Está en la página 1de 6

1.

EL PROTESTANTISMO
El protestantismo es una de las cuatro principales divisiones de la
cristiandad (o cinco si se considera el anglicanismo separadamente), junto
con las Iglesias ortodoxas orientales, las Iglesias ortodoxas occidentales y el
catolicismo. El término es utilizado principalmente para referirse a aquellos
grupos que se separaron de la Iglesia católica con la Reforma Protestante
del siglo XVI, de la que se considera iniciador al monje y teólogo Martín
Lutero.

1.2. LA PRE-REFORMA (1366-1517)

Se conoce con el período de Pre-reforma a la etapa comenzada a finales del


siglo XIV, por Juan Wycliffe y Jan Hus, y en menor medida Girolamo
Savonarola, considerados los padres espirituales y precursores del
protestantismo, donde señalaron de manera objetiva el elevado nivel de
apostasía (negación de las creencias) del cristianismo medieval. Estas ideas
de los pre-reformadores fueron las que impulsaron la Reforma de Martín
Lutero.

1.3. LA REFORMA

En el siglo XV se produjo una gran crisis en la Iglesia Católica en Europa


Occidental debido a los numerosos problemas de corrupción eclesiástica y
falta de piedad religiosa. El principal problema fue la venta de indulgencias
para financiar la construcción de la Basílica de San Pedro en Roma, que
provocó finalmente que la cristiandad occidental se dividiese en dos.

La Reforma Protestante se inició en Alemania y se explica en gran parte por


las condiciones económicas y sociales que tenía el Sacro Imperio Romano
Germánico. Numerosas ciudades eran muy ricas gracias al comercio,
además los burgueses eran partidarios del humanismo y de reformar la
corrupción de la Iglesia Católica. El fundador de la Reforma Protestante fue
el monje católico agustino alemán Martín Lutero.

I. Luteranismo

Martín Lutero fue un teólogo alemán cuya ruptura con la Iglesia católica
puso en marcha la Reforma protestante (Eisleben, Turingia, 1483-1546).
Contrariando la voluntad de sus padres, Martín Lutero se hizo monje
agustino en 1505 y comenzó a estudiar Teología en la Universidad de
Wittenberg, en donde se doctoró en 1512.

Siendo ya profesor comenzó a criticar la situación en la que se encontraba


la Iglesia católica: Lutero protestaba por la frivolidad en la que vivía gran
parte del clero (especialmente las altas jerarquías, como había podido
contemplar durante una visita a Roma en 1510) y también el que las bulas
eclesiásticas -documentos que teóricamente concedían indulgencias a los
creyentes por los pecados cometidos- fueran objeto de un tráfico puramente
mercantil. Las protestas de Lutero fueron subiendo de tono hasta que, a raíz
de una campaña de venta de bulas eclesiásticas para reparar la basílica de
San Pedro, decidió hacer pública su protesta redactando 95 tesis que clavó
a la puerta del castillo de Wittenberg (1517).

En 1520, Lutero completó el ciclo de su ruptura con la Iglesia, al desarrollar


sus ideas en tres grandes «escritos reformistas». Finalmente, el papa León
X le condenó y excomulgó como hereje en una bula que Lutero quemó
públicamente (1520); y el nuevo emperador, Carlos V, le declaró proscrito
tras escuchar sus razones en la Dieta de Worms (1521).

La extensión del luteranismo dio lugar a las «guerras de religión» que


enfrentaron a católicos y protestantes en Europa a lo largo de los siglos XVI
y XVII, si bien las diferencias religiosas fueron poco más que el pretexto
para canalizar luchas de poder en las que se mezclaban intereses políticos,
económicos y estratégicos. El protestantismo acabó por consolidarse como
una religión cristiana separada del catolicismo romano; pero, a su vez,
también se dividió en múltiples corrientes, al aparecer disidentes radicales
en la propia Alemania (como Thomas Münzer) y al extenderse el
protestantismo a otros países europeos en donde aparecieron reformadores
locales que crearon sus propias Iglesias con doctrinas teológicas
diferenciadas (como en la Inglaterra de Enrique VIII o la Suiza de Zuinglio y
Calvino).

Doctrina

• Sola gracia, que afirma que la salvación es sólo por la gracia de Dios.
Nadie la merece.

• Solo Cristo, que sostiene que la justificación se obtiene sólo por los
méritos de la muerte de Cristo en la cruz.

• Sola fe, que significa que solamente por medio de la fe en la persona y la


obra redentora de Jesús podemos ser aceptados delante de Dios.

• Sola Escritura, que concluye que la Palabra de Dios es la única autoridad


para que el pecador encuentre el camino de la salvación.

• Solo gloria a Dios, que declara que el creyente reconoce que sólo Dios
Padre, Hijo y Espíritu Santo merece toda la honra y la gloria por su obra
salvadora.

- No se reconoce la autoridad del Sumo Pontífice católico, el Papa, como


vicario de Cristo en la Tierra, ni a ninguno de los Patriarcas de la Iglesia
Ortodoxa.

- Las decisiones de los concilios no tienen autoridad si no se sustentan en


doctrinas bíblicas.

-El servicio o culto carece de un orden litúrgico necesario.

- No se cree ni se venera a imágenes, vírgenes, santos, etc.


-El acto de arrepentimiento no requiere una confesión con un sacerdote,
sino es un acto íntimo entre Dios y las personas mediante oraciones.

-El canon de la Biblia para los protestantes es de 66 libros, ya que


únicamente se aceptan como inspirados aquellos libros que son propios del
Antiguo Testamento. Los libros no usados por los protestantes son llamados
deuterocanónicos o apócrifos.

-Los únicos sacramentos válidos son el Bautismo y la Cena.

II. Zwinglismo

Ulrico Zwinglio fue el líder de la Reforma Protestante suiza y el fundador de


la Iglesia Reformada Suiza. Independientemente de Lutero, llegó a
conclusiones similares estudiando las Escrituras desde el punto de vista de
un estudioso humanista.

La Reforma de Zwinglio, a pesar de sus evidentes puntos de conexión con


Lutero, presenta también características propias. Mientras el fin de Lutero
era criticar aquellos aspectos de la Iglesia que no consideraba apropiados
(indulgencias), Zwinglio sólo acepta como Iglesia aquello que aparece en las
Escrituras.

Doctrina

-La piedra angular de la teología de Zuinglio es la Biblia. Zuinglio apeló a la


Escritura constantemente en sus escritos. Puso la autoridad de la misma
sobre otras fuentes, tales como los concilios ecuménicos o los Padres de la
Iglesia, aunque no dudaba en usar otras fuentes para apoyar sus
argumentos.

-Zuinglio rechazó la palabra sacramento en el modo que se usaba


popularmente en su tiempo. Para la gente ordinaria, la palabra significaba
alguna forma de acción santa en la cual había un poder inherente para
liberar la conciencia de pecado. Para Zuinglio, un sacramento era una
ceremonia de iniciación o una promesa, señalando que la palabra se
derivaba de sacramentum, que significa un juramento.

- Niega toda presencia "real" del cuerpo y de la sangre de Cristo en la cena


del Señor. La comunión con el Señor es más bien de naturaleza espiritual y
está meramente simbolizada por los elementos del pan y del vino.

III. Calvinismo

Juan Calvino fue un teólogo francés, considerado uno de los padres de la


Reforma Protestante. Más tarde, las doctrinas fundamentales de posteriores
reformadores se identificarían con él, llamando a estas doctrinas
“calvinismo”. Particularmente los “5 puntos del calvinismo” surgen como
contraposición a las doctrinas de Jacobo Arminio.
Este era un francés que había estudiado teología en varias universidades
entre ellas la de París; aunque al principio acepta algunas de las ideas
luteranas, pero muy pronto piensa que Lutero ha conservado demasiadas
cosas de la Iglesia Católica que debían ser destruidas.

Calvino empezó a exponer sus ideas en París, pero como Francia era
católica tuvo que huir del Reino y refugiarse en el extranjero. Cuando
Calvino llega a Ginebra, pronto toma la decisión de que si quiere imponer
una nueva "iglesia" que adopte sus puntos de vista religiosos tiene que
controlar el gobierno de la ciudad. Durante doce años Calvino va a llevar a
cabo una paciente labor para ganarse partidarios en el gobierno de la
ciudad, aumentar su influencia en Ginebra hasta que llegase el día en que el
gobierno y todas sus instituciones estuvieran bajo su control. Consiguió que
Miguel Servet fuera condenado a la hoguera por haber manifestado
opiniones contrarias a las suyas, y la muerte y el juicio de Servet le sirvieron
a Calvino para hacerse definitivamente con el gobierno de la ciudad, los
adversarios de Calvino fueron expulsados del gobierno municipal y algunos
de ellos ejecutados.

Toda Ginebra se convirtió en una ciudad calvinista dedicada sólo al trabajo y


a la oración. Pero Calvino quería extender toda su comunidad cristiana por
toda Europa y en Ginebra se fundaron escuelas calvinistas para todos los
protestantes extranjeros que visitaban la ciudad; estos extranjeros debían
regresar a sus países de origen y enseñar allí la doctrina calvinista. El más
importante de estos extranjeros fue el escocés John Knox que consiguió que
toda Escocia se convirtiera al calvinismo; en Escocia los calvinistas
recibieron el nombre de presbiterianos. Escocia fue el único país donde el
calvinismo se convirtió en religión oficial, pero también llegó a ser
mayoritario en Holanda y hubo importantes minorías calvinistas en
Inglaterra y en Francia; en Inglaterra los calvinistas recibieron el nombre de
puritanos y en Francia se les dio el nombre de hugonotes.

Doctrina

-Aunque al principio acepta algunas de las ideas luteranas, muy pronto


piensa que Lutero ha conservado demasiadas cosas de la Iglesia Católica
que debían ser destruidas.

-Piensa que el hombre debe acceder a la fe por medio de la lectura de la


Biblia, pero considera que se debían de eliminar todos los sacramentos de la
Iglesia Católica, incluyendo los tres que había conservado Lutero. Para él
todas las imágenes debían ser eliminadas de los templos religiosos.

-Calvino también pensaba que no debían existir ni sacerdotes ni obispos y


que los jefes religiosos debían ser pastores elegidos por la consagración.

-La teoría religiosa más importante que Calvino predicó como producto de
su libre interpretación de la Biblia es la Predestinación: según esta teoría el
hombre por sí mismo no puede hacer nada para alcanzar la salvación, ni por
la fe ni por las obras, sino que antes de nacer Dios ya ha elegido a un
hombre para la condenación o la salvación y el hombre no pude hacer nada
para cambiar el designio divino.

2. LA FRAGMENTACIÓN DE LAS CONFESIONES


La libre interpretación de las Sagradas Escrituras tuvo como consecuencia la
proliferación y enfrentamiento de las diferentes doctrinas surgidas a partir
de las originarias reformistas. Ello dio lugar a una pluralidad de
comunidades y nuevas iglesias, que debe entenderse como consecuencia
de la evolución histórica, sociológica e institucional sufrida por las múltiples
manifestaciones doctrinales nacidas de esta libre interpretación.

Uno de los grandes grupos disidentes de la Iglesia católica surgido en la


Edad Moderna es el de los anabaptistas, que defienden que la Iglesia debe
ser sólo para creyentes adultos, rechazando por tanto el sacramento del
bautismo. De ellos derivan los menonitas (seguidores de Menón, reformador
holandés del siglo XVI) y los huterritas. Otro grupo surgido en estos siglos
XVI y XVII son los antitrinitarios, que niegan que en Dios haya tres personas
distintas. Entre los principales motivos de discusión entre todos estos
sectores protestantes se encuentran la doctrina de la Eucaristía o la de la
predestinación, que dividió, por ejemplo, a los calvinistas en remostrantes y
gomaristas.

En Inglaterra (siglo XVII) y en EEUU (siglos XIX y XX), la revolución puritana


recibe múltiples denominaciones que individualizan y agrupan a numerosas
sectas o iglesias libres, como los congregacionistas, baptistas, cuáqueros,
mormones, cristianos científicos, pentecostales, adventistas o unitarios.
Cada uno de ellos encuentra un espacio propio donde asentarse y cuenta
con una doctrina, organización y cultos también propios. Tienen en común
el rechazo al bautismo, la aceptación de la Biblia como fuente de doctrina,
la importancia de la inspiración interior o la oposición al mundo terrenal.

En los últimos tiempos, sobre todo en EEUU, se ha llegado a una


proliferación de las sectas protestantes tal, que algunos estudiosos se han
aventurado a sistematizarlas. Así, podemos hablar de sectas milenaristas:
adventistas, escudriñadores de la Biblia…, de las que derivan diversas
sectas como los testigos de Jehová, sectas de salvación, etc. Todas ellas se
basan fielmente en la Biblia y sus seguidores se muestran entusiastas
evangélicos y misioneros.

3. EL PROTESTANTISMO EN EL MUNDO
El país con mayor número de protestantes es Estados Unidos, donde pese a
la pérdida de peso de los "WASP", tradicionalmente a favor de otros grupos
(especialmente los hispanos, de mayoría católica), la mayor parte de los
estadounidenses pertenece a alguna confesión protestante. En segundo
lugar se encuentra el Reino Unido, de clara mayoría protestante, divididos
entre anglicanos (mayoritarios en Inglaterra) y la Iglesia de Escocia, de
confesión presbiteriana (mayoritaria en Escocia).
Lug Población % de
País
ar Protestante Protestantes

1 Estados Unidos 162.653.774 52,0%

2 Reino Unido 44.726.678 74,0%

3 Nigeria 34.100.000 23,0%

4 Alemania 31.300.000 38,0%

5 República de Sudáfrica 30.000.000 62,0%

6 Brasil 27.900.000 15,0%

7 China 15.675.766 1,2%

8 Indonesia 14.460.000 6.0%

9 Kenia 12.855.244 38,0%

República Democrática
10 12.017.001 20,0%
del Congo

4. INSTITUCIONALIZACIÓN DE LAS IGLESIAS NUEVAS


En reacción a la dispersión teológica vivida entre las iglesias protestantes,
desde finales del siglo XIX y en el siglo XX se abogó por encontrar puntos de
encuentro. Así, muchos grupos protestantes como los metodistas o
calvinistas se reunieron formando diversas alianzas.

Estas iniciativas organizativas se vieron reformadas por movimientos


misioneros que pretenden coordinar las iniciativas del mundo protestante
tanto desde el punto de vista práctico como del doctrinal.