P. 1
Clasificación biotipológica de Kretschmer

Clasificación biotipológica de Kretschmer

|Views: 9.144|Likes:
Publicado porAitza Paz Mata

More info:

Published by: Aitza Paz Mata on Apr 21, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/10/2015

pdf

text

original

Clasificación biotipológica de Kretschmer Ernst Kretschmer (1888-1964), psiquiatra alemán, después de haber estudiado y medido un gran número

de individuos, elaboró una clasificación del delincuente tomando en cuenta su estructura morfológica y las relacionó con el temperamento, construyendo 3 tipos básicos fundamentales: el leptosomático o asténico, el atlético o epileptoide y el pícnico o ciclotímico, a los cuales sumó una cuarta categoría representada por grupos mixtos y desproporcionados, llamándolos displásticos. 1. Leptosomático o esquizotímico Es el sujeto de aspecto débil, formas delgadas, aplanadas, de rostro alargado, nariz delgada y puntiaguda, poca vellosidad corporal. En relación con su psiquis se observa una diversidad caracterial, pudiendo presentar una mentalidad abstracta y sentimentalidad. Son especulativos, inclinados al arte, de difícil adaptación, introvertidos, de personalidad retraída y seria, de energía serena y gran tenacidad. Se asocia este tipo con el temperamento esquizotímico, caracterizado por oscilar entre la hipersensibilidad y la frialdad. La delincuencia en este tipo se caracteriza por su frecuencia, su precocidad, tendencia extrema y progresiva a reincidir. No cometen mayores actos de violencia sino de robo, falsificaciones, abusos de confianza, son obsesivos. No toman conciencia del riesgo, despreocupados de sí mismos y de sus víctimas. 2. Atlético o epilectoide Se caracterizan por poseer un esqueleto bien formado, como también la musculatura, de líneas alargadas, miembros bien formados y musculosos, poco desarrollo visceral y de las caderas, caballera espesa, barba carrada, cuerpo velludo y piel áspera. En cuanto a los rasgos psíquicos, se destaca su mentalidad tosca, de temperamento viscoso, oscilando entre la sentimentalidad y el apasionamiento y la brutalidad. Son impulsivos, de actitudes perversas, tercos, de movimientos pausados, tenaces y persistentes en afectos y conductas, perseverantes y al mismo tiempo poco sensibles y espirituales. Su personalidad se asocia con el temperamento de naturaleza epileptoide. En términos de delincuencia, son salvajes, brutales, encarnizados, incendiarios y reincidentes. 3. Pícnico o ciclotímico Son sujetos muy corpulentos, de líneas cortas y redondeadas, vísceras voluminosas y grasientas, extremidades cortas, rostro redondo, a menudos calvos, poco desarrollo piloso y muscular. En cuanto al carácter, el ciclotímico se distingue de los otros por poseer un buen intelecto, de carácter risueño y jovial, temperamento oscilante o circular entre excitado y alegre o decaído y triste, sintónico con el medio, de pensamiento retrasado o acelerado en relación con su estado de ánimo, pudiendo ser pesimista u optimista, práctico en sus actividades pero no constantes. Este tipo representa un menor porcentaje entre los delincuentes y sus actos antisociales más frecuentes son de naturaleza tardía y astuta como en la estafa y el fraude. Llegan al homicidio antes sentimiento irresistibles o depresión melancólica pudiendo llegar al homicidio colectivo. 4. Displástico o displásico Desde el punto de vista morfológico, el displástico puede presentar deficiencia de los caracteres sexuales secundarios y en general una estructura somática atípica pudiendo incluso llegar a la deformidad. En el plano psíquico hay igualmente una mezcla. Se encuentran entre ellos débiles mentales y esquizoides. En cuanto al valor de la tipología, Kretschmerse señala que a través de ella se ha podido llegar a relacionar lo psíquico con lo corporal con bases experimentales y científicas. De allí que la psiquiatría se interese por la forma corporal de los familiares del sujeto estudiado para comprender su verdadero temperamento. Así, señala López y Codon´ que ´... la presencia de una esquizofrenia en un tipo corporal leptosomático acentuado con un temperamento esquizotímico, será de peor pronóstico y más difícil de modificar por el tratamiento que esta misma enfermedad en otro sujetos con características morfológicas pícnicas y temperamentales ciclotímicas. En el primer caso todo va a la misma dirección morbosa: cuerpo, temperamento y enfermedad; en el segundo caso las propiedades corporales y temperamentales son en cierto modo contrarias a la enfermedad padecida siendo mucho más fácil apoyarse en ellas al aconsejar el tratamiento para conseguir la mejoría o la curación´.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->