P. 1
Rachels, "Introducción a la Filosofía Moral"

Rachels, "Introducción a la Filosofía Moral"

5.0

|Views: 87.989|Likes:
Publicado porAbraham Saldaña

More info:

Published by: Abraham Saldaña on Apr 17, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/02/2016

pdf

text

original

Un juicio moral —o para el caso, cualquier clase de juicio
de valor— debe estar apoyado por buenas razones. Si al-
guien te dice que una cierta acción sería incorrecta, puedes
preguntar por qué lo sería, y si no recibes una respuesta sa-
tisfactoria, puedes rechazar ese consejo como infundado.
De esta manera, los juicios morales son diferentes de las
meras expresiones de preferencia personal. Si alguien dice:
“Me gusta el café”, no necesita tener una razón; puede estar
haciendo una descripción de su gusto personal y nada más.
Pero los juicios morales necesitan estar respaldados por ra-
zones, y a falta de dichas razones son meramente arbitrarios.
Toda teoría adecuada de la naturaleza del juicio moral
debe, por tanto, poder explicar la conexión entre juicios
morales y las razones que los apoyan. Es justo en este punto
donde el emotivismo zozobró.
¿Qué implicó el emotivismo acerca de las razones? Re-
cordemos que para el emotivista un juicio moral es como
una orden: es ante todo un medio verbal para tratar de in-

EL SUBJETIVISMO EN LA ÉTICA

73

Introducción a la filosofía…ok 7/13/06 3:56 PM Page 73

fluir sobre las actitudes y la conducta de la gente. La idea de
las razones que va naturalmente con esta idea básica es que las
razones son cualesquiera consideraciones que tengan el
efecto deseado, que influyan sobre las actitudes y la con-
ducta del modo deseado. Pero consideremos lo que esto sig-
nifica. Supongamos que estoy tratando de convencerte de
que Goldbloom es un hombre malo (estoy tratando de in-
fluir sobre tu actitud hacia él), y tú estás resistiendo. Como
yo sé que tienes prejuicios racistas, te digo: “Sabes, Gold-
bloom es judío”. Eso funciona; tu actitud hacia él cambia, y
convienes en que es un bribón. Parecería que para el emoti-
vista, entonces, el hecho de que Goldbloom sea judío es,
por lo menos en algunos contextos, una razón que apoya el
juicio de que es un mal hombre. De hecho, Stevenson adop-
ta exactamente esta perspectiva. En su clásico libro Ética y
lenguaje(1944), dice: “Cualquierdescripción acerca de cual-
quierhecho que cualquierhablante considere que probable-
mente cambiará actitudes puede aducirse como una razón
en favor o en contra de un juicio ético”.
Obviamente, algo ha salido mal. No cualquier hecho
puede contar como una razón para apoyar cualquier juicio.
Por una parte, el hecho debe ser pertinente para el juicio, y
la influencia psicológica no necesariamente lo hace perti-
nente. (Ser judío no tienen nada que ver con ser malo, cua-
lesquiera que sean las conexiones psicológicas que estén en
la mente de alguien.) Hay una lección pequeña y una lección
grande que pueden aprenderse de esto. La lección pequeña
es que una teoría moral particular, el emotivismo, parece
defectuosa, y con ella toda la idea del subjetivismo ético
queda en duda. La lección más grande tiene que ver con la
importancia de la razón en la ética.
Hume insistió en que si examinamos acciones perversas

74

EL SUBJETIVISMO EN LA ÉTICA

Introducción a la filosofía…ok 7/13/06 3:56 PM Page 74

—“el asesinato intencionado, por ejemplo”— no encontra-
remos “cuestiones de hecho” que correspondan a la perver-
sidad. Aparte de nuestras actitudes, el universo no contiene
tales hechos. Darse cuenta de esto se ha tomado con fre-
cuencia como algo desesperante, porque la gente supone
que esto debe significar que los valores no tienen un estatus
“objetivo”. Pero, ¿por qué debe sorprendernos la observa-
ción de Hume? Los valores no son la clase de cosas que pue-
den existir del mismo modo que las estrellas y los planetas.
(Así concebido, ¿cómo sería un “valor”?) Un error funda-
mental en el que cae mucha gente cuando piensa acerca de
este tema es suponer sólo dos posibilidades:
1.Hay hechos morales, de la misma manera que hay he-
chos acerca de las estrellas y los planetas.
2.Nuestros valores no son más que una expresión de nues-
tros sentimientos subjetivos.
Esto es un error porque pasa por alto una tercera posibili-
dad decisiva. La gente no sólo tiene sentimientos, sino tam-
bién razón, y esto establece una gran diferencia. Puede ser
que:
3.Las verdades morales sean verdades de razón; esto es, un
juicio moral es cierto si está respaldado por mejores razo-
nes que sus alternativas.
Así pues, si queremos entender la naturaleza de la ética, de-
bemos concentrarnos en las razones. Una verdad de la ética es
una conclusión que está respaldada por razones: la respuesta
correcta a una pregunta moral es simplemente la respues-
ta que tiene de su lado el peso de la razón. Tales verda-
des son objetivas en el sentido de que son verdaderas inde-
pendientemente de lo que podamos querer o creer. No
podemos hacer que algo sea bueno o malo sólo queriendo
que lo sea, porque no podemos querer que el peso de la

EL SUBJETIVISMO EN LA ÉTICA

75

Introducción a la filosofía…ok 7/17/06 6:34 PM Page 75

razón esté de su lado o en contra. Y esto también explica
nuestra falibilidad: podemos equivocarnos acerca de lo que
es bueno o es malo porque podemos equivocarnos acerca de
lo que la razón recomienda. La razón dice lo que dice, cua-
lesquiera que sean nuestras opiniones o deseos.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->