INTRODUCCIÓN

Las lesiones periodontales son enfermedades infecciosas/inflamatorias, que de no ser tratadas, producen la destrucción de los tejidos de soporte del diente y por consiguiente, pueden llevar a la pérdida de las piezas dentarias aún a edades tempranas, siendo los más perjudicados los dientes multiradiculares. Una furca se define como un área anatómica de un diente multirradicular donde las raíces divergen. El término defecto de furcación se refiere a la destrucción de los tejidos de soporte de dientes multiradiculares, de manera tal que esta destrucción permite el acceso clínico o incluso la visualización del área interradicular de manera parcial o total. (1) Saber identificar la presencia y severidad de una furcación involucrada periodontalmente es fundamental, porque va a condicionar el pronóstico y el plan de tratamiento. La presencia de un molar en la boca puede significar la diferencia entre la elección de un determinado tratamiento. Previamente es preciso determinar la necesidad o no de conservar el diente afectado. También se debe discutir la posibilidad de acortar la arcada dentaria, oclusión de los premolares o la sustitución de un molar por un implante.

lesiones endoperiodontales o la presencia de canales accesorios a nivel de la furcación. seguidas de las furcaciones mesio-palatina y distopalatina. (1) El sondeo transgingival puede definir aún más la anatomía del defecto de furcación. Estos factores incluyen: . diseñada especialmente para acceder al área furcal con su extremo activo en dirección horizontal. dispositivos protésicos. En 1996. morfología radicular) y el desarrollo de anormalidades locales (proyecciones cervicales del esmalte). (2000) que los primeros molares superiores son más frecuentemente afectadas que los primeros molares inferiores. (1) PREVALENCIA El alto índice de defectos de furcación alcanza a los molares. El objetivo de este examen es la identificación y clasificación de la extensión de las lesiones de furcación e identificar factores que pueden haber contribuido con el desarrollo del defecto de furcación o que pueden afectar el resultado del tratamiento. reportado Cattabriga et al. mientras que en las molares superiores la mayor incidencia de furcaciones comprometidas recae en las vestibulares. accidentes endodónticos.FACTORES ETIOLÓGICOS La lesión de furcación responde a una etiología multifactorial. (9) La destrucción de los tejidos de soporte se produce principalmente por el avance de la enfermedad periodontal. la furcación vestibular es la más frecuentemente afectada. (9) El diagnóstico clínico se establece a partir de la evaluación clínica de la zona de furcación afectada. En las molares inferiores. sin embargo. (2) El principal factor etiológico en el desarrollo de defectos de furcación es la placa bacteriana y las consecuencia inflamatorias que son resultado de su presencia a largo plazo. comprometiendo las áreas interradiculares de bifurcaciones y trifurcaciones molares. para lo cual son de utilidad la sonda periodontal convencional así como la sonda de Nabers. (1) DIAGNÓSTICO El examen clínico minucioso es la clave para el diagnóstico y la planeación del tratamiento. también se puede desarrollar como consecuencia del deterioro severo por caries dental. adaptación inadecuada de los márgenes cervicales de restauraciones. La extensión de la pérdida de inserción que se requiere para producir un efecto de furcación es variable y se relaciona con factores anatómicos locales (como longitud del tronco radicular. Svardström y Wennström reportaron un aumento en la prevalencia de defectos de furcación a partir de los 30 años.

Surcos de Desarrollo. 3. empleando la técnica paralela. Fractura Radicular. 5. pero también por otros factores: o o o o o o Trauma oclusal. En los molares maxilares. Configuración de cualquier defecto óseo. En esos casos. IMPLICACIÓN RADIOGRÁFICA DE LAS FURCACIONES Si la localización de la unión amelocementaria y los ápices radiculares son difíciles de identificar en las radiografías. se requieren radiografías adicionales desde un ángulo distinto o con la ayuda de sondas radiopacas. (4) DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL Las lesiones de furcación son usualmente causado por placa bacteriana. (6) . 4.1. (5) FACTORES ANATÓMICOS LOCALES El conocimiento detallado de la morfología de los dientes multiradiculares y de su posición en el arco dentario es un requisito fundamental para comprender como se afectan estas piezas cuando se produce la enfermedad periodontal destructiva. Posición del diente en relación con los dientes adyacentes. como consecuencia de la enfermedad periodontal. Presencia y extensión de otras enfermedades dentales. Anatomía local del hueso alveolar. Perlas del esmalte. Invaginación del esmalte. Enfermedad periodontal pulpar (conductos pulpares accesorios). se confirma la medición mediante radiografías periapicales. (3) Luego del diagnóstico clínico mediante la sonda nabers. la valoración radiográfica de las áreas de furcación está incluso más influida por la complejidad anatómica y por la sobre proyección radiográfica de las estructuras anatómicas. Morfología del diente afectado. la superposición de la raíz palatina puede impedir el diagnostico de una lesión ósea interradicular. 2. El diagnóstico diferencial es fundamental.

(6) El grado de separación: es el ángulo de separación entre las dos raíces (conos). Cuando la enfermedad periodontal avanza en sitios como este. Esta área anatómica posee una gran variabilidad en su tamaño dependiendo del grado de separación radicular. se establece un mal pronóstico. aquel que mide hasta 4 mm. La Entrada de la furcación: es el área de transición entre la porción radicular dividida y la no dividida.El complejo Radicular es una porción de la pieza dentaria localizada hacia la zona apical de la conexión cemento-adamantina (CCA). Carnevale. este se puede dividir en dos partes: tronco radicular y cono radicular. consideran que los dientes con tronco radicular corto pueden tener una lesión temprana de furcación. (6) . de molar a molar en el mismo paciente y se puede clasificar en 3 categorías: corto. Botero. (6) La Divergencia: es la distancia entre las dos raices y suele aumentar en dirección apical. sino un surco que se continúa con una depresión profunda a lo largo de las raíces. en caso de raíces fusionadas no existe apertura. puede estar conectado o separado de otros conos radiculares. Dos o más conos radiculares constituyen la región de la furcación del complejo radicular. la cual una vez establecida dejará un tejido remanente periodontalmente insuficiente. en ciertos niveles. (6) El fórnix de la furcación: es el techo de la furcación. Pontoniero y Hurzeler. (6) El Tronco Radicular: representa la región no dividida de la raíz y su altura se define como la distancia entre la CCA y la línea de separación (furcación) entre los dos conos radiculares (raices). (7)(6) Larato y Lindhe. (6) La Furcación: área localizada entre cada cono radicular. La altura del tronco puede variar de paciente a paciente. posición y. (7) El Cono Radicular: forma parte de la región dividida del complejo radicular. es decir la porción normalmente cubierta por cemento radicular. mediano entre 4 y 6 mm y largo más de 6 mm. debido a que el tejido periodontal remanente suele ser suficiente para la estabilidad radicular. similar al surco palato-gingival de los dientes anteriores. (6) El coeficiente de separación: es la longitud de los conos en relación con la longitud del complejo radicular. El cono radicular (raíz) puede variar de tamaño. y Ammons y Harrington. Gher y Vernie. por tal motivo tienen buen pronóstico cuando se les realiza una resección radicular. En cambio los dientes con tronco radicular largo presentan un compromiso de furca en una etapa más avanzada de la enfermedad periodontal.

La lingual suele encontrarse hacia apical de la CCA (>4 mm) que la vestibular (<3 mm). forma y posición de las raíces de los dientes multiradiculares. Rosenberg.Al hablar de lesiones de furcaciones y de las diferentes alternativas de tratamiento. mientras que las raíces disto-vestibular y palatina están inclinadas. por eso la presencia de una furcación mesio-distal. El ancho de la furcación es de unos 0. La entrada medida desde el CEJ y la entrada de la furcación es de unos 8 mm. La entrada de la furcación vestibular es más estrecha que sus contrapartes mesial y distal. Molares Superiores El primer y segundo molar suelen tener tres raíces: una mesio-vestibular. en el la entrada de la furcación mesial está ubicada a unos 3 mm de la CCA.5 mm y la distal a unos 5 mm hacia apical de la CCA (Abrams y Trachtemberg. La furcación en muchos de los casos está ubicada en el medio o en el tercio apical del complejo radicular. El fórnix de la furcación está inclinado en sentido vestibulo-lingual. (6) . 1988). la vestibular a 3. (6) Premolares Superiores Cerca del 40% de los casos los primeros premolares superiores tienen dos conos radiculares: uno vestibular y otro palatino. (6) Molares Inferiores En el primer molar y en el segundo el complejo radicular casi siempre tiene dos conos radiculares. Las entradas de la furcaciones del primer molar inferior están ubicadas a diferentes distancias de la CCA. Esto significa que el fórnix está inclinado en sentido mesio-distal. (6) El grado de separación entre las raíces disminuye del primero al segundo molar superior y este al tercero. así como el número. una disto-vestibular y una palatina. mientras que la distal se proyecta distalmente.7 mm. La raíz mesio-vestibular esta normalmente en una posición vertical. La raíz mesial es más grande que la dista y tiene una posición principalmente vertical. uno mesial y otro distal. 1974. se hace necesario el conocimiento anatómico profundo. Las tres entradas de las furcaciones del primero y segundo molar superior varían en ancho y se posicionan a distancias variables hacia la zona apical de la CCA. (6) El tronco radicular del primer molar es a menudo más corto que el del segundo. La raíz palatina suele ser más ancha en sentido mesio-distal que en sentido vestíbulo palatino. Como regla el primer molar tiene un tronco radicular más corto que el segundo molar.

En ocasiones hay premolares superiores de tres raíces y molares inferiores de tres raíces. (1975). o Grado III: lesión que afecta la totalidad del hueso radicular a manera de túnel. o Grado II. caninos y premolares inferiores con dos raíces. Clasificaron el nivel de compromiso de la furcación o la magnitud del compromiso del área interradicular en sentido horizontal de la siguiente manera: o Grado I. . (8) Hamp et al.75 mm de ancho mientras que la lingual es >0. CLASIFICACIÓN DE LAS LESIONES DE FURCACIÓN Diversos autores han establecido mecanismos para clasificar los defectos de furcación de acuerdo al grado de afectación o nivel de compromiso del área furcal. Pueden existir incisivos. o Grado IV furcación expuesta.75 mm en la mayoría de los casos. Otros Dientes En las piezas que normalmente tienen una sola raíz también puede haber bifurcaciones. o Grado II: Cul-de-sac. o Grado III: De lado a lado. El grado de separación entre las raíces disminuye del primer molar al tercero. o Grado III. (2) Goldman (1958) o Grado I: Incipiente. Se caracteriza por una pérdida horizontal de soporte periodontal que no excede 1/3 del ancho total del diente. o Grado II: pérdida de tejidos periodontales en uno o más aspectos de la furcación. pero todavía se conserva una porción de periodonto y hueso intactos. recesión gingival. El compromiso de furcación implica una destrucción completa del soporte periodontal de "lado a lado" en el área de furcación. pero no abarca el ancho total en el área de la furcación.La entrada de la furcación vestibular es a menudo < 0. Bolsa supraósea. Las entradas están cubiertas por encía. (1) Glickman (1953) clasifica las lesiones en: o Grado I: lesión temprana. El compromiso de furcación sobrepasa 1/3 del ancho del diente.

Los defectos de furcación incipientes o tempranas (clase I) son adecuados para el tratamiento periodontal conservador.La clasificación de Hamp et al. 3mm ó más pero sin pérdida completa. o Subgrupo A: pérdida ósea hasta 3mm o Subgrupo B: pérdida ósea de 4 a 6mm o Subgrupo C: pérdida ósea 7 mm (2) TRATAMIENTO Los objetivos del tratamiento de las furcaciones son: 1. fué simplificada dando valores numéricos críticos para el componente horizontal de la pérdida de soporte: o Clase I. o Clase II. o Clase III. 3. el raspado y alisado radiculares son efectivos. la higiene bucal. Facilitar el mantenimiento. 2. (9) Clases De Tratamiento De Los Defectos De Furcación Clase I: Defectos Incipientes. Puesto que la bolsa es supraósea y no ha penetrado en la furcación. o Grado 2: lesión que excede el tercio horizontal pero no llega al otro lado. Menos de 3mm. Obliterar los defectos de furcación como un problema de mantenimiento periodontal. (2) Tarnow y Fletcher (1984) Clasifican la pérdida ósea en sentido vertical de la lesión (componente vertical) que mide la distancia entre el fondo del defecto y el techo o fórnix de la furcación. la extensión y la configuración de la pérdida ósea. Evitar una mayor pérdida de inserción. Permaneció sin cambios. o Grado 3: lesión de lado a lado. y otros factores anatómicos. (9) . (1) Ramfjord y Ash (1979) las clasifica en: o Grado 1: lesión incipiente. La destrucción de tejido no excede el tercio horizontal. La selección de la modalidad terapéutica varía de acuerdo con la clase de lesión de furcación.

Por último. La curación posterior será un tejido tipo papila que cerrara la entrada de la furcación. (6)(9). reubicación y sutura de los colgajos mucoperiósticos a nivel de la cresta ósea para cubrir la entrada de la furcación. RASPADO Y ALISADO RADICULAR El raspaje y alisado de las superficies radiculares en la entrada de la furcación en las lesiones de grado I. porque se altera la capacidad para instrumentar de manera adecuada las superficies dentales. (6) Clase III. se hace evidente que el acceso para un desbridamiento apropiado no se cumpla en un gran número de los molares. Se realiza disección y levantamiento de un colgajo para obtener acceso al área.También se puede recurrir al uso de la técnica de recubrimiento radicular mediante colgajos tisulares o injertos de tejido conectivo sub-epitelial para. (6) . de alguna manera. en la mayoría de los casos conseguirá la resolución de la lesión inflamatoria gingival.75 mm. El tratamiento quirúrgico no suele ser efectivo. Tratamientos recomendados: Plastía de la furcación. Se elimina el tejido inflamatorio del área de la furcación seguido de un cuidadoso raspado y alisado radicular.75 mm o menor. Según Bower (1979). Tunelización. (1) Clase II. Regeneración Tisular Guiada en los molares inferiores. Se emplea sobre todo en las furcación vestibulares y linguales. Extracción. Tomando esto en consideración que el ancho promedio de las curetas usadas para la instrumentación radicular es de 0. Resección Radicular (hemisección y amputación radicular). En las superficies proximales suele estar demasiado limitado para este tratamiento. (10) PLASTÍA DE LA FURCACIÓN Es una modalidad de tratamiento por resección que consigue la eliminación del defecto interradicular. También se elimina tejido dentario (odontoplastía) y se remodela la cresta ósea (osteoplastia) al nivel de la entrada de furcación. el ancho de la entrada de la furcación es aproximadamente de 0. Tal vez se requiera la cirugía periodontal tales como tunelización y resección radicular (hemisección y amputación radicular) y extracción. cubrir dicho orificio impidiendo así el acumulo de la placa bacteriana que conlleve al avance de la destrucción periodontal y el consiguiente avance del defecto.

La extensión de la pérdida de inserción horizontal no es el único factor a considerar antes de crear un túnel. ángulo de separación amplia y larga divergencia de las raíces mesial y distal. Es más probable que la hemisección se realice en molares inferiores de furcación vestibulares y linguales clase II ó III.La odontoplastía puede ayudar en el tratamiento de las lesiones de furca grado I o grado II incipiente mediante la reducción de los acúmulos de placa mejorando el acceso del paciente para mejorar las medidas de higiene oral. (9)(13) . (8) RESECCIÓN RADICULAR Definida por la Academia Americana de Periodoncia como la remoción quirúrgica de una o más raíces de un diente multirradicular incluyendo o no su área coronal correspondiente. El pronóstico a largo plazo de este tipo de restauraciones es incierto y sus posibles fracasos pueden ser de origen periodontal. (12) HEMISECCIÓN La hemisección radicular consiste en la resección y posterior extracción de una raíz en un molar inferior. conservando y restaurando la raíz remanente. Mediante la elevación de colgajos mucosos por vestibular y lingual se elimina el tejido de granulación presente en el defecto y se realiza raspado y alisado radicular. La anatomía radicular es de importancia decisiva. (6) Los dientes con tunelización tienen un mayor riesgo de desarrollar caries radicular en comparación con otros procedimientos quirúrgicos. de tal forma que sea posible el paso de un cepillo interproximal a través de este con la finalidad de permitir una mejor higiene bucal. Hipersensibilidad y caries en la raíz pueden resultar si se remueven cantidades excesivas de estructura dentaria. (8) TUNELIZACIÓN La preparación en túnel es una técnica empleada para tratar las lesiones de furcación profundas inferiores de grado II y grado III. (6) El objetivo de esta técnica es comunicar ambos lados de la furcación mediante un túnel. Se amplía el área de la furcación mediante la eliminación del parte del hueso interradicular. (11) En la técnica de tunelización se crea un acceso para permitir la limpieza del área de la furca. Se remodela la cresta del hueso alveolar para obtener un perfil óseo plano. (6). endodóntico y biomecánico. (1) Este tipo de terapia resectiva puede realizarse en molares inferiores que posee un tronco radicular corto.

que no cumplen con un programa de mantenimiento adecuado o que cuentan con factores socioeconómicos que les impiden optar por lo tratamientos más complejos. capacidad de eliminar el defecto óseo. que tienen un nivel alto de actividad de caries. (9) . La anatomía de la raíces mesiales de los molares inferiores suele llevar a su extracción y la retención de la raíz distal para facilitar el tratamiento restaurativo. (13) En la hemisección se realiza un corte en sentido vertical de forma vestibulo-lingual a través de los surcos de desarrollo vestibular y lingual del diente. dimensión del tronco radicular y longitud de las raíces. Coolidge hace hincapié en la importancia de un conducto radicular bien sellado antes de la resección radicular. (9) El advenimiento de los implantes dentales como una fuente alternativa de pilares ha tenido un impacto importante sobre la retención de dientes con problemas avanzados en furcación. se realiza una odontoplastía para remover las porciones de los rebordes. a través de la cámara de la pulpa y la furcación. EXTRACCIÓN La extracción de dientes con defectos de furcación de lado a lado y pérdida de inserción avanzada puede ser el tratamiento más apropiado para algunos pacientes. Esto es cierto sobre todo en pacientes que no pueden o no realizan un control adecuado de la placa. (14) Al realizar una amputación radicular se debe tomar en cuenta que las raíces remanentes de pobre morfología. Frecuente en molares inferiores. consideraciones endodónticas y restaurativas. (1) PREMOLARIZACIÓN Es un procedimiento quirúrgico donde se divide la corona en dos segmentos. dejando la porción coronaria del diente intacta. (15) La decisión de conservar las dos raíces se basa en la extensión y patrón de perdida ósea. Si es necesario. (9)(13) AMPUTACIÓN RADICULAR Es la eliminación de una raíz de un diente multirradicular. ya que pueden convertirse en un importante factor de riesgo para el éxito del tratamiento periodontal en el largo plazo. Después del corte se eleva la raíz del alveolo.En 1930. La revisión de la literatura revela un buen pronóstico cuando el soporte óseo y la proporción corono-radicular del segmento remanente son adecuados.

o El hueso interproximal o El desbridamiento de las superficies radiculares expuestas en el área de furcación es integral. aunque sea estadísticamente significativa. (12) Los procedimientos regeneradores en las lesiones de furcación de los molares deben conseguir la eliminación total del defecto del espacio interradicular para establecer las condiciones anatómicas que faciliten las medidas personales óptimas de control de placa. Sin embargo. (12) Debido a la posibilidad de fractura de los molares inferiores tratados con resección radicular. como el caso de los molares inferiores y superiores con lesiones grado III y lesiones grado II en molares superiores. Se incluyeron 28 pacientes entre 21 y 59 años de edad.REGENERACIÓN TISULAR GUIADA PARA LOS DEFECTOS DE FURCAS Se ha demostrado a lo largo del tiempo que un resultado razonablemente predecible de la terapia de RTG solo son favorables para las lesiones de furcación grado II en molares inferiores. la RTG puede representar una alternativa razonable para compromisos de furca grado II en molares inferiores. Los autores demostraron que la RTG no es mejor que el desbridamiento a colgajo abierto para el tratamiento de las furcas mesiales y distales de los molares superiores. Los resultados de este estudio han sido corroborados por otros investigadores. diseñaron un ensayo clínico para evaluar efecto de la RTG en el tratamiento de furca grado II en molares superiores. De hecho. no siempre mejorara la accesibilidad del sitio para el control adecuado de la placa. (6) . o El material de membrana está bien ubicado y se establece un espacio entre el diente y el material. (6) Pontoriero y Lindhe. o Se pone en acción un programa de control de la placa. (6) La razón de la previsibilidad limitada del tratamiento con RTG en los dientes con lesiones de furcación puede estar relacionada con varios factores: o Morfología del defecto periodontal o Anatomía de la Furcacion o Ubicación variable y cambiante de los márgenes de tejido blando durante las fases iniciales de cicatrización. debido a los factores ya mencionados. la ganancia parcial de niveles de inserción clínica dentro del defecto de furcación. se han reportado resultados menos favorables cuando se emplea esta técnica en el tratamiento de RTG en otros tipos de lesiones de furcación.

se presenta un análisis estadístico de los factores que influencian las decisiones terapéuticas en los molares con furcaciones comprometidas que incluyen desde amputaciones. un diente afectado puede ser conservado durante un período prolongado de tiempo. Sin embargo. Se ha trabajado con factores de crecimiento celular. así como los resultados a largo plazo. Por lo tanto. El objetivo de estos nuevos enfoques en la terapéutica regenerativa sería el de seleccionar y mejorar la repoblación celular durante la curación de la herida periodontal. el factor de crecimiento Insulin-Like (IGF). y el tratamiento adecuado para el diente ha sido efectivo. especialmente con la utilización de mediadores biológicos que intentan imitar los procesos naturales que ocurren en la regeneración espontánea. (16) Desde esta perspectiva. (16) PRONÓSTICO Durante muchos años la presencia de lesiones de furcación significativas requería un pronóstico a largo plazo negativo para el diente. en especial con proteínas morfogenéticas del hueso (BMP)). exodoncias. Sus resultados confirman que un abordaje conservador en el tratamiento de molares con gran compromiso de furcación es capaz de lograr un éxito a largo plazo. siempre que sea acompañado de un adecuado mantenimiento y control de placa. (9) Un número de estudios confirman que cerca del 85% de todos los dientes tratados para la enfermedad periodontal. como el factor de crecimiento derivado de las plaquetas (PDGF). (6) NUEVOS ENFOQUES EN LA REGENERACIÓN PERIODONTAL En los últimos años la investigación se ha centrado en la aplicación de la ingeniería biomédica a la regeneración periodontal. y con factores de diferenciación celular. las proteínas derivadas de la matriz del esmalte (Emdogain®) ha mostrado su capacidad para inducir regeneración periodontal. si el paciente se puede confiar para mantener una higiene adecuada. que afectan a la furcación se puede mantener estable durante 3-7 años. la investigación clínica ha indicado que los problemas de furcación no son una complicación tan grave como antes se creía si se previene el desarrollo de caries en furcación. hasta la terapia regenerativa. (1) . siempre que se mantenga la buena higiene bucal y que se haya establecido un programa correcto de visitas de control. (5) En el estudio de Svärdström y Wennström del 2000.La regeneración periodontal obtenida después de la RTG es estable a largo plazo. hemisecciones.

Tratamiento quirúrgico y de restauración cuidadoso. Los fracasos fueron mayores en los molares superiores y se presentaron por causas periodontales (10 dientes. incrementándose a 15.3%). Selección de pacientes con una buena higiene oral.4%). fracturas radiculares (25 dientes.Langer y colaboradores. Diagnóstico cuidadoso. 2. fracasos endodónticos (7 dientes.4%) y fallos en la cementación de las coronas completas (3 dientes. evaluaron retrospectivamente la tasa de éxito de 100 molares con resección radicular (50 superiores y 50 inferiores). 7. 18. Después de 4 años se perdieron solamente el 6% de los dientes.8% en el 5to año y a 45% después de 10 años. 3. (12) Las claves para el éxito a largo plazo parecen ser: 1.9%). 47. 26. (9) .

en muchos casos son desfavorables. Actualmente. la dificultad en muchos casos para la realización de las técnicas de instrumentación profesional y las características anatómicas y funcionales de las piezas dentarias multirradiculares. Por lo tanto. se pueden mantener en boca las piezas dentarias involucradas en buen estado de salud y a largo plazo. .CONCLUSION Aunque muchos estudios han tratado de realizar con éxito tratamientos a largo plazo para las lesiones de furca. Cuando se habla de lesiones de furcación. Sin embargo. no existe ningún tratamiento que pueda resolver todos los problemas de lesión furcal. la etiología de las lesiones furcales no es clara y por lo tanto el resultado exitoso de una patología que no tiene una causa etiológica precisa es dificultosa. la lesión furcal avanzada es una lesión que amenaza el mantenimiento y estabilidad de la oclusión y la dentición. se utiliza la modalidad de tratamiento indicada y el paciente brinda su colaboración. en muchos más casos de los esperados. El pronóstico de la lesión furcal avanzada (clase II profunda. además de los aspectos antes mencionados. la clínica indica que cuando se realiza un diagnóstico preciso. se agregan el difícil acceso para la higiene personal. clase III) con las enfermedades periodontales es deficiente.

Periodontología clínica. 73-90. 3: 157164. 2009 Oct 1. Enrico G. Xiomara. 2001. 43.. Periodontología Clínica e Implantología Odontológica. La Lesión de Furcación. Un Fantasma Periodontal.Rudiger SG. 7. Vol. 2005. 2006. Magdalena Braun. Periodontal disease affecting tooth furcations. 4. 2. 5.Bartolucci. España.V. S. Anagnou-Vareltzides A and Demetrio N. Mandibular and maxillary furcation tunnel preparations literature review and a case report. XLVII. 3. J. Newman. Moya-Villaescusa MªJ. 1. J Clin Periodontol 2001. 10. Enero-Mayo 2008. Vol.Bibliografía 1. No 3. 28: 730 740. 2007. 20. Calculus removal from multirooted teeth with and without surgical access. Editorial Médica Panamericana 2000 22:689-715. Rev Estomatol Herediana. 14.Al-Shammari KF. 28: 1 8. 6.Lindhe.Mirta B.Carranza. Takei H. Ardila Medina CM. S. Parámetros radiológicos alcance biológico y uso clínico. Nicolás Quinta Rodríguez. de C. Ed. J Clin Periodontol. (10ma. 1993. 1era Ed. J Clin Periodontol 2001. Defectos de furcación. 22. Editorial Ripano. A review of the treatments available.Sánchez-Pérez A. D Amore. México: McGraw-Hill Interamericana. 9. 2010.Giménez de Salazar. Atlas de Periodoncia. M.Ikeda-Artacho MC. Periodontology 2000 (Ed Esp).Cuartas Ramírez JC.A. Consideraciones restauradoras y periodontales de molares tratados con resección radicular. Wang H-L: Molar root anatomy and management of furcation defects. Kazor CE. diagnóstico y tratamiento. 2010. Mori-Arambulo G. Vol. 2001.Bragger. C Munksgaard.Parashis AO. 14 (10):e554-7. 5ta. 12. Med Oral Patol Oral Cir Bucal. Av Periodon Implantol. Urs. 8. Anatomía radicular y su relación con las lesiones de furcación. Edición. Madrid.A. Etiología. C Munksgaard. 294298. FA.) 2006. 20(3):172-178. . 11. Núm.

J Clin Periodontol 2009. Ugo. Fundamentos de la práctica odontológica. Vol. Machtei EE. J Clin Periodontol 2008. 21. Med Oral Patol Oral Cir Bucal 2006. A double-blind randomized clinical evaluation of enamel matrix derivative proteins for the treatment of proximal class-II furcation involvements. L. 100. Nociti FH Jr. Atlas en color de odontología. Pedrazzoli.13. Eickholz P: Radiographic parameters as prognostic indicators for healing of class II furcation defects. Periodontology 2000. Salvi GE. 22.Wolf HF.). .Dannewitz B. Editorial Labor. The effect of periodontal therapy on the survival rate and incidence of complications of multirooted teeth with furcation involvement after an observation period of at least 5 years: a systematic review. Zabalegui B. 4ta ed. Lang NP. J Clin Periodontol 2004. Louise. Sallum EA. Reitmeir P. 133 153. (2005). Barcelona.Cattabriga. The conservative approach in the treatment of furcation lesions. (3era. Hemisección radicular: una alternativa de tratamiento en la fractura radicular de molares mandibulares. Rateitschak EM. Casati MZ. 3. 73 87. 18. Sallum AW. 2000. C. Endodoncia. 35: 429 437.Frank. Ed.Aza. LISA J. 24. 17.Torabinejad y Walton. 3:219-224. Lippert K. Kim T-S. Fuenmayor-Fernández V. 2006. de Grado-Cabanilles P. 22. Eickholz P. 15. How effective is surgical therapy compared with nonsurgical debridement? Periodontology 2000. Vol. 1983. 37. Ambrosano GMB. Wilson. Kuonen P..Ripamonti. principios y prácticas. Tonetti MS.Horwitz J. Vol. Endodoncia Clínica y Quirúrgica. M. Lang NP. Holle R. Schmid J. Supportive periodontal therapy of furcation sites: non-surgical instrumentation with or without topical doxycycline. Rateitschak KH.Heitz. Bone morphogenetic proteins and the induction of periodontal tissue regeneration. Periodoncia. Del Peloso Ribeiro E´. Alfred. Hofer D. Gil-Loscos FJ. 2005. 41. 2010.Alpiste-Illueca FM. 31: 105 111.Casarin RCV. J Clin Periodontol 2009. Renton. Pág. T. 19. 23. 16. Periodontology 2000. 11:E382-92. Periodontal regeneration in clinical practice. 14. Barcelona España: Masson. Cient Dent 2006. 72 87. Buitrago-Vera P. 36: 164 176. 36: 514 522. 20. V.Huynh-Ba G.

Giovannoli. J Clin Periodontol 2010. Accuracy of three-dimensional imaging in assessing maxillary molar furcation involvement. What is the effect of guided tissue regeneration compared with surgical debridement in the treatment of furcation defects? J Clin Periodontol 2002.25.L. Periodontology 2000. 29. 26. Jo¨rg Eberhard. 2000. Aesthetic osseous surgery in the treatment of periodontitis. Sallum AW. J. Vol. 169 189.Walter C. J Clin Periodontol 2010. 37: 1100 1109. 37: 436 441.Søren Jepsen. Periodontology 2000. Nociti Jr FH. 3): 103 116. Ribeiro E´DP. 27. 2001. Zitzmann NU. 27. Sallum EA. 8 28. . 29(Suppl. Ambrosano GMB. 22. Mariano. Weiger R. David Herrera. Hessam. Focus on furcation defects: guided tissue regeneration.Casarin RCV.Nowzari. Vol. Casati MZ: Enamel matrix derivative proteins for the treatment of proximal class II furcation involvements: a prospective 24-month randomized clinical trial. 28.Sanz. Ian Needleman: A systematic review of guided tissue regeneration for periodontal furcation defects.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful