Está en la página 1de 19

UDEFA

Terminología base para


el Turismo
IRIAM DIAZ
17/05/2010

El concepto de Turismo. Naturaleza del Turismo. Terminología básica de turismo y


Derecho de Turismo. Evolución Histórica legislativa e institucional del Derecho del
Turismo en Venezuela. Oferta y Demanda turística. La planta turística. Turismo y
recreación. Recursos Turísticos. El sector Público y el Turismo: la intervención del
sector público en el turismo. Legislación turística. El turismo como actividad de interés
público: utilidad pública. Interés General e interés Turístico-Recreacional. Objeto. Las
zonas de interés turístico.
Turismo. (Etimología del termino), Proviene de tour o turn, derivado del verbo latino
tornare que e deriva a su vez del sustantivo tornus, que significa volver, girar o retornar,
en suma que quiere decir ir y volver.

La organización Mundial del turismo (OMT) define al turismo como el conjunto de


actividades que realizan las personas (turistas) durante sus viajes y estancias en lugares
distintos al de su entorno habitual, por un periodo de tiempo consecutivo superior a 24
horas e inferior a un año, con fines de ocio, por negocios y otros motivos.

En esta definición se incluye tanto el turismo realizado dentro del país, (Turismo
interior), como el turismo que supone un desplazamiento fuera del propio país (Turismo
exterior).

Debemos tomar en cuenta en esta definición lo que se refiere a los movimientos de


personas. Considerando en estos los viajes, cualquiera que sea el motivo o la obligación
de realizarlos únicamente con la limitante de que se realice los fines pacíficos y no
migratorio. Esto le da una mayor amplitud al concepto es mas acorde con la realidad
actual, ya que los servicios turísticos establecidos como tales, los utiliza todo tipos de
viajeros, que muchas veces superan en numero aquellos que lo hacen solo por motivos
de vacaciones. De esta manera, el desarrollo de la industria turística dependerá de una
amplia gana de viajeros que se desplazan por todo tipo de razones.

Esto implica que el viajero de negocios contingente, generalmente utiliza todos los
medios y servicios turísticos; incluso en el caso de viajes internacionales, su entrada al
país visitado se clasifica de esta manera y se otorgan a los turistas las facilidades
migratorias correspondientes. No sucede así con aquello que se trasladan a un país o
región en busca de trabajo, o bajo un contrato de servicios cuyos emolumentos sean
cubiertos por residentes de estos sitios.

Podemos determinar además los siguientes elementos:


Fenómeno social. Aparece o sucede en el ámbito de los grupos humanos con algunas
características particulares, es decir, es una manifestación del comportamiento humano
que en cierto sentido, es resultado de la interacción social.

Desplazamiento voluntario. Movilización de las personas a un lugar determinado,


elegido por su propia voluntad. El turismo solo puede existir en un clima de libertad,
donde el o los individuos tengan facultades para decidir por ellos mismos cuando y hacia
donde desplazarse, y se encuentren en la situación de escoger entre las opciones de
“hacer o no hacer”, o bien de “esto o aquello”. No puede existir turismo cuando el
individuo es obligado, en cualquier forma, a su desplazamiento. El carácter temporal del
desplazamiento esta implícito en el propio origen del término, que señala como condición
el regresar al lugar el cual se desplazó. No es turista el que se desplaza
permanentemente.

Individuos o grupos de personas. Debe haber necesariamente un sujeto del fenómeno


turístico; este será por fuerza el turista individualmente en grupo. En el campo
internacional, por lo que se refiere un viajero de un país a otro, se presento la necesidad
de describir y catalogar a los participantes del turismo. Según la La organización
Mundial del turismo (OMT),determino las categorías que se utilizan para fines
estadísticos, o sea, para medir cuantitativamente los movimientos de viajeros.
Visitante. Persona que visita un país que no es en el que tiene fijada su residencia por
cualquier razón que no sea desempeñar una ocupación remunerada.
Los visitantes se dividen en dos categorías.
• Turistas: visitante temporal que permanece cuando menos 24 hora en el país visitado
y cuyo propósito de viaje puede ser clasificado bajo uno de los siguientes rubros:
A) Tiempo libre (recreo, vacaciones, salud, estudio, religión, deportes).
B) Negocios, familias, misiones o reuniones

• Excursionistas: visitantes temporales que permanece menos de 24 horas en el país


visitado incluye a los viajeros de crucero (no deben incluirse en las estadísticas los
viajeros que entren ilegalmente al país, como son los que están en transito o en un
aeropuerto o en casos similares).
La recreación se integra de aquellas actividades no remuneradas que realiza el hombre
con el fin de lograr un esparcimiento que lo aleje de la rutina diaria del trabajo, y que
además le interese por vocación. Por ejemplo, el juego de asar, la fotografía, las
aficiones o hobby, los espectáculos, el baile, las cacerías, la pesca, los deportes, y
muchas otras actividades que los individuos realizan en sus tiempos libres. El descanso
o reposo se estima precisamente como una ausencia de actividad, cuyo objeto es
reponer el gasto de energías que generalmente produce el trabajo u otras actividades
aunque no sean remuneradas; es reponer por vía de la inactividad las fuerzas gastadas
en la actividad.
Para este efecto se considera que los motivos de cultura son las acciones para adquirir
conocimientos acerca de algo que tiene interés individual o colectivo. Se debe considerar
también los viajes científicos, de exploración, o bien de formación. Tal es el caso de los
recursos en el extranjero, visitas a museos, o zonas arqueológicas y la asistencia a
congresos y convenciones.

La salud es uno de los principales motivos para el desplazamiento de las personas, ya


que siempre se ha buscado y se buscaran las regiones que por su característica
restituyen el equilibrio físico que se ha perdido. Tales son los viajes a montañas y playas;
a balnearios de aguas curativas y termales; al extranjero en busca de médicos que
sepan técnicas terapéuticas quirúrgicas avanzadas, o sencillamente el alejamiento
temporal de zonas climáticas externas.

Residencia habitual. Lugar donde vivimos permanentemente, donde tenemos nuestro


asentamiento definitivo. Lugar al cual estamos ligados por tener orden social: la familia,
el trabajo, los negocios, etc. Es el sitio donde permanecemos o pretendemos
permanecer, si no para siempre, al menos por un largo periodo, y que tiene además
efectos legales para terceros.
Actividad lucrativa o remunerada. Trabajo en su más amplio sentido. Todo trabajo,
desde que fue abolida la esclavitud, tiene como consecuencia percibir un sueldo, salario
o retribución, pues es el medio que permite al individuo satisfacer sus necesidades.
Puede existir trabajo no remunerado cuando las personas lo realizan con fines de ayuda
social, como colaborar en obras de beneficencia, o cuando realizan trabajos para
satisfacción propia, como en el caso de construir un mueble o reparar su automóvil.

Interrelaciones de importancia social. El ser humano es un ser social, producto y


productor de relaciones sociales. Al convivir con otros seres humanos adquiere
paulatinamente un sentido de responsabilidad y de solidaridad con sus congéneres,
mediante la adquisición de las habilidades necesarias que le permiten desarrollarse,
comunicarse y asociarse con los demás. A su vez, este desarrollo lo adquiere de la
misma sociedad, ya que su personalidad esta determinada por todo aquello que le
rodea: ambiente, costumbres, normas familiares, idioma, religión, etc. Así el contacto con
otros individuos o grupos de individuos que pertenecen a otras regiones o países,
repercutirá forzosamente en su modo de ser, pues el comportamiento social de visitantes
y visitados cambiara, al menos temporalmente, para que exista armonía en el trato
reciproco.

Estas interrelaciones tienen consecuencias de todo tipo, como son los cambios de
costumbres, experiencias y vivencias que en algunos casos, lamentablemente, pueden
ser negativas como se vera en su oportunidad.

Económica. El turismo crea sin duda todas las relaciones anteriores, pero
principalmente crea las interrelaciones económicas. El aspecto económico es el motor
del quehacer turístico porque sencillamente nos enfrentamos a la fórmula: servicio-
consumidor-beneficio. “el turista es un consumidor”, y por lo general, así lo considera el
productor de servicios. El hotelero, el restaurantero, el transportista o el agente de viajes
ven al turista en su ámbito microeconómico, como el cliente de su mercado que les
producirá un beneficio, por lo que trataran de incrementar las actividades que permitan la
permanencia y el crecimiento de las interrelaciones para mayores beneficios.
Por otra parte, el turismo tiene otras interrelaciones en el ámbito macroeconómico, en el
cual el Estado desarrollada a través de los mecanismos correspondientes, las
actividades necesarias para permitir un aumento del turismo receptivo o externo, por la
importancia que representa la captación de divisas, y un aumento en el turismo nacional
o interno, lo que constituye una mejor distribución del ingreso. Ambos aspectos
necesariamente generan estabilidad económica y desde luego, contribuyen al desarrollo
social.

Cultural. “los viajes ilustran”, aun sin un propósito de culturización el viajero adquiere
conocimientos, y conoce las costumbres propias del país o región que visita, se interesa
por la historia, y no puede menos que entrar en un proceso educativo, pues adquiere, así
sea temporalmente, nuevas formas de conducta. A través del turismo, los jóvenes
empiezan a descubrir la historia, la evolución de la humanidad y sus fases políticas,
sociales y culturales.

A su vez, los servidores turísticos, para ser más eficientes sus servicios, adquieren del
turista parte de su cultura, comenzando con el uso establecen relaciones en un proceso
de transculturación, con el cual ambos elementos humanos, turistas y servidor, se
benefician.

NATURALEZA DEL TURISMO.


El turismo es considerado como una actividad económico – social de primer orden ya
que esta expresión recoge los siguientes elementos:
• La inclinación de satisfacer necesidades de recreación, es un acto humano.
• Los desplazamientos son actividades que desarrollan separados o colectivamente los
individuos.
• Los viajes son actos que suponen un gasto de bienes.
• El consumo de gastos por turistas puede considerarse como una actividad típicamente
económica.
• Generación de riquezas a través del proceso productivo es una actividad económica.

Por estar el hecho económico dentro de lo social, (por ser la economía una rama de las
ciencias sociales) y el turismo una actividad económica, es consecuencial por los
efectos que este produce en el orden social, que la naturaleza del turismo sea una
actividad económico – social

TERMINOLOGÍA BÁSICA DE TURISMO Y DERECHO DE TURISMO.

Tour: es un recorrido cuya duración no excede de 24 horas, se realiza de una misma


localidad o sus alrededores más cercanos e incluye: transporte colectivo con o sin guía,
entradas a monumentos o estacionamiento diversos en algunos casos pensión
alimenticia.
Ruta: es la vía a seguir con un origen y un destino diferente, que sirve de base para la
creación de los itinerarios. Lo que determina la ruta son una serie de valores
paisajísticos, culturales, humanos y naturales, que realizan el centro lineal de atención.
Itinerario: es el recorrido establecido trazando en los mapas correspondientes y que
comprende: punto de origen, punto de toque y punto definitivo del destino.
Estructura: es el conjunto de recursos que se desarrollan sobre la infraestructura
concurriendo en la prestación de los servicios turísticos y comprende: alojamiento,
restaurante, instalaciones recreativas, agencias de turismo, oficinas de información,
empresas de transportes y otras.
Infraestructura: es el conjunto de medios físicos y económicos que constituyen la base
de sustentación para el desarrollo de cualquier sector y por ende del turismo,
comprende: aeropuerto, puerto, sistema vial (autopistas, carreteras, y caminos.),
acueductos, electricidad, telecomunicaciones, instalaciones hospitalarias, transporte
(aéreo, terrestre, marítimo, fluvial, ferroviario) y aseo urbano.
Recursos Turísticos: es todo aquello que posee características que implican un
atractivo para el turismo, bien sea de carácter natural de esparcimiento y recreación,
histórico - cultural.
Balanza Turística: Confrontación del ingreso de divisas, producto de la entrada de
visitantes extranjeros en un Estado con el egreso de divisas efectuadas por sus
nacionales que salen al extranjero. Actitud
Guía Turística: Expresión que designa los fascículos, libros u otro tipo de publicación
que tiene como fin esencial dotar al turista de la información histórica, artística, de
servicios de un lugar.
Producto Turístico: Constituido por el conjunto de aspectos tantos naturales y
culturales como estructurales que hacen de un lugar un atractivo para su visita. La
primera parte del producto turístico la constituyen los servicios creados para facilitar la
permanencia del hombre en los lugares distantes al habitual. En la otra parte tratamos
de estudiar aquellos elementos naturales y culturales que por sus características propias
poseen lo necesario para que individuo pueda satisfacer plenamente sus actividades y
motivaciones turísticas.
Valores Turísticos: Son los aspectos materiales o inmateriales que en un Estado o
región que por su atractivo para las personas de otros lugares son subjetivamente
susceptibles de convertirse en motivo turístico.
Conciencia Turística: conjunto de actitudes y comportamiento de los habitantes de un
lugar turístico, que humanizan la recepción de turista a través de la hospitalidad y
comprensión. Conocimiento de los lugares y locales para los turistas, que sin llegar al
servilismo conduce a una convivencia cordial.
Núcleo Receptor: es una zona privilegiada de reputación turística que posee centros
urbanos, que son simplemente proveedores de servicios: infraestructura vial, planta
turística general, espacio geográfico potencialmente explotable, compuesta de varias
células que cubren integralmente todas las necesidades turísticas.
Corriente Turística: conjunto de personas que con fines turísticos se desplazan de un
lugar a otro, constituyendo un caudal continuo con características especiales para la
realización de actividades ajenas a las de rutina.
Mercado Turístico: el termino mercado esta relacionado con las actividades de compra-
venta (oferta y demanda), que el caso turístico se refiere a los servicios que demandan
los clientes potenciales, y la oferta de servicios por parte de las empresas prestadoras
de los mismos.
Guía de Turismo: Personas con profundo conocimientos sobre patrimonio y servicios
turísticos, facultada para acompañar, dirigir, ayudar e informar a los largo de itinerarios
en autobús, automóvil, ferrocarril, u otro medio de transporte. Su función es muy amplia:
dar explicaciones históricas o de otra índole, ayuda en los turistas en los trámites y
gestiones aduanales, migratorias y de sanidad, dispone lo relativo a hospedaje y
alimentación, planea, aconseja acerca de viajes auxilia en el manejo de equipajes y
puede encargarse del cobro de pasajes. Su acción puede prolongarse más allá del viaje
y realizar la labor de guía local. El servicio lo proporciona a través de un contrato
celebrado directamente con el turista o por medio de un organismo público o privado. En
casi todos los países el ejercicio de la profesión es objeto de reglamentación y
expedición de una licencia.

OFERTA Y DEMANDA TURÍSTICA


Quienes viajan tienen un motivo o una razón para hacerlo, si consideramos que el
viajero - turista se desplaza casi siempre de manera voluntaria hacia un lugar o destino
predeterminado.

Este destino o lugar debe tener ciertas características que lo hagan atractivo. Es decir,
un sitio que atrae al turista-viajero por todo lo que puede obtener de él; quien supone o
sabe, puede ofrecerle los satisfactores que sus necesidades temporales o permanentes
demandan. Ahora bien, este mecanismo, al parecer tan sencillo, facilita los satisfactores
que el turista requiere y que se le puedan proporcionar en el sitio al cual se desplaza,
esto es, ponerlos a su alcance, lo que constituye, en realidad, un complejo sistema en el
cual interviene gran numero de subsistemas, cuyos factores no siempre son
racionalmente controlados a fin de equipar cualitativa y cuantitativamente, tanto en lo
físico como en lo moral, la oferta con la demanda.

El turismo se regula por medio del equilibrio de estos dos elementos, de tal modo que si
ya existe una demanda, o sea el deseo de desplazarse a un lugar determinado, se
puede crear la oferta de servicios, como hoteles, playas, espectáculos, se puede crear la
demanda, mediante la promoción y venta de esos servicios.
Sin embargo, es preciso que desde el proceso de planeación no solo haya balance entre
dos elementos, sino que también la segmentación de la oferta sea balanceada, pues
seria incongruente, por ejemplo, tener una oferta cultural o de playas y no tener oferta
hotelera adecuada o apoyo de una infraestructura de acceso. Estos es algo que ocurre
con frecuencia en los destinos turísticos que se han creado de manera espontanea.
Entender claramente que constituye todo el sistema, nos permite comprender los
problemas del turismo y sus adecuadas soluciones.

Atractivos turísticos:

A menos que halla lugares interesantes, divertidos y que valga la pena visitar no hay
necesidad de los servicios de hospedaje y comida.
Todo lugar que constituye un destino turístico debe tener una serie de características
que motiven el desplazamiento temporal e de los viajeros. Estas características desde el
punto de vista del visitante, se denominan atractivos turísticos, porque son los que
llaman y atraen su atención. Desde el punto de vista de la región visitada, estos
atractivos forman parte de los recursos turísticos, porque constituyen lo que se puede
ofrecer al visitante.
Los atractivos turísticos pueden ser de muchos tipos, ya sean permanentes y
temporales, y se clasifican para su estudio en dos grandes grupos: atractivos naturales y
atractivos culturales.

Los atractivos turísticos naturales son aquellos creados por la naturaleza. Es decir, que
en su formación no ha intervenido directamente la acción humana.

La planta turística.
La concreción final tanto de la política turística, como de la planificación turística,
íntimamente relacionadas, lo constituye sin lugar a dudas el plan turístico, que tiende a
ser como un instrumento, donde la actividad va a materializar en forma concreta y
cuantificables los objetivos básicos de las proporciones a realizar en un tiempo
determinado.

Este plan turístico tiene que adecuar los recursos materiales y humanos disponibles para
el desarrollo del mismo bajo el signo de la eficiencia y la posibilidad de los menores
gastos y sacrificios posibles.

Dicho plan contendrá las infraestructuras que hablan de programarse, de origen público
o privado, según la clase de plan, posibles dentro del plazo y recursos disponibles: el
estudio de la demanda con su comportamiento y características para fundamentar su
decisión.

La planta turística:
Una vez que la actividad turística permite la explotación económica de los atractivos, se
establece un proceso productivo alrededor de estos; lo cual constituye otro aspecto de
los recursos disponibles para ofrecerlos a quienes los demandan. Esta planta esta
formada por las instalaciones y el equipo de producción de bienes y servicios que
satisfacen los que requiere el turista en su desplazamiento y distancia en el destino
escogido. Fundamentalmente son los siguientes:

transporte: Sin trasportación no hay turismo. Un destino turístico debe ser accesible
mediante uno o varios medios de trasporte desde el lugar donde se origina el
desplazamiento. La importancia de un destino turístico se puede medir por los medios de
transporte que lleguen a ese lugar. El transporte debe satisfacer completamente las
necesidades de recreación y de hospedaje y no debe ser un suplicio. El turista se inicia a
salir de la residencia y desde ese momento debe disfrutarse En la planeación y
desarrollo de cualquier destino turístico la transportación es muy importante, y será
indispensable contar con el control y apoyo de las autoridades.
Alojamiento: El servicio fundamental es satisfacerlas necesidades del viajero, el cual
necesita dormir el determinado lugar.

La función primordial de servicio turístico de hospedaje es un complejo sistema que debe


funcionar armónicamente:
• Recepción y atención al huésped desde u entada al establecimiento.
• Una habitación o conjunto de ellas que le permita privacidad, facilidad para descansar,
dormir y asearse en el ámbito mas adecuado a sus necesidades.
• Facilidades de comunicación directa e indirecta.
• Acceso al servicio de alimentos y bebidas y a las áreas de distracción.
• Posibilidad de obtener asistencia medica en caso de emergencia.
• Seguridad para el huésped y sus pertenencias.

Alimentación: casi todos los hoteles de una determinada categoría tienen servicio
completo de restaurantes y las demás categorías, servicios de alimentos y bebidas en
los cuartos. Los hoteles de lujo cuentan con varios servicios de alimentación y bebidas:
cafeterías, restaurantes, bares, etc. Esto hace que los servicios de alojamiento y de
alimentación estén unidos, por lo que la administración hotelera debe tener en cuenta la
operación de estos dos servicios en una forma integral. Hasta aquí, el servicio de
alimentación constituye un servicio turístico puesto que esta dirigido fundamentalmente
al viajero que se aloja en el hotel o que circula por sus áreas con cualquier motivo sin
embargo, en todos los poblados existen servicios de alimentación llamado, que no se
consideran como servicios turístico, aunque pueden proporcionar alimentación a los
turistas. Por lo general, los restaurantes se establecen para proporcionar alimentación al
público en general y solo se distinguen su clientela por la categoría de los clientes, por
su especialidad o por el lugar en que ubicados.

Se excluye de este concepto de restaurantes, los establecimientos en centros


exclusivamente turísticos en los que obviamente, su clientela principal la forman los
turistas.
1. La recreación
La recreación es lo que básicamente constituye el juego; están diversificadas y
complejas, como complejos y diversificados somos los individuos todos tenemos la
necesidad de diversión, que es como dicen los norteamericanos, refrescar la mente y el
cuerpo, sin embargo satisfacemos esa necesidad con diferentes tipos de recreación de
acuerdo con la forma que somos, pensamos o sentido.

Como ya se indico, en el curso de las actividades cotidianas a que se dedica el individuo,


siempre tiene tiempo libre que se ocupa en actividades de tipo recreativa que le
satisfacen, y casi siempre se prefiere algunas sobre las demás. Estas pueden ser los
deportes, los hobbies, la lectura, el teatro, los juegos de salón o de azar, etc. De este
modo, muchas actividades son de nuestro interés, ya sea como espectadores o actores.

2. Servicios de apoyo. Es todo aquello que la sociedad urbana requiere para


funcionar adecuadamente, transporte publico, comunicaciones, policías, bombero,
hospitales, etc. se debe tener en cuenta que todo poblado que cuente con un atractivo
de cualquier índole, es en si mismo un destino turístico, el cual requiere de los servicios
de apoyo para lograr el financiamiento adecuado, tanto para la sociedad ahí sentada
como para la sociedad que lo visitar transitoriamente. Igualmente, aquellos lugares que
han sido como destinos turísticos, deben contar desde un principio con los servicios
generales que requiere el turista, no solo para satisfacer necesidades particulares, sino
también para su comunidad y seguridad; servicios de los cuales se beneficiaran la
población no turística.
La mayoría de estos servicios satisfacen necesidades de carácter físico sin embargo,
algunos pueden constituir satisfactores con una profunda implicación psicológica para el
viajero.
Desde luego, la jerarquía que cada persona le de a estos servicios, dependerá de su
temperamento y carácter. Sin embargo en términos generales podemos mencionar los
siguientes aspectos:
• Seguridad publica. Además que la seguridad que particularmente le debe otorgar el
establecimiento en que se aloje el turista
• Sanidad general. Que le de confianza en el agua, en los alimentos que consumen y los
servicios sanitarios que utilice.
• Teléfono, telégrafo y correo para utilizarlos en una comunicación real y posible.
• Hospitales, farmacias y servicios médicos que le garantice atención en cualquier
emergencia.
• Banco y casas de cambio de moneda que lo protege en lo relacionado con sus
operaciones.
• Transportación loca, taxis y autobuses que complemente su desplazamiento con
seguridad y economía.
• Estaciones de combustible y servicios mecánicos como ayudan a quienes se movilizan
en sus vehículos sean terrestres o acuáticos.
• Pólizas de seguros de vida, daños y accidentes que lo protegen durante su traslado, en
su alojamiento y sus propiedades por cualquier imprevisto, incluyendo el seguro contra el
mal tiempo, tan popular para algunos destinos turísticos.

Turismo y recreación.
Recursos Turísticos.
El sector Público y el Turismo: la intervención del sector público en el turismo.

El sector publico incide sobre el turismo tanto directa como indirectamente. Cuando el
sector publico establece programas de gasto en desarrollo turístico o políticas de
promoción turísticas son ejemplos de actuaciones directas a favor del turismo. Ejemplos
de programas de gastos en desarrollo turísticos seria la creación de una red de
paradores nacionales, el establecimiento de determinadas subvenciones o préstamo con
interés reducido a las empresas turísticas que se establezcan en determinadas zonas o
leven a cabo ciertas actividades como el reciclaje de aguas residuales. Ejemplos de
políticas de promoción turística son la realización de campañas publicitarias y otras
tareas de promoción como ferias, guías turísticas, etc. Estas iniciativas son
especialmente adecuadas para desarrollar nuevas zonas y las suele llevar a cabo el
sector público, pues supera las posibilidades de empresas de la región.

El sector publico también incide con el turismo mediante inversiones en infraestructuras


tales como carreteras, aeropuertos, puertos redes de telecomunicaciones y de energía,
etc. Lógicamente en este caso estamos ante un efecto indirecto, ya que estas
infraestructuras se realizan para todos no soplo para los turistas en cualquier caso
determinadas estructuras tales como aeropuertos y carreteras facilitan la apertura al
turismo de cualquier zona de potencialidades natrales.

El sector publico incide también en las empresas turísticas estableciendo impuestos


sobre ellas además de los impuestos generales, tales como el impuesto de sociedades y
el IVA, que graba las rentas obtenidas por las empresas del sector el consumo de
productos y servicios turísticos, el sector publico puede fijar impuestos específicos sobre
la actividad turística. Ejemplo de este tipo de impuesto son las tazas que pagan los
turistas en los aeropuertos al entrar o salir de determinados países.

La intervención del sector publico en el turismo.

El sector público interviene en el turismo fundamentalmente en las formas siguientes:

• Ordenando y regulando el sector: este tipo de actuaciones incluye todas las


iniciativas que tienden a organizar el turismo de forma adecuada. Esta ordenación
incluye la regulación de las empresas turísticas (permisos de actividades económicas, de
casas rurales…), de los alojamientos (categorías…), del transporte y los controles de
viajeros en aduanas (controles sanitarios, controles de moneda extranjera que puedan
traer…).
• Planificando la actividad turística en el marco de la política económica: para ello
se utilizan los instrumentos propios de la política económica,tales como los impuestos, el
gasto publico, las transferencias de determinados agentes económicos y la
subvenciones a ciertas empresas del sector.
• Financiando determinas actividades: apoyando con financiación pública la
realización de determinadas infraestructuras y actividades, como por ejemplo; el
fortalecimiento de la red de paradores nacionales.
• Facilitando y estimulando su desarrollo: el apoyo a determinadas campañas
promocionales del turismo en áreas concreta o mediante la incentivación de ciertas
actividades turísticas, como, por ejemplo, el turismo de congreso o el turismo cultural.
La intervención del sector turístico se lleva a cabo tanto a nivel de la administración
central como de la administración descentralizada.

Legislación turística.

Después que se produce el desplazamiento de personas de inmediato surge la normativa


que fomenta y controla las actividades de quienes forman parte de este fenómeno, directo e
indirectamente. Así pues, será necesario que exista un marco legal una estructura jurídica
que valide los actos que se originan precisamente por dicho desplazamiento.

Alrededor del movimiento del viajero, y sobre todo cuando este se manifiesta en su carácter
internacional se gestionan disposiciones legales que no solo regulan las relaciones
comerciales que se efectúan entre los sujetos del turismo y los proveedores de los servicios,
sino también las relaciones de otro tipo que los viajeros establecen con las regiones,
localidades o países que visitan. Por otra parte los viajeros dictan de disposiciones legales
para fomentar, controlar y apoyar todo lo que se relacione con la actividad en su sentido
más amplio. Desde hace mucho tiempo toda condición y relación humana está regida por
leyes llamadas positivas, emanadas del poder público, cuya finalidad primordial es mantener
la paz social; buscar la armonía en las relaciones interpersonales y tratar de mantener un
ideal de justicia para todo el mundo reciba lo que le corresponde como ser humano y como
miembro de una sociedad determinada.
De esta manera, la actividad turística está relacionada por leyes y reglamentos, como la
regulación del ingreso de extranjeros, el control de las inversiones de los desarrollos
turísticos y las cláusulas contractuales de los servidores con sus clientes turistas.
Casi todos los países que tienen establecidas una política de fomento de este fenómeno
social cuenta con una ley general de turismo que contiene las disposiciones fundamentales
que rigen en todo el sector. De esta ley se derivaran leyes menores y reglamentos que
regularan aspectos específicos de las relaciones socioeconómicas que se dan con motivo
de esa actividad. Por ejemplo, el decreto de las tarifas hoteleras por categoría de
establecimiento; las leyes de protección al patrimonio turístico, etc. También existen leyes
locales que rigen el funcionamiento de restaurantes, bares y centros nocturnos, con el fin de
proteger el orden y la sanidad en beneficio del quienes asisten a ellos.

No todas las leyes que afectan al turista son resultado de las acciones que provienen de la
autoridad turista. Hay leyes positivas que regulan otras áreas de las vidas socioeconómicas,
pero que afectan los desplazamientos de personas con fines turísticos, como son las leyes
de migración, con las cuales los países protegen a sus ciudadanos de las invasiones de
inmigrantes, que muchas veces se hacen pasar por turistas y se internan en un país,
desplazando de su trabajo a los nativos.

Igualmente otras dependencias de poder público emiten disposiciones generales que


afectan al turismo, como son: las restricciones aduanales; la circulación de vehículos en
cruces fronterizos; la emisión de pasaportes y la licencia de manejo en la renta de auto; el
control del medio de moneda; el trasportes de animales domésticos, etc. Es necesario
entonces que se mantenga una congruencia y coordinación de la autoridad turísticas con
otras autoridades. Porque podría surgir contradicciones, entre el fenómeno de la actividad,
por una parte, y mediadas muy estrictas por parte de otras dependencias gubernamentales.

Todos los países consideran al turismo como una actividad económica prioritaria y aun
aquellos que no lo consideran así pero que saben que es un fenómeno irrefrenable se
preocupan por un aspecto muy importante del mismo; tratan de legislar el movimiento de
viajeros de las clases más desprotegidas.

El turismo social no deja de ser un concepto poco preciso pues todo el turismo es una
manifestación social pues es un turismo con características más que nada sociopolíticas
que requiere subvención gubernamental. Este turismo social se concibe como el
desplazamiento en su tiempo libre de las capas sociales de menor nivel que carecen, por lo
general de la capacidad económica para realizar dicho desplazamiento, a menos que sea
previamente subvencionado cuando menos en cierta medida, con la cual pierde una de sus
características principales; el de la libertad de elección en tiempo y lugar.

Por lo consiguiente, el turismo social es un tipo de turismo que practican las personas de
bajos ingresos económicos, y que se suministra y se hace posible mediante servicios por
completo independientes; consecuencia fácil de reconocer.

CONCEPTO DEL DEREHO TURISTICO


Se puede definir como aquel sector del derecho objetivo cuyas normas regulan las
relaciones jurídicas nacidas de la actividad turística es decir las que realizan las personas
con motivo de sus desplazamientos o estancias temporales en lugares extraños a su
entorno habitual siempre que la finalidad principal de dicho desplazamiento o estancias.
La existencia de un conjunto de normas propias aplicable a la actividad turística hace
pensar en la consideración del derecho turístico como una rama autónoma o al menos una
cierta resistencia a la concesión de autonomía previa a este naciente derecho turístico por
carecer de principios inspiradores o criterios de ordenación propios que justifiquen
considerarlo como rama independiente del ordenamiento jurídico no siendo más que una
parte del derecho administrativo especial y más concretamente del derecho administrativo
económico. En la actualidad el proceso de emancipación del derecho turístico no ha llegado
a materializarse teniendo únicamente la condición de simple derecho informativo formado
por un conjunto de normas que por tener en común la materia regulada (el turismo) permite
una exposición de su contenido.

El contenido normativo del derecho turístico en nuestro país apenas se esta desarrollando
es abarcar tanto el derecho público del turismo (la organización publica del turismo y la
acción administrativa del fomento del turismo junto con la ordenación administrativa de las
empresas turísticas y el régimen disciplinario de la actividad turística) como el derecho
privado del turismo (conjunto de normas que regulan a los particulares que participan en el
tráfico turístico, empresarios y usuarios turísticos y de las relaciones jurídico privadas
establecidas entre ellos atreves de los contratos).