Está en la página 1de 16

OBTENCION DE MUESTRA

OBJETIVOS

Conocer los requerimientos básicos generales de la obtención de muestras.

Diferenciar las variedades de la clasificación de obtención de muestras.

Reconocer las diferencias de las obtenciones de muestras indicadas.

Determinar los procedimientos adecuados para la obtención de muestras.

METODOLOGIA

Los alumnos ingresarán al aula con el material requerido, cada docente proporcionará el
material audiovisual necesario, luego realizarán el examen del contenido mínimo de la
práctica, se resolverá el mismo y se realizará el desarrollo de la sesión con el siguiente
orden:

Los estudiantes explicarán los requerimientos básicos generales mediante participación


oral.

El docente y auxiliares de docencia orientarán el significado y diferencias de la


clasificación.

Con la explicación del docente y auxiliares de docencia podrán diferenciar en cuanto a


la complejidad y destreza en la obtención de muestras.

Los alumnos bajo la supervisión del docente y auxiliares de docencia realizarán los
procedimientos adecuados para la obtención de muestras faríngea y sanguínea.

Finalmente los alumnos, luego de limpiar su área de trabajo abandonarán el laboratorio


de prácticas de Microbiología.

DEFINICIÓN.

Es el conjunto de procedimientos que nos llevarán a obtener un líquido biológico o parte


de un tejido del sitio de infección real y deberá recogerse con un mínimo de
estado de contaminación.

REQUERIMIENTOS BÁSICOS.

Muestra como material real de la infección: Verificar que la obtención de la


muestra problema sea del lugar requerido y que efectivamente se encuentre
los agentes infecciosos, lo cual se puede determinar por ejemplo por presencia
de pus.
Momento óptimo para la obtención: Con el objeto de tener la mejor probabilidad
de recuperar microorganismos causales, debe establecerse el momento óptimo
de la recolección de muestras. Por ejemplo en un Síndrome Febril donde se
sospecha de bacteremia se tendrá que obtener muestra sanguínea cuando se
realice el pico febril.
Obtención de cantidad adecuada: Se debe obtener una cantidad suficiente de
acuerdo al lugar de la obtención de muestra para efectuar adecuadas técnicas
de cultivo e identificación de patógenos.
Uso de dispositivos adecuados para la recepción: Para la obtención de muestra
deben utilizarse dispositivos de recolección, los cuales serán envases y/o
medios de cultivo apropiados, con el fin de realizar un buen transporte,
conservación y de no contaminar la muestra, evitando resultados erróneos
(falsos positivos o falsos negativos)
Obtención de muestras previo tratamiento antinfeccioso: Deben obtenerse
muestras antes de la administración de antibióticos, para evitar resultados
falsos negativos, si así fuera recomendar al paciente dejar la administración de
los mismos por un lapso de 3 a 5 días dependiendo del fármaco utilizado, el
tiempo de administración y la patología en cuestión.
Rotulación del envase correctamente. Deberán indicar nombre del paciente,
edad, lugar de la obtención de muestra y muestra obtenida; hora, fecha y
médico solicitante. Las mismas se pueden adecuar a los requerimientos de
cada muestra y las circunstancias del mismo.

CLASIFICACIÓN DE MUESTRAS OBTENIDAS.

Superficiales. Se refieren a la obtención de muestras que se encuentran a


nivel del tejido epitelial cornificado y sus anexos, Piel y Faneras (Pelo y Uñas).
Intermedias. Consiste en todas las muestras que se pueden obtener a nivel del
tejido epitelial mucoso no cornificado, mucosas, como ser Conjuntival, Otica,
Nasal, Genital, Rectal, etc.
Profundas. Son las muestras que pertenecen a cualquier líquido que se
encuentre en nuestro organismo, pudiendo ser un tejido, parte de éste, una
secreción glandular o un producto de excreción, Líquidos Orgánicos, como
ser L.C.R., Sangre, Pleural, Orina, Semen, etc.

RECOLECCIÓN DE MUESTRAS DÉRMICAS O CUTÁNEAS.

Muestra de la infección. Tiene dos variedades:

Muestras Secas: Se obtiene por RASPADO (escamas) de la lesión seca o


dura mediante uso de materiales esterilizados como bisturí, portaobjetos o
trozos de vidrio. Luego se recepcionan las células escamadas por medio de
hisopos humedecidos para ser sembrados.
Muestras Húmedas: Se realiza un HISOPADO o FROTAJE de la zona
representativa para ser cultivada posteriormente.

Momento óptimo para la obtención. Cuando se manifieste la lesión, que puede


ser solamente descamativa o purulenta, respectivamente. Se acepta “limpiar”
la lesión seca para disminuir contaminantes de la piel; asimismo se acepta que
por intermedio de apósito esterilizado se retire la secreción que está en
contacto con el ambiente externo y recién se ejecute el hisopado.
Obtención de cantidad adecuada. Si son escamas aproximadamente 1g, si
fueran húmedas lo que se pueda levantar con el hisopo.
Uso de dispositivos adecuados para la recepción. Las escamas directamente
al medio de cultivo específico, esparciendo en toda la superficie (método del
cargado). Las húmedas pueden sufrir dos caminos, o se siembra directamente
en un medio sólido o líquido (por estría o por cargado, respectivamente), o se
colocan en un medio de transporte para su posterior sembrado.
Obtención de muestras previo tratamiento antinfeccioso. No tendrán que tener
agentes antimicrobianos en ungüento (Gentamicina) sobre la superficie
problema, en lo posible luego de tres días y tampoco antisépticos, menos los
que tiñen porque dificultará al médico clínico en su diagnóstico presuntivo.
Rotulación del envase correctamente. Se debe realizar lo enunciado en el
inciso 2.6., alrededor del tubo con el medio de cultivo o medio de transporte o
en la contratapa de la caja Petri.

RECOLECCIÓN DE MUESTRA DE CONJUNTIVA OCULAR.

Se efectúa en procesos infecciosos como la conjuntivitis.

Muestra de la infección. Se efectúa con un hisopo estéril. Se presiona con el


dedo pulgar, por debajo del párpado inferior, hacia abajo, para retraer al
exterior la conjuntiva ocular con un movimiento firme pero suave, HISOPAR o
“FROTAR” en una sola dirección. Se sugiere desde el ángulo externo hacia el
fondo de saco lacrimal, no volver a realizar la maniobra con el mismo hisopo.
Momento óptimo para la obtención. El momento en que el paciente tenga las
molestias del caso, como ser: prurito y lagrimeo principalmente. Además se
debe ejecutar el acto en ambas conjuntivas, en la sana y la enferma; ambos
sembrando por separado para su comparación respectiva por la contigüidad
que tienen, pudiendo estar el otro ojo en un inicio de infección.
Obtención de cantidad adecuada. Lo que pueda absorber el hisopo,
dependiendo de una mayor o menor secreción purulenta.
Uso de dispositivos adecuados para la recepción. Seguir siempre dos caminos,
si no se encuentra en el Laboratorio utilizar un medio de transporte y si se está,
directamente al medio de cultivo indicado.
Obtención de muestras previo tratamiento antinfeccioso. Evitar el uso de
ungüentos antibióticos o colirios del mismo tipo (terramicina) por un tiempo
mínimo de tres días. Al igual que otros ungüentos que puedan entorpecer la
obtención de muestras.
Rotulación del envase correctamente. Ya sea en tubo o caja Petri del mismo
modo que en la anterior, además de indicar de que ojo se realizó así como si
es el sano o enfermo.

RECOLECCIÓN DE MUESTRA DE SECRECIÓN OTICA.

Los procesos infecciosos con secreción purulenta anuncian generalmente una otitis
media.

Muestra de la infección. No nos revisten mayor problemas, al ser secretorias,


teniendo el cuidado al introducir el hisopo con movimientos rotatorios un
máximo de 3cm para no producir perforación de la membrana timpánica. Luego
retirar el hisopo siempre con movimientos rotatorios para su cultivo posterior.
Momento óptimo para la obtención. Cuando se aprecia la secreción respectiva.
Obtención de cantidad adecuada. Lo que el hisopo puede absorber.
Uso de dispositivos adecuados para la recepción. En un medio de transporte o
directamente al medio de cultivo.
Obtención de muestras previo tratamiento antinfeccioso. Sin uso de gotas
antibióticas o antisépticas con un mínimo de tres días.
Rotulación del envase correctamente. Igual que el resto, indicando el lado del
oído problema.

RECOLECCIÓN DE MUESTRA NASAL.

En procesos secretorios cuya etiología se deba a agentes bacterianos.

Muestra de la infección. Se utiliza un hisopo esterilizado, con sumo cuidado y


sin tocar la mucosa nasal introduciendo hasta 2 a 3cm. Luego apoyando en la
pared interior y con movimientos suaves y rotatorios ingresamos a cornetes
medios y superiores; por lo general por el manipuleo se produce estornudo, no
siendo problema dejar introducido el hisopo para luego de este hecho
fisiológico se continúe con el hisopado. Finalmente retirar el hisopo con
movimientos rotatorios.
Momento óptimo para la obtención. Cuando se produzcan los síntomas de
congestión nasal con cefalea frontal, nos podrá indicar un cuadro infeccioso
bacteriano.
Obtención de cantidad adecuada. Lo que absorba el hisopo.
Uso de dispositivos adecuados para la recepción. Siempre directamente al
medio de transporte o al medio de cultivo.
Obtención de muestras previo tratamiento antinfeccioso. Evitar con un mínimo
de 3 días el uso de antisépticos nasales, descongestionantes o antibióticos.
Rotulación del envase correctamente. Mismo procedimiento.

RECOLECCIÓN DE MUESTRA FARÍNGEA.

Generalmente en procesos de faringitis o de faringoamigdalitis.

Muestra de la infección. Solicitar al paceinte hacer “buchadas” con suero


fisiológico tibio y estéril, a continuación pedir la apertura de la cavidad oral y
extender la lengua, posteriormente se utiliza bajalenguas (abate-lenguas) para
comprimir ésta hacia abajo y trabajar sin interferencia. Para aliviar el reflejo
vomitivo o de arcadas (reflejo faríngeo), solicitar al paciente la emisión del
sonido gutural (AH-AH-AH) mientras dure el procedimiento. El mismo consistirá
en un “FROTAJE” o HISOPADO con movimientos rotatorios.
Momento óptimo para la obtención. Cuando el paciente esté atravesando una
odinofagia la región problema obtener la muestra será de los pilares
posteriores (de ambos) y entre ellos, sin tocar con el hisopo el paladar, carrillos
interiores o la lengua porque el hisopo se contaminará con la gran Flora
existente en esta cavidad; tampoco hacer contacto con la úvula porque es
bastante sensible. Al finalizar el procedimiento al retirar el hisopo tampoco se
deberá realizar contacto alguno.
Obtención de cantidad adecuada. La cantidad que pueda absorber el algodón
del hisopo.
Uso de dispositivos adecuados para la recepción. Igual que los otros
procedimientos.
Obtención de muestras previo tratamiento antinfeccioso. Con un tiempo de
cinco días de haber suspendido el tratamiento.
Rotulación del envase correctamente. Del mismo modo que los anteriores.

RECOLECCIÓN DE MUESTRAS DE VÍAS RESPIRATORIAS BAJAS.

Cuando el paciente esté cursando Bronquitis o Neumonía de etiología bacteriana.

Muestra de la infección. Principalmente de esputo, cuyos procedimientos


preliminares será de enjuagar la cavidad oral con suero fisiológico estéril y
tibio.
Momento óptimo para la obtención. Cuando el paciente se encuentre con una
tos productiva, con flema, para lo cual pediremos que “aguante” la respiración
por varios segundos, este procedimiento llevará a que se produzca un acceso
de tos, lo que ocasionará la expulsión de “moco” (flema) o lo que es lo mismo
la expectoración.
Obtención de cantidad adecuada. Aproximadamente se debe recepcionar 5mL
de esputo, pero de moco, evitar la saliva. Este moco puede estar acompañado
de sangre que no alterará el diagnóstico bacteriológico.
Uso de dispositivos adecuados para la recepción. Para la emisión del esputo
se debe utilizar un recipiente de boca ancha, si fuera apartado del Laboratorio,
utilizar frascos de plástico, esterilizados, con doble tapa (cierre hermético y
tapa de rosca), si el individuo trae la muestra por su cuenta habría que indicarle
antes que el recipiente SIEMPRE debe ser de boca ancha y limpio (puede ser
de vidrio), y si es en el Laboratorio la recuperación del esputo en frasco de
boca ancha esterilizado.
Obtención de muestras previo tratamiento antinfeccioso. Es condición
indispensable haber dejado su tratamiento antiinfeccioso por 5 días.
Rotulación del envase correctamente. Es lo más importante en este tipo de
muestras, colocando el rótulo ya explicado alrededor del frasco y en la tapa si
es que se tendría que envíar a un Centro de Referencia.
Otros Métodos. Existen otros métodos para la recolección del esputo, a saber:
postural, hisopado laríngeo, lavado bronquial, lavado gástrico. Los cuales se
realizan en procesos especiales y no son muy frecuentes.

RECOLECCIÓN DE MUESTRAS DE GENITALES.

Una de las situaciones frecuentes, donde la patología infecciosa es muy variada desde
una simple secreción por contaminación, hasta Enfermedades de Transmisión Sexual
(E.T.S.) con abundante secreción purulenta, fétida y verde amarillenta o blanquecina.

Muestra de la infección. A diferencia de lo que acontece con las muestras de


vías urinarias, en este tracto NO SE REALIZA HIGIENE por siquiera 24 horas.
Los materiales que se utilizan son: espéculos vaginales, hisopos estériles,
escobillones y espátula de Ayre.

Varones: Se introduce el Escobillón, Hisopo Uretral o Asa Bacteriológica


a través del meato urinario (fosa navicular) realizando movimientos
rotatorios (circulares) no bruscos y retraer el material con sumo cuidado.
Mujeres: Deben diferenciarse dos grupos, según la permanencia o no
del himen:
• Pacientes Nulíparas. Acomodar a la paciente en posición
ginecológica, con mano “enguantada” separar los labios mayores e
introducir 1 a 2cm al canal vaginal un hisopo esterilizado para
recepcionar la muestra (secreción); no introducir más para evitar
ruptura de la membrana himeneal. De existir EXPERIENCIA se
puede introducir el hisopo a través del orificio himeneal y así obtener
muestra que será de mayor representación que la anterior.

• Pacientes Multíparas. Adoptar posición ginecológica o litotómica,


utilizar espéculo con valvas cerradas y de manera lateralizada, una
vez introducidas en las valvas en su totalidad, se cambia la posición
de las mismas girándolas, a continuación se separar las valvas (abrir)
para sí tener todo el canal vaginal libre y sin temor a contaminar el
material a introducirse con la Flora Microbiana Residente.

Momento óptimo para la obtención. Tanto para varón como para mujer debe
existir secreción (fluido), no natural que se podrá caracterizar por tener color,
olor, y abundante. Que dependiendo del problema pueden ser obtenidas: del
fondo de saco, cuello uterino o endocérvix.
Obtención de cantidad adecuada. Lo que pueda levantar con el hisopo,
escobillón u espátula de Ayre.
Uso de dispositivos adecuados para la recepción. Posteriormente se realizarán
dos procedimientos la observación en fresco pudiendo realizar directamente un
extendido o frotis (con al espátula de Ayre) sobre un portaobjetos y su
respectiva tinción e identificación y luego el sembrado en un medio de cultivo.
No olvidar que si no se está en el Laboratorio depositar el hisopo u escobillón
en un medio de transporte.
Obtención de muestras previo tratamiento antinfeccioso. Evitar el uso de óvulos
vaginales en las damas, como de antisépticos locales y menos antimicrobianos
en ambos sexos por un lapso de cinco días.
Rotulación del envase correctamente. De la misma manera que en los
anteriores casos, además de utilizar un portaobjetos identificar el mismo en uno
de sus extremos con las iniciales completas del paciente, su apellido o un
código numérico.

RECOLECCIÓN DE MUESTRA DE HECES FECALES.

Cuando el paciente esté cursando una infección gastrointestinal manifestado por diarrea
principalemente, como también por constipación o estreñimiento.

Muestra de la infección. Generalmente se obtienen muestras por


evacuaciones espontáneas, hisopado rectal o sondaje rectal.
Momento óptimo para la obtención. Generalmente cursando la enfermedad.
Obtención de cantidad adecuada. Se debe recolectar entre 2 a 10g (en heces
formadas) o 2 a 10mL (en heces líquidas) dentro de la evacuación espontánea
y en sondaje rectal; mediante hisopado o escobillado rectal la cantidad que
pueda absorber éste.
Uso de dispositivos adecuados para la recepción. En evacuación espontánea
utilizar primero un bacín o chata púlcramente limpios para evitar contaminación
de microorganismos coprozoicos y sin orín, segundo trasladar a un frasco de
boca ancha con tapa a rosca, se recomienda los frascos con dos tapas una
hermética a presión y otra a rosca. Si es mediante hisopo u escobillón
introducir en el orificio anal, con mucho cuidado, mediante movimientos
giratorios y luego con el mismo procedimiento sacar; en otros casos como la
Shigellosis, introducir más allá del esfinter rectal obteniéndose moco fecal
donde se encontrarán estas bacterias. Excepcionalmente se acepta la
recolección de heces fecales en pañales de personas que no controlen sus
esfínteres, pudiendo ser bebés o adultos con incontinencia rectal.
Obtención de muestras previo tratamiento antinfeccioso. De ninguna manera
tendrán que estar con tratamiento antimicrobiano (5 días) y evitar el uso de
laxantes.
Rotulación del envase correctamente. El frasco deberá ser rotulado al igual que
en la obtención de esputo.

RECOLECCIÓN DE MUESTRA DE LÍQUIDO CÉFALO RAQUÍDEO (L.C.R.).

Quizá la obtención de muestra más delicada y compleja en procesos infecciosos


meníngeos. Primero tranquilizar al paciente y colocarlo sobre la camilla, en posición
fetal (de decúbito lateral) o sentado flexionado el dorso sobre sus rodillas.
Muestra de la infección. En sospecha de alteraciones del S.N.C. cuya etiología
sea infecciosa (bacterial), se procederá a obtener esta muestra. Teniendo al
paciente en una de las dos posiciones, preparar la piel (antisepsia), con tintura
de yodo una superficie de 10 a 15cm2 en forma centrífuga (de adentro hacia
afuera) dejar secar por 2 minutos luego retirar el excedente de la tintura con
alcohol al 70%. Sí también se puede utilizar Procaína o Lidocaína (agentes
anastésicos locales) al 1% inyectando vía intradérmica y luego subcutánea
hasta el ligamento amarillo.

Momento óptimo para la obtención. Estando el paciente tranquilizado y en la


posición adecuada, cuando los síntomas meníngeos se hagan evidentes y
decida el especialista (neurólogo) la ejecución de esta obtención de muestra.
Se introduce una aguja de punción lumbar calibre N° 20 en el espacio
intervertebral L IV – L V ó L III – L IV dirigiéndola ligeramente hacia arriba entre
las apófisis espinosas. No girar o mover la aguja sin que esté colocado el
trocar.
Obtención de cantidad adecuada. Nunca se debe aspirar el L.C.R., a causa del
peligro de producir succión de una raíz nerviosa contra la aguja. Se deja fluir
libremente el L.C.R. (por cambio de presión). La cantidad adecuada oscila
entre 3 a 5mL, NO SE DEBE obtener mayor cantidad, porque se puede
producir hipertensión intracraneana.

Uso de dispositivos adecuados para la recepción. El L.C.R. es transparente,


por lo tanto se debe recolectar en un tubo de ensayo esterilizado, menos
preservar éste, sino procesarlo inmediatamente.
Obtención de muestras previo tratamiento antinfeccioso. Es indispensable que
el paciente no esté con terapia antimicrobiana sistémica, especialmente si está
usando antibióticos que atraviesen la barrera hemato-encefálica. Tres días
mínimo de abstención del tratamiento
Rotulación del envase correctamente. Con los datos referenciales alrededor del
tubo, tratando que sea en la parte superior, cerca a la tapa, para que no
obstruya la apreciación del aspecto.

RECOLECCIÓN DE MUESTRA SANGUÍNEA.

Es una de las obtenciones de muestras más comunes, que por lo tanto se necesita
cierta práctica y destreza. Generalmente cuando el paciente curse una bacteremia.

Muestra de la infección. No podremos observar secreciones ni sitios


purulentos, lo único que observaremos será las venas superficiales de la
economía humana. Ubicando las venas correspondientes a nivel del pliegue
del codo (v. mediana cefálica, v. mediana basílica y el resto de las venas
estudiadas en Anatomía). Se palpará la vena más adecuada. Luego se
realizará la asepsia con una torunda de algodón empapada con tintura de yodo
al 2%, realizando frotamiento de la zona indicada en forma vertical de arriba
hacia abajo sin volver por el mismo lugar o con la ayuda de una pinza
anatómica, esperar 2 minutos y quitar el excedente con alcohol al 70%.

Colocar la ligadura por encima del pliegue el codo a 4 o 5cm del mismo.
Introducir la aguja N° 20 - 21, con el bisel hacia arriba, penetrar la piel (la
aguja debe estar casi paralela al brazo del paciente), introducir más la aguja
para que ingrese a vena, se “levanta” ligeramente la punta de la aguja y se
introduce aún más para que esté bien canalizada y no se produzcan
obstrucciones.
Quitar la ligadura, suavemente retraer el émbolo de la jeringa hasta completar
la cantidad requerida de sangre. Colocar una torunda de algodón con alcohol
al 70%, sacar la jeringa y pedir al paciente que presione éste para producir
hemostasia.
Momento óptimo para la obtención. Se recomienda en el pico febril porque
coincide con la fase de reproducción de bacterias y así obtendremos un mayor
número de ellas, en otros casos se beberá realizar por la mañana.
Obtención de cantidad adecuada. Como nuestra finalidad es realizar un
hemocultivo las cantidades serán de: 1mL en neonatos, 5mL en niños y 10mL
en adultos.
Uso de dispositivos adecuados para la recepción. El recipiente deberá ser un
tubo de ensayo limpio con anticoagulantes especiales que permitirán un
adecuado desarrollo de las bacterias a saber: Poliaetanol Sulfonato de Sodio
(S.P.S.), Dodecil Sulfonato de Sodio ó Amilo Sulfonato de Sodio, por ningún
motivo anticoagulantes comunes como heparina y derivados. Luego se
colocará al medio de cultivo indicado.
Obtención de muestras previo tratamiento antinfeccioso. Siempre un mínimo
de 3 a 5 días de no seguir con el tratamiento antibacteriano.
Rotulación del envase correctamente. En este caso etiquetar el tubo de
ensayo requerido (tapado) con los datos referenciales.

RECOLECCIÓN DE MUESTRAS URINARIAS.

Las infecciones urinarias son muy frecuentes debidas a contaminación de regiones


vecinas del orificio anal, generalmente.

Muestra de la infección. El sistema de mayor uso es el Método de Kass


llamado también del Chorro Medio que se utiliza en paciente de ambos sexos y
que tengan control de esfínteres. El otro método es para bebés, enfermos
(dementes) o ancianos que no controlan sus esfínteres urinarios con el método
de la Bolsa Recolectora.

• Chorro Medio. Se comienza con el lavado de genitales externos con


detergentes blandos que no alteren el pH mucoso, enjuague reiterado para
eliminar todo resto nocivo y contaminante, se recomienda en las mujeres
de 7 a 8 limpiezas completas. Se indica que miccione entre 20 a 50ml al
inodoro, luego realizar continencia y colocar el recipiente, que se indica
mas abajo, para la recolección de orina.
• Bolsa Recolectora. Realizar higiene de genitales externos, colocar esta
bolsa que es de polietileno esterilizado dependiendo si el bebé es varón o
mujer tiene un orificio ubicado en la región correspondiente, existen otras
bolsas “unisex” y para adultos es de las mismas características pero de
mayor tamaño, además que tiene un adhesivo para pegar al pañal, y dejar
hasta que se produzca la micción (ver siguientes acápites).

Momento óptimo para la obtención. Por la mañana cuando existe una mayor
cantidad de orina retenida, pero también se puede recolectar en otro horario,
como con la bolsa recolectora será hasta que se realice la micción.
Obtención de cantidad adecuada. De 100 a 200 mL para adultos, en menores
de 50 a 100 mL.
Uso de dispositivos adecuados para la recepción. Para el Método de Kass en
un recipiente de boca ancha estéril que tenga una capacidad de 200mL
aproximadamente, para la bolsa recolectora éste tiene graduaciones de la
capacidad en mL.

Obtención de muestras previo tratamiento antinfeccioso. Finalmente,


nuevamente es importante recalcar que se debe suspender el tratamiento
antimicrobiano entre 3 a 5 días, cuantos más días de abstinencia terapeútica
mejor.
Rotulación del envase correctamente. No pudiendo quedar indiferente al último,
se debe rotular etiquetando alrededor de la muestra y en la tapa.

GLOSARIO

Apósito: Cubierta limpia que se coloca sobre heridas, puede ser de tela, gasa o similar.

Bacteriemia: Permanencia temporal de bacterias en la sangres después de su entrada


en la corriente circulatoria a partir de focos patógenos de tipo purulento-inflamatorio.

Buchadas: Enjuagarse la boca con agua u otros antisépticos locales.

Cefalea: Dolor de cabeza ocasionado por diversas causa etiológicas.

Constipación: Sinónimo de estreñimiento, se refiere a la falta de evacuación intestinal


o la disminución de la catarsis (eliminación) intestinal.
Coprozoico: Formas parasitarias de bacterias, hongos, levaduras o parásitos que
utilizan como sustrato alimenticio las heces fecales, en general son microorganismos
contaminantes.

Cultivar: Acción de realizar una siembra sobre un medio de cultivo artificial para el
desarrollo de microorganismos.

Diarrea: Aumento de las evacuaciones en frecuencia y cambio en la consistencia a


líquidas o semilíquidas, generalmente producidas por agentes infecciosos. Es
autolimitable en la mayoría de los casos.

Esopéculo vaginal: Instrumento de plástico o metal que sirve para realizar la apertura
y abordaje del canal vaginal, para su inspección (hasta el cuello uterino) y la obtención
de muestras.

Espátula de Ayre: Instrumento de madera, como un bajalenguas pero que en uno de


sus extremos presenta incurvaciones que facilitan el contacto con el cuello uterino para
la obtención de muestra.

Esputo: Eliminación de la secreción del árbol bronquial (moco) antecedido por un


acceso de tos o mediante un esfuerzo voluntario.

Hemostasia: Acción de detener la salida de sangre (hemorragia) en forma espontánea


o provocada artificialmente.
Litotomía: Sinónimo de Posición Ginecológica.

Odinofagia: Dificultad con dolor en la deglución de alimentos, puede ser provocado por
un proceso infeccioso de la faringe.

Posición ginecológica: Posición de decúbito dorsal de la paciente con las piernas


abiertas apoyadas en respaldos especiales de una camilla ginecológica. Esta posición
sirve para realizar el examen ginecológico, como también facilita la obtención de
muestras de la región.

Prurito: Escozor.

Purulento: Lugar orgánico que se encuentra con pus.

Pus: Exudado inflamatorio causado por bacterias piógenas (productoras de pus), más
restos de leucocitos.

Sembrar: Acción de realizar maniobras con la finalidad de colocar un microorganismo


en un medio de cultivo artificial (sinónimo de cultivar).

Síndrome febril: Conjunto de síntomas y signos inespecíficos (cefalea, malestar


general, etc.) que acompañan a las alzas térmicas por encima de 38.5ºC. Generalmente
todos los procesos infecciosos cursan con fiebre.

Síntomas Meníngeos: Conjuntos de manifestaciones que determinan un proceso


infeccioso a nivel del S.N.C., estando localizado en menínges; como cefalea, rigidez de
la nuca, desorientación, etc., hasta el coma profundo.
Trocar: Instrumento que sirve para drenar el líquido de una cavidad corporal.

SINOPTICO

OBTENCION DE LA MUESTRA.
Deberá cumplir seis requisitos indispensables:

• Muestra de la infección
• Momento óptimo para la obtención
• Obtención de cantidad adecuada
• Uso de dispositivos adecuados para la recepción
• Obtención de muestras previo tratamiento antinfeccioso
• Rotulación del envase correctamente

CLASIFICACION.
Según su ubicación o localización:

• Superficiales. Piel y Faneras.


• Intermedias. Mucosas.
• Profundas. Líquidos Orgánicos.

OBTENCION DE MUESTRAS MAS UTILIZADAS EN BACTERIOLOGIA.


♦ Recolección de Muestras Dérmicas o Cutáneas.
• Muestras Secas.
• Muestras Húmedas.
♦ Recolección de Muestra de Conjuntiva Ocular.
♦ Recolección de Muestra de Secreción Otica.
♦ Recolección de Muestra Nasal.
♦ Recolección de Muestra Faríngea.
♦ Recolección de Muestras de Vías Respiratorias Bajas.
♦ Recolección de Muestras de Genitales.
• Varones
• Mujeres
 Pacientes Nulíparas.
 Pacientes Multíparas.
♦ Recolección de Muestra de Heces Fecales.
♦ Recolección de Muestra de Líquido Céfalo Raquídeo (L.C.R.).
♦ Recolección de Muestra Sanguínea.
♦ Recolección de Muestras Urinarias.
• Chorro Medio.
• Bolsa Recolectora.

BIBLIOGRAFIA
SAKASAKI, T.; Explicación Gráfica de la Investigación Bacteriológica; Edit.
Departamento de Medicina de Tokai; 1 Ed.; 1987; Tokai; pp.58-75.

KONEMAN, E. y col.; Diagnóstico Microbiológico; Edit. Panamericana; 3 Ed.; 1992;


Buenos Aires.; pp. 125-148.

OMS; Manual de Técnicas Básicas para un Laboratorio de Salud, Serie Paltex; Edit.
OMS; 1 Ed.; 1983; Washington; pp. 270-274, 275-278,353-359.
TRIGOSO, C. y col.; Bacteriología Básica; Edit. Fac. de Medicina; 1 Ed.; 1992; La Paz;
pp. 105-118.

LECTURA RECOMENDADA

BAILEY; SCOTT; Diagnóstico Microbiológico; Edit. Panamericana, 7 Ed.; 1989; Buenos


Aires.

VANDEPITTE, J.; y col.; Métodos básicos de laboratorio en bacteriología clínica; Edit.


OMS; 1 Ed.; 1993; Ginebra.