Está en la página 1de 1

La cultura ahora tiene otras formas de ser representada, como por el ejemplo el

cine, la animación, las historietas, etc. La manera en que éstas muestran la


sociedad es increible, nos muestran los valores de éstas, las falencias, etc. Es
importante tomar en cuenta que la animación al hacer esto está culturizando a las
personas (en general jovenes y niños, que son los que más ven éste tipo de
cosas), pero uno no puede prohibir cuando hacen comics o peliculas que atenten
contra nuestros valores, ya que por más que haya valores generales (que casi
todas las personas tienen adquiridas) todos meditamos diferente sobre los
distintos temas.

A través del tiempo se fueron creando distintas formas de expresión en éste


ámbito. Partimos con la historieta (cómic) para luego dar paso a las primeras
animaciones, que eran básicas y sin mucho revuelo. Siempre que se crea algo, se
teme lo que pueda provocar en las masas, porque de éstas se crean los revuelos.
Al tener mucho contenido social y moral nos ayuda a entender qué sucede con las
personas con cierto tema, ver si hay más gente que piense igual que yo,
comprender que hay personas con las que se puede contar y cuáles son las que
se dejan influenciar por el medio.

La diversidad es totalmente necesaria para poder lograr los distintos enfoques de


cada creación, a nivel de animación o escritura. Si nos situamos en las distintas
épocas podemos percatarnos de los cambios en el trazo, el contexto, la forma de
hablar y expresarse, y eso se sigue dando hoy en dìa y yo diría que mucho más,
porque hay más variedad en todo sentido. A mayor variedad, mayores
posibilidades.

Las posibilidades son infinitas, en la creación y en el contenido. Hay que jugársela


por el contenido social y valorico, hoy en dìa los dibujos animados se están
desvirtuando y esto se debe a que hoy por hoy lo que importa es el
entretenimiento de los niños, lograr que se sienten frente al aparatito y se queden
quietos para no molestar a sus padres (o quienes los cuiden) y sinceramente, esto
es lo peor. La televisión no enseña, el cine tampoco. Aportan, a veces, pero nás
que aportar no hacen.

Todo esto se creo para el entretenimiento, que eso no se olvide, porque si se deja
que unos pocos empiecen a controlar qué cosas debes aprender nos
convertiremos en unos simples robots, que tienen el mismo chip porque fueron
guiados y enseñados por la misma máquina.