Está en la página 1de 4

Cámara de Compañeros

R∴ L∴ Salvador Allende Nº
191
VALLE DE SANTIAGO

Santiago, Agosto 31 de 2010

“La Cámara de Reflexiones en el 2º Grado”

“VITRIOL:
Visita Interiora Terra Rectificando Invenies Occultum Lapidem
(Visita el interior de la tierra y rectificando encontraras la piedra oculta)”

A :. L :. G :. D :. G :. A :. D :. U:.
Entro al Club algo antes de las siete de la tarde, no alcanzo a dar un
par de pasos en el hall de acceso y el Q:.H:. Experto me da la bienvenida,
me toma del brazo y me conduce escaleras abajo. Me recuerda las
indicaciones: “todos los metales en la bolsita, vestirse con los pantalones
blancos con pierna y brazo derecho arremangado” y me deja en la cámara
de reflexión. La curiosidad me lleva a hacer una revisión rápida pero
exhaustiva del entorno y mi memoria acusa: “de haber alguna diferencia
con la cámara en la que estuve como profano aspirante a Aprendiz, no soy
capaz de identificarla”. No pasan ni un minuto y regresa el Q:.H:. Experto,
“perdón Q:.H:. me equivoque” y me conduce a la cámara inmediatamente
contigua. Pienso para mis adentros “¡ahhh!, un error comprensible, ahora
si voy a ver las diferencias con la cámara de la Iniciación”. ¡Grande es mi
sorpresa!, todo es exactamente igual a la cámara en la que acabo de
estar. ¿Se habrá equivocado nuevamente el Q:.H:. Experto?
No, esta es la cámara correcta, me lo indican los textos que leo en la
pared, por lo demás únicos elementos diferenciadores entre uno y otro
habitáculo:
- “El hombre es débil e imperfecto; el estudio lo fortalece y
perfecciona".
- “Si quieres pasar de la Perpendicular al Nivel, reflexiona. Si has
sentido cansancio en tu trabajo de Aprendiz, debes renunciar a ser
Compañero".
- “No te envanezca el deseo de solicitar Aumento de Salario, porque
mientras mayor sea éste, más se exigirá de ti “.
- “Sólo si has aprovechado las lecciones de tus Maestros, podrás
trabajar los Materiales en el Taller de los Compañeros".

La anécdota narrada, por lo demás completamente real, da cuenta


del origen de la idea fundamental que da vida al presente trazado. Si es
que las Cámaras de Reflexión son esencialmente la misma, tanto para la
preparación del profano que está por golpear desordenadamente a las
puertas del templo, como aquella para la preparación del Aprendiz que
esta ad portas de ser Aumentado de Salario, ¿Cuál es la diferencia
simbólica entre uno y otro espacio?
Si es que lo vemos desde el conductismo (rama de la psicología que
sustenta sus estudios en lo que una persona hace y es observable) la
conducta tanto del Profano como del Aprendiz en la cámara de reflexión,
es la misma, ambos personajes están solos y en silencio.
Sin embargo, y en adelante hablaré desde la propia experiencia, si
pudiera yo abrir y mostrar el sentir de estos dos personajes, que soy yo
mismo, en momentos significativamente distintos, podríamos observar que
el silencio de uno y otro, esta lejos de ser el mismo.
(Invito a mis QQ:. HH:. a cotejar estas reflexiones basadas en
mi experiencia, con la que cada uno de ustedes vivió frente a
aquel cráneo humano, trozo de pan, pocillos con azufre, mercurio
y sal, vaso con agua, trozo de vela, estando bajo tierra y en
silencio.)
Silencio del Profano por ser Iniciado: Me retrotraigo a un sentir
confuso, de emociones múltiples que se mueven en muchos sentidos a la
vez. Lo que me comanda en este momento es la inquietud, el nerviosismo,
la ansiedad. En este revuelto mar de emociones, se me solicita responder
unas preguntas que resultan difíciles de comprender y contestar. Intento

2
aferrarme a lo que creo es lo único que tengo, mi racionalidad. Sin
embargo esta me indica que nada de lo que veo en ese lugar tiene sentido,
luego ¿Qué hago aquí?, ¿por qué sigo aquí? Sin embargo algo hace
quedarme y “tolerar” la confusión. Visto en retrospectiva concluyo: Por vez
primera me aproximo a la idea de que la racionalidad, si bien es lo que nos
hace humanos, tiene una capacidad limitada de comprender el mundo y
controlar mis acciones.

Silencio del Aprendiz por ser Aumentado de Salario: Guardo aún


fresco un sentir calmo, apaciguado, tranquilo, que me permite reflexionar
de modo simple y ordenado. Me doy el tiempo de revisar uno a uno los
elementos que tengo frente a mí, vinculo en mi mente algunos símbolos y
conceptos aprendidos durante mi formación como Aprendiz con los
elementos que tengo sobre la mesa. Logro sólo algunos vínculos, otros me
siguen siendo crípticos, pero es un pensamiento limpio, transparente, no
conlleva sentimiento que me nuble. Recorro mentalmente los últimos años
de vida, hago la comparación entre el Aprendiz Iniciado y el Profano que
viven en paralelo durante estos años, llegó a una grata conclusión, algo de
lo absorbido por el Aprendiz infiltra al Profano. Siento que mi formación
como Aprendiz me ha ayudado en mi desarrollo como persona. ¿No es de
eso de lo que se trata el desbaste de la piedra bruta? ¿Qué vendrá ahora
en el grado de Compañero?

CONCLUSIÓN:
Las cámaras de reflexión de primer y segundo grado son
fundamentalmente iguales en cuanto a sus elementos simbólicos y
ornamentación.
Lo anterior nos permite concebir a la cámara de reflexión como una
vara con una escala de medida única, ante la cual el iniciado es invitado a
medirse (reflexionarse) en la progresión del proceso iniciático.
La cámara de reflexión es un espacio simbólico que nos recuerda
que para subir, requerimos bajar. Bajar al centro de la tierra, bajar al

3
centro de nosotros mismos y desde ahí mirar el escaso trecho recorrido y
el largo camino por recorrer.

Salud, fuerza y unión.


Miguel Ángel Aguilera Barros
Compañero