cuando deben enfrentarse a la independencia y la responsabilidad, los niños necesitan de modelos masculinos y femeninos para fijar sus comportamientos y sus límites, valores que le durarán hasta la edad adulta. A veces, los padres tienden a desestimar su rol y el valor su implicación en la educación de sus hijos, bajo el argumento de que deben ocuparse de cuestiones mucho más importantes para el funcionamiento del hogar, como el trabajo o alguna reparación. Pero« ¿Qué puede ser más importante que la crianza de un hijo? Nada repone el tiempo perdido en la educación de un niño, algo que no es en absoluto un trabajo, sino un placer. Y los padres ausentes deben saber que su ausencia durante el desarrollo de su hijo, es a menudo ³ reprochada´ (aunque en términos mucho más duros) durante la adultez de éste. Las formas de implicarse con la educación de un hijo incluyen:

y

Formar un ³equipo´ para ayudar en las tareas cotidianas de la casa. Disfrutar de pasatiempos juntos. Sostener conversaciones y confidencias. Para esto, es muy bueno hacer una salida de fin semana a algún campo cercano o zona suburbana.

y

y

y

Ser sensible a las necesidades de su hijo, y responder a ellas. Participar en la disciplina y el cuidado del hijo, junto a la madre.

y

En las familias donde no exista la figura paterna, la madre debe tratar de encontrar una figura masculina que reemplace este papel, y se convierta en un modelo positivo para sus hijos. Los hijos (especialmente los varones) necesitan de esa figura d urante su adolescencia temprana, y pueden beneficiarse mucho construyendo un lazo fuerte y sano con un abuelo, un tío, un líder de grupos juveniles, un sacerdote, o aún un amigo varón que asuma un rol protector.

Lee mas en:http://www.enplenitud.com/familia/rolpaterno.asp#ixzz1DUaBtv CP Descarga libros gratis en http://www.enplenitud.com/libros

Cómo hacer una crítica constructiva
¿Cómo hacer una crítica constructiva? Si cada vez que alguien pide tu opinión acerca de algo, es la última vez que ves a esa persona, tal vez, necesites aprender a hacer una crítica constructiva.
A continuación, te acercamos algunas ³reglas de oro´ para que tus comentarios logren ser útiles y no causar ofensa al mismo tiempo. Ahora, podrás dar tu opinión sin miedo a terminar con una amistad.
y

Omite los rasgos de personalidad Si quieres que tus críticas saquen lo mejor de alguien, elimina de tu c rítica la necesidad de atacar uno de los déficits de su personalidad. Si comienzas trayendo a la luz ciertas deficiencias de personalidad, es posible que tu contraparte interprete tus comentarios como un ataque personal, haciendo que tu punto pierda toda v alidez para sus oídos insultados. Desde luego, es

imposible separar del todo a la persona de su trabajo, pero deberás hacer el esfuerzo en vistas de construir una verdadera crítica constructiva.
y

Busca un lenguaje apropiado Cada una de las palabra s que dice puede hacer la diferencia. Para bien o para mal. Usar terminología hermanada al asunto en cuestión mantendrá la crítica constructiva dentro de un nivel profesional, más allá del abordaje. Además, puedes lanzar incluso la crítica más severa con e l lenguaje adecuado. Empezar una frase con ³A mi me parece que...´, o ³Puedo equivocarme, pero creo que...´ hace que sea menos probable que tu punto se vea envuelto en aires de hostilidad o arrogancia.

y

Opina sólo si estás informado La eficacia de la crítica constructiva está en directa relación con la credibilidad de su fuente. A la inversa, pocas cosas pueden estropear tu autoridad con tanta velocidad como el hecho de basar tus comentarios en puntos equivocados. Al mismo tiempo, al presentar un e rror como una verdad indiscutible, podrías hacer que todo termine en un verdadero desastre.

y

Mantén tus emociones bajo control Ofrecer una crítica constructiva requiere que neutralices cualquier elemento emocional en vistas de eliminar las influenc ias. En cierto punto, puede ser imposible separarte completamente de tus emociones. Tal vez, al dar tu opinión hagas que la otra parte sienta cierto grado de vergüenza o incomodidad. No obstante, es muy distinto hacer sentir humillación, y esto seguro será contraproducente a la intención de ofrecer una sincera crítica constructiva. Por otra parte, recuerda mantener bajo control tus sentimientos, ya que suelen ser susceptibles a tendencias y predisposiciones que pueden desacreditarte. Sólo de esta manera evi tarás la subjetividad.

y

Concéntrate en qué puede hacerse, y no en lo que ya está hecho Haz referencia a las oportunidades específicas de mejoras y evita hacer foco en los errores cometidos o en las incapacidades. Mantener tus críticas en un marco de positivismo es esencial y prudente al mismo tiempo. De hecho, es menos rudo para la persona escuchar que ha pasado por alto una oportunidad que decirle que sus actuales ideas son incompetentes o defectuosas.

y

Busca crear lazos de empatía Uno de los pasos más poderosos que puedes dar antes de hacer tu crítica constructiva es también uno de los pasos más sencillos y compasivos: detente por un momento y recuerda aquella ocasión en que estuviste en una situación similar a la de tu contraparte. Te se ntías vulnerable, bajo ataque directo, y tu naturaleza humana estaba a la defensiva. Ahora, tenlo en cuenta antes de abrir la boca.

y

Utiliza la razón, no la preferencia personal Cualquier tipo de crítica se sustenta sobre la base de tu predisposición natural. No obstante, puedes superar esto recordando que los comentarios que se basan en la razón tienen menos probabilidades de ser refutados por otros argumentos, posiblemente también válidos y de la misma naturaleza. Es difícil para cual quier persona defender el sinsentido ante la estabilidad de la lógica, pero es fácil desechar las críticas basándose en los caprichos del gusto y del disgusto. Tus credenciales tienen a desaparecer cuando tus comentarios comienzan a surgir de preferencias caprichosas.

y

Otorga tiempo para una respuesta Una de tus posibilidades es hacer una pausa entre cada crítica y dar a la otra persona la posibilidad de explicarse. El acto de ofrecer una explicación, por más débil que ésta sea, es intelectualmente satisfactorio: ayuda a mantener su ego tan intacto como sea posible a la vez que evita que la situación lo abrume. Además, darás la imagen de ser una persona justa y de mente abierta, incrementando así tu credibilidad mientras disminuyen las probabilidade s de que cualquiera de tus críticas constructivas sea pasada por alto u olvidada.

Las cosas como son Dar una buena crítica constructiva posiblemente no vaya a hacerte ganar muchos amigos en el corto plazo, pero tampoco debería crearte un ejército de enemi gos. Cuando la crítica es formulada con un apropiado equilibrio de tacto y autoridad, te permitirá ganar incluso algo mucho más importante: un respeto duradero y un mayor grado de productividad de parte de la gente que te rodea.

Lee mas en:http://www.enplenitud.com/negocios/criticar.asp#ixzz1DUakoks h Descarga libros gratis en http://www.enplenitud.com/libros

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->