Problemas de Hoyo

TEMA VII: PROBLEMAS DE HOYO.

En muchos casos, aunque se disponga de los mejores equipos, herramientas, materiales, tecnología y personal capacitado durante la perforación del pozo, pueden presentarse una serie de problemas que en algunos casos pueden ser difíciles de resolver y además ocasionan altos costosos. Estos problemas están asociados con la formación, las condiciones operacionales y los problemas mecánicos en el hoyo que puedan impedir que las operaciones de perforación continúen. Entre los más comunes se encuentran: derrumbes de la formación o inestabilidad del hoyo, pérdidas de circulación parcial o total del fluido de perforación, desviación crítica del hoyo, atascamiento de la sarta de perforación o desprendimiento de una parte de la misma, arremetidas, y reventones. Prevenir estas situaciones que puedan alterar el ritmo de la perforación y los costos asociados en el proceso es el principal interés para el personal del taladro; ya que sino son controladas a tiempo o el operador no puede solucionarlas utilizando las técnicas convencionales, pueden causar la pérdida total del pozo; por lo que hay que tener en cuenta que mientras una técnica de remediación es beneficiosa para un problema quizás para otro no lo sea. Uno de los principales problemas durante la perforación del pozo es ocasionado cuando la sarta de perforación o una herramienta se atasca en el hoyo. En estos casos se deben utilizar herramientas especiales para recuperarlas, lo cual puede ocasionar daño a la formación. Sin embargo, algunas formaciones pueden ser dañadas forzando fluido de perforación a través de ella, cuando se utiliza una presión de sobrebalance muy grande mientras se perfora, logrando que la permeabilidad de la roca disminuya en las cercanías del hoyo. Esta situación también puede ocasionar pérdidas de circulación cuando se encuentra una formación muy porosa y permeable. 17 
 

Problemas de Hoyo

Por otra parte, una presión inesperada en el subsuelo; puede ocasionar una arremetida en el hoyo, así como también las operaciones de viaje de tubería, específicamente cuando se extrae la sarta del hoyo, ya que disminuye el nivel de fluido de perforación en el pozo, provocando que la presión disminuya en el fondo, lo que se conoce como presiones de achique. En ambas situaciones se pierde el sobrebalance en el pozo y los fluidos fluyen hacia la superficie de manera descontrolada. El influjo o arremetida puede ser de petróleo, agua o gas, sin embargo, cuando esta es causada por gas natural o sulfuro de hidrógeno, puede ser más peligrosa. Cuando esta situación ocurre tan rápido que los perforadores no tienen tiempo de cerrar los impiderreventones se produce un reventón en el pozo. Por el contrario si los impiderreventones son cerrados a tiempo, es posible bombear un fluido de perforación de mayor densidad para circular el influjo.

7.1- Conceptos de Presión Los gases y los líquidos son fluidos, que pueden estar en movimiento o en reposo (estáticos), pero aunque estén en reposo la masa, las partículas, los átomos y las moléculas están en continua agitación por lo que ejercen presión sobre las superficies que los contienen[1]. La presión es un término empleado comúnmente en la industria petrolera y para definirlo se debe recurrir a la noción más elemental de fuerza: La presión es la magnitud que indica cómo se distribuye la fuerza sobre la superficie a la cual está aplicada [2]. La magnitud de la presión se puede calcular, de manera general, dividiendo la intensidad de la fuerza por el área de la superficie, mediante la ecuación 7.1:
Ff ff ff f A

P=

(7.1)

18 
 

Problemas de Hoyo

Donde: P: presión. F: fuerza. A: área. Existen varios tipos de presiones y cada una de ellas depende del medio que proporcione la fuerza. A continuación se definirán los conceptos de presión más comunes que pueden ser encontrados durante la perforación de un pozo.

7.1.1.-Presión Hidrostática Es la presión que ejerce el peso de una columna de fluido sobre las paredes y el fondo del recipiente que lo contiene. Cuando actúa en un punto determinado de un fluido en reposo provoca una fuerza perpendicular a las paredes del recipiente y a la superficie de cualquier objeto sumergido que esté presente. Su valor es directamente proporcional a la densidad del fluido y a la altura de la columna medida verticalmente. Las dimensiones y geometría de esta columna no tienen efecto en la presión hidrostática, es decir, su valor es independiente de la forma del recipiente que lo contiene. En la Figura 7.1, se muestran las fuerzas que ejerce un fluido en equilibrio sobre las paredes del recipiente y sobre un cuerpo sumergido. En todos los casos, la fuerza es perpendicular a la superficie.

19 
 

Problemas de Hoyo

Figura 7.1: Efectos de la Presión Hidrostática [1].

Todos los líquidos pesan, por ello cuando están contenidos en un recipiente las capas superiores oprimen a las inferiores, generándose una presión debida al peso. La ecuación para determinar la presión hidrostática depende de las unidades en que esté expresada la densidad del fluido de perforación y la altura de la columna hidrostática. Se puede determinar de manera general usando la ecuación 7.2: PH = FC Bρ Bh Donde: presión hidrostática. : factor de conversión. (7.2)

ρ : densidad del fluido.
: altura de la columna hidrostática.

Las unidades dependen del sistema de clasificación de medidas en que se quieran expresar dichas magnitudes. Las unidades más comunes utilizadas en campo son: PH = 0,052 B ρ Bh 20 
 

(7.3)

Problemas de Hoyo

Donde: : presión hidrostática, lpc. ρ: densidad del fluido, lb/gal. h: altura de la columna hidrostática, pie. Y se aplica sólo cuando el fluido está en reposo, es decir, cuando no hay circulación.

7.1.2.- Presión de Sobrecarga Es la presión ejercida por el peso de la matriz de la roca y los fluidos contenidos en los espacios porosos sobre una formación particular. La Figura 7.2 muestra la dirección en la que actúa el peso de sobrecarga sobre el espacio poroso y los fluidos contenidos en él.

Figura 7.2: Presión de Sobrecarga [3].

La formación debe ser capaz de soportar mecánicamente las cargas bajo las cuales está sometida en todo momento. La presión de sobrecarga es función principalmente de las densidades tanto de los fluidos como de la matriz, así como también de la porosidad. 21 
 

Problemas de Hoyo

7.1.3.- Presión de Formación También conocida como presión de poro, presión del yacimiento o presión de la roca; es la presión ejercida por los fluidos o gases contenidos en los espacios porosos de las rocas
[4]

. El peso de sobrecarga afecta las presiones de la formación, puesto que este

es capaz de ejercer presión en los granos y los poros de la roca. La presión de formación se clasifica de acuerdo a su valor de gradiente de presión en: normal, subnormal y anormal [3]; según el rango de valores indicado en la Figura 7.3.

SUBNORMAL

NORMAL

ANORMAL

0.433 lpc/pie Agua Dulce

0.465 lpc/pie Agua Salada

Figura 7.3: Rangos de Valores de Gradiente de Presión [3].

Presión Normal [4]: se dice que la presión de poro es normal cuando la formación ejerce una presión igual a la columna hidrostática de fluido contenido en los poros de la misma. Las presiones normales son causadas principalmente por el peso de la columna hidrostática de la formación que va desde el punto donde se ejerce presión hasta la superficie. La mayor parte de la sobrecarga en las formaciones con presión normal es soportada por los granos que conforman la roca. El gradiente de presión de los fluidos de la formación generalmente se encuentra en un rango que va desde 0,433 lpc/pie hasta 0.465 lpc/pie, y varía de acuerdo con la región geológica.

22 
 

Problemas de Hoyo

Para entender las fuerzas responsables de estas presiones que soportan los fluidos en el subsuelo, se deben considerar los procesos geológicos que ocurrieron previamente. Los que tienen mayor relación con la presión de la formación son los siguientes:

• Deposición: a medida que el material detrítico es llevado por los ríos hasta el mar,
se libera de suspensión y se deposita en el suelo. Inicialmente los sedimentos formados no están consolidados ni compactados por lo tanto las formaciones resultantes tienen una porosidad y permeabilidad relativamente alta. A través del espacio entre los granos, el agua de mar mezclada con estos sedimentos se mantiene comunicada con la formación generando una presión igual a la columna hidrostática del agua, lo cual ocasiona presiones normales en la formación.

• Compactación: una vez que la deposición ha ocurrido, el peso de las partículas
sólidas a lo largo de la columna estratigráfica es soportado en los puntos de contacto de los granos presentes en la matriz, por lo tanto lo sólidos formados durante este proceso geológico no influyen en la presión hidrostática ejercida por los fluidos en los espacios porosos y la presión de la formación no se ve afectada. Por otra parte, a mayor profundidad de enterramiento, los granos de la roca previamente depositados están sujetos a incrementar su presión. Esto causa un reordenamiento en la matriz de la roca trayendo como consecuencia el cierre de los espacios intersticiales, reduciendo la porosidad en el sistema roca-fluidos.

• Equilibrio hidrostático: a medida que ocurre el proceso de compactación de los
sedimentos, el agua es expulsada continuamente de los espacios porosos, sin embargo mientras exista una vía de flujo relativamente permeable hacia la superficie la fuerza originada por la compactación para liberar el agua será despreciable y el equilibrio hidrostático se mantendrá, ocasionando que la presión de la formación no se vea afectada, es decir, se mantenga normal. 23 
 

Problemas de Hoyo

Presión de Formación Subnormal lpc/pie. Pueden encontrarse

[5]

: ocurre cuando la presión de la formación

es menor que la presión normal, generalmente con gradientes menores a 0,433 en formaciones someras, parcial o completamente agotadas y en aquellas que afloran en superficie. Esto indica que estas presiones existen, bien sea, en áreas con bajas presiones de sobrecarga o en depósitos calcáreos. Formaciones con presiones subnormales pueden ser desarrolladas cuando la sobrecarga ha sido erosionada, dejando la formación expuesta a la superficie.

Presión de Formación Anormal: las formaciones con presión anormal ejercen una presión mayor que la presión hidrostática de los fluidos contenidos en la formación. Se caracterizan por el movimiento restringido de los fluidos en los poros, es decir, es imposible que la formación pueda liberar presión; de lo contrario se convertirían en formaciones de presión normal. Para que esto ocurra debe existir un mecanismo de entrampamiento que permita generar y mantener las presiones anormales en el sistema roca-fluidos. Teóricamente el gradiente de presión en una formación de presión anormal varía entre 0,465 y 1,0 lpc/pie, por lo que cuando se genera un aumento en la presión de poro, generalmente no excede un gradiente de presión igual 1,0 lpc/pie [5]. Muchas formaciones con presión anormal se encuentran en cuencas sedimentarias del mundo y su existencia se debe principalmente a los procesos geológicos que ocurrieron en una zona determinada, así como también a la presencia de fallas, domos de sal en la formación e incremento de la presión de sobrecarga, puesto que cuando esto ocurre los fluidos contenidos en los espacios porosos son los encargados de soportar la carga impuesta por la sobrecarga mucho más de lo que pueden hacerlo los granos de la roca, lo cual genera un aumento de presión en los poros que no puede ser liberada. 24 
 

Problemas de Hoyo

Para entender el origen de las presiones anormales se han propuestos diversos mecanismos que tienden a explicar las causas geológicas que provocaron estas presiones:

• Efecto de Sobrecarga o Compactación: es ocasionado en la mayoría de los casos
por las altas tasas de sedimentación. En general, a medida que ocurre la deposición, las capas superiores van generando sobrecarga en las capas inferiores, esto hace que la porosidad de la formación disminuya continuamente y vayan expulsándose los fluidos contenidos en ella. Cuando los sedimentos se depositan a mayor velocidad de la que pueden ser expulsados los fluidos del espacio poroso, la sobrecarga es soportada parcialmente por la presión de poro, causando presiones anormalmente altas [4].

• Actividad Tectónica: cuando ocurren grandes movimientos tectónicos pueden
generarse fallas en la formación que pueden sellarla evitando así el escape de los fluidos del espacio intersticial [4].

• Efectos Diagenéticos: la diagénesis es un término que se refiere a la alteración
química de los minerales de la roca por procesos geológicos. Las lutitas y carbonatos, sufren cambios en su estructura cristalina, lo cual da como resultado que se formen presiones anormales en la formación. Por ejemplo, la transformación de arcillas montmorilloníticas en arcillas ilíticas y caolinitícas es un proceso liberador de agua. De igual modo lo es la conversión de anhidrita en yeso que produce un aumento de volumen de hasta 40%. En estos procesos aumenta la cantidad de fluido contenido en la roca y al no poder escapar se generan zonas de sobrepresión [4].

• Osmosis: es el movimiento espontáneo de agua de la formación a través de un
estrato semipermeable (arcilla o lutita) que separa dos formaciones (yacimientos) con diferentes concentraciones salinas, específicamente de una solución de baja 25 
 

Problemas de Hoyo

concentración a una de alta. Durante este proceso la presión caerá en la formación de baja salinidad y anormales
[4]

aumentará

en

la

formación más

salina creando presiones

.

7.1.4.- Presión de Fractura Es la máxima presión que resiste la matriz de la formación antes de abrirse o fracturarse en un punto específico del hoyo, es decir, la capacidad que tienen las formaciones expuestas en un pozo para soportar la presión del fluido de perforación más cualquier presión añadida desde la superficie bien sea de forma intencional o no. Por lo tanto, si la presión en el hoyo es mayor que la presión de fractura de la formación esta se abrirá ocasionando la pérdida del fluido. Para que ocurra la fractura es necesario que la presión ejercida sobre la formación sea mayor al esfuerzo efectivo de ésta, es decir, debe ser mayor que la suma de la presión de poro más la componente horizontal de la presión de sobrecarga. Es importante determinar la presión de fractura de una formación porque a través de ella se pueden conocer parámetros de control del pozo y planificar adecuadamente cualquier operación que se desee realizar en el mismo como por ejemplo desde la velocidad de los viajes de tuberías o el control de una arremetida. Algunas ventajas que pueden obtenerse al conocer la presión de fractura de una formación son: Determinar puntos de asentamiento de revestidores. Minimizar pérdidas de circulación. Determinar parámetros de control de bombeo y cementación. Cada uno de estos puntos serán explicados a lo largo del trabajo.

26 
 

Problemas de Hoyo

7.1.5.- Diferencial de Presión [6] Es la diferencia de presión entre la presión hidrostática (PH) y la presión de la formación (PF) ejercida por el fluido de perforación en el fondo del pozo. Se puede determinar utilizando la ecuación 7.4:

Δ P = PH @ PF

(7.4)

Se clasifica en tres tipos:

Presión en Balance: se dice que la presión en el hoyo está en balance cuando la presión hidrostática (PH) ejercida sobre el fondo del pozo es igual a la presión de la formación (PF) (ver Figura 7.4a).

Presión en Sobrebalance: se dice que la presión en el hoyo está en sobrebalance cuando la presión hidrostática ejercida en el fondo del pozo (PH) es mayor que la presión de la formación (PF) (ver Figura 7.4b). La mayoría de los pozos son perforados en condiciones de sobrebalance para evitar el flujo de fluidos desde el yacimiento hacia el hoyo. De acuerdo con el Instituto Americano del Petróleo (American Petroleum Institute “API” por su siglas en inglés), el diferencial de presión (ΔP) debe estar en un rango de 200 a 500 lpc [4]. Existen efectos negativos al perforar un hoyo en sobrebalance, puesto que a pesar de ser necesario mantener un sobrebalance entre PH y PF para sostener las paredes del hoyo y evitar la invasión de los fluidos al pozo, un valor excesivo de esta diferencia de presiones puede crear problemas que impidan la perforación de un hoyo hasta su 27 
 

Problemas de Hoyo

objetivo final como por ejemplo: disminución de la tasa de penetración, la posibilidad de atascamiento diferencial y pérdida de circulación del pozo, los cuales se explicarán más adelante.

Presión en Bajobalance: se dice que la presión en el hoyo está bajobalance si la presión hidrostática ejercida en el fondo del pozo (PH) es menor que la presión de la formación (PF) (Ver Figura 7.4c). Cuando se perfora un pozo en condiciones de bajo balance, las pérdidas de circulación se reducen al máximo, por lo que la posibilidad de fracturar la formación disminuye considerablemente.

Figura 7.4: Diferencial de Presión [6].

7.1.6.- Gradiente de Presión [4] Es la variación de la presión por unidad de profundidad o longitud. Generalmente se expresa en lpc/pie, lo que es equivalente a la razón entre la presión hidrostática y la altura de la columna hidrostática como se muestra en la ecuación 7.5:
Pff ff f Hf G L = ff h

(7.5)

28 
 

Problemas de Hoyo

Simplificando se obtiene la ecuación 7.6: G L = 0,052 B ρ Donde: GL: gradiente del liquido, lpc/pie. ρ: densidad del fluido, lb/gal. La presión de formación puede ser el principal factor que afecte las operaciones de la perforación. Si esta presión no es conocida apropiadamente, puede ocasionar problemas en la perforación como pérdidas de circulación, reventones, atascamiento de tuberías, e inestabilidad de hoyo. Todos estos problemas se tratarán más adelante. Desafortunadamente, no es fácil conocer con precisión los valores de la presión de la formación debido a la existencia de presiones anormales o subnormales [7]. (7.6)

7.2.- Problemas de Hoyo Durante los Procesos de Viajes de Tuberías y Operaciones de Perforación Durante el proceso de construcción de pozos pueden presentarse diversos problemas ocasionados principalmente por los viajes de tubería y las operaciones involucradas en la perforación del hoyo. Estos pueden entorpecer con las operaciones normales y ocasionar grandes pérdidas de tiempo, lo que se traduce en un aumento de los gastos de perforación. Estos problemas son: Problemas de hoyo durante los procesos de viajes de tubería. Problemas de hoyo durante las operaciones de perforación.

29 
 

Problemas de Hoyo

7.2.1.- Problemas de Hoyo Durante los Procesos de Viajes de Tuberías El proceso de hacer viajes consiste en sacar o introducir la sarta de perforación en el fondo del hoyo con el propósito de retirar o reemplazar la mecha desgastada, colocar un revestidor en el hoyo o para realizar otras operaciones relacionadas con la perforación del pozo. Durante este proceso es necesario considerar el procedimiento operacional, las presiones de surgencia, presiones de achique y el llenado correcto del hoyo.

7.2.1.1.- Presión de Surgencia También llamada presión de compresión, se origina cuando la sarta de perforación, o el revestidor se introduce en el hoyo, ocasionando que el fluido de perforación situado debajo de la mecha sea forzado a salir a la superficie por el espacio anular generando así un aumento en la presión hidrostática. Las fuerzas de compresión (responsables de las presiones de surgencia) se crean cuando la sarta de perforación se baja muy rápido y el fluido no tiene tiempo de desplazarse hacia arriba. Por otra parte, como el fluido de perforación es ligeramente compresible, la presión en el pozo puede aumentar y producir fractura de la formación, falla del revestidor o pérdida del fluido de perforación y en consecuencia, puede disminuir la presión hidrostática, lo cual afecta la estabilidad del hoyo. El caso más critico es cuando la mecha está por encima de la zapata del último revestidor cementado debido a que la formación expuesta por debajo del revestidor tiene un menor margen de tolerancia sobre la presión de fractura que a mayor profundidad, es por ello que cuando se va introducir la sarta en el hoyo es recomendable bajarla a velocidad lenta hasta estar por debajo de la zapata, luego se puede bajar a velocidad normal. 30 
 

Problemas de Hoyo

En la Figura 7.5, se muestra el esquema mecánico del movimiento de la sarta de perforación que genera la presión de surgencia. La Figura 7.5a muestra como se baja la sarta dentro del pozo antes de llegar a la zapata del último revestidor cementado. En la Figura 7.5b se muestra la sarta de perforación una vez que ha pasado la profundidad de la zapata. En la Figura 7.5c, se fractura la formación en su zona más débil producto de bajar la sarta a una velocidad mayor de la permitida, y ocurre la invasión del fluido de perforación hacia la formación.

Figura 7.5: Esquema mecánico de la sarta de perforación durante la generación de presión de surgencia [3].

7.2.1.2.- Presión de Achique También conocida como presión de suabeo o de succión, se produce cuando se saca muy rápido la tubería del hoyo, y el fluido de perforación alrededor de la sarta de perforación no baja a la misma velocidad con la cual esta sube. Este efecto disminuye la presión hidrostática y puede originar la entrada de fluidos de la formación al pozo. En la Figura 7.6 se muestra el esquema mecánico del movimiento de la sarta de perforación que genera la presión de achique. La Figura 7.6a muestra como se extrae la sarta fuera del pozo. En la Figura 7.6b se muestra la sarta de perforación una vez que ha pasado la profundidad de la zapata y debido a una velocidad inadecuada se 31 
 

Problemas de Hoyo

genera una invasión de fluidos de la formación (puntos rojos) hacia el hoyo. En la Figura 7.6c, aumenta la invasión de los fluidos de la formación debido a la presión de succión generada mientras se saca la sarta de perforación.

Figura 7.6: Esquema mecánico de la sarta de perforación durante la generación de presión de achique[3].

Las presiones de surgencia y de achique se ven afectadas por factores tales como: Propiedades del fluido de perforación (densidad, viscosidad, punto cedente, resistencias de gel, etc.). Geometría del hoyo. Velocidad de subida y bajada de la sarta de tubería. Condiciones del hoyo y propiedades de la formación. Profundidad del pozo. Configuración del BHA. Muchos problemas son causados por las presiones de surgencia y achique. Si bien es casi imposible eliminarlas, pueden ser minimizadas reduciendo la velocidad de movimiento de la tubería durante los viajes, ya que mientras más rápida sea esta, mayores serán las presiones de compresión y de succión. 32 
 

Problemas de Hoyo

El cálculo de las presiones de surgencia y achique es difícil debido a la forma en que se mueven los fluidos y la tubería en el hoyo. Cuando se efectúa un viaje o se corre un revestidor se genera una situación en la cual la tubería se mueve a través del fluido más que el fluido a través de la tubería. El patrón de flujo que domina este movimiento puede ser laminar o turbulento dependiendo de la velocidad a la que se mueve la tubería. Las presiones de surgencia y achique se pueden determinar cuando la velocidad del fluido en la tubería se rige bajo las condiciones de flujo laminar. Para ello se han desarrollado varias ecuaciones matemáticas que establecen una estrecha relación entre la tubería y la geometría del hoyo, así como también muestran el efecto de arrastre del fluido de perforación en la superficie de la tubería a medida que es extraída del hoyo. Cuando el patrón de flujo es turbulento se utilizan correlaciones empíricas. Adicionalmente se han desarrollado estudios para entender el comportamiento de las presiones de surgencia en el hoyo. Entre ellos, los estudios de campo de Burkhardt, cuyo trabajo consistió en correr un revestidor en un hoyo equipado con sensores de presión, con lo cual logró llevar un registro de los cambios de presión (positivos y negativos) [7]. Como se puede observar en la Figura 7.7, el mayor valor de presión de surgencia ocurrió a la máxima velocidad de la tubería lo cual indica que el arrastre o flujo del fluido de perforación hacia arriba cuando se introduce la sarta en el hoyo es un factor importante en la formación de algunas presiones de surgencia (punto b) [7]. Algunos picos de presión negativa ocurrieron mientras la tubería se mantuvo en estado de reposo, es decir, después que se aplicaron los frenos en la cabina del Perforador. Esto indica que los efectos inerciales también pueden ocasionar presiones de surgencia (punto c) [7]. 33 
 

Problemas de Hoyo

Otra presión de surgencia negativa ocurrió mientras el revestidor fue levantado por las cuñas. Los análisis teóricos muestran que puede ser debido a la rotura de los geles del fluido de perforación o a efectos inerciales (punto a) [7].

Figura 7.7: Patrón de presiones de surgencia mientras se bajaba un revestidor en el hoyo [7]

La tasa total, con la que sube el fluido de perforación mientras se baja la tubería en el hoyo, es igual en magnitud pero en sentido opuesto, a la tasa con la cual se desplaza el fluido de perforación desde el fondo del hoyo por la sección de tuberías. Por otro lado, la tasa total con la que baja el fluido, a medida que se saca la tubería del hoyo, debe ser igual en magnitud, pero en dirección opuesta al volumen de tubería que está

34 
 

Problemas de Hoyo

saliendo del hoyo. Si la sección inferior de la tubería está cerrada, la magnitud de la tasa de flujo total, de manera general, viene dada por la ecuación 7.7 [8]:
πdff fff fff f1 ff 4
2

q t = vt

(7.7)

Donde:

q t : tasa del fluido de perforación. v t : velocidad con que viaja la tubería.
d1 : diámetro de la tubería. Asumiendo que la tubería está cerrada, todo el flujo ocurre en el anular y la magnitud de la velocidad del fluido de perforación en el anular viene dada por la ecuación 7.8:
2

ff fffffffff ffffffff ff fffffffff ffffftff ff ffffffff dffffff f 4q ffffffff fffffff f Bv c va = b 2 t 2c = b 1 2 2 π d 2 @ d1 d 2 @ d1

(7.8)

Donde:
va : velocidad del fluido de perforación en el anular, pie/seg.
ff ff ff f

v t : velocidad de viaje de la tubería, pie/seg. d1 : diámetro de la tubería que se baja en el hoyo, pulgadas. d 2 : diámetro del hoyo, pulgadas. Por otro lado, las presiones de surgencia son dependientes de la viscosidad del fluido, de los diámetros de la tubería y del hoyo, y de la velocidad con la que se baja la tubería. También es conocido como el gradiente de presión viscosa y viene dado por la ecuación 7.9:

35 
 

Problemas de Hoyo
d ff e ff vff ff ff f ff f tf μ va + dpff fffffffffffff fff fffffffffffff fff fffffffffffff ff f ffffffff2 fff ff f = b c2 dL

(7.9)

1.000 d 2 @d1

Donde:

dffff pf ffff fff fff : presión de surgencia por unidad de longitud, lpc/pie. dL
μ : viscosidad plástica del fluido de perforación, cp.
va : velocidad del fluido de perforación en el anular, pie/seg.
ff ff ff f

v t : velocidad de viaje de la tubería, pie/seg. d1 : diámetro de la tubería que se baja en el hoyo, pulgadas. d 2 : diámetro del hoyo, pulgadas. La densidad equivalente, producto de la presión de surgencia viene dada por la ecuación 7.10:
fffffff fffffff fΔpffff ff f ρe = ρ + ffffffff 0,052 Bh

(7.10)

Donde:

ρe : densidad equivalente, lbs/gal.
ρ: densidad del fluido de perforación en el hoyo, lbs/gal. Δp f : pérdidas de presión producto de la presión de surgencia, lpc.

h : profundidad de la tubería que se baja en el hoyo, pie.

36 
 

Problemas de Hoyo

7.2.1.3.- Llenado de Hoyo [9]

Generalmente los problemas que se presentan al tratar de mantener el hoyo completamente lleno de fluido durante la extracción e inserción de la sarta de perforación son la causa fundamental del 50% al 70% de todos los reventones registrados en la industria. A medida que se extrae la sarta, el nivel del fluido de perforación en el hoyo bajará debido al volumen que ésta ocupa, a las pérdidas de fluido que se producen en superficie y a la filtración o pérdida del fluido de perforación hacia las formaciones permeables. Como consecuencia del descenso del nivel de la columna del fluido de perforación se produce una reducción en la presión hidrostática. Si no se realiza un control adecuado al pozo a medida que se extrae la sarta puede ocurrir una entrada indeseada de fluido de la formación al pozo disminuyendo la presión hidrostática a una presión menor que la contenida en la formación. Cuando esto sucede es necesario llenar de fluido el hoyo a intervalos determinados o continuamente por medio del tanque de viaje, con el objetivo de reemplazar el volumen representado por el acero de la tubería extraída, y/o compensar las pérdidas por filtración. Cualquiera que sea el caso, es importante llevar un registro del fluido de perforación que toma el pozo cada diez (10) parejas de tubería o dos (2) de portamechas si el llenado es continuo, y cada cinco (5) parejas de tubería o una (1) de portamechas si el llenado es en forma intermitente. En la Figura 7.8 se muestra un esquema mecánico del movimiento del fluido de perforación durante los viajes de tubería. En el lado izquierdo el fluido de perforación debe dirigirse desde los tanques hacia el hoyo para lograr un correcto llenado de hoyo, esto ocurre cuando se extrae la sarta de perforación del hoyo. Adicionalmente en el lado derecho el fluido de perforación se desplaza desde el hoyo hacia los tanques, es decir, cuando se introduce la tubería en el hoyo. 37 
 

Problemas de Hoyo

Figura 7.8: Esquema mecánico del movimiento del fluido de perforación durante los viajes de tubería[3].

El volumen del acero o metal de la tubería puede calcularse, pero las adicciones necesarias de fluido para reemplazar las pérdidas por filtración, sólo pueden predecirse estableciendo comparaciones con los volúmenes determinados previamente, es decir, el volumen calculado y el volumen real. Por esta razón, es necesario mantener en el taladro un registro del volumen de fluido de perforación requerido, correspondiente al número de tubos (o parejas) extraídos durante cada operación. Por otra parte, es importante llevar el control de llenado cuando se introduce la sarta de perforación en el hoyo, puesto que con ello se pueden detectar pérdidas de circulación durante los viajes e influjos de gas; esto es, más que llevar un control del llenado del hoyo lo que se realiza es llevar un control del volumen de fluido de perforación desplazado al introducir la tubería de perforación, esto se logra verificando si el volumen de los tanques corresponde con el volumen desplazado por la sarta.

38 
 

Problemas de Hoyo

7.2.2.- Problemas de Hoyo Durante las Operaciones de Perforación

Durante las operaciones de perforación del pozo ocurren con frecuencia ciertos problemas que aumentan los tiempos y los costos de perforación atribuidos a la inestabilidad del hoyo, condiciones del fluido de perforación y a prácticas inadecuadas de perforación. Los problemas más comunes encontrados durante la perforación se clasifican de acuerdo a las causas que los originan en: problemas asociados con la formación y problemas asociados con el fluido de perforación. Los problemas más comunes asociados con la formación son; inestabilidad del hoyo, pérdidas de circulación y atascamiento de tubería en el hoyo.

7.2.2.1.- Inestabilidad del Hoyo [10]

Cuando se perfora un hoyo, cambia el estado inicial de los esfuerzos en la formación, ocasionando la redistribución de los mismos en la vecindad del pozo. Este estado de redistribución de los esfuerzos puede exceder la fuerza de la roca y ocasionar una falla. Adicionalmente cuando un hoyo está cargado activamente (la presión hidrostática en el hoyo es menor que la presión de la formación) o cargado pasivamente (la presión hidrostática en el hoyo es mayor que la presión de la formación) otros efectos de esfuerzo podrían causar fallas en la formación. La mayoría de los problemas de inestabilidad de hoyo ocurren en formaciones lutíticas puesto que sus propiedades varían significativamente de una zona a otra. Existen diversos efectos que causan la inestabilidad del hoyo. Estos pueden ser de origen químico o mecánico. 39 
 

Problemas de Hoyo

Efectos Químicos: el intercambio iónico en arcillas como las ilitas, mica,

esmectita, clorita, y capas de arcillas mezcladas pueden causar muchos problemas de inestabilidad de hoyo. Los ingenieros pueden erróneamente simular mecanismos de fallas con modelos mecánicos, analíticos o empíricos, mientras que el principal mecanismo puede ser un efecto químico. El principal mecanismo de falla durante la construcción de un pozo relacionado con causas químicas es la hidratación de las arcillas. La hidratación de las arcillas ocurre debido a la afinidad que tienen las arcillas con el agua tales como la esmectita y la ilita, las cuales absorben agua y aumentan la presión de la formación causando derrumbes y ensanchamiento del hoyo. La mayor proporción de arcillas se encuentran en las lutitas y si estas se encuentran en un medio en el que pueden reaccionar (fluidos de perforación base agua) se hidrataran con el agua aumentando su volumen.

Efectos Mecánicos: generalmente un hoyo falla por exceso de fuerzas de tensión y

esfuerzos de corte en la formación, es por ello que estos factores deben ser considerados en la evaluación de la estabilidad del hoyo durante el proceso de perforación.
• Fallas por Tensión: son encontradas frecuentemente en la práctica. Ocurren

cuando los esfuerzos de tensión vencen la cohesión de la formación. Generalmente se producen por la densidad excesiva del fluido de perforación y son las responsables de que ocurra fracturamiento hidráulico. Cuando ocurren fallas por tensión el esfuerzo ejercido sobre la formación es mayor que la tracción generada por la formación. Se clasifican de dos formas en términos del esfuerzo principal; fracturamiento hidráulico y exfoliación.

40 
 

Problemas de Hoyo

El fracturamiento hidráulico (ver Figura 7.9a) puede ocurrir cuando la presión del fluido de perforación es excesivamente alta mientras que la exfoliación (ver Figura 7.9b) usualmente se presenta cuando la presión de poro aumenta más que la presión del fluido de perforación como resultado de deformaciones en la matriz. Sin embargo, existen rangos de seguridad al momento de diseñar los fluidos de perforación dentro de los cuales no ocurre falla por tensión.

Figura 7.9: Tipos de Fallas por Tensión [10].

Esfuerzos de Corte: se producen cuando los esfuerzos de compresión exceden la

resistencia mecánica de la formación. Generalmente estas condiciones ocurren en el hoyo cuando la densidad del fluido de perforación es insuficiente. Las fallas por esfuerzo de corte ocurre en las paredes del hoyo y se clasifican en: fallas de corte simple, corte por hinchamiento, corte helicoidal y corte elongado. Cada una de estas categorías se basa en términos del esfuerzo principal.

41 
 

Problemas de Hoyo

Figura 7.10: Tipos de Fallas por Corte [10].

La rotura y falla por esfuerzo de corte y ensanchamiento (ver Figura 7.10a y 7.10b) ocurre cuando la presión del ejercida por el fluido de perforación no es suficientemente alta para soportar el hoyo. Por otra parte cuando la presión ejercida por el fluido de perforación es excesivamente alta pueden ocurrir fallas por esfuerzos de corte helicoidales o elongadas (ver Figura 7.10c y 7.10d). Similarmente a la falla por tensión existen bajos y altos límites de presión del fluido de perforación los cuales definen la ventana de seguridad de las presiones del fluido de perforación, dentro de estos límites la falla por esfuerzos de corte no ocurriría. La densidad del fluido de perforación es una consideración importante para el tratamiento de los problemas de inestabilidad de hoyo y debe ser estimada dentro de los límites adecuados para prevenir fallas por tensión y por corte, así como también para evitar la reducción del diámetro del hoyo en formaciones viscoplásticas (sales). Cuando la densidad del fluido de perforación se encuentra por encima del límite superior la presión ejercida en las paredes del hoyo causará fallas de tensión y pérdida del fluido de perforación, mientras que cuando la densidad se encuentra en el límite

42 
 

Problemas de Hoyo

inferior está ejercerá la mínima presión en el fondo previniendo fallas de corte en zonas plásticas y la disminución del diámetro del hoyo. En la Figura 7.11, se pueden apreciar los tipos de inestabilidad del hoyo producidas por cada uno de los efectos mencionados anteriormente, así como también la dirección de los esfuerzos horizontales máximos y mínimos de la formación.

Figura 7.11: Tipos de inestabilidad del hoyo [11].

43 
 

Problemas de Hoyo

Factores que Afectan la Estabilidad del Hoyo

El objetivo de analizar la inestabilidad del hoyo es investigar su potencial de inestabilidad para calcular el estado de redistribución de los esfuerzos y comparar esto con un modelo de falla. Para entender los problemas de falla en el hoyo, se deben conocer los factores que afectan la estabilidad de la formación:
♦ Orientación y magnitud de los esfuerzos en sitio: la sobrecarga ejerce un

esfuerzo vertical sobre la formación generando un esfuerzo horizontal hacia afuera debido a las propiedades mecánicas de la roca [10]. En un ambiente no sometido a esfuerzos tectónicos, el esfuerzo máximo está orientado en la dirección vertical (σz) debido a la sobrecarga y los esfuerzos principales intermedio y mínimo (σx y σy) están ubicados en el plano horizontal (ver Figura 7.12).
[12]

Figura 7.12: Orientación de los esfuerzos [12].

44 
 

Problemas de Hoyo

Cuando se desvía un pozo vertical los esfuerzos principales tienden a hacer que el pozo sea menos estable y se requiere generalmente una mayor densidad del fluido de perforación. Para evaluar el esfuerzo en un pozo desviado, resulta útil descomponer los esfuerzos principales en otra orientación, de manera que estén orientados radial, tangencial y axialmente a la trayectoria del pozo [12] (ver Figura 7.13).

Figura 7.13: Orientación de los esfuerzos en pozos desviados [12]

♦ Propiedades Mecánicas de la Roca: la dirección de los esfuerzos cuando se

encuentran capas planas de lutitas en un yacimiento es un factor importante a considerar al momento de analizar la estabilidad de un hoyo. La presencia de capas planas en formaciones lutíticas genera un comportamiento diferente en las propiedades del material, es decir, provocan menor resistencia a los esfuerzos que aquellas que poseen las mismas propiedades, esto se debe a que los esfuerzos se orientan en las direcciones determinadas por los planos anisotrópicos.
♦ Presión de Poro: la existencia de la presión de poro cambia los tensores de fuerza

efectiva en la formación cuando se encuentran capas de lutitas impermeables y altas 45 
 

Problemas de Hoyo

presiones de poro, lo que ocasiona un cambio en el volumen de la formación. Por otra parte, cuando la presión de poro es inducida se reduce la presión de confinamiento efectiva lo cual puede resultar en fallas en el hoyo.
♦ Presión del Fluido de Perforación: desde el punto de vista mecánico la función

principal del fluido de perforación es proveer suficiente peso hidrostático para balancear la presión de la formación y soportar la carga impuesta en las paredes del hoyo generada entre otros factores por los esfuerzos en sitio. Cuando la presión ejercida por la columna hidrostática excede la presión de la formación (sobrebalance), el fluido de perforación penetrará en la formación y reducirá gradualmente el peso efectivo de soporte en las paredes del hoyo. Si la presión es excesivamente alta puede ocurrir fracturamiento hidráulico causando pérdida de fluido, por lo que disminuirá el soporte en las paredes del hoyo. Esto no sólo incrementará los costos asociados con el fluido de perforación sino también generará inestabilidad en el hoyo. Estos problemas pueden ser prevenidos si se determinan las densidades críticas del fluido de perforación, es decir, si se optimiza la densidad del fluido de perforación se puede prevenir el colapso de las paredes del hoyo sin riesgos de fracturar la formación.

7.2.2.2.-Pérdidas de Circulación [13]

La pérdida de circulación o pérdida de retorno está definida como la invasión de los fluidos de perforación y/o lechadas de cemento hacia la formación. El control y prevención de la pérdida de circulación de los fluidos de perforación es un problema frecuentemente encontrado durante la perforación de pozos de petróleo y gas.

46 
 

Problemas de Hoyo

La pérdida puede ser parcial o total, es decir, se puede perder una pequeña fracción de fluido generalmente manifestada por una disminución gradual del nivel del fluido de perforación en los tanques o se puede perder el fluido de perforación que se encuentra en el hoyo, al desplazarse en su totalidad hacia la formación. Otros problemas como: colapso del hoyo, atascamiento de tubería, imposibilidad de controlar el hoyo, pérdida de tiempo durante las operaciones de perforación, daño a formaciones potencialmente productivas, arremetidas, reventones, derrumbe excesivo de las formaciones y costos asociados son otros efectos que contribuyen a hacer que el control y prevención de la pérdida de circulación sea considerado uno de los problemas más importantes en la industria petrolera y uno de los sucesos que más afecta la estabilidad del hoyo. La magnitud del problema plantea la necesidad de iniciar investigaciones que relacionen todos los aspectos considerados en la pérdida de circulación, para así determinar soluciones efectivas y evitar las horas improductivas durante las operaciones en el taladro.

Factores que Afectan la Pérdida de Circulación

Existen muchos factores que originan pérdidas de circulación en el hoyo, cada uno de estos está relacionado con el tipo de formación que se está perforando, las condiciones del hoyo y la presión que ejerce la columna del fluido de perforación. Los tipos de formaciones o condiciones en el subsuelo que pueden ocasionar o son susceptibles de generar una pérdida de circulación en el pozo se clasifican en cuatro categorías:
• Fracturas Naturales o Intrínsecas: son aquellas creadas por los esfuerzos

tectónicos, y los diferentes eventos geológicos ocurridos en una determinada zona. Se 47 
 

Problemas de Hoyo

manifiestan por una discontinuidad que rompe los estratos de las rocas en bloques por medio de grietas o fisuras que pueden permitir el paso de los fluidos que se encuentran en el pozo solo si existe suficiente presión en el hoyo capaz de exceder la de los fluidos de la formación y además el espacio creado por la fractura es tan grande como para permitir la entrada de los fluidos con esta presión (ver Figura 7.14c).
• Fracturas Creadas o Inducidas: son aquellas producidas durante las operaciones

de perforación con el fin de estimular la formación para mejorar la producción (fracturamiento hidráulico y acidificación). Adicionalmente, muchas fracturas han sido creadas al tratar de mantener el peso de la columna hidrostática en el hoyo por lo que esta operación también puede crear fracturas en la formación si se excede la densidad necesaria para mantener las paredes del hoyo. Las fracturas inducidas o creadas se distinguen de las fracturas naturales principalmente por el hecho de que la pérdida del fluido de perforación hacia fracturas inducidas requieren la imposición de presión de una magnitud suficiente para romper o abrir una parte de la formación (ver Figura 7.14d).
• Fracturas Cavernosas: las fracturas creadas en zonas cavernosas están

generalmente relacionadas con formaciones volcánicas o de carbonatos (caliza y dolomita). Cuando estas formaciones fisuradas son perforadas, la columna de fluido de perforación puede caer libremente a través de la zona vacía creada por la fractura y producir rápidamente la pérdida del fluido de perforación. Las formaciones cavernosas se diferencian de las fracturas naturales e inducidas en que las cavernas son probablemente el resultado de un fenómeno de disolución de la roca, es decir pueden aparecer durante el enfriamiento del magma o ceniza volcánica (ver Figura 7.14b). 48 
 

Problemas de Hoyo

• Pérdidas en Formaciones altamente Permeables o poco Consolidadas: pueden

tener una permeabilidad suficientemente alta para que el fluido de perforación invada la matriz de la formación, y generar así la pérdida de circulación de los fluidos del pozo. La alta permeabilidad también se encuentra frecuentemente en las arenas, grava, y formaciones que fueron arrecifes o bancos de ostras. En general para que ocurra la pérdida de fluido hacia las formaciones permeables es necesario que los espacios intergranulares tengan suficiente tamaño para permitir la entrada del fluido de perforación, y como en el caso de las fracturas naturales y cavernosas, es necesario que exista una presión hidrostática que exceda la presión de la formación. Solo así podrá ocurrir la invasión (ver Figura 7.14a).

Figura 7.14:   Zonas de pérdida de circulación: a) Arenas no consolidadas y de alta permeabilidad. b) Zonas cavernosas o fisuradas en carbonatos (caliza o dolomita). c) Fracturas naturales, fallas y zonas de transición en carbonatos o lutitas duras. d) Fracturas Inducidas por el exceso de presión [12].

49 
 

Problemas de Hoyo

Identificar los tipos de formaciones que causan pérdida de circulación siempre es un factor importante para determinar la solución del problema. En la Tabla 7.1 se identifica los tipos de formaciones propensas a generar pérdida de circulación en el hoyo y otras características distintivas que fueron observadas durante la pérdida de fluido en operaciones de campo. Después de realizar el estudio de campo y establecer las características de las formaciones más vulnerables a la pérdida de circulación, algunas de las reglas generales al momento de proponer la solución adecuada son:

Probablemente el tipo de pérdida de circulación más difícil de controlar y prevenir es la que ocurre en formaciones cavernosas; sin embargo, el hecho de que esta sea el tipo de pérdida menos común proporciona la ventaja de que puede ser controlada como un problema de pérdida de circulación por fractura inducida.

Adicionalmente se cree que las fracturas en forma de cavernas se producen frecuentemente mientras se perforan zonas anormalmente presurizadas, aunque también pueden ocurrir en muchas zonas de presión normal.

Cuando se penetran formaciones donde se sospecha la existencia de fracturas cavernosas es necesario usar fluidos de perforación pesados. Debido a esto en muchos casos, la suma de la presión hidrostática de la columna requerida para controlar las presiones de formación anormales más la presión requerida para circular el fluido de perforación, puede aproximarse a la presión de fractura de la formación y generar igualmente la pérdida de fluido, es por ello que se debe estar alerta al emplear la presión de circulación adecuada y la densidad del fluido de perforación óptima.

50 
 

Problemas de Hoyo
Tabla 7.1: Identificación de las características de las formaciones que pueden causar pérdida de circulación [13].

Fracturas Naturales

Fracturas Inducidas

Cavernas

Formaciones poco Consolidadas

∗ Pueden ocurrir en cualquier tipo de roca

∗ La pérdida es evidenciada por disminución gradual del fluido de perforación en los tanques. Si se continua con la perforación y se encuentran más fracturas se puede perder completamente el fluido de perforación.

Pueden ocurrir en cualquier tipo de roca pero se esperan en formaciones con características de planos débiles como las lutitas.

∗ Ocurren normalmente en calizas.

∗ Disminución gradual del nivel de fluido de perforación en los tanques.

∗ La pérdida de retorno es repentina y completa.

∗ La pérdida puede ser completa si se continua la perforación.

La pérdida es normalmente repentina y acompañada por pérdidas de retorno completas.

∗ La tasa de penetración puede disminuir antes de la pérdida.

∗ Se debe considerar la permeabilidad de la formación.

La pérdida puede acompañada por una arremetida.

ir

∗ Usualmente la mecha cae varios pies antes de volver a encontrar la formación.

∗ El nivel de fluido de perforación en el
anular se mantiene con las bombas paradas pero desciende al desahogar la presión. Por lo general la pérdida se incrementa al reiniciar la circulación.

Cuando la pérdida de circulación ocurre en lugares donde los pozos vecinos no han experimentado pérdida de circulación se sospecha de fracturas inducidas.

∗ Se observa un aumento de peso en el
gancho debido a la sarta y una disminución de peso aplicado sobre la mecha.

Marcado incremento en la presión de la bomba.

51 
 

Problemas de Hoyo
∗ Generalmente ocurre en formaciones poco compactadas y con poca deposición marina.

Se producen cuando se tienen altas pérdidas de presión en el anular que incrementan considerablemente la densidad equivalente de circulación (DEC)

52 
 

Problemas de Hoyo

Por otra parte, para definir el problema de pérdida del fluido de perforación debido a fracturas inducidas y/o naturales fue necesario determinar las condiciones en el hoyo que pueden contribuir a causar la pérdida. Las condiciones necesarias para que exista una fractura en la formación son las siguientes:
∗ ∗

Debe existir una presión suficientemente alta en el hoyo que pueda impulsar los fluidos hacia la formación. Debe existir una superficie suficientemente débil para que la fuerza ejercida por la presión en el hoyo pueda abrirla o romperla.

Adicionalmente, un estudio de las posibles anomalías en el hoyo indica que existen otras condiciones que pueden ocasionar fracturas en la formación y ocasionar pérdida de fluido. Ellas son:
∗ Paredes de Hoyo Homogéneas e Impermeables: cuando estas condiciones están

presentes en un hoyo la presión interna de los fluidos excede la fuerza de tensión de la roca mientras que la formación genera una contrapresión sobre la columna hidrostática para prevenir la falla por tensión.
∗ Irregularidades del Pozo: las irregularidades del pozo que pueden causar

fracturas son las ranuras y ensanchamientos con formas elípticas. La presión puede tender a fracturar la formación en estas zonas de irregularidades. Para ello la presión del fluido de perforación debe exceder la fuerza de la roca más la presión de sobrecarga.
∗ Fracturas Intrínsecas: los fluidos de perforación pueden entrar a fracturas

intrínsecas, al permitir que la presión generada por ellos actúe en dirección perpendicular a los planos de fractura. Para que esto ocurra es necesario que la presión ejercida por el fluido exceda la sobrecarga más la presión de fractura. 53 
 

Problemas de Hoyo

∗ Zonas Permeables: los fluidos de perforación pueden entrar a zonas permeables,

y crear fracturas al ejercen presión en el medio poroso. Para que esto ocurra la presión impuesta en los poros debe exceder la presión de sobrecarga más la presión necesaria para sobrepasar los esfuerzos de la roca a través de los planos más débiles; tal como ocurre en el caso de las irregularidades del pozo.
∗ Sistema Hidráulico Cerrado: cuando un pozo se cierra cualquier presión en

superficie no solo incrementa la presión en el fondo del hoyo sino que también se incrementa la presión en las paredes de la formación, lo que ocasiona que toda o parte de ella se encuentre en un estado de tensión. En general, se puede decir que una o varias de estas condiciones pueden estar presentes en un pozo, por ello cuando la presión alcanza magnitudes críticas, se puede esperar que ocurran fracturas inducidas y pérdidas de circulación en las zonas más frágiles. Adicionalmente, es posible fracturar la formación y crear pérdidas de circulación cuando la presión hidrostática creada por el fluido de perforación es más alta que la presión necesaria para realizar las operaciones de perforación. La importancia de mantener la presión ejercida por el fluido de perforación contra la formación dentro de los límites establecidos radica en que si esto se logra las pérdidas de circulación pueden ser prevenidas. Se ha demostrado que la presión hidrostática de la columna de fluido puede ser suficiente para fracturar la formación, es decir, en muchos casos no se necesita imponer presión adicional para que ocurra la circulación del fluido de perforación hacia la formación. Cuando la presión hidrostática está cercana al punto crítico (presión máxima para controlar los fluidos de la formación) hay que considerar las variables que pueden afectar la pérdida de circulación directa o indirectamente:

54 
 

Problemas de Hoyo

∗ Propiedades de Flujo: los fluidos de perforación se comportan como fluidos

plásticos y por lo tanto cuando están bajo el régimen de flujo laminar cualquier reducción del valor del punto cedente reduce la presión mientras la tasa de flujo se mantiene constante.
∗ Tasa de Filtrado: una alta tasa de filtrado puede incrementar indirectamente la

presión ejercida contra la formación al crear un revoque grueso que restringa el flujo del fluido de perforación en el anular.
∗ Inercia de la Columna del Fluido de Perforación: cuando se detiene la

circulación del fluido de perforación por un tiempo determinado, cualquier aplicación repentina de presión para comenzar nuevamente la circulación puede imponer una presión innecesariamente alta en la formación debido a la resistencia de gel en el fluido de perforación y a la inercia de la columna hidrostática.
∗ Alta Tasa de Circulación: en muchos casos las altas tasas de circulación para

remover cortes en imponen una presión excesiva en la formación. Sin embargo la misma eficiencia de remoción de ripios se puede alcanzar sin temor de causar pérdidas de circulación si se alteran las propiedades del fluido de perforación.

∗ Ensanchamiento de Hoyo: los ensanchamientos de hoyo pueden reducir la

velocidad del fluido de perforación y permitir que los ripios se acumulen y se suspendan al punto de aumentar la presión de surgencia.
• Bajada de Tubería: una de las causas frecuentes de incremento de presión es la

bajada rápida de la tubería. Esto es lo que se conoce como presión de surgencia. Una vez que la pérdida de fluido hacia la formación ha ocurrido, es posible identificar y reconocer la zona en la que ha ocurrido el problema 55 
 
[14]

. Las pérdidas están

Problemas de Hoyo

normalmente en el fondo si se presentan durante la perforación del hoyo, la pérdida viene acompañada de un cambio notable en la velocidad de penetración, la pérdida se debe evidentemente a fracturas naturales, fallas, cavernosidad, fisuras o arenas y gravas de alta permeabilidad, ocurre un incremento en la velocidad de penetración con un aumento en el torque y caída libre del cuadrante (durante la perforación convencional), junto una pérdida instantánea en la circulación. Las pérdidas están normalmente fuera del fondo si se presentan durante un viaje, perforando rápidamente o incrementando la densidad del fluido de perforación, son obviamente el resultado de una fractura inducida, son el resultado de cerrar y matar el pozo y por último, la carga anular es tal que aumenta la densidad aparente del fluido de perforación de retorno

o

Acciones para Prevenir la Pérdida de Circulación

El control apropiado para prevenir la pérdida de circulación incluye mantener el hoyo lleno para prevenir un influjo, evitar el atascamiento de tubería, sellar las zonas de pérdida y vigilar cautelosamente la circulación. Generalmente, las pérdidas pueden ser corregidas añadiendo materiales especiales para pérdida de circulación al fluido de perforación, ya que los sólidos que contienen dichos materiales son más grandes que los usados en los fluidos de perforación convencionales, es por ello que sellan las zonas de pérdida. Pueden ser fibrosos (papel, semillas de algodón), granulares (conchas de nueces) o en hojuelas (mica).[12] Cuando ocurren pérdidas parciales la mecha debe ser extraída de la zona de pérdida si esta ocurrió en el fondo, el hoyo se debe mantenerse lleno con un fluido de perforación de baja densidad para permitir su asentamiento entre 4 y 8 horas. Luego la mecha se debe llevar nuevamente hacia el fondo del hoyo cuidadosamente. Si aún 56 
 

Problemas de Hoyo

así no se alcanza nuevamente la circulación del fluido de perforación se debe colocar una píldora o lechada en el sistema de circulación. Si el fluido de perforación es un fluido de perforación base aceite se recomienda colocar una arcilla organofílica en agua. Las pérdidas totales por su parte requieren un fluido de perforación especial para altas pérdidas o un tapón de cemento para sellar la zona. Otras medidas preventivas son minimizar las presiones de fondo ejerciendo buenas prácticas de perforación que mantengan los aumentos bruscos de presión al nivel de la presión de fractura y de formación, o interrumpiendo la circulación del fluido de perforación por varios intervalos de tiempo durante los viajes de tubería. Esta acción generalmente se aplica cuando se paran repentinamente las bombas puesto que con ello se generan grandes aumento de presión [13].

7.2.2.3.- Atascamiento de la Tubería de Perforación en el Hoyo

El atascamiento de tubería es un problema que ocurre cuando la sarta de perforación, el revestidor o una herramienta no puede ser movida hacia adentro o hacia afuera del hoyo una vez insertada en éste y en algunos casos tampoco puede ser rotada. La gravedad del problema puede variar desde un inconveniente menor a complicaciones mayores que pueden traer resultados considerablemente negativos, como la pérdida de la columna de perforación o la pérdida total del pozo. Un gran porcentaje de los casos de atascamiento de tubería terminan exigiendo la desviación del pozo alrededor de la sección donde se produjo el atascamiento y la perforación de un nuevo intervalo.

57 
 

Problemas de Hoyo

Cuando se presenta este problema durante la perforación del pozo deben emplearse operaciones especiales para lograr liberar la tubería. El procedimiento a emplear dependerá directamente del tipo de atascamiento y de las condiciones bajo las cuales ocurrió [12]. En muchos casos el atascamiento de tubería es considerado como uno de los problemas más costosos y que genera mayor pérdida de tiempo durante las operaciones de perforación. Para prevenir y corregir los problemas de atascamiento de tubería es necesario conocer las causas que los originan, de manera que puedan ser aplicadas las medidas preventivas y tratamientos apropiados a cada situación en particular puesto que muchas veces una acción inadecuada pudiese agravar el problema [15]. El atascamiento de la tubería de perforación es causado por las condiciones del hoyo y el diferencial de presión creado entre la columna de perforación y la formación, por lo que se clasifica en dos tipos: atascamiento diferencial y atascamiento mecánico. El porcentaje de incidentes en cada categoría depende del tipo de hoyo y de las condiciones de la perforación [15].

Atascamiento Diferencial

El atascamiento de tubería debido a un diferencial de presión ocurre cuando la sarta se incrusta en un revoque sólido de fluido de perforación que se encuentra en una zona permeable y es retenida en ese lugar debido a una diferencia de presión creada por un sobrebalance en la columna hidrostática (ver Figura 7.15). Este tipo de atascamiento de tubería usualmente ocurre cuando la tubería está estacionaria en el hoyo durante un periodo corto de tiempo, tal como cuando se hacen conexiones o se realizan registros y se identifica por la circulación libre del fluido de perforación 58 
 

Problemas de Hoyo

alrededor

de

la

zona

de

atascamiento

y

la

ausencia

de

movimiento

ascendente/descendente. Sólo se puede realizar estiramiento y torque de la tubería.

Figura 7.15: Atascamiento Diferencial [12].

Los atascamientos por presión diferencial ocurren a cualquier profundidad pero sus riesgos se incrementan cuando se perfora en yacimientos agotados. Tradicionalmente los problemas de atascamiento diferencial están relacionados con la formación de un revoque grueso en las paredes del hoyo, altas presiones de sobrebalance, fluidos de perforación de alta densidad, alto contenido de sólidos y el alto filtrado. Estos últimos factores especialmente aumentan el espesor del revoque y el coeficiente de fricción, haciendo que sea más difícil liberarla. Basado en esto, muchos estudios han sido conducidos para diseñar fluidos de perforación que generen principalmente un revoque de menor espesor. El atascamiento diferencial sólo puede ocurrir en formaciones de rocas permeables como areniscas, donde se forma el revoque del fluido de perforación. Esto no ocurre en formaciones de baja permeabilidad como las lutitas, donde normalmente el revoque del fluido de perforación no se forma. 59 
 

Problemas de Hoyo

Prevención de Atascamientos Diferenciales [12]

Existen varias medidas que pueden ser empleadas para prevenir el atascamiento de tubería por un diferencial de presión.
♦ Minimizar la presión de sobrebalance manteniendo la densidad del fluido de

perforación al nivel más bajo permitido, ya que las densidades excesivas aumentan la presión diferencial en el revoque y aumentan el riesgo de atascamiento.
♦ Reducir el área de contacto entre el hoyo y la tubería usando portamechas

pequeños en espiral o cuadrados; usando estabilizadores; y usando tubería de perforación extrapesada para complementar el peso de los portamechas.
♦ Reducir el espesor del revoque, ya que los revoques gruesos aumentan el área de

contacto entre la tubería y las paredes del hoyo, causando una reducción del diámetro del pozo. El área de contacto entre el pozo y la tubería puede ser disminuida reduciendo el espesor del revoque, esto se logra disminuyendo la tasa de filtración y el contenido de sólidos perforados.
♦ Mantener una baja tasa de filtración. Las tasas de filtración deberían ser

monitoreadas con regularidad a las temperaturas y presiones diferenciales del fondo.

Minimizar la longitud del ensamblaje de fondo cuando sea posible.

♦ Mantener la sarta en movimiento cuando el ensamblaje de fondo esté frente a

zonas potenciales de atascamiento.

60 
 

Problemas de Hoyo

♦ Minimizar las pérdidas del fluido de perforación con agentes de taponamiento en

aquellas zonas donde se tenga alta probabilidad de atascamiento como por ejemplo, zonas agotadas.

• Soluciones Comunes para el Atascamiento de Tubería por Presión
Diferencial [16]

En general, cuando ocurre el atascamiento de tubería incrementa significativamente el torque en la tubería y se observa incremento en el arrastre. Cuando esto ocurre, se pueden aplicar diferentes procedimientos. Uno es, usar el martillo, si el ensamblaje de fondo lo tiene. Si después de 5 a 10 impactos no queda libre se debe seguir golpeando mientras se prepara una píldora o bache de aceite para colocarlo alrededor de la sección atascada, y otra solución es trabajar la sarta sin circulación ya que a medida que se aumenta la circulación, aumenta la fuerza que origina el atascamiento. Una práctica común, es bajar el peso de la columna hidrostática hasta el mínimo posible para mantener el control del pozo y su estabilidad, nunca reducirla si existe la posibilidad de que ocurran problemas adicionales.

Determinación del Punto de Atascamiento de Tubería Mediante la Relación Esfuerzo-Deformación de un Material Sólido

Para liberar la tubería atascada en el hoyo y tomar las medidas adecuadas para solucionar el problema es necesario conocer la profundidad a la cual ocurrió el atascamiento de la tubería. Para ello se determinará la longitud de tubería libre puesto que dicho valor es igual a la profundidad de atascamiento de tubería.

61 
 

Problemas de Hoyo

Partiendo de la relación que existe entre el esfuerzo y la deformación de un material:
σ = ε BE

(7.11)

Donde:

σ : esfuerzo, lpc. ε : deformación, adimensional.
E: módulo de elasticidad de Yong, lpc. Y sabiendo que:
σ= Ff ff ff f A

(7.12)

Donde:

σ : esfuerzo, lpc.
F: fuerza, lbf. A: área de la sección transversal, pulgadas2. Además, por la Ley de Hooke:
ε= ΔLf fff fff ff f L

(7.13)

Donde:

ε : deformación, adimensional.
ΔL: alargamiento longitudinal del material, pies.

L: longitud original del material, pies. Sustituyendo las ecuaciones (7.11) y (7.12) en la ecuación (7.10) resulta:
Ff ΔLf ff fff ff fff f ff f = BE A L

62 
 

Problemas de Hoyo

Finalmente, despejando la longitud de la tubería, obtenemos:
ΔLBffffff fffffffff fffffffff fffffffff fffEB A F

L=

(7.14)

Donde: L: longitud de la tubería libre, pies.
ΔL: elongación de la tubería, pies.

E: módulo de elasticidad de Yong, lpc. A: área de la sección transversal de la tubería, pulgadas2 . F: fuerza aplicada para elongar la tubería, lbf.

Atascamiento Mecánico[12]

El atascamiento mecánico es causado por una obstrucción o restricción física en el hoyo. Ocurre generalmente durante el movimiento de la sarta y se manifiesta por la circulación restringida del fluido de perforación hacia superficie. Sin embargo se pude observar una cantidad limitada de movimiento ascendente/descendente o libertad de movimiento rotatorio. El atascamiento mecánico de la tubería puede ser clasificado en dos categorías principales; empaquetamiento del pozo y puenteo y perturbaciones de la geometría del pozo.

Empaquetamiento del Pozo y Puenteo

El empaquetamiento del hoyo está relacionado con sólidos de la formación (recortes o derrumbes) asentados alrededor de la sarta de perforación, mientras que el puenteo 63 
 

Problemas de Hoyo

del hoyo se refiere a pedazos grandes de formación dura, cemento o chatarra que caen dentro del hoyo y obstruyen la sarta de perforación causando atascamiento de tubería. Los empaquetamientos y puenteos formados durante el atascamiento de tubería son causados por recortes depositados, inestabilidad de lutitas, formaciones fracturadas y falladas, formaciones no consolidadas y cemento o basura en el pozo.
♦ Recortes Depositados: si los recortes no son retirados del pozo, se acumularan en

éste, causando empaquetamiento, generalmente alrededor del conjunto de ensamblaje de fondo (BHA), lo cual ocasionará el atascamiento de la tubería. Este problema ocurre frecuentemente en las secciones ensanchadas, donde las velocidades anulares son más bajas. En los pozos desviados, los recortes se acumulan en la parte más baja y pueden caer dentro del hoyo, causando empaquetamiento (ver Figura 7.16).

Figura 7.16: Atascamiento mecánico debido a recortes o ripios en el pozo [12].

Los recortes o ripios pueden depositarse en el pozo debido a: 64 
 

Problemas de Hoyo

∗ Excesiva velocidad de penetración (ROP) con respecto a la velocidad de

circulación. Esto genera más recortes de los que pueden ser circulados mecánicamente a partir del espacio anular.
∗ Falta de suspensión y transporte de los ripios hacia la superficie (a pesar de tener

una reología del fluido de perforación adecuada).
∗ Trayectorias de pozo muy desviadas. Los pozos de alto ángulo son más difíciles

de limpiar, ya que los sólidos perforados tienden a caer en la parte baja del hoyo.
∗ Desprendimiento y obturación de la formación alrededor de la sarta de

perforación.
∗ Circulación insuficiente para limpiar el pozo antes de sacar la tubería o de realizar

conexiones. Cuando se interrumpe la circulación, los recortes pueden depositarse alrededor del BHA y obturar el pozo, causando atascamiento de la tubería. Los principales indicadores de que ha ocurrido una sedimentación de ripios en el hoyo son:
∗ La cantidad de ripios que llega a las zarandas es pequeña en relación con la

velocidad de perforación y el tamaño del pozo.
∗ Aumento del torque, arrastre y presión de bombeo. ∗ Sobretensión en las conexiones y durante el retiro de la tubería. ∗ Aumento de la cantidad de sólidos de baja gravedad específica y posible aumento

de la densidad y/o viscosidad del fluido de perforación. Las medidas preventivas para evitar la sedimentación de ripios son:
∗ Mantener la reología apropiada del fluido de perforación de acuerdo con el

tamaño del pozo, la ROP y la inclinación del mismo.

65 
 

Problemas de Hoyo

∗ Limpiar el pozo con una píldora de alta viscosidad. Circular siempre hasta que las

píldoras de barrido regresen a la superficie y que las zarandas estén limpias. Velocidades de circulación más altas siempre proporcionan una mejor limpieza del pozo.
∗ Optimizar la hidráulica del pozo de manera que sea compatible con el tamaño

respectivo del pozo, la inclinación y la ROP.
∗ Mover la sarta de perforación (rotación y movimiento alternativo) durante la

circulación a la velocidad máxima, para perturbar las camas de recortes e incorporarlas de nuevo dentro del flujo.
♦ Inestabilidad de las Lutitas: las lutitas inestables pueden causar la obstrucción y

atascamiento de la tubería de perforación cuando caen dentro del pozo. Se clasifican en lutitas reactivas y lutitas presurizadas. Las lutitas reactivas son sensibles al agua, cuando estas la absorben se someten a esfuerzos y se desconchan dentro del pozo (ver Figura 7.17). La perforación a través de lutitas reactivas es indicada principalmente por aumentos en la viscosidad de embudo, punto cedente, esfuerzos de gel, prueba de azul de metileno (MBT) y posiblemente de la densidad del fluido de perforación. Esto se reflejará en los aumentos de torque, arrastre y presión de bombeo.

Figura 7.17: Atascamiento mecánico debido a la presencia de lutitas reactivas [12].

66 
 

Problemas de Hoyo

Por otra parte, las lutitas presurizadas están sometidas a esfuerzos mecánicos por diferentes factores, incluyendo el peso de la sobrecarga, los esfuerzos in-situ, el ángulo de los planos de estratificación y los esfuerzos tectónicos. Cuando son perforadas con una densidad de fluido de perforación insuficiente, se desprenden dentro del pozo (ver Figura 7.18).

Figura 7.18: Atascamiento mecánico por Lutitas Presurizadas [12].

♦ Formaciones Fracturadas y Falladas: son formaciones frágiles mecánicamente

incompetentes. Son especialmente inestables cuando los planos de estratificación se inclinan hacia abajo con altos ángulos (ver Figura 7.19). Se encontrarán grandes cantidades de lutita astillosa cuando las lutitas presurizadas son perforadas con un desbalance de presiones o cuando las formaciones fracturadas se desprenden. La presión de bombeo, el torque y el arrastre aumentarán cuando el pozo está sobrecargado de lutita derrumbada, es por ello que es necesario mantener las propiedades adecuadas del fluido de perforación para asegurar la buena limpieza del pozo, pero si aún así se detecta el derrumbe de la formación se debe responder inmediatamente de la siguiente forma:
∗ Interrumpir la perforación. ∗ Barrer el pozo con un fluido de perforación de alta viscosidad.

67 
 

Problemas de Hoyo

∗ Aumentar la viscosidad para mejorar la capacidad de transporte. ∗ Aumentar la densidad del fluido de perforación, cuando sea posible. ∗ Implementar prácticas de perforación para mejorar el transporte de los recortes y

reducir la posibilidad de atascamiento de la tubería [12].

Figura 7.19: Atascamiento mecánico debido a zonas fracturadas [11].

♦ Formaciones no Consolidadas: las formaciones no consolidadas no pueden ser

soportadas únicamente por el sobrebalance hidrostático. Por ejemplo, la arena y la gravilla caen frecuentemente dentro del pozo y obstruyen la sarta de perforación. En general, este tipo de formaciones se encuentran en niveles poco profundos. El torque, el arrastre y el relleno sobre las conexiones son indicadores comunes de estos problemas (ver Figura 7.20).

68 
 

Problemas de Hoyo

Figura 7.20: Atascamiento mecánico en formaciones no consolidadas [12].

♦ Basura en el Pozo: frecuentemente puede caer en el pozo basura metálica

proveniente de los equipos de perforación, de la rotura del equipo de fondo o de trozos de materiales tubulares, cuando esto ocurre la basura puede actuar como una cuña y bloquear la sarta de perforación (ver Figura 7.21).

Figura 7.21: Atascamiento mecánico por Basura en el Pozo [12]

69 
 

Problemas de Hoyo

Perturbaciones en la Geometría del Pozo

El atascamiento mecánico de la tubería por perturbaciones en la geometría del pozo se produce cuando el diámetro y/o ángulo del pozo en relación con la forma y rigidez del BHA no permite el paso de la sarta en el hoyo. En consecuencia, mientras más grande sea el cambio de ángulo o de dirección del pozo, más alto será el riesgo de atascamiento mecánico de la tubería puesto que la fricción y el arrastre aumentarán la severidad el problema [12]. Los principales problemas que afectan la geometría del pozo son la formación de llaveteros en el hoyo, la presencia de formaciones móviles, el uso de ensamblajes rígidos, y los pozos por debajo del calibre.
♦ Llaveteros: también conocidos como key seat se forman cuando la tubería de

perforación se recuesta en un lado del hoyo, como resultado de un cambio excesivo en la trayectoria del pozo durante el proceso de perforación (ver Figura 7.22). Estos cambios en la dirección del pozo se producen principalmente cuando se realizan correcciones frecuentes en la dirección de la perforación y son llamados comúnmente como patas de perro. Este tipo de geometría que toma el pozo se produce intencionalmente cuando se desea perforar un pozo direccional de lo contrario nunca son deseables [19]. Las patas de perro son determinantes en la formación de un llavetero ya que dependiendo de la severidad de esta; el proceso de liberar la tubería será más complejo o más fácil de atacar. La severidad de la pata perro se puede medir como la tasa de cambio del ángulo en grados con respecto a la profundidad perforada en pies y en muchos casos es llamada curvatura del hoyo [18].

70 
 

Problemas de Hoyo

Figura 7.22: Llavetero formado en una pata de perro [17].

Una vez que ocurre el atascamiento, la fuerza de tensión y rotación a la cual es sujeta continuamente la tubería aumenta la fricción con las paredes del hoyo desgastando la formación y creando una ranura al lado del hoyo. Cuanto más largo sea el intervalo por debajo de la pata de perro y la severidad de la misma, más grande será la carga axial a la cual será expuesta la tubería y aumentará significativamente la posibilidad de atascamiento [12]. Se puede reconocer un llavetero por una parada repentina de la tubería de perforación mientras se saca del pozo, seguido por un arrastre hacia arriba y falta de rotación. Además no hay cambios en las propiedades del fluido de perforación y no se detiene la circulación del mismo [12]. Este tipo de atascamiento ocurre sólo cuando la tubería está en movimiento y puede convertirse en un atascamiento diferencial sino se libera a tiempo. La solución más 71 
 

Problemas de Hoyo

común a este problema es golpear la tubería hacia abajo con el martillo de perforación mientras se aplica torque sobre la misma, especialmente si el atascamiento ocurre durante la extracción de la tubería del hoyo, de lo contrario no se debe aplicar torque y se debe golpear hacia arriba con la máxima carga de viaje [12].
♦ Formaciones Móviles: el peso de la sobrecarga o los esfuerzos tectónicos pueden

apretar la sal plástica y la lutita blanda dentro del pozo, causando el atascamiento del BHA. La magnitud de los esfuerzos, y por lo tanto la velocidad de movimiento varía de una región a otra, generalmente es más grande en las formaciones ubicadas por debajo de 6500 pies (2000 m) y en las formaciones de sal con temperaturas mayores que 250 ºF (121ºC) [12] (ver Figura 7.23).

Figura 7.23: Atascamiento mecánico por formaciones móviles [12].

♦ Ensamblaje Rígido: cuando se perfora un hoyo con un BHA muy rígido aumenta

la posibilidad de atascamiento de la tubería puesto que no pueden adaptarse a los grandes cambios de ángulo o dirección del pozo y pueden atascarse, mientras que si utilizan BHA flexibles estos pueden serpentear fácilmente alrededor de las patas de perro, la cual es la principal limitación de los ensamblajes rígidos.

72 
 

Problemas de Hoyo

♦ Pozo por debajo del Calibre: las secciones abrasivas del pozo no sólo desafilan

la mecha, sino que también reducen el calibre del pozo (diámetro predeterminado) y los estabilizadores. Una corrida de la mecha demasiado profunda dentro de las formaciones abrasivas trae como resultado un pozo por debajo del calibre (diámetro reducido). Es por ello que cuando se introduce un conjunto de ensamblaje de fondo cuyo diámetro esté completo la posibilidad de que se atasque la tubería aumenta significativamente puesto que el diámetro interno del hoyo se reduce considerablemente al perforar con una mecha desgastada [12] (ver Figura 7.24).

Figura 7.24: Atascamiento mecánico en un pozo por debajo del calibre [12]

7.2.3.- Operaciones de Pesca[9]

La pesca es un término empleado en la industria petrolera para recuperar cualquier objeto caído, dejado o atascado en el hoyo que interfiere con las operaciones normales durante el proceso de perforación. Las operaciones de pesca son hechas para liberar una tubería atascada o parte de ella, o para sacar del hoyo cualquier objeto caído u olvidado. Por lo general, cuando se realiza la planificación de la perforación de un pozo no se toman en cuenta las operaciones de pesca, es decir, se realizan justo en el momento que ocurre el 73 
 

Problemas de Hoyo

problema, lo que genera costos imprevistos y horas improductivas en el proceso de perforación. De allí la necesidad de evitarla como un primer paso. Mientras más rápido se resuelva un incidente que requiera una pesca más fácil será la solución del problema. Para lograr esto, es necesario adoptar nuevas técnicas y tecnologías, así como también especializar, actualizar y entrenar al personal para que este pueda diagnosticar el problema y proporcionar la solución adecuada al tipo de accidente. Un trabajo de pesca común durante las operaciones de perforación es el que ocurre cuando la tubería de perforación se parte durante las operaciones de perforación normales usualmente llamado torcedura, aun cuando la rotura no ocurra debido a torsión excesiva. Si el perforador sospecha que hay ocurrido una rotura, la cuadrilla de perforación procederá a medir la longitud de la sarta de perforación a medida que se extrae del hoyo. Esta operación se realiza para determinar con precisión la profundidad a la que se ha roto la tubería. Además, luego de extraer la parte de la tubería que no ha sido atascada en el hoyo, se debe inspeccionar el estado en el que se encuentra la sección inferior ya que está es la más afectada y por ende es más fácil para el operador deducir las condiciones en las que se encuentra la parte superior del pez en el hoyo, es decir, si esta dañado, desgastada, partida o si la rotura ocurrió cerca de alguna conexión de la tubería. La pesca involucra el empleo de numerosas herramientas y técnicas destinadas no sólo a extraer equipos rotos o atascados en el hoyo, sino también aquellos materiales que no pueden ser perforados directamente en el hoyo para su eliminación. El equipo o material que debe ser retirado antes de continuar la perforación se denomina pez y puede ser cualquier cosa, desde una parte de la sarta de perforación, hasta piezas de 74 
 

Problemas de Hoyo

equipos más pequeñas, tales como conos de mecha o piezas de herramientas. Ocasionalmente aun hasta piezas pequeñas de pirita de hierro, un tipo de mineral duro, cristalino, que se puede formar naturalmente cuando se combinan el hierro y el azufre, pueden impedir la perforación hasta el extremo de que sea necesario sacarlos del hoyo mediante las operaciones de pesca. Con el fin de retirar el pez del hoyo, de manera que el taladro pueda regresar a su objetivo primordial, es decir, perforar el hoyo, deben utilizarse ciertas herramientas diseñadas para la pesca y es necesario seguir adecuadamente los procedimientos correspondientes a cada problema en específico si se quiere llegar a la meta con éxito. Con frecuencia un trabajo de pesca que resultaría relativamente sencillo es bastante difícil cuando se emplean herramientas y procedimientos inadecuados. La decisión con respecto a cual herramienta emplear y cual método, depende de una variedad de factores, por ejemplo: cada trabajo es específico; las herramientas y técnicas utilizadas para pescar una sarta de tubería de perforación atascada en una ubicación específica puede que no funcione en una ubicación distinta. No obstante hay ciertas prácticas y herramientas clásicas que pueden describirse. Si bien muchas herramientas pueden ser utilizadas tanto en hoyo abierto (desnudo) como en hoyo revestido, hay ciertas diferencias. No hay dos trabajos de pesca iguales, hay trabajos de pesca similares [19]. Cuando se corre cualquier herramienta de pesca en el pozo, se debe hacer a una velocidad moderada puesto que generalmente estas son tan largas como el pez. Si por el contrario, son corridas de forma rápida, pueden causar un efecto pistón y generar problemas de pérdida de circulación.

75 
 

Problemas de Hoyo

7.2.3.1.- Herramientas Utilizadas durante las Operaciones de Pesca[9]

Las herramientas utilizadas durante las operaciones de pesca son diseñadas para hacer un trabajo en específico, no existe una herramienta que soluciones todos los problemas. Al manipular las herramientas y equipos involucrados en las operaciones de pesca se debe ser muy cuidadoso ya que cualquier uso indebido o tratamiento brusco al momento de sacar o enganchar el pez no hará otra cosa que empeorar el problema. Si se observa que es necesario aplicar una fuerza adicional de la que puede soportar la herramienta o para la cual ha sido diseñada se debe sospechar que algo anda mal. Existen numerosas herramientas utilizadas comúnmente en las operaciones de pesca, y se clasifican en herramientas para enganchar y recuperar el pez, herramientas para lavar, herramientas para cortar y herramientas para fresar.

Herramientas para Enganchar y Recuperar el Pez

Son herramientas que están diseñadas para enganchar el pez ya sea externa o internamente. Entre las herramientas más comunes se encuentran los enchufes de pesca, el arpón, el huso de enroscaje, las cestas de desperdicios o y los imanes de pesca.
• Enchufes de Pesca u Overshots: son instrumentos cilíndricos cóncavos que

enchufan el pez por la superficie o parte externa. El mecanismo de funcionamiento de dicha herramienta es el siguiente: un arreglo de cuñas interiores agarra al pez por su exterior, apretándolo fuertemente a medida que aumenta la fuerza de suspensión [20].

76 
 

Problemas de Hoyo

El espacio anular entre el hoyo y la tubería debe ser suficiente para permitir que la herramienta pueda pasar libremente para enchufar el pez. Adicionalmente el espacio libre entre los portamechas y el hoyo (originados comúnmente en los pozos desviados), no permiten el uso de enchufes en las operaciones de pesca
[21]

. Los

enchufes fabricados hoy en día tienen un mecanismo de liberación que se usa en caso de que el pez no pueda ser recuperado. Los enchufes u overshot son probablemente las herramientas más utilizadas en las operaciones de pesca ya que están diseñadas para ir directamente sobre el pez. La Figura 7.25 muestra una herramienta de este tipo.

Figura 7.25: Herramienta Enchufe u overshot [22].

• Arpón o Spear: esta herramienta se introduce dentro del pez y lo sostiene por su

parte interna, es decir, agarra la tubería atascada por las paredes interiores por medio de cuñas expandibles, las cuales pueden abrirse o cerrarse mediante rotación de la 77 
 

Problemas de Hoyo

tubería [20]. El arpón generalmente se utiliza cuando el espacio anular es tan pequeño que no permite la entrada de una herramienta de tipo enchufe u overshots Figura 7.26 muestra una herramienta de este tipo.
[20]

. La

Figura 7.26: Herramienta arpón o Spear [23].

 

• Huso de Enroscaje o Tapared Tap

[20]

: es una de las herramientas más antiguas

usadas en las operaciones de pesca y se usan para enroscar el pez dentro de su diámetro interno y luego ser recuperado. Esta herramienta no puede ser liberada por lo tanto sólo debe ser usada cuando el arpón no ofrece una solución efectiva. En la Figura 7.27 se muestra la herramienta Huso de Enroscaje desde una vista lateral.

78 
 

Problemas de Hoyo

Figura 7.27: Herramienta Huso de Enroscaje [24].

• Cesta de Desperdicios

[9]

: cuando se pierde en el hoyo una pieza de equipo

relativamente pequeña, es decir, desperdicios; pueden recuperarse con cestas especialmente fabricadas para ello (ver Figura 7.28A). El material que puede clasificarse como desperdicio incluye conos de barrena, dientes, cojinetes, pedazos de escariadores o ensanchadores, cuñas partidas, pedazos de guaya, herramientas manuales, pequeños trozos y astillas provenientes de la tubería de perforación partida y residuos metálicos provenientes del uso de una fresadora (un accesorio que se emplea para cortar y moler pedazos de acero). En general, se considera desperdicio a cualquier objeto que no se puede perforar dentro del hoyo para su eliminación. Entre los tipos de cestas para pescar 79 
 

Problemas de Hoyo

desperdicios se tienen las cestas de desperdicio tipo lengüeta y las cestas de circulación reversa.
♦ Cesta de Desperdicios Tipo Lengüeta
[9]

: es una de las herramientas más

antiguas, sencillas, y económicas que se utilizan en las operaciones de pesca. Se conectan en el extremo inferior de la sarta de perforación y cuando se encuentra a unos cuantos pies del fondo del hoyo, se gira lentamente y se baja sobre los desperdicios. Si la cesta escogida es casi del ancho del hoyo, los dedos o lengüetas removerán cualquier desperdicio en las paredes depositándolos en ella. Luego se aplicará peso a la herramienta, haciendo que los dedos biselados se doblen hacia adentro atrapando los desperdicios en su interior. Al extraer la cesta del hoyo, los desperdicios salen junto con ella.
♦ Cestas de Circulación Reversa [9]: las cestas de circulación reversa son operadas

a chorro y utilizan el principio de circulación normal de un pozo, es decir, se baja por la sarta de perforación y regresa por el espacio anular junto con los desperdicios (ver Figura 7.28B).

Figura 7.28: Tipos de Cestas: a) Cesta de desperdicios. b) Cesta de circulación reversa [25].

80 
 

Problemas de Hoyo

• Imanes de Pesca [9]: los desperdicios que pueden ser atraídos por un imán pueden

ser extraídos del hoyo mediante un imán de pesca. Los imanes de pesca son herramientas muy poderosas con vías de paso que permiten circular el fluido a través de los mismos. El principio de funcionamiento de estas herramientas es el siguiente: se hace descender el imán en el hoyo hasta estar por encima de los desperdicios. Se inicia la circulación de manera de lavar la parte externa de los desperdicios para facilitar el contacto magnético, una vez limpios, son atraídos y sujetados por el imán. Debajo del imán se colocan diversos tipos de mangas o camisas para evitar que los desperdicios puedan desprenderse mientras se saca el imán del hoyo (retenedor de desperdicios). Igualmente poseen adaptadores, de manera que pueda introducirse a través de un cable fino en vez de utilizar la tubería de perforación. Esto acelera considerablemente las operaciones, puesto que no es necesario enroscar y desenroscar la tubería de perforación en los viajes de penetración y salida del hoyo. En la Figura 7.29 se muestra un corte transversal de un imán de pesca, en el cual se puede apreciar la ubicación del elemento magnético y el retenedor de desperdicios respectivamente.

Figura 7.29: Imán de pesca [26]. 

81 
 

Problemas de Hoyo

Herramientas para Lavar [9]

Muchas veces no es suficiente enganchar el pez solamente, sino que es necesario lavar el pez con el fin de liberarlo. Para ello se usan herramientas para girar el pez y remover cualquier elemento de obstrucción que pueda ser la causa del atascamiento. Entre las herramientas más usadas se encuentran: la cánula y la zapata rotatoria.
• Cánula o Washover: esta herramienta se corre en el hoyo y tiene un calzador

rotatorio que remueve la lutita o capa de esta que ocasiona el atascamiento de tubería en las paredes del hoyo, sin embargo, si toda la capa que se encuentra en las paredes del hoyo sostiene a la tubería y esta es removida el hoyo puede fallar. Para prevenir esto se une un conector superior denominado back-off conector en la parte superior de la tubería atascada y al lado de la cánula. Este aparato rota separadamente de la cánula y protege el tope de la herramienta atascada [20]. La cánula o washover se debe emplear con mucho cuidado, ya que el mal uso de ella puede originar atascamiento de la misma sino se presta la atención adecuada. Finalmente después que toda la lutita y las capas de la misma son removidas de las paredes del hoyo, la cánula y la tubería de perforación (asegurada al lado de la cánula) son extraídas del hoyo simultáneamente herramienta de este tipo.
[21]

. La Figura 7.30 muestra una

82 
 

Problemas de Hoyo

Figura 7.30: Cánula o Washover [24].

Zapata Rotatoria o Rotary Shoes

[27]

: es usada para cortar la unión entre dos

objetos y crear un espacio entre ellos, como por ejemplo entre un pez y la pared del hoyo en la cual se encuentra atascado. Están diseñadas para solucionar problemas específicos del hoyo y se insertan en la base de la cánula o washover. La zapata rotatoria puede cortar en la base, en el diámetro interno o externo. Existen dos tipos básicos de zapata rotatoria, la zapata dentada y la zapata quemadora. La zapata dentada se utiliza cuando la severidad del trabajo recae en remover formación para liberar la sarta (ver Figura 7.31a) y la zapata quemadora se utiliza para fresar las conexiones hasta reducir el diámetro de forma tal para que la herramienta enchufe u overshot pueda agarrar el pez posteriormente. También sirve para triturar los desperdicios alojados en el fondo del hoyo. En la Figura 7.31 se muestra la configuración mecánica de la zapata dentada y la zapata quemadora respectivamente.

83 
 

Problemas de Hoyo

Figura 7.31: Zapatas Rotatorias. a) Zapata rotatoria dentada. b) Zapata rotatoria quemadora [27].

Herramientas para Cortar

Estas herramientas seccionan la porción superior de una sarta atascada, para así permitir el uso de otros instrumentos y luego recuperar la parte restante [9]. Entre las más usadas se encuentran los cortadores internos y los cortadores externos. Generalmente, se usan cuando se requiere recuperar considerables secciones de tubería de perforación. El mecanismo de funcionamiento de ambos tipos de cortadores sigue la siguiente secuencia: lavado, corte y recuperación de la sección cortada. El corte se realiza a través de un juego de cuchillos rotados por la sarta de perforación [24].
• Cortadores Internos: los cortadores internos se corren dentro de la tubería o

revestidor para hacer un corte dentro del pez. Existen dos tipos de cortadores internos, los que operan a presión y los que operan mecánicamente. Los cortadores operados a presión se corren a la profundidad deseada y luego se aplica presión en las bombas para activarlos y hacer el corte sobre el pez. Una vez que se realiza el corte se necesita un segundo viaje para recuperar el pez.

84 
 

Problemas de Hoyo

• Cortadores Externos: los cortadores externos se usan en conjunto con una tubería

de limpieza para ir sobre el pez y hacer un corte desde afuera. Existen dos tipos de cortadores externos los operados a presión y los operados mecánicamente. Cuando se hace un corte con este tipo de cortadores la tubería que es cortada puede ser recuperada pero se debe tener mucho cuidado cuando se hace el viaje para extraerla del hoyo En la Figura 7.32a se muestra una herramienta cortadora interna y en la Figura 7.32b una herramienta cortadora externa. En ambas figuras se presenta una vista lateral de la misma.

Figura 7.32: Cortadores. a) Cortador Interno b) Cortador Externo [24].

85 
 

Problemas de Hoyo

Herramientas para Fresar

Se usan en aquellos casos en que el pez no ha podido ser removido del hoyo en su forma o tamaño original, por lo que es necesario reducirlo a pedazos pequeños que puedan ser circulados hasta la superficie [9]. Si la parte superior del pez ha sido gravemente dañada o partida, es una práctica común fresar el pez preferiblemente por la parte gruesa, por ejemplo: un refuerzo o una conexión hasta eliminar las irregularidades causadas por la rotura de la tubería, es decir, las fresadoras son necesarias para arreglar la parte superior del pez a fin de que la herramienta de pesca escogida pueda tomarlo con firmeza. Adicionalmente, las fresadoras también se emplean para reacondicionar aquellos peces que no pueden ser recuperados por otros métodos [9]. En la Figura 7.33 se muestra la configuración mecánica de una fresadora desde una vista lateral.

86 
 

Problemas de Hoyo

Figura 7.33: Herramienta Fresadora [24].

7.2.3.2.- Abandono de la Pesca [9]:

Un trabajo de pesca pueden durar días y hasta meses antes de que el pez pueda atraparse y sacarse con éxito. No obstante, hay un punto donde es necesario interrumpir la pesca. Este punto esta determinado principalmente por los costos asociados en estas operaciones. En primer lugar, se calcula el costo total de las herramientas atrapadas en el hoyo. Luego, a medida que los costos suben con el paso de los tiempo (días o meses) se van sumando al costo anterior, por lo que es necesario evaluar constantemente la 87 
 

Problemas de Hoyo

factibilidad que se tiene de continuar con las operaciones. Entre los costos diarios generados por las operaciones de pesca tenemos: Costos de alquiler de las herramientas de pesca. Costos del operador que maneja la herramienta. Costo diario de operación del taladro. En muchos casos es necesario comparar diariamente el costo total estimado anteriormente con el costo que se generaría si se tomara la decisión de desviar el hoyo para continuar la perforación. Generalmente si el costo total se acerca al 50% del costo que representa desviar y seguir perforando se recomienda abandonar la pesca.

7.3.- Arremetidas

Es la entrada no deseada al pozo de los fluidos de la formación, (agua, petróleo o gas) cuando la presión hidrostática originada por la columna del fluido de perforación no es suficiente para mantener los fluidos de la formación
[28]

. No todos los flujos de

fluidos desde la formación son arremetidas ya que pequeñas cantidades de gas, agua o petróleo pueden filtrarse en el hoyo proveniente de algunas formaciones mientras se perfora o se efectúan viajes. Un flujo continuo proveniente de formaciones más permeables normalmente puede ser manejado con equipos y procedimientos de perforación bajo balance sin ser considerado una arremetida [29]. Si la arremetida es reconocida y controlada a tiempo, puede ser fácilmente manipulada y circulada fuera del pozo en forma segura. Como una arremetida podría suceder en cualquier momento, se debe estar en condiciones de reconocerla, identificarla y reaccionar ante todos los indicadores. Estos indicadores permiten saber tanto si las condiciones para una surgencia existen o si en el pozo pudiese estar ya una arremetida. 88 
 

Problemas de Hoyo

Antes de reanudar las operaciones de perforación el influjo o arremetida debe ser circulado del hoyo. La circulación de un influjo de agua o petróleo no representa mayor dificultad en comparación con la circulación de un influjo de gas. Un influjo de gas es más complicado de remover debido a la necesidad de permitir la expansión del gas a medida que sube en el anular. Si el influjo del gas no se le permite que se expanda a medida que este sube en el hoyo, la presión de fondo en el hoyo será llevada hasta superficie. Debido a que muy pocos hoyos, revestidores y equipos de superficie pueden resistir una presión igual a la presión de fondo del pozo, se permite que la mayoría de los influjos de gas se expandan [30].

7.3.1.- Causas de una Arremetida [4]

El objetivo principal del control de pozos es la prevención de las arremetidas y el objetivo secundario es detectarla rápidamente para circularla lo más rápido posible y evitar así que se convierta en un reventón. Conocer esto objetivos es importante debido a los riesgos asociados a la circulación del influjo. Para hacer esto se requiere un buen conocimiento de las posibles causas de los influjos en el pozo. Es importante recordar que existen dos condiciones necesarias para que ocurra el influjo: a) la presión interna ejercida en el hoyo y frente a la formación de donde proviene la arremetida tendrá que ser menor que la presión que acompaña a los fluidos almacenados en los poros de la formación b) y la formación que causa la arremetida deberá tener suficiente porosidad y permeabilidad para permitir el flujo de los fluidos hacia el hoyo. Como la permeabilidad no puede controlarse el personal de perforación deberá utilizar las técnicas a su alcance para asegurarse de que la presión dentro del hoyo sea siempre mayor que la presión de la formación, siempre y cuando se esté perforando en sobrebalance. 89 
 

Problemas de Hoyo

Existen distintos factores que pueden generar un desbalance de presión hacia el pozo y dar lugar a situaciones que pudieran originar una arremetida. Entre los factores que pueden causar una arremetida se encuentran: Densidad insuficiente del fluido de perforación. Llenado inadecuado del hoyo. Pérdida de circulación. Presiones de achique durante la extracción de la tubería de perforación. Las primeras tres son los problemas de mantener el control del pozo a través de la presión hidrostática de la columna de fluido de perforación. La cuarta es debido a los efectos dinámicos que reducen la presión de la columna de fluido de perforación al extraer la tubería del hoyo.

7.3.2.- Indicadores de Arremetidas [8]

Existen varios indicadores o signos de aviso que se pueden observar en la superficie cuando está ocurriendo una arremetida mientras se está perforando o durante viajes de tubería. Sin embargo, no todas las señales identifican una arremetida positivamente. Dichas señales ponen en alerta al personal del taladro sobre una situación anormal, que puede ser una arremetida en proceso. El personal de perforación debe poseer los conocimientos teóricos y el entrenamiento práctico que le permita reconocer e interpretar estas señales, para decidir un cierre temprano del pozo con un mínimo influjo de la formación. Esto disminuye las probabilidades de daño en el pozo, minimiza las presiones de cierre y facilita el control posterior del pozo.

90 
 

Problemas de Hoyo

Los indicadores más importantes ocurren durante la perforación y durante los viajes de tubería. Entre los indicadores claves mientras se perfora se tienen [4]:
Aumento en la Tasa de Penetración: un cambio en el ritmo de la perforación se

debe principalmente a cambio en el tipo de formación que se perfora, siempre y cuando el peso sobre la mecha y la velocidad de rotación se mantengan constantes. También si disminuye el diferencial de presión entre la presión de la columna hidrostática y la presión de la formación, lo cual ocurre al penetrar una formación de mayor presión. Esto produce un aumento en la tasa de penetración, independientemente de que las variables de perforación y el tipo de formación atravesada permanezcan constantes. Generalmente el incremento en la tasa de penetración debido al aumento de la presión de la formación no es tan abrupto como el causado por cambios en la dureza de la formación, pero el perforador debe estar alerta después que haya notado un avance en la tasa de penetración. Particularmente debe estar atento a los otros indicadores de la arremetida descritos a continuación.
Ganancia en los Tanques: un aumento repentino en el nivel de tanques es un

signo de que está ocurriendo una arremetida. Esto se debe a que la entrada de fluido al pozo, desde una formación, desplaza parte del fluido que está en el espacio anular y ocasiona un aumento en el nivel de los tanques. Los tanques en los taladros de perforación están provistos de indicadores del nivel para poder notar rápidamente cualquier aumento del volumen del fluido de perforación. Cuando ocurre una arremetida la presión en superficie para contrarrestarla (presión de cierre) depende en gran parte de la cantidad de fluido de perforación descargado. A medida que este aumenta mayor será la contrapresión que deberá aplicarse en la superficie para contener la presión de la formación con lo que queda de la columna de fluido de perforación en el pozo. 91 
 

Problemas de Hoyo

Aumento en la Tasa de Retorno: si se mantiene constante la tasa de bombeo el

flujo ascendente por el espacio anular deberá ser constante. Pero si el flujo anular aumenta sin un cambio en la tasa de bombeo, entonces el flujo adicional es ocasionado por descarga de fluidos de la formación al hoyo.
Cambio en la Presión y Velocidad de las Bombas: la señal inicial en la

superficie de que una arremetida esta en proceso puede ser un aumento momentáneo en la presión de la bomba. Este aumento raras veces es percibido debido a su corta duración, pero es registrado en los instrumentos de control y apreciado luego de haberse identificado la arremetida. Posteriormente la entrada de fluidos livianos de la formación hace que la presión hidrostática en el anular baje progresivamente. La bomba no tiene que levantar una columna tan pesada como antes y la presión de esta tiende a disminuir mientras que la velocidad de bombeo aumenta.
Fluido de Perforación Contaminado con Gas: cuando se detecta en superficie

que el fluido de perforación ha sido contaminado por gas puede ser una señal anticipada de una arremetida en potencia. Sin embargo, no es un indicador definitivo ya que primero debe verificarse si no se ha registrado una ganancia en los tanques o si el pozo no fluye con las bombas paradas, de lo contrario no se puede asegurar que esto sea un indicador confiable de una arremetida. Por otra parte, se debe tomar en cuenta que una pequeña cantidad de gas en superficie tendrá un volumen despreciable dentro del pozo debido a la capacidad que este tiene de expandirse. Por otra parte, los principales indicadores de una arremetida durante los viajes de tubería son [4]:
• •

El pozo no toma volumen adecuado de fluido de perforación. El pozo fluye con las bombas paradas.

92 
 

Problemas de Hoyo

El pozo no toma volumen adecuado de fluido de perforación cuando el volumen de fluido utilizado para compensar el volumen de la sarta extraída del hoyo durante los viajes es menor que el volumen calculado, es decir, se requiere menor cantidad de fluido de perforación para compensar el volumen perdido durante el proceso de viaje de la tubería lo cual indica que una arremetida está en proceso de ocurrir.

7.3.3.- Equipos de Control de Pozos y Arremetidas [4]

El factor principal para prevenir una arremetida es la presión hidrostática aplicada a la formación por la columna del fluido de perforación. El equipo de control del pozo debe estar diseñado para cerrar el cabezal del pozo en superficie, controlar la salida de fluidos, permitir bombear fluidos dentro del pozo y permitir el movimiento de la sarta. El equipo superficial necesario para controlar una arremetida debe estar compuesto de: Un estrangulador hidráulico ajustable (Choke). Dos estranguladores manuales. Una válvula de control hidráulico (HCR). Un separador de gas y fluido de perforación. Un impiderreventón anular o esférico. Dos impiderreventones tipo arietes de tubería y ciego. Manómetros. Una válvula de contrapresión. Una válvula de cierre positivo de máxima abertura para la sarta de perforación (Kelly Cock). Una válvula multiple check cuando se perfora con top drive. 93 
 

Problemas de Hoyo

7.3.3.1.- Estranguladores

El estrangulador (choke) es un elemento que controla el caudal de circulación de los fluidos. Al restringir el paso del fluido con un orificio, se genera una contrapresión o fricción extra en el sistema, lo que provee un método del control del caudal del flujo y de la presión del pozo (ver Figura 7.34).

Figura 7.34: Estrangulador [31].

Los estranguladores usados para el control de pozos son: Estranguladores manuales ajustables (convencionales). Estranguladores ajustables a control remoto (choke hidraúlico).
Estrangulador Manual Ajustable: está compuesto por un vástago (aguja) y

asientos cónicos. Su principal mecanismo de funcionamiento es el siguiente: a medida que el vástago se acerca al asiento, disminuye el espacio anular entre ellos y se restringe el paso de fluido. Esto produce una mayor contrapresión en el pozo (ver Figura 7.35).

94 
 

Problemas de Hoyo

Figura 7.35: Estrangulador manual ajustable [32].

Estrangulador Ajustable a Control Remoto o Choke Hidráulico: los

estranguladores ajustables a control remoto tienen la ventaja de permitir monitorear presiones, emboladas y controlar la posición relativa de apertura del estrangulador desde la consola. El estrangulador se puede cerrar y sellar en forma ajustada para actuar como válvula. El mecanismo de operación es un conjunto de cilindros de doble acción que hacen girar el estrangulador (ver Figura 7.36).

Figura 7.36: Estrangulador ajustable a control remoto [32].

95 
 

Problemas de Hoyo

Entre las limitaciones de este tipo de estranguladores se tiene que su uso no es muy frecuente y por ello deben ser revisadas sus condiciones de funcionamiento periódicamente, al menos una vez por semana.

7.3.3.2.- Válvula de Control Hidráulico o HCR

Las válvulas hidráulicas son usadas para contener y transferir el flujo y la presión del fluido de perforación en el sistema hidráulico. Son muy similares a otras válvulas en su propósito general, es decir regular el flujo, pero a diferencia de muchas otras las válvulas, las válvulas hidráulicas son usadas estrictamente en sistemas hidráulicos. Trabajan en conjunto con otras válvulas para mantener el flujo apropiado del fluido a través del sistema.

7.3.3.3.- Separador de Gas [32]

El separador de gas y de fluido de perforación es un tanque cilíndrico instalado de manera horizontal (ver Figura 7.37a) o vertical (ver Figura 7.37b), cuyo propósito es separar el gas del fluido de perforación para mantener este último en condiciones apropiadas. Estos separadores son equipos de seguridad necesarios durante la perforación de un pozo y se utilizan en aquellas operaciones donde existe la posibilidad de enfrentar grandes volúmenes de gas o cuando se está perforando con una columna hidrostática bajo balance. Su función principal es separar y ventilar de forma segura las grandes cantidades de gas libre, que pueden incluir gases tóxicos tales como el sulfuro de hidrógeno, provenientes del sistema del fluido de perforación. La amenaza de gas se reduce cuando este se transporta a través de las líneas de ventilación y se dirige hacia una localización remota para ser quemado. Esta entrega 96 
 

Problemas de Hoyo

de gas hacia dicha localización puede controlarse mediante una válvula de distribución de contrapresión ubicada en la línea del quemador.

Figura 7.37: Separador de gas. a) Separador Horizontal. b) Separador Vertical.

7.3.3.4.- Impiderreventones [4]

El Instituto Americano del Petróleo (API) define el equipo de impiderreventones como el equipo de impiderreventones son unos dispositivos que se conectan a la tubería de revestimiento y que tienen por objeto controlar las presiones en el espacio anular, entre la tubería de revestimiento y la sarta de tuberías durante las operaciones de perforación, terminación y/o rehabilitación de pozos. Un sistema de impiderreventones es la unión de dos o más de ellos instalados en el cabezal del pozo con el propósito de impedir el flujo incontrolado de fluidos en el espacio anular entre el revestidor y la tubería de perforación, o el pozo abierto. El

97 
 

Problemas de Hoyo

tipo, tamaño y número de impiderreventones se selecciona de acuerdo con los requerimientos de cada pozo en particular.

Selección de los Impiderreventones

Al momento de escoger los impiderreventones que se usarán en un determinado pozo, el principal elemento a considerar es la presión de trabajo de éstos. Así mismo, para seleccionar la presión de trabajo se deben considerar los siguientes factores:
• • • •

Presión interna de trabajo de la tubería de revestimiento. Máxima presión de superficie anticipada. Tipo de fluido producido. Disponibilidad en el mercado de los impiderreventones con las especificaciones de presión requerida.

Tipos de Impiderreventones

El equipo de impiderreventones puede estar compuesto de varios tipos de elementos. La mayoría están constituidos por impiderreventones esféricos, de ariete, o rotacionales. A continuación se presenta una descripción de los mismos.
• Impiderreventón Anular o Esférico: se coloca en la parte superior del conjunto y

normalmente es el primero en ser activado para cerrar el pozo. En estos preventores (como también se les llama a los impiderreventones) se emplea un anillo de caucho sintético reforzado con una unidad sellante que circunda el orificio del pozo para cerrarlo herméticamente.

98 
 

Problemas de Hoyo

En la posición de apertura máxima el diámetro de la unidad sellante es igual al diámetro interno del impiderreventón. Un sistema de compresión del anillo que opera hidráulicamente lo comprime radialmente ajustándolo al tamaño de la tubería que se encuentra en el hoyo, a las uniones o al cuadrante que se encuentre dentro del impiderreventones. Los impiderreventones anulares tienen la capacidad de sellar sobre cualquier forma o diámetro del equipo que se este usando en la perforación del pozo. En la Figura 7.38a se muestra la configuración mecánica de impiderreventón anular. Los impiderreventones anulares permiten efectuar operaciones de arrastre de la tubería de perforación, debido a que poseen la propiedad de mantener el sello mientras pasa la tubería a través de él. Una de las características más importantes de estos preventores es el elemento sellante, estas unidades son manufacturadas con material de goma de alta calidad reforzada con segmentos de acero. El orificio del elemento de sello se adapta a cualquier forma y tamaño, cerrando cualquier parte de la tubería o cerrando completamente el hoyo (ver Figura 7.38b).

Figura 7.38: a) Impiderreventón Anular. b) Elemento Sellante del Impiderreventón Anular [32].

99 
 

Problemas de Hoyo

• Impiderreventón Tipo Ariete: cierran el espacio anular en el exterior de una

sarta de perforación en un pozo, moviendo los arietes desde una posición de reposo hasta la posición cerrada alrededor de la tubería de perforación. Los arietes operan por pares y, cuando están cerrados, tapan herméticamente el espacio debajo de ellos. Los arietes para tubería tienen aperturas semicirculares correspondientes al diámetro de la tubería para la cual están destinados. Es absolutamente esencial que los arietes de un impiderreventón correspondan exactamente al diámetro de la tubería de perforación, la tubería de revestimiento, o la tubería de producción que se este empleando. En la Figura 7.39 se muestra la configuración mecánica de un impiderreventón tipo ariete.

Figura 7. 39: Impiderreventón Tipo Ariete [32].

Los impiderreventones tipo ariete se clasifican en tres categorías:
♦ Arietes de Tubería: los arietes de tubería cierran el anular del pozo cuando la

tubería está dentro del hoyo. Están diseñados para cerrar alrededor de un diámetro 100 
 

Problemas de Hoyo

específico de tubería; por lo tanto, los arietes de tubería vienen en diferentes tamaños de acuerdo al diámetro exterior de las tuberías (ver Figura 7.40). Se pueden usar para mantener la tubería de perforación en el hoyo cuando la presión del pozo trata de sacarla.

Figura 7.40: Arietes de Tubería [32].

♦ Arietes Ciegos: los arietes ciegos cierran el pozo cuando no hay tubería en el

hoyo. Si la tubería se encuentra accidentalmente en el pozo cuando el ariete se está cerrando, ésta será aplastada y no se podrá hacer un sello efectivo. En la Figura 7.41 se muestra una configuración mecánica de un ariete ciego.

Figura 7.41: Arietes Ciegos [32].

101 
 

Problemas de Hoyo

♦ Arietes de Corte: poseen hojillas de corte adheridas a ellos, como su nombre, lo

indica estos arietes cortan la tubería presente el hoyo a medida que cierran y sellan el hoyo abierto. Cuando no hay tubería en el hoyo, los arietes de corte se comportan exactamente como un ariete ciego (ver Figura 7.42).

Figura 7.42: Arietes de corte [32].

• Impiderreventones Rotacionales: se colocan en el tope del conjunto de equipos

preventores de reventones (BOP por sus siglas en inglés, BlowOut Preventer). Proveen una salida lateral para la línea de flujo de retorno. Las salidas más pequeñas se usan para las conexiones de llenado del pozo. Los impiderreventones rotacionales tienen un elemento de sello que pueden cerrar alrededor del cuadrante, tubería de perforación, portamechas y revestimiento. Estos impiderreventones son utilizados principalmente en la perforación bajo balance o con fluidos de perforación aireados (ver Figura 7.43). El impiderreventón rotatorio es una necesidad en casos de circulación invertida, durante la cual la presión de bombeo se aplica al espacio anular para conseguir flujo a través de la tubería de perforación.

102 
 

Problemas de Hoyo

Los impiderreventones rotatorios hacen exactamente lo que se nombre indica: una unidad hermética unida al cuadrante dando vueltas mientras que el cuerpo del aparato queda estacionario. La unidad sellante rotatoria hace cuerpo con el cuadrante y proporciona una hermeticidad mayor y de más larga duración.

Figura 7.43: Impiderreventón Rotacional [32].

Si el conjunto de impiderreventones falla no existe una tercera alternativa, el pozo fluirá sin control creando peligros tanto para el personal como para los equipos.

Manómetros

Son instrumentos que sirven para medir presiones. Pueden registrar distintos tipos de presiones en el pozo, como por ejemplo: la presión de cierre de tubería de la tubería de perforación, la presión de cierre de la tubería de revestimiento y la presión de cabezal entre otras.

103 
 

Problemas de Hoyo

Válvula de Contrapresión o Inside Preventer

Es una válvula recuperable que se usa para bloquear el flujo indeseado del hoyo hacia la superficie. Se instala en la sarta de perforación y se recupera usando una guaya de recuperación que permite liberarla de las conexiones donde fue colocada.

Válvula de Seguridad del Cuadrante o Kelly Cock

La válvula de seguridad del cuadrante es una válvula tipo bola colocada en cada terminal de la junta del cuadrante y la unión giratoria. Su propósito básico es proveer un medio para cerrar la sarta de perforación, en caso de que la manguera de perforación o el tubo que sostiene a la manguera de perforación tenga alguna salida del fluido de perforación mientras que se está circulando una arremetida. Esta válvula se cierra si la presión de la tubería de perforación amenaza con exceder la presión que se tiene en la manguera de perforación inferior del cuadrante.
♦ Válvula de Seguridad Superior del Cuadrante: es usada para cerrar el cuadrante
[33]

. Existen dos tipos de válvulas de esta

categoría; la válvula de seguridad superior del cuadrante y la válvula de seguridad

cuando el mismo está en su posición más baja en la mesa rotatoria. La finalidad de esta válvula es cerrar la sarta de perforación si, en el momento que se este circulando una arremetida fuera del pozo, comienza a salir fluido de perforación a través de la manguera de perforación o el tubo que sostiene la manguera de perforación (ver Figura 7.44).

104 
 

Problemas de Hoyo

Figura 7.44: Válvula de seguridad superior del cuadrante [33].

♦ Válvula de Seguridad Inferior del Cuadrante: es usada como reemplazo de la

válvula de seguridad superior. Permite ahorro de fluido de perforación durante las conexiones y que el cuadrante sea desenroscado al momento de instalar una válvula de contrapresión durante la operación de forzamiento de la tubería 7.45)
[33]

. (ver Figura

Figura 7.45: Válvula de seguridad inferior del cuadrante [33].

105 
 

Problemas de Hoyo

Válvula Multiple Check [34]

Se usa para evaluar y monitorear las presiones del pozo. Provee una vía de flujo para el fluido de perforación que esté siendo bombeado a través de los tubulares conectados al top drive así como también incluye una válvula ahorradora que utiliza un pistón para retener el fluido de perforación en el top drive cuando un tubular se desconecte de él, es decir, la válvula controla el flujo del fluido de perforación u otros fluidos al área de trabajo y al ambiente mientras que el top drive está siendo conectado a un nuevo tubular.

7.3.4.- Manejo de Arremetidas [4]

Después de constatar la presencia de una arremetida se debe proceder a cerrar el pozo, verificar las presiones existentes tanto en la tubería de perforación como en el espacio anular. Es importante seguir ciertos procedimientos para controlar con éxito la situación. Las acciones para dominar una arremetida cuando la tubería está en el fondo o cuando ocurre durante un viaje, consiste en efectuar el cierre del pozo utilizando los procedimientos establecidos para cada caso. Estos tienen el propósito de disminuir la cantidad de influjo para facilitar el control posterior y además realizar el cierre del pozo con seguridad. Se utilizan tres tipos o métodos de cierre una vez que se ha percibido cualquier indicador de arremetida y se efectúa la prueba de flujo (el pozo fluye con las bombas paradas). Estos son: cierre duro, cierre rápido y cierre suave.

106 
 

Problemas de Hoyo

7.3.4.1.- Método de Cierre Duro

Es un procedimiento en el cual el pozo se cierra mediante el impiderreventón de ariete de tubería luego de apagar las bombas y abrir el HCR. En este caso se perfora con el estrangulador cerrado. Ofrece la ventaja de que el influjo es mínimo mientras se efectúa el procedimiento de cierre, pero no se tiene certeza de la posibilidad de fracturar la formación. Por esta razón su utilización se limita a hoyos entubados (reacondicionamiento y pozos en producción) o perforando el hoyo de producción después de haber cementado el revestidor intermedio, si se tiene una buena integridad de formación. Tienen la desventaja de generar un mayor choque hidráulico sobre la formación y se debe garantizar que la tubería de perforación esté frente al impiderreventón de arietes que se va a cerrar. El procedimiento de cierre duro se puede resumir en los siguientes pasos: Parar la mesa rotatoria si es perforación convencional de lo contrario parar el top
drive.

Levantar el cuadrante si es perforación convencional. Parar las bombas. Verificar flujo. Si existe flujo abrir HCR. Cerrar impiderreventón de ariete de tubería.

7.3.4.2.- Método de Cierre Rápido

Es un procedimiento en el cual el pozo se cierra mediante el impiderreventón esférico, después de apagar la bomba y abrir el HCR. Se perfora con el estrangulador cerrado. 107 
 

Problemas de Hoyo

Algunas de las ventajas de utilizar este método son: Menor influjo que en el cierre suave, Menor choque hidráulico que en el cierre duro. No importa la posición de la tubería de perforación porque el impiderreventones anular se adapta a cualquier diámetro. Entre las desventajas se encuentran: mayor choque hidráulico que el cierre suave y mayor influjo que el cierre duro. En general, el procedimiento de cierre rápido se puede resumir en los siguientes pasos: Parar la mesa rotatoria si es perforación convencional o parar el top drive. Levantar el cuadrante si es perforación convencional. Parar las bombas. Verificar flujo. Si existe flujo abrir HCR. Cerrar el impiderreventón esférico o anular.

7.3.4.3.- Método de Cierre Suave

Es un procedimiento en el cual el pozo se cierra mediante los estranguladores, lo cuales permanecen abiertos durante la perforación. Es el procedimiento recomendado generalmente para arremetidas mientras se está perforando porque puede verificarse si la formación se fractura durante el cierre del pozo. Además presenta la ventaja de evitar el efecto de choque hidráulico sobre la formación que se produce por la parada brusca del flujo de fluidos. 108 
 

Problemas de Hoyo

Los procedimientos de cierre que se presentan a continuación se basan en el tipo de cierre suave y dependen de la operación que se esté llevando a cabo en el momento de ocurrir la arremetida. En general, el procedimiento de cierre suave durante la perforación se realiza de la siguiente manera: Levantar el cuadrante hasta que la conexión de la tubería de perforación quede cinco (5) pies sobre la mesa rotatoria si es perforación convencional, si se realiza con top drive colocar la tubería a cinco (5) pies por encima de la mesa rotatoria. Apagar las bombas y verificar si el pozo fluye. Abrir la válvula hidráulica. Cerrar el impiderreventón designado. Éste puede ser el impiderreventón anular o el de ariete de tubería más alto con el tamaño de bloque de ariete apropiado para la tubería de perforación dentro del conjunto de impiderreventones. Cerrar el estrangulador. Registrar el volumen de ganancia en los tanques del fluido de perforación y las presiones de cierre en la tubería de revestimiento y la tubería de perforación. Iniciar los cálculos y distribuir el personal para comenzar las acciones de control del pozo. El procedimiento de cierre suave durante un viaje se efectúa de la siguiente manera: Dejar la tubería sobre las cuñas de tal manera que la conexión de la tubería de perforación quede 5 pies sobre la mesa rotatoria para que se pueda colocar la válvula de seguridad. Colocar la válvula de seguridad abierta y la válvula de contrapresión inside
preventer en la tubería y cerrar la válvula de seguridad. Una vez colocada la

segunda abrir la válvula de seguridad Abrir la válvula hidráulica HCR. 109 
 

Problemas de Hoyo

Cerrar el impiderreventón anular. Cerrar el estrangulador. Registrar la presión de cierre de la tubería de perforación y del revestimiento, así como el volumen de ganancia en los tanques de fluido de perforación. Comenzar a bajar la tubería al fondo, utilizando la técnica de arrastre. Por otra parte, el procedimiento de cierre para el sistema de desviación es el siguiente: Levantar el cuadrante hasta que la conexión de la tubería de perforación quede cinco (5) pies sobre la mesa rotatoria si es perforación convencional, si se realiza con top drive colocar la tubería a cinco (5) pies por encima de la mesa rotatoria. Parar las bombas de fluido de perforación. Abrir las válvulas de las líneas de desahogo. Cerrar el impiderreventón anular desviador. Circular con agua.
• Procedimiento para regresar al fondo en viajes (el pozo no fluye): cuando se

está sacando la sarta de perforación, solo existe una única señal que puede identificar una entrada de fluido de la formación al pozo. Esta señal es la disminución del fluido que toma el pozo después de sacar un determinado número de parejas. Si se observa tal disminución del fluido durante el viaje, se debe verificar si el pozo está fluyendo; para ello se sigue el siguiente procedimiento:
♦ Dejar de sacar, colocar las cuñas (conexión superior encima de la mesa y retirar el

elevador)
♦ Instalar en la sarta de perforación la válvula máxima de abertura (Kelly Cock) y

cerrarla.
♦ Observar si el pozo fluye en el tanque de viaje.

110 
 

Problemas de Hoyo

Si el pozo no fluye es recomendable sacar las siguientes parejas a menor velocidad y verificar el llenado. Si de nuevo se observa una disminución del fluido que debe tomar el pozo y este no fluye, es recomendable regresar la tubería al fondo para hacer una circulación. El procedimiento que se debe seguir es el siguiente:
♦ Instalar el impiderreventón interno (Inside Preventer) por encima de la válvula de

máxima abertura Kelly Cock.
♦ Abrir la válvula de máxima abertura Kelly Cock. ♦ Meter pareja por pareja para tratar de llegar al fondo, observando que el pozo no

fluye (en el tanque de viaje) mientras la tubería está parada para hacer la conexión.
♦ Si el pozo fluye, cierre el pozo siguiendo los siguientes pasos: ∗ ∗ ∗ ∗

Verificar si está alineado el estrangulador hidráulico ajustable, el cual debe permanecer abierto durante la perforación. Abrir la válvula HCR. Cerrar el impiderreventón anular, preferiblemente. Cerrar el estrangulador hidráulico lentamente observando que la presión anular no supere la máxima permitida.

♦ Anotar la presión de cierre de revestidor tan pronto se estabilice. ♦ Determinar la presión de cierre en la tubería.

111 
 

Problemas de Hoyo

7.4.- Prueba de Integridad de Presión (PIP)

Es una prueba de presión realizada con el equipo del taladro para medir esencialmente la máxima fuerza que puede resistir la formación antes de fracturarse y que se realiza por debajo del último revestidor cementado, con la finalidad de: Determinar el gradiente de fractura de la formación o su densidad equivalente. Conocer la presión máxima del anular permisible en superficie. Probar la cementación para asegurarse que no existe comunicación. Tener parámetros para control de pozos. La prueba de integridad de presión es un procedimiento operacional que se realiza aproximadamente entre diez (10) y cincuenta (50) pies por debajo de la zapata del último revestidor que ha sido colocado; durante la misma se cierra el pozo y se bombea lentamente fluido de perforación para de esta manera determinar el punto en el cual la formación comienza a ceder, es decir, tomar fluido. El procedimiento operacional que se debe seguir para realizar la prueba de integridad de presión es el siguiente [4]:
Paso 1: bajar la sarta de perforación con mecha hasta el tope del cuello flotador (ver

Figura 7.47A).
Paso 2: realizar una prueba volumétrica al revestidor para verificar la resistencia al

estallido del mismo o posibles fugas en las conexiones (ver Figura 7.47A).
Paso 3: perforar el cuello flotador y el tapón de cemento hasta 10 pies por encima de

la zapata (ver figura 7.47B). Repetir la prueba volumétrica.
Paso 4: perforar el resto del cemento y la zapata del revestidor hasta

aproximadamente unos diez o veinte pies de formación nueva (ver Figura 7.47C).
Paso 5: circular hasta obtener retornos limpios y acondicionar el fluido de

perforación. 112 
 

Problemas de Hoyo

Paso 6: levantar la sarta de perforación hasta colocar la mecha a nivel de la zapata

(ver Figura 7.47D).
Paso 7: cerrar un impiderreventón (ariete de tubería o anular). Paso 8: verificar fugas en el pozo. Paso 9: bombear el fluido lentamente al pozo (1/4 a 1/2 de barril). Observar la

presión al terminar de bombear el volumen seleccionado. Se puede esperar que la presión se estabilice después del bombeo (dos minutos aproximadamente).
Paso 10: continuar bombeando y registrar la presión y el volumen bombeado

acumulado hasta que se alcance el límite de la prueba (límite PIP). Esto será cuando el pozo comience a tomar fluido, causando una desviación de la tendencia de proporcionalidad entre la presión y el volumen bombeado.
Paso 11: parar el bombeo y esperar unos diez minutos hasta que la presión se

estabilice. Una vez estabilizada, desahogar la presión y registrar el volumen de fluido de retorno.

Figura 7.46: Procedimiento operacional utilizado en la prueba PIP [3].

Durante la prueba de integridad de presión se obtienen gráficos del comportamiento de la presión en función de los barriles de fluido de perforación bombeados. El conocimiento de estos valores de presión es de gran importancia para determinar la 113 
 

Problemas de Hoyo

densidad máxima del fluido de perforación requerida para perforar el próximo hoyo, y así evitar problemas de pérdida de circulación o arremetidas por usar un fluido de perforación de densidad inadecuada. También es necesario conocer la presión de fractura para determinar la Máxima Presión Anular Permisible en la Superficie (MPAPS). La interpretación incorrecta de una PIP puede llevar a trabajos innecesarios de cementación secundaria, asentamientos prematuros de revestidores, pérdida de circulación u otros problemas costosos que pudieran retrasar el progreso de la perforación. Por ejemplo, si se obtiene un valor bajo de la PIP, puede interpretarse como un canal de cemento y el operador puede efectuar un trabajo de cementación secundaria para incrementar el límite de la PIP. Por el contrario si la PIP es interpretada como un bajo gradiente de fractura cuando es causada por un canal de cemento el operador puede usar un valor irreal como límite superior para la densidad del fluido de perforación [38]. Si la PIP es mal interpretada, es decir, muestra un valor más alto del límite PIP en lugar del valor correcto, el operador puede usar un valor irreal alto como guía para elaborar la densidad del fluido de perforación y esto puede generar problemas de pérdida de circulación. La forma del gráfico de la PIP y la presión límite de la prueba son gobernadas principalmente por los esfuerzos locales en las paredes del hoyo. Las fuerzas de la formación se rigen principalmente por los esfuerzos naturales de compresión ejercidos por la sobrecarga. El mismo procedimiento básico es usado en todas las pruebas de PIP: las válvulas impiderreventones son cerradas y el fluido es lentamente bombeado al hoyo. A cierta presión las bombas son paradas. La presión de cierre es monitoreada por un corto 114 
 

Problemas de Hoyo

tiempo para chequear filtraciones, luego es liberada la presión. Los datos son graficados e interpretados para determinar la integridad de la presión de la formación. Las operaciones de perforación continúan si la prueba es aceptable. En la Figura 7.48 se muestra un gráfico típico de prueba de integridad de presión.

Figura 7.47: Prueba de Integridad de Presión [6].

 

En el Punto A, hay una pequeña desviación de la línea recta producto del llenado del hoyo. Luego el tramo lineal del gráfico representa la compresión del fluido de perforación y la expansión elástica del hoyo: igual volumen bombeado causa un 115 
 

Problemas de Hoyo

incremento constante en la presión. Pequeñas pérdidas de filtrado a la formación pueden ocurrir durante este tiempo pero estas son normalmente pequeñas y a una tasa relativamente constante y por lo tanto no afecta la linealidad del gráfico [38]. El punto de filtración o límite PIP (B) es el punto donde los datos se desvían de la línea recta y tienden a inclinarse hacia la derecha. En este punto, ha ocurrido una fractura pequeña y estable en la formación. Cuando se abre la fractura el fluido se pierde en dos vías: el fluido entra a la fractura y el filtrado se pierde en las caras permeables de la formación. Esta pérdida de fluido lleva a menores incrementos en la presión mientras más fluido es bombeado lo cual lleva a un cambio en la pendiente del gráfico [38]. La figura muestra el incremento en la presión de la bomba constantemente entre los puntos B y C. Este incremento de presión indica un crecimiento estable de la fractura, lo cual es normal en la mayoría de las PIP. El incremento estable de la fractura ocurre debido a la presión y las pérdidas de fluido a lo largo de las fracturas crecientes. En esencia la presión y el tipo de fractura permanecen cercanos a la presión mínima de propagación de fractura a pesar de la presión creciente de las bombas en la superficie. Un incremento de la presión en la fractura es requerido para iniciar un crecimiento de fractura inestable o quiebre. Esto puede ocurrir si se bombea suficiente fluido para sobrellevar las pérdidas y transmitir más presión a la fractura o cuando la presión y las pérdidas de fluido en la fractura son pequeñas. En este caso la presión de la bomba puede subir o declinar [38]. La bomba es detenida en el punto C brevemente después de la filtración o límite PIP y la presión de cierre es monitoreada para chequear por filtraciones. La presión de cierre normalmente cae rápidamente al principio debido a las pérdidas de fluido en las fracturas abiertas y en las pérdidas por fricción en la bomba. Cuando la presión cae suficientemente se cierra la fractura. La presión de cierre entonces declina a una tasa más pequeña debido a las ligeras pérdidas de fluido debido a la permeabilidad. 116 
 

Problemas de Hoyo

Cuando la presión de cierre declina a un valor aproximadamente constante la prueba es concluida. Si la PIP es adecuada y no hay canales de cemento, se acepta el gráfico de la prueba y se continúan las operaciones de perforación [38].

7.4.1.- Interpretación de los Gráficos de la Prueba de Integridad de Presión [4]

Los gráficos que se presentan a continuación son gráficos teóricos de pruebas de integridad de presión (PIP). En ellos se ilustra una prueba incompleta, una prueba completa, una prueba enmascarada y una prueba donde existe una trabajo de cemento defectuoso alrededor de la zapata del revestidor.

Prueba Incompleta

En la Figura 7.49 se observa que no se alcanzó el límite de la prueba de integridad, a pesar de que la presión de prueba estuvo por encima de la presión de fractura estimada. De allí que no es posible estimar de esta prueba la presión de fractura real.

117 
 

Problemas de Hoyo

Figura 7.48: Prueba PIP incompleta.

Prueba Completa

En la figura 7.50, se muestra una prueba totalmente completa. A pesar de tener una referencia de la presión de fractura estimada, podemos observar que la misma fue ligeramente superada en la prueba, hasta obtener la desviación de la tendencia de proporcionalidad.

118 
 

Problemas de Hoyo

Figura 7.49: Prueba PIP completa

Prueba Enmascarada

Si durante la prueba, la curva aparece por debajo de la presión de fractura estimada, es recomendable parar la bomba por varios minutos, aumentar la tasa de bombeo y continuar la prueba hasta observar el pandeo de la curva nuevamente. Si se observa un comportamiento similar a la Figura 7.51, se puede afirmar que el pandeo inicial fue una falsa alarma.

119 
 

Problemas de Hoyo

Figura 7.50: Prueba PIP Enmascarada.

Fallas en la Cementación

Si después de observar algunos minutos y repetir la prueba, el comportamiento es el observado en forma similar a la Figura 7.52 y además, no es posible alcanzar el límite PIP estimado a pesar de que se aumente la tasa de flujo, podemos afirmar que existe una falla en la cementación alrededor de la zapata.

120 
 

Problemas de Hoyo

Figura 7.51: Prueba PIP que muestra fallas en la cementación.

7.4.2.- Métodos de Control de Pozos y Arremetidas

Luego de haber detectado la arremetida y haber cerrado los impiderreventones la presión del pozo se iguala con la de la formación y se detiene el flujo de fluidos de la formación. Aunque existen diversos métodos para sacar la arremetida fuera del pozo y aumentar la densidad del fluido de perforación en todos los casos el propósito es mantener la presión de fondo del pozo constante a un nivel igual o ligeramente superior a la presión de la formación. El control de la presión de fondo se realiza usando la presión hidrostática y la contrapresión ejercida por el estrangulador ajustado. Al mismo tiempo se debe evitar una presión de fondo del pozo excesiva para no fracturar la formación a nivel de la zapata del último revestidor cementado y producir una pérdida de circulación [4].

121 
 

Problemas de Hoyo

Luego de realizar el procedimiento anterior se procede a tratar de controlar la arremetida para lo cual existen varios métodos que se clasifican de acuerdo a la posición de la mecha con respecto al fondo. Los métodos con la mecha en el fondo del pozo abarca el método del perforador, el método del ingeniero y método concurrente; y los métodos con la mecha fuera del fondo abarca el método volumétrico, el método de lubricar y purgar, el método de circulación con fluido de perforación pesado, el método de arrastre de tubería y el método de forzamiento.

7.4.2.1.- Métodos con la Mecha en el Fondo del Pozo [33]

Método del Perforador

Se emplea cuando se requiere controlar el pozo con mínimos recursos de supervisión, bajas capacidades de mezcla o insuficientes cantidades de material densificante en el sitio o cuando no se cuenta con el; para circular influjos de agua, petróleo o gases cuyas altas velocidades de migración pueden causar problemas para cerrar el pozo y además el equipo de superficie tiene dotaciones reducidas, instalaciones inadecuadas para la mezcla o poca o ninguna ayuda de supervisión. Aunque el método del perforador es simple y directo, las presiones en el revestidor resultan un poco más altas que las de otros métodos, por lo que no se debe utilizar en pozos en los que se prevea una pérdida de circulación. El control de pozos con este método lleva más tiempo que con las otras técnicas.

122 
 

Problemas de Hoyo

Las operaciones de control con este método resultan sencillas. El procedimiento para controlar una arremetida consta de dos ciclos de circulación:

Circula el fluido de perforación para eliminar el fluido infiltrado en el hoyo. Se mantiene una presión constante sobre el fondo para evitar la entrada eventual de más fluido de formación durante la circulación. Se controla el estrangulador de manera que se mantenga constante la presión del cabezal de la sarta durante la operación y se mantiene constante la velocidad de bombeo. Para esta operación se emplea el fluido de perforación en circulación en el momento que se verificó la arremetida.

El segundo ciclo consiste en reemplazar este fluido de perforación con el fluido de perforación de densidad aumentada correspondiente al equilibrio de la presión de formación. Abriendo el estrangulador se varía la presión en el cabezal de la sarta para mantener una presión constante en el fondo.

Se empieza el primer ciclo abriendo el estrangulador y poniendo simultáneamente la bomba a la velocidad reducida establecida. Cuando el fluido infiltrado ha sido evacuado del pozo, el fluido de perforación sin contaminar aparece en la boca de descarga de los tanques y se puede interrumpir la circulación y cerrar los impiderreventones, una vez hecho esto, las presiones registradas en los cabezales de la sarta y de la tubería deben resultar iguales. Entre las ventajas de este método se encuentran:
• • •

Se requiere menor cantidad de cálculos. Procedimiento simple que la mayoría de las cuadrillas del equipo de perforación podrán entender. Elimina el influjo del pozo dentro de un plazo mínimo.

123 
 

Problemas de Hoyo

Algunas desventajas de este método son:
• •

Requiere dos circulaciones para matar el pozo. Somete la zapata de cementación a la cantidad máxima de presión debido a que el peso de fluido de perforación adicional no aumenta la presión hidrostática.

Método del Ingeniero

También conocido como el método de esperar y pesar se realiza de la siguiente forma: una vez que el pozo está cerrado, la cuadrilla del equipo de perforación espera mientras que el fluido de perforación en los tanques se densifica hasta lograr que la densidad del fluido de perforación llegue hasta el valor deseado. Para usar este método con éxito, suficiente material densificante debe estar disponible en la locación y la capacidad de mezcla debe ser suficiente para mantener la densidad del fluido de perforación obtenida durante la circulación a la velocidad lenta de bombeo. Este procedimiento es más complicado que el Método del Perforador. En el Método del Perforador, el fluido de perforación densificado no es bombeado dentro del pozo hasta que la arremetida haya sido circulada fuera del mismo, en este método la expansión del gas es compensada manteniendo una presión constante de la tubería de perforación mientras que se hace circular la arremetida fuera del pozo. Cuando se bombea fluido de perforación densificado dentro del pozo, se mantiene constante la presión de la tubería de revestimiento hasta que el fluido de perforación densificado llegue hasta la mecha. Esto compensa las variaciones de la presión hidrostática dentro de la tubería de perforación. En el método del ingeniero, el gas se expande en el espacio anular mientras que la presión hidrostática aumenta en la tubería de perforación. Esto requiere que la presión

124 
 

Problemas de Hoyo

de bombeo necesaria para mantener una presión de fondo constante cambie a medida que se hace circular el fluido. Este método es basado en el supuesto de que se puede preparar el nuevo fluido de densidad requerida en un tiempo razonablemente corto mientras se mantiene el pozo en estado de cierre. En otras palabras, se debe esperar antes de circular el pozo hasta que se alcance la densidad del fluido de perforación deseada en los tanques. La circulación requerida para evacuar el influjo e introducir el fluido de perforación de mayor densidad se efectuará al mismo tiempo en lugar de realizarla en dos ciclos, como se hace con el método del perforador. En ambos casos, se deberá mantener una presión de fondo constante. El Método de Esperar y Pesar producirá una presión de fondo sobre la zapata del revestidor menor de la que se consigue con el método del perforador. Este método constituye la mejor alternativa en las operaciones de perforación profundas, de altas presiones o de operaciones marinas donde se tienen buenas instalaciones de mezclado para densificar el fluido. En general se considera que es el método de control de pozos más usado. Algunas ventajas son:
• •

Controla el pozo en una circulación. Somete la zapata de cementación a la cantidad mínima de presión debido a la presión hidrostática adicional producida por el aumento de la densidad del fluido de perforación.

Entre las desventajas se encuentran:

El pozo está cerrado por mucho tiempo sin circulación. Una arremetida de gas migrará hacia arriba en el pozo, aumentando la presión, a menos que las presiones sean monitoreadas continuamente. Los fluidos como el agua salada contaminarán 125 

 

Problemas de Hoyo

el fluido, causando mayores filtrados. A su vez, esto aumenta la posibilidad de atascamiento de la sarta de perforación. Una arremetida de gas en un fluido base aceite o base sintético pueden separar la barita del fluido debido a la solubilidad del gas en el fluido base. El gas cambia de fase y actúa como líquido al solubilizarse en el fluido de perforación base aceite. Esto diluye el fluido y puede reducir la viscosidad lo suficiente para permitir que el material densificante se sedimente y obture el espacio anular.
• •

Requiere más cálculos que el Método del Perforador. Requiere suficientes provisiones de material densificante y un buen sistema de mezcla para mantener la densidad a medida que se hace circular el fluido.

Método Concurrente

También conocido como el método de circular y pesar se usa para circular la arremetida fuera del pozo aumentando gradualmente la densidad del fluido de perforación hasta lograr la densidad requerida. El pozo será cerrado solamente por el tiempo necesario para obtener la información pertinente sobre la situación de la arremetida. Los cálculos y las técnicas usados en el método del ingeniero son usados en el método concurrente. Este método usa un aumento gradual de la densidad del fluido de perforación a medida que se hace circular el influjo fuera del pozo. El método concurrente es más complicado que el método del perforador y el método del ingeniero, porque presenta la complicación adicional de que se tienen diferentes densidades de fluido en la tubería, lo que dificulta mantener la presión de fondo constante. El número de diferentes densidades y los volúmenes de cada una dependerán de la capacidad de las instalaciones de mezclado en el equipo y determinara la velocidad de circulación del equipo de perforación usado. Se requiere un programa complicado de presiones, así como un conocimiento preciso del 126 
 

Problemas de Hoyo

momento en que una densidad del fluido de perforación determinada es obtenida y bombeada dentro de la tubería de perforación. Se requieren excelentes comunicaciones entre el operador del estrangulador y los tanques de fluido de perforación. Algunas ventajas de este método son:

Su principal ventaja reside en que pueden comenzarse las operaciones de control tan pronto como se estabilicen las presiones de cierre en superficie o cuando se determina que puede llegar a sobrepasarse la máxima presión anular permitida en superficie. En lugar de esperar a que el fluido en superficie sea densificado hasta alcanzar la densidad de control, se comienza la circulación a un caudal reducido, incrementando la densidad del fluido de control mientras se circula hasta la mecha.

• • •

Elimina el influjo dentro de un plazo mínimo. Somete la zapata de cementación a una presión reducida debido al aumento de la presión hidrostática. La densificación del fluido de perforación puede ser ajustada de conformidad con las provisiones de material densificante.

Entre las desventajas se encuentran:

Requiere un programa de presiones complicado. La ubicación de las densidades del fluido de perforación aumentadas por incrementos debe ser conocida en todo momento para determinar el programa de presiones.

Requiere más de una circulación para matar el pozo. Como el método usado para densificar el fluido de perforación es muy largo, el tiempo necesario para poder continuar con las operaciones podría requerir dos o más circulaciones.

127 
 

Problemas de Hoyo

♦ Comparación entre los Métodos

[34]

: el punto crítico en el procedimiento de

eliminación del gas se verifica cuando el volumen de gas alcanza la superficie. En dicho momento coincide el aumento del nivel máximo en el tanque de fluido de perforación, debido a la expansión de gas en el anular, y la presión máxima en el estrangulador, que se alcanza durante la circulación para la eliminación de la arremetida de gas. En la Figura 7.46 se muestra un esquema que indica la presión en el anular en función de los barriles de fluido de perforación bombeado dentro del pozo, usando los tres métodos de control de pozos.

Figura 7.52: Comparación entre los métodos de control de pozos.

128 
 

Problemas de Hoyo

La presión mínima en la válvula se logra cerrando el pozo y preparando un fluido de perforación con la densidad requerida para usarlo en la primera circulación para matar el pozo, es decir, el método del ingeniero. Se conseguirá una presión más alta eliminando el gas sin aumentar la densidad del fluido de perforación, es decir, por medio del método del perforador. Se lograrán todavía presiones más altas si no se usa una densidad apropiada del fluido de perforación, esto por lo general ocurre en el método concurrente.

7.4.2.2.- Métodos con Mecha o Tubería Fuera del Fondo [4]

Método Volumétrico

El método volumétrico se puede utilizar para corregir variaciones de presión en el espacio anular durante la bajada/sacada de la tubería bajo presión. Su uso como método de control está restringido donde, por cualquier circunstancia no se puede circular fluido en el pozo, por ejemplo si los orificios de la mecha están tapados, si no hay tubería en el hoyo o en caso de altas velocidades de migración de gas. En el método volumétrico, se registra y mantiene constante la presión en el estrangulador hasta que se descarga una cantidad calculada de fluido en un tanque calibrado, para permitir la expansión del gas. Una vez hecho esto, se vuelve a calcular la presión que se debe mantener en el estrangulador para controlar la presión en el fondo del pozo. Cuando el gas llega a la superficie, se revierte el proceso y se bombea fluido al pozo. Se permite que la presión en el revestidor disminuya de acuerdo al cálculo volumétrico. Esta técnica se conoce como lubricar y purgar. El método no requiere modificación especial en el taladro excepto que el estrangulador debe comunicarse con el tanque de viaje. 129 
 

Problemas de Hoyo

Método de Lubricar y Purgar

Este método se utiliza para remover el influjo de la superficie si no se tiene un medio para circular fluido al pozo (mecha tapada, pozo sin tubería, tapón de arena, etc.). En este método, se bombea fluido al interior del pozo y se permite que lubrique a través del gas y aumente la presión hidrostática. Dado que se le agrega presión hidrostática al pozo, se puede purgar un volumen de gas equivalente al aumento de dicha presión. Para comenzar el proceso se debe medir cuidadosamente el fluido que se va a bombear al pozo. Si se esta bombeando desde un tanque calibrado, se puede calcular el volumen de fluido bombeado dentro del pozo. Una vez que se conoce este volumen, se puede estimar el aumento de presión hidrostática y este será el valor a purgar.

Método de Circulación con Fluido de Perforación Pesado

El objetivo de este método es eliminar las presiones de superficie para bajar la sarta de perforación con el pozo abierto, hasta una profundidad que permita controlar eficientemente el pozo (preferiblemente el fondo). Sin embargo, la posibilidad de eliminar las presiones superficiales depende de si el influjo de gas está migrando en el hoyo abierto por debajo de la mecha y si se puede preparar un fluido de perforación de densidad suficiente para balancear la presión de fondo.

Método de Arrastre de Tubería (Stripping)

La tubería de perforación se puede arrastrar (bajar bajo presión) a través de los impiderreventones si el peso de la misma es suficiente para vencer la presión del pozo. Si el peso de la tubería no es suficiente para bajar se requerirá una fuerza que la impulse hacia abajo (Snubbing). 130 
 

Problemas de Hoyo

Los principios de desplazamiento durante el stripping son los mismos que cuando se baja la tubería en el pozo, exceptuando la presión. Durante la bajada, se desplaza fluido hacia fuera del pozo. Esto es importante porque una falla en el volumen desplazado puede provocar pérdida de circulación, o un aumento en la magnitud del influjo, o posiblemente ambas cosas.

Forzamiento (Bull Heading)

Esta es una técnica habitual de control de pozos en procesos de reparación y rehabilitación de pozos en algunas áreas. El método funciona cuando no hay obstrucciones en la tubería y se puede lograr la inyectabilidad dentro de la formación sin exceder ningún límite de presión. En este procedimiento, los fluidos del pozo se bombean nuevamente al yacimiento, desplazando la tubería o el revestidor con una cantidad suficiente de fluido de control. También se aplica bajo ciertas condiciones de perforación como es el caso de pozos profundos y presencias de gas acido (H2S). En este caso no es aceptable permitir que el influjo de la formación sea circulado hacia la superficie, o en ocasiones donde el equipo de superficie no podrá soportar las presiones máximas que se aplicarán. Se debe recordar que la decisión de utilizar la técnica de forzamiento durante la perforación debe de tomarse de antemano, como parte del procedimiento de cierre. Si se retrasa la decisión de usar esta técnica, habrá migración de gas y disminuirán las posibilidades de empujar el influjo de nuevo a la formación que la produjo. Además, se aumentan las posibilidades de fracturar la formación a nivel de la zapata o en otros puntos de poca resistencia.

131 
 

Problemas de Hoyo

El método de forzamiento generalmente no es exitoso y se debe usar como último recurso. Está sujeto a problemas tales como:
• • • •

No se puede predecir la profundidad de la fractura y la zona de pérdida. La aplicación de la técnica puede resultar difícil y consumir mucho tiempo. El gas puede provocar problemas serios de migración. Si la permeabilidad de la formación es baja se puede exceder la presión de fractura.

7.5.- Tipos de Arremetidas

Una vez que se ha cerrado el pozo y de la espera para que se estabilice, es de suma importancia conocer el tipo de fluido que ha entrado al hoyo, para tal propósito se debe calcular el gradiente de la arremetida. Si el fluido es una mezcla de gas, petróleo y agua, la naturaleza exacta del fluido, será imposible de obtener [35]. Las arremetidas de gas son generalmente más dramáticas que cualquier otro tipo de influjo debido a la habilidad de este para expandirse mientras se circula hasta superficie, la alta presión que se origina en el anular y la inflamabilidad del mismo. Por lo general las arremetidas no pueden identificarse a simple vista en superficie en los tanques del fluido de perforación, especialmente en los casos de cantidades limitadas de agua salada a menos que el brote sea de varias decenas de barriles puesto que el fluido de perforación cambiará su aspecto físico y sería necesario realizar un análisis químico por parte de un ingeniero de fluido de perforación para poder corroborar con certeza que se trata de una arremetida, como por ejemplo de agua salada, si los resultados indican aumento en el contenido de cloruros [35].

132 
 

Problemas de Hoyo

Para determinar el tipo de fluido que ha entrado en el fondo del pozo, el operador debe tener una medida exacta de la cantidad de fluido que ha entrado al pozo. Este estimado de volumen de fluido que ha invadido el hoyo, es equivalente al aumento de nivel de fluido de perforación en los tanques en superficie y una vez conocido este valor se puede estimar la altura que ocupan los fluidos de la formación en el espacio anular. Los siguientes cálculos pueden ser hechos con los datos iniciales para determinar con certeza el tipo de fluido de la arremetida, y para así seleccionar el método de control adecuado para remover el influjo bien sea a través de los métodos convencionales (método del ingeniero, el método del perforador, método concurrente) o a través de los métodos no convencionales. La ecuación para determinar el gradiente del fluido que ha entrado al pozo es:
PCTRffffffff ffffffffffff ffffffffffff fffffffffff ffff@ PCTP h

G INF = G Lodo @

(7.15)

Donde: G INF : gradiente del Influjo, lpc/pie. G Lodo : gradiente del fluido de perforación original, lpc/pie. PCTR: presión de cierre en la tubería de revestimiento, lpc. PCTP: presión de cierre en la tubería de perforación, lpc. h: altura de la columna de influjo en el hoyo, pies. El valor, del gradiente del influjo obtenido en la ecuación 7.10 se compara en la Tabla 7.2 que se muestra a continuación, con ella se puede determinar el tipo de influjo que se encuentra en el pozo.

133 
 

Problemas de Hoyo
Tabla 7.2: Tipo de Influjo.

Gradiente del Influjo (lpc/pie) Tipo de Influjo

0,010 - 0,25 0,25-0,433 >0,433

Gas Petróleo Agua

7.6.- Definiciones Básicas [4] Presión de Circulación: es la presión necesaria para producir el movimiento del

fluido de perforación o de terminación en el hoyo, venciendo la resistencia generada por la fricción entre el fluido y la  superficie por donde este circula. Puede ser calculado determinando la sumatoria de las caídas de presión que ocurren en todo el sistema de circulación, desde que el fluido es expulsado de la bomba hasta que regresa a los tanques de fluido de perforación. Las presiones de circulación varían con la viscosidad y el punto cedente del fluido, la longitud y diámetro de la tubería, el tamaño del espacio anular y el régimen de circulación.
Presión Reducida de Circulación (PCR): se denomina así a la presión que se

origina como resultado de las pérdidas por fricción en el sistema a las tasas de bombeo seleccionadas para controlar el pozo. Se puede determinar antes y después de que ha ocurrido una arremetida. Cuando se está perforando es una práctica común registrar las presiones de circulación (PCR) a diferentes velocidades de la bomba. Normalmente, se registra a la velocidad normal de bombeo utilizada durante la perforación del pozo.

134 
 

Problemas de Hoyo

Presión de Cierre de Tubería de Perforación (PCTP): es la presión registrada

en la tubería de perforación (manómetro) cuando el pozo está cerrado con una arremetida en su interior. La presión de cierre de la tubería de perforación es la cantidad de presión requerida para balancear la presión de la formación debido a la presión hidrostática insuficiente en la tubería de perforación. Siempre se supone que la arremetida ocurre en el espacio anular, debido a la dirección del movimiento del fluido de perforación durante la circulación. Esto deja una columna de fluido de perforación no contaminada dentro de la tubería de perforación. A partir de este supuesto se puede calcular directamente la presión de la formación a través de la presión que se genera en la tubería después del cierre mediante la siguiente ecuación:
               PF = PH + PCTP                                                     

(7.16)

Donde: PF: presión de la formación, lpc. PH: presión hidrostática, lpc. PCTP: presión de cierre de la tubería de perforación, lpc.
Presión de Cierre en la Tubería de Revestimiento o Anular (PCTR, PCA): es

la presión registrada en la tubería de revestimiento o anular cuando se cierra el pozo con una arremetida dentro del mismo. La presión de cierre de la tubería de perforación y la presión de cierre de la tubería de revestimiento son similares en el sentido de que ambas representan la cantidad de presión requerida para balancear la presión de la formación debido a la insuficiente presión hidrostática dentro del espacio anular.

135 
 

Problemas de Hoyo

Como la arremetida se supone que está en el espacio anular, la diferencia de densidades creada entre el fluido en la tubería de perforación (fluido de perforación original) y el fluido en el espacio anular (con el influjo) ocasionará que la presión de cierre del revestidor sea mayor que la presión de cierre de tubería puesto que la presión hidrostática será menor en el anular por la baja densidad del fluido presente en la arremetida. En algunas ocasiones la presión de cierre de tubería y la presión de cierre de revestidor pueden ser iguales. Esto ocurre cuando el fluido que entra a la formación tiene la misma densidad que el fluido con el que se venía perforando, o si el volumen de arremetida es nulo o insignificante.
Presión Inicial de Circulación (PIC): es la presión necesaria en superficie que se

debe aplicar en la tubería de perforación para comenzar el desplazamiento del fluido de perforación y así generar un sobrebalance mínimo sobre la formación que permita evitar cualquier entrada de fluido hacia el hoyo. Es igual a la presión producida por pérdidas de fricción en el sistema (Presión Reducida de Circulación) más la Presión de Cierre de la Tubería de Perforación (PCTP).
  PIC = PCR + PCTP                                                 (7.17)

Donde: PIC: presión inicial de circulación, lpc. PCR: presión reducida de circulación, lpc. PCTP: presión de cierre de la tubería de perforación, lpc.
Presión Final de Circulación (PFC): es la presión originada por las pérdidas de

fricción en el sistema de circulación, cuando se sustituye o reemplaza el fluido de perforación original del pozo por el lodo de control. Se puede obtener utilizando la ecuación: 136 
 

Problemas de Hoyo

ρfff fff fff fff LC k     PFC = PRC Bj                                                        (7.18) ρorig
h i

Donde: PFC: presión final de circulación, lpc. PRC: presión circulación reducida, lpc.

ρLC : densidad de lodo de control, lb/gal.
ρorig : densidad del fluido de perforación original, lb/gal.

Densidad del Lodo de Control: es la densidad que debe tener el fluido de

perforación en el pozo para balancear la presión de la formación y evitar la entrada de más influjo de la formación al pozo. Se puede deducir obtener de la siguiente manera: De la ecuación (7.16) se sabe que: PF = PH + PCTP  
 

Sustituyendo la ecuación 7.3 en la ecuación 7.15 y señalando las densidades del lodo de control y del fluido de perforación original respectivamente tenemos que:

  0,052 B ρLC B h = PCTP + 0,052 B ρ B h

137 
 

Problemas de Hoyo

 

Despejando ρLC  se obtiene que:
PCTP ffffffff fffffff fffffff fffffff

ρLC = ρ +

0,052 B h

(7.19)

Donde:

ρLC : densidad del lodo de control, lb/gal.
ρ : densidad del fluido de perforación original, lb/gal.

PCTP: presión de cierre en la tubería de perforación, lpc. h : altura de la columna hidrostática, pies.
Densidad Equivalente Máxima del Fluido de Perforación: es la densidad

máxima del fluido de perforación que puede soportar la formación antes de fracturarse y ocasionar pérdidas de circulación en el sistema. La ecuación utilizada para determinarla es:
PIP ffffffff ffffffff ffffffff ffffffff

    ρem = ρ +

0,052 B hz

                                     

(7.20)

Donde:

ρem : densidad equivalente máxima del lodo, lb/gal.
ρ : densidad del lodo en el hoyo, lb/gal.

PIP: límite de la prueba de integridad de presión, lpc.

hz : profundidad vertical a la cual se encuentra la zapata del revestidor, pies.

138 
 

Problemas de Hoyo

Máxima Presión Anular permitida en Superficie: es la máxima presión que se

puede permitir en el espacio anular en superficie antes de fracturar la formación a nivel de la zapata. MPAPS = PFrac @ PHz                                                  (7.21) Sustituyendo la ecuación 7.3 en la ecuación 7.21 y especificando la densidad equivalente máxima y la densidad original del fluido de perforación se tiene que:
   MPAPS = 0,052 B ρem @ ρ Bhz                                      (7.22)
b c

Donde: MPAPS: máxima presión anular permitida en superficie, lpc.

ρem : densidad equivalente máxima del fluido de perforación, lb/gal.
ρ : densidad del lodo, lb/gal.

hz : profundidad vertical a la encuentra la zapata del revestidor, pies.

7.7.- Reventón

Es el flujo incontrolado de los fluidos del yacimiento dentro del hoyo bien sea hacia la superficie o desde una formación a otra (reventón interno) como resultado de un violento o drástico desequilibrio entre la presión de la formación y la presión ejercida por la columna de fluido de perforación, lo cual permite que los fluidos contenidos en el yacimiento irrumpan velozmente hacia el pozo y lleguen a la superficie sin que el personal del taladro tenga tiempo de controlar el flujo. Los reventones son uno de los riesgos más temidos y potencialmente más costoso de los que puede suceder durante la perforación.

139 
 

Problemas de Hoyo

7.7.1.- Causas de un Reventón

Todos los reventones se originan de una arremetida que no puede ser controlada en superficie, bien sea por errores humanos y/o fallas mecánicas, es decir cuando el personal no aplica a tiempo una contrapresión mayor a la presión del yacimiento para controlar los fluidos en ascenso o cuando el equipo impiderreventones falla o es insuficiente [36]. Muchas veces el error humano más común es subestimar el riesgo existente, esto ocurre cuando el personal encargado de la perforación del pozo no se impresiona con la arremetida y por lo tanto, no toma las acciones pertinentes para evitar el reventón, porque no tienen verdadero temor de que éste suceda. En lo referente a las fallas mecánicas, además de producirse en los equipos impiderreventones, también pueden generarse errores debido a defectos de fábrica, errores en la instalación o por el mantenimiento inadecuado [36]. Los reventones pueden ocurrir en superficie o dentro del pozo (reventones internos). Cada uno de ellos presenta diferentes características y por ende requieren de la aplicación de técnicas de control apropiadas.

7.7.2.- Reventones Externos

Los reventones externos ocurren cuando los fluidos generados por la formación no se pueden controlar en el pozo y se produce la salida a la atmosfera. En general se ahorra tiempo y dinero si un reventón en superficie puede ser matado usando los equipos existentes en el pozo. La intervención en superficie incluye equipos de bomberos, remoción de los escombros, reemplazo de los equipos dañados y restauración del control del pozo [35]. 140 
 

Problemas de Hoyo

Incendios en el Pozo: influenciadas por las noticias y los medios de comunicación

las personas generalmente perciben un reventón como una explosión masiva seguida por un incendio alrededor del pozo. En la industria petrolera el fuego no está asociado con todos los reventones, incluso pudiera sorprender que quizás el 85% o más de todos los reventones nunca ocasione fuego. La principal razón es que el agua movible del yacimiento fluye mezclada con los hidrocarburos y esto inhibe sino es que previene por completo la combustión. Pero el fuego puede ocurrir si la relación oxígeno/combustible soporta la combustión y existe una fuente de ignición [36].

7.7.3.- Reventones Internos [37]

Los reventones internos se definen como el flujo incontrolado de los fluidos de la formación desde una zona a otra dentro del hoyo, debido a la falta de presión hidrostática en el anular mientras se bombea el fluido de perforación dentro de la tubería de perforación, es decir, se originan por la falta de presión en la columna hidrostática mientras se bombea el fluido de perforación. Muchos reventones internos son el resultado de una combinación de factores y eventos en secuencia. En una operación de perforación, los reventones internos usualmente ocurren cuando hay una arremetida en el hoyo y puede esparcirse cuando el pozo es primeramente cerrado o en algún otro punto durante el proceso de control. Los reventones internos pueden ser muy peligrosos, y en algunos casos representan el fenómeno más destructivo que se haya vivido durante las operaciones de control de pozos, ya que si estos ocurren a profundidades someras pueden convertirse en reventones en superficie y los daños pueden afectar la vida del personal.

141 
 

Problemas de Hoyo

Este tipo de reventones son difíciles de interpretar puesto que las condiciones finales del hoyo no pueden ser determinadas con certeza y muchas veces pueden llegar a evadir los análisis. La posibilidad de que ocurra un reventón interno durante la perforación de un pozo es negada constantemente por los operadores ya que sus indicadores usualmente no están a la vista, es por ello que es obligatorio determinar las causas que los originan y diagnosticarlos tan pronto como sea posible, para lo cual es fundamental registrar y analizar los datos de presión y temperatura en superficie puesto que ellos serán la clave para entender el origen y magnitud de lo ocurrido. Los reventones internos generalmente representan un desafío mayor que los reventones superficiales debido a que el volumen y composición de los fluidos presentes no es conocido. Además, la condición del hoyo y de los tubulares involucrados no son suficientes para emitir criterios confiables acerca de lo ocurrido. Por otra parte, la disponibilidad de herramientas de análisis para este tipo de reventones es muy limitada y generalmente sólo se emplean para realizar medidas absolutamente necesarias. Además cualquier operación que requiera el uso de herramientas a cable representa un riesgo potencialmente critico durante las operaciones de diagnostico debido a las condiciones en las cuales se encuentra el hoyo [36]. Se ha dicho que controlar un reventón interno es más un arte que una ciencia. Esto puede ser cierto hasta cierto punto, pero solamente porque el problema no puede ser observado directamente y algunas suposiciones pueden ser hechas considerando la tasa de flujo, la composición de los fluidos, las condiciones del hoyo, las presiones en el hoyo, el IPR del yacimiento y muchas otras.

7.7.4.- Consecuencias de los Reventones [36]

142 
 

Problemas de Hoyo

Las consecuencias de un reventón pueden ser mitigadas, sino eliminadas completamente mediante la planificación adecuada. El tiempo es crucial cuando un pozo está fuera de control. Los problemas financieros, ambientales, y legales, implicaciones de seguridad de un reventón no serán manejadas adecuadamente a menos que el operador tenga un plan de contingencia listo para activar a apenas suceda la emergencia. Aumento de los costos de perforación en que se incurre como resultado de las operaciones de control de los reventones. Pérdida de equipo de perforación. Desperdicio de hidrocarburos. Daños al yacimiento. Daños a la superficie (reventones externos). Pérdida de vidas humanas. Los planes de respuesta a emergencias para reventones han recibido mucha atención. Un plan pudiera ser general o específico de un sitio dependiendo de donde estén localizadas las operaciones, de las consecuencias de un reventón, de las dificultades logísticas, de los riesgos geológicos y de muchos otros factores.

143 
 

Problemas de Hoyo

7.8- Problemas 7.8.1- Problemas Resueltos Ejercicio 1: Atascamiento Diferencial.

Se está perforando a 13.000 pies cuando se informa que existe un atascamiento diferencial en el hoyo. Para liberar la tubería se aplica una tensión de 18.850 lbf con la cual la tubería se elonga 0,5 pies. Sin embargo se observa que con esa tensión no se libera la tubería, por lo tanto se agrega una píldora de 8 lb/gal. Calcule el volumen de la píldora a usar en barriles si se conoce que con un diferencial de presión de 720 lpc se puede liberar la tubería. Además, se conoce que la densidad de poro es de 9 lb/gal y la densidad del fluido de perforación es de 12 lb/gal. La sarta está constituida por tubería de perforación de 5 pulgadas x 3 pulgadas y a 5.000 pies hay un revestidor de 9,875 pulgadas con un espesor de 0,5 pulgadas.
Solución:

144 
 

Problemas de Hoyo

Primero se calcula el área de la sección transversal de la tubería:
c πf b 2 2 2 ff f f B 5 @3 = 12,566 pulg 4

A=

Con el valor obtenido y la ecuación 7.13 se calcula la longitud de la tubería que se encuentra libre:

ΔLBEBAf 0,5ffffB30ffffffffffffffffffff fffffffff fffffffffffffffffffffffffffff fffffffff fffffffffB10 ffffffffffffffff ffffffff f pies ffffffff lpc B12,566 pulg L = fffffffff= fffffffffffffffffffffffffffff= 10.000 pies FT 18.850 lbs
A 10.000 pies de profundidad se encuentra atascada la tubería. Utilizando la ecuación 7.4 se calcula el diferencial de presión a la profundidad obtenida, para ello se debe calcular la PH y la PF. Utilizando la ecuación 7.3 se calcula la PH y la PF.
lbsf ff ff f PH = 0,052 B 12 fff 10.000 pies = 6240 lpc B gal lbsf ff ff f PF = 0,052 B 9 fff 10.000 pies = 4680 lpc B gal

6

2

Se sustituyen los valores obtenidos para PH y PF respectivamente en la ecuación 7.4
ΔP = PH @ PF = 6240 lpc @ 4680 lpc = 1560 lpc

El atascamiento de la tubería se produjo porque el diferencial de presión es muy alto. Al no poder variar la presión de la formación, el único medio para disminuir el diferencial de presión sería disminuyendo la presión hidrostática lo cual se realiza con una píldora especial. Para ello se calcula la nueva presión hidrostática necesaria para disminuir el diferencial de presión hasta el valor necesario y así lograr liberar la tubería. 145 
 

Problemas de Hoyo

720 lpc = PH @ PF Q PH = 720 + 4680 = 5400 lpc Este sería el valor de la presión hidrostática necesario para liberar la tubería y representa la suma de la presión hidrostática del fluido de perforación más la presión hidrostática de la píldora ya que al poseer ambos fluidos diferentes densidades el fluido de menor densidad (en este caso la píldora) ascenderá en el espacio anular hasta colocarse por completo sobre el fluido de perforación. Debido a que la altura de la columna hidrostática de la píldora no es conocida se le asignará un valor X a esta variable y se expresará la altura de la columna hidrostática del fluido de perforación en función de dicha variable.

5400 = PH pildora + PH Lodo = 0,052 Bρ pildora BX + 0,052 Bρlodo B 10000 @ X
X = 4038 pies
`

a

Finalmente, se calcula el volumen de la píldora en el espacio anular entre la tubería y el revestidor.
9,875ffffffffffffff blsf @ 2 B 0,5 @ 5 ff ffffffffffffffffff fff ffffffffffffffffff fff ffffffffffffffffff fff ffff V = C Bh = B4038 pies = 211 bls pies 1029,4
b c2
2

146 
 

Problemas de Hoyo

Ejercicio 2: Presión de Surgencia.

Calcule la densidad equivalente bajo la junta de un revestidor de 4.000 pies cuyo diámetro externo es de 10,75 pulg. y diámetro interno 10,0 pulg, si el revestidor está siendo bajado en un hoyo de 12 pulgadas lleno de fluido de perforación de 9,0 lb/gal y viscosidad plástica de 2,0 cp, a una velocidad de 1,0 pie/seg. Asuma que el revestidor está cerrado.
Solución:

Como el revestidor está cerrado en su parte inferior, la tubería desplazará un volumen de fluido de perforación igual al volumen que ella ocupa en el pozo. En base a esto se calcula la velocidad en el anular del fluido que es desplazado por la tubería mediante la ecuación 7.8:
2 2

dfffftf 10,75fffffff piesf fffff fffffffffff ffff ffff B 1,0 fff fff ff 1 Bv f va = ffffff fffffffffff= 4,06 fff = fffffffffff 2 2 2 2 seg d 2 @d1 12,0 @10,75

147 
 

Problemas de Hoyo

Se calcula el gradiente de presión viscosa con la ecuación 7.9:
d ff e d e ff vff ff ff f ff 1,0f ff f f f t va + ff 2 4,06 + fff dpff ffffffffffff fffffffffffffffff 2 2 lpcf fff ffffffffffff fffffffffffffffff fff ffffffffffff fffffffffffffffff fff ffffffffffff ffffffffffffffff ff fff fff fff ff = b c2 = b c2 = 0,00584 pies dL

μ

1.000 d 2 @d1

1.000 12,0 @ 10,75

Con esto se calcula la presión de surgencia debajo de los 4000 pies de un revestidor cerrado como:

dpff ` a ff fff f Δp f = fff = 0,00584 4.000 = 23 lpc ΔL dL
La densidad equivalente a una profundidad de 4000 pies para esta presión de surgencia viene dada por la ecuación 7.10:

23 lbsf fffffff fffffff fΔpffff ff f ffff ffff ffff ff ff f ρe = ρ + ffffffff 9,0 + fffff = B4.000 = 9,1 fff 0,052 gal 0,052 Bh

148 
 

Problemas de Hoyo

Ejercioo 3: Presión de Surgencia.

Un pozo está experimentando pérdidas de circulación en la zapata del revestidor. Se va a correr una camisa o revestidor en el fondo del hoyo. Si la camisa es bajada a una velocidad de 93 pie/min, ¿Podrá exceder la presión de fractura debido a la presión de surgencia? Datos: Profundidad del revestidor: 10.000 pies. Diámetro interno del revestidor: 8,5 pulgadas. Diámetro de la camisa: 7 pulgadas. Longitud de la camisa: 3600 pies. Diámetro de la tubería: 4,5 pulgadas. Fluido de perforación: Densidad: 16,6 lb/gal. Viscosidad Plástica: 38 cp. Densidad de fractura de la formación: 17,0 lb/gal. Velocidad de la tubería: 1,55 pie/seg. 149 
 

Problemas de Hoyo

Solución:

En este problema, se tiene que el gradiente viscoso será causado en dos zonas, una en la tubería de perforación que baja a la camisa, y la otra en la camisa. Primero se calcula la velocidad del fluido en el anular entre la camisa y el hoyo revestido con la ecuación 7.8:
2 2

dfffftf 7fffffff piesf B1,55 fffff fffffff ffff f fff fff ff 1 Bv f va = ffffff ffffff2f= 3,27 fff = ffffff 2 2 2 seg d 2 @d1 8,5 @ 7 Ahora se calculan las presiones de surgencia por unidad de longitud en esta sección de la camisa con la ecuación 7.9:
d ff d e ff vff ff ff f fe 1,55f ff ff ff ff tf va + ff 38 3,27 + ffff dpff ffffffffffff fffffffffffff 2 2 lpcf fff ffffffffffff fffffffffffff fff ffffffffffff ffffffffffff ff f ffffffffffff ffffffffffff ff fff fff fff ff = b c2 = b c2 = 0,068259 pies dL

μ

1.000 d 2 @d1

1.000 8,5 @ 7

Con este valor se obtiene la presión total en el anular entre la camisa y el hoyo:

Δp f =

dpff ` a fff ff fff f ΔL = 0,068259 3.600 = 246 lpc dL

Luego se hacen los mismos cálculos para le sección de tubería. Con la ecuación 7.8 se calcula la velocidad del fluido de perforación en el anular:
2 2

dfffftf 4,5fff1,55f piesf fffff ffffffff ff v f f B fff f fff fff ff 1 Bf f = fffffff2f= va = ffffff fffffffff 0,60 fff 2 2 2 seg d 2 @ d1 8,5 @ 4,5

La presión de surgencia por unidad de longitud con la ecuación 7.9:
150 
 

Problemas de Hoyo

d ff e d e ff vff ff ff f ff 1,55f f fff ff f ff ff ff tf μ va + 38 0,6 + dpff ffffffffffff ffffffffffffff 2 lpcf fff ffffffffffff ffffffffffffff fff ffffffffffff fffffffff2 ffff ff f ffffffffffff fffffffffffff ff f fff fff fff ff = b c2 = b c2 = 0,003274 pies dL

1.000 d 2 @ d1

1.000 8,5 @ 4,5

La presión total entre la tubería y el hoyo revestido:

Se tiene que la presión de surgencia total es la suma de las presiones de surgencia en la tubería más la presión de surgencia en la camisa, y con esto se calcula la densidad equivalente con la ecuación 7.10: Δp = Δp f revestidor + Δp f tuberia = 246 + 21 = 267 lpc 267 lbsf fffffff fffffff fΔpffff ff f ffffffffffff ffffffffffff fffffffffff ff ff f ρe = ρ + ffffffff 16,6 + ffffffffffff= 17,11 fff = 0,052 B 10.000 gal 0,052 B h Por lo tanto, el valor de la densidad de fractura será excedida si se baja la camisa a esa velocidad.

dpff ` a ff fff f Δp f = fff = 0,003274 6.400 = 21 lpc ΔL dL

151 
 

Problemas de Hoyo

Ejercicio 4: Prueba de Integridad de Presión.

Para el pozo UCV-01, calcule el gradiente de fractura, presión de fractura, máxima presión anular permitida en superficie (MPAPS) y límite de la prueba (PIP) si se tienen los siguientes datos: Tubería de Perforación: 5’’ x 4,276’’ Revestidor: 13⅜’’ @ 2019 pies Fluido de perforación: 9,0 lb/gal.
Tabla 7.3: Ejemplo 4. Datos de la Prueba de Integridad de Presión realizada en el pozo UCV-01.

Tiempo (min) 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11

Volumen (bbls) 0,25 0,50 0,75 1.00 1.25 1.50 1.75 2,00 2,25 2,50

Presión (lpc) 150,0 300,0 400,0 475,0 550,0 600,0 650,00 650,00 600,00 575,0 550,0

152 
 

Problemas de Hoyo

12 13 14 15

550,0 550,0 550,0 550,0

Solución:

Multiplicando la ecuación 7.20 por el valor 0,052x hz , se obtiene la siguiente ecuación:

P fract = PH z + PIP
Con la ecuación 7.3 se calcula la presión hidrostática a la altura de la zapata:
lbsf ff ff f PH z = 0,052 B ρ B hz = 0,052 B 9,0 fff 2019 pies = 945 lpc B gal

Se grafica el volumen acumulado bombeado vs la presión en superficie:

Figura 7.53: Gráfico de la PIP.

153 
 

Problemas de Hoyo

Y del gráfico se obtiene que PIP = 550 lpc (límite de PIP) Luego se sustituyen los valores y se tiene:

P fract = PH z + PIP = 945 lpc + 550 lpc = 1495 lpc
Para el gradiente de fractura se utiliza la ecuación 7.5 pero en este caso el valor de la presión hidrostática se sustituye por la presión de fractura: Pff 1495ffff lpcf ff fffffff f f f lpcf ff f fff fff ff H f ff f f G = ff= ffffffff 0.74 fff = pies h 2019 pies

 

La máxima presión anular permitida en superficie se obtiene mediante la ecuación 7.21:

MPAPS = P fract @ PH z = 1495 @ 945 = 550 lpc

 

 

154 
 

Problemas de Hoyo

 

 

 

 

 

 

155 
 

Problemas de Hoyo

 

 

 

 

 

 

156 
 

Problemas de Hoyo

 

 

 

 

 

 

157 
 

Problemas de Hoyo

 

 

 

Ejercicio 5: Prueba de Integridad de Presión.

El pozo UCV-2007 se encuentra a una profundidad de 10.980 pies. La zapata del revestidor se encuentra a 8.653 pies. La presión de la prueba de integridad (PIP) es de 1575 lpc. La densidad del fluido de prueba es 11,1 lb/gal. La densidad del fluido con que se perfora la siguiente sección es de 11,6 lb/gal. Determine: a) La densidad equivalente máxima del fluido de perforación. b) La máxima presión anular permitida en superficie que podría dañar la formación mientras se perfora la siguiente sección.
Solución:

a ) Con la ecuación 7.20 se obtiene la densidad equivalente del fluido de perforación:

158 
 

Problemas de Hoyo

lbsf PIP ffffffff ffffffff ffffffff ffffffffff ffffffffff ff1575ffff ffff fff ff f ρem = ρ + ffffffff= 11,1 + fffffffffff 14,6 fff = gal   0,052 B hz 0,052 B8673

 

b) La MPAPS se obtiene de la ecuación 7.22:

MPAPS = 0,052 B ρem @ ρ B hz
b c

lbsf lbsf ff ff f ff ff f MPAPS = 0,052 B 14,6 fff 11,6 fffB 8673 = 1350 lpc   @ gal gal
f g

Ejercicio 6: Control de Pozos.

Se está perforando un hoyo a la profundidad de 17.000 pies con una mecha de 9,875 pulgadas, una tubería de perforación de 6 pulgadas x 4,5 pulgadas y 2.000 pies de portamechas de 7,625 pulgadas x 3 pulgadas. A 10.000 pies de profundidad se 159 
 

Problemas de Hoyo

encuentra asentado un revestidor de 12 pulgadas con espesor de 0,5 pulgadas. En ese instante se observa una ganancia en los tanques de 90 bls y se procede a cerrar el pozo, registrándose una presión en la tubería de 260 lpc y una presión en el anular de 814 lpc. Sabiendo que se utiliza un fluido de perforación de 12 lbs/gal y que se desea controlar el pozo con el método del ingeniero, determine: a. La altura del influjo en el momento en que se cierra el pozo b. El gradiente del influjo en ese instante c. La densidad del influjo d. El tipo de influjo que entró al pozo e. El peso del lodo de control necesario para circular el influjo
Solución: a. Altura del influjo

Se calcula el volumen entre las paredes del hoyo y el portamecha:
2 2 2 2

Dfffffff 9,875fffffffff fffffff f @ Dfff ffffff ffffffffffff fff @ 7,625 V = C Bh = fhffffPMf = fffffffffffff Bh fffffffffffff B2000 = 77 bls 1029,4 1029,4 Como hay 77 bls en el espacio anular entre el hoyo y el portamechas quedaran 13 bls del influjo en el espacio anular entre el hoyo y la tubería de perforación.

Se calcula su altura:
Vf ffffff fffffff V 13 ff ffffff fffffff f V = C B hu h = ff ffffff= ffffffff 218 pies = ffffff fffffff = 2 2 2 2 C Dfffffff 9,875ffffff @fffff ffffffffff DTPf fffffffff fff ff f ff ff f f ff ff f ff f @f f ff f 6 ff f f h f
1029,4 1029,4

La altura de la columna de influjo en el hoyo es de 2218 pies
160 
 

Problemas de Hoyo

b. Gradiente del influjo

Usando la ecuación 7.15:

c. Densidad del influjo

La densidad se calcula despejando de la ecuación 7.6:

d. Tipo de influjo

Lo obtenemos comparando el valor obtenido con la Tabla 7.2 El tipo de influjo es: 0,25<0,374<0,433 por la tanto el influjo es Petróleo.

e. La densidad del lodo de control necesario para circular el influjo

Usando la ecuación 7.19:

7.8.2.- Problemas Propuestos Propuesto 1.

Calcule la densidad equivalente a 10.000 pies, que se produce bajo el revestidor de 7” mientras se corre en un hoyo de 8,5” a una velocidad de 3 pie/seg. El revestidor está 161 
 

Problemas de Hoyo

cerrado en su parte inferior y el fluido de perforación que se encuentra en el hoyo es de 13 lb/gal. La viscosidad plástica es de 28 cp. R.- 14,8

Propuesto 2.

Determine la densidad equivalente a cuando se han introducido 6000 pies de revestidor de 11,75” en un hoyo de 12,25” a una velocidad constante de 1 pie/seg. El hoyo contiene un fluido de perforación de 10 lpg cuya viscosidad es de 3 cp. R.- 12,8 lpg

Propuesto 3.

Al pozo UCV- 2009 se le realizó una prueba de integridad de presión donde se obtuvieron los siguientes datos: Profundidad de asentamiento de la zapata del revestidor = 10.000 pies Densidad del fluido de perforación en el pozo = 11,2 lb/gal.

Tabla 7.4: Valores de la prueba de integridad de presión al pozo UCV-2009.

Volumen bombeado (bls) Presión (lpc) 0,0 0 1,0 45 1,5 125

162 
 

Problemas de Hoyo

2,0 2.5 3,0 3,5 4,0 4,5 5,0 5,5 6,0

230 350 470 590 710 830 950 990 1010

Calcule el gradiente de fractura de la formación a la altura de la zapata. R.- 13,02 lb/gal

Propuesto 4.

Se está perforando el pozo UCV-2007 a una profundidad de 6.600 pies, con una sarta de perforación compuesta por 530 pies de portamechas (8’’ x 3’’, capacidad 0,0177 bls/pie) con una mecha de 12¼’’ y fluido de perforación de 11,4 lb/gal. Se sabe que hay un revestidor de 13⅝’’ asentado a una profundidad de 4800 pies y que se realizó una prueba de integridad de presión en la zapata utilizando un fluido de perforación de 10,6 lb/gal, obteniéndose una presión límite de 1000 lpc. El pozo se cierra y se obtiene la siguiente información: PRC = 440 lpc PCT = 340 lpc PCR = 410 lpc Vinf = 12 bls Información Adicional: Capacidad Anular Hoyo-Portamecha = 0,0836 bls/pie Capacidad Anular Hoyo-Tubería de Perforación = 0,1215 bls/pie Capacidad Anular Revestidor- Portamecha = 0,1353 bls/pie 163 
 

Problemas de Hoyo

El pozo se controla usando el Método del Ingeniero. Determine: a) Densidad del fluido de perforación necesaria para balancear la presión de la formación. b) Las emboladas que se requerirán para bombear el fluido de control desde la superficie hasta la mecha. c) Las emboladas que se requerirán para bombear el fluido de control desde la mecha hasta la zapata. d) La máxima presión permisible en el revestidor en el momento de cerrar el pozo. e) La nueva máxima presión permisible en el revestidor una vez que se ha circulado el lodo de control. f) La presión inicial de circulación. g) Presión final de circulación. h) El gradiente y tipo de influjo R.- a) 12,4 lpg b) 1127 emb c) 2553 emb d) 799 lpc e) 550 lpc f) 780 lpc

g) 459 lpc h) 0,107 lpc/pies. El tipo de influjo es gas.

164 
 

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful