P. 1
Metodologia en Las Ciencias Sociales - Alfredo Tecla

Metodologia en Las Ciencias Sociales - Alfredo Tecla

|Views: 1.460|Likes:

More info:

Categories:Types, Brochures
Published by: Jackson David Cálix Barahona on Apr 19, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/06/2013

pdf

text

original

,/ colecció$: ciencias sociolbs

alfredo teclo i"

mretodCIloEía

ffim las
r¡af

ürexlcffi§ süffiales
I

)

f

'. problemu e hipótesis

EDICIONES TALLER ABENTO

,l-" ''
lgo desconocido", m¿¡s no, necesariamente, a algo que está conocerse cientlficarnente. por ello, no tcdo piobiema se q.eIé en-"pauta" para un prooeso de investigaciOn cien. s,oramenrg, lo posee ,ínttá"¿ pá"_ p:_ob-lemas los {rygi9gdo, pr:sibles. priméro queremos caracteri""a ca¡¡tidad parcial y eon-ieslrr las siguientes preguniasl -piopiá. lt¡rgen los prob.lemas? ¿erÉ es aquello quu ..problema,,? i {eslgnamos con et concepto de ffitll*"rrr,l it Surglmim,to E car zcteriaación gqneral de proble mas *:.

tr§fg

cláslcos del mar:.ismoleninismc han demostrado quc humana se cleterminq por lás necesiaades de los §/"la.q cuales_ actti¿n como ,lnecesidaáes internas;;. t" trom.bre.s, fi^fot1ll-de tossr,tisfaceiónpor ello, se dirige directá lctamente a la de necesidades.-Debido a idiü produgtiva,,,,i rei- i,irmuná,-p-oiun jado, satisface des existentes y, por eI otro lado, produce simulnuevas necesidadex. Este proceso de actividad *:I_d-Tt¡iryn;,e-É*""piru*ári.iiiloaob jetivos,pé. §rempre.sin.óbstár:ulos. Fueden aparecer contra¿ióáoobjetivo y las posibilÍrtadás Oe su realización. que allarece en eI proceso de la actividad Fiento del ,r>bjetlvo y posibitidart de reaiización en lo sucesi.vo, la llam¿mos problema. bl"mp sólo adquiere significádo práctico hasta IPre-sg hace -cc,nscibnte de la contradjcción capiaciá t¡.é otjetivo der;eado y posibiiidades d.e reaüáción -rfarecen piá¡1"*rs solamen*iv,r. ,Ccnforme a. esto, rg¡f¡entamle¡to afitivo y consclente del hombre con su .§E-_F"qión se ¡ealüa debido a que el hombre, con !^p-"$ot'po.ne-"en movimiento ias causai;; ¿qü; ro,ctuctr aquel-ef,)ct-o deseado.,como d objetivo Ae iu ;(I§aus y Buhr, 1g?0, p. ll84). En su entrentamien'mundo el hc¡m'l¡re.no se puede servir de cualguier lo.;tiene que se)ecciona y aplicar éstos en coires. plgntea:miento d! su objetivo. Es por esto ["gp.q 9l ente sQlo hr,rbiamc¡s'dq r¡n piob)ema cüando el ponsciente cle que el saber éxistente no es sufi;',arc-anzar un oirjetivc¡- jntencionado y que, por ello, .gebe cte amptiarse. En esüe caso se l¡ablá de un

ylq$

problema en "el sentido más amplio". Hay que considerar, con iespecto al "ddficit del saber" -baio el aspecto de su §upera' ción y de su campo de v¿lidez- que se debe distinguir entre i: dos grupos de problemas: puede ser eliminada con CA§O A. La "deficiencia del saber" la asimilación de conocimientos de otras personas o grupos de personas, o bien, de otros sectores del saber, Ej.: se trata de Ia estnrcturación eficaz y con un buen nivel polÍtico de ¡¡n, evento de los grupos de la fSJ (Juventud Alemana Libre).-,r :' Supongamos que eI secretario de los grupos de la IDJ pe siblemente vea aquí un problema; desde el punto de vista de la psicologÍa social, pedagogÍa, etcétera, se trata de una tarea, de Ia búsqueda de medios concretos, etc. En este caso, aquello que aperece en forma subjetiva como problema no necesariamente tiene gue ser objetivamente un problema. r'.n,Ia: superación de "lÍmites del sáber" a nivel fnáividual, generalmente, no aparecen problemas reales, cientÍficos, sino probl+ mas que se determinan por el sujeto, los cuales habrfa que clasificar teórica y científicamente como preguntas o tareas. En el campo de las ciencias soeiales, la distinción entre problemas reales y aparentes no siempre es tan unívocafomo-. , en este ejernplo. Problemas'ctrue desde el punto de vista de la investigación social burguesa se consideran como resueltos, deben §ér ora' minados nuevamente por las ciencias sociales marxistas y ser integrados en el tratado cÍentÍlico auténtico (por ejemplo, conocimientos acerca de la investigación sobre la iuventud y similares). Además de ello, actuaimente, el problema "información" especialmente en este contexto, adquiere una importancira cada vá mayor. Err la actualidad, resu*a, ¿ veces, m¿ís económica la brtsqueda de Ia solución de un problema que la brisqued¿ ,f:'.,,,, de Ia información correspondiente.* CASO B. El "déficit del saber" no puede equilibrarse porilá' asimilación de conocinrientos de otras personas o grupos dei -algoritmo que personas, etc., y no se conoce ningrin Puedf¡, iervir paia estafin. En este caso eI problerna es expresión j§
:

cconodü' Sin cobargo. aquÍ tanrbión ¡o relacionan cuestioucs especificus ds un pml¡kmo de Ia inveotigación, de su dupticacién, etc. Si, por ejemplo. en cl país estÁ resuetto] pero atchivado, enlonces para el invlstitrdor del país Y sigue -lleado

*

K

un problcma rcal, aunque aqui no go deberio evalu¡¡lo coucepción dsmad¡do abstract¡.

cono tal' de¡tro dc u¡r I Íi,'''

,"89

una "deficiencia objetiv;r del saber". Tai deficiencia del saber, ejemplo, actualmenie se da con respecto a toda una serie de leyes sobre la conducta, la formación de actitudes-y moti vaciones, etc. .En conclusión resultr. que, tanto en el caso A como en eI B, aparecen problemas reales. pero para ta inveitlgación científica n(' es solarne,nte decisiva la existencia etecii.va ae un problema sino especialmente la necesidad. social d.e su solución...Lq*g-o, problen:ras cientifÍcos son expresión de una "necesÍdad de saber,, ocjetiva. . Los probiemas surgen especialmente de las exigencias que la praxis formula para i,a teorÍa, pero también de ñecesidades propias der desarrolto ie ias ciáncias. Es por eso gue ,or, tanto resultado corno ir:.grediente necesario -det desayioilo de las_ciencias. El proceso áe investigación, po" eUo, se cáracterrza por "encontrar,,, p],ecisar, analizar y resolver problemas objetivos, En adelante i:los ocuparemos en especiai de estos problemas (caso B), sir:r dejar áe referirnos a io, pro¡i**uu que son relativamente,;.ndependienfes de personas particulares, corno en el easo A.s con esta constatación quereinos delimitar más exactamente nuestra temática y, al riismo ii"*po, excluir de una vez por tl:das 'aquelos proLiemas que resuran de planteamientos de objetivo§ irrealás.
por_

1.2.1.2. Precisión d,el co,;¿cepto d,e probtema

De io expuesto hasta ahora se puede ver gue ei probleml puecte ser considerado (:omo rorña especiai oe la óontradicción dialéctica. como e:rpresién de la contradiccién entre el objetivo y- las posibilidildes de su rearización, ei pióil**, actúa en ei proceso del (,:onocimiento como fueiza niotriz. AsÍ e§ que para el problemr:r cientÍfico valen desde principio los aspectos y caracterÍstic¿rs eseneiales de la contrádicciSn dialéctica, éstas se manifier;tan por un lad.o en qu;-;i;úetivo y la posibilidad de su r:ealización se contradüen, caracteria Ios problemas correspoaüeutes del ca¡o . p,robJcmas 'sulrjerivos'r y lo1 corrcspoirdiente¡.nr caso B p-lt"I-i *,",oT" "objeti'ros". sin_ cmborgo, do las conside¡aciones ace¡ca del " caso A "o-o se puide ob""r. vB!; por un,lado, gue este de problcnras es heterogéneo, y, po'r-oi- Iudo, -grupr:_ segun los criterios, que contieue r:lemcnros de A o dc A y B. En ái'opiuión, solame¡lte se puede hacer una dife¡,:¡rciación unívoca, ¡rara- Ia praxis irrelevante, e¡¡ u¡o co¡side¡ació¿ deal¡siado alxt.:scta,
Jesignar o' briginalmeure se p¡oyectó

activid'adhumana,.'.cuandotodavÍanoseco[oceni¡iF¡r¡.. ái";i;;; ir"eñtálá-n";au-*i,'¡, atgorÍtmo ': "o,. "ryá'áv"oi alcanzado en una cantidaci firrita de pasos". En este punto no hay que identifi""t prug"nta y prffiña,. ' como torlaví¡r suced.e muchas veces en Ia pr'áctica. §i bien , '$: pregunta y ¡rroblema se relacionan estrechamente, sin em:,',í,,.i! i;q, tarÉo, se áisi;inguen en caracterÍsticas esenciales. Mientras en ': Ia solución de problemas se trata de la búsqueda de conoct ;;' mientos fueril del sistema existente del saber, Ia respue5ta de ..'*, la pi"egunta requiere sola.nr¡ente la búsqueda de información i i dentro del sjsíema existente CeI saber. Esto i:o excluye que de pregun[as resulten problernas y, viceversa, problemas §e;,'.. : formulen como preguntas o ia.mbién comprendan a tales. Es , por eso que }as pregr.rntas pol su contenido se pueden diviür de manera rr:lativamente simp,les ea cientÍficas y no cientÍficas. EI asunt<¡ es r.listinto al co¡:siderar el problema. AqÚ, mu' chas veces, st5lo es posible una decisión exacta hasta 4espués
d,e
.

zando así la tendencia inmanente a ia solución de problema§ '';' objetivos V, por otro lado, constituyen una unidad --o soa,,ie[, próbIerr.a-. Por esta razóo pensamos que el problema no se l pueOe descril¡Ír simplemente."como contradicción entre saber , ( y no-saber" -.como lo hace Weck 1967, p. 30)--, sino hay.qu€ ' tomar en crrenta que es una contradicción hecha conciencia. En este caso, es uná contradición enbre el saber y la conciencia del no-saber. En oste sentido y por razones. teórico'científfoás, '; coincidimos con Parthey (19ót a, p. 163), cuando defino.el .:' problema como "un sistema de proposiciones y preguntas, el ' ,, ,i: scbre la óual contiene proposiciones scbie lá existencia y condicior¡es ; cual del oDJeuvo oe la.' de un objetil,o asj como preguntas acerca det obietivo de _le ;. objetivo asi
,

.

,,1

el

Ia solución del probletna (comprobación en la praxis). Una decisión anterior solamente se justificarÍa desdé la evalua' ción sociai del problema, es d.ecir, desde Ia determÍnación de.,,' , .;r, la necesitlad práctica de dar soiución (inmediaia) al probleml. , ¡l corresponrliente. Es por eso que la praxis es el criterio pri' I; mordiál de decisión, pero no el único. Como crÍterio neces-a' rio, se0undalio, hay que referirso a la ciencia que iuzga la necesidad de la solu,ilOn del problema clesrJe e} desarrollo
,

I

i

40

praxis, o bien como pragmatización de Ia teorÍa. Conforme a nuestra exposición, ahora, "trascender" los lími' tes de lo "conocido" equivale a. "penetrar" e¡1 1o problemático {1

:i.,1
.:::'

¡;r
.:":

|:',

:1.

iicampo del probk;ma". De la misma manera, se puede rar la fnvestigaciélr dentro o en los lír¡ites de Io conoel proceso de Jlormación y consolidación rle la teorello, la investigación cientffica sirve siempre a la óa de conocimiento, po¡ rrn lado, y, por oiro la.d,o, siempre un c'tnocfmlento: o et do-nocimiento dé e (como elerento de campo del problema), o el mie¡¡to de una tarc,a (o preguntá como- lngrediente del .deEteorfa). Con e.llo, si-blei¡ el problemalcientffico se rte én un¿ premisl, inmediata, sin embargo no se coninmedlsta, embarEo Lte en 'automáticamente rilrr pauta directa de la investsación l,Ej,* nuestro. cacio, cientftico-soclal, Para que e1 pro. "'dorrespondlente plreda estlmular la investigáción dienflehe que:

ii,'

¡r un problema "reirl", es decir, cientfficoobjetivo. ptresr,§ué.esta constatac:ión puade ser heeha sdlo exactamen;rhtrt? después de la solución del problema, hay que lmprobor si los col¡ocimientos deseados poseen rur var pr{cHco o cientülico más alto de los ya-ocistentes.

tigación científica, Ios cuales surgen del conocimiento de un problema cieniífico, como la función principal gnoseológica del problema cientifico. Entonces, el "acto de conocer', o pro. ceso de eonocimiento cientÍfico (proceso de investigación) no empieza con la formulación de un problema, sino con la tomfr de conciencia sobre un estado del problema (véase parthey 1968 b, p. 162), Llamamos estado de problema cuando existe conciencia de una contradicción objetiva entre el nivel de conocimler¡to objetivo cón respecto a un proceso objetivo y a sus exigencias objetivas. Es por eso que la deficiencia del saber actual sobre un sector de Ia realidad sólo es una condición necesaria, pero Ínsuficiente para la existencia de un esta. do dei problerna cientÍfico. Sólo hasta la concientización, es decir, el conocimiento del estado de problema, se plantea-Un problema para una persona o grupo áe personas. Ésta gtraV ción deüerminada en gran parte psÍquicamente no ex. -per.o ciusir¡amente ( I )- dei estado del problema cienfifico, la llamar mos conciencia del problema. AhÍ coincidimos con Tessmann (1969, p. 18) cuando dice:
,,.

"-

El concrcimientó del problema. . . es aquel nivet.le conocim.iento en donde se reconoce la existencia 3li,la est¡uctura de uno o varÍos problemas.
sitnacfón a la cual pertenece (situación del suJeto), se reconoce como estado del problema.

desarrollo de rt pra.:cis y,/o de la el pr.ogreso no es posible sin Ia iolución ,ts_decir, del problerra, pues de otia manera el progreso Ita consider¡,ublémenüe

ial
#it-^:,t'.. .:::'.'

c_onsiguien'l,e

de un sujeto es aquella - La conciencia det problema pro¡lema en donrle t¡na forma clel conocimiento del

,ll1,

if§,ulüa que: es relativa¡nente irrelevante si un proigpgera flentro c, fuera cle la investigación cientÍiiba. U_orando corresponde nrfnimamente a una de las tres 2ges ci-tadas, se pr:ede conve¡tir en punto de partida investigación cierrtífica.

d.e concieneia d.el - El estaclocaptan los factores problema indica en qué grado se del estado del problepe"

del sujeto, los factores de su estructura del-estado y del proceso de su desarrollo,,. :.;
,

.!.. i.l

s{,iq:ii.. !r

i,

g estadt dd, p,roblema
y Popowltsch (1969, p. 42), conrdl.estfmulo y a la orlentación del procesb de ínves.
r,idgncia con Ko1>nin

ver que el estado ctel problema sólo op*.u.. *otui enfrentamiento activo y consciente del hombre con su mundo. 'Actuando conscientemente sobre su mundo, el hoinbre persil gue determinados objetivos, y en el proceso de "concebir'fi:lri, realización del objetivo surgón estaáos d.el problema rflffí. menos relevantes. Ahí no importa si este enfrentamiento,brientado a objetivos se reaiiza por medio de la actividad práctica
Se puede

{8
'

:-l

formas principales;

o teórica del individuo. .en ambas fo,nas surgir estados der probte$? y conciencia de sctivictbd pueden oul pio¡iám'u. soro a través de la concienci;ir d.-el probrema et ¡¡oá6ie és carraz oe urconocer el problema ,:rado en er estado ¿et problémá .omo contradicción entre sab,,)r y no saber, sobre cámo alcJnza¡ er objetivo deseado. Esta ccniradicció, se puede e*presai-en d.os

'

,a) contradicción sub.jetiva. una persona o un grupo de personas toma conciencia de que su nivel Oj saUer y

capaeidad individu.al en un momento dado -á*irJJrrt*, te para ra superat:ión de ra contradiáci«Ín es insuficieno, para alcanzar el crbJetivo d.eseado.

determinados tanto por las cond,iciones históri0O-concrotas, :. ("externas") como también por las d.istintas condiqiones indt " ¡1' viduales ("inten:as"). El problema asÍ como las posibüidade§''";i:' de su solución, no solamente depende del nivel de eonocimlen,' :to hlstóricamente dado, sino también de las relaciones soclar.' .r,r les dominantes, esto tiene fornra clara y visible en ol campo '',-'. ". de las ciencias soeiales. Descle el estado del problemu ¡¿gta, la solución del problema, una multiplicidad de factores v&lo " '.i',*. rativos y, cor¡ ello, selectivos (intereses sociales, postUras '.i.., ideológicas, experiencias inüviduaies, etc.) actúan y détBrtoi;, _' nan el proceso del conocimiento del Jrroblema y de Ia solucióú' ''", del mismo
,

,,, r;i:l:. ii:,

,li:

b)

contradieción obj'tiva- un grupo de personas o una persona toma conciencia de que er niver disponibre de saLer, métodos, procedinientos y medios, eu i"stitiñiu puru la superación de r* contradicción ,á"orro"iáu L"ire tearnienro det obji,rtivo y reatizaciOn oei-ót-jémió.' prar..

1.2.1.4, Precisión del probteme g

liiación

d,et

Wobtenw

,/-*l

.:,

-subjetiva pueáe üi-iup*rad& a través de ra ampliación del saber in,:iividuar con aiuoa aet saber iu*uno existente. En cambio er. caso n es tióico páiu-*--proür"*u cientÍfico. En esta fase ire conocimient-o, ra persorr" o éii*po de personas pued_e tom¿i,r conciencÍa ari quü 6,,i"1-J rt'plo¡lema real. Pero: sólo hasta er momento aeían¿risis-v aL-ü sintesis de Io dado --es d.cei¡, del objetivo intenóiánáaá, á" condiciones, eüc.-.La p*rsona es cápaz oe ieconác.il tir*"".r" lar- el problema, En est.e proceso ds de erpe.iai imp"oria"ci" qué esLado, conciencia, conocimiento dei üñbü*;:Jü, .oo
44

blernas científicos. 'En el caso A no.existe;, ningún probrema real, puesto que ra contradicción

del objetivo. por medir,r Ae éUo iá-'fru.* posible una mejor üstinción entre probremas sub¡etivos y -ou¡etivos y oesde nuest¡o punto de vista, sóro ros üttimos iieneii iango"oe pro-

dadas hastá er momenro, va que cien"rrá "á"iáiIo fÍfie.o. det probleTa .ng J«Ío'la cápáci¿Ja óoerro.diñrá, ,i"o P .n ¡iei, lu capacidad. t*cnológico-máterial pará-ia iéáliáacion

Las definiciones ant*rio¡es trascienden las expiicaciones

l""r**;;

sólo se plecisan en el análisis de esta misma; las condiciones¡ ' conexiones, causas de las ciificuitades para Ia reallzación de un' obJetivo se conocen sóIo paulatinamente. La cuestión plantea''' da hasta ahorrtr, en cierta forma se divide en dos "tare&s" nue'. vas. Por lo pronto, eI problema cientÍfico queda en el trasfon'' puéde ser resueito-, y se susLituye por eI problema.: do -no én Ia ientativa de la realización de Ia tarea. gon el sur€,ido an¿iisis y la sÍntesis de este problerna poco a poco se descubreosu núcleo y su estructura. Aquf, entre otros, ei método dg modelos püe¿e ser un medio esencial de ayuda. A través del mod.elo d?l caso "problemático" dado, se puede captar réla' tivaments con rapidez y exactitr¡d. los elementos correspon' dientes del problerna, ya que coil ru: manejo preciso del mé todo d,e modelos, estos elementos ep&recen corno "hueco§" en la construcción de los modelos cle tareas y de problemas,'eüc. ' Con Ia sistqmatización (análisis. síntesis, etc.) de esto§ elemen' tos del protrlema, ei'r¡'asta entonces proble'ma inicial Puede iái tor"iutado més exactamente y divüfdo en problem6 paí' clales. Asf, por ejemplo, es posible ta distf:rción entre proble
a5

como estructura rele.tivamente compleja y difusa. Mucba.s: veces, lo único que está claro, e.s el hecho de que con logi" conoiimientos, piocedimientos, elc., existentes, no se puede,: alcanzar el objetivo Ceseado. I¿s razones de Ia insapaoidad,'

En el estado del probiema tomamos conciencia del pr.oblema.,

l*:Pil.ll',lfsf.es, en proli-emas esenciales y no esenglie{ivo. deseadó. solo corr e.iiJ

f*_?

de lcs elementos del probiema-rá-pur¿.
roceso de la §i""J"'"f" i?

duüi.""iüiá,"

"?l?3,atr :*l,l"ollem&l(:uar¿ar-eniósii""i.ioli'á"ipilá¡i'#I. de¡ crib i r i1 g;ilil"oJi ód#; :*3t*:.,:1',1 lY; I.'q* cantid¿c dt pr-r*.:jüü ñ; :T:9S.^31,i
il.il:
,i$ái

iifi"$n:,,#: ry"tr,
P

liffi elabo-

lógico_ de la categorÍa general ,,problema,, (yé¿ Bunge 1967, p. t?0 s.s.) y de ácuerd'o con ¿sío, ,.-áá¡u déldistinguir ro más exactamente posibre ro ..problemátic (lo- buscado, ..no protr'temritió,, t -desconocido) de io dado, conocido);

§et ane-ti1§

-

:

l:i er proóáso á" :: Tales preguritas serÍ&n, pir ejémrr¡,o,prE irffiH; *H_.g191eliz,aaas
e.n ,rl
'

-

diferenciar craramente entre ro esencial ro no.6ilct v con respecto al objetivo corespondientei ,. ---

):lQué grupos de e,,lag-incluyen a lps jóvenes? (14-18;
1,
rirlia ltir

ft:t :lti.l' r

16.20; 12-1tt; -- -- t

rZ-ir,ücsl-'"

dividi¡' en sli erementos los probremas parciales'(p: blemas principares, laterales, itc.) que a'átá" iá" o", nados conforme a su prióridád, -Ac. -¿K;réíiji:i'e; p. tZT s.).

i::,,.':.::e\ '
¡J¡{f}:i1i;

iQüé es conclucta'i'
:l

,q§t¡ál conducta esfá por desbribirse? i, (gonductg acrual, hborat, conducta en '. el aprendizaje, et tiempo vicla sexual)
¿Cuáles son las si luauiones err las q.rJe se quiere fiJar la ,cónducta correspol rciiente ? de cc,nflicto, situaciones públicas-privadas,
i
;ii¿;4ti1¡¡,: : r

.,

Ilñ;; ñüsiü tib*l;;'la

,'í i:,., ¿Se quiere descrit,ir óonrlucta de individuos q9¡?; etc.
r.ffL!,itrl': ;-

o de gru.

l,iji:Jr'lri

:

:t*^:ijlttgse;ruerte

ver que la precisión del probte.

qug la precisión a" prJirárir-a l.o3v.^1y.1_1?T-id:-rt1 y"::1T:r-1_tltr,rndeñca.aiü-iorirlio"lüí;#üi;

,*

i111.1."*l-!'g}l93ry.letarg1¡:er;-q*;];'iff;rff;pi[
.;

:;i "; .3 jr3¡.ijii

Iliillliy'.,1:Í,:1r:*91!\pir;ñ.üi-§.i.Ei;ñbEíi; ffi opo.r, tiene qr.re sauitaó.r- iü ;;;düffi;r:süiüd;;

Ia- fijacidn ocurre una nueva derimitación del probrer irnplica ta seleccig! de una cantidad p;i;i;i d;ffmárt del. probtenra v también se da ra t¡aciori i.lrtiuá-.iÉt nitiva de la estructura y dei tipo ae prouiemá. SÍ Ae$ü¡!§; ésto, resulta quq existe una grán prdbabilidad dá quáeii:,,,$i blema sea 'real", es decir,- cien[ífico (objetivo),- entOiñ conforme a las condiciones planteadas iniciálmentá, se ptib, convertir en un punto esencial de la investigación, ei Aeár] , un planteamiento de problema científico. AquÍ, n'aturalmá¡ hay que tomar en euenta todavÍa otros criteiios (por eje"mpl condiciones dadas con respecto a la capacidad áe invüsHe .-r{n; al aparato material, etc.). El objetivo del planteamieii del problema es la solución de la contradicción implÍcita !1avés de medios y métodos cientüicos. La. solueión-aeilpi blema ocuxre a través d.e la formutacién de ta explicrctoua problema (hipótesis) y su correspondiente exam6n cienHflc .41ig*t que et conocimiento del probtema, tambiéyírlfil cisió-l e.s un proceso de evaruación dependiénte de donútü nes "externas" e "internas,r. Esta depe-ndencia se e¡rpre.Éali pecialmente.en proceso de la fijación y de ta seleóciónrid _eiplanteamierrto del problem? que ástá por in.;esüraiiá.,i4[, actúan tanto intereses y nécesidades sóclale., motivos personales dei investigador. "oláo,mmúir ' ,f El proceso del concicimiento y elaboración del probJeüi,r sintetiz_a en el esquema siguiente; en donde todoi loi pr¡ntr eseneiales expuestos se relacionan estrechamente tanto-ibn,. praxls como con la teorfa:

co¡

gu-e

EnI¡cntamiento ac'ivo

:l :::<i :, _.: I: Ii ? j:re ac ii,r dná',,:.,i,iJrl y/ o reórica para la reatización conscjente deG objetivo de. terminado.
cont¡adicción ent¡e.er @ :Lt::::tos, pr:ocedi*iá"iá, lH¿i"¿"" y et nivet objetivamente necesarirt 66 ins¿rumentos. procedimientos v métorlos pr* "ábur,ürfiiii,ijí"áii i^' objetivo buscadó.
ESTAD() DEL PROBLEMA
ConciencÍa ourTffi; rl,rrñr" *'' p¡or-rte¡na $--fpronre;;""" d"l P¡-eeisión ci el pro¡tñaj.9j$grengiacj,ón det probÍem^a, etc.
n'QLrjg¿¡vo"

a"iffi

problema

FIJACION DEL PR.OBLjM

se desechá, eiáIiGr
más adelante, etc.

PLANTEAT/{!iñm

ExPLrp4gffi
§OLUCION DEL
1.2,1.5.

PEOBM;

P§,AXIS

TEO&IA

Estructura y elern,:thtos del §Ianteamieito aet eióatl"í"

El planteamiento del prrblema constituye el punto de par. la.fnvestigación .l,iriiri.*.E, po, 191_9: debe eso que et pranreamtento
de ser captaclo uni+á.u*ente con res¡recto a su
4B

¿Er: qué con""iste la soruc:ión óptima del probremar o reu, :., cuáies son tos elementos del objelo a tos qü ¡rav qr¡ó áarr#, jtl mayor peso y a cuáles meltor peso? :,: ,,i:: AI determinar el objetivo cier problema regularmente ¡esui- ,ii' ta que el objeto se divide en planteamienios parciales con "11", prob.iemas principales ¡' lalerales, los cua]es, por su parte,',1.. contie¡:en elementos esenciaies y no esenciaies -d.el prouiema. ', Esto lleva nuevaurente ¿ una precisión y diferenciación aer , problenca de investigacicin, pero simultánéan:ente crea condi. ciones favorables para uúa estructuración más efectiva y más racionat clel proceso de iuvestigación correspondienté. Es hasta esta fase del análisis cuando se hace posible y Fínvi. niente través de la deter,minación exacta -a de las condiciones del problema aOel objeifíro, del gbjeto y invesiigar-- el desarrol-lar ,un algoritm<.r provisionai de la solucidn áát pro. blema (hipótesis). AhÍ algoritmo se sigue concretando eñ el proceso de invegtigación, Io cual regularmente conduce a una delimitación carla vez más estrecha del problema global de investigación asÍ como a une especir'icación de los problemas parciales derivados. Refiriéndose a nuestro ejempio citado inicialmento dueta de los jóvenes* esto significa; si, por ejernplo, -con. d,eter. minarnos la conducta ideológica actual de jóvenes desde los 16 hasba los 18 años en el coleclivo de trabájo, enüonces una
,

ob ieto

'-:r estrtrctura y sus elementos. r.a estructura fundamental de unil' ¡. iá:,';: ^-r.. problenrn est,ii constituida siemprc por el objeto, Ius condl:.ili', -..^r-t,-..--"'ll, : ') ciones y el objetivo del problema. r,i Por su parl;e, estos elementos de la estructura clel prollema,'i:., constituyen estructuras parciales relativamenbe independien.' j. tes y deben ser sorleticias a una evaluación y seieccióryct¡idau dosa y crÍtica (¡proceso de decisión!). AquÍ hay que'torriar,. en-cue¡rta que la estructura del problema no es simpld.resul..,l tado de la estructura del objeto del problema, sinó Que se :r. determina esencialmente por'la esbructura d.e las condibÍones" ,1, del problema y sus relaciones con el objetÍvo del problelna.'t,. . (véase Parthey 1968 b, p. 166). Para el proceso de investiga-:,. ción real es indispensable fÍjar con mayor exactitud el obje. . '. 'i;' tivo del problema. Es decir, hay que encontrar: .i,. ¿cuáies son tos eleme'tos quá determinan ra estructüa'dát '¡#.,¡ ' ,,' ,',i$tr.¡, objeto del problema? ¿Ba3o cuáles condiciones dominan ciertos elementos del .;
.

'

l'

'

i

it\

?

.,

{9

ud de probremas principales de otro tipo se descartan $s::,1,1r fl ?¡?ñptf--:ñ"io, á íi'i*, esro conduce iespecuicaóiolá"iál'ii.;il;ffi:"'o;¿?.1"T'ff l";S*ilff a ¡rq'
"3) conaucia ideológi,.,í actuáiee l."rtg*rq iaeóió[i,:,a ñátittiar de varones de 16, t?, 18 rs; muct¡a¿has en ta¡,eas nrtinaiias, en situacioi* hurt*i , trabaJo creativo, etr:. TaI delimitación slce'siva del pranteamiento del probrema pero a ra vez tril""tiil su TgT*,^"r,13_:_*i"io"'üür""da, ;r'uye J, p:emisa. ,r:llqle sfro. tá e a,mplia del probl,rma-p_o-silri,h eipeciiií"rlü.-r.látilrisolución concreta p19r,rááas nñijaes eriminados eri lgggitlp ^t::, I 9:_ ! pn'ceso de precisi,rn, tueran;"ñ&ffi; "".ilü;iH_,i;l precf sión de I o cbteri:a, f il T,f;?i;i11,r:ir :r:ir qü ;i*.üI;;mo _p un ro d e parr da

,Í**'

c) analizar los problemas encontraáos.

. ¿'#iTi*"dl':l'?,ifl{'1i'Í;,'§,";,,

blemas. separa.r Io conocido de Io desconocido y deteiminar lo esencial 2. Clasificar tos próblemas ,,examinados,, conforme a su
;a

i'
.,

ü;

fj.Sil^13^,.^ol::,^o^'.q9i.nróriiiiá"¡ii"irr.Lasorueidnde !.ereas relacionad.as c:on pré"ii1o"
en
r,ri

l"*:,:y"l::f l ",*:" ! f"i.rñ ffi";ffi[Lffffi ,os'y cuyos resuuerdos cóññoJ iñpümt.s es rán re:;

;aH;uTiáI";&il""IffiH

¡i ii ri*;"'ffiffibf.: i5i"qgil.,"",.y¡t33::pj::::j$i_lpiritulio"cuidadoJa.por o s ¡r osible .í rieui ó" te áám i"i;:§ñd;J 3,- "9§1d.Tam na generalproceso áe invésiigacion: "deüerminar I¿ necesidad (objetiva) sociar qrre está por

ü*f,lg:*""."*lu,::,::,"*:^lg:^g;F,enrosdepartidoyde
ffin""'3#"u""Í1,:ftT'"",'ff
áat gesaryon,¡ -- - sociái de.r ¡l^-^--^tt J:ñ I ,:.
.u

minismo)., r Desarrollar las .*r,eguntas, requerimientos, i'sultan de este etc. que reoL:urroo. ,,Iiatat de relaciolt-arlai, precisarlas y concretarlas. ,35:pil los protiterrd; Airffi; ffi iesuuan. 1iár'?#ülhienros Rei¡nrr, us cóná,iciónIs y _Huü, plperlencids exr,str:rntes soui. lirei,iro correspcndiente. IN.uevamente, pre :isar coñ-él r:rrigüral y rterivrar objetivos parciales. ¡arrpüar éJ, problrrma -tareralu, provisional (obJetivo) ryrincipal . como los probre:nnas ñóriiipona.iniü.s (iiñJ wos parciales).

,IXfáffi""t ji*4,.mJ iJ"'ffia.á,iit;;;.1'ji'ilili:

t Añil;;i*

Ia relevrrncia práctica y/o teófic¿ de los pro.
;L

si esto no es posible, según su grado de dificultad. 4. Variar, intercarnbiar ias paites integrales y/o las formulaciones de un problema, en dado casó, simplifi. car el objetivo planteado, concretizar y simplificai las informaciones dadas, eliminar informacioi:es irrelevantes pam que el problema se haga más accesible. . 5. Intentar encontrar un método adecuado paru elr6ñ.. tamiento del problema y de apreciar desde eI -. i",: pio las ventajas y desventajas de este métod.o. siinci. 6. Buscar problemas similare§ que hayan sido resueltos¡,, integrai- el problema en und"sucesjón cle problemas, trasladarlo a un campo nuevo, para asÍ poáer utilizár,r soiuciones existenües y caminós para ia soiucióhl,¡r: (Korch 1972,p.181ss., p.20i ss.). d) analizar Ia estructura del problema y sus eiementos. e) desarrollar una explicación provisiónal, etc. El análisis de los elementos de la estructura del probleria y su precisión todavÍa tiene otro objetivo. Varias vecis hemos subrayado que problema y planteamiento del problema están., estrechamente relacionados, pero que de ninguna manera son' idénticos. Es por eso que si bien es posible una tipologfa general del problema, ésta tiene sóio un valor cbnücionado para el proceso de investigación. No es sino hasta en I¿ base del planteamiento del problema, precisado y concretizado cuando la tipologfa asÍ eomo la diferenciación exacta de las formas de sus problemas parciales nos parecen significa.r

l."Detectar exactamente las partes integrales Ae un pie, blema, separar lo conocido d.e lo desóonocido y dáter: minar si lo existente es neeesario para una solució¡i o no. 2. Determinar el tipo de problemas e integrarlo en ung disciplina cientÍfica determinada, respectivamente, en un grupo de disciplinas científicas. l: ,, 3. te¡glosar el problema en problemas elementales y clasificar estos pára el tratacto, L, según *u prióriiuJ fOg[r, ó;

5l',

tivos, ya que sólo de i,rhÍ resultan conclusiones concretas y directas para ei procerio especÍfico de la solución del problema.
1.2.1.6. Tipos d.e Ttroblema y formas d.e problema

tos ya existentes. que conocirnientos teéricos "nüévos" misió¡r metódica y organizativa de nuevos conocimientos para'rj¡:.,*,i la optimización del ciominio de la praxis. A este tipo'.de pro, f ¡l blema Io llamaremos problema práctico,. A veoes. tambié?-S.e ijf; .!:

torr¡ar ep c.uenta gue se pueden áesarrotiar casi ilimitadamente caraeterísticas de dife,ienciación de contenido v aJsus combinaciones.-Las posibiiic;.ades de tipótoeia que ád ahÍiilurmn són múltiples, pero .también, parciaimente, triviales. por eso, sin evaluar Ia sucesión, quere-mos iimihrlos ;-r,f;ürrientes aspecLos de ciiferenciacirJn: :l funcjfrT de) proble:rna repecto at oirjetivo. 0) condjciones y elementos esencjales -del problema. c) estructura y objetc, del probiema.
1-.? 6 Algunos tipos de problemas 1.2.1.6.1.1. Problema -prd.t::ticá y fuó,riio

conforme a la murtilrricidad de ra reatidad objetiva, tambigl .l9s probremas cirintÍficos pu.á*n aparecer en formas múltiples. Si en lo sucersive *-e eiporrer. uña serie de tipos y formas de tipos y una :;erie_ de pio¡rááas;;;ü;;";"r,"y qr"

tos, lados, ete. de un solo problema fundamental.

I 1

ganización usaclos lrasta ahora. trln el primer caso (a), se necesita adquirir nuevos conocicientificos para T¡?"!gr principatnrente le sotucidn oet pioblemá.'Va qu" aqui se trata cie conocin¡ientós teóricos, áeiróminaremos problema teórico r:l probrema correspondieáh. sin embargo, los probremas teiiricos siempre se relacionan mas o meno§ eslrechamente con las preguntas y problemas de la I?tyl"j,in tecnoiógica dc su soiucién cientitica. En oposición al problema teórico, en eI segundo caso (b) se necesiian más bien nuevas formas de Ii,, aplicación práctica oe éonáeimien52

Inicialmente habÍamos aceptado la definición que ia incertidumbre sobre el algolitrno para de Parthey de un objetivo es la carac.;erÍslica áel problema. el alcance de Aquí pueden aparecer dos casos lípicos: a) I¿ insuficiencia d"r,r Ios conocjmientos existentes para la determinación cir:l algoritmo de realización,;'-- ''---b) La insuficiencia de.los medios, rnétodos y formas de or.

ma, se conocen ias ccnexiclnes generales, necesarias y esencia- :: ,,.r:: Ies, válÍdas para aquellos: se fornrulan como proposiciones ,, l teóricas de un sistema rJe cor¡ocimiento, y se conciben comg ¡i ;" nuevos meclios, métocios, e[c., por ejemplo, más efectivos para , .,i,
1.?"1.6.1.2 Probtema fundannental U

.t)arcial

'

La diferenci.ación entre problema fundar¡lenlal y parcial es ¡elativa. Generaln:ente es válicio que el problema fundamental es sumamente cornplejo, mient¡'as, el problema parcial contiene momentos o lados especÍfieos de aqué1. AsÍ, por ejernplo, el problema fundamental puede comprender varias disciplinas científicas, mientras el problema parcial contiene la problemática especÍfÍca del problema fundamental.con respecto a una sola disciplina cierrtÍfica y también es'soluble dentro de su.q lÍmites, asi como con sus p::opios medios, métodos, etc, Acürraln:ente eI análisjs y sÍntesis de problemas fundamentales adquiere un significado cada vez mayor. Se muestra
53

,*:l*-1r:f:§

una cantidad cada vez mayor d.e problemas son de natup_I+Igrsat. Aparer:en en f«¡rrna cimpleja oá¡eñ-atlJ" i en.p-robternas parciates. r.ai jotücioneJ dt i;¡ parcrales se usan para la solución del problema b8l, sonlp¡e,mentánlqse. Dá atri rásurta-""'p t oto de la_metod,rogfa, o séa, átlas ciencias iiansvtisaii3*?"t#l:é*j:L l::! tio :t lqlg i s c i p r in a ri o, j u s ta m en t erprocesoaemvestrg;"li';di&rrriü;"#iái:'üL,o}*iT#::e ae la.l y eficazmente o r,¡n ióiücf"-*ñ;.iaies cuando se hace ge-neral, ¿e'iermüáA;;f""ñ,;sit'; g" r? sgrucion giobar" me¡¡udo se disririgue ía ?;""*:T:lrg,:Iillgg, ta,mi¡ien eldr "¡il-í,tru'J"'.:Hi'r: 1y" q*i::i: j"jtipos deenrre a"auiióiii y cons rrudivos. de estos _.-"14 p¡r¡¡¡!¡¡j-rlf,rio''"" rra orptresto se^Bueden Aeterminá" ae p roü r ernr,,. u"p é"iáiüi.to "n"'"*"ltiplicidad de iüjempro : . !tg-o: problemas principales y laterales; problemas analÍtic:os y constructivos; -', problemas cognosr)itivos y eu"üátiuos, etc. ,,i,.-

i

;i,;;;íüñfi.

ñ;;"ffi;

teamiento del problema, sin que con ello intentemos una e\¡8luación de su jerarquía: a) problemas de descripción b) problemas de demostración c) problemas de erplicitación d) problemas de definición e) problemas de explicación f) probleinas de comprobación g) problemas de constatación y diagnóstico ,,, ,l'. h) Broblemas de predicción i) problemas de relación ., . j ) problemas de optimización, etc. ,,
:

,

l§;
,

Aquf hay que tomar en cuent& que los tipos se refieren principalmente a los problernas fundamentales y las formas a los problemas parciales (pertenecientes a aquéilos). Lps"Proj blemas fundamentales son relativamente complejos y1'en ge nerai, contienen varios problemas parciales en distinta forma del problema.
1.2.1.6.2.1 -'

it'f:3:r$

{.i1-q_Itg""g9.de.los problernas no sgtamenre depende fInau,-q;gat.

realilzadas en las fases de la precisién y la dei plantei,rrniento del problemJ óié"iitico. para don de,::isivás üraemáticos de ta invest gaci ón, es tc s- aipl.t-ol, Ein j untamente _-__.o_-___--! vvvve ss¡reeuu§ vutrJLlllL¡r¡¡lE¡¡te ..:r¡ ,.1.". . - .. crrEer¡os cte la evaluación del problema óonstituyen ú.fielevantes par:a Ia selecci6l í; t;; Drot)remn-q o,,a I a iái áó"ion i*':I"-gp: ^p ierx ta investigaóio" -só.I¿i_r, {; SJ;,resotverse

;ñi;r"d;

ñ;:;il; ffiffi'ff
fi;

Problemas d.e d,escripción

Los probte¡:ras de descripción apareeen sohre todo cuando
caso la construcción está dada por Ia exigencia de que la dés" cripción se dé en un lenguaje exacto en forma de sisüemas de proposiciones. Conforme a ello, los problerras de descripción aparecen, por ejemplo, especialmente, muchas veces como pro blemas subjetivqs y se relacionan estrechamente con ios pro blemas de demostración, explicitación, explicación y defir¡i' ción.
se tiené que exponer la apariencia externa de un hecho. En este

#g!t{

lt

lñ;.üLiiol
.

i

I

j;ñ;"üiffi ;:

"ilüñi."*l

t,2.'Algunas
't" "

t'lt

forma:i

d.e

problema

al objetivo que da la pauta para el prcblema, los ,Íg¡l::Pl:yf parciatesapa'&ei eñ Ai"á'.rs de forma disrinra. F*r" ilioi. ?lplablglnas de probl.ema, regularmente, es caract¿rística oe Ia p:regunta que refleja Ia iñcertidumbre 1sí como .e.t objetivo parciai, pr"ciiááo y setec. i¡fe. {orm1¡lación'del plañreamienlo oei p1ó¡r".i. á'Iesto, distilrguiremoi lál iisr¡ñtd'i -; e;i j, "diiñ ñ' aei"p ri": asÍ óá o a;i' rü iü

!yf.j,

;;ñr;

: -': EJEMPICI: Interpretación de datos empíricos; Paso de enunciados empfricos a proposiciones
teóriCaS.
..,,,

1.2.1.6-2.2. Problemas

de.d.emostraclón

.: .,:,

ii,

.

;;;id;

i;;;"

§i r:na persona descubre que el saber existente no alcanza para exponer suficientemente un hecho, una relación et93a' ra demostrarlo (como verdadero), entonces denomina¡hos el problema que surge como problema de demostraci6n. Ios problemas de demos0ración regularmente se reiacionan es-

,. "

a

:. t,,4
'

i!r'

.':

trechamonte con-problernas de ¡el*eión, también con problemas de pr*ái*ron y explicitación, pero

t*:,,

.;;

E:JEMPL.: Generarizac:idn teórica de experiencias prácticas; Aplicación r:ie
praxis.
1,2.1,6,2.3, probtemas d.e erpticitación

nuevos conocimientos teóiicos a la

Los problemasde ex1:licitación tienen su-origen en impre cisiones o faira ae medicia en el ciesarrorlo au "iaiááci-Jál..pt""les, Apaiecen en gran corrl. en la ampliación a: sisiemas"uárur"diseiplina! "iüiiir"u, ur¡ teóricos se quiere o se deben gfi ;ññ#iánceptos eristentes cuando vv de uso común o de otros campos cientiti.eós.re..' EJEI\{PLO: La distilció-¡r concepiual entre problema y gunra o la ctiferenciáción entrs"i;ig"iii;;do pre. con_ ceptuar cier re:rguaje conrún v oér"T-óiái"ius i,-,ctr"rye probJi:mas ciá explicituói0". 1 .2 .1 .6 .Z .4. problemas cle
d,et'inición

. Liamamos problemll dg. definición a los dcterminación r' .ieumiiL:,áú;"d;'i;';r"ncia probtemas cje ta de hechos, propie_ dades, elc., asÍ dei ñ;'re;dá v sieniticado áá-iiriroro., cor:ceptos, eíc, Estos se reracionan dstrócrr"*ñu-.on'pro¡re. mas de demostración, peiro tamü." .on las demás formas de problenras citadas.

tol:

,=¡:¡. EJE\IPLO; Ei descubrir cat¡sas, conseclrencias, etc. de pro- §,'' Explicacidn de la reiación de ,,intuició[,,, V qrpe. ;' riencia en el proceso de solución del profilelüá:. .$, Explicación del proceso d.e Ia formación de ac.
.

nroblema de explicación determfnan aspecios esencibles . .' del fenómeno correspondiente; pero a ia vez óontienen húecos,', decisivos asÍ que la form.¡ción- clel sistema cie .proposiciones no surge al principio. I¡a solucion de los probléinai ae e¡eli. 1. " cación ocurre en el proceso de ta formulación y de ]a ciim.;r: probación de hipótesis. Es por esLo que hay qus dilcuili¡o üodavÍamásdeta]ladamente'Losprobtemajdéexp1icaóidñ;; se disiinguen cie las hipóte-sis sobre todo porque regúieíen deii", , una.e:rplicacicin, mientras ia hipótesis da una explieación.(hi-jí' potética-). Los protrternas- de éxplicació¡r exigen enioáóás:ilel,f búsqueda de un sistema ri,: propbsiciones t p:=g""t.*irflOtu. sis,.en_ cambio, son un siste,na- ce profosi"ío"e1--iqueEéli-, can), se puede considerar un probrémá de expticacion éóñió,, : resuelto, cuando se logra desarrollar un sistema suficiente or.'..ni* ¡É ¡q explicación, E¡ uuar refleja ro esgnctal oel neOnO.COffeS. :.T. ra la s¿rr¿¡vnti¡tJ¡¿, el cual [crreJa lo esencial det hecho. coifes.";f : pondiento. AquÍ todavÍa es de interés qué problemas ¿lEñiS,á,,,.. cació' re¡rularrnente se reccnocer-r en su iorma ae prbsuñiá r;:,,;. "Por qué". i-1..-Fbera de esta relación d!¡ecta clei probiema de orplicacióü.-& . con- la hipótesis, existe también una relaciór: indireóta entrá.:,Tii problemas de explicación y cle con:.probación, .
e¡_e_l
¿.

cesos

prácticc.rs.

,$ .
.

"

EJEMPLO: Definición cle los conceptos problema ,.objetivo,, y ,,subjetivc;,,. problema ..t:eórico,, y,,prácüico,,.
1.2.1.6.2.5 problemas d.e,:trplicaeión.

'li

I ::j:

:

1.2.1,6,2.6 problemas d.e comprobación

Un proLrlema de explir ación conocimienro. por euo., a uecei, es un probiema especÍfico del tá,iüiÉn i* áársníiá;l r¡p" 9! lrrp"oa..Er probi.",u-á" L*ñ,'iü.,.n caracreriza ra inca. pacidad objetiva de .forn¡ar un-ii-utu*u de coincÍde con ta re3]iq1ci;,;l-.uái-ñ.rm*e proposiciones que tanto quiere ex¡rlis¿¡ en -tíráa exacra describir el l,:.}:^Sfl seapariencia- externa, con respeto a su. esencia y ao*o también derivar conclusrones consiguientes. Aquí, r"" -propo=ñ;;;;"-;;níániaas
56

§1 de un sistema derivar una -de proposiciones se proposición que está por cómprobarse, o.quiere ie quiere compro. bar rina afirmación, y de ahÍ súrge un probremá, ro ilamamos problema de comprobación. EJEMPLO: confirmaclón teórica o práctica de proposiñoñ-es,

hipotéticas:

,

Modelo de sanción de W. Friedrich.
57

*.6i*:*--1f1..,:.

''

" "{Í -:I5'

'

.2,7 Problemo.s d,e dia.gl.ósüco g de constatzclciótt.

Jemsmo§ r¡roblemas le constatacidn a los problemas que .¡qfiereg prirncipatmen,üe a ia fijación o confiimaciOn áe-un estado, etc. Estos tienen, en.parte, r¡n caráchr en ex¡rr, ¡¡rir,rJ(¡¡uu y se ca,racterjzan pórque .la pregunta conte m-e!ódigq ca,rac[enzal] porque .fa contg roen_ql'problema se ftormut¿ cori ta ñroposiciol; quJ{ ü" ,D,f,o.blemqp gurggn c.uando una perSona es consciente d,e e-s" (ociste), pero el sr¿bér dado no afcanza- para qyé se tnirta, o ble¡¡ cuando tod.avfa no püááá -de la e:dstencia ,le este fenómeno. Lr¡s pro¡temii-áé ,n se relacio¡:nn estrechamente con'et proúéma ,$ntgci{n y de la, investigación de cond,ieiorñÁ-ini;ñ: '1th,fenó-meno que está poi eq¡licarse o constatarse. ys de_ diagnóliitico: pue.stó que estas exieenóias v de problema t,nmblén pueden-aparecer fndfu¿ndia; ,-te,a gsqg tipo-de problemñ los llariraremos Ae'¿iasnóiara distinguirlos de ios de constatación.

En este easo ll e:.;igencia de Ia derivación de un¿ predir ción de las co¡:diciones necesarias y dadas, leyes, etc., lo ll¿ marÍamos tarea de predicción y no lo considerarÍamos com problema "auténtico" (véase Parthey, 1968 a, p. 168, Kroebe:
196?

).

EIEMPLO: Previsión de resultados de un experimento; Previsión de éxitos en Ia educación; Previsión de la conducta futura de los jóvenes.
.

1.2.1,6.2.9, Problemas de relaeión

trMP,IO: fnvestigacidn de motivaciones de deterrninados ' .t_i';;i'r'il1.rl: actos se wl QUv§ de colrducta; ,,.. Lr Comprobacj.ón de la actuación de lo .,inconscienJi¡'' ' te" sobre ileterminados actos db conducta.

i:-d:_qe.termtrrdo desar-rollo -natural o Éocial, se r problerna dc.predi.cción; A üferencla de ias oúras qqoblgr-na, aq'uí la for¡¡¡ción de predicción es a la olución del prot,lemg rle prediccióri. Confo¡rno a su 'egpecÍficás. asÍ como su relación con ,'s.us- con{i_ciongs ,,r'et probtema {[e pre<llcctón confiene una canttdgd ft, & ¡iroblemas 1¡aróiales generales v espeóia¡esr= los por su parte pueden aperecer 9n las formas más ciivere¡emfto, co-mó ¡;iiouiernas ae: de objer:Ívo del estar:lo intemedio de las conüciones del prolüema de métc'llos y procedimientos, etc.
,¿

se quiere pred,:terminar la forma, el curso, el resul-

La pregunta sobre relaciones o eonexiones dentro de u problema exllresa la incertidumbre sobre las posibitfdfde dadas de la realizaeión del objetivo, y a la:vez, un cono'cimier to insuficiente de la conexión entre punto de partida.y obJr tfvo; medio y objetivo, etc. Esta foima ta qrieremos'ita:rrá problema de relación. Problemas de relación se reconocen el la forma de pregunta ¿Cómo es...? En otrs palabras: se sabe o se supone que existen o pueda existir relaciones entre dos o varios hechos. Fero ef sabe: disponible no alcar¡za para captar la forma, consecuencia, etc de estas relaciones. EJEMPLO: &elaciones gntre las posiciones d.e x y de su in llluencia sobre la posición de v. Ilelaciones entre la posición del desarrolio futux y la posición de los procesos actuales de desa rrollo.
1.2.1.6.2.10. Problemas d,e optimieación
ta:

metódica más conveniente para la obtención de datos empf. ricos, etc. se presenta un problema de optimizaciónl¡ De acuerdo a las relaeiones dadas de condición-objetivo se püe. den distinguir formas muy diversas del problema" de oplimjza. ción (por ejemplo, optimizacién lineal, dinámica, etc.j{ ,:¡ ¡tí ATEMPI,O; Obtencirin de la voluntad óptima ¿e renümienüc entre alumnos (no existe ni ambición exageralra y orientada unilateralmente, ni ambición dema. r siado reducida).

§i bajo de deterrninadas condiciones existentes se quiere obtener el resultado m᧠favorábte y realizar la opeiación

dient;es.

Las dificultades en la ,¡xposición der tado de que es un camr,o-der procáso problema son el resurd,e conocimiento todavfa poeo analizado.-peri.r- jñrilñ" para nuestra investiga. ción cientifico-socÍar .iti, biaü' jái proruso de invesrigación es, 99 una importancia ron iilé¡áüie. De ta formutación det problema, en el proceso *-i*-piááis¡on del problema y del pado det Frobrema:ecorr ocido pránteamiñid ;i;ü{ico del problema v ras hipótesis que aeai aüi ru aéri-"á",iu'á"üi"rra"r, decisiones'esenciáre.s pár1-lrlüTrnor recorección d,e datos v de la esrrucrurac¡ori i,:oriáI loiiioár;d;.-6;' ru*i,n,.,.,r. cia do la precisról 9= p, opreryql'iórmación de hipótesis tie. ne un alcance tat porquc de ahÍ suiáen decisiones iundamentales tanto con reJpecío iála óÁriJ*i de invesrigación empÍricr,i-ti"órü; aLG-ñildüilo."ro íJ" u.t* precisión, como tam¡i¿n aé y r,a setección "u-éiiüLa rearización racionar. desa*ollc, cuioa¿ó;ñ; ír;l;ñ;i*iáñio, a" -y recolección de datos, si bien oete¡,mina los aspectos der prolgfo.q. invesbigación, er:. tos cualei'pueden influir los d.atos empÍricos, no nueden .,r*p"rr=ár-ior si siencias fundarñentrt". iráli"i"r!.tigacion, mÍsmos ras insufiIas cuares resurtan de una estructuración i::rsuJióil"ü'?i"l probrema. La correc_ ció:: det pranteamiento d.er ;robi;ú;requiere simurtáneamente Ia correcc:.ón de sus hipétesis correspónOi*t"r,asiqüL, .or. ello, se debe d.e cambia' toda ia áoncápcion oe ávesÉáacion. Fn.la práctica de la investisacioñ-iocravÍa se considera este hecho de forma insufic:eni;-dstá, por ejemplo, se muestra en gue se Loma en cuenta sóto exigi-rameñte it-i;"gü[o cambio, obtención o Hi:crusión de- elementos de saber o.t der p]anteamiento temático tla¡o ei-aspecto de su situación sobre el,.(Ios) ptantearnienio (rr) cientiiióo fr) ññ; ¿;ñü'.;(;; :?ty:i91,.(es).,.erc_., en e.r desarrolto de temas runáámentales Lre rnvesilgaclon (na1a. varÍos investigadores o equipos d.e iny:".9y:Sp^r:.1 : ?l lr.obter nas parcialei espeeiricosj, ó en ptanr'eamrentos de probremar; a rargo prazo [ue tieneá qué-resorj: :tl-pg: particu 1.,:.:posr're, drsmÍnuye er ares corréspond-ientes, etc.' ió cuat, a ¡a varor y ia efieacia de ra investigación subsecuente. Cada camb:.o ae É reiación, tuncién, áic" te ro" elementos de saber- coniruce u ü nüáro esüado abf prbülema {',c-on e110, ileva a ra recstructuración, o ar refungionamiento de los probtemas o plarireamienros aé p*niár*l';;;;;;pon_

.

.t '

: ..i;¡¡ .'T i. ' il
¡.-

':

r';;1¡t'

i.

frili*ñiiüI.

,,

i# curso que sigue.ra eraboraciór: ciel prourema?i.#. ' l? iRyg constituve la éstuctirra tunáamentat de un irrourlmii ilB 1ó. ¿{CUe reracrones se estabrecen entl'e el probl,ema generd yrs, --los problenras parciales? .In 14. ¿cuáles son los aspectos crel anárisls de ros problemas? ri 15. ¿cuáles son ros criterios paro áiurricar ros i¡ro¡lemáIi:.ffii 16. ¿Cuáles son tos distintos Étpos de problemas? - i::1_#r, 17. ¿Cuáies son las diferentes tormas-de problemas? I ,' ,

1l'

^^ ^^t:^*rproblema,,? ".,,,' .¡i!.:, 9. ¿Qu¿ se entiendelor g. ¿Qug papet puede áesemperia¡.el-riétooo qe modelos en rar.},,1 --: -- ii prccisión del probleina? fase;; que cor:rprende ta fijación aer pro-:§ --- --r

DE FRrED*rt*r 'r';;:. ng-fñvesrrc¿cró¡¡r;. , .,:. ' , .;i:, ], eCórno se defir¡e et problema cientÍfico? 2. ¿Cuándo adouiere. si§nificad.o p;;;iñ;;i probrema1,*:_- .t' ,,rruc"r"iaa¿ d. ü;;; objetiva,,? ,/ . .¿i\. 9. ¿Quq signifida qug caracreriza al lioóLso áe lñestieatioirr I ¿t.Jue :f.lo D. lR3g drtrerencia . : .exjsle e.ntre pregunta y probleñ:a? aA oue tiama Friedrich ra p.asmáiizacibri áé lJ-ió"íat i . §. 7' ¿eué condiciones riene quá o¡"s-érva, pr"ñréilí["iu* timular la investigación -cientitiá¿¿f "i : ".-' ¡ Q tf\rrÁ -, ,,"rtuáo-áu
Y VETTER ,,EL pRoBLEMA
.

:..!!..i..

blerr.'.a? il,*j?;'."1"'ríi
¿cr-rál es er

Y.

. .-¡:tí

'l''1,

-

I

.

60

6'|j

reglcrs pera

el maneio de los problemas

HEUNTSTICA

No se corlocen recefas infatibles pare preparar sorucic ¡.¡e_cjeq g p 1ob_lemas de lnve-sti gaci-On m éai á n rc el lr;¡ií"s leJ g_.ge t g§.-in g¡4ié-rf ü§*déI plobl ema : ó I o I a }esótu éióñ go"I,t$-§-.ff-{ggpg§;Tgr?éIiniñi<5'n,uná-actividáciéñ-s
c-q
_
.

lqedjqq-¡_qgida-J_o_i*-r@tás-(séé¿:-4:41;-pél-ópub1ca"¿Ee gunos con§ejos sobie ra manipuración cre rirs probicmas investigació'. para. aumentar ñ probabiüoa<i áel ári¡0. ; ejernplo, la siguiente d.ocena de reglas.

Evitar formas lógicamente d.efectuosas. 2. Identifioar los constituyentes. . Señaiar las premisas y las incógnitas, y escribir er/ ton desar¡ollada el generador. ,.
.'i,:.

. Minimizar la vaguedad de ros conceptos y ra ambigriedad -" -i-t signos. seleccionar los símboros aciecuarios, tan sencillos y suger - vor c.omo sea posible
los^

14,

16

3.

7.3

3.14;3 3.16.2

}iIATEII,IAL DIDACTICO: 5.

.

?.3 5.14.8 5.16.2

plinario). Averiguar la historia reciente del problema, si ia tieire.

3. Descubrir los presupuestos. fra gcaie*S Explicitar los presupuestos ¡elevantes de más imporbanc 4, Localizar el problema. l. Determinar si el probrema es sustantivo o estratégico; el primer caso. si es. empfrico o conceptual; en ef iáCun --'. caso, si es metodCIlógico o de valoracióri. .Insertar el problema en una d.iscipiina (problema unli ciplinario) o en un grupo de disciplinas rpró¡:ámli"rcr.iis
,

. 5. Seleccionar el mit:oclo.
Elegir el método adecuado a Ia naturalEza del problema y ' a la clase de solución ieseada. . Estima¡ por anticipa,do.Ias posibles ventajas y los posibles lnconvenientes d,e Iñ r,arios rÁétodos, ui rói:i,áJ. . E¡ caso de no .tens:. a mano ningún métodó, formuiar el problema eslratégico d' arbiirar unol y empezar por este problema.

6. SimBlificar.
informar::ión redundante. §liminar la y Comprirnir simpliÍ.icar los Aaroi,Introducir supue§tos, simplificadores.. '/. Analizar el problelna.

,

piui!.e e_t impera: deri;menuzar el problem& en sus unidad.es más simples, o sea, en ,rasos más córtos f suUprodá;;;i. B. Planpar.

maten:ático (una teori¿) sobre Ia baie de un d.eso, hq! d-" eonjetruas más o menos nebulosas y de datol a hechos sociales. En la rne.yorre de .[os caüs puede r una solución; aunque sca sólo ;proximada, háciendo
se tiene ai principlo, particu.iarmcnte en Ia lÍnea de

Comprobar si la soluci«)n.es corr,,róta o' nc, por ¡azonable. Repasar los supuestos simplificadores, y, si. eS 'i abandonar algunas de esas restr icciones para atacar., problema rnás compleJo gr.re re:.ulte. ..&opetir todo el proceso y. si. es posible, probar técnica. Estimar Ia precisión Indicar posibl,es vfas para mejorar ia solución. . La primera operación, la fornrulaciótr del problema, teamÍenro, es ¿ menudo la más difÍcil de iodas, co¡ muy bien ei matemálico al o.ue se pide o-ue formuie u¡¡

alc¿nzacia,

.

Programar Ia estrate;¡ia: ord,enar ios problemas-unidad en orden de prioridad lógica; si.esto no es ppsible, ordenarlos según su grado de diii,:u1lad.' 9. Buscar pr.oblemas análogos resueltos. . rnteniar incluir er pr,::brema dado en una crase conocida de problemas haciendo ásI rulinaria Ia tarea. 10. Transformar el problema.

consti tuyen tes. y/ o variación f o rmulación, _ ^V-ari1y cpnverlir et probiema caáo en orro más Liñ;i;-y intentand o ,ii,iii.iln,o S5npo. Siempre que sr)a posible, desptazaisá ñricñ ul-pro.

11. Exportar el probl,ilma, Si fracasan los infent.r>s anteriores, inLentar eambiar el problema dado por un prol:lema rromólbáó-á;;iró;;ñ,"fó.o se hace cuando un probiema de fisio-Ioeiá humüa-!á'trunrfiere al Lerreno de la fjsiologÍa de la rana.

.12. Controlar la solur::idn,
6{

sobre el problema misrno; rnuchi.¡s problernas émoiezan,de modo oscut'o, embriona.l, y terminan cn una presünta qde nas hac_e inás que parecerse ¿ la cruda inferrógación intcla gunas de ias demas operaciones antes releridás te las de identificación de los ccnstituyentes, descü de Ios presupuestos, sirnpliftcación y análisis.- nO sólo'a la resolución del probleme, sinb tambjén a su lación er¡ una fcrrm¿ viable. ,,Un buen piarrtearitiento esj tad de la solución", como dice uno de los pocos pulares que son verdaderos . La segunda ope;ación --Ja icientif.icaoión d.e los yentes- parece trlvial, pero puerle ser düÍcil cie ¡ ticularmente si el problenrá no ha sidr¡ bjen Fuede ser tricii relacionan los daüos con las fncr)gnitas (pc., las ecu que contienen rmos y otras) so¡r. üodas necesarias; sexá tar¿ fácil asegurarse de qrle son también suii que el problema es determ!¡rado. I¿ te¡'cera operación de Cescubrir los supondrá un análisis de-la prrifunrijoad variab¡e. Pt¡ede gar a la reformulación del problema o incluso srr

gunta.bi.en forrnulada y clara a r:ledlcia que piogresa el treE

irontr la investigacjón, es una fr¡¡.mulació¡i ciara del probl regla general, el enunciado del problema llega á ser

tos simpiificactcres V/o consiguir.iiCo :L:ás d.ai,os, Io gue

*rísuii'ffi i;: "i,,;ñ;n;;"Lffi

r !i
s

í

#
ril

!

1.;;1.;1,

"

ffi*?,thtsl+'"u*q'ffi -#üüÉ.ffiirx

ffi :*;$Itr:g,§iffi ffii,*:$i*ffi,fr+ijti:fifl:+,{ji

ffiffi ;,;;lp[1$]#i$fti'[],]id,ffit:fi.

informacidn irrelevante (,,rujdo,,) veces la info,naciól puede;;; es parte de este estadio ;.t;ü;ü; ;;r;;"áJfiao * gran variedad y canridio oe ráJ artor, r,rv Lüu .iéeüü, n* ro menor de conjuntos de ¿stos, ü unas pocas variabtes pa"" emjézá¡ sea,-hay que tomat st supuestos dete¡minado. u.ri-ü?á a tra¡ajar; y esto impl de Ímporüancia primarü *".1": ras variabres que §on l"*;;"ron de importaircia s€cl " La sép'ma operacrón --qnárisis:"-^^,,conslste en la atonri ción del pronterña ¿áar, más simptes que no seán *", "illu ,u.otución en problen " ,liériá*.nre r.ectucüibles. lrsls es necesario, .,á ilfi;i;;u, para obtener El ar _pero ción; hay probremas oe enun.iaáo una so eie.mental que han todoi rós-ñ;;;g:j por ejempro, resisti Itr?f*i.1;le¿¡e¿ ei prob

daria'

," ;ii&qüfttrffi:?*:lffii:,.Jil;",,.#r*iu*Tli:r,1,n

que se está haciendo-cada oL, *üauÍcil a aer várume"n'ü ila- riteraru causa o/í *ncr, ra cieniid ca. p § :*1 T"ogifilijlt .á.lt'i.T=1*L,.:, va r d ni ü3 HHffi?: conocer la semejanza entré ñoü;*;. v oJ i.lrilünrilo, : exrracrar ra i*eratur, ,.rárr'niJ."iiri"nrá* ü"airiái's a, tates máqui¡:as, ta rituüt,irJ'üii*'r!ir:^:t o.e uso uniitááo; y

La novena one¡.ación_ *bü-qcar problemas análogos resur ss ¡eracióna:-"_l-ll menüe inrplica el despoJeü;"#".ji,;; ciei problema. Genera -r.i.i.r"ülarg iliili;i19-qrutiá

,,ll&lt?lnloperaciol--iñ.üái-'Ix;,ü;;';É',§oIf ,.0.

et mismo_cotoi;g d;"r. formuracirn más .iutá-ur necesita en estos cas ,n más simt:tes eouivaten$;"i;;;;[L.a conju'to cie prorrrem io suficientemente- sc;'rida, ;'ñr;;ñica oado, sino üna teo¡ cie bastante poder.

En¡os con ,o es uno

coroiáaiü'ñi"f{Ht3l"nt,Jr",T;ilti:ii[ir#:

tos-

í.*

*1:lt1rrJ

_ La décima operac.úl _rrÁ-río."rláión de resurtar necesar-ia tanto.sitrá'iffiq -del proul*Ára. pue éxito en la .rror como si no. Los cambioi a. iariailes puede4 fase ante. áa. rugn¡

f¡yls.liaasinariícieldffi

üt,;|,il,',}1ig"l,HÍfffhi";

*-l*r'ül,,t***s#***r#fu tlffi1f#
(,?

I

iente al primero y so rcl:.uerve rnedianfe ma raÍz cuadrada. La rr:fo_rrnuü;ió;';, la mera extracción d,e a, por definición, at pl(:rblema;ffi;. un problema no afec. á :uede ptantearse un prrniemá "ñ;;;ü.;üiágo, por ejemplo, ¡n tdrmino no lineal en r-ln& "r_üürrrlente; .".ru"iOn pu,ed,e tener que desnre_ ,;:L por falta de una. t*orio .upuJ de tratar Ia ecuaóión Y,a und.écrma operaeión _exportación d.el . problema* se esr"ó;eü;' m e aioa- elu ; ro
r

lq in

#?!il,X" fJ

t."f^ I,s

í

;uüá

:rposanimares,aüü:.ü:,üt:,il'Jli¿%,g"gtt*.¿.**i rbservables morfológ^icc
I

te sistemáricá zoor'ó.gió,;-;;;ñ;riü rñrñ;ñ;úl*u p!.1, a a b io quÍrnióa, Í dt ió I G;¡liáa rupu..to si¡nple, se ó l-o ampo se reconducen i¡nalm*i" ái"umpo u-ñ,iiaü' üiL, t, de origen. Este *ocedimiento se rernonia a ios olriÉL""", de la aritmética y ra :eometrfa, que se introclujero" ;;ü;-l;srrumentos 'ertir operaciones emp¡i'.óas para conáá y medir en operaciones oncepLuales.
.

'al, puede consezuirse 1, eto¡Og:üói-y ,rpur'ciales en genea un.nivei -áé'áitJ as proteinas v sus proporcion"i, móf,icLuar, estudiando acaso

Distinguimos Ia siguiente serie ordenada, de 1. Enunciar preguntas bien fo¡:.¡rula.das y 2. Arbitrar conjeturas, fundadas y contrastables periencia, para contestar a J.as preguntas. 3. Derivar conse{uencias lógicas de las conjeturas. 4. Arbilrar uécnicas pal.a silmetr-i las conjetura.s a tación. 5, Soraeter a su vez a contrasuación csas ^ comprobar su relevancia ¡' la fe que merecen, ?i 6. IJevar a cabo la contrastación e- intelpretar sus¡.' pretar 7. Esti¡n¿r- la pretensió¡r de '¡erciad. de las conjeturas fidelidad Ce las técnicas. 8. Deterrninar los clominÍqs en los cuaies valen lss ras y las fécnicas, y forrntüal los nuevos ginados por la investigación, Es[e ciclo se presenta esqucmáticamente en Ia Fig..1
tados.
ü.

fecundas.

"-o-"il"r

y ,B9yAg.hq4.4..úttima, operación _controt de ta sotucióñ_ o comentó en nero merece aún una clución puede ..ñf::ll:"_!;;;Crñ"'ouobseryación más. La ;s: repitiendo jas misn.,as ope¡aóiones, lo, modos sisujen. lntentand.o un plan_ ;ami en ro d ire r e n r e j n_o., e¡ q ni.p r), y viendo si es "¡'ázonaLre'i i;;a; ;;n;;affiü; ü. Iá ;;rüabilidad se estirna¡é, or Io cornún, intuitivar,,uñi., p;o'üi"'rig.or, sólo una teorfa /o un conjunro de dato.s pirríoE" áeiii*ina, si una solución ;.razonable, I)ues 'r&zo:raLre, no iiánirl.a en ra ciencia sino :rnpaiible con lo conoci,lo, v ene. datos y teorÍas na¿a íntuiiñ;;."* "i-.ráipldet conocimiento con'Eis[o es aproximadame*te todo ro que ra heurfstica ¡'fa¿ilitar Ia resorució" d.-p;;büffi- puede --el arte d.ecir por er 'srne¡rto sin enrrar en las ,iii*rinó-c especfficas existentes ¡tre los varios campos oe ra óienciilpreguntémonos ahora :r et destino de tosprc,¡temaJ'óiJ"iiri"o.,

#k.

¡riy6iEiis--l
c01§T&tsTA.
EJTIMACIOT{

EYIDENCIA
H.f

DE POTESIS

.,
Fig.

l,l.

Un cielo de investigaci,ón, La inrportancia de Io iavestigacióu midc por I¡s ceEbios quc ¡ca¡r?a cn rr¡eutro cuorpo de por los nuevos problcnu quc euscito.

iti.]irl

teoríc¡, problemo e hipótesis.

'i+

.*i, ,i'

.

relociones entre método

¿CüAL ES 1.

fiL I\LETODO DE LA CIENCIA?

Ie

ciencia, cotwcimiento uerificable'

y ciencicr
en bunge
l0iencia, su Método;,' Filosofla" f.l§ielo XX. Buenos r\i:res, 19T6.
.idt

'i

;:'

r : r :18, 20, 21 14, 15, 16, 1?,

ex En su deliciosa biografÍa del Dante- (ca' 1360)' i3occ-accio' del orlger viene a'I caso- acerca puso su opirrión á* "o la palabra 'pot*üá','óorrirüv""oo con este comentario; de "oiferenies, i"ro-net ?c'sg -1TIJ¿p,91 ',otros to atribuy *¿s,,. EI novelista anlicaba al conqcimrer -eI piro zrii *.iÑi, "i"l mismo. c.lit-flio uu' to acerca ae ta poási, I á" t" nombre' misma: el gusto' cor poesÍa podrla usarse pa"lupiu.iar la -rit*"""d'Ál .l ñir.1gq dif erentes,, "]_:lt tti"o fundÍa asf varores O" lá sensiuitidad' y eI gnoseológ¡c Ferteneciente a r" enr

:

ü;;;

,3.2U.3
i

3.14.3' 3.15..l 3.16.2 3.16.Íl ,r 3.1?:3 3.18.1.
3.21.:t

MATERiAL
DIDACTIT)O: 5.14.3
5.15.1 5.16.2 5.16.3

s.1?.3
5.18.1 5.20.3

5.2t,2

düecido coR una cualidad de poetas: inclus Semejante corrfusión no es áxclusiva mortífera de va¡it por su crÍtlca -éióógio Hume, en una o¡ü-c¿tebre er guslá ómá criterio de ve dogmas traciicionJet, tiiagr qY"9:-r::t::^dad.. En sa rreattii ¿;ü-;ñ;".-Ñ"\u'i que debemos seguir nue sÓlo en poesÍa y en música "No es épo' (que en tro susto, ,i'o ta.riüi¿; Jn 'qI9I1 convencic estot tnclufa habitualm;il; n ciencial' Cuan¿o e-o-lpuu Gtrttce: principiolnÜ de aleún p'efiero un- con¡unto- dg argume con rnayor fuerza] ó"i"áó ióbre la base' de ¡ tos por sobre ottoiiát'ug-6 tino aec'aii' * lnfluencia"t l sentimiento, acerc" de la luperioriaáe'U á*iámtarcaba la téor subietivismo era asÍ lq pl?y? "t u* por et empirismoir psiioiogista ae tali'ir-fiii"inu"Ñ'o' Locke. ,i;-:r

"tiái, ;b;tante es"iii-*tui'"ao

-ia emergente:

e1

.t"Tilt]id*d la razÓn

está

i;lli;"r*

;'írrñdtda;ñ"

3?' Subrayado mio' ¡critti in lorno a O"'tt t'Sí'i"üt"t"'-lóisl'-t' P' *. D. Huue. A Treotise-;'i{;;r^ Ñutur.-([ouáon, Eyetyüa', fgll)ffrF.-

*

G,

Boccaccio,

Vita di Dante' eu

Il

comento a

Divino Comedia e gli

s

_E-l recurso al gusto ng ela, pol supuesto, mento de ar-rtoririad, crit:rio'.iu ,erooa que peor que el arguha mantenid.o enjaulado al oen.samiento Aurand -ianto tiempo y con tanta eficacia. Desgracia,amLirte,"d*áváriu mayoría de ros filósofos, uiil";;;;-u de ra gente, y hasra la obrañ ñ*,í ui .ruy.que la manera, cori:ecta ae oüioti éf ü;;,i;"uJroua o, un enunciado, es decir. verifjcar st :9T9!lyto.u-io--lru*ba de atgün texto: es es contpatibie cón -étáiüsí rnás o menos c¿le¡res i.eiiáJ"*jo"r (o deciucibie cÍe) frases v_eraaaé. o principios inraribres gó ;¡il;; áJcuul, de rn efecto, son demasiaaog '-r-3s'árñli..ntos pensamieirto."uu, f,osóficos que se ajustan ar sisuiente molcre: ;'* éitl áquivocado, porque ro que dice contraciice lo que ,)scribiO el"maestro y,,, o bien: ,.el porque sus -áá Ij:aq.es fatso,undamer¡tates teiis-ion incompatibtes con tas -v-iu,,io -iá, "á"o'g;.¿ti"o" proposiciones f l ;j"ticug¡.y modernor, i:ueiá iáL"r.o de la profesión cientÍ-ista trca' nrariciosos o -no- ourán q-u. m&nera aun no desean convalida¡ .r,re¡giá* ae rimpiáiñ""tJiá cuand,o pueoen ser comprobadas, sea enrpÍri""merrlá, sea racionalmente. porque "dogma,,* es. p.or aei,inÍ"icin," de ia que no se '""teu ué, ill";;i;" táüa opinión no confirmada ;;rque se ra supone ve¡da_ dera v, rnás aún, ou verdades orünarias. otro criterio de"Jio-;i;;;rIlíi" düundido verdacl ierik"dü ha sido Ia evideneia. según esta opi'irñ:;ñil;ro es aguelto que parece aceptable a primera visr;a,'rin .xáá_*n suma, que se intuye. AsÍ, aristóieiés, ,lterior: aqueito, pn atirmaba que la intuición' "aprehende las prer,isas prim-arias,, d.e toaiáiri,i.rso, y ,,ta es por eüo t""nj?..gll, ."irgiü;l-conocirniénto cientÍfico,,. I-o^:lt-. .pgres.on, IIu§serr v"*u.ño, otros intúcionistas e trracrqnatisras han^c_ompi,,rtiáo ia óplruon d; qül#urlr.i", pueden detenerse sin m¿s: tambié-ñ'er racionalismo ingenuo, tal como el que sostenÍa :rl"""rrñ"]'urrr*u que hay principios evidentes que, lejos ou t.n;;. oue'ioá"turru a prueba alguna, ,la piedra de toque son a,, toaa-olü proposición, sea, formal o t'd,ctica. Finalmente, otros haq :lavorecido las ,,verdades vitales,, (o Ias. "mentiras vitares"),. esto ri, ril ulir*u*¡óni, áuá"ü".r.un o no p.r conveniencia, inerependientámente de racional v/o empiri.co. qs er'casláe-ñilGiár" su fundamento v ioi posteriores. todos. los cuábs -iiun tas u*ag"rado el indudabls r¡alor instrumentat.del có,,óáimiini6'ia"ti.o, mar que "ra posesión.de ra verdad.,ló:os oé al punto de afir. iór-i.'.llT* tin en sÍ, es sólo un medio p,retiminar'pnru alcanzar otras satis t A¡istótcles,.rn¡líticos posterir,res, Lil.,ro IJ, eop, XIX, l!0 l¡,
.

facci.ones viLales,,,* de doncie ,.r,crcladero,,

Pregúntese a un cientÍfico si qrl tiene derech, ;i,§ "r"u e-n er campo áJii óiéñóiiilllóré'n gY9 l. sur.t.: o porque ta considére un ooáñiiñ.ñú; Ip:q:u: :l ttb rparezca eviclenre, o poique-lu encüóiiiié nien te. Proba em ente conter ¿á' r" ¿i -ó =ñá";.-ffi s*:: lffi iá ói;É-ri'id¿d;i :. :,r conocimj'enro i l.Ji 9:, oe v e 6ljd;dad i::: :,*:,:- :I ou¡áiiv<¡ r o a á gá rantüanra investieJffiil. v el de cientÍfica. Lo que se -.ace¡tq"" liiir'e"siol'o ;"-i-ffi;'ri#¿ii loro o por parecer evidente (habitual), o por cónvénienóid;;óG

"útil"-

es

cribir una arirmación

;fi

j

conocimiento :H.ff ffi ::fl cientiflco es a veces ¿esaáráOatl";;;;üd? contradice a ,os clásicos (sobre codo si e-s ,ru*.,roÍ,;" ;;;r; nes tortura aI senti«io comrin v humilta a ra inti¡cióñElY: i."*ilr" ,'rr*'iili¡"i'oñsl3: tilti,mo, puede ser conve¡rienie óa"u áig,rrro, y no para ótíqdlt En cambio., aquel,lo que caractdriza al conocimiento cientÍfioó¡j

i,?J?if*r:""':":í",T:TiTi,i;ñi?irñEJ

2.

V

erccid ad,

."^er

ificabitid,ad

rüftrtir-

'12

a rnenudo a un atenuada: ro hacen siémplá-gue emp.Ps^931" s ( cmpÍricos o f o rm ares ) ob te niaos p o r' o tro=r-i-rrüéilqry9r-u,: --cosa qu? no pueden dejar de hacár, pues la cien-. cra moderna es, cada vez rnás, una empresa social_. pero, por grande que sea. la autoridad que se alribuye a una t"entái jamás se le co,sidera infaiibre: ii se aceptah sus datgq+, sólo provisionalinente.y liorque p"e"rmL que rran-lido'oUt, "u tgni+g§ con procedimientos que cóncuerdan con er áetoa-o, cientÍfico, de manera_que son reproduciules por qüe"áliéiá que se disponga a aplica' tares, procedimientós, nñ otrás palábras; un dato será conside,adó verdadero hasta ciériá pun* V, Iumes, Prngmatisrn lN, York, I\feridlan Books. 1935), p. lB4, Ig

!1I yn texto. Los propios cientÍficos recurren argumento de auüoridad

-

En

ocasioners, puede alcanz¿rse una verdad. con sól,o consutlr

el.$Égsiffi!m!:r;1

I

I

:úempre que pueda sier confirmado de ma¡rera cornpatible los cánones del mét;do científico. I cons@uencia, pari:r gue un trozo del saber rnerezca ser "cientÍfico", n(:, bas¡a -ni siquiera es necesariosea verdadero. Deb3mos sabe,r, en cambjo, cómo hemos ¡qdo a gaber, o a pri:)sumir, gue el enr.¡nciad«r en cuesüión ve¡dadero: debemos ser capaces de enumerar las opera' (empfricas o racrionales) por las cuales es verificable o disconf:¡mabie) de una manera otrjetiva al en principio. Estrr no es sino una cuestión de nombre: g no deseen que se exija la verüicabilidacl del conociideben abstenersr:l de Llamar i'cientfficas" a sus propias aun cuando lleven nornbres bonitos compuestos griegas. Se le¡; invita cortesmbnte a bautizarlas con más impresionantes, ta,les como "reveladas", "evi,rr, .,absolutas,r, ,,!'itales,,, !,ngggsarias para la salud del »f.1,:."indispensable,; para la victqria del Partido", etc. -r'.it r:. ----r las pro,rá ,bien, para verj[icar un enunciado o falsas y ones, y no los heciros, son verdaCeras -porque pueden cOrrslgtüente, ser v,:rifiuadas'- no bastan Ia contempla' ,yi,htlrsi(luiera.el aruilisis. Comprobamos nuestras afirma' :%énfiontándoias con otros enunciados. El enu¡lciado (o disco:dirmatoric), {üe puede llamarse el dependerá deI conocimiento disponible y de la naaa fie la proposÍc:ión dada, la que puede lla¡rrarse oerifwiij. Losrenuncia(tos confirmatorios serán enutciados ,r,L.*::.\ a la expeiier:,cia si lo qqe se somete a prueba es rciónl fáctica, e$o es, u¡r- enunciado acerca de los sean ex$erimer:,tados o no. Observemós, de pasada, cñentlfico tiene todo el derecho de especula¡ acerca de lnek¡¡erienciales. esto es, hechos gue en una etapa l, desarrollo OeI coffJcimiento es[an rruís au& del &r' €li.O€S&ffOUO del Con{)Clm¡ento están IIUL§ allá qet altd'la'orperiencia hurnana; pero Entonces está obügado sl las experiencias que permiten i:rferir_ tales t¡echos ; vale decir, tiene la" obligación de anclar sus rciados fácticos en a:urperiencias coneetadas de alguna ma' téóri",los hechos transempfricos que Supone. Baste recor' ifu,Ifuoria'¡Íe un-os poc-o.s irlobservables distinggidos: la de la Lw¡a, lali oudas lumtnosas, los átomos,la con' i; la lucha de cla¡ies y la opinión ptlblica. si lo que teiirbio,'mun¿o ti;e hs veriticado no es una propt¡rslción exterior, süro un erurnciado acerca del ,al imiento de signrrs (tal como, p. ei., '2+3-5'), entonces confirm¡:ltoilos §erár¡ definicio¡tes, aniotnas, y sg adopüan p,:lr una rauón stlalqulera (por elemplo, hüe
. .':' !.
I.''" .,
:

porque son fecundas en la organización de los conceptos dis ponibles y en la elaboraeión d.e nuevos conceptos). En efecto Ia verificación de afirmaciones pertenecientes aI dominio dr las formas lógica y matemática) no requiere otro instrumentr materiai que ei cerebro; sólo ta verdad fáctica en e -como caso de "la Tierra es redonda"- requiere la observación'r el experimento. F,esumiendo: 'la verificación de enunciados formales sól incluye operaciones racionales, en tanto que tas proposicic nes que comunican informacidn acerca de la naturaleza-od la sociedad han de ponerse a prueba por ciertos procedimÍer tos empÍricos, tales como el recuento o la medicróú. Pue¡ aunque el conocirniento de los hechos no proviene de la e¡ periencia pura -por ser la teor'Ía un eomponente indisper sable de la recolecc.ión de informaciones fácticas- Drr ha: otra manera de verificar nuestras sospechas que recut r.ir..,a,.Jr experiencia, tanto "pasiva" como acíiva. 3. Las proposiciones generales uerilicables: hipótesis científicas
:,

eualquiet' cienlÍfico contemporáneo que reflexione sobre sr propia activiclad. Pero no resolverá la cuestión para el mete cientÍfico o epistemólogo, p4ra quien los procedimientos, la normas y a \/eces hasta los resultados de la cienqia son otro tantos problemas, En efecto, e1 metacientÍfico no puede deja de preguntarse cuáles son las afirmaciones verificables, cóm, se llega a afirmarlas, cómo se las comprueba, y eD qué con* ciones puede decirse que.han sido confirmadas. Tratemos d esbozar una respiresta a estas preguntas. En primer lugar, si hemos de tratar el proi:lema de Ia vr rificación, derbemos averiguar qué se puede verificar, l¡a qu no toda afirmación siquiera toda aiirmación sigqlfiq¿ AsÍ tiva* es ve¡'ificable. -ni por ejemplo, las definicic¡nelnom como "América.es el continente situado áI oest n¿[ss -tales de Europa"- s6i aceptan o rechazan sobre la base del. gustt de la conveniencia, etc., pero no pueden verificarse, y, ell simplemente porque no son verdaderas ni falsas. Por ejen pto, si convenimos en llamar "norte-sur" a 7a dirección qu normalmente toma Ia aguJa de una brújula, semejante nor bre puede gustarnos o no, pero es inverificable: no e§ sin, un 4ombre, no se funda sobre elementos de prueba alguao,; ninguna operación podría confirmarlo o disconfirmarlo. E¡ ca.mblb, lo que puede confirmarse o disconfirmarse es.unl

La descripción que antecede satisfará, probablemerlte

,r

:71

afirmación fáclica que contenga a ese término, tal ccmo "la 5a,. Avenida corre de sur a norte". La verificación de esta afirm¿i.cidn es posible, y purlde hacerse con ayuda de una brújula. : No sólo ias definiciones nominales, sÍno también ias afiimaciones acerca de fenólnenos sobrenaturales son inverifica, bles, puesto que por dr,rfinición trascienden todo cuanto está 1 nges_t¡o alcance, y no t;e ias puede poner a prueba con ayuda de la lógica ni de la mltemática. Las afÍrmaciones acerca de la sobrenaturaleza son inverificables no porque se ¡efieran a hechas - pues a veces, pretend.en rracerfo-j sino póiciue no s_e dispone de método a,lguno mediante el cual se.podrá deci dir cuál es su valor de verdad, En cambio, muchás de ellas son perfectamente sigrrificativas para quien se tome el trablajo de ubicarlas en iiiu contextó sin'-pretender reáucirlas, por ejemplo, a concer,los cientÍficos. La verificación iorna mas exacto el significado, pero no produce significado alguno. Más bien al contrario, la posesién-de un sigñificado determinado es una condición necesaria para que una proposicié.n sea verificable. Pues ¿«:imo habrÍamos de oisponeinoi a com. p::obar 1o que no enten,:lemos? Ahol'a bien, los enun,r:iados verificables son de muchas clases. Hay propósÍciones singulares, [ales como .,Este trozo'dq hierro eslá caliente"; plrüiculares o existenciales, tales como "Algunos trosos de hier,ro están calientes,,, propoiiciones universales, como "Todos los trozos de hierró eit¿n calientes,, (que es verificablemeni:e falsa). Hay, además, entrnciados de leyes, taies como "Tod,t:,s los metales se dibtán con el calor,, -(o mejor', "Para todo x. si x es un trozo de metal que se caparticulares pueden ve:rificarse a ineriudo de müe-ra jnmediata, con Ia sola ayuda de los sentidos o, eventualmente, con el auxilio de instrument,os que amplÍen su alcance; pero, ótras yecgs exigen operacioners complejas que implican eh.unóiados de leyes y cáIeulos matr:máticos, eomo en eI easo d,e .,La dis. tancia media entre la Tierra y e,I Sol es de unos I.5 millones cle kilómetros". Cuando un enunciadc, v6¡¡¡i.u51e posee un grado de gene. r:Llidad suficiente, habitualmenLe se Io llarüa hipótesis cienti fjca. O, 1-o que es equiva,lente, cuando une proposteión general (parlicular o universal) puede verificarse-sóló de manera indirecta *esto es, por el examen de atgunas de sus conse- . cuencias- es convenierrte llamarla "hipótesis cientffica,,. por ejernplo, "Todos los tro¿os de hierro sá diiatan con el calor,,, y .a fortiori, "Todos los metales se dilatan con el calor,,, son hipóbesis eienlÍficas: sc:n puntos de partida de raciocinio y,
?6

mates de cadenas inferenciales no Cemostrativas ( tnductivas) más o mqnos oscuras; por otra parte, soü de partida cle cadenas dedr¡ctivas cuyos últimos es los sehtidos, en el caso de -los rnás próximos aIa prueba de la experiencia. la fáctica- deben pasar

por ser generoles, sólo puoden ser confirnr¿rclo§, prueba sus consecuencias particulares, esto os, enunciado-s referentes a muestras específicas de metal':rir SolÍa cree¡'se que el discurso cientÍfico no ir¡eluye tos hipotéticos sir¡o tan sólo hechos v- sobre todo-'k s hipotéticos fan sól<.¡ hech«¡s y. todo,'lo inglds se denomina hard lacts, Ahora se comprende núcleo de toda teorÍa cientÍIica es un conjunto de verificables. Las hipótesis cientÍficas son, por una

mar'se "Hipótesis" no solo a las conjeturas tambié¡¡ a las suposiciones razonablemente confi establecidas, pues probablemente no hay enunciados generales perfecüos. La experiencia ha sugerido adoptar sentido cie la palabra "hipóLc:sis". Considérese, por ia ley de }lewfon de Ia, gravsdad, que ha sido ponfirmadá casi, todos los casos con una precisión asombrosa. dos razones para llamarla "hipótesis": Ia primera es qüe h᧠pasado la pruena sólo un núméro finito de veces; la segun{pl$ €s:QUe hemos ierminado por aprender que incluso ese célebie enunciado de, ley es tan sólo una primera aproximación de ur¡ enuneiado más exacto incluido en ia teorÍa general de la le, tivldad, que ianrpoco es probable que sea definitiva. .,,11:,

lienüa, entonces

x se cli.tata',), Las proposiciones

sinlUlare.§ y

4.

El

método cientílico ¿ars inveniendi?

Hemos coriver¡ido en que un enunciado fáctico general su§j;i ceptible d.e ser verificado puede llamarse "hipótesis", lo quet$ suena más l'espetabie que corazonada, sospecha, conjeturg, suposicidn o presunción, y es también más adecuado quqpstos'.:§ téiminos, ya que la eti¡ñolc¡gia de "hlpótesis" es p-ulto de r partida, que ciertamente io es una vez que se ha dácto con i' ella. Ábord.emos ahota el segundo problema que nos.propu-,,rii: simos, a saber: ¿existe una lécnica infatible para inventar hi-,,!.r' pótesis qientÍfieas que seari probablemente verdaderas? En' il otras palabras: ¿existe ur¡ método,, en el senticio cartesiano de ii conjunto de "reglas ciertas y fáciles" gue nos conduzca a '.i.' ,, ::í enunciar verdades fácticas de grarl extensión? Muchos hombres, en el curso de muchos siglos, han creÍdo en Ia posibilidad de descubrir ia técnica del descubrtmiento. y de inventar la técnica de l¿ invención. Fue fácil bautizar al
,

.

7? ,; '
::!:t

ii:

..t;
,lli.::

iir,ji;
r:i§"]
r

. , ! i l-.,'I-, -.

.': ,'i

H,""H?rü:*ll'¿"ffi :*ii*{::i"g.üey1tá:arnenosquese

niiro no nacido- v s,e i0. hizo con el nornbre de ors intsenicndi. "inventado.. Pero sernejanÉ Lrte -estue .¡;rryris Lo que

más,

Hitgtü$;'jllfi i.i:^l"a"ii,,ñüi.g"j:;',"-""_,i;;"§3¿?*:: tB, es eseneio r,, o_+jr;.1?,*1l^o"- 9plsición a u sáuiañ6;"iiffi jt$ffiii;.,rillü?liri;";,rr,rff#'*lxliff ¿il?H.3;Ji1i.:ríq1iíiü;t1ffiTiiilfi t"l%:iltrttf§,
r

#r

nes,

",ro.r.,,ll*can ffir?,h&_X1;1f""1,";p*T***A*,n:*füffii

no es sinr¡

glrect"á6iu-"r"iffiIo.,

.[?i;XiJ,iri{?q

sucumbi¡ al embrujo de nuestros prejuicios pn La investigación no es errática hay una sota manera ¿e-iugLiir s.ilo..metódica; sóIo que hipótesis, sino.muchas r neras: las hioótesis no se néi-imponen por la fuer: hechos, sino oue son inveniáár, p"r" dar cuenta o?4t*.

,H?"f

q';il;iü'i;fi

no.

i:{#xrt**i-p:ltr¿;:ii:i.: imm:
,e e§ errática e

Bsperan ro rr o rr e,r a i n _r*.1?I-rg"§iq!"1t" an' to d d e ",1,J iuüi cí n-;' r que &tgunos cientÍficos ü"til;HJ.i8i r"'f llitr?i v tilOüiiis emrnentes han l-r.J contra

vsLv r¿us ¡¿. ¡nvestlgación ff-:-¡jd;nfüpiü¡3:#i,ir[-'ffit#i#,xtilii* cientfilég q"é iüi_ii"iriui.o"
_

ff

,i§#,"i,T"':,:'L*

dü#'".r*r.n

fl'l;-iir,-tif iqiiqffitH.1ffi.l;lr"ffihi3: hry tanroJ mérodoy ciéñiirñ# l"qiip{fi ¡,
üéraaA que en ciencia

ff¿?[".j"1?1".*:f

,.lad de descubri :: prutas, &:# prueba- hipótesis. Los ¡1§l proulemas t/ poner a "Jñár*;"[':ü,f,üiffi cienros que cumr¡ren {:"i* yg:qg ¡,";.. cámportan ni como Jn,i*,t3| ,i!9-{e5$eme"tá rrs i.diíJ"."# (opiniones de B.r::c.¡n "T: ü;1,á:: q'," v-o"üriá!ffii "o*o tos caba,lleirffi'| Tl:3*, sá,nta ropiñio"' a-e' ts'ffiür# l .1üT",lll "ár,-iñb';fá'llaquie" ürección rar a rierra ái ;;ii,üffi ;r;ij'ii ,.HT,T :*'i:ij:':,^I'ig nr, eiii"ir, :ta,cual & rrerudo ngg*rtá

*X"it"i{:i$áI "qhechos,yque t1:;irí't-:;ii1,T';;,;n*il*: j:á[L:""$*]1i.f,

lo

l..uv caminos reales; que

la in-

: .J,?i"¿í,H# gierü.{'ryíá,","""j1,""'¿,9?f"?,1ft i,"i{!Xf especiat ta formula.lt¡, au -iiiñütásis.; Jt'":Jff entre eltas fisuran ] siguienres: er sistemáii;" *á;ü;;Lienro-. de ros dat'os, ra ¡ presión imaginaria ae- iactJrü'áon er fin de descubrir Ir variabres rerevantes, .1 áñiiir"ao",cambio de representacir en busca de anaro.gÍá, f;"d;ii;iá'J"s1" q1¡;ü;,;"".i!eus qr favorecen o u"r?:ñ:::" i.u¡á.lo lienrírico no plásticas; rnás aún, el invesii.üaAor-rara ño son áe oro , "r vez tiene concie cia del camino gr¡e rrá por esto ra invest'rgaóio,trñil'ñira formurar sus hipotesi ói,iriiiicá*pueae planearse a grandt Iíneas y no en agg;, r-"rü;;il;, puede ser regimenrada. Algunas' hipótesis ." tor*üiá.r"|orcomo generarizacione,q souie-üai.- via inductiva, esto e puñado de casos particulaies: p;il de Ia observaci'on ae u ra-inducción ciistá ta única o siouierá t, prir"iü se l;i" vías que conducen de fo: a mular enunciados

:irs: :hr.. x #ili,iillI.r¿t§iÍm it", *:

.es

uugii;iiñlu_e.

sie

tf,BT:3j*;,,fl'"*31iql;-i,:üfi
lu¡'noil;dñ;;ffi
Refleetiou
t,

"1

aLaocientff ico,

.:irIáiti,rH#l

il:T;l{fi}ü1rfüi!tix¿*s";*¿5;i¡'g ü'iJiü1.,"ráff ",T."i,??;o?HSITf
oi a phyrieisr (N; york,
philosophical Library.

l:

de ondas de una anaiosÍa ro""ir-éi,Jiu etectromagnéticas sobre ra bast ,ru"'át r.iJr-rdEiáripo t, conocida ecuación. d" rrs ó"áá""Ji¿s"ücas.* * v invesrisador es euiaáo ;;i.#il"ior,"" ocasionarm-ánte. e. fii;r"¿;il;,.Li ir. como procedió Oersteá. rt8z.O»Julcó aefibe¡adamente una conexión entre ta-919c!ii9fa-"á í á*macnetismo, obrancio sobre la base de ta conviccia"á'priári todo cuanto existe es,polái,;ü;'íoor,que ta estructura de {e ,,fuerzas,, dé,Ia naturaleza están .1n¡.-tiáá!;;sff;";nre tas entre sÍ.*,ür La convicción fltosófica de que ta-.8*iriiiiar¿ d,;-iliatur"iuru

i. t ración*;i;""üt:."tt*i#{SH::J#rrr,r#$, jffi f#fl? es una analcgÍa predijo la existencia T?lTáiig?; ;¡, p* ejemplo, MbxweUrga?t.
5,j,

i3,"¿ if ity

gerrerales uéritiüU.s.-Otras ,u..r, el cier 9siá ;: i r*,","ia' ái?ur a tori i .?*, "i1;1p,

#

i*

_*C. Huyghens, Trairé de la lumiére (parís.

Gs

",
ft

*'*"'l'É1";i,oiri'¡i,1;.1#'son'

"diüffi fq+ni;lti-;i;Ei'f; '[í,'i'tu"ii,l]ix#11;:'f,1oiax¡.Í,*,. Á Histo'v or
thc scicnces (Loudon, Ilourledge

:'il.i

.i ;!l

79

iu'rrii"i"ru accióir, d,e Maupertuis (1747), formürado á" r,i.ñ".iu'hr qug er ireador ro dispuesto rodo de ü ;iil;;'#;.'económica habÍa posibte. A las hinótesig .cien{:Íficas ,"- iiugu,- en suma, de muchas nraneras; nu, *::l]gs _Princip-ios- treurÍstigos, r¡anre es eI reouisito de o"ririóáñi.q3d.t? y el único inva«iucción de sufrosicio",'s L*ñuiiJiro¡.u. añarogÍa y ra de(p. ej., t,osóficas) proveen pr.intos de parr;ida qul-á;¡.n -.ur'Eiaü,criuüt", pro. \axv us bados. v
5. Et
Y
métod,o_ científico, -- -- ¡ comProbación ' técnica d,e ptanteo

ilirnitada le llevó a _Br,hm a especular ouántico' fundándose ()n una-ánatogÍa sobre un nivel subbrowniano ctásicoj ¡t|liqffir}-JanrasÍacon ei movimiento do de eontribuir. -teológica ha deja. .aunctue po, eiu"to en mÍnima medida; r+ cuérdese er nrincipio =áe

Igtl^:rlg

e,l

conlunto rie.pro-cedimientbs por los buates

o,f

'

pótesis cienbÍfica,pu,ia" condu.L illu enunciación d.e una hié"i"aüIrá u., gico, el psicolbeico_y e.t.soórol,i;i.o. giue¡sos niveres: er rdEt por la inferenciá praüsir¡le .o*ó-.án.xióntógfco se interesará inversa (no deducl:y11.:lr, 9 p'opo ii ó;il; üñ1;,:#
"i

Los especiaristas cienbÍficos por ei probrema de ia grinei,ir habii;uarmente no se interesan 'ü cuestión es de gompet,Encit o" ür hipótesis cientÍficas; esta ü dirurras ciencias de la ciencia. El proceso que

ta¡¡bién se DroDondra esiüolai'r""ior"no tares como Ios estimutos e inhibicion.J áirli*r;;;;Yrr" at- rrabajo en equipo. El sociótoso inouiiir¿í pf;." ü¿;;;eiminaoa estrucuura sociat favorece clertas Fv..¡yvvE¡r§ ¡¡¡ts¡¡Lras desarienta otras. "r.r.*';"-;;ü;;!i, mientras qgsa¡ie a EI metodóloso. en -cartbio, no las hipQtesis, sino g"r pi,iñiéá'ü se ocupará de la génesis de .hipdñ. probremas tesis intentan resorver, l' oáiüiáI¡lp{ouución. que ras Er origen del nexo entre el planteo_y'ta compióüácion __+sto es, el surgimiento de ra hinótesis- se lo áLja a otros especiaristas. Er motivo es, nuevámente, ,na de se tiama "método cieniirióó';;;";;'ya nombre: lo que hoy "ü"iiián una lista de recetas para dar con las respuesrtas a las preguntas cientÍ"orr""ü, * D' Bol'¡r.''A uronosed Exp.rrroation of Quanrum_Tlreory in Te¡ms of Hicrdcn Voriables ot a Sub.óuan,r.. lfi.r,uoi.li Colsron papers (London, t]ut. lenvorrhs Scientific i,ublicarions.- .slill' ;";i:";, ¡1','í.'¡ll
80

Wu §-iqiltrii*x**x*#.

:*:i-[$

-

Si.la hipótesis que ha d.e ser puesta a prueba se refi . obJefos ideales (números, funciones, figuras, fórmulas cas, suposicitrnes filosófiias, etc.l,-iil vérificáeión ñ;; en la prueba cie su coherencia _.o i.ncoherencia__ co¡i qiados (posrulados, definiciones, etc,) previamente i d.o¡. gste caso, Ip confii.mación puedá ser una ¿emos{ ción Qn definitir¡a. En cambio, si ei eirunciad.o cr¡eluén! refiere (de m.anera significativa) a ra naturalera o ra Áóáie? "n puede ocurrir, o bien que podamos averiguar su vatolr verdad con ia sola ayuda de la razón, o gue áebamos adernás, además, a la experiencia. ,*:i EI anáiisis.iogico basta cuando et enunciad.o que r..¡iü p p¡u.ebq es rie alguno cte los siguientes tipos: a/-una Vtmn tautologÍa, o sea, un enunciarlo virdadero én virtú¿ áá du forma, indepenCientemente rle su contenido (como en ei d." "El agua moja o no moja,,j;-ül-rñá definición ó áquidütr! cia entre dos grupos de térruino! (como en el caso -de ,,Lodll seres v:vos sle alimentan, crecen y se reproducen,,); c/,.una3, consecuencia de enunciados fácticos que poseen una extensióri$ o a],cance ma,yor (como ocurr.e cuando seledqce el r,prinr de la palano¿r, de la ley cie couserve.ción Oe t'a ener!ía). {.ec!r, el anáiisis lógicc y matemático comprobará ia valideá.1 ,¡,W:; dé los enunciacios (hipóiesis) que son anaiÍticos en determi:;. ."i-, nacio conuexuo. Muchos enunciados no son intrÍnsecamente I analÍtícos: su analiticidad es relativa , .á"to*i"áf, .o*l ió,.a.r;.ti; demuestra el hecho de que esta propieclad puede perderse git,i{,-. se estrecha o amllÍa el contexto, o si se reágrupañ los enun¡,,#., ciados de la teorÍa correspor:diente, de n:añerá tal que losii-,.ti an_t]g-uos_ teoremas se conviertan en postulados y vicevérsa. .!;, ,ll Vale decir. la mera referencia a los hechos no basta para ,, decidir qué herramienta, si el análisis o la experiencfa, há de , i ,j

experiencia.

i

'1.,i. 8r ii ,-:II

I

,;'-.ful

emplears€ para convelirlar tma proposlctón: hay que empezar ;.,,. POr O-eterrn¡nar su sfolus y estructur8 }ógfca. En consecuen t' -cla, el análisis tógico r.tanto jintgctico como senántico) es e P qrpgra. operaciórl q,,re cj.eblera omprendcrse al comprobar fu. 1"" hipótesis iientftrcas, searr fócticas ó no. Esta norrn¿-deble i ¡B considerarse como ,,ura regl& del método cientfflco. :,., slclo-nes- referentes -;-P: gnt:rrciados fástir:os no-aoelftlcos---€s¡;;;; td ptopo. '.; ontÁa ¡{a t^ fX;^a a rlrechos pero indeclübles con É sbta ' -r:.;,¿; ^-¡..1-ii' sJruda do la lóg:ca- tendrán'qúe concordar con tos osüos empfricos o adaptarse rr, elros. ¡:§t¿ norma, que ostaua de ser ¡t¡: ;,i 9lllrytes dei §igto xvrr,. y quc con¡ra,Oice'tñü¡ oi ilrio¡jsmo rg,ctonallsmo cartr§i8no, .es it §9P-ITIf" jgTocientírico. poi¡cmds ánrni¡árrál"ld §egunds métod. .el ru=r¡ili"* íl m9gera:.et .método <ieniltlco, apfiu.d.o o ta comnóffiúi i; f

r*^{qt

También podrfan haber lmaginado que ia ley cie Nev¡ton r1e la gravitaoión falla a grandes distancias, pero esto era apellas concebible en una época en que la Weltanschauung plevale. ciente entre los cienüificos incluía una le dogmática en la ffsica newtoniana. De esta hipótesis, unida a los pr.incipios aceprados de la mmánica celeste y eiertas suposiciones especÍficas (referentes, entre otras, al piano de Ia órbita), Adams y Le Ver¡ier dodujeron consecuencias obssl.vables con l¿, sola ayuda de la lógica y rle la ¡iratemática: prectijeron el lugar en que se enconiraria el "nuevo" planeta en tal y cuai ¡roche. I¿ observacicin del cielo y el descubrimiento del planeta en eslabdn de un largo proceso por el cual se probaron conjunüa. mente varias hipótesis. No es fácil decidir si una hipótesis concuercla con los he. chos. En primer lugar, la verificación empÍrica t.ara vez puede determlnar cudl de ios uurn¡:oncnres de uu¿ teol'Ía daria h¿ siclo coníir¡¡i¿¡1o o disc:oniirrnado; habilualmeur,e se pru€:ban slstemas de proposiciones antes que enunciaclos aislados. Pe. ro la principal dificullad proviene de la gener.aiiidad dc las hipótesis cientlficas. La hipdtesis de Adams y Le Verrigr"ffa.. general, aun cuando ello no es aparente a primera ,'vista: tácitamente habfan supuesto que el planeta exisiÍa en todo momento dentro de un largo lapso; y comprobaron la'hipó. tesis tan.sglo para unos pocos breves intelvalos de tier:1po. En cambio, las proposiciones fácticas singulares no son t-an difÍcil'es de probar. AsÍ, p. ej., no es difÍcii courprobar si ,,tr.l Sr. Pdrez que es obeso, es cardÍaco"; bastan una balanza y un estetoscopio. Lo <iiiicii de comprobar son ias propo.sicio. nes fácticas generales, esto es, los enunciados referentes a clases de hechos y no a hechos singulares. La razón es senci.' lla: no iuy- hechos gelcraies, sino tan sóio llechos singulrres; por consiguienle, la f¡ase "adecuación de las ideas a los hechos" está fuera de la cuestión en 1o que respecta a ias hi. pótesis cientÍficab. Supongamos que se sugiere la hipótesis ,'Los obesos son cardíacos", sea por la observación de cierto número de correlacio. nes entre Ia obesidad y las enfermeclades del corazón (esto eg, por indueción estadística), sea sobre la base del estudio ¿lc. 1l función del corazón en la cirsulación (esto es, por cleducció;r), El enunciado general "Los obesos son cardíacoS" no se reíietc solamente a nuestros conocidos, sino a todos los gordos ciel mundo; por consiguiente, no podemos esperar verificarlo diractamente (eslo es, por el examen de un inexisten[e "gordo gcnerai") ni exhaustivamente (auscultando a todos lcs¡ores..
83

el lugar y el momento predichos no fueron sino el úttimo

j:ry:Jynaciones
?nenfal,

lnlorr,wtiuo.s, se reduce at tnétoáo etpitl-

de alla sujecidr: del objeto ¿a exporimel. ,itaclgn a esttrnutos co¡rrroiadís. pero tc¡. áue üuiiriairnente i só llama "método expcr imental" nc enrnrelie necesariamenüe e*perimentos en el sentioo ostricto del térmjno, y pueáá-apUca¡se fuera del taborat<:rrio, Asl, poi elempG, id ístráñJmfa no e¡cpegmenta con cu€,r.poÍí ce¡á§tes (ñ; ü-il;r!"ioJturo 1>órque ¿püca ei m¿to¿o eroeáiiáeñtar-. § !!q ciencia-empfricaur¡ria luSy de elaborar oéiinitiiOn de este ié"*ña; vearnos l.{,n ;q,ó.T9. funcionó .qn yn laso funoso tan conocido iue cast :tlsiempfe se lo entiende rrral. .l : Artqwre rr Le lfa¡¡ia* y <iesctrt:rieron el ple.nete. Neptuno prof:4,99ry de To \rerrief ¿ln¡¡ es cefrler¡d.o una rfisfierÍ:r qu(r tfpica de ia ciencl¿i modenra. :§in gmbargo, no ejecr-rtr ro, un sóió-áperimenüo; ni siquiera ipaftieron de "hechos só,irios,,. En efecto, el probiema que se üiilxtearon fue el de ex¡:,licar ciertas irr€güándsdes ha-Iladas iel ,movimiento de- l{.rs pl¿¡s¡as exterlores (n la 'Ilerra); lo. qqtas irregularidacles no eran fenónrenos observables: e! discrepanc Las ent:.e tas órbitas observadas y las iloulaalas. El hecho qrrr:r debian e:cpllgar nc era un con¡irnto un ct¡nflicto entie datos erápfrl. ¡da[og de los senridós sino uir óoiiiiióio entre aatói;ffifil. y: cpnsecuencias red ucidls de los prtnctplos de la mec¿.

i 0. .E¡ rnétorlo erpetintettal . r,8 experiencia involt¡c.a la rnodifiea¿ión deliber¿ds
.' $¿nos f,actores, es decir ,

celeste. ;.hlpótesls- que propr.,sieron para ex¡lllcar Ia djscrepancia gug un llaneta t.ra;rsuri&no i¡robservado perüurbÁba et lmiento de los 'plrutetas exteriores entonces conoOAos.

humanos p^.esentes, pasjrdos y futuros). La metodorogie nos dÍce cómo debe¡nos proc{i:der; en este caso, examÍn&reinos ,ruce§i\/amente numerosas trrer§onas obesas. vaie decir, probamos una conscsuencia partic:ular de nuestra suposiglón te es una tercer& má¡.irna del mé[odo cténtfflco: i¡eneral. Es. bniervense singulares en busca de erementos de prueba de univársates. Has-ta aquÍ todo p¿r.3ee sencillo; pero los problemas rela_ , cic'nados con ia pruóba rear d"istan'dé ser trrviales, y-irg,.rno" cle eilos no han sido r:esueltos satisfaotoriamente. be¡imos recurrir a las lécnicas 'riel Rlantgo de problemas oe este tipo, e,s decir, a las Ldenicas de diseño de ios proceamlentor'u'*j pfrieos adecuados. Esrrr técnica nos acoruoja comenzai por decictjr Io gue hemos da entender por .,ótéió; v-pér;.ir¿iuco", lo que no es en rrrodo algunó tarba senciilá, ya qüu urnl:ral de obesidad es -en gran medida convenciéntL ó-r"a, "r debemos empezar por rleteiminar er exacto sentido de-n tra pregunta. Y ésta es Llna cuarta regla del método ciintit¡co, "ra sabe¡: I¡ormúlense ¡:,reguntix precisas. _ L}ego p,ocederemos a eregir la tdcnica experirnentar (crase de balanza, tipo de exa;men de eorazón, etc.) V fá-ñr,anera Oe regÍsfrar datos y de orlenarlos. Aderhás, debémos ¿eciáir et tarnaño de la muestra rlue habremos de óbservar v'ili¿cnica de escoger sus miembr.s, con el fin de asqgurur qüe será una fiel representante de la poblaeión toLal. só-io una'vóz learizadas estas operaciones ¡ireliminares podremos visit¿r at seror Pérez y a los demás lniembros Aé ta muestra, con-et- fi' de reunir daLos. Y aqui. se nos mueslra una guinta regla del méiodo cientÍfico: La rr.'colección y e} análisis d,e datos-deben hacerse conforme a last leglas de'la estad.Ística. Después que los dal os iran sido retu:idos, clasificados y analizados,.el equipo c¡ue tiene a su cargo ia invesügaciói: poc',r'á realizar una inl'el'encia estadístical concluyendó qrie "EI N% de los obesos son cardÍacos',. Mis arin, fraUrá que esti:mar el error probatrle de esta afirmación, Obsérvese que Ia hip,5tesis que había motivado nuestra in. vestigaeión era un enun,:lado universal de la forma ,,para todo x, si x es F, enfonces x r)s c.'.'por otro lado, el resultado de la investigacién es un enurrciado estadÍstico, a saber, ,,De la claso de las personas obesas, una subclase que llega a su +. ava parle está compues[a y:ror cardÍacos,,. Esto es, nuestiá" tripótbsis de traLrajo ha sido corregida, ¿Debemos contentarnos con esta respuesta? Nos grrstaria formular oiras preguntas: de. be¡'¡ros entender la ley r:¡ue hemos hallado, nos gultarÍa dedu. eirla de las leyes de la fisíotogfa humana. y fru[ se aplica 8{

soxt¿r regla del r¡:étodr; cie¡rtíiico, a saber: Ño extstü" respuestas definilivas, y ello sinrplenrcntc porquo no exist¡n preguntas fÍnales.

una

7, Métodos teóricot

de verüicación; entre eiias, Ias téonicas de medÍción, tÍpicas de la ciencia moderrra. I,ero e¡r todos los casos esti técnicas, por rtiferentes que sean no constituyen fines.ef¡

Toda ciencia fáctica espeoÍal clabora sus propias téc¡

de ideas. En el párr:fc anterior ejernpUtiicamos el méLodo experimeü;, tal anaiizancio eI proceso de vt.rificación que requerirfa el' enunciado "Los obesos son oardiacos"; encontramos gue estir; Npótesis requerÍa una precisión cuanuitativa, y después de uqpi i:rvestigación imaginaria arlcpianlos, en su lugar, ciérüa ralización ernpÍrica de! tipcr de los enunciados es Ahora bien: Ias generallzaciones empÍricas, ten caras a Arl§ tóteles y a llacon, y aun cuando se ias formule en estaoisticos, no son dÍsüintiras cie Ia ciencia moderna. EI de hipótesis caracte¡ístico de la. ciencia moderna no es el de los enunciacios descrip'¡vos aislarios, cuya función principtil es resumir experiencias. Lo peculial' cie la ciencia moderna

método expelrjmental, gue no es otra cosa que ol fnétodo científlico en relación con la ciencia fáctica; y Ia ciencia, po; fáctica que sea, no es ur¡ .n:c.rntó¡: de hechos sino un

do modelos conceptuales de los hechos, en cuyos térrninos puede explicarse y predecirse al ruenos en principio, cada uno
.85

en una t.o.i,,s?.

llr:Tl:.illpl:"_r!rro

aures de incirporarras

Ai'iEr:?,ff ?t?i,:3 j:ti?*,l;ir:,ff,f
respuesta al esrÍmulo rri¿or-

La conversión de ir,s empÍricas en leyes teóricas envuerve trai.,ánEÉiiüffiil Iengueie observacio¡ol ya-rc-s;;;L de ros-fenómenás v er rle hacer afirmaclones

:rruum*i**H4 tr+r$*i[tffg"ioratir".ünu, .
fjffi ,itH.dt
-a
-considera como Ia §il áü.ñi er {e una sucestón de

fli(¡r:iy*sru;:J6**1;s:"tr#.,J.,':ljilH":.,H observeble R, que modo au
ái.iv"_
¿,gi,nrol

de ser el únir:o juez de las teorÍas fácticas. o siquiera el ü mo. Las teorlas se contrastan con los hechos y con oLras h rfas. Por ejemplo, una de las pruebas de lu eeneiaiüáci de una teorla dada es averiguaf si la nueva teóría iJ ;edx a la vieJa dentro de. un ciertó dominio, de mocro iui á".-cut por lo menos el mismo grypo de hechos. vra" añ,'.1 de sustenüación o apoyo de las teorÍas no es idéntieoñ., a grado de sonfirmaeión. Las teorras no se construyen er-nihi sino sobre ciertas bases: éstas las sóitienen antes y d.espués la prueba;-la.prueba mi,sma, si tiene ¿r,ito, p;;;;á foii.loy res[antes de la teoria r {ija su grado de confirmación. Átin, el grado de confirmaci0n de uáa teoiia-no ¡.J[r'ñir-ii'árt, minar la probabilidad de la misma.

iy.**ff :lllLiffi ';,t*.t9.["'l':;,m*,$ ji:*¿*.1 ta, intenüa:ía elabo¡ar,

8. En qué se opoua una hipótesis cieniílica

,; i

dqti:*I-**'fi**ii'*--#{ir-f*r+**#
"X,i,,ffi l?. Cada una de-sus hjpé;éi" que.consistan en suponer ;,; Qüo i¡te¡viene un refte¡o inn*tó-o conaciona-dL-tndre que central, |iflÍi"T'|i f::,Y:'3*ij'i;i'ñ,:r nervio arerenre, ra esración '¡ sus variar ¡¡pdres]?-ce rrátai.-iüiir4q ;#: :?.:'rffff :.,gj.: :,,É..1 : ¿ü*í H.# que

fr:"f, :::J#?i,li":l::,i:"_iJiüif

;trl*Utr:ñ-,x'r,:ilffii'-$1ffi1l}d?d$§fü: pl-,ii!Í-nilJ:H§,ffi

,o,

ñ"íiJ,i;ilJ #' i:t',i,i;;l:::Tiff il';.. §lgie;,l jJ;lqt1i;1i;"ñ";iñ";X.,*,o.cierosesqúemas Ji?i,i## ;;: I-áí*

Pero nuestro nsicdloEo no aridará del todo a tientas: podrá

s',:

ón i;' {* t' ü'i?¡ d9; il ül^,[gi!t,o au i' : ¡if,iff 1t:', .t,'J,:i !"'r ; rárea: ro evenruar ioui.áu.B;' ii:i. fs..., la o,,o-*,,lpi:ll!:l )lqtc la pena "#!;,,nil;r"":H diflcil ¡';::; eilffi "mprendliáiia

",'.ú ffi ser á,iáüLi,ro aurrqu e nd hamo_ "o*r"ti¡t", 'i,.vtbreJ;yt";t;ff q#T,l';i8",:t"ffiti,,?,ffi:i,:"t#ff$ . ;ifi _31 i"I"e; I,j "1,,:l: f :lt!_
(

-

'.i bién r-o uricar¿ en su icnrcxlc,l-aü#$U:1:,.i,ll T,lr [t"',1'li?.Xlf :Í,"",::,1*:!i]lgo s.n dado, sino que ,"m. f,ii?ffi
pues aunque suene ,:iigt#i,l",H""ji,-1,:1"^ i; ;i.; ;;;x #. íi,5i,ttt?ü:"rff a i9 iíüiciñ¡¡ur. ¡, para do¡ a, u?r en un iill l,:, : " iÍÍ -*ei}!r, imporránr,e q q p o' ótñá,,ii.ion., re ó ri cas. Sji _t*y: *óíri ,Ióil."r'ffi;t1ir'ií,iif;r,cncia Es,
+ ¡,

$,lt?-

,,

'8S

üsra

::l¡r:l1tI".g!" l?r hipóresis cÍenrüicas tensan pv.v v¡eu'u¡urrs üu¡() ra::lolgn exüracientgico..; -6;;iiü , sólo cientfficos sino ümbién e*iiáóiJñtúid..'llos primerc son empfricos y racionales, loTrTijños son nsieorór,inos psicológicos culturales. Er¡liquémonos. . .Cuanto más nunrerosos sean los hcchos que confirnl:rn ur: h ipó res is,_ cu' n ro m ayor.sea r u p."iiiiO;-.é; q;;;liu'r""o, truye los hechos, y cüanto m¿s'vairós ;;á;'ló,. ;,iáuoii"r, torios .que a¡uda a explorar, tanto m¿J rirñá iura" "ñ"Lsn $eencla en ella, esto es, tanto r.avor ieiá u p]áur6i¡iár? qu le asignemos. Esto es, esquemáticamente ¿ic[Á, ló qrá;u ., tiende por el soporte. empirieo de ras hipótesis'r¿.tiá.. rrer, Ia_experiencia, disponibleho puede sér cónsicreraaa como-ili peraDle: en pr¡rner lugar, porque nuevas experiencias puede: mostrar la necesidad de un rémiendo; en iegundo tdr.minc porque la experiencia cientifica no es pura, sirio interfiáio¿, y toda lnterpretación se hace en términos'de teorÍas,'*áu", por el cual Ia-primera reaccirin de los cientÍfiros exó"rimen tados ante informaciones sobre irecñós- qüé- pá.u.éií*'irn, tornar teorias establecidas, es de escepuéismi. --"''/-v:-'!'. cuanto más estrecho sea el acuerdo de Ia hipótesis dn eues lidn pon el conocimicnto disponible dei mismo áia.n,'t"nt, más firme es nuestra creencñ en erla; semejante coneordan

""árpór;;; ,.:3:i^y,"t::1":ilf 1tán.¡eracionaa;;;;;'si,'*i;iitrii,"ri de ex.u" ra cu,uura inÉr;;u;i:;;.";.ñ5;?J;ü;
:11:!*g3g

ur:ir iripótcsis rle correnirlo f¿ic'iico no sdio .rs sosteniáli p¡ de cierto núm"ro Ou ,* óór,*;,i; l.l-:r$ll+ración empírica predicciones). Las :iT rylli?ulares (p: ej., reorÍas o tienc¡.en rupOteSi .ienU en o,. _ :*: :.fi3:!,I!,91odo,..

nombr:e ae iopóíü racional de tas fácticas. rrsre es, dicho :;;á;;;üá;,-;i;;iuü"pJi hipótesis ái.tuur la mi:yoría dc ros cientÍfir.:os o""üá"i¡ai-, cre ros informes acerca rie ta ,amada nercepci,in eiiiaseñróii*r, porque los lramados fe:rómenos psi iont¡aci1 r..r, .i'.rgrná' ou nipótusis psicológicas y fisiológicas bien estai:¡iecida".-ü-í-ru.rmen, las teorías cientÍfica§ deben adecuarsc:, sin auOa,-a los hechos, pero ningrin hecho aislado es aceptado on iu'Jomunidad de los hechos controlados cienrÍficafu;nie ;'ñ";;'que ,.nga cabida en ai. gttna parfe del edifjcit:, teórico soporte racional no es garantÍaeiiá¡iecia;. brrd.'trrgo, et tec¡rÍas frieticas serÍan ,iniurnóraürJs" ,.'&aál li"iá"rü?iá. ru. a portes empÍricos y rar::ionate" áá-loi la experiencia. Los sohipótesis fácüicas son interdepencl ientes. En cuanLo a Ios soportes extracientÍfÍcos de las hipdtesis Sl:;::,:f::::.ur:o.,cic erii s cs d;;;;l;t.r psicorógico: infruye sor)re nuestra erecc_ión de ras supclsicionár v i,irr"'ei'lralor que le asignamos a su (:orlco¡dancia "prouocan plo, ios senrimientos e,stc¡icál-qü con los rr"""ñói. po, u¡"*. Ia simprieidad y la unidad rógica.esti¡:ruJan ,nñ-r"t"" y otras obsüacurizan Ia investigación sobre.r,, ,árioáráe iis teorias. Esto es lo que hemos cienominado et sopóiiu iiitoiogico de las hipótesis fácticas; a menudo es ,:)scuro, y i.o ,olo" JJt¿-ri"Jiir"á'íi racterÍsticas personales, sino iá*úie, sociales. "o. Lo que hemos llamldo ,opáitu' .ultural -áe Ias hipCtesis fáeLicas consisie en su :ompalibilioaii con del .nrundo v, cn parri,utuii"áii'iJ?ireeist arguna concepción prevalecient-e. rs :,I,'l?.Sy: rendemos a asigáar mávoi-p.ro a aqueüas hipóte. srs que congenian con rruestro foncÍo cülruiai v,-ári'j;r;r;,0r, con nuestra visión der m.undo, .gue a aquetÍai'ñib6liJiJ'qru lo conrradicen, La funr:ión ouir'áerloporte conjcturas cieniÍficas ser advierte cóñ táciudad:cultural de ,as iTfy)s? a poner aL:nción en ciuriái-ólrG por una parteí á;'hi;üti'Ji, v Lo^: lntcrvtcnc nílsta cn la sugcrcncia dc las nr'áaprr:ciar orr"s pusr'ilii,tfft{"i3i'iroiÍsi puede constituir un factor de obstinaói,in oóe,,nátiüi.'r.o-tni.* maneIademinimizar'3s|epeligroescobrár"o"oie,rci"-aur hecho de que ras hipótesis drént'¡iicüno erecen ..v v. vve.. en un vacÍo sr¡ r¿¡¡ v. cul[ura], Los. soportes empiri(,os y racionares son objetivos, en er :ulJi9o de.que en_principio son surcápt¡uiá. ¿á .ü'.óiLJioo. y controlacios conÍorrne a patrones prücisos ¡oimiáatiJr] gn carnbio, los soportes estra¡Íentíficoíián, .n v gran medida, ma-

ciír es parric,rarmenL. variosa p*tibilidad con enunci',raos-áá cuan(io consiste en uha conrirü !.,;sto es lo que hemos designado con el

terfa de ¡,,rele¡'e¡rcia i¡rdividutl, ilc ¡r.uDo <¡ Clc dpocal _siguÍente, no debieran ser cjucis:vos en ta etapa Oe iá prorninentes gr:e sál,n-o*'ia erapa heurÍ¡ P:::,^f:r quc los :Tl"I:yj: .cientüicos sean li,irsonás cuttas, sólo sea parii que a¿vierian ii riiüi.li;;,ó;q*Ti¿üü v c.g¡qir¡3i{, !u1,1 ia l*l.l::,::::?lg9:gf credib i lÍdu,i a. r o.' üp rori¡iüuóiñ; i gaci ón y ü".ñ:ih: li_ll I }r-u,rt pres¡On, pera bien o para rnal, es rea) y nos partido por una u obra c.rncepcion dol'-,nunao: obliga a tOi es meior ha, hg

.§r:

;;;ü

r.iI

rii
,,*

'}
riii
',:i..

ú

. . r¿ enumeración a'terior ae rói tililii de soport.s oál hipótesis cÍentÍficas tunion áLró"prói¿r:to que

io

cónscí*it;Ái*.'üir'?ff:ffi;[#.n::0";
"o
r,rs as99:;

;1,1

l.!
i:1

:l*:j:,1,_ oi una supáriórol Iá";i."i oJiJi aceptación Tf?:lT:lL.l ;!"" ;",ffi c&rse e¡l ravor de ra tesis dr? eu6 ra invetigacioñ áieñiiñü un arte.
9. Lu ciei¡.ciu; "récnica y artt

*ostrar ei¡;il;; ü* óó:iáüi,i aqfi.l r"
es.

I'iilüi

ffiñi;;;;

BB

empresa nruitilateral..gu.e reouié:,é et m¿s inténñ,¡ri.íiioñ.: ", :id:-Tl_ge_tas facuitáOes- pliquicas, y que exigc un concursoi de circunstanci¿s sociares tivoia¡req'f,or este motivo, toao ióI timonio pe,.sorral, pertcneciente i'cirrrqur;;';;;Ílü,;, parcial que sea, puede echa.r alguna r,rr=üúl.e-áísüi-;.:r¿;;,, -.'§s' Ée"w de la inves*,igacién. A menudo se sostiene que la nredicina y olr,ns ciencias apll. cadas so, artes antes qúe r;iencies, er¡ et sentid; G pueden ser reducidas a la simple aplicación-a;i- AuJñ ;.;j*i; de reglas. que pueden formuJarse tooas explÍcitameniá pueden elegirse sin que medie er juicio personal. sin ¡|-que or¡bar. go, en este scntido ta física y ia rr,,riemátióa tambi¿" iófáil"§i ¿quién 'Jonoce recetas. hechas y seguras para encontrar leyes de.la naburaleza o adivina¡ teórerrias? si"aile; slgrüfü*" f0liz-conjunción de experienciá, cláiireza, rmaginatiéñ,-viiion v habilldad para realizar infirre¡icias áe úrpo rió iñáliiirb, en.

La investigación i.e.!.tjfica es legal, perc sus leyes _Ias re.,, j "il*f,Tf ""conocidas; 3" por 11? " ,. ll ri,i;', Ji,,ii'j jia:*I""a. :..tr ¡rD¡es, ru bien f,'f,: el contrario, ,"r,rmerosñ;i _son, compiejas, rnás o menos'eficaóei, v eri parte desconocjdas. ' tt ' | 9Pl :I9 9.^ i? rlll?.1, !rys"nras. y oc p ¡o i ai i.;; el método cientÍfico és cuar{uie,'rorá'menos un conjunto *; de I?l:lur,;Jlu-ngs,técnica totl;vi; es-ra re_o:ia del método cien, t¡nco' La mcrr¿rreia es inmediata; rrcsccr¡líese clé tóáa aes*ip'. ción cle la vÍ¡r ddla-ciencia --V.,,-piuru, lugar de presen la te*, pero no se descuide nrágunal-ia investigación üii.

: *

;;;ñ';ffi

fñd.

89

ffi., S?i."iliuX'ffi:i:Jt",iA:f#¡'P ''1; , getcao ciLmrn_co; ia gj, ir ": ó¡u¡¡ pqrrv vurr..r un (1rrL:,r.] tanio porqrié-car-dzca oe iógrái r-rr "".i,sijl3it"1."r'r1iil;-;':'rt""U:la;j 'lii [an[u porque carezca 0e reglas nñ
y no porque . requieran una intuicirir innaia :::.lj:l_"rqre cr-,anto p_orque exile una gran de.d ispo.sici. ri :.s rrrt(;ruurualc§. \-oIno tooa ., l,1ii"_9rO la invcstigacir"n in re.lect uales.'Co,ro toO í L r... expe': _rl::::",""."''l':,".'-"1'11':'" puede ser comprendica otra otros rrencia, por irans[erible; i,oy qr" pr!a'r por ettil ,i ' el precio de un gran rrúme'o de - .l:r-o_1r:jr.íntcgreirr,'*,(' tl, 11, g.o}hdo. Por óonsiruie.ntr'. roi erroresJ y porlieitó quá escritos sobre er método

tnás, es clentfflco. ¡,. ,^1f qiqr.",ra es ciertanrente coinunicable; si un cuerpo ,i¡!¡, ¡locim,tento no es comt,n-i-CauGE¡;;;ñ;;iñ1for, de co. no r* r"iieri'a-ros resuitados de Ia rnvesri", 9l.ti{irg.Pero esto.las maneias-en que Ébción.ant9§ -que éstos ie óutienen; ta i,rt comuni:"P]1idla a no inr¡:rlira.que el mtióao óiá.t¡riáó i, tas réc. ¡1., las diversas i.,ie¡ciás especialeJpráái*-iprenderse :,.,1, 9: ;j r, :l_tgs ribros: los proce dimien¡os de la investigación se doml. nan investigando, y los metacientüicos debieraii etto prÁó. ttcartos anies de- é.np'.iiiáár ;ü'il¿iriil=iirü ,¡or #;."'á". Xll.? hava sidc encenarada Pói-tá

tonces no sólo son ari.cs la merlicina, la pesquisa cri¡nüral, lp .estrategia. militar, la polftica y la púulcfa"a, sino -tam¡i¿r, tocta otr-a disciplina. p,:)r oonsiB.uiente, no se trata de si un ll]lpg_d1do.{9 la aerir,,iclad .'}:urnana es un arte, sino si, ade-

1. PLANTEO DEL PROBI,EMA

", ¡iit

:

{"p

de los hechos: examen del g;r*po hechos, clasificacidn preliminar y setección dé loi q probablemenbe sean relevantes eir algr.:n respecto. 1.2. Descubrimiento del problema: hallaigo ae ta taguna de las incoherencias en el cuerpo dei saber. 1.3. Formutación del problema: pfanteo de una presur que tí-ene probabilidad de sei ta correcta; esffG"f, tígne la corecta; esi significativo, p: 9'¡gción del problema a su núcteo sisniiicat
bable¡¡ente soluble y probablemente fructÍferd. : ' ayuda del conocimiento disponible.
c

1.1. Reconocirniento

r

,

|:ii.lTl"_-.on1? algunar; jc c,lias se dai poi sabidas,

¿irtL:

2. CONSTN,IICCION DE UN MODEI,O TEORICO 2,1. Selección de los factores pertinente.s: invención suposiciones plausibles relátivas a las variables q probablemenie son pertinentes 2,2. Invención do las hipótesis centrales y cie las suposic nes atxiliares: propuesta de un conjunto de suposic. nes concernientes a los nexos entre las variabies pt tinentes; F. ej.: formulBcidn de enunciados de ley q: se espera puedan amóldarse a los hechos observadc 2.3. Traducción matemática: cuando sea posible tradt ción de las hipótesis, o de parte de ellás, a aigrrno los lenguaJes matemáticos.
,r

|,,,' cfenlffico pueden ilu¡ni::ar. et caáinó-aé-i"-ciéi,.i*-, p.ro ,ro exhibir tod.a su riqueza, y, sobre todo, no ,o, * ,rr11ii"" DPeden ti§9. de la investigación *i.*", ttel mismo modo eüo Dingq., .,,,.'
j:i-,.na bibüoteca sobre 1¡oi,ánica puede reemplazar a la contemi; contemiir,:plr.l9o de ta naru ratezi:., au¡rque h;.; pr;-ibt. ;it,, plación sea más prcvo.liosa .

-*

i;,-

t!, Ia pauta d,e ls fnD¿s:li.gcción,
"

cimtflica

I,a variedad. de habil:idades y de información que exige el r tletamiento científico c;.e los lrobtemas ayuda a- explicar la ,¡;irrgc¡qmada división dei. tratajo prevaleciente en la ciencia íji+. contamporánea, en la que er¡clrcntra lugar toda capacldad ff,rüatural y. toda habilidad adqr:lrida. Es posible apreciar esüa i*i' vatrt9{gd expo¡¡iendo lrl pauta general de la investieaclón wÁt olentüica. creo qrre esfur llnuta -o se&, r.l metodo eientiflcoI grendes lfneás, in sigulcirte: -0s,,
ñ^

:

3. DEDUCCION DE CONSECIIENCIAS PARTICULARES 3.1, Búsqueda de soportes,racioneles: deducción cle coru cuencias particulares que pueden haber sido verüic das en el mismo campo o án campos contiguos. 3.2. Fusqueda de soportes empfricos:-elaboraclón de pr dicciones (o retrodicciones) sobre la base del froáe tedrico o de otros datos empÍricos, teniendo dn vts técnicas de verificación dispónibies o concebibles. 4. PRUEBAS DE LAS HIPOTE§IS
4.1, Diseño de la prueba: planteamiento de lo.s med-iospa poner a p,rueba las predieciones; diseño de observacj

nes, medieiones, experimentos

f,Jecución de la prueba: reaiización de las operrcion y recolección de datos. 4,3. Elatoración de los datos: clasificación, análisls, 0raiu ción, reducción, etc., de los datos empíricos.
4.2.

instrumentalc-s.

y demás operaclon

ii
.f
.

:lJ jll:.

4.4' rnferencia do ra conciusión: intcrpretación de ibs clstos elal:orados & til ]uz Cel ¡noclelo teórico.

IIN L^'|tr-ORI.¿t

INTRODUCCiON D,II LAS CONCLUSIONES
cier las conclusiones colt las pred.icciones: contraste de los resullados de ia prueb& con la^s conse cuencias dei moJelo teórico, precisando en qué medida éste pueda con::riderarse conlirmado o discbnfirmado (inlerencia prol.rable), r 5.2. Reajuste del mc¡delo: eventual corrección o &un reernplazo ciel modeir¡. 5.3. Sugerencias ac(rl'ca del trabajo ulterior: búsqueda de lagunas o error,ls en Ia teoríá y/o los procedimientos empírieos, si el modelo ha sido disconfirmado; si ha sido eonfirmadr.r, examen de posibles extensiones y de posiirles conser uencias en otros departamentos- del

5.1, Comparacidn

, ' '

saber',

11. Extensibilidad ctet ;nétodo cientilico

Para eiaborar conoclmiento fáctico no se conoce mejor ca, mino que el'de la cien.cia. El método de Ia ciencia no es, por cl.:rrto, seguro; pero e§, intrÍnsecamente progresivo, porque es ¿utocorreclivo: exige ]:l continua eomprobación de los puntos de par[ida, y requiere que todo resultado sea considerado co. mo fuente de nuevas ¡:rreguntas. Liamemos filosoffa cÍentÍfica ,a ia clase de concepcir>neq filoséficas que aceptan el método ,de la ciencia como la manera que nos- permite: o) plantear cuestiones fácticas "ri;,zonables" (esto esf preguntas que son significativas, no trivj¡les, y que probablemente pueden ser respondidzrs denfro dt, s¡¿ teorÍa existente o concebible), y b/ probar respuestas 'rrobables en todos los campos especia. les del conocimiento. No debe confundirstr la filosofÍa cientffica con el cientificis. mo en cualquiera de sus dos versiones: eI enciclopedismo cientifico y el reducr.rionista naturalista. El eniiclopedismo cientÍfico pretende qur,r l& rinica tarea de los filósofos es reco§er los resullados mil,s generales de Iá ciencia, elaborando una imagen uniJicada de los rnismos, y preferiblemente for. mulándolos todos en u.n único lenguaje (p. ej., el de Ia física).. En cambio, la filosoffrl, cientÍfic& o no¡ analiza Io que se le presenfB y, a parúlr de, esto matsrl&l, construyo teo¡fas de leo. 'rlas; Ia fÍlosofÍa será científlc& en la medlda en que elabore de manera racional .los materiales previamenüe elaborados
of)

bfrsele comc) una tentativa Ce resolver toda suerte de mas con ayr.rcia de las técnicas creacl,as por las cieneias n¿l raies, desdei:ando las cualidaoe.i especÍficas rrreductibléscada nivel rle la realidad. Ei cieniificismo radical de estiri cie. sostend;Ía, por ejemplD, qr-re la socicdad no es inás i un sistema j'ÍsicojquÍmico (o, a lo sumo, biológico), de 4o¡ los fenórneno.s sociaies dcbieran esLudiarse éxc¿iusiva¡¡re¡i mediante la ayucia de'metros, relojes, t,alanzas y otros' mentos de Ia misrrra clase. E¡i ianrbio, Ia filosofía favorecc la elaboración de técnicas específicas en oade po, con ia única condioión de que estas técnicas cumplah exigencias csenciales del método cientrfico en lo que a las pregunüas y a las prueb¿rs. De esta manera es corrio" puede ent.enderse la extensión del inétodo r:ientÍfico a los cainpos especiales tlel conocimien[o. Pero Lamt¡ien debiera en:plealse el mélodo de Ia cjencia'en las ciencias a¡rlicadas y, er: general, en'toda empresa humaI¡á" en la que la ::azó¡r haya cic cirsalse con la experienoia; valo' decir, en todo.s los canrpos excepto en arte, religión y amor..§!'¿I.. Una aUqU¡SJ.CIOII recie¡rle del nréLoCo U¡ei¡LIIIUU es Ia lnvesU- irlfl UI¡a acrquisjción ¡-ec¡e¡rLe ilUr il lt-'LUL:U científico C§ ¡é ¡¡¡vii§t¡' l.i ";. gación operatrva (operations research), esto es, el conJunto;;l'iii de pror:edinrrentos mediante'los cuaies los dirigentes de em.f,:ri pre§as pueden obtener uI) ÍunCamenlo cuantitativo pera ü0.r-ñ,.&, mar decisiones, y los administradores puerien adquirir'idegs.rffi, para meJor'¿rr la eficie¡rcia de Ia organización.* Pero, desdetE; luego, la extensión del métc»do científico a las cosas huma¡tasr',T' está aún en su infancia, Pídasele a lrn polÍtico que prugpg-sus i ¡:. afirmacionet;, no recurriencio a citas y Ciscurscs, sinoÉor¡f¡on'iij;4"i tándolas co¡r hechos verifjcalrles (ral como se t'eco§en y ela, boran, p ej., con ayurla rie las técnicas estadísfÍcas). Si es, honesio, cosa que puede suced¿l', o bien o/ admitirá gue no entiende la. pregunta, o b) r:oncederá que todas sus creencialieÍ son, en ef mejüi de los.óa-*os, enunciádos probables, ya quei;li sólo pueden sár probaclos lmperfectamente , o c) U'egarÉ t'b ,,,}i conclusión de que mu.chas rle sus hlpótesis favorttas (prlnci- r', pios, maximas, consigu¿s) tierren necesidad urgente de repa-.1,
1:.
.,

por la cienciir. Asi es c()rno puu(lu rriLcnderue Iu ex[orlsló¡l' método cientificc al trabajo filosófico. , ,I. En cuanto al cientificis¡no co¡rcei¡rdo cr¡mo naüu¡'atista --y que a veces se sul)erpone co¡r el mo cien[iiico, como o?urre en r".l fislcalismo-- puede.

ti
tli

' Véasc I'. \f . lrlorsc y C, E. Kim'rrll, hlutI¡qls uf Operutions Researchs,_ed,- rcv. (Cumbridgc, l\{ass,, 'fhe Techc,rlogy Prus rrf Nuruuhuxtls lnstitute of Technology¡ N. York, John Viley & Sons, l95l)
03

..1 '

it

{
,

ración. En este último.caso pi¡erle termir¡ar por ad.mitir que r¡na de las virrudes. rie, mérdao ou-i" *i la ¡eguración . read.apl,r.iál-ee"r"^Jü"o. generales "ióñ"iá iiiiá.nit* que g,fan (o Justifican) nuestra .rn¡u;'" ü;üente, ésta pueda corregirse ; tñr'ri; áá'il":or"¡ de manerl tat que ios resultados. DesgraciadamenLe, la cientificñ.ión de ra polftica la harfa más eficaz, pero no ner:;esarinmente mejor, porque el método puede dar la forma.y no el conteniáo; y et coñtenido de la polftica está d.eterrnin¿,c.o l.r;-il;;;;.es que no son primordiarmenre cuuurares o ¿ii.6*, ;iñ^;ñr.iii.*"pJI^lJál polÍtica cientifica pr:ectr: o en conrra de cual. quier grupo sociall tos ,ri¡álTvor'a, io estrategia polÍtica, asf como los de la investigr,ciOi: cientí¡;iáa.apiicaaa, por patrones cien!r,r^r91¡s, r,i9 p-ór.-iitái!r"J, rro son fijados ró"ililJl,e.to muestra a ra vez el alcarce y tós iimites der ¡nétodo cienüfico: por una parte, oue!9.nrojücir-saiiér,.eficiencia y poder; por la ot1a, este saber, esti efici*n.ili-ulto poder pueden usarse para bien o para nlrl, ¡rr.a til.,eiár"o-para esclavi¿ar.

¡iiüir;irro,

*"

en la aqüescencia;_ e.l. investigador, paz fuera de ra inves[ig*iá"'i-áJi'o en cambio, ¡Io encuer oruu.rrión: está en co nuo confticto consigo .II"1n.o,"pré.it car conocimiento verificabrá'í*p"ri"*q,r" la cxigencia de t un continuo inven probar, v **icar-tripotáiis. v asentir es más f que probar y disenrirl por ésm q,i,J.."¡ y por esto, aunoue et m¿toao r,a; pr:, .iuniiri"o es opuesto al dog ningrin cientificó V ningri¡. ¡lOrotá""i"rtifico debiera renel plena seguridad de áñ;ü;;ilat ,oao dogma. De acuerdo con la. filosofia di.niitl.r, el peso cle los enun, dos consiguiunrc iü .ruáiiiio"a -y por denenáe ar..., g;"J""áu y su eventual efica práctica.r.r.ntación y de c fi¡mación. Si. como.estimab"a OJ.?..lto, una sola clemost ción vale más oue ,-eino valor del mérodb cie";íiñ; ál io".'i"u.."", puede calcutarsc "r á* Io .ignoran Ínteflr-amente no ffi rÍi*ro. modernos. euier i,;;,j;; lranrarse modernos qu¡enes ro desdeñan se expondn-;;; ser ve¡aces ni eficac

aii#*t

;r.y;;.;

El métcd.o cientilict:: ¿u?L dogTna mis? .ir', ,¿ES dogmático favor.cer la extensión dei métorJo cientffico rier d; ü;;;éiáiscienter Plantearnos ra cuestión''e:i ü¿ffi;;: 1, B,:?*:lo^r^",1-p.or_ ¡ re::sán,iáiiio,a, .ó"Juóñ''ññ;srffií ., co rn¡elve eternamer:te rr sus uióiitrrrr, sagraclas profanas, '. en búsqueda de la vcrclu,cl;iá ,áiiálo re qr¡emarfa o papeles los -pii-i
12.

ii

i'

CIIBSTIONA.R,IO SOBNE BIINGE ¿cuáles son ras 12 regias para el planteo ae

proríil

e ,i,' fy:f.:lq:il1,tj{1.1 .to todo conocimignto rod i': :'fáctico es farible rpuro por:táátiüili, v urn las o conocimi ento estructuras forr,,, nales; *,,T:ij.:flTI::1- *¿r",i. #§: inas .a,i,i,-eJ p¡o! I a.ii'iii,iá ;A ;;;;;óá"y racio. ,,, á3 il?.H#illi"J¿i3,?iX **o*p^o-l ^fl-.r:r¿co_oert ¡c riüle I iá,no lo muesrra la recienre ;,,i, lncgrpbración d á n ceL ¡t os v teóñiJa.i"r#Tñlñ ':31: . i: ieáÜ tiiñ' " ff ; "^;*f g,,a ,, obsrinadarnenle _r i-; lltilsif; .* J: Tl 1:l :_ tf ;iá;ie;.; a lá, iiiráiá;dffifffá;3 "*' a-l ¡apei .i "!" p.t*.?llyl' 99nogi*i.;;ñ;:i;üi¡ue adoprará una a*tud -il; f; ,,,' tnvéstigaáola ; se es ro ra rr7 lÉiñ #".,1JHT . cuaies t9l l-"t¡.chos y' ei ainnc¿n a. ir. i¿rir"Áiiiálrte las .ü,""i§ñ'..TTtT'r[j:: P.t9: tos i:Tr¡;
cr

j,.á uitJüa u -rli" JIó' á uá"e..r l11 "g, t1 ;" ir:l:r ^1: roi-ñ1"r1*1 e. ", 1actó--ó.., :'?:,§"l T:?fl:li""LS"iI "on. ,i:r..-.uvsv¿r¡á ur.trILrirua [,ooc es ""i""üt probter:iático: c s pió-6ü1i¿ tico,
q
o -

..

¿

^

;"#;tilí

r

i,r. regSoduclrse. :Nb se conoce

hechos pueá,,,r, .nt*nae"ü]

O;.preüende

otro renredio cficaz cor¡tra ra fosllrzactón d.el -reiigiosc, poi-i:ir*l"rir'dí&ióo o crenrrrc(F que er {iffit3*:".1.#T1.":r,*1ry fl,e1 *rE p,.iJáiiri.iuo q*ur no dar resurtacioi c.erinitiroJ. ñ

r$,ry

r.

;;;üilTiil;"H'Já;

existen para la consrrucción de h $ffi1r3io«:ed.imienros l]. elOryo define el mérodo? tz. ¿d)ué diferencins_establece entre método y teorfa? 13. ¿Qué es el análisii a-v v' método experimenral lf. ¿$u9- es et mérodo reórico? rD. ¿u"náres son tos l?!?.Fs empÍricos de ta hipótesis? i 9: Í3ffi18! ls

,t.

ói.iuñi" Ia simptificación son ras r^iói-á" "ü'i",áii!üs"cion de protrlema ci eítiñI' íue. i?,[?Lt 6' ¿cómo define Bunge conocimiento fiictico? -ei eirablece enrre veracidad y v *,?H#,fffencias 8. ¿Cuát es su conc:!."iól cte .hip<ltcsis y teorÍa? 9' d'uáres son las caraeterfsticas cie ,a invesrigación cient

t'

obse-rva la localización ¡r disclplinas . e! lasdtfic:uirarle. Jóveñesf 'e 'q 4. ¿eué

g*iJ'iii'tt,ff-i,;'sentan respecto a ras regias enunc I ¿Qu¿ caracterfs-üicas 3.

del probler

,

;i;;;;.

i¿qiüiffi;i

::t

i?tr§iJ*xilt§,,¿',,:,H

::"_* .9¡

I«¡ hipótesÍs
Walter Friedrich y Berndt Vetter §E§ION: 19, 20, 2l,2ll Objetivos: 3.19.1 3-21..1 3.19.2 3.22.t 3.20,1 3"22.2 3.20.2 3.2t.3 3¿0J
MAT'ERIAL DIDACTICO:
1.2.2.

Bendt Vetter)

La hipótesis de íru:estigeción (de Walter

1.2.2.1. Hipótesis A prceeso de i.truestigación

5.192 5.20.2 5.203

5.19.1

s.21.1
5.22.7

s.22.2 5.22.3

de investigación cientÍfica. Coi-rstiiuye una premisa parzr torias las euapas subsiguittrr"u; de Ia in'.'estigación.
En el capÍlulo anterior se erpuso que en el irlicio del de investfgacióh se encueittra r:l reconocimiento y ialélau( ción de ui i:robiema (objetivo). En el funoamento"de su ber y sus experiencias, el invesligador formula una erplldail óün"pióvisjoñal ciel Fróbiema urrlupuesLo que guiére *ptbi:i más compleiamente el Ie¡róme:to ("proble¡náLico") cor¡osP0lh i diente. Eh es[e senticio cs que desarro]Ia un algoritmo {u9' promete alcanzar el objetivo(del problema) bu§cado #i En el lenguaje r:ientÍfico, tal supuesto se llama $pótest§;1 proolem¡ [eÓricamente La hipótesif tiéne guo aclarar [eóricamente un problerna 1¡r; hipótesis tiene c¡ue con ello, pcsibilÍta su solur:ión práctca. A cliferencia de los puestos en la vida, cotidiana, UJeii

EI desarroilo de la hipótesis

es una fase necesaria del

.

rffi

aEmcd. iiáñtir

MÉñtfes encma¡oticiiána se aspira a la certl. ülm¡rp subjetiva del supriesto, e) rnvestigador, pol s]¡ partef bur"a conÍiihar la tripótlsis en el curso del proceso {e iuv.g¡;
lieoóiOn V demostraiii con,o ob jetivemente.aóertada. Con ello, á-ipasc Oer probtema a Ia hipÓiésis se convierte por el ¡¿9. V'rxieunri"t c,.rn iespecto a Ia realizacÍón proposrciones expücativ§ so i";í"iir,-¿ut objetivo, á
:
'$ir':

il-r11ryl*l
-e¡

*r,

il;;to ü;;-;;;;;iure

.{

Ia conJirrn¿cfóu tro".so'det examen átñ iripótesis, en caso de paso dg.La- pre paso: el áá-ü rripotesis, se reau¿a ún nuevo ..

argoi¡ñ<, ob rdarüación del objetivg' En

:

i:l

í

tir,:Íit@i;il¡li",,:;si1üE&lit4¡

t

posición probable o .hipgt¿tica a la proposiclón segura, de la hipótesis a la te«¡rÍa (c-ar eremeñto ¿"e teoría), y por tanto, la suposición al saber. f,a rrl.t¿tii;. lo ,,- ma¡ia h^^^-^J^ de r-

Ia filosofÍa y Ia concepción del mundo. En este punto se da u problemátiea especÍfica para la investigación social: el a: üsis insuficiente del proceso del desarrollo y del examen la hipótesis y de la fgrmación de teorÍa. Es por eso que har ahora-tgdaví¿l no se ha rle§

m" ,i ,;:i. !üanteaui
l.f. ':i probabirict?i, se le- usr:;gí ár p"-ocáso d" i"iru.tigación ',

,'§

' i ;,,

,

mento de foimacion á,i1:si

er ele.

:'E.-'-:, A las hipótesis cientEiñclue se ñeññiñ

en ,* fase de al principio der proceso de i¡rves,-lF,-r, la etaborailog á! ?fl, :,,r tigación (en ra etápa ¡;-¿ñ*.e_"lonl,-láJriailamos investigación (de tri¡ájá]. -u.t" í,ip, dffiipotesishipótcsis ;tj.rr::rT general-

'i'*

;;ñü;,

burgueses (Carnap 1939, 1960, Carnap y Stegmuller 1g Leinfellner 1965 b, Popper 1966, eüc.) que muestrap*rásg muy fuertes del positivismo, existe el peligro pateríte de penetración rle tales concepciones en lo que respecta. tambj a la problemiitica de la hipótesis. Una actitud cientÍfica fre¡ a la hipótesis, debe tomar en cuenta expresiones tales co¡ la de Leinfellner (1965 b, p.9B): "Es hasta hoy que se logrado la opinión d.e que la manera como se proriucén hipó sis y teorías¡ no es ¡acionalizable".Ile este modo, el proceso r desarrollo y confirmación de las hipól,eis se reduce a un a

consideración que en esüe campo

ffin

una serie de traba;

-9"

(véase Lenin 1961, p. I
SS
aa*

i.i'$ ', t,3.2.2. hipótesis consideraciones llglyt en las cimtws ''iS;,.:,, i ',f
l'''l': ''
.t

.*$iilffIt;:".;,*ltülzii1;i:xt:§i1l*t*$,,p;íi'm:r#
a.cercla d,e.i

objetivo de la hipóüesis por

El

forma
reconocimien co:1 ei marxismo-leninismo
,

tugar

d,e ta

, ,

der pensa_ .cienr:ias ,;;ii"".iliqignto pse.udo-cientffic. se árpresa r;ambién'áñ la apücación, ,,"ii t' y.ien la actitud frente * ta tipotéiis;ñ.l;ii"r_ Arrn en cien:¡.':i .i-tÍiicos rmnortantgs que su-sirüerollo; ñIrú,í;sis como me ,'j,:, : dib cientÍiico de la ci¡teñóié" ¿" c:{:,::.': üea parciatmente, arna:r-ácáic3 gqnogimlgnó, existÍan y exisdgt sig.rrüi;;di;y et la hipótesis (vé.ase, por ejeñl¡t"-e"i;"i65il!. rsi. papel de Es hasta

iffie _,P1.^]1.rystoria do lar; ciencias,,ta tucha entre conce¡rción .¡§gg materiarista g" y ias'formas-iáuáiirt*
l* ':j,

]

te fundamentada. Es una conclusidn éxplicativa a parüir "hechos empiricos" (en el sentido de r¡n elemento de la pl xis; en ei sr¡ntido de experiencias, observaciones sobre praxis, etc.) y generalización de conocimienbos ya existent (en el sentidcl de una derivación de "saber hipotético" a parl del "s&ber s6,güro")¡ la cual a trevés de supuestos cientffic, aete conducii a nuevos conocimientos.

,/
1.2,2.3. Concepto, esmcia

y tunción de la hipótesis cimtglca

Para tá teorfa cientÍfica mamista, la hipótesis es un insti mento de obtención del conocimiento, la obtención del con cimiento existe cuando se han logrado proposiciones que p€ tenecen a la cantidad parcial de las proposiciones verdaderl que constituyen las proposiciones cientÍficas (se$in Klau 1965, p. 79). Con ello, ia función de ia hipóiesis consiste en. obtención de nuevas proposieiones cientfficas que enriqu cen el saber existente. Por medio de ello, se caracteriza
:

1.

función cientÍfica do la Npótesis, por un lado, V, por otro lar do, se fundamenta su es,3ncia "cor¡io una formá-cÍei desarrollo cier¡tÍfico" (Kopnin y p,)powitscl:, 1g69, p. 2B?). ún fó eonsiguiente- queremos cons:rderar a la hipdtesis siettwe corno proposiciones eienfilicaffiente lund,ammtqd,as con cárúcter d,e probabilidades sobre la ,zsenciq,las canebiones u las causas d,e l_enó_menos de ta reatid,ac. objetiua. se establecá tu¡a rupóteiii para dar una explicacjón provisional, pero probablámente aqertada, sobre uñ hecl:,o relal, más o meáoiañát¡iáá-ci.-có* [orme a su forma lógica la h.ip'ótesis es una concrusión, ;;;; es, una conclusión eñ ta cual'una cantidaa paiciat-trnÍhid. rnente un elemento de la cantidad de prerüisas es desconoc.ido. La hipótesis, eltorrces, también rdpresenta un paso ¿el "no-saber" al "saber,' elt eI sentido'e:cpiesado por linin, La lipótesÍs puede ser d.esrrrollada como-proposiclón párticular (proposición hipotética cor¡o elernenf,o áe rrn -iiiiema ¿e proposiciones o como rur sistema de proposiciones rripótettcas. La aplicación dei mat¡:rialismo en el iampo oe lil ciencias sociales, entonces, tamtrién generaliza la colstatación de En. fr gels (1962, p.256) de qr;re "Iá forma en que se desarroran Éll ciencias naturales,... es la hipótesis", yionfirma tamoien sull significación furrdamentrll. para la inieitigaciOn soáiai.-ü Idpótesis científica, entonc:e§, es una proposición cien[iriica, !,nu& lt va", pero sóio probablenrente acertada, sobre un hecho desco . nocido -hast¿ entonces. si se toma sólo en consi_dpración el xasgo de ser una propol;ición ,,nueva,,, sirve de p'óüo, ya que es relativamente sencillci formular nuevas propoiicioáds; este rasgo no dice nada sobre. el significado para U lraxis o la teorí¿. Las nuevas propcsicionei se conviirten én-ifnificati va^s par"a''Ia praxis é tetrfa, cuando:

e¡rcuentra el signifigadc, p¡ognóstido cesarrotlo de ta tpI_rp, pó, ,iñ-üá-o, ¿e fa ¡¡ipótesfi ,, relevancia fundamentt;íü riuprjü.ión por otro,,ta y --."y*:.": el campo de ta investigacióñ;;;;i:"* especlfic-ac
s-o
.,ir.

(I

)

IMAGENES oE PENSAMIENTo

$,u
I

iltililllr]llll lii/l[ililm

.

:j

¡t'

.?

i{tPorEsts
1.2.2.4.
Tipc-,s d,e

la

hipótesis

'.;i'.:. iÉ. ':,;kij$¡:; t,, , Iffi s,

, '{=.:&i

probremas y se reracion mente con ésros. Lo anrerir:. -"T¿1,*T:i:^pXrirn_ae

cientÍfieas (pgr- ej,implo, conclusiones lógicasl pára fa explicación de] fen,Jmeno correspondienteJ c) se abstraen de d¿tcs empfricos y se sugieren a través de , Ia praxis de la üeol:ía correspondiente.

a) representan una dt,,rivación clentffica a partir de hechos comprubados. (por eJemplo, a partir ¿á teyes); b) son proposiciones obtenidas a-través oe -eondrusiones

problema

planteamiento - del problema áet pió6r.-,iil

rrr#$, i;;i;ú;; ;isJiiáIi."ü§,fi# "

-

-

_S]rl-1:=l"l?rlr" proposi ciones desarrolladas como ensayo de solución de un problrr:.r, llenan las exigencis§ c¡tsdss y pe seen un "carácter de pr,rbabilidad", pueiten ser consideiatia^s ggt.no hipótesis cientffic¡i¡s. El carácter de probabiudsd de la hipQtesis es resultado d,r: que ésta tod¿vfa i¡o ha sido demostreda o verüicada por etomentos de saber conrirmaooi. aqu¡ l$8

examen de Ja'explig?ción solución del problema, en -del problema desairolladá. _--) ;sá de.que - Jlóle"ida ja hipoñis es decir, de la hipótesis haya sido

J"'o,

Problema

r' d;;i;ñ# iiüi,l?!ll#/',.É,.',.i ; iproüauiut det : !: ii':,
.

qrp¡cación r---',_,.-')

cor¡.firmada

l

:

lgg .,.t' .: ,..¡
:itr:

i:i

r'

'

:;.t I

''

.'.i|r.i,:l-

Conforme a estos contextos de problema e hipótesis, nos ,!$'1,';parece adecuaclo eI d.iftrrenciar lalhipótesis conforme a los .,1¡i que las funr:lamentan, tipo: forma del problema ,iL.t'. ',liproblemas :'r,i' l-,^r ¡aL+^ al áa j1,r.1 .i:Í1,(ver nal¡qiar De acuerdo con material sobre el rr¡n1l]¿,*a V'etter). f'!^ -^rra-.i^ ^^ñ .itroblema de fl'aelar\ que distinguir: er:tre hipótesis fundamentales y pars &,$i.u,' :, ,éstos hay ,'a , ciales, hipótesis principales y laterales, etc. Otras posibilida''t;, lti :,.1 ' des de düerenciación resultan de cada campo especÍfico y del i,¡ ' , grado de probabiiidad rie la hipótesis, etc. Pero, si consideramor; más de cerca las caracterÍsticas de ;{¡ i,-tnvestigación .#.1 señaladas aI final, entonoes se muestra que tal .'$ .., diferenciación de las hi¡ótesis es poco relev¿¡¡te. ' .ft, i;át - Si partimos de cada Cisciplina cientÍfica, se pueden distin Él :W grir hipótesis lógicas, nratemáticas, sociqlógicas y otras. Esta 'í, + clasificación es eparent{:rr¡g¡¡r sencilla. Sin ernbargo, el entrs :1.' i' lazamiento cada vez má:; estl'echo de las ciencias particulares, i ' la investigación interdisr.iplina:r:ia, por un lado, y la complejidad . ;,; ,i creciente de los plantezr,mientr-r5 6[s nroblemas cientfficos, por jii. :, otro, llevan a dificultades en la diferenciación de hlpótesis segrin carnpos científicos. Por esto pensamos que tal dlstürción ',i.,l I ,' de las hipótesis es menr)s frur:tffera para la, investlgaclón que r'., , i él anáIisis de los métorlos, ir¡strumentos de trabáJo, conoci, 'r, t.. mientos de las cienciasi particulpres, etc., necesarios para el :'..:,:;-i{¡ii d.esarrollo y la confirmrCión ,fe Ia hipótesis. j'..:l Es indiscutible el vaL:» de una diferencÍación de las hipóte ''"';'&:';'; sis con respecto s su ,ifrsdo de probabiiidad o su exigencia ,:í*;i' de vprdad. Tal diferencilr,ción, sin embargo, conforme al estado ;,;-T i' ; actual de la teorfa del conocinriento, tiene prácticamente poco "r'-x;.,,1"i sentido, ya que el gracro de probabilidad y de exigencia de , '.;'' '," Uutdad, no puede deterr:oina::se de manera exacta. Ensayos co1"ll .; : rrespondientes se const::uyen reg¡larnrente en la cotnparación :,.¡s¡, ji..Gg IUpO[ES1S plooaore qug nl¿), .otl, eS mas probabie quc h(2), -',i$1, i; de hiJ'ótesis -pOr eJenlplo: -por ejeniplo: h(1) es más Ji eti.l¿ eti.- y, por ello, pernriten solamente ru:a determfnación ;1.;4á., oi,i$,r,! ii$,, til veitat del grado de pr:obalrjlidad. Mas, esto só1o es posible cuaJirdo se trata ií!:tji,"'éonocimlentp. de hil¡ótesis sobre determinado objeto del EI caso r)s disLinto en las llamadas "hipótesis '; ,.'l#. .3.1,i;'. qstadÍsticas" (hipótesÍs rie alternativa, hipótesis de cero). Aquf ";t; :.: se trata de proposicionr:s hipotéticas sobre Ia distribución de ..l};:''* 'probabilidades, de una uariabie contingente y de los paráme ', ";. . ',fr ' . tros de Ia misma.

:fi..... '! " 7.2.2.5. Acerca d.e la lornrulaciún de hipótesis ',.!;t (de Üa'oa'?o) trabajo) ..;'" : :,: ' ,ffi,,;f , ,,il
l+',,
t.

de inuesttgación

'i','i,,ii^ ,' En este capftulo queremos car&oterlzar rnás detalladamente , .dl:'.,i.: el Broceso de la forma,:ión de hipótesis de inve.stigaclón. Sin

','f.r',14ó

embargo, aquf, esto se,realt¿a bajo aspectos muy especia fimero : nos concentramós-en Lqueitu, pr.grrnt".t . especialmente rerevantes para ra invástigaciün soóiár-"iar*, leninista. partimos, por-tanto, de una céncepción qr"iá o, ta a.probremas específicos áe us ciencüí páitii"iulLs. 1o mismo, muchas bonexiones aJ ia teorÍa der conocimie' teorÍa de las cieneias, no pueden sár co"ii,téiueu, á"^.rt, -/--;:. gar, o bien serán soiamen-üe segundo: consideramos la formación de hipótesid *cor me.a los principios de este libro_ óor, ,espucio a un proi de investigación cientÍfico-sociai concreto. tercero: se trata aquí sólo de aquelias hipótesis que se sarrollan antes del anátisis empÍrióo; esto ei, de rriÉdiesir investigación (de trabajo). nn ia iiteratura sobre er tema, hipótesis d* investigaciqn se aeiignan muchas veces e( hipótesis d. tralra.io. Así, por c¡e.rüpto, dicc K;rcli-iiSZ: 1lt3 ss., véase Iiopnin, 1969, p. Zjgl:' "La hipótr:sis de.trabajo conrprende en un programa de vestigación.. . un rugar especiár. se iormiiia-ááiprJr-a. tructurar los conocimientoi teoricós y empíricoi ñsrc¡ que se refiéren al campo que está pár analizarse. . . la sis.de trabajo se .encuenfra antes de la lnvestigac;Jnhip dr rga{a-{ por medio de observacidn, experimenio, etc." Hipótesis de investigación, entoncei en caAa proáeso "ircue investigación, son rripótJsis toáavia no examinadas con : pecto a su validez. Al establecer ra hipótesis rle investigacióir se presenta primer esboao provisional de sorucion'para ur-piá¡i"*". contesta el problema si bien con incertihumbie iulutilu, r tiendo del sr¡ber reórico.y empiricó óxistánrá-áár-üvéii¡ga, o del equipo de investigadores" pe¡o simujtáneaments,- j euo, se proyecta todo et proceso de ñ;.rt]ü;ió" ;;;Gig"i. con respecto al contenido y los métodos. Ahi está ia funcidn decisiva de ra hipótesis de ya qye el proceso de investigacicin coñsiguiente invesrigaci mente pala el examen. de Ju validez eñpÍrlcasirvá-ái'enc y teoiica. proceso de investigación cientffica es un proceso de conr miento dirigido por .la lripóresis áJ inuuríiÉ;ñ. Hnio u se puede decir: ras hipóresis de inveltüá.ion l:l_9rtopara examina¡ iii co truyen la validéz de éstas. Espor.eso que hay que coinciclir con Bunge (1g6?, p.2i cuando üce: "la, mejor menel? d.e. esquivar e) exame' empÍrico es renuncia a las hipótesis,,.

señaladas.

No son raras las veces en las que todavÍa se descuida la formulación de hipót,:rsis de investigación en el sestor de nuestra investigación r,osiai (véase Meyer, lg?0). parcialmente, se conforma con planteamientos de problemas muy geng

rales o cop cuestiones bésicas, de este rirodo, se exclu-ye.una construcoión precisa d,: hipótesis. ' TII otros c¿rsos, se cr¡nforman con hipótesis de poca fuerza expucativa, apenas sist,emáticamente elábora¿as. 3e descono. ce que el val0r del tra.bajo de investigación, el resultado teórico y práctico de todo el proceso de iñvestilación consiguiente, dopende en aito grrrdo de Ia ,,caüdad,, db hs hipóte§is de investigación. Es por ei;o que queremos subrayar tahecesidad cle una orienthción tecrrica más sólida en las i:nvestigaciones empÍricas. PrÍmero queremos s,oñalar algunas premrsas generales para hipótesis de investigac.ión:
1.

2. formulació¡¡ de la"s l"¡ipóüesi§; | ' , 3. clasificación, Jerarquilación,' ordenación, pótesis; 4. derivación de conciusiones empfricameñte,

natulalmente, es muy tosca. En todas ias fases se ielacionan,e le, se traspasan unas a otras r:ontjnuamente. A Di nqs parece rm. imI¡erativo desglosar estos procesos p1111?__.gTplei9, en fl¡s pa;rtes esenciate§,y, ,a,sÍ,I, su aplicación m¡is exacta y ericazmániá;;;;i lri-tí¿ü g_tema^s heurÍsticos,l, en e" trabajo de lnGsüca;i¿;. cle q,ge {sto es reatiáable Io demuestrao, pói ájlñ;.ü neg-_dg J. Muüer (19_68), p.M. Muiler f íg?01, y Watcher (1921), Korch 097D.

--q*?_diuisÍón, d,e Ia investigación

"

lfmites del plantel,rmiento del problema. 2. Las hipótesis de investigación deben estar fundamentadas científicamelrte. No deben contradecir los enurrcia. dos teóricos coml:robados o las leyes conocidas. Excepciones: contra-hip,ótesis, etc, 3. Las hipótesis de investigaeión deben enco¡rtra¡se en una I conexión sistemát:iea mutua con respecto a un problema , .común. , 4. Las hipótesis de ir:rvestigación deben ser examinables em" r, pfribamente. EI e]lamen puede hacerse inmeüata o me. diatamente. De otl:o modo el proceso de investigación no se puede continuar y Ia hipótesis establecida queda a ni, ' vel de una propoli;ición subjetiva de opünión. ¡'áSE§ DE LA TOR,MULACION DE HIPOTESIS

lpu hipótesis de :invesiigación deben referirse a un pro blema. Deben ten.er un significado cla¡o dentro de- Ios

.Ca9p hfpótesis de investigacjón se orienta a través minado proi:lema, presuponiéndolo.,.se establecen: solamente con respecto á uu objetivo OetermináOút investigaclo-r ¡¡o se acer.ca sin premisus, iin pfan 81. ción del problema. Dispone de d'etermin,¡¡s. ábiet

quo:

. La elaboración de de Ínvestigación empieza cuando se enfrents a la so. problema dado do investigaclón.* E§ta f,ase se inicia con rura busqueda intensiva de ciones re,levantes para el - Para el ürvestigador soclal.rnarxista-tenhista, esto

problemla.

,.

,

EI proceso de la forrnulación de hipótesis,* lo desglosamos en las siguientes cuatrrl fases:
1. recolección de in:iormaciones relevantes para el proble.
m8;
f,os autores, eu el texto origiual, utiliz¡n el té¡miüo t'formación" para reterirse diferentes fsses de ls forn:rulación o elgboraclón dc lrr bipóterir, uoie ntrar que el do formulació¡¡ tieuo una ocrrptación rostriagida o uus do l¿i fu6o§.'Aqui, oo oo. pl«i ol té¡miuo "Ioruulsción" por ror do u¡r¡ más comtl¡ m l¿ üter¡tur¿ ¡obrt ol

'*

*

hay que conslder&r experiepcias prápticas u ob con respecto a las formas j:riciales de nuevos s_ociqles, etc.',I¿ recoleición de ir¡formaciones, Co, debe eomprenrler posibilidades y enseyos de

a_la-s

tona. (N det T).

*,-Io h próctica, fonrll iniciales do hipótecis dc iavestigució¡ so tnultórca,rente con el an,ílisb y Ia precisióu de los problemis do iav boc proeeeor do peusamieato sríio üfícilmcnte puedeu sepalsrse.

t4t

j..{

iii
:.jf

ya e:dstentes", de'irre ortentarse a los eouoci¡rüentos rnás recientes (Parthey, 1970, p. 18). juntar En , todosesta faso de la formación de hipótesis se trata de esenlos conocimientos emplrico-piácticos y teóricoJ óiales clispc'nibles sob¡,e eI objeto del probleo& V, asÍ, de convertirlos en útiles parer la soiución previa al examen empfrico. La información funciona co,x1o "uiaterial de punto de'parti' da' en la formulación de hipótesis de investigación. Tomemos el ejemplo de un¿ investigación sobre la actitud de obreros jóvenes fier¡te aI trabajo. ptipu¿i ááf tfanteamien, to del problerna hay gue recoiectar y evaluar ,r, esenciales sobre Ia acl,itucl Jlrente aI trabajo de e:rpresiones obreros jó'.i venes en la nDA a parl;lr de documentos, publicaciones, i¡for. :' mes de investigación, relatos de e:rperielcias, etc. TambÍén ., hay que considérar iit.eratura extranjera. ,, tsta tarea, hoy en r:üa, apenasrpuede ser .realizada con el ,' trabajo de una sola ¡rersona". En los grand,es proyectos de t. nuestra investigación social, la formulacién de hipótesis se r: realiza desde el principio por medio det trabajo colectivo de ., equipos de invesiigadciies, directores y técnicoi ,: Ifay que someter Ia'i informaciones recolectadas a una eva. I lu¿ción estricta'y hBJ qute detelminar su "calidad" para el problema especiál dé, investigasión. Es necesario tener en '1r . cu€Dta que las inform.aciolles no son de igual valor. AsÍ, por ,," eJemplo, hay que estatrl,ecer:

sensorieles", "opütiones empiricas", "datos primarios", sir con amplios trabajos teóricos del investigador. FASE

z: roB,MrrLACroN pE HrpoTESrs

u^r¡olbS¡irf

tu n r;-t","!ffk; mular sus hipótesis de investigación en base a las informac: nes recolectadas y críticamente evaluadas.

,,t'
|:|

. i 'si las informacionr)s de hechó son acertadas para el plan i r teamiento establer:ido del ploblema; i' si'_ se dirfgen ca,racterfsticas, condiclones, eonexiones i esenciales del objeto del problema; i ' de qué premisas ideotógicas y teóricas se dgrivaron. La ;'' ' posición ideológicn y teórica del'iproductor" de las infor,"i maciones, por ejernplo, del autor del lfbro, hay que apre f ' ciarla claramente; '" qué tan reclentes iion las ir¡formaciones; .,' ' con qué procedi¡¡iento metódico y con qué profundidad qientffica i,.. parecen (obrria) se produjeron las informaciones; si teórica yio e¡npfdcsmente seguras; pueden ser con:;ider'&das como representativas, y si las ' ' §l
, .

a un sistema de enurciados; el cual tiene el significado de r sistema en cuanto a proposiciones" (Parthey tSOa, p. 150). I te es ei especto ldgico-sintáctico del paso. Los datos del contenido (semánticos, psicoi"gicos, etc.) c proceso de decisión de fo¡mulación d,e hipótesis son extra( dinariamente complicados. En su totalidad, han sido .po, analizádos. Por nuestra parte, sólo queremss constatar que investigador que est¡uctura las informaciones, debe liegar una generalización, a una rnayor "densid.ad" teórica de est info¡maciones, puesto que a partir de ahí va a desarroll proposicione.s con caráctér de probalidad: hipótesis de'i vestigaclón En la práctica de Ia investigaeión, esto ocurre muchas r ces a través de varios escalones de la precisión de hipótes, }Iay que exigir.que las hipótesis de investigación formul das se aproximen lo más posible a Ia solución détlnitiva, donr en el mejor <le los casos, ya resuelven el problema, y siml táneamente .predeterminan el proceso de investigaciérí'ó-oh guiente, esp'ecialmente el análisis empfrico.* Esta exi§encia, sin embargo, aetualmente puede ser cur plida poco satÍsfactoriamente en. la mayoríá de los cas< en la.investigación cientffico.social. La formulación de hlp tesis nunca se reaiiza bajo cóndiciones abstractas, sino slá pre bajo circunstanclas sociales e históricas muy conc¡etas.I esbs contexto, influyen los siguientes factores:

.,

,

conqdones expuesbas pueden valer como estadística¡nento segums.

,:.

Nuevamento sg,acla,ra aqul con tod¿ preclsión que el pre oeso de tnvestigación ,:ienüfflca no empleza con "lmpreslones ,,,:

* §o * carc espccinl.puode- rcsr¡lte¡ gue el problemd ap&rcce ye suticienler:sr ¡e¡uelto co¡ l¡c hipétecio dc investigación. Eaio¡:ces cs fosiLle uLstene¡oe de u invesligacióa coa,iguientc. Lat hiyíteoir del¡en mostrar un grado relevanta de ceriidulrbre, para justificar el trabojo sob¡c sulconfirmación,-

laa

It'

* el nivel teórico-mri,todológico de ia disciplina de investigación correspondiente; * ei ni'lel teórico-mer;odológico y organizativo d,e cada equi-

fcrmulaclor¡es ' leng¡raje; cortts, concentr&ctón e¡¡ Ia
')

,

* los procedimientos metódicos existentes.

po de investigadores, pero también el tfempo disponible para la realizaclón de] proyecto de fnvestigación, eI nivel exigencia de qurienes encargan la * de grado de dificuttad del problemainvestigación, etc.; el el de investigaclón, tipo de problema ípor ejenrplo, problemas de la investigación básica o a¡rlicada), el nivei de exigencia del investigador con respecuo a la solución del problema; * la cantidad y calid;ld de las informaciones existentes;

'

couceptos exastamente definidos, términos unÍvoqql suna'patanra ambigua, usada de forma rfis{¡rta'élguaje común)

. Ia pregunta sob¡e cu.áles hipótesis de investigación ttay. que establecer, también depende siempre de las posibilidades del e:(amen. En la prácticl de la investigacfón, no se puede dar de otra forma aunque ¿quÍ se exprese cierta "Iimitación pragmá.tlca". El lnvestigadr:rr tiene que calcular en la formulación de las hipótesls, Ias posibilidades y los límites do los procodimier¡tos implicados eri. su examen, asf como, en general, del proyecto de investigación diiigido por é1, No puede proyectar sus hipótesis de ínvestigación "en el aire", En este Iugar, quere¡rlos subrayar especialmente la exigencia de la simplicidad en la formulación de hipótesis. El l¡¡vestiga,.dor deberá basarse en los eriterios de simplicidad, claridad y economía (con respec);o a la cantidad de las proposÍciones fo¡muladas) en la for::nulación Je hipótesis, pero §in absolu' tizarlas, ya que eI crit,erio decisivo pára la evaluación de hi' pótesls de investigación es su validez, su coincidencia con la realidad obletiva. "El pensamiento humano e§ 'económlco' cuando refleja co¡recta,mente ia verdad obJetiva" (Lenin, 1964

p.

106). Pero: "Una hipótesis debe ser §imple, no debe comprender nada sullerfluo, subietivo y ntngtin supuesto arbitrario, es decir, supuestos que no surJan de la necesidad de conocer el objeto ':a1 cual es en la realldad". El pensa' miento tiene que "correr por eI camino ¡nás racionai, más simple y mds claro, Sintre una cantld¿d múltiple de hipóüe sis con igual valor, hrly que dar preferencis a aquella que en forma más simple, más clara y más económlc&, conduce aI objetivo" (Kopnin, :1.969, p. 247 s.). Con simplicidad, cla::idad y economÍa, se exige sbbre todo:

I¿ necesidad de una determinación clara del tan evidente en esta etapa, como pt'obablemente no en alguna otra'eüapa de la investigación. En Ia inyeg cÍentÍfico-sociai surge,n, en esta etapa, dificuitades"i mente serias porque muchos oe' sus corlceptos Ro defin.idos eon exactitud, o bien, se ubican en textos teóricos, o también porque no se usa ninguna IogÍa ot¡ligatoria, unificada (véase Berger, 19!q).l Szepanski (19?1, p..616) señala crÍticamente:. los sociótogos no tfenen claridarl sobre el hecho de:, la adaptación de un término ciel lenguaje comÚh o -cual,esquiera de ias ciencias sociales, ta¡rrbién:i teorÍa una parte de Ia envoltura simultáneamente las implicaciones teórjcas que ahÍ se relacionan'r. pcdemos formular hipótesis cte investig¿ción _con determinados en I'orma precisa para que aquéllas sibles aI exanren exacto, De ctro modo no se puede .¡i § --: --, r'i* valÍdez. úvocamente unÍvocamente sobre su valÍdez. El investigador, entonces, tÍene que preocuparse dg-,i lar hipótesis cuyos conceptos sean explÍcitamente teóricamente relevantes y que puedan ser exp mayor grado posible, en términos del lenguaio cient no ie eñcuentian a su disposición tales concepto§; el gador, por lo menos, comc, solución plovisjonal, mular óonceptos de ürabajo, esto es, deberá elementos rie significaelo esanciales que Ie permitan suficientemente cada probiemática de investigación. limitar estos conceptos de trabaio de las demás cientffico-populares. EI investigador cÚdará de problemática con Ia menor cantidad posible de ct to se puede alcanzar sólo satisfactoriamente con co! cientÍfica y exactarnente definldbs. En todos los casoq,; gran desventaja usar extensa l/ acrÍticamelte una gran áad de conceptos superllluamente definidos o expre iüomáticas del tenguaje comün. Sin embargo, desde cipio, deberá ---el investigador- tomar ell cuenta una ción de sus términos cienüÍfÍcos aI lenguaje común yi guaje de quienos le er¡cargaron la investigaciÓn.

146

Las diferentes hipdr;esis rie la investigación, rieben relacioFars-e- con determinad¡,r, conexjón sistemá"tica. p"rti*os do que -lncuentran 'las hipótesis de inves,tigacion inicialmenté-nó en conexión mutua clara, sino que coexistenle poco clasüicadas y re,raciónadas. &egura¡mántl ielativamente *i ,. la pJáctica de ra inves;tigación rear, con la roiinulación da en de ra hipótesis de investigacióá, pgqas veces, al principio, es posibte excluir una cierta yu:r.tapolición, cruces conceptuares tamf bién contradicciones. .Es-por eso que, en ur fáse especial de -eli'minai lai ñ."ticiencias lrapajo, el investlgador tierre que gT B integración, ras contradiciiones, etc., entré iái aiterentái hip-ótesis de invpstigación, esto es, construir un sistema orde pa9o de hipótesis. AquÍ es recorr--rendable proé.d.i de la si. guiente manera: Partiendo de-Ia pre¡1u'ta centl'ar d.el pianteamiento del proP1.ry" y considerancti, las l-ripótr",qis vu-oir¡ár"dui,'r, fija ra hipótesis central de ;¡vestigición ó ¡iun ñ;ir,, r¡ipolésii centrales de investigar::ión). La hipótesis central oe in.üestigá. . gión debe coirtener ár :rúcreo dei pio¡ráma, iáijáj"r esencia. Todas tas ot¡as hipót:rsis de investiga¿ió", h;i;";""ponertas . en relación "o1-t hipritesis centrat de invéstigación, iu¡orai 'narlas a ésta. Estas'reracioriei mutuas t É ññúlón dentro 9gt sistema totat de l:ipótesis dependen'oáciiiva¡nlnte de la hipótesis central de ir:.restigáción. - La. -hinótesis centrar de investigación, entonces, tiene una 'sistema.-liambién ,." . f,unción importante d.e formacióñ oer se d.e Ia cla^sificación , . p-clala gue e¡ esta fa.sede investieacibn ae i¡potesiÁ,- lai ' hixótesis ya formulad¿:,s dáLii.ñ-precisá¿as m*{or grado, camhiadas probablemente o hasta-excluidas, .9.T y que también aquf ocurre todavfa una confrontación conti; "nu8 _con el planteamir¡nto dei problema. Esta confronüación " .pueate conduc-ir a. t¡:ril mayor precisión del problema. sólo -ae :'r'h'asta la clasificaclón sisternátteb de las hipótisis investi. .gaclón,.del desamollo de un sistema ae rripiit¡*lse concluye con la rle uln esbozo de ' tqienlo "construcción (Korch 19?2). con sorución', del planteadet problema el.ro,iipró-¡tema est¿ ,. , resuelto e{¡-ru¡ esbozo )ripotéttco. A contütuación, el proceso de ,, lnvestigaclón comprende el examen de la validez,'el estable. ,¡erdad de las hlpótesis cie lnvestigación, .clmiento del grado de 'etc. Lo cual significa que aquí estamos frente a, un punto mar¡ ;gedo de vlraJo dbl proceso de lnvesilgaclón.

-

t{8

bi Esta fase de trabajo, de ia formuiación de hipótesis' si e con la anterior, expresa' sln s* i*rrJiona esfrechámente bargo, una nueva orientación. B,epresenta el primgr g§o é""áe" emptrióo de las hipótesis. El ob ñ};'ñ;ü"-aár Aái trabajo ionsiste en encontrar aque1 ;i"; d; esta fase i."rióáclones de rá iripóteiis de investigación que Pl+§, y que/'asl' p( ñéór.ot observables de forma empÍrica direct'a conc ¡ititan el examen empÍrico de la hipótesis, derivando inve patu iu continuaciOn aet pl'oceso de ilo"es teóricas -co; eito, rá"u"ariamente sursen *Y:.19:.-P-tolJ"" ñdiói. Por ejempio: las hipótesis de investigaciÓn puec ñulvos. u" srado Oe generalidáO muy distinto. Pueden ser J "á.*i ñilñ*|il;,ip.áiti".u y concretamánte que_ sean examlnat ;;;;á ;mpiiica áiteáta. Tales hipótesis de investisación justame u,r,i'rt" lripótásis errpíricas. !ero, pára muciros, y tcorica esta relac ;;;;;- hipoiesis cie investigación básica ffipdi., ;ttrecha no existé, Estas . contienen pro¡osicior án-ef óo"texto de las hipótesis de lnvestigac árpu.Ui*, óon¿ucen a proposicionei examinables de for empÍrica directa. prec: És sabid.o que en ia investigación científica se trata' las condicione§ genera *u"tá a" deicubrir Ia eficaCia de Lóñá*ion.t, leyes' ¡ti, et 'ia investigaclón de la person¿Iid oár eiempio, áe q,riáí.n anallzar clentÍficamente las dade "e;i;;ilirrri,ú J de conducta ( actitucles, capacf 4lspi ¿'ü;;J otras condiciones pitquicasl, las }eyes decisivas de la dej *ir*"iOn áe condúcta- (mecanlsrnos da aprendizaje), las Ia educación ñas, factores más electivos decbnducta). Las(transmis expresio de áe cdnoctmlentos,-.ianclones en las ntpotesis de lnvestigactón fundTm-enir áó"iuni¿ui pof ¡o g( ooreán un contenido de slgnlficado teórico que, forma empirica directa. Es ;.1,;;;'Ñañ áxammai de rrf"Ol"si" d,e investigación se llaman hJpótesis,teóricas . '-bááa fripOtests dá investigación, en conexión con otras pritáls áá rnvestigación, implica ciertas proposici.nes, Esias prc üue,linarmente, pármiten un exam-en empfrico' lógicb. Dr de 1a conclusión üfcione. se obtie¡ien con ayuda áLnár"Lse concluye:a lo pártlcular, del slstema total de si [iááal Oe las htobtesis cie ürvestisación a ios sectores y mñós áe slsnificado más especffico. El paso d-e proposl iiél ,¡itiáció-teórtcas a proposiciones examinables rle fo: ómpf¡ca directa, es un próceso muy compllcado que muc ,*ér se puede realizar iolamente a través de algUnos esl¿

il;;;

ffr:;;.,*Íones

nes intermedios (niverrx d.e intermecriación). nn ütes investigedor tiene que construir sistemas j;ráraffi; casos er -{ de con. ótusiones hiB oré ricóderducrivas "-jJ rr rqriá, áá iriióies is,, ) . De una hipótesis de investigu"i,i" d.ad,a, se derivan las con9.tr1¡io1.es oei primer ers1abón,'á;;li ,d-a;i r;áüffi esuuón subordinado (segundo niver áe intermedÍación) y, finalmente, que r:e pueden exáminar u" Ioií"a Jrrrpirid

, Queremos ejemprifir:rar 1o anterior con ia actitud frente al trabajo:
__"Fl ás u sociaiista del mundo, ás más poiitiva ra actitud concepción ante er tra. bajo", O bien, "La actitud frente ai trabajo de esta pobración depende der nivel de las condicione:; 6§js[iuu" Já trába¡o,,. I:r:.t§::_significa,acutua ri6nie ar traüa¡o,r rJo que significa ,acl:itud frenüe al trabajo; como concepto teórico para et ilyg:tirygor, nó-pu.de sei-u*á*iñuáó empi 'rica e inrnediatamente,-Hay-'que [*trurr ras concrusrones co. rrespondientes at prim,rr eÁtaÉón, por eJempló;ñiit,iá rrente a ,a profesión, la empresa actua-I, los eoinpán;ios A;ürabajo; por ejemp)o, son especialmente iáteresantá" iós jét"J inmeoatos y compañeros de_ ccoperac¡On. f,r"atmente hay que minar modos de conduLrta relevantei rtente á6i.fH. deterEstas se deben analizar emp:.ricamenh ón ros inocao'üéi'rorrrrpondientes. Er procedinrient_o es *uy similar, cuanáo-ü'quie"e anarizar las dererminanres ae ra áciít"á ñ;6;l "ilIüüo tpo, ejemplo, condiciones dt trabajót.,. Yu . .ul este ejempto, se debá ir'aber precisado blemálica der paso de ras propoJi.lonés teóricastoda la pro. ricas., esto es, at exarnen gmgrico dt hÍññi; a ias empfiráii.", u' nuestra investigación sr:cial. Solamente queremos subrayar aquÍ 1o siguiente:
es,ubre
I.."s hipótesis que se pueden establecer, son:

ta noblación-

ari];ü;i;;;;

pueden ser examinadas mediatamente. 2. Las tareas de derivar conclusiones de htpóte§is tigación, reqrüere tr¿bajo teórico intensivo. Las siciones teóricas de ]as hipótesis de investigac ser interpretadas exactamente y, a. través de coordinaóión, deben ser relacionadas con teóricas de los,niveles de intermediación y, con las proposiciones empÍricas en el nÍvel

nivel inferior de intermediaeión,rson las únicas bles en forma en:pfrica directa. Las ordenadas, y las rnismas hipótesis de in

Le.s conciusibnes oerivadas hipotél,ico-deductivaá ios diferentes niveles de in¡ermediación nunca puedea oompletamente eI'co¡rtenido del significado de. las de investrgación teóricas. Esto por dÍversas razone§":
1. Las hipótesis teóricas siempre contienen signüicacio que en generai no son exa:ninables mente o dentro de ias conexiones co la Ínvestigación Estos sorr, p.or ejemplo, significado que resultan de la integración de tesis de investigación dentro de sistemas teo'¡icos correspcndientes. §iempre hay rgue cuenta que esta inte§ración obtiene una davez rnayor con ei grado creciente de genr hipótesis de investigacidn. 2. I¿s conclusiones de¡ivables de hipótesis regüarmente tan múltiples que prácticamente no ser comprendida6 dentro de un proyecto de ción. Esto es especialmente cierto para eI empÍrico de las hipótesis de investigación, Por eI investigador tiene que satisfacerse con la cÍón y el examen de las determinaciones relevantes para *su estudÍo.
l i

.1. La exigencia de scrmeter las hipstesis de investigación a üD s¡¿**n empirlco, siempre es válida, pero ño d,ebe entenderse
,nilate,almente án el sentido há.o".áp.iones empiristas. Las hiprótesis teóricas y los .tr*r"tá, ñirticulares de sus expr€rsiones teóricas no pueden ser'-áxaminadas.empfrica e inmediatamente en pra*is; áomo tos empiristas lo exig;en. Tlsto, cientÍficam&itr, jOio'bueAe reaiizarse a través de determinados niveÉí ae--ínterme üación. I¿s conerusiones especÍficáJ a.riruoñ"en el

li

150

I

"So interpretan emSrÍricamente tales propiedades, reiar;iones d,ol objeto que en ia si[uación sooial ba;o eI punto de vista de la tarea principal de la ción... . adquieren un significado" (Jadow, 19?2, p. 6l) ¿quó significa '¡elevancia de investigación'? ¿, áquf no hay que conÍormarse con el libre mismo, en la fijasión de ia hipótesis de investigación, ds se¡ el objetivo el estabiecer una coincidencia

I
tre el contenido rler signüie,ado empÍrico de una hipótesis do *l:rt_lqylón, y,las - cc áctusiones éñpr.rcas corre,spondientes, srno que se trata de-itlcanzar.un gfado lo más alto posible
graciualmen¡e reaiizasa como un objetivo esfatég'ico ciei irab en ias cie¡:cias sociales.."EI problepa de Ia r.epresenfatir dad de una conclusión empírica para el sistema hipotético tot adquiere un lugar cada vez más decisivo en el examen de lr hipótesis" (Korch, 1972, p.3?B). Esto no solamenie es yálir para las ciencias naturalcs sino también para la investi[acir científico-social. De aquÍ depende esencialmenle la _rapid del progreso ciel conocimiento en nuest¡as ciencias so6iaies: La representatividad de tas conclusiones derivadas'solame te se puede aicanzar con expresiones de hipótesis definid con exactitud e interpretadas con claridad. pára la derivacir de conclusiones empÍricamente examinables, d.e 1o eual fiRr mente se trata en la preparación de la examinación empÍrir es decisiva la determinación.unívoca y precisa de los eleme tos de significado empÍricos ile las erpiesiones teóricas (cc ceptos). I--n la lor¡nrlación dc lns hipótcsis cicnlífit.us, y en (ispec. en la interpreLación empÍrica y derivación cie conclusiones hipóiesis de investigación, se debe poner especial atencir a los siguientes aspec[os de la represéntatividád:

jo

É9 coincidencia, de co rresponaenciá. Es"t. iiiii¡ii.i' vgstigador tiene oue a:;pirir a dc.riür conclusiones üu§ .r in. esenciares en los diferentes nive:es-Oe i"toii"Lá]rción entre la hipótesis *"- concrusiones v- et. n:.'',ei éñ;il;. ¡as Ty::!t*ación deriv¿urlas ae-¡en-iérbicho más precisainenre : :epresentativas para las ' t'^*f 's¡'v!eD¡D Lr(i r¿rvts§'gac,ton correspondientes y para caüa caáa niver nivgi i9t'g'r..,üiai'nt." v ,r* Iltf"t::**:, 3Y:: s"o¡,,iórderaao. do_intermediación :; : .E;Src pare0e Ser Una exigencia en Cierta forma natUral para el trabajo cientÍfico. S,n eñ6, qu€, en ia p,¿,jtióá-'d; l;j;:,;3,ffijlSJ:L§iif,¿t.ill,Xf:S,,* exigencias irecesarias, aciu'almente, , sólo_ pueden cumplirse r.r:'' ";: satisfactoriamente iñ',ñy ñcos casos. Muóñ; veces, muy

,,\;

-:' . ',,'

'r'

veces es todavfa insr¡ficiente eñ tir^t Ñestigacíonei ói.-niui.o.rociales. "i] --: ,rÍ Naturarmente, ná "ueÉ dñ;;;;.mos rai erñdd-dificu.ltades que ' ,i." j'" resurtan ¿. iorr.iJñl,i¿;fi. proniemas-én nuestra prácti. .tu ' ;. ca de ürvesugacrñ. s;";;íro.rci1,. rá- dó.rrr"p'onáencia repre'sentattva entñ irtpJturru áá'tlvestieación, niveres ce l¡*erme dlactón asf como con er nrvei . ltt ,,,' "rrpirrób,'ilü";;; aceptada y ls2
.

ü¡+*üffi$.:?:l?#;l;i:ff:13,1',?**lüt¿:;$*Hiifr ' señató mÍricarnenlg .n;!--[ iiigglosi* pedagógÍca y Meyer , pondencia represenüatiua _g:íli"'*mos sue en esra corres.:.. ::#l-,ti:?,"1*":""-.j?l?.-f¡ rit¿-la ü;;;"H;rr;l ';#"'Ht?I '.'". cru¡didad teórica y que, prááiier*ente,
*::,,
:
.

NO§Otros, embar¡¡o, ras evaiüamos como una condicidn -sin decisiva paia el qi*jóiii"ioiío. d.e ta caiidacl de nuesrro jo de investigacion v prrá-Ll-our"iroiñ;;*ái..rcir" trabaen seneral' Justamente- aqúÍ tenámbs p,esente ei eslabón decisivo reorra y , , sl$g empÍrico rg se creben ñü,;i0i#;ü#r*;;"r";r1";,iliirl más o menos contingen:;es, sino á través d;i¡n; üriesponoen;,,r,, ciB representativa. s'in-,:".rüffi,*ri iuJ .or,.epcio. nes y fundamentacioner ou investigacÍones cientÍfico. s9ciales, entonces, tenei'nói "ri*lui"s ,iüé-ireptar que ra relación d,raléc,-, tica ent¡e teorÍ1_V9stá,fó-.ñi¡ri*o, , 'Ia co¡utrucción v en ei e*a*á,iáá asÍ como se muestra en i,iiáñ;ii,"u'rtu"r.ur,tu, : en -ta-mavoria. áe lój-,,Iüoi'iiü.roqevÍp muy lejos de una o,1*3:i3^]:I':'^ i . ¡¡¡rq'" ¡a ¡ormu¡ac¡gn de.i,113ry1, _ar1 o o.noe s e v ar o riz¿ p oc o o -1 hipótesis, donde r,oie'ñácán más ex', plfcltas y mq g9te1ññaññi"iñ."*p"rsiones usadas, d,ond,e sé estabrecen indicaaor,:s ser.i¡i'er iii-'J;rüéá"ili,Trr¡ t" rela,t"t clón dialectica .

' ' i''

S§,1g.*lil,**h :itl;i:s*ir§üUffiiico.
;úñrññí

1. Repr é sentati.,^id,ad. d.e car acterí s tica

í*

:?['iI

i.

muchas

.

''

De la canticiad" de estados posihles o formas de manifest ción de la caracterÍstica hipotéticamente deferminada, el i vesLigador debe sacar una mueslra lo más representativa p sible para el examen empÍrieo. para comprobir la existenc y la manifesiación de determinada dispoiición de co¡rd.uct por ejemplo, de.u-na "disposición de actitud', (actitud fiente trabajo, convicción sobré ra concepción socidista d,el munri que sacar una muestra io más representa[iya.po: _e!c.), hay ble de la cantidad de actos de conducta potibtes (,'l6iven de conducta"). Los actos de conducta seleccionados funci nan entonces eomo indieadores que reflejan el "indicatun (lo indicado). Indicacior e indica{u¡n solairente son d"esign ciones,lingüístricas distintas que resultan de oLro modo de-v, la problemática (véase Nowak, 1965, 1g?0). En el fondo trata aq¡:i tan:bién de la relación entre teorÍa y estado em¡ rico en eI proceso de investigacidn. _ La seguridad de la correspondencia representabiva, sin er bargo, es muy düÍcil y puede ser alcanzada solamente a travr de preparativos teóricos extensivos asÍ como pre-experimentr empíricos esto aún con cierta aproximadió.,-, porque de "universo -y conducta" en disposiciones complejái fránej das en conceptos teóricos generales), en la ñayorfa de Ii
;

-/
casos no puede ser d,limitado exactamente, porque es compticado er d.eterminar roJ áciás-'ae conducia'-;ésüciates,, y. porque ]as proposicÍo:res teóricas antepuestas ,,üáe¡an tra. ducir fi.eTpry sólo apr.oximaaámentJi,l proñósiñn* de ob. (Bunge, 1g§?, p. 2?6), §ervación', Por ejempio, én' pÉóqrüá'"u este camlno l, .r", determinaciónexitosa. mente con avuda^{e-t_nietoao áál {est. La de ros problemas que tienen ¡gran pesó y
,

hacerse en rá iama. de ¡mayoi o"g,Í5fiJH el diagnóstico de intelig€;¿iul--"'

ffiH}§r:ll¿,IllÍf

2. Representatiuid,ad

d"e

ta población

,i
l

con la hipótesis de investigación no la caracteriitica para r;Í, p.ji.iéiipto, sóIo se d.ebe deüerminar la actitud frente al trabajo, sino que ala ve:z iiv qü-u-§taUlecer la cantidad de los objeúos para ros -cuarrls tá iripot-r¡s g}iere ,rr'r?rio, (por :i:Tqlo, trabajadores cauióááóla. <lusiria quÍmica). Dgspué¡ ae deruir z0 a ZS años en ia inta tat, se puede sacar aé-ur.,l"riaiiüLtru totalidad fundamenr"pi""ffitiiu, tu po blación de investigacir:'n.-bñEil; --"-' examina empfrfcamente laiipótesis de invest:igacid. Por el momento no "podemos.tratpr otros aspectos no me nos importantes ,de. ra,-deter*irra"io." de representatividad a hrp-ólu_rlp *" i"vuiEglrión. Sin !199. de taquedóembarso, consideque acla;rado et siáii¡cado de ra det-erminación Iir?: oe representarividad. en ra tormütacio;t ;i do las hipótesis de in,restigaóiOr\ u;i como éi¿ñü'ámpirico cultades d,e su rearización *1, ü üürtigacióntambién las düisientffrcssocral.

'

cl,r¡siones empfricas, .relaciones eh el pondencia representativa t apró*i*u,iá sentJO I ]Éi:ü-l tgTa en cuenta, por eJempró, ra iáiresent rls[rca o de población, fuera de dciertos necesariamente el objetivo. l,as cor,ieiüénóiü vasas,- contraáiet;rñ; i*iñr& mente, l.!1i9uq no fundaméntlq?s, v ,rliátiü;rñ.T;;; v p¡ácticá "d"üñ;;"uriruai"n -koria investigación -ii en el proceso de cientÍfi.o:soóiar. premisa paiá et prógreso oel una óonóriññi¡r'l ggfagi-on 0e. gn, proyectó oe invéstilacion ñalir puede ser red.ubi&, per' nunca p".üáJiii#.'dilff Iro cuidadcso. d'e rai iripoGsi; drñ;ü;;;;;;.ñ;h;1 aportación.

g:::: *i,":!r:

lir::u_o:f dc profundizacirin,sobre esre rema, vdase Ko¡ch (lg?Z). p Y'ac)¡ter ( re? j ), K,¡,uin iri 0 t ) ;'K;ñ;'üü )::Ñ;í"1' il' t,'r'ri3l'

Bergpr 19?0

BIBLIOGRAFIA

Berger: Zur Hyporhesenbitdung in des *l::lrls^.9,.9l.u. oi ia iorá r.iá, áB iii, oj.iir" ga«:ión sociotógica
H.
) r

970

. Rosioche, li,iioiophjsche

Bort lg5? cam-oios de mi época).
Uunge l9(:7

* ; No se pude gil.l,,ii inme-ciiatamente ; (ind.icadrlr)
eonducta minad.o grado ou manu&laiüi

4..Rory: physik irn

nerlin,

Wandet meiner Zeit. (La
tB--Sl.-

de r¡n sóro acto de empÍrióáüente observado .un deter-

$::;:,l{;{t§trk§ . * con resultados ' r'o§ ¿iertas lirnitar[ones. o"1 g*""run empfrico
Ción,

: ;fs*:*"

n;,l.?h:r;

posición de ra po):ración

dependen de la comséiéóirinad;i;ili;liriestiga, ¡'a¿Gr ¡tl ¡¡¡l

1939.

_ M. Bunge: Scientific. Research L The Search f# BeltÍn ( occrdenrar I UnéioéÍ¡é;;iñ.* -ñrk, "ié;í. .,r', Carnup 1939 ,;:frilt R. Carnap: Ftrndation of logic and -- -"o'v .. mathematics. é:

Curnap lgú0

Al formdar las hipólesis de Ínvestigfió.q se debe dar gran -'-- --v!'--v'r'sqs' Ltg-Ll I¿s pregunras ae ia ieliárii.í*riuidu¿ Fñ!ño, un e¡ernplO: ' v'rg,c¡¡r En el examen de las..,hipótesis de üovestsaclón solamenüe se puede tirar "ai negro" cuanol *iul*n entre éstas y las co¡.
154

_^P;j1f3_p: Theoristiche Begriffe der Wjssenchafü (Cr üos teóricos de hs cienciasi?. pmliL*;;;:ffib.t,,Yl
Carrra¡ 7, Stegmuller lg59

"n*;u""Til3#

r#¿#,ffiJifi; i"$|llJ;,,hfif Wihi
i.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->