Está en la página 1de 9

c   


Colombia ostenta un régimen presidencialista lo cual quiere decir que el Presidente
es el eje en torno al cual gira toda la actividad estatal, lo que da a la rama ejecutiva
una marcada prevalencia sobre las otras ramas del poder público. 

9           


À îl presidente designa libremente a sus ministros, sin tener que hacerlo de
acuerdo a la opinión dominante en el congreso. 
À îl presidente puede retirar libremente de su cargo a los ministros, por ser
empleados de confianza y de libre nombramiento y remoción.
À cos ministros no están supeditados a las opiniones o caprichos del congreso. 
À îl presidente es autónomo en el ejercicio de la función ejecutiva. 
À cos ministros son responsables de sus actos. 
À îl presidente ejerce función legislativa y posee iniciativa legislativa. 

9        



À îl ejecutivo está constituido por: 

î      

îl artículo 190 de la constitución nacional de 1.991 determina que la elección del


presidente debe realizarse cada cuatro años y para ello estatuye el sistema de la
segunda vuelta, el cual consiste en que si en la primera elección directa y popular
ninguno de los candidatos alcanza más del cincuenta por ciento de los votos debe
celebrarse, tres semanas más tarde, una segunda votación entre los dos candidatos
que obtuvieron más votos y en esta oportunidad será elegido el candidato que
alcance mayor votación.

Si uno de los dos candidatos fallece o queda incapacitado antes de la segunda


vuelta será reemplazado por un candidato de su misma corriente política. 

     

îl Presidente de la república posee, a la luz del artículo 189 de la Carta Política, tres
títulos: Jefe de estado, Jefe del gobierno y Suprema Autoridad Administrativa. De
allí se derivan una multiplicidad de funciones, agrupadas de acuerdo con el papel
que asuma. Haciendo un recorrido por el artículo 189 podemos clasificar las
funciones presidenciales de la siguiente manera: 

Funciones como jefe de Estado 

À Dirigir las relaciones internacionales, nombrar a los agentes diplomáticos y


consulares, recibir a los agentes respectivos y celebrar con otros estados y
entidades de derecho internacional tratados o convenios que se someterán a
la aprobación del congreso. 
À Dirigir la fuerza pública y disponer de ella como comandante supremo de las
fuerzas armadas.
À Conservar en todo el territorio el orden público y restablecerlo donde fuese
turbado. 
À Dirigir las operaciones de guerra cuando lo estime conveniente. 
À Proveer la seguridad exterior de la República, defendiendo la independencia
y la honra de la nación y la inviolabilidad del territorio; declarar la guerra
con permiso del Senado o hacerlo sin tal autorización para repeler una
agresión extranjera: y convenir y ratificar los tratados de paz, de todo lo
cual dará cuenta inmediata al Congreso.
À Permitir, en receso del Senado, previo dictamen del Consejo de îstado, el
tránsito de tropas extranjeras por el territorio de la república. 
À îxpedir cartas de naturalización, de acuerdo a la ley.

Funciones como jefe de gobierno

À èombrar y separar libremente a los ministros y a los directores de los


departamentos administrativos
o Instalar y clausurar las sesiones del Congreso en cada legislatura. 
À Sancionar las leyes.
À Promulgar las leyes, obedecerlas y velar por su estricto cumplimiento. 
À îjercer la potestad reglamentaria, mediante la expedición de los decretos,
resoluciones y órdenes necesarias para la cumplida ejecución de las leyes.

Funciones como suprema autoridad administrativa 

ca cabeza fundamental de la administración es el Presidente de la república ya que


a él le corresponde el manejo de la burocracia al igual que todo lo relacionado con
la prestación de los servicios públicos y la ejecución presupuestal; para ello el
artículo 189 lo faculta, entre otros asuntos, para:

À Presentar un informe al Congreso, al iniciar cada legislatura, sobre los actos


de la administración, sobre la ejecución de los planes y programas de
desarrollo económico y social, y sobre los proyectos que el gobierno se
proponga adelantar durante la vigencia de la nueva legislatura.
À Crear, fusionar o suprimir, conforme a la ley, los empleos que mande la
administración central, señalando sus funciones especiales y fijar sus
dotaciones y emolumentos. 
À Suprimir o fusionar entidades u organismos administrativos nacionales, de
conformidad con la ley. 
À Distribuir los negocios según su naturaleza, entre ministerios,
departamentos administrativos y establecimientos públicos.
À elar por la estricta recaudación y administración de las rentas y caudales
públicos y decretar su inversión de acuerdo con las leyes.
À Conceder patente de privilegio temporal a los autores de invenciones o
perfeccionamientos útiles, de acuerdo con la ley. 
À îjercer la inspección y vigilancia de la enseñanza conforme a la ley.

c       


èo debe confundirse la figura del presidente, quien es el máximo director de la
actividad estatal con la figura de la presidencia de la república que es un
departamento administrativo encargado de prestar su colaboración al presidente en
todo lo que tenga que ver con el manejo administrativo de su cargo y que, además,
tiene a su cargo el manejo de todo lo relacionado con las consejerías
presidenciales.


î   

ca figura del vicepresidente ya había tenido operancia en n uestra vida


constitucional pero había sido reemplazada por la figura del designado en la
Constitución de 1886 reformada en 1910. 

ca Constitución de 1.991 revivió esta figura bajo los siguientes parámetros: 

À îs elegido el mismo día que el Presidente y como compañero de fórmula.


À Su período empieza y termina con el del Presidente. 
À Reemplaza al Presidente en las faltas temporales y absolutas.
À Puede ser encargado de misiones especiales por el Presidente de la
república. 
À ca Constitución no le determina ninguna fun ción pero puede ser nombrado
por el Presidente para algún cargo en la rama ejecutiva.

c    

cos ministros son los más inmediatos colaboradores del presidente, ya que cumplen
la función de asesores del ejecutivo en las áreas determinadas que abarca el
ministerio.

Son funcionarios de libre nombramiento y remoción ya que el presidente debe tener


la certeza de que está asesorado por funcionarios de su entera confianza. 

cos requisitos para ser ministro son:

À Ser mayor de 25 años.


À Ser ciudadano en ejercicio.

cas principales funciones de los ministros son: 

À Presentan proyectos de ley.


À ‰oman parte en los debates en el congreso. 
À Asesoran al presidente en su respectiva área administrativa.
À Cumplen bajo su propia responsabilidad las funciones delegadas por el
presidente de la república y todas aquellas gestiones administrativas que
son inherentes al desarrollo de su cargo y de las entidades descentralizadas
adscritas a su ministerio.

în la actualidad existen los siguientes ministerios, en orden de precedencia: 

Del interior
De relaciones exteriores
De justicia y de derecho
De hacienda y crédito público
De defensa nacional
De agricultura y desarrollo rural
De trabajo y de seguridad social
De salud
De minas y energía
De comercio exterior
De desarrollo económico
De educación nacional
De comunicaciones
De transporte
De cultura
Del medio ambiente

c              




cos departamentos administrativos fueron creados en la reforma del año 1.945, con
la finalidad de darle a la administración un desarrollo técnico que fuese
completamente ajeno a los vaivenes de la política, razón por la cual sus directores,
que tienen la misma categoría que los ministros, son funcionarios técnicamente
capacitados y cuya gestión es eminentemente administrativa, dejando los aspectos
políticos en manos de los ministros. Sus características fundamentales son las
siguientes: 

À Sus directores tienen la misma jerarquía que los ministros.


À Sus funciones son técnicas y no políticas. 
À èo pueden ser citados a las plenarias del senado.
À îstán encargados del verdadero desarrollo y ejecución de todo lo que tiene
relación con el ministerio respectivo. 

cos departamentos administrativos en la actualidad son:

De la presidencia de la República
De seguridad - DAS
èacional de îstadística - DAèî
èacional de planeación
De la función pública - DAFP
èacional de Cooperativas ± Dancoop

c     

Son organismos adscritos 3 a un ministerio y que cumplen algunas de las funciones


administrativas, fundamentalmente de vigilancia, que corresponden al Presidente
de la República. Sus funciones están determinadas por la delegación que hace el
Presidente o por señalamiento expreso de la ley.

cos superintendentes al igual que los otros altos funcionarios del gobierno son
nombrados por el Presidente de la República a fin de garantizar una gestión
administrativa coherente y que responda a los propósitos del primer mandatario. 

îjemplo de superintendencias son: 

À Superintendencia de èotariado y registro. 


À Superintendencia bancaria.
À Superintendencia de sociedades.

3
cos organismos adscritos son entre otros las superintendencias, los establecimientos públicos, las unidades
administrativas especiales. cos vinculados son las empresas industriales y comerciales del îstado, las
sociedades de economía mixta. ca calificación de adscritos o vinculados depende del tipo de relación que
manejan con la administración central, las entidades vinculadas tienen mayor autonomía y menos controles del

sector central que las adscritas.


c  
                

Integran igualmente la rama ejecutiva y se encargan de cumplir funciones que


corresponden al estado, gracias a la descentralización de funciones, tienen
autonomía para desarrollar sus actividades y gozan de las prerrogativas que les
concede la ley que las crea.

cas categorías más tradicionales son:

cos establecimientos públicos 

Son entidades creadas por la ley o autorizadas por ella y que cumplen funciones
administrativas.

Características

À Son creados por el Congreso, o por el Presidente, previa delegación del


órgano legislativo.
À Su función es la prestación de servicios públicos. 
À îstán regulados por las normas del derecho público. 
À ‰ienen personería jurídica. 
À ‰ienen autonomía administrativa. 
À Poseen un patrimonio independiente que puede ser constituido con bienes o
fondos públicos o con el producto de impuestos o tasas destinadas para su
funcionamiento.

îjemplo de establecimientos públicos son: 

À Fondo rotatorio del ministerio de justicia. 


À Defensa civil colombiana.
À Instituto nacional de radio y televisión, IèRAISIOè. 
À niversidad èacional.
À Instituto colombiano para el fomento de la educación superior, ICFîS. 

cas empresas industriales y comerciales del Estado 

Son entidades públicas encargadas de desarrollar actividades industriales o


comerciales, conforme a las normas que rigen el derecho privado.

Características

À Se les aplica la normatividad del derecho privado, salvo las excepciones que
determine la ley.
À îstán dirigidas por un gerente o director que es nombrado por el Presidente
de la república.
À Poseen personería jurídica. 
À ‰ienen autonomía administrativa. 
À Su capital está integrado por fondos públicos o por el rendimiento de
impuestos o tasas destinados a tal fin. 

îjemplos de empresas industriales y comerciales del îstado son:

À îcopetrol.
À Carbocol.
À Servicio aéreo a territorios nacionales SA‰îèA. 

cas sociedades de economía mixta 

Al igual que las empresas industriales y comerciales del estado desarrollan este tipo
de actividades pero se diferencian de estas en que los recursos para su
funcionamiento están constituidos por capital estatal y capital privado. 

Características

À Son creadas o autorizadas por la ley. 


À ca participación del estado está regulada por la ley que crea la entidad.
À o Se rigen por el derecho privado, salvo las excepciones de ley.

îjemplos de sociedades de economía mixta son:

À *anco Ganadero.
À *anco Central Hipotecario.

c       

Surge la carrera administrativa como una respuesta al inveterado vicio clientelista
de la clase política colombiana que ha visto siempre en la burocracia una fuente de
enriquecimiento económico y de obtención de mayor poder político. 

Con la implementación de la carrera administrativa se busca que accedan a la


administración las personas mejor capacitadas y que se ascienda en el escalafón
por méritos y no por componendas o manejos políticos. 

A fin de lograr estabilidad en los cargos públicos el funcionario de carrera sólo


puede ser desvinculado porque se obtenga una evaluación negativa en cuanto a su
desempeño funcional, evaluación que debe ser presentada por su superior
inmediato, o por el hecho de haber violado gravemente el régimen disciplinario;
todo lo anterior sin menoscabo de aquellos casos especiales determinados por la ley
(artículo 125 C.P.). 

Según la reglamentación todos los empleos en el estado colombiano son de carrera


con excepción de: 

À cos funcionarios elegidos popularmente. 


À cos de libre nombramiento y remoción.
À cos trabajadores oficiales vinculados mediante contrato de trabajo. 
À cos demás funcionarios que determine la ley.

c î     

ca nueva Carta Política consagró en cuatro artículos esta delicada materia. în


efecto de los artículos 212 a 215 consagra esta figura. în principio los estados de
excepción son de tres clases (aunque podría pensarse en la existencia de otros dos,
como se verá más adelante): estado de guerra exterior, estado de conmoción
interior y ,emergencia económica, social y ecológica.

Para el desarrollo de los estados de excepción la Carta estableció unas Reglas


generales que contienen disposiciones comunes. 
î      

îl artículo 212, el primero de este capítulo, se refiere a esta especial institución. îl


îstado Colombiano se ve abocado a enfrentarse con otro îstado porque sus
diferencias no pueden solucionarse mediante el ejercicio del diálogo, la relación
directa y pacífica para la solución de esos conflictos, ni tampoco mediante la
utilización de los instrumentos de mediación y resolución de conflictos existentes en
el Derecho Internacional. Puede comenzar de dos maneras básicamente: por la
agresión que reciba la República o porque el Gobierno èacional decida tomar la
iniciativa. èo obstante en el derecho internacional existen disposiciones de orden
consuetudinario que establecen procedimientos mediante los cuales se realizan las
declaratorias de guerra. în lo relativo a la normatividad interna constitucional,
deberá tenerse en cuenta lo que sigue. îl Presidente de la República para declarar
el estado de guerra exterior requiere de la autorización del Senado, salvo que deba
repelerlo y una vez declarado y repelido deberá reunir al Senado. în este segundo
caso las órdenes que imparta estarán destinadas a repeler la agresión, cuidando la
integridad del territorio (y su soberanía) procurando el restablecimiento de la
normalidad. cos decretos tienen carácter de legislativos, es decir, materialmente se
trata de actos equivalentes a las leyes, son materialmente desarrollo de la Función
legislativa, que ordinariamente desarrolla el Congreso. îsto mismo es predicable
respecto de todos los decretos que se expidan en desarrollo de los estados de
excepción y en cualquiera de sus modalidades. în estado de guerra el Congreso se
reúne guardando la totalidad de sus funciones constitucionales y legales y podrá
reformar los actos del gobierno con la votación especial de dos tercios de los
miembros de una y otra cámara legislativa. Así mismo el gobierno deberá estar
rindiendo informes al Congreso acerca de su labor.

î         

în este caso no se turba el orden público internacional sino nacional, interno. Para
el efecto la declaratoria puede ser total, en todo el territorio de la República, o
parcial, en parte de él. cas causas que lo originen pueden ser que se atente de
manera grave contra la estabilidad institucional o la seguridad interna del estado o
la convivencia. Como se dijo antes, los instrumentos jurídicos que en condiciones
normales tiene el ejecutivo no deben tener idoneidad para controlar el orden
público, pues de tenerlos no se puede hacer uso legítimo de esta institución. 

îl estado de excepción que se estudia está limitado en el tiempo: Su duración


puede ser hasta de 90 días, que pueden ser duplicados por decisión del propio
Gobierno èacional, pero para el efecto requiere de concepto del Senado que resulte
aprobatorio.

cos decretos son legislativos y su efecto, como se anotó antes, es el mismo de las
leyes, pero por los términos establecidos y en esas condiciones; por ello , las
normas expedidas por el Congreso retoman su vigencia, cesan su suspensión. 

î             


*ien pudiera hablarse del estado de emergencia económico, social y ecológico, en
singular, pero puede también hablarse de los estados de emergencia, en plural, y
entonces pensar en ellos como o social, o económico o ecológico, o bien pensar que
se pueden presentar circunstancias que comprometan dos de ellos, económico y
ecológico, social y ecológico, económico y so cial. ‰ambién se habla de grave
calamidad pública.
îl término establecido para la vigencia es de treinta días (o menos) y
consecutivamente sin exceder de 90 días en el año calendario. Además de lo
general aplicable a este particular instituto, tiene las siguientes reglas especiales:
mediante él se pueden establecer transitoriamente tributos, que regirán hasta el
último día del año fiscal siguiente. Habiendo hecho uso de este mecanismo el
gobierno deberá comunicarlo al Congreso, para el efecto reunirlo si no estuviere
reunido, para que a los diez días de vencida la declaratoria se ocupe del estudio de
los respectivos decretos. îl informe que sea presentado por el gobierno será
estudiado por el Congreso y se pronunciara sobre la conveniencia y oportunidad de
la declaratoria y las medidas tomadas. îl congreso podrá durante la vigencia del
tributo mediante ley tomar determinaciones al respecto, bien para derogar,
modificar, ampliar, etc.

De igual manera los decretos están sujetos al control judicial de la Corte


Constitucional en las modalidades de control a la forma y al contenido de los
decretos, de declaratoria y de desarrollo.

   

À ca declaratoria corresponde al Presidente de la República con el concurso de


todos sus ministros. 

À cos decretos legislativos que se expidan en ejercicio de estas especiales


facultades solamente se pueden referir a materias que tengan relación
directa o específica con la situación, o situaciones, que la hayan ocasionado. 

À îl Gobierno èacional deberá enviar a la Corte Constitucional los decretos


que expida para que ella realice el respectivo control de constitucionalidad
(exequibilidad) de los mismos. îl plazo es de un día y de no haberlo hecho
el Gobierno la Corte de manera inmediata emprende el examen.

À ca vigencia de los estados de excepción no interrumpe de ningún modo el


funcionamiento de los poderes públicos existentes en nuestro îstado
Constitucional. 

À Habiendo cesado la circunstancia que originó los respectivos estados de


excepción, el Gobierno deberá declarar restablecido el orden público y en
consecuencia deberá levantar el estado de excepcionalidad, salvo en el
tercero que tiene en este sentido una normatividad especial. 

À cos îstados îxcepción además de la preceptiva constitucional se regulan por


una cey îstatutaria, la ley 137 de 1994, que establece las facultades del
Gobierno durante su vigencia para su ejercicio y el establecimiento de
controles judiciales, garantías para el respeto de los derechos. 

À Se establece una responsabilidad por el uso de este tipo de instituciones


para el Gobierno èacional y los funcionarios que cometieren abusos en el
ejercicio de las facultades de que resulten provistos. 

À îl decreto que declara el respectivo estado de excepción es un acto político,


de gobierno, mediante el cual el Gobierno valora los hechos que considera
perturbadores del orden público y realiza la declaratoria respectiva.
Añadiendo de una vez otro elemento común, y es aquel según el cual los
instrumentos que posee el Gobierno en las normas vigentes no son
suficientes o aptos para conjurar la perturbación respectiva; situación
aunada a que no debe tampoco haberse podido prever las causas que dieron
lugar o pueden dar lugar a la declaratoria del estado de excepción. 

À cos controles judiciales, referidos al inicio, sobre estos estados se refieren


tanto a la forma de su expedición, como a su contenido o materialidad. 

À cas disposiciones establecidas por el Gobierno èacional son de aplicación


inmediata y pueden llegar a suspender normas legales comunes.

À cos derechos fundamentales no pueden ser suspendidos en los estados de


excepción. Artículo 214.