P. 1
5-Problemas de hoyo_1

5-Problemas de hoyo_1

5.0

|Views: 30.263|Likes:
Publicado porfabricio_rivera_6

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: fabricio_rivera_6 on Apr 13, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/08/2015

pdf

text

original

Sections

El atascamiento de tubería es un problema que ocurre cuando la sarta de perforación,
el revestidor o una herramienta no puede ser movida hacia adentro o hacia afuera del
hoyo una vez insertada en éste y en algunos casos tampoco puede ser rotada.

La gravedad del problema puede variar desde un inconveniente menor a
complicaciones mayores que pueden traer resultados considerablemente negativos,
como la pérdida de la columna de perforación o la pérdida total del pozo. Un gran
porcentaje de los casos de atascamiento de tubería terminan exigiendo la desviación
del pozo alrededor de la sección donde se produjo el atascamiento y la perforación de
un nuevo intervalo.

57

Problemas de Hoyo

Cuando se presenta este problema durante la perforación del pozo deben emplearse
operaciones especiales para lograr liberar la tubería. El procedimiento a emplear
dependerá directamente del tipo de atascamiento y de las condiciones bajo las cuales
ocurrió [12]
.

En muchos casos el atascamiento de tubería es considerado como uno de los
problemas más costosos y que genera mayor pérdida de tiempo durante las
operaciones de perforación.

Para prevenir y corregir los problemas de atascamiento de tubería es necesario
conocer las causas que los originan, de manera que puedan ser aplicadas las medidas
preventivas y tratamientos apropiados a cada situación en particular puesto que
muchas veces una acción inadecuada pudiese agravar el problema [15]
.

El atascamiento de la tubería de perforación es causado por las condiciones del hoyo
y el diferencial de presión creado entre la columna de perforación y la formación, por
lo que se clasifica en dos tipos: atascamiento diferencial y atascamiento mecánico. El
porcentaje de incidentes en cada categoría depende del tipo de hoyo y de las
condiciones de la perforación [15]
.

Atascamiento Diferencial

El atascamiento de tubería debido a un diferencial de presión ocurre cuando la sarta
se incrusta en un revoque sólido de fluido de perforación que se encuentra en una
zona permeable y es retenida en ese lugar debido a una diferencia de presión creada
por un sobrebalance en la columna hidrostática (ver Figura 7.15). Este tipo de
atascamiento de tubería usualmente ocurre cuando la tubería está estacionaria en el
hoyo durante un periodo corto de tiempo, tal como cuando se hacen conexiones o se
realizan registros y se identifica por la circulación libre del fluido de perforación

58

Problemas de Hoyo

alrededor de la zona de atascamiento y la ausencia de movimiento
ascendente/descendente. Sólo se puede realizar estiramiento y torque de la tubería.

Figura 7.15: Atascamiento Diferencial [12]
.

Los atascamientos por presión diferencial ocurren a cualquier profundidad pero sus
riesgos se incrementan cuando se perfora en yacimientos agotados. Tradicionalmente
los problemas de atascamiento diferencial están relacionados con la formación de un
revoque grueso en las paredes del hoyo, altas presiones de sobrebalance, fluidos de
perforación de alta densidad, alto contenido de sólidos y el alto filtrado. Estos últimos
factores especialmente aumentan el espesor del revoque y el coeficiente de fricción,
haciendo que sea más difícil liberarla. Basado en esto, muchos estudios han sido
conducidos para diseñar fluidos de perforación que generen principalmente un
revoque de menor espesor.

El atascamiento diferencial sólo puede ocurrir en formaciones de rocas permeables
como areniscas, donde se forma el revoque del fluido de perforación. Esto no ocurre
en formaciones de baja permeabilidad como las lutitas, donde normalmente el
revoque del fluido de perforación no se forma.

59

Problemas de Hoyo

Prevención de Atascamientos Diferenciales [12]

Existen varias medidas que pueden ser empleadas para prevenir el atascamiento de
tubería por un diferencial de presión.

♦ Minimizar la presión de sobrebalance manteniendo la densidad del fluido de
perforación al nivel más bajo permitido, ya que las densidades excesivas
aumentan la presión diferencial en el revoque y aumentan el riesgo de
atascamiento.

♦ Reducir el área de contacto entre el hoyo y la tubería usando portamechas
pequeños en espiral o cuadrados; usando estabilizadores; y usando tubería de
perforación extrapesada para complementar el peso de los portamechas.

♦ Reducir el espesor del revoque, ya que los revoques gruesos aumentan el área de
contacto entre la tubería y las paredes del hoyo, causando una reducción del
diámetro del pozo. El área de contacto entre el pozo y la tubería puede ser
disminuida reduciendo el espesor del revoque, esto se logra disminuyendo la tasa
de filtración y el contenido de sólidos perforados.

♦ Mantener una baja tasa de filtración. Las tasas de filtración deberían ser
monitoreadas con regularidad a las temperaturas y presiones diferenciales del
fondo.

Minimizar la longitud del ensamblaje de fondo cuando sea posible.

♦ Mantener la sarta en movimiento cuando el ensamblaje de fondo esté frente a
zonas potenciales de atascamiento.

60

Problemas de Hoyo

♦ Minimizar las pérdidas del fluido de perforación con agentes de taponamiento en
aquellas zonas donde se tenga alta probabilidad de atascamiento como por
ejemplo, zonas agotadas.

Soluciones Comunes para el Atascamiento de Tubería por Presión
Diferencial
[16]

En general, cuando ocurre el atascamiento de tubería incrementa significativamente el
torque en la tubería y se observa incremento en el arrastre. Cuando esto ocurre, se
pueden aplicar diferentes procedimientos. Uno es, usar el martillo, si el ensamblaje de
fondo lo tiene. Si después de 5 a 10 impactos no queda libre se debe seguir golpeando
mientras se prepara una píldora o bache de aceite para colocarlo alrededor de la
sección atascada, y otra solución es trabajar la sarta sin circulación ya que a medida
que se aumenta la circulación, aumenta la fuerza que origina el atascamiento.
Una práctica común, es bajar el peso de la columna hidrostática hasta el mínimo
posible para mantener el control del pozo y su estabilidad, nunca reducirla si existe la
posibilidad de que ocurran problemas adicionales.

Determinación del Punto de Atascamiento de Tubería Mediante la

Relación Esfuerzo-Deformación de un Material Sólido

Para liberar la tubería atascada en el hoyo y tomar las medidas adecuadas para
solucionar el problema es necesario conocer la profundidad a la cual ocurrió el
atascamiento de la tubería. Para ello se determinará la longitud de tubería libre puesto
que dicho valor es igual a la profundidad de atascamiento de tubería.

61

Problemas de Hoyo

Partiendo de la relación que existe entre el esfuerzo y la deformación de un material:

σ =εBE (7.11)

Donde:
σ: esfuerzo, lpc.
ε: deformación, adimensional.
E: módulo de elasticidad de Yong, lpc.

Y sabiendo que:

σ =F

Affffff (7.12)

Donde:
σ: esfuerzo, lpc.
F: fuerza, lbf.
A: área de la sección transversal, pulgadas2
.

Además, por la Ley de Hooke:

ε = ΔL

Lffffffffff (7.13)

Donde:
ε: deformación, adimensional.
ΔL: alargamiento longitudinal del material, pies.
L: longitud original del material, pies.

Sustituyendo las ecuaciones (7.11) y (7.12) en la ecuación (7.10) resulta:

F
Affffff= ΔL

LffffffffffBE

62

Problemas de Hoyo

Finalmente, despejando la longitud de la tubería, obtenemos:

L= ΔLBEBA
F

ffffffffffffffffffffffffffffffffffff (7.14)

Donde:
L: longitud de la tubería libre, pies.
ΔL: elongación de la tubería, pies.
E: módulo de elasticidad de Yong, lpc.
A: área de la sección transversal de la tubería, pulgadas2

.

F: fuerza aplicada para elongar la tubería, lbf.

Atascamiento Mecánico[12]

El atascamiento mecánico es causado por una obstrucción o restricción física en el
hoyo. Ocurre generalmente durante el movimiento de la sarta y se manifiesta por la
circulación restringida del fluido de perforación hacia superficie. Sin embargo se
pude observar una cantidad limitada de movimiento ascendente/descendente o
libertad de movimiento rotatorio.

El atascamiento mecánico de la tubería puede ser clasificado en dos categorías
principales; empaquetamiento del pozo y puenteo y perturbaciones de la geometría
del pozo.

Empaquetamiento del Pozo y Puenteo

El empaquetamiento del hoyo está relacionado con sólidos de la formación (recortes
o derrumbes) asentados alrededor de la sarta de perforación, mientras que el puenteo

63

Problemas de Hoyo

del hoyo se refiere a pedazos grandes de formación dura, cemento o chatarra que caen
dentro del hoyo y obstruyen la sarta de perforación causando atascamiento de tubería.

Los empaquetamientos y puenteos formados durante el atascamiento de tubería son
causados por recortes depositados, inestabilidad de lutitas, formaciones fracturadas y
falladas, formaciones no consolidadas y cemento o basura en el pozo.

Recortes Depositados: si los recortes no son retirados del pozo, se acumularan en
éste, causando empaquetamiento, generalmente alrededor del conjunto de ensamblaje
de fondo (BHA), lo cual ocasionará el atascamiento de la tubería. Este problema
ocurre frecuentemente en las secciones ensanchadas, donde las velocidades anulares
son más bajas. En los pozos desviados, los recortes se acumulan en la parte más baja
y pueden caer dentro del hoyo, causando empaquetamiento (ver Figura 7.16).

Figura 7.16: Atascamiento mecánico debido a recortes o ripios en el pozo [12]

.

64

Los recortes o ripios pueden depositarse en el pozo debido a:

Problemas de Hoyo

∗ Excesiva velocidad de penetración (ROP) con respecto a la velocidad de
circulación. Esto genera más recortes de los que pueden ser circulados
mecánicamente a partir del espacio anular.
∗ Falta de suspensión y transporte de los ripios hacia la superficie (a pesar de tener
una reología del fluido de perforación adecuada).
∗ Trayectorias de pozo muy desviadas. Los pozos de alto ángulo son más difíciles
de limpiar, ya que los sólidos perforados tienden a caer en la parte baja del hoyo.
∗ Desprendimiento y obturación de la formación alrededor de la sarta de
perforación.
∗ Circulación insuficiente para limpiar el pozo antes de sacar la tubería o de realizar
conexiones. Cuando se interrumpe la circulación, los recortes pueden depositarse
alrededor del BHA y obturar el pozo, causando atascamiento de la tubería.

Los principales indicadores de que ha ocurrido una sedimentación de ripios en el
hoyo son:

∗ La cantidad de ripios que llega a las zarandas es pequeña en relación con la
velocidad de perforación y el tamaño del pozo.
∗ Aumento del torque, arrastre y presión de bombeo.
∗ Sobretensión en las conexiones y durante el retiro de la tubería.
∗ Aumento de la cantidad de sólidos de baja gravedad específica y posible aumento
de la densidad y/o viscosidad del fluido de perforación.

Las medidas preventivas para evitar la sedimentación de ripios son:

∗ Mantener la reología apropiada del fluido de perforación de acuerdo con el
tamaño del pozo, la ROP y la inclinación del mismo.

65

Problemas de Hoyo

∗ Limpiar el pozo con una píldora de alta viscosidad. Circular siempre hasta que las
píldoras de barrido regresen a la superficie y que las zarandas estén limpias.
Velocidades de circulación más altas siempre proporcionan una mejor limpieza
del pozo.

∗ Optimizar la hidráulica del pozo de manera que sea compatible con el tamaño
respectivo del pozo, la inclinación y la ROP.
∗ Mover la sarta de perforación (rotación y movimiento alternativo) durante la
circulación a la velocidad máxima, para perturbar las camas de recortes e
incorporarlas de nuevo dentro del flujo.

Inestabilidad de las Lutitas: las lutitas inestables pueden causar la obstrucción y
atascamiento de la tubería de perforación cuando caen dentro del pozo. Se clasifican
en lutitas reactivas y lutitas presurizadas.

Las lutitas reactivas son sensibles al agua, cuando estas la absorben se someten a
esfuerzos y se desconchan dentro del pozo (ver Figura 7.17). La perforación a través
de lutitas reactivas es indicada principalmente por aumentos en la viscosidad de
embudo, punto cedente, esfuerzos de gel, prueba de azul de metileno (MBT) y
posiblemente de la densidad del fluido de perforación. Esto se reflejará en los
aumentos de torque, arrastre y presión de bombeo.

Figura 7.17: Atascamiento mecánico debido a la presencia de lutitas reactivas [12]
.

66

Problemas de Hoyo

Por otra parte, las lutitas presurizadas están sometidas a esfuerzos mecánicos por
diferentes factores, incluyendo el peso de la sobrecarga, los esfuerzos in-situ, el
ángulo de los planos de estratificación y los esfuerzos tectónicos. Cuando son
perforadas con una densidad de fluido de perforación insuficiente, se desprenden
dentro del pozo (ver Figura 7.18).

Figura 7.18: Atascamiento mecánico por Lutitas Presurizadas [12]
.

Formaciones Fracturadas y Falladas: son formaciones frágiles mecánicamente
incompetentes. Son especialmente inestables cuando los planos de estratificación se
inclinan hacia abajo con altos ángulos (ver Figura 7.19). Se encontrarán grandes
cantidades de lutita astillosa cuando las lutitas presurizadas son perforadas con un
desbalance de presiones o cuando las formaciones fracturadas se desprenden. La
presión de bombeo, el torque y el arrastre aumentarán cuando el pozo está
sobrecargado de lutita derrumbada, es por ello que es necesario mantener las
propiedades adecuadas del fluido de perforación para asegurar la buena limpieza del
pozo, pero si aún así se detecta el derrumbe de la formación se debe responder
inmediatamente de la siguiente forma:

∗ Interrumpir la perforación.
∗ Barrer el pozo con un fluido de perforación de alta viscosidad.

67

Problemas de Hoyo

∗ Aumentar la viscosidad para mejorar la capacidad de transporte.
∗ Aumentar la densidad del fluido de perforación, cuando sea posible.
∗ Implementar prácticas de perforación para mejorar el transporte de los recortes y
reducir la posibilidad de atascamiento de la tubería [12]
.

Figura 7.19: Atascamiento mecánico debido a zonas fracturadas [11]
.

Formaciones no Consolidadas: las formaciones no consolidadas no pueden ser
soportadas únicamente por el sobrebalance hidrostático. Por ejemplo, la arena y la
gravilla caen frecuentemente dentro del pozo y obstruyen la sarta de perforación.
En general, este tipo de formaciones se encuentran en niveles poco profundos. El
torque, el arrastre y el relleno sobre las conexiones son indicadores comunes de
estos problemas (ver Figura 7.20).

68

Problemas de Hoyo

Figura 7.20: Atascamiento mecánico en formaciones no consolidadas [12]
.

Basura en el Pozo: frecuentemente puede caer en el pozo basura metálica
proveniente de los equipos de perforación, de la rotura del equipo de fondo o de
trozos de materiales tubulares, cuando esto ocurre la basura puede actuar como una
cuña y bloquear la sarta de perforación (ver Figura 7.21).

Figura 7.21: Atascamiento mecánico por Basura en el Pozo [12]

69

Problemas de Hoyo

Perturbaciones en la Geometría del Pozo

El atascamiento mecánico de la tubería por perturbaciones en la geometría del pozo
se produce cuando el diámetro y/o ángulo del pozo en relación con la forma y rigidez
del BHA no permite el paso de la sarta en el hoyo. En consecuencia, mientras más
grande sea el cambio de ángulo o de dirección del pozo, más alto será el riesgo de
atascamiento mecánico de la tubería puesto que la fricción y el arrastre aumentarán la
severidad el problema [12]
.

Los principales problemas que afectan la geometría del pozo son la formación de
llaveteros en el hoyo, la presencia de formaciones móviles, el uso de ensamblajes
rígidos, y los pozos por debajo del calibre.

Llaveteros: también conocidos como key seat se forman cuando la tubería de
perforación se recuesta en un lado del hoyo, como resultado de un cambio excesivo
en la trayectoria del pozo durante el proceso de perforación (ver Figura 7.22). Estos
cambios en la dirección del pozo se producen principalmente cuando se realizan
correcciones frecuentes en la dirección de la perforación y son llamados comúnmente
como patas de perro. Este tipo de geometría que toma el pozo se produce
intencionalmente cuando se desea perforar un pozo direccional de lo contrario nunca
son deseables [19]
.

Las patas de perro son determinantes en la formación de un llavetero ya que
dependiendo de la severidad de esta; el proceso de liberar la tubería será más
complejo o más fácil de atacar. La severidad de la pata perro se puede medir como la
tasa de cambio del ángulo en grados con respecto a la profundidad perforada en pies y
en muchos casos es llamada curvatura del hoyo [18]
.

70

Problemas de Hoyo

Figura 7.22: Llavetero formado en una pata de perro [17]
.

Una vez que ocurre el atascamiento, la fuerza de tensión y rotación a la cual es sujeta
continuamente la tubería aumenta la fricción con las paredes del hoyo desgastando la
formación y creando una ranura al lado del hoyo. Cuanto más largo sea el intervalo
por debajo de la pata de perro y la severidad de la misma, más grande será la carga
axial a la cual será expuesta la tubería y aumentará significativamente la posibilidad
de atascamiento [12]
.

Se puede reconocer un llavetero por una parada repentina de la tubería de perforación
mientras se saca del pozo, seguido por un arrastre hacia arriba y falta de rotación.
Además no hay cambios en las propiedades del fluido de perforación y no se detiene
la circulación del mismo [12]
.

Este tipo de atascamiento ocurre sólo cuando la tubería está en movimiento y puede
convertirse en un atascamiento diferencial sino se libera a tiempo. La solución más

71

Problemas de Hoyo

común a este problema es golpear la tubería hacia abajo con el martillo de
perforación mientras se aplica torque sobre la misma, especialmente si el
atascamiento ocurre durante la extracción de la tubería del hoyo, de lo contrario no se
debe aplicar torque y se debe golpear hacia arriba con la máxima carga de viaje [12]
.

Formaciones Móviles: el peso de la sobrecarga o los esfuerzos tectónicos pueden
apretar la sal plástica y la lutita blanda dentro del pozo, causando el atascamiento del
BHA. La magnitud de los esfuerzos, y por lo tanto la velocidad de movimiento varía
de una región a otra, generalmente es más grande en las formaciones ubicadas por
debajo de 6500 pies (2000 m) y en las formaciones de sal con temperaturas mayores
que 250 ºF (121ºC) [12]

(ver Figura 7.23).

Figura 7.23: Atascamiento mecánico por formaciones móviles [12]
.

Ensamblaje Rígido: cuando se perfora un hoyo con un BHA muy rígido aumenta
la posibilidad de atascamiento de la tubería puesto que no pueden adaptarse a los
grandes cambios de ángulo o dirección del pozo y pueden atascarse, mientras que si
utilizan BHA flexibles estos pueden serpentear fácilmente alrededor de las patas de
perro, la cual es la principal limitación de los ensamblajes rígidos.

72

Problemas de Hoyo

Pozo por debajo del Calibre: las secciones abrasivas del pozo no sólo desafilan
la mecha, sino que también reducen el calibre del pozo (diámetro predeterminado) y
los estabilizadores. Una corrida de la mecha demasiado profunda dentro de las
formaciones abrasivas trae como resultado un pozo por debajo del calibre (diámetro
reducido). Es por ello que cuando se introduce un conjunto de ensamblaje de fondo
cuyo diámetro esté completo la posibilidad de que se atasque la tubería aumenta
significativamente puesto que el diámetro interno del hoyo se reduce
considerablemente al perforar con una mecha desgastada [12]

(ver Figura 7.24).

Figura 7.24: Atascamiento mecánico en un pozo por debajo del calibre [12]

7.2.3.- Operaciones de Pesca[9]

La pesca es un término empleado en la industria petrolera para recuperar cualquier
objeto caído, dejado o atascado en el hoyo que interfiere con las operaciones
normales durante el proceso de perforación.

Las operaciones de pesca son hechas para liberar una tubería atascada o parte de ella,
o para sacar del hoyo cualquier objeto caído u olvidado. Por lo general, cuando se
realiza la planificación de la perforación de un pozo no se toman en cuenta las
operaciones de pesca, es decir, se realizan justo en el momento que ocurre el

73

74

Problemas de Hoyo

problema, lo que genera costos imprevistos y horas improductivas en el proceso de
perforación. De allí la necesidad de evitarla como un primer paso.

Mientras más rápido se resuelva un incidente que requiera una pesca más fácil será la
solución del problema. Para lograr esto, es necesario adoptar nuevas técnicas y
tecnologías, así como también especializar, actualizar y entrenar al personal para que
este pueda diagnosticar el problema y proporcionar la solución adecuada al tipo de
accidente.

Un trabajo de pesca común durante las operaciones de perforación es el que ocurre
cuando la tubería de perforación se parte durante las operaciones de perforación
normales usualmente llamado torcedura, aun cuando la rotura no ocurra debido a
torsión excesiva.

Si el perforador sospecha que hay ocurrido una rotura, la cuadrilla de perforación
procederá a medir la longitud de la sarta de perforación a medida que se extrae del
hoyo. Esta operación se realiza para determinar con precisión la profundidad a la que
se ha roto la tubería.

Además, luego de extraer la parte de la tubería que no ha sido atascada en el hoyo, se
debe inspeccionar el estado en el que se encuentra la sección inferior ya que está es la
más afectada y por ende es más fácil para el operador deducir las condiciones en las
que se encuentra la parte superior del pez en el hoyo, es decir, si esta dañado,
desgastada, partida o si la rotura ocurrió cerca de alguna conexión de la tubería.

La pesca involucra el empleo de numerosas herramientas y técnicas destinadas no
sólo a extraer equipos rotos o atascados en el hoyo, sino también aquellos materiales
que no pueden ser perforados directamente en el hoyo para su eliminación. El equipo
o material que debe ser retirado antes de continuar la perforación se denomina pez y
puede ser cualquier cosa, desde una parte de la sarta de perforación, hasta piezas de

Problemas de Hoyo

equipos más pequeñas, tales como conos de mecha o piezas de herramientas.
Ocasionalmente aun hasta piezas pequeñas de pirita de hierro, un tipo de mineral
duro, cristalino, que se puede formar naturalmente cuando se combinan el hierro y el
azufre, pueden impedir la perforación hasta el extremo de que sea necesario sacarlos
del hoyo mediante las operaciones de pesca.

Con el fin de retirar el pez del hoyo, de manera que el taladro pueda regresar a su
objetivo primordial, es decir, perforar el hoyo, deben utilizarse ciertas herramientas
diseñadas para la pesca y es necesario seguir adecuadamente los procedimientos
correspondientes a cada problema en específico si se quiere llegar a la meta con éxito.
Con frecuencia un trabajo de pesca que resultaría relativamente sencillo es bastante
difícil cuando se emplean herramientas y procedimientos inadecuados. La decisión
con respecto a cual herramienta emplear y cual método, depende de una variedad de
factores, por ejemplo: cada trabajo es específico; las herramientas y técnicas
utilizadas para pescar una sarta de tubería de perforación atascada en una ubicación
específica puede que no funcione en una ubicación distinta. No obstante hay ciertas
prácticas y herramientas clásicas que pueden describirse. Si bien muchas
herramientas pueden ser utilizadas tanto en hoyo abierto (desnudo) como en hoyo
revestido, hay ciertas diferencias. No hay dos trabajos de pesca iguales, hay trabajos
de pesca similares [19]
.

Cuando se corre cualquier herramienta de pesca en el pozo, se debe hacer a una
velocidad moderada puesto que generalmente estas son tan largas como el pez. Si por
el contrario, son corridas de forma rápida, pueden causar un efecto pistón y generar
problemas de pérdida de circulación.

75

Problemas de Hoyo

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->