P. 1
LOS AUTOS PERDIDOS - Manuel de J. Jiménez

LOS AUTOS PERDIDOS - Manuel de J. Jiménez

|Views: 271|Likes:
Publicado por2013 editorial

More info:

Published by: 2013 editorial on Apr 11, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/13/2013

pdf

text

original

LOS AUTOS

PERDIDOS

M A N U E L . D E J . J I M É N E Z
Red de los poetas salvajes
© LOS AUTOS PERDIDOS
Manuel de J. Jiménez.
Diseño: Yaxkin Melchy
Foto de portada: Mauricio López, 2008.
Impreso en México DF. 2009
reddelospoetassalvajes@gmail.com
Esta obra está bajo una licencia Atribución-No comercial-No
Derivadas 2.5 México de Creative Commons.
Yo que no traigo credenciales en regla del
Parnaso.
JULIO TORRI
[ expediente previo
9
ADVERTENCIA
Los documentos presentados en la
siguiente investigación poética son
los únicos recabados a la fecha por la
autoridad administrativa. Es posible que
a la postre aparezcan otros papeles,
escritos, constancias, ofcios y poemas
que se anexarán a este expediente número
012518/RPS.
CIUDADANO AUSENTE
Mi voz es el resumen de todos los insomnios
EFRAIN HUERTA
Regreso lleno de arena.
Soy un habitante que se sacude
tras salir de un océano nauseabundo.
Estos días bajo la ciudad
hacen que me mire en los espejos
como un molusco tostado y miserable.
Estos días en nuestra ciudad
son como un aluvión de puentes
y sepelios públicos,
con bulevares fallecidos por la lepra.
Siento los instantes desde un cronómetro
a través del estómago que no desayuna,
pero almuerza 60 minutos a deshoras
acompañados por un sorbo de café.
Soy y fui tal vez
un hombre caminando por el Centro,
atento a las mercancías de los escaparates
tan vacíos,
iguales a los números que nunca cruzo
en el calendario.
Porque sé de propia vida
del ayer como un hoy fusilado,
los hoyos violentos,
por la sonrisa de sangre abierta.
A través de una ventana
busco mis zapatos y los perros
10 11
caminando en las calzadas de nylon,
sobre las piernas gordas de la noche.
Entonces el Ángel de la Independencia
es una esfnge con los senos crepusculares,
observándome desde una tristeza piadosa
de virgen lejana.
Me iré con ella,
encima de fuentes obscuras y edifcios,
entre las regiones ya no de aire
sino de ciudadanos translúcidos.
…………………………………………
Escuché sobre una yegua que llevó a Mahoma a Jerusalem
o de las luces tendidas entre nosotros como lumbre
calentando nuestros cerebros.
Sé del sudor de estas fachadas que se ruborizan a
mitad de la noche, cuando paso junto a ellas con mi
sombra que estira su silueta depravada.
Esa noche a hurtadillas hasta llegar en silencio a su
límite oblicuo, donde comienza la nada más dura y ese
otro lado de la noche del que habló el señor Sáenz.
Mi vacuidad será la tuya también amigo, desde esta
región invertida, donde tus ojos sufren por el brillo
divinizado de las noches blancas.
El alcohol ahora nos hace más fraternos y menos
humanos, veremos lo que hay en cada una de las
vértebras prolongadas por todos los acueductos.
Sin ser razonables somos cómplices de la dualidad
de una moneda, que aplasta la ciudad cuando vuelve
girando a la tierra.
x o x o x o x o
x o x o x o x o
x o x o x o x o
exilio expreso extinto extremo
La bocacalle medita y maldice a quien escucha, a
nosotros nos propone un antiguo koan:
“el escrutador descubre la nada, he ahí su verdadero
logro”.
He descubierto las oraciones que se van reventando;
cuando el guardián habla, dejan de ser discurso y son
palabras, sílabas, letras: nada.
Ahora recordamos un presente/ que en este momento
está ausente.
Siento la calavera al verte/ tras un luto de horas
sin muerte.
Y es el tumulto de corazones hirviendo en los paraderos
una marejada de abandono, que burbujea en mi cabeza
con la ebullición del agua caliente.
Nuestro Páramo es un charco crecido por las gotas de
ausencia que truenan en las calles y hacen un eco
falso en mis adentros.
12 13
…………………………………………
REGISTRO FEDERAL DE CIUDADANOS AUSENTES
Nombre: (artículo 60. El padre y la madre están
obligados a reconocer a sus hijos.)
Edad: (artículo 24. El mayor de edad tiene la facultad
de disponer de su persona.)
Sexo: ------ >
Domicilio: (artículo 29. … en ausencia de éste, el
lugar donde simplemente resida y, en su defecto, el
lugar donde se encontrare.)
Folio: 0409060110548
Año de registro: 2008 00
CURP: JJMPS86012509H000
Estado-Distrito-Delegación-Municipio-Localidad-
Sección.
…………………………………………
Ciudadano
sin decir cómo
dejas tu sombra
en parálisis violenta
torcida y apelmazada
tras otros hombres que la odian
en silencio
aseguras tu maleta
como una reliquia irreconocible
para examinarla después
junto a los soliloquios
entre cada exilio
cuyo destino último
de arcos encima de la médula
eres tú
aunque no lleves en los documentos
un salvoconducto
para atravesar la vida en ambos sentidos
aquel tránsito
el espíritu perforado por el desvelo
14 15
PROCEDIMIENTO DE AUSENCIA
El siguiente proceso se realizará ante cualquier
individuo que tenga la calidad de ciudadano, en
una superfcie colapsada por los errores de una urbe
factorial; donde las calles calculan a la gente con
una matrícula corporal de veinte dígitos, más las
estadísticas mortuorias sobre los relojes que saltan
hacia el abismo.
Este procedimiento es de orden público, pues el caos
conserva a la ciudad en una bóveda cerrada, donde
cada conciencia se asfxia entre el lindero de sus
horas.
I. A todo ciudadano se le podrá iniciar el procedimiento
de ausencia sin tener en cuenta el cauce dividido
por las aguas dulces de su mente, la muerte de
su padre, la simetría de su cara, las vocales
gordas de su nombre, la edad de sus zapatos y la
capacidad de su cuerpo para sumergirse bajo los
crueles motores en la zona industrial.
II. La autoridad ejecutora tendrá facultades irreales
hasta lograr el desvanecimiento de la persona.
III. En el trascurso del proceso, las cosas y
animaciones diarias caerán sobre un plano invertido
de tiempo, restando personalidad al indiciado
para soplarle los recuerdos más encendidos dentro
de la nuca.
IV. El procedimiento de ausencia se inicia:
a) Cuando la persona deja su domicilio atrapado en una
secuencia de números impares, hasta sumarse entre
las series aritméticas que cuentan el abandono de
las vidas.
b) Tras un periodo donde el individuo se queje por
las punzadas de cada semáforo o por los anuncios
que le da la muerte, durante la programación
televisiva a mitad de la noche.
c) Bajo la fase de no-persona que taladra los cráneos
a fn de año.
d) Por el curso fuvial en el drenaje y todo lo nocivo
que brota desde el estómago rojo de la ciudad.
e) A petición de la persona o de sus familiares.
f) Por ebriedad constitudinaria o vivir la noche
opuesta.
V. La persona sujeta al procedimiento quedará
suspendida en un mar de quasi-existencia, sus
veleros encallarán ante una isla blanca al sur de
los continentes de humo.
VI. La quasi-existencia es el intervalo más puro y
blanco de la vida, un inciso luminoso hecho con
el presente vacío.
VII. Los derechos del procesado serán devueltos
al Registro Civil antes de su nacimiento, para
16 17
enmudecer a la letra y tener un aviso con el
nombre vacante.
VIII. El procedimiento de ausencia durará las décadas
sufcientes entre el vacío y el ser. Las agendas
no descansarán hasta no morder el porvenir de la
hoja, hasta no rayar todos los acuerdos.
IX. Si el individuo fallece durante el proceso, no
será motivo para cesar los efectos de ausencia,
nunca se le tendrá por muerto.
X. Será necesario reescribir las horas en un cuaderno
carcomido de inconsciencia, tras anotar todos los
miedos, habrá que anularlos uno por uno hasta
secar cada arruga de la frente.
XI. El individuo soportará una marca en el cuello. La
letra “a” oscilando entre las vertebras ásperas
de la locura.
a) Anular
a) Ahogar
a) Asolar
XII. Los autos se apilarán en un archivero desplegable;
bajarán como fchas caídas sobre las caras de los
transeúntes; vaciarán la ciudad donde haya aguas
estancadas y cubrirán de hollín cada ventana de
los edifcios.
XIII. Los agentes son auxiliares para difuminar a la
persona sobre el paisaje urbano, con los tonos
más suaves que revuelve la lluvia.
XIV. Los agentes anotarán la posición franca de las
manecillas, cuando muera cada recuerdo sacudido
por sus técnicas de anulación. Ellos trazarán los
vértices tridimensionales del abismo.
XV. El individuo ya no tendrá memoria ni personalidad,
no reconocerá objetos familiares.
XVI. La mente fotará como un iceberg perdido,
derritiéndose en las orillas de la Antártida.
XVII. En este momento no se retrotraen los efectos de
ausencia por ningún motivo. La persona caminará
como un cadáver que cruza la carretera en un
kilómetro insomne.
XVIII. El individuo no alegará nada para volver a
su estado de persona. Nadie podrá mencionar su
anterior nombre, su domicilio o recuerdo alguno
de su existencia. Todas las fotografías serán
decomisadas y cada línea del rostro lucirá
una trayectoria borrada bajo la trasparencia
nocturna.
18 19
PLIEGO DE POSICIONES A JOSEf K
Hay preguntas sobre las cuales no podríamos pasar si por
naturaleza no hubiéramos sido librados de ellas.
FRANZ KAFKA
1. Diga su nombre completo sin abreviaturas, no use
siglas indulgentes para silenciar las letras de su
padre.
2. Indique su profesión real o un ofcio frustrado.
3. Describa su ciudad natal ubicando el torbellino de
palomas que derrumban las catedrales.
4. Localice en el mapa su casa de niño y todos los
espantos que caían cuando se bañaba.
5. Enliste sin errores fonéticos cada sílaba palpada
en las noches anteriores a su arresto.
6. Muestre una identifcación que lo acredite como
ciudadano contiguo de todos los daños.
¿Cuántos tic-tacs claudicaron en la mañana de su
detención?
¿Anotó la hora con cada segundo a salvo?
¿Qué cobija arrastró cuando llegó la policía a su
casa?
¿Quién es su defensor por los cargos que se denuncian
en las cavidades claroscuras de las sienes?
¿Dónde tarareó los himnos de una Alemania vieja?
¿Cuántos años memorizó las leyes aplicables a su
caso?
¿Con qué promedio lo califcaron en la escuela?
¿Cuántas semanas vive sin decir en soledad el
cabello de una mujer?
¿Cuántas cuartillas escribe durante las noches
blancas en Praga?
¿Cómo alivia sus ojos tras una madrugada así?
¿Se declara INOCENTE por la luna carmesí delineada
en los estanques de su sombra?
¿Cómo se siente hoy de los pulmones?
¿Cuáles son los arcos quebradizos que forma la
letra “K” al recostarse?
20 21
ITER CRIMINIS
Él sabía que esa noche era la envoltura de otra
noche despoblada, con su obscuridad puntiaguda para
perforar el cuerpo de los transeúntes.
El linaje de las sombras lo convirtió en paria de
sí mismo, entre los demás hombres que presentían las
marcas en sus brazos y el sudor helado de la nuca.
Arrastraba la existencia como quien carga con un
grillete oxidado de evidencias, se va hundiendo en la
mente hasta aplastar todos sus pensamientos.
Miraba a la gente cruzar con sus zapatos limpios, sus
espaldas impecables. Envidiaba la felicidad de los
perros peleando por una hembra sin perder honor.
En las ventanas buscó su nariz torcida, sus ojos
amarillos recorriendo los cristales grasosos donde
sólo permanecía la muerte en un refejo que se alargaba
por la calle.
Y era su cabeza un artefacto lleno de dinamita, pedía
una chispa, un número o la concentración de las luces
para empezar la cuenta regresiva.
La conciencia es empujada por el miedo que no le
permitía disfrutar las bocanadas de cigarro. Es la
angustia de los dados, el paso del perseguidor en una
misma línea.
Atrás de él está su verdugo como una linterna zoológica,
alumbrando desde el punto muerto de la noche. Un
animal que olfatea tras el acero de la culpa.
El perseguidor lleva tres calaveras en el cuello.
El perseguidor a través de un cuadro blanco. Viene
siempre en silencio.
El perseguidor de la ansiedad más cruda
en el ensayo del ayer
con sus pulmones abiertos.
-------------------------------------------
Finalmente la noche se desplegó sobre su otra negrura,
para abarcarla tras un majestuoso papalote ondeado
con los himnos de duelo.
Atendió a la lluvia como un testimonio que lo
delataba, cada vez que rebotó sin compasión por las
banquetas.
Cuando le cayeron las verdades más puras del cielo,
gradualmente se suprimía a sí mismo ………………………… (!)
También el perseguidor se atenuó como una lámina que
se deforma con la lluvia.
22 23
Ya no miró la noche reventarse por la aurora, estaba
en los intervalos de un rodaje lento y dramático.
ÉL
___________________________________________________
É!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
É!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
É!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
É!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
É!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
É!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
É!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
É!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
É!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
É!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
É!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
ÉLLLLLL!!!!!!!!!LLLLLLLLLLLLLLLLL!!!!!!!!!!!LLLLLLLLLLL
ÉLLLLLL!!!!!LLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLL!!LLLLLLLLLLLLLLLLL
ÉLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLL
ÉLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLL
ÉLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLL
Él.SABÍA.SABÍA.SABÍA.SABÍA.SABÍA.SABÍA.SABÍA.SABÍA.SABÍ
LEGISLACCIÓN AéREA
(Planeando sin su carga ósea
van como balanzas
que emergen sobre los paisajes
con el aire y la vida de contrapesos
El crepúsculo de siempre
toca a lo lejos una cuerda
cuando se expande la luz
fuye en el pentagrama una nota crucial
Ellas la oyen desde los cables y azoteas.)
Aves posadas
(En el territorio aéreo
soberano Estado de los Picos
les prohíben a los hombres
escribir sus líneas en tristes avionetas
o usar el combustible de las nubes
-no hay versos en el cielo-
Pajarracos en patrulla arrestan
arrestan palabras.)
A-B esposadas
(¿Quiénes llenan
aquel azul clandestino de poesía?
Violan
convenciones gramáticas
24 25
signos de ortografía
el verso clásico
el verso libre
el verso de sus maestros
hasta ya no mostrar lo largo
de sus envergaduras.)
Aves esposadas
CONTRATO DE SEGURO
Que celebran en esta ciudad de condominios anestesiados
y glorietas sucesivas, el sr. MANUEL DE J. que se
denomina más con la “J”, porque el JIMÉNEZ cuelga con su
acento sobre un Polo Sur de millones de patronímicos.
La srita. ALMA se fltra por los zapatos dejando un río
olvidado por donde va; sus hombres construyeron ahí
una fortaleza, así creció su apellido TAPIA con los
bloques de lodo de otras paredes. Ambos con capacidad
para desdoblarse por una escalera de caracol que los
lleva a un sótano blanco lleno de cajas vacías. Las
partes se sujetan a las disposiciones más obscuras
para meter su cabeza y obligarse a salir vivos.
DECLARACIONES
PRIMERA. Ser una persona física el menor tiempo
posible y padecer más con esta transparencia que
crispa todos mis dedos.
SEGUNDA. Estar en pleno goce de mis derechos aunque
los malgasté uno por uno, sin saber la cuenta de lo
que ya no es mío.
TERCERA. Declaro que abandoné mi domicilio en
cualquier calle con un número tecleado por cada caja
registradora.
CUARTA. La srita. Alma posee capacidad para entregarse
completamente a las tareas más bastas de la vida,
como administrar los caudales que retenemos en los
corazones.
26 27
QUINTA. La srita. Tapia establece su domicilio en su
castillo de piedras, iguales a las caras envenenadas
por las luces de los semáforos.
SEXTA. Se tiene por entendido que los contratantes
sacuden su identidad sobre las rampas que elevan su
yo, para aterrizarlo en otros aeropuertos.
SÉPTIMA. Las partes manifestan que no existe
representante capaz de interpretar la letra de este
documento, porque sus voluntades son avalanchas
insolubles.
OCTAVA. El objeto del presente contrato es asegurar
al sr. Manuel de J. para sustraerlo de un estado de
indefensión, que lo tiene oscilando en un acto de
equilibrio fatal.
CLÁUSULAS
ÚNICA. El sr. Manuel de J. quedará obligado a sujetar
todas las posibilidades de soledad enclavadas en las
cumbres del espíritu. No podrá columpiarse encima de
las mareas que enjuagan a sus mundos en una corriente
violenta, golpeando a las caracolas cuyo sonido
encierra las salvedades del universo. El asegurado
accederá al resguardo de la srita. Tapia, quien no
se hace responsable del estado mental del individuo,
de una invasión pandémica, un allanamiento íntimo,
un alud o cualquier causa de fuerza mayor que escape
a su sometimiento de mujer ígnea y demás columnas
formidables que afrma con sus piernas.
El sr. Manuel de J. depositará una cantidad
exponencial por el número de embates que reciba su
cuerpo, así como los gastos accesorios por los servicios
de administración emocional que la Aseguradora T
realice con sus labios endémicos.
Por su parte, Alma no tiene más deberes que los
establecidos en las siguientes fracciones:
I. Permanecer lúcida dentro del epicentro de
sus murallas.
II. Resolver cualquier cuarteadura que se
dibuje en las paredes de su nombre.
III. Llamar a los familiares de la persona
en caso de delirios ocasionados por el
enclaustramiento.
Queda así establecido que en el presente contrato no
hubo vicios del consentimiento, mala fe y error posible
o imposible que hagan a las partes perderse en un
crucigrama de elecciones. Si existiera controversia,
los contratantes ventilarán sus fobias en un estrado
hecho con los huesos más frmes del sepulcro de sus
ancestros.
__________________ ___________________
Firma del asegurado Firma de la aseguradora
____________________
Único testigo
28 29
APUNTES DE UN bURÓCRATA
El licenciado escribe una breve novela de equivocaciones
JOSÉ ANTONIO RAMOS SUCRE
Desde un escritorio redacto los informes
para la agencia en mi fanco delirante.
Mis papeles registran datos precisos de los demás:
cada número imposible que proclama la lotería
cuando el insomnio cancela los párpados
por no vislumbrarse ganadores en el centenario
piso,
el colapso eléctrico viviéndolo a solas,
conspiraciones de archivistas y los estantes en
complicidad,
mujeres que traen en el escote la supremacía del
jefe,
elevadores subiendo los anhelos del personal,
las salas que decoran su impaciencia con cebras,
teléfonos dando una línea ocupada sin pulso
rítmico,
las secretarias y el sonido agudo de su defunción,
los amaneceres foliados llenándose en el primer
turno,
recordatorios donde apunto las fallas cardiacas,
cada itinerario piloto,
las pistas de aterrizaje sobre los documentos,
los códigos y su materia soluble en agua,
el flo secreto de las ventanillas que corta a los
incautos,
urinales desahuciados por la orina de nicotina,
ventiladores con sus aspas como una for hindú,
paquetes que llegan amarillos por el susto de su
viaje,
rúbricas gastándose entre las manos.
Nombre y Firma
______________
FIRMA
______________
FIRMA
______________
FIRMA
Si aceptara la exigencia de cada respiro,
las condiciones que señalan mis acreedores
en letra pequeña y papel ceniza,
marcaría todos mis documentos con una cruz
para estallar las profecías que se llevarán a cabo,
teniendo un nombre propio o a préstamo
hasta reconocer una identidad con tantas
incógnitas.
X x X x X x X x X x X x X x X x X x X x X x X x X x
FIRMA
Así mi historia se leerá en sentido opuesto:
1) La cuna por el ataúd
2) Infancia por vejez
1) Fortuna por destino
30 31
2) Compañía por soledad
Desde niño sabré el día de mi destierro,
lo cantaré a coro en cada festival con mis amigos.
Soñaré
a mis mujeres abiertas bajo el centro de una
basílica,
a los perros ladrándome en el zaguán del porvenir,
a las golondrinas que silban desencuentros con el
aire,
al trueno crispando la antena de mi casa.
Pintaré con plumones mi título de abogado.
Volveré a memorizar todas las tablas legales
y sus excusas las tendré en la bolsa de mi saco.
Sabré que soy un defensor sin un sólo cliente,
que me gustaría más legislar sobre el clima del
cielo
cuando confabulo una oración primigenia con mi
teclado,
haciendo garabatos en el baldío de la hoja.
Aunque no sea libre de ningún servicio,
es más amable la cadencia de mi ser.
Licencia
Licenciarse
Licenciar Licenciado
Licenciatura
Licencioso
Soy un licenciado tras las siluetas
extendidas y opacas al otro lado del cristal,
andan con mi mismo paso lento,
con la corbata que anuda todos mis compromisos
rotos.
Soy un equilibrista en el margen chueco del Estado:
el Estado fltro, el estado tachadura
el Estado goma de borrar, el estado barco de
neblina súbita
el Estado sello ofcial , el estado gotera de nube
falsa
el Estado pilar centralizado de cobre y armadura
paraestatal.
En el monitor dibujo las constelaciones exaltadas,
arden como el resplandor vivo de mi conciencia.
Otro nombre se construye en mis credenciales,
pasan de largo las semanas hasta expirar los
acuerdos.
Las canas resplandecen como astillas
en el campo rebajado de mi cabeza.
32 33
DOCUMENTO fALTANTE
Sigo escribiendo a un niño continuo
YAXKIN MELCHY
Perdí los juicios más graves de la vida.
Nunca se me notifcó ningún pacto
o de la parte trasera del expediente,
donde enlistan mis muelas desde niño
y el tamaño de mis sueños en cm2.
Obran secciones apagadas del cerebro
y una leyenda al calce de la hoja dice:
NUNCA PERSONAL DE CONFIANZA.
Cómo confar en una tundra propia,
tras el soplo fatal de los refrigeradores
que congelan los pies dentro del hogar,
cuando llego con las sílabas pegadas
en los zapatos, en mis lentes,
ahí quedan las letras bocarriba
en una masacre del siglo pasado.
Pero mis guerras no son las palabras,
sólo llegan a ser sinónimos y antónimos
en una galaxia de brillos postreros,
donde los cuerpos van fotando
en inmensas y extrañas U y O.
Son tan erráticas como nosotros,
como estos documentos faltantes.
Me han requerido todas las autoridades
con sus formularios y respuestas capciosas,
piden una serie de requisitos
que las leyes nunca contemplaron en mí.
Aquí me pregunto a cada momento
¿cuántos ofcios se ocupan
para completar mi expediente real?
Sé que no tengo los sellos certifcados
y mi frma fue falsa tantas veces,
porque no la hice yo mismo,
sino todas las copias engrapadas
en mi original acta de nacimiento;
crearon otros seres no inscritos
en el drama aritmético de mis días.
Iban a ser sólo duplicados
pero resultaron más auténticos que yo.
Ya no tengo cuerda sufciente
para coser mi memoria al legajo.
No consta en actas:
- La soledad de mis manos cuando se acarician
tristes en el lavabo.
- Las tareas inconclusas por miedo a recortar lo
que pensaba.
- Los cuadernos donde dibujé un continente con el
vestido de mi madre.
- Las clases de inglés por la tarde cuando respiré
a jabones.
- Los célebres apodos de mis amigos del salón
sexto C.
- Mis ojos de niño enfermo tras ver la vida en un
álbum de estampas.
34 35
No consta en actas:
- La paloma que delineó mis iniciales torcidas en
el cielo.
- Las cartas de amor con caligrafía impecable y
renglones revoloteando.
- Los campos vírgenes donde jugué futbol con una
pelota ponchada.
- Los desvanecimientos del sistema bajo los
números de la aurora.
- Cada mes que las niñas dijeron un “no” y su
burla fue una armonía.
- Aquella lata que dejé medio llena cuando bebí
afuera del colegio.
No consta en actas:
- El ciclo de fracasos volviendo con la lluvia
larga de la estación.
- Los atardeceres diáfanos que no pude revelar
con la cámara.
- La constancia de no tener más de una camisa que
dice la verdad.
- Donde llegué hasta un faro mítico que después
vi en todos lados.
- Cómo soy realmente en un cuadro de muchas
voces.
PRESENTACIÓN DE PRUEbAS
I. Testimonial
Me constan los siguientes hechos como las verdades
que aguardan en uno de los ángulos blancos de mi
habitación. En la llanura banal del techo miré la
confguración de un cosmos posible, se hacía y destruía
en cadenas interminables. Cada estallido recorrió el
principio-fn con una sola luz sin sonido aparente.
Yo presencié la ruina de todos los soles como la
monarquía más trágica durante la era degenerada del
universo. Después escuché, aunque únicamente como
testigo de oídas, rebotar a la eternidad en fotones
cuando aquel vacío continúa.
II. Confesional
Confeso ser un crédulo de lo que se dice ser y no
ser.
Me declaro culpable de vivir en un plano monolítico
de mí.
III. Pericial
Solicité insólitos exámenes a los especialistas para
verifcar lo auténtico de mi letra. Busqué un grafólogo
que explicara cada curva angosta y el por qué de
aquellas sogas estrangulando a mi descendencia. Los
rasgos puntiagudos de mi apellido fueron interpretados
como una avería miserable de generaciones. Otros
manifestaron que no me encontraban vivo en el
garigoleo de palabras de más de cuatro sílabas. Un
36 37
experto aseguró que la caligrafía me traiciona en
cada oración y que nunca es la misma.
IV. Documental
Me acusan del derroche de ideas cuando desorbito
la atención del eje frenético, sobre ese cadáver
satelital que seré yo mismo. La trayectoria es igual
desde cualquier instante. Aquella distancia es lo que
no reconozco y es la medida de mi permanencia.
Presento los siguientes documentos para acreditar mi
libre tránsito:
a) Tarjeta ofcial de excursionista para el ensueño
indómito.
b) Certifcaciones nacionales y extranjeras de ser
un foráneo permanente en mi país.
c) Salvoconducto para los distritos invisibles
del orbe.
V. Fama pública
Se me reconoce como una tentativa probable de lo que
soy.
INVENTARIO DE OfICINA
a J. Alberto Montero
Los siguientes objetos fueron inventariados en
orden de aparición.
- ESCRITORIO DE METAL. Tiene dos cajones: en uno guardo
las disecciones que el día realiza a mis horas,
y en el otro se salva el expediente B de las
genealogías.
- ARCHIVERO DE CUATRO SECCIONES.
a) Acuerdos ofciales con mi jefe inmediato y
convenciones de lo vivido.
b) Memorándums para no olvidar paulatinamente mis
datos confdenciales.
c) Cifras con las puntuaciones más altas y los balances
de mi biografía.
d) El avalúo real de mi persona.
- SILLA PARA EJECUTIVO DE MARCA DESCONOCIDA. El confort del
asiento es proporcional al salario.
- PAPELERIA EN GENERAL. Escribo esbozos sobre un futuro
menos lejano, donde mis hermanos serán un aviso
pintado afuera con esténciles enormes. Cada
porvenir posible está separado con clips en mi
cabeza.
- SACAPUNTAS ELÉCTRICO. Los lápices llevan el logo de
la empresa, en otros miro las iniciales de mi
38 39
nombre seguidas de S.A. de C.V. (Ser Anónimo de
Calidad Variable). La punta del lápiz siempre es
una idea total.
- COMPUTADORA CON IMPRESORA LÁSER. A veces llego hasta
su mente inconmensurable, descomunal en códigos
de programación con todos los signos reales y
virtuales. La representación de MUERTE es su
monitor apagado.
- PERSONAL ACTIVO. Yo apéndice del inventario.
[ artículos transitorios
40 41
EL SISTEMA LEGAL DEL UNIVERSO
a Karina Jiménez Moreno
La tormenta de Dios hizo
una llanura de nieve.
Nada queda en la claridad
salvo su ley que aún
no rezamos.
El mundo luce
a partir de una bobina
con estrellas alrededor
de nuestros ojos
y las leyes escriben
los cuadros obscuros
donde se halla
cada criatura viva
cada zurcido a destiempo
42 43
que serán después
los jardines censurados
en los códigos mundiales.
Porque el soporte
de toda vida
ocurre en las raíces
secas de una norma.
Porque la tierra
donde nos sepultan
no es un camposanto
sino una piedra mosaica
de gusanos y ley.
Porque nosotros forecimos
ajenos desde
una cláusula penal
adentro de los nombres.
Todavía no capto
las letras blancas
a través del caleidoscopio
para poder reescribir
a las leyes como poemas
puesto que supe
desde el principio
que la ley de Dios
las leyes naturales
las leyes matemáticas
las leyes ortográfcas
son la poética extensa
de una única Ley Humana
cuando un artículo yermo
44 45
será un verso trastocado
sobre lo que signifca
el derecho sin reglas.
¿No será mi nombre
una norma apagada?
¿No será mi cuerpo
un código pudriéndose
desde el forro
hasta las hojas?
¿No seré yo
la letra muerta
de una ley
que nadie cumple?
Quise ser un compendio
de leyes histéricas.
Aquí en mis pulmones
respiré lo imperativo
del aire sin saberlo.
Aquí en mis labios
creció el óxido
de los automóviles
y los reglamentos viales.
Aquí en mi corazón
cae el soplo
de una orquídea
con la forma
de un contrato.
Tomé una sola regla
ésta engrosó velozmente
46 47
envolviendo su sombra
cual mantarraya
y en la línea
central de su cuerpo
se redactó otra norma
que volvió a ser
otra manta raya
hasta que el mar
quedó oculto
por una manta rayada
con los garabatos
de un niño
y sus sílabas sobrevivientes
en la superfcie.
El coral de ese océano me dijo que no temiera por
mi vida, porque si puedo manejar las normas, podré
apropiarme de cuanto veo.
Que las leyes son maleables como una metalurgia
cósmica, y en ese crisol el cielo encandece con rabia
y frenesí.
Sólo algunos videntes saben que estamos entre la coma
de una interminable Constitución Política.
No dejes de cumplir tus leyes hermana.
Porque supe que las normas nos persiguen como lanzas
romanas desde una legión a través del Mediterráneo,
donde nosotros seremos desertores en esta empresa del
sacrifcio.
Podrás hacer de tu corazón el sistema legal del
universo.
Podrás hacer de los códigos penales los ladrillos
para alcanzar la noche, y decirle no al día cuando
estés cansada.
Podrás escribir una ley en tus pies, hacerla fundamental
48 49
para los árboles o para las brújulas celestes dentro
del sueño.
Mientras los demás mueren en la jurisprudencia, tú
llenarás las lagunas legales con el agua cayendo de
tus ojos y no estarás triste.
Nuestras leyes para ti serán obsoletas, un registro
más de la venganza privada, porque el derecho será un
cisma cuando tú le cortes la cabeza.
No dejes de cumplir tus leyes hermana.
Porque son el principio en la ética del embellecimiento,
e inmunes al mundo, serán los artículos transitorios
en la muerte.
PARA RECORTAR NORMAS y MÁXIMAS
Una jaula fue a buscar a un pájaro.
F. KAFKA
(corte la línea punteada cuidadosamente)
----------------------------------------
La justicia es un secreto que Dios confía.
----------------------------------------
La justicia es una característica posible pero no
necesaria.
----------------------------------------
Esta justicia está más allá de toda realidad social
de un orden posible.
----------------------------------------
Quien ejerce el derecho a nadie injuria.
----------------------------------------
No es lícito al abogado vender ni descubrir los
secretos de sus clientes.
----------------------------------------
Nadie sufre pena por su pensamiento.
----------------------------------------
Dame el hecho y te daré el derecho.
----------------------------------------
Lo notorio no requiere prueba.
----------------------------------------
50 51
El que ordena matar es considerado como homicida.
----------------------------------------
La muerte extingue todas las obligaciones
personalísimas.
----------------------------------------
El acto simulado no tiene valor.
----------------------------------------
La excepción aclara la regla.
----------------------------------------
El error de derecho no implica mala fe.
----------------------------------------
El error de derecho vicia la sentencia.
----------------------------------------
El que puede condenar también puede absolver.
----------------------------------------
La confesión sólo perjudica al que la hace.
----------------------------------------
El lugar rige la forma del acto.
----------------------------------------
La obligación verbal se disuelve verbalmente.
----------------------------------------
Se llama regla a lo que guía rectamente.
----------------------------------------
La venta imaginaria no tiene efcacia alguna.
----------------------------------------
No hay venta sin precio.
----------------------------------------
Cuando se tiene prenda no se requiere fador.
----------------------------------------
Nadie debe ser condenado por sospechas.
----------------------------------------
El juez ha de tener la equidad ante sus ojos.
----------------------------------------
Se tiene por ausente el que no comparece ante el
tribunal.
----------------------------------------
En las cosas claras no se precisa interpretación.
----------------------------------------
Mal gobierno, muchas leyes.
----------------------------------------
Cuando la ley no distingue, tampoco nos incumbe
distinguir.
----------------------------------------
La adopción es imagen de la naturaleza.
----------------------------------------
Son privadas las cosas que pertenecen a cada uno.
----------------------------------------
Nadie se obliga por un consejo.
----------------------------------------
Nadie debe ser perseguido dos veces por la misma
causa.
----------------------------------------
No dos veces por el mismo delito.
----------------------------------------
La prueba vence a la presunción.
----------------------------------------
52 53
La tableta de chocolate con arsénico en la que se
escriben las leyes.
----------------------------------------
Obra contra la ley el que hace lo que la ley
prohíbe.
----------------------------------------
En el derecho civil toda defnición es peligrosa.
----------------------------------------
Vivir honestamente, no perjudicar al otro y dar a
cada quien lo suyo.
----------------------------------------
No todo lo que es lícito es honesto.
----------------------------------------
Escucha a la otra parte.
----------------------------------------
La ausencia prolongada y la muerte se asemejan.
----------------------------------------
Nadie debe lucrarse del daño ajeno.
----------------------------------------
Jueces ignorantes que son un verdadero peligro
social.
----------------------------------------
Arbitro es quien asume el ofcio de juez entre las
partes, no el amigable componedor.
----------------------------------------
No hay juez sin actor.
----------------------------------------
A nadie es lícito ignorar el derecho.
----------------------------------------
Es lícito rechazar la fuerza con la fuerza.
----------------------------------------
Es nula la voluntad del loco.
----------------------------------------
Se tiene por perdido lo que dejó de existir.
----------------------------------------
Uno no puede perder lo que nunca fue suyo.
----------------------------------------
Las palabras han de aceptarse con arreglo a la
naturaleza del acto.
----------------------------------------
Bajo la denominación de niño se signifca también la
niña.
----------------------------------------
Es mejor atenerse al sentido de las palabras.
----------------------------------------
Uno de los deberes del abogado es luchar contra las
injusticias y actuar.
----------------------------------------
Es nula la obligación de cosa imposible.
----------------------------------------
Estudia. El derecho se trasforma constantemente; si
no sigues sus pasos, serás cada día un poco menos
abogado.
----------------------------------------
La ley sólo pude darnos libertad.
----------------------------------------
54 55
La libertad es ilusoria si no es general.
----------------------------------------
Las mejores leyes sólo pueden ser respetadas y
temidas pero no amadas.
----------------------------------------
La salud del pueblo debe ser suprema ley.
----------------------------------------
Constitución es forma nacida de la vida.
----------------------------------------
El primer derecho es el de comer cuando tiene uno
hambre.
----------------------------------------
Ninguna generación puede imponer sus propias leyes
a las generaciones futuras.
----------------------------------------
Las leyes no han de ser juzgadas.
----------------------------------------
Sin causa no hay obligación.
----------------------------------------
Las obligaciones nacen, bien de un contrato, bien
de un delito, bien de cierto derecho propio.
----------------------------------------
La ley debe mandar, no polemizar.
----------------------------------------
La libertad no se puede pagar con dinero.
----------------------------------------
El pensamiento no delinque.
LECCIONES DE DERECHO y CIENCIA POLÍTICA
IUSPOÉTICA. Rama del derecho que estudia la poesía
como ley cosmogónica. // Conjunto de normas de
derecho imaginario. // Técnica poética de coalición
de lenguajes. // Poder del poeta para ser soberano en
sus escritos. // Derecho a experimentar la poesía de
las formas jurídicas. // Derecho a incorporar en la
poesía formas jurídicas. // Código ético de un abogado
que escribe poemas. // Método de deconstrucción del
derecho y la ciencia política. // Jurisprudencia del
vacío. // Escritura del delirio institucional.
56 57
Esquema de las áreas del Derecho
DERECHO ESPACIAL

DERECHO SATELITAL
DERECHO AÉREO
DERECHO DE LAS TELECOMUNICACIONES
DERECHO INTERNACIONAL – DERECHO CONSTITUCIONAL
DERECHO ELECTORAL DERECHO BURSÁTIL
DERECHO LABORAL DERECHO BANCARIO
DERECHOS HUMANOS DERECHO PENAL
DERECHO EXTRACIVIL DERECHO CIVIL
DERECHO ADMINISTRATIVO DERECHO MERCANTIL
DERECHO INDÍGENA DERECHO ROMANO
DERECHO AGRARIO
DERECHO ECOLÓGICO

DERECHO SUCESORIO
DERECHO ESPACIAL

DERECHO SATELITAL
DERECHO AÉREO
DERECHO DE LAS TELECOMUNICACIONES
DERECHO INTERNACIONAL – DERECHO CONSTITUCIONAL
DERECHO ELECTORAL DERECHO BURSÁTIL
DERECHO LABORAL DERECHO BANCARIO
DERECHOS HUMANOS DERECHO PENAL
DERECHO EXTRACIVIL DERECHO CIVIL
DERECHO ADMINISTRATIVO DERECHO MERCANTIL
DERECHO INDÍGENA DERECHO ROMANO
DERECHO AGRARIO
DERECHO ECOLÓGICO

DERECHO SUCESORIO

“Al margen de mis libros de estudio” por Nicolás
Guillén
I
1

Yo, que pensaba en una blanca senda forida,
donde esconder mi vida bajo el azul de un sueño,
hoy pese a la inocencia de aquel dorado empeño,
muero estudiando leyes para vivir la vida.

Y en vez de una alegría musical de cantares,
o de la blanca senda constelada de fores,
aumentan mis nostalgias solemnes profesores
y aulas llenas de alumnos alegres y vulgares.

Pero asisto a la clase puntualmente. Me hundo
en la enfática crítica y el debate profundo.
Savigny, Puchta, Ihering, Teóflo, Papiniano…
Así cubren y llenan esta vida que hoy vivo
la ciencia complicada del administrativo
y el libro interminable del Derecho Romano.
Hay que morir estudiando leyes para vivir la vida. La
vida es una ley vigente que nos somete a una serie de obligaciones
personales que nosotros nunca frmamos, nada mejor para resolver
este problema que estudiar un libro de derecho civil. Uno no puede
esconder su vida bajo el azul de un sueño. Los catedráticos son
personas de trato solemne y van muy arreglados a impartir sus cla-
ses. Hay que llegar puntual al salón para evitar su enojo. Muchos
maestros resumen en sus clases los libros, de modo que es optativo
leerlos.
58 59
II
2

Luego, en el mes de junio, la angustia del examen.
Pomposos catedráticos en severos estrados,
y el anónimo grupo de alumnos asustados
ante la incertidumbre tremenda de dictamen

que juzgará el prestigio de su sabiduría…
aplaudid aquel triunfo que el talento pregona,
y mirad cómo a veces el dictamen corona
con un sobresaliente una testa vacía.

Deshojar cuatro años esta existencia vana,
en que París es sueño y es realidad la Habana;
gemir, atado al poste de la vulgaridad,

y a pesar del ensueño de luz en que me agito,
constreñir el espíritu sediento de infnito
a las angostas aulas de una Universidad.
En los días de exámenes, los alumnos corren como aves
de corral y las hojas de estudio limpian las consciencias de los
tranquilos. A veces los licenciados hacen pruebas orales que son
verdaderamente complejas, debido al gesto del sinodal o a las pre-
guntas extraordinarias. El dictamen resulta una ruleta rusa o un
escalón más en el purgatorio.
III
3
¿Y después? Junto a un título famante de abogado,
irá el pobre poeta con su melancolía
a hundirse en la ignorancia de alguna notaría,
o a sepultar sus ansias en la paz de un juzgado.

Lejos del luminoso consuelo de la rosa,
de la estrella, del ave, de la linfa, del trino,
toda la poesía de mi anhelo divino
será un desesperante montón de baja prosa.

Y pensar que si entonces la idealidad de un ala
musical, en la noche de mi pecho resbala
o me cita la urgente musa del madrigal,

tendré que ahogar, señores, mi lírica demencia
en los considerandos de una vulgar sentencia,
o en un estrecho artículo del Código Penal…
3 Irá siempre el pobre poeta con su melancolía. El estu-
diante saca su famante título de abogado y termina en notarías,
tribunales, salas o juzgados. No conozco aún el luminoso consuelo
del ave, sólo conozco el montón de baja prosa. Buscaré una lírica
demencial para ahogar los considerandos de una sentencia y hacer
un desierto lleno de cráneos, en cualquier artículo de la ley pe-
nal.
60 61
No hay muerte sino más derecho. No hay muerte sino más
derecho, me lo dijo un difunto entre ensoñaciones.
Aquel hombre aseguró que el minuto fnal no es una
experiencia religiosa sino un tronido de zapatos.
“Uno ve al Tiempo con sus caras deformadas entre los
costados y los números 6, 12 y 24 adornan la serie
cabalística de su sombrero. Después uno muere en un
velorio con la boca reseca. Yo pensé que hasta ese
momento había escapado al imperio de la ley, como
cuando me emborrachaba o escuchaba una canción. La
muerte me jugó una mala partida, porque resolví que
sólo existía en mi acta de defunción, en mi acta de
nacimiento, en los títulos de propiedad a mi nombre,
en las acciones de la empresa, en los pagarés donde
fguré como deudor, en el inventario y avalúo de mis
bienes, en la fe de mi albacea, en los contratos que
celebré, en el registro de Hacienda, en el padrón de
electores muertos, en mi cuenta de jubilado, en el
seguro de gastos mayores. Entendí que en la vida fui
un papel perdido y ahora desde la tierra brotaré como
una fuente jurídica para el notario que tramitará mi
testamento.”
El maestro expresó que el derecho ecológico es un
área novedosa entre las disciplinas jurídicas. En el
futuro será más penado arrancar una for de sus raíces
o matar a un delfín que asesinar a un hombre. “El
derecho ecológico es la rama del derecho que tiene un
árbol y que se opone a ser papel; regula la protección
del ambiente, manteniendo el equilibrio y el cuidado
en los recursos naturales”. El calentamiento global
y el derretimiento de los polos son las catástrofes
punitivas de la Tierra. En el nuevo Código Ambiental
surgen los manglares en Ecópolis y el cielo es otro
mar con peces estelares.
62 63
Pienso que los derechos siempre son humanos, pues
no hay derecho no humano o derecho animal. Reciben
la denominación de “derechos humanos” aquellos que
corresponden al hombre por su naturaleza.
Existe la teoría de que jurisconsultos franceses,
cautivados con las fábulas, buscaron adaptar dichas
moralejas de prudencia interracial en las ciudades;
así concluyeron que los hombres eran animales de una
jungla política.
Contrato leonino
Contrato de sociedad que celebran en la jungla León,
Vaca, Cabra y Oveja.
Declaraciones.
Primera. Yo León lo quiero todo.
Primera. Ustedes son mis súbditos.
Primera. Yo León lo quiero todo.
Primera. Ustedes son mis súbditos.
Primera. Yo León lo quiero todo.
Primera. Ustedes son mis súbditos.
Primera. Yo León lo quiero todo.
Primera. Ustedes son mis súbditos.
Primera. Yo León lo quiero todo.
Primera. Ustedes son mis súbditos.
Primera. Yo León lo quiero todo.
Primera. Ustedes son mis súbditos.
Primera. Yo León lo quiero todo.
Primera. Ustedes son mis súbditos.
Primera. Yo León lo quiero todo.
Primera. Ustedes son mis súbditos.
Cláusulas
Única. Sólo se escuchará la palabra implacable de
León, su féretro será el relámpago de la Sabana.
____________________
Firma
(no son necesarias las otras rúbricas)
64 65
Examen de latín jurídico
Explica y complementa las siguientes locuciones.
1. Ubi homo, ibi ius.
No escaparemos al derecho porque somos hombres.
2. Ius est ars boni et aequi.
Pocos se acuerdan que es un arte.
3. Roma magistra est.
Roma, amor a mi maestra.
4. Nemo propheta est in patria. (Lc. 4,24)
¿Yo tengo patria? Los tres colores de mi bandera son
una profecía.
5. Stultorum infnitus est numerus. (Ecc. 1, 15)
Más quienes creen que el derecho es para estúpidos.
6. Omnes homines aut liberi sunt, aut servi. (Gai.
1,9)
Los hombres libres son esclavos crédulos.
7. Lex duodecim tabularum est prima lex Romana
scripta.
Las doce tablas caen delante de mí.
8. Accesorium sequitur principale.
En lo principal también hay accesorio.
9. Occasio facit furem.
Y el ladrón hace la oportunidad.
10. Contra legem.
Contra la ley pocos pueden.
11. Ubi remedium ibi ius.
A veces una ley es antídoto, otras veces veneno.
12. Beati possessores.
Yo quiero usar una casa para mi poesía.
13. Cave canem.
Cuídate del perro, no hay más que decir.
14. Consensus legem facit.
El consenso hará la ley en mi vida.
15. Nemo est casu bonus.
Pocos son felices en la desgracia.
16. Capitis diminutio homine peremit.
Cuando decapitas a un hombre se vuelve cosa y llueve
luz.
17. Miser usus fructus cum quo vivo!
Vivo sin usos ni frutos.
18. Lapsus calami.
Por este calambre mi escritura no se entiende.
66 67
Hay artículos de crítica –los peores–
que tienen lamentable semejanza con los
alegatos de abogado.
Julio Torri
ALEGATOS DE CRÍTICA LITERARIA. Serie de razonamientos o
prejuicios con que los letrados/literatos de cualquier
parte (o personas que tengan autoridad o carrera)
pretenden convencer al público y a los potenciales
lectores de una obra, sobre la insignifcancia y
trivialidad de cualquier texto sin lectura previa.
Los alegatos pueden ser verbales o escritos en
revistas especializadas en crítica pura. Generalmente
se exponen por escritores sin imaginación.
Biografía del Doctor Ramos Sucre
José Antonio Ramos Sucre
(9 de junio de 1890 Cumaná, Venezuela – 13 de junio
1930 Ginebra, Suiza) Nace en una idolatrada Jerusalem
con un collar de espigas y una marca dolorosa en los
ojos. De niño tropezó siempre con las piedras de su
país cuando el encapotado cielo se vestía con su alma.
A los diez años de edad se marcha a Carúpano donde el
tío será su tutor, dos años después, muere su padre
y José Antonio hace de ese duelo una columna griega.
En 1917 termina sus estudios de Derecho, postergados
por la dictadura del general Juan Vicente Gómez y el
cierre de la Universidad Central; en un año ejerce
como Juez Accidental de la Primera Instancia de lo
Civil. 1921, se acentúan sus insomnios. Ramos Sucre
sospecha de un parásito del Trópico que precipitó
su ruina. En 1925 se titula como Doctor en Ciencias
Políticas, para entonces conoce idiomas como el
griego, latín, inglés, alemán, francés, italiano,
sueco, danés y holandés. Pinta una mitología en su
traje obscuro con una blanca Beatriz a los pies de
la luna. Visita la mar de sus dolores. Se acentúan
sus insomnios. En carta a su hermano, fechada el
25 de octubre de 1929, dice: “Yo sé muy bien que
he creado una obra inmortal”. “Yo seré comprendido
dentro de 40 años”. Hacia fnes del 29, José Antonio
sale por primera vez de su patria para ser cónsul en
Ginebra. En una carta a su querida prima, la señorita
Dolores Emilia Madriz, fechada el 5 de febrero de
1930, dice: “Yo no sé como me alcanza el cerebro para
escribir una carta”. Se acentúan sus insomnios. En su
68 69
última epístola se lee: “Los médicos de Europa no han
descubierto qué es lo que me derriba. Yo supongo que
son pesares acumulados. Tú sabes que mi cadena fue
siempre muy corta y muy pesada. Nací en la casa donde
todo está prohibido”. El día que cumple cuarenta años
se envenena. Pocos días después muere, volviendo al
lecho de Beatriz con el sonido de su laúd siniestro
y una sonrisa aviesa al fn.
Pensamiento político-jurídico de Ramos Sucre
tomando de su “Granizada”
Sistema de gobierno celestial
“Dios carece de existencia práctica”
“Dios es el soberano perezoso de una monarquía
constitucional, en donde Satanás actúa de primer
ministro”
Conceptos de derecho y arte
“El derecho y el arte son una enmienda del hombre a
la realidad”
Concepto de humanidad
“La humanidad es una reata de monos”
“La aristocracia no se da en la especie humana”
Postura ante el matrimonio
“Un hombre se casa cuando no tiene otra cosa de qué
ocuparse”
Sobre la incertidumbre jurídica
“La incertidumbre es la ley del universo”
Sobre las elecciones
“La fama es el voto de la muchedumbre”
Sobre la libertad
“La libertad no es sino el cumplimiento de la ley
dictada en interés general”
70 71
Vacatio legis
La ley se fue de vacaciones al mar negro entre su
publicación y la orilla arenosa de su vigencia.
¿Dónde está nuestro sistema político?
72 73
Las formas de gobierno
Monarquía. El poder emana de las puntas de una
corona.
Aristocracia. Un consejo de sabios resuelve el
mundo.
Democracia. Supone el modelo donde todos se
gobiernan.
Tiranía. Forma viciada de la monarquía.
Oligarquía. Forma viciada de la aristocracia.
Oclocracia. Gobierno de la muchedumbre.
Kakistocracia. Gobierno de los peores
(descrita por Michelangelo Bovero).
Plutocracia. Gobierno de los magnates y su moneda.
Telecracia. Gobierno de las comunicaciones
con la TV al frente.
Partidocracia. Gobierno de los partidos
p(ale)olíticos.
Tecnocracia. Gobierno de los autómatas o la
dictadura de los robots.
Micocracia. Gobierno de los hongos y las setas.
Cosmocracia. Gobierno de la noche y el universo.
Ludocracia. Gobierno improvisado con el juego.
Cibercracia. Gobierno de las computadoras
y sus códigos binarios.
74 75
¿Por qué no se puede ser conservador en poesía?
El conservador admite el mundo como es y no ve modo
de mejorarlo. La poesía no sabe de este mundo, sino
de otros. (Respuesta del niño de Andrómeda)
[ declarado ausente
76 77
DECLARATORIA DE AUSENCIA
De conformidad con lo establecido en el expediente
número____, se anula la existencia junto con las
gavetas rotas, aniversarios y capacidad desvalida,
de quien alguna vez respondiera al nombre de _______
___________, a quien se le declara ausente para los
efectos que el Estado dicte con este vértigo lineal
quemando los márgenes de las hojas.
La presente declaratoria tiene fuerza legal más allá
de los espacios donde resista el eco del ausente, como
una pregunta que escapa del alumbrado público durante
la oscilación de la noche. La autoridad beberá las
gotas posteriores de cualquier ráfaga viva, declarará
los bienes mostrencos y vacantes, el nombre libre y
multará a las personas que divulguen el fn radiante
del disipado.
Se tienen por cumplidas las formalidades de
ausencia:
a) Que la persona no haya dejado representante
El procesado desistió de sus zancadas cada vez que
corría para encontrarse, viajó bajo la punta de un
río perdido por todas sus bifurcaciones, cortó sus
frases dentro del incendio de las ideas, interrumpió
poco a poco su declive numerario, abandonó los días
para suspenderse en una recta que aún continúa y es
lanzada en un proyectil contra la noche. El ausente
sigue en la cúspide y nadie permaneció como su
78 79
representante.
b) Que se ignore su paradero
Posiblemente se halla en un límite fulgurante o tras
los vértices tridimensionales del abismo.
c) Que no se tenga certeza de su existencia y de
su fallecimiento
Puesto que la Difuminación es la senda resplandeciente
para buscar el anverso de las cosas, y la persona fue
sometida por el alba monumental en otro amanecer, se
tiene evidencia de su destino luminoso que es diverso
al de la muerte. El individuo vive pero no existe.
Quedan así aclarados los puntos de inexistencia.
.( )
.( )
.( )
LA bUSQUEDA DEL CIUDADANO AUSENTE
La trayectoria es ligera y suave, forma una línea
punteada a partir de la luz de un fósforo. Después
se tensa un látigo incendiando los enlaces vitales.
El intercambio clave para desvanecerse: reventar por
la alta tensión en un espectáculo al aire libre,
estallar en el punto más alto, sin riesgo, como las
cabezas de los fuegos artifciales. Podría decir que
la ausencia viene tras el giro incompleto de la muerte
o el zumbido ensordecedor a fn de extraviarnos entre
todas las cosas.
Hay quienes afrman que es un ciclo idílico a través
de una nada virginal: un océano con continentes de
humo. Se sabe que las personas mantienen pausas y
silencios irrealizables para nosotros, son alcanzadas
súbitamente por un paréntesis interior donde lo vivido
es un pensamiento nuevo que nunca pasa de largo.
¿Quiénes son ellos? 1) Las matrículas sin cifras de
una ciudad, 2) Los ciudadanos vaporizados por hora,
3) Las hileras blancas en el pavimento hecho por la
noche. Sé que siguen allí, en un instante que no
logramos hallar por la urgencia de los días. Señales
existen, siempre en la misma dirección se pronuncian
los testimonios. Escucha sus espaciosos lapsos. Nunca
creí a tantos ausentes bajo mi marca.
Busco a uno de ellos, el más luminoso de mis
hermanos. Su expediente fue leído entre líneas años
atrás, ahora es una pila de hojas blancas que llevo a
todas partes. Nadie recuerda su nombre. Pregunté a los
amigos y familiares, pero sus caras duras disfrazaban
80 81
el pánico dentro de sus bocas. Nunca perdí la confanza,
aunque la gente enmudecía cada vez que las banderas
en mis ojos se doblaron por el sufrimiento, por una
dictadura sorda y sus desaparecidos.
Allí en un ademán pude recabar información.
Allí en el viraje de un gesto bajo las alturas de
la bienaventuranza.
Allí entre los huecos de un monosílabo (sí/no
titubeante).
Allí en el dique fracturado por el sobrepeso
ofcinista.
SEÑAS PARTICULARES DEL AUSENTE:
a) En sus ojeras se llena una bóveda nocturna y
languidece.
b) Levanta su sombra por los corredores sin ningún
recato.
c) Trae la letra “a” entre las vértebras ásperas
de la locura.
d) Calza unos mocasines del 8 ½ donde se refeja él
mismo.
e) Padece de sus facultades desde antes del
desvanecimiento.
********************************************
Soy un escrutador sin patrones fjos
a veces llego a resultados
pero las pistas se detienen o se van
nunca me oyen tras la vía del insomnio
que estiran los párpados con su cuerda.
Recojo los indicios lentamente
y el polvo cubre mis dedos
para ignorar mis huellas dactilares.
¿Qué puedo probar así?
Me dijeron que fuera allá
al otro lado de mis dominios
entre los pliegues y coyunturas
de una noche opuesta:
“Allá estará tu hermano ausente
como un péndulo sin su vaivén
allá estarán también los ciudadanos
que caen juntos sobre el cielo
para desbaratar su composición matinal”.
He venido a desistir
porque no hay nada parecido a su luz
algo con una estela ascendiente
arriba sólo fotará una orca
ya escucho su lamento entre los astros
y ése es mi único indicio.
Aquí estoy sin contrapesos
comencé en la franja de una cornisa
para no acordarme de la tierra frme.
Aquí el océano no se navega
y son mis náuseas producto de la orca
que se agitaba y removía
82 83
mirándome con su único ojo mítico.
Pero ella ponía a prueba
mis sentidos en cada
dedo saliendo de mis manos.
La orca muere poco a poco
y su quejido
es una cadencia
de puntos y silencios.
…. … .. …. .. …. … .. …. .. …. …
.. …. .. …. … .. …. .. …. … ..
…. ..
Sigue el rastro.
El estertor de la ballena es el primer recuerdo.
Llegué rápido al punto frágil
entre el intento de concluir mis oraciones
pero el rastro nunca terminó
y se escapaba más allá
del momento grave y contuso
hasta donde persisten otros signos
de silencio.
No pude interpretar ningún símbolo
aún creía en el talento de las palabras
y su infalible cuerpo de signifcados
aún creía en un mínimo de fortuna
que me da el tálamo de lo escrito
aún creí a la noche como reposo.
No hay camino
cuando las pistas son bocanadas breves
y no sabemos donde respirar.
Soy apenas una voz-llanura
con la escala más simple
de agudos y graves.
Todavía improviso un idioma
para la barbarie tras de mí
no alcanzo a nombrar nada
lo que antes era mi cuerpo
los gatos las máscaras los árboles
ahora son un mismo código
en su periferia no hay siluetas
y doy con una parvada de interrogaciones.
? ?
?? ??
???? ????
???????? ????????
????????? ?????????
???????????????? ????????????????
????????????????????????????????????????
????????????????????????????????
???????????????????
??????????
?????
Las interrogaciones son el segundo recuerdo.
Inició una ceremonia caótica
bajo la noche y su paso
por mis venas invisibles.
Un tramo se llama
“el único encuentro lejano eres tú”
84 85
otro trecho obscuro decía
“líbrate de mí tan pronto como tus conjeturas”
corrí ante las admoniciones
en la curva “al fn alumbrarás una patria”
cerré sin saber los ojos
y olvidé cada vez más.
[ ]
La amnesia es el tercer recuerdo.
***********************************************
Supe poco de mi salida, porque fueron vestigios
inútiles de una visión que no comprendo.
Comprendo apenas la muerte de una ballena, las
preguntas y mi falta de memoria.
Memoria sin mi hermano, el delicado trazo de su vida
no es más que el de un fósforo.
Fósforo sin llegar a nada, aunque así mire a la población
de una cuidad que se sujeta con su lucero.
Lucero de los ausentes, y el apagón sólo será una
teoría de los paranoicos.
Paranoicos, científcos y madres lloran a aquellos con
el cálculo exponencial en días y horas.
Horas, cuando los desaparecidos son nuestros estigmas
y el tiempo una cavidad en el abdomen.
Abdomen, cabeza y extremidades forman la trasparencia
de lo que estoy hecho, y de lo que huye mi hermano.
Salida de mí, poco supe.
86 87
EL DERRUMBE DEL ESTADO MEXICANO
Por Yaxkin Melchy
Con su poemario Los autos perdidos, Manuel de J. nos muestra que si bien el
hombre del siglo XX fue la fcción del ciudadano mundial y de las Constituciones,
la literatura es otro porvenir. Porque hacer fcción de las leyes es solucionarlas
en su ambigüedad que también es poética. De ahí que todo sistema de justicia
sea una interpretación y todo fundamento nacional una obra de la literatura.
Constitucionalizar el verso es constituir el país poético, la bandera, el himno, el
contrato ético bajo el cual nacemos, vivimos y hemos de morir.
Este breve e intenso poemario inicia con el poema Ciudadano Ausente, el cual
nos plantea a priori que los habitantes del texto no tienen cabida en nuestro corpus
nacional simbólico, sino que son invenciones que estuvieron perdidas antes de
que Manuel de J. las escribiera:
Regreso lleno de arena.
Soy un habitante que se sacude
tras salir de un océano nauseabundo.
4
El inicio de la obra plantea un paralelismo que recrea al ciudadano común de
la Ciudad de México con el ciudadano de un país imaginario.
Soy y fui tal vez
un hombre caminando por el Centro,
atento a las mercancías de los escaparates
tan vacíos,
iguales a los números que nunca cruzo
en el calendario
A pesar de estas primeras referencias a la Ciudad de México gradualmente
el lugar y el sujeto se disuelven en un sentimiento de confusión y orfandad. El
efecto que se logra no es de inexistencia, sino de una pérdida de identidad. El
sujeto se convierte así en un fantasma-ciudadano hipotéticamente rastreado a
El texto se nos presenta con la tipografía utilizada en los documentos ofciales del Estado Mexi-
cano, lo cual sugiere otro rasgo de la apropiación que hace el autor.
88 89
través de su huella tangible, papeleo del país letrado, sin embargo la documentación
ofcial que le acreditaría como ciudadano mexicano

está vacía, al buscar entre
los archivos, lo que ocurre es la revelación del personaje-poeta acéfalo, sujeto
problemático para el Estado México que no pudo situarle en coordenadas de
control espacio temporal (Domicilio, fecha de nacimiento), ni en coordenadas de
control genéricas (Sexo). Hay una falta de documentación:
SEXO: ------ >
Domicilio: (artículo 29. … en ausencia de éste, el lugar
donde simplemente resida y, en su defecto, el lugar donde se
encontrase)
Así el poema rebela al poeta contra la legalidad, y posteriormente la anula
porque el tipo de sujeto que se nos plantea no es menos humano pese a no tener
sexo, ni es menos existente pese a no tener domicilio. Esto puede leerse como una
confrontación de la ambigüedad sexual y del nómade versus la Nación sedentaria
y la dialéctica del género.
Procedimiento de ausencia, es un poema con la voz del Estado. En el cual La
Nación legal y letrada confronta al nuevo individuo, lo aniquila, lo ausenta, lo
expulsa:
I. A todo ciudadano se le podrá iniciar el procedimiento de
ausencia sin tener en cuenta el cauce dividido por las aguas
dulces de su mente, la muerte de su padre, la simetría de su
cara, las vocales gordas de su nombre, la edad de sus zapatos y la
capacidad de su cuerpo para sumergirse bajo los crueles motores
en la zona industrial.
El fantasma-poeta se niega a desaparecer, enfrenta la violencia, corre el velo,
se caracteriza con la metáfora.
Arrastraba la existencia como quien carga con un grillete oxidado
En una de las intervenciones públicas del autor, éste creo su propia credencial para
votar, credencial que en México vale como carnet de identidad nacional.
de evidencias, se va hundiendo en la mente hasta aplastar todos
sus pensamientos.
Miraba a la gente cruzar con sus zapatos limpios, sus espaldas
impecables. Envidiaba la felicidad de los perros peleando por una
hembra sin perder nada.
En las ventanas buscó su nariz torcida, sus ojos amarillos
recorriendo los cristales grasosos donde sólo permanecía la muerte
en un refejo que se alargaba por la calle.
El lenguaje aparece como una confrontación entre el Estado que es fcción
totalizadora y el sujeto como poema marginalizado. Es el sujeto quien se apropia
del lenguaje del Estado y lo convierte en una fcción suya. Crece el sujeto por
encima del concepto constitucional, se traga las leyes para convertirlas en
versos, los capítulos en poemas y las cláusulas en voluntades. Podemos hablar de
antropofagia:
CONTRATO DE SEGURO
Que celebran en esta ciudad de condominios anestesiados y glorietas
sucesivas, el sr. MANUEL DE J. que se denomina más con la “J”,
porque el JIMÉNEZ cuelga con su acento sobre un Polo Sur de
millones de patronímicos. La srita. ALMA se fltra por los zapatos
dejando un río olvidado por donde va; sus hombres construyeron ahí
una fortaleza, así creció su apellido TAPIA con los bloques de
lodo de otras paredes. Ambos con capacidad para desdoblarse por
una escalera de caracol que los lleva a un sótano blanco lleno
de cajas vacías. Las partes se sujetan a las disposiciones más
obscuras para meter su cabeza y obligarse a salir vivos.
DECLARACIONES
PRIMERA. Ser una persona física el menor tiempo posible y padecer
más con esta transparencia que crispa todos mis dedos.
SEGUNDA. Estar en pleno goce de mis derechos aunque los malgasté
uno por uno, sin saber la cuenta de lo que ya no es mío.
[…]
Sumando a lo anterior, para mí hay un poema preciso e imprescindible cuyo
90 91
tema es la Ética, la voluntad del sujeto al fundar su propio Estado. Sujeto dual
Manuel-Alma que establece un contrato:
Por su parte, Alma no tiene más deberes que los establecidos
en las siguientes fracciones:
IV. Permanecer lúcida dentro del epicentro de sus
murallas.
V. Resolver cualquier cuarteadura que se dibuje en las
paredes de su nombre.
VI. Llamar a los familiares de la persona en caso de
delirios ocasionados por el enclaustramiento.
Queda así establecido que en el presente contrato no hubo
vicios del consentimiento, mala fe y error posible o imposible
que hagan a las partes perderse en un crucigrama de elecciones.
Si existiera controversia, los contratantes ventilarán sus fobias
en un estrado hecho con los huesos más frmes del sepulcro de sus
ancestros.
____________________ ______________________
Firma del asegurado Firma de la aseguradora
____________________
Único testigo
6
Este poema es el que le da sentido ético a la obra, en ello Manuel de J.
Jiménez funda también la estética de Los autos perdidos, como acto de aparición
del ciudadano poético. No dejo de pensar en qué medida el Estado Mexicano ha
aniquilado la ética del individuo actual. En qué medida la poesía es un combate
de trinchera, con ternura, deslumbre y belleza:
Pintaré con plumones mi título de abogado.
Volveré a memorizar todas las tablas legales
y sus excusas las tendré en la bolsa de mi saco.
Sabré que soy un defensor sin un solo cliente,
que me gustaría más legislar sobre el clima del cielo
cuando confabulo una oración primigenia con mi teclado,
Este poema fue parte de una intervención pública o performance en la que el Autor repartió contra-
tos entre el público asistente al cuál cuestionaba e invitaba a suscribir con su frma este contrato.
haciendo garabatos en el baldío de la hoja.
Aunque no sea libre de ningún servicio,
es más amable la cadencia de mi ser.
Licencia
Licenciarse
Licenciar
Licenciado
Licenciatura
Licencioso
Manuel funda actas, contratos, cláusulas, expedientes con el documento
poético para sustituir aquellos autos que han quedado perdidos. Éste es uno de
los libros con superávit espiritual más importante que ha visto la poesía mexicana
reciente.
No consta en actas:
- La soledad de mis manos cuando se acarician tristes en el
lavabo.
- Las tareas inconclusas por miedo a recortar lo que
pensaba.
- Los cuadernos donde dibujé un continente con el vestido de
mi madre.
- Las clases de inglés por la tarde cuando respiré a
jabones.
- Los célebres apodos de mis amigos del salón sexto C.
- Mis ojos de niño enfermo tras ver la vida en un álbum de
estampas.
Presentación de Pruebas e Inventario, me permiten corroborar que este libro puede
leerse como la fundación de una estética personal genuina que parte de la Ética
del autor. La rebelión de Manuel de J. es más grande que la de muchos poemas
manifestamente rebeldes, y nos recuerda aquellas palabras del cubano Félix Luis
Viera: El poder legislativo es efímero, el poder ejecutivo es efímero, pero la poesía es eterna.
Con ésta, su segunda obra, Manuel de J. Jiménez abogado de profesión,
derrumba de manera singular la escritura del Estado Mexicano para Constituir un
presente poema, un futuro país poético.
92 93
ÍNDICE
[ expediente previo
CIUDADANO AUSENTE 9
PROCEDIMIENTO DE AUSENCIA 14
PLIEGO DE POSICIONES A JOSEF K 18
ITER CRIMINIS 20
LEGISLACCIÓN AÉREA 23
CONTRATO DE SEGURO 25
APUNTES DE UN BURÓCRATA 28
DOCUMENTO FALTANTE 32
PRESENTACIÓN DE PRUEBAS 35
INVENTARIO DE OFICINA 37
[ artículos transitorios
EL SISTEMA LEGAL DEL UNIVERSO 41
PARA RECORTAR NORMAS Y MÁXIMAS 49
LECCIONES DE DERECHO Y CIENCIA POLÍTICA 55
[ declarado ausente
DECLARATORIA DE AUSENCIA 77
LA BUSQUEDA DEL CIUDADANO AUSENTE 79
APÉNDICE
EL DERRUMBE DEL ESTADO MEXICANO
M A N U E L . DE J . J I M É N E Z
(Ciudad de México 1986)
FICHA BIOGRÁFICA
Libro correspondiente a la obra Iuspoética
Último requerimiento: este libro está dedicado a mis padres:
María Elena y Manuel, a mis colegas de C.U. y a la memoria
de Raúl Parra. El autor agradece a Yaxkin Melchy, a Félix
Luis Viera, a Federico Corral Vallejo, a Jorge Robles
Vázquez y a Claudio Antonio Castañeda.
Esta obra se terminó de imprimir
en el año 2009, en México.
Se utilizó tipografía
Courier New 9, 10 y 11
Garamond 10
CIUDAD DE MÉXICO
http://reddelospoetassalvajes.blogspot.com

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->