Está en la página 1de 178

ÍNDICE

- Las Consecuencias Tour... recorrimos juntos el camino........................ 3


- Robert Castellanos frente a frente a unas preguntas............................ 4

- La Gira en México:

Puebla..................................................................................................... 8

México Distrito Federal........................................................................... 12

Aguascalientes........................................................................................ 16

Durango.................................................................................................. 18

Torreón.....................................................................................................20

Monterrey............................................................................................... 22

Querétaro............................................................................................... 24

Guadalajara............................................................................................ 26

Morelia.................................................................................................... 28

Guanajuato............................................................................................. 30

Acapulco................................................................................................. 32

- La Gira en Argentina:

Buenos Aires........................................................................................... 34

- La Gira en España:

Valencia.................................................................................................. 52

Málaga.................................................................................................... 76

Madrid..................................................................................................... 88

Zaragoza................................................................................................. 112

Barcelona................................................................................................ 130

-El concierto en 3D de Canal+................................................................. 148

-Set-List de la Gira por México, Argentina y España................................ 167

-Créditos................................................................................................. 177
LAS CONSECUENCIAS TOUR... RECORRIMOS JUNTOS EL CAMINO

Hace unas semanas finalizó la gira de Las Consecuencias en el año 2010; ésta comenzaba el 24 de abril en territorio
estadounidense (una semana antes habíamos tenido la previa en 3D de Canal+ cerca de Madrid) con 26 conciertos y con
el rodaje del documental que está en manos de 700G Films y que próximamente disfrutaremos con lo vivido en aquel
territorio por Bunbury y Los Santos Inocentes.

Pero pasó el verano y México acogió durante un mes 18 conciertos que llevaron Las Consecuencias Tour al territorio
azteca. Además Bunbury contó con dos invitados especiales en aquellos conciertos, en la capital del país, en México
Distrito Federal: Carlos Ann estuvo dos noches para cantar con Bunbury en el Auditorio Nacional, y Adanowsky hizo lo
mismo una de las noches.

La siguiente parada en esta ruta fue Argentina, su capital Buenos Aires acogió tres conciertos seguidos a principios
de noviembre y por las fotografías vimos cómo estaba siendo grabado, ¿la edición que anunció Bunbury en prensa? Ve-
remos.

El 19 de noviembre aterrizó la gira en España, nueve conciertos recibimos tras mucha espera: en Valencia tres con-
ciertos que dieron paso a Málaga (doble cita), Madrid, Zaragoza (con el miembro del Huracán Ambulante Javier Íñigo
como invitado) y finalmente Barcelona, con dos conciertos que cerraron el 10 de diciembre la gira en un fantástico reci-
tal en el Liceu, el más largo por territorio hispánico.

El 14 de febrero de este año 2010 salieron Las Consecuencias a la venta y en 56 conciertos Enrique Bunbury y Los
Santos Inocentes nos han puesto luz, fuerza y rock&roll a este disco oscuro, profundo, down tempo y reflexivo… Tal y
como lo definía el propio Enrique meses atrás.

A continuación lo vivido por vosotros, los seguidores en los conciertos y entre ellos unos invitados especiales: Carlos
Ann, Alexis Morante, Iván Guillén y Pablo Ferrer junto a un miembro de la banda, de Los Santos Inocentes: Robert Cas-
tellanos.

Imposible colocar una sola crónica, opinión, sensación por concierto, cada persona narra lo vivido, la emoción senti-
da de una manera diferente y todos los que habéis querido participar estáis aquí.
Espero que disfrutéis con la lectura y las anécdotas contadas.

Paula Navío Latorre

3
Foto: Mg. Miranda

4
“Un día, cuando descubramos el significado de la vida, -que de alguna manera estará contenida dentro de sí- que la feli-
cidad es tristeza y la tristeza, felicidad.” (Paul McCartney)

Y así, sobre el escenario permanece serio el músico. De mirada atenta al público y al instrumento, un bajo Ricken-
backer 4001C de color negro que se mantiene unido a un cable que, serpenteando, desaparece tras las cortinas en un
lateral del escenario. Hoy toca en Buenos Aires, mañana estará en Barcelona o quizá en Chicago… da igual, es como
coger la mano de alguien que quiera alcanzar el cielo. Cena antes de saltar al escenario, no sin antes reunirse con sus
compañeros de gira para compartir el ritual del tequila. Las luces de los focos no lo ciegan, ve todo con claridad desde
las alturas y emprende su propio recital a pesar de no ser el nombre que aparece en el cartel del espectáculo. Arropa las
canciones con las notas graves que despide de sus dedos por las anchas cuerdas del bajo, una y otra vez… día tras día…
son parecidos pero distintos a su vez los días que vislumbra por el cristal de la suite del hotel. Robert Castellanos termi-
na su trabajo por hoy, mañana será el mismo en distintas tablas. Band on the run!

- Define esta gira en una palabra:


7 palabras: La mejor de esta banda hasta ahora.

- ¿En qué canción/es del set list disfrutas más en directo?


“Doscientos huesos”, “Ella me dijo que no”, “Aunque no sea conmigo”, “El Rescate”, “El Hombre Delgado”, “El Anzue-
lo”…

- ¿Tomas parte en el orden y selección de las canciones del set list?


No tomo parte, lo elige Enrique, a veces le dejamos caer alguna sugerencia, pero en definitiva, el set list es cosa suya.

- ¿En qué momento te sientes más nervioso: en soundcheck, antes de salir al escenario o durante el concierto?
No me pongo nervioso casi nunca. Durante el concierto en ningún momento, disfruto todo el tiempo, más concentrado al
principio y más suelto según avanza el show. El momento de antes de salir es de los mejores, todos con las pilas a tope
y muertos de ganas de tocar. Personalmente, el peor momento es el que va del final de la soundcheck al inicio del show,
la espera me mata, me impaciento mucho, y paso el tiempo como puedo, escuchando música, hablando con la banda,
técnicos y backliners, comiendo sin hambre, cosas así.

- ¿Realizabas algún ritual propio (al margen de la banda) antes de salir al escenario?
Mis rituales básicos antes de salir a tocar son cenar, siempre, una hora o una hora y media antes de salir y empezar a
vestirme 45 minutos antes del show. El otro ritual es una ronda de tequila para toda la banda.

- De entrada a una gira; ¿te ocupas personalmente del estado de tus instrumentos?
Mis instrumentos llevan una vida de ensueño, no se pueden quejar de nada. Antes de empezar una nueva gira pasan
por las manos de Libi y Román, los backliners. Aparte, durante el tiempo que no hay gira suelo llevar mis dos bajos
principales, el Fender Precision y el Rickenbacker 4001, a Miquel, de Tube Sound, para que les eche un vistazo, soy muy
cuidadoso con ellos.

- ¿Tienes algún bajo-fetiche que te de suerte en los conciertos de esta gira?


Los dos que he usado en la gira de Las Consecuencias son mis dos bajos esenciales, un Fender Precision de 1978 y un
Ric-kenbacker 4001C. El Fender responde tremendo para cualquier canción y estilo y suena mejor cuanto más lo toco. El
Rick es uno de mis tesoros particulares, es un modelo muy difícil de conseguir, una reedición del modelo que llevaba
Paul McCartney con los Beatles y con los Wings, pero para diestros. Me mola mirar el set list de cada concierto y com-
probar que haya muchas canciones donde puedo usarlo, para “Ella me dijo que no” y “200 huesos” es la hostia.

- Tu estética al salir al escenario, ¿en qué se basa?


La estética de esta última gira ha sido bastante evidente, todos con traje negro, en plan hombres trabajando muy en
serio y concienciados. Aparte, me suelo pintar los ojos de color negro o de morado.

- ¿Notas desde arriba cuando una canción “cala hondo” en la gente?


Se nota y mucho con varias canciones, pero yo creo que las más potentes en este sentido son “Infinito”, “La Chispa Ade-
cuada” y “Aunque no sea conmigo”, pero seguro que me olvido de muchas. En la gira por USA casi siempre que tocába-
mos “Infinito” se producían verdaderos disturbios entre el público, y en México la gente llora, lloran a lo bestia con “La
Chispa” y “Aunque no sea conmigo”. Emociona muchísimo verlo desde arriba.

5
- ¿Qué canciones has visto tú que hayan hecho vibrar al público?
Un poco lo que acabo de contestar, “Sólo si me perdonas” también es un momento mágico,
y con el solo de Jordi en “Los Habitantes” la gente se vuelve loca.

- ¿Qué te ha parecido que la gente se levantara de los asientos en temas como “El extranje-
ro”, “Infinito”, “Sólo si me perdonas”… y largo etcétera?
Me ha parecido que la gente se levantaba poco, a mi gusto se tenían que haber levantado
más, a la mierda las normas de los recintos.

- Tocar “Iberia Sumergida”, “Senda”, “La Chispa adecuada” en este tramo de la gira… ¿qué
ha supuesto para ti en el directo?
Me ha gustado formar parte de la leyenda, jajajaja, increíble ver las caras de la gente, algo
mesiánico por momentos, ayuda a entender muchas cosas.

- ¿De qué manera encarabas estas canciones en los ensayos?


Intentamos darle un toque fronterizo a “Iberia” y darle toda la caña posible a “Senda”, tras
Foto: Dave Iturbe varios intentos todos quedamos contentos. Personalmente, me gusta más como están aho-
ra que los originales, pero este es un tema delicado, jajajaja… “La Chispa” es tan buena
que no hay mucho que decir, es una de esas canciones increibles hace 15 años, ahora o
dentro de 50.

- ¿Notabas algo especial en el público con estas canciones?


Veía a mucha gente simplemente llorando y diciendo “Gracias”.

- Los invitados en México (Carlos Ann, Adanowsky), en España (Javi Íñigo), ¿qué tal resultó
la experiencia?
Mola. Cuando haces una gira tan larga con tantos conciertos, cualquier cosa que rompa un
poco el guión se agradece mucho. Muy buena onda con Carlos, ya le conocía, y brutal escu-
char a Adanowsky cantar a 2 metros de ti, aunque quizás me quedo con el momento Javi
Íñigo en Zaragoza. Me pareció un tipo entrañabale y de puta madre todo el rato.

- ¿En qué momentos de un concierto interactúas más con el público?


Según avanza el concierto la comunicación se va haciendo más recíproca, va de menos a
más. Mucha gente me dice que sonría más y cosas así, pero no se dan cuenta que la jugada
es seria, hay que estar por lo que se tiene que estar. Cuando todo marcha bien desde un
comienzo todo se hace más fluido.

- Vemos que eres muy observador con las caras del público, ¿te fijas en los rostros que
repiten concierto?
Más que fijarme la cuestión es que al público lo veo perfectamente, muchos piensan que
Foto: Jose Figueres
con las luces y tal estamos ahí arriba medio ciegos, pero se ve todo muy bien. Mucha gente
repite en los shows, yo me doy cuenta y acostumbro a saludarles en plan familiar, agradeci-
do, algunos me responden entregados y otros alucinan que les recuerde y no dicen nada.

- ¿Has notado en el público diferencias entre la gira de de Hellville de Luxe y Las Conse-
cuencias?
Para mi es básicamente igual, las mismas caras pero sentadas. Parece que se vuelven me-
nos locos porque no se levantan, pero las caras de satisfacción no varían.

- ¿Te sientes cómodo con un público más numeroso del que tenías con Carrots?
Ésta es buena…

Foto: Dave Iturbe

6
- Concierto de México más especial… (Con un breve razonamiento)
El primero en Puebla fue increíble. Llevábamos mucho tiempo ensayando y había pasado tiempo desde el último show.
Fue tan bien que después los comparábamos todos con éste para ver si habían estado igual de bien.

- Concierto de Buenos Aires más especial… (Con un breve razonamiento)


El tercero del Gran Rex fue el mejor, Argentina es tan rockera que parece que tengas que dar siempre algo más, los dos
primeros estuvieron genial pero el último fue brutal.

- Concierto de España más especial… (Con un breve razonamiento)


El segundo de Barcelona, uno de los momentos colectivos más bonitos donde yo me he visto involucrado. El público de
Barcelona tiene fama de ser frío en comparación a lugares como Madrid, Valencia o el sur. Pues toma ya, Barcelona in-
creíble, y yo que soy de allí más contento que nadie.

- De todas las ciudades de cada país recorrido, ¿cuál ha sido el escenario que más te ha hecho sentir como en casa?
Lo más parecido a sentirme como en casa es Buenos Aires, Tierra Santa.

- ¿Llevabas pensado sacar la manita del 5-0, Barça-Madrid, antes del concierto del Liceu o fue espontáneo?
Fue espontáneo total, acabó el show, acabó la gira y estábamos tan contentos de cómo había ido todo que empezamos a
abrazarnos y aquello parecía la celebración de un gol en el Camp Nou. Al girarnos y ver al público, Jordi y yo tuvimos la
misma sensación y levantamos la mano al mismo tiempo. La gente reaccionó a lo bestia, estábamos en Barcelona, y nos
pegó un subidón de adrenalina que al llegar al camerino volvimos a abrazarnos. Muy, muy bonito.

- Podrías haberlo hecho en Madrid –como Rebe-. Acababa de pasar…


Momentazo presentarse en Madrid dos días después de la humillación, algo flotaba en el aire, estaba claro. Yo tenía
pensado tocar con una camiseta del Barça de mi hijo encima del ampli, de hecho la puse ahí durante la prueba de soni-
do. Pero al fin y al cabo aquello era un concierto de Enrique Bunbury y no de Robert Castellanos, y no venía muy a cuen-
to provocar a la gente, sobre todo por respeto a Enrique. La cuestión es el 5-0 en sí mismo, que yo enseñara la manita
en Madrid era secundario.

- Venga, a ver tus dotes con la porra futbolera, la que tenemos en el foro (ésta para dentro de unas jornadas, 5-6 febre-
ro): Barcelona-At.Madrid / Real Madrid-Real Sociedad / Zaragoza-Racing
No soy muy de porras, Barça y Madrid ganan y el Zaragoza imposible saberlo, pero que no bajen a segunda, por dios, no
pintan nada allí.

- ¿Qué le pides a 2011?


Una nevera siempre llena.

“Y sube al coche-cama dejando el andén vacío y entiendes que el nunca fue sincero, que él no era aquel extranje-
ro.” (The stranger song – Leonard Cohen)

Foto: Davie Diomedi-Burbujaitaliana

7
PUEBLA- MÉXICO
1 Y 2 de Octubre de 2010
Lugar: Auditorio Siglo XXI

EL PRIMER ESCENARIO DEL SEGUNDO ROUND


“¡Soy vagabundo!, siempre de paso, ¡de aquí y de allá!, ¡de todo el mundo!, no tengo dueño,
¡no soy tu esclavo!, un poco tuyo y, ¡de todo el mundo…!”. El ánimo entre los fanáticos subía de
nivel, se apreciaban a varios coreando las canciones antes de que diera inicio el espectáculo. A par-
tir de las cuatro de la tarde, la zona ya era habitada por cientos de personas, en la atmósfera se
apreciaban pequeños puestos, en los que se ofrecía desde la típica playera estampada con la imagen
y nombre del artista, hasta pequeños artefactos como tazas, encendedores y cadenas.

Todo era un gran alboroto, ¡el frío calaba hasta los huesos!, sin embargo, la mayoría de la gente
no contaba con alguna sudadera o algo similar, parecía un enorme funeral, pero sin flores, sin llan-
to, todos se pusieron la camiseta, “¡la negra bunburezca!”. El estado de Puebla fue privilegiado, al
ser elegido como el primer escenario del segundo round “Las Consecuencias Tour 2010”, de Enrique
Ortiz de Landázuri, conocido como: “Bunbury”, quien ofreció dos conciertos en el Auditorio siglo
XXI, ubicado en Angelópolis de la capital poblana.

El primer round fue presentado en Estados Unidos, en donde Enrique Bunbury recorrió el país
entero protagonizando veintiséis conciertos, iniciando el 4 de abril de 2010 y finalizando en agosto

Foto: Alejandro Santibañez del mismo año. El sonido del reloj era desesperante, el tiempo transcurría con lentitud, las ansias
por ingresar al Auditorio Siglo XXI, eran cada vez más notorias; en los rostros de algunas personas
se notaba intranquilidad, nerviosismo, eran las siete de la noche, cuando se abrieron las puertas de
este recinto, la gente comenzó a ingresar. “¡El espectáculo está a punto de comenzar!, ésta es:
¡segunda llamada!”, las manecillas del reloj formaban un pequeño ángulo, las ocho con treinta mi-
nutos, y no daba inicio la segunda parte de la gira, “Las consecuencias 2010”, del “aragonés erran-
te”. Los fanáticos ingresaban tranquilamente, los del área de prensa no corrieron con la misma
suerte, desde una esquina, sólo se escuchaba “ésta es: ¡tercera llamada!”, el tiempo comenzaba a
ser cruel, faltaban veinte minutos para que el reloj marcara las nueve, y se volvió a escuchar el lla-
mado, los segundos eran eternos, otra vez tercera llamada, e irónico, los reporteros aún no ingresa-
Foto: Alejandro Santibañez ban.

Desde el auditorio se escuchaba una melodía, era “Rebe”, Rebenaque, que cimbraba el auditorio
con el teclado; “¡Enrique!”, “¡Enrique!”, gritaba el público, se apagaron las luces, prensa comenzaba
a ingresar, sólo se escuchó: “¡Las consecuencias son inevitables!…”, el zaragozano por fin apareció.

El héroe solitario, portó un atuendo rígidamente coordinado, un traje negro, con toques rojos,
un sombrero y unos zapatos muy bien lustrados, su blanca piel resaltaba dentro del oscuro de su
vestimenta, el contorno de sus ojos, delineados con lápiz negro, hacía lucir sus brillantes esmeral-
Foto: Luis Javier das verdes. Bunbury se encontraba parado en un círculo que lo hacía sobresalir de su banda, Los
Santos Inocentes, la euforia entre los asistentes incrementó cuando el aragonés tomó entre sus
manos un pequeño altavoz rojo para continuar con la interpretación de “Las Consecuencias” , pri-
mer sencillo de su álbum, del mismo nombre. “Es un verdadero placer estar con nuestra familia de
Puebla, es un placer estar en México de nuevo”, la gente gritaba emocionada al oir estas palabras
de su Dios, Enrique Bunbury, el músico prosiguió con el tema “Ella me dijo que no”. “Ella me dijo
que no, ¡la decepcioné!, no lo hice nada bien…”, coreaba una de las reporteras, cuando otra de ellas,
la interrumpió con la pregunta “¿con qué canción abrió?”, la chica respondió y continuó cantando, la
preguntona se sentó, ocasionando que algunos de los fanáticos la miraran feo, en sus rostros se
Foto: Chester Cardio reflejaba la expresión de sorpresa y la interrogación ¿por qué se sienta?, es: ¡Enrique!.

El cantante interpretó cinco de los diez sencillos de su álbum Las Consecuencias, los cuales son:
“De todo el mundo”, “Frente a Frente” y “Los habitantes”, tomando en cuenta los dos anteriores. En
punto de las nueve con diecisiete minutos, una fanática aventó una prenda íntima hacia el escena-
rio, pero ésta no llegó, gracias a la fuerza de gravedad, los comentarios hacia la chica eran desagra-
dables, las bunburyanas se mostraban más que celosas.

En la atmósfera sobresalieron banderas mexicanas y carteles, en uno de ellos, se apreció:


“Enrique Puebla te ama”, el sexto tema fue: “Enganchado a ti”, éxito de su álbum Flamingos, cuan-
do el artista interpretaba la canción, recibió un pequeño ramo de flores rojas por parte de una mu-
chacha, que no dejaba de saltar de la emoción. Cuando entonaba “Enganchado a ti”, Bunbury dio
Foto: Chester Cardio
tres patadas e hizo sus típicos movimientos en el escenario, como girar su cabeza, luciendo su cabe-
llera, hasta mover su cuerpo, al ritmo de la canción, el sombrero y la formalidad habían desapareci-
8 do, sin embargo el cantante lucía perfectamente bien. “Cuando era pequeño, me enseñaron a perder
la inocencia gota a gota, ¡que idiotas!”, el cantautor interpretaba “De Mayor”, uno de sus grandes éxitos, del álbum Pequeño,
mismo que nació en el año de 1999, el ánimo entre el público crecía cada vez más, el intérprete agradeció con un: “Muchas
Gracias”. Al entonar, “¡No volveré a cometer la torpeza de perder la cabeza!, por una promesa o algo ¡peor!”, Enrique se in-
clinó y saludó a sus seguidores, el tema fue: “Irremediablemente cotidiano”, canción de su pasado disco Hellville de luxe,
nacido en el 2008.

La euforia, que ya estaba más que al límite, incrementó cuando el zaragozano pronunció las palabras El tiempo de las ce-
rezas, los asistentes de inmediato intuyeron que era el tema que el mismo cantante dijo: “Puta Desagradecida”, algunos
fanáticos tomaron su móvil e hicieron llamadas, dedicando la canción, los demás coreaban y alzaban las manos. Maldita can-
ción, pero a la vez, tan hermosa, con frases tan crueles, pero reales; de una de las reporteras brotaban lágrimas de sus ojos,
“no llores, ¡nomás acuérdate!”, fueron las palabras consoladoras de uno de los fanáticos, la chica continuó coreando: “el vere-
dicto está claro, soporta tu cruz…”

Al finalizar el tema se escuchó: “Muchas gracias, esta es una canción que tiene mucho tiempo que no interpretamos en
directo, es una canción política”, algunos fanáticos desconocieron el ritmo, Bunbury hacia ademanes de boxeo, el tema fue
“Iberia Sumergida”, composición que interpretaba con los Héroes del Silencio. “Éste es mi sitio y ésta es mi espina, iberia
sumergida…”, “¡Héroes!, ¡Héroes!”, gritaban desesperadamente algunos fanáticos, el intérprete hizo recordar a su antigua
banda, Héroes del Silencio, misma que colapsó en el año de 1996, dando pauta al inicio de su carrera como solista en 1997.

El extranjero, como algunos fanáticos lo llaman continuó con “Sólo si me perdonas”, eran las nueve con cuarenta y cinco
minutos, los asistentes coreaban emocionados, tanto que muchos de ellos no notaron que el artista olvidó una pequeña estro-
fa, pero eso no bastó, los seguidores continuaron gritando. “Que tengas suertecita”, al oir el inicio de este tema, algunas mu-
jeres comenzaron a bailar, el ritmo era pegajoso, Bunbury caminaba de un lado a otro, el público estaba más que entregado,
el Auditorio cimbró, incluso una de las reporteras, que parecía tan fan como los demás gritaba emocionada, originando mue-
cas en una de las periodistas, cosa que al parecer a ella no le importó.

Los siguientes temas fueron: “Sácame de aquí”, “Sí” e “Infinito”, el aragonés no dejaba de agradecer a su público:
“Muchas gracias a todos de verdad; con esta canción nos vamos a despedir, si me permiten…”, en ese momento Enrique pre-
sentó a los músicos que lo acompañaron “Los Santos Inocentes, él es: ¡Freddy Castellanos!, en el bajo; ¡Álvaro Suite!, en la
guitarra; ¡Ramón Gacías!, en la batería; ¡Reverendo Rebenaque!, en el teclado… ”, el público aplaudía y a la vez gritaba,
“Enrique no te vayas”.

El artista prosiguió con las siguientes palabras “Un sólo favor, cuando se vayan a las casas, no olviden apostar por el Rock
and Roll”, eras las diez con siete minutos cuando el intérprete finalizó con la melodía, las luces se apagaron, sólo pasaron tres
minutos, y los fanáticos ya gritaban desesperados: “¡otra!, ¡otra!”. Las luces se encendieron y Landázuri salió con un nuevo
vestuario, un chaleco muy parecido al atuendo de su pasada gira, Hellville de Luxe finalizada el once de noviembre de 2009,
en el Estadio Azteca.

El zaragozano que a sus cuarenta y tres años, lució un cuerpo muy bien moldeado y un abdomen perfectamente marcado,
despertó suspiros entre sus admiradoras, las cuales gritaban como locas, el motivo de su cambio tan repentino se debió a que
interpretó: “El hombre delgado que no flaqueará jamás”. Al interpretar: “el cantante se siente como en su casa, en cualquier
escenario de la ciudad, ¡en aquella patria la que llaman lejos!...”, cambió “el lejos”, por “Puebla”, haciendo crecer la euforia
entre los asistentes. El espectáculo continuó, los siguientes temas fueron “El rescate”, de su álbum doble El viaje a ninguna
parte, posteriormente interpretó “Lady Blue”, al finalizar comentó: “hermanos y hermanas de Puebla, un verdadero placer,
Dios los bendiga; hasta siempre. Muchas gracias”, eran las diez con treinta y seis minutos cuando el artista salió del escena-
rio.

Las luces se apagaron, pasaron unos minutos y Bunbury salió con una bebida, se sentó en una silla y entonó “Canto”, al
terminar, prosiguió “Porque las cosas cambian”, un tema muy bien aceptado por los fanáticos, la gente lucía feliz, sin embar-
go algunas personas comenzaban a salir, tal es el caso de la reportera que se le escapó la nota. Siendo las diez con cincuenta
y un minutos aquel hombre delgado interpretó, “Y al final”, canción con la que suele cerrar algunos de sus conciertos, y éste
no fue la excepción, a las diez con cincuenta y tres minutos, las luces se apagaron, el show había finalizado.

La gente comenzó a gritar: “¡otra!, ¡otra!”, prensa había desaparecido, antes de que el concierto llegara a su fin. El audi-
torio poco a poco se quedaba solo, el público salió, ya que Enrique no volvió a aparecer. En total Landázuri interpretó vein-
titrés canciones, el concierto duró aproximadamente dos horas. El escenario se vaciaba poco a poco, algunos asistentes ad-
quirían productos, otros simplemente se tomaban fotos. También se lograban apreciar revendedores, que ofrecían boletos
para el concierto del dos de octubre. Los bunburyanos salieron satisfechos, comentaban las canciones interpretadas por el
artista, sólo se oía decir, “el segundo round ha comenzado”.

9
Texto: Abigail Pérez
PUEBLA- MÉXICO
1 Y 2 de Octubre de 2010
Lugar: Auditorio Siglo XXI

Foto: Chester Cardio

Foto: Carmen Electric.Co!

Foto: Chester Cardio Foto: Chester Cardio

Foto: Luis Javier

10
Foto: Alejandro Santibañez

Foto: Alejandro Santibañez Foto: Alejandro Santibañez Foto: Alejandro Santibañez

Foto: Alejandro Santibañez

11
MÉXICO D.F.
4, 6, 7, 18 y 20 de Octubre de 2010
Lugar: Auditorio Nacional

CICLOS
Los ciclos se pueden visualizar como esferas, pequeñas vibraciones que van fusionán-
dose con otras ondas. Sirven para desatar los nudos kármicos estancados.
A mi me gusta visualizarlos como discos; como surcos de vinilo.

La primera vez que pisé suelo mexicano fue a finales del 2004. Enrique estaba girando
con El viaje a ninguna parte y yo tenía algunas reuniones relacionadas con la música. Enri-
que y Jose ejercieron de inmejorables anfitriones y me enseñaron México DF: El mercado
Foto: www.rockingclub.com de Sonora, el de Tepito, el sosegado patio del hotel Cortés etc… Acabamos el día relajándo-
nos los tres en un jacuzzi al aire libre, en la terraza del hotel, desde ahí se veía el Auditorio
Nacional y estuvimos comentando sobre él, acompañados de buena música y caballitos de
tequila.

Al día siguiente nos fuimos a comer a un restaurante japonés, durante la comida me


propuso la idea de cantar juntos “L´amour” en el concierto que tenía esa misma noche.
Comer y cantar son de las cosas que más me gustan, exceptuando otras que no tienen que
ver nada con este escrito y evidentemente acepté sin vacilar.

La sala Bulldog no disponía salida de camerinos, con lo que al acabar “L´amour” me


tuvieron que sacar por la parte de delante del escenario, me protegieron seis fuertotes se-
Foto: www.rockingclub.com guratas, pero no fueron suficientes ante la avalancha que se formó en pocos segundos. El
recuerdo algo borroso que tengo, fueron estirones de cabello, besos sin elección y final-
mente una lengua masculina sin rostro aparente, que entró a presión en mi indefensa boca.
Estuve haciendo gárgaras de tequila durante un rato mientras disfrutaba del show en un
lugar seguro. Después del show salimos para celebrarlo y sin lugar a dudas fue una de las
noches más recordadas entre Enrique y yo.

Seis años después el ciclo se repite, otro viaje a México, otro restaurante japonés, otra
proposición cantoral y otro escenario, esta vez el comentado seis años antes en el jacuzzi:
el Auditorio Nacional. Desde mi punto de vista, es de los lugares más potentes en los que
he estado nunca. Caben 10.000 almas sentadas y Enrique toca cinco noches.

Foto: www.rockingclub.com
“Desmejorado”, esta fue la canción elegida, otra vez Bushido, un disco inesperado que
aguanta muy bien el paso del tiempo. El ambiente que se recibía en el equipo era de calma,
unión y buen trabajo. Ensayamos un par de veces “Desmejorado”, creo que Enrique ha
hecho una buena versión en directo, acercándola más a su registro actual. La del disco es
más minimalista y femenina, más cercana a la canción francesa.

Estuvimos en los camerinos, hablando de temas que sólo los que han estado en el in-
fierno, como carceleros, reos y visitantes podrían degustar. “Nueva conciencia y equilibrio”,
son los nuevos paraísos que buscamos entre las trampas cotidianas.

Enrique está pasando su mejor momento personal y profesional, creo que es algo que
los que somos cercanos no podemos discutir. Ya no hacen falta evasiones, ni muletas, ni
Foto: www.rockingclub.com
tampoco apedazar las dudas. La euforia está de vacaciones y parece ser que se ha jubilado.
Con la gira de Las Consecuencias, Enrique ha adquirido un nivel artístico altísimo. Elegan-
cia y equilibrio. Actualmente no existe otro directo en España tan bien estructurado y cons-
truido con tanto amor y respeto hacia la profesión. Ya no se tiene que preocupar por cantar,
él es canto y sus palabras, verdad.

La banda está muy compenetrada, compacta como un buen ejército y entienden perfec-
tamente las estrategias artísticas de su general. Jordi Mena está pletórico, disfruta cons-
cientemente nota a nota, como si el tiempo se fuera a acabar en cualquier momento.

Todo esto me hace pensar mucho y estoy ansioso por regresar a España y empezar a
ensayar para el directo de mi próximo disco.

Foto: www.rockingclub.com

12
Todavía hubo otro día para compartir emociones sobre el escenario. Esta vez cantamos “Frente a frente”, ¿quién me
lo iba a decir a mí? cuando de pequeño sonaba esa canción era para chicas o bien para romanticones y en esos tiempos
tenías que ser rockero o macho. Y ahora tengo claro que soy más hombre y más femenino, más rockero y más roman-
ticón que antes. El tiempo se divierte mucho con este tipo de cosas.

Antes del show estuvimos riendo, tomando té y nos abrazamos como habitualmente hacemos. Los dos sabíamos
perfectamente que al cantar “Frente a frente”, mucha gente se podría llegar a confundir. Dos tipejos cantando: “Sólo
quedan las ganas de llorar, al ver que nuestro amor se aleja…”. De hecho, y ya en el escenario, no quería mirar a Enri-
que a los ojos, porque en cualquier momento la risa nos haría una mala pasada y no era el momento, en ese escenario y
con tan buen público. Al acabar la canción me acerqué a Enrique y lo besé en los labios, mucha gente enmudeció y otros
lo celebraron. “Gran icono sexual, hombre mediterráneo, hombre maduro” fueron las últimas palabras que pronuncié
por el micrófono.

Durante los siguientes días y antes de regresar a Barcelona, algunas personas me comentaban el hecho casi como
un hito histórico, ¿cómo actualmente pueden escandalizar estos pequeños actos de amor?. Disfruté del resto del show
en un cómodo reservado, acompañado de mi querida Jose. El show fue del mismo nivel que el anterior y quedó confir-
mado que el status era ése. Me recordó la energía de esos shows que U2 hacía hace diez años.

Pasado dos meses nos volvimos a encontrar en Barcelona. Fuimos de librerías y paseamos por la ciudad, el sol brilla-
ba. Al día siguiente fue el último concierto de la gira de Las Consecuencias en Barcelona, en la ciudad más difícil del
mundo, esa que cuando se rinde a los pies del artista es para siempre y Barcelona se rindió ante un Enrique que cantó
en el Liceu como un gran tenor, cantautor y artista.

Los ciclos se repiten y dan paso a otros nuevos, seguramente el próximo encuentro sea en Los Ángeles y seremos
más jóvenes y viejos a la vez, y habremos dado paso a un nuevo ciclo.

Texto: Carlos Ann

Foto: www.rockingclub.com

13
MÉXICO D.F.
4, 6, 7, 18 y 20 de Octubre de 2010
Lugar: Auditorio Nacional

EXTENSA E INTENSA RELACIÓN CON ESTE PAÍS


Esta noche el Auditorio Nacional se vistió de gala en un concierto, de un lleno casi total,
con las canciones de Bunbury en el inicio de su gira Round 2 en la ciudad de México. El can-
tante español comenzó con la canción “Las Consecuencias” que da título al último disco
mientras era ovacionado por el público que se puso de pie y se mantuvo así a lo largo de
todo el concierto.

Del mismo álbum siguió “Ella me dijo que no”, “De todo el mundo”, “Frente a frente” y
“Los habitantes”, las cuales los asistentes corearon con mucho ánimo. Continuó con cancio-
nes de su repertorio pasado destacando “Senda” un tema de los Héroes del silencio que
homenajeó en el marco del 20 aniversario del álbum Senderos de traición y que aseguró
Foto: Fernando Moguel nunca había sido interpretada en México. En el tema “Bujías para el dolor” realizó una ver-
sión extendida para seguir con clásicos como “Sácame de aquí”, “Sí” e “Infinito”, mismas
que compartió micrófono con los asistentes al tiempo que hizo su primera despedida di-
ciendo: “Esa banda chilanga”.

A su regreso del encore interpretó “El hombre delgado que no flaqueará jamás”, “El
anzuelo”, una versión totalmente renovada seguida por “Lady Blue” que dio pauta para el
siguiente encore reapareciendo con el tema “El boxeador” que durante su interpretación
mostró sutilmente su antebrazo izquierdo luciendo su nuevo tatuaje de la Virgen calavera,
continuó con el himno a la amistad “Hay muy poca gente” y finalmente se despide con la
poética pieza “El aragonés errante”.

Bunbury ha tenido a lo largo de su carrera una extensa e intensa relación con este país,
misma que agradeció e hizo un reconocimiento especial al Auditorio Nacional por ser el
mejor lugar del mundo para tocar. A diferencia de la gira del año pasado, Hellville de tour,
realizada en lugares masivos, este año se escogió el Auditorio Nacional por tratarse de un
lugar más íntimo como lo es el álbum Las Consecuencias.

Durante su gira por la República Mexicana realizará 15 conciertos más, cuatro de ellos
en el Auditorio Nacional cerrando su gira en nuestro país en el lujoso Forum mundo impe-
rial del puerto de Acapulco, continuando su gira por Argentina con tres fechas donde gra-
bará un disco en vivo y culminará en su país natal, España, con nueve fechas.

Foto: Fernando Moguel

Texto: Soni Girl / Wormboy

Foto: Fernando Moguel Foto: Esmas

14
Foto: Esmas

Foto: Esmas

Foto: El Mundo de Córdoba

Foto: Terra Foto: Terra

15
AGUASCALIENTES- MÉXICO
9 Y 10 de Octubre de 2010
Lugar: Teatro Aguascalientes

Foto: St Mike Stiglitz

Foto: St Mike Stiglitz Foto: St Mike Stiglitz

Foto: Heraldo Foto: St Mike Stiglitz

Foto: Heraldo

16
Foto: Aquienaguas

Foto: Verónica Solo Eso

Foto: Aquienaguas

Foto: Aquienaguas

Foto: Aquienaguas Foto: Verónica Solo Eso

17
DURANGO- MÉXICO
12 de Octubre de 2010
Lugar: Plaza IV Centenario

Foto: José Antonio

Foto: José Antonio Foto: José Antonio

Foto: José Antonio

18
Foto: José Antonio

Foto: José Antonio

Foto: José Antonio

19
TORREÓN- MÉXICO
13 de Octubre de 2010
Lugar: Teatro Nazas

LLENO EN SU TOTALIDAD
Durante esta gira de Las Consecuencias 2010 en México tuve la oportunidad de asistir a
tres conciertos de Bunbury, dos en el Auditorio Nacional en el DF y al de Torreón, Coahuila.
Las fotos son del concierto en Torreón, yo vivo en México DF, pero fui a verlo hasta allá.

El concierto en Torreón estuvo estupendo, igual que siempre, el lugar estuvo lleno en su
totalidad y los que estuvimos ahí cantamos todas y cada una de las canciones con las que
nos deleitó Enrique.

Vestido con saco y sombrero, sin saco o de chaleco se ve guapérrimo, les comparto al-
gunas de las fotografías que mejor me salieron.
Foto: Guadalupe Villegas
Saludos desde México DF.

Texto: Lupita Villegas

Foto: Guadalupe Villegas

Foto: Guadalupe Villegas Foto: Guadalupe Villegas

Foto: Guadalupe Villegas Foto: Guadalupe Villegas

20
Foto: El Siglo de Torreón Foto: El Siglo de Torreón

Foto: Magda Luna

21
MONTERREY- MÉXICO
16 de Octubre de 2010
Lugar: Auditorio Banamex

Foto: Agencia Reforma Foto: Agencia Reforma

Foto: Agencia Reforma

22
Foto: Fernando Vega Foto: Fernando Vega

Foto: Fernando Vega Foto: Fernando Vega

23
QUERÉTARO- MÉXICO
23 de Octubre de 2010
Lugar: Auditorio Josefa Ortiz de Domínguez

COSAS DEL DESTINO


Quisiera compartir mi felicidad con ustedes, el encontrarme con Álvaro Suite sin buscar-
lo, simplemente cosas del destino, nos cruzamos por el mismo andador en el centro de
Querétaro, eso fue antes del concierto andaba solo sin la banda, lo cual fue una lástima
puesto que mi sueño más anhelado es tener una foto con Bunbury.

En fin, adoré el concierto, fue un gran recital como todos, pero éste de verdad me dejó
super satisfecha puesto que cantó “Robinson” y “El boxeador”, temas que no había cantado
en los otros recitales.

Foto: Chucho Ramirez Amo a Bunbury y me queda claro que cada día lo admiro más y más y simplemente es
un genio en todo lo que hace. Desde cómo inicia el concierto, la intro que eligió para el ini-
cio del concierto es algo maravilloso. Tan solo recordarlo la piel se pone chinita y lloro. No
puedo hablar de ningún artista que me llene como lo hace Bunbury, su música, su letra su
forma de vestir y la manera de expresarse en el escenario, es ÚNICO.

Texto: LiZnBuRy De LaNdAzUrY

Foto: Chucho Ramirez

Foto: Chucho Ramirez

Foto: LiZnBuRy De LaNdAzUrY

Foto: LiZnBuRy De LaNdAzUrY

Foto: Reaza00

24
Foto: Rock Mx

Foto: Yehuda Löw ben Becalel Foto: Sothphoto Foto: Yehuda Löw ben Becalel

Foto: Yehuda Löw ben Becalel

25
GUADALAJARA- MÉXICO
24 de Octubre de 2010
Lugar: Auditorio Telmex

Foto: M.Freyria

Foto: Luis Addams

26
Foto: Luis Addams

Foto: Informador Foto: M.Freyria

Foto: Notimex

Foto: Clasos Foto: Milenio

27
MORELIA- MÉXICO
26 Y 28 de Octubre de 2010
Lugar: Teatro Morelos

DISFRUTAMOS AL MÁXIMO
Hola, somos Paola y Eréndira, hemos tenido la gran suerte de ver a Bunbury en tres de
sus conciertos y nuestra historia comienza así: Paola siempre ha sido una gran fan de Enri-
que desde que estaba con Héroes del Silencio y en realidad Eréndira no era tan fan, pero
cuando ambas se enteraron que daría concierto en Morelia (lugar donde radican) ambas
deciden comprar boletos en zona VIP en cuanto abren la venta… Paola no paraba de marcar
el teléfono hasta que contestaran y Eréndira deseaba regalarle las entradas a su novio de
cumpleaños, quien sí era fan. Poco tiempo después Eréndira termina su relación y no sabía
qué hacer con sus entradas, al final decide que ella los utilizará e irá a verlo, sin imaginar
que lo que le depararía sería más que un buen concierto…

Llega el día del concierto (20/0ctubre/2010) disfrutamos al máximo, gracias a la zona


de las entradas tenemos la oportunidad de colarnos hasta adelante de la multitud, quedan-
do apenas a un metro del escenario, y teniendo a Enrique Bunbury muy cerca… el concierto
fue espectacular, la gente se desbordaba de euforia y todos se acababan las gargantas co-
reando sus canciones, después de todo Enrique canta super bien, en vivo se escucha inclu-
so un millón de veces mejor, además que llena totalmente el escenario, el mejor artista
que jamás hayamos visto en vivo. Al final del concierto nos quedamos en el teatro hasta el
Foto: Eréndira
final, ya casi no había gente dentro, pero seguíamos pegadas a las barras de contención, y
fue cuando dos de los backliners (Alberto y Libi) se acercaron para preguntarnos a qué
lugar podían ir a tomar algo más tarde, intercambiamos teléfonos y al cabo de un rato sali-
mos rumbo a un bar del centro de la ciudad de Morelia… al llegar al sitio nos quedamos
pasmadas al ver que ahí se encontraban casi todos Los Santos Inocentes; esa fue una no-
che muy divertida, aún seguimos sorprendidas de que todos ellos son personas muy agra-
dables, y todos los demás calificativos positivos que se le pueda dar a una persona, dejando
como dato curioso que a algunos de ellos les gustó mucho la mezcla que probaron.

Al día siguiente regresamos a aquel bar con gente del equipo de trabajo, (Alberto, Libi,
Román, Miguel, Jorge, Marisa…), nos lo pasamos muy a gusto nuevamente, nos platicaron
algunas anécdotas, cantamos y bailamos durante la noche.

Al día siguiente (28/octubre/2010) Bunbury daba otro concierto en la ciudad, y genero-


samente nos regalan dos cortesías para poder ver nuevamente el concierto, esta vez lo
vimos desde más lejos, pero igual lo disfrutamos al máximo, gritamos hasta más no poder.
Saliendo del concierto regresamos nuevamente al centro por invitación de Andrés, en don-
Foto: Eréndira de estaban los Santos Inocentes, pasamos un rato muy agradable con ellos porque son
personas muy sencillas (buena onda aquí en México), al cabo de un rato comenzamos a
despedirnos de ellos y Jordi nos pidió que si lo podíamos llevar a su hotel porque estaba
muy cansado, fue cuando Alfred se sumo a la petición, (¡¡¡por favor!!! Si para nosotras era
un honor poder llevarlos); ¡por cierto! Nos platicaron que fueron a Patzcuaro y les gustaron
las carnitas que comieron, pero ya les dijimos que la próxima vez que regresen a Michoacán
los invitamos a Quiroga, las mejores de México.

El viernes 29 de octubre ellos daban el concierto en la Silao, Guanajuato


(aproximadamente a 3 horas de Morelia), entonces decidimos apenas salimos de trabajar
que iríamos a Silao; literalmente nos fuimos con la bendición porque apenas agarramos una
Foto: Eréndira mochila y echamos un cambio de ropa y corrimos a la central a buscar salidas de autobús,
llegamos a un lugar que se llama Irapuato y de ahí tomamos un taxi a la Expobicentenario
de Guanajuato, pues estábamos a contra reloj, llegamos corriendo al lugar y el concierto ya
había comenzado, pero gracias a Toño y Andrés que teníamos nuevamente cortesías es-
perándonos en la taquilla.

Ese día se portaron de lo mejor, porque nos fuimos a Silao a ver nuevamente a Bunbury
totalmente aventuradas, y no solamente nos dieron las entradas, también nos facilitaron el
transporte al hotel donde se estaban hospedando; nosotras esperamos en la entrada del

Foto: Eréndira

28
hotel para poder ver llegar a Enrique y a Los Santos Inocentes, y al cabo de un rato arribaron Los Santos Inocentes al
hotel donde pudimos tomarnos la última foto con ellos.

Fueron días espectaculares, lo único que lamentamos fue que nunca pudimos ver a Enrique, pero de todas formas
quedamos muy contentas, tanto que aún no se nos borra la sonrisa de la cara, queríamos platicarle a todo el mundo y de
hecho lo hicimos con quién pudimos y se dejó (porque ya hasta enfadábamos). Ahora yo (Eréndira) me declaro mega
fan de Enrique Bunbury, sus canciones son filosofía de vida para mí, después de muchas semanas en las que había esta-
do triste, esa fue una semana en la que pude olvidar muchas cosas, en pocas palabras me regeneré; gracias a todos
ellos por darnos la oportunidad de acercarnos y vivir unos días que nunca hubiéramos imaginado, brincamos de gusto
cuando obtuvimos entradas VIP, pero jamás imaginamos que podríamos convivir con ellos.

Texto: Eréndira - erykukika

Foto: Eréndira
Foto: Eréndira Foto: Eréndira

Foto: Eréndira Foto: Eréndira Foto: Eréndira

UN CONCIERTO CON EL ARAGONÉS ERRANTE


Día 26 de octubre de 2010 en Morelia Michoácan, México. Por fin era el momento del gran reencuentro con el sr.
ENRIQUE BUNBURY, después de más de 6 años de no experimentar nuevamente la adrenalina que ocasiona cada vez
que se presenta en estas tierras aztecas. Gracias a dios no había que preocuparse por el dios Tlaloc, ya que sería en el
Teatro Morelos; la cita estaba programada a las 8:30 p.m, como es normal hay unos nervios espantosos, porque por lo
menos yo empiezo a imaginarme uno o mil lios en los que pudiera meterme antes de llegar al lugar de la cita.

Pero bueno, nunca pasó nada que me atrasara para estar puntual y poder estar al lado de MI ARAGONÉS, que ya me
hacía bastante falta el volver a verlo, por lo menos para mí este gran personaje maravilló, ha sido siempre mi fiel com-
pañero y amigo hasta de parrandas porque cada que he necesitado unas palabras de consuelo, las encuentro al escu-
charlo y sus consejos siempre son de lo mejor.

Pasadas las 8 y 30 de la noche se apagan las luces wow! y aparece en el escenario la silueta inconfundible de MI
VIEJO HERMOSO, por fin después de tanta espera lo tenía nuevamente frente a frente, y con ello comienzan los prime-
ros acordes de LAS CONSECUENCIAS, y así siguió con el repertorio que tendría lugar esa noche mágica, en la cual nos
sigue transportando a un viaje, donde hay un sinfín de nuevos aprendizajes, por eso es recomendable que por lo menos
una vez en la vida se tenga esta experiencia que nos hará ver las cosas desde otro punto de vista. Así que compañeros,
se les recomienda de corazón y para el corazón, vivir esta experiencia que nos resultará muy útil en el futuro, porque las
cosas cambian y la mayoría de las veces para enseñarnos que hay muy poca gente, que vale la pena para que nos den
una canción triste para los momentos malos.

Texto: La chispa de loto g v

29
SILAO DE GUANAJUATO- MÉXICO
29 de Octubre de 2010
Lugar: Auditorio del Bicentenario

LLEGÓ EL DÍA ESPERADO


Enrique Bunbury se presenta en la Expo- Bicentenario en la localidad de Silao-gto, em-
pezando a mencionar que un mes antes de dicho concierto las localidades se encontraban
“agotadas”… se anunciaban muchas sorpresas para dicho evento…

Llegó el día esperado, gente que iba a buscar boletos en reventa y pagarlos al costo
elevados todo por el placer de ver al Sr. Maestro, Dios o adjetivo que más les guste, el
Grande Enrique Bunbury, llegó el momento esperado, la 9:00 pm hora del comienzo del
show y Enrique no aparecía sobre el escenario debido a la pésima logística de acceso al
evento (a esa hora más de la mitad de la gente aún no entraba…) retraso de media hora
aproximadamente para los que estábamos dentro, el ansia y el nerviosismo nos comía,
llegó el momento, se bajaron las luces, oscuridad total aún con gente afuera, sólo celulares
y cámaras iluminaban el lugar esperando la gran entrada, uno a uno la banda tomó su lugar

Foto: Expo Guanajuato


y comenzó el tan esperado show…

“Las Consecuencias” primera canción de la noche con su entrega total, Bunbury inter-
pretó con enorme seriedad el tema conforme avanzaba, los asistentes se enamoraban con
su interpretación… no se podía pedir mejor comienzo que el que se dio, siguieron sonando
las canciones de su nuevo disco “Ella me dijo que no”, “Los habitantes”, “De todo el mun-
do”, “Frente a frente” la más coreada de la noche o mas bien la única que se supieron la
mayoría de los asistentes, pues al parecer más del 50% de la gente no las conocía y éramos
pocos los que por mi zona cantábamos las canciones sin parar cada frase de cada canción…

Llegó “Puta desagradecida” de Bunbury-Vegas, gran canción y el recinto no desperta-


ba… comenzó a sonar lo mas comercial de Enrique, “Lady blue”, “Enganchado a ti”, “Sí”,
“Sácame de aquí” y ahí el público despertó un poco más... salió del escenario para regresar
y juntarse un poco más a sus músicos y hacer un set más acústico o más tranquilo interpre-
Foto: Expo Guanajuato tando temas como “Aunque no sea conmigo”, “El rescate” y “Los restos del naufragio”.
Retomaron sus lugares para llevarnos hasta el pequeño cabaret ambulante tras unas pala-
bras de apoyo a todos los hermanos que se encontraban en USA por lo complicado que se la
estaban viendo sólo por tener un color de piel diferente, como antesala para decir “El Ex-
tranjero”, le siguieron canciones como “Sólo si me perdonas”, “De mayor”, sonó el disco
Hellville de luxe, “El hombre delgado que no flaqueará jamás”, “Porque las cosas cambian”.

Tras otra salida del escenario regresó y dijo que iban a recordar viejos tiempos y así
empezó “Senda” y parecía que comenzaban las sorpresas de la noche... se rumoreaba que
Carlos Ann andaba tras bambalinas listo para cantar con Enrique (no confirmado), la única
sorpresa que me llevé fue la de “Senda”. Me quedé esperando el posible dueto y canciones
como “Vámonos”, “El hijo del pueblo” este par de canciones que por el lugar sí hubieran
desatado mucha euforia y “Robinson” que también es muy buena canción, pero nunca lle-
garon esas sorpresas.

Foto: Expo Guanajuato


El concierto duró aproximadamente dos horas debido al retraso finalizando con “El
viento a favor”. Yo esperaba que tocara un poco más de canciones, Enrique estuvo excelen-
te pero la gente que asistió mucha que sólo iba por ir, dejando a verdaderos fans fuera del
recinto, a mi punto de vista ha sido el concierto más flojo en cuestión de público y por con-
secuencias de repertorio, esto lo digo porque es mi séptimo concierto al que he asistido de
Enrique Bunbury desde que lo conozco -incluyendo Héroes del silencio-, nunca había salido
con sentimientos encontrados de un concierto del maestro Bunbury de enojo y alegría.

Esto fue el tour de Las Consecuencias en Silao Guanajuato… “que les vaya bien bonito”
ya vendrán conciertos mejores… yo diría que aún falta lo mejor de Enrique Bunbury, hasta
pronto y gracias por su atención.

Texto: Esteban Adán García Ruiz - kikelion

Foto: Expo Guanajuato

30
Foto: Expo Guanajuato

Foto: Expo Guanajuato

Foto: Expo Guanajuato

31
ACAPULCO- MÉXICO
31 de Octubre de 2010
Lugar: Auditorio Foro Imperial

VOY CON LA FIRME INTENCIÓN DE CALENTAR ACAPULCO Y...


En el espléndido escenario Forum Mundo Imperial, del paradisíaco puerto de Acapulco,
dio inicio el fin de la gira Las Consecuencias, de Bunbury, en México. Con un auditorio
lleno y un público ansioso, comenzó a escucharse la melodía Gnossienne No.1 de Erik Sa-
tie que Bunbury utilizó como entrada en todos los conciertos de esta gira. En medio de las
notas de piano parsimoniosas y místicas, el público ansioso aplaudió y gritó hasta que,
por fin, apareció el maño dando inicio al concierto con los primeros acordes de “Las Con-
secuencias”; seguido de “Ella me dijo que no”, para luego regalarnos “De todo el mundo”,
un tema que todos los bunburistas corearon a todo pulmón, después “Frente a frente”, y
continuó con el exquisito requinto de uno de Los Santos Inocentes, Jordi Mena, en “Los
habitantes”.
Foto: wormboy

El Flamingos Cabaret-Bar abrió sus puertas para dar paso al tema rescatado
“Enganchado a ti”; Jorge Rebenaque nos dio el ticket de salida a “El extranjero”. Luego
“Contar Contigo” y el tema playero “El porqué de tus silencios” que nos haría sentir ese
ritmo de vaivén.

Un pequeño reajuste de “Bujías para el dolor”, una versión mejorada con respecto a la
del año pasado; las canciones de aquellos maños harían su primera aparición con “Iberia
Sumergida”, y después el primer tema de aquel disco bastardo, como definiría el mismo
Enrique, “Que tengas suertecita”. El flamenco acelerado de “Sólo si me perdonas”, segui-
da de la catártica “Sácame de aquí” hicieron sentir el verdadero calor de Acapulco, el
tema original de Adrià Puntí, “Sí” hizo mover las caderas de todo mundo. El blues de
“Infinito” hizo que todos los nostálgicos de corazón se estremecieran hasta el tuétano.

Foto: wormboy Una versión más, “Apuesta por el Rock And Roll” cerró la primera parte del show.

“Voy con la firme intención de calentar Acapulco y armar un buen escándalo” fue la
frase que dijo “El hombre delgado que no flaqueará jamás”. Los versos de un viejo inde-
cente según Bukowsky se incluyeron en, tal vez, la mejor canción de amor del show:
“Doscientos huesos y un collar de calaveras”. Para cerrar la segunda parte del concierto,
el escenario se pintó de azul y con un viento huracanado recordando al cierzo de “Lady
Blue”.

Al regreso, Enrique, nos presentó un set más acústico donde interpretó “Canto (el
mismo dolor)”; seguida de una canción vieja-nueva, “Nunca se convence del todo a nadie
de nada”. Continuó la delirante y decadente, pero con esperanza “…Y al final” nos hizo
bailar ese vals nostálgico. Aquella “Bendecida 3” hizo acto de presencia con aquella heroi-
ca canción “La chispa adecuada” que, sin duda, hizo revivir la década de los 90´s y así
Foto: wormboy
cerró la tan ansiada gira de Las Consecuencias Tour 2010.

Así fue el último round de una gira con 18 fechas en la República Mexicana, dos de
ellas sorprendió al público cuando compartió escenario con Adanowsky y Carlos Ann, pero
el concierto en Acapulco fue, sin duda, el cierre de una corta pero sustanciosa gira en
nuestro país. Un fantástico concierto para propios y extraños, un concierto lleno de mati-
ces y entrega mutua. Esas fueron las consecuencias que Bunbury dejó en el puerto de
Acapulco y en el alma de sus fieles seguidores.

Su siguiente material promete ser definitorio y un nuevo parte aguas en lo que hasta
ahora ha realizado el cantante maño, como él ya lo ha comentado, Las Consecuencias es
el cierre de una trilogía que comenzó con El tiempo de las cerezas, en el que deja atrás
una etapa para dar entrada a nuevos ritmos más apegados al soul, blues, jazz, etc. Espe-
raremos pues con ansias su nuevo material que promete ser tan rico como todo lo realiza-
do hasta ahora en su carrera en solitario.

Texto: SoniGirl y Wormboy

Foto: wormboy

32
Foto: wormboy Foto: wormboy

Foto: wormboy Foto: wormboy

Foto: wormboy

33
BUENOS AIRES– ARGENTINA
3, 4 Y 5 de Noviembre de 2010
Lugar: Teatro Gran Rex

Foto: Andres Ghiorzo Foto: Andres Ghiorzo

Foto: Andres Ghiorzo

34
Foto: Gerardo Viercovich

Foto: Gerardo Viercovich

Foto: Gerardo Viercovich

35
BUENOS AIRES– ARGENTINA
3, 4 Y 5 de Noviembre de 2010
Lugar: Teatro Gran Rex

NO DIO RESPIRO A SU PÚBLICO


Luego de un año desde la última visita de Enrique Bunbury a nuestro país, la noche del
miércoles 3 de noviembre, el aragonés errante hacía su aparición sobre el escenario de la
ciudad de Buenos Aires. La lluvia primaveral volvía también a hacerse presente en la pri-
mera de las tres noches del tour Las Consecuencias, tal cual como ocurría hace un año
atrás en el estadio Luna Park.

Las puertas del teatro Gran Rex se abrieron cerca de las 20 horas, sito en el corazón de
la ciudad, el teatro es una sala con capacidad para más de 3.000 personas. Pasadas las
21.30 horas, aún con público sin ingresar, comenzaron a apagare las luces. Los primeros
en ingresar al escenario fueron Los Santos Inocentes recibidos con una gran alegría segui-
Foto: Silvina
da de la ovación ante la presencia central y en lo alto del escenario de Bunbury. La elegida
para el inicio fue “Las Consecuencias”, seguidamente “Ella me dijo que no”, y así varios
temas de su último trabajo, sin pausa, seguidas unas de otras.

Bunbury no dio respiro a su público hasta casi una hora de iniciado el recital, clásicos de
su carrera en solitario pudieron ser apreciados, “Sí”, “El hombre delgado que no flaqueará
jamás”, “El extranjero”, “Lady Blue”, etc. y uno de los momentos más románticos de la
noche “El Rescate”, cantado por muchas de la parejas presentes. Y para los más nostálgi-
cos la tan bien recibida “Senda” y “Apuesta por el Rock and roll”. Otro momento de gran-
des aplausos y de reconocimiento por parte del público fue al escucharse el nombre de
Nacho Vegas, en el tema “Puta Desagradecida”.

Foto: Silvina
A los costados del escenario, dos personas grababan cada momento del concierto de
manera constante, hecho que despertaba la alegría de público presente, mucho de los cua-
les sabían de la grabación del DVD de Las Consecuencias en vivo en Buenos Aires. Hecho
que fue de gran alegría no sólo para el público argentino, sino latinoamericano, ya que en-
tre el público no sólo se encontraba gente del interior del país, sino hermanos chilenos,
uruguayos, mexicanos, colombianos...

Próxima la medianoche, luego de dos amagues de despedida, sonaba el último tema: “El
viento a favor”, y a pesar de la insistencia de una más… la primera de las tres noches llega-
ba a su fin... Aunque no era un adiós, sino un hasta mañana...

Foto: Silvina

Texto: Marce Pereira Sandoval

Foto: Silvina

Foto: Silvina Foto: Andrea Di Giovanni Foto: Andrea Di Giovanni

36
EL PÚBLICO ARGENTO COMIENZA A VITOREARLO
Meses y meses esperando, con mis tres entradas en mano para las tres fechas y para celebrar las tres consecuen-
cias que iba a sufrir el Gran Rex, con escasa publicidad y un par de carteles del tamaño de una persona en el acceso
principal del teatro, fue suficiente para reventar las tres noches, los fanáticos no necesitamos de mucha publicidad por-
que el aragonés errante sabe qué público porteño tiene.

En la primera fecha, una noche tormentosa y horrible, las calles saturadas por automóviles, bondis, tacheros
y remises no impidió que Las Consecuencias se lleve a cabo con total naturalidad y que el gran Quique (bendita sea Es-
paña por tener a un tremendo artista en su historia) se sienta a sus anchas en "su" Buenos Aires querido.

Para dar comienzo a su actuación arrancó con “Las Consecuencias” previo a una ovación tremenda por parte de la
multitud porteña, apenas asomó el megáfono la gente explotó, como si se tratara de una extensión de su voz, con un
sonido limpio, sin ningún error (como si a nosotros, los verdaderos fanáticos nos importara tanto los errores que pueda
tener). La gente no se podía mantener sentada, en unas butacas que realmente era para sacarlas al diablo y arrinconán-
donos contra el escenario, una auténtica fiesta. Canción tras canción, vitoreando a los Héroes del Silencio, una vez que
se entonó una de sus canciones... y la gente "ole, ole, ole, ole, ola, sólo les pido que se vuelvan a juntar" un clásico en
estas tierras para algún ex-integrante de alguna banda disuelta. La noche fue mágica.

La segunda consecuencia la sufrí yo... los patovicas me encontraron con la filmadora y tuve que resignar la batería...
no se entiende todavía cómo no se puede llevar estos elementos, estoy seguro que más de uno de los fanáticos lo con-
servarían como un gran recuerdo lo captado. En fin, con un poco de sabor amargo la segunda noche fue pasando, se
notaba a un Enrique un poco agotado, pero el clamor de la gente le brindaba más oxígeno, es el artista que todos quie-
ren ser o llegar alcanzar o al menos tener su propio sello en el escenario como El Rey Elvis o por qué no la postura desa-
fiante de Liam Gallagher, es el gran Bunbury y desde hace tiempo que está instalado en los corazones de todos los se-
guidores. La consecuencia final que sufrió Buenos Aires y que tuvo como epicentro el teatro Gran Rex, sobre la soñada
avenida Corrientes y ansiada por todos los artistas teniendo como testigo sobre la avenida más ancha del mundo, la 9
de Julio, el Obelisco, punto clave para los acontecimientos más importantes, fue la mejor de las noches, la última fecha
y despedida de nuestro "Quique de Buenos Aires" haciéndonos saber que cada vez que viene a la Argentina lo traslada-
mos a su infancia, cada vez que el público argento comienza a vitorearlo "¡¡¡¡oleeee, oleee, oleee, oleeee Quiqueeeee,
Quiqueeeee!!!!

Bunbury es único, canciones que prácticamente quieren desaparecer y caer en el olvido, Bunbury y sus músicos de
turno, Los Santos Inocentes, las rescatan reversionándolas, y la canción que más me impactó en ese sentido, fue “El
anzuelo”, se escuchó ¡¡tre-men-do!! a lo música disco, con mi voz atrofiada por una maldita gripe, no me detuvo a la
hora de gritar como un maniático y cantar como si estuviera en el escenario con él, no me interesó pagar Las Conse-
cuencias con mi salud, no me interesa las críticas que hacen los periodistas a Bunbury, jamás serán como él y la gente
jamás los recordará, por eso Enrique Bunbury este es tu planeta, tu Planeta Sur, tu casa es el mundo, gracias por todo lo
que brindas en cada show, por ser parte de mi entrañable juventud y por qué no, parte de mi vida...

Texto: Esteban Aldo Tocar de Barrio Rivadavia (Bajo Flores)

Foto: Silvina

37
BUENOS AIRES– ARGENTINA
3, 4 Y 5 de Noviembre de 2010
Lugar: Teatro Gran Rex

Foto: Bicho Reactor

Foto: Bicho Reactor Foto: Bicho Reactor

Foto: Bicho Reactor Foto: Bicho Reactor

38
Foto: Hipno

Foto: Hipno

Foto: Hipno

39
BUENOS AIRES– ARGENTINA
3, 4 Y 5 de Noviembre de 2010
Lugar: Teatro Gran Rex

LO MEJOR E INCUESTIONABLE
Por fin ha llegado el día en que Enrique Bunbury y Los Santos Inocentes darán el prime-
ro de sus tres conciertos en Argentina. En el momento en el que tenía que salir empezó a
llover, en seguida vinieron a mi mente los recuerdos del recital del año pasado, en esta
oportunidad, mi ubicación era en quinta fila asiento 12, lateral derecho, llegué al teatro con
casi dos horas de anticipación, las puertas se abrieron más o menos a las 20.00, al ingresar
sentí que mi corazón palpitaba mas rápido, la emoción me desbordó al pensar que dentro
de una hora iba a empezar el recital.

La espera se hizo eterna, hasta que pasadas las 21.30 se apagaron las luces y la música
empezó, lentamente empezaron a entrar Los Santos Inocentes, el primero fue Jordi Mena,
Foto: Cecilia de Paula Robert Castellanos, Jorge Rebenaque, Ramón Garcías y Álvaro Suite, todos recibidos con
una gran ovación, cuando ingresó Enrique Bunbury todos nos pusimos de pie y el teatro
estalló en un gran aplauso, dando paso a la primera canción y nombre de su nuevo trabajo
“Las Consecuencias”, luego “Ella me dijo que no”, “De todo el mundo”, “Frente a frente”,
“Los habitantes”, luego Enrique se dirigió al público presente, diciendo que venía a presen-
tar su nuevo trabajo y a recorrer sus trabajos anteriores, y así comenzó, “Enganchado a ti”,
“El extranjero” dando protagonismo a Rebenaque y su acordeón en “Desmejorado”, luego
seguiría con “El Rescate”, “Hay muy poca gente”, luego dio paso a una canción para la nos-
talgia recordando a Héroes del Silencio con “Senda” tanto al terminar como al comenzar la
canción el público coreó “Héroes, Héroes, Héroes, Héroes, Héroes” seguido de “Que tengas
suertecita”, “Sólo si me perdonas”, “Sácame de aquí”, “Infinito”, estas últimas interactuan-

Foto: Cecilia de Paula do con las primeras filas que estallaban de la emoción. Luego vendría “Apuesta por el rock
and roll”, “El hombre delgado que no flaqueará jamás”. Haciendo una mención especial a
Nacho Vegas nos presentó “Puta Desagradecida”, “Lady blue”, ocupando la parte central
del escenario, Enrique comenzó con “Canto (el mismo dolor)”, “Porque las cosas cambian”,
y despidiéndose con “El Viento a favor”.

Sin duda un excelente recital, en el cual Enrique Bunbury y Los Santos Inocentes dieron
todo de ellos, y nosotros como público también. Lo único que me resta por decir es GRA-
CIAS, Enrique, Jordi, Jorge, Ramón, Robert y Álvaro por esa noche mágica que me hicieron
vivir y que quedará grabada en mi corazón por siempre. Cada vez que vuelvan a Buenos
Aires, Argentina, ahí estaré… Hasta la próxima.

Foto: Cecilia de Paula

Texto: Ale Becerra

Foto: Ale Becerra


Foto: Ale Becerra
Foto: Cecilia de Paula

Foto: Cecilia de Paula Foto: Ale Becerra Foto: Ale Becerra

40
SE SIENTE EL CALOR DE LAS VOCES GRITANDO EL NOMBRE DE ENRIQUE
En el Teatro Gran Rex apenas al llegar a la Avenida Corrientes ya se siente el calor de las voces gritando el nombre
de Enrique. Después de un año entero otra vez lo tenemos por estos pagos, entramos ansiosos y nos sorprendemos con
un escenario tan cerca. Se apagan las luces y empiezan a sonar los primeros acordes, “Las Consecuencias”, la sangre
parece que corriera más rápido por las venas, se va alumbrando todo el escenario y un rugido ensordecedor parece es-
tallar de la platea que es toda emoción, van pasando las canciones y cada una es el mismo ritual.

Enrique va manejando hasta la respiración de quienes lo miramos y cantamos sus canciones. Las conocemos todas y
todas ellas parecen nuevas, la interpretación es majestuosa, los músicos nos dejan sin aliento, saltamos, cantamos,
filmamos y sacamos fotos y cuando menos lo pensamos todo termina. En ese momento se me ocurre mirar el reloj, pa-
saron dos horas y realmente sentí como si recien empezara con sus canciones. No cabe duda, tres funciones (en Argen-
tina) son pocas, queremos más.

Así volvemos a casa, con la máquina de fotos que salió de tanto baile, gritos, canciones y emoción; estas tres que
les mando son las que me salieron menos movidas.

Gracias Enrique por darnos tus letras, tu música y podamos ser en parte un poco Tus Consecuencias. Gracias.

Texto: Simplemente-Cory

Foto: Simplemente-Cory Foto: Simplemente-Cory

Foto: Cecilia de Paula

41
BUENOS AIRES– ARGENTINA
3, 4 Y 5 de Noviembre de 2010
Lugar: Teatro Gran Rex

Foto: Franco Gp

Foto: Franco Gp Foto: Franco Gp

Foto: Franco Gp Foto: Franco Gp

Foto: Franco Gp Foto: Franco Gp

42
Foto: Sacry Ph Foto: Sacry Ph

Foto: Sacry Ph

43
BUENOS AIRES– ARGENTINA
3, 4 Y 5 de Noviembre de 2010
Lugar: Teatro Gran Rex

DESDE ECUADOR COMPARTIMOS EL SOLD OUT


20 de Julio, a pesar que los rumores ya circulaban, se confirmaba que la gira de la
última parte de Las Consecuencias 2010, tendría una única parada en Sudamérica y era en
la ciudad de Buenos Aires, independientemente del lugar, tenía planificado viajar a donde
se presente, dentro de mi decía “imposible perderme la gira de Las Consecuencias”, pero a
la vez tenía sentimientos encontrados, porque no visitaba nuestro país Ecuador y otros
países, luego de la grata impresión que dejó el año pasado la visita de Enrique, mucha gen-
te se mostró decepcionada por esto.

Sin perder tiempo, empezamos a juntarnos la gente interesada en viajar, planificando


los detalles de esta travesía, porque aparte de asistir a los conciertos de Enrique, íbamos a
conocer una de las ciudades más bonitas de nuestro continente. Al final fuimos 7 personas
Foto: Brunofer1
de diferentes ciudades y estábamos listas para una experiencia inolvidable.

Unos cuantos días de turismo, y ya con las entradas en la mano, estábamos prestos a
asistir el 3 de Noviembre, al primero de los tres recitales que brindaba Enrique Bunbury en
el teatro Gran Rex de Buenos Aires, ubicado en el corazón de esa bella ciudad, muy cerca
del Obelisco, este sitio que data del año 1937, que ha acogido a un sinnúmero de grandes
artistas de talla mundial recibía (una vez más) en la gira más íntima realizada por Enrique,
realmente estaba por vivir uno de los momentos más apasionantes de mi vida. En las afue-
ras hubo una gran alegría al conocer personalmente a muchos amigos que gracias a las
redes sociales nos ubicamos y ahora nos veíamos las caras, sin duda grandes personas.

Foto: Brunofer1
Debido a que las entradas eran numeradas, el ingreso fue en un completo orden, los
nervios invadían a los presentes, las primeras notas de “Gnossienne #1” de Erik Satie, po-
nía los pelos de punta, Los Santos Inocentes al ruedo, empezaba el concierto, el punto de
partida lo dio “Las Consecuencias” el sonido del teatro era espectacular, la gente no paraba
de aplaudir y vitorear, sigue la primera parte con las canciones del último disco “Ella me
dijo que no”, “De todo el mundo”, “Los Habitantes” (el solo de Jordi… mágico), era como
escuchar el CD ¡qué sonido!, Enrique saluda a los asistentes y recuerda lo feliz que está al
visitar esta urbe una vez más, realmente escuchar y sentir las canciones en vivo es algo
que no se puede describir, la emoción de verlo es indescriptible. Enrique saluda, se saca el
sombrero, la gente se pone de pie, y suena “Enganchado a ti”, que justamente engancha
más a la gente, que corea y aplaude cada estrofa de la canción. Luego hace la presentación
Foto: Brunofer1 del “Reverendo” Rebenaque para que junto con su acordeón entonen la ya clásica y muy
conocida “El Extranjero”, a continuación sigue “Desmejorado” el solo de Rebe retumba en
el teatro en esta canción, la gente gritaba “Ole, ole, ole, Quique, Quique”, a lo que Enrique
responde: “Éste es mi Buenos Aires querido”.

Al ser la última parte de la gira se nota que la banda toca muy bien coordinada, las can-
ciones suenan casi a la perfección, suenan otras muy conocidas como “El Rescate”, “Hay
muy poca gente”, aquí hace un paréntesis para anunciar que tocará una canción de la épo-
ca de Héroes del Silencio que, como era de esperar provoca que el público entone el nom-
bre de la mítica banda y suena “Senda”, no podía creer que escuchaba una canción que
sonaba hace casi 20 años de mis discos favoritos, era una locura, continuaba con “Que ten-

Foto: Brunofer1
gas suertecita” que a pesar de no ser mis favoritas, hasta ésa sonaba excelente, “Sólo si
me perdonas” provocaba que la gente de las primeras filas se acerque a cantar con él junto
al escenario, sigue “Sácame de Aquí”, y luego “Sí” la gente con las palmas coreaba esta
melodía, al igual que con “Infinito”. Ahora realiza la presentación de la banda que lo acom-
paña, Los Santos Inocentes, haciendo mención especial a Ramón, “el motor de la máquina”
como él lo llama, pide a los asistentes que cuando vayan a casa o circulando que por favor
“apuesten por el rock n‟ roll”, y ¡cómo negarse!. El concierto está en su momento de clímax
más alto, se despiden los músicos, se viene el primer encore.

Foto: Brunofer1

44
Al salir nuevamente Enrique pregunta: “¿Un poquito más de rock n’ roll?, ¿quieren algo para oír parados o senta-
dos?”, todos a viva voz: “¡Parados!”, entonces suena “El Hombre delgado”, seguida de “una canción del disco que hici-
mos con el hermano Nacho Vegas” se refería a “Puta Desagradecida”, luego el inicio de guitarra de Álvaro Suite anuncia
“Lady Blue” nuevamente se despiden.

Luego de un par de minutos, ubican sillas en el centro del escenario, se anunciaba última parte y nuevamente íntima
del show, se escucha la canción “Canto” seguida de “Porque las cosas cambian”, Enrique se levanta, agarra las maracas
de calaveras y entona la última canción de la noche “El viento a favor”, el público muy emocionado y satisfecho, lo des-
pide a él y a su banda de la manera que se lo merecen, la felicidad era evidente en el rostro de las personas. Terminaba
la primera de las tres noches. A la salida un saludo y felicitación al gran maestro Copi que pudimos conocerlo ese mo-
mento, a descansar, faltan 2 días más.

El segundo día ya más relajados, ya no con tantos nervios, pero sí con la misma emoción asistíamos al teatro, antes
nuevamente saludos con la gente amiga, este día no estaba lleno el recinto, el concierto en sí se presentaba parecido al
del día anterior, pero con cambios significativos en lo personal, porque las canciones que sonaron ese día no las había
escuchado antes como “Algo en Común”, “Contar contigo”, “Alicia”, que sonaban muy bien, nuevamente anuncia una
canción de Héroes del Silencio, pero en esta ocasión suena “Iberia Sumergida” ¡qué momentos!, hasta los gestos de
Enrique hacían recordar la gira del 96, en el primer encore sorprende la banda con los nuevos acordes de “El Anzuelo”,
excelentes arreglos. Empezaba el último encore, tal vez para mí fue el momento más especial de las 3 fechas, sonaron
“Lo que más te gustó de mi” recuerdo que dejé mi cámara al lado, me acomodé en la silla y disfruté muchísimo esta
canción, al igual que “Doscientos huesos” y “Al final”, qué cierre del día 4, sencillamente espectacular.

El día 5, tercer y último concierto de Bunbury se presentaba con mucho entusiasmo, para esa noche se colgaba el
cartel de SOLD OUT, estábamos listos para el último sorbo del motivo que nos llevó a viajar a este país. El show se pre-
sentó con la misma intensidad de los días pasados, incluso se notó con más energía a Enrique, hubo pocas sorpresas,
esta vez incluyó luego del inicio consecuente un trío de canciones del Hellville de Luxe, como “Irremediablemente coti-
diano”, “El porqué de tus silencios” y “Hay muy poca gente”. Al anunciarse que en las 3 fechas se estaba grabando el
DVD de la gira resultaba notoria la presencia de cámaras en el recinto, pero el tercer día fueron más evidentes sobre
todo al hacer tomas sobre el escenario. Debido a este detalle se notaba a un Enrique más entregado en su performance.
Confieso que al sonar la última canción “El viento a favor” sentí una emoción muy fuerte, porque sabía que se acababa
la trilogía de conciertos y porque esa melodía fue muy especial en una época difícil de mi vida, no faltaron las lágrimas.

Al día siguiente tuve la oportunidad de ver a Enrique en su hotel, otra gran experiencia, lo más bonito fue escuchar
de él decir que el próximo disco haría una gira por toda América para que pudiéramos disfrutarlo los fans de otros paí-
ses. Recordar que a Buenos Aires asistió gente de mi país Ecuador, de Perú, de Chile, de Uruguay y no sé si de otros
lugares. Y para cerrar el viaje, tuve la suerte de viajar con Enrique y Josegirl en el mismo vuelo al partir de Buenos Ai-
res, ¡no podía ser más perfecto!

Sin duda, el viaje a Argentina fue una aventura increíble, disfruté de 3 excelentes concierto de Bunbury, paseamos y
conocimos la ciudad, conocimos muchos amigos, ¡¡¡para recordarlo siempre!!!

Texto: Bruno Chacón – Brunofer1

Foto: Brunofer1 Foto: Brunofer1 Foto: Brunofer1

45
BUENOS AIRES– ARGENTINA
3, 4 Y 5 de Noviembre de 2010
Lugar: Teatro Gran Rex

Foto: Karina y Maria Ester

Foto: Grachi32

Foto: Karina y Maria Ester Foto: Grachi32

Foto: Karina y Maria Ester Foto: Grachi32

46
Foto: Clara Brostow

Foto: Clara Brostow

Foto: Clara Brostow

47
BUENOS AIRES– ARGENTINA
3, 4 Y 5 de Noviembre de 2010
Lugar: Teatro Gran Rex

EL VIAJE A NINGUNA PARTE


Ese 3 de noviembre era un miércoles normal para la vida de todo el mundo en ese
vagón del subte, menos para mí. Mi inminente ansiedad, a la espera de un momento de
gran placer y felicidad no era evidente para los habitantes que me rodeaban. Me sentía
como el extranjero, pensando “sácame de aquí” donde hay muy poca gente que entiende
mi canto que apuesta por el rock and roll en esta senda, donde el viento a favor parece
alterar las consecuencias. Estación tras estación me acerco a mi destino, y ante la creciente
ansiedad prefiero mirar el infinito, esperando no llegar en un estado desmejorado... “Qué
tengas suertecita” pienso y espero que esa puta desagradecida que tengo frente a frente
deje su asiento. Sin embargo, ella me dijo que no, pero porque las cosas cambian, el resca-
te no tardó en llegar. Muy cercano veo al hombre delgado que no flaqueará jamás, que me
susurra “sólo si me perdonas, me gustaría que ocuparas este lugar”. Con una sonrisa
cómplice, respondo: sí, espero no terminar enganchada a ti... Nos reímos, mientras él se
dispone a bajar. Observo su espalda, su remera negra esgrime un brillante “Lady Blue”. Al
final, compartimos un destino. Compartimos la ansiedad. Compartimos la alegría y algo
más allá: Enrique Bunbury.

Texto: María Marta Di Paola

Foto: María Marta Di Paola

Foto: María Marta Di Paola


Foto: María Marta Di Paola

Foto: María Marta Di Paola Foto: María Marta Di Paola

48
SU PASO POR BUENOS AIRES
Enrique se presentó en Buenos Aires el 3, 4 y 5 de noviembre, de los cuales fuimos el 3 para recibirlo y el 5 para
despedirlo, acompañada de mi hijo Nazareno de 14 años, fue unos de los mejores show que pudimos disfrutar.

La sola aparición en el escenario ya generó un cambio rotundo en el Gran Rex, donde con su presencia colmó de ma-
gia el lugar. Disfrutar de cada tema y mirar la cara de mi hijo tan atento cantando cada una de sus canciones me llenaba
de emoción, “¿viste Nazareno?, ¡qué músico, por Dios!”, le dije, con sus añitos me contestó: “¡¡increíble mamá!!”. Y así
paseamos por sus hermosas canciones, alucinante la versión de “El hombre delgado…”, más rock and roll, “Sólo si me
perdonas”, “El rescate”, “Las consecuencias”, “Apuesta…”, “El extranjero”, tan sentidas canciones que parecían que nos
contara su vida en cada verso.

Señor Enrique Bunbury, un placerazo compartir dos noches de luxe… “¡¡Quiqueeee, Quiqueeee!!”, ¡¡cómo coreamos
cada uno de los que nos empalagamos con cada tema!!. Volved pronto, Argentina te espera… y si tardas desespera, co-
mo decía nuestro querido Pappo, ¡que sea rock!. Gracias por tanta música. ¡Ah! Me quedé con las ganas de “Vámonos”.

Un beso desde Argentina.

Texto: Claudia Palacios

Foto: Jesica Sánchez


Foto: Jesica Sánchez

Foto: Jesica Sánchez

Foto: Jesica Sánchez Foto: Jesica Sánchez

49
BUENOS AIRES– ARGENTINA
3, 4 Y 5 de Noviembre de 2010
Lugar: Teatro Gran Rex

Foto: Carolina Storti

Foto: Carolina Storti Foto: Carolina Storti

Foto: Carolina Storti Foto: Carolina Storti

Foto: Carolina Storti Foto: Carolina Storti

50
Foto: Andrea Di Giovanni

Foto: Andrea Di Giovanni

Foto: Andrea Di Giovanni

Foto: Andrea Di Giovanni Foto: Andrea Di Giovanni

51
VALENCIA– ESPAÑA
19, 20 Y 22 de Noviembre de 2010
Lugar: Palacio de Congresos

SI NO FUERA POR... LAS CONSECUENCIAS


Valencia era la primera cita con Enrique en la gira de Las Consecuencias, los tres con-
ciertos en casa, en mi ciudad, tras el caos que hubo el día 2 de septiembre para la compra
de entradas (teníamos que comprar 20) pero luego nos organizamos mejor, el viernes 19 y
el lunes 22 los veríamos en primera fila y centrados, todo un lujo. Además esta vez se orga-
nizó mejor el Palacio de Congresos, no iban a dejar que pasara como cuando Enrique estu-
vo allí en la gira de Flamingos que acabó siendo el caos absoluto, salió perfecto y se agra-
dece. Cuánto tiempo esperando desde febrero que salió el disco, leyendo e informando de
toda la gira por Estados Unidos, por México, por Argentina, pero ahora… era nuestro turno,
tocaba en el territorio de Enrique y de Los Santos, y qué ganas de volver tenían tal y como
me comentaban.

Foto: Rebelwaltz
Tras unas semanas previas (o meses, jeje) organizando todo para la cantidad de amigos
que iban a venir -pues nos juntábamos gente de Girona, Jaén, Barcelona, Palencia, Madrid,
Sevilla, Zaragoza y hasta de Rumanía- el viernes 19 llegaba Jose desde Figueres y seguido
Juan desde Murcia, su lugar de trabajo. Llegábamos con la hora justa al Palacio de Congre-
sos, pero esa primera fila nos esperaba, sorprendidos de lo cercanos que íbamos a estar y
lo bajito que estaba el escenario, un auténtico luxe el recinto. Al de seguridad ya le co-
menté “los peligros” que podían pasar y me dijo que estuviera tranquila. Con Nieves, Jose,
Sandra y nosotros tres allí sentados iba a empezar la primera noche consecuente en Espa-
ña, ¡por fin! ya había llegado el momento. El set list de tanto ponerlo en el foro casi me lo
sabía, pero en ese momento estaba disfrutando y sin pensar la que venía detrás… Álvaro y
Jordi me miraban sonriendo y Enrique cuando nos vio ahí tuvo que pensar “estos chicos me
Foto: Bunburyespaña.com
suenan”, pero sin duda, es el que más aguanta las formas, siempre lo ha hecho, salvo en el
detalle que tuvo el día 22 conmigo y que luego contaré...

“Irremediablemente cotidiano” y “El boxeador” sonaron esa primera noche, de Chato


me acordé y sonreí, porque él iba a estar mañana en Valencia, en el concierto del día 20 y
no las iban a tocar… son canciones que no le gustan, le mandé un sms diciéndoselo, su res-
puesta fue inmediata, de alegría claro. Para mí fue el concierto más flojo de los tres valen-
cianos, el arranque que siempre cuesta, y el set list que menos me gustó pero la sonrisa de
Enrique en todo momento demostraba que el maño salía contento de su primera noche va-
lenciana. Al acabar, estando fuera salieron Rebe y Álvaro a fumar, mientras el sevillano se
Foto: Paula
hacía fotos con fans estuvimos hablando del concierto y de la vuelta a casa con Rebe, nos
comentó varias cosas del futuro y luego Álvaro estuvo con nosotros, nos saludó muy cari-
ñoso, de las ganas que tenía de venir a Valencia, y nos hicimos foto con él Nieves y yo, tam-
bién Sandra. La fiesta la acabamos en el 9 Tragos, donde nos juntamos con Juanjo y María,
que ya habían llegado desde Madrid.

El sábado 20 empezaba temprano, iba al aeropuerto a por Antonio y Elena, dos sevilla-
nos que venían al concierto, y al regresar a casa el goteo de amigos era continuado: Chato
y Cris, Mar y David, Charly, Anamaria (que alucinamos cómo había mejorado su español con
respecto al año pasado que la conocimos en el concierto de Castellón, no hablaba nada en-
tonces en nuestra lengua) junto a Juan y Jose que ya estaban en mi casa desde el día ante-

Foto: Soydakota rior. Todos nos íbamos juntando, otros acudirían directamente al restaurante a la playa de
la Malvarrosa: Nieves y su pequeño Sergio, los mañicos Mónika, Irene y David, los madrile-
ños Juanjo y María, David y Pilar, junto a Sandra y Pi, las dos valencianas (más gente de
fuera que de la tierra, jeje). Paella y luego horchata, mediodía y tarde valenciana total.

Con el tiempo justísimo –otra vez- llegamos al Palacio de Congresos, esta vez no era
primera fila, centrados pero más atrás, saludando a muchísima gente en la entrada y sin
poder atender a todo el mundo, María estaba allí también. Y este concierto, el ambiente
mucho mejor que la noche anterior, es básico cuando la gente corea y anima más, ellos lo
notan. Es diferente a vivirlo en primera fila, allí ves sus gestos, les oyes, y hoy tocaba otra
perspectiva disfrutando de las luces y del ambiente, y viendo cómo Mónika se volvía a emo-

Foto: Nieves - alboraya1

52
cionar viendo a su paisano en directo. Chato y yo con “Bujías para el dolor” chillando bien fuerte el uuuhhh, uuuhhh
para que lo oyera Enrique… y con “Iberia sumergida” recreábamos con él todos los gestos que comentamos en el foro,
grande… Con “Sólo si me perdonas” Enrique se acercó donde estaban Antonio e Irene, dándoles la mano, menudo mo-
mentazo para ellos. Y “Apuesta por el rock&roll” sigue siendo un himno que debe estar en los directos, todos de pie
entonándola… ¡qué conciertazo!, para las maracalaveras tras “Nunca se convence del todo a nadie de nada” no acabó
bien del todo, jeje, cayeron un poco mal al dejarlas Enrique…

Esta vez nos íbamos una buena tropa al 9 Tragos, algunos se iban ya al hotel, pero otros seguíamos la fiesta, llega-
mos allí y al ser tantos nos pusieron en la parte superior del local. Allí conocí a más gente: Jesús y Pilar que habían veni-
do desde Mallorca, y veía a Gloria, Rubén y Merche por allí. Muchísima gente que había estado en el concierto.

El domingo día de descanso (aparentemente) y de despedidas, porque todos se iban ya para sus lugares de origen y
a la vez me llegaba una cita urgente: íbamos a quedar con Enrique y Jose Girl en el hotel donde estaban alojados. Co-
rriendo a prepararse y allí acudíamos, hablando de cosas futuras y un rato muy agradable con ellos, GRACIAS. Veíamos
también a todos Los Santos salvo a los benjamines, yo que quería “pinchar” a Robert con el fútbol… veríamos si mañana
tendría oportunidad… yo.

Lunes día 22, último concierto en Valencia, y sin duda el más especial para mí y el mejor no sólo para mí sino para la
gente que disfrutó los tres o tuvo la oportunidad de ir a más de uno. Nada me hacía sospechar lo que se avecinaba, na-
da… con Jose Girl el día anterior había comentado si no iba a cantar Enrique “Si no fuera por ti” y ella había esquivado el
tema… como que ya se vería... Esta vez éramos cinco personas, Juan había tenido que irse a trabajar a Murcia y llegaba
justo para el concierto, Nieves, Jose y Sandra repetíamos ante el micro en primera fila. Por primera vez nos íbamos
pronto, y a las 19.30 estábamos ya en el recinto. Para Alberto de Arganda Nieves tuvo una idea genial, y estaría con
nosotros ¡claro que sí!. Nuevamente “Las Consecuencias” nos daban la bienvenida, el público al principio no estaba tan
metido como la noche del sábado, pero al llegar “Los Habitantes” y sobre todo con “El extranjero” seguida de
“Desmejorado” y su final, la cosa reventó, la gente ya despertó definitivamente… el concierto estaba en el punto clave,
pues seguida vino la canción que más me gusta de la carrera de Bunbury en solitario: ”Si no fuera por ti”, Álvaro me
sonreía y empezó a decirme “por ti, por ti” y yo me emocioné… pensaba “sí, sí, sí” al oir la batería de Ramón de inicio…
y encima Enrique en las dos primeras estrofas, al final, sabiendo dónde estaba yo, cuando entona el “si nooo fueraaa
por tiii” se giró hacia su derecha y me miró a los ojos… las dos veces… me emocioné de tal manera que las lágrimas
fueron incontrolables, Sandra a mi izquierda me decía “qué pasada Paula” y Nieves a mi derecha creo que estaba aluci-
nando tanto como yo. Es una canción, una frase que desde hace dos años significa mucho para mí, un regalo para mi
cabeza… como la foto que me firmó Enrique hace un tiempo…

La noche ya no se iba a poder mejorar, yo había tenido el mejor regalo en directo posible, Álvaro nos daba una bote-
llita de agua al oirnos decir que teníamos sed (gracias artista), para a continuación sumarse la “Senda” a la fiesta. Enci-
ma tocaron “El Anzuelo” en el primer bis, esa versión nueva “blackcrowiana” que nos encantó. Robert en un momento
que le miré me hizo el gesto de diez con las manos (por el Barça-Madrid) de los goles que nos iban a meter los culés, y
me chillaba a oscuras “Barçaaaa” en un descanso… De regalo tuvimos en la despedida un tercer bis con “Vámonos” y
mención para María Jiménez por parte de Enrique. Todos ellos abrazados se despedían de la ciudad que había disfrutado
con ellos como nunca. Ha sido el mejor concierto de Bunbury al que he asistido por las canciones interpretadas y sobre
todo, los detalles, detallazos que se han tenido.

A la mañana siguiente íbamos Nieves, Sandra y yo a llevarles a Los Santos Inocentes un detalle y recuerdo de la
ciudad con la que había debutado la gira española, el primero en bajar fue Robert y el fútbol esta vez sí era el tema de
conversación, Jordi se reía de lo que hablábamos y pasamos a comentar los conciertos, coincidían que el último había
sido el mejor. Estando ya todos les dábamos el presente y nos hacíamos la foto que veis. La próxima cita, en Madrid.

Texto: Paula Navío Latorre – P.a.u.l.a

53
VALENCIA– ESPAÑA
19, 20 Y 22 de Noviembre de 2010
Lugar: Palacio de Congresos

Foto: Jose Figueres

Foto: Jose Figueres Foto: Jose Figueres

Foto: Jose Figueres

54
Foto: Enjha Foto: Enjha

Foto: Enjha

55
VALENCIA– ESPAÑA
19, 20 Y 22 de Noviembre de 2010
Lugar: Palacio de Congresos

EL EPÍGRAFE EN LAS PÁGINAS DEL ROCK AND ROLL


Como si de una novela de truhanes marineros se tratara, el músico Enrique Bunbury
volvía a plantarse encima del escenario del Palacio de Congresos valenciano por segundo
día consecutivo. Para alguien que ha pateado las áridas carreteras de la “Ruta66” o los
escenarios de todo el mundo, esto es una estancia más donde dejarse la piel, pero no una
cualquiera, dicho sea de paso.

Quizá los fans más aventajados conocían de sobra el repertorio que el bueno de Enrique
y sus corsarios Los Santos Inocentes venían interpretando desde hacía unos meses, cuando
arrancó la gira de Las Consecuencias. A tenor de los últimos acontecimientos, no era aven-
turado pronosticar el éxito de esta serie de shows. Alguien que empieza calentando sus
conciertos con “Gnossienne nº1” de Erik Satie tiene que tener algo más que una serie de
Foto: Charly Hernández
canciones y un repertorio impreso en un impecable folio. Uno a uno salen al compás de las
notas de piano que desprende la intro, los fieles escuderos de su banda. Gacías en la bater-
ía, Mena y Álvaro a las guitarras, Robert Castellanos al bajo y Jorge Rebenaque a los tecla-
dos. Luces atenuadas, ni una gota de luz hasta que saliera el maestro de ceremonias ata-
viado elegantemente con sus ropajes oscuros y algún que otro adorno rojizo. Sin olvidar el
sempiterno sombrero.

Sobre una tarima y bajo un manto de luces azules, arrancaba con “Las Consecuencias”,
primera de las veintitrés canciones con las que deleitó al respetable en aquella fría y vento-
sa noche. Megáfono rojo en mano, esgrimía con la voz ahora distorsionada, las últimas es-
trofas de la canción para continuar la velada con otra pieza de innegable serenidad como es
“Algo en común”, perteneciente al disco Pequeño. Un ajuste en la correa de la Gibson J45
(o una J200 que intercambiaría más adelante) para asegurarse bien el fiel instrumento y
así proseguir con tan magno recital que continuaba „in crescendo‟ con dos composiciones
más de su último trabajo, Las Consecuencias como son “Frente a frente” y “Los habitan-
Foto: Charly Hernández
tes”.

Poco a poco y como un termómetro al fuego, el ambiente se caldeaba con cada grado de
rock and roll que aquí, Bunbury, subía a golpe de rasgueo y movimientos espasmódicos.
Una enérgica “Enganchado a ti” encarrilaba esta tónica más agitada a la que se le unirían
“El extranjero”, “Contar contigo” y “El rescate”. Bien es cierto que las canciones anterior-
mente nombradas no eran de las más movidas de su repertorio (salvo “El extranjero”),
pero recordemos que este espectáculo subía su ritmo de forma gradual, incluso si lo com-
parásemos con una obra teatral, nos encontraríamos en el movimiento de algún acto. De
todas, formas… es rock and roll y no había prisa alguna por degustar eléctricas canciones
venideras de lo más profundo de la garganta del maño.

“Bujías para el dolor” y su ritmo frenético hacían tambalear a algún que otro adormila-
do VIP que por allí –extrañado- se dejaba caer. Una parte deseada del concierto estaba a
punto de llegar con “Iberia sumergida” y el aroma político de su letra. Cierto sector del
Foto: Charly Hernández
público coreaba el nombre de la antigua banda de Bunbury, pero tuvieron que conformarse
con eso; corear el nombre de Héroes del Silencio y levantar el puño izquierdo con los pri-
meros acordes de la enérgica canción que en este país siempre estará de actualidad gracias
a la fauna política. “Éste es mi sitio y ésta es mi espina…”

Manteniéndose en una meseta sonora y bajo un majestuoso juego de luces, las cancio-
nes seguían la estela de sus antecesoras. Así y en un ejercicio rítmico, vendría la entraña-
ble “Que tengas suertecita” seguida de conciliadora “Sólo si me perdonas” y su extasiado
ritmo palmero de la mano de “Sácame de aquí” como guinda, que hicieron levantar de su
asiento al entusiasmado espectador. El primer cover de la noche sería la ya archiconocida
“Sí” que prácticamente ha hecho suya a pesar de que el grupo de rock catalán Umpah-Pah
fueran los padres de la misma. Destellos de lucimiento tuvieron Álvaro Suite con las precio-
sas Les Paul (blanca) o la Telecaster (anaranjada) y Jordi Mena con su Gibson SG. Sin olvi-
dar al „reverendo‟ Rebenaque con los teclados y el acordeón. Robert Castellanos se movía

Foto: Charly Hernández

56
“Infinito” acercaría al frontman al público, por un lado, y al espectáculo, por otro, a su recta final. No sin antes tocar
“Apuesta por el rock „n‟ rol”. Se apagaban las luces, el trovador ahora entre sudor y menos ropa desaparecía entre los
cortinajes del escenario acompañado del resto de su banda mientras una calavera de espejos presidía la tarima. Era
evidente que el público pidiera otra remesa de canciones. Así fue, poco tardaron en volver a aparecer en escena y bajan-
do el ritmo con “Doscientos huesos y un collar de calaveras” redirigían sin pausa el evento. Por unos últimos momentos
de la noche se escucharía las guitarras eléctricas en “El hombre delgado que no flaqueará jamás” (pasada por el filtro
de ZZ Top y „La grange‟) y con la exitosa “Lady blue” dando así carpetazo al final del espectáculo. Pero como hay a quien
le gusta rizar el rizo, Los Santos Inocentes y Enrique Bunbury querían dar otro regalo y ya por última vez, antes de des-
pedirse definitivamente. De manera reducida, como un set acústico, se desarrollaron “Canto (El mismo dolor)”, “Nunca
se convence del todo a nadie de nada” y “El viento a favor”.

Ahora ya era la despedida definitiva, el concierto se acabó y el público se levantaba de sus mullidas butacas. Volvían
a sus casas, lejanas o cercanas, hoteles o rincones en pubs donde alargar la función. Ya saben, cosas del rock and roll.

Texto: Charly Hernández

Foto: Charly Hernández

Foto: Charly Hernández

57
VALENCIA– ESPAÑA
19, 20 Y 22 de Noviembre de 2010
Lugar: Palacio de Congresos

ALGO EN COMÚN
Sin lugar a dudas lo más grande que tiene la música son las personas a las que consi-
gue unirte. Este fin de semana en Valencia ha sido una gran muestra de ello. Hemos disfru-
tado de un concierto diferente a lo acostumbrado, esta vez no hemos pasado el día a la
puerta del recinto esperando a que abrieran las puertas, ni hemos sufrido empujones para
entrar, ni hemos corrido para coger el mejor de los sitios posibles, ni siquiera hemos comi-
do tortilla en taper… no, esta vez ha sido algo más de luxe.

No sé si el artista es capaz de llegar a darse cuenta de todo lo que puede generar a su


alrededor, pero a mí ver lo que Enrique Bunbury fue capaz de reunir el sábado en Valencia,
me parece alucinante y si yo fuera él, me daría hasta vértigo. Más de 20 personas venidas
desde todo el mundo (Barcelona, Zaragoza, Jaén, Sevilla, Palencia… incluso desde Ruma-
Foto: Chato
nía…) unidas por su música, comiendo paella junto a la playa de la Malvarrosa… repito que
me parece alucinante. La comida pasó entre miles de conversaciones, recuerdos, risas y
fotografías… después vino la horchata valenciana (si voy y no bebo una, es como que no he
estado jejeje)… y finalmente el concierto propiamente dicho. No entro mucho en detalles
de lo que fue el día porque tendría anécdotas para escribir un libro y las sensaciones tan
buenas que tuvimos en todo momento son imposibles de plasmarse en palabras… así que
centrémonos en ese punto en común que todos los que aquí estamos tenemos: Enrique
Bunbury.

Yo acabé algo saturado de la gira Hellville, fui a varios conciertos y me encontré con el
mismo espectáculo de siempre una y otra vez, con excepción del maravilloso concierto de
la Joy… pero esta vez, no sólo las circunstancias previas han sido distintas, el concierto
también ha sido una gran y maravillosa novedad. Creo que me estoy aburguesando o
Foto: Chato
haciendo mayor porque a mí lo de estar sentado en ciertos momentos, simplemente escu-
chando al artista y disfrutando de su música, sin la necesidad de estar gritando y saltando,
me pareció sublime y por momentos me llegó a emocionar, aunque levantarse de vez en
cuando para montar un buen follón, era inevitable y necesario en ciertos momentos.

El comienzo del concierto creo que fue BRUTAL, así, con mayúsculas… es curioso como
siendo la parte más calmada de todo el concierto sentí que también era la más potente del
mismo. Las canciones de la última obra maestra compuesta por Bunbury sonaron geniales
(por cierto, un diez a la acústica del recinto) y la interpretación de la banda, especialmente
la de Enrique me parecieron de lo mejor que jamás le he visto al artista maño. Destaco de
este comienzo especialmente, el tema que da título al disco: “Las Consecuencias”, creo que
en directo gana mucho. Después tocó que Enrique nos recordara que todos los allí presen-
Foto: Chato tes tenemos “Algo en común”. La magia que desprende “De todo el mundo” no puedes evi-
tar que te envuelva, “Frente a frente” escuchada al completo en la voz de Enrique es una
delicia y con “Los habitantes” y “Enganchado a ti” la temperatura empezó a subir, pero sin
perder esa pulso calmado que tiene este inicio.

Sinceramente no me importaría para nada ver un concierto completo repleto de temas


con ese espíritu, creo que sería una delicia para los oídos. Pero Bunbury lleva en su interior
un huracán que tiene que desatar en ciertos momentos y con temas como “El extranjero”
es inevitable tener que dejar el asiento vacío y disfrutar de la fiesta en la que se ha conver-
tido esta canción en directo. “Contar Contigo” y “El Rescate” nos devolvieron a esa calma
rabiosa que estaba teniendo el concierto.

Y para mi suerte, la noche en la que pude disfrutar de Las Consecuencias sonaron las
“Bujías para el dolor”… aunque el UUUHHH que tanto me gusta ha desaparecido definitiva-
mente del tema… pero yo sigo y seguiré cantándole con toda la fuerza que tengo en mi
interior, jejeje.

Foto: Chato

58
Desde que Héroes del silencio hicieron la Gira del milenio, Bunbury no había vuelto a interpretar canciones del grupo
en España… el viernes había tocado “Senda”, pero los que fuimos el sábado pudimos disfrutar de “Iberia Sumergida”.
Siempre me quedaré con las versiones originales y siempre echaré de menos a Joaquín, Pedro y Juan junto a Enrique,
pero también es cierto que siempre que Bunbury se ha acordado de Héroes en directo, ha conseguido sacarme una bue-
na sonrisa.

Después vino el tramo fijo, lo que podíamos definir como los clásicos de Bunbury (“Que tengas suertecita”, “Sólo si
me perdonas”, “Sácame de aquí”, “Sí”, “Infinito” y “Apuesta por el rock and roll”), que sí, que es cierto que para los que
somos muy seguidores, es posible que sean canciones que están muy escuchadas, pero también es cierto que una vez
allí se disfrutan como si fueran temas completamente novedosos.

Me alegró y sorprendió mucho escuchar “Doscientos huesos y un collar de calaveras” al volver del bis, especialmen-
te porque es una canción que a mi chica le encanta y emociona mucho. También reconozco que la nueva versión o varia-
ción que hacen en “El hombre delgado que no flaqueará jamás” me parece muy buena. Con “Lady Blue” acabando este
bis, sabíamos que el final estaba cerca… pero esto no había acabado.

El último bis empezó muy bien, porque la interpretación de “Canto” me pareció alucinante pero lamentablemente no
conseguí escuchar “21 de octubre” (ni “Robinson”, ni tantas otras que hubiera querido…) y me tocó “Nunca se convence
del todo a nadie de nada”, una de las canciones que menos me gustan del último álbum. Esto no son más que gustos
personales y es imposible que a todos los presentes el set list nos parezca perfecto, siempre habrá canciones que cam-
biaríamos por otras… pero independientemente de eso, he de reconocer que tras finalizar recordándonos que hay que
esperar “El viento a favor”, salí más que satisfecho del recinto, lástima que no pueda repetir en esta gira porque sin
duda lo haría… Quiero destacar que el sonido de esta banda suena conjuntadísimo y que vi a Enrique cantando mejor
que nunca… Fueron dos horas y media llenas de magia, muchísimas gracias.

A la salida hubo varias despedidas fugaces y después nos fuimos a un bar, que es donde mejor se puede comentar el
concierto o cualquier otro tema que a lo largo del día nos haya quedado pendiente. Al día siguiente, tras haber descan-
sado y haber disfrutado de la comida de la mejor anfitriona que uno puede tener (que grande que es tu mami Pauletta)
recorrimos de vuelta los 600 kilómetros que nos separaban de casa… fue una paliza y aún estoy recuperándome, pero
repetiría una y mil veces.

Gracias a todos los que compartisteis junto a mí este día tan especial, fue un placer volver a coincidir con tanta gen-
te, saludar a algunos por primera vez y a los que no pudisteis ir o a los que fuisteis pero no nos vimos, otra vez será.

Sé que me dejaré a alguien si me pongo a nombraros a todos, con lo que creo que será mejor que omita esta parte y
así nadie se da por ofendido (además los que estuvisteis allí y los que me conocéis ya sabéis que se os quiere) pero sí
que quiero hacer dos menciones especiales… a Paula, como no, por ser la maestra de ceremonias y hacer todo esto po-
sible, eres muy grande… y a Cris por ser la mejor compañera que podría tener en esta aventura, te quiero.
Ojalá pronto podamos volver a hacer algo tan mágico como lo de este fin de semana.

Texto: Chato Calzón - c.h.a.t.o

Foto: Chato

59
VALENCIA– ESPAÑA
19, 20 Y 22 de Noviembre de 2010
Lugar: Palacio de Congresos

MIS CONSECUENCIAS DE VALENCIA

¿Valencia?, ¡Mis Consecuencias de Castellón!

En verano de 2009 fui a mi primer concierto de Bunbury. En febrero de 2009 fue cuando
decidí que quería ir a un concierto de Bunbury inmediatamente que anunciaran la segunda
parte de la gira Helville en España, sabía que sería la primera frente a las puertas del recin-
to (la plaza de toros), ¡para tener mi lugar enfrente del escenario!. El concierto que elegí
fue el de Castellón. Mi sorpresa fue cuando descubrí a las 09:45 unas 8 (después 12) perso-
Foto: Anamaria Gacichevici nas que estaban allí, enfrente de las puertas, ¡antes que yo!. Y, como soy una persona afor-
tunada, la gente que conocí sentía la misma admiración por la música de Bunbury como yo,
eran gente de Bunbury España y amigos de ellos (en 2009 eran Bunburydad y Bunbury-
club): Paula, Sandra, Jose Figueres, Quique, Eva, Rodri, Maria, Pepe, Isabel, Chony, Merche,
Juan...

Casualidad o no, la mayoría de ellos ¡eran de Valencia!, así que, mi decisión de ir a un


concierto en Valencia ¡fue tomada en 2009!.

Los preparativos para el siguiente paso

Después del concierto de Castellón, necesitaba más semanas para salir del trance del
Foto: Anamaria Gacichevici concierto. Me preguntaba, después de tres conciertos en cuatro días, ¿cuántas semanas o
meses voy a necesitar? Pero, me sentía preparada. Aprendí un poco de español en Buca-
rest, durante 6 meses. Después he estado practicando durante casi un año, todas las sema-
nas con las canciones de Bunbury, con Bunbury España, Youtube y con mi amiga Nina de
San Petersburgo, Rusia. Nina es una amiga que conocí on-line y con quien hablo en espa-
ñol, porque ¡español es el único idioma que ambas conocemos un poco!. Con ella hablé mu-
cho sobre el álbum, la gira y los conciertos, entrevistas y nuevos videos de Bunbury…

De verdad, Bunbury es ¡mi primer profesor de español!, porque después de escuchar


sus canciones en solitario decidí que ¡me encanta su música y quiero entender las letras! y
con él, con sus canciones, aprendí cómo se pronuncian (unas palabras) en español… Si

Foto: Anamaria Gacichevici mañana tuviera que descubrir a Bunbury por primera vez, yo haría lo mismo, pero más
rápido.

Un diario. Septiembre – noviembre 2010

02.09.2010. Pensaba muy triste que era casi imposible para mí tener una entrada para un
concierto tan importante –el primero de la gira Las Consecuencias en España- y más, en
Valencia, ¡una ciudad que ama a Bunbury!. Porque yo estaba en Bucarest y porque sabía
que las entradas para los conciertos de Bunbury se acaban en horas después de que se
abrieran los puntos de venta. Y no deseaba saber detalles sobre la felicidad de aquellos que
ya tenían entradas (via Bunbury España). Por lo tanto, me fui a trabajar y fue un día muy
Foto: Anamaria Gacichevici ocupado y largo.

5.09.2010. Yo no podía alejarme más del foro. Mi curiosidad era grande por saber cómo fue
el proceso de venta el 2 de septiembre, para saber qué había pasado, qué puestos había
obtenido cada uno… Leí que las entradas fueron vendidas en unas horas. Suspiré. Pero…
¡No podía creer lo que veía!, se mencionaba ¡un nuevo concierto en Valencia!, un día antes
del primero, ¡el viernes 19.11! y con ¡entradas disponibles!. Un poco antes de la mediano-
che recibía mi confirmación desde ticketmaster.com, para el viernes, 19.11. La última silla
disponible en la isla central era mía, ¡enfrente del escenario!, y tenía el avión el 18.11. ¡Qué
fuerte!

Foto: Anamaria Gacichevici

60
06.09.2010. Leía en el foro que alguien estaba vendiendo una entrada para el 2011 y enviaba un correo diciendo "Por fa-
vor, ¡dime que todavía tienes mi entrada para el sábado!, porque yo estaré en Valencia el 19 especialmente por los con-
ciertos de Bunbury". Lo sé, infantil, pero esto es lo que escribí. Ah, y algo más. Leí que las entradas compradas en ticket-
master.com debían ser recogidas como máximo hasta 3 días antes del concierto desde un lugar de la lista. Hmmm… Mi
avión llegaba en el día del concierto. ¿Qué haría? No sé. De momento lo más importante es que tenía entrada(s). Por el
resto ¡tenía que encontrar una solución!, ¡tenía entrada(s)!, ¡tenía entrada(s)!.

08.09.2010. (En facebook): “ok te la reservo para ti... un abrazo fuerte amiga”. Tengo mi segunda entrada ¡para el
concierto del sábado, 20.11!

21.09.2010. ¡Un concierto más en Valencia!, ¡el tercero!, ¿y yo? una vez más, ¿qué hago?. Esta vez tenían entradas en la
segunda fila. Sí, pero, ¿tres conciertos en cuatro días?, ¿qué?, ¿han vendido ya las entradas hasta la cuarta fila?, ¿qué
debo hacer?, ¿otros 65 euros? bueno... ¡Listo! Yo tengo mi tercera entrada para Valencia, para la cuarta fila, en el centro
del escenario. ¿Voy a estar en la parte delantera del micrófono de Bunbury?

22.09.2010. Paula me confirma que me va a ayudar con la recogida de las entradas. Paula, ¡me has alegrado el día!

18.11.2010. ¡Lo hice! Estoy en el avión, va desde Bucarest a Valencia, ¡a tres conciertos de Bunbury!

Tengo emociones. ¡El tiempo vuela!, sé que en pocas horas ¡voy a asistir al primer concierto de Las Consecuencias en
España!. Y también voy a asistir al primer concierto previsto inicialmente para España, para lo cual las entradas se vendie-
ron tan rápido a los grandes seguidores de Bunbury, y al último concierto de Valencia, que será por tanto más especial.

19.11.2010. Ya es viernes, 19.11 y yo no tengo más paciencia. Quiero encontrar a la gente que he conocido en Castellón,
la gente que conozco del foro, de facebook. Echo de menos la "cola" antes del concierto. Sí, Jose Figueres, la cola, no la
(Coca-) Cola. ¡Ahora sé la diferencia entre ellas! (… En 2009, cuando Jose me preguntó si estaba en la cola antes del
concierto, yo le contesté "yo tuve una cerveza, tu tuviste Cola"... Pensé que debido a nuestra sangre latina, las palabras
en rumano son similares con las del castellano y que yo podría entender sin diccionario lo que él estaba hablando. Pero
no, las palabras no son tan similares, jejeje).

¡Qué emociones!, podré ver de nuevo a los que son un verdadero puente del mundo con España, ¡con el mundo de Bun-
bury! juntos podremos disfrutar de un nuevo ¡concierto de Bunbury!. Cerca del Palacio me encuentro con Eva y Rodri. Tie-
nen entradas para el sábado, pero están aquí para ver a la gente que saben, y a ver, por qué no, a Bunbury. Y claro, ¡para
conectar con la atmósfera! Vemos una limusina. ¿Bunbury ya estará en los ensayos o quizás sea él el que está en la limusi-
na? Otro auto. Y otro… Seguro que Bunbury está ya dentro del Palacio. ¡Hay otro taxi!, ¡ahí Paula!, pronto vemos a Sandra,
Jose y Juan. Entonces es cuando conozco a Alboraya (Nieves). Todos vamos al interior del Palacio. Paula & Co tienen en-
tradas en la primera fila. La mía es un poco atrás. Comienza el concierto. Casi no puedo respirar, debido a las emociones.
La gente está aplaudiendo fuerte y animando. Bunbury se sube al escenario. Está parado, en el área redonda, está cantan-
do "Las Consecuencias".

Estoy filmando con mi teléfono. Sé que voy a necesitar mi dosis diaria de videos en vivo cuando vuelva a casa. Todos
entramos en la dimensión de Bunbury. Una sala llena, completamente unida por la misma pasión: para la música y la voz
de un gigante hombre pequeño. Enrique Bunbury. Pronto olvido que estoy filmando (no sólo para mí) y empiezo a cantar.
Y yo canto algunas notas bien, otras mal. No me importa. Yo canto con Bunbury, canto con toda la sala. Y esta vez sé las
letras, no sólo tra-la-la, ¡como en 2009!, ¡es un momento mágico!. Cada canción está llegando a nosotros; nos movemos y
nos relajamos con las tranquilas. Estamos observando cada gesto del artista que parece ver cada mirada y cada aliento de
nosotros. Álvaro, Robert, Ramón, Rebe y Jordi están impecables. Cada canción es seguida por una ronda de aplausos; el
comienzo de cada canción está acompañado por aplausos rítmicos.

Un momento diferente para mí, que mucho he esperado, fue cuando oigo a Bunbury decir "estamos celebrando 20
años… el álbum se llama "Senderos de traición", ¡y “SENDA” comenzaba!

Me sentí tan afortunada de ver y escuchar en vivo ¡una canción que escribió la historia de la música rock en España (y
no sólo)!. Dos horas simplemente ¡han volado! “…Y al final" ha cerrado una primera noche memorable. Bunbury, estamos
para siempre "ENGANCHADO A TI". Y otro pequeño detalle: Me acuerdo que me impresionó que Bunbury cantara por más
de 1 hora y media sin pausa, sin nada para beber (por la garganta), ¡Bravo!. Después del concierto, fuera del recinto, con
Paula, Nieves, Sandra, Jose y Juan cambiamos opiniones sobre el concierto con Rebe y Álvaro.

61
VALENCIA– ESPAÑA
19, 20 Y 22 de Noviembre de 2010
Lugar: Palacio de Congresos

Yo no tengo paciencia y les dije algo sobre mis grabaciones. La primera vez parece que
se oyen bien. Recuerdo que escuché una pregunta de alguien " ¿pero, tú no has disfrutado
el concierto?" y mi respuesta fue "¡pero por supuesto!, ¡claro que sí!”. Más tarde descubrí
que todo el concierto está cubierto de mi voz... Yo estaba más cerca de mi teléfono que
Bunbury, así que, ¡tengo las grabaciones del viernes sólo para mí!

20.11.2010. Para el sábado por la tarde el plan era encontraremos todos en casa de Paula y
desde allí irnos a un restaurante en la playa de la Malvarosa, para comer "paella
valenciana" y más tarde beber "horchata" con "fartons".

En casa de Paula conocí a su madre y una parte importante de la gente de foro, de todas
partes de España: Nieves, Sandra, Jose, Juan, Chato, Cris, Mar, Pilar, 3 x David, Charly,
Mónika, Irene, Pi, Juanjo, María, Antonio, Elena, Quique (el hermano de Paula)…
Foto: Anamaria Gacichevici

Y como quería añadir un toque rumano a la comida valenciana, llegué y como aperitivo,
una botella con una bebida tradicional de Rumanía. Se llama "tzuica" y se hace de frutas
fermentadas, es bastante fuerte. Es similar al "agua de fuego", si entendí bien… Por lo
tanto, de una manera mi deseo de "cola" se cumplió, con Paula como anfitriona y
organizadora principal. Debido a que ella realmente fue muy atenta con nosotros, desde el
momento en que nos fuimos a la playa, a continuación cuando fuimos a la "Horchatería
Daniel” en Alboraya, e incluso para nuestro regreso a hoteles, antes del concierto.

En la noche, en la entrada del Palacio, conocí también a Lucía con su hermana y su


madre, encontré a Rubén y Merche y más tarde, en el interior, encontré a Maria, Pepe, Eva
Foto: Anamaria Gacichevici
y Rodri... Realmente estaba feliz estar allí en una noche tan especial, con gente de toda
España. Esta vez mi asiento fue en el lateral, en el lado izquierdo del escenario, un poco
detrás de la línea media de la sala. En cierto modo, aunque era extraño para mí estar tan
lejos, tuve otro ángulo de ver y escuchar el concierto - lo más lejos del escenario que he
tenido hasta ahora-.

Sin embargo, la visibilidad y la acústica del concierto fueron buenas. Al mismo tiempo,
tenía una excelente visión de toda la banda y Bunbury en cada momento. Vi claramente
muchos signos de gratitud de Bunbury hacia el público. Increíble cómo ha arreglado todo
para cantar, y, al mismo tiempo, mostrar su agradecimiento con toda la gente por estar ahí.
Una forma muy simple, pero que es una prueba de su consideración. El único momento des-
Foto: Anamaria Gacichevici agradable para mí fue cuando un chico de seguridad apareció a mi lado, “no se puede gra-
bar el concierto”. Yo, que era la principal responsable de la destrucción de la grabación del
viernes... Así que, después de verlo unos minutos, me decidí a grabar el audio del concierto
y puse mi teléfono en mi mano, bajo la manga, para el resto de la noche. Y continuó gra-
bando el concierto hasta el final. “Algo en común”, „Contar contigo”, „El rescate”, „Bujías”,
„Iberia Sumergida”, „Canto”, „El viento a favor”… ¿El tiempo no ha parado?, ¿ya pasó?,
¿cuándo han pasado las 2 horas de concierto?, ¡quiero más!

El domingo y el lunes han pasado bastante rápido. Valencia es una ciudad hermosa,
pero bastante tranquila a finales de noviembre, no importaba la zona en la que me
encontraba: en la playa (donde algunas personas tomaban el sol), en la Ciudad de las Artes
Foto: Anamaria Gacichevici y las Ciencias, en el parque del Turia, en el barrio del Carmen, en el centro de la ciudad o en
los centros comerciales.

22.11.2010. Y llegó el lunes por la noche. Los cambios en el estado de ánimo del público
eran visibles. Desde mi asiento estaba mirando las personas a mi alrededor: a mi izquierda,
y en algún lugar en el frente del escenario, también a la izquierda, observé algunas
personas que parecían "de fuera". Durante el concierto entendí que no tenían ni idea de
quién era Bunbury ni de cómo era uno de sus conciertos y que tampoco sabían las
canciones. Resultó interesante como las personas de mi derecha y delante de mí me
observaron como “extraña”, me lo confirmaron más tarde, en el concierto. Cuando comenzó
el concierto tenía curiosidad acerca de los cambios en el set-list y estaba pensando en
todos aquellos que estuvieron en el concierto del sábado que ahora lunes estaban en el
Foto: Anamaria Gacichevici trabajo o en casa, pero no en el concierto. Respecto a lo que pensaba cuando compré mi

62
entrada, mi asiento era de verdad en el centro del escenario, delante del micrófono de Bunbury, con sólo dos sillas entre él y
yo.

Tengo que admitir que en este concierto estudié a Bunbury: veía sus ojos mientras él analizaba a la audiencia en las dos
primeras canciones, mientras estaba de pie en el centro del escenario y entendí cómo sabe quién es, dónde y cómo prepara sus
momentos de reconocimiento. Decidí que aquel era el momento para hacer todo lo que pudiera para ser visible para él. En-
contré una pluma en mi bolso y escribí en un sobre grande que llevaba “RUMANIA”. Mi intención clara era que, cuando pudiera,
mostrar a Bunbury mi mensaje: “¡Te esperamos en Rumania!”. Y así intenté capturar su mirada durante las canciones, cuando
consideré que las letras eran apropiadas para mi mensaje… al principio pensé que sería fácil, pero cuando él comenzó a mover-
se, resultó que no. Los que estaban en la primera fila, como Eva y Rodri, junto a Sandra, Paula, Nieves y su marido, Juan, te-
nían un montón de momentos con la atención de Bunbury. También un hombre con guantes de fútbol, junto a Juan.

El momento más impresionante fue cuando ¡Bunbury cantó a Paula ''Si… no fuera… por ti…'', su canción preferida, mirán-
dola a los ojos!. ¡Y lo hizo dos veces!, ¡qué gran reconocimiento para Paula y para todo lo que hace diariamente!. En realidad,
Paula, "Si no fuera por ti...", yo no habría estado en Valencia este noviembre. ¡Felicidades por tu perseverancia y el gran t raba-
jo relacionado con Bunbury!, ¡todavía soy feliz por ti!

De aquel momento muy especial me acuerdo con mucho cariño, junto con el momento que Bunbury ofreció a mí más tarde
en ese concierto, durante la canción "Lady Blue". Cuando esperaba menos, se detuvo frente a mí y me mostró con gestos repe-
tidos que vio mi envolvente. Yo prefiero creer que también vio el texto, debido a la sincronización con las letras. Él estab a can-
tando "¿…a donde voy?...", yo estaba apuntando en la envoltura a la palabra "Rumanía" y… ¡su señal a mí!

¿Simple coincidencia? Prefiero pensar ¡que no! ¿…a dónde voy? ¡... A Rumanía!", ¡gran detalle!, ¡gracias, Bunbury! Espera-
mos verte en concierto ¡en Rumanía!

Un lugar de cierre

Para mí, Bunbury es un artista que provoca ideas, él cree en lo que hace y hace que otros crean en lo que él está haciendo .
Creo que su talento está acompañado por su profesionalidad y todo tiene el apoyo de un estilo de vida que tuvo por placer.
Desde este punto de vista, podría ser un modelo para todos los que quieren una carrera sólida, artística u otra. Pensé que con
cada concierto mis emociones pasarían y pronto, en los siguientes desaparecerían, pero ¡sorpresa! no sólo las emociones no
son menos o más pequeñas, pues cada concierto tuvo emociones propias y diferentes de uno a otro y más grande de uno a
otro. Fue un verdadero placer disfrutar los 3 conciertos de Valencia, sabiendo la mayoría de las letras y la mayor parte de g es-
tos de Bunbury. Descubriendo nuevas caras de su interpretación, me hizo vivir cada concierto con ¡una intensidad diferente!.

Es imposible describir la sensación que producen cada una de sus canciones, aunque lo sepa, parecen nuevas. Parece que
hay una primera audición cada vez. La interpretación de Bunbury tiene que ser vista. ¿Será el hecho que él está tocando con
todo su ser humano?. Me ha gustado el público y sentí la diferencia entre conciertos debido a ella. ¡Un volcán fue el sábado!,
¡qué impacientes el viernes, y ¡qué placer y sabor había el lunes!.

Sin pretender hacer un análisis, el sábado (el primer concierto programado) fue la noche de los guerreros-fans. De los que
sabían que Valencia es un lugar especial para Bunbury y un gran lugar donde es bueno para ir a su concierto. El viernes (el
segundo concierto programado, pero el primero sostenido) estaba con los que querían asistir al primer concierto de Bunbury en
España, todos los que querían ver a Bunbury pero sin luchar en la "batalla" por las entradas desde las primeras horas cuando
las pusieron a la venta. Y claro, para los que no había entradas para el concierto del sábado o del viernes, el lunes fuimos va-
rios que también acudimos días anteriores, pero queríamos aprovechar la presencia de Bunbury y Los Santos Inocentes (¡poco
Santos y menos Inocentes!) en Valencia.

Como Bunbury es parte de mi vida en los últimos 3 años, todos los que son el alma de Bunbury España son también, desde
julio 2009, parte de mi vida, parte de mi rutina diaria. Doy las gracias a todos por vuestro trabajo, por lo que estáis haciendo,
por el simple hecho que existís y ¡por ser como sois!. Y le agradezco a Enrique Bunbury que, a través de su forma artística d e
expresión de ideas y su modo de cantar, ha conseguido reunir alrededor de su creación, (de verdad) de todo el mundo, la gente
tan diferente, pero tan unida por su música y su talento.

Que tenemos todos ¡algo en común!

Texto: Anamaria Gacichevici

63
VALENCIA– ESPAÑA
19, 20 Y 22 de Noviembre de 2010
Lugar: Palacio de Congresos

Foto: Rebelwaltz

Foto: Rebelwaltz Foto: Rebelwaltz

Foto: Rebelwaltz

64
Foto: Susana Ruiz

Foto: Susana Ruiz

Foto: Susana Ruiz Foto: Susana Ruiz

Foto: Susana Ruiz

65
VALENCIA– ESPAÑA
19, 20 Y 22 de Noviembre de 2010
Lugar: Palacio de Congresos

Y SOPLÓ EL VIENTO DE LEVANTE


Ya no sabes qué hora es, casi ni dónde estás, sólo miras hacia adelante y ves a Enrique
cantar delante de ti. Como si ya fuera poco escuchar su voz en conjunto con los instrumen-
tos de Los Santos Inocentes, encima tienes el privilegio de estar a poco más de un metro de
tu artista preferido... cosas así todavía conmueven a una chica como yo en los conciertos de
Enrique Bunbury.

Tenía que aprovechar los tres días que actuaba en mi ciudad para ir a verle; no podía
perdérmelos. Allí estaba por fin, sentada en primera fila. Se apagaron las luces y sonó
aquella canción de Erik Satie que me cautivó desde la primera escucha. ¿Qué decir del pri-
mer día? Por ahora sigo sin saber sacarle muchas pegas a los conciertos de este pedazo de
artista... Sólo con decir “De todo el mundo”, “Los habitantes”, “Senda”, “El extranjero”,
Foto: SoyDakota
podría resumir la esencia de un concierto que estuvo a la altura de mis expectativas y que
iría mejorando progresivamente a lo largo de los tres días. Algunas canciones me arranca-
ban una lágrima, otras hacían que mis manos y mis pies cobraran vida propia... Álvaro Sui-
te hacía lo mismo, ¡¡vaya forma de bailar!! No es la primera vez que lo digo, pero su alegría
encima del escenario siempre me arranca una sonrisa.

El segundo concierto lo viví desde más lejos; quizá pude observar desde una mayor
perspectiva el conjunto que formaban Enrique y la banda y fijarme en los pequeños deta-
lles; ver cómo Rebe se colocaba su acordeón cuando se acercaba la hora de tocar “El ex-
tranjero”, los estilos particulares y distintos de Jordi y Álvaro, las miradas y los gestos, y la
compenetración que había entre todos ellos. Los miraba desde lejos y sonreía: “me gustan
Foto: SoyDakota
Los Santos Inocentes”. Pude disfrutar de canciones míticas como “Iberia sumergida” que,
lejos de sonar a Héroes, me emocionó por razones especiales. Confieso que cerré los ojos
durante varios segundos al empezar a escuchar aquello de "Amanecí con los puños...", y
me temblaron las piernas. Este concierto destacó por un ambientazo en todo el Palacio de
Congresos. Durante estos dos días conocí a gente fantástica con la que compartí muy bue-
nos momentos; tenía unas ganas tremendas de conocer a muchos de ellos y de compartir
esta pasión que nos une.

Si estos dos conciertos fueron memorables, todavía quedaba un tercero. Para mí -y para
los que iban conmigo- fue el mejor de todos. No puedo dejar de nombrar aquel momento
en “Si no fuera por ti”, cuando Enrique cantó parte del primer estribillo mirando a Paula
Foto: SoyDakota fijamente a los ojos... y no era casualidad. Me emocioné al verla. Por otra parte, la versión
de “El anzuelo” me dejó helada, porque en directo gana muchísimo más. Entonaba canción
tras canción con una fuerza increíble, fue un concierto de diez. Recuerdo que mientras Enri-
que interpretaba “Vámonos”, la última canción del set list, me preguntaba cuánto pasaría
hasta volver a verle encima de un escenario.

Al día siguiente me esperaría un momento que difícilmente olvidaré, y es que tuve la


oportunidad de conocer a Los Santos Inocentes y despedirles de mi ciudad con abrazos:
"Volved pronto", pensaba. Mil gracias, Paula.

Así, hace un mes acababa mi pequeña gira valenciana particular. A veces pienso lo afor-

Foto: SoyDakota
tunadas que son esas personas que todavía tienen el gran privilegio de escuchar por prime-
ra vez canciones como “Robinson”, “Bujías para el dolor”, “El rumbo de tus sueños”, “El
tiempo de las cerezas”... o incluso todavía no saben lo que supone verle actuar en directo.
Sin embargo, una vez ahí, en el Palacio de Congresos de Valencia, yo todavía siento que lo
escucho por primera vez.

Texto: Sandra Nadal - San.dra

Foto: SoyDakota

66
ALLÍ TE ESPERAMOS
- "El sábado voy a verte a Valencia. Bueno, en realidad voy a casi toda la gira..."
- "Qué bien, pues allí te esperamos."

Eso le decía a Enrique pocos días antes del primer concierto, el día de los Premios Rolling Stone. Y, aunque por te-
mas de estudios, no podía ir ni al primero, ni al último concierto de Valencia; el sábado salí de casi camino a la Estación
Sur dispuesta a cumplirlo. Allí, después de esperar a una amiga que venía de fuera de Madrid, cogimos el autobús rumbo
a Valencia. La última vez que yo había estado ahí fue casi dos años antes, en diciembre de 2008, para el concierto de
Hellville en La Fonteta. Esta vez el lugar elegido era el Palacio de Congresos, y allí, muy cerca, cogimos un apartamento
para pasar el finde.

Las horas desde que llegamos hasta que nos fuimos para el concierto fueron... raras. Creo que no nos habíamos
hecho a la idea todavía de que, después de todo un verano de planes y demás, una guerra informático-telefónica por las
entradas y los dos meses siguientes de espera, esa noche por fin empezaba la gira. Seguramente también tuvo que ver
el hecho de no tener que hacer cola, ni preocuparnos por el sitio que íbamos a coger. Ya teníamos cada una nuestro sitio
"reservado".

Así que, a eso de las 20:30, salimos del hotel hacia el Palacio de Congresos. Allí, muchos reencuentros, primeros
encuentros y presentaciones. Gente de muchas partes de España. Todos con "algo en común". A las 21:00, empezó el
concierto. Quizá no fue el mejor en el que he estado en esta gira, pero en ese momento, las ganas que teníamos y el
tiempo que había pasado desde el último concierto en el que habíamos estado, hicieron que lo disfrutáramos tanto o
más que los demás. Aunque nos sobraran las butacas en algunos momentos...

La mejor parte del finde: el post-concierto en el Nueve Tragos. Se podría decir que estábamos todos, y los que no,
estaban en espíritu...

Texto: Gloria Morato – Alcare_hds

Foto: Gloria Morato

Foto: Gloria Morato

67
VALENCIA– ESPAÑA
19, 20 Y 22 de Noviembre de 2010
Lugar: Palacio de Congresos

LOS CONCIERTOS DE BUNBURY SUELEN SER LARGOS...


Los conciertos de Bunbury suelen ser largos, afortunadamente. En mi caso el concierto
de Bunbury dura ya meses, meses que hace que Enrique presentó Las Consecuencias, me-
ses que hace que daba entrevistas en radio y televisión y en ellas decía que iba a girar por
EEUU de este a oeste, y yo en casa esperando la oportunidad de que algún día esa gira lle-
gara a Valencia. Y cómo no, el subidón al saber que en España también habría gira, que en
Valencia tocaría 3 días casi consecutivos y además en un auditorio donde hace años ya lo
había visto cantar, me encantó. Me chifla la idea de ver un concierto sentado en la butaca,
porque se puede ver y se puede escuchar con cierta tranquilidad sin los chillidos exagera-
dos de los fans que muchas veces sólo vamos a idolatrar a un Dios y a chillar y chillar sin

Foto: Jesús Signes parar, sin importar la música y la canción.

Enrique con Las Consecuencias ha vuelto a girar la tuerca y ha hecho un disco diferente,
raro o fuera de estereotipos. Hasta los más incondicionales de su música éramos un poco
reacios a algo raro, pero el tiempo le ha dado la razón y aquellas canciones que al principio
parecían normalitas o del montón hoy son grandes, porque he escuchado Las Consecuen-
cias cientos y cientos de veces y en cada acorde, en cada letra hay un sitio donde sentarse
a disfrutar, a vivir la música desde un punto de vista muy personal de Enrique y que cómo
no, meses después tiene sentido. Nada de Rock and Roll, canciones pacientes y melódicas
para fans expectantes de furia y rabia. Toda esta contradicción a mi me encanta.

Y cuando uno gira la tuerca una y otra vez, y otra vez más y más, el tornillo va subiendo
Foto: Jesús Signes y todo es evidente, es auténtico, pero no se trata de otra cosa sino de ser original, insólito,
único, de tener algo de lo que pavonearse, de que el trabajo de uno guste a alguien como a
mi y llene los huecos de ocio y sosiego que dedico a escuchar música.

Día a día de su caminar por México, desde aquí seguíamos su andadura, examinábamos
sus gestos, sus canciones, su variedad de repertorio. Y esto es lo que más me ha gustado
de este concierto que dura meses, que no se repite, que más de 59 canciones de repertorio
son muchísimas y no dar dos conciertos iguales es ofrecer algo más, tener videos donde ver
cantar casi la totalidad del último disco, sendas olvidadas de Héroes, pequeños tesoros
ambulantes, recuerdos flamingueros y hellvilianos y alguna que otra cereza. Enrique ha
sido muy poco radical pero muy sonoro.

Foto: Jesús Signes


Sonoro porque la banda ha estado a la altura, porque esos tipos extravagantes con
sombrero y chalecos indescriptibles también se lo curran, porque no se me quita de la ca-
beza la imagen de un Sansón llamado Jordi Mena tocando la guitarra en Los habitantes. Y
porque Los Santos Inocentes también se han ganado el puesto, como lo hizo aquel Huracán
o los mismisimos Trogloditas que pusieron un apellido al Loquillo.

El foro de Bunbury España, antes Bunburydad, me ha servido de prensa diaria. Paula es


otra grande como Enrique y de ella, paisana mía, recibía información de cómo iba todo, a
veces por email, a veces por facebook. Y escribiendo un poco por ahí he visto a foreros con
mis mismas inquietudes e intereses, gente que se fijaba cuando tocaba “Senda” o cuando
“Iberia sumergida”, cuando “El anzuelo” o “Ella me dijo que no”, cuando terminaba con un
Foto: Jesús Signes tercer bis o sólo tocaba 23 canciones.

Y llega el 20 de noviembre, el día D, cuando yo viví mi concierto, ese que casi conozco
de memoria y que para los que no tenemos vicios, vivir esto tan esperado es mejor que lo
que ninguna droga puede revelar en sensaciones. Desde el momento que busco mi butaca
pienso nervioso que ese concierto está hecho para mi, que no importa estar en el anfitea-
tro. Para mi Bunbury y su banda saben que estoy allí, porque yo creo que hacen su show
para gente como yo, gente que mira todo al detalle, las luces, la sonoridad, los gestos y
cómo no, las canciones. Esas que forman parte de mi, esas que ya son habitantes de mi
sangre.

Foto: Jesús Signes

68
Bunbury cumplió, hizo que su show fuera diferente a cualquiera de los anteriores que había visto, ni mejor ni peor,
diferente. Sombrero y cinta roja tal cual freaky que pretende ser y canciones de Las Consecuencias para comenzar. Ele-
gante, frío y acorde a su último disco hasta que llegó “El extranjero” que le hizo quitarse el sombrero y revolucionó la
sala y a él mismo. Su repaso de grandes canciones de su carrera no me defraudó, incluyendo “Iberia” y
“Apuesta” (Héroes qué lejos queda ya). Los bises fueron algo flojos, volviendo a la frialdad del comienzo. Espectacular
“Canto”, la cantó como nunca. Todo acabó un poco antes de lo esperado arrastrado por un “Viento a favor” que nos
llevó de vuelta a casa. Dos horas cortas, justas y exquisitas para quien como yo estaba dispuesto a escuchar todo el
repertorio que hubiese sido capaz de cantar.

Lo más triste de todo es que ahora toca esperar demasiado hasta que este bicho raro llamado Enrique vuelva a sor-
prenderme, otro disco, otro concierto, y otra vez ilusionarme por un puñado de canciones. Hasta entonces viviré de lo
que ayer era futuro y que hoy ya es pasado.

Grande Bunbury.

Texto: Sergio - Bunbuvic

Foto: Pedro Ruipérez

Foto: Sergio-Bunbuvic

69
VALENCIA– ESPAÑA
19, 20 Y 22 de Noviembre de 2010
Lugar: Palacio de Congresos

LLEGÓ EL GRAN DÍA


Me llamo Rafael Mata Yépez y tengo 16 años. Concierto de mi ídolo, Enrique Bunbury en
Valencia el día 19 de Noviembre del 2010.

Antes comentaré cómo compré las entradas, fue algo muy complejo. Se suponía que
sólo habría 5 citas en España, y como siempre, llegué tarde para comprar y se agotaron,
pero un golpe de suerte hizo que se añadieran 2 días más a la puesta, entonces pude ir una
mañana al Halcón viajes de mi ciudad y comprar la única entrada en PRIMERA FILA que
quedaba, justo una, de 65 euros. No dudé en comprarla cuanto antes, antes que cualquier
otra persona en cualquier lugar de España me quitara el asiento.

Ese día conocí a dos mujeres, con las cuales iría al concierto meses después en coche.
Fueron muy simpáticas y directas, así que confié en ellas y nos hicimos amigos. Nos dimos
los números de teléfono, claro. Durante los dos largos meses de espera hasta el concierto
me comuniqué con María Dolores, la conductora. La otra mujer se llama Mari Carmen.

Al fin llegó el gran día, cogí mi chupa y mi camiseta de Bunbury de la gira anterior y
marché junto a estas dos mujeres hacia el Palacio de Congresos de Valencia, donde se daba
Foto: Rafael Mata Yépez lugar el concierto. Durante el camino tuvimos miedo en no llegar, no por el tiempo, sino
porque no sabíamos por dónde ir. Finalmente llegamos y fuimos a tomarnos un café en una
cafetería cercana al edificio. Yo tomé un bombón descafeinado y un buen bocadillo de torti-
lla de patatas con tomate. Mientras, en la "velada", íbamos hablando.

Por cierto, nos acompañaban dos amigas más, no recuerdo los nombres. Llegó la hora
de marchar, las 20:00, y fuimos al Palacio para entrar en la Sala 1, la más grande, dimos las
entradas y nos acompañaron hasta nuestros asientos. Repito: yo fila A asiento 1. Ahí conocí
a unas cuantas personas más: un matrimonio, que se sentaba a mi lado, dos andaluces que
se sentaron más atrás y dos chicas de 28 a 33 años que se sentaban justo atrás. Tras varios
minutos de espera, a las 9 en punto (muy puntual) apagaron luces y ¡dio comienzo a un
Foto: Rafael Mata Yépez sueño!. Enrique salía por la parte de atrás del escenario, con su traje de chaqueta decorado
con picas rojas y varios lazos rojos, aparte del sombrero característico. Comenzó el concier-
to con “Las Consecuencias”.

Yo me quedé embobado, muy atento a cómo cantaba, ya que yo me guío por él, y canto
de un modo algo parecido. Poco a poco se iba soltando más e iba cantando sus míticos te-
mas: "El extranjero", "Lady blue", "Apuesta por el RnR", en esta gira "Senda" de Héroes del
Silencio (su anterior banda)... Entre ellas, "Sólo si me perdonas" (al igual que otras cancio-
nes, retocada a más RnR), de su disco Pequeño. En esa canción, tuve oportunidad de TO-
CARLO, HABLARLE, MIRARLO, DE VER CÓMO ME MIRABA Y PARA COLMO, ME PONE EL
MICRÓFONO EN LA BOCA PARA QUE CANTE EL ÚLTIMO ESTRIBILLO DE LA CANCIÓN "Si me
perdonas, si me das otra oportunidad, al amor... prometo escribirte una canción, diciendo
que ahora acepto la derrota, PERO SÓLO SI ME PERDONAS". Cuando lo canté me sonrió y
pude ver sus ojacos verdes claros, preciosos. Estuvo muy agradable, al igual que los músi-
cos, que se ve que me recordaron del año anterior, que me hice fotos y hablé con ellos.
Enrique también debía saber quién era yo, ya que a partir de un conocido pude enviarle mi
disco de Las Consecuencias para que lo firmara, así que aproveché y le dejé una nota di-
ciendo quién era, dónde me iba a sentar y más cosas.

Foto: Rafael Mata Yépez

En fin, para colmo me llevé la toalla del guitarrista, jajaja. Uno de los días más felices
de mi vida.

Texto: Rafael Mata Yépez

Foto: Rafael Mata Yépez

70
NOCHE DE TRACA. TIERRA DE FALLAS
20 de noviembre del 2010, desde el 12 de diciembre en el pabellón de la Fuente de San Luis de Valencia, casi dos
años sin ver al aragonés errante. 16 de febrero del 2010, el maño de oro edita quizás su disco más personal hasta el
momento: íntimo y melancólico donde los haya, un disco que en la primera escucha se hace raro pero que a partir de ahí
llega hasta el fondo de las entrañas. Lo dicho, esperando con ansiedad dichas fechas hasta entonces dando la brasa a
mis compañeros de curro, jajaja. Las Consecuencias pueden ser inevitables.

Llega el día de la entradas, pillarlas la locura. Gracias Pilar te debo una. Se acerca la fecha y al final a Zaragoza se
une Valencia, biennnnnn bendita tierra. 20 de noviembre, nos espera Ángel en el aeropuerto, Rubén menudo crack viaja
desde Palma con nosotros, ahí esperaremos a Rosi, Elena, Conchi y super Edu haciendo un esfuerzo (él no es bunburya-
no). Quedamos a comer, luego paseo y nos vemos en el Palacio de Congresos. A las 21.05 sale nuestro idolatrado Enri-
que, en la oscuridad se hace una tenue luz sobre el escenario, abre con “Las Consecuencias”, temazo, “Algo en común”,
“De todo el mundo”, “Frente a frente”, “Enganchado a ti”, “El extranjero”, “Iberia sumergida, “Contar contigo” y otras
tantas. Bis final con “Canto” y “Nunca se convence del todo”, cerrando con “El viento a favor”.

Noche espectacular esperando Zaragoza. Sólo decir que inmenso el maño, Enrique no cambies nunca y fuerzas para
el futuro, que sigas llenando nuestra vida con tu música.

Una última cosa, pedir disculpas al matrimonio mayor que se sentaba a mi izquierda por poder haberles causado
molestias, pero ya se sabe, el maño desata pasiones con su música y no pude evitar desgañitarme. Noche de traca y
mocador simplemente brutal. Corto pero intenso. Saludos bunburyanos y esperemos al retoño con un discazo de su
padre bajo el brazo.

Texto: Jesús Pulido González

Foto: Jesús Pulido González Foto: Jesús Pulido González

Foto: Jesús Pulido González Foto: Jesús Pulido González

71
VALENCIA– ESPAÑA
19, 20 Y 22 de Noviembre de 2010
Lugar: Palacio de Congresos

CRÓNICA DE UNA MINI GIRA


Había ganas de gira, este disco requería verlo en directo; así que dos fueron las fechas
elegidas. La primera parada fue en Valencia el lunes 22. Tenía curiosidad por ver a Bunbury
en la capital del Turia. Dicen que allí ha dado alguno de sus mejores conciertos tanto en
solitario como con Héroes.

Tras cinco horas y veinte en el media distancia llegamos a la Estació del Nord, damos
una vuelta rápida por el centro de la ciudad y cogemos el bus para llegar al hotel, seguida-
mente buscamos un buen restaurante donde comer una buena paella valenciana. El tiempo
parece acompañar y uno tiene el presentimiento de que a la noche va a vivir algo mágico.
Tras pasar toda la tarde en un centro comercial partimos hacia el Palacio de Congresos,
caminando y disfrutando de la noche valenciana. Cerca del Palacio hacemos una parada
para tomar unas cervezas y ya sin darnos cuenta nos topamos con el Palacio de Congresos.
Llegamos con tiempo así que nos comemos un bocata de tortilla de patata congelada por el
que pagamos un precio desorbitado.

La gente comienza a llegar poco a poco, entre los asistentes caras conocidas sobre todo
la de un chico alto y delgado que me suena de haberlo visto en la mayoría de salas zarago-
zanas y multitud de conciertos. Ariel Rot, Andy Chango, Christina Rosenvinge, Micah P.
Foto: Daniel Villanueva
Himson… Entre el público también está el cantante de Seguridad Social y el ex-zaragocista
y ahora jugador del Elche David Generelo, fan de Héroes y Bunbury hasta la médula.

El personal de seguridad nos permite entrar, el recinto se adecua bastante a lo que Bun-
bury y Los Santos Inocentes nos quieren ofrecer. Tras dos horas largas de concierto salgo
con una sonrisa de oreja a oreja y con la sensación de haber vivido un concierto memorable
y único. La banda se ha salido y Enrique ha estado como nunca, quedarán en el recuerdo la
interpretación de “Vámonos”, canción por la que uno siente debilidad, también resulta
emotivo el momento “Senda” y “El extranjero” con la sala completamente volcada y da el
punto final a este concierto con toda la banda abrazada y despidiéndose de sus seguidores.

Los comentarios entre la gente al salir del concierto son unánimes ha sido un show
grande, muy grande. Mención aparte para el público valenciano muy activo y animado du-
rante todo el concierto y eso es de agradecer, por esta tierra no somos así.

Texto: J.B.A

Foto: Daniel Villanueva

Foto: Daniel Villanueva Foto: Daniel Villanueva

72
FUE LA PRIMERA CITA
Tras una larga espera, al fin se anunciaron las fechas de los conciertos de la segunda parte de la gira Las Conse-
cuencias. Al ver estas fechas, dos sentimientos: una gran felicidad porque ya teníamos datos concretos y pena por la
escasez de fechas. Pero la pena se fue y enseguida había que empezar a buscar vuelos, trenes, hoteles, etc.

Junto a la fecha de los conciertos también conocimos el día en que se pondrían las entradas a la venta, el 2 de sep-
tiembre. Esto era un gran problema ya que comprar diez entradas para cinco conciertos, teniendo en cuenta que todas
se ponían a la venta a la misma hora… Pensamos que con un poco de organización entre mi marido y yo no habría pro-
blema. Como todo el mundo sabe, sí que hubo muchos problemas. CAOS TOTAL. En fin, un día para olvidar. Al final no
salió mal del todo.

El 20 de noviembre en Valencia fue la primera cita, Paula nos recogió en el aeropuerto y nos acompañó a nuestro
hotel (muchas gracias Paula). Después a su casa a esperar al resto de la gente, que no eran pocos. Su madre, una seño-
ra muy simpática y amable, nos preparó un buen desayuno, y después de allí a la playa a comer una buena paella en
compañía de otros heroico-bunburyanos.

Al fin llegó el momento de ir al Palacio de Congresos para asistir a mi primer concierto de Las Consecuencias. De ca-
sualidad, unos grandes vecinos de butacas, Irene y David. Qué sentimiento de felicidad y emoción cuando se apagaron
las luces y empezó a sonar la “Gnossienne No.1” de Erik Satie y aparecieron Los Santos Inocentes sobre el escenario y
tras ellos Enrique Bunbury, al fin. Para mí, un conciertazo con una buenísima organización.

- Canción/canciones: “Enganchado a ti”. La mejor interpretación del concierto con un increíble final y “Sólo si me Perdo-
nas” por tener a Enrique tan cerca dirigiéndose a Irene y a mi marido, Antonio.

- Lo mejor: la emoción del primer concierto, lo cerca que estábamos del escenario y la seguridad y organización del lu-
gar.

- Nota: 8‟5.

Texto: Elena Romero – Malena82

LA VERDAD ES QUE LO HEMOS PASADO MUY BIEN


Nosotros (Eva y Rodry), hemos asistido a tres conciertos del tour de Las Consecuencias: Valencia, el 20 y 22, y en
Zaragoza el 3 de diciembre. La verdad es que lo hemos pasado muy bien, unos conciertos inmejorables y una compañía
única.

Sólo resaltar que nos encantó "Vámonos" en Valencia (día 22), fue la primera vez que la escuchábamos en directo, y
super contentos que Enrique me cogiera la mano en "Infinito".

Un saludo, nos vemos en la próxima gira.

Texto: EvayRodri

Foto: EvayRodri Foto: EvayRodri Foto: EvayRodri

73
VALENCIA– ESPAÑA
19, 20 Y 22 de Noviembre de 2010
Lugar: Palacio de Congresos

Foto: Nieves - alboraya1 Foto: Nieves - alboraya1

Foto: Nieves - alboraya1

74
Foto: Lola Honrubia Foto: Lola Honrubia

Foto: Lola Honrubia Foto: Lola Honrubia

75
MÁLAGA– ESPAÑA
26 y 27 de Noviembre de 2010
Lugar: MAC

LOST in CONSECUENCIAS TOUR: capítulo II

Ahora sí. Tranquilidad. Abro los ojos. A ver, un volante, un espejo retrovisor, una carre-
tera que dejamos atrás, una novia, voy a 110… espera, una novia, el mar, todo en español,
una venta, aceitunas… esto no es USA on the Road… esto es la Costa del Sol. Ah sí, voy
camino de Málaga. Ya, ya recuerdo. Mira, un autobús negro… extraños sonidos… ruido de
avión que se estrella… mirada larga a cámara y ¡¡¡Bam!!!

Flashback… primer día de gira en Tucson, acaba el concierto y una cola de fans condu-
cen como locos detrás del Bunbubus… comienza a correr demasiado el Bus… Alicia no pue-
de con ellos y nos quedamos atrás. Sonido contundente de avión… choque y…
Foto: Diario Sur

Ya hemos llegado a Málaga. Hemos quedado con Enrique y Jose para comer. Llegamos
al restaurante. Un gran amigo de Enrique nos saluda. También está Mónica y también salu-
da. Enrique y Jose y sus sonrisas nos recuerdan qué bien nos lo pasamos cuando queda-
mos. Abrazos. Risas. Recuerdos. ¿Qué van a tomar? Yo una cerveza… sonido fuerte… velo-
cidad… la cámara se mueve bruscamente y ¡¡¡Pum!!!...

Cervezas. Llevamos toda la noche buscando cervezas. Se han acabado. Yo me voy a


dormir ya. En Boston al amanecer hace frío. Me duermo en Alicia. Todos dormimos. De re-
pente golpes en la puerta… ¿tenéis cervezas? ¿O sólo yogures?... fundido y flash… golpe…

Hemos acabado de comer. Nos vemos en el recinto. Me voy a casa de mi amigo de Mála-
Foto: Diario Sur
ga y en el camino suena mi teléfono. No conozco el número, pero habrá que cogerlo. Una
voz familiar me saluda con mucha alegría. No hay duda. Desde la gira de USA no la oía,
pero es Andrés… zumbidos… rayos… truenos… avión… ¡¡¡Flash!!!

Andrés está sentado en el mismo lugar por donde han pasado todos los demás antes. El
confesionario de Alicia le llamamos. Aquí se han dicho cosas que nadie imaginaba. Todo
está guardado en discos duros de oro. Enrique es el que más veces ha pasado. Ahora está
Andrés. Llevamos dos días en San Diego. En la entrevista dice que está siendo la mejor gira
de su vida… la de sus sueños… eso lo compartimos muchos creo… pero… ¿yo no estaba en
Málaga?... sonido de lejos… avión que viene… golpe…

Quedan apenas 2 horas para que comience el primero de los conciertos en Málaga. En-
Foto: Diario Sur
tramos a camerinos. En la primera sala mi gran amigo Nacho y el Musti. Qué alegría. Voy a
saludarlos. Pero vaya caras de preocupaciones que tienen. Me mira Nacho. Ya me suelta la
primera: “ahora no que estamos resolviendo un problema”. Este es mi Nacho… ruido… es-
truendo… pum…

Nacho se me acerca. Aleti, ha venido a ver a Enrique. Ven que tienes que grabarlo. In-
creíble que haya venido a Carolina del Norte, donde no viene nadie. Pero claro, también
estamos nosotros, que es más raro todavía. Me acerco al camerino. Le doy a grabar. Nacho
me abre la puerta y… ¡In the Name of Love! ¡Bono!... avión de pasada… explosión…

Seguimos caminando por el camerino Malagueño. Qué alegría. Ahora sí. Abrazo con el
crack Nacho. Abrazo con el gran Mostaza. Abrazo y besos con la buena de Marisa. ¿Y la
cámara? No hombre no. Eso era en EEUU. Aquí estamos en Andalucía. Aquí no se trabaja,
según dicen por ahí. De fondo se oye a los mejores músicos del mundo tocando música ce-
lestial. Es la hora de las pruebas. Me acerco al escenario y qué postal navideña más bonita.
Ahí están todos. Ahí están esas siluetas que tanto hemos retratado. Ahí está la cabeza re-
dondeada del Maestro Mena. Ahí están las caricias del Rebe a su mueblebar, que a veces es
un teclado. Ahí está la melena al viento del Robert. Ahí está el Ramón sentadito en la som-
bra. Y ahí está la figura esbelta y marchosa de Álvaro. El Rebe me ve por el rabillo del ojo.
Terminan de tocar y lo primero que dice en voz alta el mamonazo es: “aquí huele a tragasa-
bles”… avión de lejos… caída libre… sonido de accidente… crash…

Foto: Diario Sur

76
Tragasables. Así nos llamaban en la gira. Esos éramos nosotros. El equipo del documental. Los de la camarita. Los
más jóvenes, pero no los más marchosos. Los de la caravana. Los chicos de 700g. Los Aletis. Los caníbales, andaluces,
graciosillos. Los pesados con el puto micro de los huevos. Los que había que despistar. Los que había que avisar para las
fiestas también. Pero ante todo, los cuatro amigos inseparables que se recorrieron EEUU en una gira llena de gente ma-
ravillosa. Aquella tarde, en Los Ángeles, en casa de Enrique y Jose, todos cantábamos… qué está pasando… sonidos
fuertes… avión…

Reencuentro con todos en los previos al concierto. Qué de tiempo sin vernos. Qué de recuerdos. Los intrumentos
todos afinados. Hombre Román qué alegría verte. Las escuchas calibradas. Coño Libi qué de tiempo. Las luces todas sin
fundir. ¿Miguel cómo va la cosa? Esto se escucha o no se escucha. Raúl encantado de verte de nuevo. Nada de ruidos,
todos son sonidos. Pero Chinas que estás igual, no has cambiado nada. Normal, sólo han pasado 5 meses. Pues parece
que hace una eternidad. ¿Y cómo va el documental?... velocidad… estruendo… flashazos… ¡bang!

No puedo escuchar nada. El rugir del público no me deja oir lo que dices. ¿Cómo? Ah, que me aparte un poco que
viene Enrique. Vale. El Azteca lleno hasta la bandera, esa que no está puesta al revés. Dicen que 90.000 personas. Pasa
Musti por mi lado… bueno, yo aún no lo conozco. Dice que faltan 5 minutos. Apagamos luces dijo antes. Todos camina-
mos hacia el escenario. Oscuridad pero mucha ilusión. ¿Le has dado a grabar Alexis? Sí, creo que sí. Todos caminan
hacia el escenario. No conozco a ninguno de la banda, pero seguro que son buena gente. El último Enrique. No parece
mal tío, pero por si acaso me voy a echar un poquito para atrás, no vaya a ser que tropiece conmigo y vayamos a liarla.
Ya están todos en el escenario. Suena “El Club de los Imposibles”. Impresionante. No conozco a nadie de esta gente,
pero algo me dice que algo va a cambiar… viento… tormenta… avión cayendo…

Pasa Musti por mi lado. Estamos en zona backstage. Suena melodía de Erik Satie. Allí estoy otra vez con ellos. Pero
esta vez es Málaga, es mi tierra, al lado de mi casa. Junto a mí, Elisa. Podría irme ya para las gradas a disfrutar del con-
cierto, pero no puedo. Tengo que verlo de nuevo. Málaga ruge. Luces apagadas. Ahí van. Entra Rebe, entra Jordi, entra
Álvaro, entra Robert y entra Ramón. Se queda Enrique sólo. Esto ya lo he visto yo antes. Pero… ¿y mi cámara? No, que
estamos en Málaga. Ahora sí que los conozco a todos. Le toca a Enrique. Ahí va. Sí que algo ha cambiado. Mucho. Y la
canción ya no es “El Club de los Imposibles”. Ahora son “Las Consecuencias”... sonido potente… viento de nuevo…
¡boom!

A ver. Un ordenador. Pantallas. Discos duros… ah ya. Estamos montando el documental. ¿Pero yo no estaba en Mála-
ga?

Texto: Alexis Morante – 700G Films

77
MÁLAGA– ESPAÑA
26 y 27 de Noviembre de 2010
Lugar: MAC

ME SORPRENDIÓ GRATAMENTE
Quiero dar también mi punto de vista del concierto (bueno en realidad más que del
concierto de la organización del evento). Fui al segundo, al del 27 de Noviembre, de Bunbu-
ry poco o nada que decir, estuvo a la altura e incluso me sorprendió gratamente con "Es
hora de hablar", en directo gana muchísimo el tema y ¡¡queda genial!!. Eso sí, otra gira más
me quedé esperando "Los restos del naufragio", es una de mis favoritas y nunca ha coinci-
dido que la vea en directo.

La cosa es que teníamos la entrada comprada por plano en ticketmaster en la zona C,


central y fila 5 (con nadie delante porque se suponía que delante teníamos el control de
sonido), como digo, se suponía… cuando llegamos no encontrábamos nuestros asientos,
estos habían sido eliminados por el mismo control de sonido, por lo que nos colocaron en la
última fila de la zona B, hasta ahí más o menos bien e incluso salíamos contentos. La cosa
fue que abajo era una desquicie: Los asientos una auténtica porquería, sillas de plástico
recubiertas con forros y pegadísimas.

No tuvieron otra idea mejor que poner un pasillo en medio, con lo que todo eso conlle-
va: gente que cruzaba el pasillo para hacerle fotos (había gente que era considerada y lo
Foto: Rickma hacía de cuclillas, otros directamente andaban le hacían la foto y se daban la vuelta tan
campantes). Gente fumando (entre ellos Álvaro Suite) y bebiendo, que incluso el de la cer-
veza se puso en medio del pasillo. Gente de pie (que más o menos eso lo entiendo porque
hay canciones que no se pueden oir sentado) y ya cuando quedaban unas 5 canciones se
fueron todos en bandada a las primeras filas (por ese genial pasillo de en medio). Uno de
seguridad que no tenía mando ninguno y que sólo regañaba y que todo el mundo se pasaba
por ahí mismo...

Total, para que seguiros diciendo... ya os imagináis qué fue y demás. Acabé poniendo
una hoja de reclamaciones ya que mis entradas eran más lejos pero no me molestaba na-
die. Como os digo, Bunbury genial pero la organización nefasta... Pero vaya, de todo se
aprende: no vuelvo a ir a un concierto de estas características con asientos numerados.

Texto: Kirma

Foto: Málaga Deporte y Eventos

Foto: Málaga Deporte y Eventos Foto: Nando

78
LAS CONSECUENCIAS DE SER EL MEJOR
Siempre me ha parecido un error poner un concierto con tintes rockeros en un recinto con el público sentado, por
varios motivos: el principal que el propio espectáculo siempre te va a llevar a bailar, y tal como dijo Bunbury, a subirte
encima de los asientos.

Con éstas me dispongo a ver el segundo concierto del maño en mi ciudad, Málaga, en dos días. Desde el año 98 creo
recordar no venía a la capital, con su gira Radical Sonora, el lugar en aquel entonces fue la caseta de la juventud del
recinto ferial, en plenas ferias malagueñas y con entrada gratuita, el concierto lo tenía todo para ser malo, y por supues-
to que lo cumplió.

Doce años después se nos presenta en Málaga con dos conciertos, con una carrera en solitario respetadísima, en un
recinto cubierto y con asientos, y lo más importante, cobrando la entrada a precios de oro. No me importa pagar un di-
nero por ver a Bunbury, él lo vale, pero por eso mismo no puede actuar en lugares como estos, en carpas de feria de
pueblo, que sí que a nivel tecnológico el escenario sirve, pero sin apenas seguridad y con asientos de madera NO.

Del día 26 no comento nada, la primera fila y un par de copas me hace perder la memoria, el concierto se me pasó
como un relámpago, rápido y veloz. El sábado me fue otro mundo totalmente diferente. El asiento al lado del control de
sonido, una ubicación perfecta para ver el concierto, una buena elección.

Comenzamos de nuevo con “Las Consecuencias”, en directo gana mucho, la interpretación así como el ambiente que
crea Bunbury es de manual, en el disco esta canción se me hace pesada, en directo se nos presenta al cantante, a su voz
y a su público. Comienzan Las Consecuencias. Todo el mundo observa sentado desde su asiento, alguien se levanta al-
zando los brazos cual misa de góspel, “¡Dios Bunbury!” grita uno desde el fondo y sí, las primeras canciones transcurren
a modo de misa, observamos y callamos. ¡Amén!

“Enganchado a ti”, en versión corta, rápida y mortal, el público empieza a levantarse, el de seguridad que empieza a
verse desbordado, solo ante una legión de fans en un ¿concierto de rock?, pues sí esto es rock pues como diría Enrique
el rock lo podemos encontrar hasta en las coplas, y “Desmejorado” y “El extranjero” son un tipo de rock mezclado con el
circo de Emir Kusturica, geniales como siempre, Rebenaque se sale con su acordeón y el público enloquece al ritmo del
fin de canción.

Tres canciones que me sobraron: “El rescate”, me encantó en su día, ahora la tengo atravesada y no la soporto, ni
disc, ni en directo, ni en nada, cansina. “Alicia”, cierto que le versión no varía mucho de la original, pero ese punto de
rapidez no me convence, mejor la versión original. La tercera es “Senda”, lo siento me tiran mucho Héroes, y lo siento
de nuevo, pero para mí es un tema de Héroes y punto, eso sí al respetable le encantó, al de seguridad no tanto. Hay
canciones que aunque a muchos parezcan repetitivas y cansinas hacen falta, entre ellas “Sí”, “Infinito”, “Apuesta”, las
podemos criticar pero cuando las oímos en el concierto es como una primera vez, o acaso no gritamos una y mil veces
eso de “ya no tiene sentido abandonaaar”.

Tenía muchas ganas de escucharlas, dos versiones para mi gusto geniales, algo así podría ser el Radical Sonora
actual: “El anzuelo”, el ritmo que le meten a la canción es sublime, ritmo rockero-discotequero jajaja, me encanta. La
puesta en escena del concierto no es gran cosa, el escenario es pequeño y sin grandes adornos, pero el juego de luces
sencillamente genial, o mejor dicho, la dirección en el juego de luces genial. En “El Hombre delgado”, nos pegamos me-
dia canción sabiendo que de un momento a otro empieza a tronar todo, y es como si la banda se contuviese, y de repen-
te zas, llega la velocidad de la versión original, bravo. Parece que regresamos en el tiempo, el concierto empieza de nue-
vo, Bunbury y la banda se suben al “mini” escenario, y nos presentan al “Boxeador”, con una interpretación magistral,
la mejor canción del concierto, sin más, después de dos horas controla cada registro de su voz dándole unos tonos len-
tos y suaves que continúan con “Es hora de hablar”, durante el tiempo que dura la canción no dejo de recordar a Héroes
e imagino cómo hubiese sonado con ellos o si va dirigida a ellos, suposiciones, pero lo cierto que termina con el Bunbury
más Heroico del concierto, el chorro de voz que suelta asusta, joder Enrique que si quieres hablar, hablamos, pero no
grites de esa manera ¡que acojonas! Puf chapó.

Y una canción creada para cerrar conciertos, bodas, o lo que creamos oportuno… “Y al final”.

Saludos.-

Texto: Joaquín García Pérez – Duke-Blanco

79
MÁLAGA– ESPAÑA
26 y 27 de Noviembre de 2010
Lugar: MAC

HIZO TEMBLAR AL PÚBLICO MALAGUEÑO


Viernes, 26.11.10. 07h00. Vuelo 2111. Dirección a Málaga. Puntualmente despegué.
Llegó el momento de dejar aparcados los “marrones laborales” y embarcarme de nuevo en
este tour que me está regalando tan buenos recuerdos a mi memoria y vida. Por fin estaba
de nuevo en un aeropuerto, no para disfrazarme de turista, sino para visitar la ciudad de
los amores perdidos, que otros llaman la capital de la Costa del Sol. Esta vez, mi excusa
perfecta era la doble cita en el Auditorium Club de la capital con Bunbury y Los Santos Ino-
centes.

Gracias a esos y constantes “spoilers” que nos vamos regalando los seguidores y admi-
radores de Bunbury a lo largo y ancho de este planeta, me moría de ganas por escuchar y
Foto: Dave Iturbe ver personalmente la puesta en escena evolucionada desde que asistí a Las Consecuencias
Tour en USA porque ese concierto del Gran Rex de tan solo 22 días atrás retumbaba todavía
en mi cabeza. Estaba anunciada la presencia de la lluvia para todo el fin de semana, y a
medida que se iba acercando la hora del concierto, el cielo se encabezonaba en no dejar
que la ciudad que abandera la Costa del Sol no pudiera dejar sobre nuestras cabezas seme-
jante estandarte solar.

20h15, sin prisas descendimos la escalinata que nos condujo al recinto del Auditorio,
para, una vez allí, empezar a reconocer caras e intercambiarnos sonrisas y abrazos. Mer-
chandising a la derecha y un poco más allá, el bar. Precios populares. €2.00 por cerveza. La
sala, que estaba cubierta en esta ocasión, repleta de sillas de establecimiento de mobiliario
Foto: Dave Iturbe
sueco, recubiertas con unas fundas de color rojo burdeos. Fila 3, asiento 12. Buen lugar
para presenciar uno de los últimos conciertos de Las Consecuencias Tour.

La música ambiente, rock, blues, hasta que ante un guiño de luces, la oscuridad abarcó
toda la sala y comenzó a engatusarnos “Gnossienne N°1” de Erik Satie. Esto ya no tenía
solución. El concierto estaba a punto de empezar. Gritos, suspiros, flashes a medida que se
iban adivinando entre las sombras del escenario las siluetas de Los Santos Inocentes. El
griterío se tornó ensordecedor cuando, una sombra coronada con un sombrero de ala ancha
se avecinó al “altar central” del escenario. Sonaron los primeros acordes de “Las Conse-
cuencias”, un escalofrío recorrió todo mi cuerpo al sentir un “flash back” y “déjà vú, déjà
vécu” en USA hacía tan solo 6 meses. Estos primeros momentos del concierto estaban dedi-
cados a presentar parte de este gran trabajo compositivo de estudio. Con “Ella Me Dijo Que
No” mi mente viajó al pasado tormentoso de mi vida sentimental y no tuvo que hacerlo muy
lejos puesto que en las cercanías, en una avenida en frente del mar con nombre de océano,
estaba la persona que me hizo “ausentarme” momentáneamente del espectáculo al que
asistía. “De Todo El Mundo” me trasladó a los momentos que tuve la fortuna de vivir en la
gira americana, ese irrepetible round por la costa este. “Frente A Frente” hizo que mis
Foto: Dave Iturbe cuerdas vocales cantaran a viva voz semejante pieza musical. El delirio llegó cuando “Los
Habitantes” visitaron la sala malagueña. Me moría de ganas de ver como el gran Jordi Me-
na, se hizo con el protagonismo más que merecido al saber dirigir la canción a su terreno.
Gracias a él, esta canción se eleva hasta las cotas más altas de emoción en esta gira de
conciertos.

Llegó el momento “revival” de la carrera artística de Enrique con “Enganchado a Ti”,


actualizada, rabiosa, granuja. Como un himno de rabiosa actualidad nuevamente, “El Ex-
tranjero” conducido por “El Reverendo Jordi” nos sacudió de las sillas y todo el público, en
pie, y con los brazos imitando el “sirtaki” decoró la sala del Auditorium. “De Mayor” con su
atmósfera cabaretera y golfa nos invadió para dejar paso a piezas de Hellville de Luxe.
“Bujías Para El Dolor” otra canción con siglas personales, MMA y “Hay Muy Poca Gente”
transportó mi sonrisa y mis recuerdos a mis brothers JP, Oscar & Johnatan quienes una vez
cantamos al unísono en Atlanta dicha canción.

La versión actualizada de “Iberia Sumergida” hizo temblar al público malagueño, que


en su mayoría estaba presenciando, por primera vez y después de la etapa Héroes, como

Foto: Dave Iturbe

80
Enrique y gracias a la magnífica adaptación de “Los Santos Inocentes” conquistaba la atención y todas las voces de los
que allí estábamos presentes. Un tren lejano, dejaba oírse a medida que “Que Tengas Suertecita” empezaba a acercar-
se a nosotros para marcharse tan pronto como vino dejando una estela de buenos deseos que habitan en esta canción.
Yo esperaba con anhelo ese momento crucifixión al que Enrique nos tiene acostumbrados cuando interpreta “Sólo Si Me
Perdonas” tanto a la izquierda como a la derecha de los escenarios que pisa, esas carreras de lado a lado, y ese acompa-
ñamiento de palmas del público y no nos falló en absoluto comulgando con los asistentes en las primeras filas. “Sácame
de Aquí”, “Sí” e “Infinito”, como un trébol mágico, coronaron los momentos previos al primer descanso del concierto no
sin antes interpretar “Apuesta Por El Rock‟n‟Roll” todo un catálogo de intenciones para invertir en estos tiempos de
incertidumbre. El público quería más, no dejaban de corear a la vez, “Héroes, héroes” con “Enrique, Enrique” mientras
el escenario se vaciaba.

De vuelta para retomar el concierto, un recuerdo al disco compartido con Nacho Vegas, dejó a más de uno con la
boca abierta, “Puta Desagradecida”, que quedó empequeñecida con la excelente versión de esta gira de “El Hombre
Delgado que no flaqueará jamás”, a muchos los dejó perplejos puesto que no habían conocido todavía este arranque de
la canción hasta que Enrique entona “Soy un explorador solitario…”. Allí la maestría de Álvaro, Robert, Jordi, Rebe &
Ramón quedó nuevamente demostrada, acompañada con todo el público de pie y botando al ritmo desenfrenado que
alcanza dicha canción, marcado por ellos. Con la versión mejorada de “Lady Blue”, con toda la banda al borde del esce-
nario cuando llegan los últimos acordes, el concierto se encaminó a su segundo “bice” encabezado con la desgarradora
“Aunque No Sea Conmigo” y con toda la banda en el altar central que se convirtió en lágrimas para mis ojos. “Porque
Las Cosas Cambian” y “ El Viento A Favor” con su inicio a lo reverendo góspel, dieron paso a “La Chispa Adecuada” dedi-
cada esta vez a Mario Pacheco, figura imprescindible en el mundo del flamenco por su labor entre otros quehaceres co-
mo productor musical.

A esas alturas, yo no sabía que aun habiendo disfrutado de este concierto, en menos de 24 horas éste quedaría em-
pequeñecido por lo que tuve la fortuna de disfrutar después de una noche larga de fiesta con amigos, con “Los Santos
Inocentes” hasta altas horas de la mañana.

Foto: Dave Iturbe

81
MÁLAGA– ESPAÑA
26 y 27 de Noviembre de 2010
Lugar: MAC

LOS APLAUSOS ARRANCABAN ESPONTÁNEOS


Toda la noche del 26 estuvo lloviendo, incluso, la mañana que nos sorprendió despier-
tos y de fiesta parda no dejó de regalarnos resbalones a medida que íbamos andando de
vuelta al hotel. Desayuno, room service, a las 8.30 sin haber dormido y todavía con los ecos
del concierto de hacía pocas horas (…)

La noche cayó sobre nosotros para anunciarnos que había que asistir sin falta a la últi-
ma cita malagueña de Las Consecuencias. Allí, en la entrada, pude estrechar mi mano y
darnos un abrazo, como si fuéramos viejos amigos con Alexis, de 700GFilms. Fue emocio-
nante el volver a recordar con alguien como testigo directo de nuestras vivencias america-
nas de la primavera pasada.
Foto: Dave Iturbe

Esta vez, la fortuna en el reparto de accesos me permitió una novena fila, en el mismo
asiento que la noche del viernes, nos acomodamos y fuimos a avituallarnos de cervezas y
fumarnos un último cigarro, como cumpliendo el deseo tal condenados a tan bello y emo-
cionante espectáculo que íbamos a presenciar.

Pasados unos pocos minutos de las 21 oí a alguno de los de seguridad musitar: “El show
tiene que empezar ya” a la vez que se apretaba el pinganillo contra su oreja mientras escu-
chaba esa orden. Efectivamente, a las 21.15 se hizo la oscuridad. La música ambiente de
las previas se desvaneció en ella y empezó a sonar la ya no tan fúnebre “Gnossienne nº1”.
Las mismas sombras de la noche pasada se dejaron intuir en el escenario ocupando sus

Foto: Dave Iturbe posiciones. El griterío era ensordecedor, acompañado de aplausos, que auyentan el mal
fario, para, de repente, volver a intuir a la sombra con sombrero alado situarse en el punto
más alto del escenario.

Un foco dirigiéndose a cada una de ellas, fue descubriéndolas mientras sonaban los
primeros acordes de “Las Consecuencias”. Impecable traje negro, el rojo burdeos que ento-
naba con las fundas de las sillas de plástico sueco y el altavoz con el que entonó parte de la
canción. Entre estrofa y estrofa los aplausos arrancaban espontáneos como fruto de satis-
facción y emoción contenida, ya no por mucho tiempo posterior. Sin dilación, “Ella Me Dijo
Que No” me sonó más triste que nunca, hasta tal punto que la dediqué vía móvil a MMA
quien me regaló una respuesta por SMS: “Pase El Tiempo Que Pase, Siempre Te Queda Algo
Para Seguir Sorprendiéndome”. La canción iba agrandándose, adaptando ese sonido beatle
Foto: Dave Iturbe
para explotar en una inmensa ovación del público cuando Enrique dejó su “altar” para ocu-
par un primerísimo primer puesto en el escenario y llegar a la parte final de semejante in-
terpretación. “De Todo El Mundo”, a cual maravilloso ritmo de vals sonó e inundó el Audito-
rium Malagueño me transportó al momento vivido de mayo pasado cuando en el avión de
vuelta a España, en mi Ipod iba sonando esa canción cuando mi avión despegó rumbo a la
península.

“Frente a Frente” tomó el relevo para continuar el concierto, de las canciones más tris-
tes y conformistas que he escuchado hasta la fecha. El público seguía entusiasmado y rega-
laba a modo de respuesta gritos y sus voces para entremezclarse con la de Enrique, quien
tocaba su guitarra siguiendo el ritmo impuesto por Los Santos Inocentes. Álvaro Suite, el

Foto: Dave Iturbe


gran Álvaro, se aproximó a Enrique para fortalecer los acordes finales de la canción y pre-
pararnos a todos, sin excepción, a disfrutar de “Los Habitantes” que sonó más rotunda,
más enérgica y más bestial que nunca. Es el tema perfecto para toda la banda, pero en es-
pecial, de Jordi Mena, quien ocupa sin lugar a dudas y con una fuerza tremenda la parte
final. Es un momento de simbiosis total entre los artistas que ocupan el escenario. Es la
gran prueba de compenetración musical a la que han logrado llegar esos 6
“sinvergüenzas”. Nadie a estas alturas podíamos quedarnos sentados en nuestras sillas.
Todo, absolutamente todo el público estaba de pie. A estas alturas, el concierto no podía
decaer, así que “Enganchado a ti” fue el siguiente eslabón. Esta versión es de las muy me-
joradas con el tiempo. “Rebe” al acordeón toma protagonismo supino con su interpretación
y destreza mientras el banjo de Mena hace de base rítmica al igual que la batería de Gacías,

Foto: Dave Iturbe

82
como corazón en esta pieza rabiosamente mediterránea.

Y como nos sabía a poco, “Desmejorado” llegó acompañado de un silencio del público, quien sorprendido, no sabía que
la parte final de este climax multiorgásmico estaba por atropellarnos a todos. El reverendo “Rebe” iba marcando con el
acordeón ese momento. Enrique, más gestual que nunca, hasta que el acelerón hizo que las palmas y las ovaciones, si-
guiendo el movimiento de brazos sirtaki y el relampagueo de los focos consiguió que este momento fuera de los más álgi-
dos del concierto. El silencio volvió a reinar con los primeros acordes desconocidos de la nueva versión de “Alicia”. Una
versión casi gemela que me encandila de la “psicodélica” que tocó allá por 2002 en el Gran Rex. Si los conciertos de Bunbu-
ry se caracterizan por la mezcla de sensaciones, sentimientos y tormentas mentales que desata, éste no iba a ser menos.
“El Rescate” hizo que mi querida Eva no pudiera levantarse de su silla y quedase a solas en medio de tanta gente. Era su
momento, y no pude ni quise robárselo (…).

Otro de los momentos culmen del concierto estaba por llegar. Cierto es que hace ya 20 años estábamos disfrutando por
primera vez de Senderos de Traición, un disco que nos y les dio tanto a Héroes del Silencio. “Senda” ocupaba su lugar, pero
esta vez, “Los Santos Inocentes” como en las varias ocasiones que la han interpretado junto a Enrique, no han hecho más
que agrandarla, puesto que no tiene nada que envidiar a la original. Mr. Castellanos soberbio, junto con Álvaro Suite se
desplazaban hacia el centro del escenario acompañando a Enrique en sus poses y gestos. El siguiente bloque estaba com-
puesto por “Que Tengas Suertecita”, el momento genuflexión de Enrique con “Sólo Si Me Perdonas” acompañado por las
palmas de todos los asistentes, “Sácame de Aquí” y las enlazadas “Sí” con “Infinito” que dieron paso al himno perenne
“Apuesta por el Rock‟n‟Roll”.

Y allí el show dio un giro espectacular respecto a su hermano menor del día anterior. “El Anzuelo”, tema con el que
solía iniciar la segunda parte de la gira de El Viaje A Ninguna Parte, retumbó sorprendiendo y haciendo callar al público
puesto que no sabía, en su mayoría, ante qué canción del artista estaban presenciando. Una versión mejoradísima en el
tiempo que hizo puente con “El Hombre Delgado” que no se queda atrás en absoluto en esta nueva revisión que han conse-
guido esos 6 artistazos que tanto admiramos. “Lady Blue” encaraba el concierto hacia la parte donde ellos se centraban en
el “altar” del escenario malagueño y después de un pequeño receso, nos sorprendieron con “El Boxeador”, donde el público
acompañó a la banda con sus cánticos y aplausos en medio de la canción. Enrique, de nuevo con su sombrero, más anima-
do y fuera de protocolos, si los hubiera, en parangón a la velada del día 26, nos regaló, una vez consultada su duda con
Ramón Gacías si era la primera vez que interpretaban esta pieza con “Es Hora De Hablar”. El público aplaudió a rabiar, ova-
cionó una y otra vez al artista, mientras la canción iba creciendo, agrandándose, tomando ese volumen impresionante.
Ramón pegando fuerte contra los bombos, Robert y Álvaro rasgando sus cuerdas, Jordi Mena agitando su guitarra y el re-
verendo “Rebe” con las teclas de su órgano envolvieron los gritos más “heroicos” que nunca hasta la fecha Enrique nos ha
proporcionado. La emoción iba acompañada de cálidos aplausos y se notaba en las caras de todos ellos concluyendo un
magnífico concierto con “…Y Al Final”; un Enrique con los brazos en cruz y una escueta despedida.

Me muero de ganas de que llegue el broche y lazo que cierra esta gran e irrepetible gira, las dos últimas noches
“consecuentes” en el Liceu de Barcelona impresionante “venue” al que tengo la gran fortuna de poder asistir en inmejora-
bles 3ª y 1ª fila.

Texto: Dave Iturbe – Uisquebeatha

Foto: Dave Iturbe

83
MÁLAGA– ESPAÑA
26 y 27 de Noviembre de 2010
Lugar: MAC

HABITANTE DE MI “CUAARTOOO...”
Una semana después de Valencia, era el turno de Málaga. Y esta vez sí que tenía entra-
das para los dos conciertos del finde. El viernes, después de una carrera cruzando Madrid
después de clase, conseguí no perder el AVE y salí rumbo a Málaga. Allí, en el hostal, espe-
raban Mari Carmen, Juan y nuestro compañero de habitación. Después de alguna que otra
charla sobre maduritos y supermercados, nosotras fuimos a tomar un café con una amiga
malagueña que vendría al concierto al día siguiente. Después, cogimos un taxi y nos fuimos
directos hacía el recinto ferial, donde estaba el auditorio en el que era el concierto.

Al llegar allí, lo primero que pensamos es que el recinto dejaba mucho que desear, so-
bre todo comparado con el de la semana anterior. Aunque de eso nos olvidamos una vez
que empezó el concierto. Para mí, bastante mejor que el de Valencia... Al terminar, después
de muchas vueltas intentando decidir dónde ir a cenar, conseguimos una mesa para todos
en el Pimpi, bar típico malagueño, y donde estaba todo muy rico. Y para terminar la noche,
¡fiesta! Aunque no estuviéramos hasta demasiado tarde, que al día siguiente teníamos co-
sas que hacer...
Foto: Gloria Morato

La mañana/tarde del sábado se resume en una foto muy bonita que nos hicimos con
Enrique y varias entradas y discos firmados... Por la noche, el plan era el mismo que el del
día anterior, pero decidimos ir con un poquillo más de tiempo, para que no hubiera nervios
innecesarios en caso de que el taxi se metiera en un atasco...

El concierto del sábado en Málaga sí que fue de los mejores de la gira, por lo menos de
los que más me han gustado. “Es hora de hablar”, casi al final del concierto, fue toda una
sorpresa y ¡de las buenas, además! Otra de mis canciones favoritas.

Texto: Gloria Morato – Alcare_hds

Foto: Gloria Morato

Foto: Gloria Morato


Foto: Gloria Morato

Foto: Gloria Morato

Foto: Gloria Morato Foto: Gloria Morato Foto: Gloria Morato

84
BUNBURY A GRANDÍSIMO NIVEL
Disfruté mucho del concierto. Bunbury a grandísimo nivel, la banda igual. El set list muy especial, con la sorpresa de
“Senda”, fue muy emocionante volver a cantar en directo temas de Héroes. Grandes nuevas versiones como la de “El
Anzuelo”, o “Enganchado a ti”. Me faltó “Bujías para el dolor” y “El Viento a favor”, pero no podía pedirse todo.

El lugar muy por debajo del precio de las entradas y eso hay que cuidarlo. Excesivamente caras para la calidad y
comodidad del recinto.

Un saludo.

Texto: Clavesol

UN GRAN SHOW I
Si quisiera ir otra vez a este sitio me resultaría imposible. Era muy complicado encontrarlo pero al fin llegamos a las
9.10 tras una hora perdidos dando vuelta alrededor del recinto ferial. Aunque con bastante retraso, por fin comienza el
espectáculo y de nuevo un gran show. Salimos muy satisfechos del concierto aunque aún no sabíamos el que nos queda-
ba por presenciar al día siguiente.

- Canción/canciones: “Sólo si me Perdonas”, por dirigirse a mi en un momento de la canción y “Aunque no sea conmigo”
porque como no la había escuchado antes en directo me impactó.
-Lo mejor: la noche que pasamos después en los bares de copas junto a Los Santos Inocentes.
-Lo peor: el recinto. Todo el suelo encharcado y una mala organización. El escenario estaba bastante lejos de la primera
fila y todo el mundo pasaba delante nuestra a comprar cervezas o palomitas.
- Nota: 8

Texto: Elena Romero – Malena82

UN GRAN SHOW II
Esta vez no íbamos a estar en primera fila pero la compañía, de casualidad, fue inmejorable. ¡Madre mía qué con-
ciertazo, qué ambiente y qué pedazo de artista! Fue una actuación impresionante con un setlist inmejorable. Aún no
puedo creer lo buenísimo que fue el espectáculo.

- Canción/canciones: “Senda”, “Alicia”, “El Anzuelo” y, por supuesto, “Es Hora de Hablar”.
- Lo mejor: el setlist.
- Lo peor: de nuevo, el recinto.
- Nota: 9,5.

Texto: Elena Romero – Malena82

FUE FANTÁSTICO
Mi crónica es corta y clara, fue fantástico, el mejor show al que he asistido de este ARTISTA con mayúsculas. Nunca
le vimos tan cerca, podíamos mirarle a los ojos...

Texto: Jose Garcy

85
MÁLAGA– ESPAÑA
26 y 27 de Noviembre de 2010
Lugar: MAC

Foto: Betico_deluxe

Foto: Betico_deluxe

Foto: José Garcy

86
Foto: tatuado_hds

Foto: tatuado_hds Foto: tatuado_hds

Foto: tatuado_hds

87
MADRID– ESPAÑA
1 de Diciembre de 2010
Lugar: Palacio de los Deportes

LAS CONSECUENCIAS SON... INEVITABLES


Ha sido una larga gira que hemos seguido con muchísimo interés desde España, idas y
venidas, aviones, moteles, autobuses, la USA profunda arrasada por el huracán Bunbury
que cada año que pasa es más fuerte y persistente... muchos mails intercambiados con la
jefa de expedición Marisa, con el jefe del rock y del pollo Nacho y muchas las sonrisas que
este rostro ha esbozado después de leerlos... "está saliendo todo de lujo, qué ganas de ver
el show ya rodado", pensaba para mis adentros.

Si la primera vez que escuché las nuevas canciones en directo fue para el rodaje del
concierto 3D de Canal+ los temas ya sonaron bien, ¡¿cómo tenía que ser ver el show ya
Foto: Ana Pérez
bien rodado?!... pero me tuve que esperar como todo hijo de vecino a la llegada de Enrique
a España, en concreto al show de Madrid. Esta vez no hubo NY... ¡una pena!

Este disco para mi tiene algo muy especial: Enrique quiso estrenarlo mundialmente con-
migo, y así lo hicimos. Una buena botella de vino, 3 micrófonos para Rafa Escalada (El Ol-
die), Enrique Bunbury y un servidor, y 2 entrevistas en 15 días, más de 2 horas hablando de
música con un gran artista y mejor persona. Aquello era pura radio rock.

Tras este lujo que sólo el dedicarte a esto te puede dar, la gira continuaba y las cosas
no podían salir mejor, se vendían discos que hoy en día es un milagro y los shows ponían el
cartel de sold out en su gran mayoría y se iba acercando la vuelta a España, las crónicas del
Gran Rex bonaerense eran muy buenas y por fin llegó el Palacio de Deportes de Ma-

Foto: Ana Pérez drid. Camerinos para adentro lo dejamos, como siempre, aparcado. Seguimos en la linea de
separar amistad y periodismo, cada cosa tiene su lugar. Sólo puedo decir que me alegró ver
que la familia seguía igual de unida o más, y después de tanto tiempo viajando juntos no
puede ser por otra cosa más que porque son buena gente todos, ¡adorables!.

El show no venía preparado para un Palacio, me hubiera gustado repetir en el Liceo de


Barna, pero esta historia os la sabéis todos y lo que queda claro es que si al salir de un con-
cierto de Bunbury la gente te sigue parando para decirte “tío, dale la enhorabuena, ha sido
bestial” te da un subidón impresionante porque uno sabe que Enrique sigue siendo grande,
cada día más y lo más bonito es que la gente se está dando cuenta.

Ahora RockRockRadio es la nueva casa de Enrique y allá donde vaya un servidor, todos
los Bunburyanos vais a tener un lugar donde cobijaros... las consecuencias son... inevita-
Foto: Ana Pérez
bles.

Texto: Iván Guillén

Foto: Ana Pérez Foto: DuendeEnArganda

88
MADRID...TE ECHAMOS DE MENOS...
Los conciertos en la capital siempre, siempre han destacado para mí por ser los mejores recintos para Bunbury.
Junto a Valencia son los lugares donde he notado el mayor apoyo a los directos, en los conciertos, donde han quedado
las mejores actuaciones en España del artista maño, pero esta vez no ha sido así, ha faltado el calor por parte del públi-
co, su implicación, en una fría noche madrileña creo que la gente se contagió o el recinto no era el más apropiado para
este concierto, no lo era…

El Palacio de los Deportes nos dejó un concierto de sobresaliente cuando Hellville de Luxe, pero esta vez no ha sido
así, no sé porqué se eligió para acoger Las Consecuencias Tour en la capital, pero no era el conveniente. Raphael –como
dijo Enrique en el concierto- tocaba 16 noches en un teatro, ése era el sitio “apropiado” (pese a que no comparta la
idea, pues Enrique no es artista para disfrutarlo sentado).

La gente estaba fría –ha sido el adjetivo que más he leído en el foro y en las crónicas- no sólo por el tiempo que ha-
cía en la capital, dentro estaban cual témpanos de hielo que se inmutaban bien poquito, incluso cuando en esta gira
cuyo punto de salida, de disparadero es “Los Habitantes”+ “El extranjero” y encima en este caso + “Desmejorado”, re-
cuerdo que en mi zona fui la única persona que se levantó con el final de la canción… ¿dónde está la sangre de esas
personas? No todos lo vivimos igual, está claro. Seguía a la “raphaelesca” nuestras “Bujías para el dolor” que tres tema-
zos en directo, y luego llegaría “Senda” definitivamente me decanto por ella, me gusta más que la nunca bien nombrada
“Iberia Sumergida” (y más en estos días).

Noté que a Enrique le faltó el apoyo de las masas, en ese trozo final de la primera parte del concierto con “Sólo si me
perdonas” y “Sí” incluso con “Infinito” notaba por sus gestos que pedía a la gente de abajo, MÁS, más caña, más apo-
yo… y no sé qué pasaba que o los de seguridad coaccionaban o algo fallaba ahí… al menos desde la altura se apreciaba
así. Alguien ha dicho en el foro ¿Enrique lo notaría? Estoy segura, Enrique y todos los Santos, desde arriba, desde su
posición notan todo, y cuando Enrique está feliz, a gusto, se le nota y mucho.

El primer bis fue buenísimo… ese “anzuelo” que enganchó al hombre delgado… qué grandes temas, nuevas versio-
nes y como habéis dicho, la gente ni sabía los temas que eran ni se animaba con ellos (por cierto, otro dato, se notaba
en el público que estaba de maravilla con las canciones que “se sabían” porque las cantaban, las antiguas, más viejas y
reconocibles, y las nuevas o modificadas… como que no sabían letra… curioso… ¿cambio de seguidores en Enrique Bun-
bury?).

El segundo bis fue también muy bueno, para culmen de Juanjo que lo tenía a mi lado, Enrique estaba bordando el set
-list madrileño, le estaba tocando sus temas favoritos, y le tocaba a “El boxeador” junto a “Puta desagradecida”. Coinci-
do que “El viento a favor” es un cierre muy light, eso sí, si hubiera habido tercer bis con “La chispa adecuada” habría
sido el concierto perfecto pese al frío…

Miércoles, Madrid… fecha mala para la capital pero día especial para mí, encuentro con amigos, conocidos y gente
bunburyana que disfrutamos de una gran tarde-noche. El siguiente sería en la ciudad natal de Enrique, Zaragoza.

Texto: Paula Navío Latorre – P.a.u.l.a

Foto: tatuado_hds

89
MADRID– ESPAÑA
1 de Diciembre de 2010
Lugar: Palacio de los Deportes

FRÍO, MUCHO Y MUY FRÍO


Mucho era el frío que sentíamos por los madriles, mucho y muy frío. En la calle, antes
del concierto, esperando a foreros y buscando un bar (con o sin toldo a rayas), pasamos
mucho frío. Y digo yo, que quizás por esto la gente estuvo así durante el concierto, al me-
nos es la percepción que yo tengo, incluso algún forero más, comentado después del con-
cierto.

La gente, el público, los fans de Bunbury y Los Santos Inocentes, incluso ellos mismos,
el sonido, los instrumentos… todo. Todo parecía estar frío. Y es que, la verdad, hacia mucho
frío en la capital, muchísimo pero yo andaba con la esperanza de que una vez sonaran los
primeros acordes ese frío, todo, desaparecería, no fue así hasta bien entrado el concierto. Y
es que a uno se le congelaron las ganas nada más entrar a la pista y ver las sillas, me lo
temía, mal hecho desde el principio. El lugar no era el adecuado para el tipo de show que
quería dar Bunbury en Madrid, no lo era.

Las sillas –de terraza de verano– enseguida me hicieron pensar que se armaría gorda
Foto: DuendeEnArganda pero no, no hay mal que por bien no venga, quizás por lo frío de los fans, el caos no llegó a
consumarse. Y digo por el frío, porque por muy farrucos que se ponían los de seguridad, si
se hubiera caldeado el ambiente como debiera, poco habrían podido hacer, eso seguro. Ésa
es otra, la seguridad. No fumar –lo entiendo–, fotos no, no levantarse de la sillita, etc. Eran
consignas llegadas, imagino desde la organización pero que a medida que iban pasando, se
veían las consecuencias. Todo el mundo hacia fotos, grababa videos, algún "descarao" se
levantaba hasta el escenario para ello, de todo hubo. Pero como digo, finalmente tuvieron
que dejar de prohibir, porque el remedio se veía que iba a ser peor que la enfermedad. Al-
gunos hicimos lo que pudimos sin flash, claro, ese fue el acuerdo al que llegamos con uno
de los “agentes”.

El show, pues como decía al principio, todo parecía muy frío, hasta que pasaron Las
Consecuencias. Realmente, el sonido no fue del todo bueno en los comienzos pero poco a
poco también entró en calor y hasta llegó a ser perfecto.

El único que no pareció andar frío fue el propio Bunbury, su voz era exageradamente
buena, como digo, desde el principio. Personalmente tenía muchas ganas de ese concierto,
quizás por eso a los pocos minutos estaba levantado de mi sillita, entregado, casi como él y
la banda. “El extranjero” hizo que la cosa cambiase, nos metió en el bolsillo a todos, creo.
Con la versión de “El hombre delgado...”, sorpresa para algunos, confirmó que este mons-
Foto: DuendeEnArganda
truo de la música puede dar muchas vueltas de tuerca a sus temas y mejorarlos. Lo mismo
pasa con “El anzuelo”. Del resto del set list, nada que objetar, creo que se decidió por dar
una vuelta por todos los éxitos de su carrera, que tiene para dar y tomar. Siempre nos fal-
tará alguno, siempre. Nunca se convence..., como es lógico, pero es que cada uno tenemos
nuestras preferencias. El final, como el principio, frío. Creo que en su pensamiento tenían el
volver a salir, dado que las luces, después de “El viento a favor” no se llegaban a encender,
la gente como al principio fría, callada…, así que debieron decidir por dejarlo ahí. Un buen
final, sin duda, pero que seguro podríamos habernos ido con mejor sabor de boca si nos
hubieran sorprendido con “una más…”.

En resumen, como titulo esta crónica “Frío, mucho y muy frío”, todo me-
nos Bunbury y Los Santos Inocentes, que hoy por hoy son capaces de dar un show, un es-
pectáculo al alcance de muy pocos. Por ello, enhorabuena y gracias.

Por lo demás, un placer volver a ver caras conocidas, volver a saludaros. Aunque la es-
pera fuera tan fría como todo, siempre es un placer pasar un ratillo, siempre corto, con
todos vosotros, las risas que nos echamos siempre, encontrando cualquier excusa, son
cojonudas. Se sobreponen al frío y a todo. Nos acordamos de muchos que no pudieron asis-
tir, claro que si. Sólo espero que no pase demasiado tiempo en volver a repetirlo, aunque…

Foto: DuendeEnArganda

Texto: DuendeEnArganda

90
LA DIFÍCIL APUESTA POR EL ROCK AND ROLL
¿Cómo presentar el formato de un disco tan austero como Las Consecuencias? Enrique Bunbury observó los shows
de Leonard Cohen y se inspiró en la forma de montarlos. Pintaba bonito eso de presentar el disco de manera reposada
con un público en sus asientos. Pero hete aquí que sus fans y seguidores no son los mismos que los del canadiense, ni
Bunbury es Cohen. ¡Ojo! Servidor de ustedes tampoco es Lester Bangs, por lo que ni hará sangre con este texto ni pe-
cará de histriónico.

“Nosotros queríamos presentar este disco como se merece, en teatros y no en un sitio tan frío como este pabellón,
pero Raphael los ha copado todos”. De esta manera se explicaba Enrique Bunbury ante el helado y vacío público madri-
leño. Amén de que existieron otros factores que afeaban de manera considerable el show y le restaban de todo cálido
matiz y por ende, se perdía cualquier atisbo de interactuación entre el músico y los allí presentes. Así se pudo observar
un foso excesivamente separado del escenario, un cuerpo de seguridad bastante exacerbado y a un artista poco habla-
dor y nada comunicativo. ¿Qué tan de vital importancia son estos aspectos, incluido el último? Pues básicamente es una
nimiedad, pero en un recinto frío como era el Palacio de los Deportes de Madrid, con entradas todavía por vender y con
la gente sentada, se agradecía un poco de contacto y calor. Además de ser irónico estar coreando “está prohibido prohi-
bir…” mientras la seguridad se encargaba de que no se les alborotara el rebaño enviando a más de uno a las últimas
filas por haber hecho fotos con flash. ¡Larga vida al rock and roll! Como dirían Barón Rojo.

El repertorio que anoche se desarrollaba bajo lo focos pudo salvarse gracias a las novedades. Se volvió a escuchar
“El boxeador”, “Puta desagradecida” o “Desmejorado”. El resto poco tuvo de diferente respecto a los pasados conciertos
ofrecidos en España. Sin olvidar el recordatorio “heróico” con “Senda” y el motivo de celebración por el vigésimo aniver-
sario de Senderos de traición. Como se ha citado con anterioridad; si el espectáculo está enfocado hacia un nuevo disco
y al formato tan íntimo como es de Las Consecuencias, no se entiende que pasen sobre el escenario canciones tan movi-
das como “El extranjero”, “Enganchado a ti” o “Bujías para el dolor” y más cuando hay un cuerpo de seguridad que lla-
man la atención a la que uno pestañea o da el toque si te pasas haciendo fotos con flash. ¿Para qué se cachea entonces
en la entrada?, ¿por qué no se quieren flashes ni „foteros‟ entre el público? C‟est la vie…

Pero no todas estas vicisitudes ensombrecieron de manera completa el recital. Se agradece la versión de “El anzue-
lo” pasada por el filtro funky de “I ain‟t hidin" de los Black Crowes. Curioso era también el silencio expectante que se
creaba en la audición de las primeras notas en esta revisión de la canción perteneciente a El viaje a ninguna parte, posi-
blemente de eso se trate, de revisar un repertorio rico en canciones y a la vez entretenido que termina por reducirse a
un „grandes éxitos‟ en cada concierto. También destacable el nuevo trasfondo árido que contiene “El hombre delgado
que no flaqueará jamás”. Canciones que revitalizaron por momentos al espectador y le hicieron levantarse con “la peti-
ción, una exigencia y realización divina” de “Apuesta por el rock and roll”. Así daban ganas de bailotear y cantar a pleno
pulmón con cada una de las reivindicativas frases de las canciones.

Pero ya se ha señalado más arriba, y sin que éste, vuestro humilde narrador de los hechos quiera parecer machacan-
te, observa que por muy tranquilo y buenamente intencionado que se quiera dar comienzo con “Las Consecuencias”,
“Frente a frente”, “Ella me dijo que no” o “De todo el mundo” (todas ellas recogidas dentro de Las Consecuencias) no se
puede querer hacer rock and roll agitado cuando los recintos propuestos en esta gira; uno, ni están preparados para tal
formato y dos; no se añaden nuevas canciones que Bunbury parece querer olvidar y que quedarían „de luxe‟ dentro del
planteamiento que se ofrecía.

Apostemos por el rock and roll, al final es lo único que queda.

Texto: Charly Hernández

91
MADRID– ESPAÑA
1 de Diciembre de 2010
Lugar: Palacio de los Deportes

SOBRIEDAD Y VIRTUOSISMO CERTERO


Yo creo que Bunbury estructura mal sus conciertos. No creo que las canciones salgan en
la alineación que merecen. Una colección tan hermosa como la que lleva presentando en los
últimos dos discos merecería más lucimiento y protagonismo que el que tienen tal como
aparecen en concierto.

El show es de una sobriedad y virtuosismo certero. La banda que lleva se llama con
entidad propia “Los Santos Inocentes” y le ha dado un sonido muchísimo más enérgico y
dinámico que el que lució tantos años, desde que se lanzó en solitario. La voz sigue en lo
más alto del panorama musical español, que no es decir mucho, ya que Bunbury y Carlos
Foto: tatuado_hds
Tarque son los únicos cantantes de rock españoles a los que se les puede llamar así. Otra
cosa es lo que cada uno entienda por rock.

Enrique desde luego lo hace y a conciencia desde que decidió liquidar el Huracán Ambu-
lante. Y para hacerlo ha fabricado dos discos de rock adulto en expresión calamariana, con
unas composiciones verdaderamente afortunadas tanto en lo musical y melodioso, en lo
instrumental con una sólida y vibrante armadura, y en las palabras repartidas por esas gui-
tarras eléctricas. Quizás algo irregulares en estas Consecuencias alterna alguna canción
demasiado licenciosa en intimidad compartiendo espacio con las mejores historias que ha
cantado nunca el aragonés. Ahí están “Los Habitantes” y “De todo el mundo” llevando un
grandísimo lirismo por el canto de la navaja que separa lo patético de lo sublime, y resba-
lando por este último cuanto más se escucha. Ahí precisamente cabría el único motivo para
criticarle. El set list plano y lineal que presenta en el concierto y a mi gusto, la mala coloca-
ción de los bises. Defecto que le llevo sufriendo a Enrique desde que le sigo. Demasiada
Foto: tatuado_hds
canción íntima, baja y lenta para irte de un concierto. Me imagino a un Bunbury triunfal
abandonado el escenario mientras suena un reprise de “Los Habitantes” y el pasea por el
borde con una flor, como Bob Dylan en aquel “Changing of the Guards” del setenta y ocho.

Pero bueno, gustos particulares más o menos, hay que respetar la libertad del artista y
hay que reconocerle su profesionalidad y su entrega absoluta. Lástima que mis paisanos no
llenaran el palacio de los deportes a pesar de tener el patio de butacas sembrado de sillas
(cuanto placer y daño ha dejado el concierto de Leonard Cohen en el palacio el año pasado,
¿verdad Enrique?, ¿verdad Sabina?) que encorsetaban a los fans.

Magnífico concierto de alguien a quien de verdad se puede llamar artista, de alguien


que enfila una madurez prodigiosa por lo que estamos viendo. Esperemos ojala algún
álbum en directo que lo refleje.

Foto: tatuado_hds
Texto: valen71

Foto: tatuado_hds Foto: tatuado_hds

92
Y ESTO ES LO QUE SE VEÍA
Hay canciones que debería empezar a quitar del repertorio, quizás le he visto demasiadas veces en directo, pero yo
creo que la mayoría de la gente que va a un concierto de Bunbury son gente que ya ha ido a más conciertos, a estas
alturas ya no va a tener fans nuevos (no es una moda que nace y desaparece tipo El canto del loco o algún grupillo de
esos). Por tanto, creo que debería empezar a eliminar algunos de sus famosos singles y sustituirlos por nuevas sorpre-
sas, a parte que algunas versiones son un poco desafortunadas (la nueva versión de “Lady Blue” me estresa, está hiper-
revolucionada). Por lo menos ya no toca “El jinete”.

Yo estuve viendo el concierto arriba del todo (entrada de 33,50 euros) y esto es lo que veía. No creo que haga falta
decir que unas pantallas, como suele ser normal en casi el 100% de los conciertos que se hacen en el Palacio de los
Deporte, hubieran sido necesarias.

Otra cosa que no me gustó fue el acabar con “El viento a favor”. Creo que no tiene clara la idea de lo que quiere para
esta gira, por lo menos en Madrid no lo tuvo claro.

Ahora espero con ganas su próximo paso por Madrid, que a buen seguro, será mejor que el concierto de ayer.

Texto: incautonavegante

Foto: incautonavegante

DESPUÉS DE 600 KILÓMETROS...


Acabo de llegar de Madrid a Huelva, y después de 600 kilómetros mucho dinero y muchas horas de viaje me ven-
go con una sensación amarga. El concierto ha estado correcto, pero he visto a un Bunbury reservón, he ido a muchos
conciertos de este hombre y hoy he visto como no lo daba todo en el escenario, ha estado bien, pero no excelente que
es como suele estar. Supongo que al tener concierto el viernes en su ciudad ha querido reservarse. En el repertorio he
echado de menos algunas canciones que ha estado tocando en EEUU y México como “Robinson”, “Tesoro”, etc. Y
además, terminar el concierto con “El Viento a favor” y no tocar ni “El tiempo de las cerezas”, “La chispa adecuada” o
“… Y al final” no me parece acertado.

También me parece una exageración 65 euros por este concierto. Hace 2 años con Hellville llevaba un escenario y un
espectáculo mucho más elaborado que el de esta gira y la entrada a sus conciertos costaba la mitad. En fin, ha estado
bien pero podía haber estado mucho mejor, y lo digo desde la experiencia que me da haber visto a Bunbury en muchas
ocasiones en directo.

Texto: cossik

93
MADRID– ESPAÑA
1 de Diciembre de 2010
Lugar: Palacio de los Deportes

SOY MUY EXIGENTE CON EL ARTISTA AL QUE ADMIRO


Desde el momento en el que se anunció que el recinto para el único concierto al que yo
iba a asistir era el Palacio ya me llevé la primera decepción porque a Enrique se le había
llenado la boca de decir que este disco era para presentarlo en teatros y auditorios. Para mi
ha sido un poco "vaguete" porque si lo hubiera tenido que presentar en un teatro en Madrid
hubiera tenido que actuar como siete u ocho veces, y claro de esta manera, en un solo día
se "ventilaba" la capital. Supongo que sus motivos tendrá pero para mi es un error de parti-
da como en seguida comprobé tras llegar al recinto.

Yo tenía muchas ganas de escuchar los nuevos temas del disco pero después de las 5
primeras era tal la sensación de frío en el ambiente que agradecí que tirara de los clásicos
Foto: tatuado_hds más cañeros para entrar un poquito en calor.

El tema de las pantallas: estoy de acuerdo en que hubiera ayudado a sentirte más impli-
cado en el espectáculo porque el Palacio es enorme y se les veía muy lejano y eso que yo
estaba en primera grada. Yo ya daba por hecho que no iban a encender las pantallas porque
he asistido con éste a 4 conciertos en el Palacio y aún no las he visto encendidas en ningu-
na ocasión pero en este concierto las he echado más de menos que en los anteriores por-
que el espectáculo era muy sencillo y por la fuerza que transmite Enrique en sus interpreta-
ciones.

En cuanto al sonido, es cierto que a la banda se le ve engrasada (faltaría más después


Foto: tatuado_hds
de haber dejado a España para el cierre de gira) y Enrique en la voz estuvo correcto. Pero
para mi el sonido no fue impecable, al menos desde mi posición, sobre todo en el inicio del
concierto.

Para mi un 70% del concierto es el impacto que te crea el principio y el sabor de boca
que te deja el final. En cuanto a lo primero es vox populis que el inicio fue muy muy frío y
que a la gente le costó entrar en el concierto; y a lo segundo también creo que coincidimos
en que no fue acertado cerrar con “El viento a favor”, teniendo canciones como “Y al final”,
“Canto” o “La chispa”. Esto lo podía haber evitado haciendo un último bis cosa que parece
que se pensó porque tardaron un momento en encender las luces pero parece que hasta
Foto: tatuado_hds
ellos mismos se contagiaron de la frialdad de la noche.

Respecto al set list, ya es lo de menos porque es evidente que nunca se convence... sólo
mencionar que me parece un acierto revisiones de temas como “Enganchado a ti”, “El an-
zuelo”, “El hombre delgado”; y otras que es una pena porque pierden toda la esencia de la
original como “Lady blue” y “El viento a favor”.

En fin, por primera vez he salido de un cocierto de Enrique un tanto desilusionado por-
que después de pedir el día en el curro, hacerme 600 km, ser al único concierto que iba de
esta gira, etc. No sé si habrá sido por mi ubicación en grada, por conocer al dedillo lo que
Foto: tatuado_hds iba a tocar o por haberme hecho ilusiones de que sería un concierto especial ya que era la
única fecha en Madrid.

Espero que no tarde en hacer otra gira para quitarme este mal sabor de boca. Lo siento
si soy muy crítico pero son mis sensaciones y soy muy exigente con el artista al que admi-
ro.

Texto: Zinjanthropus

Foto: tatuado_hds

94
SIMPLEMENTE MÁGICO
Y llega la noche, la noche del 1 de diciembre 2010. Una noche especial, envuelta por el frío manto de la llovizna que
empapaba las calles dando este toque hibernal... Llegamos al palacio de los deportes, nos encontramos a todo un séqui-
to de fans de un lado para otro, unos buscando por donde ir a sus asientos, algunos haciendo cola para picar algo antes
del concierto, otros en la parada del merchandising, y la mayoría esperando a los compañeros / amigos / foreros, para
disfrutar de la gran noche.

Por fin nos encontramos ya cada uno ubicado en sus puestos, con un pequeño retraso se apagan las luces, la gente
empieza a gritar de emoción, corean el nombre del Maestro Bunbury... y aparecen Los Santos inocentes, se colocan en
sus puestos, y por el medio del escenario podemos percibir una sombra oscura con sombrero, no hay duda, Enrique está
saliendo. Se posiciona en el centro del escenario, se encienden unas tenues luces y da comienzo al concierto con "Las
Consecuencias" continua con "Ella me dijo que no", hace un breve saludo y continua con "De todo el mundo" IMPRESIO-
NANTE, los vellos como escarpias, la piel a flor de piel, los ojos vidriosos, poco faltó para derramar unas lágrimas...

Seguimos con "Frente a frente" simplemente mágico. Damos paso a "Los habitantes" caldeando el ambiente y ani-
mando al público a no permanecer sentado... La siguiente en tocar será "Enganchado a ti" con su peculiar variación de
la letra en 'sea fina o sea ancha'... Le llega el turno a nuestro querido "El extranjero" con esos gestos inimitables del
maestro, invitando a un público un poco soso y frío a caldearse levantándose de los asientos.

Será el turno de un "Desmejorado" muy mejorado. Y ésta será la “crême de la crême” para hacer levantar a un
público que no acaba de arrancarse; "Bujías para el dolor" continuando con "Hay muy poca gente". El regalo de la no-
che, una canción para recordar el veinte aniversario de Senderos de Traición, no podía ser otra que "Senda". Seguida-
mente una canción que quizás siempre aparezca en los set-list "Que tengas suertecita". Un "Sólo si me perdonas" cálido
y tierno daría paso a un "Sácame de aquí" más animado.

Y cómo no, antes de cada cita, lo que quiero, mi deseo es que me digan es... "¡¡¡¡¡Sí!!!!!". No podía falta a esta cita
"Infinito". Un reclamo al mundo entero, algo que no puede faltar en nuestras vidas, no podía ser otra que "Apuesta por
el R'N'R". Es el momento de una breve pausa que dará pie al primer bis; "El anzuelo" más cañero seguido de "El hombre
delgado" finalizando con una "Lady blue" al más puro estilo Hellville.

Llegará el segundo descanso, finalizando casi la velada con el segundo bis. Será el turno de volver la mirada y ver
"El boxeador" lanzando ganchos de izquierda al aire. Haremos una breve pausa en El tiempo de las cerezas para recor-
dar "Puta desagradecida". Y esperando que sople "El viento a favor” dará fin a este concierto.

Texto: rebeca82

Foto: tatuado_hds

95
MADRID– ESPAÑA
1 de Diciembre de 2010
Lugar: Palacio de los Deportes

ES HORA DE HABLAR DE CONSECUENCIAS INEVITABLES


Gran amante del tango y del blues del Mississippi, a mi abuelo le encantaba Bunbury.
Cuando estaba melancólico siempre me pedía que le pusiera alguna de esas del muchacho ese
que tan mal siempre lo pasa. Entonces sonaba una, luego otra, después una tercera. Al hom-
bre siempre le gustó mucho regocijarse en sus desdichas. Bueno, a los dos en realidad, a Enri-
que al menos en su vertiente artística. Por eso conectaron, supongo, especialmente desde que
mi abuelo se quedó solo.

Nunca volvió a ser el mismo desde entonces, aunque poco a poco fue superándolo gracias
a sus largos paseos mañaneros. Fue en una de esas escapadas ya rutinarias cuando se topó de
frente por la calle con una chavala que le estremeció. No podía ser, era imposible, pero al mis-

Foto: Terra mo tiempo era evidente. Era calcada a un viejo amor de juventud, tan intenso que necesaria-
mente tuvo que durar poco, inoportuno entonces en el tiempo y el espacio, pues mi abuela ya
estaba predestinada a ser mi abuela. Tres segundos de estupor después salía de la misma
tienda una mujer más mayor, de su edad, pero con la misma mirada jovial y encantadora. Am-
bos se miraron fijamente a los ojos, se reconocieron y el mundo se detuvo instantáneamente.
O al menos derrapó. Cuarenta años después, solos después de que las vidas que eligieron
hubieran llegado a su fin oficial, decidieron sin titubeos terminar de envejecer del todo juntos,
de la mano, aprovechando la oportunidad que el caprichoso destino les había ofrecido para
estupor de sus magullados corazones.

Ni siquiera tenía sentido que se encontraran pues no compartían los mismos hábitos ni las
mismas zonas, pero la nieta en cuestión se había mudado recientemente a nuestro barrio y
eso propició el encuentro. De mi abuelo aprendí a no juzgar a la gente sin conocer profunda-
Foto: Terra
mente sus circunstancias. Bueno, ni conociéndolas porque, ¿para qué? Él estaba columpiándo-
se sobre la nada hasta que la vida le ofreció la oportunidad de cerrar una herida que seguía
abierta y nadie podía culparle por ello. Máxime porque aquello apenas duró un par de meses.
Ella se fue y mi abuelo, que había sobrevivido a su esposa, no pudo con este desconsolado
segundo round y echó el cierre poco después.

Por eso siempre que escucho a Bunbury brindo por las causas perdidas, por el amor y por
el dolor, con una copa de ron en una mano y un chupito de tequila en la otra. Por eso me es-
tremezco con sus historias de desdichas sin solución, de perdedores, de arrepentidos, de per-
sonajes que toman sus decisiones con toda la honestidad posible a pesar de sus terribles con-
secuencias. De gente que quiere alegrar a la gente, pero que tiene una capacidad innata para
asustar y enfadar a quienes tiene alrededor, siempre al límite, nunca en la tibieza. Brindo por
el mismo dolor.
Foto: Terra

Por esto también esta noche es hora de hablar de consecuencias inevitables, olvidar sue-
ños, amores inalcanzables, decepciones, destrucciones emocionales, misioneros del pubis, de
la verdad como forma de violencia, las cosas que la gente hace para no perder la cabeza, de la
culpa y de la madre del castigo, temores y habitantes de tu sangre...

También es hora de hablar de los horrores de plantear un concierto como éste sentado -lo
cual no es otra cosa que sentirte enterrado vivo-, de pagar 65 euros por estar en la quinta fila
y que a tu alrededor la gente coma palomitas y gusanitos y mire a su pareja con adoración
mientras suena 'Puta Desagradecida'. O todo el mundo está loco o ese cabrón está sordo.

Hasta la quinta canción se confirmaron mis peores temores. Un espectáculo delicioso en la


distancia corta, pero sin duda complicado para los del fondo del pabellón. Si quieres montar
un concierto intimista está de puta madre, pero no lo hagas ante cerca de 10.000 personas. No
nos vale la broma de que Raphael tenía todos los teatros de la Gran Vía ocupados porque, aun-
que graciosa, es falsa. Te marcas, como él, una decena de noches seguidas y contentas a to-
dos. Eso sí, bien empleadas las más de 10.000 pelas por poder no ya emocionarte, sino con-
moverte y conmocionarte con esa primera tanda emocionalmente descarnada.

Foto: Terra

96
Pero luego ya sí, con “Enganchado a Ti” la cosa se levanta y ya nunca se volvería a sentar. Alrededor ves cómo la
cosa va funcionando, cómo la gente ya se pone por los pasillos, cómo ya fluye. Ya fluye. Sin más. Porque tras esa confe-
sión que es “Desmejorado” suenan “Bujías Para El Dolor”, “Hay Muy Poca Gente”, “Senda”, “Que Tengas Suertecita”,
“Sólo Si Me Perdonas”, “Sácame de Aquí”, “Sí”, “Infinito” y “Apuesta por el Rocanrol”.

Una detrás de otra, en realidad no hace falta explicar nada más si sabes de lo que hablo, si no estás comiendo palo-
mitas, maldito cabrón. “Senda” es la de Héroes del Silencio. A lo mejor la está tocando habitualmente, pero tuve la de-
cencia de no querer enterarme antes, de manera que para mi fue poco menos que una revelación. Oh dios mío, por una
vez, lo que siempre soñé hacer. Luego ya si le puedes cantar “Sólo si me perdonas” mirándole a los ojos y te devuelve
una especie de reverencia, aceptas la derrota y recuerdas que estás en el límite que puedes soportar para salir de ésta
vivo.

El de seguridad, muy majete por una vez, intenta contener a la gente en sus asientos mientras mueve los pies (oh, lo
nunca visto) pero en realidad te deja, así que nada, “Sácame de de Aquí”, “Sí”, “Infinito” versión blues y terminamos
apostando por el rocanrol. No tiramos las sillas al aire porque alguien, muy listo por una vez, las ha atado todos entre sí
con esos cordones de plástico infernales que no hay dios que separe. Si es que nos conocen ya...

Para este punto ya está todo cocinado gracias a la capacidad de Bunbury, después de escribir aquellas letras que
nadie entendía pero que tan bien se vociferan para Héroes del Silencio, para hablar de sentimientos universales consi-
guiendo que cualquiera se los apropie. Cualquiera de esas caras pensativas que viajan en transporte público en Madrid
pueden perfectamente estar rotas por dentro.

Pero si nunca te han roto el corazón nunca somatizarás con este dolorido repertorio. Es preferible que no, pero can-
ciones como “El Boxeador” funcionan sobre todo si te has visto a ti mismo, desde fuera, en un ring, en pie, magullado,
con tu otra mitad sangrando en el suelo y suplicándola que no vuelva a intentar levantarse antes de que la cuenta llegue
hasta diez. Que lo deje ya, que no hay más nada que hacer.

No podemos dejar de mencionar lo enormes que siguen sonando las tónadas rockeras de Hellville de Luxe, como
tampoco podemos dejar de fustigar a esa pareja rancia que al principio de “El Viento a Favor” (... ¿y al final?) tuvo el
valor, porque hace falta valor, de pedirnos que nos sentáramos, de nuevo, insisto, ¡en la quinta fila!, porque estaban
haciendo un video. Yo soy el hombre delgado que no flaqueará jamás, chata, ¿no te diste cuenta aún? Y aquellos dos,
esos que bailan al lado de las escaleras, son mis abuelos, agarrados. Muestra un poco de respeto, maldita sea.

Texto: galko

Foto: Terra

97
MADRID– ESPAÑA
1 de Diciembre de 2010
Lugar: Palacio de los Deportes

DESDE OTRO PUNTO DE VISTA


Mal acostumbrado como estoy a ver los conciertos del artista definitivo desde las prime-
ras filas, esta tanda de conciertos abutacados me ha servido para ver cosas que no suelo
ver. Si Bunbury tocó en Madrid en un día y en un lugar inapropiado es un debate poco útil,
el concierto fue el día que fue y el que no faltó fue EL ARTISTA. Y si además nos hace el
favor de reservarnos el sitio, pues ¿por qué no mirar el lado positivo y apreciar el constipa-
do que nos ahorramos haciendo cola?

Como decía el que no faltó fue el artista, y aunque esta vez no pude ver de cerca la ro-
tundidad de sus gestos, la pasión en sus ojos y la contundencia de sus movimientos, sí que
pude apreciar el increíble show de luces que lleva montado el escenario, muy currado sí
señor. Si bien Madrid recibió a Enrique frío y sentado, sus fieles terminaron levantados y
calientes, aunque creo que todos coincidimos en que nos faltó algo más. Centrándome en lo
que es el concierto, comenzó consecuentemente con "Las Consecuencias", la canción nº 3
Foto: Iván González
"De todo el mundo" ya consiguió ponerme los pelillos de punta, y tras el single "Frente a
frente" llegó la primera oleada de calor: “Los habitantes”, “Enganchado a ti”, “El extranje-
ro”, “Desmejorado” y “Bujías para el dolor”, un cocktail perfecto para perder el control.

Después, "Hay muy poca gente" dio paso a una de las sorpresas de la gira "Senda", a
esto he de decir que como fan heroico-bunburyano, que “Senda” me sonó bastante similar
al original y eso... no me gustó. Claro que me gusta escuchar “Senda” e “Iberia sumergida”
cantadas por Bunbury pero, no me malinterpretéis, esas canciones son de Héroes del Silen-
cio y creo que tal vez, quizás, a lo mejor, Enrique Bunbury, aunque la canción le pertenece,
debería hacer algún tipo de versión, no tratar de imitar a la original. Pero vamos, que me
dio igual y chillé como una nenaza cuando la anunció.

Foto: Iván González

Llegaron grandes momentos con "Sólo si me perdonas", "Sácame de aquí" e "Infinito"


canciones que tocan la fibra sensible cada vez que suenan. El primer bis con "El anzuelo",
"El hombre delgado" y "Lady blue" no dejó títere con cabeza, mi grupeto y yo vibrábamos
en la grada y sentíamos al público de Madrid entregado una vez más al alter-ego de mu-
chos, servidor de nadie. Sin embargo, fue ese segundo bis el que tal vez dejó fríos a algu-
nos: "El boxeador", "Puta desagradecida" y "El viento a favor" exigían más y más. Y algu-
nos estarían sentaditos y fríos en su butaca, pero otros estábamos calentitos y... ¿ya?,
¿cómo que ya?, ¿luces y a casita?.

De este concierto siempre recordaré "Puta desagradecida" una canción que llevaba
tiempo persiguiendo pero que no había conseguido escuchar en directo. Me encanta. La
verdad es que Bunbury tiene ya unas canciones con solera, que emocionan tanto si las es-
Foto: Iván González
cuchas por primera vez como si las escuchas "infinito".

¡No flaqueéis jamás!

Texto: David Gallego - Gallegold

Foto: Iván González Foto: tatuado_hds

98
EL CANTANTE QUE SURGIÓ DEL FRÍO
Farenheit 451, reza Ray Bradbury en el título de una de las novelas de ficción más laureadas del s.XX. Es la tempera-
tura a la que arde el papel, me imagino que sin distinción de su contenido; un soneto de Quevedo, la columna de Jimé-
nez Losantos, la lista de la compra o las letras de Las Consecuencias.

El disco, último hasta el momento de Bunbury, surgió entre el frío (como aquel espía de LeCarré) el pasado febrero,
precedido un mes antes por la bella y triste canción que en su día hizo famosa Jeannette: “Frente a frente”, en la que
Bunbury bajaba el pie del acelerador y entregaba un disco “calmado, oscuro y down tempo” (el propio autor dixit). Un
disco escueto, redondo, disfrutable en repetición continua, para diversos momentos, pero construido preferiblemente
para dar vueltas en los tocadiscos, al lado de una chimenea, con el calor de la lumbre y el vino.

Pues de invierno a invierno, degustamos el disco, disfrutamos de sus videos, nos deleitamos con el traje elegante de
esta ocasión (otro punto en el que Bunbury nunca falla) y nos reafirmamos como los habitantes que sufren las conse-
cuencias de seguir al maño en su búsqueda personal. Ansiamos que la gira diese el salto a este lado del Atlántico y nos
presentamos en Madrid, algo más tarde del 21 de octubre, para iniciar el gélido mes de Diciembre.

El recinto escogido: El Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, el aforo permitido para la ocasión, entor-
no a las 9000 butacas que casi se completaron, el escenario, sobrio y elegante, el frío y la distancia, también de conside-
rable magnitud.

Y así comenzó algo pasadas las 21:00 horas, a sonar la magnífica “Gnossienne No. 1” de Erik Satie, escogida como
anillo al dedo, como intro de esta gira. Los pelos como escarpias, los nervios afilados como siempre, la expectación
máxima… y ante los aplausos enfervorecidos, en el mes de Los Santos Inocentes, aparecieron estos en escena arropan-
do al aragonés errante. Comenzó así una velada con sus más y sus menos, en la primera media hora se despacharon
casi todas las canciones que habían de caer de este nuevo disco, las habituales básicamente (pero magníficas): “Las
Consecuencias” (con megáfono incluido), “Ella me dijo que no”, “De todo el mundo”, “Frente a frente” y “Los habitan-
tes”. Y aquí, prácticamente se acabó la gira actual y se reanudó la de Hellville de Luxe. “Enganchado a ti ” (recuperada
para la ocasión) sonó francamente bien, con la notable divagación vocal de Bunbury en el final de canción, muy buena,
muy adecuada…y todos enganchados a él. Comenzaron entonces a caer sin tregua “El extranjero”, con fervor del públi-
co y protagonismo de Rebenaque (ese hombre de fe) al acordeón, “Desmejorado”, “Bujías para el dolor” y “Hay muy
poca gente”… éxitos conocidos por todos y que trataron de caldear el ambiente, cada uno desde su puesto hizo lo que
pudo, Bunbury y los suyos lo dieron todo como siempre sin duda pero, faltaba algo más que las buenas intenciones de
todos.

Entonces Bunbury anunció una canción vieja, de esas mayores de edad, que con 20 años son tanto o más jóvenes
que las nuevas: “Senda”… y la gente se abrazó por aquí y por acullá, pero no hubo bomba de humo, y los Héroes del
Silencio no aparecieron en el escenario, sonó bien, pero abrió la brecha de la nostalgia en algunos de nosotros y echa-
mos de menos al bueno de Joaquín, a Pedro aporreando su batería y el cigarrillo en la boca de Juan Valdivia. Los Santos
Inocentes cumplen de sobra y son una banda descomunal pero la música no es matemática y a veces la nostalgia puede
más que la lógica. De ahí hasta el final se retomaron los singles y una remozada “El anzuelo” que vino a electrizar más
si cabe, esa gira de reposo e introspección, sonó bien, era animada pero no supera a la original que es de por si fantásti-
ca como tampoco lo hacen la “nueva” y rockera “Lady Blue”, o el frío final de “El viento a favor”, en la que se echa de
menos la fanfarria de violines y metales del Huracán Ambulante para provocar el éxtasis final a un concierto que acabó
de sopetón, sin posibilidad de réplica.

Citaba la novela de Bradbury porque si bien nos muestra cual es la temperatura a la que arde el papel, desconozco
por completo cual es la que prende las canciones, ni a cuantos Fahrenheit hierve la sangre. Pero sin duda faltaron gra-
dos, que tal vez una botella de vino, como el propio Bunbury sugirió, o la cercanía de los focos y el tacto de la madera de
un teatro habrían solventado. Pero en La ciudad alegre y confiada, del Nobel Jacinto Benavente, no prendió esa chispa
adecuada que Bunbury tantas veces ha encendido frotando sus cuerdas vocales contra una caja de cerillas.

Lástima, la próxima vez será, si Raphael lo permite y no acapara los teatros.

Texto: Rubén Darío Bermúdez - alquimerides

99
MADRID– ESPAÑA
1 de Diciembre de 2010
Lugar: Palacio de los Deportes

Foto: DuendeEnArganda Foto: DuendeEnArganda

Foto: DuendeEnArganda

100
Foto: DuendeEnArganda

Foto: DuendeEnArganda Foto: DuendeEnArganda

101
MADRID– ESPAÑA
1 de Diciembre de 2010
Lugar: Palacio de los Deportes

ENRIQUE, NO TE MUERAS NUNCA


Recuerdo aún lo que le dije a una amiga cuando me comentó al poco de ver la luz que
no le había gustado el disco Las Consecuencias: “Este disco es para escucharlo tumbado a
oscuras en la cama y degustarlo tranquilamente”. Al principio no lo entendió mucho, luego
poco a poco, escuchando una y otra vez cada canción como le dije, le fue pareciendo mejor,
hasta que le acabó gustando.

No sé la de veces que lo habré escuchado así o de fondo mientras escribía, el caso es


que en más de una ocasión me pregunté qué se le ocurriría esta vez al “maestro” Enrique
Bunbury para presentar un disco así, tan profundo y alejado de aquel rockero Hellville de
Luxe. Imaginaba que los conciertos tendrían poco que ver con el que viví en Guadalajara
(España) y que en esta ocasión dejaría aparte los grandes espacios para tocar en sitios
pequeños, por lo que tendría que estar bien atento para comprar las entradas si quería
volver a verle en directo.

Por suerte, como él dijo, “Raphael tenía ocupados todos los teatros en Madrid” y pude
Foto: DuendeEnArganda
disfrutar de una noche mágica, aunque distante, en el Palacio de los Deportes. Quizás por
la posición, en la grada, a muchos metros del escenario, quizás por la ausencia de pantallas
que me acercaran un poco al escenario o el hecho de estar sentado, el caso es que, inevita-
blemente, mientras escuchaba los primeros temas, “Las Consecuencias”, “De todo el mun-
do” o “Frente a frente”, mi mente se fue a mi habitación, a esa oscuridad en donde empecé
a sacar el jugo al disco, para mí, junto a Flamingos, el más completo de toda su carrera en
solitario. Pensé que toda la noche sería así, extrañamente quieto, saboreando cada acorde
y cada verso, pero de pronto, sin quererlo, con las primeras notas de “El extranjero”, mi
mente automáticamente a la Plaza Mayor de Madrid, y reviví aquel primer concierto de Bun-
bury que vi en mi vida. El ver a la gente bailando y saltando a mi alrededor o coreando el
estribillo, me puso los pelos de punta. Era como sentir que estaba viviendo dos conciertos
simultáneamente. En un momento, me di cuenta de que pisaba la realidad de aquel pa-
bellón y que había “envejecido a la vez” con Enrique, junto a sus canciones y que sus con-
Foto: DuendeEnArganda
ciertos me han dejado un poso imborrable, que va creciendo y agrandándose su sabor con-
cierto a concierto.

Con “Bujías para el dolor”, o la versión rockera de “Lady Blue”, el viaje continuó, esta
vez a Guadalajara. Un concierto que guardo con especial cariño, por esa gran noche de rock
y porque tuve la suerte de estar bien cerquita del escenario. Aunque sin duda, el momento
más mágico de la noche llegó con “Senda”. Otra vez, mi mente volvió a viajar y a quedarse
atrapada en ese inolvidable 27 de octubre de 2007 en Cheste. Mi primer y espero (no pierdo
la fe) que no último concierto de Héroes del Silencio.

Al final, entre tanto ir y venir a otros conciertos, el tiempo se me pasó volando. “Alicia”
volvió a darme largas, y esta vez no hubo Rescate, sin embargo, me fui satisfecho y en bue-
nas manos, con ese precioso deseo de Enrique en forma de canción: “El viento a favor” y
una misión: Apostar siempre por el rock´n roll. Desde aquí, gracias Enrique por tu música.
Seguiremos envejeciendo a la vez, pero por favor, tú no te mueras nunca.

Texto: José Javier Martínez Palacín.

Foto: DuendeEnArganda

102
ENRIQUE ESTUVO A UN NIVEL MUY ALTO
Fui acompañado de Patricia (mi mujer, nos casamos hace poco en Toledo el 25-09-2010). Era la primera vez que
veíamos a Bunbury como matrimonio. De novios hemos estado en numerosos conciertos por la geografía española, in-
cluyendo los de Héroes en 2007.

A las 18:00 había quedado con Marisa Corral (Management Rock & Chicken) en el Palacio de los Deportes, durante la
prueba de sonido de Enrique. Llevaba consigo un par de fotos para que nos las dedicara nuestro artista. A la hora seña-
lada llegamos y preguntamos por ella a la gente de seguridad en el interior del recinto. En breves minutos nos recibió
muy amablemente, le entregamos las fotos y nos dijo que esperáramos a que terminaran los ensayos de sonido.

En el exterior hacía mucho frío y como nadie nos dijo nada, permanecimos en los pasillos de entrada a la pista. Pudi-
mos ver los entresijos que acarrea un concierto de esta magnitud: seguridad, voluntarios, cruz roja, acomodadores,
mujeres de la limpieza, camareros de los bares del recinto, ganadores de entradas por el concurso de rockrockradio.com
e incluso a los responsables de entregar al maño el disco de Oro por las ventas en España de más de 40.000 copias de
su último álbum Las Consecuencias (lo llevaban enmarcado junto a algunos adornos pensados para el camerino de Enri-
que). Durante la espera (que se hizo corta), vimos y tuvimos la suerte de saludar a Nacho Royo y a Jorge M, entre otras
caras conocidas. Aunque llevaba cámara de fotos, la tuve bien guardada para pasar desapercibido y ser discreto. Mien-
tras, oíamos a Enrique calentar su voz con canciones como: “Puta desagradecida”, “El viento a favor” y
“Vámonos” (canción que esperaba que fuera la última del concierto y luego no llegó a interpretar).

A las 19:20 salió de nuevo Marisa, nos entregó las fotos dedicadas y nos despedimos de ella agradeciendo su labor
por estar siempre receptiva con los fans de siempre. Posteriormente nos encaminamos a la puerta de acceso
(correspondientes a nuestras localidades) y ya sentados a las 19:45 esperamos el inicio del show. Comenzó a las 21:15
y acabó a las 23:10. En mi opinión, Enrique estuvo a un nivel muy alto como es habitual en él, pero creo que el lugar de
la actuación no fue del todo acertado. Esta gira va encaminada a lugares más íntimos como auditorios o teatros. El am-
biente estuvo un poco frío y distante por la amplitud del recinto sobre todo para la gente que estaba sentada en la gra-
da. Pese a todo, nos llevamos un buen recuerdo de esa noche gélida que hacía en Madrid.

Muchas gracias.

Texto: Rubén

Foto: Rubén Foto: Rubén

103
MADRID– ESPAÑA
1 de Diciembre de 2010
Lugar: Palacio de los Deportes

MOMENTOS INOLVIDABLES
Ayer volvimos a vivir en la capital otro de esos días inolvidables para los amantes de la
música y el Rock and Roll. Un poco más de las 9 de la noche aparecía en un frío palacio de
los deportes Enrique con un traje negro y toda su banda arropándole.

El concierto se abrió con “Las Consecuencias” aunque la gente un poco desconcertada,


no sabían si levantarse y gritar “¡Enrique!” o seguir sentado. Aunque se percibía una cierta
tensión en todos, hablo de esa tensión que no te deja seguir sentado y cada vez tu cuerpo
se mueve más sin poder controlarlo. Poco duró esta sensación porque en la cuarta canción
“El extranjero” la gente no pudo contenerse más y todos nos pusimos en pie, desde enton-

Foto: Kike Rincón ces fueron muy pocas veces las que nos sentamos para disfrutar más calmados de Enrique.

Después llegaron más momentos inolvidables para los seguidores de Enrique y Héroes.
Enrique hizo mención al 20 aniversario de Senderos de traición y cantó “Senda” para sor-
presa de muchos que siempre hemos escuchado “La chispa adecuada” pero Enrique nunca
deja de sorprendernos. A partir de ahí seguimos disfrutando de canciones como “Sácame
de aquí”, “Enganchado a ti” etc… podía deciros todas, porque aunque algunas las hemos
escuchado en cada concierto de Enrique desde que fuimos a verle por primera vez, Enrique
siempre consigue dar el toque especial a cada una de ellas para que sean irrepetibles.

Foto: Kike Rincón


En mi opinión otra de las sorpresas de la noche fue cuando cantó “Sí”, era la primera
vez que escuchaba esta canción en directo y creo que fue la cumbre del concierto, Enrique
consiguió que todo el mundo se implicara en el concierto. De repente Enrique paró de can-
tar y todos seguimos cantando como si estuviéramos leyéndolo, fue un momento increíble.

No quiero empezar a contaros qué sentimos en cada canción que Enrique tocó, por eso
voy a terminar esta crónica aquí ya que sé que cualquiera de vosotros que estáis leyendo
sabéis cual es la sensación a la que me refiero, lo único que me queda por decir es que una
vez más fue un concierto irrepetible como todos sus conciertos y que los futuros serán mu-
cho mejores, porque si algo caracteriza a Enrique es que cada día se reinventa a si mismo y
quién sabrá cual será la siguiente sorpresa.

Gracias Enrique por este concierto y a la gente por hacer un momento único.

Texto: Mari Cruz García Duce – mari_alcor

Foto: Iván González

Foto: DuendeEnArganda Foto: Mari Cruz García

104
ESTUPENDO, ELECTRIZANTE, EMOCIONANTE SONIDO
Sensaciones inmediatas tras el concierto: Como siempre estupendo, electrizante, emocionante sonido cada vez más
perfecto, pero quizás la emoción la pongamos cada uno de nosotros al tener tan ancladas en nuestra sangre esas can-
ciones, quizás ese perfeccionismo en el que está embarcado Enrique le resta cantidades inmensas de la espontaneidad y
cercanía de otros tiempos y eso... sinceramente duele. Añoro al Enrique de antaño, el de conciertos minoritarios, caren-
te de ansias de grandeza. Sólo es una opinión personal, a pesar de todo... ¡¡ojalá hubiese al menos 3 artistas en este
país que pudiesen ofrecer un espectáculo que llegase al menos al 50% de la calidad de los conciertos de Enrique!!

Asistí al concierto de Málaga el día 27, que fue donde más mostró Las Consecuencias, aportando 7 de los 10 temas
que la componen, pero, sin embargo sentí una cosa que nunca me había sucedido: que era tener ganas de saltar y gritar
temas en momentos en que debería estar sentado, y a la vez de intentar digerir y sopesar sentado un espectáculo inte-
rior que me emocionase por su intimidad… al final salía con la sensación de que en ningún caso hubiera podido conse-
guir ni la una ni la otra, me quedé con una sensación de poca identificación, algo que me dolió profundamente… por
supuesto que disfruté pero ese sabor algo agridulce, quizás por las ansias reprimidas en un asiento del pabellón, la falta
de sintonía del espectáculo, y la deslucida falta de fondo-forma me hizo sentirme desubicado durante el concierto.

Aunque en Málaga sonaron canciones como “Es Hora de Hablar” (que me pareció impresionantemente profunda y a
la vez intensa, y que en cierta forma pensaba que iba a ser el estilo de canción que abanderaría los conciertos de esta
gira), “El Boxeador” (como también sucedió en Madrid); noté falta de coherencias en las cosas que he explicado.

Noto que se habla mucho de Leonard Cohen, pues bien, yo tuve el placer de asistir este verano al concierto que ofre-
ció en el Waldbühne Berlinés delante de 15000 personas en el espacio de conciertos más bonito que hay en toda Europa,
y sin duda, fue uno de los momentos más emocionantes que he podido vivir, aunque sentado en primera fila, se notaba
por las lágrimas que había a mi alrededor de que algo grande estaba sucediendo por el interior de todas las personas
que estábamos allí congregadas..

Espero que Enrique siga arriesgándose también en los directos, porque si algo le diferencia del resto de los artistas
de este país que no llegan a su altura es que es uno de los pocos que no tiene miedo a equivocarse porque la Música te
transporta sin necesidad de moverte, por eso querría ver más coherencia, y riesgo a hacer cosas diferentes
a técnicas de directos que funcionan por lo general.

Texto: martinez90

Foto: Kike Rincón

105
MADRID– ESPAÑA
1 de Diciembre de 2010
Lugar: Palacio de los Deportes

¿AL DE MADRID TAMBIÉN VAIS?


- "¿Al de Madrid también vais?" Nos preguntaba Enrique en Málaga.
- "Claro, si yo soy de allí además."

Por fin, pocos días después de los conciertos de Málaga, era el momento de ir a un con-
cierto sin moverme de casa. Eso siempre viene bien para ahorrar... Un día complicado,
miércoles. Todos teníamos que ir a clase, trabajar, etc... Y al día siguiente también. Aún así,
un par de horas antes, ya rondábamos por allí, de bar en bar, al fresquito mientras esperá-
bamos a que alguien llegara en la calle, repartiendo flyers o encasquetándoselos a algún
amigo... A las 20:15 - 20:30, empezamos a entrar. Igual que en los otros conciertos, cada
uno estábamos por una zona, así que ahí ya nos despistamos todos un poco. Algunos, los
que teníamos menos prisas, después nos volvimos a encontrar.

El concierto de Madrid fue el otro al que, para mí, le faltó algo. Tal vez el poder acercar-
nos a la valla (como haríamos en otros, después), un final algo menos "abrupto", que la
gente hubiese estado menos fría, no sé... Aun así, sonó la nueva versión de “El anzuelo”,
Foto: tatuado_hds
que está genial y siempre es bienvenida. Eso y que un concierto de Bunbury, aunque falte
algo, sigue estando por encima de muchos otros...

De éste, con lo que me quedo es: la gente. Aunque es cierto, que vi a muchísima gente
conocida, y a lo mejor no me pude parar con todos lo "suficiente" o lo que me hubise gusta-
do. Pero ya habrá otras ocasiones...

Texto: Gloria Morato – Alcare_hds

Foto: Gloria Morato


Foto: tatuado_hds

Foto: tatuado_hds Foto: Gloria Morato Foto: Gloria Morato

106
GRATA SORPRESA CON “EL ANZUELO”
Para empezar diré que que el tema sillitas fue algo penoso porque seguro que los que estaban sentados en las filas
traseras vieron el concierto un poco mal (si lo vieron), de ahí que también siendo el palacio y que no estamos hablando
de un sitio pequeño, unas pantallitas en los laterares no estarían nada mal. Cuando empezó el concierto la música sona-
ba muy mal, hablo desde la fila que lo vi yo, distorsionaba un poco, luego me di cuenta que según te alejabas se escu-
chaba mejor.

En el tema de las canciones opino que terminar con “El viento a favor” no me pareció un buen final, me pareció un
final frío, frío como dicen que estaba el público (yo ahí no entro porque estaba eufórico como siempre), pero qué se
puede esperar si estás viéndolo y tienes al sargento Joe y al agente Willman imponiendo su ley de “siéntate”, “no pue-
des hacer fotos”, “aquí no se puede estar”. En fin, que fueron un poquito corta royos, por eso pienso que la gente estaba
fría.

Me llevé una grata sorpresa con “El anzuelo” (Paula si lo estás leyendo acuérdate de lo que hablamos) y con “El
hombre delgado”, esta última para mi fue la canción del concierto. A él –Enrique- le vi un poco reservón, ¿lo mismo se
contagió de la frialdad del público? veía mejor casi a Álvaro que a él. Pero aun así me pareció un gran concierto.

Por último me gustaría decir que me encantó ver a gente de aquí, conocer a tatuado un tío genial, a Paula que no la
veía desde el 3D, Charly y otros cuantos más que ahora no me acuerdo de sus nombres, mil perdones por esta cabeza
loca, fue un placer el estar con vosotros.

Texto: Vicen_te

UNA OPORTUNIDAD FALLIDA


Fue un completo desastre en cuanto a clímax y tono se refiere. Enrique se basó en el concepto de concierto que se
marcó Leonard Cohen respecto a los asientos para los asistentes pero se le olvidó hacerlo con su set-list y también dicho
sea de paso, se olvidó del tipo de público que tiene (no intento ofender a nadie, pero para mí en un momento como el
comienzo del show no se debería escuchar nada más que al artista, en plan íntimo, personal e introspectivo. Cuando
escuchas canciones así cantadas a gritos por gente a tu espalda no puedes evitar estar distante con el mensaje que te
manda el artista. Pero en fin... escuchando el directo de Cohen en casa te das cuenta que la gente grita en los silencios
del artista o como mucho aplauden, pero así, no hay manera).

Ha sido, en mi humilde opinión, una oportunidad fallida de poder haber hecho una gira en condiciones, acorde con el
que probablemente ha sido su mejor disco en solitario. Me consta que él mismo salió enfadado del concierto de Madrid,
se fue y no quiso hablar con nadie y que incluso invitados VIP quedaron sorprendidos con el conciertico que se marcó.
Es cierto que la banda sonó de cojones, él en cuanto a interpretación estuvo sublime como nos tiene acostumbrados,
pero lo demás falló.

Y ya que estamos, en un concierto de 60 pavos de entrada no puedes irte terminando el concierto con "El viento a
favor", no me jodas, termina el concierto en condiciones, la has cagado con el recinto, sí, vale que los pañales son muy
caros y las papillas también... pero tus millones te los has llevado igual por el bolo y nos hemos quedado con una cara
de gilipollas de aúpa.

En fin, una lástima teniendo en cuenta que va a haber una temporadita sin el maño en un escenario (o al menos eso
intuimos con su reciente paternidad, o a lo mejor nos sorprende con el disco de canciones infantiles, vete tu a saber...).

Texto: TOMWAITS

107
MADRID– ESPAÑA
1 de Diciembre de 2010
Lugar: Palacio de los Deportes

Y RECORDAD... SIEMPRE... GRANDE ENRIQUE


Ayer volvimos a disfrutar de este gran artista por tierras madrileñas. Un buen concier-
to en líneas generales. Me gustó que comenzase con 5 temas de Las Consecuencias, así es
como se presenta un nuevo trabajo y no como con Hellville que lo desperdigaba a lo largo
del show. Muy buena voz y muy buena predisposición a pesar de las tonterías de las buta-
cas y del público sentado como si estuvieras viendo una ópera.

El concierto fue subiendo de tono y tuvo su punto más alto cuando el Reverendo sacó su
acordeón y nos hizo disfrutar de “El extranjero”, muy cómplice Enrique con la gente y ésta
respondiendo a este himno bunburyano.

Personalmente hago especial mención a “Desmejorado”, la versión de “El Anzuelo”,


“Sí” y “El Hombre Delgado”, regalos excepcionales como “Senda” y detalles como “Puta
desagradecida”.

Como bien decís, siempre se echa de menos alguna canción. Por mi parte siempre me
gusta escuchar “De Mayor” o que se acordara de aquella excentricidad maravillosa que fue
Radical Sonora pero parece que es un deseo imposible.
Foto: Kike Rincón

El viernes a Zaragoza, a ver si nos sorprende con alguna cosa nueva. Y recordad... siem-
pre... Grande Enrique...

Texto: babel79

VI A ENRIQUE SONREIR MUCHÍSIMO


Pues yo sí creo que estuvo muy bien en el escenario, la versión que hizo de
“Enganchado a ti” me pareció espectacular. Además, vi a Enrique sonreir muchísimo, eso
me gustó. Pero es cierto que ha tenido conciertos muchísimo mejores que éste. No puedo
Foto: Terra
entender que en la gira estadounidense tocara canciones como “Robinson” y aquí nada... y
lo de terminar con “El viento a favor”, en fin.

Es cierto que el hecho de ver el concierto en butacas se me hizo un poco raro, porque
este hombre siempre incita a levantarte pero joder, la gente estuvo sosa, sosa, sosa… no se
arrancaban ni a la de tres ¡¡¡joder!!!, ¡¡un concierto de Bunbury!!, nunca había visto a la
gente así, incluso en el de hace dos años la gente se animó muchísimo más. Espero que en
los conciertos que quedan toque algún tema más porque en éste han faltado muchos.

Foto: Kike Rincón

Texto: vito5

EN LAS GRADAS CASI NO LO VEÍAMOS


Sobre el concierto del Palacio de los Deportes comentaré que tanto en sonido como en
la voz fue espectacular, pero fue muy frío, yo no creo que fuese tanto por la gente como se
ha comentado sino porque faltaba visión del escenario.

Los que estábamos en las gradas casi no lo veíamos, estábamos muy lejos, lo lógico
hubiera sido que se hubieran colocado unas pantallas, la gente protestaba muchísimo pero
no se podía apreciar ni a Bunbury ni a sus magníficos músicos. En este caso igualmente me
llevé a mi hija y os podéis imaginar que decepción, aguantó el concierto como una campeo-
na pero no pudo ver al Bunbury que tanto anhelaba. Para los demás que hemos ido a
muchísimos conciertos no importaba no verle, cantamos y bailamos con sus canciones que
tanto nos hacen vibrar una y otra vez.

De todas formas supongo que haga lo que haga seguirá siendo Enrique Bunbury alguien
difícil para mí de que haga algo mal, es único, es el mejor y como digo, estoy muy pero que

Foto: Kike Rincón

108
muy orgullosa de tener una hija que le encanta igual que a mí.

Texto: Valle Rodríguez Martín

MI ÚNICO CONCIERTO DE ESTA GIRA


A pesar de que pasé mucho frío, estaba "sola" y más lejos de lo que hubiese deseado del escenario y de la gente con
la que me gustaría haber compartido mi único concierto de esta gira, lo pasé fenomenal... y como de costumbre me
quedé afónica.

En algunos aspectos por lo que al recinto se refiere, yo vi el concierto de Hellville arriba en la grada, sin pantallas y
entiendo perfectamente, aparte de que se oye peor, la sensación de no poderlo disfrutar lo suficiente. Y es que sentada
en la fila 21 me pude dar perfecta cuenta de que la primera fila definitivamente “engancha”, después ya nada es lo mis-
mo.

Me gustaron mucho Enrique, la banda, el espectáculo y el set-list. Las luces espectaculares y su voz fantástica, tre-
mendo en el escenario... No puedo comparar con otros conciertos de la gira así que me quedo con éste. “El Boxea-
dor” fue un momento mágico del concierto y también me gustaron especialmente todas las de Las Consecuencias, sobre
todo “Ella me dijo que no” -que es mi favorita, creo- además de “El Extranjero” -imprescindible- “El Hombre delgado” -
¡cómo ha crecido esa canción!- “Hay muy poca gente” –que me trae tantos buenos recuerdos de la gira de Hellville,
o “Puta Desagradecida”, siempre tan emotiva.

Personalmente “El viento a favor” como final desde el 3D me gusta bastante aunque, por pedir… “La Chispa Adecua-
da” hubiese sido MORRRRRTAL. ¿Otro bis?, ¿una más y no jodemos más?. Claro que me hubiese encantado, siempre se
queda uno con ganas de más canciones.

Ha sido un gustazo poder compartir un ratillo, que por cierto se me hizo muy corto, de guasa y cerveza con todos
los foreros que me encontré antes de entrar. Espero volver a coincidir pronto con todos vosotros. A la salida no me dio
tiempo a más.

Lo dicho, un gustazo.

Texto: Lucy – ojos-d-dwend

LA OPORTUNIDAD PERDIDA
He visto a Enrique en todas sus giras, sólo una vez claro, ya sé que es suficiente para ver lo que ofrece cada año.
Incluso de año en año me parece estar viendo el mismo concepto de concierto. Desde que vi primera vez Pequeño en el
2000 me parece estar repitiendo el concierto continuamente (incluso con la diferencia de la instrumentación con la ban-
da que le acompaña). También agradezco y reconozco los cambios de estilos en muchos temas: “Lady Blue”, “Sólo si me
perdonas”, “El anzuelo”, “Infinito”, “El Extranjero”... (si bien muchos de esos cambios ya se han producido desde la gira
de Hellville De luxe).

Desde luego ayer perdió una gran oportunidad para dejarnos boquiabiertos. Y es que ¡¡¡el disco Las Consecuencias
es de 10!!! igual que fue de 10 el comienzo del concierto, con 5 temas perfectos. Desde ese momento y hasta el final el
concierto fue perdiendo fuelle e interés y eso que el sonido fue perfecto, la banda ha mejorado respecto la gira anterior
a lo bestia, Ramón Gacías es un maestro de la batería y Jordi Mena, sin aspavientos ni poses rockstar saca petróleo de
su guitarra. La voz de Enrique es como el vino, mejora con los años aunque parezca mentira.

Pero al final: las canciones de Hellville son un bluff por muy rockandroll y caña que meta (ya he dicho que la banda
está conjuntada y suena de 10 y eso ayuda). La versión funky/disco de “El Anzuelo”, gracias por sorprendernos, no me
encaja. “Que tengas suertecita” no me gusta, igual que a la mayoría de la audiencia y “Apuesta por el Rock and Roll”
está muy sobada (pero mucho, lo siento Mauricio, ojalá tus herederos cobren cada vez que Enrique la toca).

Me fui habiendo visto un muy buen concierto pero con la sensación de la oportunidad perdida. El repertorio de Enri-
que es mucho más interesante de lo que llevamos viendo los últimos 5 años, pero él se empeña en tocar sus "Caras A"
sin percatarse que el 80% de los asistentes no son nuevos oyentes, sino reincidentes y se merecen un poquito más.

Texto: sico_pata

109
MADRID– ESPAÑA
1 de Diciembre de 2010
Lugar: Palacio de los Deportes

Foto: tatuado_hds Foto: tatuado_hds

Foto: tatuado_hds

110
Foto: Terra

Foto: Gloria Morato Foto: Iván González

111
ZARAGOZA– ESPAÑA
3 de Diciembre de 2010
Lugar: Pabellón Príncipe Felipe

Con Secuente y Con Gratulado


Mi mirada al interior escénico de Las Consecuencias se limita al concierto de Zaragoza
del pasado día 3 de diciembre. No siempre se puede tener la suerte que tuve hace tres
años, con muchos colores en mi paleta para tratar de dibujar un mejor cuadro. No importa:
después de salir del pabellón me quedó muy claro que este paisano mío no necesita mucho
esfuerzo para convencer a la audiencia con su talento.

Vaya una cosa por delante: me sorprendieron Los Santos Inocentes. Se han reinventado
con una facilidad pasmosa desde el rock, hasta convertirse en un combo maleable para
atreverse con cualquier cosa. Hasta con esa “Iberia sumergida” masbirresca que nos rega-
laron: al principio me entró mal el invento, pero acabé zapateando con la derecha y cantu-
rreando por lo bajini en mi asiento (ya estoy abuelico) ese tema que siempre me ha puesto
las pilas. Del material consecuente me encantó comprobar lo bien que suena en directo mi
tema preferido del álbum, “De todo el mundo”, y me encantó ver a Javi Íñigo en los bises:
siempre que se hace un punto y aparte con un grupo de músicos hay resquemor, por mucho
que lo dulcifiquen ambos cónyuges: es una ruptura, al fin y al cabo, y nunca son bonitas.
Rafa Domínguez también estaba entre el público, por cierto...

Foto: Anna Moshi (GustaffRoom)


Me gustó el final. “La chispa adecuada” en clave de monóculo y salón. ¿Qué queréis que
os diga? Peazo epílogo. Aunque a muchos les pareció fuera de lugar. Bunbury estaba en
casa y esos guiñicos se agradecen. Y es que es una canción emocionante, vaya: no estaba
en el setlist, que conservé, así que la cosa fue un bis auténtico, de cariño. Después de oírla
casi se agradecía el encendido de luces y el telón: saber acabar es un arte tan complejo
como arrancar de la manera apropiada o mantener el calor a mitad de concierto.

El año que viene se sigue barruntando gira con Calamaro y Loquillo, quizá también con
Urrutia. Y canciones nuevas, haylas. Que salga el disco más tarde o más temprano es otra
cosa, aunque seguro que los bunburianos os enteráis primero.

Salud.

Texto: Pablo Ferrer

Foto: Lara Albuixech (GustaffRoom)

Foto: Anna Moshi (GustaffRoom) Foto: Lara Albuixech (GustaffRoom)

112
ZARAGOZA Y BUNBURY, SU CIUDAD INMORTAL
Enrique siempre ha pasado por un duro examen en su tierra, siempre lo ha dicho, empezando las giras allí, un públi-
co duro, frío como el Cierzo que lo examinaba con ese acentico que tienen y que ponían a Bunbury en una dura brecha.
Pero el maño esta vez hizo más inmortal que nunca a su ciudad natal, porque lo que vivimos el viernes día 3 de diciem-
bre de 2010 fue una auténtico conciertazo de Enrique Bunbury, sin duda el mejor que le he visto en Zaragoza y el mejor
de esta gira española a los que he asistido a excepción del día 22 en Valencia que fue la perfección…

Iba a ser un fin de semana especial, porque aprovechando que se celebraba el Bunburazo me quedaba en mañolan-
dia todo el fin de semana, en casa además de la grandísima heroica Mónika, “la chica parasiempre” ya sabes… y como
siempre, un placer y gustazo estar con ella, con Oscar, compartiendo horas, risas, comidas, y nuestro eterno debate ¿eh
Mónika? A la que no le gusta Bunbury en solitario… jejeje (eso dice… su paisano le daría un gancho de izquierda –con
cariño- a la caída del sol…).

Llegaba la hora del concierto, iba con Juan y Rebeca al Príncipe Felipe, allí nos encontrábamos con Pablo Ferrer al
que tuve la oportunidad de saludar y que estuvo realmente simpático y amable con nosotros, fuimos a tomarnos algo
con él. Nos adelantó que habría sorpresa (invitado) en el concierto pero le dije que no quería saberlo… Mucha gente en
los alrededores y entro ya en el pabellón, bajando hacia mi sitio, veo ya caras conocidas, a mis paisanos Eva y Rodri en
primera fila centraditos, Rubén que me regala un escorpión traído desde Afganistán (gracias por el detalle), llegan mis
sevillanos Antonio y Elena, que venían con la hora justa (y curiosamente los tengo sentados delante, jeje), David e Ire-
ne, los mañicos que están alguna fila detrás mía, o Gloria y muchas caras que me suenan de los conciertos bunburyanos.
Antes había conocido a Roberto que había venido sólo al concierto desde Vitoria, a Jesús y Pilar desde Mallorca y que
había conocido en Valencia, y conozco luego a Carlos de Madrid, que me saluda muy contento, hablándome del foro y lo
agradecido que está por todo lo que hacemos. Como otra pareja que me dijeron el nick en la sala post-concierto
(llevabas una gorra) pero no recuerdo el nombre (ella con acento argentino).

El concierto empezaba con retraso, pero en el ambiente se notaba ya que iba a ser especial, los “¡Enriqueeee, Enri-
queeee!” sonaban desde el principio y la sonrisa tras “Ella me dijo que no” dejaron evidencia de ello en el rostro de Bun-
bury. La existencia de dos micros apuntando hacia el público –como me dijo Juan- nos hizo pensar que estaban graban-
do el audio, ojalá, porque se escuchaba fenomenal y repito, el ambiente era de diez. Esta vez no sonó
“Desmejorado” (hubiera sido un puntazo), cayó “El rescate” e “Irremediablemente cotidiano” que no están entre mis
canciones bunburyanas favoritas, pero las disfruté igualmente. Con “Infinito” vino el caos, la gente de las filas traseras
se vino para adelante invadiendo el espacio entre la valla de protección y la primera fila, ¡era raro que no sucediera en
esta gira!, la gente de ¿seguridad? no hizo nada para evitarlo y obviamente, los chicos y chicas que estaban en primera
fila tuvieron que espabilarse para que los “listos” (entiéndase con toda la ironía del mundo) no les quitaran su posición.
60 euros malgastados… quejas, gritos de fuera, pero nadie hizo nada (me suena a Valencia… hace ocho años), encima
un impresentable se subió a la silla delante mía, le pedí que se bajara dos veces, la cogió e insultándome hizo el gesto
de tirármela… alucinante.

Volviendo al espectáculo que merece la pena, llegaron los bises, el gran “Hombre delgado que no flaqueará jamás”,
nueva versión en directo que me encanta, el “Aunque no sea conmigo” y el invitado estrella, Javier Íñigo que presentó
Enrique junto a la canción “Bailando con el enemigo” (pero… sí Enrique, sí la cantaste anteriormente en la gira conse-
cuente, Chato lo ha confirmado, en Salt Lake City –Utah- el 22 de mayo de 2010) para acompañarles seguido también en
“… Y al final”. Pero el cierre de oro no estaba aquí, quedaba una, sí, la cara de sorpresa de Álvaro Suite dejaba patente
que en el set list no venía, pero a Enrique le apetecía, y era “La chispa adecuada”… y qué cara le vi al maño… oir a las
9.000 personas entonarla emocionó a Bunbury, Robert Castellanos nos aplaudió antes de que acabara la canción, les
gustó, no cabe duda y Enrique puede estar orgulloso de sus paisanos y lo que hizo la otra noche en su ciudad de origen.

Texto: Paula Navío Latorre – P.a.u.l.a

113
ZARAGOZA– ESPAÑA
3 de Diciembre de 2010
Lugar: Pabellón Príncipe Felipe

BUNBURY EN ZARAGOTHAM
Pues sí... allí estuve, sin ninguna esperanza de que fuera mucho más animado que lo ya
visto en esta gira, con ese miedo escondido en una frágil sonrisa de disfrazada seguridad...
Siempre sabiendo que me voy a reencontrar con esos sentimientos contradictorios, los cua-
les, en cada show consiguen hacerse conmigo, al menos, hasta que apaciguo y acomodo en
mi mente la revolución de recuerdos.

Después de haber visto un show lento, plano y sin ningún altibajo a destacar el segundo
día de Valencia, fui con la idea de tomarme unas cervezas y disfrutar con los amigos de un
concierto y la música en directo... ahí es nada. Cual fue mi sorpresa cuando vaticinando lo
ya vivido, a partir del 5º tema empezó a caldearse el ambiente hasta tal punto que un subli-
me Enrique Bunbury, despertó en mí un disfrute que hizo desprenderme de mi gran tensión
interna que no suele soltar la mano hasta la despedida.

Destacar la tranquilidad y complicidad que transmitía Enrique jugando en "casa", cuan-


do normalmente es el sitio donde ha reconocido sentirse examinado minuto a minuto, esta
vez avisté la emoción transparente en algunos instantes de segundo, dando un vistazo ge-

Foto: Lara Albuixech


neral alrededor del Pabellón Príncipe Felipe y saberse de nuevo entre las calles que le han
visto crecer... con sus vecinos, profesores, compañeros, amigos, familiares, críticos y heroi-
cos, un calor esta vez recibido a la vez que entregado.

Nunca se convence del todo a nadie de nada... pero esta vez, esta inconformista, lo re-
conoce, me convenció, y de qué manera... disfruté y canté, escuché y vibré, me emocioné y
me incluí entre toda esa marabunta de almas entregadas y conformadas que lo único que
les sobraba eran unas sillas que no lograron su cometido, porque antes de acabar la prime-
ra parte del show ya solo sirvieron para apoyar los abrigos.

Y con la misma sinceridad con la que reconozco que Enrique siempre será un grande
Foto: Lara Albuixech encima de un escenario, que lo sabe y se deja el alma por lo que cree... también puedo de-
cir que nunca podré considerar un regalo para los oídos escuchar de nuevo grandiosos te-
mas de la época de Héroes del Silencio llevados a un nivel nada destacable ni original que
lo único que dejan es un agrio sabor de boca y ansias de volver a vibrar con sus originales.

Sin lugar a dudas artista antaño, artista ahora, y aun intentando demostrar en un alarde
de madurez y serenidad que se puede hacer un show relajado y acomodado para todos los
públicos, el set list elegido fue tomando una forma nada compatible con esas maltrechas
"sillas" que no calmaron a un público ya enloquecido.... está claro que el rock and roll arde
por sus venas... las evidencias no se pueden ocultar.

Foto: Lara Albuixech


Texto: Mónika - bendecida1978

Foto: Anna Moshi (GustaffRoom) Foto: Lara Albuixech

114
ENRIQUE NOS MUESTRA TODAS SUS CARAS
El día empieza como cualquier viernes, depertador, ducha, café y a las 8 al trabajo (para que haya devoción, antes
tiene que haber obligación). Termino con todo mi papeleo transcendente e intranscendente a eso de las 14.30 y sin per-
der más tiempo enfilo la carretera rumbo a tierras mañas. Algo dentro de mi me hace disfrutar de la conducción más
que de costumbre, disfruto con el paisaje nevado desde Guadalajara hasta Calatayud, de fondo un tal Ortiz de Landazury
amenizando las 3 horas y algo que dura mi trayecto.

Después de unas cuantas vueltas por la Plaza de los Sitios, doy con la típica calle San Miguel (con chocolatería muy
recomendable al lado del Mercado), dejo mis cosas en el hotel, ducha rápida, ropa de combate y rumbo a encontrarme
con mi gente que me esperan con impaciencia pues antes de acudir al Príncipe Felipe, tenemos parada obligatoria en la
Estación donde empiezo a conocer a gente increible como Rubén (El hombre Delgado), Rosi, su hermana, cuñado y de-
más gente que me perdonarán esta memoria de pez para los nombres.

A las 20:30 estamos frente al Pabellón, nuestras entradas de grada baja y el frío acuciante nos obligan a entrar rápi-
damente al recinto y coger un sitio apañado. La espera es amena en tan grata compañia. El amigo Enrique al igual que
en la capital, se hace esperar y a las 21.20 las luces se apagan y empiezan a sonar los primeros acordes de ese tema
que cuanto más escucho más me gusta, “Las Consecuencias” son inevitables (cierto es). Tal y como ha hecho durante
toda la gira y con acierto, nos presenta el álbum con piezas que se convertirán en himnos, si no lo son ya, como “Ella me
dijo que no”, “De Todo el Mundo” y “Los Habitantes” (dicen que un contrato no se puede cancelar...). Cinco son los te-
mas que el gran artista nos hace llegar con esa voz, esa puesta en escena y esa profesionalidad a la que nos tiene acos-
tumbrado él y los grandes Santos Inocentes. Como pega diré que no volvimos a ser consecuentes durante el resto del
concierto, no se lo tendré en cuenta, tuvo argumentos de sobra para que siguiera sonriendo.

Una vez hechas las presentaciones, cual introducción en una nueva pandilla, Enrique nos muestra todas sus caras
mezcladas con acierto y pasión, nos saca de la silla en cuanto suenan “Enganchado a ti” y el acordeón del reverendo. Un
Enrique simpático, hablador, confraternizando con el público, dejándonos afónicos sintiéndonos a pleno pulmón un ex-
tranjero, confirmando que ante la duda un Siiiii o deseando suertecita a este gran artista que tanto nos ha hecho, nos
hace y sin duda nos hará disfrutar durante muchos años. También tiene tiempo para no renegar sino al contario, de esa
gran banda de la fue solista durante 11 años, esos Héroes que siempre estarán en nuestros corazones y de los que nun-
ca perderemos la esperanza de volvernos a encontrar. En Madrid “Senda”, en Zaragoza “Iberia Sumergida”. Yo hubiera
preferido “La Carta” o “En brazos de la fiebre” por poner dos ejemplos pero Iberia fue disfrutada igualmente e hizo que
todo el pabellón se desgañitara con los rumores sumergidos de nuestra tierra.

El concierto avanzaba, sonaban himnos como “Infinito” (y se va, y se va...y se fue), “Lady Blue” en esta versión tan
distinta a la flaminguera y que me estresa por momentos o “El Hombre Delgado”, tema que ha mejorado extraordinaria-
mente en muy poco tiempo. Sin casi tiempo para reponernos, de repente un fogonazo y vuelta al pasado para demos-
trarnos que aunque se cambie y evolucione no hay por que renegar del pasado que también tuvo momentos inolvida-
bles. Ese Huracán vino a Zaragoza en forma de brisa trompetera y ese “Bailando con el Enemigo” (siempre estamos con
lo mismo...) y con “Y Al final” nos llevó a tiempos valseros de no hace muchos años. Un gran final, no hay pegas... y de
repente... Una más y no jodemos más... Un regalo maravilloso, indescriptible, mágico... esa “Chispa Adecuada” que ni el
más terrible de los torbellinos podrá nunca apagar en toda la gente que hemos crecido, disfrutado, reído, gritado, llora-
do con Enrique y con todos los artistas de los que se ha rodeado durante todos estos años... de todo corazón...
¡GRACIAS!.

Para terminar, no puedo olvidarme en esta crónica de lo vivido ese viernes 3 de diciembre en Zaragoza, de toda la
gente que he tenido ocasión de conocer y que ha hecho tan especial este fin de semana: Paula (sin ánimo de ser pelota),
como se puede tener esa sensación tan maravillosa de alguien en tan poco tiempo, eres especial, no cambies nunca...
Juan, el gran Juan Garrancho, su estatura no hace honor a su grandeza (¡¡es con cariño!!), Susana, la gran SusanQ, poco
tiempo en el Jarvis pero una gratísima sensación, Rubén, el gran hombre delgado, se aprende a su lado, la gente ilicita-
na, Carolina, que decir que no sepas, Jesús y Pilar, hacéis grande la isla de Mallorca, Natalia, Pep, Mari, Carlitos... y al-
guno más que se queda seguro en el tintero... por todo lo vivido... de nuevo… ¡¡GRACIAS!!

Texto: babel79

115
ZARAGOZA– ESPAÑA
3 de Diciembre de 2010
Lugar: Pabellón Príncipe Felipe

BUNBURY, UN ARAGONÉS DE TALLA INTERNACIONAL


La dimensión de Bunbury es grandiosa, a años luz de sus compañeros de profesión y
generación, y eso se pudo comprobar una vez más el pasado viernes con unas siete mil
almas fervorosamente entregadas y dispuestas a dejarse seducir por el hombre de las
múltiples facetas, vertientes estilísticas y sonoras. Ya como crooner en el inicio tranquilo y
reposado del concierto, ya como auténtico showman doblándose hacia atrás y gesticulando
con sus poses histriónicas que hace como nadie para deleite de cámaras ávidas de captar el
más difícil todavía o bien en su toque más rockero o latinoamericano. Ese es el “aragonés
errante”, un poco ya de todo el mundo, porque a este animal de escenario se le queda pe-
queña la piel de toro, suyo es el triunfo internacional con un repertorio tan variado y unas
condiciones vocales asustantemente poderosas y versátiles. Tras las primeras canciones de
su último álbum Las Consecuencias, la de homónimo nombre, “Ella me dijo que no”, “De
todo el mundo” qué voz tan bonita y acariciadora en su interpretación, sonó la versión de
Jeannette “Frente a frente” y ahí fue ya el delirio hasta el fin del directo que como nadie
maneja como frontman y director de orquesta con una banda que se notó rodadísima tras
la gira americana, han encontrado ya su sitio y estilo propio y arropan a Enrique en cada
Foto: C. Esteban (GustaffRoom) una de las joyas que forman parte de un setlist variado y ecléctico en estilos fruto de sus
anteriores trabajos que investigan en músicas y países que el maño ha ido visitando y
haciendo un poco suyos como auténtica esponja que absorbe sabiduría para pasarla por su
particular criba.

Todos los miembros sobresalieron en distintos momentos pero especialmente Jordi Mena

en ese aclamadísimo solo de “Los Habitantes”, Álvaro Suite en “El hombre delgado”,

“Apuesta por el Rock and Roll” o “Lady blue” y por supuesto el hammond de Rebenaque y

la batería siempre efectiva y como un cañón de Gacías y Castellanos al bajo dándole consis-

tencia a todo.

Momentos de gran pasión se vivieron durante toda la noche que motivaron el acercamiento

de numerosos fans que permanecían sentados en las sillas de pista atrás (¿eran necesa-

rias?) para poder disfrutar más de cerca de su ídolo y así fue como la pista fue alternando

sillas y público en pie en los laterales. Flashes y cámaras grabando para inmortalizar tema-
Foto: Gustaff Choos
zos tan intensos como: “El extranjero”, la cada vez más Rollingstoniana “Lady blue”,

“Infinito”, “Aunque no sea conmigo”, “Sólo si me perdonas” con unas palmas casi sevilla-

nas, “Sácame de aquí”, “El hombre delgado” que sonó mejor que nunca y más rockera,

“Que tengas suertecita”, “El rescate” ¡Oh sí rescátanos de tanta mediocridad musical actual

por favor!, o la doliente “Al final” con la trompeta de Íñigo marcando un ritmo especial y

añorado. Se notaron detalles diferentes en algunas canciones con finales y adornos vocales

que hicieron de éste un show distinto como en “Enganchado a ti” a pesar de tirar de reper-

torio antiguo en su mayor parte.

Hubo tiempo para la nostalgia heroica con una versión de “Iberia sumergida” cuyos

arreglos modernos no le favorecen mucho a la canción en sí pero la cantó mejor que nunca

si cabe pero habría sido preferible dejarla en su estado primigenio. Una de las sorpresas de

la noche fue la inclusión de “Bailando con el enemigo” rescatándola del repertorio con la

presencia de Javi Íñigo a la trompeta, antiguo miembro de aquella maravillosa banda de

acompañamiento que fue el “Huracán ambulante”. Gran ovación y bonito detalle por parte

de Enrique. Y ya en la recta final si algo faltaba para tan magna obra una bellísima e inten-

sa “Chispa adecuada” que nos enamoró una vez más y demostró que Enrique Bunbury, Ma-

estro de Maestros, es el más grande y su banda ya brilla a su altura y tienen aún mucho por

decir juntos pero nada por demostrar, su sitio conseguido con esfuerzo y talento está en lo

más alto.
Foto: Gustaff Choos

116
Que la suerte les acompañe y la inspiración guíe por siempre y no les abandone la ilusión porque nos hacen un poco

más felices con su arte y alimentan nuestra sed de música de calidad en tiempos de OT y mercadotecnia y negocio va-

cío. Próxima cita en el Liceo de Barcelona, más de lo mismo o no quién sabe, a nadie le amarga repetir un festín para los

sentidos, caviar para los oídos.

Texto: Susana Almarcha Mingote - SusanQ.

Foto: C. Esteban (GustaffRoom)

Foto: C. Esteban (GustaffRoom)

117
ZARAGOZA– ESPAÑA
3 de Diciembre de 2010
Lugar: Pabellón Príncipe Felipe

Foto: Lara Albuixech

Foto: Lara Albuixech

Foto: Lara Albuixech

118
Foto: Blog de los Imposibles Foto: Blog de los Imposibles

Foto: Blog de los Imposibles

119
ZARAGOZA– ESPAÑA
3 de Diciembre de 2010
Lugar: Pabellón Príncipe Felipe

CORTO PERO INTENSO


Como ya sabe alguna gente mi idea era haber ido al concierto en coche y haber vuelto
después del mismo. La cosa cambió cuando ni corto ni perezoso y cansado de hacer esos
viajes relámpago desde los 19 años, mandé un email a una persona con la intención que me
adoptase antes, durante y después del concierto. Gracias a esta persona empecé a mover-
me un poco, reservando habitación de hotel y su viaje correspondiente de ida y vuelta en
tren. La cosa funcionaba, yo cada día con más ganas de pisar la ciudad inmortal, de conocer
a gente adicta, gente admiradora y gente fanática de todo este nuestro mundo.

Al final así fue, esta "locura" me hizo conocer a gente de Elche, Madrid, Mallorca, Pa-
namá, Málaga y del mismo Zaragoza. Gracias a ellos y en especial a una Rubia pasé las 27
horas más bonitas que nunca había experimentado ni con Héroes del Silencio, ni con el
mismo Bunbury en otros conciertos. ¿Que cómo eran estos tiparrac@s? Había de todo...
desde un hombre delgado (que en ningún momento le vi flaquear) fiel a sus principios y al
Don Julio, pasando por un tío que congeniamos muy bien (en el buen comer, beber y en
comer y beber otra vez), unas hermanas fabulosas con sed de Ambar, unos mallorquines
con tiempo para todo, una zaragozana muy atenta y hasta una administradora de un foro,
Foto: Javier Giménez
la cual me trató como si nos conociéramos de antes.

El concierto llega después de echar unas Ambar en la Estación y es cuando empieza a


sonar “Las Consecuencias”, “Frente a Frente”, “La chispa Adecuada”, “Irremediablemente
cotidiano”, “El Rescate”, “Aunque no sea conmigo”, son unas de tantas canciones que me
pusieron los pelos de punta. Sobre Enrique que decir... No esperaba menos de él. Le vi muy
a gusto en el escenario, lo cual hizo que se entregase al 100% y nosotros disfrutásemos de
la Banda y de él.

Terminando el concierto nos dirigimos a La Diosa, no antes sin haber hecho una paradi-
ta en la Taberna Edu. La cual nos degustó con unos Bokatas, que mas que Bokatas eran
Flautas Traveseras. Buen rollo en La Diosa, para mi gusto pocas canciones de las nuestras
pero en definitiva un buen sitio de encuentro después del concierto. Hay sueño, cansancio y
más cuando coges desde Vitoria el tren a las 7:15 de la mañana. Así que, qué mejor para
dormir que tomarse unos chupitos del fabuloso tequila Don Julio. Me meto en mi habitación
y siento frío, entonces me digo... “tranquilo majete que seguramente alguien lo estará pa-
sando peor”. Te levantas, te duchas y un cafelito para el cuerpo. Entonces es cuando ya
sabes que te ha llegado la hora de despedirte de la Ciudad Inmortal. Te despides con un
hasta luego y feliz habiéndote llevado un grato recuerdo de la gente y del concierto en si.

Muchas Gracias Zaragoza. Muchas gracias Rubia

Foto: Javier Giménez


Texto: Doktorbun

Foto: Javier Giménez Foto: Javier Giménez

120
Foto: Javier Giménez

Foto: Javier Giménez

121
ZARAGOZA– ESPAÑA
3 de Diciembre de 2010
Lugar: Pabellón Príncipe Felipe

ENFUNDADO EN SU TRAJE MAESTRO DEL SALOON


Pongámonos en antecedentes. A comienzos del año que ahora termina Enrique Bunbu-
ry lanzó Las Consecuencias. Su disco más oscuro e íntimo hasta la fecha, definido por el
propio Enrique como downtempo. Escuchado el disco y leídas numerosas comparaciones
con el Boatman's Call de Nick Cave (salvando las distancias), todo hacía presagiar una gira
íntima en recintos de mediano o pequeño aforo. Poco después se anunció gira de presenta-
ción: Bunbury se iba a hacer las américas. Una gira por Estados Unidos, México y buena
parte de Sudamérica por teatros y pequeños recintos. Pintaba bien. Al llegar la hora de
anunciar la gira española la cosa se quedó a medias. Si bien todos los conciertos eran con
asiento asignado, los recintos no eran de aforo tan limitado, lo cual resta algo de intimidad
a la propuesta que esperaba.

Entrando en materia. Bunbury regresaba a casa una vez más, lo que supone para él
llegar y vencer. El concierto arranca con un primer bloque que se centra exclusivamente en
algunas de las mejores composiciones de su nuevo disco. Con una puesta en escena muy
sobria y Bunbury subido en un pedestal y agarrado a su pie de micro casi sin moverse. “De
todo el mundo” suena aún más emotiva que en el disco y destaca especialmente en el
Foto: Nacho Cordero arranque “Ella me dijo que no”. Con “Los Habitantes”, uno de los mejores temas de Las
Consecuencias se inicia un nuevo bloque mucho más animado que terminará con todo el
mundo ya de pie coreando “El extranjero”. Ya está, se ha armado una buena, la gente ya se
mantendrá en pie hasta el final del concierto. Se ha perdido la magia de ese concierto ini-
cial y se ha ganado en energía y entrega por parte de todos.

En cada gira que hace, Enrique adopta un nuevo carácter y revisita sus clásicos dándo-
les un nuevo aire, un enfoque diferente acorde a la propuesta que defiende. En esta oca-
sión, el carácter es más americano que nunca. Los temas se bañan en hammonds o piano y
cambian sus ritmos para adaptarse al Boom-chika-boom más cercano al honky-tonk y el
country más trotón. Las nuevas versiones de “Infinito”, “Iberia sumergida” o “El hombre
delgado” suenan estupendas con este nuevo enfoque y Enrique enfundado en su traje ma-
estro del Saloon se siente comodísimo en ese nuevo papel.

El último bis recupera en cierto modo el carácter inicial del concierto con la banda al
completo sentada en el pedestal y Enrique sobre un taburete entonando el bolero “Aunque
Foto: Nacho Cordero
no sea conmigo” que provoca ese cosquilleo en la nuca que hace que te estremezcas. “Y al
final” es siempre emocionante. Y como colofón final y regalo a su ciudad “La chispa adecua-
da” coreada por todo el mundo. Bunbury lo ha vuelto hacer, otro gran concierto en su
haber, si bien no el tipo de concierto que esperaba ver.

Texto: Nacho Cordero

Foto: Nacho Cordero Foto: Nacho Cordero Foto: Nacho Cordero

122
CRÓNICA DE UNA MINI GIRA II
La segunda y última parada de estas Consecuencias tour es casi en casa. Toca en Zaragoza, cogemos el bus que nos
ha de llevar al Príncipe Felipe. Tengo la sensación que superar el concierto de Valencia es prácticamente imposible, pero
no va a ser así.

Enrique cambia el setlist con respecto a Valencia. La gente está metida en el concierto, la nota negativa la pone el
personal de seguridad que no hace nada con las personas que se meten en las primeras filas sin respetar al resto de
asistentes. El concierto al igual que en Valencia comienza con varios temas de Las Consecuencias, sigue con un grandes
éxitos de Enrique y el rock‟n‟roll en español (temas emblemáticos como “Enganchado a ti”, “Infinito”, “Sácame de
aquí”, “El extranjero”…) para terminar con el invitado de la noche, el trompetista Javi Íñigo, que acompaña a la banda
en “…Y al final”, y esa pedazo de canción que lleva por título “Bailando con el enemigo” (una de las joyitas de Pequeño).
El concierto acaba con un megahit de Héroes (que sirve para poner al respetable al borde del éxtasis y escuchar un tími-
do “Héroes, héroes”). Servidor lleva unos cuantos conciertos en Zaragoza y éste para mí ha sido el mejor.

Tras el concierto vamos al Bunburazo en la discoteca de enfrente donde tengo el placer de conocer a la gran Paula, a
Juan Garrancho, a la reportera dicharachera SusanQ y Sole Kowalsky (espero que vuelvas a pisar tierras oscenses, ja-
ja). Me olvido de alguien cuyo nombre no recuerdo con los que pasamos una noche de risas y tragos. Al día siguiente de
vuelta a Huesca. Hasta la próxima…

Texto: J.B.A

LA FELICIDAD SE PALPABA EN EL AMBIENTE


El AVE Sevilla-Zaragoza con retraso por culpa de la nieve, aunque menos mal que no optamos por coger un avión
porque nos hubiéramos quedado en tierra. Otra vez llegamos con el tiempo justo. Lo único bueno de estar sentados en
los conciertos es que llegas con el tiempo justo y te colocas en primera fila sin ningún problema.

Pedazo de concierto una vez más. Enrique desprendía felicidad. Tanta era la felicidad que se palpaba en el ambiente
que nos lanzamos hacia el escenario y no hubo forma de volver atrás.

- Canción/canciones: “Infinito” y “Bailando con el Enemigo”, con la colaboración de Javier Íñigo por sorpresa.
- Lo mejor: lo bien que se le veía a Enrique.
- Lo peor: la posición de la seguridad detrás de las vallas. Desde esa posición poco podían hacer para que la gente vol-
viera a su sitio.
- Nota: 9

Texto: Elena Romero – Malena82

Foto: Nacho Cordero

123
ZARAGOZA– ESPAÑA
3 de Diciembre de 2010
Lugar: Pabellón Príncipe Felipe

HABÍA ESTADO ESPERÁNDOLO TODA LA GIRA


¡Qué locura! El concierto de Zaragoza era ya el cuarto al que iba en la misma semana.
Casi no me daba tiempo a deshacer la maleta, cuando ya tenía que meter las cosas otra
vez... Además, este concierto volvía a caer en viernes, lo que significaba volver a salir de
clase corriendo a coger el AVE. Aunque, al menos esta vez, con la hora un poquillo menos
justa. Lo bueno que tiene también Zaragoza es que, de tantas veces que he estado por allí,
ya me manejo bastante bien al menos por el centro, lo que ayuda bastante con los nervios y
las prisas...

Este finde me volví a quedar con Alba y Mari Carmen, en un hostal pequeñico pero bas-
tante bien situado. Y con un autobús que nos recogía en la puerta y nos dejaba al lado del
Pabellón Príncipe Felipe, donde era el concierto. Cuando llegamos, pasadas las 20:30, nos
volvimos a encontrar con un montón de amigos y conocidos, a los que estoy intentando no
nombrar, porque no quiero olvidarme de nadie.

Al poco de empezar este concierto, hubo un detalle en “Ella me dijo que no”, del que no
me había dado cuenta en los anteriores, no sé si por estar en sitio distintos o por la coloca-
Foto: Gloria Morato
ción de las sillas... El Focazo. Toda esa canción, para mí y probablemente también para los
que estaban alrededor, fue todo un foco luz blanca en los ojos. En el momento tuvo su gra-
cia...

Lo mejor, para mí, llegó algo después, cuando la gente se levantó, nos acercamos a la
valla y ya nos pudimos quedar ahí hasta que acabó el concierto. Había estado esperándolo
toda la gira. Eso era una primera fila de verdad, con su valla y su todo.

De después del concierto, poco hay que decir. Ese día nos fuimos a dormir y no fuimos a
la fiesta que había preparada. Al día siguiente, comida, café y regalos con amigos. Y des-
pués sí que fuimos a la fiesta... y después a la Estación del Silencio, visita obligada siempre
que vamos por allí. Para rematar, nos tocó un taxista chistoso a la vuelta... "¡Boli! ¡Boli!
¡Boli!"

Texto: Gloria Morato – Alcare_hds

Foto: Gloria Morato Foto: Gloria Morato

Foto: Gloria Morato Foto: Gloria Morato

124
QUÉ CONCIERTO SEÑORES, QUÉ CONCIERTO, INIGUALABLE
Zaragoza, ciudad inmortal, yace en ella un aroma especial... 3 de diciembre, frío invernal, da paso a un concierto sin
igual. Un pequeño retraso, se apagan las luces, aparecen Los Santos Inocentes. De entre las sombras aparece nuestro
hombre, ¡¡¡¡¡¡¡qué hombre!!!!!!! Dará comienzo con “Las Consecuencias", "Ella me dijo que no". Mi momento, "De todo el
mundo" ya tenía a todo el público emocionado, exaltado... Qué momento señores, qué momento, ¡¡¡¡¡¡momentazo!!!!!!
Seguiremos con "Frente a frente" realmente fue prácticamente frente a frente.

Este público más caluroso, más ardiente y apasionado, entre canción y canción coreando ¡ENRIQUE!, ¡¡¡¡ENRIQUE!!!!,
en segundísima fila Paula, Garrancho y una servidora, (entre otros muchos) casi nos quedamos afónicos de gritar su
nombre. Podíamos observar una banda entregada, a un Enrique feliz, sonriente, incluso emocionado, pudiendo observar
en primerísima fila unos ojos verdes vidriosos llenos de agradecimiento por la entrega del público. Y tal fue su grado
de agradecimiento que tendríamos regalo incluido. Continuaremos con "Enganchado a ti", “sea fina o sea ancha, nece-
sito un poco más...” ¡Enrique! Nosotros también necesitamos más que estamos ¡¡¡¡¡enganchados a ti!!!!! “El extranjero"
todo el público de pie, no era para menos, siempre animando en esta canción, esos gestos tan bunburianos, como diría
mi profe de francés encroyable!

“Nos salvaremos juntos o nos hundiremos”, en "Irremediablemente Cotidiano". Iremos a la plaza de armas de un
lugar cualquiera para reencontrarnos con "El rescate", que más de un@ estaríamos dispuestos a pagar... No, no éramos
poca gente, pero no podía faltar esta noche "Hay muy poca gente". Amanecí con los puños bien cerrados... "Iberia su-
mergida" ¡impresionante! Seguidamente nos deseaba suertecita con "Que tengas suertecita". “Si me perdonas si me
das otra oportunidad, amor...” en "Sólo si me perdonas". Te daremos todo lo que haga falta, momentazo cuando las 2
primeras filas y otros más nos posicionamos en primera fila, Enrique se acerca al medio del escenario para cantarnos el
estribillo y le da la mano a Rodri mientras Eva le lanza un beso y Enrique se lleva el micro directo al corazón, ese gesto
le ha "tocado". "Sácame de aquí"... Enrique, te sacamos de dónde haga falta, ¡eso no lo dudes!. Ante la duda un.... ¡SÍ!.
Me calaste hondo, "Infinito", pero me caló de verdad, se agachó en el escenario, mirando al público que estaba apoyado
en la vaya, donde estaba yo, y en el momento que dice: "moriré antes que tu" me señaló a mi.... ¡¡¡uououou!!!. Un clási-
co de los set list, "Apuesta por el rock and roll".

Primer descanso y primer bis. “Porque sabemos agradecer, a pesar de lo vivido, por que de todo comienza a hacer
ya mucho tiempo...” "Porque las cosas cambian", “porque sabemos hacer del escapismo un arte, porque siempre queda
espacio para nuevas libertades...”. Es un explorador solitario en “El hombre delgado". El espacio es un lugar tan vacío
sin ti "Lady blue"...

Es la hora del segundo descanso, segundo bis; qué bis señores, ¡pedazo de bis!. “Y no es por eso, que haya dejado
de quererte un solo día... quiero que seas feliz”, "Aunque no sea conmigo"... El momento más especial de la noche:
siempre estamos con lo mismo "Bailando con el enemigo" y si al borde del abismo mejor... con un invitado del Huracán
ambulante; Javi Íñigo a la trompeta. Nos invita a la despedida con "...y al final". ¡El público quería más!, ¡¡¡ENRIQUE,
ENRIQUE!!!. Y llegó nuestro regalo de agradecimiento... donde “el león que sonríe a las paredes que ha vuelto a pintar
del mismo color”, nos deleitaba con "La chispa adecuada".

Qué concierto señores, qué concierto, inigualable... ¡que final!, no hay palabras suficientes en el mundo para descri-
bir tal evento.

Texto: rebeca82

Foto: Javier Giménez

125
ZARAGOZA– ESPAÑA
3 de Diciembre de 2010
Lugar: Pabellón Príncipe Felipe

SENTIMIENTOS A FLOR DE PIEL


Bueno, la verdad no sé cómo empezar, sentimientos a flor de piel. Después de ir a Va-
lencia el 20N a ver a este animal de escenario llamado Bunbury de nombre Enrique, conta-
ba los días hasta el 3 de diciembre para viajar a Zaragoza (“mañolandia” bautizó alguno).

No sé qué tiene Zaragoza que me tira cantidad, a lo mejor me pasa como a Enrique con
México, pero bueno a lo que vamos, llegamos a Zaragoza via Lleida (Lérida), justos para ir
a la Estación del silencio y de ahí al pabellón a ver a este poeta aragonés. Ambiente grandí-
simo, de hecho jugaba en casa. Se apagan las luces, suena la intro y sale la banda uno a
uno, de pronto aparece la silueta del hombre delgado que no flaqueará jamás. Las conse-
Foto: Jesús Pulido González
cuencias suelen ser inevitables, cuando ella me dijo que no. Él es de todo el mundo o casi
de todo y te dice las cosas frente a frente. Este maño es inmenso, desgrana su repertorio
con maestría como él sólo sabe… le pese a quien le pese, porque él es grande. Sonaron
“Enganchado a ti”, “Porque las cosas cambian”, “El extranjero”, “Sácame de aquí”, “Hay
muy poca gente” y alguna sorpresa como “Aunque no sea conmigo”, “Bailando con el ene-
migo”, y como no, sus Héroes con “Iberia sumergida” y cerrando con “La chispa adecuada”.

Noche de emociones en Zaragoza con este maño universal. Deseando verlo en carretera
otra vez porque él lo vale y si hay que ahorrar se ahorra, aunque ya es hora que venga a
Mallorca, se le echa en falta. Lo dicho, colosal.

Por último dar las gracias a todos mis compañeros de viaje en estos dos shows, son
muy grandes todos deseando volver a veros. A Paula y Garrancho deciros que gracias por
Foto: Jesús Pulido González estar ahí acompañándonos con vuestro trabajo en torno al maño. Sois muy grandes, gra-
cias.

Texto: Jesús Pulido González

Foto: Jesús Pulido González

Foto: Jesús Pulido González Foto: Jesús Pulido González

126
Foto: Aragón Musical Foto: Aragón Musical

Foto: Aragón Musical

127
ZARAGOZA– ESPAÑA
3 de Diciembre de 2010
Lugar: Pabellón Príncipe Felipe

Foto: Aragón Musical Foto: Aragón Musical

Foto: Gustaff Choos

128
Foto: Nacho Cordero

Foto: Nacho Cordero Foto: Lara Albuixech

129
BARCELONA– ESPAÑA
8 y 10 de Diciembre de 2010
Lugar: Teatre del Gran Liceu

ESPECTACULAR CIERRE EN BARCELONA


El viernes día 10 arrancaba en la ciudad condal el último concierto de la gira consecuen-
te, llegaba a Barcelona en tren y en el hotel Jose me decía que el del miércoles había sido
buenísimo, que el propio Enrique estaba muy contento con el resultado de la primera noche
en el Liceu, pero había que esperar a esta noche, era la despedida, el final de la gira que
comenzaba allá por el mes de mayo en Estados Unidos, pisaba luego México y Argentina
para finalizar aquí, en España, en casa.

Iba a volver a juntarme con muchos amigos, con los que había compartido la primera
cita en Valencia: Antonio y Elena de Sevilla, David e Irene de Zaragoza, vería nuevamente a
Cristina de Italia (que me volvería a dar otro regalo para todos) junto a Davie, concidía por
fin con Dave de Barcelona, Joana y Fran de Girona, Juan que llegaba más tarde desde Mur-
cia… pero ¿dónde no tiene seguidores Enrique Bunbury?. Tras una comida con los amigos y
paseo por la ciudad donde nos juntamos ya con Dave, saludamos a rickma, que había veni-
do desde Andalucía, y nos cuenta el desastre que hubo en Málaga con sus asientos y demás
cosas del recinto. En ese momento se encontraban Álvaro Suite y Rebenaque fumando y
nos acercamos a saludar, nos dijeron que nos preparásemos, que iba a ser espectacular.
Foto: Rickma

Quedaba aún mucho rato para que el concierto comenzara, y como dije, la única ventaja
de esta gira: no hay que hacer cola para entrar. Siguiendo las recomendaciones de Dave
nos íbamos justo enfrente del Liceu a tomarnos algo, esperando a que se aproximara la
hora, allí llegaba Oliver también con nosotros. Casualmente, en la mesa de al lado teníamos
a Shuarma y Morti, curioso, primer momento de coincidencia de la noche.

A las 20.30 decidimos entrar en el Liceu, más caras conocidas, Rebeca que llevaba a su
madre al concierto, Gloria desde Madrid con una bonita rosa en la mano, Jose de Barcelona
(al que junto a su grupo de amigos hago una foto antes de entrar, espero que haya salido
bien). Jose y yo nos vamos a la fila 9, donde nos toca, lo vamos a ver muy bien, centraditos.
Foto: Dave Iturbe
En esta gira al haber ido a seis conciertos y estado en seis posiciones diferentes –salvo en
Valencia que repetí sitio- lo he disfrutado desde delante, detrás, altura, y he visto muchos
detalles… las cosas que me encantan y comentamos en el foro, jeje, Chato, tengo mucho
para poner en gestos.

Viendo gente conocida ya desde mi butaca, el chico que tengo a mi izquierda me dice
que es su primer concierto de la gira, sólo le digo: “vas a disfrutar”. Algún minuto pasado
de las 21 comienza a sonar por última vez en 2010 Erik Satie, para darnos la bienvenida, la
gente ya empieza a aplaudir y Jose me dice: “hay más ambiente que el miércoles”, repito,
clave. Jordi, Rebe, Ramón, Robert y Álvaro salen… y detrás esa figura negra, Enrique, ante
los gritos de la gente. “Las Consecuencias” da el inicio al concierto. Enrique debe mirar al
entrar y pensar, el último, ¡vamos a darlo todo!.

El sonido es espectacular, es lo que tiene el Liceu… y la gran voz de Enrique confirma


cómo está: pletórica, con “De todo el mundo” queda patente. El despertar de la gente llega
con “El extranjero” es lo que ha venido sucediendo en toda la gira… pero ¿cómo vamos a
estar sentados frente a Rebe?, si además Enrique lo pide… Qué sorpresa, “Doscientos hue-
sos” y seguida “Bujías para el dolor” llamo a Cris y seguido a Chato, ni a propósito. La gran
Foto: Jose Figueres
“Sólo si me perdonas” sube la temperatura, y la “Apuesta por el rock&roll” provoca una
llamada a Charly, que no me coge el teléfono. Hoy había que llamar a todos, era la despedi-
da. Carlos, no cayó “Alicia” a ver si Enrique se replantea el Radical Sonora para el futuro
que tanto le pedimos, si hubiera sonado, era para ti.

Se van y no tardan en salir para el primer bis… y oh, maravilla, Jose emocionado nada
más oírlo sabe que es “El Anzuelo” no la ha oído y esta noche sí, como el día 22 en Valencia
y en Madrid se inicia así –creo que fue más corta que en estas ocasiones-, seguida de “El
hombre delgado que no flaqueará jamás” fantástico inicio de bis. “Lady Blue” lo cerraría. El
segundo bis lo arrancan todos, y cuando digo todos es con Robert incluido, que ya no se

Foto: Davie Diomedi-Burbujaitaliana

130
sienta en las escaleras, sino con ellos, en taburete, en la parte posterior, más elevada del escenario, Enrique comenta
que es el final de la gira, da las gracias a toda la gente –la “crew”- que les acompaña, y suena “El boxeador”, esta vez es
Jesualdo, el gran ausente de esta gira, que no ha podido venir a ningún concierto, disfruta con nosotros del que casual-
mente es su tema favorito del disco ¡no sabía que venía esa canción, eh!.

Y después, la gran sorpresa, el gran regalo de la noche… Enrique baja a pie de escenario, se coloca firme frente al
micro y agarrado a él empieza a entonar “Es hora de hablar” (la llamada esta vez fue para Nieves), fue la única canción
que no canté, quería oírle, oír a un Bunburyheroico, más que nunca, con su chaleco, luciendo tatuaje, y cómo se suelta
del pie de micro para el final, ese grito desgarrador que nos pone a todos los pelos de punta… fue el MOMENTAZO de la
noche. Gracias Enrique.

Le sigue “Y al final” donde intuímos que efectivamente, el concierto –pese a que puede haber tercer bis- llega a su
fin… se van, los “Enriqueeee, Enriqueeee” salen a relucir y vuelven… la gran “Vámonos” sólo interpretada en Valencia
día 22 vuelve a sonar, qué gran canción, pero no… el tercer bis no va a ser de una canción, queda otra y es “La chispa
adecuada”… qué gran cierre maño… lo veo en tu cara, la emoción te rebosa, estás feliz. Nos vuelven a aplaudir Los San-
tos Inocentes porque esa canción es mucho para nosotros… y ahora sí, la despedida… abrazados, los seis, ponen el bro-
che de oro a una gira fantástica por nuestro país.

CONCLUSIONES de esta gira: ha sido magnífica, comparar con Hellville no tiene para mí sentido porque no partíamos de
la misma situación: otro disco –Las Consecuencias-. Ellos más rodados, en el caso de la banda acababan de llegar al lado
de Bunbury (en Hellville la banda ni era santa ni inocente, jeje). Ahora éramos el punto y final a la gira (ya venían con el
“calentamiento” realizado) y luego, los recintos, el público, debería haber estado de pie, desde el principio, Enrique no
es Bob Dylan, ¿para qué? es Enrique Bunbury, tiene su estilo, su arte particular, y la idea le pudo gustar, pero sus can-
ciones y su fuerza en el escenario no es para “encerrar”, es una bestia escénica, y estoy segura que en Madrid echó de
menos eso, la seguridad frenó a la gente, pero la gente no respondió, sus gestos arrodillado en el lado de Robert en
“Sólo si me perdonas” decían mucho… no era el Palacio el recinto adecuado.

En el Liceu su cara lo decía todo, le encantaba tener a la gente coreándole, levantada, aplaudiendo y llamándole,
desde Héroes es así, desde Héroes se le pone esa sonrisa emocionada… no lo cambies NUNCA Enrique, nunca.

Se repitió el abrazo en la despedida de Barcelona, sí señor, tocaba, sólo se abrazaron los seis en Valencia el día 22,
en para mí el mejor y más emotivo concierto de Bunbury de los que he asistido de toda su carrera en solitario, el deta-
llazo que tuvo conmigo en “Si no fuera por ti”, set list y detalles de los demás, lo convierten en la medalla de oro de esta
gira. Pero la noche del día 10 en el Liceu de Barcelona se lleva la plata, conciertazo como os he contado. El bronce va
para Zaragoza, lo dije en mi crónica, Barcelona pelearía por la segunda posición y lo ha conseguido.

No puedo acabar esta crónica sin hablar de Robert Castellanos y Jordi Mena en el Liceu, sobre todo de Robert… fue
su noche, sé que ha sido el concierto que más ha disfrutado de toda la gira, lo sé, y al despedirse de toda la gente, tras
ese abrazo final encendidas las luces del Liceu, sacó la manita, diciendo “cinc!” y Jordi, otro culé, hizo lo mismo. Soy
madridista, y el “qué cabrones” me salió, pero me reí, estabais en casa, en Barcelona, donde “tot el camp…” ya sabéis lo
que es. Dave les hizo foto en el momento, ya la veréis.

Texto: Paula Navío Latorre – P.a.u.l.a

Foto: Jose Figueres

131
BARCELONA– ESPAÑA
8 y 10 de Diciembre de 2010
Lugar: Teatre del Gran Liceu

Foto: José Figueres

Foto: José Figueres

Foto: José Figueres

Foto: José Figueres Foto: José Figueres

132
Foto: Dolores Alquézar Foto: Dolores Alquézar

Foto: Dolores Alquézar

Foto: Dolores Alquézar

133
BARCELONA– ESPAÑA
8 y 10 de Diciembre de 2010
Lugar: Teatre del Gran Liceu

EN EL MARCO INCOMPARABLE DEL LICEU I


Santa Lucía (Vista de Lince). Tres días después del fin de ese periplo musical de Bunbu-
ry & Los Santos Inocentes, ahora ya bien conocidos por todos, al menos sus nombres: Ro-
bert, Álvaro, Ramón, Jorge Rebenaque & Jordi Mena iniciaron hace unos ocho meses atrás,
en Abril de 2010. Ahora es todo silencio, reposo.

Me dispongo a disfrutar de un buen bourbon con unos cuantos hielos, mientras exprimo
mis recuerdos de estas dos últimas noches en el marco incomparable del Liceu de les Ram-
bles de Barcelona, lo que rodeó a estas dos actuaciones con encuentros más que esperados
de viejos conocid@s y escucho con atención ese concierto del pasado viernes que ponía
punto final a Las Consecuencias Tour 2010.

Una gran gira, una gran aventura tanto para todos ellos como para los que hemos podi-
do viajar, asistir y disfrutar de uno o más conciertos fuera de nuestro ambiente más inme-
diato en diferentes y más variopintos “venues”. Inolvidable.
Foto: Dave Iturbe

El miércoles 08.12.10 en pleno puente previo a las fiestas navideñas, Enrique y Los San-
tos Inocentes nos deleitaron con el primero de los dos conciertos que ponían punto y final a
esta gira internacional dividida en dos partes, del 24 de abril al 8 de junio, y del 1 de octu-
bre al 10 de diciembre: USA, México, Argentina y España. 56 conciertos a cual mejor.

En Barcelona no iba a ser menos, y como lazo de regalo, fueron como la traca final de
fiesta, un teatro a rebosar de gente, una puntualidad exquisita anunciada por megafonía
una y otra vez hasta que las luces se desvanecieron y nos abrazó la oscuridad y los gritos
de los que allí estábamos mientras “Gnossienne nº 1” Eriksatiana sonaba anunciando el
comienzo inevitable del espectáculo más que rodado a esas alturas. El primer bloque de
ambos conciertos fue idéntico, “Las Consecuencias”, “Ella Me Dijo Que No”, “De Todo El
Mundo”, “Frente a Frente” & “Los Habitantes”. Un bloque para presentar en sociedad este

Foto: Dave Iturbe álbum “down tempo” para los más rezagados que no conocían la puesta en vivo de dicho
trabajo. Con “Los Habitantes”, no obstante, el concierto tomaba otra dirección ascendente,
orgásmica, acelerada. Las butacas se enfriaban puesto que una inmensa mayoría del públi-
co, ya de pie, vitoreaba y coreaba al son de sus aplausos a toda la banda. “Enganchado a
Ti”, con arreglos y efectos reverberantes sobre la voz de Enrique y “El Extranjero” con Jor-
ge Rebenaque, el reverendo, como máximo maestro de ceremonias con su acordeón sobre
el escenario, un tema mejoradísimo desde su nacimiento hace ya 11 añitos fueron el puen-
te hacia la variación de temas de un concierto a otro, pero no de aptitudes y actitudes.

El día 8, una de las apoteosis de la noche llegó con la interpretación de “Desmejorado”,


acordeonísticamente marcada por Rebe y la agitación de brazos de Enrique a lo Zorba el
Griego, dándole como nunca un toque mediterráneo y corintio al tema nacido en la época
Bushido, integrantes que el día 10 asistieron casi anónimamente al evento cierre de gira. La
Foto: Dave Iturbe
hermana pequeña de las versiones de “Alicia” ya está muy crecidita y se desenvolvió per-
fectamente en el escenario, era la que iba de la mano con “Hay Muy Poca Gente” para dar
entrada a uno de los aplausos y emoción más álgidos del concierto; “Senda”, una canción
veinteañera pero mejorada como nunca con ese toque “inocente” como bien saben hacerlo
ellos. “Que Tengas Suertecita”, con ese arranque de locomotora de vapor, tirando del resto
de vagones que faltaban por aparecer en ese escenario, hacía que el convoy de “Sólo Si Me
Perdonas”, fuera uno de los más anhelados por alguna fémina de primerísima fila a sabien-
das que Enrique se arrodilla en un momento justo y si le da, elige a una, clava su mirada
mientras canta y agarra la mano en tan estremecedor momento. Y a ambos lados del esce-
nario. Justo después, el momento palmero y flamenco, toda la audiencia en pie, chocando
palmas y haciendo que, como se dice por ahí, se oigan y se toquen mejor que nunca. La
plegaria compuesta en bajas horas, “Sácame de Aquí” inmediatamente precedida por “Sí”,
chulesca, “Infinito”, crecidísima con ese vestido que nadie mejor que Los Santos Inocentes
le han sabido realizar y la gran “Apuesta Por El Rock‟n‟Roll”, todo un compendio de inten-
ciones, todo un vademécum bunburyano y todo un himno zaragozano de hace años adapta-

Foto: Dave Iturbe

134
do por el mejor estandarte que podía tener después de la triste desaparición de Mauricio Aznar. Estaba por llegar un
breve descanso de la banda; una oscuridad vencida por los focos traseros de escenario daba tregua a tanto grito, alabo,
súplica hasta que el primer “bice” comenzó.

Lento, atronador, “El Rescate” se encargó de reanudar el concierto, una inmensa declaración amorosa de historia
imposible. Qué decir del gran arreglo que hicieron con “El Hombre Delgado…” durante esta gira. Esas guitarras y bajos,
esa potente batería… ese protagonismo desglosado para cada uno de ellos en el escenario a medida que transcurría la
canción para volver a recaer en Álvaro “Saltitos” Suite quien anuncia, con sus acordes, la también mejoradísima versión
de “Lady Blue”; le pasa después el turno a Robert, quien se desplaza hacia la derecha del stage y acompaña al gran Jor-
di Mena quien recibe con maestría su turno para cerrar la canción que nos llevó a una breve despedida, que nadie se
creyó, para hacer otro breve descanso y que los técnicos adecentaran el “altar” central del escenario con unos tabure-
tes.

Llegó el momento de volver a un momento íntimo con la interpretación de “Canto”, si bien generalizar lleva al anoni-
mato casi siempre, con este tema Enrique nos hace personificarnos en esos momentos difíciles que cada uno de no-
sotr@s hemos podido tener en nuestras vidas y que con gran fortuna hemos podido aprender de ellos y mejorar cada día
más. El benjamín de los dos conciertos del Liceu estaba a punto de acabar, presionado por las horas, supongo de cesión
de tan magnífico teatro. No obstante, dos regalos en forma de canciones faltaban por ser tocadas, “Porque Las Cosas
Cambian”, uno de los temas mayúsculos compuestos en el álbum de la “casa infernal lujosa”, otro elenco de propósitos
que nos narra Enrique en sus letras tan “personales” y “únicas”. El punto y seguido, fue “…Y Al Final” que arrancó
acompañado de un “ohhhh” de decepción por parte del público al ser conocedor irremediablemente de la conclusión del
concierto.

Aplausos, ovaciones y un salto e invasión del escenario, por la parte derecha, de un espontáneo que en un momento
de máxima excitación intentó abrazar a Enrique, no obstante fue interceptado por un miembro de seguridad. Mientras
iba saliendo por el pasillo central del teatro, volví a encontrarme con viejas y queridas caras conocidas, miraba hacia
detrás, despidiéndome por tan solo unas horas de la platea puesto que tenía la mejor oportunidad de concluir la gira de
la manera perfecta. Primerísima fila, en la última puesta en escena de Las Consecuencias, un disco íntimo, pero con
unos conciertos, a los que tuve la fortuna de asistir y a los que he podido leer e informarme, grandiosos.

Texto: Dave Iturbe - Uisquebeatha

Foto: Dave Iturbe

135
BARCELONA– ESPAÑA
8 y 10 de Diciembre de 2010
Lugar: Teatre del Gran Liceu

EN EL MARCO INCOMPARABLE DEL LICEU II


Llegó el gran día. Muchas emociones coincidían en él. Alegría por reencontrar por fin en la
gira a muchas caras conocidas y queridas; Orgullo por, aún con el paso del tiempo, seguir com-
partiendo momentos que no hace falta fotografiarlos para recordarlos sin problema alguno,
confidencias, abrazos, miradas, charlas, cervezas en bares variopintos de la ciudad condal igno-
rados, al menos por mi parte durante mi vida diaria y cotidiana de vuelta por estos barrios… y
con gran satisfacción poder reunir un buen grupo de amig@s ya de varios puntos de Europa.
Esto fueron las previas de Las Últimas Consecuencias en el Liceu. Antes del concierto, una char-
la y más risas con parte de Los Santos Inocentes, sus masajes relajantes, y con parte del ala del
management de Rock&Chicken.

Entrando de nuevo en el Liceu, uno se da cuenta del hito en la historia de la música que En-
rique está alcanzando, de momento, es el único artista del panorama “serio” musical que ha
tocado 5 veces en estos últimos 4 años. Y ahí estábamos. Bajando por el pasillo central de la
platea para situarnos en primera fila, delante de los “twins” Robert y Álvaro “Saltitos” Suite
como le estoy empezando a llamar. Por lo vivido en diferentes conciertos, allí se experimentan
buenos e impresionantes momentos de cualquier concierto por la vitalidad, profesionalidad, y
compenetración que tienen estos dos grandes músicos. Una cuenta atrás casi exacta para el
Foto: Dave Iturbe
arranque siamés del concierto, puesto que los cinco primeros temas, cual tarjeta de presenta-
ción para los más rezagad@s a estas Consecuencias Tour coincidieron con el hermano menor
del miércoles día 8.

Si hubiera que estructurar el concierto, ésta primera, como un rollercoaster, es la subida


paulatina a un estado de rock, aptitudes y actitudes en el escenario, una calma presentada por
la fúnebre “Gnossienne nº1” llevada en volandas con “Las Consecuencias”, con la triste pero
conformista “Ella Me Dijo Que No”, pasando por la advertencia de “De Todo El Mundo” de no
cosificar a la persona pero si al artista, “Frente A Frente” sin Miren Iza, pero llevada a la ma-
estría de Enrique tomando el mando de las dos voces en la versión del álbum. Llegados a este
Foto: Dave Iturbe
punto, el desembocar en “Los Habitantes”, como ascensión a una parte imprescindible e imbo-
rrable de esta gira con la puesta en escena de cada uno de los músicos que llenaban el escena-
rio con su presencia y su trabajo. Jordi Mena, el grande, ha tenido en este tema uno de sus mo-
mentos para ganarse su sitio con creces, Álvaro y Robert, sosteniendo a Jordi, Rebenaque, al
órgano marcando ritmo al igual que los latidos de la batería de Ramón. Es un punto de no retor-
no en los conciertos. Una "Mallard" a velocidad musical a punto de arrollar a quien esté despre-
venid@. “Contar Contigo” nos transportó a la época bastarda de Flamingos y a su gira de nunca
acabar de 2002-2003 pero mucho más potente por los arreglos de esta banda en comparación
con El Huracán Ambulante, buenos también donde los haya. Con “Doscientos Huesos y Un Collar
De Calaveras” y “Bujías Para El Dolor” la temática que más duele pero que más gusta como es

Foto: Dave Iturbe el amor impregnó la platea y los balcones del Liceu. Jordi Mena, decorándolas con su banjo y
Álvaro, si no recuerdo mal, dando sus punteos con su Rickenbacker para obtener un acabado
perfecto.

Si bien el primer concierto del miércoles sirvió para homenajear a uno de los temas que
tanto dio artísticamente a Enrique con Héroes del Silencio, “Senda”, ese viernes la operación
rescate de temas maduros nueva e indignantemente vigentes fue para “Iberia Sumergida”.
Ramón dando fuerte a esas baquetas que luego tuvo el bonito detalle de regalarme, Jordi y
Álvaro marcando los acordes característicos de esta canción de la más pura época heroica, Ro-
bert aguantándola con su bajo y Rebe, de pie tocando el órgano mientras que Enrique, abande-
rado, cómo no, con el puño bien alzado dirigiendo la escena más rabiosa del momento. Gran
ovación por parte del público.

Con la canción de las buenas intenciones, de los buenos y positivos deseos “Que Tengas
Suertecita” sonó por segunda vez en esta cita catalana de la gira consecuente, dando lugar al
“déjà vú, déjà vécu” completo con “Sólo si Me Perdonas” donde, por fin, un primor varsoviano
pudo estremecerse cuando Enrique en su momento genuflexión le estrechó la mano y ella le
regaló una rosa que lo acompañó parte del concierto. “Sácame de Aquí”, “Sí” e “Infinito” más
blues que nunca, forman parte de este “pack indivisible” alzando al público a sus cotas más
Foto: Dave Iturbe
intensas de aplausos, cánticos y desplazamientos fuera de sus butacas, para acompañar, con la
llegada del himno por excelencia “Apuesta Por El Rock‟n‟Roll”, por última vez en esta gira, a
136
toda la banda y al mismo Enrique a cantar y enarbolar dicha canción zaragozana como ninguna bien adoptada por Héroes y Enrique
en solitario. Con ella, llegaba el “falso final” del concierto, el ambiente era para algunos desesperante, creyendo que la gira había
acabado tan abruptamente con la despedida de ellos, pero los “bices” no iban a hacerse de rogar. Mientras la gente coreaba y
aplaudía al ritmo de los gritos “futbolísticos”. En esta última cita, no podía faltar una canción mejoradísima y que me sorprendió la
primera vez que oí su evolución, “El Anzuelo”.

Tomaba las riendas de la cuenta atrás para la despedida definitiva: “Aquí arriba nos sentimos como si fuera viernes por la no-
che….. VAMOS A BAILAR” dijo Enrique mientras arrancaba esta versión magnífica y que dio paso a otra de las mejoradas en este
tour; “El Hombre Delgado Que No Flaqueará Jamás”. En estas canciones no hay un único protagonista, hay una simbiosis escénica ,
Álvaro “Saltitos” Suite a punto de estallar pero avisando desde el comienzo de sus acordes, Enrique gesticulante, Jordi Mena domi-
nando la escena con la gran calma característica de él, Ramón pegando fuerte, de fondo pero imprescindible con sus latidos, Rebe
con esa línea que sale del órgano, mientras Robert y Álvaro, de rodillas uno en frente del otro, mostrando sus atributos musicales
casi rozándose, en duelo guitarrero erecto. La actitud más rockera es simple y perfectamente presentada en este tema; con la ver-
sión 2010 de “Lady Blue” no podían abandonar a esas alturas del concierto ese nivel; la guitarra de Álvaro servía de base a l a entra-
da de la letra, el público cantando permitiendo a Enrique retomar el aliento momentáneamente entre estrofa y estrofa. Y uno d e mis
momentos a recordar especialmente fue cuando mientras Robert se desplazaba a la derecha del escenario para hincarse de rodill as
en el clímax de la canción, Jordi Mena, se acercó a donde estaba yo, me estrechó la mano, y aquella noche justo al finalizar los acor-
des que le correspondía interpretar, me regaló una de las tres púas que conseguí, como preciadísimos tesoros. Lógicamente los
aplausos fueron intensos cuando de los labios de Enrique se oyó un “hasta siempre”.

El segundo “bice” estaba a punto de llegar. El escenario a oscuras, la banda sonriente, haciéndose guiños entre ellos, felices, en
el “altar” encuadrada por el foco que los iluminaba y Enrique daba a conocer sus sensaciones en este último día de gira: “Esta maña-
na nos levantamos con ganas de, vamos a hacer un concierto especial para, para Barcelona, para despedirnos después de unos cu an-
tos meses en la carretera… (…) queremos de alguna forma despedirnos y sobre todo a mi me gustaría desde aquí, desde el escena-
rio, agradecer a toda la “crew”, a toda la gente que nos acompaña, que ustedes no ven encima del escenario pero que se levant an
todas las mañanas y montan todo esto y hacen posible que ustedes nos oigan, nos vean, nos traigan y a veces que nos paguen, i n-
creíble… (…) esta gira de Las Consecuencias ha sido muy especial para nosotros, nosotros lo estamos pasando especialmente bie n
encima del escenario, y allá donde hemos ido el público nos ha tratado muy bien y estamos muy agradecidos por todo lo que nos han
dado, queremos ofrecerles, algo más, no sé… de corazón”. Así daba comienzo ese regalo en forma de “El Boxeador”, mientras inter-
pretaban la canción, todos ellos estaban con la sonrisa en la cara, relajados, satisfechos, orgullosos.

Otro regalazo prenavideño estaba a punto de ser sacado de la caja con lazo. “Es Hora De Hablar” aplausos y gritos mientras
Ramón marcaba con las baquetas los 6 toques antes de toda la banda arrancarse con el tema y el público adivinaba el momento q ue
íbamos a vivir. Silencio como nunca se encuentra uno en un concierto de ellos mientras el mismo tema en sí va “in crescendo”. Soy
redundante con este término pero una ovación llenó el Liceu mientras sonaban los acordes de “…Y al final” no siendo la última can-
ción esta vez del concierto. Ellos querían más, nosotros queríamos más, deseábamos todos prolongar la gira unos minutos más, unas
canciones más, unas melodías más, y los deseos de todos se cumplieron. Se notaba la energía en el escenario, la sensación de estar a
punto de finalizar una gira con un trabajo bien pero que muy bien hecho. “Una más y no jodamos más” dijo Enrique, se dirigió a Álva-
ro como preguntando qué tocamos ahora y diciendo “allá va la despedida” sonó la nueva versión incluida en el álbum BiMexico de
este año 2010. Bella, apasionante, enamoradora canción digna como toda “rola” creada por el genial José Alfredo Jiménez.

Faltaba una, tan sólo una canción para concluir la gira, un tour impresionante y no se hizo esperar. El público en su totalidad de
pie, “La Chispa Adecuada” sonaba poniendo el punto final, el lazo a este regalo, Robert dando y repartiendo besos, la primera fila en
el centro abarrotada de gente, el público cantando la canción como bien sabe, un espléndido solo de Jordi Mena observado de cerca
por Enrique con una sonrisa reconfortante en su cara, los “twins” Robert y Álvaro tocando a la vez, mientras sonreían a todos los que
cruzábamos las miradas con ellos. La escena final que todos contemplamos en el escenario entonces fue de total simbiosis. Enrique
sonriente, abrazándose con Robert, con una toalla roja al cuello, Álvaro arropando a éste y a Enrique mientras que el resto d e la ban-
da iban abandonando sus “positions” para acercarse al centro donde Enrique, Robert y Álvaro los estaban reclamando, de fondo los
aplausos como una de las mejores recompensas que un artista puede recibir. Ya todos en fila, Ramón, Álvaro, Robert, Enrique, Jorge
y Jordi ante el Liceu, de pie, ovacionándolos, hicieron dos reverencias mientras mandaban besos con la mano. Enrique abrazand o a
Rebe, Ramón aplaudiéndonos, de repente, vuelven a abrazarse entre ellos, fue emocionante contemplarlo como pude hacerlo desde
la primera fila. Enrique, después de despedirse del Liceu, desapareció por el lado derecho del escenario, la banda por el izq uierdo, no
sin antes, Robert Castellanos, Jorge Rebenaque y Jordi Mena, saludaron peculiarmente con la mano abierta, mostrando los cinco de-
dos bien separados. Una manita. Quien quiera entender, que entienda. Se apagaron las luces del escenario, la ovación fue desa pare-
ciendo, las luces de la platea nos alumbraron, el público fue abandonando el Liceu, algunos nos quedamos para ver como el silencio y
el vacío volvía a conquistar semejante escenario.

Las Consecuencias Tour habían llegado a su destino final. Misión cumplida desde el primer día. Unos grandes músicos, un gran
trabajo, un gran viaje durante ocho meses, unos fortísimos conciertos, un gran éxito, un gran recuerdo…

137
Texto: Dave Iturbe – Uisquebeatha
BARCELONA– ESPAÑA
8 y 10 de Diciembre de 2010
Lugar: Teatre del Gran Liceu

Foto: Dave Iturbe

Foto: Dave Iturbe

Foto: Dave Iturbe Foto: Dave Iturbe

138
Foto: Dave Iturbe

Foto: Dave Iturbe Foto: Dave Iturbe Foto: Dave Iturbe

Foto: Dave Iturbe

139
BARCELONA– ESPAÑA
8 y 10 de Diciembre de 2010
Lugar: Teatre del Gran Liceu

EL MEJOR CONCIERTO DE MI VIDA


Bueno pues a ver si soy capaz de expresar todo lo vivido en el MEJOR CONCIERTO DE MI
VIDA. Y no creo que pueda asistir a ningún otro mejor, porque fue SUBLIME.

Llega el día del concierto, soy alicantino y me voy en coche con mi mujer hasta Barcelo-
na, pero por diversas circunstancias no podemos salir hasta las 13.00 así que muy nervioso
nos ponemos en marcha, llegamos al hotel a eso de las 18.00, un arreglito y hacia el Liceu
caminando. 19.30 más o menos, llegamos a la puerta del teatro, allí veo a Paula, le digo a
mi mujer… “mira mi jefa” y ésta contesta “¡cóoomo!” así que me digo a mi mismo, “mejor
seguir paseando un ratito”. Y eso hicimos. En fin, que entre que soy muy cortado y ese
“¡cómo!” de mi mujer pues no pude saludarte Paula, en otra ocasión será.

Bueno un poco pasadas las 20.00 se abren las puertas del teatro y allá que vamos para
adentro, que sitio tan espectacular, es precioso. Me pregunto cómo sonará aquí la banda y
la voz de Enrique. Comienza el concierto puntual y mis dudas sobre el sonido y la voz rápi-
damente se aclaran, es IMPRESIONANTE cómo suena todo en ese recinto y cómo canta
ahora Enrique. Durante los cuatro primeros temas de Las Consecuencias pudimos descubrir
Foto: Mg. Miranda que éste se encuentra en su mejor momento de voz, al menos en mi opinión. El reverendo,
“El extranjero” y aquello explota, increíble.

“Doscientos huesos”, una de mis preferidas y además en esa posición del set-list, em-
piezo a intuir que estamos ante un concierto muy especial. Se suceden los temas clásicos a
cual mejor. “Iberia sumergida”, que yo no la quería debo decir que me encantó como suena
ahora, además de transportarme a tiempos mozos. “Infinito”, increible a este ritmo, me
encanta. “Apuesta por el rock&roll”, lo mismo, y nos vamos, aquello se cae.

“El hombre delgado”, buenísimo, “Lady Blue”, en fin primer bis que se acaba con el tea-
tro ardiendo. Y comienza para mi lo mejor, el segundo bis con “El boxeador”, precioso como
suena en ese lugar. “Es hora de hablar”, me saltaron las lágrimas. Con “Y al final”, todo el
mundo abrazado, bailando al ritmo del vals y se acaba… Pero por poco tiempo, porque rápi-
damente vuelven y tocan “Vámonos”, bestial. Y la guinda definitiva “La chispa adecuada”,
Foto: Betico_deluxe con la gente llorando de emoción, la banda abrazándose al son de Rebe. En fin, una auténti-
ca pasada.

Creo que los que hablan que si esta canción sobra, aquella falta, pues bien, a todos nos
faltan y sobran cosas, para mi faltó mi “Chica triste”, y me sobra “la suertecita”, pero son
gustos personales. A los que hablan de concepto de gira, que si falla aquí o tal, en mi opi-
nión tengo que decir, que el concepto es genial, porque asistes a tres conciertos en uno:
pausa, furia y vuelta a la pausa, no sé, a mi me encantó como podéis ver.

Otra cosa que creo que no se ha comentado es que al final del concierto Robert se des-
pide con una manita y gran parte del teatro le saluda con la mano abierta, los 5 deditos
bien separados y diciendo cinc, cinc, cinc.

Texto: 1967javig

Foto: Betico_deluxe Foto: Betico_deluxe

140
MUCHO AMBIENTE Y MUCHAS GANAS
Día 9 de Diciembre. Por fin salimos de Oviedo, dirección Barcelona, con parada en Vitoria para descansar; el perro lo
agradecerá, ya son casi 10 años. Llevamos cuatro horas de retraso pero el programa de viaje no peligra. A las once de la
noche llegamos a nuestro primer destino. Vitoria es bonita de noche, pero es difícil orientarse en una ciudad desconoci-
da cuando el gps que llevamos se reduce a una hojita de papel con cuatro apuntes y la policía se empeña en desviar el
tráfico a causa de un incendio en un edificio situado en la misma calle donde se encuentra nuestro alojamiento. El hotel
es bonito y la habitación tiene una pequeña terraza para nuestro cuadrúpedo que, sin embargo, no le gusta, la idea de
estar en un décimo piso no debe hacerle mucha gracia. A la cama que mañana hay que madrugar para llegar con tiempo
a Barcelona. El Flaco (mi boxer) se dedicó a pasearse toda la noche, no estaba cómodo. No pegamos ojo.

Día 10 de Diciembre (el día). Desayunar, asearnos y prepararnos, organizar el equipaje y el coche. De nuevo tarde.
Salimos de Vitoria con un par de horas de retraso, pero por fin estamos en ruta ¿camino a Barcelona?... pero, ¿por qué
no aparece Zaragoza en ningún cartel indicador y por el contrario hay tantos de Bilbao?, tras 45 minutos de incertidum-
bre, el rudimentario gps empieza a sembrar la duda y a mi mujer se le ocurre sugerir que tal vez nos hemos equivocado
de camino. Efectivamente llevamos tres cuartos de hora conduciendo en sentido contrario. Estamos volviendo. El con-
cierto es a las nueve, en las entradas dice que las ocho y media. Conseguimos orientarnos y el viaje discurre sin más
incidencias que un par de paradas para estirar las piernas. 18.30 llegamos a Barcelona. Atasco a la entrada de la ciudad.
No llegamos. La suerte quiso que a las 19.30 ya rondáramos las inmediaciones del hotel, en plena rambla. Fue buena
idea buscar alojamiento a 70 metros del Liceu. No tan buena idea fue buscar un hotel sin aparcamiento. El Flaco estaba
absolutamente agotado del viaje y apenas entramos en la habitación se quedó dormido. Una ducha y nos ponemos gua-
pos.

A las nueve menos cuarto salimos del hotel, cámara al hombro y llegamos al teatro sobrados de tiempo. En la entra-
da amablemente me invitan a dejar la mochila en el guardarropa. ¿Después de viajar desde Oviedo y pagar casi 160
euros por las entradas me voy a quedar sin fotos para siquiera tener un recuerdo?... ni hablar, finto y adentro.

El teatro precioso, no tenía el placer de conocerlo aún. Mucho ambiente y muchas ganas, la gente está animada, más
de lo que yo recuerde en ningún concierto anterior. Llenazo. La megafonía inicia la cuenta atrás para el comienzo. El
ambiente se caldea. Sintonía, banda y la silueta de Enrique. Lo que pasó después muchos de vosotros ya lo sabéis. Para
mí el concierto más grande de mis 30 añitos de existencia. Por lo que leo hay disparidad de opiniones. Disfruté junto a
mi esposa de las canciones de mi vida en un lugar precioso. Para mí, insuperable y sí exquisito. Para mi esposa grande,
muy grande. Para gustos colores. Quiero más.

Texto: MG Miranda – fueraesebalon

Foto: Mg. Miranda Foto: Mg. Miranda Foto: Mg. Miranda

141
BARCELONA– ESPAÑA
8 y 10 de Diciembre de 2010
Lugar: Teatre del Gran Liceu

SI ME PERDONAS, SI ME DAS OTRA OPORTUNIDAD...


Ocho horas de viaje Madrid - Barcelona en autobús, más las ocho de vuelta esa misma
noche para poder llegar a clase al día siguiente, hacen 16 horas para ir a ver un concierto
de dos y cuarto... Desde luego es normal que no se lo creyera nadie cuando lo contaba por
allí. Y lo peor es que seguramente lo volvería a hacer.

En principio no tenía que ir a este concierto. En miércoles, aunque fuera puente, y con
clase al día siguiente... Pero el Liceu es un sitio especial y ya que no había conseguido un
Foto: Gloria Morato buen sitio para el viernes... pues para allá que me fui. Y lo que me alegro de haberlo
hecho. Llegué a Barcelona sobre las 19:00 y estuve dando una vuelta por allí, haciendo
tiempo hasta la hora del concierto. Compré una rosa en La Rambla... que después me cogió
el chico de al lado y la tiró él al escenario... En fin…

A las 20:30 me fui para el Liceu. No había mucha gente que conociera ese día allí, pero
sí que pude saludar a algunos amigos e incluso a gente que no me esperaba encontrarme.
El concierto empezó y, momento foco aparte, me encantó el sitio. Un teatro muy bonito y
con una buena acústica... era perfecto. Entre eso y el momentazo de “Sólo si me perdonas”,
cuando Enrique se arrodilló delante de mí y me dio la mano, salí contentísima del concierto.
Si hubiera sido por mí, habría acabado la gira ahí. Aunque como ya dije por allí después,
hubiera sido perfecto del todo con “El anzuelo” y “Es hora de hablar” en el setlist.

Foto: Gloria Morato


Texto: Gloria Morato – Alcare_hds

FUE UN GRAN FIN DE GIRA


El último concierto. Cuando iba en el tren de camino me daba pena. A la vuelta, ya sí
que podía deshacer la maleta tranquilamente...

Esta vez llegué algo más tarde y después de "pasear" por La Rambla buscando el hotel/
apartamento donde me quedaba con Juan y Mari Carmen (y nadie más esta vez, jejeje), al
final lo encontré. Y pude comprobar nada más llegar, que la historia del “Sólo si me perdo-
nas” ya se había difundido por ahí. Y eso que yo tengo Internet prácticamente abandonado
desde que empezó la gira...

Foto: Gloria Morato Sobre las 20:30 o así bajamos para el Liceu. Al ser el último día había un montón de
gente conocida. Básicamente fue igual que en Madrid, no da tiempo a estar con todos como
es debido. Cuando entramos y me fui a mi palco, vi que estaba con Rebeca y su mami, muy
majas. Aunque después de un rato de concierto, cuando vi que la gente ya empezaba a
hacer por levantarse, me di la vuelta y me fui al pasillo del centro. Casi me tuve que ir, pero
aguanté hasta que se levantó más gente y al final me quedé ahí. En primera fila gracias a
un chico muy majo...

En éste no faltaron las dos que me habían faltado el miércoles. ¡Genial! Y ese final, con
“Vámonos”, “La chispa adecuada”... y la despedida. Fue un gran fin de gira. Ahí ya no lo
hubiera cambiado por el del miércoles.

En general, mi balance de esta gira es que ha estado genial. Lo he pasado muy bien y
me he quedado con ganas de más. Así que ahora a esperar a la próxima, que espero sea
pronto. ¡Gracias a los que habéis estado ahí!. ¡Un besazo a tod@s!. ¡Nos vemos!

Texto: Gloria Morato – Alcare_hds

Foto: Gloria Morato

142
FUE INDESCRIPTIBLE LO QUE ALLÍ SE VIVIÓ
Último concierto de la gira. Qué pena que esto se acabe en algún momento; somos conscientes de que “todo lo que
nace perece del mismo modo” pero piensas que ese momento no va a llegar nunca y menos sabiendo que no hay una
fecha concreta de cuándo podremos volver a disfrutar de sus conciertos. Ahora nos toca esperar y esperar y esperar…

Y como era el último había que disfrutarlo de una forma especial. Desde luego, sólo con estar en el Gran Teatro del
Liceo ya se iba creando un ambiente especial, pero es que ese concierto fue el mejor que yo he presenciado de Enrique
Bunbury. Fue indescriptible lo que allí se vivió, o por lo menos para mí fue así. Todos esperamos algo especial por ser el
último de la gira y así fue. En fin, que no tengo palabras para describir el fin de gira.
- Canción/canciones: “El Anzuelo”, magnífica, “Es Hora de Hablar” y “Vámonos”.
- Lo mejor: casi todo.
- Lo peor: lo único malo de este concierto es que no pude disfrutarlo al lado de mi marido.
- Nota: 10, sin dudarlo.

Y, para terminar, me gustaría decirle a toda la gente nueva que he ido conociendo y a los que ya conocía, que ha
sido un placer encontrarme con vosotros. En especial a las personas con las que he disfrutado durante toda esta gira en
los preconciertos, conciertos y postconciertos. Me lo he pasado en grande y me alegro mucho de haber vivido esto junto
a vosotros. Muchas gracias especialmente a Ana y Chino, Raquel y Jorge, Gracia y su marido (no me acuerdo del nom-
bre), Rubén, Eva y Rodri, Mar y David, Dave, Eva, Juan Garrancho, Jose Figueres, y por supuesto a Paula, por cuidarnos
tan bien y ser un cielo, y a Irene y a David por ser unos maravillosos compañeros de viaje, de cervezas, de tapas, de
vermouth, de cubatas, de conciertos, de hoteles, de butacas… sois estupendos. Y al mejor compañero de conciertos, mi
marido.

Texto: Elena Romero – Malena82

Foto: Víctor M. Pérez Foto: Víctor M. Pérez Foto: Víctor M. Pérez

Foto: Betico_deluxe

143
BARCELONA– ESPAÑA
8 y 10 de Diciembre de 2010
Lugar: Teatre del Gran Liceu

PRIMER ASALTO
Primer asalto. Nada mas entrar en la sala y localizar nuestro asiento, uno ya notaba por
el rumor de la gente que este concierto era muy esperado. Ha sido su última parada, sus
dos últimos conciertos de una gira que le ha dado muchas satisfacciones. Una gira conse-
cuente. Después de haber recorrido los Estados Unidos cual banda nueva, en furgoneta, a la
conquista y con un éxito inesperado, y después de recorrer Latinoamérica con un éxito ro-
tundo y España con un resultado idéntico, tocaba nuestra ciudad, Barcelona, que tan bien lo
recibe siempre. Después de los avisos del Liceo conforme el espectáculo va a comenzar, y
del apagón de luces, suena un tema de John Lennon como homenaje ya que murió asesina-
do tal día como hoy hace 30 años.

Un piano sugerente inicia el show, apareciendo uno a uno los músicos sobre un azul
intenso, humo, y entre la luz blanca aparece un Enrique, elegantemente vestido. Emulando
a un crupier de Las Vegas arranca el concierto con “Las Consecuencias”, “Ella me dijo no”,
“De todo el mundo”, “Frente a frente” y “Los habitantes”, quedando claro el tono sombrío e
Foto: Iñaki Blanco
intimista del disco, pero que en directo gana muchos enteros.

Lo que parecía un concierto tranquilo, se rompió de repente, al sonar los primeros acor-
des del acordeón de Jorge Rebenaque que amenazaba con “El extranjero”, con todo el
público de pie, cantando a voz en grito cuando Enrique invitaba a cantar al respetable, y
botando con el ritmo infernal que ha sufrido esta ultima versión. El concierto ya no fue el
mismo, de ahí al final fue manteniendo esa intensidad de sus conciertos de antaño.
“Desmejorado”, “Alicia”, “Hay muy poca gente”, y una revisión a una canción muy antigua
de Héroes, “Senda”, “Que tengas suertecita”, “Sólo si me perdonas” convirtiendo el Liceo
en un coro de palmeros, “Sácame de aquí” soberbia, “Sí”, “Infinito” más ranchera que nun-
ca e interpretada como el mejor Raphael y cerraba el primer bloque con “Apuesta por el
r‟n‟r”.

Necesitábamos un descanso, aunque nadie quería descansar, volvió, y como volvió, con
“El rescate” impresionante, y después “El hombre delgado que no flaqueará jamás”, una
canción que en directo con ese de menos a más gana mucho y perfectamente interpretada
y con un público que ya estaba más que entregado. Cerró este segundo bloque con “Lady
Blue”, una de mis favoritas, esta vez más rápida, pero muy efectiva.

Foto: Iñaki Blanco


Con el público entregado, todos de pie, el pasillo lleno de gente, nada típico en un lugar
como el Liceo, salieron Enrique y Los Santos Inocentes para tocar “Canto (el mismo dolor)”
a modo de tablao flamenco, cada día me gusta el Enrique dramático y esta canción le va
que ni pintada, “Porque las cosas cambian”, y se despidió con “…Y al final”.

Si el artista te gusta no deberías perderte un concierto de Enrique. Por cómo canta, por
la puesta en escena, por la interactuación que tiene con el público. En este concierto fui con
una persona que no se sabía ninguna canción, que no había visto nunca a Enrique ni por
televisión, y salió convencido, pensando que el tipo que había visto era muy bueno, muy
interesante. A mi ya me tenía convencido, y me enajenó, pero jugaba con ventaja, me que-
daba otro el viernes, dos días después, esa sí que iba a ser su despedida de este Tour. Aún
me quedaba una cita en el Liceo con Enrique. Y volví.

Texto: Iñaki Blanco

Foto: Iñaki Blanco Foto: Iñaki Blanco

144
SEGUNDO ASALTO
Segundo asalto. Es muy dificultoso plasmar en un papel toda la emoción que hubo esa noche en el Liceo. Yo creo que
es imposible, pero lo voy a intentar.

El ambiente era impresionante, el Liceo a reventar y todo el mundo de pie en sus localidades esperando el inicio del
concierto. Señales acústicas anunciaban la espera, cinco minutos, tres minutos, luces fuera y la melodía de inicio, un
piano intenso, recordando aquellos solos que hacia Copi en la época del Huracán Ambulante. Uno a uno salen los músi-
cos empezando por un Jordi Mena elegantísimo, Ramón Gacías, Jordi Rebenaque, Álvaro Suite y Robert Castellanos bajo
una luz azul intensa y unas luces blancas entrecruzadas anunciaban la entrada del Sr. Enrique Bunbury. Impresionante.

La gente de pie, así continuó todo el concierto, su sola salida al escenario llevó al éxtasis de toda la sala. No hacía
falta nada más, y aún quedaba todo el concierto. Arrancó con “Las Consecuencias” que si en el disco no me convencía,
en directo apabulla. “Ella dijo no”, “De todo el mundo”, “Frente a frente”, “Los habitantes”, con un solo de guitarra so-
berbio, hasta ahí calcado al concierto del día 08. La gente disfrutaba de pie, incluso de estos temas que podríamos lla-
mar tranquilos, a partir de ahí empezó el complemento perfecto al concierto de dos días antes, como si los dos concier-
tos fueran uno, asi lo sentí yo. “Contar contigo” de Flamingos, nueva versión no tan roquera, más americanizada,
“Doscientos huesos y un collar de calaveras”, “Bujías para el dolor”, apabullantemente roquera, “Iberia sumergida”, yo
no entiendo porqué han hecho un disco de versiones de canciones de Héroes y Enrique, cuando el mejor versioneador de
sus propias canciones es el mismo Bunbury, debería sacar un disco con las transformaciones de sus propias canciones
de gira a gira, sería un gran disco, y eso pasó con Iberia, gran versión y gran interpretación. “Que tengas suertecita”,
“Sólo si me perdonas”, con unos palmeros de lujo, el público, “Sácame de aquí”, “Sí” brutal, “Infinito” con Enrique más
Raphael que nunca, y cerraba el primer ciclo una “Apuesta por el rock and roll”, especial, directa y aplaudida. Gran te-
ma.

Fue el único momento que la gente se sentó, para descansar, para pellizcarse y saber que aquello que estábamos
viendo era verdad, apoteósico, de los mejores conciertos que de verdad he visto. La gente a voz en grito reclamaba la
presencia de Enrique, que salió y cómo salió, para mi la mejor parte del show, con los tres temas que para mi sonaron
mejor, con una interpretación que rozaba la perfección. Con el llamamiento de “vamos a bailar” sonó “El anzuelo”, total-
mente diferente con un ritmo más acelerado que la versión de El Viaje a ninguna parte, que cautivó. “El Hombre delgado
que no flaqueará jamás”, para mi la mejor canción de la noche, que a pesar de sus seis o siete minutos de duración se
hizo corto, y “Lady Blue”, que cada gira suena mejor.

Hasta este momento del concierto la gente se daba por satisfecha, había sido un conciertazo, pero allí nadie se mo-
vía, nadie se sentaba, nadie dejaba de gritar, y volvió a salir para ahora un poco más recogidos interpretar otro tema
que en directo es mucho más impactante que en el disco: “El Boxeador”, otra vez, soberbia, continuó con “Es hora de
hablar” y cerró el ciclo “…Y al final” con un final mexicanizado que hizo las delicias de todo el mundo. Y hasta aquí, al
igual que el día anterior, duraba este increíble concierto, pero claro, era el último concierto de la gira, la gente no quería
irse, y ni Enrique ni la banda querían dejarlo así, y salieron, se marcaron un “Vámonos” ranchero que coreó gran parte
del público y para despedir aquel magnífico concierto nos regaló, ante la petición de varios entre el público -
incluyéndome a mí- de “La Chispa Adecuada” que hizo ya rendirse al Liceo completo, cantando a voz en grito este himno
de los Héroes del Silencio, que Enrique en cuanto puede toca en sus conciertos en solitario. La ovación fue apoteósica, y
ni nosotros -el público- ni ellos, se querían marchar. Enrique abandonó emocionado el escenario, para dejárselo a Los
Santos Inocentes, que en corro, saltando y demostrando su alegría, despedían esta gran gira, y despedían este concier-
to que no fue un concierto cualquiera, fue “el concierto de mi vida”.

Texto: Iñaki Blanco

Foto: Iñaki Blanco

145
BARCELONA– ESPAÑA
8 y 10 de Diciembre de 2010
Lugar: Teatre del Gran Liceu

Foto: Davie Diomedi-Burbujaitaliana Foto: Davie Diomedi-Burbujaitaliana

Foto: Davie Diomedi-Burbujaitaliana Foto: Davie Diomedi-Burbujaitaliana

146
Foto: r2factory

Foto: r2factory Foto: r2factory

Foto: r2factory

147
FUENTE EL SAZ DEL JARAMA– ESPAÑA
16 y 17 de Abril de 2010
Lugar: Platós de Desafío Producciones

148
BUNBURY Y EL CONCIERTO EN 3D DE CANAL+

El viernes 16 y sábado 17 de abril de 2010 Bunbury daba inicio a la gira de Las Consecuencias. Iba a ser en Madrid
en un evento especial porque no era un concierto propiamente dicho, sino la grabación del primer concierto en tres di-
mensiones, el famoso 3D que ahora se está poniendo tan de moda en el cine y nuestro cantante favorito el primero en
hacer un concierto de semejantes características.

Rock„n‟Chicken nos facilitó invitaciones en exclusiva para Bunburydad y Bunburyclub siendo muchos los que nos
juntamos en Fuente el Saz para asistir a dicho evento.

Dirigido por Paco Plaza y Javier Alvariño en el sector artístico y acompañados de Vértice 360, en el plató había 20
cámaras y al menos 100 operarios que se encargaron que saliera todo perfecto. Fue estrenado para muy poca gente el
29 de mayo en la FNAC de Madrid, Valencia, Barcelona, Zaragoza, Sevilla y Bilbao, y posteriormente en algunos cines
españoles. En julio llegó a los cines de México (Distrito Federal, Tijuana, Tuxtla Gutiérrez, Querétaro, Monterrey e Ira-
puato), y recientemente se ha proyectado en Panamá, Costa Rica, El Salvador, Honduras y Guatemala.

¿Cómo vivimos la grabación en 3D?, ¿qué tal fueron esos dos días en Fuente el Saz del Jarama? Aquí te ponemos los
comentarios que escribió la gente en el foro plasmando su experiencia, junto a las crónicas y fotos que nos han enviado
para esta revista.

Paula Navío Latorre

149
FUENTE EL SAZ DEL JARAMA– ESPAÑA
16 y 17 de Abril de 2010
Lugar: Platós de Desafío Producciones

EMPEZÓ LAS CONSECUENCIAS TOUR EN MADRID

¿Cómo empezar a contar la grabación de 3-Imaginad el lío, los foreros me preguntaban,

Canal+3D?, un concierto en dos días, partido en yo tampoco sabía qué explicar porque tampoco

tres sesiones... Puffff, he llegado de Madrid hace entendía por qué se había hecho así… pero que se

unas horas, con mucho sueño, muy cansada pero había acoplado gente no forera, evidentemente.

deseando escribiros y contaros lo vivido en Fuente Cosa que volvió a suceder a la tarde y que luego

el Saz. Ha sido DEMASIADO, toda una experiencia diré.

para nosotros, los seguidores de Bunbury.


Esto lo explico porque no tiene nada que ver

El viernes por la tarde nada más acabar de con el foro, se utilizó erróneamente el nombre de

comer me llamaba por teléfono Juan Garrancho: los foros, perjudicando en este caso a toda la gen-

“vente, podremos entrar mañana por la mañana”, te ilusionar con algo falso.

pero no por medios oficiales, sino por dos chicas


que habían hablado con la encargada de Canal+, lo Accedimos y nos colocaron delante del micro

haríamos junto a otras tres personas (siete en (avisándonos como se ha hecho durante las tres

total, tema que generó luego un caos que con- citas que sería para la primera parte), en el esce-

taré). nario del cementerio, con cadáveres y calaveras, el


que me recuerda tanto al video de Mónica Naranjo

Llego a Madrid a medianoche, en el autobús –Europa- y una vez teniéndolo delante, lo pensaba

llamadas, sms de vosotros. Ya me cuentan cómo más, clavado… (he estado mirando por si había

ha ido, les digo las fotos que hemos puesto en el relación y he encontrado, este director del video

foro, ceno con Juan y Charly, nos cuenta Juan de MN –Juan Marrero- ha colaborado mucho con

cómo ha ido la sesión que han tenido y a dormir Bunbury, tanto en solitario como con Héroes…

para la de mañana. jajaja, si está aquí implicado, pues ya lo sabremos


en los créditos del Canal+). Tierra, cruces y cala-
Sábado por la mañana, rumbo a Fuente el Saz, veras por el suelo, como un cementerio devasta-
nosotros siete vamos invitados, ni idea cómo va- do…
mos a entrar, etc. Como íbamos a este concierto
por “amiguismo” no estábamos en la lista, nos Aparece por allí Javi, nos saludamos, me co-

apuntaron a boli y junto con todo el mundo a es- menta cómo va todo, me explica cosas de los de-

perar… espera que se llevó a cabo en la nave late- corados, de cómo se está haciendo, cosas previs-

ral, fuera llovía, hacía frío y esas dos horas (o tas, etc. Aparecen los músicos y Bunbury, con pan-

más, ya no sé) de retraso las pasamos recordando talones negros, chaqueta aterciopelada de color

entre charlas de giras pasadas, historia del foro, vino y sombrero, con los grandes aros de plata por

etc. Momento fantástico porque empiezo a ver a pendientes que le hemos visto en las entrevistas.

foreros y saludar a muchísima gente, hacía frío, El resto de la banda de negro. Temas que sonaron:

chispeaba o llovía, dos horas de retraso… y ya “El tiempo de las cerezas” (que hicieron repetir a

salen y dicen “7 personas de Bunburyclub y Bun- Enrique por algún fallo de iluminación), “El Boxea-

burydad que pasen” craso error… porque: dor” (temazo en directo, curioso viendo a Enrique
golpear en el suelo cómo saltaba la tierra de la
1-Cuando pasan estas cosas se acoplan mu- tumba, jejeje, no era cómodo el “escenario” para
chos, MUCHOS que ni son de Bunburydad ni de ellos… demasiado encorsetados por las tumbas),
Bunburyclub. “De todo el mundo” (el segundo single que llega
con el sonido del avión también en directo),
2-Esos siete que llamaron no tenían nada que “Porque las cosas cambian”, “Los restos del nau-
ver con el foro, porque fue por estas dos chicas fragio”, “Frente a frente” (con estrella invitada,
que habían establecido contacto con la persona de Miren Iza, bajando por las escaleras del avión es-
Canal Plus, pero al decirle que íbamos en el grupo trellado, de rojo y con botas, se mueve poco, tiene
las cabezas visibles de Bunburyclub y Bunbury- Enrique colocado encima como un cilindro de tela
dad… jaleo montado. negra, dentro una iluminación blanca que se cen-
tra sólo en él, Miren según avanza la canción se va
acercando a él, entre las tumbas).

150
En el descanso antes de empezar la repetición
de los 7 temas, salí y llamé a Nieves por teléfono,
está llegando junto a Jose, le digo que se vengan,
saludo a Alberto fuera ¡¡qué alegría verte,
¡¡oooooooooole!!, conozco a su amigo Vicente.
Dentro ya conozco a Kike del Toro (un placer, lue-
go volveríamos a hablar, jejeje, pero le felicito por
su web 1000 Direcciones y esa comparación entre
"Es hora de hablar" y "Días de borrasca") y esta-
mos en la parte más cercana a la puerta de acceso,
de relax y escuchando a Enrique cantar, junto a
Miren Iza, que baja por las escaleras del avión de
Lost (tema que gusta mucho a Nieves, jejeje). Foto: Bunburyespaña.com

Enrique había reconocido en la sesión anterior que


se habían inspirado en la serie para realizarlo… Al
salir me reconoce Jose-ESPOLIN, qué alegría mi Anuncian retraso por megáfono en la calle (ya no
paisano, preparado ya para la tarde. sé el retraso total que llevábamos) y allí seguimos
de conversación, cuando entramos nos colocan
Macroquedada para comer todos juntos en el donde fue la actuación del viernes (por la tarde
único punto que hay bar, Bunburyclub y Bunbury- tocaba la sesión cabaret, Enrique salió con traje
dad nos juntamos allí, encuentro a muchísima color morado, muy elegante, chapeau el color), no
gente de ambos sitios: Jesualdo, Susan y Jose de se ve nada, y apreciamos que los que están en bue-
Figueres están de camino ya (hemos salido con na posición son invitados de Canal+ que ni se sa-
mucho retraso, vamos a comer a las 4-5 de la tar- ben las canciones y ni quizá hasta el nombre del
de, retorno de la sesión a las 6). La comida genial, cantante. Me comentan un gesto de Enrique hacia
Nieves hizo muchas fotos (encima nos salió baratí- ellos indicando eso y prueba de ello es que en
sima, jajaja). “Sólo si me perdonas” se vino hacia la zona donde
más animábamos, cantábamos (lo de siempre, va-
Y a la tarde, en la cola nos juntamos muuuu- ya) y rompiendo los parámetros establecidos mien-
chos de Bunburydad, todos los que habíamos co- tras cantaba se desplazó a la zona derecha, donde
mido juntos, encuentro a Susan, Jesualdo, Kike del estábamos nosotros, se vino a cantar allí, donde
Toro y Jose de Figueres, abrazos, besos y de cha- estaban sus seguidores de verdad y nos hizo el
rreta, en la cola me saluda un chico que me estaba gesto como diciendo “aquí están” jejeje. Quizá era
mirando, jajaja, es Pedro, chico de Granada que ha un anticipo para salir de la oscuridad…
acudido con su novia y están justo detrás de noso-
tros y nos han identificado (espero que cogiérais Pero no fue el único… a falta de dos canciones
el bus, porque os perdí la pista). Llega Lucy ¡¡qué para llegar a siete (tocaron “Enganchado a ti”, “Sí”,
alegría nena!! y vamos aumentando en número. En “Sácame de aquí”, “El extranjero”, “El aragonés
ese momento aparece Jorge Oliva buah, y momen- errante”, “Sólo si me perdonas”) nuevo parón y en
tazo, recordando nuestro encuentro hace tres años éstas me enteraba que nuestra Sandra había caído
en Valencia, en el concierto de Héroes, se sorpren- en el suelo y se la habían llevado afuera, desmayo,
de de mi memoria para estas cosas, cuando todos salí pitando a ver dónde estaba, una ambulancia
los que estábamos allí bailamos y cantamos en estaba fuera y en esas llegaba Javi, me vio y me
círculo “Con nombre de guerra” y se nos unió, qué comentó lo que nos ha puesto en el foro hoy
momentos, me felicita por el foro y con Jesualdo, (gracias), todo el set-list de la gira. Sandra estaba
Jose de Figueres, Juan estamos un buen rato de en la ambulancia, me atienden y me dicen que
conversación que rematamos en esta foto. tranquila, pequeño desmayo, ella me oye y me
habla, enseguida llegan Jose y Charly a preocupar-
se, pero todo está bien, llegamos a la puerta y ve-
mos la cola, me ve Juan Garrancho y me comenta
lo que va a pasar, Bunburyclub y Bunburydad, pa-
sarán primero. De luxe oye.

151
FUENTE EL SAZ DEL JARAMA– ESPAÑA
16 y 17 de Abril de 2010
Lugar: Platós de Desafío Producciones

Pensamos cómo organizarlo, sacamos a la gen- Rondando la 1 de la mañana salíamos todos


te que conocemos de los foros, los apartamos, y con unas sonrisas que no nos cabían en las caras y
hay gente que nos mira raro, Juan decide ir al co- viendo como una chica se quería llevar una calave-
che a por las listas que hicimos del día 17 sesión ra me acordaba de las risas que generó el comen-
tarde, así no se acopla gente con cara, que no tie- tario de Charly… si es que… como los seguidores
ne nada que ver en el foro o la web y se arriman a de Bunbury, pocos.
los foreros para ver si “cuela”. Genial idea. En ese
momento llaman a Juan y les digo que viene ense- Se van a EEUU y seguiremos lo que hacen des-

guida. Tomamos posición dentro y Jesualdo y yo de aquí. Como dijo Enrique, éste ha sido el primer

vamos diciendo “tu sí pasas ya por aquí, tu no” a concierto de Las Consecuencias Tour, “Buenas

las preguntas de por qué, es fácil, “no eres de noches Fuente el Saz”.

Bunburyclub o Bunburydad” y las mentiras que


oímos… en fin. Un chico fue sincero, cierto. Fueron Texto: Paula Navío Latorre – P.a.u.l.a

pasando todos, no sé si lo hicimos bien, pero lo


intentamos por última vez en el día. Esta vez sí
estábamos más cerca y encima con mayor prota-
gonismo, en filas delanteras gente de Bunburydad
y Bunburyclub, el ruido esta vez iba a ser bien
bueno. Me hizo gracia cómo se pretendía meter
una persona identificándose como jefe de cierto
club de fans que tanto dinero estafaron a los se-
guidores de Héroes del Silencio… sin comentarios.
Sé que en algún momento me saludó otro Jose
pero deprisa iba a atender a alguna cosa y no pude
pararme, lo siento Jose.

Nos informan que Enrique va a cantar “Y al


final” y recorrerá todo el escenario, los tres forma-
tos, que luego podemos abandonarlo e ir al espa-
cio de cabaret, y así lo hacemos, sale a cantar pero
el propio Enrique nos dice que hay que repetirlo, Foto: Jose Girl
así lo hacemos y esta vez sí, bordado y rematado
con cientos de plumitas que caen por todos los
lados… porque y ese fue sin duda el mejor mo-
mento del día, estamos todos chillando emociona-
dos y aplaudiendo, pegados al escenario, brazos
en alto… “otra, otra, otra” pedimos, y siguen con
“El viento a favor” (nueva versión) y entonces sí,
el calor que generamos pedimos más, estamos
ahora tan cerca, pese a las cámaras, técnicos y
demás es el momento que más estamos disfrutan-
do, y pedimos más, “otra, otra, otra” y cae “Los
Habitantes”, con un Jordi Mena que se sube al alto
para tocar su guitarra y al que todos aplaudimos
en el momento de su "solo".

Grandísimo trabajo realizado por Bunbury y


sus compañeros de banda, los ya Santos Inocentes
–presentados con ese nombre allí, ha tenido que
ser pesado, pero va a ser el pionero en esto y no-
sotros hemos sigo testigos de excepción, el día 29
iremos a la FNAC a verlo, seguro.

Foto: Jose Girl

152
CONCIERTO 3D SESIÓN CEMENTERIO

Fue un grandísimo concierto, la acústica era


perfecta, había muchísima cercanía con los artis-
tas... Y no sólo eso, sino que pudimos escuchar 7
canciones del repertorio, multiplicado por dos ve-
ces cada una, incluso alguna como “Frente a Fren-
te” la llegamos a ver hasta 4 veces, ya que cada
vez que se confundían, o algo salía mal, había que
repetir desde el principio. Por eso estábamos de-
seando que se confundieran (Enrique es muy exi-
gente y repetía bastante) para ver de nuevo las
canciones.

Foto: Diego Rodríguez

Foto: Diego Rodríguez


Empezamos en un día nublado y lluvioso, mi
tío me llevaba a Madrid y yo no sabía dónde íba-
mos, decía ser una gran sorpresa, cuando llega-
mos (aunque nos costara un poco) estaba todo
lleno de carteles “Bunbury 3D” y de gente con un
estilo rockero, ya sabía dónde estábamos. Éramos
de los primeros, esperamos en la cola bajo la llu-
via, aunque sarna con gusto no pica. A continua-
ción nos invitaron a entrar y dejar las chaquetas,
esperamos, ya sin frío, y pronto empezó a llegar
gente. Esperamos alguna hora, y pasamos a la
zona de los escenarios para ver el espectáculo. A Foto: Diego Rodríguez
partir de ahí todo pasó volando, vimos el concierto
(la primera parte) y salimos a tomar un descanso
en el que nos invitaron a tomar un bocadillo y un
refresco para reponer energías. Volvimos a entrar,
vimos el segundo acto, y otra vez fue precioso.
Cuando salimos esperamos un poco a los Santos y
a Enrique. A Enrique no le vimos, pero con la ban-
da nos hicimos estas fotos, que son el mejor re-
cuerdo de un día inolvidable.

Texto: Diego Rodríguez - hombredelaselva

153
FUENTE EL SAZ DEL JARAMA– ESPAÑA
16 y 17 de Abril de 2010
Lugar: Platós de Desafío Producciones

CONCIERTO 3D SESIÓN CEMENTERIO

-¡Enrique, ven y arregla esto! El “concierto” se desarrolla entre una disyunti-


Y Enrique vino y lo arregló: con mala leche y va interesante, el fuego que desprende un directo
con humor, con cierto candor… como habría dicho de Bunbury choca en todo momento con la mesu-
Andrés. ra, la medida y el control a cada paso que requiere
una filmación de este nivel, cinematográfica y
Estábamos en la segunda hora de espera en además en 3D. El resultado post-producción hace
aquel mítico estudio de Fuente del Saz, y digo que todo merezca la pena, que el fuego se vea, y
mítico porque cuatro años antes se había cocinado además que el ambiente envuelva a la perfección
allí mismo el maravilloso Ajuste de cuentas de las canciones, el cementerio bailó su danza fúne-
Quique González, y como entonces, Enrique estaba bre con Los Santos Inocentes.
allí, estábamos nosotros, trece horas del sábado
diecisiete de Abril…

Aparece con el sombrero de costumbre, un


sobrio traje que deja entrever reflejos rojos, y se
asienta en el medio de ese cementerio diseñado a
medida junto a Paco Plaza… como quien llega a la
obra, como el carpintero llega a la sala llena de
serrín y tableros de madera. ¡Manos a la obra! “es
una hora muy poco rockera”, entre sombras y pol-
vo suena el primer Do mayor de “El tiempo de las
Foto: Jose Girl
cerezas”, la voz suena más grave que nunca,
“ahora sé que encontrarás por ahí a otros mejo- Hubo un detalle al margen que me llevo para
res”, evidentemente no, y de repente “¡corten!, siempre, aunque parezca insignificante. Durante
todos a primera!” uno de esos impasse de la grabación todos se de-
tienen, la banda empieza a jugar con los instru-
No se trataba de un concierto al uso, estamos mentos e improvisan algo para matar el tiempo.
grabando, y la canción requiere la justa medida de De repente, entre la niebla artificial encuentro la
luz, el ambiente desolador, más que oscuro. Lo mirada de Enrique, se ha sujetado en el pie de
entendemos, aplaudimos y gracias a eso lo escu- micro y mira por debajo de la solapa del sombrero,
charemos una vez más, esa intro nos ha incluido a creo que pasaron más de diez minutos mágicos en
todos en el ambiente. los que no se movió, no dio un paso y no apartó la
mirada del suelo. Algunos pasamos ese tiempo
Entra “El boxeador”, la inédita que todos cono- mirándolo fijamente, no parecía malhumorado, a
cen, perfecta para esta parte de la grabación. Jun- mí me pareció el ejercicio de meditación más in-
to a ella “Los restos del naufragio”, “Porque las creíble que he visto… a la voz de “Enrique cuando
cosas cambian”, “Frente a Frente” (con la sorpre- quieras” continuó la interpretación de “Los habi-
sa de Miren Iza bajando de la parte trasera del tantes” más certera y profunda posible.
avión)… y fulminante “Los habitantes”, mención
especial para el hit de Las Consecuencias, proba- Todo estaba arreglado, las horas de espera una
blemente ese punto de inflexión que tienen mu- anécdota. Y lo que posiblemente son anécdotas,
chos álbumes, y que supone un himno para todos para mí: varios de los momentos más mágicos que
con tan corta vida hasta ahora “nos echaremos de he vivido.
menos, o envejeceremos a la vez” momento álgi-
do. Texto: Pablo González Guerra - guitian

154
BUNBURY EN CANAL+, UNA EXPERIENCIA EN 3D

Cómo explicar y narrar lo que ha supuesto una Sin duda fue realizado sin escatimar medios
de las vivencias más excitantes y novedosas a con todo lo necesario para pasar a la historia de la
nivel musical en mi vida, es complicado pero lo televisión y de la música con dicho triple escenario
intentaré, no obstante recomiendo verlo en DVD y su ambientación de luces y atmósferas. En cada
cuando salga a la venta puesto que es algo para uno de ellos tuvieron lugar unas canciones y otras
ver, sentir, escuchar y gozar sin perder detalle. según temática para que todo tuviera una conexión
Partimos desde nuestras ciudades de origen a la casi cinematográfica siguiendo un hilo argumental
grabación del concierto de Bunbury a Madrid, lejos basado en las canciones de Bunbury y su peculiar
del centro, en las afueras. Yo desde mi Zaragoza ambientación. Nosotros muy nerviosos porque ve-
natal, con mucha ilusión y deseando despejar la íamos pasar el tiempo y no podíamos ver nada en
incógnita de lo que prometía ser algo único. Y cier- directo más que a través de las pantallas fuimos
tamente lo fue. En España la grabación de un con- disfrutando del concierto a lo largo de la tarde has-
cierto en 3D era algo muy nuevo, complejo a nivel ta que a la noche llegó nuestro momento.
técnico y si le añadimos que para ello eligieron a
uno de los más grandes como es Bunbury la cosa
Si hay algo que quiero resaltar de toda esta
ya es para no olvidarla y mereció la pena hacer
narración es la actitud de Bunbury, su forma de
todos esos kilómetros, madrugar y más.
escuchar y seguir atentamente todas las indicacio-
nes del regidor y demás tripulación de aquella nave
Nos convocaron por la tarde en Madrid pero
rumbo a un sueño en 3D. Puso de manifiesto una
debido a retrasos sufridos en la grabación nos
profesionalidad digna de los más grandes. Pasaron
dijeron que acudiéramos dos horas más tarde para
las horas y Bunbury y su banda no daban muestra
partir en autobús hasta el estudio de grabación.
de cansancio. La voz en perfectas condiciones, fa-
Era sábado, mucho calor y se presagiaba tormen-
cultades como sólo un artista tan grande y bien
ta. El día anterior y esa misma mañana Bunbury
preparado puede mostrar. Los músicos a la altura
había estado también con público rodando varias
de dicho evento, sonando compactos muy bien en
canciones para dicho espectáculo. Llegamos y
todos temas en directo. Se palpaba tensión porque
resultó muy emocionante porque empezamos a
algún fallo técnico hubo. Era la primera grabación
encontrarnos fans de toda España, a algunos hacía
en este estilo, normal que algún detalle no saliera a
mucho que no los veía, a otros ni les conocía, sólo
la primera. Bunbury tropezó en un tablón que peli-
por nick. Nos pusieron en filas para esperar y al
grosamente estaba colocado en el suelo y tuvo que
cabo de varias horas durante las cuales charlamos,
repetir el tema entero de nuevo.
cantamos y soñamos qué podría esperarnos den-
tro, fueron más horas de las esperadas al principio
según previsiones del personal de Canal+. Fuimos
entrando. Fue una entrada de lo más decepcionan-
te. No pudimos acceder a la parte de delante del
escenario donde se iba a grabar sino que estuvi-
mos en la espalda de dicho marco sin ver más que
a través de los monitores grandes de plasma.
Aquello era como una película. Rodeados de bom-
billas pequeñitas azules, mucho calor dentro y en
el centro el escenario magnífico con tres ambien-
tes claramente diferenciados y mucha gente alre-
dedor con cámaras y papeles en mano comunicán-
dose a través del pinganillo para que todo estuvie-
ra controlado. El primer escenario un avión estre-
llado tipo Lost, con escalerilla donde me encontra-
ba yo, el segundo un cementerio al que no le falta-
ba detalle al más puro estilo gótico y el tercero un
motel de carretera con una chica pin up en luces
de neón donde se leía “Hot girls”, el más cabarete-
ro de todos siguiendo la estética de pasados traba-
jos de Bunbury. Impactante y lujosa la puesta en
escena.

Foto: Jose Girl

155
FUENTE EL SAZ DEL JARAMA– ESPAÑA
16 y 17 de Abril de 2010
Lugar: Platós de Desafío Producciones

No importó se vino arriba y salió perfecto todo.


Siguiente descanso, a la calle y así fueron pasando
horas, tiempo para un bocadillo, comentar detalles
y anécdotas con los que sí habían visto algo antes.
Al final sopló el viento a favor. Nos sentíamos de-
cepcionados y enfadados puesto que había gente
que incluso se había podido colar o les habían pa-
sado para ver más de una toma y actuación, hab-
ían repetido pases mientras que otros no había-
mos presenciado nada aún. La encargada de distri-
buir filas se dio cuenta de que había gente que no Foto: Jose Girl
habíamos accedido al escenario último y nos dijo
que seríamos los primeros en entrar para ver el Si alguien duda quién tiene los fans más apa-
final del show, nos fueron poniendo en lista a los sionados y fieles de España que no lo dude ése es
que faltábamos por disfrutar del concierto y con Bunbury. Esperar horas y horas y no alterarse y
mucha incertidumbre entramos por fin. educadamente ir viendo cómo no puedes ver lo
que se supone sí ibas a poder presenciar y luego
darlo todo cuando llega el momento, esos son los
Qué emoción, estábamos frente al Motel con
seguidores de Bunbury, que se desplazan e incluso
las luces de neón y en ese momento se acercó la
asisten a varios conciertos durante cada gira.
regidora y nos indicó cómo colocarnos y actuar.
Debíamos mostrar alegría y cantar y animar mu-
Cuando finalizó esta preciosa canción todo el
cho, como en un concierto en directo para que se
mundo pensábamos que ya había terminado el
viera a través de las pantallas de fondo al público
sueño. Todo el equipo sonreía, se abrazaba, se
enfervorecido. ¿En serio crees que nos hace falta
daban la enhorabuena, habían terminado un tra-
este tipo de indicaciones? Pensé yo. Salió Bunbury
bajo, largo, agotados pero seguros de haber hecho
y aquello ya fue la pasión más desbordante que
historia. ¿Hora de descansar? Bunbury se dirigió al
recuerdo en mucho tiempo. Sonó “El viento a fa-
equipo y les dijo: “Hemos terminado, pero ¿ahora
vor”, la melodía, la voz, la iluminación todo era
podemos cantar lo que queramos? Es que este
fantástico. Bunbury vestía un terno morado bri-
sector de público no ha podido oír nada de Las
llante que resaltaba su esbelta y elegante figura.
Consecuencias y sólo material antiguo”. Aquello
La banda en sus puestos sobriamente vestidos
fue el delirio, la locura, y mientras nuestras caras
para la ocasión lucían realmente bien con esos
no daban crédito a tanta generosidad por parte de
efectos de luz.
un artista que llevaba dos días sin parar de actuar
en directo fue sonando la magnífica “Los Habitan-
A continuación “…Y al final”, parecía que todo
tes”. No quiero olvidar ni uno solo de los acordes y
iba bien pero durante el rodaje algo no salió ade-
voz en cada instante pero ese solo de guitarra de
cuadamente en pantalla y se perdió la imagen que
Mena fue para hacerle un monumento en el mismo
debía haber sido grabada cuando Bunbury pasaba
escenario. Soberbia interpretación de la banda y
al segundo y tercer escenario. Vuelta a grabar de
de su líder cuyas facultades vocales seguían intac-
nuevo el tema con la gente cantando, animando y
tas, este hombre no es humano. Algo más que un
jaleando a todos que a pesar de las altas horas de
concierto, una experiencia en 3D vivida junto a la
la noche estaban impecables en sus puestos y
gente que quieres y junto al artista que tantos
cometido. Cuando finalizó la canción empezaron a
momentos de felicidad ha aportado y aportará a
caer plumas rosas del techo a cientos, Bunbury
nuestras vidas.
como una estatua se hallaba de pie mirando hacia
arriba, como un Dios en un Olimpo musical, es la
En resumen mucha grandeza, verdad y arte
única comparación que se me ocurre. Una imagen
condensados en lo que ha sido una proyección
preciosa, todos brazos en alto y coreando:
vista por muchísima gente en las pantallas de la
¡Enriqueeeeee, Enriqueeeee!. Como dato anecdóti-
Fnac, abonados al Canal Plus digital y cines de
co fue la primera vez que la banda fue presentada
España y México que la han proyectado también.
como los Santos Inocentes.
Esperamos con muchas ganas poder seguir
haciéndolo en casa en nuestro DVD. ¡Altamente
recomendable!

Texto: Susana Almarcha Mingote - SusanQ

156
“FUE MEMORABLE” “NERVIOSO Y TÍMIDO”
Salvando algunos inconvenientes, el concierto fue Tuve suerte de pillar primera fila en la primera
memorable. Inconvenientes: que la jornada fue muy sesión, a Enrique se le veía muy nervioso y tímido y se
larga y que estuvimos más tiempo fuera en la calle que fue animando poco a poco... lo peor sin duda las dos
dentro, que el sonido no fue maravilloso, sobre todo la horas esperando entre sesión y sesión fuera en la calle,
voz, los instrumentos sonaron bien pero la voz no se pero también tuvo su parte buena, que me pude echar
oyó mucho. Por ejemplo, cuando hablaba Enrique a unas risas con Gallegold y Pilar que nos hicieron una
veces no se le entendía bien. Pero es que es un con- visita con "premio" jaja. También un placer conocer a
cepto distinto, no fue un concierto al aire libre con la Mikibunbury y su mujer, ¡un placer chic@s! espero que
torre de bafles que suele haber. Así que ¡por supuesto llegaseis a comprar, jajaja. “Los Habitantes” como rega-
que valió la pena verlo!. lo final sonó muy bien y Enrique la cantó muy muy bien..

El tema móviles y cámara estaba muy controlado Texto: omorci


en el sentido en que te decían que si veían a una per-
sona alzando la mano con un móvil o una cámara le “TODOS YA ENLOQUECIDOS”
expulsaban inmediatamente del estudio. Sin embargo,
Hola a todos, acabo de volver del segundo set y os
es cierto que no te cacheaban por lo que si lo llevabas
escribo rápido que me piro al tercero, he conocido a
en un bolsillo y lo apagabas yo creo que ni se entera-
gente majísima, Denia, su novio, Mikibunbury, Galle-
ban. Yo no vi dentro a nadie ni con móvil ni con cáma-
gold, Pilar, Paula y John the Revelator, no sé si me dejo
ra, creo que la mayoría de la gente dejamos el bolso en
a alguien, bueno sí, a dos chicos chicharreros de Bunbu-
consigna, también para estar más cómodos.
ryclub (unos cracks) y menos mal porque hasta las 13h
no hemos entrado, para que nos diera algo... hemos
La primera sesión empezó a las 17h y terminó a las
estado la mayoría en la parte que menos visibilidad hay,
18h. En esta hora tocaron las 7 canciones. Tocaron la
pero a mi me ha gustado mucho la experiencia, lo mejor
parte rock&roll en el escenario del avión. Luego sali-
ha sido que ha tocado cuatro del nuevo y todas me han
mos, nos dijeron que la pausa era de 45 minuntos,
gustado mucho, la sorpresa ha sido Miren bajando por la
tiempo en que nos dieron un bocata y una bebida. Pero
escalera del avión cuando le toca cantar su parte de
finalmente fue ¡de hora y media! A las 20h empezó la
“Frente a frente”, a la segunda parte no me he podido
segunda sesión y volvieron a tocar las mismas 7 can-
quedar porque quería venir a casa, a por mi mujer y
ciones. Finalmente ¡¡nos regalaron “Los habitantes”!!
volver al haber conseguido pases para esta tarde, con lo
que no os puedo decir cómo ha sido. Otra curiosidad es
Enrique comentó cuáles iban a ser las sesiones del
que en “El tiempo de las cerezas” le han cortado a mitad
sábado: por la mañana tocaría sesión de Las Conse-
de canción y han vuelto a empezar, el motivo lo desco-
cuencias en el escenario del cementerio; y por la tarde
nozco, asi que hemos oido 7 y media. Otra cosa, hoy
sesión cabaret en el escenario del club. No cayó
Enrique vestía distinto, camisa roja y negra creo recor-
“Senda”, hubiera sido ya la locura. ¡Ah! Nos dijeron
dar. Para mi fue muy especial el final de la grabación
que lo que querían era que pareciera un concierto, es
con “Y al final”, “El viento a favor” y “Los Habitantes”
decir, que la gente cantara, aplaudiera. Cuando entra-
donde estábamos todos ya enloquecidos, fue brutal.
mos la segunda vez nos dijeron que le echáramos ga-
nas. Yo creo que el público estuvo muy animado y muy
Una vez más decir que me alegro de haber conocido
entregado, pero no llegó a ser un concierto de verdad,
a los que os he conocido, por la mañana se me olvidó
en parte porque es mucha menos gente y yo creo que
nombrar a unai88 y por la tarde conocí a ojos-d-dwend
todos estuvimos un poco contenidos por el hecho de
(no te equivocas) y Alboraya, estas dos últimas junto
ser algo distinto, no era un escenario normal sino que
con Paula fueron testigos al salir de mi grado de satis-
era como un decorado de película y también estába-
facción (estaba afónico). Me quedo con una frase que
mos un poco atentos a lo que iban diciendo las cáma-
lanzó alguien desde el público: "Enrique, mientras noso-
ras.
tros nos hacemos mayores tu te haces GRANDE"

Texto: leeveedad
¡¡Me alegro haber pasado un rato agradable con los
que por allí habéis estado!!

Texto: Agtor

157
FUENTE EL SAZ DEL JARAMA– ESPAÑA
16 y 17 de Abril de 2010
Lugar: Platós de Desafío Producciones

“EL LISTÓN MUY ALTO” “GANAS QUE EMPIECE LA GIRA”


Acabo de regresar de la sesión "mañanera". La verdad No recuerdo bien el orden pero esto es lo que toca-
que el retraso ha sido terrible pero ha merecido la pena: ron esta mañana: “El tiempo de las cerezas” (que tuvie-
toda una experiencia, como siempre ¡gracias a las mara- ron que repetir porque no les salió bien a la primera),
villosas personas que llevan adelante este foro! “Los restos del naufragio”, “De todo el mundo”, “Los
habitantes”, “Frente a frente” con Miren Iza, “El boxea-
Lo visto y escuchado ya lo conocéis, la segunda tanda dor”, “Porque las cosas cambian”. Estas nuevas cancio-
quizás ha sonado algo mejor para mi gusto, pero lo in- nes suenan debuti en directo, hay muchas ganas de que
creíble es, a pesar de que no era un sonido de auténtico empiece la gira por España. Un placer haber conocido a
concierto, comprobar lo compenetrada que está la banda parte de la gente del foro en esta especie de
y el nivel de perfección que va tener esta gira, realmente "concierto" nos veremos en la próxima. Muchas gracias
se están poniendo el listón muy alto. ¡Ah! No puedo dejar miki por la invitación y a Mercedes por llevarme.
de decirlo: el solo de Jordi en “Los Habitantes”...
¡simplemente memorable!. Texto: unay88

A la salida he podido charlar un rato con Álvaro y con “SENSACIONES Y NERVIOS”


Rebe, que es un encanto y me ha insistido en lo emocio-
¡¡Qué intensa mañana!! He llorado, he reído, he
nados que están todos con la gira americana, y confirma-
gritado, me he enfadado... en resumen, tantas sensa-
do que este año no vamos a verlos por aquí... una autén-
ciones y nervios...
tica lástima porque lo de hoy ha sido como un aperitivo
que te abre el apetito de manera brutal. Enrique ha salido
A pesar de tener pase para esta tarde (Agtor de
con Jose y algunos familiares en una Mercedes Vito...
verdad, mil gracias) estaba agotada y no podía más. El
supongo que a comer algo y prepararse para la sesión de
retraso (4 horas dijeron) podía conmigo y al final he
la tarde.
decidido quedarme con la experiencia vivida esta ma-
ñana, el buen sabor de boca y todas las ganas que Enri-
Saludos y ¡gracias de nuevo!
que le ha puesto para así esperar ansiosamente a la
gira. También me daba apuro repetir sesión sabiendo la
Texto: estanque07
cantidad de gente que no ha podido disfrutarlo y lo
dicho, que he disfrutado al máximo esta mañana y que
“ERA UNA COSA DISTINTA” Enrique es grande, muy grande.
Bueno... ya de vuelta, poco que contar que no haya
contado ya Agtor, hoy he conocido al propio Agtor, Un beso a todos los que os he conocido esta maña-
Unay88, Denia, su novio y como siempre digo que la gen- na, Gallegold y Pilar (creo) espero que disfruten al
te de este foro es muy sanota, ayer conocí a Omorci (otro máximo de esa púa y que nos cuenten las novedades de
de pm), que por cierto... nos dio tiempo, sí hijo, es lo que esta tarde. Paula, encantada y enormemente agradeci-
tiene ir con la mujer, jajaja. También he visto a Pau, Ga- da y doblemente en deuda.
llego, Enjha, Duende, Bunba, Merche y a Juan Garrancho,
al que por cierto le identifiqué de la época de Avalancha A los demás que conocí también mil abrazos y hasta
(club de fans) con Fernando a la cabeza. la proxima cita en la gira, ¡¡espero!!

La primera parte comenzó con bastante retraso, la Texto: denia06


organización ha sido penosa pero yo creo que también
hay que valorar el esfuerzo que hacen, era una cosa dis-
tinta y con tres escenarios no es fácil, aquí daba igual que
llegaras a las 6 de la mañana a guardar cola porque te
ponían donde querían, creo que en esta vida hay que ser
respetuoso y colaborar ya que te han invitado, otra cosa
es que hubiera sido un concierto de pago...

Las canciones han sido las que venían en el set list del
cementerio con la colaboración de MIREN en “Frente a
Frente”, estaba muy nerviosa pero lo ha hecho bien.

Texto: mikibunbury

158
“PARECÍA UN DECORADO DE CINE”
Estoy recién llegado a casa después de una escapada Y las últimas líneas van para Paula, con quien vivi-
express para asistir a la sesión de tarde del sábado. mos un momento inolvidable en Valencia 2007, en el
Estas son mis impresiones: último concierto de Héroes... ¡Me dejaste alucinado
recordando el momento exacto! (“Con nombre de gue-
- Se hizo, incluso para los que podemos considerarnos rra”, yes!), y con la que ayer pasamos nuevamente un
incondicionales, muy muy pesado, muy muy duro... Pri- rato fantástico. Ojalá se repita muy pronto. Eres un
mero, porque hubo que aguantar una espera inicial de primor.
dos horas y media; segundo, porque nos tocó ver las
canciones desde un lateral y no veíamos nada; y tercero, Bueno, señoras y señores, el que está aquí se va a
porque los parones eran constantes... y ¡¡¡terminamos tumbar un ratito aunque sean las 10.25 de la maña-
cerca de las doce de la noche!!! Sí, tal cual... na... pero es que tiene el cuerpo, como dicen por aquí
por el sur, "hecho peasos"...
- El repertorio era el que ya sabíamos: “Enganchado a Un abrazo.
ti”, “Sí”, “Sácame de aquí”, “El extranjero”, “El ara-
gonés errante”, “Y al final” y “El viento a favor”. Todas Texto: Jorge Oliva - flaminguero
las canciones las repitieron un par de veces excepto “El
viento a favor”. Y volvió a haber regalo: “Los habitan- “HA SIDO ESPECTACULAR”
tes” sonó como despedida, cuando ya definitivamente
Había una gran diferencia a escuchar a la banda
invadimos la zona de rodaje y nos pusimos a pie de es-
detrás (hablo del pase del sábado por la mañana) a
cenario para vibrar como si de un concierto de verdad se
escucharlos justamente en frente, en el lugar privile-
tratara...
giado. Lo hice en ambos lugares y la diferencia era
bastante. Detrás se perdían algunos instrumentos, no
- El montaje, desde luego, era espectacular. Parecía un
lo percibías bien, pero luego cuando escuché las mis-
decorado de cine e intuyo que cuando lo veamos en la
mas canciones en frente, todo cambió. Es algo lógico:
tele, vamos a flipar, porque estaba conseguidísimo.
un altavoz de espaldas a ti no te suena tan bien que si
Había mucho trabajo detrás, muy bueno, y nos vamos a
lo tienes en frente.
encontrar con un show de 100 minutos de altísima cali-
dad. Estoy seguro de ello.
Todo ha sido espectacular, maravilloso. Muy raro,
otras sensaciones, porque la banda estaba muy con-
- El sonido no era tan malo como lo pintaban algunos.
centrada y digamos que los veíamos trabajando, en un
Las canciones sonaban con un engranaje importante. Se
ambiente muy íntimo al que nosotros hemos podido
nota que esta banda lleva ya tiempo tocando junta, por-
acceder, como violando esa esfera privada del trabajo.
que hay total armonía entre ellos.
Era ver y escuchar a Bunbury en un registro muy dife-
rente. Y me quedo con la experiencia y la oportunidad
- Los trajes de Enrique, en su línea.
de poder decir que yo estuve en ese hito de la televi-
sión y la música española.
Y después de siete horas de parones, repeticiones,
de ver pantallas, etc. me quedo entre otras cosas con el
Muchas gracias a los fans que trabajan día a día en
fantástico reencuentro que tuvimos Paula, Juanico, Je-
esto. A Juan Garrancho, ¡¡¡y a los de Bunburydad!!!
sualdo, Jose y el que firma estas líneas. Nos hicimos una
foto para el recuerdo (Paula, ¡¡¡la quiero!!!), cada vez
Texto: Clavesol
más difícil de repetir... se ve que se nos va complicando
la vida poco a poco, pero en fin... Mereció muchísimo la
pena.

Desde aquí quiero felicitaros a todos, empezando


por quienes mantenéis vivo este espacio así como Bun-
buryclub, por el esfuerzo altruista, la dedicación de
horas... que sólo vosotros sabéis y que no tiene precio.
A Juanico, mil millones de gracias siempre por su amis-
tad y por su interés permanente en que todos podamos
disfrutar de momentos como el de ayer. Juanico, tú tam-
poco tienes precio.

159
FUENTE EL SAZ DEL JARAMA– ESPAÑA
16 y 17 de Abril de 2010
Lugar: Platós de Desafío Producciones

“VESTIDO DE MORADO”
Los rodajes, opino que siempre resultan un poco quiso ni saludar, no entiendo, pero bueno, cada cual

frustrantes y por supuesto no se pueden comparar con sabe lo que debe a cada uno. Y quiero resaltar tam-

un concierto, con eso ya contábamos, el resultado va a bién, como no, la enorme labor de los jefes de estos
ser espectacular... seguro. Ha sido un honor haber podi- "dos vasos comunicantes" que han hecho que todos sea-
do asistir, escenarios increíbles, la banda sonando feno- mos una familia Paula, Juan y Jesualdo, que tantas facili-

menal, el gran momento final de "Los habitantes" al dades nos dan siempre para estas cosas pero que, sobre
ladito de Mena ya junto al escenario masticando plumas todo, son grandes personas, muy grandes. De corazón lo
-es broma, quedaron genial - y ese pedazo de artista digo, ellos lo saben.

vestido de morado "nazareno" que se acercó, no sé si


fuera de protocolo, donde estábamos todos juntos jale- Quería resaltar esto, la PROFESIONALIDAD de todos,
ando y viéndole a través de los monitores. Un momento especialmente de D. Enrique Bunbury. Por todo esto, por

emocionante. los nombrados yo me quito el sombrero.

Encantada de conocer y saludar de nuevo a muuuu- Texto: DuendeEnArganda

cha gente tanto de este foro como de Bunburyclub,


Duende eres mucho más alto en persona, a las Ladies “MI DINERO LO GASTO EN ELEGANCIA”
con Istanic al frente, a Juan y Jesualdo, a Enjha y Galle-
Sí, eso mismo pienso yo después del dinero que
gold muchas gracias de nuevo, Merche Amatista, Fla-
Canal+ se ha gastado en preparar esos escenarios para
minguero, San.dra, Agtor (si es que no me confundo)
el artista más elegante que tiene el panorama nacional.
alguno que seguro que se me olvida pero no menos im-
Dinero para la elegancia.
portante y por supuesto a Alboraya y Rebelwaltz (no me
quedó otra que esperar hora y media en las inmediacio-
Elegante con su público y como demostró al final, fiel
nes del Bernabéu aunque me alejé todo lo que pude... )
a ellos pidiendo que le ayudasen a cerrar el evento. Él
y Paula, nena, muchísimas gracias por todo. Disfruté
sabía que ellos estarían allí mientras él estuviese, los
como una enana...
movieron de aquí para allá, el cómplice ordenaba, Ruth
desordenaba, chimichurri que poneros más adelante que
¡¡¡¡¡Nos vemos en los conciertos!!!!! que por lo que
paso, otra que para atrás que no tengo público y al final
están comentando por aquí, van a tardar en llegar.
DESORDEN que sólo sus fieles supieron arreglar empu-
jando al MASTER con el viento a favor.
Texto: ojos-d-dwend

Siendo yo agradecido y no mucho de agradecer en


“LA PROFESIONALIDAD DE TODOS” público sino uno a uno, me gustaría dar un fortísimo

Yo, así a bote pronto, habiendo estado presente en abrazo a Don Juan de Torre Pacheco y especialmente a
la mitad del pase de ayer por la mañana y en el de la Paula, cómplice y amiga de sus amigos, sin los que Albo-

tarde-noche entero, quiero destacar en primer lugar la raya y su fiel acompañante, como me llama Clavesol, no

enorme, no sólo elegancia, que ya quedó claro que su hubiésemos podido disfrutar de esos momentos y lo que
dinerito se gasta en ella, sino también y bien grande fue más importante para mí conocer a Alberto, su amigo
la PROFESIONALIDAD de Enrique, la banda, los de C+ - (perdona Alberto pero no me acuerdo de su nombre),

seguridad incluida, jaja- y nosotros, por supuesto. Pero Charly Hernández, SusanQ, Jesualdo, por cierto, vaya

sobre todo quiero destacar esto de Enrique y la banda. guitarra tienes, etc. Muchos estabais, no soy muy forero
Que sí, que cobra por ello, que es su trabajo, que lo dis- de día a día, aunque duerma con él y creo que mientras
fruta pero que todos sabemos bien que él a estas alturas ceno, desayuno, etc. estoy enterado de todo lo que nues-
no necesita ya realizar estos maratones. tro gran Bunbury hace en su día a día y que nos ayuda, al
menos a mí, a tener una afición, distracción, como lo

Quiero decir, que me encantó volver a ver gente que queráis llamar en este día a día….
normalmente veo muy de vez en cuando -me acordé de
ti Chato, cómo no-, conocer a gente con la que aún no Nos vemos en el próximo. Un abrazo a todos

había coincidido o sí, pero no para llegar a saludarnos


(Nieves, Jose, sois geniales), pero que tanto hemos Texto: rebelwaltz

hablado por aquí que, bueno, como si nos conociéramos.


Y a todos los demás, que no quiero nombrar porque se
me olvidarían muchos, lo haré si consigo recordar, con
más tranquilidad. También ver a gente que, bueno, no

160
“¿Y EL BOLI?”
Gracias de nuevo a Bunburydad y a todos los que chados, los dientes perfectos y muy en forma, ejem,

habéis hecho posible que asistiéramos a esta maravi- ejem).

lla... La palabra GRACIAS se me queda pequeña. Un


besazo muy especial para ti Paula, y otro besazo tam- Gracias a los que os preocupasteis por el pequeño
bién (porqué no) para Álvaro Suite, el cual tuvo una mareo... a Paula, muchísimas gracias por haberme dado

amabilidad con nosotros impresionante, se hizo fotos la oportunidad de ver esto. Y a Alboraya y Rebelwatz por
con nosotros y le entregamos un cd de Las Consecuen- traerme de vuelta a Madrid.
cias para que nos lo firmara... "encantado os lo firmo"
dijo... "¿Y el boli?", nos preguntó... buena pregunta Nos vemos en el próximo.
Álvaro, jajaja, nos quedamos con cara de gilipollas
porque no teníamos un puto boli ninguno "alucinante" Texto: San.dra

y claro, tampoco era cuestión de decirle a Álvaro que


lo buscara. Y no se lo dijimos porque no hizo falta - “¡¡VA A SER LA HOSTIA!!”
aquí viene el detallazo- se acercó a los de protección
La experiencia fue casi agotadora, un poco jodida por
civil a pedir un boli (tampoco tenían), se acercó a los
el sitio que nos dieron al principio (muy frustrante, mu-
del catering, que sí se lo dejaron, se metió con el cd
cho si no llega a ser porque nos montamos la fiesta por
para la sala Vip y lo sacó firmado por toda la banda...
nuestra cuenta pegando berridos) pero satisfactoria al
Nos quedamos flipando, por eso desde aquí Álvaro, te
final por poder demostrar quienes son la verdadera
doy de nuevo las gracias por ser un tío tan sencillo con
"familia bunburyana"... dándolo todo, a punto de perder
tus fans... porque esto no lo hace todo el mundo... MU-
la vida (bueno no tanto pero un quilito fijo con tanto
CHAS GRACIAS.
calor) y sobre todo, sintiéndonos de alguna forma privi-
legiados por poder ser parte de algo absolutamente pio-
Un abrazo para todos.
nero.

Texto: Jose - dsmjorado


¡¡Este concierto va a ser la hostia!! Gracias a tod@s
por vuestro cariño, pido disculpas a todos aquellos a los
“FUE UN DÍA COMPLETO” que no pude atender o dedicarles el tiempo que seguro

Me voy a acordar de este viaje siempre. Fue un día que merecen, pero es que cada vez que nos juntamos es

completo, tuvimos de todo... hasta lipotimia incluída, una puta locura y ¡¡¡yo un disperso!!!. ¡¡Se os quiere!!.

jajaja... A pesar de las esperas, los retrasos, los jodi- ¡¡¡¡Bunburyclubdad YA!!!!

dos calores disfruté muchíiiiisimo. Sobre todo al fi-


nal, que para mí fue espectacular y valió la pena todo Texto: Jesualdo Jiménez de Cisneros - bunburyclub

lo anterior.

“ENRIQUE ESTÁ EN SUS COSAS”


Cuando pudimos ponernos a pie de escenario el
De vuelta a la realidad os escribo para daros una vez
ambiente cambió mucho, y es que se nota si el público
más las gracias por la oportunidad que me disteis de
está realmente interesando en este artistazo y sus
vivir unos momentazos como los de este sábado. La ver-
canciones... desde luego nosotros lo demostramos
dad que al margen de los retrasos, el calor y lo lejos de
cantando, animando, coreando... él debió notar muchí-
todo que estaba Fuente el Saz, creo que mereció mucho
simo el cambio. La verdad es que tuvieron un detallazo
la pena asistir a este evento y ya tengo ganas de verlo en
con nosotros, GRACIAS.
la tele.

Sin duda lo mejor fue cuando al terminar dijo "¿Ya


Aunque la primera parte estuve en la parte trasera,
hemos grabado todo?" Y le responden que sí, y
creo que como la gran mayoría, la segunda fue especta-
él "Entonces... ¿podemos tocar lo que queramos?",
cular, porque con más suerte que otra cosa nos coloca-
jajajaja, como en casa oye. Y entonces cayó “Los habi-
ron justo delante del micro, donde estaba además el
tantes”, con ese apoteósico solo de Jordi Mena. Y las
director y todos los encargados del montaje. Al margen
plumas rosas cayendo del techo...
de escuchar y ver a Enrique tan de cerca (aquello ya pa-
recía un concierto privado), era muy divertido oir a la
Yo me quedo con eso, y con haberos conocido
regidora diciendo "si ya le he dado paso pero es que En-
y compartido el día con muchos de vosotros. A Enrique
rique está en sus cosas" cuando tardaba en arrancar una
le vi genial con la banda, como siempre. El traje a mí sí
canción. En fin, todo muy completo.
que me gustó, jejeje (y llevaba los botones bien abro-

161
FUENTE EL SAZ DEL JARAMA– ESPAÑA
16 y 17 de Abril de 2010
Lugar: Platós de Desafío Producciones

Sólo me quedo con la pena de no haberos saludado Merche_amatista (al pie del cañón como siempre),
en persona pero es que a ninguno os ponía cara. Al ver Jose Figueres (Elpolin, me alegré muchísimo de ver-
vuestras fotos me he dado cuenta de que en realidad te, anda que no disfrutaste con las dos últimas canciones),
estábamos juntos en la cola de la tarde, así que pro- John_the_Revelator (Charly, muchos besos), Juan Garran-
meto que la próxima vez saludaré. De hecho, sin que- cho (gracias, gracias, gracias, me quito el sombrero por
rer claro, me he colado en vuestra foto histórica, así TODO lo que hiciste), y Paula (qué te voy a decir, si no
que ya podéis saber quien soy. Bueno, espero que ten- fuera por ti, besos)
gamos otra oportunidad de conocernos en persona.
Saludos y gracias una vez más. - Voy a aportar algo que creo que no se ha dicho, Enrique
presentó a La Banda como "Los Santos Inocentes"
Texto: Betico_deluxe
Hasta la próxima, en 3D, 2D o lo que sea.

Texto: Nieves – alboraya1

Foto: Betico_deluxe

Foto: Betico_deluxe

“FRENTE A FRENTE”
Ya habéis hecho las crónicas oportunas así que yo
voy a escribir cuatro cosas como el amigo Jose el regi- Foto: Nieves - alboraya1
dor (el Cómplice, jajaja) y el Duende:
“MAS VALE SUERTE QUE TALENTO”
A mi me salió la cosa algo más que perfecta, con tiem-
- Para mí fue una sorpresa llegar, entrar, ver bajar a
po es para escribir una crónica gorda, de la que sólo existe
Miren Iza por la escalera del avión, empezar “Frente a
el título, tan solo el fallo de no conocer a ninguno de voso-
Frente” y asimilar lo que estaba viendo.
tros, claro, que leyendo vuestras crónicas, no sé yo, por-
que estuvimos en todas las sesiones en unos sitios de lujo,
- Muchas, muchas gracias a toda la gente con la que
el viernes apoyados en el ala hasta que vino el maestro a
compartí el día, hablé y saludé, los voy a nombrar así
cantarnos de rodillas, y el sábado en un sitio que decían
que podéis pasar al siguiente punto, espero acordarme
que estaba reservado... y a Garbajosa, Llull y Vidal les
de todos: istanic (por fin te conocí, tenemos que repe-
mandaron a otro lado. Y todo eso empezó con una llamada
tir, y sí, sí el traje en 3D habrá que verlo), rbk82 (cómo
desesperada por no tener entrada para nada y acabamos
iba a olvidarme de ti, claro que me acordaba), SusanQ
sentados, hablando con el jefe de seguridad malo malísi-
(un placer conocerte, por fin), Addy_mex, Anabel Lee,
mo tras llevarle un cuadro a Enrique para que lo firmara.
puertosherry, Alcare_hds, phandora, gallegold (lo de la
Castellana era un auténtico motel de carretera, jajaja,
Texto: danymcily
ya te pasaré unas fotos), enjha (Pilar, qué ganas de
verte otra vez, vaya tesoro tienes a tu lado), clavesol y
María (una sorpresa, me encantó encontraros), flamin-
guero (todo un honor conocerte), Jesualdo (yo tam-
bién voto por bunburyclubdad), Agtor (por fin te puse
cara), martinez90 y su novia (al final no nos despedi-
mos), Kike del Toro (enhorabuena por tu trabajo),
Lucyyyy (ojos-d-dwend, qué decir, tenemos tantas
cosas en común aparte de Bunbury), Vicente (amigo
del Duende), Sandra (te mareaste y te mareamos con
falsos cotilleos sobre el aspecto de Enrique, jajaja,
pero al final comprobaste que era todo falso)

162
“EL MAESTRO COMO SIEMPRE GENIAL”
Fue un día durito pero mereció la pena: la banda Enrique estuvo como siempre, serio pero majo. Fue

sonaba genial, lástima que aquello no fuera más grande gracioso cuando en el segundo pase fueron a tocar

para que todos los presentes pudiéramos estar viéndolo “Bujías”, empezó la canción y a los 3 segundos pararon

a la vez. Las canciones sonaron bien aunque "Sólo si me por algo (no sé si un fallo o qué); y Enrique dijo:

perdonas" en lugar de ir a 33 sonaba a 45, jejeje. El “Bueno, esto era Bujías, espero que les haya gustado”.

maestro como siempre genial y nos deleitó con algunas O cuando un par de chavales (sabiendo por el primer

de sus frases como "mi dinero me lo gasto en elegancia" pase que la siguiente canción era “Lady Blue”), se la

como ya se ha mencionado y aun estando cansado como pedía: ¡Lady blue, Enrique! Ahí él se descojonó pero

estábamos todos ya a las 11 de la noche se vino arriba como diciendo: qué cabrones.

al ver a sus incondicionales a pie de escenario aclamán-


dole y nos regaló “Los habitantes” en la que Jordi Mena En resumen, una experiencia muy buena y todo un

se subió al billar para sorpresa del personal. lujo haberla visto con tantas facilidades.

En resumen un día muy duro por lo largo que se hizo Texto: ConilDeLaFrontera

pero inolvidable por la gente que conocí y los buenos


momentos que se pasaron. Gracias a los que estuvisteis “SENCILLAMENTE ESPECTACULAR”
conmigo y espero que coincidamos más veces.
SE NECESITA MUCHO ARTE PARA SER ENRIQUE
BUNBURY y hacer las cosas que hace; sencillamente
Texto: Vicen_te
espectacular no sólo en lo profesional de cada trabajo
que realiza, además su elegancia en cuanto a las formas
“TODO MUY CHULO” y deslumbrante llevándolas a efecto. Comparto con vo-

Bueno, yo tampoco tengo mucho nuevo que contar, sotros lo dicho anteriormente porque esas fueron las

pero agradecer otra vez a la Bunburydad y a Paula con- sensaciones que disfruté el pasado sábado, junto a la

cretamente haberme permitido asistir al concierto. El gente de BUNBURYDAD con la que me encontré allí un

viernes, en el Bernabéu, antes de coger el autobús, me saludo para todos, una mención muy especial para

pareció ver a Paula. Me acerqué convencido junto con mi nuestra querida Paula y para su colaboradora Nieves y

amigo a saludar a la supuesta Paula, hasta que a un todos los que hacéis posible que tengamos estos hermo-

palmo de ella me paré y le dije a mi amigo: vámonos, sos regalos como el que gozamos durante la grabación,

que esta no es Paula... La tía lo flipó un poco... Así que mil gracias de corazón. Gracias también a Juan de BUN-

bueno, aunque no nos viéramos en persona (por lo que BURYCLUB.

te he leído tu fuiste el sábado), te doy las gracias de


nuevo por aquí. Texto: Merche_amatista

Respecto al concierto. Pues nada, lo que habéis di- “EXTRANJEROS EN FUENTE EL SAZ”
cho. Yo, por lo que parece, tuve bastante suerte con ir el
Se apagan las luces, baja el humo blanco, empieza a
viernes porque no hubo retrasos ni parones (salvo el
entrar la banda… se oyen los primeros gritos… Enrique
descanso entre sesión y sesión que fue un poco largo).
está dentro. Una silueta con una pose peculiar se apre-
Pero me pareció todo bastante bien organizado.
cia encima de la escalera, en el avión. Unas luces de
Además, tuve suerte y pude ver las dos sesiones en un
rayos X lo iluminan y se le ve todo el esqueleto. Sue-
sitio bastante bueno.
nan los primeros acordes de “Enganchado a ti”, sin
duda alguna es Enrique. Vestido de arriba-abajo de mo-
En cuanto al concierto en sí mismo, que es lo impor-
rado, sombrero incluido, y me atrevería a decir que las
tante, pues nada, lo dicho. Todo muy chulo. La versión
botas también. Empieza el espectáculo, la visión es nula,
de “Lady Blue” sí, es la de Hellville. De las que tocó ese
menos mal que tenemos las pantallas delante.
día la única que noté que la habían cambiado un poqui-
llo fue “Infinito”; pero a lo mejor fue cosa mía. Sonó
Continuamos con “Sí”, a nosotros sí que nos dio un
genial, yo creo que mejor que otras veces. No sé si en
zarpazo el corazón por la excelente visión… Seguimos
“Apuesta” también hay alguna cosilla de guitarra nueva;
con “Sácame de aquí”, a nosotros sí que nos tenían que
pero bueno, nada sustancial. La que mejor sonó fue la
sacar de ahí… Llega “El extranjero”, nosotros sí que
de regalo, “Los Habitantes”, que fue la que mejor cantó
éramos prácticamente extranjeros en Fuente el Saz,
Enrique.
veníamos de todas las comunidades autónomas, atrave-
sando mares y montañas por ver a nuestro querido Enri-
que Bunbury. Continúa con “El aragonés errante”, sin
comentarios…

163
FUENTE EL SAZ DEL JARAMA– ESPAÑA
16 y 17 de Abril de 2010
Lugar: Platós de Desafío Producciones

15 minutos de descanso y le toca el turno al round 2


en el mismo sitio, sin cambio alguno… Empieza la indig-
nación y el cabreo por parte de la gente, yo incluida.
“Enganchado a ti”, “Sí”, “Sácame de aquí”, en ésta hare-
mos una explicación, de repente, no sé ni cómo ni por
qué (quizás porque me encanta la canción, no lo sé),
¡me entran unos calores que pa‟ que! Menos mal que
ojos-d-dwend tenía un abanico rojo, ¡¡bendito abanico!!,
es que tanto primer plano de nuestro hombre, tanto lila,
y tan apretado… ¡¡¡¡no puede ser bueno!!!!. Continua-
mos… “El extranjero”, “El aragonés errante” y… “Sólo si
me perdonas”. ¡¡¡Momentazo!!! en el que se acercó a la
parte en la que no teníamos visibilidad, y claro, yo que Foto: Rebeca82

no me puedo callar le dije: ¡¡¡¡a ti te lo perdono todo!!!!,


en referencia a la espera y que no nos cambiaran de “CONOCIENDO A GENTE”
sitio. Justo una semana después poco ya queda por decir
de la maravillosa experiencia vivida el pasado sábado.
Volviendo al tema del “no concierto”… tengo que Respecto de las experiencias vividas tan sólo decir que
decir, que fue digno de admiración el detalle que tuvo fue muy especial este encuentro con el maestro que,
Enrique cuando dijo: “Ahora tienen que hacer algo, tie- cada día más, se reafirma en su condición de ÚNICO E
nen que colaborar con nosotros…” algo así más o me- INIGUALABLE. Sigue creciendo. Es un gran artista que
nos, y fue cuando salimos todos del recinto, y los más nos hace sentir y vivir la música, SU MÚSICA, ya sea en
grandes, Paula, Juan y Alicia hicieron y deshicieron para pleno concierto... o bien entre "corten" y largas esperas.
que nosotros, la gran FAMILIA CLUB-DAD, tuviéramos el Mereció la pena. ¡Ya lo creo!. Nuevamente agradecer a
placerazo de poder disfrutar de Enrique en condiciones, Paula su invitación. Cariño... ¡qué feliz me hiciste!
como es debido, delante de él, ya fuera en primera fila o
no, pero en la zona privilegiada. Y de mi jornada tridimensional contaros que, además
de llevarme las sensaciones vividas, las horas de espera
Fue cuando cantó “Y al final”… precioso final de plu- bien aprovechadas CONOCIENDO A GENTE, también pude
mas rosas cayendo por todo el escenario, y cuando Enri- llevarme un par de regalitos muy especiales:
que preguntó: “¿Ya hemos acabado?, ¡¡pues ahora pode-
mos tocar lo que queramos!!”. Y realmente fue especta- - La púa de Jordi, tras tocar el sublime solo de “Los habi-
cular, nos cantó “El viento a favor” y “Los habitantes”. tantes.
Excelente forma de acabar ese magnifico show.
- Y poco después, la firma del gran Enrique.
Ya de paso, agradecer a tod@s los que saludé, conocí
y me “aguantaron”, por regalarme este maravilloso fin Un broche de oro para esta especial experiencia.
de semana.
Texto: ESPOLIN
Texto: rebeca82

Foto: Rebeca82 Foto: Espolin

164
“MERECIÓ LA PENA”
En concreto estuvimos en el pase de la mañana del ble ver como una niña tan pequeña puede ser tan fan.

sábado 17 de abril de 2010. Este pase se correspondía Era muy graciosa en el cine porque parecía que le quería

con las canciones de su último disco. El escenario muy coger, es tal el fenómeno que parece que lo tienes al

propicio: un cementerio con calaveras, cruces, mucha lado tuyo.

arena... todo gris y real. Nos encantó muchísimo,


además tuvimos la suerte de ver a Miren Iza cantando De todas formas supongo que haga lo que haga se-

a dúo con Enrique “Frente a frente”. guirá siendo Enrique Bunbury, alguien difícil para mí de
que haga algo mal, es único, es el mejor y como digo,

Entre otras canciones interpretó: “El tiempo de las estoy muy pero que muy orgullosa de tener una hija que

cerezas”, “Los habitantes”, “El boxeador”, “De todo el le encanta igual que a mí.

mundo”, “Los restos del naufragio”. Aunque empezó


más tarde de lo normal (más de dos horas tarde, por Gracias por leerme.

problemas técnicos) y tuvimos que esperar en la calle


mientras llovía y hacía mucho frío, mereció la pena Texto: Valle Rodríguez Martín

vivir y experimentar la grabación.

“UNA BUENA EXPERIENCIA”


El 20 de Junio (día de la música) estuvimos en el
Qué alegría cuando se anunció que se podía asistir
Circo Teatro Price y allí había un stand de Canal+ don-
como público a la grabación del concierto en 3D para
de se proyectaba una canción de cada escenario y lo
Canal+. Pudimos ir a la sesión del viernes. Después del
podías ver con las gafas de 3D.
viaje en coche desde Sevilla a Madrid, fuimos corriendo
al hotel para soltar las cosas y marchamos hacia Fuente
Y el 29 de Julio fuimos a los Cines Yelmo de Isla
el Saz. Menos mal que existe el GPS si no, no hubiéra-
Azul (Madrid) a ver el concierto completo en 3D.
mos encontrado el sitio en la vida. Después de haber
esperado unas horas hasta poder entrar, un minicon-
Texto: Rubén
cierto de unas siete canciones, descanso, y otra toma de
las mismas canciones.

Lo mejor fue la sorpresa que nos llevamos cuando


nos regaló “Los Habitantes”. ¡Madre mía cómo sonó en
directo, qué emoción!. Por lo demás una actuación bas-
tante fría; era imposible no observar el trabajo que rea-
lizaban los cámaras y todos los operarios de Canal+. No
se puede crear un ambiente de concierto con todas esas
cámaras justo delante tuya. Pero, en resumen, una bue-
na experiencia.

Texto: Elena Romero – malena82

“OTRA, OTRA, OTRA...”


Foto: Rubén
Viernes, 16/04/2010. Salgo para ir a clase como
cualquier día. Aunque con más nervios. Por la tarde es
“HA SIDO UNA GRAN EXPERIENCIA” la primera sesión de la grabación del concierto de Bun-

Sobre el concierto en 3D sólo decir que ha sido una bury en 3D, a las 17:00. Hace un par de días que me

gran experiencia. Tuve la oportunidad de estar en la había enterado de que tenía una "entrada" para ir, lo

grabación y sé que nunca voy a tener a Enrique Bunbu- cual ya había dado por perdido al no tener Canal+ en

ry y a Los Santos Inocentes tan cerca, ¡que pasada! casa. Además de nerviosa, estaba contenta.

Creo que a partir de aquí todo lo que vea después me


parecerá diferente. Después de pasar toda la primera hora intentando
concentrarme en clase, me doy por vencida. Las 17:00

Después de estar en la grabación fui dos veces al es muy pronto y yo salgo muy tarde, cuando llegue ya

cine, una de ellas con mi hija de 9 años que le encanta estará allí todo el mundo. Así que me voy... ¡las ventajas

Bunbury, si viérais cuantas camisetas me hace hacer de que en la universidad no pasen lista!

con el nombre de Bunbury con lentejuelas, es increí-

165
FUENTE EL SAZ DEL JARAMA– ESPAÑA
16 y 17 de Abril de 2010
Lugar: Platós de Desafío Producciones

Llego a Fuente el Saz poco antes de las 11:00 y Sábado, 17/04/2010. "Al que madruga, Dios le ayu-
después de preguntar a 2 ó 3 personas, encuentro los da". En nuestro caso, el "premio" fue poder volver al
estudios. Hay mucha gente yendo de un lado a otro, día siguiente a ver las otras dos sesiones de la graba-
pero nadie esperando todavía. Ya más tranquila, vuel- ción. Aunque eso implicara salir de casa a las 7:00 para
vo al pueblo a buscar un ciber y, después de aprove- coger el único autobús que me dejaba en Fuente el Saz
char para mandar unos e-mails y hablar con una amiga antes de las 11:00 a las que estaba previsto que empe-
hasta que se me acabó el tiempo, vuelvo a los estudios zara...
otra vez. Y en ese momento, justo al doblar la esquina
de la calle, aparece detrás de mí... ¡el coche donde Esta vez sí que había gente esperando cuando lle-
venía Enrique!. Aligero un pelín el paso para llegar a la gué, aunque no éramos muchos. Poco después empezó
puerta. Espero a que Enrique termine de hablar con a llegar mucha más gente. Nosotras, ya con nuestra
todo el mundo y me acerco. Le saludo, dos besos, y le pulsera y las cosas en el ropero, fuimos a ver si veía-
comento que he venido para el concierto. También mos llegar a Enrique o la banda. Y lo conseguimos, con
están por allí algunos de la banda. Rebe me dice que el foto-paraguas incluida... jejeje.
último episodio de Lost ha sido muy bueno. Me lo
apunto. La grabación empezó con un par de horas de re-
traso; que algunos pasamos fuera, hablando, conocien-
do gente nueva y mojándonos con la lluvia. ¡Vaya día!.
Dentro volvió a ser como el viernes: la primera vez,
sitio bueno; y la segunda, malo. Esa mañana tocaba la
parte de Las Consecuencias, en un cementerio en el
desierto. Acabamos sobre las 16:00, lo que nos daba
una idea del retraso que habría por la tarde, ya que
supuestamente tenía que empezar a las 17:00. Así que
nos fuimos al bar, el único que había en los alrededo-
res, a comer tranquilamente. ¡Eso sí que fue una comi-
da de empresa!

Al volver, todavía quedaba un rato para entrar, así


que nos tocó hacer tiempo por allí y saludar a la gente
Foto: Gloria Morato que no había estado por la mañana. Al menos había
salido el sol y ya no llovía... Aunque a esas alturas ya se
Al poco tiempo, empieza a llegar la gente. Como notaba el peso de todo el día allí, la última parte fue,
siempre, muchas caras conocidas, y otras nuevas. Nos sin duda, la mejor. Era la parte del cabaret, ambientada
da tiempo a ir a comer, volvemos. Un chico muy maje- en un saloon y con Enrique vestido todo de morado. Esa
te sale de vez en cuando a animar a la gente y a expli- parte ya no se repitió, era muy tarde. Pero sí que nos
car cómo va la cosa. Poco después de las 17:00, por fin hicieron volver a salir antes de grabar las últimas can-
entramos. En el primer turno me toca en el lado ciones. Y menos mal, porque ya pensábamos que esa
"bueno", delante del escenario. Un avión estrellado. parte no la íbamos a poder ver desde el sitio bueno.
Muy Lost. ¡Me encanta! Entrar otra vez fue un poco caótico, pero por fin pudi-
mos colocarnos a pie de escenario, con Enrique cantan-
Después de siete canciones, nos salimos "cinco do a un metro de nosotros... Fue lo más parecido a un
minutos"... largos... Cuando volvemos a entrar, nos concierto de verdad.
toca en el lado "malo", en el que se ve peor el escena-
rio. Aún así, tengo suerte y me ponen en el ala del Al terminar, Enrique nos volvió a regalar “Los habi-
avión. Vuelven a grabar lo mismo, la parte rockera del tantes” y, como él mismo dijo entonces, eso fue el ini-
concierto, y, en “Infinito”, Enrique se acerca a los que cio de Las Consecuencias Tour: "¡Buenas noches, Fuen-
estamos en el ala. Le tenemos cerquísima. El resto del te el Saz!" Después, había que volver a casa, lo cuál fue
concierto lo vemos de lejos. "Otra, otra, otra...". La otra historia aparte... Pero me llevé unas plumas y el
grabación ha acabado por ese día, pero la gente quiere vinilo de Las Consecuencias firmado, de recuerdo...
más. Como regalo, nos llevamos “Los habitantes”. Un
temazo, de mis favoritas; y, además, la primera vez Texto: Gloria Morato – Alcare_hds
que la escuchamos en directo.

166
Foto: Gustaff Choos

167
Puebla, 1 de Octubre de 2010 México DF, 4 de Octubre de 2010
- Las Consecuencias - Las Consecuencias
- Ella me dijo que no - Ella me dijo que no
- De todo el mundo - De todo el mundo
- Frente a frente - Frente a frente
- Los habitantes - Los habitantes
- Enganchado a ti - Enganchado a ti
- De Mayor - El extranjero
- Irremediablemente cotidiano - Desmejorado
- Puta desagradecida - El porqué de tus silencios
- Iberia sumergida - Senda
- Sólo si me perdonas - Que tengas suertecita
- Que tengas suertecita - Bujías para el dolor
- Sácame de aquí - Sólo si me perdonas
- El extranjero - Sácame de aquí
- Sí - Sí
- Infinito - Infinito
- Apuesta por el Rock&Roll - Apuesta por el rock and roll
************************ *************************
- El hombre delgado que no flaqueará jamás - El hombre delgado que no flaqueará jamás
- El rescate - El anzuelo
- Lady blue - Lady blue
************************ *****************
- Canto - El boxeador
- Porque las cosas cambian - Hay muy poca gente
- … Y al final - El aragonés errante

Puebla, 2 de Octubre de 2010 México DF, 6 de Octubre de 2010


- Las Consecuencias - Las Consecuencias
- Algo en común - Algo en común
- De todo el mundo - De todo el mundo
- Frente a frente - Frente a frente
- Los habitantes - Los habitantes
- Enganchado a ti - Enganchado a ti
- Lo que queda por vivir - El extranjero
- Alicia - Irremediablemente cotidiano
- Hay muy poca gente - Los restos del naufragio
- Iberia sumergida - Si no fuera por ti
- Que tengas suertecita - Iberia sumergida
- Sólo si me perdonas - Que tengas suertecita
- Sácame de aquí - Sólo si me perdonas
- El extranjero - Sácame de aquí
- Sí - Sí
- Infinito - Infinito
- Apuesta por el Rock&Roll - Apuesta por el rock&roll
**************** **************************************
- El hombre delgado que no flaqueará jamás - El hombre delgado que no flaqueará jamás
- El rescate - Es hora de hablar
- Lady blue - Lady Blue
******************* ********************************
- El Boxeador - Canto (el mismo dolor)
- Bujías para el dolor - Vámonos
- La Chispa adecuada - El tiempo de las cerezas

168
México DF, 7 de Octubre de 2010 Aguascalientes, 10 de Octubre de 2010
- Las Consecuencias - Las Consecuencias
- Ella me dijo que no - Ella me dijo que no
- De todo el mundo - De todo el mundo
- Frente a Frente - Frente a frente
- Los habitantes - Los Habitantes
- Enganchado a ti - Enganchado a ti
- El extranjero - El extranjero
- Contar contigo - Desmejorado
- El rescate - Contar contigo
- Hay muy poca gente - Hay muy poca gente
- Senda - Senda
- Que tengas suertecita - Que tengas suertecita
- Sólo si me perdonas - Sólo si me perdonas
- Sácame de aquí - Sácame de aquí
- Sí - Sí
- Infinito - Infinito
- Apuesta por el Rock & Roll - Apuesta por el rock&roll
*************************************** ****************************
- El hombre delgado que no flaqueará jamás - El hombre delgado que no flaqueará jamás
- La chica triste que te hacía reir - Bravo
- Lady Blue - Lady Blue
******************************* **************************
- Déjame Llorar (Con Adanowsky) - Canto
- Porque las cosas cambian - El aragonés errante
- El viento a favor - … Y al final

Aguascalientes, 9 de Octubre de 2010 Durango, 12 de Octubre de 2010


- Las Consecuencias - Las Consecuencias
- Algo en común - Ella me dijo que no
- De todo el mundo - De todo el mundo
- Frente a frente - Frente a frente
- Los Habitantes - Los Habitantes
- Enganchado a ti - Enganchado a ti
- El Extranjero - De mayor
- Irremediablemente cotidiano - El extranjero
- Puta desagradecia - Alicia
- Bujías para el dolor - Hay muy poca gente
- Iberia sumergida - Iberia sumergida
- Que tengas suertecita - Que tengas suertecita
- Sólo si me perdonas - Sólo si me perdonas
- Sácame de aquí - Sácame de aquí
- Sí - Sí
- Infinito - Infinito
- Apuesta por el rock&roll - Apuesta por el rock&roll
************************** **************************
- El hombre delgado que no flaqueará jamás - El hombre delgado que no flaqueará jamás
- Doscientos huesos y un collar de calaveras - La chica triste que te hacía reir
- Lady blue - Lady Blue
*************************** ***************************
- El Boxeador - Aunque no sea conmigo
- Aquí - Porque las cosas cambian
- El Hijo del pueblo - El viento a favor
****************************
- La chispa adecuada

169
Torreón, 13 de Octubre de 2010 México Distrito Federal, 18 de Octubre de 2010
- Las Consecuencias - Las Consecuencias
- Ella me dijo que no - Ella me dijo que no
- De todo el mundo - De todo el mundo
- Frente a frente - Frente a frente
- Los Habitantes - Los Habitantes
- Enganchado a ti - Enganchado a ti
- El extranjero - El extranjero
- Desmejorado - Desmejorado con Carlos Ann
- Los restos del naufragio - Alicia
- Hay muy poca gente - Hay muy poca gente
- Senda - Iberia Sumergida
- Que tengas suertecita - Que tengas suertecita
- Sólo si me perdonas - Sólo si me perdonas
- Sácame de aquí - Sácame de aquí
- Sí - Sí
- Infinito - Infinito
- Apuesta por el Rock N' Roll - Apuesta por el Rock N' Roll
*************************** ***************************
- El hombre delgado que no flaqueará jamás - El hombre delgado que no flaqueará jamás
- Puta desagradecida - El anzuelo
- Lady Blue - Lady Blue
**************************** ****************************
- Con el alma en los labios - Aunque no sea conmigo
- Doscientos huesos y un collar de calaveras - Nunca se convence del todo a nadie de nada
- Y al final - El viento a favor

Monterrey, 16 de Octubre de 2010 México Distrito Federal, 20 de Octubre de 2010


- Las Consecuencias - Las Consecuencias
- De todo el mundo - Algo en común
- Frente a frente - De todo el mundo
- Los Habitantes - Frente a frente con Carlos Ann
- Enganchado a ti - Los Habitantes
- El extranjero - De mayor
- Irremediablemente cotidiano - Enganchado a ti
- El rescate - El extranjero
- Hay muy poca gente - Puta desagradecida
- Iberia Sumergida - Bujías para el dolor
- Que tengas suertecita - Senda
- Sólo si me perdonas - Que tengas suertecita
- Sácame de aquí - Sólo si me perdonas
- Sí - Sácame de aquí
- Infinito - Sí
- Apuesta por el Rock N' Roll - Infinito
*************************** - Apuesta por el Rock N' Roll
- El hombre delgado que no flaqueará jamás ***************************
- El anzuelo - El hombre delgado que no flaqueará jamás
- Lady Blue - Dos clavos a mis alas
**************************** - Lady Blue
- Lo que más te gustó de mí ****************************
- Bujías para el dolor - Lo que más te gustó de mí
- El viento a favor - Porque las cosas cambian
- Y al final

170
Querétaro, 23 de Octubre de 2010-11-10 Morelia, 26 de Octubre de 2010
- Las Consecuencias - Las Consecuencias
- Ella me dijo que no - Algo en común
- De todo el mundo - De todo el mundo
- Frente a frente - Frente a frente
- Los Habitantes - Los Habitantes
- Enganchado a ti - Enganchado a ti
- El extranjero - El extranjero
- Contar contigo - Irremediablemente cotidiano
- El porqué de tus silencios - Los restos del naufragio
- Hay muy poca gente - Si no fuera por ti
- Iberia sumergida - Iberia sumergida
- Que tengas suertecita - Que tengas suertecita
- Sólo si me perdonas - Sólo si me perdonas
- Sácame de aquí - Sácame de aquí
- Sí - Sí
- Infinito - Infinito
- Apuesta por el Rock N' Roll - Apuesta por el Rock N' Roll
*************************** ***************************
- El hombre delgado que no flaqueará jamás - El hombre delgado que no flaqueará jamás
- Robinson - La chica triste que te hacía reir
- Lady Blue - Lady Blue
**************************** ****************************
- El boxeador - Lo que más te gustó de mí
- Bravo - El aragonés errante
- ... Y al final - ... Y al final

Morelia, 28 de Octubre de 2010


- Las Consecuencias
Guadalajara, 24 de Octubre de 2010
- Las Consecuencias - Ella me dijo que no
- Ella me dijo que no - De todo el mundo
- De todo el mundo - Frente a frente
- Frente a frente - Los Habitantes
- Los Habitantes - Enganchado a ti
- Enganchado a ti - El extranjero
- El extranjero - Desmejorado
- Desmejorado - Alicia
- El rescate - Hay muy poca gente
- Hay muy poca gente - Senda
- Senda - Que tengas suertecita
- Que tengas suertecita - Sólo si me perdonas
- Sólo si me perdonas - Sácame de aquí
- Sácame de aquí - Sí
- Sí - Infinito
- Infinito - Apuesta por el Rock N' Roll
- Apuesta por el Rock N' Roll ***************************
*************************** - El hombre delgado que no flaqueará jamás
- El hombre delgado que no flaqueará jamás - Dos clavos a mis alas
- El Anzuelo - Lady Blue
- Lady Blue ****************************
**************************** - El Boxeador
- Aunque no sea conmigo - Robinson
- Puta desagradecida - ... Y al final
- ... Y al final

171
Silao, 29 de Octubre de 2010 Buenos Aires, 3 de Noviembre de 2010
- Las Consecuencias - Las Consecuencias
- Ella me dijo que no - Ella me dijo que no
- De todo el mundo - De todo el mundo
- Frente a frente - Frente a frente
- Los Habitantes - Los Habitantes
- Enganchado a ti - Enganchado a ti
- De mayor - El extranjero
- El extranjero - Desmejorado
- El rescate - El rescate
- Hay muy poca gente - Hay muy poca gente
- Senda - Senda
- Que tengas suertecita - Sólo si me perdonas
- Sólo si me perdonas - Sácame de aquí
- Sácame de aquí - Sí
- Sí - Infinito
- Infinito - Apuesta por el Rock N' Roll
- Apuesta por el Rock N' Roll ***************************
*************************** - El hombre delgado que no flaqueará jamás
- El hombre delgado que no flaqueará jamás - Puta desagradecida
- Puta desagradecida - Lady Blue
- Lady Blue ****************************
**************************** - Canto
- Aunque no sea conmigo - Porque las cosas cambian
- Porque las cosas cambian - El viento a favor
- El viento a favor

Acapulco, 31 de Octubre de 2010 Buenos Aires, 4 de Noviembre de 2010


- Las Consecuencias - Las Consecuencias
- Ella me dijo que no - Algo en común
- De todo el mundo - De todo el mundo
- Frente a frente - Frente a frente
- Los Habitantes - Los Habitantes
- Enganchado a ti - Enganchado a ti
- El extranjero - El extranjero
- Contar contigo - Contar contigo
- El porqué de tus silencios - Alicia
- Bujías para el dolor - Bujías para el dolor
- Iberia sumergida - Iberia sumergida
- Sólo si me perdonas - Que tengas suertecita
- Sácame de aquí - Sólo si me perdonas
- Sí - Sácame de aquí
- Infinito - Sí
- Apuesta por el Rock N' Roll - Infinito
*************************** - Apuesta por el Rock N' Roll
- El hombre delgado que no flaqueará jamás ***************************
- Doscientos huesos y un collar de calaveras - El hombre delgado que no flaqueará jamás
- Lady Blue - El Anzuelo
**************************** - Lady Blue
- Canto ****************************
- Nunca se convence del todo a nadie de nada - Lo que más te gustó de mí
- ... Y al final - Doscientos huesos y un collar de calaveras
***************************** - ... Y al final
- La chispa adecuada

172
Buenos Aires, 5 de Noviembre de 2010 Valencia, 20 de Noviembre de 2010
- Las Consecuencias - Las Consecuencias
- Ella me dijo que no - Algo en común
- De todo el mundo - De todo el mundo
- Frente a frente - Frente a frente
- Los Habitantes - Los habitantes
- Enganchado a ti - Enganchado a ti
- El extranjero - El extranjero
- Irremediablemente cotidiano - Contar contigo
- El porqué de tus silencios - El rescate
- Hay muy poca gente - Bujías para el dolor
- Iberia sumergida - Iberia sumergida
- Que tengas suertecita - Que tengas suertecita
- Sólo si me perdonas - Sólo si me perdonas
- Sácame de aquí - Sácame de aquí
- Sí - Sí
- Infinito - Infinito
- Apuesta por el Rock N' Roll - Apuesta por el rock&roll
*************************** ************************
- El hombre delgado que no flaqueará jamás - Doscientos huesos y un collar de calaveras
- El Anzuelo - El hombre delgado que no flaqueará jamás
- Lady Blue - Lady Blue
**************************** **********************
- Canto - Canto
- El rescate - Nunca se convence del todo a nadie de nada
- El viento a favor - El viento a favor

Valencia, 22 de Noviembre de 2010


Valencia, 19 de Noviembre de 2010 - Las Consecuencias
- Las Consecuencias - Ella me dijo que no
- Ella me dijo que no - De todo el mundo
- De todo el mundo - Frente a frente
- Frente a frente - Los habitantes
- Los habitantes - Enganchado a ti
- Enganchado a ti - El extranjero
- El extranjero - Desmejorado
- Irremediablemente cotidiano - Si no fuera por ti
- Alicia - Hay muy poca gente
- Hay muy poca gente - Senda
- Senda - Que tengas suertecita
- Que tengas suertecita - Sólo si me perdonas
- Sólo si me perdonas - Sácame de aquí
- Sácame de aquí - Sí
- Sí - Infinito
- Infinito - Apuesta por el rock&roll
- Apuesta por el rock&roll ************************
************************ - El anzuelo
- Puta desagradecida - El hombre delgado que no flaqueará jamás
- El hombre delgado que no flaqueará jamás - Lady Blue
- Lady Blue **********************
********************** - Aunque no sea conmigo
- El boxeador - Los restos del naufragio
- Porque las cosas cambian - El viento a favor
- ... Y al final ***********************
- Vámonos

173
Málaga, 26 de Noviembre de 2010 Madrid, 1 de Diciembre de 2010
- Las Consecuencias - Las Consecuencias
- Ella me dijo que no - Ella me dijo que no
- De todo el mundo - De todo el mundo
- Frente a frente - Frente a frente
- Los habitantes - Los habitantes
- Enganchado a ti - Enganchado a ti
- El extranjero - El extranjero
- De mayor - Desmejorado
- Bujías para el dolor - Bujías para el dolor
- Hay muy poca gente - Hay muy poca gente
- Iberia sumergida - Senda
- Que tengas suertecita - Que tengas suertecita
- Sólo si me perdonas - Sólo si me perdonas
- Sácame de aquí - Sácame de aquí
- Sí - Sí
- Infinito - Infinito
- Apuesta por el rock&roll - Apuesta por el rock&roll
************************ **********************
- Puta desagradecida - El anzuelo
- El hombre delgado que no flaqueará jamás - El hombre delgado que no flaqueará jamás
- Lady Blue - Lady Blue
********************** ***********************
- Aunque no sea conmigo - El boxeador
- Porque las cosas cambian - Puta desagradecida
- El viento a favor - El viento a favor
**********************
- La chispa adecuada

Zaragoza, 3 de Diciembre de 2010


- Las Consecuencias
- Ella me dijo que no
Málaga, 27 de Noviembre de 2010
- Las Consecuencias - De todo el mundo
- Ella me dijo que no - Frente a frente
- De todo el mundo - Los habitantes
- Frente a frente - Enganchado a ti
- Los habitantes - El extranjero
- Enganchado a ti - Irremediablemente cotidiano
- El extranjero - El rescate
- Desmejorado - Hay muy poca gente
- Bujías para el dolor - Iberia sumergida
- Alicia - Que tengas suertecita
- El rescate - Sólo si me perdonas
- Senda - Sácame de aquí
- Que tengas suertecita - Sí
- Sólo si me perdonas - Infinito
- Sácame de aquí - Apuesta por el rock&roll
- Sí **************************
- Infinito - Porque las cosas cambian
- Apuesta por el rock&roll - El hombre delgado que no flaqueará jamás
************************ - Lady Blue
- El anzuelo ***********************
- El hombre delgado que no flaqueará jamás - Aunque no sea conmigo
- Lady Blue - Bailando con el enemigo, con Javier Íñigo a la trompe-
********************** ta
- El boxeador - ... Y al final, con Javier Íñigo a la trompeta
- Es hora de hablar ******************
- ...Y al final - La chispa adecuada

174
Barcelona, 8 de Diciembre de 2010
- Las Consecuencias
- Ella me dijo que no
- De todo el mundo
- Frente a frente
- Los Habitantes
- Enganchado a ti
- El extranjero
- Desmejorado
- Alicia
- Hay muy poca gente
- Senda
- Que tengas suertecita
- Sólo si me perdonas
- Sácame de aquí
- Sí
- Infinito
- Apuesta por el rock&roll
******************************
- El rescate
- El hombre delgado que no flaqueará jamás
- Lady Blue
******************************
- Canto
- Porque las cosas cambian
- ... Y al final

Barcelona, 10 de Diciembre de 2010


- Las Consecuencias
- Ella me dijo que no
- De todo el mundo
- Frente a frente
- Los habitantes
- Enganchado a ti
- El extranjero
- Contar contigo
- Doscientos huesos y un collar de calaveras
- Bujías para el dolor
- Iberia sumergida
- Que tengas suertecita
- Sólo si me perdonas
- Sácame de aquí
- Sí
- Infinito
- Apuesta por el rock&roll
************************
- El anzuelo
- El hombre delgado que no flaqueará jamás
- Lady Blue
************************
- El boxeador
- Es hora de hablar
- … Y al final
************************
- Vámonos
- La Chispa adecuada

175
176
CRÉDITOS
- Recopilación y coordinación: Paula Navío Latorre

- Diseño y maquetación: Jose Figueres

- Fotografía portada: Andrés Ghiorzo

- Fotografía contraportada: Dave Iturbe

- Fotografías interiores: En cada una de ellas viene indicado su autor/a

- Crónicas: Todas vienen con el nombre de la persona que las ha escrito. Gracias a tod@s por colaborar.

Gracias a todo el equipo de Bunbury España (Jesualdo Jiménez de Cisneros, Chato Calzón, Charly Hernández, Juan Garran-

cho, Susana Almarcha, Nieves de Celis y Jose Figueres) por su apoyo, ánimo y empuje a seguir en esto diariamente desde que

lo propusimos.

Gracias a toda la gente que ha colaborado para que la revista saliera a flote y tuviéramos algo que leer, mirar y disfruta r.

Sin vosotros esto no sería posible: los seguidores de Bunbury.

Gracias especiales a Robert Castellanos, Carlos Ann, Alexis Morante, Iván Guillén y Pablo Ferrer, porque pese a su trabajo

y mil obligaciones han sacado un ratillo para nosotros.

Enero 2011

177