P. 1
Manual Liderazgo

Manual Liderazgo

|Views: 1.088|Likes:
Publicado porplomosud
manual sobre lideres
manual sobre lideres

More info:

Published by: plomosud on Apr 19, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/13/2013

pdf

text

original

Sections

"Por tanto aprenda todo varón su deber, así como a obrar
con toda diligencia en el oficio al cual fuere nombrado " (D. y
C 107:97)

PRINCIPIO DE LIDERAZGO

Los líderes de la Iglesia y la familia deben comprender sus
deberes para poder ayudar a que aquellos que sirven reciban
las bendiciones del evangelio.

CONCEPTOS DE LA LECCIÓN

1. Los líderes son más efectivos cuando aprenden las
obligaciones que corresponden a su llamamiento.

C ONCEPTO 1. LOS
LÍDERES SON MÁS
EFECTIVOS CUANDO
APRENDEN LAS
OBLIGACIONES QUE
CORRESPONDEN A SU
LLAMAMIENTO

COMENTARIO.

En Doctrina y Convenios
107:99-100 , el Señor
aconseja a todos que
aprendan su deber. Estos
versículos están dirigidos a
los que sirven en los oficios
del sacerdocio, pero el
espíritu de este consejo se
aplica a todos los líderes.
Elder R.ichard L. Evans que
era miembro del Quórum de
íos Doce, enseñó: "Nuestras
familias, la Iglesia, la
comunidad, la nación, el

reino de Dios están mejor
atendidos por personas bien
preparadas. La preparación
y el conocimiento, con
fidelidad, son infinitamente
mejores que sólo la
fidelidad. Y aquellos que se
van por razones triviales,
los que dejan de aprender,
los que no continúan
tratando de aumentar su
competencia están, yo creo,
fracasando en hacer todo su
deber" (en Informe de
Conferencia, Oxt. 1966, 55}
Cada rol de liderazgo tiene
deberes únicos. Podemos
aprender esas obligaciones
de las manuales, de
nuestros líderes, de otros
que hayan servido el mismo
cargo, de las reuniones de
capacitación, de la
observación personal,
buscando el Espíritu,

estudiando las escrituras y
orando.
Los llamamientos a
posiciones de liderazgo dan
a las personas la
oportunidad de aprender y
practicar una variedad de
habilidades, tales coma
"alternativas de evaluación,
programación, delegación y
motivación a los demás. Sin
embargo, todos los líderes
de la Iglesia son animados a
enfocarse principalmente en
las personas, alimentar las
ovejas en el rebaño del
Señor, conocer y amar a sus
miembros, escuchar, amar y
ayudar en todas las
necesidades de las
personas.
[El Presidente David O.
McKay dijo] `Es el deber de
los líderes....enseñar a los
miembros a amar - no al
líder o al maestro, sino la
verdad del evangelio' [en
Informe de Conferencia,
Oet. 1968, 143-44]. Para
hacer esto, se aconseja
frecuentemente a los líderes
a buscar los dones
espirituales de
discernimiento y sabiduría
(Lucas 12:12: D. y C.
84:85)" (Daniel H, Ludlow,
Enciclopedia del
Mormonismo, 5 vols.
[ 1992], 2: 818).
Los líderes deben
aprender sus deberes y
saber lo que los demás
esperan de ellos. Por
ejemplo, un presidente de
clase debe ser responsable

de dar la bienvenida a los
alumnos de la clase,
reunirse con el maestro y
los oficiales de las otras
clases, celebrar los
cumpleaños de los
miembros de la clase,
ayudar a los compañeros
que tienen desafíos o no
están asistiendo, ect.
Como líderes de la familia,
los padres san responsables
del bienestar de ellos
mismos y de sus hijos. Sus
deberes incluyen todas las
pautas incluidas en "La
Familia: Una Proclamación
para el Mundo" (Ensign,
Nov. 1995, 102).
Los líderes del sacerdocio
y de las organizaciones
auxiliares son responsables
de ayudar a quines sirven a
recibir las bendiciones del
evangelio. Sus deberes
pueden incluir el dirigir
reuniones, supervisar las
maestras visitantes u
maestros orientadores,
informar a otros líderes,
aconsejar, entrevistar,
preparar presupuestos,
llamar a personas a servir,
dirigir proyectos de servicio
y en general ayudar a que
sus organizaciones
funcionen bien. La
responsabilidad principal de
los líderes del sacerdocio y
de las organizaciones
auxiliares es apoyar y
animar a los padres en su
deber de enseñar el
evangelio en su hogar.

Los líderes de la Iglesia y
de las familias
generalmente necesitan
desarrollar habilidades
como las siguientes:

Evaluar las

alternativas

Tomar decisiones

Programar actividades

Presupuestar el tiempo

Delegar
responsabilidades

Motivar

Enfocar a las personas

en sus tareas

Comunicarse con
aquellos que se sirve y con
los demás líderes • Edificar

Escuchar con empatía

Conocer y amar a las

personas

Ayudar a los demás
con sus necesidades
personales

Enseñar a los demás a
amar las verdades del
evangelio

Usar dones espirituales
tales como el discernimiento
y sabiduría

Trabajar dentro de los
límites doctrinales y de
políticas

IDEAS PARA LA
ENSEÑANZA

Pregunte a dos o tres
estudiantes que tipo de
trabajo hacen sus padres
para apoyar a sus familias.
O si sus alumnos san
cabezas de familias, podria
preguntarles qué tipo de
trabajo hacen. Discuta el
tipo de técnicas,
conocimientos o actitudes
que requiere ese trabajo.
Señale que cada miembro
debería prepararse para
llegar a ser un líder en la
Iglesia o en la familia. Cada
rol de liderazgo tiene
deberes únicos.
Pregunte porqué es
importante para los líderes
aprender sus deberes. ¿No
sería suficiente que los
líderes sólo fueran buenas
personas y trataran de
ayudar a los demás?
Nombre con los alumnos
algunos de los deberes de
varias posiciones de
liderazgo en la Iglesia y en
la familia. Discuta como
aprendemos esos deberes.
Anime a los estudiantes a
esforzarse por aprender
todos sus deberes sea cual
sea el lugar donde sirven en
posiciones de liderazgo.
Hagan una lista de los
deberes de una presidenta
de la Sociedad de Socorro.
Hagan otra lista con los
deberes de un presidente de
quórum de elderes. Señale
que podemos hacer listas
similares para cada una de
las posiciones de liderazgo
en la Iglesia y en la familia.

Enfatice cuán importante es
para los líderes aprender
sus deberes para poder ser
siervos productivos.
Revise algunas de los
medios con que podemos
aprender nuestros deberes
como lideres.
Señale que cada miembro
debería prepararse para
llegar a ser un líder en la
familia o en la Iglesia. Cada
rol de Liderazgo tiene
deberes único
Pregunte porqué es
importante para los líderes
aprender sus deberes. ¿no
sería necesario para los
líderes solamente ser una
buena persona y esforzarse
para ayudar a los demás?
Nombre junto a los
estudiantes Discutan como
podemos aprender estos
deberes. Anime a los
alumnos a esforzarse para
aprender todos sus deberes
sea cual sea la posición de
liderazgo en que estén
colocados.
Haga ano lista de los
deberes de una presidenta
de la Sociedad de Socorro.
Haga otra lista con las
obligaciones de un
presidente de quórum de
élderes. Indique que se
podrían hacer listas
similares para cada posición
de liderazgo en la Iglesia o
en la familia. Enfatice lo
muy importante que es para
los lideres aprender sus

deberes para poder ser
siervos útiles.
Revise algunas de las
formas en que aprendemos
nuestros deberes como
líderes. Pregunte qué podría
impedirnos el aprendizaje
de nuestras obligaciones de
liderazgo, y discuta como
podemos vencer estos
obstáculos. Recuerde a los
alumnos las grandes
bendiciones que vienen por
ayudar a las demás a venir
a Cristo. (D. y C. 18:15-16)

Recursos del Maestro.

Elder Tallin H. Oaks del
Quórum de los Doce
Apóstoles, "Liderazgo
Paternal en la Familia",
Ensign Junio 1985, 7-1 l.
Aprecio esta oportunidad
de hablar a las padres de la
Iglesia sobre el liderazgo
paternal en la familia. Dirijo
mis palabras a cada padre,
viejo y joven. Hablo a
aquellos que deben ejercer
su rol paternal solo, y hablo
a los que están felizmente
unidos en un matrimonio
sólido.

No podemos exagerar la
importancia de la
paternidad y la familia. La
base desgobierno de Díos es
la familia eterna. Nuestra
teología empieza con
padres celestiales y nuestra
aspiración más alta es la de
alcanzar ese status para
nosotros mismos. El
evangelio de Jesucristo es el

plan de nuestro Padre
Celestial, para el beneficio
de sus hijos espirituales. El
plan del evangelio se hace
posible por el sacrificio de
nuestro Hermano Mayor.
Como padres terrenales
participamos en el plan del
evangelio proveyendo
cuerpos terrenales para Ios
hijos espirituales de padres
celestiales. Solemnemente
afirmamos que la plenitud
de la salvación eterna es un
asunto de familia. Podemos
decir verdaderamente que
el plan del evangelio se
originó en el concilio de una
familia eterna, es
implementado a través de
nuestras familias terrenales,
y tiene el destino de
nuestras familias eternas.
Nuestra mayor maravilla es
que la Iglesia de Jesucristo
de los Santos de los Últimos
Días es conocida como una
iglesia centrada en la
familia.

Como padres en Sión
somos responsables de
enseñar a nuestra
posteridad el evangelio de
Jesucristo, incluyendo la
necesidad de guardar los
mandamientos de Dios y
obteniendo las ordenanzas
salvadoras del evangelio.
Todos nosotros deseamos
mejorar nuestro desempeña
como padres. Ninguna tarea
es más común, y ninguna es
más importante. El
Presidente Joseph F. Smith
nos dio este consejo:

"Nunca debemos
desanimarnos en aquellas
tareas diarias con que Dios
ha ordenado al común de
los hombres. Cada día el
trabajo se debe emprender
con espíritu alegre y con el
pensamiento y convicción
de que nuestra felicidad y
bienestar eterno depende
de hacer ias cosas que
tenemos que hacer,
aquellas con que Dios las ha
dado como nuestro deber."
El Presidente Smith aplicó
este principio a la
paternidad como sigue:
"Después de todo, hacer
bien aquellas cosas que
Dios ha ordenado que sean
comunes a toda la
humanidad, es la verdadera
grandeza. Ser un padre
exitoso o una madre exitosa
es mayor que ser un general
o un hombre de estado
exitoso.

El éxito en una ocupación
- aún la más elevada - es
solamente temporal,
concluye el Presidente
Smith, en cambio nuestro
éxito como padres es "de
grandeza eterna y
universal" Doctrina dei
Evangelio, 5a ed. SALT Lake
City: Deseret Book Co.,
1939, p.2$S)
A pesar de la importancia
de nuestra tarea, estos son
tiempos dificiles para los
padres. El stress y los
problemas de la vida
moderna representan
grandes desafios para los

padres. Esto a veces es
sugerido por la definición
agridulce de una familia
como "un grupo de personas
que tienen llaves de la
misma casa,"
Los populares términos de
"liberación femenina" y
"liberación de los hambres"
sugiere además otros
problemas. Este tipo de
"liberación" a menudo
presenta a los hombres y
las mujeres libres de las
responsabilidades
familiares. Los hombres o
las mujeres que descuidan o
rechazan a sus familias
puede que estén liberados
de las responsabilidades
pero están aprisionados por
el pecado. Suceda lo que
suceda en corto plazo, nadie
puede alcanzar la liberación
o libertad verdadera
huyendo de las
responsabilidades eternas.
La Libertad eterna requiere
que concientemente
cumplamos nuestras
responsabilidades
familiares.
Cuando estudiamos los
sermones dados por
nuestros líderes en el
primer siglo de la Iglesia
restaurada, nos vemos
impactados al ver que casi
nunca nos hablan de las
responsabilidades
familiares. En contraste,
este es un tema frecuente
de instrucción en el
momento presente. ¿Por
qué sucede esto?

En mi niñez, en una.
granja, cada tarde había
una reunión de noche de
hogar, y no había televisión
que nos distrajera de las
actividades familiares.
Aparte de las breves horas
en la escuela, todo lo que
sucedía durante el día,
sucedía bajo la dirección de
la familia. Generalmente
dejábamos la granja
solamente dos veces en la
semana - los Sábados para
ir a las compras y los
Domingos para ir a la
iglesia. Ese era el modelo de
vida para la mayoría de los
miembros durante el primer
siglo de la Iglesia
restaurada. En esas
circunstancias era muy
escasa la necesidad de una
programación regular para
la noche de hogar de la
familia. Y había muy poca
necesidad de enfatizar la
importancia de la familia o
de las responsabilidades
familiares.
Hoy día muy pocos de
nuestros jóvenes
experimentan actividades
centradas en la familia
como en tiempos antiguos.
La vida urbana y el
transporte moderno han
hecho muy fácil para
nuestros jóvenes usar sus
hogares sólo como lugares
de alojamiento donde
duermen y ocasionalmente
comen pero donde
prácticamente no hay
dirección a sus actividades.
Las actividades recreativas

y la alta velocidad del
transporte alejan a los
jóvenes de la supervisión
paternal.
La forma en que muchos
de los miembros de la
Iglesia se ganan la vida
también complica los roles
paternales. En los tiempos
pasados, la familia era una
unidad de producción
económica, organizada y
disciplinada. Mis cuatro
abuelos trabajaban la tierra,
dirigiendo los esfuerzos de
sus hijos en las granjas o
ranchos familiares. Toda la
familia trabajaba junta para
producir su alimento,
mantener sus hogares y
generar las entradas en
efectivo para las compras
que había que hacer.
Hoy día, relativamente
muy pocas familias trabajan
juntas en la producción de
sus ingresos. En estos
tiempos, la mayoría de las
familias san unidades de
consuma, lo cual no
requiere un alto grado de
organización y cooperación.
En estas circunstancias
se requiere un esfuerzo
especial de los padres para
trabajar en común con sus
hijos, para lograr conductas
comunes, pero es muy
importante hacerlo.
Una de las grandes
influencias que unificó a las
familias en tiempos pasados
fue la experiencia de
esforzarse juntos para
lograr una meta camón - tal

como domar el desierto o
establecer un negocio. Este
principio es tan importante
que un comentarista
sugirió , "Si la familia carece
de una crisis común, debe
contratar a un lobo para que
les aúlle en la puerta"
(Times, Dic. 15 de 1967, p.
31). Muchos padres tienen
suficientes crisis sin
contratar a nadie. Pero
puede que necesiten
identificarlas y organizar
sus familias en esfuerzos de
unidad para resolverlos.
Las familias se unen
cuando hacen cosas
significativas juntas.Los
hijos deben trabajar juntos
bajo el liderazgo de sus
padres. Un emplea en
común, aún en sistema de
medio tiempo es valiosa.
También lo puede ser un
jardín familiar. Los
proyectos comunes ayudan
a los otros para que
también los deseen. Las
familias deben establecer
un fondo perpetuo para la
misión. Pueden investigar y
escribir historias de la
familia para luego
compartirlas con los demás.
Pueden organizar reuniones
familiares. Pueden educar a
algunos miembros de la
familia en técnicas básicas
de vida, incluyendo
administración de finanzas,
mantenimiento de la
propiedad, y ampliar su
educación general. El
aprendizaje de idiomas es
una preparación muy útil

para el servicio misional y
para la vida moderna. Los
maestros de estos temas
pueden ser los padres o
abuelos u otros miembros
de una familia grande.
Alguien puede decir: "Pero
no tenernos tiempo para
esas cosas" En cuanto al
tiempo para hacer casas
que verdaderamente valen
la pena, sugiero que
muchos padres podrán
encontrar todo el tiempo
que necesitan para la
familia si sólo se alejan de
la televisión. En los estados
Unidos la TV tiene un
porcentaje de siete horas
diarias en cada hogar. (USA
Today, 17 de Mayo, 1984).
Más sobre el mismo punto,
un estudio en el mismo
1984 mostró que los
televidentes en un área
predominantemente SUDE
son en adultos, sólo e170 %
del resultado del estudio
anterior. Sólo miran
televisión tres horas por día.
Casi la mitad de ese grupo
ven TV por cinco horas o
mas.

El Presidente David O.
Mckay enseñó:
"El hogar es el primer y
más efectivo lugar para que
las niños aprendan las
lecciones de la vida: verdad,
honor, virtud, auto-control;
el valor de la educación, el
trabajo honesto, y el
propósito y privilegio de
vivir. Nada puede tomar el
lugar del hogar en la crianza

y enseñanza de los hijos, y
ningún afro éxito puede
compensar el fracaso en el
hogar" (Manual de Noche de
Hogar 1968-69, p üi)
Los padres san los
maestros excelsos. Ellas
hacen la enseñanza más
efectiva por medio del
ejemplo. El círculo familiar
es el lugar ideal para
demostrar y aprender
bondad, perdón, fe en Dios,
y todas las otras virtudes
del evangelio de Jesucristo.
El padre preside y tiene la
responsabilidad final en el
gobierno del hogar, pero la
paternidad es obviamente
una responsabilidad
compartida. Ambos padres
desempeñan un rol de
liderazgo en la enseñanza
de sus hijos, y ambos deben
consultarse uno al otro y
apoyarse mutuamente. En
este esfuerzo los padres
deben recordar la
maravillosa imagen del
Presidente Kimball, de una
vela en un espejo: "Existen
dos maneras de esparcir la
luz: ser la llama o ser el
espejo que la refleja.
Nosotros los padres
podemos ser ambas." (en
Informe de Conferencia
1974, p. 495). En la sagrada
tarea de enseñar a los hijos
de Dios, los padres deben
unir y combinar sus
esfuerzos para disipar los
poderes de la oscuridad de
las vidas de sus hijos.

El círculo familiar es
también la mejor
organización para atacar el
egoísmo y la auto-
indulgencia, aquellos temas
obsesivos que parecen ser
el canto de sirena de la vida
moderna. En contraste con
el individualismo egoísta
que nos rodea, debemos
tratar de modelar nuestra
vida familiar según el
modelo del auto-sacrificio
de nuestra Salvador. El nos
enseñó a entregarnos
nosotros mismos al servicio
de las demás. En su gran
sermón final, el Rey
Benjamín dijo a su pueblo
que enseñaran a sus hijos
"..a andar en las vías de la
verdad y la seriedad.. . . [y]
a amarse mutuamente y
servirse el uno al otro"
(Mosiah 4:15).
No existe ninguna relación
humana más conveniente
que la enseñanza de una
familia donde los padres
verdaderamente aman y
dan sus vidas al servicio de
sus hijos. Los padres deben
enseñar los principios del
evangelio restaurado,
incluyendo particularmente
el sacrificio expiatorio de
nuestro Salvador, Jesucristo.
Los padres también deben
enseñar los sacrificios en
pequeña escala que ellos
están haciendo par sus
familias. Si se hace por el
espíritu correcto - por
ejemplo al igual que por
precepto - esta enseñanza
ayudará a los hijos a ser

más amantes y a honrar
más a sus padres. También
ayudarán así a sus hijos a
prepararse también para ser
padres ellas mismos.
Los padres enseñan y las
familias aprenden haciendo
cosas juntos.
Las familias deben orar
juntas, arrodillarse por la
noche y por la mañana
para agradecer por las
bendiciones y orar par las
preocupaciones comunes.
Las familias deben adorar
juntas, participando juntos
en el servicio de la iglesia y
en los devocionales
familiares.
Las familias deben
estudiar y aprender juntas.
Esto debería incluir la
lectura en grupos, y los
comentarios de las
escrituras, y la
consideración en grupo de
otros temas valiosos tales
como el conocimiento
práctico necesario para
desenvolverse en este
mundo moderno.
Las familias deben
trabajar juntas, como sugerí
anteriormente. Así las
experiencias recreativas
felices estarán asociadas
con las actividades de la
familia

Las familias deben
aconsejarse juntas, tratando
todos los temas que son
preocupación de la familia y
de sus miembros.

Las familias deben comer
juntas. El tiempo de la
comida es un momento
natural para que la familia
se junte y se comunique. Es
una vergüenza que se
pierda una oportunidad tan
rica discutiendo, enojándose
o bien con los diferentes
miembros de la familia
dispersa en los cuatro
rincones de la casa y
comiendo cualquier cosa,
como si la cocina familiar
fuera un lugar de comida
rápida.

Las familias se deben
juntar para recordar
tradiciones familiares y
experiencias sagradas.
También deben juntarse
para compartir recuerdos
registrados para así
fortalecer a la familia y a
sus miembros
individualmente. Como nos
recordó el Presidente
Kimball, "Las historias de
inspiración de nuestras
apropias vidas y de quienes
son nuestros seres más
cercanos....son poderosas
herramientas de
enseñanza." Una fuente de
inspiración para nosotros y
para nuestra posteridad,
(Ensign, Enero 1982, p.4)
Es un hecho indiscutible
que la noche de hogar
familiar es el momento ideal
para tener a todo tipo de
familia junta. Es un lugar
ideal para que la familia ore
junta, aprenda junta, se
aconseje junta, juegue

junta, y aún trabaje junta.
Muchos de nosotros
reconocemos esto, pero me
pregunto cuantos de
nosotros están realmente
usando la noche de hogar
familiar en todo su
potencial... .
La magnitud de nuestras
responsabilidades como
padres están
proféticamente reveladas
en esta declaración del
Presidente Spencer W.
Kimball:

"El tiempo vendrá cuando
solamente aquellos que
creen profunda y
activamente en la familia
estén en condiciones de
preservar a sus familias en
medio de el terrible mal que
está alrededor de nosotros"
(Ensign, Nov. de 1980, p.
4}.

En la supremamente
importante tarea de
preservar a nuestras
familias necesitamos toda la
ayuda que podamos
obtener. En ese esfuerzo
estamos autorizados para
recibir todas las bendiciones
de los cielos.Somos los
siervos de nuestro Salvador
Jesucristo, y es su comisión
que debemos seguir para
llevar adelante nuestra
sagrada responsabilidad
como padres en Sión. Que
seamos diligentes y
bendecidas en dicha tarea.

Ayudas para el Estudio

*

¿Cuáles son algunas de

las principales
responsabilidades de los
padres y líderes de familia?

*

¿Qué razones da Elder
Oaks para su observación
de que los líderes antiguos
de la Iglesia hablaban
menos que los actuales de
las responsabilidades con la
familia? ¿Qué dice elder
Oaks que puede hacer la
familia para permanecer
unida?

Según elder Oaks, cuál es
el medio de enseñanza más
efectivo para los padres?
¿Cuáles san algunas casas
que las familias pueden
hacer juntas?
¿Qué pueden hacer los
líderes para fortalecer a los
padres y al hogar como un
lugar para la instrucción del
evangelio y un laboratorio
para vivir las enseñanzas
del Salvador?

LECCIÓN 6

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->