Está en la página 1de 5

20/01/2011 laleydigital.

es - Documento Relacionado

Tribunal Superior de Justicia de Andalucía de Granada, Sala de lo Contencioso-


administrativo, Sección 1ª, Sentencia de 19 May. 2003, rec. 67/2002

Ponente: López Barajas Mira, María Rosa.


Nº de Sentencia: 316/2003
Nº de Recurso: 67/2002
Jurisdicción: CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVA
LA LEY 13144/2003

Incompabilidad del cargo de auxiliar de la Administración de Justicia con la docencia en un


taller de tapices

AUXILIARES DE LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA. Incompatibilidades. No es


compatible con la actividad de docencia en un taller de telares y tapices.
Interpretación del artículo 79 del Reglamento Orgánico de los Cuerpos de Oficiales,
Auxiliares y Agentes al servicio de la Administración de Justicia. Cualquiera que sea la
interpretación que pudiera deducirse de la literalidad del precepto, una
interpretación acorde al sentido y al espíritu de la norma ha de desembocar en la
consideración de que el legislador ha querido dejar fuera del ámbito de
compatibilidad toda actividad, docente o investigadora, que no sea jurídica.

Texto
En la Ciudad de Granada, a 19 May. 2003.
Ante
La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, con
sede en Granada, se ha tramitado el recurso de apelación número 67/02 dimanante del
procedimiento núm. 620/01, seguido ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número
dos de Almería, siendo apelante D.ª Eugenia, representada por el Letrado D. José Antonio
Albarracín Vílchez, y parte apelada la Consejería de Justicia y Administración Pública de la Junta
de Andalucía, en cuya representación interviene el Letrado adscrito a su Gabinete Jurídico.

ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO. Interpuesto, con fecha 23 Oct. 2001, recurso contencioso administrativo por D.ª
Eugenia contra Resolución de 29 Jun. 2001, de la Consejería de Justicia y Administración
Pública de la Junta de Andalucía, y tramitado a través del procedimiento abreviado según el

…laley.es/…/DocumentoRelacionadoFi… 1/5
20/01/2011 laleydigital.es - Documento Relacionado
art. 78 de la LJCA de 13 Jul. 1998, se dictó Sentencia de 13 Dic. 2001 que desestimó el
recurso interpuesto por considerar ajustada a Derecho la Resolución impugnada.
SEGUNDO. Notificada la referida sentencia, se interpuso recurso de apelación por la recurrente
D.ª Eugenia, con fecha de 11 Ene. 2002, suplicando se revocara aquélla declarando la nulidad
de la resolución impugnada y el derecho de la apelante a la compatibilidad en segunda
actividad.
TERCERO. Dado traslado del escrito de interposición del recurso de apelación a la apelada
Consejería de Justicia y Administración Pública de la Junta de Andalucía, presenta ésta el
correspondiente escrito de oposición con fecha de 22 Ene. 2002.

CUARTO. Elevadas las actuaciones a la Sala del Tribunal Superior de Justicia para la
tramitación y resolución del recurso de apelación interpuesto, y no habiéndose solicitado el
recibimiento del pleito a prueba, ni la celebración de vista ni la presentación de conclusiones,
se declararon conclusas las actuaciones

Se señaló para deliberación, votación y fallo del presente recurso el día y hora señalado en
autos, en que efectivamente tuvo lugar, habiéndose observado las prescripciones legales en la
tramitación del recurso. Actuó como Magistrada Ponente la Ilma. Sra. Dñ.ª Mª Rosa López
Barajas Mira.

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO. El presente recurso de apelación tiene por objeto la impugnación de la Sentencia de
13 Dic. 2001, dictada por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo núm. 2 de Almería, por la
que se desestima el recurso contencioso-administrativo interpuesto por D.ª Eugenia contra la
Resolución, de 29 Jun. 2001, de la Consejería de Justicia y Administración Pública de la Junta
de Andalucía.

Previamente al análisis de las alegaciones de las partes han de reseñarse los aspectos fácticos
relevantes del presente recurso:

1. Con fecha de 06/11/01, D.ª Eugenia, Auxiliar de la Administración de Justicia, con destino en
la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Almería, presenta, ante la Dirección General de
Gestión de Recursos de la Consejería de Justicia y Administración Pública de la Junta de
Andalucía, solicitud de compatibilidad para segunda actividad pública, consistente ésta en la
participación, como docente, en un Taller de Telares y Tapices para el Ayuntamiento de
Huercal de Almería en horario de tarde. La solicitud se acompaña de informe favorable del
Presidente de la Audiencia Provincial de Almería.
2. Con fecha 29 Jun. 2001 se dicta Resolución por el Director General de Organización,
Inspección y Calidad de los Servicios que deniega la compatibilidad solicitada.
3. Contra la citada Resolución denegatoria interpone D.ª Eugenia Recurso Contencioso-
Administrativo ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo núm. 2 de Almería.
Desestimado éste por Sentencia de 13 Dic. 2001, se interpone por la anteriormente recurrente
el presente recurso de apelación, en cuyo suplico se solicita la revocación de la sentencia de
instancia y la declaración del derecho de la apelante a la compatibilidad solicitada.
SEGUNDO. Antes de entrar a analizar el argumento esencial en torno al que hace girar la
apelante su pretensión, es necesario, por razones de lógica procesal, hacer referencia al
primero de los motivos de oposición esgrimidos por la apelada. Así, denuncia ésta la indebida
admisión del recurso, de acuerdo con lo previsto en el art. 81.1.a) de la LJCA, puesto que la
cuantía del pleito es inferior a tres millones de pesetas. En concreto, entiende la
representación procesal de la Delegación del Gobierno en Almería que la cuantía ha de coincidir
…laley.es/…/DocumentoRelacionadoFi… 2/5
20/01/2011 laleydigital.es - Documento Relacionado
con la retribución que la apelada hubiera percibido de haber obtenido autorización para ejercer
la segunda actividad pública. Habida cuenta que ésta ascendía (según consta en el Expediente
administrativo) a una cantidad de 21.856 ptas. al mes y que la duración del Taller era de siete
meses, «resulta evidente que la cuantía del recurso es notablemente inferior a los tres millones
de pesetas» (fijadas como mínimo por el art. 81 LJCA).

La causa de inadmisibilidad invocada por la apelada resulta del todo infundada. Así, y en primer
lugar, ha de tenerse en cuenta que la cuantía del recurso, que es una cuestión de orden
público, habrá de fijarse --art.40.1 LJCA-- por el órgano jurisdiccional una vez formulados los
escritos de demanda y contestación, en los que las partes podrán exponer su opinión al
respecto. En el caso que nos ocupa, ni el recurrente ni el recurrido hicieron alusión alguna a la
cuantía del recurso, en su escrito de demanda el primero ni en la vista oral el segundo,
fijándola el juez a quo, en Sentencia, como indeterminada. Esto no obstante, es opinión
admitida por la jurisprudencia que la cuantía es revisable por el tribunal ad quem, lo que será
especialmente importante cuando --como sucede en el supuesto que nos ocupa-- fundamenta
en ella el apelado la indebida admisión del recurso de apelación y ello sin necesidad de
audiencia previa de las partes, por cuanto su silencio en primera instancia puede entenderse
como renuncia a pronunciarse sobre la cuestión, aviniéndose así a lo que establezca el órgano
jurisdiccional.

En tal sentido, resulta inaceptable considerar como cuantía del recuso las cantidades que la
apelante pudiera ingresar, en concepto de retribución, por el ejercicio de la segunda actividad
pública. En efecto, y como establece el art. 42.2 in fine, se reputarán de cuantía
indeterminada los recursos «... que se refieran a los funcionarios públicos que versen sobre
derechos o sanciones susceptibles de valoración económica». Y es notorio que la pretensión de
la apelante no es el reconocimiento o satisfacción del derecho al cobro de las mencionadas
cantidades, sino la obtención de autorización de compatibilidad con una segunda actividad,
compatibilidad que, no pudiendo identificarse con las cantidades que pudieran obtenerse como
consecuencia de la misma, no es susceptible de valoración económica alguna.
TERCERO. Despejadas ya las dudas sobre la admisibilidad del recurso, corresponde ahora el
análisis del argumento que constituye el eje central de la apelación --y del recurso en su
momento-- que no es otro que el de la interpretación que haya de darse al art.79 del RD
249/1996, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de los Cuerpos de Oficiales, Auxiliares
y Agentes al servicio de la Administración de Justicia. En concreto, señala el mencionado
precepto que «Los Oficiales, Auxiliares y Agentes judiciales, sin perjuicios de estar sujetos a las
causas de incompatibilidad que se prevén en la legislación general para los funcionarios al
servicio de las administraciones públicas, tanto en lo relativo a las actividades privadas como a
las públicas, serán además, y en todo caso incompatibles:... b) Con todo empleo, cargo o
profesión retribuida, salvo la docencia o investigación jurídica, así como la producción y
creación literaria, artística, científica y técnica y las publicaciones derivadas de aquéllas, de
conformidad con lo dispuesto en la legislación sobre incompatibilidades del personal al servicio
de las Administraciones públicas». En opinión de la apelante, la utilización que se hace del
término «docencia» dentro de la expresión «docencia o investigación jurídica», unida al
segundo por la conjunción «o» y sin que el adjetivo «jurídica» esté situado a continuación
suya, ha de interpretarse manifestativo de la voluntad del legislador de que sólo la
investigación y no la docencia hayan de ser jurídicas, siendo admisible la compatibilidad de los
Oficiales, Auxiliares y Agentes judiciales con la docencia entendida en su sentido más amplio,
comprensiva de cualquier modalidad de la misma. Tal interpretación viene avalada, en opinión
de la recurrente, por dos hechos: primero, la propuesta favorable hecha por el Director General
de Recursos Humanos de la Consejería de Justicia y Administración Pública de la Junta de
…laley.es/…/DocumentoRelacionadoFi… 3/5
20/01/2011 laleydigital.es - Documento Relacionado
Andalucía (folios 9 y 10 del Expediente Administrativo); segundo, el informe --también
favorable-- emitido por el Presidente de la Audiencia Provincial de Almería, en cumplimiento de
lo previsto art. 82.1 del citado RD 249/1996 (folio 4 del mismo Expediente).

La interpretación del art. 79 RD 249/1996 propugnada por la apelante es, a juicio de esta Sala,
incorrecta. En efecto, si se atiende al tenor literal de la norma, es cierto que cabría la duda
de si el adjetivo «jurídica» --que va en singular-- caracteriza y limita sólo a la investigación o
también a la docencia, pues de optarse por la segunda posibilidad lo correcto hubiera sido
utilizar la forma plural de dicho adjetivo. Sin embargo, y como establece el art. 3.1 del CC
«Las normas se interpretarán según el sentido propio de las palabras, en relación con el
contexto, los antecedentes históricos y legislativos, y la realidad social del tiempo en que han
de ser aplicadas, atendiendo fundamentalmente al espíritu o finalidad de aquéllas»; y es
evidente que cualquiera que sea la interpretación que pudiera deducirse de la literalidad del
precepto, una interpretación acorde al sentido y al espíritu de la norma ha de desembocar en
la consideración de que el legislador ha querido dejar fuera del ámbito de compatibilidad de la
los Oficiales, Auxiliares y Agentes de Justicia toda actividad --docente o investigadora-- que no
sea jurídica. Es decir, mientras que es compatible con el desempeño de los citados puestos de
la función pública toda actividad artística o científica, en su sentido más amplio, tratándose de
actividades como la docencia y la investigación, el legislador ha querido circunscribir la
compatibilidad a la que sea de naturaleza jurídica, dejando fuera cualquier otra actividad de
aquel orden que no tenga dicho carácter jurídico. En nada obsta a esta interpretación la
Propuesta de Resolución del Director General de Recursos Humanos y el Informe del Presidente
de la Audiencia Provincial de Almería que la apelante invoca en defensa de su pretensión. Así, y
por lo que respecta a la primera, se trata de una propuesta no vinculante, que únicamente
suscita la duda interpretativa cuya determinación definitiva corresponde al Director General de
Organización, Inspección y Calidad y, en última instancia, a los órganos jurisdiccionales, como
intérpretes de la legalidad a la que ha de someterse la actividad administrativa. Respecto del
informe, que tampoco es vinculante, ha de destacarse que su finalidad no es interpretar las
normas sobre incompatibilidad, sino constatar la inexistencia de perjuicio en el ejercicio de la
primera actividad pública por el hecho de compatibilizarla con una segunda --con
independencia de en qué consista ésta-- como claramente se deduce de su contenido, al
afirmarse que «... esta Presidencia no formula obstáculo alguno a su concesión dado que el
trabajo encomendado a dicha funcionaria se encuentra al corriente del trámite y además al ser
en horario de tarde no se vería comprometido el horario normal de trabajo.»
CUARTO. Por todo lo expuesto procede desestimar el recurso de apelación y, en consecuencia,
confirmar la resolución judicial impugnada, con expresa imposición a la parte apelante de las
costas causadas en esta instancia, de conformidad con lo que dispone el artículo 139.2 de la
LJCA.
Vistos los preceptos legales citados y demás de pertinente y general aplicación, la Sala dicta el
siguiente

FALLO
1. Desestima el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de D.ª Eugenia
contra la Sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo núm. 2 de Almería, de fecha
13 Dic. 2001, recaída en el Procedimiento núm. 620/01; y, en consecuencia, se confirma dicha
Sentencia por ser ajustada a derecho.

2. Impone a la parte apelante el pago de las costas procesales en esta instancia.


Intégrese la presente sentencia en el libro de su clase y devuelvanse las actuaciones, con
…laley.es/…/DocumentoRelacionadoFi… 4/5
20/01/2011 laleydigital.es - Documento Relacionado
certificación de la misma, al Juzgado de procedencia, interesándole acuse recibo.

Así por esta nuestra sentencia que se notificará a las partes haciendoles saber, que contra ella
no cabe recurso alguno, definitivamente juzgando lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

laleydigital.es

…laley.es/…/DocumentoRelacionadoFi… 5/5