P. 1
Manejo Del Becerro

Manejo Del Becerro

|Views: 1.531|Likes:
Publicado porcova5609
Producción de leche con Ganado Bovino CRECIMIENTO Y DESARROLLO DE BECERROS Salvador Avila Téllez, MVZ, MSc.
Ramón Gasque Gómez, MVZ. Departamento de Producción Animal: Rumiantes, FMVZ, UNAM.
Producción de leche con Ganado Bovino CRECIMIENTO Y DESARROLLO DE BECERROS Salvador Avila Téllez, MVZ, MSc.
Ramón Gasque Gómez, MVZ. Departamento de Producción Animal: Rumiantes, FMVZ, UNAM.

More info:

Published by: cova5609 on Apr 20, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/02/2013

pdf

text

original

Producción de leche con Ganado Bovino

11

CRECIMIENTO Y DESARROLLO DE BECERROS
Salvador Avila Téllez, MVZ, MSc. Ramón Gasque Gómez, MVZ. Departamento de Producción Animal: Rumiantes, FMVZ, UNAM. Al obtener becerros para un programa de crecimiento y desarrollo, es necesario conocer las características tanto de la unidad de producción de donde provienen, así como del núcleo productivo a donde irán, con el objeto de identificar ciertos factores que sin duda nos auxiliarán en la toma de decisiones al preparar el programa de medicina preventiva o modificaciones al mismo, en el caso de que ya exista. Entre estos factores podemos considerar prácticas de manejo y equipo empleado, enfermedades infecciosas existentes, condiciones de alojamiento para el ganado y registros llevados en las unidades productivas. CRECIMIENTO Y DESARROLLO DEL BECERRO. Crecimiento es él acumulo de tejidos similares, con un desarrollo que se da en progresión gradual desde la etapa más sencilla a la más compleja. Cuando el desarrollo es completo se considera que el animal alcanzó madurez. En el becerro el crecimiento prenatal inicia con la fase de huevo, desde la fertilización hasta la implantación, lo que toma entre 1 a 11 días. El desarrollo del producto continúa con la fase embrionaria que comprende entre 10 a 45 días, tiempo durante el cual se da la diferenciación de los tejidos, continuando el crecimiento y desarrollo del sistema nervioso, cardiovascular, hepático, renal, óseo, muscular y digestivo.

1

Crecimiento y desarrollo de becerros

Como se aprecia en la figura 11.1, la aceleración durante el crecimiento y desarrollo prenatal es baja durante el primer tercio de gestación; mayor en el segundo, y elevada en el tercer tercio.
DESARROLLO PRENATAL
36 34 32 30 28 26 24 22 20 18 16 14 12 10 8 6 4 2 0 40 60 80 100 120 140 160 180 200 220 240 260
PESO

Kg

DIAS

Figura 11.1

Desarrollo prenatal del bovino. Tomado de Winters, (1942).

El crecimiento postnatal del bovino será acelerado a pubertad y lento a medida que alcanza madurez; crecimiento que se mide como ganancia de peso sobre unidad de tiempo. A medida que el bovino se desarrolla, el peso corporal incrementa, apreciándose cambios en la relación entre hueso, grasa y músculo, ya que el desarrollo óseo es acelerado a pubertad, siguiendo un patrón similar el tejido muscular y después de esta etapa, los depósitos de grasa son mayores que los del tejido óseo y muscular (Figura 11.2) (Berg y Butterfield, 1979). Berg y Butterfield, (1979), también señalan que a medida que incrementa el peso corporal del bovino, los cambios en la composición corporal del cuerpo vacío muestran un aumento proporcional en el porcentaje de grasa acumulada y una reducción en el contenido de agua.

2

Producción de leche con Ganado Bovino

Figura 11.2 Frecuencia de distribución de huesos, grasa y músculos durante el crecimiento del bovino.
Adaptado de “New concepts of cattle growth” 1976.

En la Tabla 11.3 se presentan los cambios corporales esperados en el ganado bovino, medidos en kilogramos, según la edad de los animales y el porcentaje de desarrollo hasta alcanzar madurez, la que está calculada para el ganado lechero a los 84 meses de edad (7 años) y para el ganado especializado en producción de carne a los 72 meses (6 años) (Kohli, et al., 1951) (Koger, et al; 1951).
Tabla 11.3 PESO DE GANADO BOVINO CON RELACIÓN A LA EDAD Y GRADO DE DESARROLLO

Especialidad 10 20

PORCENTAJE DE PESO VIVO 30 40 50 60 75 100

EDAD EN MESES CARNE LECHE 1 0.8 3.5 4.8 5.5 7.5 8 10 11 13.4 14.6 17.4 18 22 72 84

PESO VIVO PROMEDIO EN Kg. CARNE LECHE 59 63.6 118.2 127.2 177 172 236 300 295 376 355 382 444 477 592 636

Las becerras presentan mayor rapidez de crecimiento hasta el décimo mes de edad, en tanto que los machos lo hacen hasta el decimoquinto. Comparativamente el ganado criollo bajo pobres condiciones ambientales

3

Crecimiento y desarrollo de becerros

crece despacio durante su primera etapa de vida (20 meses), mostrando después un crecimiento compensatorio si mejora el estado nutricional. Generalmente el ganado que madura rápidamente tiende a presentar menor peso corporal que el que madura lento. Preston y Willis, (1974), analizan la información de diferentes investigadores sobre el efecto del sexo y grupo genético del ganado con relación a la rapidez del crecimiento y desarrollo, indicando que los cambios corporales medidos por peso corporal en unidades de tiempo son mayores en los toros que en los novillos y menores en las novillas. Estos mismos investigadores, apuntan la buena rapidez de crecimiento y desarrollo del ganado Holstein, medido por el aumento corporal diario con respecto a la conversión alimenticia La rapidez del crecimiento obedece a un gobierno genético en el animal, donde intervienen los andrógenos que propician u crecimiento rápido en n animal joven y lento en los adultos. De importancia es la acción de la somatotropina llamada hormona del crecimiento, de naturaleza proteica, de cadena larga, constituida por 190 aminoácidos, hormona secretada por la glándula hipófisis en el lóbulo anterior. A esta hormona se le ha denominado "homeorrética", definiéndose la homeorrésis como la serie de cambios coordinados en el metabolismo corporal necesarios para apoyar un estado fisiológico (Lean, et al; 1992). La somatotropina ejerce su efecto directamente vía receptor específico o indirectamente a través de la producción de los factores de crecimiento. Esta hormona actúa incrementando la permeabilidad celular a los aminoácidos y activa el sistema enzimático de los microsomas permitiendo la síntesis de proteínas similares típicas de los tejidos, incrementa la oxidación de los ácidos grasos, inhibe el transporte de glucosa al interior de la célula, facilita la división celular y promueve el desarrollo óseo; hormona que también se relaciona con el apetito, retención de nitrógeno y estimula el crecimiento de los huesos largos (Saavedra, 1997). Otras de las hormonas que intervienen en el crecimiento del becerro, son: insulina, tiroxina, glucocorticoides. En las ganaderías destinadas a la producción de leche, uno de los giros comerciales es el desarrollo de machos para selección de futuros sementales o para engorda y destinar estos últimos al mercado de abasto. Con el fin de intervenir en la composición corporal de las canales de estos animales, así como evitar la posibilidad de que los toretes no seleccionados puedan gestar a las hembras, se practica la orquiectomía o la castración

4

Producción de leche con Ganado Bovino

rusa combinada con la epididimectomía. En casos de orquiectomías es de esperarse una reducción en crecimiento muscular del 17 % y en peso corporal del 10% (Avila, et al; 1995). En resumen, conocer como crece el bovino nos permitirá lograr con éxito las metas establecidas en la cadena de producción e influir en la composición corporal, procurando que el ganado gane rápidamente peso y alcance gran tamaño a madurez, teniendo en cuenta que la unidad animal es la vaca, hembra que debe reproducirse y lactar con eficiencia en este proceso biológico. APARATO DIGESTIVO Y ALIMENTACIÓN. Conceptos anatómicos. La dentadura de los becerros está constituida por ocho incisivos (2 pinzas, 2 primeros medianos, 2 segundos medianos, 2 extremos) y 12 premolares. Al nacer, no siempre estarán presentes los ocho incisivos, pueden estar solamente 4 ó 6. También el primer premolar aparecerá hasta la segunda o tercera semana de nacido. De estar la dentición incompleta, ésta se completará aproximadamente a los 30 días de edad. Los dientes permanentes están formados por 8 incisivos, 12 premolares y 12 molares, haciendo un total de 32 piezas (Figura 11.4)(Inchausti y Tagle,1964).

Tomado de Sisson y Grossman 1959

Figura 11.4

Dientes incisivos y molares del bovino.

Al nacer, al igual que el bovino adulto, el becerro cuenta con un estómago que comprende 4 partes: rumen o panza, retículo o bonete, omaso o librillo y abomaso o cuajar. El rumen tiene cuatro áreas definidas por la existencia de pilares. Los pilares posteriores empujan el alimento consumido, haciéndolo rotar y, por tanto, se mezcla con los líquidos existentes. Las proyecciones papilares que cubren la pared ruminal absorben nutrientes. Anteriormente al rumen y un poco hacia la izquierda se localiza el retículo, saco pequeño en forma de pera que se comunica dorsalmente con el

5

Crecimiento y desarrollo de becerros

omaso, a donde pasará el alimento después de que ha sido tratado en el rumen. La canaladura esofágica se inicia en el cardias, se dirige hacia abajo, para terminar en el orificio retículo-omasal que comunica al segundo y tercer saco (bonete y librillo). En el becerro lactante, los extremos de esta canaladura se extienden por acción refleja y forman un conducto que permite el paso de la leche al abomaso. El abomaso es el verdadero estómago y único con secreción de jugos gástricos. Esta parte en el becerro recién nacido, comprende aproximadamente el 80 % del total de las cuatro estructuras antes descritas. Del abomaso, el sistema digestivo continúa con el intestino delgado, comunicándose por el píloro. En este intestino se identifican tres partes denominadas: duodeno, yeyuno e íleon, que tienen una longitud aproximada de 42 m en el bovino adulto. Posteriormente, continúa el intestino grueso que está compuesto por el ciego, el colón y el recto (Bath, et al.; 1982) (Breazile, 1971) (Sisson. y Grossman,. 1959).

Alimentación del becerro del primero al trigésimo día de edad. Los nutrientes que la madre transmite a su producto de concepción, son de moléculas pequeñas para poder pasar la barrera placentaria. La inmunoglobulina que produce la vaca son proteínas de moléculas grandes, por lo que no hay posibilidades de que éstas pasen por ésta vía. Es decir, que el becerro recién nacido está sin protección contra enfermedades infecciosas que hay en su medio y la protección debe dársele al nacimiento, con la ingestión de calostro que contiene inmunoglobulinas como: IgA, IgG1, IgG2 e IgM, forma en que la madre transfiere los anticuerpos a su producto de concepción (Radostits MO y col. 1999) Cuanto más pronto recibe el calostro el becerro, más posibilidades de sobrevivencia tiene. Es por eso que la supervisión de que esto suceda debe ser permanente. De la calidad y cantidad de calostro que ingiera el becerro en las primeras 6 a 12 h después de nacido, depende la diferencia entre un animal sano y otro enfermo, ya que el calostro proporciona protección inmediata contra infecciones potenciales.

6

Producción de leche con Ganado Bovino

Las inmunoglobulinas son tomadas a través de la pared intestinal después de que fueron ingeridas. La permeabilidad intestinal que permite el paso de esas inmunoglobulinas no será permanente y es inversamente proporcional al tiempo transcurrido desde el momento del nacimiento. Por lo tanto, ya que el calostro proporcionará al becerro una inmunidad pasiva es sugerible que la vaca sea ordeñada después del parto y durante la primera media hora de vida del becerro se le proporcione calostro en una cantidad suficiente, calculándose que la ingestión diaria puede ser alrededor del 10 % del peso del becerro. Adicionalmente al calostro, es recomendable la aplicación de vitaminas A, D y E (2300 a 4000, 360 a 6000 y 100 U.I., respectivamente). Para conocer la calidad del calostro, una posibilidad es aplicar la prueba del calostrómetro, instrumento que al introducirse al recipiente conteniendo calostro, y girar el instrumento, permite medir la gravedad específica de éste y por lo tanto la cantidad de sólidos totales que se relacionan con la concentración de inmunoglobulinas. Al interpretar el resultado, cuando la lectura mide el área del indicador verde, se deduce que la calidad del calostro es buena para alimentar al becerro; amarilla, supone un calostro de calidad regular; roja, un calostro malo para alimentación de becerros (figura 11.5)

Figura 11.5

Calostrómetro

Las becerras de razas especializadas en la producción de leche y desarrolladas bajo condiciones de microclimas controlados, generalmente a finales de la primer semana de edad adicionalmente a la dieta líquida

7

Crecimiento y desarrollo de becerros

(calostro, leche, o sustitutos de la leche), se les puede empezar a ofrecer un alimento preparado de alta calidad (concentrado de iniciación, heno, agua y sales). Becerros en instalaciones con modelo en pastoreo, o corrales no pavimentados y que convivan con bovinos de diferentes edades, podrá apreciarse que ciertos animales a edad temprana (7-10 días de nacido) inician el consumo de forraje por imitación (Video 11.6).

Video

Becerro joven iniciando el consumo de forraje

Los sustitutos de leche son productos en polvo compuesto por lacticinios que deben reconstituirse con agua para obtener un producto líquido. La cantidad de sólidos en el sustituto, debe ser similar a la de la leche. Un buen sustituto de leche debe contener por lo menos, 20 % de proteína y estar formado por subproductos lácteos, de otra forma, disminuye su calidad. También debe contener de un 10 a 20 % de grasa. Los azúcares deben derivarse de la lactosa y dextrosa. En la Tabla 11.7, se muestran las cantidades de sustituto de leche y el volumen de agua a sumar ( Portefield. y Hibbs, 1973).
Volumen de polvo (gramos) 100 1,000 10,000 Volumen de agua (ml) 900 9,000 90,000

Tabla 11.7 PREPARACION DEL SUSTITUTO DE LECHE Al no contar con sustituto, se puede recurrir a la lactancia natural (en cubeta o biberones), con leche entera y suministrada en cantidades limitadas como se muestra en la Tabla 11.8 donde se da un ejemplo (consumo aproximado 10 % del peso vivo). A partir de la segunda semana de edad, los becerros podrán tener acceso a una fórmula de alimento concentrado con 18 % de proteína. Al principio, el consumo puede ser escaso (200 g/día), pero éste aumenta gradualmente. En unidades intensivas podrá ser necesario para que pueda llevarse a cabo el destete en forma eficaz, que los becerros estén consumiendo al menos 700 g diarios de concentrado, y pequeñas cantidades de forraje en forma de heno bien conservado.

8

Producción de leche con Ganado Bovino

Tabla 11.8 Plan de consumo de leche para becerros con más de 36 kg de peso al nacer.
EDAD 1-3 días ALTERNATIVA A calostro calostro calostro ALTERNATIVA B ALTERNATIVA C

Cantidad de leche diaria en litros 4-7 días 2ª.semana 3ª semana 4ª semana 5ª-8ª semana 3.1 4.l 6.l 6. l 6. l 3.6 6. l 7. l 7. l Forraje a discreción 9ª-10ª semana 11ª-12 semana 13ª semana TOTAL 412.10 6. l Forraje a discreción 2. l Forraje a discreción Forraje a discreción 156.5 475 - 494 4.l 5. l 6.l 3.6 - 4.5 4.5 - 5.4 4.5 - 5.4 2.3 - 2.7 7.l

Alternativa A = Destete tardío, B= Destete intermedio, C= Destete precoz.(Harris y Shearer, 1990)

Cría del becerro de dos a diez meses de edad Hacia los dos meses de edad, el rumen del animal se encuentra desarrollado, lo que le permite consumir, gradualmente, cantidades mayores de forraje. En esta fase del desarrollo es necesario suplementar la ración con alimento concentrado para garantizar mejor el crecimiento, recomendándose un consumo de 2.6 % del peso vivo en materia seca (Schmidt. y Van Vleck, 1974).

9

Crecimiento y desarrollo de becerros

El concentrado puede representar hasta el 70% de la materia seca consumida. Se puede esperar crecimientos promedio de 750 g al día para becerras, a partir del segundo mes de edad. Es posible conseguir un mayor peso con dietas de excelente calidad. Los ensilajes no o frecen una concentración adecuada de nutrientes, por lo que deben evitarse antes de los seis meses de edad, prefiriéndose pastos o forrajes de corte, ya sean verdes o henificados. A partir del sexto mes se pueden suministrar ensilajes, ya que la capacidad de consumo de forraje del animal es mayor y se puede compensar, en parte, la deficiencia nutritiva de este tipo de forrajes especialmente en lo que respecta a proteína. A partir del décimo mes, si se dispone de forrajes de excelente calidad, se puede prescindir de alimentos concentrados. El consumo voluntario de materia seca es de 2.6 % del peso vivo y los forrajes que mayor concentración nutritiva ofrecen son las leguminosas (alfalfa, tréboles, siratro, etc.) o, en su defecto, pasto lozano, pastoreado o de corte, según el modelo de unidad ganadera de que se trate. Es recomendable proporcionar sales a libre acceso, pero en cantidades controladas por grupo y por día. Cuando se consumen sólo leguminosas, se dispone de suficiente calcio, pero no de fósforo; si se consume ensilaje, especialmente de maíz, se debe suplementar con calcio y fósforo. Es recomendable que entre el noveno y decimoquinto mes, los animales no engorden mucho, ya que esto puede afectar su eficiencia reproductiva. Un peso de 350 kg para razas grandes, y de 300 kg en razas medianas es bueno a los 14 meses de edad. Una vez normalizados los estros que deben aparecer entre el noveno y décimo mes, el control del peso de los animales es de vital importancia, ya que no deben inseminarse aquellos animales que estén muy por debajo del peso esperado para su edad. Poco antes del parto, independientemente del forraje que están consumiendo, es necesario acondicionar a las vaquillas proporcionándoles de 2 a 4 kg diarios de concentrado para que lleguen con alguna reserva al parto y resistan el desgaste los primeros meses de la lactación.

10

Producción de leche con Ganado Bovino

CUIDADO DE LA VACA Y DEL BECERRO AL PARTO. La crianza de becerros se inicia con los cuidados proporcionados a la vaca al parto, ya que esto repercutirá en el becerro por nacer. Las instalaciones destinadas al parto de la vaca (parideros), deben estar separados de la sala de cría, de los alojamientos del ganado adulto y como característica básica que sea fácil de limpiar y desinfectar. La limpieza y desinfección del paridero por lo general se realiza lavándolo a cepillo con agua y jabón. Posteriormente, se aplica desinfectante evitando el empleo de cualquier material que ponga en peligro la salud del bovino. Ya seco el alojamiento, se procede a la colocación de la cama; ésta debe cumplir los siguientes requisitos: ser suave, absorbente y económica. La cantidad del material requerido dependerá del modelo de alojamiento, pero en general, 4 a 6 pacas de paja por vaca serán suficientes para cubrir inicialmente el suelo del paridero (Fig. 11.9).

Figura 11.9

Alojamiento acondicionado para el período del parto.

Esta instalación será el alojamiento de la vaca por un período corto, pero deberá comprender las mismas áreas, requerimientos y especificaciones que cualquier otra zona de alojamiento. De ser favorable el medio ambiente, un corral no pavimentado o preferentemente un potrero adecuadamente empastado y destinado a este fin, podrán ser usados para esta práctica de manejo con buenos resultados. Antes del parto se procederá a la higiene de la vaca que consiste en lavar y quitar la suciedad localizada en el vientre, miembros posteriores y la ubre. Inmediatamente después, rasurar toda el área aseada. Una buena limpieza

11

Crecimiento y desarrollo de becerros

reducirá las posibilidades de contaminación que pudiera provocar infecciones en la vaca o en el producto de concepción. Durante la etapa de parto, es sugerible la intervención de la persona autorizada, solamente en aquellos casos en que se tenga la certeza de que se trata de un parto distócico. Después del nacimiento del becerro se llevarán a cabo las siguientes actividades. Se eliminarán las membranas fetales, mucosidades de los ollares y boca, evitando con esto una posible sofocación del becerro que pudiera provocar su muerte por asfixia. Posteriormente, la vaca lamerá al becerro, limpiándolo y estimulándolo. Si se presenta el caso de que el becerro, aparentemente no respire, y a juicio del médico exista la posibilidad de salvar al animal, se sugiere proceder de inmediato a darle un ligero masaje en la región costal, comprimiendo intermitentemente el tórax. Si el becerro no responde, de inmediato se deberá introducir un tubo endotraqueal y se le proporcionará respiración artificial. Ocasionalmente, la vaca se muestra apática para atender a su becerro. En este caso, es aconsejable aplicar un poco de sal común de grano sobre el becerro, tratando de que la vaca lo lama y así tome interés en su producto. Seguidamente, se liga y corta el cordón umbilical a una distancia aproximada de 10 cm del cuerpo del becerro y se desinfecta con un producto que sea eficaz cicatrizante de efecto prolongado, no tóxico, repelente a insectos, fácil de aplicar y económico. Esta práctica de manejo es necesaria para evitar infecciones en el cordón umbilical (Fig. 11.10).

Figura 11.10

Desinfección del cordón umbilical.

Otra actividad, es la identificación del becerro, que se hace colocándole un arete de plástico o de metal y tatuándole en la oreja su número de identificación. El mismo número debe marcarse con la técnica de nitrógeno líquido en la región de la grupa, en los animales donde el color del pelo lo

12

Producción de leche con Ganado Bovino

permita. Posteriormente, se procede a pesar al becerro y se llena su tarjeta de registro. También es conveniente tomarle una muestra de sangre para identificar los niveles de inmunoglobulina. Los becerros producto de vacas libres de tuberculosis podrán ser alojados en jaulas individuales pocas horas después del parto. En el caso de becerros que provienen de hembras positivas a tuberculosis, se requiere la pronta separación del becerro de la madre y el suministro de calostro libre de Mycobacterium tuberculosis. Periódicamente deben tomarse muestras de excremento a los becerros para detectar microorganismos patógenos. En becerros en desarrollo, se deberán realizar exámenes coproparasitoscópicos con la frecuencia necesaria según el programa de medicina preventiva correspondiente. Amputación de pezones accesorios De tener la becerra pezones accesorios, a los 20 días de edad se procede a la amputación de éstos. Para ello, se desinfecta el pezón accesorio hasta su base y se coloca en éste una pinza hemostática curva ( ig. 11.11). F Después se corta el pezón, se retira la pinza, se aplica una solución desinfectante y se sutura la piel colocando uno a dos puntos separados, preferentemente sutura mattress. El propósito es evitar el establecimiento de una infección en el sitio intervenido.

Fig. 11.11 Amputación de pezón.

13

Crecimiento y desarrollo de becerros

ZONA PARA ALOJAMIENTO Primera etapa de crecimiento y desarrollo Durante las primeras semanas de vida del becerro, las posibilidades de contraer enfermedades son grandes, y éstas aumentarán si las condiciones de los alojamientos son pobres. Por ello, al proyectar las instalaciones para alojar a los becerros, se debe considerar que los alojamientos se mantengan limpios y secos, con el movimiento de aire y humedad relativa y temperatura ambiente adecuada; también estos alojamientos deben permitir que se realicen eficientemente las diferentes prácticas de manejo. Básicamente hay dos opciones en alojamientos para becerros: a) Salas de crianza, b) Alojamiento para intemperie. a) Sala de crianza. Esta es una zona de alojamiento que acomoda por un tiempo determinado a un número definido de becerros. Se requiere que esta instalación sea techada y que permita una buena ventilación (volumen de aire de 8-14 m3/becerro) evitándose corrientes de aire, así como ser de fácil limpieza. En estos alojamientos, generalmente cada becerro se acomoda en un alojamiento individual designado becerrera; el grupo de becerreras puede estar dispuesto en una o dos filas, dependiendo del modelo de la instalación. De haber dos filas, existirá un callejón entre estas filas, éste debe tener 1 m de ancho para la circulación del personal. Para limpiar con facilidad la zona, es necesario tener drenaje que desemboque a las coladeras. A la entrada de la zona de alojamiento deberá tenerse una fosa de 10 cm de profundidad por 0.50 m2, la que contendrá solución desinfectante; toda persona que penetre a la sala, previamente sumergirá sus botas en la fosa con el fin de bañarlas y desinfectarlas. (Fig. 11.12).

Fig. 11.12 Sala de crianza de becerros.

14

Producción de leche con Ganado Bovino

El alojamiento individual o becerrera, es una instalación localizada a 0.30 m del suelo, con longitud de 1.50 m por 0.70 m de ancho y 1.20 m de alto. El piso de la becerrera consiste en una rejilla formada por barrotes transversales que descansan sobre un marco. Las paredes laterales se componen de tablas con espacios libres entre éstas. La cara posterior está cerrada parcialmente, pudiendo desplazar las tablas para permitir introducir o sacar al becerro. Anteriormente, en la parte superior de la becerrera, se coloca la botella para leche; en la parte inferior, un portacubetas para administrar agua y alimentos concentrados (Fig. 11.13).

Fig.11.13 Becerrera individual para sala de crianza. b) Alojamientos para intemperie. Son alojamientos individuales desplazables que comprenden un área de descanso y una de alimentación de 1.50 x 1.20 m cada una, estando la primera cubierta con un techo. La segunda área tiene anteriormente a la becerrera y a 0.45 m de altura desde el piso, el área de comedero para concentrados y un portacubetas; superiormente se cuelga la botella para administrar leche (Fig.11.14). Como se indica con anterioridad, este modelo de alojamiento es desplazable, movi endo la becerrera de lugar diariamente o cada mes, dependiendo de las condiciones climatológicas y tiempo del lugar. Entre las ventajas que estas instalaciones tienen, se mencionan: permitir la rápida y temprana adaptación del becerro al medio. Al estar la becerra sobre un buen tapiz vegetal y desplazándose frecuentemente, se le estimulará al consumo del forraje. La inversión es baja y el manejo sencillo.

15

Crecimiento y desarrollo de becerros

Fig.11.14 Vista anterior de becerreras individuales de intemperie.

Otra alternativa es el m odelo de alojamiento en confinamiento combinado con corral no pavimentado, que comprende el área de descanso pavimentada y cubierta, con el área de ejercicio, circulación y alimentación que no es pavimentada ni cubierta; sugiriéndose que cada zona de alojamiento albergue entre 7 a 9 becerros. Segunda etapa de crecimiento y desarrollo Después de retirar a los becerros del área de crianza, se pasarán a los alojamientos que acomodarán de 10 a 12 becerros por grupo. Esta etapa comprenderá animales de 2 a 15 meses de edad. El modelo del alojamiento dependerá bastante de las condiciones climatológicas, disponibilidad de terreno, manejo de desechos, entre otros conceptos a considerar. Cuando el modelo es corral no pavimentado, la superficie requerida por animal de 2-6 meses de edad será de 18 m2, y de 7 a 15 meses de 16 m2; en estos casos, se destinará en el área de descanso de 1 a 2 m2 de área de sombreaderos para el primero y segundo grupo, respectivamente . En el área de alimentación se darán 0.50-0.60 m lineales de comedero, cuando el modelo de éste es de canoa, banqueta, o canoa-banqueta. (Fig. 11.15). Si la precipitación pluvial es de 500 mm anuales o mayor, se sugiere el uso de corrales semipavimentados. En éstos, el área de descanso no es

16

Producción de leche con Ganado Bovino

pavimentada y e cubierta. Se separa del área de ejercicio, circulación y stá alimentación por un murete de 0.15-0.20 m de altura; estas últimas áreas corresponden al área pavimentada de la zona. En este modelo de alojamiento el espacio destinado por becerro hasta 6 meses de edad es de 5 m2 y para animales hasta los 15 meses, de 7.5 m2.

Figura 11.15 Corral no pavimentado para becerros. Tercera etapa de crecimiento y desarrollo La tercera etapa corresponde a animales de 16 a 24 meses de edad. En corrales no pavimentados, la superficie destinada por cabeza será de 30 m2, pudiendo variar con respecto a las condiciones climatológicas, frecuencia de limpieza de corrales y prácticas de alimentación. De ser necesario contar con sombreaderos, se destinarán entre 2.80-3.0 m2 de sombra por cabeza. En el área de alimentación se dispondrán de 0.30-0.75 m lineales por animal, dependiendo de que el alimento se distribuy a libre acceso o que se dé durante un tiempo definido en el día (Gasque, y De la Fuente 1981). Registros. Una práctica de manejo en la administración del hato es el registro del becerro adquirido e identificación del mismo. Los registros pueden ser de diferentes categorías, una de éstas corresponde a los registros que contienen los indicadores que a juicio del propietario se requieren (registros privados); otros corresponden a los registros oficiales y que contienen los indicadores requeridos por las asociaciones. Al diseñar el registro privado e individual, es sugerible comprender los indicadores suficientes y necesarios para alcanzar los propósitos

17

Crecimiento y desarrollo de becerros

perseguidos en las diferentes prácticas de manejo que integran la cadena de producción con el becerro. Entre la información a capturar, se comprenderá la relacionada a: a) La empresa, como es: nombre, dirección, propietario; b) padres del becerro, considerando los indicadores de mayor importancia productiva; c) la del becerro al nacimiento y la del comportamiento productivo. Al nacimiento se registra la fecha, sexo, peso, características corporales que son dibujadas sobre esquemas de vistas laterales y frontal del becerro, identificación y medidas corporales; medidas que se continuarán tomando durante las diferentes etapas productivas del bovino para determinación de índices de productividad. En la figura 11.16 y 11.17, se mencionan algunas de las medidas comprendidas en bovinometría para la determinación de los índices de productividad y las fórmulas para el cálculo del peso (Inchausti D, Tagle CE.1964). En la tarjeta de registro también se incluye el peso al destete, la ganancia diaria y la relación entre cantidad de materia seca consumida con respecto a los kilogramos de peso incrementados; conceptos que serán medidos en las hembras a la primera inseminación, séptimo mes de gestación y al parto, medidas que serán acompañadas de la calificación corporal.

Largo de cuerpo Longitud del cuerpo Talla (altura) Perímetro torácico Perímetro abdominal

Figura 11.16

Algunas medidas en el bovino

18

Producción de leche con Ganado Bovino

Tabla 11.17
Largo de cuerpo: Profundidad de pecho: Distancia dorsolumbar: Longitud del cuerpo:

Longitud, Altura y Talla en los bovinos
Longitud: distancia desde el testuz al nacimiento de la cola. distancia desde e l encuentro a la última costilla. longitud desde la cruz hasta el nacimiento de la cola. distancia desde encuentro (articulación escápulo-humeral) a punta de nalga (tuberosidad isquiática) distancia de punto medio entre las tuberosidades coxales al punto medio entre tuberosidades isquiáticas. Alturas: altura desde el piso a la cruz. distancia desde la cruz hasta el esternón Anchos y perímetros:

Largo de grupa

Talla (altura) Altura del pecho:

Ancho de pecho: Ancho de grupa

Perímetro torácico: Perímetro abdominal

Amplitud de grupa

distancia transversal entre las dos áreas de encuentros Comprende la amplitud que presenta la cadera, considerando la distancia entre tuberosidades coxales y la que hay entre tuberosidades isquiáticas. Medida lograda con cinta métrica de trapo tomada alrededor del tórax. Medida lograda con cinta métrica de trapo tomada alrededor del abdomen y a la altura de la cicatriz umbilical. está determinado por el largo y ancho de esta región, medidas que son aplicadas para calcular el índice Pelviano ( ancho de grupa x 100 / largo de grupa).

Formula de Quetelet = (P. T). 2 (longitud de cuerpo) (87.5) Formula de Crevat = (P.T.) (longitud de cuerpo) (P.A.) (80)

19

Crecimiento y desarrollo de becerros

Métodos de identificación. La identificación del bovino debe ser única, permanente, sencilla y que permita fácilmente reconocer al bovino ya sea en el alojamiento o en la sala para ordeño. Para identificar al becerro un material muy generalizado es el arete de metal o el de plástico que se presenta en varios modelos, colores y tamaños. Ciertas casas comerciales ofrecen los aretes de plástico con las iniciales del propietario y la numeración solicitada en diferentes colores, de tal manera que un color identifique a las hembras, otro a los machos, o el año de nacimiento. La colocación del arete se hace aproximadamente a unos centímetros del borde inferior de la oreja derecha y en la parte media, quedando la parte sólida del arete en el orificio hecho para la introducción del mismo. En la parte del arete que colinda con el borde de la oreja se deja un espacio libre suficiente para permitir el crecimiento de la oreja, de lo contrario en caso de aretes metálicos, al crecer la oreja se lastima con el metal y da lugar a infecciones, molestias y pérdida del arete (figura11.18)

Figura 11.18

Colocación del arete de plástico.

En el área superior de esta misma oreja, se tatúa el número de identificación y año de nacimiento del bovino, ejemplo: A 135, lo que indicará que se trata del bovino nacido en el año 2004 (A), correspondiéndole el número 135.

20

Producción de leche con Ganado Bovino

INDICADOR A B C

AÑO 2004 2005 2006

NÚMERO 135

En la oreja izquierda siguiendo el método antes expuesto, se podrá colocar un arete metálico con el fin de registrar un evento realizado en medicina preventiva como sucede en la aplicación de vacunas. Asimismo, podrá tatuarse las iniciales del propietario del animal. Para aplicar el tatuaje, después de contener al animal, es conveniente limpiar la cara interna de la oreja retirando la grasa, enseguida se procede a colocar un poco de la tinta en pasta sobre las puntas de los números o letras colocados en las pinzas de aplicación y después de colocar los dados hacia la cara interna de la oreja, se presiona firmemente procurando la penetración de las agujas; actividad seguida es liberar la presión y retirar la pinza. Posteriormente con el dedo índice conteniendo la pasta con tinta, se aplica ésta sobre el área tatuada, friccionando repetidas veces asegurándonos que ha penetrado la tinta. El tatuaje constituye una identificación permanente en la oreja, en tanto que el arete tiene un alto riesgo de caer y perderse (figura 11.19)

Figura 11.19 Tatuaje en oreja. En ganado lechero otro método de identificación es el herrado en frío, que tiene como finalidad marcar sobre la piel con capa oscura el número de identificación que aparecerá en color blanco al destruirse los melanocitos de la piel. El procedimiento consiste en: 1) restricción del animal, 2) cortar la capa de color oscura en el área donde se aplicará la marca y limpiarla, 3) enfriar el

21

Crecimiento y desarrollo de becerros

hierro de cobre a -70 C en una mezcla de etanol al 95 % saturado con dióxido de carbono sólido, 4) aplicación del hierro frío sobre el área preparada por un tiempo aproximado de 30 segundos (Farell, et al; mencionado por Roy.(1970). Actualmente está disponible en mercado el material en aerosol para marcar en frío y los números en plantillas, material y equipo fácil de manejar y aplicar (Figura 11.20).

Figura 11.20 Material para marcado con nitrógeno líquido.(Nasco Farm & Ranch 2005) El herrado en caliente es una práctica muy generalizada en el sector ganadero, sobretodo con ganado bovino destinado a la producción de carne. Para esta actividad se requiere de los hierros con indicadores en forma y figura registrado ante las autoridades correspondientes, y del equipo para calentar y mantener caliente estos instrumentos (fig.11.21)

Figura 11.21

Herrado en caliente.

22

Producción de leche con Ganado Bovino

Otras actividades Resección de los cuernos (Descorne, cornuectomía)
Salvador Avila-Téllez, MVZ, MSc. Arturo Olguin y Bernal, MVZ, MSc. Departamento de Producción Animal: Rumiantes. FMVZ-UNAM

Los cuernos o astas de los bovinos, son formaciones cutáneas localizadas en la región posterior del cráneo, e comunicación con los senos frontales. n Estas estructuras óseas son dependientes de los huesos frontales; huesos que en el borde posterior y lateral presenta la apófisis córnea de forma cónica y que sostiene al cuerno. Entre la base del cuerno y este mismo se aprecia una angostura denominada cuello del asta (figura 11.22). (Sisson S y Grossman JD. 1959)(Nusshag W. 1983). El cuerno está constituido por una prolongación ósea del frontal, que corresponde a la estructura que sostiene el asta, cubierta por la dermis, seguida por la epidermis del cuerno conteniendo un estrato grueso córneo nombrado vaina córnea (figura 11.22).(Tratmann A y Fiebiger JT 1950).

Vaina córnea

Cuello del asta
Figura 11.22 Estructuras de los cuernos

Estos apéndices son utilizados por el bovino como defensa y cuando se está estableciendo el rango de jerarquía en el hato, situación que conlleva el riesgo de lesiones.

23

Crecimiento y desarrollo de becerros

Una práctica frecuente en ganado bovino destinado a la producción de leche es el descorne, a continuación se mencionan algunas ventajas de esta práctica quirúrgica: a) animales descornados se comportan con una actitud de mayor mansedumbre en comparación a los que aún los tienen. En hatos descornados hay menos traumas por golpes comparativamente a hatos con ganado que tienen cuernos; b) La apariencia del ganado descornado estéticamente es mejor que animales con cuernos y en ciertos casos se facilita el manejo de estos; c) El transporte de ganado con capacidad para 20 animales con cuernos, es posible acomodar 2 a 3 animales más cuando estos carecen de cuernos. En la actualidad diferentes métodos se realizan para la resección de los cuernos. La utilización de estos, está determinada principalmente por la edad del animal a descornar. Procedimiento para la resección de los cuernos. Contención del bovino. Se procede al derribo y sujeción del animal por métodos convencionales (De la Puente J. 1988). Alternativas en materiales y métodos. Pasta cáustica. Este material es sugerible en becerros menores a dos semanas de edad, a continuación se describen las actividades a realizar: a) b) c) Contención del becerro, como se indicó con anterioridad. Recorte del pelo alrededor del botón del cuerno, usando rasuradora eléctrica, tijeras o navaja de rasurar. Con el fin de prevenir el escurrimiento del producto cáustico del sitio en donde se aplicará la pasta para descornar, se delimita colocando vaselina alrededor y se tendrá cuidado de que el producto no esté muy aguado. Con navaja libre de contaminantes, se raspa cuidadosamente el área de la yema del cuerno y se hace un corte de la piel con el propósito de permitir la penetración de la pasta. Con ciertas pastas es conveniente ligeramente humedecerlas y usando guantes se aplica comprendiendo toda el área de la yema. Importante es evitar el contacto de otras estructuras con la pasta para evitar lesiones que podrán ser irreversibles.

d)

e)

24

Producción de leche con Ganado Bovino

f)

Como cuidado posterior, se retira el becerro de la madre u otros animales por tiempo suficiente ( horas) para evitar que la pasta por 2 contacto pueda lesionarlos, se recomienda atarlos muy cercanos a un bramadero ó poste durante este lapso de tiempo para evitar que ellos mismos tengan contacto con la pasta, ya que al ejercer su efecto cáustico, los becerros tratan de quitarse la pasta tallándose en superficies presentes.

Descornado por calor. Para este procedimiento una vez contenido y preparado el becerro como antes se mencionó, se emplea un descornador eléctrico que contiene una resistencia que al calentar con electricidad, se aplica sobre la superficie a intervenir rotando el área terminal de la resistencia caliente sobre la yema del cuerno (figura 11.23). Es de esperar que después de 2 a 6 semanas el botón del cuerno haya caído si este es quemado al momento. Video Descorne con calor Descorne con cautín

Figura 11.23

Aplicación del descornador eléctrico.

Descorne con navaja. En becerros menores de 6 meses de edad y con cuernos en botón. 1) Se procede a la contención y preparación del becerro según lo indicado anteriormente. 2) Con una navaja de buen filo, se procede a cortar el b otón (Figura 11.24). 3) Aplicación de calor sobre el área desnuda con un descornador eléctrico o bien, con hierro caliente (figura 11.24).

Figura 11.24 Descorne a navaja

25

Crecimiento y desarrollo de becerros

Descorne estético. Esta técnica de descorne generalmente no se realiza en becerros, se recomienda en el ganado adulto, con el procedimiento descrito a continuación. 1) Como primer actividad proceder a la contención del bovino en la jaula de compresión equipada con un barrote tubular para inmovilizar la cabeza y el morro. 2) Rasurado del pelo alrededor de la base del cuerno, incluyendo un área aproximada de 7 a 10cm, cuidando que el área quede correctamente limpia de pelos. Enseguida proceder a lavar el área con jabón neutro usando agua potable y después secar con toalla limpia. 3) Bloqueo del nervio cornual, rama del lagrimal. Trazamos una línea que va desde el punto medio de la base lateral del cuerno hacia el punto medio de la órbita y aproximadamente de 1-3 cm del punto medio e identificando el borde de la cresta lateral del frontal y superiormente como se indica en la figura 11.25, se inserta la aguja del número 16 ó 18, dirigiéndola ligeramente hacia arriba y en dirección al cuerno, por debajo de la piel, aplicando de 5 a 10 ml de lidocaina al 2%, procurando el bloqueo del nervio cornual antes de su ramificación. Es conveniente la infiltración alrededor de la base del cuerno como se señala en la figura 11.25.
Arteria temporal superficial rama de la maxilar. Nervio cornual

Figura 11.25 Localización y puntos de bloqueo del nervio cornual 4) Con torundas empapadas de un antiséptico, se procede a la limpieza en la región de la base del cuerno, de inmediato se repite esta acción con otras torundas que contienen el antiséptico pero que en esta ocasión se han exprimido y desplazado sobre el área a intervenir.

26

Producción de leche con Ganado Bovino

5) Sobre la piel que cubre la base del cuerno, en línea media de cada lado y de arriba hacia la base, se hace una incisión lo suficientemente larga que permita desnudar la estructura ósea del proceso collumnar cornualis (cuello del cuerno), de tal manera que se pueda incluir la sierra obstétrica de acero inoxidable lo más pegado posible a la base del proceso columnar, cuidando que se tenga la suficiente piel para cerrar correctamente el espacio abierto del seno que quedará expuesto después de la resección del cuerno. Previo a la colocación de la sierra obstétrica (figura 11.26), en el área de corte se procede a marcar una guía con segueta, procurando la correcta penetración de la sierra y se realiza el corte del cuerno como se ejemplifica en la figura 11.26. Todo vaso será ligado en especial la arteria temporal superficial (Popescko P 1977).

Figura 11.26 Sitio de resección del cuerno con la sierra obstétrica. 6 Concluida la resección del cuerno, con gasa estéril humedecida con un antiséptico eficaz hacemos un tapón que se coloca en el orificio de comunicación al seno frontal, nos aseguramos de que el área intervenida quirúrgicamente esté limpia y libre de cualquier contaminante por último aplicamos localmente un antimicrobiano de acción prolongada, como son los usados para infusiones por pezón en vacas que finalizan lactación. Se retira el tapón de gasa asegurándonos de que el área ha quedado correctamente limpia y procedemos a suturar la piel colocando inicialmente suturas de mattress que aseguren la cobertura del orificio del seno frontal. A continuación en los bordes de la piel, se colocan puntos triples o reforzados (figura 11.27).

7

27

Crecimiento y desarrollo de becerros

8

Concluida la operación, aplicamos un antiséptico local sobre el área intervenida y si a juicio médico es conveniente se aplicará por vía parenteral un antimicrobiano en dosis según el peso del bovino.

Figura 11.27 Ejemplo de puntos a colocar en piel. Como cuidado postoperatorio, dos veces al día es necesaria la supervisión del animal, y aplicación de antisépticos en el área de intervención. Orquiectomía (Castración) A los becerros que no son candidatos a reproductores después de retirarles la administración de la leche (destete) se les podrá intervenir en los testículos reduciendo el escroto mediante la técnica de Mor-Lean. Si se decide por la orquiectomía, en nuestra experiencia el tiempo para realizar esta actividad es entre el vigésimo segundo o vigésimo tercer mes de edad, retiradon quirúrgicamente los testículos o bien realizando la castración rusa modificada (Avila, et al; 1995) (Walker. y Vaughan, 1986). Animales intervenidos con cualquiera de las dos primeras técnicas presentan un comportamiento en crecimiento y desarrollo 10-17 % inferior que animales con testículos, lo que es atribuido a la acción de la testosterona (Berg y Butterfield, 1979), situación que no se da cuando los toretes son sometidos a la técnica de castración rusa y en los que generalmente las canales resultan de mejor calidad (Avila,et al; 1995) (Sanchez GJI, 1995). Procedimiento para orquiectomía. a) Sujeción del bovino en posición de decúbito lateral. b) Tomar los testículos y realizar en el tercio inferior del escroto, las técnicas de antisepsia suficientes para evitar posibles infecciones. c) En el área del tercio inferior del testículo (arriba de la cola del epidídimo) se hace un corte circular en la piel.

28

Producción de leche con Ganado Bovino

d) Se corta únicamente lo suficiente la túnica vaginal presionando dorso-ventralmente el testículo para exponerlo. e) Del paquete neurovascular se separan los vasos deferentes liberando la cola del epidídimo. f) Los vasos y el conducto deferente, se anudan haciendo un nudo triple reforzado y se ancla para evitar p osible resbalamiento de la ligadura. g) Una vez separado el testículo, se aplica en el interior un antimicrobiano de larga acción, preparado para infusión de glándula mamaria. h) En el área de intervención se aplica un antiséptico sobre la piel. Castración rusa-modificada. a) Sujeción del bovino como antes se indicó. b) Antisepsia del área a intervenir en la curvatura mayor del testículo. c) Incidir la piel y túnica vaginal en longitud aproximada de 2 cm. d) Usando guante estéril, se introduce el dedo índice por la incisión, desplazando éste en 180º, haciendo cuidadosa presión con la mano contraria sobre el testículo impulsando hacia fuera aproximadamente un 10 - 20% del tejido testicular, mismo que retiramos. e) A través de la incisión se aplica un antimicrobiano de larga duración en presentación para glándula mamaria y exteriormente se pone el antiséptico de elección. Como cuidado postoperatorio, es necesaria la supervisión del ganado por lo menos dos veces al día para una inmediata intervención médica de ser requerida. SANIDAD Una buena recolección de becerras se logra si se observa una higiene rigurosa, especialmente dentro de los seis primeros meses de vida que es la etapa en que mayores pérdidas ocurren. La prevención de las enfermedades es mucho más económica que su c uración, por esto en toda unidad de producción debe observarse un buen programa de medicina preventiva.

29

Crecimiento y desarrollo de becerros

Una de las mayores causas de muerte en becerros es el Síndrome Diarreico Neonatal, que puede ser de origen nutricional o infeccioso. La diarrea nutricional no infecciosa, no es transmitida entre becerros. Es causada por alteración en los alimentos o practicas de manejo de éstos. Durante este problema, el becerro pierde peso a pesar de continuar el consumo de alimento y no se presenta fiebre (Blackmer P.1975). Sin embargo, una diarrea nutricional, puede preceder a una diarrea infecciosa. La diarrea infecciosa ocurre, generalmente, en becerros de uno a diez días de edad y se caracteriza por su presentación rápida en animales de 36 a 72 h de nacidos; diarrea acuosa amarillenta que podrá ocasionar la muerte del becerro 2 ó 3 días después de su aparición. Algunas veces el becerro puede morir en pocas horas después de haberse observado aparentemente normal (Reisinger R.1965) La asociación de E. coli con diarreas infecciosas en becerros es conocida desde hace tiempo, (Reisinger,1965)(Smith y Orcutt, 1925)(Wray.y Thomlinson,. 1975), existen muchos serotipos de este microorganismo, siendo algunos de ellos potencialmente patógenos para algunos animales, pero no para otros; pueden ser tan tóxicos que llegan a ocasionar la muerte del becerro antes de que ocurra la diarrea. Wray y Thomlinson, (1975) estudiando 3 hatos de ganado, aislaron 8 serotipos de E. coli potencialmente patógenos, tanto en becerros con apariencia normal como en otros enfermos. La presentación de diarrea y mortalidad de los becerros, por lo general se asocia con un incremento en la proporción de los microorganismos en un 50% de las muestras de excremento; sin embargo, ocasionalmente, la cantidad de microorganismos se incrementa y no se presenta diarrea. Es bien conocido que la alimentación con calostro es necesaria para proporcionar resistencia contra enfermedades al becerro recién nacido, ya que no ha obtenido ninguna protección en el útero y que inmediatamente después del nacimiento es expuesto a microorganismos que por lo común existen en el medio ambiente. Por tanto, el becerro debe recibir calostro para obtener los anticuerpos presentes en este alimento que lo protegerán. Si el becerro no toma calostro, lo recibe muy tarde o acompañado de factores adversos, E. coli podrá ascender a la parte superior del intestino delgado y ser el microorganismo predominante en la microflora. La

30

Producción de leche con Ganado Bovino

multiplicación y muerte de bacterias con eliminación de grandes cantidades de endotoxinas resultara en becerros enfermos. El grado de enfermedad o muerte, dependerá de la potencia y cantidad de toxinas absorbidas por el becerro. Aunque el becerro haya consumido calostro, que como ya se dijo, contiene anticuerpos contra diferentes tipos de E. coli, la diarrea podrá presentarse si las cantidades de esos anticuerpos son insuficientes (Reisinger, 1965). Con el empleo de un modelo estándar de alimentación y manejo, un estudio practicado en becerros, mostró que todos ellos absorbieron uniformemente, inmunolactoglobulina según las concentraciones séricas encontradas 48 h después del nacimiento. Temperaturas bajas (-9 a 5.5ºC), no deprimieron la absorción de globulina y, becerros que permanecieron con sus madres comparativamente con los que no, presentaron diferencias significativas en la concentración sérica de las inmunolactoglobulinas absorbidas (Selman,1971). Variaciones climáticas inevitables, por lo general durante el invierno, así como partos tempranos, pueden afectar en forma adversa al becerro, especialmente si los alojamientos son inadecuados, el tiempo frío y húmedo durante la noche y caliente durante el día, lo que podrá resultar en importantes pérdidas de becerros (Reisinger,1965 ). Alimentos pobres en vitamina A, entre otros factores, pueden proporcionar la selección de cepas virulentas de E. coli y varios agentes virales a los que estará expuesto el becerro, lo que sumado a un estado nutricional subnormal de la hembra, podrá afectar al becerro (Moll,1965). Todos estos factores, ya sean en formas individuales o conjuntas, pueden ocasionar un incremento en el número de becerros con diarrea u otras infecciones. La aplicación de prácticas de manejo en forma adecuada, podrá controlar la existencia de infecciones. Los alojamientos para becerros deben asearse totalmente, desinfectarse y dejarse sin animales por lo menos durante dos semanas una vez al año y si es posible, dos veces, como una de las medidas de control y prevención de diarreas. En el organismo del becerro, las tres principales alteraciones ocasionadas por la diarrea son: a) deshidratación, b) acidosis, c) pérdida y desequilibrio de electrolitos. Las pérdidas de sodio, potasio, cloro, bicarbonato y agua, podrán ser reemplazadas mediante la administración, dos veces diarias, de

31

Crecimiento y desarrollo de becerros

una solución formada por una cucharadita de cloruro de sodio, media de bicarbonato de sodio, 113.5 ml de glucosa y 2.272 L de agua. Un remedio antiguo usado en granjas que ha mostrado resultados, es la administración de 148 a 177 ml de vinagre; ocasiona un cambio de pH en el tracto digestivo, lo que no será favorable para el desarrollo de E. coli. (Reisinger,1965). Los antibióticos también se han utilizado en el tratamiento de las diarreas de becerros, pero debe tenerse en mente que el uso de estos antibióticos ocasionalmente puede causar resistencia extrema de algunas bacterias, problema que no se observa con el empleo de compuestos que trabajan modificando el pH intestinal. El cloranfenicol se ha considerado altamente efectivo contra E. coli; sin embargo, algunas investigadores piensan que posiblemente el uso de estos antibióticos no sea necesario para el control de casos de diarreas (Fisher,1971), además debemos tener presente que en México el uso de este quimioterapéutico en medicina veterinaria no es permitido. También se ha observado que la utilización de antibióticos en forma indiscriminada, puede redundar en resistencia a éstos, aun en unidades de producción donde no se han administrado y posiblemente esta resistencia pueda pasar al hombre que consuma productos de estos animales. La vacunación de las vacas, previa al parto, ha mostrado su efectividad para proteger al becerro recién nacido cuando a éste se le ha inoculado por vía oral con E.coli Cepa B 44 ( Myers et al 1973), Logan y Penhale, (1971), concluyen que la inmunoglobulina M administrada intravenosamente a becerros inhibió la presentación de septicemia, pero no la enfermedad entérica, de tal manera que parece ser que los anticuerpos aplicados por vía sistémica desempeñan un papel muy pobre en las infecciones localizadas. Para una protección adecuada a becerros recién nacidos, contra colibacilosis, es necesaria la acción de los 2 sistemas inmunológicos, uno para la acción sistémica y el otro para la protección local. Para tener becerros sanos, es necesario contar con un medio ambiente adecuado, buenas prácticas de manejo, alimentación temprana de calostro y una pronta e inteligente administración de las drogas en dosis suficientes.

32

Producción de leche con Ganado Bovino

Neumonía enzootica del becerro Neumonía es la inflamación del parénquima pulmonar, que se puede acompañar con pleuresía y bronquitis. Se caracteriza por disnea, tos y ruidos respiratorios anormales, entre otros signos. Afecta principalmente a becerros entre 2 y 6 meses de edad, provocando fuertes pérdidas y causa hasta un 50 % de mortalidad en becerros afectados. Entre las causas primarias de este padecimiento se menciona a los virus parainfluenza 3 (P13), Syncytial respiratorio (SR), adenovirus (Blackmer.1975) y Mycoplasmas (M.dispar, M. bovis, Ureaplasma spp). Secundariamente, bacterias (Pasteurella multocida ,Streptococcus, Corynebacterium , Haemophilus, Bordetella bronchiseptica), metazoarios, parásitos (Reisinger, 1965). EI microorganismo causante de la enfermedad, al estar en el medio ambiente, podrá penetrar al animal por las fosas nasales y así llegar a los bronquios donde se desarrollará una bronquitis con acumulación de exudados inflamatorios que causan estertores húmedos. Al alcanzar este microorganismo al parénquima pulmonar se podrán presentar procesos fibrinosos agudos, áreas de necrosis y lesiones caseosas, dependiendo del agente causal. La obstrucción de los espacios alveolares, lleva a un difícil intercambio de gases, lo que podrá resultar en anoxia. También se c onsidera que a consecuencia del dolor en la región costal, la respiración podrá ser superficial, lo que podrá ocasionar un cuadro de acidosis. Los signos observados en el cuadro sindrómico son: decaimiento, inapetencia, secreción nasal, deshidratación, respiración rápida, superficial y ocasionalmente por la boca, tos, estertores, aumento del murmullo vesicular y respuesta al reflejo laringotraqueal. La temperatura podrá estar subnormal o ser de 40.5ºC.( Blood,y Henderson, 1969) (Fincher, et al; 1971). Tharp, Amstutz, y Helsving, mencionados por Fincher, et al; (1971), indican para el tratamiento de la neumonía del becerro, la aplicación de sulfatiazol con sulfapirina, sulfamerazina; también mencionan que el empleo de penicilina de amplio espectro da buenos resultados. Aznar et al; (1980), han reportado resultados buenos mediante 3 tratamientos de bloqueo del ganglio estelar con 0.5 % de novocaína combinada con 6 tratamientos intramusculares de 15000 U.I. de penicilina G por kg de peso y 12 mg de estreptomicina. El bloqueo disminuye el dolor costal y favorece el

33

Crecimiento y desarrollo de becerros

mecanismo inspiratorio y el intercambio de gases a nivel de alvéolos pulmonares. Para el control de esta enfermedad se sugiere acomodar no más de 12 becerros por alojamiento, el que debe evitar corrientes de aire, estar limpio y seco con la humedad ambiental requerida. Proporcionándole al becerro una alimentación adecuada y los animales que presenten signos de la enfermedad deben ser prontamente aislados. También se sugiere limpiar y desinfectar correctamente la zona de alojamiento entre grupos de becerros alojados. Parásitos internos y externos Los animales jóvenes pueden padecer parasitosis externas si el medio en que viven propicia esa situación, por lo que se debe supervisar periódicamente la situación higiénica de los animales con el fin de proceder a eliminar dichos parásitos (piojo, garrapata), utilizando productos comerciales de reconocida eficacia. Las parasitosis internas son causadas por diversos tipos de nemátodos, trematodos y cestodos. Algunos afectan a órganos vitales, tal es el caso de la fasciolasis, común en animales que ingieren forrajes contaminados con larvas de la Fasciola hepática. Las tenias pueden ser responsables de parasitosis graves que afectan el crecimiento, tales como las Moniezas y la Thysanosoma; la única prevención efectiva contra estos parásitos es el uso de medicamentos específicos. Vacunaciones Con base a las enfermedades diagnosticadas en el medio donde se encuentran los bovinos, se diseñará el proyecto y calendario de vacunación (Avila GJ 1997). Entre las enfermedades virales contra las cuales se procura proteger a los becerros, se mencionan: Rinotraqueitis Infecciosa Bovina (IBR), Diarrea Viral Bovina (BVD), Parainfluenza - 3 (PI - 3 ), Virus Respiratorios Sincitiales de los Bovinos (VRSB). Contra enfermedades bacterianas tales como: Brucela, E.coli, leptospira, Haemophilus sommus, Manhemia hemolítica, Clostridium (Tabla. 11.28).

34

Producción de leche con Ganado Bovino

Tabla.11.28 INMUNIZACION DE BECERROS PARA REEMPLAZO
enfermedad IBR y PI-3 Primera aplicación 1-2 meses de edad Repeticiones consideraciones 1a.Intranasal. Eficaces en condiciones de campo Vacunación recomendada en becerros 3 semanas antes de reunirlos en potreros o corrales Virus vivo modificado o clínicamente alterado Sementales aplicar Vacuna nasal 5º mes aplicar dosis reducida Incluir serotipos prevalentes en el medio Referencia Avila,1997 Correa,1988

IBR,BVD,PI-3 VRSB

Correa,1988

IBR,BVD,PI-3 VRSB

IBR

7 meses de edad. Revacunar cada año cada 4 meses

Avila,1997 Correa, 1988

Correa,1988

Brucelosis Leptospirosis

4-12 meses 5 meses

5º mes cada 6 meses

Avila,1997 Avila,1997

Haemophilus Sommus Manhemia hemolytica Clostridium (polivalente) Rabia E.coli

7-9 meses 2 meses 4 meses 6 meses
preventiva

cada 6 meses Cada 6 meses Cada 6 meses Cada año
Vacunación de la madre según programa de medicina

aplicar bacterina anualmente

35

Crecimiento y desarrollo de becerros

LITERATURA CITADA Avila GJ. Esquemas de inmunización para la prevención de las enfermedades de los bovinos lecheros. Memorias del XXI Congreso Nacional de Buiatría; 1997; Colima (Colima) México (DF): Asociación Mexicana de Médicos Veterinarios Especialistas en Bovinos, A,C, 1997 : 151-154. Avila TS, Romero MJ.; Sánchez GJI, Porras AA, Canizal JE, Olguín, BA. Comportamiento productivo de bovinos sometidos a castración rusa modificada y su efecto sobre los niveles de testosterona. Memorias XIX Congreso Nacional de Buiatría; 1995, Torreón (Coahuila) México (DF):Asociación Mexicana de Médicos Veterinarios Especialistas en Bovinos, A,C, 1975: 2111-219. Aznar E, Martínez A, Voña C, Korschevenko G. Tratamiento de la bronconeumonía crónica del ternero con el bloqueo del ganglio estelar combinado con la estreptomicina. Salud animal 1980; 2: 3-21. Bath LD, Dickinson NF, Tuckr AH, Appleman DR. Ganado Lechero Principios, prácticas, problemas y beneficios. 2ª ed. California: Interamericana 1982. Berg TR, Butterfield MC. New concepts of cattle growth. Zaragoza: Acribia, 1979 Blackmer P. Current Concept Regarding Calf Diarrhea. The Dairymen 1975 apr; 32. Blood DC, Henderson Interamericana, 1969. JA. Medicina Veterinaria. 3a ed. México:

Breazile, EJ. Veterinary Physiology. Philadelphya:Lea & Febiger,1971. Correa GP. Enfermedades virales de los animales (Poligástricos). 5aed.México (DF): Paradigmas, 1988. domésticos

De La Puente J. Exterior y manejo de los animales domésticos. 4ª ed. México, México (DF) SUA-UNAM, 1988.

36

Producción de leche con Ganado Bovino

Fincher GM, Gibbons JW, Mayer K, Park E S. Enfermedades del ganado bovino. la. ed. México: Benjamin Franklin, 1956. Fisher EW, De la Fuente G.H. Antibiotics and Calf Diarrhea effect of serum Inmune Globuline Concentrations. Veterinary Record 1971; 89:579. Gasque GR, De la Fuente EG. Principios, requerimientos y especificaciones para el diseño de alojamientos e instalaciones. México. México (DF): Litoideas, 1981. Ham AW. Tratado de Histología. 6ª ed. México, D.F: Nueva Editorial interamericana, 1970 Harris B, Shearer JK. Raising dairy replacement heifers. Florida Cooperative Ex.Ser.Institute of food and agricultural Sc. Gainesville, Florida. 1990. Inchausti D, Tagle CE. Bovinotécnia. 4aed. Buenos Aires: El Ateneo, 1964. Koger M, Knox HJ. The correlation between gains made at different periods by cattle. J An Sci. 1951. 10(3):760-767. Kohli LM, Kook CA, Dawson MW. Relation between some body measurements and certain performance characters in milking shorthorn steers. J An Sci. 1951; 10(2):352-364. Lean IJ, Troutt HF, Bruss ML, Balwin RL. Bovine somatotropin Vet.Clin.Nort Am. 1992; 8 : 147-161. Logan EF, Penhale WJ, Stenhouse A. Studies on the Immunity of the Calf to Colibacillosis. Veterinary Record 1971; 89 (24): 623. Moll T. The Pathogenesis of diarrhea in the Newborn Calf with special reference to physiological functions and environmental conditions. J.A.V.M.A. 1965; 147 (12): 1364. Myers LL, Newman FS, Wilson RA, Catlin JE. Passive immunization of calves against experimentally induced enteric colibacillosis by vaccination of dams. American Journal of Veterinary Research 1973;34 (1): 29.

37

Crecimiento y desarrollo de becerros

Nusshag W. Anatomía y fisiología de los animales domésticos. 2ª ed. La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1983. Portefield AR, Hibbs WJ. Raising dairy herd replacements. Bulletin 514 Coop. Ext. Serv., Ohio State University, 1973. Popesko P. Atlas of Topographical anatomy of the domestic animals. 2a ed. Philadelphia: Saunders Company, 1977.
a Preston TR, Willis MB. Producción Intensiva de Carne. 1 ed. México (DF) Diana, 1974.

Radostits MO, Gay CC, Blood DC, Hinchcliff WK. Medicina Veterinaria, Tratado de enfermedades del Ganado Bovino, ovino, porcino y equino. 9ª ed. Madrid: McGraw-Hill. Interamericana. 1999. Reisinger R. Pathogenesis and prevention of infectious diarrhea (Scours) of Newborn Calves. J.A.V.M.A. 1965; 147. 1377. Roy JHB. The Calf. Management and feeding. USA: Pennsylvania State University Press, 1970. Sánchez GJI, Canizal JE, Olguín y BA, Avila TS, Romero MJ. Martínez AJJ. Ganancia de peso en bovinos en corrales para engorda sometidos a castración rusa modificada, VS escroto reducido. Memorias del XIX Congreso Nacional de Buiatría; 1995 agosto 24-26; Torreón (Coahuila) México. México (DF). Asociación Mexicana de Médicos Veterinarios especialistas en bovinos, A.C, 1995: 220. Saavedra NR. Evaluación de la somatotropina bovina en un hato Holstein productor de leche. (Tesis de Licenciatura). México. México (DF): Facultad de Medicina veterinaria y Zootecnia 1997. Schmidt G Van Vleck LD. Principles of Dairy Science. San Francisco H, Freeman & Co., 1974. Selman IE. Absorptin of Immune Lactoglobulins by Newborn Datry Calves. Research in Veterinary Science 1971; 12:205-210.

38

Producción de leche con Ganado Bovino

a Sisson S, Grossman DJ. Anatomía de los animales domésticos. 4. ed. Barcelona: Salvat, 1959.

Smith T, Orcutt ML. The Bacteriology of the intestinal tract of young calves with special reference to early diarrhea. J. Exptl. Med., 1925, 41: 89-106 Trautmann A, Fiebiger JT. Histología y anatomía microscópica comparada de los animales domésticos. Barcelona. Editorial Labor, 1950 Walter FD, Vaughan JT. Cirugía urogenital del bovino y equino. México: CECSA, 1986. Wray C, Thomlinson JR. Factors Influencing Ocurrence of Colibacillosis in calves.The Vet. Rec.1975; 96: 52-56

39

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->