P. 1
Rachels, "Introducción a la Filosofía Moral"

Rachels, "Introducción a la Filosofía Moral"

5.0

|Views: 87.815|Likes:
Publicado porAbraham Saldaña

More info:

Published by: Abraham Saldaña on Apr 17, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/02/2016

pdf

text

original

¿Por qué creen algunos filósofos que un hincapié en las vir-
tudes es superior a otras formas de pensar acerca de la ética?
Se han propuesto muchas razones. He aquí dos de las más
importantes.

1. La motivación moral. Primero, la ética de la virtud es
atractiva porque nos da una explicación natural y sugestiva
de la motivación moral. Las otras teorías parecen ser defi-
cientes en este sentido. Consideremos lo siguiente:
Estás en el hospital recobrándote de una larga enferme-
dad. Estás aburrido e inquieto, por lo que te alegra que lle-
gue López a visitarte. Te pasas un buen rato charlando con
él; su visita es justamente el tónico que necesitabas. Des-
pués de un rato le dices a López lo mucho que le agradeces
que haya venido; él realmente es un buen tipo y un buen
amigo que se tomó el trabajo de venir desde el otro lado de
la ciudad para verte. Pero López le pone reparos a esto: te
confiesa que él simplemente está cumpliendo con su deber.
Al principio, piensas que sólo está tratando de ser modesto,
pero cuanto más hablan, más claro te resulta que literal-
mente te está diciendo la verdad. No te está visitando por-
que quiera visitarte, o porque le simpatizas, sino sólo porque

LA ÉTICA DE LA VIRTUD

281

Introducción a la filosofía…ok 7/13/06 3:56 PM Page 281

cree que es su deber “hacer lo correcto”, y en esta ocasión
ha decidido que su deber es visitarte; tal vez porque no co-
noce a nadie más que necesite tanto que le levanten el ánimo
o a nadie más cercano.
Fue Michael Stocker quien presentó este ejemplo en un
artículo muy influyente publicado en el Journal of Philo-
sophyen 1976. Stocker comenta que seguramente quedarías
muy decepcionado al enterarte del motivo de López; ahora
su visita parece fría y calculada y pierde todo su valor ante
tus ojos. Creíste que era tu amigo, pero ahora te enteras de
que no lo es. Stocker nos dice acerca de la conducta de Ló-
pez: “Ciertamente algo falta aquí, y lo que falta es mérito o
valor moral”.

Claro está que no hay nada malo en lo que hizoLópez.
Lo malo es su motivo. Valoramos la amistad, el amor y el
respeto, y queremos que nuestras relaciones con los demás
estén basadas en mutua consideración. Actuar por un abs-
tracto sentido del deber o por un deseo de “hacer lo correcto”
no es lo mismo. No quisiéramos vivir en una comunidad de
gente que actuara sólo por tales motivos, y tampoco quisié-
ramos ser esa clase de persona. Por lo tanto, nos dice el ar-
gumento, las teorías de la ética que sólo subrayan la acción
correcta nunca nos darán una descripción completamente
satisfactoria de la vida moral. Para eso, necesitamos una teo-
ría que subraye cualidades personales como la amistad, el
amor y la lealtad; en otras palabras, una teoría de las virtudes.
2. Dudas acerca del “ideal” de imparcialidad.Un tema
dominante de la filosofía moral moderna ha sido el de la
imparcialidad: la idea de que todas las personas son moral-
mente iguales, y que al decidir qué hacer debemos tratar los
intereses de todos como igualmente importantes. (De las
cuatro teorías de “acción correcta” enumeradas antes, sólo

282

LA ÉTICA DE LA VIRTUD

Introducción a la filosofía…ok 7/13/06 3:56 PM Page 282

el egoísmo ético, teoría con pocos adeptos, rechaza esto.)
John Stuart Mill lo señaló bien al escribir que “el utilitaris-
mo obliga a aquel [el agente moral] a ser tan estrictamente
imparcial como un espectador desinteresado y benévolo”.
El libro que ahora estás leyendo también trata la imparciali-
dad como un requisito moral fundamental: en el primer ca-
pítulo se incluyó la imparcialidad como parte de la “con-
cepción mínima” de la moral.
Puede ponerse en duda, sin embargo, que la imparciali-
dad sea realmente una característica tan importante de la
vida moral. Consideremos nuestras relaciones con la familia
y los amigos. ¿Somos realmente imparciales en lo tocante a
sus intereses? ¿Y deberíamos serlo? Una madre quiere a sus
hijos y se preocupa por ellos de un modo que no se preocu-
pa por otros niños. Ella es parcial hacia ellos hasta la mé-
dula, pero, ¿hay algo malo en ello? ¿No es así exactamente
como una madre debe ser? Asimismo, queremos a nuestros
amigos y estamos dispuestos a hacer por ellos cosas que no
haríamos por nadie más. ¿Hay algo malo en ello? Por el
contrario, parece que el amor a la familia y a los amigos es
una característica ineludible de la vida moralmente buena.
Cualquier teoría que subraye la imparcialidad tendrá difi-
cultades para explicar esto.
Una teoría moral que subraye las virtudes, en cambio,
puede dar cuenta de todo esto sin dificultades. Algunas vir-
tudes son parciales y otras no. El amor y la amistad inclu-
yen la parcialidad hacia quienes amamos y hacia nuestros
amigos; la beneficencia hacia la gente en general es también
una virtud, pero es una virtud de otra clase. Lo que se nece-
sita no es algún requisito general de imparcialidad, sino un
entendimiento de la naturaleza de estas diferentes virtudes
y de cómo se relacionan unas con otras.

LA ÉTICA DE LA VIRTUD

283

Introducción a la filosofía…ok 7/13/06 3:56 PM Page 283

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->