P. 1
H.GALVAN_-_FIES-CIECA-

H.GALVAN_-_FIES-CIECA-

|Views: 1.763|Likes:
Publicado porHecmilio Galvan

More info:

Published by: Hecmilio Galvan on Apr 18, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/07/2013

pdf

text

original

Sections

El análisis del nivel macro es importante en el estudio de la competitividad
sistémica porque describe el contexto económico y social en que se desarrolla la
producción y condiciona la competitividad de los agentes productivos facilitando o
promoviendo su desarrollo. Un ambiente macroeconómico estable y sano favorece
el desarrollo de las actividades productivas a través de generar las condiciones
generales para el funcionamiento eficiente de los mercados lo cual se traduce en un
ambiente de expectativas positivas que favorece el ahorro, el consumo y la
inversión. Los agentes productivos tienden a no invertir en momentos de
inestabilidad macroeconómica.

Las políticas monetarias, financieras, fiscales, cambiarias, comerciales y de
competencia, medidas por los indicadores de tipo de interés, tipo de cambio, tasa
de inflación, déficit fiscal, manejo de la deuda externa, entre otros, constituyen
elementos fundamentales de fomento de la competitividad sistémica a través de la
estabilidad macroeconómica.

Estas políticas bien manejadas se traducirán en un ambiente macroeconómico
atractivo para la inversión productiva y elevarían las capacidades competitivas del
país generando un círculo virtuoso donde un ambiente macroeconómico competitivo
elevaría la competitividad productiva del país y a su vez, esto permitiría que la
economía dominicana evolucione con estabilidad y equilibrio interno y externo.

3.2.1 La política macroeconómica de la República
Dominicana
La República Dominicana es la mayor economía de la región de Centroamérica y el
Caribe; su PIB se eleva a unos 40,000 millones de dólares EE.UU. y su población
alcanza unos 9.3 millones de habitantes.

Durante la década de los 90’s la estabilidad macroeconómica hizo posible que se
lograran altas tasas de crecimiento real con una inflación media anual inferior al 7
por ciento, un aumento de las reservas internacionales y un tipo de cambio
relativamente estable. En consonancia con la coyuntura económica mundial

41

desfavorable, en 2001 la tasa de crecimiento cayó bruscamente, al 1.8 por ciento, y
posteriormente, durante la crisis bancaria, cayó a -0.3% en 2003 y 1.3% en 2004 .

La política macroeconómica de la República Dominicana ha logrado ciertos éxitos
luego de la crisis bancaria del 2003. Esta crisis generó la necesidad de un programa
de ajuste y estabilización a partir del 2004, el cual se propuso la estabilización de la
economía, con niveles inflacionarios menores a un dígito y la reactivación
económica. Entre 2005 y 2007 la economía dominicana ha experimentado una de
las tasas de crecimiento económico más altas del mundo (alrededor de 9%),
acompañado de una notable estabilidad.

Esta recuperación le ha valido al país, en los últimos años, alcanzar las tasas de
crecimiento más altas de toda la región del DR-CAFTA, mostrando una significativa
fortaleza económica relativa frente a sus socios regionales; lo que por un tiempo
prolongado, puede contribuir, desde la perspectiva macroeconómica, al desarrollo
de las condiciones estructurales que potencien la competitividad de los agentes
productivos. Un crecimiento económico acompañado de estabilidad puede contribuir
a fortalecer no sólo las políticas públicas, sino el ambiente empresarial y
microeconómico.

42

Gráfico 3 -

Crecimiento económico países DR-CAFTA (2004-
2007)

0.0

2.0

4.0

6.0

8.0

10.0

12.0

2004

2005

2006

2007

Periodo

Tasa de crecimiento

Costa Rica

El Salvador

Guatemala

Honduras

Nicaragua

República
Dominicana
Estados Unidos *

Fuente: Banco Central de la República Dominicana

3.2.2 Reporte Global de Competitividad
Tras la crisis económica que enfrentó República Dominicana en el 2003, la
competitividad macroeconómica del país se ha recuperado con velocidad. El
Reporte Global de Competitividad 2006-2007 del Foro Económico Mundial, indica
que la República Dominicana ocupa el lugar el 85 de 125 países en cuanto a la
competitividad macroeconómica, un significativo avance ya que este mismo reporte
para el año anterior, ubicaba al país en el lugar 112 de 117 países

En términos comparativos con la región del DR-CAFTA para el año 2007, la
República Dominicana (lugar 85) ocupa un puesto inferior al promedio, siendo
superada por El Salvador (lugar 69), Guatemala (lugar 79) y Costa Rica (81), y
superando únicamente a Honduras (lugar 87) y a Nicaragua (lugar 89). Esto
demuestra que, a pesar de los avances, la Republica Dominicana tiene aun
importantes retos que afrontar en materia macroeconómica para fortalecer su
competitividad frente a sus socios del DR-CAFTA

Cuadro 13 - Pilar sobre Macroeconomía (GCR)
de los Países del DR-CAFTA 2007.

País

Lugar Calificación

El Salvador

64

4.44

Guatemala

79

4.24

Promedio DR-CAFTA 80.83 4.23

Costa Rica

81

4.22

República Dominicana 85

4.2

Honduras

87

4.18

Nicaragua

89

4.07
Fuente: Reporte Global de Competitividad 2006-2007

Analizando el Reporte de una forma más minuciosa podemos observar que en
materia del déficit/superávit gubernamental, la República Dominicana muestra

43

cierta posición de ventaja comparativa a nivel mundial ya que se encuentra en la
posición 49 de los 125 países analizados. También muestra ventaja en materia del
ahorro nacional, en el cual el país se ubica en la posición 53 de 125 países
analizados.

En cuanto a las expectativas de recesión, la República Dominicana, muestra
también fortaleza relativa, ubicándose en el puesto número 56 de los 125 países
analizados, con una calificación de 4.6.

Sin embargo muestra una posición de debilidad comparativa en cuanto al
diferencial entre las tasas de interés activa y pasiva, ya que se ubica en la posición
95 de 120 países analizados, con un spread de poco más de diez puntos
porcentuales, dónde las primeras posiciones son ocupadas con índices de entre 0.4
y 1.7 puntos porcentuales. Más adelante haremos un análisis más profundo de este
tema.

Otro reto de la República Dominicana es en materia de la tasa de cambio efectiva
real, la posición del país en este Reporte es 101 entre 122 países analizados,
situación que analizaremos también en lo adelante.

3.2.3 Nivel de Deuda Externa
Un indicador importante sobre la situación macroeconomía lo constituye el nivel de
deuda externa contratada, el cual, si no es controlado puede desencadenar
presiones que afecten la estabilidad macroeconómica, y por tanto a la
competitividad sistémica. La República Dominicana es el país con mayor nivel de
deuda nominal de los países de la región del DR-CAFTA en este año 2008,
manteniendo una deuda externa cercana a los 8,842 millones de dólares, mientras
que el promedio para todos los países es de 5,764 millones de dólares.

La deuda externa dominicana es también la que más rápido ha crecido de toda la
región, creciendo a un ritmo promedio anual de 14% en el periodo 2003-2008,
situándose 10 puntos porcentuales por encima del promedio de crecimiento
regional que fue de 4%. En dicho período, Nicaragua disminuyó su deuda a un
ritmo promedio de 7% anual y Honduras a 5% anual.

Cuadro 14 -Deuda externa de de los Países del DR-CAFTA
2008 en Millones de US$

País

Millones
de US$

Tasa

de

crecimiento
(2003-2008*)

República Dominicana

8,842

14%

Costa Rica

7,163

9%

Promedio DR-CAFTA

5,764

4%

Guatemala

5,561

5%

El Salvador

5,444

6%

Honduras

3,871

-5%

Nicaragua

3,702

-7%

*preliminar
Fuente: Index Mundi elaborado en base a CIA World Factbook

44

Gráfico - 4

200320042005200620072008

N

i

c

a

r

a

g

u

a

G

u

a

t

e

m

a

l

a

H

o

n

d

u

r

a

s

E

l

S

a

l

v

a

d

o

r

C

o

s

t

a

R

i

c

a

R

e

p

u

b

l

i

c

a

D

o

m

i

.

.

.

0

1000

2000

3000

4000

5000

6000

7000

8000

9000

Millones de US$

Paises

Deuda Externa nominal (2004-2008)

Fuente: Index Mundi elaborado en base a CIA World Factbook

Sin embargo, si calculamos el nivel de deuda externa como porcentaje del Producto
Interno Bruto, la República Dominica, con un 26% de nivel deuda como porcentaje
del PIB para el 2008, se encuentra a sólo por debajo del promedio regional. En el
2008 los países más endeudados de la región del DR-CAFTA fueron Nicaragua
(56%) y Costa Rica (47%) y los menos endeudados Honduras (29%) y Guatemala
(23%).

Cuadro 15 - Deuda pública como
porcentaje del PBI de los Países del DR-
CAFTA 2007.

País

%PIB

Nicaragua

56

Costa Rica

47

El Salvador

38
Promedio DR-CAFTA 37
República Dominicana 26
Honduras

29

Guatemala

23
Fuente: Index Mundi elaborado en base a CIA World Factbook

45

Gráfico - 5

Deuda pública como porcentaje del PBI (2008)

56

47

39

38

29

26

23

0

10

20

30

40

50

60

N

i

c

a

r

a

g

u

a

C

o

s

t

a

R

i

c

a

P

r

o

m

e

d

i

o

E

l

S

a

l

v

a

d

o

r

H

o

n

d

u

r

a

s

R

e

p

u

b

l

i

c

a

D

o

m

i

n

i

n

i

c

a

n

a

G

u

a

t

e

m

a

l

a

Periodo

Porcentaje

Fuente: Index Mundi elaborado en base a CIA World Factbook

Gráfico - 6

2004

2005

2006

2007

2008

N

i

c

a

r

a

g

u

a

G

u

a

t

e

m

a

l

a

H

o

n

d

u

r

a

s

E

l

S

a

l

v

a

d

o

r

C

o

s

t

a

R

i

c

a

R

e

p

u

b

l

i

c

a

D

o

m

i

n

.

.

.

0

20

40

60

80

100

120

140

Porcentaje

Paises

Deuda Pública como porcentaje del PIB (2004-2008)

Fuente: Index Mundi elaborado en base a CIA World Factbook

Aunque el país ha mantenido niveles de crecimiento de la deuda externa elevados
en los últimos años, todavía se encuentra en términos porcentuales debajo del
rango promedio de los países del DR-CAFTA, sugiriendo esto un nivel de deuda
externa relativamente moderado en comparación con sus socios del DR-CAFTA.

3.2.4 Política monetaria y cambiaria
En los años recientes, el Banco Central ha venido utilizando como principal como
instrumento de política las operaciones de mercado abierto.

En los años previos a la Crisis Bancaria de 2003, el Banco Central siguió una política
tendiente a favorecer los bajos tipos de interés para estimular el crecimiento y

46

compensar la falta de demanda internacional iniciada en el 2001; sin embargo,
entre 2004 y 2006, el Banco siguió una política restrictiva de altas tasas de interés
con el objetivo de contraer, a través de un instrumento financiero llamado
“certificado de inversión”, la enorme emisión monetaria que se hizo para garantizar
los ahorros de los depositantes de los bancos quebrados y que socializó los efectos
de dicha crisis. Producto de esa política, las tasas de interés para los certificados de
corto plazo llegaron hasta el 50%, y se originó una deuda del Banco Central que
sobrepasó los cien mil millones de pesos. Una vez recuperada la estabilidad en los
precios y en el tipo de cambio, el Banco Central inició una política para bajar la tasa
de interés de los “certificados de inversión” (de referencia para la banca comercial)
y reconvertirlos a plazos más largos.

En 2007, aunque los certificados colocados por el Banco Central mostraron un
crecimiento de 11.9%, esa expansión estuvo notablemente por debajo de lo
observado en 2006 cuando los valores en circulación se incrementaron en 18.1%.
La desaceleración en el ritmo de crecimiento de los valores en circulación del banco
central refleja una postura monetaria menos restrictiva. En efecto, el balance de los
certificados como porcentaje del PIB se redujo ligeramente de 13.2% del PIB en el
2006 a 12.8% del PIB en el 2007.

La reducción en las tasas de interés de los títulos valores del Banco Central fue más
significativa en los instrumentos cero cupón, que pasaron de una tasa de interés
promedio ponderada de 14.88% anual en diciembre de 2006 a 11.09% anual en
diciembre de 2007. Asimismo, la tasa de interés promedio ponderada de los
Certificados de Inversión a Plazo Fijo, colocados por medio de ventanilla directa,
pasaron de 19.86% anual a 17.02% anual en igual período.

El déficit cuasifiscal alcanzó 1.8% del PIB al cierre de 2007, por debajo de nivel del
déficit cuasifiscal reflejado en el año 2006, que fue de 2.2% del PIB, lo cual esta
estrechamente vinculado a la disminución de la tasa de interés pagada por los
“certificados de inversión”.

En el primer trimestre de 2008 la política de extensión de plazos de los valores
emitidos por el Banco Central ha continuado de manera exitosa. Al final del primer
trimestre de este año, el 95.1% de los valores en circulación estaban colocados a
plazos de vencimiento de un año en adelante, mientras que sólo el 4.9% de los
valores totales tenían vencimientos más cortos.

Las reservas internacionales brutas, que se situaron en 2001 en 1.341 millones de
dólares EE.UU., y que disminuyeron hasta su desaparición en 2004, han venido
registrando un fuerte aumento en los últimos cuatro años, ascendiendo a
US$2,892.2 millones al cierre del primer trimestre de 2008.

El manejo adecuado de la política monetaria y la acumulación de reservas
internacionales ha incidido positivamente en la confianza de los agentes
económicos y en la competitividad sistémica. Unas reservas internacionales sólidas,
aumentan la capacidad de la economía para hacer frente a los desequilibrios, tanto
en el entorno internacional (turbulencias financieras e incertidumbre de los
mercados internacionales), como en el entorno interno.

3.2.5 Estabilidad de Precios
La política monetaria restrictiva ha sido exitosa en mantener la estabilidad de los
precios, un factor importante para la competitividad del país. Luego de la crisis
bancaria de 2003-2004, la tasa de inflación en República Dominicana se ha
mantenido relativamente estable a nivel de un sólo digito. En efecto, durante 2005-
2007, la inflación registró un crecimiento promedio anual de 7.11%, concluyendo el
año 2007 en 8.88% y durante el primer trimestre del año 2008 se situó en 2.79%.

47

Lo más probable es que en el presente año la inflación sea significativamente
mayor y alcance los dos dígitos como resultado del incremento de los precios
internacionales del petróleo y los productos alimenticios importados.

En términos comparativos la República Dominicana no se ha destacado en los
últimos tres años por inestabilidad de los precios al consumidor. El país quedó en el
penúltimo lugar de la región en términos de inflación acumulada para el periodo
2006-2008, con una tasa de 14,5% frente a un promedio regional de 23,18%, lo
que sugiere una buena posición competitiva del país en esta materia.

Cuadro 16 - Tasa de Inflación Acumulada
2006-2008 para los Países del DR-CAFTA
País

TI%

Costa Rica

35,2

Nicaragua

28,8

Promedio regional

23,18

Guatemala

21,5

Honduras

20,9

República Dominicana

18,2

El Salvador

14,5
Fuente: Index Mundi elaborado en base a CIA World Factbook

Gráfico - 7

Tasa de Inflación Acumulada para Países del DR-CAFTA (2006-2008)

0

5

10

15

20

25

30

Nicaragua

Guatemala

Honduras

El Salvador

Costa Rica

República
Domininicana

Países

Porcentaje

Fuente: Bancos Centrales de los Países del DR-CAFTA

La estabilidad de precios es un factor muy importante de competitividad porque
genera un ambiente económico favorable al desarrollo de la actividad productiva.
La inflación puede amenazar la estabilidad macroeconómica y comprometer la
continuidad del crecimiento económico a mediano y largo plazo. Los productores y
consumidores suelen perder la confianza en el mercado interno cuando los precios
comienzan a aumentar. Un país de altos niveles de inflación e inestabilidad en los
precios al consumidor es un país inestable y poco atractivo a los emprendedores.

3.2.6 Tasas de Interés del Sistema Financiero
El sistema financiero, su profundidad, competencia y eficiencia, son fundamentales
para la competitividad sistémica en el Nivel Macro. Un manejo de política
económica que permita reducir la brecha entre las tasas pasivas y activas, que
mantenga tasas de activas de interés bajas, sin aumentar la inflación, permitiría
que los productores accedan a crédito barato.

48

Aunque la política monetaria ha sido exitosa en reducir las tasas de interés, las
cuales vienen disminuyendo desde la crisis bancaria de 2003-2004, aun la
República Dominicana cuenta con tasas de interés activas mucho más altas que el
promedio de la región del DR-CAFTA. El país presenta en el 2007 una tasa de
interés activa como promedio ponderado para bancos comerciales de 15.70%,
mientras que el promedio regional es de un 13.73% en los países del DR-CAFTA,
excluyendo a Nicaragua, donde no se pudo obtener la data. Para el año 2007 la
República Dominicana era el segundo país con mayores tasas de interés activas de
la región, después de Honduras; lo que indica que es más difícil y costoso acceder
al crédito en Republica Dominicana que en la mayoría de los países socios del DR-
CAFTA, lo que disminuye su posición competitiva.

Cuadro 17 - Tasas de interés activas y pasivas para
los Países del DR-CAFTA 2007
País

Activa

Pasiva

Honduras

16.60 (d)

5.61

República Dominicana

15.70 (e)

6.95

Costa Rica

14.93 (a)

7.00 (b)

Promedio

13.73

5.81

Guatemala

12.83

4.91

El Salvador

8.61 (c)

4.59 (c)

Fuente: Bancos Centrales de los Países del DR-CAFTA

a)

Tasa Promedio para todas las actividades y tipos de bancos

b)

Tasa básica pasiva

c)

Promedio Simple

d)

Tasas Activas Sobre Préstamos

e)

Promedio Ponderado Bancos Comerciales

Gráfico - 8

Tasas de Interés para Países del DR-CAFTA (2007)

1.00

3.00

5.00

7.00

9.00

11.00

13.00

15.00

17.00

Honduras

Republica
Dominicana

Costa Rica

Promedio

Guatemala

El Salvador

País

Porcentaje

Activa Pasiva

Fuente: Bancos Centrales de los países del DR-CAFTA

Bajo una perspectiva de tendencia, la República Dominicana tuvo las tasas de
interés activas más altas de la región del DR-CAFTA, que aun haya disminuido
considerablemente para el 2007, se mantienen todavía en niveles elevados. Ver
siguiente gráfico.

Gráfico - 9

49

Tasas de interés activas de países del DR-CAFTA 2000-2007

Republica
Dominicana

5.00

10.00

15.00

20.00

25.00

30.00

1999

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

Periodo

Porcentaje

Costa Rica

El Salvador

Guatemala

Honduras

Republica Dominicana

Fuente: Bancos Centrales de los países del DR-CAFTA

Como promedio para los años 2000-2007, la República Dominicana tuvo la más alta
tasa de interés activa, teniendo una tasa de interés promedio de 24.85%, seguida
por Costa Rica, que tuvo una tasa de interés promedio para ese periodo de 23.05%

Cuadro 18 - Tasas de interés para los Países
del DR-CAFTA Promedio 2000-2007
Repúblicinicana

24.85
23.05

Honduras

20.85

Guatemala

14.76

El Salvador

8.44
Fuente: Bancos Centrales de los países del DR-CAFTA

Gráfico - 10

Tasas de Interés para Países del DR-CAFTA (Promedio 2000-2007)

1.00

6.00

11.00

16.00

21.00

26.00

Republica
Dominicana

Costa Rica

Honduras

Guatemala

El Salvador

País

Porcentaje

Republica Dominicana

Costa Rica

Honduras

Guatemala

El Salvador

Fuente: Bancos Centrales de los Países del DR-CAFTA

3.2.7 Diferencial de tipos de interés.
Aunque los datos demuestran que los niveles de las tasas de interés nominales han
ido disminuyendo tras la crisis de 2003 para la República Dominicana, la brecha
entre las tasas de interés activa y pasiva, continúa amplia y equivale casi a diez
puntos porcentuales, ocupando un segundo lugar entre los países del DR-CAFTA. A

50

pesar del éxito de la política monetaria de disminuir los tipos de interés, los
márgenes de intermediación financiera se han mantenido elevados en la Republica
Dominicana, manteniéndose en un nivel de 9.57% como promedio anual para el
periodo de 2000-2007. En el 2007el spread fue de 8.75%.

Esta situación significa que los costos de intermediación financiera son elevados en
el país, lo que puede sugerir un sistema financiero poco competitivo y que se ve
limitado a cumplir su función de incentivar la inversión productiva a través del
crédito barato.

Gráfico - 10

Diferencial de tasas de interés activa y pasiva para bancos
comerciales de República Dominicana (2000-2007)

3

8

13

18

23

28

33

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

Periodo

Porcentaje

Promedio Ponderado de Activas

Pasivas

Fuente: Banco Central de la República Dominicana

Cuadro 19 - Diferencial de tasas de
interés para los países del DR-CAFTA
Promedio 2007

País

%

Honduras

10.99

República Dominicana

8.75

Costa Rica

7.93

Guatemala

7.92

Promedio

7.92

El Salvador

4.02
Fuente: Bancos Centrales de los países del DR-CAFTA

51

Gráfico - 11

Diferencial de tipos de interés para Países del DR-CAFTA (2007)

1

3

5

7

9

11

Honduras

Republica Dominicana

Costa Rica

Guatemala

Promedio

El Salvador

País

Porcentaje

Fuente: Bancos Centrales de los países del DR-CAFTA

Este elevado diferencial (spread) de tipos de interés demuestra que la
competitividad sistémica de la Republica Dominicana en el nivel macroeconómico se
ve influida negativamente por los problemas existentes en el mercado de dinero,
convirtiendo el sistema financiero en un cuello de botella que impide el crecimiento
económico y limita la competitividad.

Para que las empresas dominicanas mejoren su acceso al crédito, la tasa de interés
activa debe reducirse, lo que generaría costos financieros más bajos y mayor
acceso al crédito, sobretodo para las pequeñas y medianas empresas.

A pesar del país haber implementado una política macroeconómica saludable, que
ha contribuido a la estabilidad necesaria para fortalecer la competitividad, la misma
no han podido resolver los problemas estructurales, que como éste, disminuyen
significativamente el potencial competitivo de la economía.

3.2.8 Política Cambiaria
La República Dominicana tiene tres mercados cambiarios principales: el oficial, el de
los bancos comerciales y el de los agentes de cambio. La diferencia entre el tipo
oficial y el tipo comercial es reducida. El Banco Central ha venido fijando
diariamente el tipo de cambio oficial, igual al promedio ponderado de los tipos
comerciales del día anterior, que están determinados por la oferta y la demanda.

En las economías abiertas como la dominicana, el tipo de cambio real es el precio
más importante para la competitividad macroeconómica debido a su impacto en
todos los precios relativos de de la economía, afectando los bienes comerciables
(exportaciones e importaciones y producción doméstica que compite con
importaciones), así como los bienes y servicios no comerciables.

Cuando se tiene un tipo de cambio apreciado, los bienes producidos en el
extranjero resultan relativamente más baratos para la población que los bienes
producidos nacionalmente, los cuales tienen entonces una pérdida de
competitividad que los desplaza a favor de las importaciones.

Desde la crisis de 2003-2004, el Banco Central de la República Dominicana ha
utilizado el tipo de cambio como ancla desinflacionaria, es por tanto que el tipo de
cambio real (TCR) de la República Dominicana refleja una tendencia a la valoración.

52

Desde 2005 el TCR empieza a reflejar una tendencia a la sobrevaloración cambiaria
manteniendo una significativa estabilidad. El Banco Central ha mantenido un
sistema de flotación con intervención. Si se compara el promedio del año 2007 con
respecto al año anterior se observa una disminución promedio de 7 puntos en la
tasa de cambio de compra y de 13 puntos en la de venta, situándose las mismas en
RD$33.02/US$ y en RD$33.17/US$, respectivamente.

Durante el primer trimestre del año 2008, la tasa de cambio, que se ha mantenido
estable alrededor del 32-34 pesos por dólar estadounidense, registró un valor
nominal promedio de RD$33.83/US$, lo cual representa una depreciación de 1.11%
respecto al cuarto trimestre del año anterior.

Gráfico - 12

Tipo de Cambio promedio para la venta de la República Dominicana (2000-
2008)

0.0

5.0

10.0

15.0

20.0

25.0

30.0

35.0

40.0

45.0

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

Periodo

Pesos por US$

Fuente: Banco Central de la República Dominicana

Por un lado, un tipo de cambio apreciado por un tiempo prolongado puede
deteriorar la competitividad de la economía y contribuir a desmantelar las cadenas
productivas al desplazar la demanda hacia bienes de importación. Por otro lado, la
estabilidad del tipo de cambio en República Dominicana, lograda en los últimos
cuatro años, es un factor que incide positivamente en la competitividad sistémica
del país porque crea las condiciones para que los agentes económicos desarrollen
su actividad económica en un ambiente de expectativas positivas, seguridad
económica y con una perspectiva favorable a mediano plazo

El logro de objetivo de estabilidad cambiaria muestra la ejecución de una política
monetaria saludable, un factor fundamental para la competitividad sistémica. Sin
embargo, en una economía abierta, la política cambiaria debe tener como objetivo
el mantener el tipo de cambio real a niveles que garanticen la competitividad de sus
exportaciones en el mercado mundial.

La utilización del tipo de cambio como ancla para controlar la inflación, trae como
consecuencia un incremento en las importaciones e impacto negativo sobre las
exportaciones, llevando a grandes déficits en la balanza comercial, los cuales no
son sostenibles a largo plazo y llevan a nuevas devaluaciones del tipo de cambio.
El manejo de la política cambiaria enfrenta el reto de mantener la estabilidad del
tipo de cambio nominal en el corto plazo y mantener el tipo de cambio real en el
mediano plazo en un valor de equilibrio competitivo.

3.2.9 Balanza de Pagos
En el año 2007, La balanza de pagos del país finalizó con un balance global
superavitario de US$657.0 millones, superior en US$466.9 millones al obtenido el

53

año anterior. Este resultado indica que el saldo de la cuenta corriente fue más que
financiado por el balance de la cuenta financiera, en especial por los recursos
procedentes de la inversión extranjera directa.

Por su parte, en el primer trimestre del año 2008, la balanza de pagos del país
contabilizó un resultado global deficitario de US$134.9 millones. Entre los
principales factores que influyeron en éste balance se destaca el impacto del
extraordinario incremento en los precios de los combustibles, así como de los
principales bienes comestibles en el mercado internacional.

La cuenta corriente registró, durante el año 2007, un déficit de US$2,230.8
millones. Este resultado refleja, básicamente, un incremento en el déficit de la
balanza comercial de bienes en respuesta al mayor crecimiento de la economía de
8.5%, lo que incidió en una mayor demanda por bienes importados. Las
importaciones totales ascendieron a US$13,817.1 millones, con un crecimiento de
13.5%, cerca de US$1,640.0 millones superior al monto registrado en igual período
del pasado año.

En el primer trimestre de 2008 las transacciones corrientes de la balanza de pagos
registraron un déficit de US$804.0 millones, lo que refleja el aumento de US$337.3
millones en la factura petrolera.

En términos comparativos con sus socios centroamericanos del DR-CAFTA, la
República Dominicana registra un saldo de cuenta corriente muy superior al
promedio de los demás países, con un saldo de -2,230.80 millones de dólares,
frente a un saldo de -1,260.50 en promedio, lo que sugiere severos desequilibrios
en el país en materia de comercio internacional; el saldo de la balanza comercial
del país se ha casi duplicado desde el año 2000 pasando de -3.741,8 millones de
US$ a -6.579,93.741,8 millones de US$ en 2007.

Gráfico - 13

Balance Comercial de la República Dominicana (2000-2007)

0,0

1.000,0

2.000,0

3.000,0

4.000,0

5.000,0

6.000,0

7.000,0

2000

2001

2002

2003

2004

200

2006

2007

Periodo

Millones de US$

Fuente: Banco Central de la República Dominicana

54

Gráfico - 14

Exportaciones e Importaciones de la República Dominicana (1997-
2007)

2.000,0

4.000,0

6.000,0

8.000,0

10.000,0

12.000,0

14.000,0

19971998199920002001200220032004

200

20062007

Periodo

Millones de US$

EXPORTACIONES

IMPORTACIONES

Fuente: Bancos Centrales de los países del DR-CAFTA

Este apreciable desequilibrio en la cuenta comercial de bienes (exportaciones –
importaciones) se debe a que el crecimiento de las importaciones ha sido más
acelerado que el crecimiento de las exportaciones. En la década pasada la tasa de
crecimiento promedio anual de las exportaciones fue de 4.8%, mientras que las
importaciones crecieron a una tasa promedio de 8.4%. Desde el año 2004 hasta el
año 2007 las importaciones dominicanas han crecido a una tasa de 16%, mientras
que las exportaciones han creció en una tasa promedio anual de 7%.

La balanza de pagos del país para el 2007, en comparación con los países del DR-
CAFTA, también refleja un saldo superior en la cuenta de capital y financiera, de
2,554.50 millones de dólares, frente a 1,171.70 millones de dólares, con un saldo
positivo en el balance global, también por encima del promedio de los países del
DR-CAFTA. El desequilibrio de la balanza comercial dominicana se compensa con la
cuenta financiera, sobretodo la de inversión extranjera directa.

Cuadro 20 - Resumen de Balanza de Pagos para los Países del DR-CAFTA (2007)

República
Dominicana Costa
Rica

Nicaragua EL

Salvador Guatemala Honduras Promedio
CAFTA

Cuenta
Corriente

-2,230.80 -1.499,2 -1,001.20

-
1,118.70 -1,696.90

-1225.2

-1,260.50

Cuenta de
Capital y
Financiera

2,554.50 2.548,3

1,112.20

494.7

1,921.90 1,158.00

1,171.70

Errores y
omisiones

333.3 97,4

624

-52.6

285.7

Balance
Global

657 1,146.50

111

0

225

-161.8

264.14

Fuente: Bancos Centrales de los países del DR-CAFTA

Durante la última década, el balance global de la balanza de pagos de la República
Dominicana ha ido reflejando una tendencia positiva, al pasar de -48 millones de

55

dólares en 1997 a 657 millones de US$ en el 2007. Este resultado positivo por el
gran peso positivo en la balanza de servicios (2,967.6 millones de US$), el peso de
las remesas familiares (3,032.7 millones de US$) y el saldo positivo de la cuenta
financiera (2,352.6 millones de US$), compuesta esencialmente por inversión
extranjera directa.

Gráfico - 15

Balanza de Pagos de la República Dominicana (1997-2007)

-800.0

-600.0

-400.0

-200.0

0.0

200.0

400.0

600.0

800.0

1997

1998

1999

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

Periodo

Millones de US$

Fuente: Banco Central de la República Dominicana

Este superávit de la balanza de pagos, implica que el país ganó divisas en el 2007;
pero lo más importante es que la tendencia positiva reflejada desde 1999, y que no
obedece a reducción de las importaciones por una contracción del consumo de los
hogares, sugiere que el equilibrio en la balanza de pagos puede indicar cierta
fortaleza de los sectores comercializables de la economía, sobretodo las
exportaciones, la inversión extranjera directa, y los servicios exportables.

3.2.10 Inversión Extranjera Directa
La Inversión extranjera Directa en la República Dominicana tuvo una significativa
tendencia de crecimiento promedio de recepción de 16% en la década de 1997 a
2007, pasando de 420,6 millones de dólares a 1,057,88 millones de dólares . Más
del 70% de esta inversión se ha dirigido a los sectores del turismo, el comercio, la
industria, las telecomunicaciones y la electricidad. Este aumento de la inversión
extranjera progresivo puede sugerir la existencia de factores de competitividad en
el país, al menos en esos sectores, que lo hacen más atractivo frente a sus socios

56

Gráfico - 16

Inversión Extranjera Directa en la República Dominicana (1997-2007)

-

200.0

400.0

600.0

800.0

1,000.0

1,200.0

1,400.0

1,600.0

1,800.0

1997

1998

1999

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

Periodo

Millones de US$

Fuente: Banco Central de la República Dominicana

Efectivamente, la República Dominicana quedó en segundo lugar en 2007 entre los
países del DR-CAFTA como receptora de inversión extranjera directa, lo que sugiere
la existencia de factores que favorecen al país como receptor de inversión frente a
sus socios del DR-CAFTA.

Cuadro 21 - Flujo de Inversión Extranjera
Directa para los Países del DR-CAFTA 2007.
(En millones de US$)

País

IED

Costa Rica

1,884.6

República Dominicana

1,698

El Salvador

1.070

Honduras

815,9

Guatemala

536

Nicaragua

293
Fuente: Bancos Centrales de los países del DR-CAFTA

En el cuadro No. 22, a continuación, podemos observar que la República
Dominicana, en términos acumulados, recibió de 1997 a 2007, la mayor cantidad
de inversión extranjera directa de todos sus socios en el DR-CAFTA, monto que
ascendió a 11,209 millones de US$, lo que representó el 34% del total de inversión
extranjera directa de la región DR-CAFTA. Esta tendencia positiva de la Republica
Dominicana es un importante indicador del fortalecimiento de la competitividad del
país, aunque insuficiente para ofrecer una afirmación concluyente desde un enfoque
sistémico de la competitividad.

57

Cuadro 22 - IED acumulada para los Países del DR-CAFTA
1997-2007.

País

IED en millones de
US$)

%

República Dominicana

11,209

34%

Costa Rica

8,749,3

26%

Honduras

4,464,3

13%

El Salvador

3,368,6

10%

Guatemala

2,974,8

9%

Nicaragua

2,613,8

8%

Fuente: Bancos Centrales de los países del DR-CAFTA

Gráfico - 17

Inversión Extranjera Directa en los Países del DR-CAFTA (1997-
2007)

0

200

400

600

800

1000

1200

1400

1600

1800

2000

1997

1998

1999

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

Periodo

Millones de US$

Costa Rica

Nicaragua

El Salvador

Guatemala

Honduras

República Dominicana

Fuente: Bancos Centrales de los países del DR-CAFTA

3.2.11 Mercado de Trabajo
La tasa de crecimiento demográfica del país ha venido decreciendo paulatinamente
en los últimos cincuenta años. En consecuencia, la población económicamente
activa ha visto reducir su dinamismo en los últimos años, creciendo a un ritmo de
4.5%, mientras que la población ocupada crece a 4.8%.

La tasa de desempleo en la economía dominicana se ha ido reduciendo lentamente
en los últimos años, pasando de 18.4% en 2004 a 15.5% en 2007, pero sin
recobrar los niveles previos a la crisis bancaria 2003-2004, de 13.9% en el año
2000.

Para 2007, la tasa de desempleo de las mujeres (25.1%) es 2.7 veces mayor que la
registrada por los hombres (9.4%), aunque se observa una ligera disminución de
esta proporción en relación a octubre de 2006 (era de 2.8 veces). A su vez, la tasa
de desocupación juvenil (compuesta por jóvenes entre las edades de 15 a 24 años)
se mantiene en niveles muy superiores al promedio nacional (30.5%).
Por otra parte, la Tasa Global de Participación (TGP), indicador que mide el nivel de
actividad económica del país, se situó en 56.3% en 2007, como consecuencia del

58

crecimiento que se verificó en la población ocupada, manteniéndose estable desde
los niveles previos a la crisis con un 55.2% en 2000.

En relación con las actividades que absorben más empleo en la República
Dominicana, hay que destacar los servicios que absorbieron, durante el 2007, el
71.44% de todos los ocupados. La actividad manufacturera absorbe un 13.88%, y
la agricultura 14.42%. Este último sector ha venido reduciendo su participación en
el mercado de trabajo, que en los años 2000 y 2001 fue de 16.5% y 15.1%,
respectivamente.

Los niveles de informalidad en el sector productivo se mantienen elevados; para
2007 un 55.4% trabaja en establecimientos informales. El restante 44.6% se
inserta en el sector formal de la economía, recibiendo un ingreso promedio por hora
trabajada de RD$63.78, superior en RD$12.00 a los ingresos promedios que
perciben los ocupados informales (RD$51.78).

En términos comparativos con sus socios del DR-CAFTA, la República Dominicana
tiene un nivel de desempleo significativamente superior al promedio de los países
del DR-CAFTA, con un nivel de 15.5 % frente a un 10.7% en promedio. El país con
mayor tasa de desempleo regional para el 2008 es Honduras (27.8%), y el país con
menor desempleo es Guatemala (3.2%).

Cuadro 23 - Tasa de Desempleo para los Países
del DR-CAFTA 2008.

País

Tasa de Desempleo

Honduras

27.8%

República Dominicana

15.5%

Promedio DR-CAFTA

10.7%

Costa Rica

5.5%

El Salvador

6.6%

Nicaragua

5.6%

Guatemala

3.2%

Fuente: Index Mundi elaborado en base a CIA World Factbook

En términos de tendencia, la mayoría de los países muestran niveles estables de
desempleo, salvo Nicaragua, que ha podido reducir el desempleo desde 24% en
2003 hasta un 5.6% en 2008.

59

Gráfico - 18

Tasa de Desempleo para Países del DR-CAFTA (2003-2008)

República Dominicana

0.0%

5.0%

10.0%

15.0%

20.0%

25.0%

30.0%

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

Países

Porcentaje

Nicaragua

Guatemala

Honduras

El Salvador

Costa Rica

Republica Dominicana

Fuente: Index Mundi elaborado en base a CIA World Factbook

Los altos niveles de desempleo observado en la economía dominicana muestran la
incapacidad del sector productivo para absorber una mayor cantidad de
trabajadores/as.

Estos desequilibrios pueden estar explicados también en el cambio de modelo de
desarrollo del país en las últimas décadas. Los desarrollos tecnológicos, y el cambio
de estructura productiva del sector primario (agricultura) hacia el sector terciario
(servicios), requieren nuevas cualificaciones. También, los nuevos sectores en
auge no poseen la capacidad productiva para absorber toda la mano de obra
desplazada.

En términos generales, en una economía azotada por altos niveles de desempleo
estructural por un tiempo prolongado, tienden a generarse condiciones adversas
que debilitan la competitividad sistémica. El desempleo alto significa que una parte
importante de la población tiene que sobrevivir con una renta menor, lo que tiene
múltiples y complejos costos económicos y sociales. Por ejemplo, una familia
desempleada tiene severas dificultades de proveer a sus hijos de una educación de
calidad y otros servicios necesarios para garantizar su calidad de vida. El alto
desempleo genera una serie de efectos psicosociales graves sobre la población. Las
personas sometidas a una ociosidad forzosa pueden padecer frustración y pérdida
de autoestima

Además de la degradación del capital humano provocado por una subutilización de
la mano de obra, que resulta en la pérdida de destrezas y habilidades, el desempleo
afecta la competitividad sistémica porque tiene importantes efectos sobre la vida
social y política de un país, reduciendo la calidad de vida de la población, y
aumentando la desigualdad, la criminalidad e inseguridad y poniendo en juego la
estabilidad política, elementos que reducen de manera significativa la
competitividad sistémica .

3.2.12 Política Fiscal
La política fiscal es un factor importante del Nivel Macro que puede fortalecer o
perjudicar la competitividad sistémica de un país, impulsándola por la vía tributaria,

60

garantizando un sistema impositivo transparente, progresivo y que no desincentive
la actividad económica y en segundo lugar, promoviendo la competitividad por el
lado del gasto publico, manteniendo sanas las cuentas del Estado, promoviendo el
desarrollo económico a través de políticas públicas adecuadas y la provisión
eficiente y de calidad de servicios públicos (infraestructura, seguridad ciudadana, ,
entre otros) y ejecutando una política de gasto transparente.

La formulación de la política fiscal en República Dominicana es competencia
principalmente de la Secretaría de Estado de Hacienda, con participación también
de la Secretaría de Estado de Economía, Planificación y Desarrollo. La elaboración
del presupuesto queda a cargo de la Dirección General de Presupuesto, adscrita a la
Secretaria de Estado de Hacienda.

En los últimos años, un conjunto de leyes para reformar los ingresos fiscales
promulgadas de 2000 a, 2006 y desde la entrada en vigencia del Tratado de Libre
Comercio, dieron lugar a una reducción considerable de la importancia de los
derechos de aduana en los ingresos del Estado. Como consecuencia de las
reformas, la proporción que representan los derechos de aduana en el total de los
ingresos del Estado disminuyó de más del 26% en 2000 a menos del 9% en 2008.
La disminución de los ingresos fiscales causada por la reducción de los aranceles y
la eliminación de la comisión cambiaria, ha sido compensada por aumentos
progresivos de los impuestos internos (ITBIS e ISR)

Entre 1996 y 2007 se han registrado aumentos particularmente importantes en la
recaudación del impuesto sobre la renta, con un aumento considerable también en
la recaudación de los impuestos indirectos; los ingresos por derechos de aduana
disminuyeron como consecuencia de la entrada en vigencia del DR-CAFTA. En el
2007 los ingresos totales del Gobierno Central, sobre base devengada, aumentaron
en 25% con respecto al año 2006, al pasar de RD$188,857.5 millones a
RD$236,011.5 millones.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->