las caracteristicas de cada uno: El cuento folklorico esta dentro de la caracterización "cuentos populares" Los cuentos folklóricos: Se transmiten

de forma oral. Son de carácter universal, se encuentran desde la antigüedad por todo el mundo. Son muy similares en todas partes, en lo que respecta a los aspectos estructurales de importancia. Se narra una sucesión de episodios, cuyo orden no puede cambiarse. Los episodios están subordinados al personaje. Se suele situar la acción en un espacio y tiempo lejanos. Existe en ellos un carácter impersonal, realizado en una forma sencilla de expresión. Todo está envuelto por una visión maravillosa, donde la realidad se somete a una moral popular. El cuento popular o folklórico, por lo tanto, puede definirse como: “Un tipo de narración en prosa sobre sucesos ficticios de transmisión oral”. En la actualidad, la narración de cuentos a un público infantil o adulto, congregado exclusivamente para oírlo, ha comenzado a caer en desuso. En algunos países, está dejando paso incluso a la narración leída. Esto puede ser debido a que jamás los folcloristas se preocuparon tanto de la finalidad del cuento como del texto del cuento (igual ha ocurrido con el estudio del teatro) y se dedicaron más a recoger y publicar cuentos que a

sino tambien todas las formas de la narración transmitidas oralmente . Caracteristicas del cuento tradicional: El cuento tradicional es una creacion literatia relativamente breve. Cuento folklorico: Es el de raices tradiconales q abarca no solo las narraciones escritas.interesarse por la función social que los impulsaba.diferente de otra anterior.de caracter narrativo.que refiere acontecimientos ficticios.en forma oral o escrita.se produce una versión de él.Cada vez q se relata un cuento.La finalidad del cuento es q si bien es proporcionar diversión y placer tambien tiene una función didáctica. y autor anonimo.

1964. Entonces vio que Pedro lo había embromado y se fue de a pie.As. y cuando (el muchacho) ya vio que Pedro no volvía. . uno viejo y uno nuevo. clasificación y notas por Susana Chertudi. Bs. entro la mano despacito para agarrarla a la perdiz y le tiró un manotón para cazarla y se embadurnó toda la mano. De: Cuentos folklóricos de la Argentina. Instituto Nacional de Antropología. Entonces alzó con el caballo. Pedro tenía dos sombreros. Introducción. Por allá lejos venía un muchacho a caballo.PEDRO Y LA PERDIZ Informante: Domingo Chávez. Tinoco (Córdoba). 2a serie. Entonces le dijo que le tuviera el sombrero y le prestara el caballo para ir a traer una jaula para llevar la perdiz que tenía bajo el sombrero. A la orilla del camino hizo las de él y la tapó con el sombrero viejo. y él se puso el nuevo.

De: Cuentos folklóricos de la Argentina. Así se hizo. 2a serie. Pedro le dijo al patrón que eso ocurría porque los chanchos ya los había atrapado el pantano.As. Lo mismo le ocurrió con cada una de las otras colas. Entonces fue y le dijo al patrón que los chanchos se habían empantanado y que sólo las colas habían quedado fuera del barro.LA VENTA DE CHANCHOS Informante: Cayetano Cuello. .Pedro. Pedro Urdemales andaba cuidando unos chanchos de su patrón. pero que tendrían que cortarles las colas. En eso vinieron unos paisanos que se los querían comprar y Pedro les dijo que se los vendería. Introducción. clasificación y notas por Susana Chertudi. Villa de Merlo (San Luis). Pedro. Instituto Nacional de Antropología. 1964. Luego que se fueron los compradores.le dice el patrón Así consiguió Pedro engañar al patrón y guardarse el dinero de la venta de los chanchos. El patrón fue hasta el pantano. tiró de una de las colas para sacar el chancho y se cayó para atrás. Bs. ¡qué mal negocio me has hecho! . Pedro enterró las colas en un pantano. .

más vivo de imaginación. Yendo por un camino divisaron un paisano que venía hacia ellos guiando una carreta cargada de quesos. siguió sus planes. y le quirquincho desapareció a preparar su plan. el carretero paró los bueyes y alegre por el hallazgo. según lo convenido. Salieron un día en busca de aventuras y procura de alimentos. Convinieron los compadres que el zorro esperaría el fin bajo un árbol. Pero el pícaro. El quirquincho. El zorro. lo echó en la carreta. y fue a buscar a su compadre para hacerle parte. . Corrió y se colocó en medio de la huella por donde debía pasar la carreta. una vez que devoró su alimento. empujando suavemente un queso. ideó rápidamente un medio que le permitiría apoderarse de un rico queso con qué satisfacer su hambre y jugar una partida al zorro. Comió todo lo que pudo. averiguó cómo había hecho para salir tan bien de la aventura.EL ZORRO Y EL QUIRQUINCHO El zorro y el quirquincho eran compadres. Al verlo. prometiéndose para esa noche un buen asado de quirquincho. apenas se vio libre de la vigilancia. lo echó fuera de la carreta y se tiró en seguida sin ser sentido.

Bueno. y se fueron un día a sacar las lechiguanas (colmena de gran tamaño que construye una especie de avispa silvestre en los árboles o entre las malezas).Mi compadre zorro me quiere embromar. Va el zorro y desde lejos.le contestó el quirquincho. . a donde calculaba que iría el zorro se subió a un árbol. pero yo lo voy a hacer primero. al verlo tendido a través del camino lo hizo apretar con la rueda. volteando con el el rico queso que había comido. pues lo aborrecía bastante a causa de los robos de gallinas. El zorro corrió a realizar la misma hazaña. se agarró de la colita de una rama y quedó colgado. dice: . Llegaron a una encrucijada y dijo el zorro: . compadre . había tramado la mentira en desquite de las presas que su compadre le quitaba valiéndose de su mayor fuerza y rapidez. El quirquincho. dice: . al ver. compadre. y al pasar la rueda por encima hinchó el lomo. lazos y corderos que el zorro hacía en su corral. da unos gritos para que sepa el otro y comamos juntos. En efecto.El quirquincho le dijo que se había colocado en la huella. EL ZORRO Y SU COMPADRE Un zorro y un quirquincho eran compadres. Eso que se fue el zorro. pero el carretero.Mire. vengativo. nos separamos aquí. Cada uno va por un camino y el primero que se encuentre la lechiguana.

halle una lechiguana. que llegó a dominar a la misma Muerte. que era el de poder salvar el curandero a los moribundos. sin avisarle al compadre para sacarla. Si aparecía. la que se iba acercando al rancho del enfermo. De todas partes lo llamaban y a todos curaba. Con su astucia la burlaba a la Muerte y sanaba a . sacó un gran palo y le dio por medio lomo. Entraron en conversación y como al curandero le gustaba mucho el juego y a la Muerte parece que también. Entonces el zorro. la voy a comer solito. tan astuto y ladino. Jugaron a la taba y ganó el curandero. sabiendo ya. se desafiaron. siempre que ella no apareciera a la cabecera de la cama. yendo a visitar un enfermo que estaba en las últimas.. se enojó y se fue adelante para engañarlo también. EL HOMBRE Y LA MUERTE Este era un curandero criollo. Un día. pero muy rico. y el compadre le contó que le había pegado fuerte creyendo que era una lechiguana. El zorro dio un grito. era que el caso no tenía remedio. claro que haciéndose pagar muy bien sus servicios. El curandero se iba haciendo muy.Ahora sí. y se colgó de un árbol. al ver la picardía. Pero el quirquincho. Entonces la Muerte tuvo que cumplir el pago. se dio de manos a boca con la Muerte.

Era la cueva de la vida. la más llena de vida. muy grande..Pero cual ha de ser sino la más grande. Así siguió curando y salvando hasta que. le cambiaba al enfermo. a cual más linda y luminosa. Esta dicen que lo llevó a un lugar donde ardían muchas velas. de toditos los tamaños. la que tiene más cera. Cuando aparecía la Muerte a la cabecera.¿Cuál es la de tu gusto. viejo ladino.Ese puchito es la vela de tu vida. se encontró de nuevo con la Muerte. ¡Ja. que me ganaste la apuesta de la taba? . Encantado quedó el curandero con tantas velas. y otra. la que da más luz. Se oyó una carcajada que hizo tambalear todas las luces. tan chica que era un pucho de vela.. La Muerte le dijo entonces: . haciéndole la cabecera a los pies de la cama. ja. Cerquita de él había dos: una que era la más linda de todas. ja! Y dicen que a los pocos días se murió el curandero . una vez. Y dijo la Muerte: .todos los enfermos.

lo lleva al oído (era a cuerda. El maestro arrebatándoselo. Con tanto subir y bajar las cuestas el maestro perdió su reloj y de ello se lamentaba encomendándose al bendito San Antonio.ECHADITO NOMAS ESTABA En sus pesquisas folklóricas. el reloj) y al comprobar que estaba intacto.¿Y andaba cuando lo encontraste? A lo que el changuito responde: . que había quedado muy atrás y con el reloj en la mano. lo interroga: . al muchacho. el maestro Carrizo llegó un día a cierto lugar apartado de los Valles. cuando vio llegar al galope. En el ranchito donde se hospedaba tenían un muchacho que era quien lo acompañaba en sus andanzas por los puestos vecinos.

y terminaban tirándolo al campo después de un ratito. que más de una vez había llegado a dormirse. echadito no más estaba.No. y Juanija sólo pudo soltarse perdiendo su rabo y corriendo a esconderse. no andaba. Asustada oyó como aquellos niños reían al ver cómo seguía moviéndose el rabito sin la lagartija.. le encantaba tomar tranquilamente el sol sobre una gran roca plana. señor. La lagartija comenzó entonces a buscarlo por . Juanija Lagartija Juanija Lagartija vivía entre unas piedras en el campo. Como a todas las lagartijas. Allí se quedaba tan a gustito. y eso fue lo que pasó el día que perdió su rabito: unos niños la atraparon.

uno aquellos a quienes preguntó respondió extrañado "¿Y para qué quieres tener dos rabos?". dispuesta a recuperarlo como fuera para volver a colocarlo en su sitio. Pero aquel campo era muy grande. excusó Juanija.¿Por qué cargas con un rabo tan horrible y viejo. Entonces comprendió que había sido una totería dedicar tanto tiempo a lo que ya no tenía remedio. Juanija se dio la vuelta y descubrió que después de tanto tiempo le había crecido un nuevo rabito.se. y Juanija seguía buscando.He estado meses buscándolo . Se cruzó entonces con un sapo.¿De verdad has estado meses buscando algo tan feo y sucio? -siguió el sapo. olvidando su casa. Estaba seco y polvoriento.. pero ahora sí lo es. . preguntando a cuantos encontraba en su camino.antes no era tan feo. pero la verdad . que sorprendido le dijo: . Juanija seguía pensando en su rabito como si fuera el de siempre. y por mucho que buscaba. y tenía un aspecto muy feo. . y decidió darse la vuelta y volver a casa.Mmm. ¡qué raras sois las lagartijas! -dijo el sapo antes de largarse dando saltos El sapo tenía razón. teniendo uno tan bonito? . después de haber dedicado tanto tiempo a buscarlo.. pero pasaban los días y los meses. . Pero de vuelta a sus rocas. sus juegos y sus amigos.Bueno .toda la zona. Juanija cargó con él y siguió su camino.. precisamente encontró su rabito al lado del camino. no encontraba ni rastro de su rabito. incluso más fuerte y divertido que el anterior.respondió la lagartija. Alegre. ¿no?.. Juanija dejó todo para poder buscarlo. Un día.

y sólo se llevó de allí un montón de ilusiones para el futuro. Entonces la lagartija comprendió todo. El árbol y las verduras Había una vez un precioso huerto sobre el que se levantaba un frondoso árbol. Lo que no sabía nadie era que las verduras del huerto y el árbol se llevaban fatal. y el árbol estaba harto de . Ambos daban a aquel lugar un aspecto preciosos y eran el orgullo de su dueño. dejando con él todas sus preocupaciones del pasado. Las verduras no soportaban que las sombra del árbol les dejara la luz justa para crecer.es que ahora daba un poco de asco. y decidió dejarlo allí abandonado.

Y a pesar del poco agua y el calor. que el granjero volvió a regar el huerto. Y consiguió hacerse tan grande. El girasol tardón Había una vez un profesor que en una de las clases entregó semillas a sus alumnos para que plantaran . De esta forma las verduras y el árbol se dieron cuenta de que era mejor ayudarse que enfrentarse. Y entonces tanto las verduras como el árbol supieron lo que era la sed de verdad y estar destinados a secarse. hizo todo lo que pudo para crecer. que las verduras se hartaron y decidieron absorber toda el agua para secar el árbol.. esperando que el premio viniese después. un pequeño calabacín. pero una de las verduras. pues el granjero dedicó a aquel huerto y aquel árbol los mejores cuidados. Así que juntos decidieron colaborar con la sombra y el agua justos para dar las mejores verduras. y el árbol comenzaba a tener las ramas secas. Aquello no parecía tener solución. haciéndolo lo mejor posible. regándolos y abonándolos mejor que ningún otro en la región. crecer y crecer. dejándolo la justa para vivir. comprendió la situación y decidió cambiarla. y su premio vino después. En muy poco tiempo. a lo que el árbol respondió dejando de dar sombra para que el sol directo de todo el día resecara las verduras. y de que debían aprender a vivir con lo que les tocaba. decidiera dejar de regarla. pensando en presentar aquel hermoso calabacín a algún concurso. viendo que toda la huerta se había echado a perder..que las verduras se bebieran casi todo el agua antes de llegar a él. las verduras estaban esmirriadas. La situación llegó a tal extremo. Ninguno de ellos contaba con que el granjero.

El niño volvió decepcionado. Sin embargo. la planta estaba aún verde. El maestro contestó que aún debía cuidar la planta por mucho tiempo antes de poder recoger un buen montón de pipas de un solo girasol. y no hacía más que preguntar al profesor cuándo podía cortar el girasol. estaba tan emocionado que plantó la semilla y la cuidó con esmero durante días. le preguntó ansioso. el niño impaciente fue a ver a su profesor "¿puedo arrancarla ya?". Y además tuvo suerte. Pero cada vez estaba más impaciente. la cortó para comerlas. así que se propuso firmemente no volver a ser tan impaciente y hacer caso al profesor. en cuanto el niño vio las primeras pipas en la flor. Cuando por fin apareció el primer brote. y las pipas no se podían comer. pero siguió cuidando su planta.y cuidaran un girasol. Y aunque éste le pidió paciencia. a quien encantaban las pipas de girasol. Y aún fue mayor su enfado cuando comprobó lo enormes que llegaron a ser los girasoles de sus compañeros. Uno de los niños. El niño quedó desolado: ¡tanto esfuerzo cuidando su planta para al final echarlo todo a perder por un poco de impaciencia!. porque sus muchos amigos compartieron con él las deliciosas pipas de sus girasoles .

y preguntó al conejito ¿Dónde están las ramitas mágicas que te entregué? ¿qué es lo que has hecho con ellas? El conejito se asustó y comenzó a excusarse. El conejito no tenía nada salvo las ramitas. Sin embargó. pero como eran mágicas se resistía a dárselas. Al llegar a casa. Un conejito muy pobre caminaba triste por el campo cuando se le apareció un mago que le entregó un saco con varias ramitas. Y cuando iba a sacar la ramita. pero decidió no morder las ramitas pensando en darles buen uso. pero el mago le cortó diciendo ¿No te dije que si las usabas bien serían más mágicas?. pero que la ovejita la necesitaba más que él. mostrando su magia. la rama brilló con mil colores. ¡Pues sal fuera y mira lo que has ."Dame algo. le dijo.El regalo mágico del conejito pobre Hubo una vez en un lugar una época de muchísima sequía y hambre para los animales. Lo mismo le ocurrió con un pato ciego y un gallo cojo. de forma que al llegar a su casa sólo le quedaba una de las ramitas. pensando que había dejado escapar una ramita mágica. y serán aún más mágicas si sabes usarlas" El conejito se moría de hambre. contó la historia y su encuentro con el mago a sus papás."Son mágicas. llegó su hermanito pequeño. que se mostraron muy orgullosos por su comportamiento. por favor". así que sacó una ramita del saco y se la dió a la oveja. llorando por el hambre. Al instante. y también se la dió a él. El conejito siguió contrariado y contento a la vez. Al volver a casa. recordó como sus padres le enseñaron desde pequeño a compartirlo todo. En ese momento apareció el mago con gran estruendo. encontró una ovejita muy viejita y pobre que casi no podía caminar.

y porque la magia de su generosidad hubiera devuelto la alegría a todos . ¡¡todos los campos de alrededor se habían convertido en una maravillosa granja llena de agua y comida para todos los animales!! Y el conejito se sintió muy contento por haber obrado bien.hecho! Y el conejito salió temblando de su casa para descubrir que a partir de sus ramitas.