P. 1
La psicomotricidad de 0 a 6 años

La psicomotricidad de 0 a 6 años

|Views: 4.625|Likes:
Publicado pormgiraldi

More info:

Published by: mgiraldi on Apr 18, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/28/2015

pdf

text

original

NÚMERO 23 JULIO DE 2006 ISSN 1696-7208

AUTORAS: Concepción Ruiz Torres. Mª del Carmen Serrano Calvo- Rubio

Resumen: A lo largo de este artículo veremos que se entiende por psicomotricidad, la evolución de la misma, así mismo veremos distintas escalas para evaluarla, para finalmente nombrar las estrategias de intervención que podemos seguir los docentes.

REVISTA I+E CSICSIF Sector de Enseñanza C/ San Juan Bosco 51 B 41008 Sevilla. Tlf. 954069012 E-Mail ense41@csi-csif.es

1

La psicomotricidad no ha sido considerada siempre de la misma manera. No se habló de ella como tal hasta el siglo XX. En el siglo XIX algunos estudios nos presentan la psicomotricidad como desglose de la educación física. Sólo más adelante, ya en el siglo XX, la psicomotricidad es aceptada en su vertiente psicológica. En el siglo XX se emplea el término psicomotricidad, en un principio, en la terapéutica de las dificultades o carencias de la movilidad del niño/a. Después adquiere una nueva concepción en la que se trata de integrar la educación corporal en una educación global. 1) Concepto. Cuando hablamos de desarrollo psicomotor nos estamos refiriendo a la evolución que el sujeto debe tener para realizar determinadas acciones y movimientos, así como para llevar a cabo la representación mental y la conciencia de los mismos. A continuación veremos algunas definiciones de psicomotricidad según distintos autores: -“ La psicomotricidad es el mundo de las relaciones psiquismo movimiento y movimiento psiquismo” (Palacios, 1990). Implica un componente externo (acción) y un componente interno (la representación del cuerpo y sus posibilidades de movimiento). -“ La psicomotricidad es un nudo que ata psiquismo y movimiento (Coste, 1979). - A mitad del camino entre lo físico-madurativo y lo relacional, el desarrollo psicomotor dista mucho de ser una realidad biológica, es también una puerta abierta a la interacción y a la estimulación (Ramos, 1979).
REVISTA I+E CSICSIF Sector de Enseñanza C/ San Juan Bosco 51 B 41008 Sevilla. Tlf. 954069012 E-Mail ense41@csi-csif.es

2

El objetivo del desarrollo psicomotor es el control del propio cuerpo. 2) Evolución de la psicomotricidad.  Las conductas reflejas. Los reflejos son acciones involuntarias ante un estímulo. Algunos desaparecen en diferentes momentos del primer año. Otros cumplen una función protectora y no desaparecen definitivamente, es el caso del bostezo, la tos, el estornudo, el parpadeo, etc. Los reflejos primitivos en el recién nacido son: a)Reflejo darwiniano. Se conoce también con los nombres de reflejo de agarrar, reflejo de prensión, reflejo de aferramiento y reflejo de grasping. Al estimularle la palma de la mano flexiona los dedos fuertemente sobre el estímulo. Desaparece entre los dos y tres meses. b)Reflejo de hociqueo. Tocándole la mejilla gira la cabeza, abre la boca y empieza a chupar rítmicamente. Desaparece a los nueve meses. c)Reflejo de Babinski. Al tocar la planta del pie, los dedos se abren en forma de abanico, y el pie se dobla hacia adentro. Desaparece entre el sexto y el noveno mes. d)Reflejo de Moro. Se conoce también como el reflejo del abrazo. Un estímulo repentino, como un golpe seco, provoca una extensión brusca de las piernas, brazos y dedos, y seguidamente vuelve a poner los brazos sobre su pecho, a la vez que arquea y echa hacia atrás la cabeza. Desaparece a los tres meses.

REVISTA I+E CSICSIF Sector de Enseñanza C/ San Juan Bosco 51 B 41008 Sevilla. Tlf. 954069012 E-Mail ense41@csi-csif.es

3

e)Reflejo de la marcha automática, o reflejo de caminar. Con los pies descalzos sobre una superficie plana y sosteniéndole por debajo de los brazos hace movimientos parecidos a los pasos coordinados. Desaparece antes de las ocho semanas. f)Reflejo de cuello tónico. Si le ponemos boca arriba gira la cabeza hacia un lado, extiende al brazo y la pierna del mismo lado y flexiona el brazo y la pierna opuestas. Desaparece entre el segundo y tercer mes. g)Reflejo de reptación. Situado boca abajo hace movimientos coordinados que recuerdan a un nadador y a un reptil. Desaparece a los seis meses. Volverá a arrastrarse a las treinta y cuatro semanas, pero ya lo hará voluntariamente.  Acontecimientos importantes en el ciclo de 0-2 años. -El desarrollo del cerebro. En el nacimiento del niño/a, las partes más maduras del cerebro son las más internas. Estas partes también son las más antiguas y menos evolucionadas desde el punto de vista filogenético de la especie. En esta zona del cerebro es donde se realiza el “control de los automatismos” que será lo único con lo que contará el recién nacido en sus primeros días de vida. Las partes menos maduras del cerebro en el nacimiento son las más evolucionadas en la especie humana (el cortex). El desarrollo consistirá en gran parte en un proceso llamado “teleencefalización”. La teleenfalización consiste en el desarrollo progresivo desde dentro a la periferia. Esto propicia el paso de los movimientos y acciones incontrolados o automatismos al control de movimientos y al voluntarismo de las acciones.
REVISTA I+E CSICSIF Sector de Enseñanza C/ San Juan Bosco 51 B 41008 Sevilla. Tlf. 954069012 E-Mail ense41@csi-csif.es

4

-Las leyes del desarrollo psicomotor. El niñ@ recién nacido tiene un total descontrol de su cuerpo en todos los sentidos, va a pasar en breve tiempo a un cuadro totalmente distinto, sus movimientos serán voluntarios y bastantes coordinados. El paso de las limitaciones de los primeros días a los logros del segundo año son progresivos y rápidos a través del dominio del control corporal, proceso que se ajusta a las siguientes leyes: o Ley céfalo-caudal: según esta ley se controlan antes los movimientos de las partes del cuerpo que están más próximas a la cabeza, extendiéndose este control hacia abajo. o Ley próximo-distal: según esta ley se controlan antes las partes más cercanas al eje corporal o columna vertebral que las más exteriores. o Ley de actividades en masa a las específicas. Tendencia a pasar de la utilización de músculos grandes a los más pequeños. Los movimientos vastos van dando paso a movimientos más precisos. La integración de grupos musculares permite que los movimientos sean más finos. o Ley de desarrollo de flexores y extensores. Poseen primacía los movimientos de los músculos flexores. La capacidad para coger objetos es anterior a la capacidad para soltarlos.

REVISTA I+E CSICSIF Sector de Enseñanza C/ San Juan Bosco 51 B 41008 Sevilla. Tlf. 954069012 E-Mail ense41@csi-csif.es

5

-El control postural y corporal. El desarrollo físico del cerebro (teleencefalización) y los estímulos sociales que van recibiendo de los adultos hace que el niñ@ consiga el control postural que tiene las fases siguientes: o Control de la cabeza, el auténtico control o sustentación de la cabeza por los músculos del cuello y en línea con el tronco se alcanza aproximadamente en torno a los tres meses de vida. o Coordinación óculo-manual: En un principio, al nacer, el niñ@ presenta una coordinación con movimientos bruscos y poco finos dirigidos hacia personas u objetos que entran en su campo visual. A los 3-4 meses ya presenta una coordinación óculo-manual menos grosera y los movimientos son más precisos, aunque tiene que seguir perfeccionándose. o La posición de sentado. A los 4/5 meses permanece sentado con ayuda, mientras que a los 6/7 meses lo hace ya sin ayuda. o Desplazamientos antes de andar. Alrededor de los 8 meses los bebés comienzan a desplazarse sin llegar a andar, utilizando para ello distintas técnicas como: gateo, reptar, remar, etc. o Sostenerse de pie. Podemos diferenciar dos etapas: De los 9-10 meses el niñ@ se sostiene de pie con apoyo y a los 12 por sí solo. o Caminar: Puede caminar con ayuda y dos puntos de apoyo (por ejemplo sostenido por los brazos) sobre los 10-11 meses. Con un solo apoyo sobre los 11 meses y por sí solo aunque titubee un poco en torno a los 12 meses. Hacia los 18 meses ya corretea con bastante seguridad.
REVISTA I+E CSICSIF Sector de Enseñanza C/ San Juan Bosco 51 B 41008 Sevilla. Tlf. 954069012 E-Mail ense41@csi-csif.es

6

 Acontecimientos importantes de los dos a los seis años.

-Control corporal y postural. El control corporal y postural en este período tiene un avance importante debido a los progresos madurativos del cerebro, siguiendo las leyes del desarrollo psicomotor anteriormente descritas. Entre los aspectos más importantes a destacar encontramos los siguientes: o Control de esfínteres. Control al que el niñ@ en general llega entre el segundo y el tercer año. Los niños controlan antes las heces que la orina, antes de día que de noche. El aprendizaje del control de esfínteres no debe forzarse y debe realizarse cuando el niñ@ llegue a la madurez fisiológica necesaria y en un ambiente lúdico y relajado. o Mayor control de las piernas. El niñ@ va a ser capaz de correr mejor, más armónica y uniformemente (con ritmo) que a los dos años, además va a comenzar a controlar las actividades de frenada, de arrancada, y aceleración y subida y bajada de escaleras, incluso sin apoyos. o Perfeccionamiento en la coordinación óculo-manual y por tanto al manejo con destreza del brazo. Actividades como coger, lanzar, golpear... so las que más rápidamente prosperan. o Desarrollo de la psicomotricidad fina. Primero trazan líneas más o menos verticales, pintan con los dedos y dibujan formas circulares, para pasar a partir de los tres años a poder dibujar personas y recortar con tijeras.
REVISTA I+E CSICSIF Sector de Enseñanza C/ San Juan Bosco 51 B 41008 Sevilla. Tlf. 954069012 E-Mail ense41@csi-csif.es

7

o Todos estos avances en la psicomotricidad fina culminan a los 5-6 años en poder realizar los trazos más parecidos a la escritura convencional. Sin embargo antes de esa edad podemos ir adiestrando al niñ@ para la escritura. Aunque realmente es mejor esperar que correr. -Esquema corporal o los componentes internos del desarrollo psicomotor. Cuando hablamos de esquema corporal, nos estamos refiriendo como afirma S. Ballesteros en su libro “El esquema corporal (1982)”, a la representación que tenemos de nuestro cuerpo, de los diferentes segmentos corporales, de sus posibilidades de movimiento y acción, así como de sus diversas limitaciones. Esta compleja representación se va construyendo muy lentamente como consecuencia de las experiencias que realizamos con nuestro cuerpo y de las vivencias que de él obtenemos. El niño antes de conocer su propio cuerpo comienza a conocer el de otras personas. Esto unido a la experimentación personal del propio movimiento y sensación de movimiento lleva al niño a una progresiva construcción del esquema corporal. Una verdadera construcción del yo corporal no se da hasta los cinco años aproximadamente. -La lateralidad. El cuerpo humano es morfológicamente simétrico, pero desde el punto de vista funcional es claramente asimétrico, de tal manera que muchas personas utilizan el brazo y la pierna de la derecha del cuerpo, mucho más que los mismos miembros simétricos de la parte izquierda.
REVISTA I+E CSICSIF Sector de Enseñanza C/ San Juan Bosco 51 B 41008 Sevilla. Tlf. 954069012 E-Mail ense41@csi-csif.es

8

Estos fenómenos de lateralidad ocurren porque habitualmente un hemisferio cerebral predomina sobre el otro. El control de estos hemisferios sobre el cuerpo es cruzado (el hemisferio izquierdo rige el lado derecho y el hemisferio derecho rige el lado izquierdo). Se es diestro o zurdo en función de la dominancia de un hemisferio sobre el otro y esto se debe a la herencia, que transmite la dominancia cerebral. La lateralidad se define a partir de los 5 años por lo que no conviene adelantar el proceso de lateralización, ni contrariarlo como es el caso de los zurdos. Si se vive la lateralidad de una manera conflictiva (como es el caso de los zurdos contrariados o de los ambidextros), suele producir en el niñ@ dificultades de aprendizaje y conflictos de autoconcepto y personalidad.

-Mejor estructuración del espacio. El niñ@ va controlando su cuerpo relacionándolo con la situación de los objetos y de las personas existentes en el espacio donde se desarrolla. Los planos espaciales arriba-abajo, derecha izquierda, dentro-fuera, grande- pequeño, los domina primero mediante la acción y después mediante la representación.

-Estructuración del tiempo. Los niñ@s han de situar sus experiencias en unos ciclos. No les resulta fácil distinguir entre lo sucedido en el sueño o en la vigilia entre antes-después, mañanatarde-noche o ayer-hoy-mañana. Se consigue con posterioridad a la estructuración espacial.
REVISTA I+E CSICSIF Sector de Enseñanza C/ San Juan Bosco 51 B 41008 Sevilla. Tlf. 954069012 E-Mail ense41@csi-csif.es

9

3) Evaluación del desarrollo psicomotor. La evaluación del desarrollo psicomotriz requiere la elaboración de instrumentos de medida que se adentren en esos niveles, ya sea en forma de pruebas estandarizadas o en forma de escalas de observación. En el mercado especializado existen numerosos instrumentos. Hay tres pruebas que están siendo ampliamente utilizadas en la etapa de 0 a 6 años: • Escala de Desarrollo Psicomotor de la primera infancia (Brunet y Lezine, 1975). • Escala McCarthy de aptitudes y psicomotricidad para niños (McCarthy, 1977). • Escala de Evaluación de la Psicomotricidad en preescolar (De la Cruz, 1990).

A continuación veremos cada una de ellas detenidamente: • Escala de Desarrollo Psicomotor de la primera infancia. Edad de aplicación: de 0 a 6 años.

Partes que la componen: -Una escala de observación que se aplica de 1 a 30 meses. Consta de una hoja de nivel, una hoja de exámen, y una hoja de preguntas (que se hacen a la madre). -Una serie de pruebas complementarias para realizar el examen del niño desde los 24 a los 5 años. Tiene 6 items para cada nivel de edad. -Una serie de pruebas complementarias para niveles de tres, cuatro, cinco y seis años.

REVISTA I+E CSICSIF Sector de Enseñanza C/ San Juan Bosco 51 B 41008 Sevilla. Tlf. 954069012 E-Mail ense41@csi-csif.es

1

Aspectos psicomotrices que evalúa: -Control postural y motricidad. -Coordinación óculo-motriz y conducta de adaptación a los objetos. • Escala McCarthy de aptitudes y psicomotricidad para niños. Edad de aplicación: dos años y seis meses a ocho años y seis meses.

Partes que componen las escalas: Contiene 18 tests independientes agrupados en seis escalas: verbal, numérica, general cognitiva, perceptivo-manipulativa, memoria y motricidad. -La escala perceptivo-manipulativa, evalúa la capacidad de razonamiento mediante la manipulación de materiales. -La escala de motricidad, evalúa la coordinación del niño en la ejecución de diferentes tareas motoras finas y gruesas.

• Escala de Evaluación de la Psicomotricidad en preescolar. Edad de aplicación: De tres a seis años.

Aspectos que evalúa: -Locomoción. -Equilibrio. -Coordinación de piernas, de brazo y de mano. -Conocimiento del esquema corporal.

REVISTA I+E CSICSIF Sector de Enseñanza C/ San Juan Bosco 51 B 41008 Sevilla. Tlf. 954069012 E-Mail ense41@csi-csif.es

1

4)Estrategias para una adecuada intervención educativa. • Instrumentos de intervención educativa. El educador/a puede valerse de dos instrumentos educativos fundamentales para propiciar el desarrollo integral del niño: la actividad corporal y el lenguaje. Nos centraremos en la actividad corporal y algunas de sus propiedades son: -A través de ella, el niño consigue tomar conciencia de todas las partes de su cuerpo, utilizarlas. -A través de la actividad con el propio cuerpo, el niño llega a construir los elementos de su esquema corporal y a organizar sus percepciones. -A través de la actividad con los objetos, el niño llega a conocer cualidades y pasa de la simple sensación a la percepción, y de éste a la representación mental. -Los niños tienen que percibir la relación existente entre la actividad y el resultado de la misma. • Motivación. En Infantil será imprescindible tener muy en cuenta el aspecto motivacional: la educación habrá de estar de acuerdo con las necesidades e intereses de los niños. Para ello, se han de organizar las actividades educativas con un carácter lúdico que guste y motive al niño. Por otro lado, comentar que cuanto menor sea un niño, menor será también la duración de una actividad y más rápido el cambio a otra distinta. También podemos introducir variaciones dentro de la misma actividad.

REVISTA I+E CSICSIF Sector de Enseñanza C/ San Juan Bosco 51 B 41008 Sevilla. Tlf. 954069012 E-Mail ense41@csi-csif.es

1

El resultado de la actividad es también un factor motivacional. Por tanto, todas las actividades han de tener un resultado claramente perceptible y suficientemente atrayente.

• El orden y la organización espacio-temporal de la clase.

La atención del niño es, en esta edad, frágil y dispersa, por lo que hemos de ayudarle a organizar su propio comportamiento y actividad con ciertas ayudas externas: la organización espacial y temporal de las actividades. Hay que facilitarle una serie de normas sencillas como son: -Cada cosa en su sitio. -El niño debe percibir cuándo acaba una actividad y cuándo se inicia la siguiente. -Al cambiar de actividad, se debe procurar cambiar de espacio. -Respetar espacio asignado a los otros. -La ordenación temporal de las actividades debe ser todos los días la misma, para que el niño adquiera el hábito de la seriación temporal. -Se procurará que a una actividad corporal siga otra de tipo más tranquila. -Si el número de alumnos, es grande, conviene organizar la clase en grupos pequeños (cada grupo ocupa un espacio distinto, realizando actividades diferentes). Irán rotando sería una especie de circuito.

REVISTA I+E CSICSIF Sector de Enseñanza C/ San Juan Bosco 51 B 41008 Sevilla. Tlf. 954069012 E-Mail ense41@csi-csif.es

1

• Las actividades.

En psicomotricidad, podemos utilizar distintos tipos de actividades como son: A)Rutinas cotidianas (descanso, alimentación, higiene, salud), las cuales favorecen la destreza motriz, la autonomía y el conocimiento del cuerpo.

B)Actividades espontáneas. Los juegos son el medio natural del niño para dar salida a su expresión corporal. Así que la escuela, ha de prever, presentar y facilitar las condiciones necesarias para que ésto se de. Para ello, se necesita un espacio amplio, confortable, que potencie las actividades manipulativas y los desplazamientos del niño. La escuela dispone de una gran cantidad de objetos (móviles y rodantes, sonoros, de diferentes formas, tamaños, de diferentes consistencias, fijos y con desniveles, espejos...).

C)Actividades sugeridas por el educador. El educador ha de sugerir actividades cuya finalidad es la de completar o enriquecer los aspectos que se han manifestado en rutinas y actividades libres. El profesor ha de procurar que sean de interés para el niño y que respondan a sus necesidades de relación, exploración y afirmación de la personalidad. El trabajo con los más pequeños ha de ser individualizado y, poco a poco, serán socializados en actividades grupales.

REVISTA I+E CSICSIF Sector de Enseñanza C/ San Juan Bosco 51 B 41008 Sevilla. Tlf. 954069012 E-Mail ense41@csi-csif.es

1

Para finalizar, sugerimos una relación de juegos y actividades, todos ellos relacionados con la actividad psicomotora de los niñ@s en la etapa de Educación Infantil. Ejemplos: -Hacer dibujos sobre sí mismo. -Observar su imagen en el espajo y describirla. -El espejo. -Experimentar con el cuerpo estirado y encogido nociones de alto/bajo. -Moverse en distintas direcciones, en una orden dada. -Andar con distintos animales. -Andar sobre una raya pintada en el suelo a distintos ritmos. -Etc.

5)Conclusión. Las personas encargadas de la educación del niñ@ han de conocer la influencia de la educación psicomotriz sobre la inteligancia, la afectividad y el rendimiento. Con sus conocimientos y con una actitud de búsqueda continua de lo que desconocen tiene la difícil tarea de potenciar al máximo las posibilidades del niñ@.

REVISTA I+E CSICSIF Sector de Enseñanza C/ San Juan Bosco 51 B 41008 Sevilla. Tlf. 954069012 E-Mail ense41@csi-csif.es

1

Bibliografía. -Brunet, O. Y Lezine, I. (1975): Escala para medir el desarrollo psicomotor de la primera infancia. Mepsa. Madrid. -De la Cruz, M.V. (1990): EPP. Escala de evaluación de la psicomotricidad en preescolar. TEA. Madrid. -De la Torre, C. (1989): “La educación psicomotriz”. En Gervilla, A.: Didáctica aplicada a la escuela infantil. Edinford. Málaga. -Gassier,J. (1990):Manual del desarrollo psicomotor del niño. Masson. Barcelona. -Jiménez, J.: Alonso, J. Y Jiménez, I. (1992): “Educación psicomotriz”. Escuela española. Madrid.

REVISTA I+E CSICSIF Sector de Enseñanza C/ San Juan Bosco 51 B 41008 Sevilla. Tlf. 954069012 E-Mail ense41@csi-csif.es

1

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->