P. 1
A- Dela iugatio y la capitatio sIV

A- Dela iugatio y la capitatio sIV

|Views: 128|Likes:
Publicado porsandritabcn

More info:

Published by: sandritabcn on Apr 18, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/18/2011

pdf

text

original

Història de les Institucions Medievals. Prof. J. I. Padilla Tema 1: El Imperio romano y su legado institucional.

Textos

De la iugatio y capitatio: La regulación fiscal afectará particularmente a la condición social del campesinado y favorecerá el camino hacia la generalización de la servidumbre.

El iugum es una medida que fue definida en tiempo del rey Diocleciano; fue determinada así: 5 iugeras de viñedo cuentan como un iugum; 20 iugeras de tierras arables, o 225 pies de olivo en llanura o 450 pies de olivo en montaña dan igualmente la annona correspondiente a un iugum. En terreno de menor valor, clasificado como montañoso, 40 iugeras dan un iugum; sobre las tierras consideradas de tercera calidad, 60 iugeras hacen un iugum. (Libro de derecho siro-romano, art. 121. Escrito a finales del siglo V).

Los emperadores Teodosio y /Arcadio/ augustos, a Rufino, prefecto del pretorio. Que en toda la diócesis de Tracia después de la abolición perpetua de la humana capitatio, se siga cobrando sólo la iugatio terrena. Y, temiendo que los colonos, como consecuencia de la ruptura del lazo que establecía su inscripción en el censo, no crean haber recibido permiso para desplazarse o marcharse según su voluntad, que dichos colonos estén en lo sucesivo adscritos a su tierra por derecho de nacimiento; y, aunque parezcan ser de condición libre, que se les considere, sin embargo, adscritos a la tierra en que han nacido; que no tengan facultad para marcharse a donde quieran o cambiar de domicilio, sino que los propietarios usen su derecho, los patronos de su solicitud, los dueños de su poder y autoridad al respecto. Si alguno, sin embargo, acoge o retiene al colono de otro, deberá pagar dos libras de oro al que así se ha visto privado del cultivador tránsfuga … (Código de Justiniano, XI. 52. 1)

Nadie ignora que nuestro padre ha podido permanecer en vuestra tierra y que os hizo una carta de precario. La renovamos, pues, en las mismas condiciones, y la signamos, implorando humildemente de vuestra piedad permiso para permanecer en esta tierra. Pero, con el fin de que nuestra posesión no cause ningún perjuicio a vos ni a vuestros herederos, os enviamos esta carta de precario. Garantizamos que si alguna vez olvidamos las cláusulas de esta carta y decimos que lo que poseemos no es vuestro, seríamos, como usurpadores, delincuentes, sujetos al pago de composición hacia vuestra parte según las leyes, y podríais expulsarnos de esta tierra sin intervención de ningún juez. (Formulae Bituricenses, 2, Precaria. M.G.H., Formulae Merovingici et Karolini Aevi, ed. Zeumer. 1882, 1ª parte, p. 169).

Textos 1/1

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->